Erosión del Viento en el Desierto Formacion de Dunas





Haz Clic y Arrastra: Dos Veces "El"


Todas las formas del relieve están sometidas a la acción de unos agentes externos, denominados agentes de erosión, que las van destruyendo o construyendo. El agua de lluvia, el hielo o los cambios de temperatura provocan la fragmentación de las rocas, que primero descienden por las laderas como consecuencia de la fuerza de la gravedad, después son arrastradas por los glaciares y por los ríos y al fin son depositadas en el fondo de los mares o en otras cuencas, donde se acumulan en forma de sedimentos.

Este es, en resumen, el ciclo erosivo que tiene lugar de forma constante en nuestro mundo y por medio del cual unos relieves son destruidos (las montañas se van redondeando y van perdiendo altura hasta llegar a desaparecer), mientras que otros se van construyendo (surgen llanuras, valles fluviales, etc.)

El agua en sus diversos estados es uno de los principales protagonistas del ciclo de la evolución del relieve, pero en él intervienen muchos otros agentes, como el viento, las plantas, las sustancias químicas presentes en las rocas, etc.

tabla agentes de erosion

ACCIÓN DEL VIENTO:

En las regiones de lluvia moderada, la erosión del viento es de poca importancia. La superficie de la Tierra está cubierta de vegetación, y el viento, aparte de controlar la distribución de las lluvias y de contribuir un tanto a la potencia de sus ráfagas, tiene poco efecto en la erosión del terreno.

Sin embargo, en las regiones secas del mundo, donde llueve poco, o el agua se evapora rápidamente, el viento juega un papel importante en la conformación del suelo. Alrededor de 1/5 de la superficie de la Tierra está cubierto de zonas desérticas con poca o ninguna vegetación. La escasez de lluvia es consecuencia de las características climáticas y geográficas.

Generalmente, las regiones desérticas están sujetas a cambios extremos de temperatura y, por esta causa, las rocas desnudas tienden a resquebrajarse. Puesto que el material disgregado se halla completamente descubierto es fácilmente arrastrado por el viento.

Este último tiende a soplar en una dirección fija en cada región del desierto. Las partículas más finas son transportadas a grandes distancias por el viento y, eventualmente, son depositadas fuera del desierto, en lugares donde las plantas pueden fijarlas en el suelo, de modo que el viento no las arrastre. La mayor parte del territorio de China está cubierto de este material, que ha llegado “volando” desde los desiertos de Asia.

El aspecto del desierto depende, principalmente, del tipo de roca que predomine en él. La pizarra y piedra caliza, que no contienen sílice (o contienen muy poca), no se transforman en granos de arena, y el desierto, en este caso, está constituido por una masa de rocas quebradas. Cuando en el desierto abundan la arenisca o las rocas ígneas, el material se disgrega en granos de arena (cuarzo).

Con el tiempo, depósitos aluvionales o de cantos rodados también producen gran cantidad de arena. Estos granos de arena desempeñan un importante papel en la consiguiente erosión del terreno. El viento los puede llevar a cortas distancias y los granos chocan contra la roca con fuerza considerable. Las rocas duras llegan a depositarse sobre otras más blandas, como ciertas formaciones rocosas y montículos aislados.

arco de roca erosionado

La arena transportada por el viento erosiona las partes más débiles de las rocas, y es causante
de formas fantásticas, como este arco de Utah, EE.UU.



Anuncio Publicitario


Los nodulos duros y fósiles, en blandas bandas de roca, se separan y, eventualmente, se descomponen. La acción erosiva de los granos de arena es mayor junto a la misma base, y la socavación de las rocas es muy pronunciada.

La continua eliminación de los granos de arena concentra los fragmentos mayores en áreas de grava, en la región de las rocas expuestas al viento. Según esto, hay tres tipos de superficies: la roca pelada, clara y pálida por la acción continua del viento y la arena; los depósitos de grava, y la arena que se acumula allí donde la lleva el viento.

grava erosion

Los lechos de grava, en el desierto, no tienen características permanentes.La acción de la arena transportada (en deflación) por el viento va quitando fragmentos de la superficie, por lo que toma forma de un mosaico plano. Finalmente, la grava se transforma en arena y otras partículas pequeñas, que pueden ser arrastradas por el viento. Las piedras sueltas en la superficie de la arena tienen formas características, debido a la acción erosiva de los granos de arena. En la parte de barlovento están biseladas y, si cambiaran de sitio, tendrían dos o más lados afectados. Los lados a bisel tienen bordes agudos. Estas piedras moldeadas son producto de la acción eólica.

Por una acción abrasiva, los mismos granos de arena se van gastando y, finalmente, se hacen completamente redondos. Son muy diferentes estos granos de aquellos otros angulares que hay en el agua. La mayor velocidad, y la falta de la acción amortiguadora del agua, ayuda a pulir las arenas sopladas por el viento (eólicas) más que las arrastradas por el agua.

Las arenas transportadas por el viento también carecen de mica, el mineral escamoso tan común en los depósitos aluvionales. Estos dos hechos ayudan a identificar formaciones areníferas antiguas, distinguiendo las marinas de las eólicas.

La arena no es arrastrada indefinidamente por el viento. Cuando la velocidad de éste disminuye, la arena se deposita. El más pequeño montículo de arena se opone al viento, y en él se deposita más arena. Se forma una duna, con una gran pendiente a barlovento, y otra, más inclinada, a sotavento. Las dunas aparecen, frecuentemente, a lo largo de las costas sin protección, como en Holanda y el norte de Francia.

Formación de una Duna

La pendiente de las dunas, en la parte de barlovento, es alargada. Cuando el viento no está muy cargado de arena, va moviendo la arena de la parte de barlovento, y la deposita en ia otra cara. De esta manera se desplaza toda la duna.

En las regiones húmedas son estabilizadas por la vegetación; pero, en el desierto, se desplazan bajo la influencia del viento. La arena, en la pendiente de barlovento, es empujada hacia la cresta y, así, la duna se mueve hacia adelante. Las partes laterales de la duna son, normalmente, más bajas que la parte central, y se desplazan más rápidamente. Las dunas en forma creciente aumentan hasta que las “alas” tienen la misma resistencia al viento que la parte central. Estas dunas emigran en conjunto.En el Sahara hay cientos de kilómetros cuadrados de dunas móviles. Se han formado durante un gran período de erosión y acumulación de arena.

duna en el desierto

En las regiones desérticas y semidesérticas, el agente de erosión más poderoso es el viento, que lleva a cabo una acción conocida con el nombre de eólica. En dichas regiones, al encontrarse el suelo desprovisto de vegetación, el viento levanta el polvo, las arenas y pequeños fragmentos de roca de los suelos y los proyecta contra bloques rocosos, que se van desgastando y desmoronando de forma progresiva. Con el arrastre y depósito de materiales, el viento crea también paisajes peculiares como el denominado pavimento desértico, el loess y las dunas.

LAS DUNAS: Las dunas son grandes acumulaciones de arena formadas por el viento. Pueden variar entre algunos decímetros y varios metros de altura y entre un metro y docenas de kilómetros de longitud. Siempre surgen en lugares de escasa vegetación, ya que las plantas, al retener la arena, impiden que el viento la acumule; por ello sus principales zonas de formación son las áreas desérticas y subdesérticas y las regiones litorales.

Las dunas litorales son extraordinariamente activas, ya que el viento aporta de forma constante arena procedente de las playas. Los granos de arena ascienden a saltos por la vertiente de la duna expuesta al viento, que normalmente es de pendiente suave, y resbalan bruscamente por la otra vertiente, la situada a sotavento, que suele ser muy empinada. Estas dunas litorales avanzan hacia el interior y pueden llegar a sepultar incluso bosques enteros si no quedan fijadas en su lugar de formación por medio de las raíces de las plantas.

Las dunas de los desiertos, de tamaño mucho mayor que las litorales, aparecen por lo general formando inmensos campos, denominados ergs, que pueden extenderse a lo largo de más de 1.000 kilómetros. Suelen ser dunas estables en las que la arena se renueva constantemente, pero sin variar los límites ni la posición de la formación.

Fuente Consultada:
TECNIRAMA – Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología
Enciclopedia Temática MARRED El Universo y la Tierra




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *