La distribución de la población Focos de Concentracion Densidad


LA DISTRIBUCIÓN DE LA POBLACIÓN TEMAS PARA CONSULTAR
La población no adopta una distribución uniforme sobre la superficie terrestre, sólo aproximadamente el 30% está poblado de manera permanente. En general, en cada continente la población ocupa una posición periférica, es decir, se asienta principalmente en las costas y se sitúa en la mayoría de los casos hasta los 500 metros sobre el nivel del mar. Desastres Naturales
El Planeta Se Rebela
Los Recursos Naturales
El Acuífero Guaranì
El Hombre y La Naturaleza

En este sentido, para analizar la distribución de la población se utiliza el concepto de densidad demográfica que expresa, en promedio, la cantidad de personas por kilómetro cuadrado de superficie terrestre.

Densidad de población = número de habitantes = hab./km2
superficie

Densidad mundial = 6.000 millones de hab. = 40 hab./km2
150 millones km2

Población  Superficie  Densidad
África 812,6 30.000.000 26
Am. anglosajona 317,1 19.500.000 15,6
Am. latina 526,5 22.500.000 22,2
Asía 3720,7 44.0OO.0O0 81,5
Europa 726,4 10.000.000 73
Oceanía 30,9 9.000.000 3,3

La desigual distribución espacial de la población es el resultado de la iteración de distintos factores que la han provocado o acentuado. Entre los factores que explican la distribución pueden mencionarse:

Teniendo en cuenta el grado de concentración demográfica, se pueden distinguir las siguientes áreas:

  • vacíos demográficos o áreas con muy bajas densidades (menos de 1 hab./km2);
  • áreas de densidades demográficas intermedias (entre 1 y 50 hab./km2);
  • grandes focos de concentración (más de 50 hab./km2).

LOS VACÍOS DEMOGRÁFICOS

Los mismos representan más de la cuarta parte de las tierras emergidas y sólo albergan a un 2% de la humanidad. Son núcleos débilmente poblados que se localizan en las tierras frías, en Las tierras áridas y en las tierras cálidas y húmedas.

  • Los desiertos blancos: representadas por las zonas frías de ambos hemisferios y áreas limitadas por la línea de nieves eternas, son las regiones más hostiles para la presencia humana por la brevedad de los períodos sin hielo y las bajas temperaturas.
  • Los desiertos amarillos: las zonas áridas que presentan suelos escasos en agua y de materia orgánica, estas características constituyen el mayor obstáculo para la ocupación permanente; así, el desarrollo de la agricultura y la cría de ganado se ven disminuidas. Aparecen pequeñas concentraciones de población en los oasis, alrededor de cursos y pozos de agua, asociadas a la explotación de recursos minerales o petrolíferos. También hay grupos de pastores nómades. Las zonas más representativas están constituidas por el Sahara, Arabia Saudita, los desiertos del Oeste de Estados Unidos, el centro-oeste de Australia, la Puna de Atacama, etcétera.

Los desiertos verdes: las zonas cálidas y húmedas se encuentran situadas en torno al Ecuador, por ejemplo la cuenca del Amazonas en América del Sur y la isla de Nueva Guinea en el Océano Pacífico. Se caracterizan por los elevados porcentajes de humedad, las altas temperaturas y la abundancia de vegetación han sido los factores principales de la escasa ocupación humana.

LOS GRANDES FOCOS DE CONCENTRACIÓN

Se presentan sobre la superficie terrestre, cuatro zonas densamente pobladas, tres de las cuales se ubican en el continente Europeo y Asiático.

El primer y mayor foco se encuentra en Asia Oriental, especialmente en Japón, Corea y el este de China, éste concentra más de la cuarta parte de la población mundial.

Entre las causas de la alta densidad están las favorables condiciones climáticas para la agricultura, el relieve llano, la antigüedad en la ocupación y la tradición cultural y religiosa que favorece las familias numerosas dedicadas a actividades agrícolas.

El segundo foco demográfico se localiza en Asia Meridional, en países como la India, Indonesia, Bangladesh y Pakistán, donde además de ciudades importantes, hay un predominio de población rural fuertemente concentrada.

El tercer foco está constituido por la mayor parte de Europa, incluyendo el centro-oeste de Rusia.

Entre las condiciones favorables a la concentración demográfica se encuentran los factores físicos, por eso la mayor proporción de tierras está dedicada a la agricultura. Pero la mayoría de las concentraciones humanas es resultado del desarrollo de las actividades secundarias y terciarias (industrias, comercio, servicios).

El cuarto foco de población se localiza en la costa nordeste de América del Norte, en ella se destaca la gran megalópolis americana que se extiende desde Boston hasta Washington.

Fuera de estos cuatro focos, existen grandes metrópolis, como México, San Pablo, Buenos Aires, etcétera, cuya principal característica es la concentración poblacional en relación con los espacios circundantes de débil ocupación.

LAS DENSIDADES INTERMEDIAS

Son áreas regularmente ocupadas y favorecen la aparición de concentraciones secundarias. Las principales son:

  • el este de Australia y Nueva Zelandia;
  • el Valle del Nilo, Sudáfrica y el golfo de Guinea en el continente africano;
  • alrededor de Los Ángeles-San Francisco, en torno a Vancouver y en las llanuras centrales de América anglosajona;
  • el Valle Central de Chile, donde se encuentra Santiago;
  • la llanura central de América del Sur y el nordeste de la costa brasileña;
  • las altas tierras de los Andes Centrales y Septentrionales desde La Paz en Bolivia hacia el norte en Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Powered by sweet Captcha