Marginacion de las minorias en el mundo Trafico de personas Marginalidad


LAS MINORÍAS: La problemática de las minorías comienza a plantearse en el mundo occidental a comienzos del siglo XIX. La conformación de los estados nacionales en Europa –a través de la delimitación de sus fronteras– coloca a ciertos grupos étnicos bajo el poder de otros. En otras palabras, estas comunidades que se distinguían por su etnia o su lengua quedan sometidas a una sola comunidad (la que sustenta la legitimidad nacional).

las minorias en el mundo

En la actualidad, un gran número de personas en el mundo está sometido a algún tipo de marginación.

Ahora bien, debido a la diversidad de situaciones que existe en el planeta, es difícil precisar la definición del término minoría. En términos generales, el termino alude al grupo numéricamente inferior al resto de la población de un país, que se organiza en torno a una identidad diferente de la sociedad en su conjunto y que manifiesta públicamente esa diferencia pidiendo que se la reconozca como tal.

Los criterios para definir a un grupo minoritario pueden ser:

*   su lengua;

*   su cultura;

*   sus tradiciones;

*   su religión.

En relación a las minorías étnicas, se pueden diferenciar diferentes tipos:

En primer lugar se encuentran las minorías nacionales, son aquellas que reclaman el reconocimiento de un territorio propio dentro del Estado, es decir, poblaciones que ocupan tradicionalmente una región que constituye para ellas su territorio. Es el caso de los caunes y vascos en España, y de los kurdos en Asia. Los kurdos constituyen una de las mayores minorías étnicas del mundo actual, han sido víctimas de persecuciones y sometimientos. Viven en los territorios actuales de Turquía, Siria, Irán, Irak y Armenia y aspiran a la creación un Estado independiente.

En segundo lugar están las mayoritarias. Son poco frecuentes y corresponden a las poblaciones mayoritarias en número que se encuentran en una situación de discriminación dentro del país en el que viven. Los indios quechuas en Ecuador o negros en Sudáfrica constituyen ejemplos de este tipo de minorías.

En tercer lugar, la situación en Sudáfrica ha sido originada por la política denominada “apartheid” –separación con respecto a los habitantes negros–. Pero la supresión de esta política en las primeras elecciones multirraciales en 1994 permiten advertir avances a favor una convivencia pacífica entre los dos grupos.

En cuarto lugar, podemos distinguir  a las poblaciones aborígenes o tribales que se mantienen aún al margen del mundo contemporáneo. Las mismas se caracterizan por conservar sus costumbres ancestrales, vivir en condiciones muy precarias. A su vez, sus problemas son en muchos aspectos (documentación, titularidad de tierras, educación, etcétera), distintos a los de otros grupos minoritarios. Estos grupos son denominados poblaciones autóctonas por las Naciones Unidas.

Estados Unidos constituye un ejemplo de país que, en su interior, presenta grupos minoritarios. Las minorías más importantes son las de hispanos, asiáticos y negros. El origen de estos últimos se remonta a los esclavos traídos de África para el trabajo en las plantaciones de algodón y tabaco.

Los hispanos conforman el primer grupo minoritario del país; incluyen a los que emplean como lengua común el castellano y proceden de países latinoamericanos, principalmente de México y los países de América Central. Son un grupo heterogéneo, en constante crecimiento, muy difícil de cuantificar. Esto se debe a que la mayoría de los mexicanos ingresa al país en forma clandestina, constituyendo un factor importante de conflicto social.

Asimismo, el proceso internacional de reconocimiento de las minorías y su protección ha sido lento. Así, en 1990 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una Declaración sobre los derechos de las personas pertenecientes a minorías nacionales o étnicas, religiosas y lingüísticas. Este documento sostiene que los Estados están obligados a proteger la existencia y la identidad de las minorías dentro de sus territorios adoptando las medidas necesarias para ello.

En esta misma Declaración se enumeran los derechos de estas personas, a saber:

• derecho a disfrutar de su propia cultura, a profesar y practicar su propia religión y a utilizar su propio idioma, sin ser objeto de ningún tipo de discriminación;

• derecho a participar efectivamente en la vida cultural, religiosa, social, económica y pública;

• derecho a participar en las decisiones que se adopten respecto a la minoría a la que pertenezcan;

• derecho a establecer y mantener sus propias asociaciones;

• derecho a establecer y mantener contactos libres y pacíficos con otros miembros

• derecho a mantener contactos libres y pacíficos con otros miembros de su grupo o con personas pertenecientes a otras minorías.

LOS INDÍGENAS EN EL MUNDO

Es frecuente pensar que la población indígena existente en el mundo es relativamente escasa. Sin embargo, su presencia no es en absoluto desdeñable, ya que constituye aproximadamente un 6 % de la población mundial y algunos grupos son mayoría en muchos países de Latinoamérica, África, Asia y Oceanía. Es más, la población indígena mundial auna unas cinco mil culturas diferentes, lo que equivale a un 90 % de la diversidad cultural de la Tierra. No obstante, constituye casi siempre una minoría en todos los países donde ha logrado sobrevivir y en los que representa escasamente entre un 1 y un 10 % de la población total, por lo que normalmente se halla en peligro de extinción.

INDÍGENAS: Entre las minorías más significativas destacan los indígenas, es decir, los habitantes primigenios de un territorio que se han visto relegados a reservas por causa de la invasión y posterior colonización de la tierra de sus antepasados.

Bajo esta denominación se enmarca a numerosas etnias, como los esquimales de Norteamérica; los bosquimanos, los bereberes y los tuaregs en África; los mayas, los jíbaros y los quechuas de América Central y de-Sur; los ainos del Japón o los aborígenes australianos.

Entre las características comunes a todos los indígenas cabe destacar una cierta tendencia al aislacionismo, debida sin duda a una memoria histórica marcada por los genocidios, la esclavitud y la transmisió-de enfermedades. Esta actitud condiciona su capacidad de integración social. En este sentido, los indígenas renuncian frecuentemente a hacer uso de las instituciones que les son ofrecidas y asocian la llegada del extranjero o de cualquier símbolo de civilización con malos augurios.

La identificación de estos pueblos con los modos de vida de sus antepasados, manteniendo intactas tradiciones y formas de subsistencia ancestrales, hace que su modo de vida contraste fuertemente con el de la socie-;id moderna. Por ello, ante el avance de las técnicas de explotación sistemáticas, ya sean forestales, agropecuarias o mineras, cada vez son más vulnerables.

GITANOS: Los gitanos pertenecen a las denominadas minorías étnicas que, contrariamente a los indígenas autóctonos expoliados por el avance de la colonización, no eran los únicos habitantes originarios de la región. El concepto de minoría étnica alude a un grupo numéricamente inferior contrapuesto a otro mayor y más poderoso.

La minoría defiende su singularidad, su propia cultura, frente a los valores socioculturales impuestos por el grupo dominante.

gitanos

Los gitanos son una etnia de origen remoto, pues hay noticias de su existencia con anterioridad a la era cristiana. Etimológicamente, la palabra gitano parece proceder de la palabra egipcio o egipciano y se les asocia a tribus de origen indoeuropeo que siguieron la estela de Alejandro Magno de regreso al Mediterráneo.

Al igual que otras minorías, como los tuaregs de África, los gitanos son un pueblo marcado por el fenómeno del nomadismo. Entre los gitanos hay diversidad de razas: los calés, propios de la península Ibérica, tienen su réplica centroeuropea en los zíngaros de Hungría, mientras que los tzíganos y los manouch plantan sus asentamientos en los países del norte de Europa. Históricamente se ha asociado, a menudo de forma injusta, a los gitanos con la mendicidad y con la rapiña.

Este sentimiento de rechazo alcanzó su más bárbara expresión en Alemania durante el régimen nazi, época en la que, como los judíos, fueron condenados al exterminio. Actualmente, su integración en la sociedad, que ellos denominan paya, sigue siendo escasa y su forma de vida libre y su nomadismo les ha hecho especialmente vulnerables a los estragos de la droga.

DISMINUIDOS FÍSICOS Y PSÍQUICOS: En sociedades en las que impera la ley del más fuerte y en las que existe un verdadero culto al cuerpo y a la competitividad, no hay lugar para aquellos seres más débiles, para aquellos que presentan diferencias físicas o psíquicas.

La discriminación de los disminuidos físicos y psíquicos no es un fenómeno de nuestro tiempo, sino que está plenamente enraizada en la mayoría de las culturas. Su reconocimiento como colectivo digno de protección social es relativamente reciente, puesto que hasta hace poco un minusválido era considerado y tratado literalmente como un apestado o, en el mejor de los casos, como alguien que sólo podía inspirar lástima. Durante siglos, ha sido moneda corriente la provocación artificial de malformaciones en los niños, con el fin de multiplicar las ganancias procedentes de la mendicidad, práctica que todavía subsiste en algunas regiones del mundo, como la India. Esta concepción peyorativa queda patente en los términos usados para definirlos: disminuidos, minusválidos o deficientes, entre otros.

En los países desarrollados, el avance de la medicina, unido a un cambio de mentalidad del conjunto de la población, ha permitido mejorar la calidad de vida de estas personas. Actualmente, existen múltiples asociaciones benéficas dedicadas a la integración activa

Fuente Consultada:Geografía
El Mundo Contemporáneo Polimodal A-Z M.J. Echeverría y  S.M. Capuz
MARRED Enciclopedia Temática El Universo y la Tierra

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *