Fauna en la Profundidades Marinas Primeras Exploraciones






EXPLORACIÓN DE LAS PROFUNDIDADES MARINAS

La exploración de las profundidades marinas tiene por propósito fines científicos y comerciales y estudina las condiciones físicas, químicas y biológicas del fondo del océano. Las profundidades marinas se han investigado con precisión sólo desde tiempos relativamente recientes; sigue siendo un dominio bastante inexplorado en comparación con otras áreas de la investigación geológica.

 El moderno estudio científico de las profundidades marinas dio comienzo cuando el científico francés Pierre Simon de Laplace calculó la profundidad media del océano Atlántico basándose en los registros del movimiento de la marea en las costas brasileñas y africanas.

Determinó que esta profundidad era de unos 4.000 metros; sondeos posteriores probaron que era un valor bastante preciso.

A mediados del siglo XVIII, los científicos inventaron redes para rastrear el fondo de los litorales marinos, y lograron así, por primera vez, traer a la superficie seres vivientes desde una profundidad de varias decenas de metros.

Alrededor de 120 años después, naturalistas, reparadores de barcos y hombres que realizaban sondeos, extrajeron especies vivas de una profundidad que excedía los 600 metros.

La curiosidad científica fue satisfecha cuando, en 1872, el Almirantazgo británico comisionó al buque Challenger para explorar los abismos marinos. Se realizaron infinidad de sondeos y miles de especímenes marinos fueron cuidadosamente estudiados y detalladamente dibujados.

expedicion oceánica del barco Challenger

La primera expedición que realizó descubrimientos importantes fue la del buque Challenger, que zarpó en 1872, patrocinada por el gobierno británico.

Desde entonces se han organizado muchas expediciones oceanógraficas, y muchos adelantos científicos, como la fotografía submarina, han contribuido a agregar cada vez más conocimientos.

Ninguno de los extraños peces que se muestra en la lámina es producto de la imaginación. Cada uno es una representación sencilla de un ser que habita en las aguas profundas, son solo unos pocos de las miles de especies distintas que habitan el las profundidades del océno.

fauna del fondo marino

Se podría pensar que allí donde la luz no puede penetrar hay total carencia de colores y los seres que moran son ciegos, pues no necesitan emplear los ojos, dado que hay absoluta obscuridad. Sin embargo, ya a unos 300 metros, donde los componentes rojo, anaranjado, amarillo y verde de la luz solar no pueden llegar, y donde sólo la luz azul penetra, hay peces con escamas rojizas, castañas, negras y plateadas.

A mayor profundidad aún, donde ya no alcanza a llegar ningún rayo de luz, hay peces coloreados de violeta y castaño y, entre los crustáceos, los hay con caparazones rojos y morados; y lejos de no poseer visión, muchos de
estos seres de las profundidades tienen ojos sorprendentemente grandes.

Pareciera ser que, en un mundo de penumbra, el color y la visión no tuvieran razón de ser; pero la realidad de los abismos marinos presenta otro cuadro. Muchos de sus moradores portan su propia luz, en forma de órganos luminosos. Algunos de los más pequeños tienen la posibilidad de expeler un líquido que, según se cree, forma una nube luminosa que encandila a sus hambrientos perseguidores.

¿Cómo puede sobrevivir esta abundante fauna marina lejos de toda vida vegetal? No se puede dar una respuesta completa en pocas palabras, pero se puede decir, en términos generales, que un vastísimo número de peces pequeños, que viven donde aún penetran algunos rayos solares, se alimentan con plantas. También, a un nivel de agua cercano a la superficie, se produce una sustancia comestible llamada plancton —formada por plantas y animales increíblemente pequeños—, que los peces devoran en grandes cantidades.


Anuncio Publicitario


A mayores profundidades se encuentran aquellos peces que se alimentan primordialmente de los herbívoros que habitan a más altos niveles; y luego, más abajo aún, está la zona donde todos son carnívoros y donde se comen los unos a los otros.

Las profundidades marinas semejan campos de batalla en los que se lucha perpetuamente por la existencia, y muchos de los que toman parte en esa batalla están bien armados, con dientes agudos y cola en forma de látigo, y aun tienen la posibilidad de electrizar a sus presas. Algunos, como el pez caña, llevan una estructura semejante a un bastón sobre la cabeza, que sirve para atrapar a los peces más pequeños, de los que se alimentan.

Los peces adaptados para vivir en estas grandes profundidades pueden haber existido desde hace muchos millones de años.

El hombre ha ido aprendiendo cada vez más sobre el mundo, pero sólo en este último siglo ha llegado a conocer algo de los abismos del mar.

Ver: Exploraciones del Fondo del Mar

Ver: Importancia del Plantas Para La Vida

Fuente Consultadas:
Mundorama Geografía General – El Sistema Solar –  Edit. Quevedo S.R.L.
El Mundo y El Tiempo La Vida en las Profundiades del Océano Globerama Edit. CODEX





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *