Lagarto Que Camina Sobre el Agua En Dos Patas Reptil Bisiliscus






Lagarto Que Camina Sobre el Agua En Dos Patas
Reptil Bisiliscus

Para sorpresa de los zoólogos, un reptil ostenta el privilegio de correr en el agua. Le llaman “Cresta” por su parecido con los gallos y vive entre el Golfo de México y el Ecuador.

Al principio, los científicos no lo podían creer. Los primeros exploradores narraron a sus atónitos interlocutores más de un encuentro casual con un animal que podría caratularse como monstruoso, mítico o, simplemente una foto, por ejemplo, los mismos incrédulos y escépticos científicos buscaron una explicación en su metier para tan extraña criatura.

basiliscus reptil camina sobre el agua

Comenzaron por bautizarlo. A tai efecto, recurrieron al latín: Basíliscus plumifrons; claro que en el laboratorio y por ei gran parecido que su cabeza tiene con le cresta de un gallo se lo llama simplemente así: cresta, con un largo de 80 centímetros el parecido de este reptil con el que de corral, no es su principal característica. La más notable cualidad de este animalito es su estrategia de fuga frente a los predadores: huye de pie sobre el agua.

Este poder nada tiene mágico o misterioso como las referencias que al respecto a las caminatas que tiene al agua como superficie- podemos encontrar en la Biblia. En síntesis, no se trata de un poder milagroso.

La ligereza de su paso y la notable velocidad (12 kilómetros por hora), se deben a que el Basiliscus casi no emerge las patas posteriores del agua lo que da como resultado que estas extremidades aprovechen la tensión superficial del agua y operen en forma similar a las paletas que se utilizan para caminar sobre la nieve.

Mientras tanto, las patas anteriores -que son mucho más cortas– así como su Sarga cola, sirven para que este curioso animal pueda mantener el equilibrio y pueda, a su vez, desplegar la velocidad que habitualmente utiliza para huir de sus enemigos. Su recorrido no es de unos pocos pasos. Se ha visto al basiliscus atravesar un lago con no menos de 400 metros de diámetro.

Su habitat es cálldo-tropical y hasta el momento, sólo han podido verse algunos ejemplares en América del Sur, en los países que se encuentran ubicados en el mapa entre el Golfo de México y el Ecuador. Su dieta es a base de hierbas y de algunos pequeños insectos.

Asimismo resulta importante destacar que ningún ejemplar de Cresta de Gallo ha podido capturarse para mantenerlo vivo en un zoológico. Otro dato de singular importancia es que jamás se lo ha visto caminar sobre el mar. Al parecer, los basiliscus, sienten especial debilidad por las aguas dulces.


Fuente: Magazine Enciclopedia Popular N°10 Año 1





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *