El Acrópolis

Leyenda de Belerofonte Héroe Que Domó a Pegaso

EL MITO DE BELEROFONTE
Héroe Griego Que Domó al Caballo Pegaso

Belerofonte, en la mitología griega, hijo de Glauco, rey de Corinto; fue el héroe que domó al caballo alado Pegaso con la ayuda de una brida que le diera la diosa Atenea. Enamorado de la mujer de Preto, rey de Argos, Belerofonte despertó los celos de éste, quien lo envió a ver a su suegro, Yóbates, rey de Licia, con un mensaje en el que le pedía que matara a su portador.

HISTORIA MITOLÓGICA: Belerofonte, hijo de Glauco y nieto de Sísifo, nació en Corinto, y recibió de los dioses todos los dones que hacen de un mortal un ser amado por sus semejantes. Glauco, rey de Corinto, fue despedazado por sus yeguas excitadas por Afrodita, y Sísifo, habiendo encadenado a la muerte que por orden de Zeus venía a buscarlo, fue condenado a empujar una enorme piedra hasta la cima de una montaña, de donde volvía a caer sin cesar.

El descendiente de tales personajes tuvo una vida rica en aventuras. Obligado a huir de su ciudad natal, se refugió en Argos, en la corte del rey Preto. La reina, enamorada de su huésped, no vaciló en brindarle sus favores, pero ante el rechazo de éste, lo denunció pérfidamente al rey.

Preto, quien pese a la insistencia de su mujer no deseaba derramar la sangre de su protegido, decidió enviarlo a su cuñado Yóbates, rey de Licia, solicitándole en una carta sellada que diera muerte al portador de la misma.

Mas también Yobates rehusó convertirse en el asesino de tan gallardo mancebo, y para desembarazarse de él se valió de una astucia: le ordenó eliminar a la Quimera, fabuloso monstruo que tenía cabeza de león, cuerpo de cabra, cola de dragón, y vomitaba torrentes de llamas. Este temible animal era hijo de Equidna y de Tifón, dragón de cien cabezas que aterrorizaba a los habitantes de Licia.

Belerofonte contaba con la ayuda de Pegaso, el caballo alado que tantos servicios había prestado a Perseo. Montado sobre él, venció a la Quimera atravesándola con un dardo. Luego, satisfecho del éxito de su empresa, regresó a la corte de Yobates llevando consigo los despojos del monstruo.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/belerofonte1.jpg

Esta estatua, hallada en Arezzo, está expuesta en el Museo Arqueológico de Florencia; representa a la Quimera, monstruo fabuloso cuya destrucción fue encomendada a Belerofonte.

Pero el cuñado de Preto, no contento aún con esta hazaña, le ordenó combatir contra los solimos, raza primitiva y belicosa que habitaba en las fronteras de Licia; Belerofonte los exterminó sin grandes dificultades.

El rey no tardó entonces en encomendarle otra peligrosa misión: desafiar a las Amazonas, feroces guerreras que poblaban Escitia y Capadocia, y que más tarde habrían de ser enfrentadas por Teseo y Hércules.

Belerofonte no vaciló, partió inmediatamente al encuentro de las terribles combatientes, y también de esta prueba salió victorioso. Yóbates reunió a los más valientes de sus guerreros a quienes ordenó tender una emboscada al audaz héroe, mas éste eliminó a sus enemigos uno tras otro, logrando escapar del difícil trance.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/belerofonte2.jpg

Las Amazonas eran feroces guerreras; pero Belerofonte, solo contra ellas, logró sin embargo vencerlas.

Como consecuencia de este último triunfo, el rey comprendió que no existiría fuerza capaz de destruir al hijo de Glauco, y renunciando someterlo a nuevas pruebas, le dio por esposa a su hija y compartió con él su reino.

Éstas son, según Homero, las proezas realizadas por Belerofonte; sin embargo, algún otro poeta ha agregado a este relato el siguiente episodio. Cuando pasado un tiempo, el héroe regresó a Argos, invitó a la malvada reina a montar junto con él sobre Pegaso; la mujer aceptó, y mientras el caballo alado volaba sobre el océano, Belerofonte la arrojó a las aguas, vengándose de esta manera de quien fuera la causa de tanta adversidad.

Esta actitud cuadra mal con la pintura que de Belerofonte hace Homero por boca de un Glauco, nieto del héroe y valeroso combatiente de la Guerra de Troya.

Preferimos atenernos a la poética, versión del historiador griego; éste relata que, habiendo perdido el favor de los dioses, el vencedor de la Quimera, solo y abrumado por la tristeza, erraba por la llanura Aleana, inmensa extensión de tierra que Yobates había otorgado a su hija en calidad de dote. Pero la razón por la cual los dioses llegaron a detestarlo no ha sido claramente revelada ni por Homero ni por la mitología.

Tal vez la leyenda se aproxima a la realidad, cuando refiere que Zeus castigó a Belerofonte por ser presa de sacrilega ambición: había intentado volar sobre Pegaso más allá del Olimpo, olvidando la prohibición que existía para los mortales de elevarse hasta la morada de los dioses.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/belerofonte.jpg

Cualquiera haya sido la causa del castigo, se cree que el héroe, privado de la protección de Zeus y de las otras. divinidades, pasó sus últimos días en la más terrible soledad. Triste fin para quien en su juventud conoció la gloria de haber realizado empresas sobrehumanas.

Fuente Consultada:
LO SE TODO Tomo II Leyenda de Belefonte Editorial CODEX

Leyenda de Perseo y la Medusa Héroe Mitologico y las Gorgonas

Leyenda de Perseo y Su Lucha Contra las Gorgonas

Según las predicciones del oráculo de Delfos, Acrisio, rey de Argos, moriría a manos de uno de sus nietos. Por este motivo, cuando de su hija Dánae nació Perseo, la madre y el niño fueron puestos en una canasta y arrojados al mar.

Pero las olas impulsaron la frágil embarcación hasta la isla de Sérifo, una de las Cíclades. Dito entonces fue encargado por el Destino de conducir a la mujer y a su pequeño a tierra firme. Dito era hermano de Polidecto, rey de Sérifo, quien dio hospitalidad a los náufragos en su palacio.

Perseo creció y se transformó en un robusto joven; cuando advirtió que Polidecto aspiraba a casarse con su madre, se opuso enérgicamente a las pretensiones del rey; éste, con la esperanza de desembarazarse del joven, le encomendó una empresa sobrehumana: traer la cabeza de la Medusa, la única mortal de las tres Gorgonas (las otras dos eran Euríale y Esteno).

Cualquier otro hombre hubiera rechazado el desafío, pues era por todos sabido que la Medusa transformaba en piedra a quien osara mirarla. Tal vez este prodigio fuera para los antiguos la simbolización del remordimiento que nadie puede vencer. Perseo no vaciló e inmediatamente se aprestó a realizar la dificilísima prueba. Los obstáculos eran terribles desde el comienzo.

Nadie conocía, en efecto, el lugar en que se encontraban los monstruos y aun suponiendo que Perseo llegara hasta allí, ¿cómo evitaría el ser transformado en estatua? Por fortuna, acudieron en su ayuda Hermes (Mercurio), “quien le dio una daga de diamantes y Palas Atenea (Minerva), quien hizo lo propio con su escudo (égida).

Le dijeron asimismo que debía llevar además de éstos, otros tres objetos mágicos: un par de botas aladas (como las que calzaba Hermes), una alforja prodigiosa y el casco de Hades (Plutón), que tenía el poder de hacer invisible a aquel que se lo pusiera. Sólo las hermanas de la Medusa eran capaces de indicarle el sitio donde hallaría esos indispensables instrumentos.

Las Gorgonas tenían un solo ojo y un único diente que usaban por turno para ver y comer. Sus manoseran de bronce y sus cabellos de ensortijadas y silbantes víboras. Eran viejas, obstinadas y caprichosas. Cuando el joven, luego de prolongada marcha, logró descubrirlas, no contestaron a las preguntas por él formuladas.

PERSEO

Perseo, entonces, dando prueba de gran habilidad, se apoderó del único ojo que poseían los monstruos, amenazándolas con retenerlo hasta tanto no le respondieran. Ante el temor de perder su ojo, las tres viejas, en medio de airadas protestas, le dieron los informes que necesitaba. El audaz mancebo fue así en busca de las Ninfas que vivían en las proximidades y que habrían de proporcionarle las botas aladas, la alforja y el casco.

En el mismo instante en que hubo calzado las botas aladas, Perseo fue transportado por los aires hasta el sitio donde se hallaba la Medusa, quien en el momento de su llegada estaba sumida en profundo sueño. Marchando de espaldas hacia ella (para evitar el ser petrificado) y valiéndose al mismo tiempo de su bruñido escudo a manera de espejo, se aproximó a ella y la decapitó con su puñal de diamantes.

Arrojó luego esta fatal cabeza en el interior de la alforja que tenía la propiedad de conservarla intacta. De la sangre que manaba del cuello surgió, por encantamiento, un caballo alado: Pegaso. Perseo montó sobre él y de regreso a Sérifo pasó por Etiopía donde tenía lugar un horrible drama.

Cefeo remaba entonces sobre Etiopía, y su mujer Casiopea había cometido la imprudencia de afirmar que la hija de ambos, Andrómeda, era más hermosa que las Nereidas. Éstas, juzgándose ofendidas, impulsaron a su dios, Poseidón (Neptuno) a que las vengara. Las olas marinas comenzaron a invadir las costas de Etiopía, y de los húmedos abismos emergió un monstruo de talla formidable que se ensañó contra hombres y animales.

Consultado inmediatamente por Cefeo, el oráculo de Zeus (Hanimon en Egipto) respondió que existía sólo un medio de poner fin a esta masacre: atar sobre una roca a Andrómeda y ofrecérsela al despiadado ogro.

El pueblo, que veía en Andrómeda el objeto de la cólera contra él desatada, consideró justo tal sacrificio. Cefeo y Casiopea se resignaron a seguir las prescripciones del oráculo y se despidieron de su hija, que, con admirable valor y resignación esperaba el cumplimiento de su destino.

Un tremendo rumor se propagaba ya por entre las olas ensordeciendo a todos aquellos que permanecían en la orilla: el monstruo emergía de las ondas y avanzaba hacia su víctima. Pero, de pronto, el cielo entero pareció estremecerse: era el poderoso batir de las alas de Pegaso que llegaba montado por el valiente Perseo. El caballo mágico se abatió sobre el monstruo, y con su formidable espada el héroe le asestó numerosos golpes mortales en diversas partes del cuerpo. De esta manera Perseo liberó a Andrómeda, quien poco más tarde se transformaría en su esposa.

Pero las bodas fueron perturbadas por un penoso acontecimiento; durante el desarrollo de la ceremonia nupcial, Fineo, hermano del rey Cefeo y por consiguiente tío de Andrómeda, se aproximó a la joven pareja. Su deseo era impedir que otro hombre desposara a la que muchos años antes le fuera prometida. Venía acompañado por un grupo de hombres armados, dispuestos a lanzarse sobre el extranjero. Perseo no vaciló: extrajo de la alforja, que permanentemente colgaba de su hombro, la cabeza de la Medusa y la ofreció a la mirada de aquellos guerreros, que vociferaban amenazantes.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/perseo1.jpg

Andrómeda salvada por Perseo (1515, Galería de los Uffizi, Florencia), evoca la acción emprendida por Perseo para liberar a la princesa Andrómeda, ofrecida en sacrificio a un monstruo marino para aplacar la cólera del dios Poseidón.

Todos, incluso Fineo, quedaron inmediatamente convertidos en estatuas. Finalizada la ceremonia nupcial, Perseo y Andrómeda se dirigieron rumbo a Sérifo. Allí Perseo se presentó ante el pérfido Polidecto con el fin de anunciarle el cumplimiento de la empresa que, para perderlo, éste le había impuesto. Sacó de la alforja la cabeza del monstruo para mostrársela, y en el acto el tirano fue a su vez convertido en estatua de piedra negra.

Perseo dio entonces el trono de Sérifo al pacífico Dito por quien, tiempo atrás, fuera salvado junto con su madre, en el mar. Obsequió la cabeza de Medusa a Palas Atenea y después, acompañado de Dánae y de Andrómeda, se dirigió hacia Argos. Pero en el transcurso del viaje se detuvo en Larissa para participar en los juegos públicos que allí se llevaban a cabo.

De esta manera se cumplió la predicción hecha a Acrisio, quien, enterado de la llegada de su nieto, se había refugiado en esta ciudad. Un día, mientras competía en destreza y fuerza con los atletas, Perseo lanzó el disco con tal impulso que éste, rebotando sobre el suelo, fue a golpear el pecho de Acrisio, provocándole la muerte.

Desolado de ser, aunque involuntariamente, el asesino de su abuelo, Perseo no quiso reinar sobre Argos y prefirió subir al trono de Tirinto. Fundó diversas ciudades, entre ellas Micenas, donde más tarde habría de reinar Atreo.

La mitología nos relata otra aventura de Perseo tan maravillosa como las anteriores. Durante su viaje a Etiopía, llegó al jardín de las Hespérides (en las costas de Berbería), donde reinaba el titán Atlas, quien le negó hospitalidad, temeroso de que el héroe le robase las manzanas de oro.

Perseo le mostró la cabeza de la Medusa y Atlas quedó transformado en esa imponente cadena montañosa que atraviesa el África del Norte. Luego valiéndose del casco de Hades, logró robar algunas manzanas del jardín de las Hespérides.

Fuente Consultada:
LO SE TODO Tomo II Personaje: PERSEO Editorial CODEX

Leyenda de Sanson y Dalila Resumen Para Niños

Leyenda de Sansón y Dalila
Resumen Para Niños

Sansón fue un héroe hebreo del Antiguo Testamento y que durante 20 años fue juez de las tribus de Israel, antes de la instauración de la monarquía  La Biblia narra que su padre llamado Manóaj, tenía por esposa una mujer estéril, pero se le apareció un ángel y le prometió un hijo, con la condición  que debía ser  una persona consagrada al servicio de Dios.

No debía cortarse el pelo y, debido a la fuerza sobrenatural que obtuvo gracias a su cabellera, Sansón realizó grandes hazañas, entre las que se cuentan el despedazamiento de un león y la matanza de 1.000 filisteos con la quijada de un asno.

LEYENDA DE SANSÓN Y DALILA: Durante cuarenta años, los filisteos dominaron en Israel, pero Dios, para ayudar a su pueblo oprimido, hizo nacer entre los hebreos a Sansón. No hizo de él un gran capitán de ejército, sino que lo dotó de una fuerza maravillosa, sobrehumana, puesto que su misión era la de liberar a los hebreos de la servidumbre al enemigo.

Un ángel anunció a la madre el nacimiento de un hijo; ella se alegró muchísimo y sacrificó un cabrito al Señor.

Cuando el niño nació, el padre y la madre lo consagraron a Dios delante del Arca del Señor y, como testimonio de esa consagración, hicieron un voto a Dios en nombre de Sansón, por el cual éste —según la ley de los nazarenos que habían prometido a Dios no cortarse el cabello y apartarse de las bebidas embriagantes— mantendría la cabellera sin tocar para indicar su desapego a las cosas terrenas y su absoluta dedicación al Señor.

Su fuerza era el orgullo de los hebreos y dominaba a los enemigos de Israel, que la temían. Un día, habiendo bajado a las viñas de Timnah, le salió al encuentro un león, fiera que hubiera espantado a un hombre armado, pero Sansón lo enfrentó sin ningún temor, y con la sola ayuda de sus manos lo mató como si fuese un cabrito.

Después de algunos días volvió al mismo lugar para ver qué había sido del león, y descubrió entre sus restos un enjambre de abejas y un panal. Sansón lo tomó y lo comió, y, durante un banquete ofrecido por su padre, Sansón propuso el siguiente enigma: “De aquél que devoraba salió el alimento, del fuerte salió la dulzura.” Después, la esposa filistea de Sansón, conociendo la respuesta, la comunicó a su gente.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/sanson2.jpg

Nadie, ya sea directamente o con engaños, lograba vencer Ja fuerza de Sansón; entonces los filisteos pagaron a una mu jer, Dalila, para que cautivara al juez de los israelitas y le arrancara el secreto de su fuerza. Ella lo ató con siete cuerdas retorcidas que él destrozó sin ningún trabajo.

Sansón se enfureció por esto, y, en la época de la cosecha, apresó trescientos zorros uniéndolos en parejas y atando antorchas entre sus colas. El dolor enloqueció a los animales que echaron a correr por los campos enemigos quemando todos los cultivos.

Como represalia, los filisteos prendieron fuego a la casa de Sansón y acamparon en la tierra de Judá, pidiendo que se les enviara a aquél que había, arrumado sus sembrados. Los hombres de aquella tierra, temiendo la ira de los filisteos y con el fin de salvar sus vidas y sus bienes, decidieron entregar a Sansón, al cual capturaron mediante una estratagema.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/sanson1.jpg

Un día, los intentos de Dalila se vieron coronados por el éxito, porque finalmente Sansón le confió que para conservar su fuerza no debería hacerse cortar los cabellos jamás. Entonces la mujer le hizo cortar la cabellera mientras él dormía.

Luego lo ataron fuertemente con dos gruesas sogas pensando que ya lo tenían en su poder y lo condujeron al campo enemigo. Los filisteos se alegraron muchísimo ele tener en sus manos a Sansón, pero éste se hallaba poseído por el espíritu del Señor y las sogas fueron destrozadas por la fuerza de sus brazos como un lienzo que arde al ruego.

Entonces se arrojó sobre los enemigos de su tribu y en seguida dominó la lucha; solo contra todos los filisteos, armado con una mandíbula de asno, mató más de mil hombres. Debido al calor del sol y al ardor de la lucha, sintió gran sed. Entonces, una piedra hueca se abrió y de ella brotó un abundante y vigoroso manantial de agua.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/sanson3.jpg

Después Dalila llamó a los filisteos,  que se apoderaron de Sanson sin que éste pudiera oponer resistencia, porque Dios abía quitado su protección cuando él rompió el voto de no dejarse cortar los cabellos.

Desde aquel momento Sansón fue reconocido como juez de Israel y gobernó a su pueblo durante veinte años. Su fuerza era inmensa; un día, dirigiéndose a la ciudad filistea de Gaza para pasar allí la noche, se enteró de que sus enemigos le habían preparado una emboscada apostando algunos soldados en el exterior de las murallas, con el fin de matarlo a la mañana, cuando saliese.

Sansón intentó huir, pero la puerta de la ciudad estaba cerrada. Entonces, arrancándola de su marco, la usó a manera de escudo y se instaló sobre el monte que defendía la ciudad. Los filisteos, asombrados por su fuerza, no osaron capturarlo.

Pero él, que era el terror de los ejércitos y no temblaba en ninguna batalla, cedió ante la adulación. Los filisteos pagaron a una mujer llamada Dalila y la enviaron a la tienda de Sansón, para que descubriera el secreto de su fuerza misteriosa. Y un día Sansón confió a Dalila que el secreto de esa fuerza estaba en sus cabellos; entonces la mano de Dios se apartó de su cabeza. Guando, con la complicidad de Dalila, le cortaron los cabellos durante el sueño, su fuerza, que provenía de Dios, ya se había alejado de él.

Sansón cayó así en manos de sus enemigos. Ciego y escarnecido, fue puesto a mover la rueda de un molino Los filisteos, llenos de alegría, hicieron sacrificios en honor de Dagón, su dios, y llevaron a Sansón al templo, que estaba lleno de gente, para burlarse de él. El prisionero fue colocado cerca de las columnas sostenían la bóveda del templo. Sansón, entonces, rogó a  Dios  para  que  le  restituyese  por  última  vez fuerza.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/sanson5.jpg

Sansón  fue cegado,  según  se acostumbraba  con  los  vencidos y por suprema decisión se le obligó a mover la rueda de un molino.

Se apoyó en las columnas y las sacudió con sus zos hasta que se destrozaron. El templo cedió y se derribó con gran estrépito, junto con Sansón, dentro del templo, habían quedado tres mil filisteos,  mas de cuantos enemigos del pueblo de Israel él había matado en toda su vida.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/sanson4.jpg

Después de haber aprisionado a Sansón, los filisteos organizaron una gran fiesta de gracias y condujeron al templo también al prisionero. Apoyado en las dos columnas que se apoyaban  la  bóveda  del templo,   Sansón  rogó  a  Dios  a devolviera su antigua fuerza. Su deseo fue atendido y sa cudió las columnas hasta  que el templo se derrumbó, muriendo Sansón y tres mil filisteos.

Los hermanos de Sansón recompusieron su cuerpo y lo sepultaron junto al de su padre, el justo Manoaj.

Fuente Consulatada:
LO SE TODO Tomo I Editorial CODEX – Leyenda de Sansón y Dalila

Historia de la Defensa Personal Evolución de las Artes Marciales

ARTES MARCIALES: HISTORIA Y EVOLUCIÓN

La defensa personal nació junto con el hombre. La dictó un impulso epidérmico y, a la vez, vital: el instinto de conservación. Nadie, al fin, desprecia lo más valioso que tiene y que cuando se pierde, inexorablemente ya, no se puede recuperar: la vida. El hombre aprendió a defenderse porque siempre hubo otro hombre dispuesto a atacar.

Es el juego más viejo y menos inteligente del mundo, porque toda agresión supone un acto no razonado y toda defensa admite la necesidad de evitar el castigo y de seguir viviendo. Y, si se puede, además, devolver golpe por golpe.

defensa personal

Es, sin duda, una de las fórmulas más descarnadas de la irritación y el rencor. Todos, o muchos, aspiran a ser protagonistas del legendario combate entre David y Goliath, porque siempre palpitará entre los más débiles el orgullo de haber vencido a los más fuertes. Se supone que ese es el triunfo de la habilidad sobre la torpeza, olvidándose, sin embargo, que esa es la victoria de un mejor ataque físico y no el éxito de una más sutil reflexión.

No habrá que confundir nunca, aunque frecuentemente se mezclen y se parezcan, la defensa personal con las artes marciales. Aquélla es un sistema; éstas son una filosofía. Según un conocido humorista, es como confundir al en saquitos con la ceremonia del té.

La primera arma fue la piedra. Le sucedieron el garrote y, ya en laedad de hierro, el cuchillo, la lanza y la espada. Muchas veces se planteó un interrogante: ¿Qué hacer cuando el rival lleva un arma y el que se defiende no la tiene? La solución, o la tentativa, es única, porque no se puede elegir otra: la de usar con ingenio los puños o los brazos.

En la antigüedad, la defensa con los puños se conoció como pugilato (luego boxeo), con partida de nacimiento en Grecia; la defensa con los brazos fue la lucha, con alumbramiento en Egipto.

La lucha es un ejercicio en el que dos personas procuran derribarse mutuamente y ponerse de espaldas. Es uno de los más primitivos y universales. Su antigüedad la certifican los relieves de los sepulcros muralesde Beni-Hassán, cerca del Nilo, esculpidos con centenares de escenas de esa actividad ruda. En consecuencia, la lucha se conoció 3.000 años antes de C. En el libro XXIII de La Miada, al hablar del combate entre Ayax y Ulises se observan las reglas del campeonato moderno.

Las luchas griegas, introducidas de Egipto o de Asia, tomaron carta de ciudadanía hacia la 18a. Olimpíada de los Juegos Antiguos, 708 años antes de C. Los griegos atribuían la invención de la lucha a Apolo. Heracles (Hércules) llegó a ser un maestro en ese ejercicio y fue, además, el vencedor de Anteo y Eris, el gigante siciliano. En los pueblos teutónicos la lucha era uno delos instrumentos de guerra. En la edad media adquirió tal importancia que dio origen a una frondosa literatura. La obra más importante fue el “Ringeskunst”, de Juliano de Anerwald (1535), y de Alberto Durero se conservan aún 119 dibujos.

La afición por la lucna sobrevivió en muchos países asiáticos, como en el Japón, donde existe desde 23 a.C. En el año 858, convertida en un signo de fortaleza, hombría y nobleza, decidió la sucesión al trono entre los hijos del emperador Bumtoku y allí el vencedor, Koresbito, sucedió a su padre.

El inventor del pugilato fue Teseo y se afirma que Hércules lo aprendió de Harpálice, hijo de Hermes. Con el tiempo se convirtió en boxeo y, pulido en Inglaterra, se permitió en él sólo el uso de las manos. La lucha y el pugilato se transformaron con el tiempo en deportes. Hasta 1900, por ejemplo, casi todos los cuerpos policiales del mundo usaban para defenderse un machete o un revólver. No eran, por supuesto, elementos con los que se pudiera aguzar el ingenio ni la habilidad. Se necesitaba algo más, pese a la rotunda contundencia de un machetazo precisamente asestado o de una bala certeramente disparada.

Entonces, distintas agrupaciones del orden público comenzaron a practicar un sistema de defensa personal incorporado por occidentales, quienes durante su permanencia en el Japón habían aprendido las variadísimas técnicas del jiu-jitsu o el yudo. Un slogan que se hizo muy popular aseguraba su infalible utilidad: “El jiu-jitsu y el yudo son las dos únicas armas que no se caen de las manos”.

Esos occidentales, sin la formación ritual y meditativa de los orientales, tomaron de esas antiguas artes marciales llaves y golpes para defenderse de un hombre armado de un cuchillo. de un palo o de cualquier otro instrumento agresivo. Poco a poco fue perfeccionándose el aprendizaje, hasta que esos primeros rudimentos quedaron de lado al difundirse en Occidente las artes marciales japonesas, chinas o coreanas.

Fueron adoptadas por cuerpos policiales o del ejército (por ejemplo, los Estados Unidos cuando declaró la guerra al Japón), pero olvidando los principios de esas severas disciplinas marciales, disciplinas que en sus países de origen no son combativas y no representan sistemas de defensa, sino una filosofía para modelar el carácter, la moral y el espíritu humanos.

Todas las artes marciales tienden a que el hombre sea tolerante con sus semejantes por el camino de una vida armónica, de sacrificios, de actos nobles, de comprensión y de tolerancia, y que toda actitud que adopte sea la irradiación de un mensaje de paz y no un desafío de guerra.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. N°1 – Editorial Cuántica – Historia de la Defensa Personal

El Ejército de Soldados de Terracota en China Dinastía Qin

El Ejército de Soldados de Terracota en China

Durante más de 2.000 años un poderoso ejército de soldados de barro ha protegido la tumba secreta de Qin Shi Huangdi, el primer emperador de China. Hasta comienzos de 1974 nadie sabía de su existencia, pero hasta la fecha los arqueólogos chinos continúan tratando de descifrar su misterio. Qin Shi Huangdi ascendió al trono del estado septentrional de Chin en 247 a.C., a los 13 años de edad, y 26 años después ya había conquistado toda China y fundado la dinastía Chin; trató de unificar el país y también emprendió la construcción de la Gran Muralla para proteger sus extensos dominios.

tumba del primer emperador chino

En abril de 1974, al abrir un pozo unos campesinos de la aldea de Hsien-yang, en la provincia de Shensi, tropezaron con las cabezas, manos y otras partes de unas esculturas de terracota de tamaño natural, muchas de ellas con armaduras de bronce, espadas en la mano y puñales. Hasta entonces se había supuesto que la pirámide sepulcral del emperador Shi-huang-ti estaba más que saqueada. Inmediatamente se hicieron eco todos los periódicos de «.uno de los mayores hallazgos funerarios del mundo».

Los excavadores no salían de su asombro cuando hallaron, mientras excavaban una tumba, las primeras once galenas recubiertas con ladrillos que guardaban en su interior estatuas de terracota dispuestas en formación de combate sobre treinta y ocho hileras. Hallaron más de ocho mil, de tamaño natural, y todas perfectamente conservadas. Un hecho excepcional en la historia de la arqueología.

Como ya había pasado la época en que los esclavos y los cortesanos eran sepultados vivos con el monarca muerto, tamaño real, el emperador ordenó que se hiciera un ejército de más de 7.000 soldados de barro de tamaño natural para que lo cuidaran en la otra vida.

Cuando murió, su tumba lucía tan suntuosa como los sarcófagos llenos de reliquias de los faraones egipcios. El sitio de la sepultura mide unos 5 Km. de ancho, y para construirlo se necesitaron 700.000 hombres.

Un jinete de barro de 1.80 m. de altura sostiene la brida de su corcel enjaezado.
El bocado y la rienda podrían quedarle sin ninguna duda a un caballo vivo.

De todos los confines de China fueron llamados los mejores artesanos, que esculpieron un magnífico palacio para el emperador debajo del monte Li, en la provincia de Shansi, en la región central del país. Muchas de las maravillas de la tumba fueron descritas por el historiador chino Sima Qian menos de un siglo después de la muerte de Shi Huangdi, pero nunca mencionó al ejército de terracota, descubierto en 1974. Lo valioso de las figuras halladas es su realismo: no fueron vaciadas en moldes sino modeladas en forma individual, y tienen un nivel de perfección que ha desconcertado a los expertos.

El cuerpo de cada figura consta de piernas macizas y torso hueco; la cabeza y las manos fueron cocidas por separado y después se unieron al cuerpo mediante delgadas tiras de barro. Los toques finales se hicieron con un barro más fino, y los soldados fueron pintados así: pantalones de color azul marino, zapatos negros con agujetas rojas, y túnicas verdes con botones dorados y cordones púrpura. Incluso los remaches, las hebillas de los cinturones y la suela de los zapatos de los soldados arrodillados fueron esculpidos con asombroso detalle.

Cada rostro de cada guerrero es diferente a los demás. No salen del mismo molde. Fueron moldeados a partir de la máscara mortuoria de los soldados caídos en la batalla… Si los miramos con detenimiento comprobaremos que cada estatua tiene su propia personalidad, su propio rostro, como si presenciáramos la reencarnación de un ejército diezmado. Héroes inmortalizados, algunos junto a sus caballos, conservando en terracota su deseo de vivir más allá de la muerte. Emocionante descubrimiento que a nadie dejará insensible. Es éste un tesoro «viviente» único en el mundo.

Armas robadas: Los soldados estaban armados originalmente con espadas, lanzas y arcos y flechas de bronce, pero poco después del funeral se desató una revolución en China y los rebeldes saquearon la tumba y se llevaron las armas. Todos los guerreros tenían pedestales que descansaban sobre el suelo embaldosado, y fueron colocados en formación de batalla con 600 caballos de Oficial de infantería Cada figura de terracota es única, y quizá sea el retrato de algún miembro del ejército del emperador.

Las figuras son asombrosamente realistas: tienen cabello, bigote y barba, y los pliegues de la ropa parecen hechos de tela. barro y 100 carros de combate de tamaño natural hechos de madera. Los arqueólogos han sido muy cuidadosos al realizar su labor.

La tumba principal que contiene los restos del emperador aún no ha sido abierta y se espera encontrarla intacta; se dice que se usó cobre fundido para revestirla. La tumba puede corroborar algunas leyendas macabras que se cuentan en torno a ella: que las concubinas del emperador que eran estériles fueron ejecutadas y enterradas con él, y que los artesanos que decoraron la tumba fueron emparedados vivos en su interior para que no revelaran sus secretos. Quienes logren entrar a la tumba tendrán que ser muy cautelosos: Shi Huangdi ordenó poner algunas ballestas que se dispararían en forma automática si alguien profanaba su última morada.

ALGO MAS SOBRE EL EMPERADOR SHI HUANGDI: Shi-huangdi fue el «primer emperador de la casa Chin (Ts’in)»: así se llamó él mismo, y a Mao Zedong le gustaba compararse con él. Había reunificado el gigantesco imperio desintegrado en taifas y creado un sistema de administración centralizado que funcionó hasta 1912. Conquistó el centro y sur de China, hasta Indochina, e hizo de los distintos tramos amurallados contra el norte una primera muralla continua de tierra, precursora de la Gran Muralla (que no se cubrió con piedra hasta el siglo XV).

Unificó las leyes, pesas y medidas del país, reformó la escritura, hizo carreteras nuevas y fijó la anchura de rodada de los carruajes. Cuando los llamados legalistas le hicieron resistencia, ordenó llevar a cabo, el año 213 a. C, una quema de libros para erradicar todas las influencias de la tradición feudalista i La primera quema de libros del mundo!


Shi-huang-ti soñaba con una dinastía de mil generaciones, pero la suya acabó, apenas con su hijo, tres años después de morir él. Además de algunas reformas, le sobrevivió su enorme pirámide sepulcral, rodeada de dos cercas de2173X974my 684 X 578 m, respectivamente, y de cuyo interior contaba ya maravillas el historiador Su-maTs’ien (145-85 a. C). Contenía según él un palacio, rodeado de un extenso paisaje subterráneo.

Mercurio movido mecánicamente representaría el mar y los «mil ríos del imperio» y en el techo habría un firmamento pintado. Del firmamento y del mar de mercurio no ha aparecido nada hasta ahora: en cambio, y cerca del centro del enterramiento, han dado los arqueólogos dentro de una gran fosa con todo un séquito de barro.

En vez de los servidores muertos que habían acompañado hasta entonces a sus fallecidos soberanos, cientos de soldados en formación, cada uno retrato de un miembro de la guardia, todo un «ejército subterráneo», infantes, jinetes y carros, presto a defender a su difunto emperador.

Fuente Consultada:
Como Funcionan Las Mayoría de las Cosas de Reader`s Digest – Wikipedia – Enciclopedia Encarta – Enciclopedia Consultora – Tras Las Huellas de Nuestro Pasado Edit. Círculo de Lectores

 

Palacio de Taj Mahal Arquitectura India Islámica Historia de Amor

ARQUITECTURA DE LA INDIA:
ORIGEN E HISTORIA DEL PALACIO TAJMAHAL

Obra cumbre de la arquitectura mogol, el Taj Mahal está considerado como uno de los más bellos edificios del mundo. Fue levantado en Agra, al norte de la India, por iniciativa del emperador Shah Jahan, en memoria de su esposa Muntaz Mahal.

palacio tajmahal

LA LEYENDA DEL PALACIO REAL

Esta historia real, data de 1607, cuando un príncipe de tan solo 20 años de edad, heredero del Gran Imperio Mongol, conoce a una joven persa-musulmana llamada Muntaz Mahal de quien se enamora profundamente. Es ella quien se transforma con 19 años en la nueva princesa y segunda esposa de este emperador, celebración que se llevo a cabo en la ciudad de Agra, estado de Uttar Pradesh, unos 200 Km. al sureste de Delhi, India.

El era un príncipe heredero de quince años, ella una adolescente de catorce; la leyenda dice que la joven vendía bagatelas cuando se vieron por primera vez. Se llamaba Ajumad. Era bella, inteligente y culta, pero las razones de estado interfirieron con la temprana pasión: el príncipe fue obligado a tomar por esposa a una princesa como él, hija del rey de Persia. Pero la ley musulmana vino en su ayuda: permitiendo que un hombre tuviera cuatro esposas.

Consultando la fecha con los astrólogos de la corte, se llegó al día del casamiento. Sha Jahan, por fin pudo reunirse con su amada en el año 1612, después de cinco años impedido de verla. Poco después, el nombre de ella sería cambiado por otro: Muntaz Mahal, qué significa, literalmente, ‘la elegida del palacio’. La feliz unión duró diecinueve años. En 1631, Tras 19 años de matrimonio y de una vida de gran amor, Muntaz fallece en Berhanpur, luego de dar a luz a una niña, su hijo N° 14. Ella se encontraba allí  acompañando a su esposo en una campaña, cuyo objetivo era sofocar una rebelión.

El emperador recibe un pedido de su adorada esposa antes de morir, en donde debía cumplir con las siguientes promesas:

Que construyera su tumba;
Que se casara otra vez;
Que fuera bueno con sus hijos;
Que visitara su tumba cada año en el aniversario de su muerte.

El emperador y amante esposo se sintió morir también. Su tristeza era tan profunda que se encerró en sus habitaciones ocho días con sus ocho noches, sin probar comida ni beber. Al cabo de ese tiempo, pálido y envejecido, salió y ordenó que se cumpliera el luto en todo el reino. Prohibió usar vestimentas de colores, tocar música, usar perfumes y joyas, y hasta llegó a prohibir la sonrisa entre los súbditos.
Mientras tanto, Jahan hizo un juramento: Mahal tendría la tumba más hermosa que el mundo hubiera visto jamás, en testimonio de su amor y para que el recuerdo de su nombre perdurara por siempre.

Con la fusión de la tradición hindú y la persa-musulmana dando forma en mármol blanco, se obtuvo como resultado la construcción del Rauza, es decir de la tumba de la “elegida del Palacio”, a pedido de Shah Jahan.  Este hoy, patrimonio de la humanidad fue emplazado en los bancos del río Yamuna en 1631. Para tal construcción se emplearon veinte mil obreros y los materiales utilizados fueron transportados desde Marrana mediante elefantes (1.000) ya que la distancia a recorrer era de unos 300 kilómetros. Finalizando en 1653, con este gran mausoleo de amor.

Este majestuoso homenaje tuvo su lado costoso para Shah Jahan quien perdido por su  amor vivía para venerar a su mujer. A tal punto que esta obra fue adornada en su interior y exterior por piedras preciosas de distintos puntos, por ejemplo: desde Bagdad, China, Afganistán, Tíbet, Egipto, Persia, Yemen, Rusia y Ceilán, entre otros. Esto llevo a que este emperador caiga rotundamente en una ruina económica y consecuentemente en la pérdida de su trono. Por la disputa de este último se desató una cruenta guerra entre los posibles herederos. Frente a ello, cuando Shah Jahan  se siente muy debilitado, decide rendirse, y su hijo Aurangzeb toma el trono, y le permite seguir con vida a cambio de quedar prisionero hasta el día de su muerte en el Fuerte del Agra.

Finalmente, este fallece en 1666, el cual es enterrado en el Taj junto a su amada esposa. Sin embargo, la historia cuenta que Sha Jahan había proyectado construir justo enfrente del Taj, una réplica exacta en mármol negro y unir ambos mausoleos mediante un distinguido puente. Sin embargo, hoy podemos decir que este monumento, quintaesencia del arte musulmán en la India es el regalo del emperador a toda la humanidad.

Hoy,  el gran monumento de amor es una de las “Siete Maravillas del mundo”. Su nombre “Taj Mahal”, se traduce generalmente como “Palacio de la Corona” o “Corona del Palacio”, pero los historiadores nos afirman que su designación no es más que una abreviación del nombre de la Elegida del Palacio, Muntaz Mahal.

La prenda de amor de un emperador:

Agra, es la ciudad capital del gran imperio Mongol, creado en 1526 y que perdura hasta 1857. Su fundador fue Babur un descendiente de Gengis Khan, de religión islámica y que logra esto tras conquistar el norte de la India. A partir de aquí todos los emperadores que le suceden dedicarían gran parte de su esfuerzo en edificar hermosos monumentos y embellecer dicha ciudad.

A diferencia de la arquitectura cristiana, en la islámica la distinción entre edificios civiles y religiosos  en de menor acentuación. Esta arquitectura islámica era aquella introducida en el subcontinente entre los siglos XI y XII, la cual tenía una continuada tradición persa. La geometría, la simetría y el equilibrio son características básicas de la misma y cada elemento aislado se inserta dentro de un marco unificador de compleja decoración geométrica. Denotando así, la intención de señalar el dominio en la fe coránica. Por lo tanto, la oración es el eje que configura la construcción, en donde todas aquellas se orientan hacia la santa ciudad, es decir hacia La Meca.

La edificación de los majestuosos palacios fue característico de cada emperador mongol, quien luego de su muerte lo transformaba en su sepulcro  y el de sus esposas costumbre emblemática de este Imperio. Cada uno de ellos fue construido en mármol, con grandes jardines como entradas al mismo. Pero sin lugar a dudas el Taj Mahal, es el más simbólico de todos ellos. Es un monumento de amor que lo imagino Sha Jahan como ofrenda a su más amada esposa, Muntaz Mahal, tras su muerte (1631). Este sultán mongol, era un enamorado del arte y la belleza. A él se le atribuyen más obras de artes, sin embargo todos los estudiosos están de acuerdo en que la gran gloria del Taj Mahal reside en la cuidadosa simetría con que sus elementos conocidos se han reunido para formar un conjunto de particular armonía.

La construcción

El edificio empezó a construirse hacia 1632, según los planos de un consejo de arquitectos procedentes de India, Persia y Asia central, aunque parece que el auténtico inspirador fue el propio emperador. Trabajaron en su realización más de 20.000 obreros; las obras del mausoleo concluyeron en 1643 y las de las dependencias adjuntas en 1649. En total, el proyecto ocupó veintidós años y costó cuarenta millones de rupias. Se conocen los nombres de algunos de los maestros que participaron en la empresa: el turco Ismail Afandi, que diseñó las cúpulas; Qazim Khan, de Lahore; Chíranji Lal, de Delhi, que se encargó de los mosaicos; el cantero Amir Ah, de Beluchistán; Amanta Khan, de Shiraz (Persia), insigne calígrafo. El maestro de obras fue el turco Listad Isa; la leyenda cuenta que, cuando el edificio estuvo acabado, Jehan ordenó cortar su mano para impedir que pudiese repetir una’ obra semejante. En los escritos de un misionero portugués de la época parece aludirse a la posible intervención de un artista italiano, Jerónimo Veroneo. Aunque efectivamente vivió en Agra durante esos años, nada parece apoyar de forma seria esta hipótesis.

La entrada

El recinto está flanqueado al norte y al sur por dos sectores oblongos más pequeños: en el meridional se alza una puerta de piedra arenisca que da entrada al complejo y algunos edificios auxiliares de finalidad incierta; en el septentrional, paralelo al cauce del Yamuna, se levanta el mausoleo. El emperador accedía al lugar por el río, en barca, junto con su séquito. Los demás visitantes debían entrar por un gran patio, en el lado sur, donde se daba la limosna a los pobres y donde, en cada aniversario de la muerte de Muntaz, se distribuían enormes sumas de dinero entre los menos favorecidos. En el mundo musulmán, estas puertas también tenían un fuerte simbolismo, pues representaban la entrada al paraíso: desde el punto de vista metafísico, eran consideradas el punto de transición entre el mundo exterior de los sentidos y el mundo interior del espíritu.

Los jardines

El complejo, alineado de norte a sur, tiene una planta rectangular de 580 m de largo por 305 de ancho. En el centro ‘del rectángulo se sitúa un jardín cuadrado de 300 m, cuyo eje principal se extiende de sur a norte, desde la puerta hasta el mausoleo. Con una extensión de 6,9 hectáreas, fue proyectado como representación del paraíso terrenal, al estilo de los jardines persas introducidos en la India por Babur, el primer emperador mogol. Originalmente contenían multitud de flores y árboles exóticos, todo: ellos en disposición geométrica y perfectamente simétrica: los jardineros trabajaron con el empeño consciente de traducir la perfección celeste a términos terrenales, siguiendo una serie de fórmulas bien conocidas. Así, el cuatro, número sagrado en e Islam, fue la base de todo el diseño.

Los canales, símbolo de los cuatro ríos del paraíso (de los que, según la tradición, manaba agua, leche, vino y miel), con fuentes y flanqueados de cipreses (que, además de dar sombra, acentúan las líneas de la perspectiva), se cruzan en el centro formando un estanque de nenúfares en mármol blanco, algo elevado del suelo; símbolo de al Kawthar, el estanque celestial de la abundancia mencionado en el Corán, fue concebido para que el mausoleo se reflejara en sus aguas. Cada una de las cuatro partes que delimitan los canales está dividida en dieciséis parterres por caminos de piedra.

En la arquitectura mogol, el agua se utiliza tanto para los rituales de ablución como para humidificar y enfriar el ambiente, una sabia combinación del significado religioso con la necesidad práctica. Se extraía del río y se introducía en unos canales subterráneos desde los que se derivaba para llenar los estanques y regar os jardines.

Mezquita y jawab

El mausoleo propiamente dicho está flanqueado al este y al oeste por dos edificios simétricos idénticos, la mezquita, al oeste y, al este, el correspondiente jawab o «respuesta». Sobre la finalidad de este segundo edificio, se ha supuesto que servía como albergue de peregrinos, lugar de reunión de los fieles antes de la oración; sin embargo, lo más probable es que su propósito último fuera puramente arquitectónico, para dotar de equilibrio estético al conjunto y contribuir a la simetría de las estructuras situadas en la plataforma.

Un alto muro con torres octogonales rodea la sección norte y el jardín central; quedan fuera, por el sur, los establos y estancias para los guardias. En el lado occidental, cerca de la mezquita, se sitúa un pequeño recinto de piedra para recordar el primer lugar donde fueron depositados los restos de Muntaz Mahal.

El mausoleo

Mezquita y jawab estaban realizados en arenisca roja, que contrasta con la blancura del mármol de Makrana del mausoleo, elevado sobre un plinto de mármol de siete metros de alto. Un talud de piedra protege al jardín de la erosión del río.

De planta cuadrada, el mausoleo tiene cuatro fachadas idénticas, con esquinas achaflanadas y un impresionante arco de 33 m de alto en cada una de ellas, enmarcado con bandas de caligrafía en relieve. Los artesanos que trazaron estos relieves con versículos del Corán utilizaron un truco óptico, consistente en ir aumentando el tamaño de las letras a medida que aumentaba la distancia, para conseguir que sus dimensiones parecieran idénticas.

Los grandes nichos abovedados están enmarcados con motivos florales (rosas, narcisos, tulipanes), a base de incrustaciones de piedras semipreciosas, cristales minerales y lapislázuli, además de inscripciones en piedra negra. Esta misma decoración se prolonga en el interior en las enjutas de los arcos y en las bóvedas.

La hermosa cúpula bulbosa situada sobre el salón central se levanta sobre un tambor rodeado de cuatro torres octogonales, cada una rematada por un pequeño pabellón cupulado. La estructura interior tiene una altura de 24,4 m y sobre ella se dispone otra cúpula exterior muy peraltada que estiliza el perfil del edificio. El remate externo está constituido por una aguja de latón de 17,1 m de altura.

Debajo de la gran cúpula se halla la sala octogonal del sepulcro, con grandes nichos y puertas que dan acceso a las demás estancias, decoradas con relieves de mármol blanco, igual que los cenotafios de Shah Jehan y Muntaz Mahal; los auténticos sarcófagos ocupan una cripta, al nivel del jardín.

Junto a las cuatro torres octogonales, o chattri, rematadas también con pequeñas cúpulas, se disponen cuatro minaretes, en las esquinas de la plataforma sobre. La que se levanta toda la construcción, que completan la armonía geométrica del conjunto. Estos minaretes tienen una exclusiva función formal, para resaltar la composición central con la cúpula.

El material constructivo es el ladrillo forrado de placas de mármol blanco, cuyo tono cambia según la luz del día, creando una sutil variación que produce una sensación de tranquilidad inmaterial. La decoración geométrica y floral, con incrustaciones de lapislázuli, coral, ámbar y jade, enmarca todos los vanos del edificio y se completa con versículos del Corán incrustados en piedra negra.

Además de impulsar la construcción del Taj Mahal, el sultán Shah Jahan fundó la ciudad de Shajahanabad (Viejo Delhi), ampliando el palacio-fortaleza (1639-48) que alberga la magnífica mezquita de La Perla (1646-54). Los edificios erigidos bajo su reinado dan muestra del poder y vitalidad de las dinastías mogolas.

Declive y restauración

Una vez terminado, el Taj conservó su esplendor hasta el declive del Imperio mogol durante el siglo XVIII, cuando todo el monumento cayó en abandono. Bajo la ocupación inglesa de India en el siglo XIX, el lugar era a veces utilizado para fiestas al aire libre, en las que las bandas militares llenaban con su música el aire nocturno desde las terrazas. Fue en una de esas ocasiones cuando la esposa de un oficial declaró, contemplando el Taj: «Me moriría mañana con tal de tener sobre mí otro igual.»

Otros dos británicos son citados a menudo en relación con el Taj Mahal, por razones buenas y malas. El primero, lord William Bentinck, gobernador general de India (1828-1835), pretendió desmembrar el Taj y embarcar sus pedazos hacia Inglaterra para su subasta. Afortunadamente, el público Victoriano estaba tan poco interesado en una subasta pública de mármol procedente del fuerte de Agrá que el proyecto fue abandonado. En cambio, lord Curzon, virrey de India (1898-1905) fue un dedicado conservador que hizo mucho por la restauración de los monumentos culturales indios, incluida la renovación del Taj, con el fin de que su gloria pudiese ser disfrutada tanto por la posteridad como por su creador.

Tiene un triste final la historia del sha Yahan. Su reinado llegó a su fin en 1658, cuando su intrigante hijo Aurangzeb usurpó el trono y confinó a su padre en el fuerte de Agrá. Durante sus últimos años, hasta su muerte en 1666, el viejo emperador solía contemplar desde los altos muros del fuerte, al otro lado del río Yamuna, la silueta del monumento conmemorativo de su esposa. Finalmente, el sha pudo reunirse con ella, ya que yace a su lado bajo la gran cúpula de mármol.

Es una de las más bellas obras monumentales de la Tierra contiene el amor perdurable de un hombre por una mujer, su esposa. Es una joya perfecta, un edificio exquisito. Su construcción le llevó al hombre, el emperador musulmán de la dinastía mogol, buena parte de su vida, y el hálito de un amor puesto en cada piedra, en cada puerta y en cada gema de la tumba de la amada, nos conmueve hasta el día de hoy.

SÍNTESIS: En 1629, cuando la princesa murió, todavía joven, el emperador quiso que sus restos descansaran, no en una tumba corriente, sino en un edificio que tuviera el aspecto de un palacio, de una hermosura nunca vista en la India. Durante veintidós años, arquitectos y decoradores se consagraron a la construcción de ese “sueño de mármol”, como se lo ha definido.

Se llega al edificio pasando junto a un límpido estanque y dos filas de esbeltos cipreses, que llevan a la entrada principal. Al fondo, sobre una alta plataforma flanqueada por cuatro airosos minaretes, se yergue el Taj Mahal. Su imagen se refleja en el agua, y ello le confiere un gran valor sugestivo.

Es una obra perfecta, no sólo desde el punto de vista escenográfico. Obsérvese bien esa mole: es gigantesca, poderosa, pero no produce, en modo alguno, la impresión de un “coloso”; es que sus dimensiones están exactamente proporcionadas y poseen una maravillosa armonía.

El edificio es de planta octogonal, y quizá lo podríamos apreciar mejor observándolo desde lo alto; pero sus perfectas proporciones se manifiestan también con sólo examinar la fachada. La parte central está ocupada por un rectángulo, que encierra un amplio arco. Sobre ese rectángulo se recorta el perfil de la cúpula mayor, en forma de “bulbo”, característica de la arquitectura musulmana. Las alas laterales son animadas por una doble serie de arcos más pequeños.

Obsérvese que dos de estos arcos superpuestos alcanzan, la misma altura que el grande. Dos ligeras cúpulas contribuyen a aumentar la impresión de equilibrio. El conjunto resulta muy armonioso; podría decirse que ha sido calculado al milímetro.

Se ha dicho que el Taj Mahal es un edificio construido por titanes y decorado por orfebres. La preciosa decoración y los calados de piedras semipreciosas lo hacen todavía más irreal y fabuloso; es el lugar más propicio para el largo sueño de una bella princesa.

ALGO MAS DE ARQUITECTURA:

A unos doscientos kilómetros al oeste de Agrá se encuentra Yaipur, centro joyero de la India. Todavía hoy, en dicha ciudad los artesanos tallan las piedras preciosas y trabajan el marfil y los metales según tradiciones muy antiguas.

Pocas ciudades indias gozan de una situación tan favorable. En efecto, Yaipur está situada en una pequeña llanura que queda encajada entre unas rocas en forma de anfiteatro, encima de las cuales se construyeron fortificaciones. El palacio del maharajá fue edificado en el centro de la ciudad a principios del siglo XVIII. Las calles vecinas se cruzan en ángulo recto. La residencia principesca está rodeada por un gran jardín y la única parte que queda visible desde la calle es el Hawa Mahal o Palacio de los Vientos.

Esta construcción es una obra maestra de la arquitectura. Está hecha de gres rosa, al igual que toda la ciudad de Yaipur. La fachada, trabajada como un diamante, cuenta con decenas de logias y centenares de ventanitas entre las que sobresalen varias cornisas. Antaño, este edificio estaba reservado a las mujeres que pertenecían a la corte del maharajá. Gracias a estas ventanitas podían observar lo que ocurría en las calles.

A unos trescientos cincuenta kilómetros al sudoeste de Yaipur puede admirarse otra maravilla de la arquitectura india: los dos palacios construidos en el centro del lago Pichóla, de aguas tan brillantes como un espejo y de verdeantes orillas.

El conjunto está rodeado por un paisaje accidentado y desnudo. Los palacios fueron edificados en el siglo XVIII y sirvieron de residencia de verano a los maharajaes de la región. Con frecuencia se les da el nombre de palacios flotantes de Udeipur, ciudad situada no lejos de allí.

El palacio blanco, el más bello ie los dos, ocupa prácticamente una islita y parece flotar sobre el agua como un inmenso barco blanco. Actualmente ha sido convertido en hotel en el que los turistas adinerados pueden pasar unos días En un ambiente de ensueño.

Por último citaremos los templos de Madura, en la provincia de Madras. El terreno sobre el que se alzan mide 270 por 250 m. Fueron terminados en el siglo XVII y, junto con el estanque del Lirio de Oro en torno al cual fueron construidos, constituyen un magnífico conjunto.

La decoración de estos templos, que tienen forma de pirámide, aparece cuidada hasta en los más mínimos detalles: no se ha dejado sin adornar ni un solo centímetro cuadrado. Para los fieles que no saben leer, miles de figurillas representan los textos sagrados. Estos templos están dedicados a Siva y Minachshi, una diosa de ojos de pez que se venera en esta región.

En contraste con toda esta arquitectura de tantos y tan diversos matices, surge de pronto la ciudad de Chandigarh, a 249 km de Delhi, con la cual se comunica por ferrocarril, carretera y vía aérea. En 1947 Chandigarh era una pequeña y olvidada aldea; hoy es una de las ciudades más nuevas del mundo.

Elegido su emplazamiento para un destino mejor, el genial arquitecto francés Le Corbusier, al frente de un equipo de famosos colegas, inició en 1951 la creación de una ciudad nueva que combinara lo mejor de las arquitecturas india y de occidente. Es un conjunto de treinta bloques rectangulares, unidos por una red de anchas calles.

Fuente Consultada: Texto Basado en Gran Enciclopedia Universal Espasa Calpe-Wikipedia-Encarta
Enciclopedia del Estudiante Superior Fascículo N°39.

Reformas de Solon en Atenas Conflictos por los derechos civiles Grecia

Hacia fines de siglo VII antes de Cristo, la situación en Atenas se agravó notablemente; los pobres, en extremo exasperados, se aprontaban para liberarse de la opresión de los nobles y obtener participación en el gobierno de la ciudad. Los nobles, entre tanto, estaban decididos a defender a todo precio sus privilegios. ¿Quién podría en tales circunstancias salvar a Atenas de la guerra civil?

Parecerá extraño que en un momento tan dramático de la historia de Atenas se haya pensado en recurrir a un filósofo en lugar de a un político, pero no debemos olvidar que los atenienses sentían verdadera veneración por los hombres sabios y virtuosos, a quienes consideraban capaces de resolver las situaciones más difíciles. Y así fue como en el 594 antes de Cristo, el pueblo nombró arconte (único) a Solón, con la misión de introducir reformas que satisficieran a ricos y pobres.

El hecho de que un hombre perdiera la libertad al no hallarse en condiciones de pagar deudas contraídas, indignaba sobremanera a Solón y lo llevó a adoptar una decisión manifiestamente valerosa: declaró abolidas todas las deudas de esa naturaleza. Dispuso además que se libertara a todos los ciudadanos reducidos a la esclavitud por deudas, y ordenó que de entonces en adelante no se debía privar de su libertad a un ciudadano por semejante motivo.

SOLÓN: Legislador y político (640-558 a. C.)

Descendiente de una ilustre familia ateniense, Solón tenía entre sus ancestros al rey Codro y por el lado de su madre era sobrino de Pisístrato, En el año 594 a. G. recobró la isla de Salamina, que estaba en poder de los megarenses; luego, en el desempeño de su arcontado, llevó a cabo tan acertadas reformas que los atenienses pensaron que Solón era el hombre indicado para resolver los conflictos en que se debatía Atenas i fue elegido entonces legislador. Su legado a la patria fueron las leyes que llevan su nombre y que constituyen el fundamento de la grandeza de Atenas.

Su Constitución fue esencialmente democrática, ya que dio participación en el gobierno a todos los ciudadanos. Sus reformas alcanzaron al orden social y político, a la organización del gobierno de Atenas y a las instituciones civiles. Luego Solón decidió dejar que sus conciudadanos hicieran uso de la libertad y de las instituciones que él les había dado, sin el peso de su presencia y su prestigio, y se desterró voluntariamente de Atenas.

Durante su ausencia, que duró diez años, viajó por Egipto, Chipre y Asia Menor; a su regreso comprobó apenado que las clases más desprotegidas, a quienes había dado libertad y beneficios de todo orden, no habían sabido aprovecharlas. Según la tradición, al morir, sus cenizas fueron esparcidas por el suelo de Salamina como había sido su deseo. Por su grandiosa obra se lo incluyó entre los siete sabios de Grecia.

RESUMEN DE LAS REFORMAS DE SOLON EN ATENAS: Solón (cerca de 630 a.C. a cerca de 560 a.C.). Solón fue un estadista y reformador ateniense, para no mencionar su magia como recitador de versos. Este importante griego se volvió figura pública al inducir a los atenienses a la acción militar contra Megara por medio de un vehemente poema. Gracias a su elocuencia fue escogido para revisar el duro código de leyes de Dracón.

Tenía además otros talentos. Solón reorganizó las instituciones públicas, incluyendo el senado y la asamblea popular, acuñó monedas, reformó el sistema de pesas y medidas y fortaleció el comercio ateniense. Como resultado de todo ello su nombre llegó a ser sinónimo de legislador.

Hasta el siglo VIII a. de C. los griegos estaban divididos en grupos de familias llamado oikos, los cuales cada uno de ello tenia un jefe. En el siglo VIII a. de C. surgió la necesidad de agrupar todos los oikos, comandados por una sola autoridad, política, diferenciándose de la autoridad familiar. A esta agrupación se la llamo: POLIS.

Las polis, por lo tanto, eran agrupaciones de ciudadanos (no extranjeros), que mediante la discusión publica y el voto trataban y decidían sobre las medidas a tomar en los diversos problemas políticos y sociales. La definición de Polis más común es la Ciudad-Estado, porque entre los griegos la autoridad estaba en la polis misma, en el conjunto de ciudadanos que la conformaban.

Por todo esto el significado mas antiguo de política esta relacionado con todo lo que se refiere a la ciudad y los ciudadanos: lo civil, lo publico, lo social, y en especial la forma de organizar el gobierno.

El conjunto de polis o metrópolis no constituía una unidad política, pero sus habitantes se consideraban parte de una misma comunidad, el mundo griego, porque compartían la lengua, la religión y tradiciones. Una de las tradiciones fueron las olimpiadas cada 4 años en Olimpia desde el 776 a. de C.

El asentamiento urbano de las mismas, se estableció en el ACRÓPOLIS, lugar elevado y defendido, en donde se encontraban los edificios públicos, y que servia de refugio en casos de peligro. Bajando hacia la llanura se encontraban las casas y las tierras de los ciudadanos, luego continuaban campos entre colinas de propiedad comunitaria, en donde pastoreaban los animales y trabajaban los leñadores.

La polis de Atenas, estaba formado por familias patridas, es decir, familias aristocráticas o bien nacidas, y cuando gobernaron lo hicieron pensando en sus propios intereses. De este modo el pueblo comenzó a reclamar justicia, ya que día a día iban perdiendo sus tierras y animales.

Como durante este gobierno aristocrático no había leyes escritas, y su aplicación dependía del juez de turno, dio origen a situaciones muy injustas, en el 621 a. de C. , un funcionario del gobierno, llamado DRACON redactó el primer código de leyes de la ciudad. Las leyes escritas, limitó el poder de los jueces eupátridas, porque ahora fueron conocidas públicamente. Sin embargo estas leyes no resolvieron los problemas, pues según un griego de la época decía que las leyes de Dracon fueron escrita con sangre y no con tinta, y por lo tanto nunca pudieron aplicarse por su dureza. Es común escuchar el termino draconiano, como sinónimo de rigor.

A pesar de la reforma, la aristocracia continúa esclavizando a los pobres, que por su parte reclaman la repartición de las grandes propiedades. Los conflictos se agravan, pues las injusticias y la esclavitud no fueron corregidas.

Sin embargo, cuando la lucha está a punto de estallar, los partidos enemigos aceptan someterse al arbitraje de un integrante de una familia eupátrida en el 594 a. de C. conocido como Solón, muy  estimado por su sabiduría y su moderación (-592, -591).

Poeta sensible, se conmovió por los desórdenes y la triste situación del Ática, pero al mismo tiempo su profesión de comerciante le hizo encarar con espíritu práctico los problemas de la clase media.

Solón decreta la anulación de todas las deudas, y en lo sucesivo no se solicitarán préstamos dando como fianza la propia persona. Orienta la economía ateniense hacia el cultivo del olivo y de la vid, favorece la industria y el comercio, reforma el sistema de pesas y medidas y dota a su ciudad de una moneda más cómoda y liviana. Sustituye el sistema monetario de Egina por el de Eubea, que al usarse en Corinto y otras regiones permite a Atenas y a su clase comerciante una mayor expansión económica y nuevas posibilidades de riqueza.

Por haber concedido Solón a las dos primeras clases —es decir a los ciudadanos más pudientes— el derecho de desempeñar las funciones más elevadas, pudo interpretarse que había introducido sólo escasas modificaciones en la constitución precedente. Sin embargo no fue así, dado que si un ciudadano, por su propia capacidad, podía mejorar su situación económica, pasaba a inscribirse en las dos primeras clases. De aquí en adelante el pueblo tuvo la posibilidad de llegar al gobierno. Gracias a Solón, Atenas allanó los privilegios de sangre y se orientó hacia un régimen más democrático.

Esta riqueza, que puede adquirirse, es la única distinción establecida para clasificar a la población y repartir los derechos y los deberes de los ciudadanos. Los privilegios del nacimiento están reemplazados por los de la fortuna. Solamente los ciudadanos más ricos (las dos primeras clases) pueden ser arcontes y por consiguiente sentarse en el Areópago, pero la Asamblea del pueblo, la Ecclesia, está abierta a todos los ciudadanos.

Se crea un nuevo consejo, el de los Cuatrocientos, o Bulé (ciudadanos mayores de treinta años) y un tribunal popular, el de los Heliastas, cuyos miembros mayores de veinte años podían pertenecer hasta la última clase. Ecclesia, Bulé y el tribunal de los Heliastas no tienen entonces más que poderes reducidos, pero terminarán en el siglo -V por acaparar casi todas las atribuciones políticas y judiciales de los arcontes y del Areópago.

Solón ha libertado a los campesinos pobres, ha empezado a restaurar la pequeña propiedad, y sin haberlo querido coloca de este modo los cimientos de la futura democracia. Su obra señala en la historia de Atenas un cambio decisivo, pero en aquel’ momento no satisfizo a ninguno: las reformas eran consideradas excesivas por los grandes agricultores de las llanuras e insuficientes por los pequeños campesinos y los pastores de la .montaña, que formaban el partido popular. Las luchas sociales comenzaron de nuevo.

Las reformas mas importantes que marcaron el camino hacia la democracia. Solón, se llamo este hombre.

Las reformas más importantes fueron:
* Abolió las deudas de los campesinos pequeños
* Prohibió que por cualquier causa un ciudadano caiga en la esclavitud.
* Estableció que todos los hermanos heredarán por igual.
* Los esclavos debían ser tratados con humanidad.
* Los extranjeros podían acceder a la ciudadanía.
* Los hijos se educaban en el hogar doméstico y el estado los reclamaba a los 16 años para la vida militar. 

A los 20 años tenían todos los derechos y obligaciones de un ciudadano. Dividió al conjunto de ciudadanos en cuatro grupos según su riqueza, sin tener en cuenta su origen familiar. Los más ricos podían integrar el arcontado, para la discusión de la leyes, sin pertenecer a familias eupátridas.

Estas leyes produjeron cierta paz y prosperidad, pues alivio la pobreza y las injusticias. El siguiente arconte reformador de estas leyes, fue: Clístenes.

Las reformas de Dracón en Atenas

Dracón (siglo séptimo a.C.)- Atenas escogió a este funcionario para redactar sus leyes, las primeras escritas en Grecia, hacia el año 620 a.C. Las severas leyes de Dracón hacían del estado el acusador exclusivo de aquéllos procesados por crímenes, eliminaban la justicia privada y castigaban con la muerte muchas faltas. El término draconiano se refiere todavía a un castigo severo. Sin embargo, los atenienses adoraban a Dracón.

En cierta ocasión entraba a un auditorio para asistir a una recepción en su honor, y los atenienses le dispensaron la acostumbrada y festiva acogida, sumergiéndolo prácticamente bajo sus sombreros y mantos.

Dracón cayó y, como se quedara sospechosamente tranquilo, los atenienses levantaron todas las ropas y lo encontraron muerto por asfixia.

draco, reformador griegoDesde la mitad del siglo -VII un malestar que va en aumento pesa sobre el Ática; El régimen aristocrático  se resquebrajaba por sus propios abusos. Los pequeños propietarios, quizás arruinados por la competencia de trigo extranjero más barato, están obligados , en los años pobres, d escasas cosechas a pedir prestado trigo a los dueños de los grandes dominios.

Si no pueden pagar sus deudas, quedan reducidos a la condición de arrendatarios sobre las tierras que antes les pertenecían, o peor aún, se convierten en esclavos. Nada pueden esperar ni de la justicia ni del poder público.

Uno y otro están en manos de los que explotan su miseria. A estos descontentos se añadirán más tarde los plebeyos enriquecidos por el comercio o los artesanos, que no aceptarán más ser excluidos del poder político que acapara la nobleza. La guerra civil parece amenazar a la sociedad ateniense, y los nobles deben hacer concesiones.

Un noble, Dracón, publica en el año -621 leyes escritas; la aristocracia pierde así la posibilidad de interpretar a su voluntad las tradiciones orales y la libertad de administrar la justicia a su conveniencia. El estado y no la familia se atribuye ahora el derecho de castigar los crímenes: la solidaridad del clan se ve amenazada.

Estas leyes deben demostrar que la justicia pública es superior a la privada; tienen que ser muy severas para tranquilizar a la víctima y suprimir la venganza. La falta más leve es a veces castigada con la pena de muerte; pero la ley es para todos. A pesar de la reforma, la aristocracia continúa esclavizando a los pobres, que por su parte reclaman la repartición de las grandes propiedades. Los conflictos se agravan.

Sin embargo, cuando la lucha está a punto de estallar, los partidos enemigos aceptan someterse al arbitraje de Solón, un hijo de nobles estimado por su sabiduría y su moderación (-592, -591). Poeta sensible, se conmovió por los desórdenes y la triste situación del Ática, pero al mismo tiempo su profesión de comerciante le hizo encarar con espíritu práctico los problemas de la clase media.

Lugares Sagrados y de Culto Grandes Monumentos de Piedra Antiguos

LUGARES SAGRADOS Y DE CULTO DEL MUNDO ANTIGUO – MONUMENTOS HISTÓRICOS –

A LA HORA DE causar impresión entre los propios súbditos, los enemigos potenciales o simplemente las generaciones futuras, los pueblos han recurrido de manera insistente a lo largo de los siglos a la creación de estatuas y otros monumentos de enormes dimensiones, muchos de los cuales han generado incluso todo tipo de leyendas acerca de su supuesto origen divino o mágico. No cabe duda de que el tamaño ha dado siempre excelentes resultados siempre que ha ido asociado con el más poderoso de todos los símbolos, el propio rostro o cuerpo humano.

Cualquier busto o escultura de cuerpo entero de unas dimensiones superiores a lo normal es portadora de un mensaje tan sugerente como espectacular en quien la contempla. En ese sentido, las célebres efigies esculpidas de MountRushmore (Estados Unidos) se inscriben en la antiquísima tradición a la que pertenecen el buda gigante de Bamiyan(Afganistán), la gran esfinge de Guiza, y los Colosos de Memnón, en Egipto, o las cabezas gigantes de los olmecas, en México, esculturas todas ellas de gigantescas dimensiones a las que, con independencia de que representen una figura histórica o ficticia, les une un mismo sentimiento de poder y misterio.

La contundencia de la imagen descansa en gran parte en el hecho de que se pueda ver desde lejos, y en ello influyen tanto el tamaño como la ubicación. Los Colosos de Memnón, al igual que el buda de Bamiyan, constituyeron en su momento reafirmaciones del poder político o religioso visibles a gran distancia.

En muchos casos, el monumento se levanta en lo alto de una colina para así aumentar todavía más su visibilidad. Tal es el caso de La Turbie, situada en lo alto de una colina desde la que se tiene una espléndida vista del Mediterráneo, subrayando así ese inequívoco mensaje de poder del ejército romano y el mismo Augusto que subyace en este monumento conmemorativo.

Fila de estatuas de la isla de Pascua dispuestas sobre una plataforma ritual. Estas estatuas, que en su origen llevaban ojos engastados, ilustran a la perfección el poder evocador de la forma humana. Se cree que los habitantes de la isla las erigieron en memoria de sus antepasados.

Además de su estudiada visibilidad y sus enormes dimensiones, algunos de estos monumentos presentan un tercer rasgo característico no menos estudiado: son monolíticos. Con ello, se refuerza todavía más la impresión de poder sobrehumano ante la dificultad extrema de dar forma y mover un bloque de piedra o un objeto de metal de tamañas dimensiones. En este aspecto, el coloso de Rodas, una de las siete maravillas del mundo, constituye un excelente ejemplo, pues no en vano su condición de maravilla radicaba precisamente en el reto técnico que representaba fundir a pie de obra las diferentes secciones de la estatua.

No menos intenso es el sentimiento de admiración que provocan aún hoy en día los grandes monumentos monolíticos de la antigüedad, como el Gran Menhir partido de la Bretaña, con un total de 280 toneladas de peso, o la imponente estela de Aksum, en Etiopía, que con sus cerca de 500 toneladas de peso es la más grande jamás construida. Monumentos ambos que sin embargo quedan empequeñecidos al lado del impresionante obelisco de granito que se ha conservado, inconcluso, en las canteras de Asuán, al sur de Egipto, que una vez erguido habría alcanzado el increíble peso de 1.150 toneladas. Así, se puede decir que, de igual modo que la estela de Aksum es el mayor monolito jamás erguido, el obelisco de Asuán es el mayor jamás concebido.

En cada uno de los casos, los artífices de dichos monumentos debían ser capaces no sólo de tallar el monolito de la cantera, sino también de transportarlo hasta el emplazamiento definitivo, cubriendo en ocasiones distancias más que notables, a veces incluso por barco. El tamaño de estos bloques de piedra llega a ser tan descomunal que los arqueólogos no acaban de entender cómo se pudieron erigir en su momento sin la ayuda de la tecnología moderna. No cabe duda de que también provocaron sensación entre las gentes que los vieron erigir, para quienes estos monumentos eran símbolos, nc exentos de cierto halo de misterio, del poder y el profundo conocimiento de sus artífices. A su manera, fueron vehículos de propaganda tan costosos como efectivos.

El poder de las imágenes colosales suele asociarse en muchas ocasiones con lo sagrado, y de hecho muchos de estos monumentos eran profesiones de fe a la par que de poder. Tal era el caso del buda de Bamiyan, el coloso de Rodas o la Gran Esfinge de Guiza, monumentos todos ellos con un claro trasfondo religioso.

Lo mismo ocurre con las estatuas de la isla de Pascua, representaciones de unos antepasados cuya intercesión era indispensable a la  hora de garantizar el bienestar de sus respectivos descendientes, así como con las célebres líneas de Nazca, en la región desértica del sur de Perú, que representan desde simples vías procesionales a pájaros, peces o monos, y que sin duda debían de tener algún tipo de significado para aquellos destinados a contemplarlas desde lejos, dioses o chamanes, en ningún caso simples mortales.

MUCHOS MONUMENTOS megalíticos son un misterio para el hombre moderno. Arqueólogos de todas las épocas intentaron determinar el objetivo con que se construían. Era una dura tarea mover piedras tan enormes, lo que hace pensar que el trabajo perseguía un fin significativo. Podía tratarse de moradas, templos, tumbas o incluso de enormes calendarios. Siguiendo el movimiento de los planetas, los hombres podían comprender el curso de las estaciones. Como los pueblos primitivos eran tan dependientes de las cosechas, las celebraban con rituales y ceremonias. Es muy probable, pues, que estos lugares fueran sagrados.

INTERPRETAR STONEHENGE
Muchos expertos consideran que el vasto monumento de piedra de Stonehenge era a la vez un observatorio y un templo. El motivo es la posición que ocupa una gran piedra, conocida como Talón de Piedra, de ó m de altura y 30 toneladas de peso. Cuando se levanta el sol del solsticio de verano (aproximadamente el 22 de junio), el día más largo del año, incide sobre el Talón de Piedra y proyecta una larga sombra que se desplaza lentamente hacia el centro del monumento. Esto sugiere que Stonehenge fue construido según pautas astronómicas y que tenía una finalidad religiosa.

DATACIÓN DE STONEHENGE
La leyenda cuenta que el mago Merlín trajo las piedras de Stonehenge desde Irlanda en los tiempos legendarios del Rey Arturo (h. s. V a.C.). Los expertos saben que el monumento es más antiguo. Fue construido en tres etapas y comenzado alrededor del 3100 a.C. Stonehenge, pues, es más antiguo que las pirámides de Egipto.

LAS DOS PRIMERAS ETAPAS La primera etapa fue la excavación de una especie de zanja circular. Unos miles de años después, durante la segunda etapa, se erigieron dos círculos concéntricos de piedra en medio del monumento principal. Allí habrían más de 80 gruesos bloques de una piedra volcánica llamada “piedra azul”. Se trata de una especie de diorita cristalina que, al parecer, procede de los montes Preseli (Gales), a 217 km de Stonehenge. Probablemente las casi cinco toneladas de piedra fueron traídas en embarcaciones.

TERCERA ETAPA
La tercera etapa de la construcción comenzó alrededor del 2000 a.C. Las piedras azules fueron reemplazadas por 80 enormes bloques centrales. Son las piedras aún visibles en nuestros días. Provienen de las colinas de Marlborough, y sin duda fueron mucho más difíciles de transportar que las piedras azules, ya que cada una de ellas pesa unas 50 toneladas y tuvieron que ser enteramente trasladadas por tierra. Muchas de ellas están dispuestas en anillo. Había cinco “trilitos”, formados por dos piedras verticales con una horizontal encima, situados en el interior del anillo. En la actualidad sólo quedan tres “trilitos”.

OTROS MONUMENTOS U OBRAS DE PIEDRA
Monumento a Caballo Loco. Custer, Da-kotadel Sur, EEUU.

Situado a 27 kilómetros del monte Rushmore. Se trata de un homenaje a los indios norteamericanos, tallado en el granito del monte Thunderhead. Este colosal proyecto, que una vez terminado será la estatua más grande del mundo, lo inició en 1947 el escultor Korczak Ziolkowski, que trabajó como ayudante de Gutzon Borglum en el monte Rushmore. El emplazamiento fue elegido en 1940 por el propio Ziolkowski y por el hijo del personaje homenajeado, el jefe Caballo Loco, que derrotó al general Custer en Little Big Horn en 1876, y fue asesinado al año siguiente por un soldado norteamericano, durante una tregua.La escultura representa a Caballo Loco montado en un poni, y cuando esté terminada medirá 170 metros de altura y 195 de longitud.

Gateway Arch, San Luis, Missouri, EE UU.
Este gigantesco arco catenario, construido en 1966 a orillas del río Mississippi, simboliza la situación de San Luis, como puerta de paso al Oeste. Se trata de un arco de doble pared de acero, diseñado por Eero Satinen y de 200 metros de altura. La pared exterior es de acero inoxidable, de 6 mm de grosor; la interior, de acero dulce, de casi 1 cm de grosor. El hueco entre ambas está relleno de hormigón por la parte inferior y de material celular por la superior. La sección transversal del arco es un triángulo equilátero hueco, en cuyo interior funcionan ascensores que conducen a una plataforma de observación instalada en lo alto.

Columna de San Jacinto, cerca de Houston, Texas, EEUU.
Esta columna de 173 metros es la más alta del mundo. Se construyó entre 1936 y 1939, a orillas del río San Jacinto, para conmemorar la batalla que tuvo lugar allí en 1836 entre los téjanos mandados por Sam Houston y las tropas mexicanas. La columna es de hormigón, revestido de mármol color crema. Su base es un cuadrado de 14 metros de lado, pero se va adelgazando hasta medir sólo 9 metros de lado en la plataforma de observación. En lo alto de la columna hay una gigantesca estrella que pesa casi 197 toneladas.

Muralla de Adriano, Cumbria y Northumberland, Inglaterra.
La principal defensa con que contaban los romanos establecidos en Gran Bretaña para resistir las invasiones de los belicosos pictos y escoceses del norte era la muralla construida entre 122 y 130 por orden del emperador Adriano, que va desde el estuario del Solway, al oeste, donde está hecha de tierra, hasta el del Tyne, en el este, donde es ya una estructura de piedra gris de hasta 4 metros de altura. A lo largo de sus 118 kilómetros de longitud había fuertes, castillos y atalayas, atendidos por unos 18.000 soldados.

Por el lado norte, la muralla estaba reforzada por un foso de 8 metros de altura y casi 3 de profundidad. Por el lado sur había un vallum, o zanja de fondo llano, de 6 metros de anchura, flanqueada por paredes de tierra de 3 metros de altura, que servía como carretera. Los romanos abandonaron la muralla en 383, cuando Roma fue atacada por los godos, pero aún se conserva una parte considerable, así como 17 fortificaciones, entre ellas el fuerte de Vercovium, cerca de Housesteads, que se mantiene en muy buenas condiciones.

Stonehenge, llanura de Salisbury, Wiltshire, Inglaterra.
La construcción de este monumento megalítico comenzó hacia el año 3500 a.C, antes que las pirámides de Egipto, y se prolongó durante unos 1.500 años. Probablemente, sirvió siempre como lugar de culto, para celebrar rituales religiosos de algún tipo, pero también es posible que se utilizara como observatorio astronómico.

La estructura definitiva, cuyas ruinas podemos contemplar hoy día, constaba de un círculo de monolitos de casi 5 metros de altura y hasta 26 toneladas de peso, conectados por un dintel continuo. Dentro de este círculo había otro formado por piedras de azurita de 4 toneladas de peso, traídas desde las montañas de Preseli, en Gales, a 320 kilómetros de distancia; y en el interior de este segundo círculo, 5 dólmenes dispuestos en forma de herradura y otra herradura de piedras azules. En el centro del conjunto se encontraba la «Piedra del Altar», de arenisca verde-azulada, procedente también de Gales. Los dólmenes están formados por dos piedras verticales y una tercera a modo de dintel sobre las dos primeras, encajadas mediante entrantes y salientes tallados con gran precisión.

Fuente Consultada:
Las Setentas Maravillas del Mundo Antiguo Chris Scarre
La Historia del Mundo DK Grupo Z
El Atlas de lo Extraordinario Construcciones Fabulosas Tomo II

Juegos Para La Tercera Edad Ayuda a Mantener el Cerebro Online

Juegos Para La Tercera Edad
Ayuda a Mantener el Cerebro Online

ALGUNOS SIMPLES JUEGOS PARA MANTENER NUESTRA MENTE VIVA
MUCHOS SON ACONSEJADOS PARA LA GENTE MAYOR PORQUE EXIGEN UN CIERTO
GRADO DE OBSERVACIÓN Y CONCENTRACIÓN QUE AYUDAN A ACTIVAR NUESTRO CEREBRO

Boton Juegos Tercera Edad Boton Juegos Tercera Edad Boton Juegos Tercera Edad

 MANTENGA SUS NEURONAS ACTIVAS

El cerebro humano nunca deja de aprender
La mente comienza a hacerse menos aguda a partir de los 20 años y cuanto más envejecemos, más lentos nos volvemos para asimilar y procesar información. Por eso nos resulta difícil recordar nombres nuevos, números telefónicos o detalles específicos de un acontecimiento reciente.

Los científicos afirman que nuestra “inteligencia fluida” o “mecánica mental” se deteriora con la edad. “Pero lo que perdemos en rapidez, lo ganamos en conocimiento y experiencia”, señala la psicóloga Úrsula Staudinger, presidenta de la Sociedad Alemana de Psicología e investigadora del envejecimiento en la Universidad Jacobs de Bremen. “Este ‘pragmatismo de la mente’ mejora en las personas al llegar a la madurez y permanece estable hasta una edad avanzada. Dado que una habilidad mental compensa el deterioro que sufre otra, pasa mucho antes de que las pérdidas cognoscitivas se manifiesten en la vida diaria”.

Sin embargo, es posible hacer más lenta la disminución natural de la agudeza mental. “Incluso en la vejez, el cerebro forma neuronas y dendritas nuevas”, explica Staudinger. Las dendritas son pequeñas prolongaciones de las neuronas que sirven para recibir la información que transmiten otras neuronas. Si una persona lleva una vida estimulante, formará nuevas neuronas y dendritas.

“Busque desafíos mentales y situaciones novedosas tan a menudo como pueda”, dice la psicóloga. Por ejemplo, trate de hacer amistad con personas nuevas, aprender otro idioma e ir de vacaciones a distintos lugares. “La novedad y la variedad ayudan a mantener activo el cerebro”. Más ejemplos: luego de leer el diario, repase mentalmente la información; hable con sus amigos sobre algún libro que haya disfrutado mucho; tras asistir a un concierto o ver una película, comparta con otros lo que sintió y entendió. Cualquier actividad que le haga usar la mente contribuirá a preservar su capacidad intelectual.

¿Cuántas palabras podría formar combinando todas o algunas de las letras del término “demulcente”? Tal vez no muchas, ni fácilmente. Un editor canadiense jubilado formó sólo 15 luego de un gran esfuerzo de concentración, mientras que su esposa, quien suele ejercitar su memoria, formó 33 sin dificultad. Al intentar este juego en alemán —idioma en el que abundan las palabras largas—, Anita Rehkatsch, berlinesa de 68 años, logró formar 161 vocablos con las letras del sustantivoLakritzschnecke (“caracol de regaliz”). Una vez por semana, Anita asiste a una sesión de entrenamiento de memoria en la que practica juegos mentales que mantienen ágil su cerebro. “Conforme envejecemos, empezamos a notar que a menudo nos olvidamos de los nombres de las personas, o que no recordamos dónde pusimos las llaves”, dice un ex funcionario alemán que se jubiló hace algunos años. “Pero no me lo tomo como una tragedia. Esto es algo que les pasa a todas las personas, y todos podemos hace algo para compensarlo.”

Ejercite su mente
Igual que Anita Rehkatsch, muchas personas que se han puesto el objetivo de agudizar su mente recurren al sistema Brain Jogging, derivado de una estrategia concebida por el psicólogo. Como regla general, la falta de memoria es la incapacidad de recordar acontecimientos del pasado remoto. En contraste, los enfermos de Alzheimer suelen olvidarse de lo que ocurrió hace unos minutos.

Sicgfried Lehrl, presidente de la Sociedad para el Ejercicio Mental. Hace 20 años, el doctor Lehrl comenzó a desarrollar ejercicios mentales básicos hoy conocidos como Entrenamiento de Activación Mental (MAT, por sus siglas en inglés), “estos consisten en pequeñas tareas mentales que llevan al cerebro a un estado de alerta óptimo”, explica Lehrl.

Luego de los ejercicios de calentamiento, el cerebro se encuentra en condiciones para responder a las demandas intelectuales cotidianas. “Estos ejercicios incrementan la atención a corto plazo y aceleran los procesos para asimilar información”, asegura Lehrl, quien puntualiza que la mejoría no se refleja directamente en la memoria, sino en la capacidad para procesar información, requisito indispensable para un buen desempeño de la memoria.

Brain Jogging, sistema desarrollado por el neurocientífico japonés Ryuta Kawashima en colaboración con Nintendo, famoso fabricante de consolas de videojuego, “estimula” las células nerviosas de la materia gris. A sus 22 años, Thomas Schróter, estudiante de Inglés y Filosofía en Wuerzburg, utiliza el juego todas las noches durante 15 minutos. “También me gustan las matemáticas y uso el Brain Jogging del doctor Kawashima para prevenir el deterioro de mi razonamiento lógico”, revela.

El sistema ofrece el atractivo adicional de calcular la “edad cerebral” una vez concluido el ejercicio. “Al principio, mi cerebro tenía 73 años; fue una sorpresa tremenda”, declara Schróter. Pero con el tiempo, el joven estudiante recuperó el ritmo de su verdadera edad cerebral y asegura que los juegos mentales también han tenido un efecto positivo en sus estudios: “Ahora aprendo el vocabulario con mayor rapidez”.
No obstante, eso es justo lo que ponen en duda muchos neurocientí-ficos y expertos en cognición. “No hay suficientes pruebas de que las destrezas adquiridas con ejercicios cerebrales puedan aplicarse al desempeño intelectual en otros ámbitos de la vida cotidiana”, sentencia Staudinger.

En otras palabras: si leemos un texto invertido, citamos 20 ciudades cuyo nombre empieza con C, resolvemos un problema aritmético o buscamos diez sinónimos de la palabra “dinero”, lo único que conseguimos es mejorar esas destrezas específicas; pero que esos ejercicios mejoren nuestra capacidad general para identificar nombres o números, sigue en debate.

“Por eso, es conveniente que identifique los ejercicios cerebrales o de memoria que no desempeña correctamente, así como las destrezas que necesita practicar”, aconseja el profesor Hans Georg Nehen, director administrativo de la Clínica de Memoria del Hospital Elisabeth, en Essen (institución para pacientes ambulatorios con problemas de memoria) y presidente de la Federación Alemana para el Entrenamiento de la Memoria —organización que, en colaboración con la Sociedad para Ejercicios Mentales, capacita a los entrenadores que dirigen sesiones grupales de juegos mentales en Alemania—.

Boton Juegos Tercera Edad
Reglas de oro para una atención alerta

Para mantener la confianza en sí mismo al tiempo que acepta el paso de los años, resulta muy útil tener presentes algunos principios fundamentales.

• Esté alerta. Mantenga una actitud abierta y muéstrese dispuesto a aprender cosas. Cuando tenga que registrar información nueva trate de liberarse de toda preocupación inoportuna, para poder concentrarse mejor.

• Conserve sus intereses y su curiosidad sobre diversos temas. Para esto no existe límite de edad. No hay nada que sea poco interesante en sí mismo; está en uno decidir si nos interesa o no. Abandonar ciertos intereses no implica caer en un estado de indiferencia, pero debe encontrar otros que los reemplacen y mantengan sus facultades en estado de alerta.

• Fíjese proyectos y cúmplalos. Cualquier proyecto le permitirá desarrollarse, progresar y dar más sentido a su vida, aunque ese plan se modifique o se transforme o no salga del todo bien. Siempre le dará motivos para alimentar la atención, porque lo mantiene abierto al mundo externo.

• Mantenga o genere nuevos contactos estimulantes con otras personas. Aguzará en forma considerable la atención si preserva una buena red de relaciones sociales. Elegir uno o dos núcleos de interés que impliquen conocer a otra gente constituye también una buena forma de crear nuevas redes, igualmente estimulantes.

• Comuníquese e intercambie información. Compartir con otros algo que ha recordado, aprendido o experimentado exige preparación mental. Esto, junto con el deseo de comunicarles algo a los demás, estimula la atención y la memoria.

Mi memoria y… La nueva tecnología
La computadora, los DVD, internet y los celulares invaden nuestro mundo; pero no se resista a ellos y,
sobretodo, no se aterrorice si no los entiende. No se obsesione con las instrucciones ni luche por
recordarlas. Pídale a una persona más joven que le muestre, un par de veces,cómo hacer las operaciones que a usted le interesan. Anótese con sus propias palabras lo que debe hacer para que su nueva herramienta funcione.

NO OLVIDEMOS LAS PARTE FÍSICA:no las descuide sus articulaciones sanas y bríndeles estos cuidados para evitar futuros males:

No se exceda de peso: “Trate de no engordar y si tiene sobrepeso, intente corregirlo”, recomiendan  los kinesiólogos.

Buena postura: Haga de la buena postura un hábito: si está mucho tiempo sentado frente a un escritorio, procure respetar ángulos de 90° para la cadera, las rodillas y los tobillos. Es preferible que la silla sea giratoria, con apoyabrazos y meditas. Los pies deben permanecer estables y apoyados en su totalidad; si no llegan al piso debe agregarse un dispositivo para apoyarlos correctamente. No es recomendable trabajar con las piernas cruzadas, ni apoyando solo las puntas de los pies.”Cambie las posiciones a menudo y recuerde que para levantar algo del suelo, debe flexionar las rodillas para hacer fuerza con ellas. Además, cuando cargue un objeto pesado, trate de acercarlo lo máximo posible al cuerpo”, dice Bordoli.

Alimentos: Se supone que la ingestión de alimentos ricos en vitamina C (naranja, melón, brócoli) minimizan la pérdida de cartílago y retrasan el progreso degenerativo de los cartílagos, en calcio (lácteos, salmón) para la fortaleza de los huesos, y en vitamina E (nuez, palta, aceite de oliva) que alivian los síntomas de la artrosis.

Actividad física: Reduzca al mínimo la posibilidad de lesiones. Si hace ejercicios sobre una superficie dura, use zapatillas con una suela alta de goma. Hacer caminatas, andar en bicicleta y nadar es bueno para las articulaciones.

Calzado: “Es preferible usar zapatos de taco bajo, con suela acolchada y punta ancha, ya que sostienen el metatarso y el talón”. Elija el calzado apropiado de acuerdo con el deporte que va a practicar.

Fuente Consultada: Basado en Revista Selecciones Reader´s Digest Julio 2010

Historia de los Juegos Olimpicos Griegos Origen Primeros Juegos

Historia de los Juegos Olímpicos Griegos

Los Juegos Olímpicos a través de la historia

Historia de los Juegos Olimpicos Griegos Origen Primeros JuegosLas competencias de la antigua Grecia comenzaron hace 2.800 años, en el 776 a.C.

Los primeros Juegos eran muy distintos a los conocemos ahora, pero el espíritu olímpico se mantiene.

Quienes llegaban a ver los Juegos a la Antigua Olimpia debían llevar un animal, que luego sería sacrificado para honrar al dios Zeus. Pero los tiempos cambiaron, ahora la cita olímpica regresa a Atenas y los espectadores simplemente pueden adquirir las entradas cómodamente por Internet.

Los actuales aficionados al deporte difícilmente reconocerían los antiguos Juegos, que comenzaron hace 2.800 años, en el 776 a.C.

En esa época no había deportes por equipos ni premios para los segundos puestos, las mujeres no estaban autorizadas para presenciar las competencias o para participar de ellas, los hombres competían desnudos y las infracciones se castigaban con azotes.

Cada cuatro veranos y durante mil años, la gente de cada rincón de la antigua Grecia concurría a las tierras sagradas de la Antigua Olimpia para celebrar su pasión por las competencias deportivas.

Barcos llegaban desde colonias griegas a un punto en el que se mezclaban filósofos, poetas, escritores, apostadores, proxenetas, vendedores ambulantes, músicos y bailarines, con el fin de asistir a los antiguos Juegos, que duraban cinco días y comenzaban en agosto, como una fiesta religiosa.

A medida que la cita se acercaba, miles de espectadores iban llegando a Olimpia, trasformando el pequeño pueblo al Oeste de Atenas en una floreciente metrópolis. Muchos llegaban de colonias griegas que eran en principio rivales, pero que compartían una religión, una lengua y el entusiasmo por el deporte.

No se vendían entradas y muchos espectadores dormían a la intemperie, a pesar de que miembros oficiales de las delegaciones levantaban carpas y casetas.

Las ceremonias religiosas, como los sacrificios, la música, la actuación teatral, discursos de reconocidos filósofos, recitales poéticos, desfiles, banquetes y celebraciones de victoria eran también cosa de todos los días en aquella época.

“Los antiguos Juegos eran diferentes a los modernos. Había muchos menos deportes y solamente podían competir hombres que hablaran griego, en vez de atletas de todos los países”, dijo Miltiades Hatzopoulos, director del centro de investigación de las antigüedades griegas y romanas de la Fundación Nacional de Investigación.

Los primeros juegos consistían solamente en una carrera a pie de 185 ó 190 metros (un largo de la pista de atletismo). Posteriormente, se fueron añadiendo carreras más largas, luchas y el pentatlón, que comprendía lanzamientos de disco y jabalina, carreras de campo traviesa, salto de longitud y lucha libre. Después se agregaron boxeo, carreras de carros y de caballos con jinetes. Otra de las pruebas olímpicas fueron los saltos de longitud y una carrera con armaduras puestas.


¿Por qué resurgieron las Olimpiadas?

Al francés Fierre de Fredy, mejor conocido como Barón de Coubertin, se le atribuye el haber revivido los Juegos Olímpicos modernos. De hecho, los esfuerzos por restaurar la I Olimpiada ya existían desde hacía dos siglos.

De 1012 a 1852, con excepción de los años en que hubo guerra, los Juegos Olímpicos de Cotswold se llevaron a cabo en Inglaterra. (Fueron reinstalados en 1963.) En 1852 el arqueólogo alemán Ernst Curtius, que había trabajado en algunas excavaciones en Olimpia, sugirió que se restaurara la Olimpiada. Pero la labor del Barón de Coubertin logró hacer realidad el proyecto.

Cuando era joven. De Coubertin visitó las escuelas de Rugby y Eton en Inglaterra, y entonces comenzó a afirmar que los alumnos franceses aprenderían más practicando deporte que repitiendo lecciones de latín. Como resultado, las escuelas introdujeron juegos organizados y competencias interescolares. Entonces, el gobierno le pidió que promoviera una conferencia internacional de educación física. De Coubertin emprendió la tarea de revivir los Juegos Olímpicos y dio conferencias sobre el tema en Londres y en Estados Unidos; no tenia ninguna intención de dejar que la flama olímpica se apagara.

En aquellos día lo apoyaba el padre Henri-Martin Didon. un prior dominicano del Colegio de Arceuil. de París. Él quería que sus alumnos hicieran deporte, y les enseñó un lema: Altius, Citíns, Fortius (más alto, más rápido, más fuerte), que se convirtió en la máxima de la Olimpiada y se usó por primera vez en los Juegos de Amberes en 1920.

En 1908, durante los Juegos de Londres, De Coubertin asistió a una misa en la Catedral de San Pablo, que se efectuó para celebrar la cuarta Olimpiada. El obispo de Pensylvania dedicó un sermón a la importancia de las competencias olímpicas. El mensaje inspiró a De Coubertin. que más tarde escribió: “Lo importante en los Juegos Olímpicos no es ganar, sino competir. Lo esencial en la vida no es conquistar, sino pelear correctamente.”

Desde 1932, los tableros de los Juegos muestran estas palabras en la ceremonia de inauguración. Esa afirmación no concuerda con el espíritu de las antiguas Olimpíadas, donde ganar era lo mas importante. Hoy se hace un gran esfuerzo para lograr revivir la tradición griega de estos juegos. De Coubertin fue la energía que logró restaurar los juegos, acrecentando el interés popular.

EL SÍMBOLO QUE UNE AL MUNDO
Durante los antiguos Juegos Olímpicos reinaba una tregua sagrada. Todas las guerras en el mundo griego cesaban la pena. muerte era suspendida y los competidores estaban a salvo, decía que las condiciones de la tregua estaban inscrita en cinco aros en el disco sagrado del rey Iphitus de Elida que en 884 a.C., declaró por primera vez el armisticio por indicación del Oráculo de Delfos. La tregua, aplicada a todos los rituales y festivales, más tarde se impuso también en los Juegos Olímpicos.

El Barón de Coubertin visitó en 1913 el lugar donde se habían celebrado los antiguos Juegos Olímpicos en Grecia bien fue a Delfos, lugar que en la antigüedad era el  santuario  del dios Apolo y donde se decía que en aquel tiempo decoraban el altar cinco aros unidos. De Coubertin, deseoso de promover internacionalmente las Olimpiadas modernas, se percató inmediatamente del valor que el símbolo podría tener para su causa. “Estos cinco aros”, escribió, “representan a las cinco partes del mundo unidas por la Olimpiada y listas competir noblemente entre sí.”

Se diseñó una bandera con los cinco aros, cada un diferente color: azul, amarillo, negro, verde y rojo sobre fondo blanco. “Los seis colores dispuestos de esta manera, dijo  De Coubertin, “representan los de cada nación sin excepción”.

La bandera ondeó por primera vez en París en junio de 1914 en un congreso, señalando el XX aniversario del movimiento  olímpico. Irónicamente, pocas semanas después, el estallido  de la Primera Guerra Mundial ocasionó la cancelación de la Olimpiada, que se pospuso para 1916 en Berlín.

El movimiento olímpico moderno adoptó el emblema en 1920, dado su origen y porque los cinco aros representan los  cinco continentes de la Tierra.

MAS SOBRE LOS JUEGOS OLÍMPICOS…

La historia de las competencias deportivas masivas, se remonta varios siglos atrás, donde los principales ejemplos los encontramos en la antigua Grecia.

En sus principales ciudades, tales como Corinto, Delfos o Argólida, se organizaban eventos atléticos en honor de los dioses, sin embargo, los más importantes eran los que se celebraban en honor del dios Zeus en la ciudad sagrada de Olimpia, (una pequeña población en la parte noroeste de la península del Peloponeso, a unos 300 kilómetros de Atenas) cada cuatro años durante el verano.

Así, los Juegos Olímpicos nacieron en el 776 a.C., y durante cerca de tres mil años fueron el marco de competencias en las que participaban atletas de todas partes de Grecia y en las cuales siempre reinaba la paz, pues aunque existiera guerra en el momento que se efectuaban los juegos, se imponía una tregua entre los contendientes para no interferir en la realización de la olimpiada.

En sus primeros años, esta justa fue realizada mediante una sola competencia: una carrera de aproximadamente 190m en las inmediaciones de la ciudad. Pero con el paso del tiempo, los antiguos griegos decidieron añadir más disciplinas, como las carreras de distancia, la lucha y el pentatlón (en éste se combinaban el salto de longitud, el lanzamiento de jabalina y disco, así como carreras de velocidad y lucha).

Personas de todos los rincones del territorio griego asistían a ver las competencias, y se instalaban en tiendas de campaña en los alrededores de Olimpia y la ciudad vecina Élide. Entre los espectadores siempre podía contarse a políticos y autoridades de alto rango que aprovechaban la ocasión para concertar alianzas entre las ciudades, o comerciantes que vendían de todo, también a artistas y poetas que participaban en los festejos nocturnos o actuaban en los espacios públicos; así como a espectadores comunes que llenaban el estadio para ver las competencias.

En aquellos antiguos juegos participaban solamente hombres libres que hablaran griego, y las mujeres, tenían estrictamente prohibido intervenir. A tal grado existía la restricción, que aquellas que atrevieran a contravenir esta disposición podían ser castigadas incluso con la muerte si se les descubría en los juegos. Sin embargo había competencias de carrera para mujeres, las más famosas eran las que se llevaban a cabo en el estadio Olímpico en honor de la diosa Hera.

Entonces, aquellos que participaban, lo hacían compitiendo, a diferencia de nuestros días, siempre a título individual y no como hoy representando a un país. Curiosamente no se entregaban medallas; solamente se colocaba en la cabeza del ganador una guirnalda hecha con hojas de olivo. En todo caso, a los triunfadores se les concedía el honor de colocar una estatua con su efigie en la mítica Olimpia. En consecuencia, la fama seguía a los campeones olímpicos. En sus ciudades natales se erigían bustos de los vencedores y se escribían poemas en su honor.

A su regreso, los victoriosos recibían una bienvenida de héroes, con un desfile por las calles. También los podían recompensar con dinero, obsequios, se les condonaba el pago de impuestos, entre muchas otros beneficios; mientras que a los participantes que hacían trampa se les castigaba cobrándoles una multa que servía para financiar estatuas de bronce en honor de Zeus que se ponían en el camino al estadio Olímpico, en las cuales se escribía el nombre del tramposo y su ofensa.

Dentro de las principales características en las que se efectuaban aquellas olimpiadas, encontramos que antes de que comenzaran las competencias, los atletas tenían la obligación de sacrificar un cerdo en honor de los dioses, así como que la gran mayoría de los participantes contendían completamente desnudos, como forma mostrar con orgullo su condición física.

Uno de los espectáculos más célebres de los juegos fueron las carreras de cuadrigas, es decir, carrozas tiradas por cuatro caballos. Hay noticias de competencias en las que participaban hasta 40 carros. Tenían que dar lo más rápido posible doce vueltas a la pista que medía aproximadamente 1250m, sin importar las enormes cantidades de polvo que levantaran, o las caídas y vuelcos que sufrieran.

Incluso había cocheros, llamados aurigas, que perdieron la vida dentro de estas peligrosas competencias. Pero el más violento de los espectáculos deportivos en aquellas olimpiadas era indudablemente el pancracio. Esta era una lucha casi a muerte entre dos atletas, que combinaba el boxeo y la lucha libre. En este evento se permitía todo excepto romper dedos, sacar ojos y morder.

Pero los juegos olímpicos de la antigüedad no sólo eran un evento atlético. También favorecieron el desarrollo cultural al amparar la creación humana en diversos campos como en la escultura, arquitectura, matemáticas y poesía. Por ejemplo, destaca el Templo de Zeus en Olimpia, diseñado por Libon, y en cuya edificación se usó un sistema de proporciones geométricas que se basó en los planteamientos de Euclides.

Mientras que en la escultura, los juegos inspiraron el famoso “Discóbolo” de Mirón”. En cuanto a la poesía, se conocen infinidad de odas (como las “Olímpicas” y los Epinicios”), escritas por famosos poetas, como Píndaro y Simónides, para inmortalizar los triunfos de los atletas en las Olimpiadas

La última olimpiada de la antigüedad, con una larga lista de campeones, nombres y proezas, fue la del año 394, ya en la era Cristiana. Prohibidos por el emperador romano Teodosio I, por considerarlos un espectáculo pagano, condenó a la antorcha olímpica a mantenerse apagada durante muchos años.

No obstante, 1503 años después, gracias al esfuerzo de un idealista francés, Pierre Frédy, Barón de Coubertin y un grupo de soñadores, una vez más los juegos serían celebrados.

EL MARATON EN LOS JUEGOS OLIMPICOS:
Por Patricio Strauss

Los Juegos Modernos

El fundador de los Juegos Olímpicos de la era moderna fue Pierre de Fredy, Barón de Coubertin. Nacido en el seno de una familia aristocrática, siempre estuvo interesado en la educación y creía que el deporte tenía el poder de beneficiar a la humanidad y alentar la paz entre las naciones del mundo. A los 31 años anunció su deseo de revivir los Juegos Olímpicos, pero nadie creyó en él y no hubo mucho entusiasmo ni apoyo.

Coubertin no se desilusionó y fundó el 23 de junio de 1894 el Comité Olímpico Internacional en una ceremonia llevada a cabo en la Universidad de La Sorborne en París. Dos años más tarde, tras grandes esfuerzos se llevaron a cabo los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna en la ciudad de Atenas, Grecia.

La Llama Olímpica es el símbolo más venerado de los Juegos y la idea fue adoptada de los Juegos Antiguos, donde la llama sagrada permanecía encendida en el altar de Zeus durante la competencia. En los Juegos de Amsterdam de 1928 hubo por primera vez un pebetero permanente para la llama olímpica. Desde el año 1936, la llama es encendida en Grecia y transportada haciendo relevos de la antorcha hasta la sede de los Juegos. Esto simboliza la unión entre los juegos de la antigüedad y los juegos modernos. La llama es encendida en el antiguo sitio de Olimpia por los rayos naturales del sol reflejados en un espejo curvo. Es encendida en una ceremonia por una mujer vestida con las ropas usadas en la antigüedad y es ella quien se la entrega al primer corredor.

Historia del Maratón

La idea de una carrera de maratón fue inspirada por la leyenda de Filípides, un corredor profesional quien supuestamente llevó la noticia de la victoria griega sobre los persas en la batalla de Marathon en el año 409 A.C. En su llegada a Atenas, gritó “Alegraos, hemos vencido!” y luego cayó muerto, exhausto. Actualmente no hay evidencia que este incidente dramático haya tenido lugar alguna vez. El historiador del quinto siglo A.C., Heródoto, quien desarrolló jugosas anécdotas de la época y escribió sobre la batalla de Marathon, no menciona en ningún momento nada sobre la hazaña de Filípides. La historia no apareció escrita hasta el segundo siglo D.C. – más de 600 años después de que el supuesto hecho ocurriera. La carrera más larga incluida en los antiguos Juegos Olímpicos Griegos era de solamente 4.614 metros.

Reglas del Maratón Olímpico: El maratón olímpico se corre actualmente sobre la distancia de 42.195 metros (26 millas, 385 yardas). Tanto la largada como la llegada del maratón no necesariamente debe ser dentro de un estadio. En ciertas oportunidades, la carrera empieza dentro del estadio, con una vuelta a la pista, para luego tomar las calles y retornar al estadio en el final, dando la vuelta a la pista para completar los últimos 400 metros. En la línea de largada, los corredores toman lugar sin un orden predeterminado. La competencia se inicia cuando el largador dispara la pistola de largada. Como en las otras pruebas, dos largadas en falso implican descalificación del participante. Así como en las otras carreras, el ganador es el primer participante cuyo torso cruza la línea de llegada. No existe en el maratón pruebas clasificatorias; todos los competidores participan de una sola carrera.

El recorrido debe ser por calles, aunque está permitido que se utilicen bicisendas o senderos. Debe proveerse de puestos de hidratación cada 5 kilómetros. Los competidores no pueden recibir bebidas fuera de estos puestos, pero si pueden ser provistos de sus propias bebidas e indicar en que puesto quieren que les sea entregada. Asimismo, puestos con agua para beber y esponjas para refrescarse deben ser provistos en los tramos que hay entre los puestos de hidratación. No existe restricción en cuanto a la cantidad de bebida que un corredor pueda tomar, pero no se les está permitido tomar fuera de los puestos ya determinados.

Cualquier corredor que reciba asistencia externa es automáticamente descalificado. Una excepción, agregada a las reglas después de 1984, permite un examen médico por personal médico autorizado. Si el médico oficial determina que un atleta no está en condiciones de continuar, dicho atleta debe retirarse de la competencia. Esta última regla fue agregada luego de que en los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1984, la estadounidense (representando a Suiza debido a su doble nacionalidad) Gabriele Andersen-Scheiss llegara a la meta exhausta pero rechazando ayuda médica durante los 5 minutos 44 segundos que tardó en recorrer los últimos 400 metros.

Los países pueden presentar un atleta que haya obtenido una marca “B”, o 2 ó 3 atletas que hayan obtenido una marca “A”. Las marcas clasificatorias para hombres y mujeres son las siguientes:

Hombres: Marca “A”: 2:14:00 Marca “B”: 2:20:00

Mujeres: Marca “A”: 2:33:00 Marca “B”: 2:45:00

¿Por qué las mujeres no competían en las primeras Olimpiadas modernas?

CRONOLOGÍA
Fechas de introducción de las modalidades olímpicas.

776 a.C.» Coroebus de Bis gana la carrera del estadio, primera prueba de los Juegos Olímpicos.

708 a.C.» Se incluye elpentathlon (salto de longitud, carrera pedestre, lanzamiento de jabalina y de disco, y lucha sin armas), con el triunfo de Lampi de Esparta.

688 a.C.» Nace el pugilato (boxeo) y Onomasto de Esmirna es el primer campeón.

680 a.C.» En las primeras carreras de carros o cuadrigas vence Pagaonda de Tebas.

648 a.C.» Se incorpora el pan-kration (lucha con golpes) y la victoria es para Ligdamo de Siracusa.

521 a.C.» Nace la carrera de dos estadios con armamento completo, llamada de los hoplitas.

490 a.C.» Tras la batalla contra los persas en Maratón, el soldado Filípides corre 40 kilómetros para anunciar la victoria. Su gesta dará nombre a la prueba final de los Juegos Olímpicos modernos.

385 a.C.» El pugilistaVarastade es el último campeón registrado en los antiguos Juegos Olímpicos. “


Cuando se restauraron los Juegos Olímpicos en Atenas en 1896, los organizadores, lógicamente, tomaron como modelo las antiguas Olimpiadas.

El antiguo festival en honor a Zeus tenía un fuerte elemento religioso. Estaba dedicado sólo a los hombres, que competían desnudos. Con pocas excepciones, a las mujeres no se les permitía participar, ni siquiera como espectadoras. Si alguna desobedecía la regla, podía ser condenada a muerte.

En las primeras Olimpiadas modernas se permitió a las mujeres presenciar las competencias, pero no participar. Hasta los Juegos de Amsterdam en 1928, las mujeres sólo competían en deportes como golf, tenis, natación y esgrima; pero había muy pocas competidoras.

En Amsterdam, a las atletas se les permitió participar, por primera vez, en los deportes de pista y campo, que incluían una carrera de 800 m que causó gran controversia: después de terminar la prueba, muchas competidoras se desmayaron.

Los más tradicionalistas se apoyaron en ese resultado para subrayar que a las mujeres no debía permitírseles competir. El presidente del Comité Olímpico Internacional, Baillet-Latour, insistió en que se regresara a las Olimpiadas donde sólo competían hombres. Otros dijeron que, dada su fragilidad, las mujeres no eran capaces de afrontar pruebas de resistencia física que “las hacían envejecer prematuramente”.

Las feministas señalaron que en las carreras para hombres también los competidores se desmayaban por el cansancio. De hecho, si no lo hacían, se les acusaba de “no hacer su mayor esfuerzo”.

Los conflictos siguieron y,”como resultado, los Juegos Olímpicos no tuvieron carreras para mujeres más largas de la mitad de la pista, o sea, 200 m, sino hasta 1964, cuando Betty Cuthbert de Australia ganó los 400 m.

Los 1,500 m se introdujeron en Munich en 1972; los 3,000 m y el maratón en Los Ángeles, en 1984. Las carreras largas para mujeres se han complementado con las competencias de natación, así que hoy día no hay gran diferencia entre los programas para mujeres y para hombres.

Bibliografía:

“Summer Olympics” – Sports Illustrated – David Wallechinsky

“Historia de los Juegos Olímpicos” – Enrique Sacco

“Juegos Olímpicos” – Leonides Barceló

“Los Juegos Olímpicos” – Lic. Luis Felipe Contecha Carrillo

“El Mundo y Sus Porque” Reader´s Degest

El Agora de Atenas Grecia Antigua Funcion Publica y Social Reuniones

El Agora de Atenas – Grecia Antigua –  Función Pública y Social

agora grecia antiguaIr al Acrópolis

Atenas Grecia Antigua

Atenas la más grande ciudad de la Hélade, no ofrece a sus visitantes más que la red de sus callejas tortuosas bordeadas de casas bajas, mal alineadas, con las fachadas sin ventanas.

Al lado de El Pireo, Atenas parece una ciudad antigua, donde la higiene y el urbanismo son desconocidos. No hay acera ni iluminación durante la noche. Las casas son a menudo covachas: sólo algunos metros cuadrados para familias enteras. Hasta las moradas de los atenienses pudientes, tienen dimensiones modestas.

En la planta baja, algunas habitaciones (sala de recepción, sala reservada para las damas) se abren sobre un patio interior rodeado de columnas. Están construidas con materiales tan frágiles que un ladrón, antes que forzar la puerta, prefiere agujerear el muro: gana mucho más tiempo.

El lujo no es para los particulares. A los atenienses, por otra parte, les gusta vivir al aire libre. Una muchedumbre bulliciosa llena las calles y sobre todo el Agora, recorre la plaza sombreada de plátanos, los pórticos y los edificios oficiales: el Senado, o Bulé, y la Tholos, donde los magistrados de turno, los pritanos, cenan y pasan la noche.

En el centro del Agora se levanta el altar de los doce dioses, de donde irradian todos los caminos. El Agora es el centro de la ciudad y un mercado permanente. Con el canto del gallo empiezan a llegar los campesinos, los hortelanos, pescadores; traen liebres o tordos, frutas y pescados. Los comerciantes de la ciudad desembalan sus mercaderías, los cambistas, es decir, los que cambian monedas, instalan sus mostradores.

agora en grecia actual

Los clientes afluyen (son nada más que hombres), se saludan, se intercambian noticias y mercaderías. Los arqueros escitas circulan para mantener el orden. En los días en que se reúne la Ecclesia (en la época de Clístenes, diez veces al año, cuarenta veces en tiempos de Feríeles) se tienden cuerdas a través de la plaza y el gentío debe deslizarse hacia el Pnix. Con el calor del mediodía, la agitación disminuye; los hombres se acuestan en el suelo para dormir a la sombra de las columnas. De noche la muchedumbre invade los pórticos y parlotea, ávida de noticias.

La ciudad carece de agua y verdura, pero a sus puertas se extienden hermosos paseos. El Iliso corre a la sombra de los álamos, el jardín de Academos, a la vez santuario y parque público, ofrece a los atenienses sus bosquecillos sagrados , sus frescas  y amplias avenidas y sus terrenos para la práctica del deporte.

PARA SABER MAS…

ATENAS era la más rica y la mayor de las ciudades-estado. Sus habitantes practicaron una forma primitiva de democracia (gobierno del pueblo).

ASAMBLEAS ATENIENSES
Todos los atenienses varones y mayores de 18 años tenían derecho a votar y a hablar en las asambleas que se celebraban unas 40 veces al año. Las mujeres y los esclavos no tenían estos derechos. Las asambleas se celebraban en el Pnyx, una colina cerca de la Acrópolis, la alta ciudadela que domina Atenas. En estas asambleas se tomaban las decisiones más importantes para el gobierno de la polis.

DEBATES POLÍTICOS
En ocasiones se congregaban hasta 6.000 ciudadanos en estas reuniones, que podían durar varios días. Se dice que un famoso orador ateniense, Demóstenes (h. 383 a.C.-322 a.C.), practicaba sus discursos en la costa intentando que su voz no quedara sofocada por el ruido del mar. Si el número de asistentes a una asamblea era muy reducido, una policía especial recorría las calles de Atenas para reunir a los ciudadanos.

RESPONSABILIDADES CIVILES
Los ciudadanos atenienses también se tenían que encargar de las tareas civiles. La mayoría de los cargos públicos, desde magistrados hasta generales, se asignaban mediante sorteos y cada año había más de 1.000 vacantes.

OSTRACISMO
Una vez al año se convocaba una asamblea para discutir si algún ciudadano había representado una amenaza para la estabilidad de la polis. Aquellos que eran declarados culpables podían ser condenados al ostracismo (destierro) fuera de Atenas por un período de hasta 10 años. Los ciudadanos votaban a favor o en contra de este castigo escribiendo los nombres de los inculpados en trozos de cerámica rota llamados ostraka. Muchos ciudadanos prominentes fueron enviados al exilio, entre ellos el historiador Tucídides (muerto h. 401 a.C.).

EL OLIMPO, MORADA DE LOS DIOSES
Entre Tesalia y Macedonia hay un monte de casi tres mil metros de altura en el cual los antiguos griegos creían que se reunían sus grandes dioses a deliberar, en simposios amenizados con néctar y ambrosía (“ámbrotos“, inmortal), alimentos que tenían la virtud de conferir inmortalidad.

El Agora de Atenas Grecia Antigua

El omnipotente padre de los dioses era Zeus (Júpiter), y sus atributos, el águila y el rayo. En su honor fue erigido en el siglo v a. C, en Olimpia (Peloponeso), un templo en cuyo interior estuvo la famosa estatua esculpida por Fidias; cada cuatro años se celebraban los Juegos Olímpicos, que fueron un conjunto organizado de ceremonias y fiestas dedicadas a Zeus. La esposa de Zeus fue Hera (Juno), protectora del matrimonio y la dignidad femenina.

Hestia (Vesta) era diosa protectora de las virtudes domésticas y del hogar. Su emblema: el fuego sagrado que ardía en su honor sobre un altar, y que nunca debía ser extinguido.
Poseidón (Neptuno) era el dios iracundo del mar. Se lo representaba con un tridente, y en su honor se celebraban en Corinto los Juegos ístmicos.
Deméter (Ceres), hermana de los dioses anteriormente citados, era representada con una hoz y una gavilla. Fue la diosa de la fecundidad de la tierra, y en su honor se celebraban las fiestas eleusinas, las que, por su carácter místico, se llamaron también “misterios” eleusinos.
Atenea (Minerva), nacida del cerebro de Zeus, patrocinaba la guerra; y, como enea nación de la sabiduría, protegía las ciencias y las artes. Fueron sus atributos la lanza, la rueca y la lechuza. El Partenón de Atenas le estaba dedicado como protectora de la ciudad, y en su honor se celebraban las fiestas panateneas.
Febo (Apolo), dios del Sol, que protegía las artes, era representado con una lira y las sienes orladas con laureles. En su honor se erigieron los templos de Delfos y Délos, y se celebraban los juegos píticos.
Artemisa (Diana), personificación de la Luna, que la protectora de la caza y la castidad. Se la representaba con un arco en la mano, junto a un ciervo.
Hefesto (Vulcano) era el dios del fuego, forjador de metales y protector de la industria. Era imaginado con su martillo junto a la fragua.
Ares (Marte), dios de la guerra, era representado con su casco y su escudo.
Hermes (Mercurio), el mensajero divino que tenía alas en los pies, protegía a los retóricos, comerciantes y ladrones.
Afrodita (Venus), uno de cuyos emblemas fue la paloma, era la diosa protectora de la belleza y el amor, nacida de la espuma del mar.
Además de estos doce grandes dioses ingresó tardíamente en el Olimpo Dionisos (Baco), dios de la  fertilidad, la vid y el vino. Al comenzar cada primavera se celebraba su resurrección.

LOS ORÁCULOS
Los griegos estaban persuadidos de que todos los sucesos de la vida dependían inexorablemente de la voluntad de los dioses. Para descubrir ese designio sobrenatural consultaban a adivinos que vaticinaban tomando como presagios el vuelo de las aves, los sueños, u observando las entrañas de los animales. También eran consultadas ciertas profetisas llamadas sibilas, y los oráculos.

Los oráculos eran las respuestas de los dioses que, según se creía, éstos revelaban en sus santuarios; y, por extensión, se llamaron también así los lugares elegidos para estos prodigios. Y el más famoso de la antigüedad fue el de Apolo, en Delfos. En él, la pitonisa, sacerdotisa encargada de recibir el mensaje divino, sentada en un alto trípode, aspiraba las emanaciones que salían de una grieta de la tierra e ingería narcóticos; así entraba en trance; y entre delirios y convulsiones profería frases incoherentes que los sacerdotes recogían e interpretaban como respuesta emitida por el dios al consultante.

En el agora, política y comercio: Al noroeste de la ciudad se encuentra la tradicional agora. Pero, en el s.V, la actividad comercial predomina en ella sobre la actividad política. Con el desarrollo económico, el abismo entre ciudadanos y comerciantes se ha acrecentado. Los ricos propietarios prefieren a la sazón reunirse en los gimnasios, donde tienen la seguridad de no encontrarse más que con personas de su rango. Clubes, partidos y facciones pululan por doquier.

El creciente número de privilegiados ha conducido al ateniense a renunciar en mayor o menor medida al ideal de la participación directa. El resto de la ciudad no es más que un confuso amasijo de pequeñas viviendas de madera o de ladrillo desecado, con estrechas callejuelas en las que ricos y pobres se codean compartiendo la misma incomodidad.

Pero tales inconvenientes no pesan sobre el ánimo de los ciudadanos, y la parte fundamental de sus vidas se desarrolla en la calle. En el s.V, el ciudadano de Atenas emplea sus fuerzas más bien en una actividad febril que en la vida contemplativa preconizada por sus filósofos, participando en todos los aspectos de la vida política y buscando sistemáticamente el diálogo con los demás ciudadanos

 

El Acrópolis de Atenas Ubicación Monumentos y Función Social Grecia

El Acrópolis de Atenas: Ubicación -Monumentos y Función Social

Navegue una versión Flash Para PCacropolis de atenas grecia

EL ACRÓPOLIS DE ATENAS

Dominando Atenas, la Acrópolis o «ciudad alta», evolucionó al mismo tiempo que la historia de la ciudad. En el período arcaico era la sede del poder y el lugar de residencia de los reyes y los tíranos. Varios templos, que serían destruidos por los persas a principios del s. v, se levantaron entonces en su interior.

A raíz de la mencionada destrucción, la vida política pasaría a desarrollarse en el agora, mientras que la Acrópolis se convertía en un centro exclusivamente religioso. Protegida en lo sucesivo por altas murallas, fue embellecida constantemente durante 50 años. En julio se desarrollaban en su recinto las panateneas, fiestas de Atenea, diosa protectora de la ciudad.

Después de los concursos gimnásticos, los sacerdotes y representantes de la ciudad se dirigían procesionalmente a la estatua de la diosa. Las fiestas terminaban con sacrificios masivos, distribuyéndose la carne de los animales sacrificados por toda la ciudad.

 Acrópolis: Meseta rocosa de 300 m de longitud y 150 de anchura, domina desde aproximadamente unos 80 m. la llanura ática. Se trata de un lugar de fácil defensa y, ya en el 1400 a. C., fue fortificado por los reyes micénicos

La prosperidad económica y la democracia están en el origen del florecimiento de Atenas en el s.V. El estratega Pericles contribuye, con sus reformas, a hacer de ella un modelo de ciudad organizada por sus propios ciudadanos. Al mismo tiempo, se entrega al desarrollo de la prosperidad de la sociedad civil y de su poderío imperial (la dota de una excepcional flota).

Pericles: la edad de Oro: Según parece, algunas de las reformas y la política de grandes construcciones de Pericles, así como su afán colonizador, tuvieron como objetivo luchar contra el pauperismo. Pero no por ello dejó de contribuir a elevar el prestigio intelectual y artístico de Atenas, que se convirtió, en su época, en «la escuela de Grecia». En efecto, diseñó por sí mismo los planos del Partenón, pidiéndole a Fidias que supervisase la edificación de todos los monumentos de la Acrópolis, junto a los mejores arquitectos y escultores.

Animó el teatro, que pasó a ser gratuito, y favoreció el desarrollo de la filosofía y de la historia. Pero democracia y esplendor tienen también sus reversos: Atenas financió en gran parte sus gastos sociales, sus grandes trabajos y sus expediciones, con los tributos detraídos a las ciudades súbditas o aliadas, así como con la malversación del tesoro de la Liga de Délos. 70.000 metecos y 200.000 esclavos sometidos a una ruda explotación permanecían privados de derechos políticos. Y finalmente, según Tucídides, la época se caracterizó más por el gobierno de uno solo que por el gobierno del pueblo.

La Acrópolis: Si Atenas fue, en la época clásica, una ciudad extraordinariamente animada, se debe sobre todo a la vitalidad y al dinamismo creador de sus habitantes. La Acrópolis dejó de ser una fortaleza, pero conservó la condición de centro religioso de la ciudad. Los edificios de su interior son cada vez más espléndidos, pero menos frecuentados que antaño. El culto a la ciudad misma reemplaza por todas partes al culto a los dioses. Basta con contemplar el friso jónico de las panateneas, en el frontón del Partenon, donde se muestra exultante el orgullo del pueblo ateniense mucho más que su devoción.
La construcción del Partenón. dedicado a Atenea, duró 9 años, del 447 al 438 a. C. Transformado en depósito de pólvora por los turcos, explotó en 1687     Temístocles hizo construir al norte y al oeste una muralla de 4 m de espesor y 5 de altura, coronada por un parapeto de 2,80 m.     Estatua de Atenea Promachos, de 10 m de altura. Su lanza y el  brillante penacho de su casco servía  de punto de referencia a los marinos     Algunas jóvenes tejían  en su interior el peplo, vestidura sagrada ofrecida cada año a Atenea en el último día de las panateneas     El Edificio “central de los Propileos, construido por Mnesicles entre el 437 y el 432

La construcción del Partenón. dedicado a Atenea, duró 9 años, del 447 al 438 a. C. Transformado en depósito de pólvora por los turcos, explotó en 1687 Temístocles hizo construir al norte y al oeste una muralla de 4 m de espesor y 5 de altura, coronada por un parapeto de 2,80 m. Estatua de Atenea Promachos, de 10 m de altura. Su lanza y el  brillante penacho de su casco servía  de punto de referencia a los marinos Algunas jóvenes tejían  en su interior el peplo, vestidura sagrada ofrecida cada año a Atenea en el último día de las panateneas El Edificio “central de los Propileos, construido por Mnesicles entre el 437 y el 432

LAS OBRAS Y MONUMENTOS: El incendio provocado por los persas en el -480 ha destrozado la Aerópolis arcaica, sus templos y sus estatuas. Pericles impulsa entonces la obra de construcción, la tarea de erigir en honor de Atenea un conjunto de monumentos dignos de su nuevo poderío. Bajo la dirección del escultor Fidias, los trabajos prosiguen durante veinte años. Sobre 3 ha de la llanura sagrada se concentra todo el lujo, todo el esplendor de la ciudad de Atenas.

La procesión ha bordeado la base del baluarte, en donde a fin del siglo -V se levantará el templo de Atenea Nike (victoriosa). La multitud franquea el umbral del santuario por un vestíbulo monumental, los propileos, y desemboca en la llanura. A la izquierda de la Vía sacra se levanta imponente la efigie de Atenea Promacos (que combate en primera fila), de ocho metros de altura, obra de Fidias. Con su brillante casco, apoyada sobre su lanza, la diosa descansa en actitud vigilante.

Un poco más lejos está el lugar digno de veneración, porque según la leyenda allí, Atenea y Poseidón se habían disputado la posesión del Ática. Se ve el manantial que el dios había hecho surgir por un golpe de su tridente, y también el brote del primer olivo, plantado, dicen, por la diosa, que había obtenido la victoria, y la antigua estatua de Atenea, tallada en un trozo de madera de olivo, que recibirá el “Peplos”.

Para conservar estas reliquias, la ciudad ha edificado en el último cuarto del siglo -V un templo de plano complicado y estilo jónico: el Erecteión. Los fieles ahora rodean al altar donde los sacrificadores inmolan centenares de ovejas y terneros. Delante de ellos se levanta orgulloso en la Acrópolis el gran templo que en el siglo -IV se llamará el Partenón.

PARA SABER MAS…

Pericles, general y señor con poderes dictatoriales sobre Atenas, desde 461 a. de J.C. hizo construir sobre la ciudadela de la Acrópolis las edificaciones de la época clásica de Grecia, cuyos imponentes restos aún podemos admirar hoy día.

En 448 a. de J.C. se fundó una comisión constructora de la que formaban parte arquitectos, escultores —entre ellos Fidias— y pintores. El tesoro federal de los estados helénicos se abrió también —contra la resistencia inicial de los aliados de Atenas—para la financiación del proyecto, que en total debió costar unos 1700 millones de pesetas. En primer lugar se construyó el Partenón, templo principal de Atenas. Ictinios proyectó los planos, Calicrates dirigió la construcción, la decoración plástica surgió en el taller de Fidias según bocetos del maestro.

Sobre un gran basamento rectangular, cuya superficie en el borde superior medía 70X30 metros, se levantaban 46 estatuas de estilo dórico de más de 10 m de alto. Los frisos labrados y esculturas, en los frontales, figuraban entre las más grandes obras arquitectónicas del mundo. Remataba la obra un techo de madera artesonado y policromado sobre las paredes pintadas de rojo oscuro de la sala interior.

En el centro del templo se encontraba la estatua de la diosa Atenea Pártenos esculpida por el propio Fidias, de 13 m de altura, en oro y marfil. Las planchas deorode7,5mmde espesor que cubrían la gran estatua podían separarse del gran núcleo para comprobaciones ulteriores de la exactitud de su peso, lo que efectivamente se realizó en el año 433 a. de J.C., cuando Fidias fue acusado de haberse apropiado indebidamente de parte del oro destinado a la estatua.

En el siglo V se convirtió el Partenón en iglesia cristiana. Los turcos en 1456 hicieron de ella una mezquita, colocando a su lado un esbelto minarete. Cuando fueron sitiados por los venecianos al mando del conde Kónigsmarck, llevaron a la mezquita del Partenón sus reservas de pólvora y a todas las personas importantes, esperando que los sitiadores no se atrevieran a atacar el templo. Pero sí lo hicieron.

“Un teniente luneburgués enojado llegó a lanzar bombas sobre el templo”, reza una antigua crónica. La explosión de la pólvora lo destruyó en su mayor parte. Cuantos trabajos de restauración se llevaron a cabo posteriormente (los más importantes fueron obra de Leo von Klenze en el año 1834 por orden de Luis I de Baviera) poco pudieron contrarrestar las destrucciones del año 1687.

LA POLÍTICA DE PERICLES: Si la Acrópolis se convertía en centro de las más altas realizaciones del ingenio humano, en el asentamiento de los templos más bellos, más ricos y más armoniosos, la democracia hallaría su símbolo y el imperio su corazón. Con este fin Pericles elaboró, de acuerdo con sus arquitectos, un plan arquitectónico y urbanístico gigantesco.

Proyectaba la reconstrucción del gran templo de Atenea, la remodelación a mayor escala del acceso a la Acrópolis (los Propileos) y un audaz y nuevo auditorio musical (el Odeón), además de una serie de construcciones menores pero todas importantes. El dinero necesario para tan ambiciosa empresa (que era mucho, como es de suponer) se sacaría de las contribuciones de guerra que los aliados proporcionaban a cambio de estar protegidos de los persas por los atenienes. El gasto sería grande, pero daría trabajo a todos los ciudadanos atenienses, miles de los cuales se emplearían en el colosal programa.

En resumidas cuentas, la marina mantendría el imperio, el cual iba a suministrar el dinero para los templos; y ese dinero permitiría una política de pleno empleo para los trabajadores atenienses, lo que a su vez contribuiría a la prosperidad general.

El único defecto del plan era que obligaba a los aliados a trabajar para la gloria e intereses de Atenas. Y sobre este punto se encendió una áspera controversia en la Asamblea, pues a muchos de sus componentes les parecía inmoral y ultrajante para los aliados “que sus aportaciones, sacadas a la fuerza a causa de la guerra contra Persia, sean utilizadas por los atenienses para adornar y revestir su ciudad.

Aunque los templos proyectados no costaban mil talentos, suma enorme que equivaldría, aproximadamente, a treinta mil kilos de oro, se trataba de la empresa arquitectónica más grande jamás realizada en Grecia. Para llevarla a cabo era necesaria la colaboración de grandes y especializados artistas, que Pericles encontró en Fidias, Ictinos, Calícrates y Mnesicles.

El primero era hijo de un pintor, iniciado por el padre en el trabajo del pincel, pero que el hijo pronto cambió por el cincel y con el que se ganó una fama que no tuvo igual hasta los tiempos de Miguel Ángel. Era un perfeccionista que veía las cosas a lo grande, sin olvidar, sin embargo, la armonía, Sus obras tenían una característica e incomparable apariencia de serenidad que reflejaba muy bien el carácter de quien se las encargó (parece ser, en efecto, que únicamente perdía la calma cuando alguien hacía alusión a su cabeza en forma de pera, tormento estético de este hombre tan equilibrado).

Pericles confió a Fidias la supervisión de los trabajos y la coordinación de cada uno de los programas, encargándole además la realización personal de gran parte de las esculturas. Ictinos y Calícrates eran dos honestos y expertos profesionales, cuyo mayor y quizás único desacierto fue trabajar junto al gran Fidias, pues de no haber sido oscurecidos por la arrolladura y peligrosa vecindad de ese genio sus nombres se recordarían hoy como dos de los más grandes arquitectos de la historia.

De todos modos constituyeron con Fidias un equipo artístico que trabajó con la mayor armonía. A ellos se les confió la reconstrucción del gran templo de Atenea: el Partenón “Hecatonpedon”, o sea de cien pies de longitud, incendiado por los persas. A Mnesicles le correspondió la otra gran obra de la Acrópolis: los Propileos.

En cuanto a los problemas técnicos diremos que sólo para el Partenón fue necesario desplazar veintidós mil toneladas de mármol, entre ellos algunos bloques de enormes dimensiones, desde las canteras de origen hasta la Acrópolis, atravesando para ello toda la llanura y la ciudad y ascendiendo luego por la escarpada pendiente de la roca.

El Partenón, templo dórico (es decir, construido según las rígidas líneas de ese estilo o, para ser más exactos, “del orden arquitectónico” que lleva este nombre), con columnas a cada lado que encierran un gran espacio rectangular dividido en dos partes, representaba la culminación absoluta de la arquitectura griega y al mismo tiempo una revolución de los cánones de la misma, pues presentaba una fachada con ocho columnas en lugar de las seis de rigor; en compensación, estas columnas eran más esbeltas y estaban más próximas entre sí dé lo que era habitual.

Las dimensiones resultaban imponentes, pero no excesivas, y sobre todo se había procurado crear y mantener la armonía y una perfección estética y formal, que a veces se consiguió gracias a verdaderos virtuosismos técnicos, como la curvatura de todas las superficies horizontales y la de todos los elementos de la construcción.

Sus creadores sabían muy bien que, a causa de la conformación del ojo humano, una linea horizontal o vertical muy larga, aunque sea perfectamente recta parece un poco curva a los ojos del observador, por lo que curva ron, en forma opuesta e idéntica a la curva producida por la desviación de la perspectiva, el basamento, los arquitrabes y las líneas de los aleros, en resumidas cuentas, todos los elementos de la construcción, como hemos dicho, para eliminar “el defecto”. Era cuestión de centímetros, a veces de milímetros, pero siempre esencial.

Fuente Consultada:
Cuadernillo N°4 de Maravillas del Mundo Edit. Salvat Nota de Flavio Conti

GRANDES HOMBRES DE GRECIA ANTIGUA

Demóstenes Pericles Alcibíades
Demóstenes
Su talento de orador y sus advertencias no pudieron impedir que Atenas cayese bajo dominio macedónico
Pericles
Reelegido estratega de Atenas a lo largo de 30 años, perfecciona la democracia preparada por Solón y Clístenes, y desarrolla el imperialismo ateniense
Alcibíades
Rico ateniense y buen estratega, se convierte en consejero de Esparta, y, más tarde, de los persas. Después de un nuevo cambio de frente, regresa triunfal a Atenas en el 407
Leónidas Licurgo Tucidides
Leónidas
Rey de Esparta, se sacrifica junto a 300 hoplitas para defender el desfiladero de las Termópilas frentes a los persas.
Licurgo
Al igual que Demóstenes exhorta, sin éxito, a los atenienses contra Filipo de Macedonia
Tucidides
Separado de la política relata los enfrentamientos de los griegos en la Guerra del Peloponeso
Epaminondas Temístocle
Epaminondas
Habilidoso táctico, impone un período de hegemonía
tebana, batiendo a
Esparta en
Leuctras en el 37
1
Temístocle
Gran estratera de Atenas, dirige la resistencia contra los persas y consigue la victoria marítima de Salamina en el año 480