Fortaleza de Masada Sufrimiento del pueblo judio ante ataque romano


La fortaleza de Masada o Massada es el símbolo de la lucha de la nación israelí por la libertad, contra el sometimiento al  poder político romano, dando un gran ejemplo de heroísmo y valor, eligiendo la muerte antes que sojuzgamiento de la esclavitud.

Discurría el año 73 de nuestra era. La Legión Décima de Roma se disponía a lanzarse sobre la fortaleza de Masada, desmantelada ya sobre la fiera meseta de roca, cuando los judíos celotes, encerrados en sus muros, tomaron una suprema decisión. En lugar de rendirse y someterse a las represalias y esclavitud de Roma, eligieron la muerte.

Cuando los ocho mil romanos decidieron sitiar a los judíos, encerrándolos en su misa fortaleza,  lo primero que hicieron  fue construir una serie de campamentos en donde asentarse por mucho tiempo ,y seguidamente cercaron la fortaleza con una profunda fosa acompañado de una muralla de tres kilómetros en la que alternaban ocho campamentos militares.

De esta manera ya no había escapatoria, y solo se quedaron abajo decididos a esperar el natural y lógico debilitamiento humano. Ante la imposibilidad de resistir el empuje romano, Ben Yair comprendió que aquello era el principio del fin y reuniendo a sus partidarios les exhortó a quitarse la vida antes de caer prisioneros. Elazar ben Yair, convenció a los 960 habitantes que sería mejor morir por sus propias manos y no vivir una vida de vergüenza y humillación como esclavos en manos de los romanos.

“…y se eligieron por sorteo 10 de entre ellos que debieran degollar a los demás. Cada uno se tendió en el suelo junto a su esposa e hijos muertos, abrazándolos y estiró el pescuezo voluntariamente para ser degollado por las personas que cumplían con esta terrible misión. Estas personas degollaron a todos sin temblar. Y después de ello rifaron entre si para que el que salga degollase a sus nueve compañeros y después se mate a si mismo…así murieron todos creyendo que no dejaban a nadie que cayera bajo el yugo romano…al día siguiente subieron los romanos a Masada. Cuando entraron con los defensores muertos, nos e alegraron esta vez al ver ante si sus enemigos muertos, sino que se admiraron por el valor de éstos y su gran decisión de burlarse de la muerte y no se echaron atrás por esa gran acción”.

Masada cayó bajo el poder de Roma en abril de 73 d.C.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *