A quien pertenece la Antártida? Población Características






La respuesta es a nadie y a siete países. La Antártida no tiene residentes permanentes y ningún gobierno se ha adjudicado su dominio. De ahí que otras naciones hayan reivindicado diversas áreas de terreno. Algunos aseguran tener más derecho que otros, como Australia, Nueva Zelanda, Argentina y Chile; la Antártida es una prolongación de sus territorios meridionales, mientras que Noruega reclama esta tierra porque fue Roald Amundsen el primero que llegó al polo sur.

Por su parte, el Reino Unido basa sus argumentos en que a Robert Scott le faltó muy poco para alcanzarlo. A su vez, Francia la reclama… bueno, a decir verdad éste es uno de los países cuya reivindicación carece de sentido. Otras ocho naciones, incluyendo Estados Unidos, han instalado estaciones de investigación en el continente, aunque no reclaman tierra alguna.

En 1959, doce países firmaron un Tratado de la Antártida que ponía fin a las reivindicaciones del continente y decía que la tierra sólo podía ser utilizada con fines pacíficos y científicos. Estas nueve naciones eran Argentina, Australia, Bel gica, Chile, Francia, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, Sudáfrica, la Unión Soviética, el Reino Unido y Estados Unidos. Desde entonces, otros países han firmado el tratado. En 1991, otro acuerdo prohibía la extracción de minerales del continente y su venta.

El ozono es una forma especial de oxígeno. Cuando está cerca de la superficie de la Tierra constituye un contaminante tóxico que se convierte en niebla, pero lejos de la superficie forma un fino escudo que resulta esencial para filtrar los perjudiciales rayos ultravioleta del sol.

Sin ozono, haría mucho tiempo que se habrían extinguido todos los seres vivos, incluyendo a los humanos. Una menor cantidad de ozono se traduce en más casos de cáncer de piel, daños en los ojos y otros problemas de salud. También influye muy negativamente en las cosechas y plantas en general.

Es probable que el agujero en la capa de ozono esté provocado por productos tales como los frigoríficos y los aerosoles en spray, que liberan sustancias químicas que «devoran» aquel escudo fundamental para la vida. La mayoría de los países han prohibido la utilización de estas sustancias. Aun así, pasarán cientos de años antes de que la atmósfera recupere su estado original.

Población: Cero! En la Antártida no hay ciudades ni residentes permanentes. Incluso los pingüinos pasan la mayor parte del año en regiones más cálidas. No es pues de extrañar que el «frigorífico» más grande del mundo sea el continente más frío, más ventoso y más seco del planeta. Focas, ballenas y gaviotas acuden en bandadas para alimentarse en las aguas atestadas de peces cerca de la costa, al tiempo que una infinidad de musgos, liqúenes y algunas especies de insectos sobreviven en la Antártida. Científicos de todo el mundo viven allí durante varios meses, aunque no todo el año, para investigar la geología, animales y recursos antarticos.

Debajo del hielo antartico: En 1996, con el uso de un radar, un equipo de científicos descubrió un enorme lago líquido a 4 km por debajo del casquete polar. Con 64 km de anchura y 400 m de profundidad, tiene un tamaño aproximado al del lago Ontario. Asimismo, es muy antiguo. Los investigadores estiman que el agua ha permanecido debajo del hielo entre quinientos mil y un millón de años. Nadie sabe a ciencia cierta la causa por la que esta masa de agua, llamada lago Vostok, no se congela.

Tal vez sea debido al calor geotérmico del subsuelo. La presión de la gruesa capa de hielo superior podrían mantenerlo en estado líquido o protegerlo de las gélidas temperaturas de la superficie. Cualquiera que sea la razón, los biólogos se sienten muy satisfechos. En 1999 descubrieron microbios, diminutas formas de vida viviendo en las antiguas aguas del lago Vostok y similares a las que se podrían encontrar en Europa, una de las lunas de Júpiter.

Grandes Iceberg: En las aguas de la Antártida, los témpanos antarticos son tan grandes como estatuas, ya que se desprenden de las colosales cornisas de hielo situadas en el perímetro del continente. A principios del año 2000 los científicos localizaron el iceberg más grande jamás registrado; se había desgajado de la Cornisa de Hielo Ross. Bajo el agua, su tamaño podría ser diez veces más grande. Es probable que el ingente témpano continúe flotando en las aguas de la Antártida, donde otros monstruos siguen desprendiéndose a diario.

¿Desde cuándo figura en los mapas la Antártida?: Desde hace dieciséis siglos antes de ser descubierta. En el siglo n a.C, el gran geógrafo griego Ptolomeo escribió un libro acerca de parajes desconocidos del mundo (Europa, Asia y el norte de África). En él describía una térra australis incógnita o «tierra meridional desconocida». Al igual que otros filósofos y geógrafos de la época, Ptolomeo estaba convencido de que debía de haber una significativa masa de tierra en el hemisferio sur para equilibrar la tierra conocida en el hemisferio norte. Sin ella, razonaba, el planeta se inclinaría considerablemente hacia un lado.

Esta cuestión no fue constatada hasta el siglo XVIII, cuando el capitán inglés James Cook fue enviado en una misión secreta para desvelar el enigma de una vez por todas. Cook realizó tres viajes entre 1768 y 1779. En dos de ellos llegó hasta las inmediaciones de la Antártida, aunque no lo bastante cerca como para avistar tierra. Sus viajes sugerían la inexistencia de un continente meridional. Algunas islas próximas a la costa antartica fueron avistadas en 1820 por el capitán ballenero Nathaniel Palmer, y finalmente, aquel mismo año, el almirante ruso Bellingshausen descubrió el continente.

Mapa de la Antártida

Tamaño: Quinto continente más grande: 13.809.000 km3
Montaña más alta: Macizo deVinson: 4.897 m
Punto más bajo: Zanja subglacial de Bentley: 2.538 m debajo del nivel del mar y cubierta de una placa de nieve
Temperatura más baja: Vostok Station: -89 °C el 21 de julio de 1983

Fuente Consultada:
Todo Lo Que Hay Que Saber Sobre El Planeta Tierra Kenneth C. Davis


Anuncio Publicitario






OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *