La Vida de las mariposas Metamorfosis de las orugas Los Mosquitos




Haz Clic y Mueve El Mouse:Error:Dos Veces -el-


VIDA Y METAMORFOSIS DE LA MARIPOSA

Biografia de Mariquita SanchezPara embellecer a las mariposas, la naturaleza las engalanó con sus más preciados tesoros. La extraordinaria variedad de colores, las irisaciones, los reflejos metálicos, la suavidad aterciopelada de estos insectos, hacen resaltar más la elegancia de su vuelo… Las mariposas (en términos científicos: lepidópteros) parecen haber sido creadas para realzar la belleza de las praderas, bosques y jardines. Son seres de vida efímera.

Se reproducen en cantidad considerable y su instinto infalible las guía para elegir los lugares más convenientes donde depositar sus huevos. Pasará un año desde la puesta hasta que aparezca el insecto en forma de mariposa.

Sin embargo, en ciertas especies de mariposas diurnas puede haber dos generaciones de primavera a primavera. Estos insectos sufren metamorfosis completa (transformaciones que sufren los insectos, los batracios y algunos peces, desde que salen del huevo hasta el estado adulto) y pasan por cuatro fases: huevo, larva, crisálida e individuo adulto.

La palabra crisálida indica la forma que toma la larva (oruga) antes de transformarse en mariposa, .y a veces también se llama así el capullo que encierra la larva. En ciertas especies, la mariposa sale del capullo después de una o dos semanas de letargo. También existen lepidópteros que se transforman en crisálidas estando a la intemperie, suspendidos de la rama de un árbol por medio de un hilo de seda.

La permanencia de muchas mariposas en la funda que ha tejido la oruga para transformarse, puede durar hasta dos meses. Las hembras ponen sus huevos, nunca mayores que una cabeza de alfiler, en un lugar elegido con tal acierto que la cría, cuando nace, tiene a su alcance los alimentos convenientes. Poco tiempo después de la puesta, la mariposa hembra muere.

Todos hemos visto orugas, pero no todos sabemos que esas larvas que crecen tan rápido cambian cuatro o cinco veces de piel. Su boca es extraordinaria: está provista de dos mandíbulas tan cortantes, que no se le resisten flores, hojas ni frutos, y a veces tampoco la madera.

La oruga termina de alimentarse cuando completa su crecimiento, y busca entonces un lugar para transformarse; allí teje su capullo, que sujeta cuidadosamente a alguna rama. Por la boca, la oruga segrega un hilo resistente con el que fabrica su morada impermeable.

El capullo será su refugio y el laboratorio donde, sin instrumentos quirúrgicos, la naturaleza cumplirá la más maravillosa de las metamorfosis.

Para transformarse en crisálidas (imagen) , ciertas orugas buscan refugio en alguna fisura de la madera o bajo una hoja cuyos bordes unieron previamente. Los lepidópteros están provistos de dos alas y su cabeza está coronada por un par de antenas de largo muy variable.

Tienen dos ojos compuestos, es decir, constituidos por miles de pequeños ojos tubulares. Su boca es una trompa en espiral, extremadamente flexible, que utilizan para bombear de lo más profundo de las flores la materia azucarada (néctar) con que se alimentan.

Las alas, que son la parte más hermosa de su cuerpo, están cubiertas por ambos lados de microscópicas escamas de fantásticos colores y fáciles de separar. Ese polvillo que queda pegado en nuestros dedos cuando tomamos una mariposa, está formado por escamas que, observadas al microscopio, presentan formas inesperadas (dientes de serrucho, conos o pirámides). Sobre las alas del insecto se disponen de tal manera que producen la impresión de un verdadero revestimiento de mosaicos esmaltados.

Los colores de las escamas se deben a distintas capas de células exteriores, más o menos ricas en materias colorantes. Pero las irisaciones se deben a la descomposición de la luz cuando atraviesa películas muy delgadas, tal como ocurre en las pompas de jabón.

La coloración de las mariposas varía según la región de origen, el clima y la alimentación. Las de tonos más deslumbrantes proceden de las zonas tropicales.

La oruga es, con sus poderosas mandíbulas, un animal destructor. En cambio, la mariposa, que posee sólo una trompa, es un insecto exclusivamente chupador y por lo tanto inofensivo. Al volar de flor en flor para alimentarse, las mariposas —así como las abejas y otros insectos— desempeñan un importante papel en la reproducción de las plantas, pues fecundan a la flor que visitan con el polen que se adhirió a su cuerpo al introducirse antes en otras flores.



Para descansar, las mariposas diurnas levantan verticalmente sus alas hasta unirlas; cuando éstas son de un solo color: azules, blancas o amarillas, nos hacen pensar en pequeños veleros sobre un océano verde. Por el contrario, las mariposas nocturnas se abrigan bajo sus alas como si éstas fueran un manto. Existen múltiples variedades de lepidópteros ,y sus costumbres difieren enormemente.

AMPLIACIÓN DEL TEMA:
LA METAMORFOSIA COMPLETA DE UNA MARIPOSA

En primer lugar debe decirse que el término metamorfosis proviene del griego antiguo, en el que “meta” quiere decir cambio, y “morphé”, forma. Esos cambios de forma los vemos muy a menudo en animales como los insectos o los batracios. En la práctica, la que lo sufre es la estructura de los organismos, desde que el animal nace hasta que alcanza el estado adulto.

Se define como metamorfosis a los cambios anatómicos que sufre en su vida algunos animales.
Existen dos tipos la completa y la incompleta.

En la primera fase, metamorfosis completa, un embrión se forma dentro de un huevo. Cuando el huevo eclosiona, el estado animal resultante se llama larva. Durante el siguiente periodo, la larva se convierte en pupa. Al final del estado de pupa nace el ejemplar adulto. Entre los animales que se desarrollan de esta manera, se incluyen muchos peces, moluscos e insectos.

esquema de la metamorfosis completa

En el caso de la metamorfosis incompleta, los jóvenes se parecen a los adultos y su forma se transforma gradualmente mediante mudas. Un ejemplo son los saltamontes que pasan por tres estados sin tener un periodo de pupa.

EXPLICACIÓN METAMORFOSIS COMPLETA DE UNA  MARIPOSA

mariposa monarca

Mariposa Monarca

Para que una falena Poliphemus (mariposa monarca) pueda desplegar sus vistosas alas y volar hacia las nubes, muchas son las situaciones que debe atravesar. Tanto cambia, que sería difícil recordar sus distintos aspectos desde que comienza a tener vida -en estado de huevo- pasando por una oruga hasta que luego de sufrir una serie de modificaciones progresivas se convierte en una pupa, que no se mueve ni se alimenta. Así como antes se parecía muchísimo a un gusano, luego del estado de pupa se operará el milagro. Todo comienza con la rápida destrucción de los órganos que antes poseía en su estado de larva.

Seguidamente se empiezan a formar las patas, ojos, y alas del “nuevo personaje”. Hay un grupo de células minúsculas, que descansaron durante el estado de larva, pero que en ese momento constituyen lo que se conoce como un disco. Este disco da origen a todos los órganos del adulto, que crecen plegados, dentro de la pupa, preparándose para el “gran salto”. Por fuera, el animal ha tejido un capullo, que le sirve de receptáculo protector.

Cuando sale de éste, la sangre penetra en las nuevas formaciones, aún blandas, y les da rigidez. Se despliegan las alas en pocos instantes, y una hermosa mariposa está lista para ascender en el aire con sus antenas. Un último paso, más lento, es el proceso de recubrimiento con quitina. Mediante esta substancia, el cuerpo queda protegido.

esquema de la metamorfosis completa de una mariposa

 

 


OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *