REFORMAS POLÍTICAS DE LOS BORBONES EN EL VIRREINATO REFORMAS ADMINISTRATIVAS


REFORMAS BORBÓNICAS: ORGANIZACIÓN POLÍTICA Y ADMINISTRATIVA DE LOS BORBONES EN EL VIRREINATO

Reformas políticas y administrativas de los Borbones — Para conseguir la centralización en América, era necesario disminuir las prerrogativas de que gozaba el Consejo de Indias, que en la práctica era el que aconsejaba al rey las medidas que se debían tomar en las colonias. Para ello se crearon dos secretarias y una Junta Suprema de Estado, que dependían directamente del monarca.

La Real Ordenanza de Intendentes fue una de las reformas mas importantes de los Borbones, quienes al implantarla en la metrópoli y en las colonias quisieren uniformar el gobierno colonial y el metropolitano. Desde 1776 funcionaban en América las Intendencias de Ejército y Real Hacienda encargadas de la economía. La Real Ordenanza de Intendentes tuvo origen francés, Felipe V la implantó en España y Carlos III dictó la Real Ordenanza de Intendentes de 1782 para el Río de la Plata.

En virtud de esta disposición el Río de la Plata quedó dividido en ocho intendencias.: Buenos Aires, que era Superintendencia General de Ejército y Provincias tenía mando militar sobre las otras, comprendía Buenos Aires, la Patagonia y el litoral; Paraguay (la parte oriental); Salta del Tucumán, que en un principio tuvo su sede en San Miguel del Tucumán (comprendía Jujuy, Salta, Santiago del Estero, Catamarca y Tucumán); Córdoba del Tucumán (abarcaba Córdoba, La Rioja, San Luis, Mendoza y San Juan). Las otras cuatro intendencias estaban en el Alto Perú y eran: La Paz, Charcas, Cochabamba y Potosí.

Las provincias subordinadas eran: Moxos y Chiquitos en Bolivia, Montevideo (Uruguay y parte del Brasil) y las Misiones Guaraníes, en las que se establecieron gobiernos militares, pues eran lugares fronterizos que necesitaban defensas.

Dependían del virrey. Los límites fueron imprecisos y se trató que coincidieran las jurisdicciones militares, eclesiásticas y civiles.

Los gobernadores intendentes: Eran nombrados por el rey, duraban cinco años en sus funciones y quedaban sujetos al juicio de residencia.

La administración de la Real Hacienda que estaba en manos del superintendente de Real Hacienda volvió al virrey cuando se suprimió ese cargo. Los intendentes ejercían el vicepatronato, menos en la Superintendencia de Buenos Aires, pues era prerrogativa del virrey.

Sus principales funciones eran: inspeccionar el territorio de su jurisdicción, hacer cumplir las leyes, recaudar y administrar las rentas, proveer de suministros al ejército.

La Ordenanza creó una Junta de Propios y Arbitrios para administrar los recursos económicos del Cabildo y el producto de los impuestos. Se creó el estanco del tabaco, de los naipes, de la pólvora, etc.

La Junta Superior de Real Hacienda secundó primero al superintendente y luego al virrey.

Fuente Consultada: Historia Argentina de Etchart – Douzon – Wikipedia –  

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Powered by sweet Captcha