Inventos Accidentales Serendipia La Casualidad en los Inventos





Haz Clic y Arrastra: Dos Veces "El"


Inventos Accidentales – Serendipia en los Inventos

Existe gran cantidad de inventos que han sido producto de la casualidad. Se los conoce como serendipias, y entre ellas figuran descubrimientos tan diferentes como la aspirina, la fotografía, la radiación o las vacunas. El teflón se produjo espontáneamente, como consecuencia de una reacción química inesperada dentro de un tanque que contenía plásticos.
Henry Becquerel ganó el premio Nobel por descubrir la radiación espontánea del uranio. El análisis de una extraña protuberancia en el disco del planeta Plutón tuvo como consecuencia el descubrimiento de un satélite desconocido.

Serendipia es un término raro que ni siquiera figura en el diccionario oficial de la Academia. Resulta una traducción literal de ‘”serendipity”, palabra obviamente inglesa y designa un fenómeno digno de ser convertido en una de las más famosas Leyes de Murphy. En dos palabras, significa algo así como “descubrimiento accidental”.

Algo muy raro de este fenómeno es que suele darse en circunstancias que se repiten casi con monotonía a lo largo de la historia de la ciencia y de la técnica. Unos pocos botones de muestra, acerca del origen de algunas de las cosas que ya se han incorporado a nuestra vida diaria, pueden confirmarlo. ¿Le apetecen algunos ejemplos?.

Hasta 1835, para ser conocido por la posteridad, la gente sólo tenía el recurso de contratar a un pintor y encargarle un retrato. Pero en ese año un tal L.J. Daguerre inventó “por casualidad” un sistema para fijar las imágenes que fue bautizado daguerrotipo y sentó las bases de la fotografía actual.

Daguerre intentaba inmortalizar una imagen usando una película hecha con cobre, bañado en plata y expuesta a vapores de yodo, combinación que reaccionaba químicamente ante la acción directa de la luz. Pero el resultado era una imagen débil y apenas visible.

Desalentado, el francés guardó las placas en un armario que también usaba como depósito de productos químicos. Días después sacó las placas para volver a utilizarlas y ¡sorpresa!!, la imagen era fuerte y clara. Sin perder tiempo, Daguerre hizo una serie de pruebas para encontrar si algunos de los frascos despedía algún gas que interviniera en la reacción. Pero ninsuno era el responsable. Luego de una inspección a fondo, encontró una gotas de mercurio derramadas por un termómetro roto.

El vapor de mercurio actuaba como catalizador de una reacción química y el resultado fue el daguerrotipo, directo progenitor de la fotografía.

DE LA SARTÉN AL AVIÓN
El politetrafluoretileno es un compuesto químico que hizo muy rico a su dueño. Más popularmente conocido como “teflón”, su propietaria es la empresa química Du Pont que lo vende para todo. Desde recubrimientos de sartenes hasta revestimientos de trajes espaciales y material para fabricarválvulas artificiales para el corazón. Y este descubrimiento millonario también resultó producto de un accidente.

Ocurrió un día de 1940, mientras un joven químico de la DuPont llamado Roy Plunkett estaba realizando un experimento. Plunkett abrió la válvula de un tanque que contenía tetrafluoretileno. Pero se quedó esperando en vano porque no salía nada. Con un alambre comprobó que el paso funcionaba bien y, malhumorado por la demora, decidió pedir al depósito un nuevo tanque recalcando que esta vez le enviaran uno “lleno”. En ese momento se dio cuenta de que -por el peso- el tanque no podía estar vacío.

Intrigado, serruchó la tapa y se encontró ante un polvo blanco gomoso con aspecto de cera. Unas pocas pruebas lo convencieron de que adentro del recipiente se había producido una reacción química espontánea, que dio como resultado un nuevo polímero desconocido y que resultó muy especial: inerte, resistente a los solventes y al calor, aislante eléctrico y encima muy bien tolerado por el cuerpo humano (lo que lo convierte en material ideal para fabricar ciertas prótesis).

Otro descubrimiento, el de radiactividad natural que mucho mas tarde daría origen a la bomba nuclear y a la energía atómica, fue un producto de un fin de semana de mal tiempo parisino.



Anuncio Publicitario


LLUVIA PARA UN NOBEL
Ocurrió que en 1896 Henry Becquerel, un físico francés, leyó un artículo donde se hablaba de los recientemente descubiertos rayos X. Becquerel razonó que ciertos materiales que se volvían fosforescentes al incidir sobre ellos la luz del sol, podrían al mismo tiempo estar emitiendo una radiación no visible, similar a la de los rayos X. Para probar su idea envolvió una placa fotográfica en papel negro y colocó encima un trozo de uranio. Luego, expuso placa y piedra a la luz del sol y esperó.

descubrimiento de casualidad

El descubrimiento que en 1895 hizo famoso a Roentgen, los rayos X, alcanzó una inmensa
popularidad, como lo muestra esta postal alemana de la época.

Al revelar la placa apareció la imagen del cristal de uranio. Todo parecía comprobar su razonamiento y decidió repetir la experiencia para publicar un artículo.

Preparó los elementos para trabajar, pero esa mañana París amaneció nublado. Contrariado, suspendió todo y dejó el equipo sobre su escritorio, mientras duraba el mal tiempo. Al cabo de varios días de nubes decidió revelar la película. Esperaba encontrar una imagen suave, débil, producto de la “fosforecencia” residual. Pero apareció una imagen más fuerte que en la experiencia anterior. La conclusión fue obvia: la radiación del uranio no tenía nada que ver con su excitación por el Sol. Tenía que provenir del mismo material.

Así, unos días de mal tiempo iniciaronuna reacción en cadena que culminó en 1903, cuando al doctor Henry Becquerel se le otorgó el Premio Nobel de Física “por su descubrimiento de la radiactividad espontánea”. También la astronomía ha tenidos sus descubrimientos serendípí-cos. Así fue exactamente como se descubrió un satélite de Plutón.

El caso ocurrió en 1978, cuando ‘un astrónomo del Observatorio Naval de la Armada de los Estados Unidos hizo una placa fotográfica de Plutón, con el objeto de medir parámetros orbitales. Luego de sacarla, James Christy -el astrónomo en cuestión-, la colocó en un aparato de observación apodado por los expertos “explorador estelar”.

Cuando lo encendió, notó que el disco del planeta mostraba una ligera protuberancia. Lo primero que pensó fue en una falla de la placa y estaba a punto de sacarla para ponerla en el tacho, cuando el aparato se trabó. El astrónomo, molesto por la demora, llamó a un técnico para que revisara la máquina.

Este llegó solo y le pidió al especialista que se quedara en el laboratorio mientras hacía la reparación por si necesitaba ayuda. Durante la hora en que tardó el técnico en arreglar el instrumento, Christy, sin nada que hacer, se aburrió largo y tendido hasta que se puso a examinar nuevamente la placa “fallada”.

Descubrió entonces que no notaba ningún problema. Intrigado, fue al archivo y buscó placas anteriores. En un rato encontró 6 tomas similares a la suya, todas con indicaciones de haber sido descartadas por fallas. Finalmente se dio cuenta de que la “falla” que registraba una deformación en el disco del cuerpo celeste era,en realidad un satélite desconocido de Plutón, que justo en ese momento se asomaba por detras del planeta.

Las historias de descubrimientos casuales siguen, hay libros enteros dedicados al tema. Entre ellos, se pueden contar la I   vacuna contra la viruela, el ácido lisérgico, la insulina y la aspirina comercial.

aspirinas inventos casuales

Químicamente recibe el nombre de ácido acetilsacílico. Su aliasmás famoso: aspirina. Sus propiedades analgésicas fueron
“adivinadas” luego de observar la predilección de los animales heridos por comer hojas que contenían la droga.

Como puede verse, la serendipia es un fenómeno común, que le puede pasar a cualquiera. Claro que -aparte del accidente- necesita siempre de una mente bien despierta y abierta para sorprenderse, acomodarse y buscar una explicación creativa a lo desconocido.

Más popularmente conocido como teflón, el politetrafluoretileno es un compuesto químico que se usa desde el recubrimiento de sartenes hasta las válvulas cardíacas artificiales. Este millonario descubrimiento fue casual: un joven empleado de Du Pont fue testigo de una reacción química espontánea de polimerización del tetraetileno, que dio como resultado este maravilloso material inerte, resistente a todos los solventes, al calor y muy bien tolerado por el organismo.

¿Por qué razón un descubrimiento científico tiene lugar en un momento dado, y no en otro?

Es evidente que antes ha de haberse adquirido y diseminado un determinado cuerpo de conocimiento; en otras palabras, tienen que existir unos cimientos de datos procedentes de observaciones y experimentos sobre los que construir. Si el químico ruso Dmitry Mendeleiev hubiera llevado a cabo su investigación en 1840, por ejemplo, en lugar de en la década de 1860, no habría podido inventar la tabla periódica de los elementos por la simple razón de que no se conocían suficientes elementos, lo que hacía imposible organizados según sus propiedades.

Además, ha de definirse el problema, lo que no siempre es una tarea fácil, como podría parecer. ¿Por qué una bola de bolera y una pluma caen a la misma velocidad? ¿Cuál es la finalidad del DNA? ¿Por qué razón la costa occidental de África parece encajar tan bien en la costa oriental de Sudamérica? Sin la capacidad de comprender el problema es difícil encontrar una solución. (Aunque a veces aparece una solución, y entonces el científico ha de salir en busca del problema al que pertenece.)

Un cuerpo científico de conocimientos no tiene por qué consistir necesariamente en hechos establecidos. Falsos inicios, giros erróneos y teorías desacreditadas tienen asimismo un valor instructivo. Una vez que se conocen las equivocaciones que nuestros predecesores han cometido, podemos evitar repetirlas. Pero en muchos casos las equivocaciones sugieren rutas que se podrían haber seguido de manera provechosa, pero que no se siguieron, por la razón que fuera.

Muchos científicos han fracasado no porque se movieran en la dirección equivocada, sino más bien porque no fueron lo suficientemente lejos. Por ejemplo, sin conocer todos los pasos en falso y los callejones sin salida que los ingenieros tomaron en el pasado, el ingeniero norteamericano Philo Farnsworth no hubiera podido desarrollar un sistema de televisión que funcionara allí donde sus precursores habían fracasado.

Dicho esto, parece ciertamente que algunas ideas se manifiestan en determinados momentos y con frecuencia a varios científicos a la vez. Es casi como si hubiera algo en el aire, un germen de una idea, que uno puede alcanzar y agarrar si es lo bastante listo o intuitivo. Quizá no sea posible probar la noción de que el tiempo está «maduro» para una idea, ya se trate de la tabla periódica, de la deriva continental, de una teoría de la gravedad o de la geometría fractal, pero es un punto de vista que no hay que descartar.

Joseph Priestley no fue el único científico que «descubrió» el oxígeno. También lo hizo un químico sueco llamado Cari Wilhelm Scheele. Archibald Couper, un químico escocés, propuso una teoría sobre la estructura de los compuestos de carbono que era extrañamente parecida a la que desarrolló Friedrich Kekulé. Julius Lothar Meyer, un químico alemán, obtuvo una tabla periódica prácticamente idéntica a la de Mendeleiev. Y, en el mejor ejemplo de este tipo que se conoce, el botánico inglés Alfred Russel Wallace propuso una teoría de la evolución que se diferenciaba muy poco de aquella en la que estaba trabajando Darwin.

En cada uno de estos casos, los descubrimientos se hicieron casi de manera simultánea. Entonces, ¿por qué sabemos tantas cosas acerca de Priestley, Kekulé, Mendeleyev y Darwin, y tan pocas de Sebéele, Couper, Meyer y Wallace?. Las explicaciones varían. En algunos casos, fue cosa de suerte; en otros, un accidente de la geografía. Y ni qué decir tiene que los científicos que se promovieron a sí mismos tuvieron más probabilidades de hacerse un sitio en los libros de historia que sus rivales más retraídos.

La fortuna, a lo que parece, bien puede favorecer a la persona con una mente preparada y concederle la posibilidad de hacer un gran descubrimiento, pero la fortuna no siempre está tan dispuesta a otorgar a dicha persona el crédito que merece por haberlo conseguido.

En esta página vamos a tratar algunos casos en que la fortuna los iluminó, y hoy se los denomina serendipia, es decir, cuando el investigador intentando esclarecer un determinado problema encuentra casualmente respuesta a preguntas mucho más trascendentes que la planteada inicialmente. Por ejemplo Alexander Fleming se fue de vacaciones un verano, pero olvidó de guardar un cultivo bacteriano en el que había estado trabajando.

En el laboratorio del piso de abajo un investigador, especializado en hongos, dejó la puerta del corredor abierta debido a que se ahogaba de calor. Las esporas del moho fueron arrastradas por el viento hasta el laboratorio de Fleming, y se depositaron en la placa de Petri en la que estaba el cultivo.

Al volver de su viaje, Fleming encontró que algo notable le había sucedido al cultivo contaminado, algo que él no podría haber predicho… una bacteria no podía desarrollarse en ese medio, y esa sustancia creada al azar se llamó mas tarde: penicilina, la cual salvaría millones de vidas.

Fuente Consultada: EUREKA! Leslie Alan Horvitz

10 INVENTOS OCACIONALES

1-Penicilina:

inventos ocacionales

Casi todo el mundo conoce la historia ,  o al menos algo escucharon, …..deberían al brillante todavía notoriamente distraído biólogo Sir Alexander Fleming investigaba una cepa de la bacteria llamada estaf¡lococo.

Al regresar de sus vacaciones  en 1928, se dio cuenta de que uno de los platos de cristal   al  que accidentalmente había dejado fuera se había contaminado con un hongo, por lo que lo tiró. No fue hasta más tarde que notó que la bacteria estafilococo parecía incapaz de crecer en el área que rodea el molde de hongos.

Fleming, ni siquiera tenía muchas esperanzas por su descubrimiento y no se le prestó mucha atención hasta cuando se publicó sus resultados al año siguiente. Fue difícil de cultivar, y es de acción lenta  y no fue hasta 1945, después de más tiempo de  investigación por varios otros científicos que la penicilina pudo ser producida a escala industrial. A partir de ese momeno los médicos comenzaron a tratar las infecciones bacterianas con ese antibiotico.

2-Microondas

inventos ocacionales

En 1945, Percy Lebaron Spencer, un ingeniero e inventor estadounidense, estaba ocupado trabajando en la fabricación de magnetrones, los dispositivos utilizados para producir las señales de microondas de radio que eran esenciales para el uso de radar. El Radar fue una innovación muy importante en la época de la guerra, pero la microonda para cocinar alimentos  era un descubrimiento puramente accidental.

Estando de pie por un magnetrón en funcionamiento, Spenéer se percató de que la barra de chocolate en el bolsillo se había derretido. Su mente despierta pronto descubrió  que era el microondas que había causado, y más tarde experimentó con palomitas de maíz y, finalmente, un huevo, que explotó en pocos segundo.
El horno de microondas primero pesaba alrededor de 300 kilos y era del tamaño de una heladera.

3-Cucurucho

inventos ocacionales

Esta historia es un ejemplo perfecto de un hallazgo casual, y un encuentro único que dio lugar a repercusiones en todo el mundo. Podríamos decir que es una historia dulce. Antes de 1904, el helado se servía en platos. No fue hasta la Feria Mundial de ese año, celebrado en St. Louis, Missouri, que dos alimentos aparentemente sin relación se convirtió inexorablemente vinculados entre sí.

En este particular sofocante Feria Mundial de 1904, un puesto de venta de helados estaba haciendo tan buen negocio que estaban agotando rápidamente los platos.  El puesto vecino no lo estaba haciendo tan bien, la venta de Zalabia – una especie de oblea delgada waffle de Persia – y el dueño del puesto se le ocurrió  la idea de rodar ellos en formas de cono y colocando el helado en la cima. Así, el cono de helado nació – para quedarse y hoy es el envase mas popular de venta y de gusto para todos los niños.

4-Champagne

inventos ocacionales

Reims es la ciudad más grande y conocida de la región de Champagne, pero Epernay está en el corazón mismo del viñedo que produce una de las bebidas símbolo de Francia. Con poco más de 25.000 habitantes, la ciudad vive de la vitivinicultura y le disputa a Cognac el título de la localidad con los más altos ingresos per cápita de Francia. Y como en Cognac no hay indicios que dejen trarslucir tales riquezas. Su interés turístico reside en la producción del famoso champagne.Y antes de destaparlo, Epernay bien merecería una pequeña visita.

La región le debe su riqueza a un monje, Dom Pérignon, que supo transformar un humilde vino en la más exquisita de las bebidas. La base del secreto es la doble fermentación que le da su efervescencia, y en los túneles subterráneos de Epernay, donde existe la temperatura ideal para su añejamiento.

Bajo la ciudad está su riqueza. Allí, en cuevas talladas en el suelo de tiza y roca calcárea, millones de botellas preparan con aplicación y tranquilidad su futura efervescencia. Todas las casas rivalizan a la hora de armar visitas, en las que se pone en juego el prestigio y la fuerza económica de cada firma. Así es que en Epernay se puede visitar mucho, probar otro tanto, y descubrir que la ciudad vive únicamente por y para el champagne.

5-Autodhesivo

inventos ocacionales

En 1968 por Spencer Silver, un investigador de la compañía 3M estaba buscando un nuevo adhesivo potente, pero sólo consiguió uno que pegaba poco, y no le dio ningún uso.

En 1974 Art Fry se encontraba en la iglesia e intentaba leer algunos salmos, marcados en su libro. Imposible. Continuamente los papelillos marcadores caían al suelo. De repente, en su mente gritó el consabido «¡eureka!». «Quizá pueda pegar los separadores a las páginas con el pegamento que ha inventado Spence Silver», concluyó.

Al día siguiente, Fry hizo un primer intento infructuoso. Pero insistió y un buen día le entregó un libro a su jefe, en el que había introducido uno de sus separadores. Cuando se lo devolvió, el superior le había escrito algo encima de aquella primera nota Postit. «Me percaté de que era una nueva forma de organizar la información, de traspasarse mensajes, y comencé a luchar para que mi empresa, 3M, la comercializara»

No lo tuvo fácil. Sí le adjudicaron un equipo para que le ayudara a perfeccionar los Post-it, pero los directivos no veían el negocio. «Es un capricho que saldrá caro. Nadie lo comprará», auguraban.

Sin embargo, Art Fry veía que sus colegas se los reclamaban con más frecuencia. Finalmente, tras la adecuada campaña comercial, el éxito fue rotundo.

En 1980, los Post-it ya se usaban por todo Estados Unidos y un año después aterrizaban en Europa. Hoy son imprecindibles en todas las oficinas.

6-Papas Fritas

inventos ocacionales

Su inventor fue George Crum, el cual trabajaba como cocinero del “Moon Lake Lodge”. En 1853, en un restaurante de Saratoga, Nueva York,  en una cena el magnate ferroviario Cornelius Vanderbilt,  repetidamente se negó a comer las papas que le habían servido con su comida, quejándose de que eran demasiado gruesas y demasiado empapadas.

En chef probó en su cocina, de cortar con un cuchillo bien afilado, papas en rodajas bien finas, casi transparentes, las que al volcar en el aceite caliente, inmediatamente se frieron crocantes, sequitas, y muchas de ellas aglobadas.

Al cliente le encantaron y así nacieron las famosas papas fritas envasadas que todos conocemos. En la actualidad estas papas finas se cortan con un instrumento llamado “mandolina”.

7-Slinky

inventos ocacionales

En 1943, mientras el ingeniero Richard James trataba de inventar un resorte que ayudara a mantener estabilizados delicados instrumentos de navegación incluso en un mar encrespado, golpeó sin querer uno de los muelles experimentales que tenía en una repisa. En vez de caer revuelto en el piso, el resorte bajó formando una serie de arcos de la repisa a una pila de libros, luego a una mesa y por último al piso, donde quedó enrollado en posición vertical.

James hizo varios experimentos en los que comprobó que dicho resorte bajaba escaleras. Más tarde, su esposa Betty se dio cuenta de que podía servir de juguete. También le inventó un nombre: Slinky.

En 1945, los James exhibieron por primera vez el nuevo juguete en los almacenes Gimbels del centro de Filadelfia. En hora y media vendieron cuatrocientos. Fue un éxito desde el principio, y lo sigue siendo.

Los James fundaron una empresa para comercializar su invento. Richard inventó máquinas que podían enrollar 24 metros de alambre de acero en unos 10 segundos. Cuando la empresa cumplió 50 años en 1995, empleando las mismas máquinas, llevaba vendidos más de doscientos cincuenta mil slinkys en los cinco continentes.
Fuente:http://web.mit.edu

8-Marcapaso

inventos ocacionales

El marcapasos es un invento médico que hoy en día asumimos como normal pero que ha tenido una enorme trascendencia para mejorar las vidas de pacientes con dolencias cardíacas.

Los primeros avances significativos surgieron en los años 30 del siglo pasado. Albert Hyman fue uno de los primeros cardiólogos en crear un marcapasos. Los médicos suecos Rune Elmqvist y Ake Senning diseñaron el primer marcapasos implantable en 1958

Fue el ingeniero colombiano Jorge Reynolds Pombo quien diseñó el primer marcapasos pero dice que fallo y el ingeniero norteamericano Wilson Greatbatch lo perfeccionó . Probó el prototipo en un perro en el mismo año y, en 1960, Henry Hannafield, de 77 años, se convirtió en el primer ser humano en recibir el implante.

El ingeniero americano Wilson Greatbatch estaba trabajando con un tipo de maquina que registró latidos irregulares del corazón cuando se inserta un tipo incorrecto de la resistencia en su invención. El circuito pulsó y luego paróy luego otra vez pulsó lo que impulsó a Greatbatch a comparar esta reacción con el corazón humano y trabajó en el primer marcapasos cardíacos implantables. Antes de la versión implantables se ha utilizado en seres humanos desde 1960 en adelantelos marcapasos se había basado en el modelo externo inventado por Paul Zoll en 1952.

Estos son aproximadamente del tamaño de un televisor y tratan a cabo considerables sacudidas de la electricidad en el cuerpo del paciente que con frecuencia causan que la piel se queme. Greatbatch también pasó a elaborar una batería de litio-yoduro de células al poder su marcapasos.

9-Cola de Pegar

inventos ocacionales

La cola que conocemos actualmente se descubrió en 1912, cuando químico alemán Fritz Klatte comprobó que juntando eteno y ácido acético, daba lugar agua con una sustancia, la cual podía formar cadenas de eslabones (polímeros) juntándose él mismo. Esta mezcla dió lugar al acetato de polivinilo o PVA, o más conocido como cola blanca.

La cola blanca, como muchos saben, consiste en una sustancia pastosa blanca húmeda, la cuál, al secarse queda adherida a la superficie a la que está unida. De ahí lo de tapar bien el bote de cola, que se seca.

El súper pegamento se creó en 1942 cuando el Dr Harry Coover está tratando de aislar una clara precisión de plástico para hacer gen humano de las armas de mano. Durante un tiempo estaba trabajando con sustancias químicas conocidas como cianoacrilatosque pronto polimerizado en contacto con humedadlo cual provoca todos los materiales de prueba a ligarse. Es evidente que esta no funcionaría por lo que la investigación se trasladó.

Seis  años después Coover estaba trabajando en una fábrica de productos químicos y Tennessee se dio cuenta de que el potencial de la sustancia cuando estaban probando la resistencia al calor de cianoacrilatos reconociendo que los adhesivos no requerian ni el calor ni la presión para formar un fuerte vínculo. Así después de un cierto grado de refinamiento comercialSuperpegamento(o “Alcohol-Catalyzed Cyanoacrylate Adhesive Composición”de darle su nombre completo) nació.

Más adelante se utiliza para el tratamiento de soldados heridos en Vietnam – el adhesivo podría ser rociado sobre heridas abiertas que permitan frenar la hemorragia y más fácil el transporte de soldados añadiendo una deliciosa capa de ironía a la historia en que un descubrimiento hecho en un esfuerzo por mejorar la matanza Potencial de las armas terminó salvando innumerables vidas.

10-LSD

inventos ocacionales

El involuntario descubrimiento del tartrato de la dietilamida del ácido lisérgico-LSD-25 dio lugar a una revolución cultural – que hoy en día nadie puede negar que el alucinógeno descubierto por el científico suizo Albert Hoffman en 1938 ayudó a dar forma al movimiento hippy de los años 1960 y el interés suscitado en todo el mundo con una Masivo impacto en la investigación y el tratamiento de la neurociencia.

El verdadero descubrimiento de alucinógenos como el LSD se produjo cuando el Dr Hoffman participó en la investigación farmacéutica en Basilea, Suiza con la esperanza de producir los medicamentos que ayudan a aliviar los dolores del parto.

Después de haber sintetizado lo que luego sería conocido como el LSDHoffman catalogado no probado la sustancia y lo puso en el almacenamientodespués de encontrar nada especialmente interesante acerca de ello durante el análisis inicial.

No fue hasta que un viernes por la tarde en abril de 1943 cuando Hoffman descubrió el verdadero beneficio del compuesto que por inadvertenciala absorción de una dosis saludable de que al manipular el producto químico en el trabajo sin usar guantes.

A su vuelta a casa en bicicleta observó “un flujo ininterrumpido de imágenes fantásticascon formas extraordinarias intenso caleidoscópico juego de colores”. Penalizado en todo EE.UU. en el 1966 (la mayoría de los otros y siguiendo su ejemplo poco después) el fomento de la investigación de LSD era (y aún es) constantemente obstaculizada por su situación ilegal.

A principios investigador Dr Richard Alpert afirmó haber administrado LSD a 200 sujetos sometidos a estudio por 1961e informó de que el 85% de sus sujetos de prueba dice que la experiencia es el “más educativos” de sus vidas. He aquí algunos otras accidental innovaciones que merecen, al menos una mención: la sacarina (edulcorante artificial) Scotchguard (aka Sellotape) teflón, la banda de la ayuda el frisbee, el sándwich, la paleta Silly Putty, radiografíasvulcanizado Caucho, el velcroy cristal de seguridad.

 




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *