Industria Minera en Sudafrica Explotacion del Oro Historia y Errores





Haz Clic y Arrastra: Dos Veces "El"


EL ORO:Industria Minera en Sudáfrica

grandes errores de la humanidad

El mayor yacimiento de oro del mundo, vendido por 10 libras

Un día no precisado de Julio de 1886 George Harrison un explorador sin dinero, tuvo a sus pies el mayor tesoro del mundo. Cogió un trozo de metal amarillo del suelo: estaba completamente seguro de que ese metal era oro. Miles de hombres habían desgastado innumerables picos y palas, y muchos de ellos habían dejado el pellejo, durante esa década, en Sudáfrica, escenario de la más frenética fiebre del oro de todos los tiempos.

Sin embargo, Harrison había cogido simplemente una pepita de oro del suelo. Por casualidad, había tropezado nada menos que con la veta de oro más importante de Sudáfrica, que cubría toda la superficie de la fractura de Witwatersrand.

Harrison, un veterano de la fiebre del oro en Australia, llevó la pepita a Gert Oosthuizen, el dueño del terreno en que había hecho el hallazgo. Oosthuizen escribió inmediatamente al presidente, Paul Kruger.-

La carta que transcribe el apellido Harrison en la versión africans (dialecto boers) decía:

Señor J.P. Kruger.
Estimado señor:
Por la presente, le hago saber que el señor Sors Hariezon ha venido a yerme y me ha dicho que la quebrada que él sabe es rentable. Lo envío, pues, a usted, señor Kruger, para que puedan hablar del asunto.

Su fiel amigo y servidor
G.C. Oosthuizen

Es poco probable que George Harrison haya logrado entrevistarse con el presidente Pero en cambio encontró a un funcionario que le sugirió que registrara su descubrimiento en una declaración jurada. Lo hizo así: Mi nombre es George Harrison y vengo de los yacimientos de oro recientemente descubiertos en Kliprivier, y especialmente del que está en la hacienda que pertenece a un tal Gert Oosthuizen.

Industria Minera en Sudafrica

Tengo una larga experiencia como buscador de oro en Australia, y creo que este yacimiento es rentable. Esta simple declaración registró el descubrimiento dela reserva de oro más importante del mundo. Durante los siguientes 90 años, la cadena de minas de oro afincadas en la quebrada descubierta por Harrison produjo hasta un millón de kilogramos de oro por año, aproximadamente el 70 por ciento de la producción aurífera del mundo occidental.

En el término de dos días, plazo durante el cual Harrison firmó su declaración jurada, se redactó una petición para que las tierras de Oosthuizeri y una amplia zona de los alrededores fuesen declaradas “yacimiento aurífero fiscal”.

Los peticionarios estaban convencidos de que allí se descubriría oro en proporciones importantes. Los magistrados concedieron la petición ya Harrison se le reconoció la «Parcela Nro.  19»; a causa de estos hechos, se creó en las cercanías del yacimiento una aldea que más tarde se llamaría Johannesburgo A pesar de esta frenética actividad, parece que Harrison tenía poca fe en las nuevas excavaciones. Vendió su declaración jurada por 10 libras y le dio la espalda a Witwatersrand.



Anuncio Publicitario


Lo más probable es que haya buscado su fortuna en Barberton por entonces la mayor ciudad del Transvaal Nadie sabe qué fue luego de él. Se rumoreó que había sido comido por un león. La parcela número 19, que había vendida en noviembre de 1886 por 10 libras, cambió de manos tres meses después, por 50 libras.

Alfred Happle la vendió luego a la compañía minera Little Treosure por 1.500 libras en acciones de 150. El 30 de septiembre de 1887, la compañía Little Treasure vendió a la compañía minera y explotadora Northey, por 2.000 libras más otras 8.000 en acciones. La reclamación de Harrison continuó ganando valor y, en su momento, se constituyó -en el núcleo de toda la industria minera del oro en Sudáfrica.




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *