Legado de Alejandro Magno Influencia de los griegos en occidente





Haz Clic y Arrastra: Dos Veces "El"


Legado de Alejandro Magno Influencia de los Griegos en OccidenteALEJANDRO MAGNO

El legado de Alejandro
El poder de Alejandro no desapareció con su muerte. Sus seguidores duraron más de un año fabricando un carro funerario de una ornamentación asombrosa. Mientras trabajaban, el cuerpo de Alejandro permaneció cubierto de miel (que se usaba como preservativo,, porque cualquier cosa sumergida en ella quedaba sin oxígeno, impidiendo así la descomposición o el mal olor).

Los dolientes cargaron en el carro el ataúd imperial y comenzaron una lenta y tediosa procesión fúnebre hacia Macedonia, distante 2.400 kilómetros hacia el este, para enterrarlo allí. Nunca llegaron, sin embargo.

Tolomeo, uno de los generales de Alejandro, nombrado gobernador de Egipto, desvió la procesión hacia Alejandría, una de las ciudades bautizadas con su nombre por el conquistador. Allí, la mera posesión del cuerpo de Alejandro le bastó a Tolomeo para proclamarse gobernante por derecho propio. Fundó así la dinastía tolemaica de Egipto, que continuó hasta que su descendiente Cleopatra VII se suicidará con una serpiente en el año 30 d.C.

Alejandro bien puede haber sido la primera superestrella del mundo. Todos lo conocían, por lo menos según el historiador griego Arriano, quien escribió una biografía de Alejandro cerca de 200 años después de su muerte, en la que declara:

“Porque creo que no había en ese tiempo ninguna raza humana, ningún individuo, a quienes no hubiera llegado el nombre de Alejandro”.

Uno de los logros de Alejandro reside en la difusión de esa peculiar y contagiosa manera griega de interrogarse y de pensar sobre el mundo. Los orgullosos macedonios, dicho sea de paso, objetan la ligereza con que se suele dar a Alejandro el calificativo de griego. Con todo, Alejandro diseminó las actitudes griegas. Alejandría era, en Egipto, un centro de la cultura helenística, término que se refiere a la difusión de las ideas y el idioma griegos, más allá de las ciudades-estado, y a su vigencia en épocas muy posteriores.

Las ideas griegas — racionalismo, democracia, individualismo, ciudadanía, libre discusión, y la curiosidad nacida de la filosofía — se infiltraron para siempre en otras culturas. La filosofía se convirtió en piedra angular de la ciencia, y el enfoque científico llegaría a ser en el mundo moderno la herramienta primaria para interpretar la realidad. De esta suerte, los griegos del periodo clásico ejercen todavía una vigorosa influencia en la vida del siglo XXI

LOS DIÁDOCOS
A su muerte, Alejandro dejó una mujer encinta, que dio a luz a un hijo, Alejandro IV. El gobierno del imperio quedó en manos de sus generales, los diádocos («sucesores»). Pertenecientes a la nobleza macedónica, integraban la caballería de élite de los hetairoi («compañeros»), a la vez grupo de camaradas, estado mayor militar y candidatos a altos cargos. Se repartieron las satrapías, aunque no tardaron en enemistarse. En principio, los conflictos fueron causados por aquellos que deseaban restablecer la unidad en su provecho.

El regente Pérdicas (321 a.C.) y luego el sátrapa de Frigia, Antígono Monoftalmos (301 a.C.), intentaron esta empresa, pero fracasaron.

Las guerras ocurrieron tras el reparto de las zonas de influencia. Tolomeo I en Egipto y Seleuco en Asia fueron los grandes vencedores de esta lucha (301 a.C.), seguidos por Antígono Gonatas, nieto de Monoftalmos, en Macedonia (276 a.C.). Después de la muerte de Alejandro IV, los diádocos se apoderaron del título de rey (305 a.C.).

PARA SABER MAS...

DESEOSO DE conseguir una fama perdurable, Alejandro (356 a.C.-323 a.C.) forjó el mayor imperio del mundo antiguo. Pero cuando sólo contaba 33 años de edad, después de un gran banquete, cayó enfermo y murió. Las leyendas sobre sus proezas se cuentan en casi todas las lenguas, pero el legado de Alejandro va más allá de sus victorias militares.

LA EXPANSIÓN DE LA CULTURA GRIEGA De niño, Alejandro Magno fue alumno del filósofo griego Aristóteles (384 a.C. -322 a.C.) y estaba tan orgulloso de su propia herencia cultural que decidió extender las ideas griegas por todo su imperio. Alejandría, fundada por Alejandro en el 332 a.C., se convirtió en la capital de la civilización griega durante el gobierno de los tolomeos.

EXPLORACIÓN Y EXPANSIÓN
Conforme avanzaba en sus conquistas, Alejandro Magno trazó mapas de territorios desconocidos para el mundo occidental, fundó más de 70 ciudades y abrió nuevas rutas comerciales. Aquel imperio tan rápidamente conquistado se mantuvo unido hasta su muerte, porque él era la principal fuerza que lo mantenía unido. Sus exploraciones hicieron progresar notablemente los conocimientos de geografía e historia natural que se tenían hasta entonces.



Anuncio Publicitario


MATRIMONIO MIXTO
Alejandro quiso unir lo mejor de la cultura asiática con lo más sobresaliente de su herencia griega. Sus planes eran establecer asiáticos en Europa y europeos en Asia y animó a sus soldados para que se casaran con mujeres nativas. Unió en matrimonio a sus dos mejores amigos con dos hijas del vencido príncipe persa Darío III (muerto en el 330 a.C.) y 80 de sus oficiales se casaron con mujeres nobles. Los 10.000 soldados de Alejandro que se casaron con mujeres nativas recibieron generosas dotes. El propio Alejandro se unió en matrimonio con la hija del rey de Bactra, la princesa Roxana.

EL INCENDIO DE PERSÉPOLIS Pero a pesar de la tolerancia demostrada con las otras culturas, todavía no está claro por qué Alejandro decidió incendiar Persépolis, la capital de la monarquía persa. Se dice que quería vengarse por la destrucción de Atenas realizada por los persas en el 480 a.C., pero también se dice que cuando dio la orden estaba borracho. Cualquiera de las dos posibilidades es verosímil porque, a pesar de todas sus nobles intenciones, Alejandro, el noble griego, también era Alejandro, el duro militar.




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *