Implicancias de Teoria de la Relatividad Resumen de las Consecuencias





Haz Clic y Arrastra: Dos Veces "El"


Implicancias de la Teoría Especial de la Relatividad – Resumen de las Consecuencias

albert einstein

1905:Año Maravilloso El Efecto Fotoeléctrico El Movimiento Browiano Antecedentes de la Física – Implicancias de la Teoría  –  Explicación Simple de la Teoría

Las implicaciones de la relatividad especial  

La teoría especial de la relatividad no negaba las teorías de Newton o de Galileo, simplemente las corregía. La relatividad sólo se hacía evidente a velocidades cercanas a la velocidad de la luz.

albert eisnteinA velocidades “normales”, las diferencias en los resultados al utilizar las transformaciones de Galileo y las transformaciones de Lorentz, son tan pequeñas que no se pueden detectar, y es por eso que las implicaciones de la relatividad especial nos parecen tan poco intuitivas. Pero si fuéramos capaces de generar una velocidad suficiente (digamos 3/4 de la velocidad de la luz, por ejemplo), empezaríamos a notar los efectos predichos por la relatividad:  

•  los relojes en movimiento irían más lentos que los estacionarios (no porqué el reloj funcionara más despacio, sino por el tiempo en sí.  

•  los objetos en movimiento se contraerían en la dirección del movimiento.  

•  cuanto más rápido se moviera un objeto, más masa tendría.  

Estos efectos están presentes en nuestra vida diaria, pero son tan increíblemente pequeños que los podemos ignorar perfectamente. Este es el

 porqué de que las transformaciones de Galileo funcionan tan bien, y las podemos seguir utilizando en nuestros sistemas de referencia que se mueven con velocidades relativamente pequeñas.

La relatividad especial también demostraba que la velocidad de la luz es el límite de velocidad universal. De acuerdo con las ecuaciones, cuanto más rápido se mueve un objeto, tanto más se contrae, y más se ralentiza el tiempo, hasta que a la velocidad de la luz, el objeto se ha contraído hasta perder existencia, y el tiempo se ha detenido. En ese punto, nada puede ir más deprisa, y no hay manera de medir, además, su velocidad, ya que el tiempo se ha detenido.

La teoría especial también nos lleva a un concepto que es el preferido de los entusiastas de la ciencia ficción, y a menudo mal entendido por casi todo el mundo: el Continuo espaciotemporal. Las transformaciones de Einstein utilizan tres variables para localizar un suceso en el espacio (x, y, z) y una para localizar el suceso en el tiempo (t).  

En 1908, el matemático ruso Hermann Minkowski demostró ante una audiencia en Colonia, Alemania, que estas cuatro variables describían no un espacio tridimensional y una variable temporal, sino una única geometría cuatridimensional, llamada espacio-tiempo. En la geometría espacio-tiempo, un objeto no tiene largo, ancho y alto, sino que tiene existencia con propiedades definibles de largo, ancho, alto y tiempo, todas ellas interdependientes.

El tiempo es una constante sólo en los sistemas que permanecen en reposo uno con respecto a otro. Por supuesto, en nuestro mundo diario nos movemos siempre con respecto a otros sistemas, pero, hasta que comencemos a movernos a velocidades cercanas a la velocidad de la luz, no es necesario tener en cuenta la corrección temporal cuando conducimos por la autopista.  



Anuncio Publicitario


E = mc2  

Esta ecuación, por la que Einstein será recordado para siempre. fue el tema de su cuarto artículo de 1905, titulado “Depende la inercia de un objeto de su energía?”. Contrariamente a lo que se cree, E=mc² no es la fórmula de la bomba atómica (basta con tratar de construir una utilizándola), sino una descripción de la relación entre masa y energía, dos cantidades que eran consideradas lo bastante independientes como para tener sus propias leyes de conservación. Pero en este artículo, escrito casi como un corolario de la teoría especial de la relatividad, Einstein demostró que son simplemente dos caras de la misma moneda.

Parece una consecuencia razonable de la relatividad el suponer que si el tiempo y el espacio cambian con el movimiento, también lo haga la masa, pero la idea era lo sufi­cientemente extraña para que Einstein se preguntara si “el buen Dios no se estaba riendo y me ha llevado a un callejón sin salida”. Pero el argumento estaba bien fundado, y el artículo de Einstein demostraba que la masa de un cuerpo reflejaba verdaderamente su contenido en energía. La correlación está realizada utilizando, una vez más, la velocidad de la luz al cuadrado, lo que explica por qué no percibimos que nuestra masa varíe cuando caminamos por la calle: el cambio es tan pequeño que se puede considerar inexistente.

Las implicaciones de la equivalencia masa-energía son inmediatamente obvios: un breve vistazo a la ecuación revela que hay una enorme cantidad de energía representada incluso en las masas más pequeñas. Pero los contemporáneos de Einstein poco podían hacer más que especular en cómo podía ser liberada esa energía, y, de hecho, muchos de ellos dudaron de que esa ecuación tuviera alguna finalidad práctica. En aquel tiempo, al menos, sirvió para consolidar dos leyes de conservación, de espacio y de tiempo, en una.

Fuente Consultada:
Einstein y Su Teoría de la Relatividad  Dr. Donald Goldsmith y Robert Libbon – Física Para Poetas – Einstein el Gozo de Pensar M. Balibar




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *