El Rio Parana Caracteristicas Navegabilidad Transporte Fluvial





Haz Clic y Arrastra: Dos Veces "El"


El Rio Paraná Características de Navegabilidad

El Río Paraná: Este río, es considerado el mayor y más relevante de los integrantes de la Cuenca del Plata. Su principal afluente es el río Paraguay, extendiéndose por el sur de Bolivia, sur de Brasil Paraguay y el norte argentino. Su área total es de aproximadamente 2.700.000 kilómetros cuadrados.

Además ofrece un magnífico delta de 14.000 kilómetros cuadrados, el cual se origina por el depósito de sedimentos que provienen de toda la cuenca. Su particularidad a nivel mundial, es que es el único delta que no está en contacto con el mar, sino que lo hace con otro río: el de la Plata. Se diferencian tres tramos a lo largo de su curso.

Aquel que recorre zonas de clima tropical, se denomina Alto Paraná y recibe precipitaciones concentradas en verano; definiendo así el régimen que va a tener el río durante todo su curso. En este tramo, los principales afluentes provienen de las Sierras Costeras de Brasil; y entre ellos se destaca el Iguazú, que con 28 kilómetros antes de su desembocadura forma unos saltos, denominadas Cataratas del Iguazú, al salvar el desnivel entre su lecho y el del río Paraná. Si embargo, este último continua su recorrido entre saltos y rápidos, hasta recibir las aguas del Río Paraguay.

Aquí se inicia el segundo tramo: el Paraná medio, cuya orientación es sur, haciéndose a su vez más caudaloso. Además presenta una abundancia de riachos e islas que acompañan a su curso principal, esto se debe porque posee menor profundidad y más anchura.

Finalmente, el tramo inferior, se localiza al sur de la ciudad de Rosario.  Aquí el río forma su delta depositando los materiales que trae en suspensión. Además se divide en dos brazos principales: el Paraná Guazú, que sirve de límite entre las provincias de Entre Ríos y Buenos Aires, y el Paraná de las Palmas.

Río Paraná en Argentina

Su Geomorfología

La geología y morfología de la cuenca esta gobernada por tres grandes complejos: el primero de ellos es el escudo precámbrico brasileño, el cual esta recubierto de sedimentos paleozoicos y mesozoicos. Otra es la llanura central, compuesta de sedimentos fluviales eólicos de grano fino y finalmente la cordillera de los Andes.

El valle del río Paraná, se formó al igual que el valle del Paraguay, a lo largo de una línea de falla que progresivamente fue desarrollándose durante la era terciaria y causó la margen izquierda alta y la margen derecha baja del valle. Esta falla, al igual que otras tantas, corre paralela a los Andes, debido a los intensos movimientos de la Cordillera.

Este valle, además tiene una longitud de 900 kilómetros, originándose en la unión de los ríos Paraguay y Alto Paraná. Además el afluente sobre la margen derecha del río Paraguay, el Bermejo es el que suministra el 80% aproximadamente de sedimentos totales al Paraná.

Su cauce principal, aguas debajo de la unión, corre recostado sobre la margen izquierda del valle aluvial hasta Diamante (provincia de Entre Ríos), lo cual desde allí comienza a correr recostado sobre la margen derecha del valle en la Provincia de Santa Fe. Este cauce presenta la morfología típica de los ríos entrelazados, en los cuales estos se dividen en dos o más brazos por la presencia de numerosas islas y bancos.

En el valle encontramos variados sedimentos, tales como: material arenoso con bancos aislados de arcilla, limo o limo con arcilla, entre otros. Esto es la cara visible de las formaciones geológicas propias de épocas terciarias o cuaternarias.

Cabe aclarar, que este río no es completamente un río aluvial libre, sino que posee ciertas barrancas que se resisten a los distintos procesos erosivos, controlando distintos tramos de su cauce.



Anuncio Publicitario


Fuente: Geografía Argentina. Editorial Santillana-Enciclopedia Geográfica de la provincia de Santa Fe. Tomo 4, Sistemas   Hídricos.




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *