Alectomancia

Historia de los Naipes o Juego de Barajas Resumen

Historia de los Naipes ó Juego de Barajas

Los naipes aparecieron en Europa hacia el siglo XIII, traídos probablemente por los nobles que volvían de las cruzadas. La ilustración muestra un juego de naipes diseñados en Francia por el rey Carlos VII. Libro desencuadernado que leen las personas de cualquier condición y estado, y que podría ser registrado en el índice de los Prohibidos. Con esta curiosa definición, un gramático español, en una enciclopedia castellana del año 1674, se refería al inofensivo mazo de naipes.

Distintas hipótesis atribuyen a la China y a la India el origen de los naipes. Idénticos problemas surgieron sobre la difusión de las barajas en Europa; pero es probable que los árabes las difundieron hacia 1350 en España, de donde pasaron a Francia, Italia, Bélgica y Alemania. También hay diversas opiniones sobre los juegos inventados por los árabes. En el siglo XV ya se conocían distintos juegos,  y los naipes representaban figuras artísticas y delicadas. He aquí un grupo de jugadores de esa época.

El estilo de esta apreciación (como libro prohibido) refleja el espíritu del siglo XVII, y la desconfianza que entonces inspiraban todos los juegos en los que intervenía la casualidad. Sin embargo, prescindiendo de toda consideración moral sobre los diversos juegos, debemos indicar que los naipes no merecen semejante desaprobación. De hecho, su iconografía, sus figuras, especialmente en las barajas antiguas, representan una concepción filosófica de la vida, si bien simplista y popular, que puede interesar tanto desde el punto de vista psicológico como artístico. Y esto lo veremos repasando brevemente la historia de la baraja.

Su origen es incierto, aun cuando existan muchas hipótesis atractivas. La opinión más difundida es la de que las barajas nacieron en la India, como simplificación del ajedrez —también de Oriente, y acaso de la India.

La semejanza entre el juego de naipes y el de ajedrez es evidente: en el primero, cuenta más la suerte; y en el segundo, la habilidad del jugador. Pero tanto en el uno como en el otro los adversarios se enfrentan como si se tratase de ejércitos en orden de batalla.

El rey, la reina, los alfiles —que son las principales figuras del ajedrez—, corresponden a las figuras más importantes de los naipes. Los peones, que representan a los soldados, tienen la misma función que las cartas menores en las barajas. En lugar del caballo (simbolizado por el caballero) y de la torre (de la fortaleza, del castillo), en las barajas existe el as que, según los entendidos, representa la bandera o estandarte del regimiento.

Además de esta hipótesis sobre el origen de los naipes existe otra, igualmente sostenida, y no menos probable: la que afirma que las cartas derivan de ciertos juegos infantiles llamados en árabe naib o nahib, ya conocidos en Italia a principios del siglo XIV. En rigor, es posible que haya sucedido lo contrario, es decir, que dichos juegos llamados naib se inspirasen de los naipes usados por los adultos.

cartas tarot

También de los muchos tipos de barajas de naipes, uno de los más antiguos es la baraja de tarot, en la actualidad utilizado como un medio para predecir la fortuna. Una baraja de tarot consiste en 78 naipes, 22 de los cuales retratan objetos o personajes simbólicos o alegóricos.

Es casi un hecho que las primeras barajas aparecieron en España e Italia, probablemente introducidas en esos países por los árabes a mediados del siglo XIV; allí, siguiendo un natural proceso de asimilación, se cambiaron las figuras primitivas, acomodándolas a las costumbres de la sociedad europea. Que junto a los naipes europeos existiese aún la baraja árabe, se prueba por el hecho de que, en un inventario de los objetos pertenecientes al duque de Orleáns, realizado en 1408, se mencionan dos tipos de barajas diferentes, uno de los cuales defínese como “sarraceno”.

Las cartas se difundieron inmediatamente en todos los países, especialmente en Alemania, Bélgica y Francia, ganando la aprobación y la entusiasta adhesión de todas las clases sociales: así lo establece una leyenda según la cual los naipes fueron inventados por un cortesano francés para distracción de Carlos VI (el rey loco), que fue un apasionado jugador.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/barajas1.jpg

Cada país ha diferenciado perfectamente sus naipes. En Alemania, las figuras representaban animales, flores, figuras humanas, etc., y las barajas eran de gran tamaño. Famosos artistas se dedicaron al diseño de naipes, especialmente en los siglos XV y XVI. Además de la fantasía —prodigiosa por cierto—, los miniaturistas se inspiraron en motivos de la historia antigua y de la mitología.

Desde su primera aparición, las barajas se diferenciaron netamente según los países. Alemania tuvo, en los siglos XIV y XV, cartas de grandes dimensiones, cuyas figuras representaban, sobre todo, objetos animados. En 1400 aparecieron una serie de naipes redondos, originales y de exquisita factura.

La baraja numerada —empleada en la actualidad— fue la primera que los franceses usaron en sus juegos; pero una infinidad de figuras —personajes célebres de la historia, seres mitológicos, fantásticos y alegóricos— hicieron variar al infinito los naipes de Francia. Series enteras se conservan en los museos, y todas sumamente apreciables: las pintadas en Lyón en el siglo XV, ilustradas con figuras mitológicas, y las de Dijón y de Ruán, hechas en Italia y grabadas en madera en el siglo XVI, son las más hermosas de la época.

De invención italiana fueron los tarocchi: mazo de 78 naipes subdivididos en 22 triunfos, representados por distintas figuras, entre las cuales había oro, copa, basto y espada. Estas figuras han llegado a las barajas actuales, y con ellas se juega al “truco”, a la “escoba”, al “mus”, al “tute”, al “siete y medio”, etc.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/barajas3.jpg

Además de los tarocchi, muy difundidos por aquel entonces en casi todos los países, existían otros juegos que, si bien se miran, eran simples variantes —más o menos interesantes— de aquéllos. Las series de estos juegos tomaron los nombres de las ciudades o lugares donde más se practicaban.

Se ha dicho que tales juegos introdujeron modificaciones en los naipes, sobre todo en los mazos, en los que el número de cartas había llegado a 48 ó 52.

En Alemania existían, además, barajas que hoy diríamos “de lujo”, para las clases más elevadas, y otras “comunes”, para las gentes del pueblo. Tanto las cartas de lujo como las simples, quizás por coincidencia, estaban signadas con símbolos iguales o semejantes a los naipes italianos: cimitarras, copas, granadas y bastos.

Esta igualdad de símbolos en las barajas comunes de todos los países, ha despertado la curiosidad de los estudiosos, que han querido reconocer en ellos los emblemas de las cuatro clases sociales más importantes de la Edad Media: oros o granadas representarían en tal caso a los mercaderes, copas al clero, bastos a los campesinos, espadas o cimitarras a los guerreros.

Pero es en Francia donde, desde el siglo, XV, se utiliza un tipo de naipes muy similares a los que hoy se conocen. En dicha baraja se distinguen cuatro figuras: corazón, carro (llamada también diamante), flor (o trébol) y pique. Dadas también otras figuras (rey, caballo, sota), se estima que tales símbolos eran guerreros.

Éste es el tipo de mazo, de 52 cartas, que ha tenido más fortuna en el curso de los siglos, puesto que ha llegado hasta nosotros, según la iconografía del siglo XVIII.

Recordemos que, como todos los juegos, el de los naipes se creó de acuerdo con las características del tiempo y de las personas. Así existieron, especialmente en Alemania y Francia, naipes humorísticos: barajas con figuras de animales, de flores, de trajes y tocados de moda; naipes satíricos, que revelaban las reacciones del pueblo respecto de sus gobernantes (se conservan, verbigracia, algunos ejemplares de cartas alemanas del siglo XV, donde el rey rige el abanico y la reina el cetro); barajas instructivas para uso de los niños —y también de los grandes—, con figuras tomadas de la historia, de la geografía, de la botánica, etc.

Interesantísimas, tanto desde el punto de vista histórico como artístico fueron las  cartas francesas  contemporáneas de la Revolución y del imperio napoleónico. El rey fue reemplazado entonces por un hombre con el gorro frigio, llamado genio de la guerra, del comercio, de la paz, de las artes, según la serie a la cual pertenecía; las cuatro reinas representaron respectivamente la libertad de profesión, de matrimonio, de prensa y de culto; las sotas se transformaron en igualdad de clases, de derechos y obligaciones.

Semejante mutación se produjo también en época de Napoleón, en que las principales figuras se sustituyeron por los más célebres personajes políticos de entonces: el rey, como es natural, tomó semblanzas de Napoleón.

Son muchos los juegos de naipes que se conocen en diversos países; tres de los que han alcanzado aceptación más general son el poker, la canasta y el bridge. El poker es un juego para un número cualquiera de personas siempre que éstas no sean menos de dos ni más de ocho; cada participante debe jugar por su propia cuenta. La canasta suele jugarse entre dos parejas; se requieren dos barajas francesas y el objeto principal es completar series de siete cartas de una misma categoría, llamadas canastas. El bridge es un juego para cuatro personas; los jugadores procuran obtener los triunfos y las cartas inactivas; la partida completa de bridge concluye cuando se acumulan varios millares de puntos, fijados de antemano.

Antiguamente, los naipes eran de mayor dimensión que los de ahora. Para uso de los príncipes se hicieron preciosos mazos diseñados por los mejores artistas, de los cuales nos han llegado sólo algunos —muy pocos— ejemplares. Son célebres los naipes de Mantegna que, si en verdad no fueron realizados por el pintor del mismo nombre, por lo menos se atribuyen a la escuela de Padua.

Las cartas comunes, en cambio, fueron estampadas con matrices de madera; pero es justamente en los naipes donde por primera vez se aplica la xilografía.

Lo mismo que ahora, en casi todos los países la fabricación y el comercio de barajas ha estado sometido al control y a los impuestos del Estado. La fabricación de cartas se hace hoy con mucho cuidado: además de la perfecta ejecución de los grabados y figuras, se procura que no tengan ningún defecto. Por eso todo naipe está formado de tres cartulinas superpuestas, siendo la del medio de color oscuro para evitar la transparencia. Un barniz especial preserva a cada carta del desgaste por el uso.

Fuente Consultada:
LO SE TODO Tomo IV Editorial CODEX – Los Naipes-

 

Vida de Kaspar Hauser Misterioso Caso del Joven Alemán

Vida Enigmática de Kaspar Hauser

Se lo conoció como el “muchacho venido de ninguna parte”, y unos cuantos años antes de su enigmática muerte en 1833, su extraordinaria historia fue comentario obligado en toda Europa.

Un muchacho de unos 16 o 17 años, abandonado, llegó a la ciudad de Nüremberg, Alemania el 26 de mayo de 1828. Tenía los pies ensangrentados y aseguraba que estuvo encerrado en una pequeña celda oscura la mayor parte de su vida.

Su ropa con restos de seda, que había sido buena en alguna ocasión, se encontraba ahora tan andrajosa como la de un espantapájaros. Sus piernas estaban casi paralizadas por unas botas mucho más pequeñas que las de su tamaño, reforzadas con herraduras y clavos. De ellas asomaban unos dedos ensangrentados.

Kaspar Hause

Retrato de Kaspar Hauser en los últimos años de su vida, cuando su extraña historia se
transformó en el gran comentario de Europa. Esta historia se ha transformado en una leyenda, y con distintas versiones, por ejemplo se dice que siendo adolescente Hauser se presentó en comisaría con un papel en el que estaba escrito su nombre. No sabía hablar ni escribir y se descubrió que había vivido toda su vida en una cueva, en completo aislamiento.

Le entregó al primer transeúnte que lo vio unas cartas dirigidas “al capitán del 4to Escuadrón, Regimiento 6to de Caballería”. Allí fue llevado.

Mientras esperaba la llegada del capitán exhibió la primera de las extrañas reacciones que habrían de convencer a muchísimas personas de que el forastero había permanecido la mayor parte de su vida aislado del mundo: interesado en la llama de una vela, trató de agarrarla, profiriendo un agudo grito al quemarse.

El olor de lo que se cocinaba le causó náuseas, y casi se desmaya frente al jamón y la cerveza que le ofrecieron.

Comió vorazmente pan y agua, y experimentó terror frente a un reloj de péndulo, quizá considerándolo un ser vivo.

Frente al capitán balbuceó: “quiero ser soldado como mi padre…”.

En las cartas se repetía casi como una súplica la necesidad de transformar a su portador en un soldado de caballería. Y ambas concluían con el siguiente texto: “si no quiere conservarlo, debe matarlo con la espada o colgarlo”. El capitán se desentendió del asunto y entregó al muchacho a la policía local.

Al proporcionarle un lápiz y pedirle que escriba su nombre, escribió decididamente “KASPAR HAUSER”. Fuera de eso, replicó “no sé” a todas las preguntas que se le formularon.

Después de un tiempo el muchacho se transformó en una atracción pública y la gente concurría a verlo comer su pan en la celda. Más tarde sobrevino un aprendizaje sorprendentemente rápido.

A las seis semanas hablaba con fluidez y podía leer y escribir, y al cabo de un tiempo pudo realizar una completa declaración acerca de sus primeros años de vida. Según su relato, siempre estuvo prisionero en un calabozo, durmiendo sobre un colchón de paja, sin sonidos y con alimentó que alguien le llevaba mientras dormía.

De vez en cuando, su agua tenía gusto amargo. Esto lo hacía dormirse, y cuando despertaba se encontraba aseado y cambiado. Tiempo antes de su partida, un hombre se introducía en la celda y le enseñaba a escribir su nombre y las frases que le diría al capitán.

Luego de este relato, Kaspar Hauser se transformó en una celebridad. Las dudas sobre su origen apuntaban a la nobleza que, por algún motivo, quiso mantenerlo oculto durante todo ese tiempo. Hauser siguió educándose y adquirió conocimientos de filosofía, latín y ciencias.

Y el fin llegó de una manera tan enigmática como el resto de esta historia: el 14 de diciembre de 1833 apareció con numerosas heridas de arma blanca, en los pulmones y el hígado. Según dijo, fue atacado por un extraño que le entregó, antes de herirlo, una nota en la que escribió: “soy de la orilla del río… mi nombre es MLO”. Para aumentar el misterio, la frase estaba escrita de manera especular, es decir, sólo podía ser leída con ayuda de un espejo.

¿De dónde salió Kaspar Hauser?, ¿quién o quiénes se tomaron el trabajo de mantenerlo oculto tantos años, para luego liberarlo sin ningún motivo aparente?, ¿por qué murió?… Todos estos interrogantes forman parte de uno de los grandes misterios de la historia, un misterio que para los hombres de hoy no podrá escapar a la siguiente calificación: “Sin Respuesta…”.

El gran director Werner Herzog creó en 1974 una película narrando la historia de este muchacho, mostrando la crueldad humana, capaz de imposibilitar la evolución de otras personas, adueñándose de su libertad, privándolas de la oportunidad de ser educadas, de estar en contacto con seres racionales y de poder desarrollarse espiritualmente. En este sentido, ha servido para evaluar el desarrollo humano cuando se sufren carencias afectivas y educacionales severas.

Fuente Consultada: Magazine Enciclopedia Popular N°27 Año 3 Casos Sin Respuestas

Personalidad Segun tu NOMBRE Descubrir a una persona segun su nombre

TU PERSONALIDAD SEGÚN TU NOMBRE – DESCUBRE EL SECRETO DE TU NOMBRE

LA PERSONALIDAD SEGÚN LA PSICOLOGÍA

¿Por qué somos diferentes? ¿por qué somos parecidos? Estas preguntas pueden referirse tanto a rasgos físicos como psíquicos. En cualquier caso tendremos que considerar tanto aquello que heredamos como lo que fuimos adquiriendo desde nuestro nacimiento. Heredamos determinados rasgos físicos y, aparentemente, aunque sea mucho más difícil de determinar, heredamos también rasgos psíquicos, que englobamos dentro del concepto de temperamento.

A partir del nacimiento el temperamento se ve influido por el medio en el cual el bebé se desarrolla y sus características iniciales pueden agravarse o moderarse de ese modo. Si la madre se pone muy nerviosa por el modo de llorar de su bebé, esto influye aumentando la ansiedad en el mismo; si, en cambio, no la altera demasiado y puede cumplir su rol tranquila, esto va modificando el temperamento inicial de su hijo.

A partir de esta interacción en la cual el recién nacido aprende a moderar sus impulsos, el temperamento va convirtiéndose en lo que denominamos carácter. De manera que si nacemos con determinado temperamento, adquirimos cierto carácter a medida que vivimos e interactuamos con los demás. Para J. C. Filloux el carácter designa “exclusivamente el aspecto expresivo de la personalidad, sin considerarlo una naturaleza o un centro (de la misma)”.

Nuestro carácter quedará como una porción, la más visible para un observador, de una estructura muy compleja, que sólo se completa al superar la adolescencia, y sufre modificaciones permanentemente a lo largo de la vida: la personalidad. Ambos, carácter y personalidad, se manifestarán externamente a través de nuestra conducta, pero mientras que para alguien puede ser relativamente rápido y fácil pensar qué carácter tenemos, por lo menos si es fuerte o débil, no será tarea sencilla conocer nuestra personalidad ya que la misma es una estructura compleja.

Una definición, entre muchas posibles, de personalidad es la que sigue:
La personalidad es la organización profunda, definida y dinámicamente estable de aspectos intelectuales, afectivos, volitivos, fisiológicos y morfológicos.

¿Qué quiere decir esto? Por organización entendemos los elementos que la componen y las relaciones entre los mismos (aquel todo organizado del que ya hablamos). Esa organización no aparece fácilmente al conocimiento ya que, en parte es superficial y consciente, en parte es profunda e inconsciente. Que la personalidad esté definida es un rasgo de normalidad, puede 110 estarlo en ciertas personas que por ese motivo padecen trastornos de la misma.

La definición de la personalidad es un proceso que lleva mucho tiempo a lo largo de la vida, que se completa apenas al finalizar la adolescencia y que se manifiesta a través de ciertas características propias. Dinámicamente estable significa que los componentes de la personalidad sufren variaciones pero éstas son pequeñas alrededor de ciertas líneas o tendencias que le dan las características de estabilidad; significa también que ésta no es una estructura rígida, inmutable.

Respecto a los aspectos que la componen, los intelectuales incluyen la inteligencia, la capacidad de pensar; los afectivos, la capacidad de sentir emociones y sentimientos; los volitivos, la voluntad de que disponemos; los fisiológicos, los mecanismos de funcionamiento de nuestro organismo y los morfológicos, nuestra constitución y apariencia física.

Todos ellos interactúan a lo largo de la vida con el medio externo produciendo combinaciones particulares en cada persona. Para definir un tipo de personalidad necesitamos utilizar una gran parte de las características enunciadas más arriba al mismo tiempo. La teoría psicoanalítica también considera a los mecanismos de defensa que una persona usa predominantemente como aspectos esenciales de la personalidad necesarios para identificar distintos tipos.

Tratar de clasificar las características que puede adoptar la personalidad en algunos tipos principales ha sido un viejo objetivo de la psicología. Distintos autores crearon teorías de la personalidad y a partir de los conceptos postulados en ellas generaron clasificaciones también llamadas tipologías ya que se refieren a tipos cíe personalidad. Un intento importante fue desarrollado por uno de los primeros discípulos de Freud que luego siguió su propio camino, Cari Jung.

Este médico suizo consideró que las personas podían ser divididas por ciertos rasgos fundamentales en introvertidos y extrovertidos. Estos términos que hoy forman parte del lenguaje común, fueron usados por Jung para designar características precisas: introvertida es una persona que se vuelca sobre sí misma, se manifiesta tímida, rehuye a los demás y habla sólo lo indispensable; extrovertida es aquella que se vuelca sobre todo al mundo que la rodea, muy sociable y de palabra fácil. Otro aporte al tema lo dio Alfred Adler quien también se contó entre los primeros discípulos de Freud, creando con el tiempo su propia escuela de pensamiento.

Si para Freud el desarrollo de la personalidad humana era el resultado del conflicto entre las exigencias pulsionales y las prohibiciones sociales, para Adler los seres humanos presentaban de manera innata motivaciones positivas y tendían a buscar la perfección personal y social a lo largo de la vida. Según Adler, un niño pequeño que ante sus padres se siente en inferioridad de condiciones o que se siente inferior a sus hermanos, se ve motivado a intentar superarse con lo cual se desarrolla y fortalece en su personalidad.

Estas situaciones desfavorables permitirían estimular un desarrollo positivo. Adler describió otras situaciones en las cuales estos sentimientos de inferioridad no fortalecen la personalidad sino que se vuelven obsesivos y la paralizan. A esta situación patológica la llamó complejo de inferioridad.

Algunos autores intentaron encontrar relación entre le tipo físico de una persona y su personalidad pero, a pesar de los esfuerzos, no hay elementos suficientes para sustentar estas tipologías. Otros creen que se pueden definir grupos de características psicológicas comunes, lo que permite realizar descripciones de tipos de personalidad.

En lo que sigue tomaremos una tipología que sobre trabajos originales del alemán Hans Ruesch desarrolló en nuestro país David Liberman, psiquiatra y psicoanalista argentino que dedicó sus estudios a identificar el estilo verbal, también llamado “discurso” y el no verbal, referido a los gestos, encontrando correlaciones entre dichos es de los trabajos de estos autores surgen tipos de personalidades que han sido llamados:

1. Persona demostrativa
2. Persona atemorizada y huidiza
3- Persona lógica
4. Persona de ánimo variable
5. Persona observadora no participante
6. Persona de acción

Es importante subrayar que si bien ésta es una tipología de la personalidad, se habla de “personas” como totalidades, parte de cuyas características hacen a la personalidad.

Para visualizar mejor a cada una de ellas imaginemos una situación en la cual un grupo de compañeros decide organizar una obra de teatro en la escuela y veamos cómo reacciona y actúa cada uno de acuerdo con su personalidad. En lo que sigue habrá que tomar en cuenta que:

1. toda descripción es esquemática y el psiquismo de las personas con toda su riqueza tiende, cuando observamos la realidad, a escaparse de ella;

2. las descripciones físicas se ponen para completar el cuadro del personaje pero no deben tomarse rígidamente como el único aspecto posible;

3. las personalidades descriptas corresponden indistintamente a hombres o mujeres, variando la frecuencia con que se presentan en cada sexo.

Fuente Consultada: Psicología Los Unos y Los Otros Silvia Di Segni Obiols

Historia y Composicion del Chicle o Goma de Mascar

LA   GOMA   DE  MASCAR   Y  SU   MERCADO
La goma de mascar (chicle) era, en sus comienzos, un producto natural que se obtenía en México —principalmente por los indígenas de la península del Yucatán—, a partir del látex del árbol chicozapote; este árbol americano es del tipo sapotáceo y produce, además del látex, un fruto en drupa, semejante a la manzana, de pulpa exquisita.

Los antiguos aztecas utilizaban el latex natural o chicle como base para  conseguir una sustancia gomosa. Las mujeres, en particular, utilizaban esta goma para mejorar su aliento.

A pesar de que en México se utilizaba el chicle desde tiempos muy antiguos, no cabe duda que la goma de mascar tuvo su máxima difusión cuando los estadounidenses la adoptaron como artículo de consumo ordinario.

La introducción del chicle en Estados Unidos data, según parece, de los tiempos del célebre general mexicano Antonio López de Santa Ana (1837-1872), que, astutamente, sorprendió a los estadounidenses vendiéndoles una partida de látex de la Hevea (caucho), unas veinte veces más caro que el primero, asegurándoles que de él podían obtener caucho.

En el asunto intervinieron un tal Thomas Adams y un farmacéutico de Hoboken (Nueva Jersey), que cayeron en la cuenta de su verdadera aplicación como goma de mascar, ya que superaba netamente a la entonces popular cera   de   mascar.

publicidad de chicles

Publicidad Antigua de Chicles

A principios del siglo, aparece una goma de mascar hinchable —aunque líquida y pegajosa— y, en 1928, la primera goma de mascar hinchable en pastilla sólida, convenientemente aromatizada con menta. Este último producto se hacía ya con una base sintética.

El chicle actual se compone, en términos generales, de un 20% de base gomosa, un 20 % de jarabe de maíz, y un 60 % de azúcar de remolacha o de caña (sacarosa). Para fabricarlo, primero se muele la base de goma, y se extiende sobre unas bandejas, que se exponen en un recinto por el que circula una corriente de aire muy caliente, para extraer la humedad; a continuación, el material se funde, se purifica, se esteriliza y se filtra.

La composición de la goma base puede diferir de un fabricante a otro y, aun dentro de un mismo fabricante, de una calidad o tipo a otro. En general, se puede decir que la goma básica se compone de un 40 % de látex natural (principalmente, de chicozapote, junto con otras resinas y gomas sudamericanas y orientales), un 50 % de gomas (SBR, etc.) y resinas (acetato de polivinilo) sintéticas, un 8 % de carbonato calcico, y un 2 % de otros productos, como ceras, grasas, etc.

La goma base, en estado de consistencia siruposa, se vierte en grandes mezcladoras, y se le agrega el azúcar en polvo, el jarabe de maíz y los aromatizantes. Una vez bien mezclado todo, se trabaja el producto en amasadoras, para que adquiera una fina textura.

A continuación, la masa se “lamina” a través de unos rodillos, para conseguir una cinta de 45 cm. de ancho por 5 cm. de espesor. Nuevos rodillos reducen este espesor al deseado para la pastilla de que se trate. Después, se corta la cinta en planchas cuadradas de 45 cm. de lado, y se moldea a presión (se estampa) la forma y dimensiones definitivas de la pastilla. Luego, se recubren con azúcar en polvo, para evitar que se aglomeren, y, por último, se introducen en cámaras acondicionadas, y se dejan reposar durante algún  tiempo.

Todas las operaciones de empaquetado también se llevan a cabo en salas con aire acondicionado, y dé una forma enteramente mecanizada. Este empaquetado suele realizarse con papel de estaño, papel encerado y papel de celofán, y, encima de ellos, un papel con el nombre comercial, dibujos,   etcétera.

Ya en la década del 70 en Estados Unidos, según la revista “Industrial and Engineering Chemistry”, se vendia chicle a razón de 30O millones de dólares al año; más del 40 % de esta cifra se debe a una sola empresa.

El 85 % de las ventas anuales se lo reparten tres empresas. Si se pusieran una detrás de otra todas las pastillas de goma que consumen los estadounidenses en un año, podría completarse con ellas la órbita que describe la Luna alrededor de la Tierra. Ello supone que cada estadounidense consume más de 2,00 pastillas al año; durante la última guerra, el consumo por habitante se elevó a 620: pastillas anuales.

ARGENTINA: El mercado de las gomas de mascar factura en Argentina alrededor de 1.500 millones de pesos por año y en la variantes de los chicles para adultos las ventas llegan a 473 millones de packs anuales en todas las marcas, según un informe de la consultora de consumo masivo Nielsen.

Los recuerdos de la infancia incluyen los inolvidables Bazooka con gusto a frutilla, historieta incluída y la posibilidad de estirarlos y hacer globos. En la adolescencia, las variantes de los Bubaloo son las preferidas.

MÉXICO: Según datos de la empresa Kraft Foods, México es el segundo país a nivel mundial en consumo de gomas de mascar.  En el país asteca se consumen más de 92 mil toneladas de chicles con un valor de mercado de US$ 420 millones anuales, por lo que el consumo promedio del mexicano es de los más altos en el mundo sólo superado por EEUU.

ESPAÑA: Cada español masca un centenar de chicles al año. Una proporción elevada respecto a China —donde solo se consumen entre 20 y 30—, pero que todavía puede estirarse, sobre todo si se toma como referencia Estados Unidos, donde ese gasto llega hasta los 180 anuales.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología – TECNIRAMA N°99 El Mercado de la Goma de Mascar

Quien es Harry Potter? Vida de Rowling Libros de Harry Potter

SU VIDA ES TAN MÁGICA COMO LA DE SU PERSONAJE.
ES MÁS RICA E IMPORTANTE QUE LA REINA DE INGLATERRA

La Pottermanía le cambió la vida: en sólo seis años pasó de madre soltera desocupada a acumular más de 440 millones de dólares. Reconoce que el éxito le da culpa y espera que pase el furor por sus libros para sumergirse  “en la oscuridad y el anonimato”.

Su fortuna personal ronda los 445 millones de dólares, 50 más que la reina Isabel de Inglaterra. J.K. Rowling, la escritora más rica del mundo, puede presumir de que su dinero no es heredado ni resultado de un matrimonio de conveniencia. Y jactarse también de que entre contrato y contrato tuvo tiempo de escribir dos libros para fines benéficos.

A seis años de la aparición del primer volumen de Harry Potter, su autora se convirtió, muy a su pesar, en una persona inaccesible y rodeada de secretos, al punto de que su casamiento con el doctor Nefl Murray y el nacimiento de su hijo David fueron tratados con el cuidado y paranoia reservados a razones de Estado en tiempos de guerra.

El lanzamiento mundial de Harry Potter y la Orden del Fénix, la quinta entrega de este fenómeno editorial, costó nada menos que diez millones de dólares. Llegó a las librerías el sábado 21 y se convirtió en el libro más vendido de la historia en el día de su aparición. Se editaron trece millones de copias en inglés y va en camino de superar a la Biblia en la cantidad de ejemplares impresos.

Rowling, responsable de semejante suceso, cosecha críticas y elogios en forma pareja. No sólo por la calidad de sus textos sino por el circo publicitario que la rodea.

“Quedó prisionera de un aparato de marketing y copyrights, perdió su libertad y su creatividad, escribe en serie para masas informes de niños retardados”, dicen sus detractores. “Vive rodeada de secretos para poder seguir escribiendo y brindarles alegría a su seguidores; lo hace porque es la única manera de resistir al acoso”, dicen sus fanáticos. “Me siento culpable por lo que pasa. El éxito afecta mi intimidad y la de mi hija”, reconoce ella. “Pero lo hago por fidelidad a mis lectores, cuando se acabe todo esto quisiera sumergirme en la más completa oscuridad y anonimato”.

 HARRY   EN   NUMEROS    

El primer día, Harry Potter y la Orden del Fémix vendió casi 1.800.000 copias sólo en el Reino Unido. Le sacó el récord al anterior, Harry Potter y el Caliz de Fuego.

El libro tiene 896 páginas y pesa 1,270 Kilos. Se editaron 13 millones de copias: 8,5 para Estados Unidos y 4,5 para el resto del mundo. Cuesta 29,95 dólares.

Entre los cuatro anteriores lleva vendidos más de 13 millones de ejemplares en Inglaterra.
Están traducidos a 55 idiomas y fueron editados en 200 países.

La primera película, Harry Pôtter y la camara secreta, recaudó 88 millones de dólares sólo en el fin de semana de estreno en los Estados Unidos.

Rowling ganó 240 millones de dólares por los libros y más de 200 millones por los derechos de las películas y el merchandising: auspicios de Coca Cola, Lego, juegos de mesa, cartas artículos de librería, anteojos de plástico, ropa, golosinas y varita mágicas.

Joanne Kathleen Rowling nació en uno de los años que van desde la muerte de J. F. Kennedy en el ’63 al Mayo francés del ’68. Hija de padre ingeniero y madre escocesa‑francesa, fue dada a luz en el ’65, cuando recién se había perdido la inocencia y la imaginación todavía no pensaba en llegar al poder.

Hoy, a los 38 años, aquella niña tímida de Chepsow (Gales) es material de mitología. Graduada universitaria en francés y clásicos, inventó un personaje que bien podría haber bautizado Frankenstein debido al latente riesgo de que la invención termine con el creador.

Fue en 1997 cuando un secreto de los llamados a voces comenzó a recorrer Inglaterra: “Hay un libro que conjura la magia con la historia, las tradiciones con la aventura y que puede ser leído tanto por niños como por adultos, sin que el niño se sienta viejo o el adulto avergonzado”, decían las voces, y el secreto tomó forma de nombres y apellidos que desde entonces parecen inseparables: J. K. Rowling y Harry Potter.

Comenzaba así, con las aventuras del niño aprendiz de mago-brujo y la piedra filosofal, el primer capítulo de lo que hoy se ha transformado en la saga más redituable de la industria editorial y en un ejercicio de marketing publicitario casi insoportable. La saga Potter-Rowling.

Nacida en los suburbios de Bristol y criada en los campos de Gales, formada en la Universidad de Exeter, Rowling escribió su primer libro a los seis años. Se titulabaConejo y son pocos quienes  pueden acreditar haberlo leído.

Afectada profundamente por la muerte de su madre, a quien la unía una estrecha relación, Rowling se traslado a Portugal, donde convivió con un periodista, ejerció como profesora de inglés y tuvo una   hija, Jessica, que ahora tiene nueve años.

Es a ella a quien debió explicarle cantidad de veces el porqué de su decisión de cambiar el calor y el sol de Portugal por el frío y la nieve de Escocia, donde se trasladó después de tres años y el fracaso de su relación amorosa. Si es por redituable económicamente, poco habría que explicar sobre lo acertado de esta decisión.

Cargango con uno de los estigmas más implacables que la Inglaterra de la obsesión por las clases sociales puede ejercer sobre una persona, el de ser madre soltera y desocupada, Rowling, con la ayuda de una beca del Consejo de las Artes escocés, escribió en los cafés de la ciudad la obra que transformaría su vida y la de tanto millones de niños en todo el mundo.

No tenía dinero para pagar el gas que calentaba su hogar.  Pero como los mejores cuentos de hadas o brujas, del estigma al paradigma hay un solo paso, un solo libro.

La cultura anglosajona adora y reverencia a las personas que se hacen a ellas mismas.

Producto típico de la emergencia a que ciertos sectores de la sociedad tuvieron que enfrentar en los duros años de las políticas sociales de Margaret Thatcher, Rowling es sin embargo el modelo ideal para las ideas neoconservadoras que bajo el dizfraz de un supuesto progresismo estableció el Nuevo Laborismo de Tony Blair.

Reverenciada por los viejos conservadores que añoran los tiempos del Imperio, a cuyos años algunas de las aventuras de Harry los retrotraen, Rowling hace guiños aquí y allá pero es absolutamente neutral a la hora de emitir opiniones que puedan herir a unos o a otros.

Miembro honoraria de la Sociedad Británica de Pesos y Medidas, que considera al sistema métrico decimal como una peligrosa filosofía política y defiende las medidas inglesas, Rowling glorifica la institución de la escuela privada de niños pupilos.

Y por otra parte no duda en dejar que las entrelíneas de sus novelas puedan ser decodificadas como alegorías favorables a la sociedad multirracial, multicultural y multilingüe que pretende ser la Inglaterra del siglo XXI.  Y en lo personal calla y calla.

En las raras ocaciones en que no calla, concede reportajes exclusivos.  Como el del jueves aanterior a la publicación de su libro, en la BBC y nada menos que con el temible Jeremy Paxman, terror de las derechas e izquierdas por igual.  Ante él, Rowling ejerció una modestia propia de orfanato, una negación de su supuesto estrellato.

Y lo que resultó más curioso aún, una explicación de cómo todo el circo publicitario al módico costo de 10 millones de dólares que resultó la aparición de Harry Potter y la Orden del Fénix estaba fuera de su poder de decisión y que hubiese querido que fuera de otra manera. Y ante ella, Paxman cambió el rol de inquisidor por el de comprensible padre de familia que trata de entender el fenómeno Potter.

El único reportaje concedido a los medios escritos fue para el bastión del conservadurismo, The Times, y allí Rowling no dudó en mostrar su costado más tierno y maternal.  La perfecta madre de familia cuya única preocupación espiritual es el bienestar de sus hijos y de todos los demás niños del mundo. Y para ellos trabaja.

Y quienes también trabajan, para ellos y para Rowling, son los incontables equipos de abogados, guardianes privados, copyrighters, comunicadores, agentes de prensa y demás fauna del mundillo de la edición y el cine que velaron, velan y velarán para hacer respetar los derechos de las casas editoriales y las productoras en cuyas manos Rowling dejó la tarea del lanzamiento de la quinta parte de las aventuras de su criatura.

Victimas del impresionante aparato resultaron, entre otros nombres de una larga lista, el New York Daily News, que fue demandado judicialmente por 100 millones de dólares por haberse atrevido a publicar unos párrafos del libro antes de su lanzamiento. O la editorial Verso, que tuvo que destruir todas las copias de un texto que analizaba a Potter   desde el punto de vista de la teoría crítica del marxismo bajo la acusación de que la tapa de su libro llevaba los mismos colores que algunas de las portadas de los Potters de mercado.

Por no mencionar los sucesivos robos de ediciones en sus lugares de impresión o el hombre que en Liverpool aposto 30.000 dólares en una casa de juegos a favor del que para él sería el personaje que muere en el libro y que resultó, obviamente, implicado en el mencionado robo.

El enigma que rodeaba a quien sería el personaje que muere en la quinta entrega ya está develado para el mercado anglosajón.  Si el secreto tan bien guardado durante meses no se trasmite de forma generalizada, los que quieran leer el íltimo Potter en español deberán esperar hasta diciembre para sacarse la duda.

Harry está cinco años más viejo, ya es un adolescente hecho y derecho, lleno de dudas y de furia, de acné y de hormonas, de un nuevo y oculto pasado.  Su escuela está donde solía y el Misterio de Magia sigue sin creerle, sus enemigos acechan en las sombras de algunas escobas y terribles mansiones y sus amigos mantienen su fidelidad.

Queda por saber si J. K. Rowling ha llegado al límite de su posibilidades creativas y lo que sigue serán obligaciones contractuales (tiene contrato para escribir dos libros más) o más de lo tan interesante que hubo hasta ahora.  Queda por saber cuáles son los limites de la mercadotecnia y de las presiones corporativas.  Queda por saber cómo será el mundo en que seguirá creciendo el primer personaje literario globalizado al extremo del absurdo. Queda por saber cómo será el mundo en que seguirá viviendo su autora, la misteriosa dama J. K. Rowling.

EL LANZAMIENTO MAS ESPERADO
Plataforma 9 y ¾ no existe pero sí.  Allí es donde Harry toma su tren camino a su escuela. En una ciudad y un país y un mundo que se convirtió en Potterloco, todo es posible. Adictos merodean buscando su bolsa de heroína.  Prostitutas olfatean algún que otro negocio. Otra noche más en la vieja estación de King´s Cross, norte de Londres (foto). Hay filas. De niños embelesados y sumergidos en capas, portando varas y sombreros.

De padres soñolientos y disimuladores de emociones. De fotógrafos que se pelean por los planos de frente.  De periodistas. Grabador e ironíaq en mano. Suenan las campanadas de las 12 y estalla el pandemónium: caen las capas, vuelan los sombreros, corren los adictos, gritan los padres, aúllan los periodistas, flashean los fotógrafos, ríen las prostitutas.  Viven los niños. Es el primer minuto del nuevo día del Quinto Potter, el libro más esperado del año.

Los Amotinados del Bounty Marineros Sublevados en su Barco Historia

Los Marineros Amotinados del Bounty

Durante casi dos siglos los amotinados del famoso Bounty han estado trabajando por su existencia en una pequeña isla volcánica en el sur del océano Pacífico, la isla de Pitcairn. Fletcher Christian seleccionó este momento , inaccesible sitio, como un lugar seguro y oculto a los grupos de búsqueda británico que, estaba seguro, serían enviados cuando la noticia del motín llegara a Inglaterra.

motin en un barco

El 28 de abril de 1789, el día del motín, el Bounty estaba retornando a casa después de haber permanecido durante casi 6 meses en Tahití. Su misión había sido obtener la difusión del árbol del pan entre los dueños de las plantaciones de las Indias Orientales, para procurar el aprovisionamiento de comida barata para los trabajadores nativos.

Alguien dijo que la tripulación se había puesto nostálgica por la buena vida que había gozado en Tahití y encontró la disciplina del capitán Bligh (imagen)  cada vez más intolerable. Cualquiera que haya sido su causa, Christian y sus compañeros amotinados echaron en un pequeño bote a la deriva al capitán y a 18 tripulantes que le eran leales. El viaje en ese bote repleto y su regreso final a Inglaterra es una historia bien conocida de supervivencia.

En cuanto a los rebeldes, Christian navegó hacia Tahití, donde 16 de los hombres decidieron quedarse. Pero él y otros 8, junto con 6 tahitianos y 12 mujeres, se dirigieron a Pitcairn. Arrojaron el barco entre las rocas, sacaron todos los elementos que podían servir y, finalmente, el 23 de enero de 1790 lo quemaron.

El pequeño grupo comenzó lo que Christian imaginó como una idílica, pacífica existencia en una isla utópica. Sin embargo, los problemas los acuciaron casi inmediatamente debido, en parte, a la proporción desigual de hombres y mujeres.

En 4 años murieron 5 amotinados, incluyendo a Fletcher, como también todos los hombres tahitianos. El primero en morir por causa natural fue Edward Young, de asma, en 1800. Sólo 10 años después del motín, John Adams (alias Alexander Smith) era el único sobreviviente masculino, con 11 mujeres y 23 niños.

«Tuve un sueño», relató Adams, «que cambió toda mi vida. Un ángel que parecía estar parado a mi lado me habló, amonestándome por mi vida pasada, y después me llamó a arrepentirme e ir y enseñar a los niños el camino de la Biblia de Christian.

Luego de esto, Adams, con el mayor de los hijos de Fletcher, buscó en el arcón de marinero de Christian y encontró su Biblia y el libro de rezos, que su madre le había dado años antes. Éstos fueron los libros de texto usados en la escuela que se organizó.

Desde este momento, bajo la benevolente guía de un amotinado penitente, el poblado comenzó a desarrollarse como una sociedad pacífica. El mundo exterior conoció por primera vez su existencia en 1808, cuando el capitán Mayhew Folger, a bordo del barco americano Topaig, avistó la isla y se detuvo para buscar focas. Para su asombro, un pequeño bote remó suavemente desde la costa y 3 jóvenes lo saludaron en «un perfecto inglés», solicitándole que atracara allí porque , tenían un hombre blanco en tierra.

El capitán informó su hallazgo, pero el descubrimiento de este escondite no causó impresión en Inglaterra porque estaban preocupados con las guerras napoleónicas. Fue 7 años más tarde que dos barcos ingleses volvieron a encontrar la isla, casi por accidente, y nueva; mente los capitanes pasmados encontraron jóvenes de habla inglesa.

El amotinado John Adams asumió las responsabilidades para ser llevado a Inglaterra bajo arresto y, de esta manera, demostró su anhelo por retornar a la tierra natal a despecho de los cargos pendientes sobre él. Su mujer, su hija y otros miembros de la comunidad le rogaron que no partiera.

«Obligarlo a marcharse», escribió el capitán del Tangas, «en oposición a ellos y a sus ruegos, hubiera sido un ultraje a la humanidad». Adams entonces se quedó en Pitcairn, muriendo allí en 1829 a la edad de 62 años.
Ya más en contacto con el mundo, los habitantes hicieron dos tentativas en la década de 1800 para asegurar su futuro, en contra de las amenazas de sequía y el terror a la sobrepoblación. Algunos emigraron una vez a Tahití, más tarde a la isla Norfolk. Un grupo retornó, organizó un sistema de gobierno y la colonia entera abrazó la fe Adventista del Séptimo Día. Hoy esta iglesia es la única de Pitcairn.

Algunas personas que visitaron la isla informaron que la comunidad era devota, hospitalaria, alegre y vivía en economía cerrada. Las casas y los muebles eran simples, aunque adecuados, a la manera de la antigua Polinesia. Para cubrirse, las mujeres hacían tapas, una especie de vestido de papel. Era un trabajo lento y laborioso, pero las prendas producidas eran confortables y a la vez modestas.

Las mujeres también sabían cómo preparar abundantes comidas a partir de los alimentos existentes en la isla. La dieta era predominantemente vegetal y frutal e incluía carne y pescado, una o dos veces a la semana. La comunidad vivía como una gran familia y aumentaba su población por medio del casamiento entre primos. Debemos notar que desde varias generaciones atrás, no hubo en apariencia degeneración de las condiciones genéticas ni enfermos endémicos. Por el contrario, los últimos visitantes los describen como individuos básicamente sanos, fuertes y listos.

Su población declinó de más de 200 en 1937 a menos de 70 en 1974. Sólo 6 familias están ahora representadas, 3 de las cuales perpetúan los apellidos de los amotinados: Christian, Young y McCoy.

En contra de muchas conveniencias modernas, la gente vive a la manera como lo hacían sus antepasados. Sus vestidos tapa han sido reemplazados por el vestuario estilo western, en su gran mayoría abandonado por los barcos que han pasado.

Tienen unas cuantas motocicletas, unos pequeños autos para moverse y hay también motores para lanchas. Pero todavía se requiere gran habilidad de parte de los marineros para evitar los peligros de las botaduras y de los atraques.

Las lanchas han sido siempre y son todavía el único medio por el cual cualquier persona o cosa llega o sale de allí. Aún hay días en los que no saben cuándo llegará el próximo barco. No es fácil organizar una visita a Pitcairn. Los turistas que optan por permanecer más de 24 horas son los que tienen la aprobación del consejo de la isla y del gobierno inglés de Auckland, en Nueva Zelandia. Aun cuando el permiso es generalmente concedido, el procedimiento lleva meses.

lan M. Ball, un corresponsal austríaco, tuvo éxito en este trámite. En su libro Pitcairn: hijos del motín, hace algunas observaciones sobre el estilo de vida de la que «es probablemente la más remota isla habitada de nuestro planeta».

Escribe: «La vida social gira alrededor de una cosa: comida». Contó 42 platos diferentes en la mesa de una fiesta de nacimiento, a la que asistió inmediatamente después de su arribo. Fue la primera de cerca de una docena de fiestas a la que los Ball y sus tres chicos fueron invitados, a lo largo de una estadía de un mes.

Había carne de cabra y pollo; carne de vaca en conserva y lengua importada de Nueva Zelandia. Espaguettisconservados en frío se mostraban en la mesa del buffet, con etiqueta y todo. Los pescados de la isla aparecían al lado de latas de sardinas de Portugal. Otros platos tenían papas irlandesas, remolachas, judías, guisantes, coles, cebollas encurtidas, puré de tomates, zanahorias hervidas, bananas, calabaza cocida al horno y habas. Variedad de ensaladas con la misma presentación, estaban acompañadas por pan y bizcocho caseros cocidos en hornos de piedra.

Y luego los postres: pasteles de calabaza en forma de panes cuadrados, hechos dentro de las latas que los hombres enderezaban; gelatinas de fruta y tortas surtidas; bollos y pastelitos. La fruta fresca estaba olvidada, probablemente porque era un alimento muy común en la vida diaria como para ser usado en ocasiones festivas. Y también los productos lecheros; ellos no teman paladar para el queso y la leche. El agua era su bebida favorita.

Los invitados, bien limpios y pulcramente vestidos, se alineaban por edad de 11 meses a 80 años. Charlaban excitadamente con sus parientes, con los que habían estado la mayor parte del día. El tema central era la comida.

El anfitrión imponía silencio y luego entonaba una bendición solemne. Después de un «Amén» espontáneo de cada uno de los presentes, gritaba: «¡Ahora tomen! ¡Hagan saber si es suficiente con un grito!».

El correo, la iglesia, el palacio de justicia y el pequeño dispensario estaban agrupados en la plaza. También allí, dos piezas del recordado Bounty en exhibición pública: la Biblia y el ancla de 12 pies. Actualmente no está la Biblia del barco, sólo existe la que la madre de Christian le dio y que John Adams sacó de su arcón. Es la reliquia más reverenciada.

La campana del barco, ubicada también en ese lugar, ha sido siempre usada como el único medio de comunicación. A través de los años su código ha permanecido igual:
5 campanadas: «¡Barco a la vista!».
4 campanadas: reparto público de las mercancías que traen los barcos.
3 campanadas: reunión de la aldea.
1 campanada: servicios religiosos.

A los chicos se les ha enseñado que nunca deben hacerla sonar jugando. Ian notó que «la campana tiene hoy una abolladura profunda en la parte de abajo, la solución que los isleños adoptaron cuando un hombre no pudo ser salvado de la horca: hicieron sonar la campana un número confuso de veces y pusieron a la comunidad en falsa alarma.

Cuando la campana suena 5 veces, se produce una gran excitación en la aldea. Los hombres echan a correr hacia las lanchas, cogiendo su provisión de curiosidades talladas a mano, cestas tejidas por las mujeres, frutas frescas y sellos que son populares entre los comerciantes y coleccionistas de todo el mundo. Quieren vender sus productos en los barcos que pasan.

Cinco campanadas también significan que habrá atención médica, siempre que el barco lleve un doctor. Nunca hubo uno en la isla. En el pasado, si los remedios caseros fallaban, el paciente moría. Ahora tienen un radioaficionado, Tom Fletcher, descendiente de la sexta generación de Fletcher, que puede solicitar una ayuda de emergencia si un barco está lo suficientemente cerca como para responder al llamado. En años recientes, la Iglesia Adventista del Séptimo Día ha exigido al pastor tener una esposa que sea enfermera registrada.

Según Ball, el pastor actual siente que la mayor parte de los miembros de la congregación ve sus orígenes como una «historia deshonrosa». No hay cultura folklórica y se le da poca importancia al pasado. Cuando se les pregunta la opinión de por qué sus antepasados se amotinaron, los hombres de alguna relevancia en la comunidad responden: «Está todo en el film de Charles Laughton. Fue la crueldad de Bligh… No hubiera podido hacer nunca lo mismo que hizo Fletcher… Pero esto no quiere decir que tengamos algún rencor contra él. Nadie lo odia realmente.».

Los deseos de Fletcher de la isla utópica nunca se materializaron. Los isleños continúan enfrentando penalidades y un futuro incierto provocado por los recientes ensayos atómicos franceses, a 500 millas de distancia.

A pesar de las muchas y constantes amenazas contra la continuidad de su existencia, los viejos prefieren permanecer allí. Sin embargo, los jóvenes parecen sucumbir cada día más a los encantos del mundo exterior y hablan con ardor de una tercera y quizás última evacuación.

Fuente Consultada: Diccionario Insólito Tomo 3 Wallace – Wallechinsky

Historias de Presos Amotinados Presidio 27 Injustias Carcelarias

Historias de Presos Amotinados

Motín en el presidio 27: El 1968, la guerra no declarada legalmente en Vietnam se había convertido en la más impopular de la historia americana. Los jóvenes escapaban hacia Canadá y a otros países para eludir el servicio militar. El uso de marihuana y drogas fuertes estaba en la cúspide. Los estudiantes universitarios quemaban sus tarjetas de incorporación y participaban en manifestaciones que se realizaban en el recinto de la universidad.

Historias de Presos Amotinados

Vista viejo presidio de San Francisco

Aumentaron las marchas por la paz y demostraciones públicas. Solos y en grupo, los jóvenes de 18 y 19 años llenos de miedo, confundidos y sin saber qué hacer, se convirtieron en fugitivos de una sociedad que no entendían ni aceptaban.

La capacidad del viejo presidio de San Francisco, que podía cobijar a 56 hombres durante la Primera Guerra Mundial, sufrió una repentina invasión: alcanzó a tener 115 prisioneros. Se publicaron testimonios de los reclusos que revelaron que las alguna vez confortables celdas estaban ahora divididas en pequeños compartimentos sin ventanas, muchos con dimensiones menores a. las mínimas del ejército, de 6 pies por 8.

Había 5 salas de aseo, llenas de agujeros, y, además de los desperdicios, el piso de las duchas estaba cubierto por agua contaminada. Las celdas, pintadas de negro, carecían de luz, lo que hacía imposible la lectura. La comida era tan pobre como escasa Había menos de 50 tazas para todos los prisioneros.

Los guardiamarinas de la cercana isla del Tesoro, según cuentan, se divertían obligando a los reclusos a hacer uso abusivo de los dispositivos de descarga de los orinales, sacudiéndolos sin sentido, presionándolos a torcerlos con los dedos, bajo amenaza de muerte. En los detalles de este trabajo, los prisioneros eran supervisados por carceleros pendencieros y armados de escopetas, que a menudo los apuntaban con sus armas para atemorizarles: «Te volaré la cabeza». Ese tipo de tratamiento inspiró 60 intentos de suicidio, todos negado’, por el ejército.

Mientras realizaban un trabajo en equipo, Richard Bunch contradijo a un guardia y se separó de él. Fue baleado en la espalda por tratar de escapar. Era el 11 de octubre de 1968. En la mañana del 14, 27 prisioneros rompieron filas para sentarse en el césped y pudieron hablar con el comandante de la prisión, capitán Roben S. Lamont, al que querían expresar las injusticias que se cometían con ellos. Pero fueron arrestados y se les acusó de amotinamiento

Corte Marcial:
Después de tres investigaciones, que costaron al ejército medio millón de dólares, los amotinados fueron procesados en el Presidio en el Fuerte Lewis, en Fuerte Ord en California, y en el Fuerte Lewis en Washington, entre enero y junio de 1968.

Las primeras sentencias pedían 16 años de prisión, pero debido a las protestas públicas, fueron rebajadas más tarde a 3 meses. El capitán Dean Flippo, el fiscal militar, afirmó en el tribunal: «Es el ataque al sistema, no al método de ataque, el que es importante para determinar si existió amotinamiento».

Significación: Más de 100.000 militares enfrentan cortes marciales cada año. Son confinados sin tener opción a una fianza; no tienen garantía de tener jueces imparciales, y en el 95 % de los casos, el veredicto es «culpable». Estos convictos pierden todos sus derechos: pueden sufrir un tratamiento cruel e inhumano durante su confinamiento, a tal punto que algunos enloquecen y otros recurren al suicidio; todo en nombre del orden a toda costa, ya que es ésta la disciplina militar.

Yoguis Otros Hechos Reales y Curiosos del Mundo Extrañas Tradiciones

 Hechos Reales, Raros y Curiosos del Mundo

YOGUIS:
En sánscrito, yogui significa «el que se pone en tensión», el que medita y practica el yoga. Para un yogui, la inmortalidad, como experiencia mística de la eternidad, es ya en este mundo un estado de conciencia. ¿Qué energías son capaces de liberar estos hombres santos para lograr semejante control del cuerpo? ¿Qué les confiere esa extraordinaria fuerza interior?

INDUMENTARIA ROJA PARA VENERAR A LA DIOSA AMBA MATA
En una cueva no lejos de un templo, en el estado indio occidental de Gujaiat, vive un eremita, un hombre santo, el yogui Prahlad Jani. Se viste siempre de rojo en honor de la diosa Amba Mata porque, según cuenta, fue ella quién lo dotó de una facultad especial. Gracias a un agujero que tiene en el paladar, del que según parece fluye un líquido que lo alimenta, puede renunciar a comer o beber. Desde 1965 no ha ingerido nada, dice Prahlad Jani, y tampoco excreta orina o heces. Los creyentes que visitan el templo de Gujarat y conocen al yogui desde hace años ratifican sus declaraciones.

TODA UNA VIDA SIN COMER NI BEBER
Fue el neurólogo Sudhir Shah, que conocía desde hacía tiempo al septuagenario Prahlad Jani, quien después de mucho insistir pudo convencerlo para que se dejase internar en el hospital de la ciudad india Ahmadabad y permitiese poner bajo observación su especial facultad. Un equipo médico llevó a cabo todo un seguimiento del fenómeno. Los médicos confirmaron la existencia de un agujero en el paladar del hombre y la salida de líquido, pero hasta la fecha no han podido determinar de qué se trata.

«El yogui era todo un reto para la ciencia», dijo uno de los médicos. En los diez días que estuvo hospitalizado, el enjuto hombre de barba blanca ni comió ni bebió, y tampoco excretó orina o heces. Se vigilaba al yogui durante todo el día a través de una videocámara, pero no se pudo hallar explicación alguna que desvelara el secreto. Prahlad Jani estaba físicamente sano, y todas las pruebas médicas dieron un resultado totalmente normal. Con todas las pruebas que le hicieron, lo único que se descubrió fue que la vejiga de Jani producía orina, pero que la pared del órgano la volvía a absorber, de ahí que no orinara. Entre tanto, el yogui tiene asegurado el estatus de hombre santo. Sus adeptos aseguran que jamás ha caído enfermo.

REALIZADOR DEL CAMINO DEL DIAMANTE
Un yogui es un adepto practicante del yoga. Esta disciplina ayuda a entender las incontables y misteriosas facultades propias de los yoguis, como las de Prahlad Jani. Algunos tienen la facultad de ralentizar de tal forma su pulso que prácticamente no se nota y parece que estén muertos. Otros, a través de la meditación, levitan o andan sobre brasas ardientes. ¿Puede el clásico yoga de Patanjali del siglo II a.C., el llamado «camino de purificación con los ocho eslabones» (véase el recuadro de la página siguiente), provocar estos milagros? El yogui se esfuerza por conseguir una transformación de su cuerpo, en particular a través de los ejercicios de respiración y de unas posturas corporales casi acrobáticas. La ciencia se pregunta cómo los yoguis, que en el budismo tibetano se conocen como «realizadores del camino del diamante», consiguen todo eso gracias a la pura meditación.

YOGUI MAHARISHL MAHESH

El yogui Maharishl Mahesh junto a un cuadro de su maestro del Shankara-charya.
Maharishi Mahesh fue el gurú espiritual de los Beatles.

Fuente Consultada:
Enigmas de la Humanidad Misterios Sin Resolver Hombres Yoguis
Basado en Blog Historias del Regatecha

Ver: La Vida Despúes de la Muerte

Origen del Calendario Gregoriano Antecedentes y Causas

EL PAPA GREGORIO MODIFICA EL CALENDARIO JULIANO

CALENDARIO GREGORIANO: Sistema definido por reglas para designar las divisiones del tiempo en años, meses, semanas, días, determinando fechas y feriados.  Se supone que los primeros rudimentos en la materia se remontan al 2000 a. de C., cuando se construían alincamientos de piedras para determinar el paso de cada día, el tiempo de repetición de la Luna o reiteración de las estaciones.  Los más antiguos calendarios conocidos se basaban en la Luna y sus fases, porque ofrecían a los observadores ciertas constantes repetibles y luego previsibles.

La India, China, Mesopotamia, Grecia, Roma, tuvieron diferentes tipos de calendarios y los mayas dividieron el año en meses de 18 a 20 días con un período de cinco días al final del año para ceremonias o rituales.

La piedra calendario azteca es un disco labrado con exquisita firmeza y precisión, presidido al centro por la imagen del Sol con la lengua afuera, indicando que está brillando.  Su rostro está rodeado por los cuatro puntos cardinales o las cuatro creaciones del mundo y sus consiguientes catástrofes.

La primera destrucción producida por el tigre; la segunda, por los vientos; la tercera, por las lluvias y la cuarta, por el DILUVIO.  Ellos vivían el quinto tiempo o el quinto Sol.

Como el año solar estricto tiene una duración real de 365 días, 5 horas, 48 minutos y 46 segundos, se acumulaban esas horas de más y se producían serias discrepancias con el paso del tiempo.

En tiempos de Julio César, los romanos manejaron un calendario con suficientes errores como para que llamaran al astrónomo Sosígenes para encuadrarlo.  Así fue como al año 46 a. de C. se le otorgaron 445 días de duración.

En 1582, el papa Gregorio XIII ordenó que se saltearan 10 días y que los años bisiestos sólo lo fueran cuando resultaran divisibles por 400.  Se determinan, además, cuando las dos últimas cifras son divisibles por 4 (1912, 1916, 1944, 1996).  Los años seculares no son bisiestos a menos que sean divisibles por 4 sus primeras dos cifras: 1900 no fue bisiesto y el 2000 sí.

Desde el calendario gregoriano, todos los años tendrían 365 días y cada cuatro años habría un bisiesto de 366.  Bisiesto proviene del latín porque según el cómputo romano el 28 de febrero que en los años ordinarios era el sexto kalendas martzz, con el agregado de un día más a febrero pasó a ser bl’sexto kalen das martii.

El año 2000 del calendario gregoriano corresponde al 6236 del antiguo calendario egipcio; al 5760 del calendario judío; al 5119 del antiguo calendario maya y al 1420 del calendario musulmán.

El año platónico, año perfecto o gran año, Annus magnus, es un ciclo que los astrónomos griegos estimaron en 26.000 años, al fin de los cuales todos los cuerpos celestiales retornarían al mismo lugar que ocupaban en el momento de la Creación.

OTRA EXPLICACIÓN:

El calendario es una manera de medir algunas de las unidades mayores de tiempo, días, meses y años. Un día (24 horas) es el período de tiempo que necesita la Tierra para dar una vuelta completa alrededor de su eje; un mes (alrededor de 28 días) corresponde aproximadamente al tiempo que emplea la Luna en describir una órbita completa alrededor de la Tierra; un año (aproximadamente 365,25 días) es el tiempo que tarda la Tierra en describir su órbita alrededor del Sol.

Hemos llegado a nuestro calendario luego de siglos de ensayos y errores. En síntesis: el año está dividido en 365 días que, a su vez, están agrupados en 12 meses calendarios y en 52 semanas. Cada cuatro años hay un año bisiesto en el cual se agrega un día (el 29 de febrero). Esto no siempre ocurrirá en los años terminados en dos ceros (p. ej. 1800). Sólo uno de cada cuatro de estos años centenarios tendrá un día adicional.

La causa de muchas de las dificultades que hay para establecer un calendario reside en que un año debe significar el lapso que tarda la Tierra en describir su órbita alrededor del Sol. Solamente si hacemos esto conseguiremos que las estaciones caigan en las mismas fechas todos los años en todas las partes del mundo. Por ejemplo, el verano en el hemisferio norte tiene lugar en el mes de junio. Si el año fuera más largo, las estaciones (que dependen de la órbita de la Tierra) estarían fuera de fase con el calendario. El verano boreal, al cabo de un número de años, podría caer en enero.

Como un año es el tiempo que emplea la Tierra en rodear al Sol, debe corresponder lo más exactamente posible a ese lapso. Ocurre que éste no da un número entero de días. La órbita completa necesita 365,2422 días. Es este incómodo número el que complica tanto la determinación de un calendario eficiente. Como la órbita necesita 365,25 días, el día adicionado cada cuatro años hace que el calendario quede casi corregido, pero no del todo, y por eso son necesarios los ajustes cada cuatro siglos.

El día de 24 horas es más sencillo y exacto que el año; es el tiempo que la Tierra emplea para dar un giro completo sobre su eje. Los meses, muy aproximadamente representan el tiempo que tarda la Luna en circundar la Tierra, cosa que hace entre 12 y 13 veces por año. Es un accidente de la historia que tengamos un calendario de doce meses. De cualquier manera, la división del año en meses ligeramente irregulares no tiene efecto sobre la unidad básica del calendario, un año.

El sistema descrito, aunque hoy esté en uso en casi todo el mundo, no es de manera alguna el único inventado. Los egipcios poseían un calendario de 365 días (que pronto quedó fuera de la realidad). Los judíos usaban (y usan aún para ciertas cosas) un año de 354 días dividido en 12 meses. Cada tanto se intercala un decimotercer mes.

Los romanos comenzaron con un calendario de 304 días, dividido en 10 meses. Luego se agregaron dos meses, enero y febrero. En el año 46 a. C. Julio César modificó el sistema instaurando el año de 365 días con un año bisiesto cada cuatro. Éste fue el llamado calendario juliano. En 1582 el papa Gregorio, al ver que eran necesarias ciertas modificaciones, introdujo la idea de que en los años de fin de siglo sólo uno de cada cuatro debería ser bisiesto.

Ampliar: Calendario Juliano y Gregoriano