Recursos Naturales Energeticos Desarrollo Sustentable Hidricos Forestales






Recursos Naturales Energéticos
El Desarrollo Sustentable

Los recursos naturales son los bienes que se encuentran en la naturaleza y que utiliza la humanidad para subsistencia y para satisfacer sus necesidades

Qué son los recursos naturales: La naturaleza proporciona a los seres humanos los recursos principales: agua, oxígeno y alimentos para poder realizar sus funciones biológicas.

El agua es necesaria para cualquier actividad de los seres vivos y el oxígeno también, aunque por su abundancia en el medio no se valora como un recurso fundamental para el desarrollo de la vida.  Además los alimentos suponen a la vez la fuente de materia y energía.

De la flora y la fauna se obtiene gran parte de los alimentos y medicamentos y la materia prima para a industria textil, maderera y otras. El suelo es otro de los recursos que nos ofrece la naturaleza, sobre el que se desarrollan muchos seres vivos. Numerosas rocas y minerales se usan en la construcción de edificios y la elaboración de nuestros utensilios. Y con fines energéticos se aprovechan el carbón, petróleo, gas natural y minerales radiactivos, así como el sol y el viento.

En los últimos años en las grandes ciudades se están produciendo problemas por las aglomeraciones de la población. Por ello, el espacio se considera también un recurso necesario. Por otra parte, el océano mundial adquiere cada vez más importancia como fuente de recursos alimentarios (peces, algas y sal) y energéticos (petróleo y gas).

Tipos de Recursos:

 Si el objeto de consumo es un ser vivo o no:

— Recursos bióticos: productos agrícolas, ganaderos, pesqueros y forestales.

— Recursos abióticos: el agua y los minerales.

Si hay posibilidades de volverlos a utilizar o no:

— Recursos reutilizables.

— Recursos no reutilizables.

Recursos geológicos

Los recursos geológicos son materiales que se extraen de la tierna para ser aprovechados con diversos fines. Se puede distinguir entre los recursos geológicos energéticos (carbón, petróleo y gas) y os recursos geológicos no energéticos que a su vez se dividen en metálicos y no metálicos

Qué es una fuente de energía

Una fuente de energía es todo aquello de lo que podamos extraer algún tipo de energía, llamada energía primaria.


Anuncio Publicitario


Esta energía puede usarse directamente o puede transformarse en otro tipo de energía antes de ser empleada por el ser humano.

La principal fuente de energía existente en a Tierra es el Sol, ya que de él derivan las fuentes de energía primaria más utilizadas en la actualidad:

‘El Sol es el responsable de la formación de los vientos, de los que se obtiene la energía eólica. ‘Produce la evaporación del agua, haciendo que llegue  a la atmósfera. Por as precipitaciones (lluvia, nieve y granizo), el agua volverá a la superficie y llenará los embalses, de los que se extrae energía hidráulica. ‘Es imprescindible para que los vegetales realicen la fotosíntesis y puedan emplearse como biomasa. Además, todo el petróleo, el carbón o el gas natural provienen de las plantas y otros seres vivos que existieron hace millones de años.

ElSol es el origen de todas as energías del planeta. La energía solar, la energía eólica y a energía hidráulica están directamente relacionadas con el Sol. Pero también la energía química de los alimentos (los vegetales captan la energía del Sol) y los combustibles (restos de seres vivos).

Interviene de forma esencial en la formación de olas, mareas y en el calentamiento del agua del mar. Se emplea directamente como fuente de calor y de luz; además, sirve para obtener energía eléctrica en las centrales solares.

Energía renovable y no renovable

Tradicionalmente el ser humano ha utilizado biomasa (leña o carbón vegetal) como principal fuente de energía. Esta energía es renovable al igual que la solar, la del viento la de las mareas, la mayor parte de la energía que utiliza la sociedad hoy día proviene del carbón vegetal, del petróleo o de combustibles rardiactivos. Todos ellos son recursos minerales no renovables, ya que o no se forman actualmente o lo hacen un ritmo infinitamente inferior al de su consumo.

  FUENTES DE ENERGÍA  
RENOVABLES   NO RENOVABLES
EL SOL EL AGUA EL VIENTO COMBUSTIBLES FÓSILES URANIO

PARA SABER MAS…
EL DIFÍCIL EQUILIBRIO
EN LA UTILIZACIÓN DE LOS RECURSOS

A los recursos naturales se los suele clasificar en perennes, potencialmente renovables y no renovables. En esta clasificación se tiene en cuenta el tiempo que tardan en renovarse en relación con el promedio de vida de los seres humanos:

  • perennes o inagotables: la energía solar, el viento, etcétera;
    • potencialmente renovables: aquellos que se pueden utilizar indefinidamente si se los explota al ritmo que se van recuperando, como la riqueza ictícola, los bosques, la fertilidad de los suelos, entre otros;
    • no renovables o muy difícilmente renovables: los combustibles (carbón, petróleo). Se los considera agotables porque se extraen y utilizan a una velocidad mayor cíe la que tardaron en formarse. Sólo se pueden renovar a través de cientos a miles de millones de años.

Las sociedades deben tener presente, entonces, el delicado equilibrio que hay entre la cantidad del recurso natural explotado y el tiempo que éste tarda en recuperarse.
Si el hombre utiliza un recurso potencialmente renovable en mayor cantidad o en menor tiempo que el necesario para el reemplazo natural, la reserva disponible se va reduciendo y se corre el riesgo de la extinción de ese recurso. Este proceso se denomina sobreexplotación. Algunos ejemplos de ello son:
– la pesca excesiva de merluza u otras especies o la caza de las ballenas;
– la tala de los bosques tropicales sin ser reforestados en la misma medida;
– la utilización de las aguas subterráneas y de los ríos y lagos en un tiempo menor al que tardan en ser reemplazadas por los procesos naturales;
– el sobrepastoreo, por ejemplo en nuestra Patagonia, que deja desprotegidos los suelos y produce desertificación.

La sobreexplotación y la degradación destruyen los sistemas que sustentan la vida en la Tierra. Por ello, en todo el mundo, surgieron en las últimas décadas iniciativas a niveles gubernamentales o de organizaciones no gubernamentales (ONG) sobre la necesidad de realizar un manejo integrado y sostenible de los recursos.
El desarrollo sostenible consiste en administrar de manera responsable los recursos de la Tierra para satisfacer las necesidades de las generaciones actuales a escala planetaria, pero salvaguardando al mismo tiempo los intereses de las generaciones futuras. Algunos ambientalistas proclaman que, para lograr un desarrollo sustentable, la población mundial debe comprender que la riqueza que en verdad nos sustenta no es el dinero o la propiedad, sino la naturaleza.

¿Cómo alcanzar el desarrollo sostenible?

Para lograr un desarrollo sostenible las políticas ambientales deben tender a:
• satisfacer las necesidades humanas básicas y el acceso equitativo tanto a los recursos naturales como al usufructo de los beneficios del crecimiento. Este fenómeno sólo se logra mediante un crecimiento económico constante, capaz de producir bienes y servicios suficientes para atender las necesidades y aspiraciones de una población en permanente aumento. El crecimiento económico debe ser mayor que el ritmo del incremento demográfico;
• desalentar los tipos de crecimiento económico que degraden el planeta, por ejemplo, eliminar subsidios gubernamentales para actividades económicas que producen contaminación o agotan los recursos; sancionar severamente a los infractores;
• reducir la contaminación a una tasa según la cual los contaminantes puedan ser diluidos, absorbidos y degradados por procesos naturales sin dañar la vida de los ecosistemas;
• prevenir el agotamiento y la degradación de los recursos, favorecer su reciclaje y reutilización, por ejemplo la del papel, del hierro, del cobre, etcétera;
• seleccionar opciones tecnológicas que permitan cambiar el consumo de recursos hacia modelos más sostenibles, por ejemplo, en lugar de utilizar combustibles fósiles para obtener energía, usar recursos renovables, no contaminantes como los ríos, el viento o la energía del Sol.

tabla o cuadro de recursos naturales

Fuente Consultada:
Enciclopedia del Estudiante Tomo14 Ecología – Wikipedia – Encarta –
Geografía El Mundo Contemporáneo Echeverría-Capuz.

PARA SABER MAS…

¿QUE ES UN RECURSO NATURAL?: En su acepción más simple, se entiende por recurso natural el conjunto de elementos que el ser humano encuentra en la naturaleza y que emplea de alguna forma: son, por lo tanto, recursos naturales el aire, el agua, el suelo, la fauna y la flora, la energía. los minerales.

Uno de los primeros especialistas en recursos naturales, Zimmermann (1951). manifestaba que el criterio principal para definir a los recursos es el de la eficacia o disponibilidad para el uso humano, y no sólo la presencia física.

La eficacia depende de las necesidades y habilidades del hombre para poner en marcha esc recurso. Los recursos no son, ellos se convierten en; no son estáticos sino que se expanden y se contraen según las necesidades y acciones humanas. Jorge Morello (1982) los define como “aquellos componentes ambientales que el hombre va encontrando en el sistema biofísico natural o modificado en función del avance del conocimiento científico-tecnológico y que satisfacen o pueden satisfacer necesidades humanas”.

Los recursos son en su mayor parte, producto de la inteligencia, la experiencia y el ingenio humano. Son todas las materias primas que el hombre puede utilizar para satisfacer sus necesidades, en función tic la cultura y el desarrollo tecnológico.

Clasificación de los recursos naturales
Los recursos naturales se pueden clasificar en función de su génesis y del tiempo necesario para su forrmación en:

a) perpetuos o perennes,

b) renovables o de flujo y

c) no renovables o agotables o de stock.

Un recurso perenne o perpetuo, como la energía solar, es virtualmente inagotable según una escala humana tic tiempo.

Los recursos renovables o de flujo son aquellos que pueden durar en forma indefinida sin disminuir la reseña disponible ya que. a diferencia de los recursos no renovables, son reemplazados con más rapidez por los procesos naturales.

Tal es el caso del agua de los ríos y lagos, el agua subterránea, los bosques, la launa silvestre, la tierra, el aire puro y las praderas. Se han distinguido dos clases: 1) renovables con gestión sostenible: aquellos que están en una situación crítica pues pueden transformarse en recursos agotables si se los utiliza mal y 2) renovables en sentido estricto, es decir, aquellos que son naturalmente renovables independientemente del uso humano, aunque ya hay señales de alarma ante los niveles de contaminación del aire puro y del agua limpia.

La mayoría de las publicaciones utiliza el término recurso renovable, mientras que Tyler Miller (1994) prefiere usar el término recurso potencialmente renovable. Si bien ambos conceptos son válidos, la terminología “potencialmente renovable” hoy por hoy es más realista, ya que enfatiza el hecho de que los recursos pueden ser agotados y convertirse en recursos no renovables si el hombre los explota más rápidamente de lo que los procesos naturales tardan en renovarlos.

Los recursos no renovables o agotables o de stock como el petróleo, el carbón, el cobre, entre otros, se caracterizan por ser agotables y se los encuentra en cantidades fijas llamadas reservas. Estas se hallan en diferentes sitios de la corteza terrestre, y su única posibilidad de renovación es a través de procesos geológicos, físicos y químicos que tienen lugar a lo largo de cientos de miles de millones de años.

El término no renovable o agotable se refiere a que la extracción y la utilización se da a una velocidad mucho mayor que el tiempo geológico de formación. Cuando un recurso está agotado casi totalmente (en un 80%), cuesta demasiado la extracción y entra en estado de económicamente agotado.

El reciclado, recolección y reprocesamiento de un recurso permite reutilizarlo y ampliarlo, o por lo menos evitar su agotamiento. Esta reutilización implica usarlo de la misma forma dos o más veces, como en el caso del vidrio, el aluminio y el cobre. Pero no todos los recursos pueden ser reciclados, como es el caso de los combustibles fósiles (petróleo, gas natural y carbón), a los cuales quemamos para aprovechar su energía útil.

Es habitual que el hombre encuentre sustitutos para aquellos recursos no renovables que son escasos o cuya explotación es poco viable económicamente, aunque no siempre es fácil hallarlos. Agudizar la investigación científica en el campo de las energías alternativas y de la sustitución de recursos es la base de un uso más conservacionista a fin de evitar su agotamiento.

Fuente Consultada: Espacio y Sociedades del Mundo Política, Economía, y Ambiente – Daguerre y Sassone – Edit. Kapeluz Biblioteca Polimodal





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *