Hombres Revolucionarios de la Historia Grandes Lideres de Movimientos





Haz Clic y Arrastra: Dos Veces "El"


Hombres Revolucionarios de la Historia

GRANDES HOMBRES REVOLUCIONARIOS DE LA HISTORIA: El objetivo de cualquier revolución política es expulsar a la gente que detenta el poder para reemplazarla por otra. Los líderes de una revolución suelen convertirse en los gobernantes del nuevo orden político. Pero formar un gobierno y restablecer el orden es cosa muy distinta de derrocar el viejo régimen.

La gente de esta sección luchó por suplantar a los opresores, y luego se enfrentó a nuevos desafíos como líder de la nación. La influencia de la transición sobre cada uno de ellos ilustra lo complicado que resulta ser el manejo sabio y elegante del poder. (ver: Concepto de Revolución)

Revueltas, rebeliones y revoluciones constituyen tipos de movimientos colectivos desarrollados por los sectores subalternos en una sociedad. Las primeras poseen escasa organización, son esporádicas, espontáneas y de corta duración, ocupan un área reducida del territorio y se extinguen cuando los reclamos puntuales que efectúan sus líderes son satisfechos, o bien, cuando las fuerzas del orden proceden a la represión violenta.

Las rebeliones, en cambio, poseen un nivel mayor de organización y se prolongan en el tiempo, pudiendo integrar los reclamos y demandas de diferentes sectores. En éstas, el ejercicio de la violencia por parte de los rebeldes es mucho más amplio, al igual que los alcances de la represión. Cuando logran triunfar, obtienen algunas modificaciones parciales en el orden sedal, que satisfacen las demandas, aunque no significan cambios en sus aspectos centrales. En otras ocasiones, el objetivo de las acciones es ir cambio de los elementos esenciales que hacen posible que el orden se mantenga y se reproduzca, es decir, se propone un cambio “de” orden.

Se cuestiona quién domina y por qué o qué se produce, cómo y para el beneficio de quién, etc. En este caso, si las acciones son exitosas llevan a la destrucción del orden social vigente y al comienzo de la construcción de une nuevo, sobre otras bases. Éstas son las que los investigadores denominan revoluciones.

Algunos personajes destacados en la historia por su actitud y pasión para tomar los pedidos sociales de los pueblos e iniciar grandes cambios políticos, económicos y sociales.

Oliver Cromwell (1599-1658). Cromwell era puritano leal, disciplinado oficial de la milicia y miembro persuasivo del parlamento inglés durante el reinado de Carlos I (1600-1649). Las políticas religiosas y económicas del rey condujeron a la guerra civil. Al principio Cromwell defendió al monarca, pero luego llevó a Carlos a juicio y firmó su sentencia de muerte en 1649. De pie ante el cuerpo sin vida del rey, Cromwell murmuró: “¡Qué cruel necesidad!”

Cromwell reemplazó la monarquía por un protectorado gobernado por el parlamento. Como Lord Protector del protectorado, Cromwell detentaba un poder enorme, razón por la cual el parlamento le ofreció la corona, que sin embargo él rechazó. Pero no dudó en ejercer el poder como un rey, reprimiendo a los opositores, reorganizando la iglesia de Inglaterra según una línea más protestante y dando representación parlamentaria a Escocia e Irlanda (una vez que sus tropas aplastaran sin miramiento la resistencia irlandesa). Después de su muerte los opositores restauraron la monarquía.

Vladimir Ilich Lenin (1870-1924). Lenin llevó a la práctica la filosofía económica marxista en Rusia. Siendo estudiante de leyes en San Petersburgo, sus actividades izquierdistas clandestinas lo condujeron a Siberia. De vuelta de la cárcel lideró la facción de extrema izquierda del partido social demócrata de los trabajadores rusos. Durante casi toda la primera guerra estuvo en el exilio. Al desintegrarse en 1917 el gobierno ruso, Alemania, enemiga del régimen zarista, lo ayudó a volver a su país natal.

 Lenin se unió a los rusos agitando las consignas “Paz y pan” y “Todo el poder a los soviets” (un soviet es una asamblea de obreros, campesinos y soldados). En octubre de 1917 condujo la Revolución Bolchevique para convertirse en cabeza del primer gobierno de los soviets.

Las fuerzas contrarrevolucionarias trataron de anular lo que Lenin había hecho y esto generó la guerra civil rusa de 1918a 1921. Los comunistas de Lenin, así llamados por el comunismo, estado ideal de la teoría económica marxista que anhelaban construir, ganaron la guerra, después de nacionalizar la banca y las grandes industrias y y tomar el control de las granjas. Estas medidas ayudaron a Lenin í derrotar a los contrarrevolucionarios, pero condujeron a la biseca Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) al colapso económico y la hambruna.

Lenin reaccionó lanzando la Nueva Política Económica, que permitía producción privada. Este retroceso del socialismo extremo disgustó a algunos de sus colegas comunistas de la línea dura, pero con el agravante de que la nueva política llegó demasiado tarde porque la agricultura se recuperó lentamente, y muchos miles de rusos murieron en la hambruna de los años 1922 y 1923.

Ho Chi Ming (1892-1968). Con el nombre de Nguyen That Tranh era un joven bien educado de la Indochina francesa (así se llamaba e! Vietnam dominado por los franceses), que viajó mucho, y vivió en Inglaterra, Estados Unidos, Francia y China.

En Paris fue activista del recién fundado partido comunista francés. Fue a la novísima Unión Soviética , en donde el gobierno lo reclutó como agente extranjero y lo envió a Guanzhou, en el sur de China. Allí Ho Chi Ming, cuyo nombre significa “el que ilustra”, organizó a los exiliados vietnamitas que habían huido del régimen colonial francés para fundar el partido comunista de Indochina.



Anuncio Publicitario


Tras los primeros intentos de su partido contra el gobierno francés de Indochina, que fracasaron en 1940, Ho se refugió en China, sólo para ser enviado a la cárcel por el gobierno nacionalista y anticomunista de la gran nación asiática. Los japoneses ocuparon Indochina durante la segunda guerra mundial; entonces él volvió a casa en 1945, para organizar las fuerzas guerrilleras del Vietminh y contraatacar.

El Vietminh tuvo éxito y Ho proclamó en 1945 la República Democrática de Vietnam, pero las fuerzas francesas volvieron y derrocaron al nuevo gobierno. Ho volvió a la carga contra los franceses y los expulsó en 1954, pero su lucha no estaba ganada. Líderes rivales vietnamitas tomaron el control de la parte sur del país.

La Conferencia de Ginebra de 1954, con la que terminó oficialmente la guerra franco-indochina, dividió la nación a lo largo del paralelo 17. dejando a Ho encargado de Vietnam del Norte. Pero el líder siguió comprometido con la causa de la reunificación de su país. Después de un golpe de estado militar ocurrido en 1963 en Vietnam del Sur, la región quedó a merced de una invasión de las tropas nordvietnamitas; entonces Estados Unidos (como parte de su política exterior anticomunista) envió asistencia militar a Vietnam del Sur.

La guerra resultante, marcada por una escalada militar de Estados Unidos durante los años 60 y 70, estaba en su furor a la muerte de Ho, pero con el tiempo su bando logró la victoria, con el retiro de las fuerzas estadounidenses del sur en los años 70. La anterior capital sudvietnamita, fue rebautizada Ciudad Ho Chi Ming, en memoria del tenaz líder.

Robert Mugabe (nacido en 1924). Cuando era un joven maestro. Mugabe ayudó a formar organizaciones políticas democráticas en Rhodesia, colonia británica de África meridional con independencia restringida y gobierno de los blancos. En compañía de Ndabaning Sithole (nacido en 1920), Mugabe fundó la Unión Nacional Africana de Zimbabue para luchar por la liberación de los negros. Las actividades de esta unión lo llevaron varias veces a la cárcel, a medida que aumentaba la presión en demanda de cambios políticos.

El gobierno blanco de Rhodesia rompió con Inglaterra en 1965, pero continuó subyugando a los negros. Mugabe, detenido en Rhodesia entre 1964 y 1974, se desplazó luego a Mozambique para preparar invasión de su país.

Aunque aliados por temporadas, Mugabe y Joshua Nkomo (1917-1999), fundador de la Unión del Pueblo Africano de Zimbabwe, compartieron también una historia de rivalidades por el poder. A fines de la década del 70 sus fuerzas se fusionaron en el Frente Patriótico de Zimbabue para establecer en 1980 la nueva nación de Zimbabue Mugabe fue primer ministro, pero su rivalidad con Nkomo se intensificó hasta desembocar casi en una guerra civil. Tras años  de frecuente violencia entre las dos facciones, los dos hombres se reconciliaron en 1987 con un pacto formal entre sus organizaciones.

Mugabe se convirtió en presidente después de una reorganización gubernamental, abandonando en 1991 su insistencia en un estado de partido único, al desintegrarse el gobierno de la Unión Soviética; y con ello la ayuda a los países alineados con el comunismo. Sobrevivió a las cruciales elecciones del año 2000, pero los partidos de oposición salieron reforzados.

Fuente consultada: Historia del Mundo Peter Haugen.




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *