Biografia de Federico Luppi Historia del Cine Argentino Grandes






Biografía de Federico Luppi: Historia del Cine Argentino

GRANDES ARTISTAS ARGENTINOS DEL CINE Y TV

Federico LuppisFederico Luppi: El alterego argentino de los 80.

En los últimos tiempos, Federico Luppi se ha convertido en una figura pública más relacionada a la crítica política que a la actuación, debido a su constante aparición en los medios para exponer su punto de vista en lo que respecta a la realidad social, política y económica de la Argentina.

Por su ideología, es ampliamente criticado desde diversos sectores, que aprovechan cada una de las declaraciones del actor para poner de manifiesto su disconformidad. Pero lo cierto, es que no debemos olvidar la magnitud de su trayectoria, y el talento innato que le ha permitido convertirse en uno de los exponentes más destacados de nuestro cine nacional.

Él mismo, en una reciente entrevista manifestó: “Hice cosas buenas, cosas regulares, cosas malas, meteduras de pata, ¡qué sé yo! Lo que se hizo se hizo como se pudo y no hay más responsables que uno mismo. Me siento feliz de estar vivo a esta edad, de haber pasado tantas cosas en Argentina y todavía poder contarlo. Y me gustaría, sí, en términos un poco fantásticos, descender lentamente por el lado oscuro de la luna, pero con dignidad”.

Dejando de lado sus ideales y postura ante la política de nuestro país, al recorrer la trayectoria de Federico Luppi nos damos cuenta que para la mayoría de los espectadores es uno de los actores nacionales más emblemáticos, ya que además de poseer grandes dotes para la actuación, esto se suma a que fue participe de algunas de las películas más importantes del cine argentino, sobre todo en los inicios de la década del ochenta, como aquellas memorables “Tiempo de Revancha”, “Plata Dulce”, “Últimos Días de la Víctima”, “El Arreglo”, entre una larga lista.

Esto hace inevitable que cada vez que veamos el rostro de Luppi nos quedemos a la espera de las típicas “puteadas” de sus personajes, aquellas tan bien colocadas y expresadas que siempre eran el estímulo adecuado para que los espectadores aplaudieran con un gran goce, como aquella que se convirtió en uno de los hitos de nuestro cine, cuando en “Plata dulce” Luppi se para frente a Gianni Lunadei y le grita: “¡Arteche y la puta madre que te parió!”.

La historia de Federico Luppi comienza en la ciudad de Ramallo, ubicada en la Provincia de Buenos Aires, precisamente el 23 de febrero de 1936, día en que llegó a este mundo con una misión bien definida: ser actor. Esa siempre fue su principal meta, y aunque el éxito le llegó de grande, aún continúa demostrando que nunca pierde vigencia. Durante su juventud se dedicó a diversos trabajos que le permitían vivir dignamente, mientras comenzaba a incursionar en el teatro.

Allí llegó su primer trabajo cinematográfico, con un pequeño papel en la película “Pajarito Gómez” de Rodolfo Kuhn, estrenada en 1965. Luego de aquella llegaron algunos filmes más, hasta que en el año siguiente se produjo su verdadera consagración cinematográfica, cuando protagonizó junto a Elsa Daniel el filme “El romance del Aniceto y la Francisca”, del gran Leonardo Favio.

Con los años llegarían los grandes protagónicos en películas como “La Patagonia Rebelde”, “Juan que reía”, “Tiempo de revancha” y las anteriormente mencionadas de la década del ochenta. Por otra parte, su talento y ductilidad lo llevó a convertirse en un lugar común de las películas del director argentino Adolfo Aristarain, y transformarse poco a poco en un referente internacional, siendo incluso el favorito de muchos directores, como es el caso del mexicano Guillermo del Toro, con quien Luppi trabajó colaborando en películas de la talla de “La invención de Cronos”, “El espinazo del diablo” y “El laberinto del fauno”.

Debido a los problemas económicos surgidos en la Argentina dirigida por el entonces presidente Carlos Menem, y viéndose afectado por dicha situación, Luppi decidió radicarse en España en 2001, comenzando allí una importante carrera no sólo en cine, sino también en teatro y televisión.

Por otra parte, en aquel país europeo Federico Luppi también se dio el gusto de incurrir en la labor de director, actividad que desarrolló en el filme “Pasos” en 2004, protagonizada por las actrices Ana Fernández y Susana Hornos.

Su gran talento le ha permitido alcanzar algunos de los galardones más importantes del ámbito cinematográfico, y actualmente es el actor que ostenta el récord de ser el argentino con mayor cantidad de Premios Cóndor de Plata en la categoría de Mejor Actor, ya que lo obtuvo en seis oportunidades. Hasta el momento, su último premio fue un Martín Fierro en el año 2009, por su participación especial en ficción por “Tratame bien”.

A sus 75 años, Luppi es considerado uno de los referentes más importantes de nuestro cine, y al mismo tiempo él se asegura que ha tenido una vida muy interesante: “He tenido una muy buena vida, pero no importa tanto lo que uno pueda contar sino cómo lo cuenta. A lo mejor las memorias sobre un hecho importante que yo haya vivido lo cuenta alguien con menos espesor dramático y lo cuenta mejor. Y parece, de hecho, una mejor historia. Es el cómo, siempre. No el qué”.





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *