La Celula y la Clonacion Humana Teoria Celular Partes Definicion


INTRODUCCIÓN: Salvo contadas excepciones, las células son diminutas. Su forma es muy variada: algunas son esféricas, otras son prismáticas y otras tienen forma cilíndrica. Básicamente, encontramos dos tipos de células: las células procariotas, sin núcleo, y las eucariotas, con núcleo. La célula es la unidad mínima de la vida. Para poder estudiarla necesitamos utilizar el microscopio. En la foto, una célula observada al microscopio electrónico.

Forma y tamaño de las células
La forma de las células es muy variada: cilíndrica, esférica, estrellada, de disco, etc. Siempre tienen volumen, solo unas pocas son planas. En el ser humano existen aproximadamente 75 billones de células. Sin embargo, no todas poseen la misma forma. Hay células cilíndricas, cúbicas, aplanadas (las células de la piel), esféricas (los glóbulos blancos), bicóncavas (los glóbulos rojos), fusiformes (las células musculares), estrelladas (las neuronas), etc. El tamaño de las células también es muy variable; una bacteria puede medir 1-2 micras, mientras que una célula nerviosa de ballena mide varios metros.

Introducción: La Célula Humana:

• La célula es la unidad mínima de un organismo, capaz de actuar en forma autónoma para mantenerse viva.

• Tiene capacidad de duplicarse por sí solas.

• Todos los organismos vivos están compuestos por células.

• Las bacterias y protozoos son organismo vivos que poseen sólo una célula.

• Los animales y plantas constan de millones de células organizadas en tejidos y órganos.

• Los virus que realizan muchas de las funciones de las células no son considerados seres vivos.

• Tienen formas y tamaños muy variados desde menos de 1 micra (millonésima parte de un metro) hasta de varios metros.

Composición Elemental:

Se compone básicamente de:

1- Un núcleo, que contiene uno o dos nucleolos. El núcleo se halla rodeado de una membrana llamada nuclear.

2- El Citoplasma, que contiene otros organoides y que rodea al núcleo. También contiene gran cantidad de agua. Este citoplasma está rodeado exteriormente por una membrana plasmática o celular, que la separa del ambiente circundante.

LA TEORÍA CELULAR: Schleiden, en 1838, comunicó sus trabajos sobre la estructura microscópica de las plantas y concluyó que todas estaban formadas por células, y Schwann, en 1839, extendió esta conclusión a los animales. Surgió entonces la teoría celular, que tenía los siguientes principios:

1. Todos los seres vivos están constituidos por una o mas células; es decir, la célula es la unidad morfológica de todos los seres vivos.
2. La célula es capaz de realizar todos los procesos necesarios para permanecer con vida; es decir, la célula es la unidad fisiológica de los organismos.
3. Toda célula proviene de otra célula.
4. La célula contiene toda la información sobre la síntesis de su estructura y el control de su funcionamiento y es capaz de transmitirla a sus descendientes; es decir, la célula es la unidad genética autónoma de los seres vivos.

Esquema Básico de una Célula:

Características del Núcleo:

En el núcleo se encuentra ‘la sala de comando” de la célula, es decir aquí se encuentra toda la información necesaria para su desarrollo y reproducción. Generalmente poseen un solo núcleo, pero pueden existir células con dos o más núcleos, o bien células sin núcleos como es el caso de los glóbulos rojos.

Membrana Nuclear: separa el citoplasma del carioplasma , es porosa y la cantidad y diámetro de los mismos depende de la actividad celular.

Nucleolo: es un cuerpo esférico pequeño que cambia constantemente de forma y tamaño. Puede haber uno o dos y posee grandes cantidades de ARN (ácido ribonucleico).

Carioplasma: es una sustancia viscosa como un gel y contiene sales, aminoácidos, enzimas, ácido nucleico, nucleóticos, etc.

Cromatina: es el material genético (ADN) y se presenta como un ovillo de hilo, y controla la actividad celular.

Citoplasma: El citoplasma es una sustancia rica en agua y posee organoides como: mitocondria, lisosoma, centríolos, vacuolas, etc.

Metabolismo:

En el interior de una célula se producen una serie de combinaciones químicas que les permite:

• Crecer.

• Producir energía.

• Reproducirse.

• Mantener su identidad.

• Eliminar residuos.

Al conjunto de estas reacciones químicas se les denomina: metabolismo.

Reproducción Celular:

Cada célula mantiene su proporción volumen/superficie, y cuando alcanzan un tamaño en que el volumen ha aumentado mucho en comparación a sus superficie, comienza un proceso de división llamado mitosis que crea otra célula con idénticas características de la primera.

El ADN que contiene el núcleo es el responsable de controlar el crecimiento, funcionamiento y reproducción de la célula.

El ARN y ADN son llamado ácido nucleicos porque fueron detectados por primera vez en el núcleo de células vivas.

ARN: ácido ribonucleico

ADN: ácido desoxirribonucleico y se cree que aparecieron sobre el planeta hace 3.000 millones de años, cuando surgieron las primeras formas de vida elementales.

Están en el núcleo y tiene dos funciones principales:

• Trasmiten las características genéticas a la siguiente generación.

• Sintetizan proteínas específicas, o sea producen las proteínas necesarias para su desarrollo. (las proteínas son una combinación de los 20 aminoácidos que existen en la naturaleza)

Estructura del ADN:

Cada molécula de ADN está constituida por dos cadenas o bandas formadas por un elevado número de compuestos químicos llamados nucleótidos. Estas cadenas forman una especie de escalera retorcida que se llama doble hélice. Cada nucleótido está formado por tres unidades:

• Una molécula de azúcar llamada desoxirribosa.

• Un grupo fosfato.

• Y uno de cuatro posibles bases nitrogenadas llamados: adenina (abreviada como A), guanina (G), timina (T) y citosina (C).

Los nucleótidos de cada una de las dos cadenas que forman el ADN establecen una asociación específica con los correspondientes de la otra cadena. Debido a la afinidad química entre las bases, los nucleótidos que contienen adenina se acoplan siempre con los que contienen timina, y los que contienen citosina con los que contienen guanina

La molécula de ADN es la portadora de la información genética, y esta información se halla en segmentos de ADN, llamados Genes.

Gen: es una secuencia de nucleóticos que codifica una proteína determinada.

En el núcleo el ADN se encuentra en hebras enmarañadas, y tiene como misión la de controlar la duplicación durante la mitosis, luego de producida la nueva célula, la cromatina se condensa y forma los cromosomas.

Cromosoma: nombre que recibe una diminuta estructura filiforme formada por ácidos nucleicos y proteínas presente en todas las células vegetales y animales.

El cromosoma contiene el ácido nucleico, ADN, que se divide en pequeñas unidades llamadas genes. Éstos determinan las características hereditarias de la célula u organismo. Las células de los individuos de una especie determinada suelen tener un número fijo de cromosomas, que en las plantas y animales superiores se presentan por pares. El ser humano tiene 23 pares de cromosomas.

En estos organismos, las células reproductoras tienen por lo general sólo la mitad de los cromosomas presentes en las corporales o somáticas. Durante la fecundación, el espermatozoide y el óvulo se unen y reconstruyen en el nuevo organismo la disposición por pares de los cromosomas; la mitad de estos cromosomas procede de un parental, y la otra mitad del otro. Es posible alterar el número de cromosomas de forma artificial, sobre todo en las plantas, donde se forman múltiplos del número de cromosomas normal mediante tratamiento con colchicina.

Mediante un proceso llamado MEIOSIS, a partir de la célula madre se obtienen 4 nuevas células con la mitad de los cromosomas, de las cuales 3 se degeneran y queda sólo una gameta, denominada óvulo en la hembra y espermatozoide en el hombre.

Ampliación Cromosomas: Hemos dicho que el núcleo es el que controla la célula; no solamente el trabajo, sino también su formación y estructura. El nucleoplasma contiene una cierta cantidad de un material denso, que en ciertos períodos (asociados con la reproducción de la célula) se hace más visible en forma de trazos. Este material constituye los cromosomas. Con algunas importantes excepciones, todos los núcleos de las células humanas tienen 46 cromosomas. Cada uno puede acoplarse con otro de forma que realmente lo que hay son 23 pares de cromosomas.

Las células de ratón tienen 20 pares, mientras que las de guisante tienen 7 pares. Morgan y otros investigadores encontraron que la mosca de la fruta, Drosophila, tiene en sus glándulas salivares cromosomas gigantes. Descubrieron que estos cromosomas poseen determinadas zonas claras y oscuras, que ahora se saben representan los genes. Éstos son las unidades básicas de la herencia.

Cada gen, o grupo de genes, controla una apariencia del cuerpo; por ejemplo, el color del pelo. Se piensa que cada gen está compuesto de complicados ácidos nucleicos, como el desoxirribonucleico (DNA). Pequeños cambios en la composición o disposición de las moléculas ocasionan variantes en los efectos del gen. La estructura complicada del gen le permite almacenar una gran cantidad de información. Lo que hemos dicho anteriormente es sólo un esbozo de los cromosomas y genes. (puede ampliar)

FUNCIONES DE NUTRICIÓN: La célula está en constante actividad y en su interior se realizan continuamente complicadas reacciones fisicoquímicas, necesarias para el mantenimiento de la vida. Se da el nombre de metabolismo al conjunto de todas estas reacciones, que comprenden dos procesos contrarios: uno, constructivo de asimilación (anabolismo), y otro, destructivo, o de desasimilación (catabolismo). Para que la asimilación se verifique, es necesario la penetración en la célula, desde el exterior, de determinados materiales que se trasforman después en sustancias propias.

Existen muy pocas células que puedan tomar como alimento cuerpos sólidos; la mayoría se nutren por absorción de sustancias líquidas, o disueltas a través de la membrana.

Estas sustancias son luego sometidas a digestiones intracelulares, para poder entrar a formar parte de la materia viva. El proceso de desasimilación pone después en libertad la energía de que son portadoras estas sustancias. Como consecuencia de estas desintegraciones se producen materiales inservibles para la célula, que ésta expulsa al exterior mediante el proceso de excreción.

Existen células que pueden asimilar el carbono del CO2 a partir del aire, y formar compuestos carbonados; se denominan autótrofas y son todas las que poseen clorofila. Existe un corto número de células autótrofas que no poseen clorofila; entre ellas están las bacterias nitrificantes y sulfídricas. Las células que no pueden asimilar el C02 se ven obligadas a ingerir sustancias carbonadas, y se llaman heterótrofas.

DIVISIÓN DEL TRABAJO FISIOLÓGICO
Los organismos que nos son más conocidos son pluricelulares. En un organismo unicelular como, por ejemplo, la ameba, su única célula realiza todas las funciones necesarias para la vida. En cambio, en un organismo pluricelular, grupos de células asociadas se encargan de realizar una sola función, y esto trae consigo una división del trabajo fisiológico. Así, por ejemplo, en el hombre, para realizar una función hay diversos órganos, y cada uno está constituido por células asociadas y diferenciadas, especialmente aptas para su trabajo respectivo. Las masas de células formadas por la asociación de éstas en un orden constante, con propiedades estructurales, fisiológicas y químicas semejantes, se llaman tejidos.

La especialización de las células
En en cuerpo humano podemos observar muchos tipos de células especializadas. Por ejemplo, los glóbulos rojos de la sangre están especializados en transportar el oxígeno y llevarlo a las demás células del cuerpo. Las células musculares del corazón se han especializado en el movimiento: se contraen y se relajan continuamente, de manera que el latido cardíaco se mantiene durante toda nuestra vida. Las neuronas o células nerviosas se dedican a transmitir y almacenar información

PASAR EL MOUSE SOBRE LAS PARTE DE LA CÉLULA:

CÓMO SE ESTUDIAN LAS CÉLULAS Y LOS TEJIDOS
Existe una serie de técnicas para preparar los materiales a observar; aquí citaremos solamente algunas.

Fijación. La observación se realiza matando las células por medio de líquidos especiales llamados fijadores. Después, en general, se cortan con ayuda de instrumentos especiales, llamados micrótomos.

Coloración. Después de obtenidos los cortes, se tiñen con determinados colorantes. Unos tiñen el núcleo, otros los cromosomas, etc.

Microdisección. Con esta técnica se pueden eliminar determinadas partes de las células y tejidos, mediante aparatos especiales, llamados micromanipuladores. que se colocan en el microscopio y se accionan mediante tornillos.

Microforografíca La fotografía presta también grandes servicios a la investigación, en este campo. Se coloca una cámara adaptada al microscopio, y se la ilumina adecuadamente. Naturalmente, existen otros procedimientos para la observación de células y tejidos; pero sólo hemos descrito los más importantes.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Powered by sweet Captcha