Grandes Mujeres Cientificas de la Historia Mujeres Apasionadas Por La Ciencia


Grandes Mujeres Cientificas de la Historia Grandes Mujeres Cientificas de la Historia Grandes Mujeres Cientificas de la Historia Grandes Mujeres Cientificas de la Historia Grandes Mujeres Cientificas de la Historia
Marie Curie Rosalind Frankiln Hipatia Jocelyn Bell Burnell. Ada Lovelace

Encuestas de británicos y estadounidenses dicen que pocas personas pueden nombrar el nombre de una científica mujer famosa. Éstas son algunas de las mujeres que han triunfado en ciencias como la medicina, física y matemáticas. Usted seguramente puede reconocer algunas de estos científicos mujeres, quizás otras pueden ser nuevas para usted, por lo que vale la pena explorar un poco sobre sus vidas.

Pese a que durante muchísimo tiempo no les fue permitido estudiar o enseñar en la universidad, participar de instituciones científicas o simplemente aprender sobre el mundo y sus circunstancias, existieron mujeres que se las ingeniaron para dejar su huella en la ciencia. Ellas han hecho valiosas contribuciones a la ciencia. Algunas de las mujeres científicas de  tiempos muy antiguos se han enfrentado a dificultades para obtener el debido reconocimiento de su trabajo de la sociedad. inclusive Hipatia fue asesinada en la calle por el hecho de buscar verdades científicas que contradecían la palabra sagrada de la Biblia. Con el paso de los años, la sociedad se dió cuenta del valor de sus incansables trabajos científicos y muchas hoy son reconocidas, pues gracias a su pasión,  han logrado una sociedad diferente.

La lista es mínima, y estamos en deuda con muchas de las que aquí hoy están ausente, que no por estar ignoradas, hayan tenido un papel menor en la historia de la ciencia,  pero con algo hay que comenzar,  y a los fines  de iniciar con una primera entrega de difusión de los principales trabajos científicos de la historia, creemos que es suficiente.

Lise Meitner Dorothy C. Hodgkin. Sophie Germain Rachel Carson Jane Goodall
Grandes Mujeres Cientificas de la Historia Grandes Mujeres Cientificas de la Historia Grandes Mujeres Cientificas de la Historia Grandes Mujeres Cientificas de la Historia Grandes Mujeres Cientificas de la Historia

frase celebre de marie curie

Marie Curie era una química y física polaca pionera en el campo de la radiactividad, fue, entre otros méritos, la primera persona en recibir dos premios Nobel y la primera mujer en ser profesora en la Universidad de París. Junto con Pierre Curie estudiaron materiales radioactivos y descubrieron dos elementos, el polonio, al que dieron este nombre en honor a Polonia, y el radio. Su trabajo inicial lo llevaron a cabo bajo condiciones difíciles, en laboratorios atestados y húmedos. También estudiaron los usos médicos de la radioactividad en las radiografías y tratamiento de tumores cancerígenos.

Un interesante libro de la investigadora científica Valeria Edelsztein llamado “Científicas” dá un bello relato sobre decenas de grandes mujeres que aportaron ideas a las ciencias y muchas otras fueron destacadas inventoras, con singulares logros que hasta nuestros días se siguen utilizando, como el famoso “Liquid Paper” para remendar los errores en aquellas viejas máquinas escribir.

Así trata Valeria a cuatro importantes científicas, que hoy lamentablemente son muy poco reconocidas. Una matemática: María Agnesi,una física: Laura Bassi, una química: Marie-Anne Prierrette Paulze y una amante ayudante del padre de la química (Lavoisier):Gabrielle Émilie Le Tonnelier de Breteuil.

Una matemática: María Agnesi, quien supo transformarse de niña prodigio en famosa matemática y finalmente abandonó la ciencia para dedicarse a la religión y la caridad. Sí, así como lo leen: una carrera veloz, pero productiva. A los 9 años hablaba siete idiomas, y a los 10, ya conocía las obras de los científicos más importantes. Con solo 21 años empezó a escribir su libro más famoso, sobre cálculo diferencial, Instituciones analíticas, publicado en 1748.

El mismísimo papa Benedicto XV le envió una carta para convencerla de aceptar una cátedra de Matemáticas y Filosofía Natural en la Universidad de Bolonia, que finalmente tomó. Pero cuando tenía 34 años su papá, profesor de Matemática y quien le había inculcado su amor por la cultura, murió y María dejó la ciencia para nunca más volver. En su lugar, se dedicó a los estudios religiosos y a ayudar a pobres y ancianos.

Una física: Laura Bassi, quien se doctoró en Filosofía en 1733 pero, pese a publicar casi treinta artículos sobre química, física, hidráulica, matemáticas y mecánica, solo logró obtener la cátedra de Física Experimental de la Universidad de Bolonia en 1776, dos años antes de su muerte. A pesar de haber sido admitida como profesora, no podía acceder a lajerarquía académica por ser mu¡er, y se le prohibía dar conferencias públicas. Por eso, desafiando los prejuicios, dictó en su casa, junto a su marido, clases de física experimental y también instaló un laboratorio donde se reunían grandes científicos.

Si la montaña no va a Mahoma… Se ve que nunca dejó su niñez de lado porque dos de sus obras más famosas las dedicó a estudiar qué ocurre con las burbujas en los líquidos.

Una química: Marie-Anne Prierrette Paulze, la esposa del padre de la química moderna (o la madre para simplificar), que a los 14 años se casó con el abogado, geólogo y químico Antoine-Laurent Lavoisier y de un plumazo consiguió marido y tutor, todo en uno. Rápidamente aprendió química, y mucho más con su esposo, al que ayudaba en el laboratorio que tenían en su propia casa.

También dibujaba los equipos y traducía para Antoine los tratados de química del latín y el inglés al francés. El de 1789 fue un año clave porque Lavoisier publicó el primer texto de química moderna, Tratado elemental de Química, con la colaboración de Marie-Anne.

En 1794, durante la Revolución Francesa, Antoine fue acusado de traición y guillotinado en París. La viuda Marie-Anne siguió adelante, organizó un salón científico en su casa y reunió todos los trabajos que habían hecho juntos. En 1805 publicó Memorias de química con el nombre de su marido (algo más que obvio a esta altura de las circunstancias).

Una amante: Gabrielle Émilie Le Tonnelier de Breteuil, la marquesa de Chátelet, más conocida por sus amantes y amores tumultuosos y su relación extramatrimonial con Voltaire que por sus aportes científicos. Sin embargo, ella fue quien introdujo en Francia la filosofía natural de Newton y el vitalismo de Leib-nitz y Conway. Además, fue otra de las que se vistió de hombre para burlar las reglas de la época. Ya sabemos que las academias de ciencias estaban cerradas para las mujeres. Pero no eran el único lugar para las discusiones científicas, también se dirimían estas cuestiones en los cafés de París. Claro que allí tampoco podían entrar las mujeres.

En 1734, Émilie intentó entrar en el café Gradot para discutir asuntos matemáticos con Maupertuis, pero le prohibieron el ingreso. Una semana después regresó vestida de hombre y, obviamente, la dejaron entrar. Aclamada y aplaudida (en realidad, aclamado y aplaudido) por el famoso matemático y sus amigos, los dueños del café fingieron no darse cuenta de que era una mujer y la sirvieron con honores para no perder a su célebre clientela. Así fue como Emilie se convirtió en cliente regular del Café Gradot, siempre vestida de hombre, y les hizo “pito catalán” a las absurdas prohibiciones de la época. Y este no fue el único momento.

Su relación clandestina con Voltaire fue tan fuerte que se mostraban en público sin importarles el “qué dirán”. Además de protegerlo y de ir a la cárcel, contribuyó escribiendo parte de su obra Los elementos de la filosofía de Newton, aunque no figura como autora. Y ahora es el momento de reivindicar a Voltaire porque, pese a sus horrorosos comentarios respecto de la capacidad inventora de la mujer, sí indicó en el prólogo la importancia de la contribución de Emilie. Una de cal y una de arena.

Fuente Consultada:
Científicas, cocinan, limpian y ganan premio nobel de Valeria Adelsztein
Colección Ciencia que ladra…

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *