Como se Calcula la Riqueza de un País? Factores que lo determinan






¿Como se Calcula la Riqueza de un País?
Factores que lo determinan

De vez en cuando, en las revistas y libros de humor aparece el personaje del ricachón superavaro. Posee dinero a montones: billetes de banco y muchas monedas de oro llenan sus cajas fuertes, de grandes dimensiones. Nuestro personaje pasa las mejores horas del día contemplando su dinero, haciéndolo correr entre las manos, deleitándose con su tintineo y… controlando su “nivel”. ¿Y después? Nada. Su vida transcurre con la misma estrechez que la del que no tiene donde caerse muerto; sus monedas se quedan sin utilizar y se ve asaltado continuamente por el temor de ser robado. Por tanto, ¿de qué le sirve ser tan rico?

EL DINERO NO SIEMPRE ES RIQUEZA
Para ser ricos no basta con poseer mucho dinero bien guardado, porque el dinero, por si solo, no sirve para satisfacer nuestras necesidades: en efecto, no es posible mitigar el hambre comiendo monedas, ni podemos vestirnos poniéndonos encima billetes de banco. El dinero sirve para adquirir los bienes necesarios, y por ello, sólo es útil cuando se “invierte” en la adquisición de alimentos, vestidos, casas, terrenos, fábricas, automóviles, etc., o cuando es utilizado de otra forma cualquiera que lo haga fructífero (por ejemplo, depositándolo en el banco).

En cambio, cuando se lo deja inactivo e improductivo —bajo el colchón de la cama,por ejemplo, como suelen hacer todavía ciertas personas— no sirve para nada. Es exactamente lo mismo que si no existiese. Por ello, se dice que el dinero, más que riqueza, es un título representativo de la riqueza; es decir, representa la riqueza que puede ser adquirida cuando es empleado de una manera útil. Por ejemplo, $ 1.000.000 son título representativo de un automóvil, de un campo, o de acciones, que valen esa cantidad y que pueden ser adquiridos con esa suma de dinero.

CÓMO SE CALCULA LA RIQUEZA DE UNA PERSONA
Entonces , si las monedas no son riqueza, ¿en qué consiste ésta? Pues bien; la riqueza es el conjunto de bienes económicos que pertenecen a una persona, en un momento determinado.

Por ello, si se quiere calcular la riqueza de una persona, es preciso, ante todo, referirse a los bienes materiales de los cuales es propietaria (edificios, automóviles, maquinarias, etc.); después, a los créditos que esa persona tenga con respecto a otras que se encuentren, naturalmente, en condiciones de pagar (tener crédito con un mendigo es como no tener nada). Por último, hay que tener en cuenta cualquier otra cosa que pueda proporcionar a esa persona una ventaja económica: por ejemplo, un invento que ha patentado y a cuya explotación se dedica, una novela escrita y publicada, etc. La suma de todos esos datos nos dará, como decíamos, la riqueza o patrimonio de esa persona determinada.

riqueza personal

Sin embargo, si esa persona tiene deudas, para valorar exactamente su riqueza no basta con sumar el valor de todos sus bienes, sino que habrá que deducir de esa suma el importe total de sus débitos; evidentemente, no podrá considerarse rica una persona que, por ejemplo, posea un patrimonio por valor de un millón de pesos pero que tenga deudas que importen millón y medio.

Así, pues, y resumiendo, hay que calcular:

En el activo: Bienes materiales + créditos exigibles + otras fuentes de réditos

En el pasivo: Débitos.

CÓMO SE CALCULA LA RIQUEZA DE UNA NACIÓN
Idéntico criterio se emplea para medir la riqueza de toda una nación: bastará con sumar el valor de todos los bienes económicos que, en ese momento, pertenecen a Ion ciudadanos particulares, a las personas jurídicas (sociedades, instituciones, ayuntamientos, etc.) y al propio Estado. De la misma forma que se hace con la riqueza individual, se calculan:

1) los bienes materiales (es decir, edificios, terrenos, minas y cualquier otro tipo de recursos económicos);

la riqueza de un pais

2) los créditos, pero sólo los que se tienen con respecto al extranjero, corno fruto, por ejemplo, de las exportaciones. No se cuentan los créditos con respecto a los súbditos del país, por la sencilla razón de que les corresponden otros tantos débitos de un importe igual, que los compensan; de hecho, si un ciudadano debe, supongamos, diez mil pesos al Estado, al pagar esos diez mil pesos los sustrae de su patrimonio, se priva de ellos; pero, como forma parte de la colectividad nacional, o sea, del Estado, es como si privase a éste de esa cantidad: en realidad, el dinero que paga es sustraído de la riqueza conjunta de la nación. Y como, al pagar los diez mil pesos, éstos ingresan en las cajas del Estado, todo queda como antes. Es como si una persona sacase el dinero de un bolsillo para meterlo después en otro. La comunidad nacional (Estado), considerada en conjunto, no gana nada.

3) Por último, todo aquello que procure una ventaja económica en el extranjero, como patentes, derechos de autor sobre libros publicados en el extranjero, etc.

Naturalmente, y lo mismo que ocurre con las personas individualmente consideradas, para valorar con exactitud la riqueza de un Estado no basta calcular solamente todo lo que posee; es necesario sustraer, del total de la riqueza, el importe general de los débitos.


Anuncio Publicitario


Fuente Consultada:
Enciclopedia del Estudiante Superior Fascículo N°36





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *