Grandes Personalidades de la Historia Principales Lideres Siglo XX


NELSON MANDELA: Veintisiete años en prisión convirtieron a Nelson Mandela en el símbolo carismático de la lucha del pueblo negro por la abolición del apartheid. Se perfiló como el constructor de una «nación arco iris» en el seno de la cual tanto blancos como personas de color vivirían en paz. Nelson Mandela, nacido en 1913 en Mvezo, Transkei, pertenece a la familia real del pueblo tembu, proveniente de la etnia xhosa. Su verdadero nombre esRolihlahla Madiba Mandela. Su nombre de pila parecía predestinado, ya que Rolihlahla significa “promotor de disturbios”.

Tuvo una infancia feliz, escuchando a los ancianos relatar la historia de su pueblo, cuando éste era libre, antes de la llegada de los blancos. En ese entonces, la armonía y la paz reinaban entre los tembu. En 1930, su padre falleció: el rey de los tembu se convirtió en su tutor y lo envió a un colegio metodista.

En 1938 ingresó en la universidad de Fort Hare, exclusivamente reservada a la élite negra. Para él fue el primer impacto cultural: aprendió inglés y la historia de las civilizaciones occidentales. Ahí conoció también a Oliver Tambo, futuro compañero de lucha. En septiembre de 1941, Mandela participó en una huelga de estudiantes que protestaban contra los malos tratos infligidos a una empleada negra. [Seguir Leyendo Sobre su Vida…]

EL FINAL DEL APARTHEID: Hendrik Verwoerd, primer ministro de Sudáfrica entre 1958 y 1966, diseñó el sistema del apartheid -palabra afrikaans que significa «separación»-, que legalizaba la segregación de la población no blanca del país: se controlaba dónde podían vivir y trabajar, así como sus movimientos, y se les negaban derechos políticos. Las potencias europeas, que todavía detentaban posesiones coloniales en África, no se opusieron inicialmente a la desigualdad que ello creaba.

En el año 1960 la policía disparó contra una manifestación pacífica del grupo axiú-apartheid Congreso Panafricano (CPA) en Sharpeville, matando a 69 personas e hiriendo a otras 180. La masacre provocó un giro hacia tácticas más agresivas por parte de los activistas. Al año siguiente Nelson Mandela se convirtió en líder del ala militar del Congreso Nacional Áfricano (CNA) e inició una campaña de sabotajes contra instalaciones gubernamentales. Fue arrestado junto a otros miembros del CNA y condenado a cadenaperpetua.

PERSISTENCIA DEL APARTHEID
A medida que avanzaban las década: de 1970 y 1980, se dio una escalada de violencia y el resentimiento creció en los bantustanes, enclaves empobrecidos don de se realojaba a los negros, privados de todo derecho. Las represalias policiales y militares contra la disidencia implicaban la violación habitual de los derechos humanos. Una serie de disturbios antigubernamentales iniciados en Soweto en junio del año 1976 finalizaron 16 mese; después, dejando un saldo de entre 600 y 700 muertos.

La posición de Sudáfrica se vio debilitada por dos acontecimientos: la pérdida del poder de sus aliados en Rhodesia en 1979 y la imposición de sanciones económicas por la comunidad internacional en 1986. Pero el gobierno seguía rehuyendo las reformas reales.

EL FINAL DEL APARTHEID
Una nueva administración abrió el camino del cambio. En 1989 fue elegido presidente Frederik de Klerk, OUe levantó de inmediato la proscripción sobre el CNA y otros grupos opositores.

El 11 de febrero de 1990, Nclson Mándela era liberado de la prisión de Robben Island donde permanecía encerrado desde el año 1963; rechazando todo resentimiento por sus casi 30 años de encarcelamiento, inició conversaciones con el gobierno de De Klerk sobre la forma de lograr una transición hacia la plena democracia.

Existían grandes obstáculos, como la cuestión de reconciliar los puntos de vista de las distintas facciones políticas y tribales de la comunidad negra, y la fuerte oposición al cambio de muchos blancos.

El día 20 de diciembre de 1991, la Convención para una Sudáfrica Democrática se reunió para dis cutir esos problemas, y en marzo de 1992 un referéndum entre blancos con 68% del voto a favor del cambio reforzó a De Klerk.

Tras un paréntesis de 11 meses, las negociaciones se retomaron en marzo del año1993, y finalmente, del 26 al 28 de abril de 1994, Sudáfrica celebró sus primeras elecciones abiertas al sufragio universal. Nelson Mándela fue elegido presidente, cargo que mantuvo hasta 1999, ya eliminados los últimos vestigios del apartheid.

Fuente Consultada: Historia Mundial Guía Visual de Editorial ATENEO

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *