Los Alimentos Sanos Y Saludables Nutritivos Propiedades Para el Cuerpo




ALIMENTOS SALUDABLES MAS IMPORTANTES


LA DIETA VEGETARIANA: Generalmente se cree que una dieta vegetariana es muy sana, y puede ser cierto. Sin embargo, si usted (o algún miembro de su familia) piensa convertirse en un vegetariano debe conocer los posibles inconvenientes además de disfrutar de los beneficios que aporta el hecho de prescindir de la carne.

En la actualidad, el 25 % de los hogares cuentan con un miembro vegetariano. El mercado de alimentos «sin carne» crece con una velocidad del 90 % al año, y al menos el 25 % de las mujeres de entre 16 y 24 años son vegetarianas. Desde el punto de vista estadístico, si decide convertirse en vegetariano (sin comer carne ni pescado de ningún tipo), elegirá una opción que debería aumentar su perspectiva de una vida larga y sana. Varios estudios llevados a cabo durante la última década coinciden en que, comparados con los no vegetarianos, los vegetarianos padecen un 30 % menos de enfermedades cardíacas, hasta un 40 % menos de cáncer, el 20 % menos de muerte prematura, menos obesidad, menos hipertensión y menos enfermedades en general.

Sin embargo, las estadísticas no siempre son tan transparentes como puede parecer. Estos resultados también esconden el hecho de que la mayoría de vegetarianos practican un estilo de vida cuyos factores inciden directamente en su salud. Por ejemplo, muchos no fuman, y el nivel de alcoholismo entre los vegetarianos es bajo. Además, como están más preocupados por llevar una vida saludable, realizan más ejercicio.

Las beneficios de una dieta vegetariana quizá no se deban exclusivamente a que no contiene carne. Pueden derivar, por ejemplo, del consumo más elevado de alimentos de origen vegetal (frutas y verduras frescas, cereales y legumbres), con lo que la dieta se acerca más al modelo mencionado en las páginas anteriores de este capítulo: más hidratos de carbono, más fibra, más vitamina C, más fotoquímicos.

En general, los vegetarianos pesan menos que los no vegetarianos, y la ingesta más reducida de calorías también se ha relacionado con una esperanza de vida mayor. La dieta vegetariana es, asimismo, más rica en grasas insaturadas (aunque no siempre) y en ácidos grasos esenciales que la dieta de una persona que consume carne.

En realidad, otras estadísticas apoyan la teoría de que no sólo es el hecho de prescindir de la carne el que procura los beneficios para la salud que obtienen los vegetarianos. Por ejemplo, se han encontrado beneficios similares a los de la dieta vegetariana en personas no vegetarianas que consumen grandes cantidades de frutas y verduras, y pocos productos lácteos. La población de la isla griega de Creta cuenta con una tasa de enfermedades cardíacas, cáncer, obesidad y muerte prematura extremadamente baja: allí consumen carne con moderación y una cantidad de pescado superior a la media.

Este dato resulta significativo, ya que muchos vegetarianos, a pesar de no tomar grasa saturada procedente de la carne, consumen tanta grasa de este tipo como los consumidores de carne puesto que sustituyen la proteína de ésta con un aumento en la ingesta de productos lácteos (queso, leche) y de huevos. Todavía hay numerosos vegetarianos que toman muy pocas frutas y verduras frescas, y que subsisten a base de una versión vegetariana de la «comida basura». Los adolescentes vegetarianos parecen especialmente dados a seguir una dieta desequilibrada y/o con poca variedad.

La conclusión que parece desprenderse es que una dieta sana (ya sea vegetariana o no) es aquella rica en alimentos vegetales naturales (frutas y verduras frescas, cereales, frutos secos, semillas, legumbres), fuentes de proteínas bajas en grasa y de grasa no animal, y aceites naturales. Toda dieta vegetariana que encaje en este perfil será una dieta sana. Si va a empezar una dieta vegetariana, debe tener en cuenta los siguientes puntos:

* No deje de comer carne sin sustituirla por otras fuentes de nutrientes importantes que la carne contiene, en especial proteínas, selenio, hierro y vitaminas del grupo B.
* No utilice los productos lácteos como sustitutos de la carne. Si lo hace, es probable que consuma demasiadas grasas saturadas. No obstante, los productos lácteos desnatados son aconsejables: proporcionan calcio y proteínas.

Los huevos constituyen una buena fuente de hierro y vitaminas, y también aportan proteínas. No obstante, como contienen grasas saturadas y colesterol, no conviene abusar de ellos, sobre todo en el caso de las personas a quienes el médico les haya aconsejado una dieta baja en colesterol y en grasa.

* Tome abundantes fuentes vegetales de proteínas, como legumbres variadas y productos a base de soja (por ejemplo, el tofú). Si le gustan, también puede consumir proteínas vegetales texturadas (PVT).El quorn es un alimento proteínico elaborado con una micro proteína sintética, similar a la proteína de los champiñones.

* Asegúrese de que su dieta incluya muchas fuentes vegetarianas de hierro, selenio y calcio. La carne roja es rica en hierro de fácil absorción (hierro haem); el hierro de origen vegetal (no haem) no se absorbe tan bien, pero una dieta vegetariana cuidada puede proporcionar una cantidad suficiente.



Anuncio Publicitario


En un estudio reciente, se ha descubierto que los niveles de selenio son bajos en los ovolactovegetarianos y los vegetarianos estrictos, aunque este dato varía según la zona. Los vegetarianos que reducen el consumo de productos lácteos pueden tener problemas para mantener la ingesta de calcio necesaria, por lo que deben tomar abundantes semillas, tofú, legumbres, frutos secos y hortalizas de hoja.

* No coma muchos alimentos dulces, como tartas, galletas, pasteles y chocolate. Por lo general, suelen ser ricos en grasa, grasas hidrogenadas y calorías, y es casi seguro que si los toma en exceso le quitarán el hambre y le privarán de comer otros alimentos más nutritivos.

* Consuma abundantes productos ricos en ácidos grasos esenciales, como frutos secos, semillas y aceites vegetales. Si no torna pescado, carecerá de los ácidos grasos omega-3 EPA y DHA, aunque el organismo puede fabricarlos a partir del ácido alfalinoleico (dos fuentes especialmente buenas de este ácido son las semillas y el aceite de linaza).

Las dietas vegetarianas más sanas son las que:

* Siguen los principios generales de la alimentación sana que se han mencionado en este capítulo.
* Contienen una amplia variedad de alimentos frescos, naturales e integrales.
* No contienen demasiados productos lácteos grasos a modo de sustitutos de la carne y el pescado.
* No Incluyen un exceso de alimentos dulces y bajos en nutrientes.

Cuatro Alimentos Que Debería Evitar

1 CARNES AHUMADAS Y CURADAS. Ya se trate de embutidos finos o de una salchicha común, evite comer estos alimentos en cualquiera de sus formas. Se los ha asociado con el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la presión arterial alta y las migrañas. Además, están repletos de grasas que obstruyen las arterias; en algunos países, la ley permite ¡hasta un 50 por ciento de grasas en los embutidos de cerdo frescos!
2 BEBIDAS ENERGÉTICAS. Limítese a tomar una taza de café si necesita recuperar los bríos por la tarde. Las bebidas que contienen cafeína son aparentemente inofensivas, pero muchas de ellas están cargadas de azúcar. La Administración de Medicinas y Alimentos de los Estados Unidos ha recibido numerosos informes que relacionan algunas marcas de bebidas energéticas con el riesgo de infartos, convulsiones e incluso la muerte.
3 ARROZ BLANCO. Evite los granos refinados y prefiera los enteros: diversos estudios muestran que la persona media tiene un 17 por ciento más riesgo de contraer diabetes por consumir cinco o más porciones de arroz blanco a la semana, que por comer este arroz menos de una vez al mes.
4 CREMA DE MANÍ BAJA EN GRASA. Cuando los fabricantes de alimentos deciden eliminar la grasa de alguno de sus productos, tienen que añadir otro ingrediente en compensación para conservar el sabor o realzarlo. En el caso de la crema de maní, ese ingrediente es azúcar extra. Pero, ¿quién quiere empalagarse con tanta? Lo mejor que puede hacer es untar crema de maní natural a su sándwich o rebanada de pan tostado; así obtendrá las proteínas y grasas benéficas que este alimento contiene, y ninguna falsa dulzura

Los Remedios Mas Populares y  Consumidos

Fuente Consultada:
Alimentos Que Consumimos Judith Willis
Revista Selecciones Septiembre 2012




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *