Linea Maginot en la segunda guerra mundial Historia y Objetivo




Linea Maginot en la 2° Guerra Mundial
Historia y Objetivo

Linea Maginot en la segunda guerra mundial Historia y Objetivo

1) Superficie de la tierra. 2) Cuarteles para oficiales. 3) Cuarteles para tropa. 4) Motores Diesel para luz y ventilación. 5> Cuarteles para tropa. 6) Depósitos. 7) Alimentos. 8) Municiones. 9) Oficinas. 10) Oficina telefónica. 11) Depósitos de medicamentos. 12) Hospital. 13) Ferrocarril subterráneo. 14) Sala de reuniones. Además, ascensores y montacargas conectaban los diferentes pisos de la Línea Maginot entre sí.

LA LÍNEA MAGINOT

André Maginot nació en Revigny, Francia, en 1877. Hacia 1910 inicia su vida política como diputado por BarleDuc y, pocos años más tarde, en 1913, ocupa la subsecretaría de guerra. Tras el comienzo de la Primera Guerra Mundial, en 1914, no permanece indiferente al llamado de las armas y se incorpora al ejército con el grado de sargento. Gravemente herido, debe alejarse del frente. En plena guerra, en 1917, ocupa el Ministerio de Colonias y, hacia 1921, el de Pensionados.

Desde 1924 hasta 1931, André Maginot fue Ministro de Guerra. Su nombre ha quedado unido a los trabajos defensivos que dieron por resultado la creación de gigantescas fortificaciones en la frontera del este. La llamada Línea Maginot, cuya construcción comenzó en el año 1927, fue una serie de fortificaciones, subterráneas en su mayor parte, que se extendieron a lo largo de la frontera franco – alemana. En la superficie, las defensas estaban constituidas por casamatas de acero y cemento, zanjas antitanque, obstáculos de cemento, alambradas, rieles y campos minados.

En el interior, en profundidad, se extendían varios pisos. En ellos se habían dispuesto alojamientos para oficiales y soldados, hospitales, depósitos de municiones, abastecimientos, motores para proveer de luz y energía a los diversos aparatos, pasillos de comunicación, ascensores que conectaban entre sí los diversos pisos, montacargas destinados a trasportar municiones y abastecimientos a las casamatas de la superficie, etc. Técnicamente la obra era casi inexpugnable frente a las armas existentes en el momento en que fue construida. Sin embargo, en 1940 los alemanes contaban con armas revolucionarias como el tanque y el bombardero en picada, que convirtieron a la Maginot en una fortificación anticuada.

A pesar de ello, no fue la Maginot la que fracasé en la defensa del territorio de Francia. Fue la táctica empleada. Fue la distribución estratégica absurda de las fuerzas defensivas. Fue la carencia de material pesado, blindado, móvil. Fue la falta de hombres preparados en la concepción de la guerra moderna.





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *