Patrimonio de la Humanidad en India Poblaciones de India Nepal Sri Lanka





Haz Clic y Arrastra: Dos Veces "El"


Patrimonio de la Humanidad en India

El patrimonio es el legado que hemos recibido del pasado, lo que vivimos en el presente y lo que transmitimos a las futuras generaciones.

Todos los países poseen sitios y monumentos de interés local o nacional pero para que este “patrimonio nacional” sea considerado también “patrimonio mundial” tiene que ser patrimonio de “valor universal excepcional”.El concepto de Patrimonio de la Humanidad fue reconocido oficialmente por la UNESCO de París en 1972.

Una convención internacional fija el marco administrativo y financiero para la protección del “Patrimonio de la Humanidad Cultural y Natural” que está formado por “los monumentos, conjuntos y parajes que poseen un valor universal excepcional desde el punto de vista de la historia, del arte o de la ciencia, y por monumentos naturales, formaciones geológicas, parajes naturales que poseen un valor excepcional desde un punto de vista estético o científico”.

Un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad, es un sitio específico (sea bosque, montaña, lago, desierto, edificación, complejo o ciudad) que ha sido nominado y confirmado para su inclusión en la lista mantenida por el Programa Patrimonio de la Humanidad, administrado por el Comité del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO compuesto por 21 estados miembros que son elegidos por la Asamblea General de Estados Miembros por un período determinado.

UN VIAJE IMAGINARIO DESDE EL NORTE DE LA INDIA

La India sigue siendo una tierra de sorpresas, en un pueblo desconocido, a orillas de un río, en pleno campo, es posible encontrar testimonios artísticos no señalados en las guías y manuales de arquitectura, que compensan las incomodidades, las inclemencias del tiempo y las difíciles carreteras.

En la India del norte, el viaje se inicia en Madhya Pradesh, que incluye testimonios artísticos de diversos géneros, desde las poco conocidas pinturas rupestres de Bhimbetka hasta la famosa colina de Sanci, importantísimo lugar de peregrinación budista, y es precisamente siguiendo los pasos de Euda que se pasa a Bihar para conocer Bodh Gaya, en lugar donde un príncipe asceta alcanzó la iluminación, señalando al mundo un nuevo camino de salvación. Si el Euda vio en el alejamiento del mundo el medio para neutralizar los actos e interrumpir el ciclo del renacimiento, los artistas de Khajuraho, en Hitar Pradesh, celebraron los goces terrenales y carnales, aunque dentro de su erotismo explícito se oculta un significado más profundo que todavía hoy no se ha desvelado del todo. Carros de los dioses, vimana, los templos de Khajuraho se elevan agarrándose al cielo, como los testimonios más perfectos de la arquitectura del norte de la India. Al oeste, en Rajastán y Gujarat, la decoración de la casa del dios alcanza la exquisitez del cincel y no sólo en los templos famosos, como Modhera y monte Abu, sino también en muchos otros sitios casi desconocidos, como Osia, Kiradu, Jagat, Nagda y Earoli.

En la zona central del subcontinente, el Maharashtra celebra al gran dios Shiva y dos de las más espectaculares creaciones artísticas de la India, la gruta de Elefanta y el templo-montaña de Ellora, y custodia en el seno de los montes Ghatmonasterios y lugares de culto budistas, el más famoso de los cuales, en Ájanla, ofrece un testimonio extraordinario de la pintura india. Alejándonos hacia el este, en Orissa, los centinelas de los templos de Ehubaneshvara celebran los aspectos multiformes del Divino y el carro del Sol ha quedado fijado en la eternidad de la piedra en Konarak.

El sur de la India documenta el surgimiento de la ciudad de los dioses en el término de un milenio: a partir de las grutas deEadami, en Karnataka, los arquitectos elaboraron moradas sagradas siempre distintas, desde los sencillos edificios de la época de los Calukya a los atónitos palacios celestes rodeados de ornamentos de los Hoysala. Un itinerario por Andhra Pradesh, un Estado poco frecuentado, permite conocer los refinados templos de los Kakatiya, habitados por ninfas estilizadas. En Tamilnadu, el Divino aparece sobre la tierra: en Mahabalipuram, el descenso de la muchedumbre Ganga fue esculpida en la roca por los artistas de los Pallava, mientras que en los templos de los Cola, tan grandes como ciudades, regía el ceremonial de Corte y se veneraba al dios como a un soberano.

UN POCO DE HISTORIA SOBRE LA INDIA: La Segunda Guerra Mundial dio un golpe al colonialismo y allanó el camino hacia la independencia del país. La minoría musulmana se dio cuenta de que la India independiente iba a estar dominada por los hinduistas. El comunalismo (sociedades religiosas) creció posteriormente con la Liga Musulmana, dirigida por el líder Muhammad Alí Jinnah, portavoz de la mayoría de musulmanes, y con el Partido del Congreso, dirigido por Jawaharla Nehru, representante político de la población hinduista. El intento de crear una nación musulmana fue el principal obstáculo para que los británicos concedieran la independencia al país.

El virrey Mountbatten decidió dividir la nación y estableció un programa social y político para obtener la independencia, que incluía a ambas poblaciones. Ésta se proclamó finalmente en 1947. Las dos regiones, de mayoría musulmana, estaban situadas en lados opuestos del país. Cuando se anunció el establecimiento de la línea divisoria, los musulmanes se desplazaron hacia Pakistán, y los hinduistas y los sijs regresaron a la India. Más de diez millones de personas emigraron a Pakistán.

En 1948, Gandhi fue asesinado por un fanático hinduista. Debido al trauma de la división nacional, el primer ministro Jawaharlal Nehru -primer dirigente de la India independiente- abogó por una Constitución laica, una planificación central socialista y una estricta política de neutralidad. India y Pakistán se enfrentaron por la posesión de Cachemira, en 1965, y por el territorio de Pakistán oriental (que consiguió la independencia con el nombre de Bangladesh), en 1971. En 1966, Indira Gandhi, hija de Nehru, fue elegida para regir los destinos del país; pero sus propios guardaespaldas sijs la asesinaron en 1984.



Anuncio Publicitario


El linaje de Nehru continuó en el mando cuando Rajiv Gandhi, hijo de Indira, asumió el poder e instauró una nueva política que alentaba las inversiones extranjeras y la Introducción de tecnología moderna en la vida cotidiana. Estas medidas proyectaron a la India en la década de los noventa y la sacaron de su aislamiento económico, pero no sirvieron para estimular el gigantesco sector rural. En 1991, Rajiv Gandhi fue asesinado durante una campaña electoral por un seguidor de los Tigres Tamiles de Sri Lanka. Narasimba Rao, del Partido del Congreso, fue elegido primer ministro, pero renunció en 1996.

Lo reemplazó en el cargo Deve Gowda, quien dimitió en abril de 1997. En julio, Kocheril Raman Narayanan asumió la Presidencia. Fue el primer miembro de la casta de los parias (la clase más baja en esta nación) en ocupar ese cargo. En 2001, la violencia resurgió cuando Pakistán bombardeó a Cachemira. A principios de 2002, los enfrentamientos entre hinduistas y musulmanes se incrementaron después de que un tren en el que viajaban varios musulmanes fue bombardeado: cientos de personas murieron en ese atentado. Los musulmanes criticaron al partido nacionalista Bharatiya Janata Party (BJP) por no prevenir ataques terroristas. En 2002, Abdul Kalam, investigador científico nuclear musulmán, fue elegido presidente de la India. Su lucha se dirigió contra el terrorismo.

En febrero de 2003 se vislumbró un panorama de paz, cuando el presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, aceptó dialogar con la India para resolver el conflicto originado por el tema de Cachemira. Los esfuerzos no resultaron en vano: en noviembre de ese año se acordó un cese al fuego, que se convirtió en la primera tregua en 14’años de enfrentamientos. La indiferencia del Gobierno hizo que la dinastía Gandhi regresara a la lucha por el poder.

En 2004, Sonia Gandhi obtuvo una contundente victoria, pero decidió que no asumiría el cargo por razones de seguridad. El poder quedó en manos de Manmohan Singh. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, viajó a la India en marzo de 2006, donde firmó un pacto de cooperación nuclear con el Primer Ministril indio. De esa manera, India aceptó la inspección por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). A cambio, el Gobierno de EE. UU. prometió a la India tecnología nuclear del extranjero para propósitos distinto:; a la guerra. El 12 de junio de 2006. el terrorismo reapareció en esta nación: siete bomba explotaron simultáneamente en trenes de la ciudad de Mumbai (antes Bombay) y causaron la muerte a 180 personas.

El 25 de julio de 2007, Pratibha Patil, del partido Congreso Nacional Indio, fue elegida presidenta  del país y se convirtió en la puniera mujer en alcanzar un cargo de tan alto rango. El 15 de agosto de 2007, India conmemoró el 60 aniversario da la Independencia. El 3 de agosto de 2008, por lo menos 150 peregrinos, en su mayoría niños y mujeres, murieron Iras una estampida ocurrida un el templo hindú de Naina Devi, en el norte del país.

La tragedia se originó por rumores acerca del desprendimiento de rocas sobre el estrecho camino que conduce al templo. Miles de fervientes creyentes habían llegado al lugar para celebrar la fiesta religiosa de Shravan Ashtami. A mediados de octubre de 2008, doce Estados de la India registraron ‘alarmantes’ niveles de hambruna, según un informe elaborado por el Instituto de Investigación para la Política Internacional de Alimentos (Ifpri, por sus siglas en inglés). Cerca de 200 millones de personas sufren de hambre. India es conocida por tener una de las tasas mundiales más altas de mal-nutrición infantil y mortalidad de menores de cinco años.

En 2008, los precios de los alimentos se incrementaron significativamente, pero los ingresos de los ciudadanos se mantuvieron iguales. Millones de personas sobreviven con un dólar al día. El 26 de noviembre de 2008, islamistas del grupo Deccan Muyaidin atacaron con sofisticado armamento las calles y los hoteles do Mumbai, ciudad financiera de la India hubo más de diez muertos.

Los rebeldes se tomaron el hotel Taj Mahal y estaciones de los trenes. El gobierno indio sostuvo que los terroristas de Pakistán tuvieron que ver con esos hechos. Afínales de diciembre de 2008, Pakistán comenzó a trasladar tropas hacia su frontera con India desde la provincia que limita con la convulsionada Afganistán, donde EE. UU. presionaba a islamabad para que combatiera a los talibanes. La tensión entre las dos potencias nucleares vecinas, que han librado tres guerras desde 1947, aumentó peligrosamente. El 22 de julio de 2009, India y EE.UU. sellaron una nueva alianza en asuntos militares.

EE.UU. se comprometió a ayudar a la modernización del Ejército indio. Antes de este pacto, un 70 por ciento del armamento provenía de Rusia. El 15 de septiembre de 2009, el primer ministro indio, Manmohan Singh, aseguró que los rebeldes maoístas seguían siendo el principal problema interno de India y que el país estaba perdiendo la batalla ‘contra ellos. En una reunión con jefes de policía de diferentes estados, Singh reconoció que la violencia relacionada con los rebeldes maoístas aumentó. El Primer Ministro se mostró preocupado porque, “a pesar de la naturaleza sanguinaria del movimiento”, varios sectores de la sociedad india se sentían cada vez más atraídos por el discurso de los rebeldes, especialmente algunas comunidades tribales y ciertos grupos de intelectuales. Los maoístas siempre han pregonado que luchan por los derechos de los pobres y de los campesinos sin tierras, y que su objetivo es instaurar un estado comunista. A comienzos de octubre de 2009, las inundaciones en los estados sureños de Karnataka, Andhra Pradesh y Maharashtra dejaron más de 230 muertos y cerca de un millón y medio de damnificados.

El 8 de noviembre de 2010, el presidente estadounidense, Barack Obama, respaldó la propuesta de incluir a la India como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU. “El orden internacional justo y sostenible que EE. UU. busca debe estar sustentado poruñas ‘Naciones Unidas’ que sean eficientes, creíbles y legítimas. Por eso espero que en los próximos años el Consejo de Seguridad haga una reforma que incluya a la India como un miembro permanente”, dijo Obama en un acto oficial llevado a cabo durante su visita a este país. Según analistas de los Estados Unidos, estas declaraciones ratifican la política que Obama puso en marcha hace tiempo para elevar el papel de las potencias emergentes. El 15 de noviembre, un edificio de cinco plantas se derrumbó en el centro de Nueva Delhi y causó la muerte de 65 personas.

Fuente Consultada: Almanaque Mundial 2012 Edición N°58




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *