Desequilibrio entre poblacion y recursos Desarrollo con equidad





Haz Clic y Arrastra: Dos Veces "El"


EL DESEQUILIBRIO ENTRE POBLACIÓN Y RECURSOS

Frente al acelerado crecimiento de la población mundial se plantean dos interrogantes: ¿podrá el planeta producir suficiente alimento para los aproximadamente 6.000 millones de habitantes actuales y para los que nacerán en los próximos años? Y en caso de lograrlo, ¿se podrá distribuir la producción equitativamente?

El Hombre y La Naturaleza
Desastres Naturales

El Planeta Se Rebela
Los Recursos Naturales
El Acuífero Guaranì

En tomo a este debate fundamental existen opiniones encontradas:

1. En un extremo se ubican los pesimistas, herederos de la teoría de Tomas Malthus –economista inglés– formulada a fines del siglo XVIII y principios del XIX. Esta teoría sostiene que la población crece en proporción geométrica (1, 2, 4, 8,16, 32, 64, …) —duplicándose cada 25 años—, en tanto que los recursos alimenticios aumentan en progresión aritmética (1, 2, 3, 4, 5, 6…). Es decir, existe un defasaje entre población y recursos. Este desequilibrio entre el crecimiento demográfico y la producción de alimentos se agravará progresivamente y provocará el hambre y la miseria en el mundo.

Existen seguidores modernos de esta teoría, los neomalthusianos, que se muestran más categóricos. En este sentido, Paul Ehrlich –científico estadounidense y líder del movimiento ambiental mundial– advirtió sobre este peligro hace 25 años.

A su vez, en el contexto de la crisis mundial desatada en los 70 (desestructuración del Estado keynesiano y del modelo económico que amparaba) se publicó el informe del Club de Roma, producto de un congreso de expertos internacionales que se titulaba “Los límites del crecimiento”. El mismo llegaba a la conclusión de que el colapso mundial era inminente e inevitable si el hombre no cambiaba su actitud frente al medio ambiente y a la utilización de los recursos de la biosfera. El argumento que sostiene la teoría malthusiana es la limitación de la natalidad, hecho que está disimulado en la actualidad con la denominación de planificación familiar.

2. En el otro extremo se encuentran los optimistas que, si bien reconocen la gravedad del problema, consideran que la población del mundo se estancará en el año 2150 en alrededor de los 10.800 millones de personas.

Sostienen que nuestro planeta posee recursos suficientes para alimentar a esa población en crecimiento. Estos teóricos expresan que las mejoras en la agricultura y las innovaciones tecnológicas han logrado mantener el abastecimiento de alimento -lo suficientemente elevado para cubrir la demanda mundial. Además, el precio de los alimentos básicos ha descendido marcadamente en los últimos años.

Por lo tanto, no se trata de un problema de producción, sino de la posibilidad de adquisición de tales alimentos y de su distribución. Estos recursos no están disponibles donde resultan más necesarios: tienen más quienes menos crecen.

Debido a esta problemática, en algunos espacios existe presión demográfica o sobrepoblación. Este concepto se refiere a la situación de aquellos territorios cuya producción de alimentos no es suficiente para responder a los requerimientos normales de su población. En contraposición, la infrapoblación, se produce en aquellas regiones que poseen excesos en la producción de alimentos.

Frente a esta distinción, los expertos han tratado de determinar la capacidad de carga de nuestro planeta, es decir, la población máxima sostenible y la población óptima sostenible que permitiría a la mayor parte vivir con sus necesidades básicas alimenticias satisfechas, sin perjudicar la aptitud de la Tierra para soportar esa población en el futuro. Sin embargo, ninguno de los intentos por calcular dichos montos ha resultado concluyente.

DESARROLLO CON EQUIDAD

Las interrelaciones entre crecimiento demográfico y crecimiento económico han originado grandes debates en búsqueda de soluciones al problema del hambre generalizada que afecta hoy a varios sectores del planeta. En este sentido, algunos entienden que el crecimiento de la población es un obstáculo para el crecimiento económico, otros, que es un estímulo para lograrlo.



Anuncio Publicitario


Al respecto, existe una opinión generalizada acerca de la relación causa-efecto entre la población demográfica, la degradación y el agotamiento de los recursos. Sin embargo, se ha comprobado que la degradación también aparece con alta o baja densidad de población, tanto en condiciones de pobreza como de bienestar. Por consiguiente, la presión demográfica es un factor importante pero no el único que interviene.

Al respecto, se han elaborado diversas propuestas para abordar la problemática del desarrollo, una de ellas, defendida por las Naciones Unidas (ONU), se denomina “Desarrollo con equidad”. Según esta propuesta, el objetivo del desarrollo es el bienestar de toda la población preservando la sustentación del medio ambiente. Es decir, la humanidad debe enfrentarse al desafío de alcanzar un razonable equilibrio entre población y producción de alimentos sin deteriorar el ambiente. Ello sólo puede lograrse mediante la reducción de los costos ecológicos del desarrollo y los costos sociales del crecimiento poblacional. Esta opción implica modificaciones importantes en materia de salud, educación, condiciones de trabajo, seguridad social y viviendas dignas, entre otros.

Por lo tanto, la solución de los problemas derivados del crecimiento de la población no depende exclusivamente de los recursos económicos ni del medio ambiente sino de la voluntad política. En la actualidad, el sistema político mundial está experimentando cambios profundos por muy diversas causas, ésta es la oportunidad para dar una nueva orientación a los esfuerzos de la comunidad internacional con miras al mejoramiento del bienestar de todos.




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *