Biografia de la Reina Isabel II de Inglaterra






Isabel II de Inglaterra

ELIZABETH II
Jefe Supremo del Reino Unido. Desempeña protocolarmente las funciones de primera figura
de la Comunidad Británica.

ISABEL II Soberana del Reino Unido (Londres, 1926). Hija de Jorge VI, a quien sucedió en 1952. Fue coronada el 2 de Junió de 1953. En 1947 contrajo matrimonio con Felipe de Mountbatten, duque de Edimburgo. La inestabilidad de su familia (divorcios o separaciones de su hermana y de sus tres hijos mayores), y otros escándalos, han hecho replantearse a diversos sectores políticos el papel de la monarquía en la sociedad británica de finales del siglo XX. Sin embargo, tras la trágica muerte de Diana (1997), la actitud personal de la reina y la postura pública de la familia real suscitaron cierta recuperación de la estima general hacia la monarquía.

Elizabeth II (Isabel II, en castellano), nacida en 1926, tuvo hasta los diez años, pocas posibilidades de reinar. Hija del segundo de los varones de la familia real, se convirtió en heredera del trono cuando abdicó su tío Eduardo VIII, en diciembre de 1936, y ascendió al trono en su lugar su padre, el duque de York, quien sólo había tenido, de su matrimonio con Lady Elizabeth Bowes-Lyon, hija del conde escocés de Strathmore (la Reina Madre), dos hijas mujeres.

Elizabeth, hija mayor del Rey Jorge VI, fue sorprendida por la noticia de la muerte de su padre (1952) mientras se encontraba haciendo una visita oficial al entonces territorio colonial de Kenya, África. Ese mismo año, fue coronada con gran pompa.

En 1947, se había casado con Philip Mountbatten, Príncipe de Grecia (hoy Duque de Edimburgo) de quien ha tenido cuatro hijos: Charles Philip Arthur George, Príncipe de Gales y heredero del trono, nacido en 1948; la princesa Anne, nacida en 1950; el príncipe Andrew, nacido en 1960, y el príncipe Edward, nacido en 1964. Siempre se presentó ante sus millones de subditos y ante el mundo en general como una mujer discreta.

A pesar de no desempeñar el poder ejecutivo (reina pero no gobierna) se le reconocen varias atribuciones (muchas de ellas formales) y un sinnúmero de títulos: el gobierno es el Gobierno de Su Majestad; los ministros son los Ministros de la Corona; ella es la jefa de la Iglesia Inglesa (pero no de la de Escocia); por sugerencia del primer ministro convoca, suspende o disuelve el Parlamento, nombra gobernadores, etc.; el propio himno nacional —Good save the Queen o the king, conforme con el sexo del jefe supremo— hace referencia a su persona.

Según un acuerdo que data de la primera mitad del siglo XVIII, los bienes de la Corona fueron transferidos al Estado, a cambio de una renta fija: la civil list, destinada a solventar los gastos de la familia real. El mantenimiento de sus inmuebles y seculares castillos corre por cuenta del gobierno. Pero la corriente inflacionaria que afecta a Gran Bretaña llevó al Príncipe Consorte a declarar, en un programa televisivo grabado en los Estados Unidos, que la familia real estaba enfrentando dificultades económicas.

La propia Reina, en 1971, comunicó a la Cámara de los Comunes que le sería imposible seguir desempeñando sus funciones de Estado con una asignación cuyo monto había sido fijado en 1952; fue así como dicha suma se incrementó significativamente.

Tales dificultades, entre tanto, nada tienen que ver con la fortuna privada de la familia real, ya que la Reina es considerada una de las mujeres más ricas del mundo, gracias a las rentas que le producen sus inversiones en tierras, en diversas industrias, etcétera. Viajera infatigable. Elizabeth y su marido han visitado todos los países del Commonicealth, además  de muchas  otras naciones.





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *