Boeing 727 Características tecnicas Historia de su Construcción






Boeing 727 – Características

Boeing B-727
Indudablemente, el avión comercial más afortunado de los últimos veinte años, el Boeing 727 ha conquistado una envidiable primacía: la de ser el avión de transporte civil más vendido en cifras absolutas, en el mundo occidental. Desde 1963, año en que se iniciaron las entregas a las compañías, hasta finales de 1981, este valioso y versátil trirreactor ha sido solicitado en más de 1.800 unidades, con una flota operativa superior a las 1.700 unidades.

El límite de los 1.500 aviones entregados fue alcanzado el 2 de julio de 1979, con un avión destinado a la compañía United Air Lines. Desde el punto de vista estrictamente financiero, el programa B-727 ha resultado el más impresionante de la historia de la aviación comercial. Fue precisamente un 727, en agosto de 1981, el avión de reacción número 4.000, de línea, entregado por la Boeing.

Boeing B-727


Los estudios preliminares para la definición de un avión de transporte destinado al corto y medio radio de acción, con el cual acompañar la actividad del 8-727, fueron iniciados por Boeing en febrero de 1956. En aquella época, se levaban adelante investigaciones análogas en Gran Bretaña, y, en particular, los proyectos más interesantes eran los realizados por la compañía Bristol (modelo 200), por Avro (modelo 740) y por deHavilland (modelo 121).

Se trataba, en los tres casos, de aviones bastante semejantes en la configuración general y se caracterizaban por, la adopción de tres propulsores, uno de los cuales iba instalado en la cola, en la raíz de la deriva vertical. En 1959, los intereses comunes impulsaron a Boeing y a de Havilland (cuyo proyecto había sido elegido por la compañía de bandera británica) a explorar las posibilidades de una cooperación, pero, tras un intercambio de visitas técnicas y de informaciones, la idea fue abandonada y las dos sociedades prosiguieron separadamente en el desarrollo de los respectivos programas.

La ocasión, desde muchos puntos de vista, representaba una gran posibilidad para la industria aeronáutica británica y el hecho de haberla dejado perder resultó un gran error, tanto desde el punto de vista técnico, como desde el punto de vista comercial, ya que el Trident, que era el avión directamente competitivo del B-727 construido en Gran Bretaña, no tuvo un gran éxito internacional y se encontró el mercado prácticamente bloqueado por el más valioso producto norteamericano.

El B-727 —que fue anunciado el 5 de diciembre de 1960— era, en efecto, considerablemente mayor y más potente, tenía mayor capacidad de combustible y ofrecía mejores prestaciones operativas. Estas características de base fueron utilizadas posteriormente, mediante una inteligente obra de actualización, que, a través de las diversas series de producción, hizo posible el incremento de más del 60% del peso a plena carga, de casi el 30% de la autonomía y del 45% de la capacidad original de pasajeros.

El primer prototipo del 727 voló el 9 de febrero de 1963 y la producción de la serie inicial (100) empezó inmediatamente. El avión obtuvo la certificación el 24 de diciembre y, poco más de dos meses después, el 1 de febrero de 1964, entró en servicio regular de línea con los colores de, la compañía Eastern.

Acuciada por las peticiones, Boeing no vaciló en poner la producción a un régimen bastante elevado: entre las 80 y las 100 unidades al año, y en introducir continuas modernizaciones destinadas a aumentar la flexibilidad operativa del avión.

En 1964 fueron anunciadas las versiones 100 C (carga), caracterizadas por una amplia compuerta para la carga de las mercancías, por un suelo reforzado y, sobre todo, por la posibilidad para la compañía de poder transformar, en menos de dos horas, la configuración del avión carguero en totalmente de pasajeros o mixto y viceversa. Estos tiempos fueron restringidos drásticamente en la versión posterior 100 QC: apenas 30 minutos para adaptar el 727 a las exigencias específicas del transportista.

Sin embargo, la serie de mayor producción fue la 200, anunciada por Boeing en agosto de 1965 y que apareció como prototipo el 27 de julio de 1967. Característica principal del nuevo 727 era el aumento de la capacidad de
pasajeros (que pasó de 130 a 189), obtenida mediante un vistoso alargamiento del fuselaje (cerca de 6 metros). El peso máximo aumentó en más de 11 toneladas respecto a las unidades iniciales de producción y, en consecuencia, se adoptaron también propulsores con una potencia considerablemente superior.

Las sucesivas mejoras llevaron, algunos años después, a una nueva versión del 727, denominada Advanced 200, en la cual se realzaron, más aún, las ya notables características operativas del trireactor. Boeing anunció la iniciativa el 12 de mayo de 1971 y comenzó las entregas en junio del año siguiente. Además del considerable incremento en la capacidad de combustible y en la autonomía, en el nuevo avión se instalaron motores más potentes (y también más silenciosos), que hicieron posible el aumento del peso, a plena carga, a 95 toneladas, casi 23 más que los 727-100 de producción inicial. Además, los interiores fueron sometidos a una radical obra de modernización y proyectados de nuevo completamente.

La versión de base fue acompañada, en 1977, por una variante convertible más actualizada, designada 727-200 C y caracterizada por una capacidad de 137 pasajeros en configuración mixta; preparado como carguero exclusivamente, el avión es, en cambio, capaz de alojar en la bodega 11 contenedores normalizados, con un peso total, de pago, superior a las 20 toneladas, asegurando una autonomía de 3.150 kilómetros.

Especializada en el  transporte exclusivo de mercancías, fue en cambio, la versión 200 F, anunciada a comienzos de los años ochenta, provista de propulsores de reducido consumo de combustible y capaz de transportar una carga de pago de más de 28

Con su éxito excepcional de mercado —la unidad número 1.816 del 727 fue solicitada en noviembre de 1981 por la compañía Air Algerie—, el trirreactor de Boeing está hoy presente en todos los aeropuertos del mundo y con los coló-, res de una multitud de compañías, no sólo las principales internacionales, sino también transportistas charter y privados. La vida operativa de este avión está proyectada para que perdure unos años, aunque a partir de 1983, el 727 empezará a notar la competencia del 757, más moderno y económico, y desarrollado por la misma Boeing.

Características Avión: Boeing B-727-200
Constructor: Boeing Commercial Airplane Co.
Tipo: Transporte civil
Año: 1967
Motor: 3 turborreactores Pratt & Whitney JT8D-9A, de 6.580 kg. de empuje cada uno
Envergadura: 32,92 m.
Longitud: 46,69 m.
Altura: 10,36 m. x.
Peso al despegar: 83.820 kg.
Velocidad de crucero: 953 km./h. a 6.705 m. de altitud
Techo máximo operativo: 10.060 m.
Autonomía: 4.260 km.
Tripulación: 6-7 personas
Carga útil: 189 pasajeros


Anuncio Publicitario


Puedes leer un libro sobre esta maravilla aérea del autor Roberto Blanc, que gentilmente lo ha enviado para que sea compartido con los navegantes interesados en el tema:

libro sobre el concorde

 





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *