El Avión a Reacción

La Revolución Islámica Ayatolá Jomeini Derroca al Sha Palhevi

RESUMEN CAUSAS DESTITUCIÓN GOBIERNO DE REZA PALHEVI EN IRÁN

Se conoce como Revolución Islámica de Irán al proceso dirigido por el líder relgioso, el ayatolá Ruhollah Jomeini por el cual fue derrocado definitivamente el sha (rey) Reza Pahlevi, quien respondía a intereses norteamericanos y además había generado la famosa Revolución Blanca, poniendo en práctica una serie de reformas políticas, sociales y económicas que se oponían a las costumbres y doctrinas religiosas del pueblo iraní , cuestionando a la vez el poder y autoridad de los los dirigentes religiosos.

La oposición a este régimen autocrático, abarcaba todos los sectores de la sociedad, que no aceptaban la corrupción y el insaciable enriquecimiento de la familia real, quienes reclamaban un gobierno mas democrático, justo y con una repartición de la riqueza mas equitativa. Las grandes ganancias de la explotación petrolera, obtenidas del suelo iraní iban a las arcas de las grandes compañías y de la familia Palhevi, poco volvía al pueblo.

En febrero de 1979, estalló la revolución, apoyada sobre las enseñanzas islámicas chiitas acabó con la monarquía laica del sha, se proclamó la República Islámica de Irán, y se rechazó toda influencia occidental.

Ayatholá Jomeini

Ayatholá Jomeini

En 1979, el Ayatollah Jomeini lideró una revolución islámica y derrocó al Sha. Jomeini en la década de 1970, era un hombre desconocido, pero contaba con ciertas aptitudes de las que carecían otros dirigentes. En primer lugar, parecía no tener miedo alguno: había sido el único religioso que se atrevió a criticar abiertamente la ‘Revolución Blanca’ del Sha ya en 1963. Fue el profundo sentimiento antioccidental y antiimperialista que reinaba en las naciones árabes desde los tiempos de la descolonización (fines de la Segunda Guerra Mundial, y comienzos de la década de los 50), y el sistema fuertemente represivo del Sha, el que posibilitó el triunfo de Jomeini y facilitó el establecimiento de una república fundada en el estricto cumplimiento de las doctrinas religiosas islámicas.
A partir del triunfo de la revolución islámica, Irán quedó convertido en el referente de la protesta antioccidental y antinorteamericana en el Medio Oriente.

La revolución islámica de Irán fue un hito en la historia del siglo XX. Para el historiador británico Eric Hobsbawn la peculiaridad de esta revuelta reside en su ideología, traspasada por un discurso religioso y antimoderno, que contradecía las características laicas e “izquierdistas” de las revoluciones que, desde 1789, se habían dado en la edad contemporánea.

La revolución, liderada por el carismático ayatolá Jomeini, liquidó el régimen déspota, pro occidental y corrupto del sha Mohamed Reza Pahlevi e instauró un sistema basado en los preceptos de la ley islámica (sharia) y articulado políticamente en una Constitución que sancionaba el concepto de vélayat-é faqih (soberanía del doctor de la ley o jurisconsulto islámico sobre el Parlamento).

ANTECEDENTES DE LA REVOLUCIÓN IRANÍ: En 1951, el popular primer ministro iraní Mohamad Mossadeg planeó la nacionalización de la Compañía Petrolera Anglo-Iraní. EE UU instó al sah de Irán a destituir a Mossadeg, lo cual dio lugar a que la población retirase su apoyo al sah, a quien se tenía por un títere de los americanos. La revuelta popular obligó al sah a exiliarse para evitar una posible revolución. Finalmente, EE UU logró restaurar al sah en el poder, pero, a los ojos de su pueblo, este había quedado contaminado por su asociación con los norteamericanos.

 

Sha Reza Palhevi Irán

Sha Reza Palhevi

Los enfrentamientos contra el régimen del Sha fueron muchos y durante varios años, pero uno de los mas cruentos fue en 1978 cuando los soldados abren fuego contra la población que se manifestaba en las calles de Teherán. Había mas de 20.000 personas y miles de ellas resultaron heridas o muertas. Al poco tiempo y como reacción a esta dura represión , los manifestantes comenzaron a quemar negocios, bancos, kioskos de bebidas alcohólicas y todo lo que tuvieran un símbolo occidental, provocando una tensión social que iría en aumento hasta la revolución de 1979.

En respuesta a esta insatisfacción popular, el sah empleó la represión para evitar otra insurrección. En los dos decenios siguientes, Irán se embarcó en un periodo fructífero de industrialización y militarización; en la década de 1970, el excesivo gasto en defensa había dado lugar a un déficit presupuestario y una crisis económica. Entre tanto, la sociedad iraní se había transformado: había surgido una reducida élite occidentalizada.

La rápida industrialización dio lugar a un elevado aumento de la inmigración hacia las ciudades y generó pobreza y desempleo. Las leyes de censura del sah impedían expresar a través de los medios de comunicación o concentraciones públicas el descontento social, y las mezquitas se convirtieron en el único reducto donde era posible hablar con libertad. En ellas, los detractores del sah entraron en contacto con las ideas de los clérigos chutas y, en particular, con las del ayatolá Jomeini, quien propugnaba la revolución para crear una república islámica y poner fin al laicismo y la occidentalización de su país.

En las postrimerías de 1978, la prensa oficial publicó un artículo criticando a Jomeini que desencadenó protestas civiles generalizadas. El ejército se negó a abrir fuego contra los manifestantes y cambió de bando. Desde el exilio, Jomeini defendió una república islámica, y el sah, al carecer del respaldo del ejército, huyó.

El martes 16 de enero de 1979, el sha, enfermo, abandonó el país. Jomeini ponía fin al reinado de los Pahlavi, pero la monarquía no estaba abolida. Apoyándose en el ejército, el quinto del mundo, el primer ministro iraní Shapur Bajtiar se opuso al retorno del imán. Ante el aumento de los peligros, el primer ministro cedió en su momento.

El 1 de febrero de 1979, Jomeini hizo una entrada triunfal en Teherán, donde lo recibieron más de cuatro millones de personas. Sobrevinieron violentos incidentes entre el 9 y el 12 de febrero, declarando el fin de la monarquía y el derrumbamiento de las últimas fuerzas que la sostenían.

La monarquía fue oficialmente abolida por el referéndum del 30 de marzo que proclamó la instauración de la República islámica. Pronto surgió en el seno de los elementos religiosos una división entre moderados y conservadores, y fueron estos últimos los que, con el apoyo de los «guardianes de la revolución», controláron los comités islamicos e instauraron un orden moral que rige a toda la sociedad iraní.

Inmediatamente después, el nuevo régimen se dispuso a disociarse de Occidente; los partidarios de Jomeini irrumpieron en la embajada de EE UU en Teherán en noviembre de 1979 y precipitaron la crisis de los rehenes que le costó al presidente Cárter las elecciones presidenciales de 1980 y que no concluyó hasta enero de 1981.

Para entonces, el sah había fallecido (en el Cairo) y el nuevo presidente de EE UU, Reagan, había prometido descongelar los activos iraníes. La revolución aún estaba consolidándose cuando Iraq instigó una guerra contra Irán en 1980.

La Revolución Islámica que en 1979 desplazó del poder de Irán al Sha Rezah Pahlevi, modificó el panorama político de la región. El Ayatollah Jomeini instaló un régimen fundamentalista e intolerante que fusiló en pocos meses a decenas de miles de opositores.

LOS DOCE DÍAS QUE ESTREMECIERON A IRÁN
Jueves 1° de febrero de 1979, el avión de Jomeini aterriza en el aeropuerto de Teherán. Comenzaba entonces el primero de los doce días que verían la caída de la monarquía. El 5 de febrero, Jomeini nombró a Bazargan primer ministro islámico, en oposición al primer ministro imperial Shapur Bajtiar. Demócrata y reformista, Bazargan tranquilizó a Occidente, pero inquietaba a los radicales iraníes. El 8 de febrero, el pueblo salió a la calle respondiendo al llamado del imán al grito de «¡Muera Bajtiar!».

Los manifestantes vestían una cinta blanca en la cabeza para significar que estaban prontos a morir como mártires. En la víspera del 10 de febrero, hallados culpables de mirar por televisión la película sobre el regreso de Jomeini, los homafars (técnicos de la fuerza aérea) fueron «corregidos» por los guardias imperiales que dieron así, involuntariamente, la señal de la sublevación. Al día siguiente se concentraron 100.000 personas en Teherán para una marcha política. El ejército abrió entonces fuego sobre la multitud.

La muchedumbre se dispersó por las calles de Teherán y la insurrección se expandió. La capital se erizó de barricadas y se decretó el toque de queda. En dos días cayeron cuarteles, edificios administrativos, palacios imperiales, uno tras otros. El 12 de febrero se ponía fin a la monarquía de 2.500 años de antigüedad.

INTERESANTE TESTIMONIO DE JOMEINI SOBRE SU VISIÓN DEL GOBIERNO AMERICANO

En Irán no hay un sentimiento antinorteamericano, sino contra el gobierno estadounidense. En los eslóganes y denuncias, cuando hablamos de Norteamérica nos referimos al gobierno de Estados Unidos, no al pueblo estadounidense. He recibido informes sobre la propaganda antiiraní orquestada por la Administración de Estados Unidos. Los sionistas en especial están haciendo todo lo posible por envenenar a la opinión pública contra Irán. Tal como se ha informado, como resultado de ello en Estados Unidos puede haber sentimientos negativos contra Irán.

Pero si los hechos van más allá de la pantalla sionista-imperialista, si a través de los medios de comunicación logramos exponer a la ciudadanía norteamericana la verdad, entonces es muy probable que los norteamericanos cambien de criterio sobre nosotros y respondan amigablemente a nuestra actitud amistosa. Pero no abrigamos ilusiones de que el gobierno de Estados Unidos vaya a cambiar su actitud hostil.

El gobierno estadounidense ha perdido gran parte de sus intereses en Irán. Y, lo que todavía es peor, su Administración también ha perdido su prestigio político en otros países. Hemos pedido a gritos justicia, hemos pedido que se resuelvan nuestros motivos de queja. El gobierno de Estados Unidos puso al sah en el trono; es decir, lo pusieron los aliados [en 1941] tras destituir a su padre, Reza Jan, que era un títere de los británicos. En consecuencia el gobierno de Estados Unidos lo ayudó a mantenerse en el poder frente a la oposición de nuestro pueblo. El sah despilfarró nuestros recursos, nuestra dignidad nacional, nuestros activos naturales, el talento de nuestra juventud y todo lo que teníamos. Evidentemente, los iraníes no pueden tener buena opinión del gobierno de Estados Unidos.

Y nuestro pueblo ha descubierto recientemente que la Administración norteamericana ha convertido lo que llama su embajada en una base de espionaje y conspiración contra Irán. Los espías actuaban aquí con la excusa de ser personal diplomático. Y ahora que nuestro pueblo es consciente de este hecho, considera que la Administración estadounidense es su enemigo número uno.

Desde nuestro punto de vista no puede culparse al pueblo norteamericano del comportamiento de su gobierno en Irán. Los norteamericanos tendrán que reconocer el hecho de que su Administración ha sido injusta no sólo con nosotros, sino también con ellos mismos. A través de su lacayo, el sah, nos ha privado de todo, lo cual ha puesto en peligro el honor de la ciudadanía estadounidense. Debido al comportamiento del gobierno de Estados Unidos, actualmente los pueblos de Oriente están desarrollando un punto de vista negativo sobre la nación norteamericana.

Los norteamericanos han de tener este hecho en consideración. Que Qimmy) Cárter siga siendo presidente es un peligro para Norteamérica. Plantea una amenaza al honor nacional de Estados Unidos. Si el gobierno estadounidense -por medio de la intervención militar, del bloqueo económico, de tácticas bravuconas y recursos similares- logra privarnos de justicia, la crisis nunca podrá resolverse, seguirá siempre presente en la mente de nuestro pueblo.

El pueblo norteamericano no debe permitir a Cárter que siga este comportamiento, porque de ser así los iraníes irán sospechando que el pueblo norteamericano comparte la voluntad negativa de Cárter contra Irán. Y entonces entre ambos pueblos se establecerá la enemistad.

Otra opción es que el gobierno de Estados Unidos reconozca las fechorías que ha cometido en Irán. Que no son pocas. Una de ellas es haber permitido la entrada de un asesino en Estados Unidos. Y, lo que aún es peor, que el gobierno norteamericano imponga a un asesino como gobernante de Irán. Cuando Cárter llegó a la presidencia prosiguió la política de sus predecesores; es decir, intentó perpetuar el gobierno criminal del sah y el saqueo de Irán. Cuando nuestra nación se levantó contra la tiranía de los Pahlevi, Cárter hizo todo lo posible por mantenerla. No lo consiguió.

El odio al sah de nuestro pueblo era demasiado evidente para que Cárter no lo notara. Con todo, en flagrante desacuerdo con los sentimientos de la nación iraní, Cárter ofreció al sah derrocado refugio en Estados Unidos. Creo que ni siquiera el pueblo norteamericano se creyó la afirmación de Cárter de que permitía la entrada del sah por motivos humanitarios.

Las consideraciones humanitarias no entran para nada en el pensamiento del gobierno norteamericano. Washington está dispuesto alo que sea, incluso amatar a 200.000 personas en un ataque nuclear, para obtener algún provecho. Es impensable que esos funcionarios dieran una visa de entrada al sah por motivos humanitarios. En cierto modo han secuestrado al tirano derrocado para asegurarse de que no divulgue sus secretos.

Si se lo permitimos, todos los hechos que el gobierno de Estados Unidos quiere ocultar saldrán a la luz. Y entonces el mundo entero sabrá quién ha ayudado al sah a cometer sus crímenes. Y desde luego, el pueblo norteamericano dejará de votar a su presidente una vez que descubra qué ha hecho. Desde nuestro punto de vista, todo lo que interesa a Cárter es secundario para la Gasa Blanca, y con tal de alcanzar su objetivo está dispuesto a hacer lo que sea, incluso a sacrificar el honor de su país.

No podemos creer que los reclamos del gobierno estadounidense obedezcan a motivos humanitarios. ¿Acaso sólo el sah es un ser humano? ¿No son seres humanos los 35 millones de iraníes? ¿No eran seres humanos los vietnamitas? ¿No vemos claramente los crímenes que con la aprobación de Cárter están cometiéndose actualmente en el sur de Líbano? Para nosotros [la resolución de la crisis] supone la extradición a Irán del sah derrocado y la adopción de medidas para compensar a Irán por los daños causados por su tiranía.

Desde luego, hay daños que son irreparables. Por ejemplo, en la lucha contra el sah hemos tenido unas cien mil bajas. Y aunque el trabajo y el talento humano derrochados para la obtención de sus dañinos objetivos no pueden compensarse, esperamos la repatriación de los bienes saqueados a Irán. El punto principal que cabe tener en cuenta es que nos hallamos en una nueva era. Irán ya no es hoy lo que era bajo el sah. Ha ocurrido un milagro.

Bajo el régimen anterior un solo policía podía obligar a todos los comerciantes de un gran bazar a enarbolar banderas para celebrar el cumpleaños del sah. Ese mismo pueblo se levanta con las manos desnudas contra los tanques y la artillería. Incluso ahora se envuelven en sudarios y acuden aquí [a Qom] para manifestarse dispuestos al martirio.

No se puede zarandear a un país que ha experimentado tal transformación. Transformación que el señor Cárter aún no ha comprendido. Cree que puede volver a imponer un dictador a un país. Pero ha de entender que los iraníes nunca permitirán tales actos. Cárter se tiene que despertar. Y los norteamericanos han de desalojar a Cárter con su voto. Deben elegir a un presidente adecuado. Si se convence a los iraníes de que el gobierno de Estados Unidos no pretende engañarlos, habrá unas relaciones normales con Estados Unidos; el tipo de relaciones que mantenemos con otros países.

Fuente Consultadas:
Revista TIME Historia del Siglo XX El Mundo Islámico – La Revolución Islámica en Irán

Calor Producido Por la Corriente Electrica Aplicaciones

U na coméate eléctrica se asemeja a una caravana de electrones; en movimiento; el conductor sería como un bosque contra cuyos árboles chocarían los electrones al “recorrerlo produciendo una agitación general. Los: “árboles” son en este caso átomos o moléculas dei conductor y el movimiento que nace del choque con los electrones se traduce en un aumento de las vibraciones habituales de los átomos y moléculas.

Dichas oscilaciones se perciben como temperatura. De ahí que él calor sea uno de los efectos invariables de la corriente eléctrica al pasar por un conductor. Podemos decir también que ese calor se produce al tratar la corriente de superar la resistencia del conductor.

RESISTENCIA
La resistencia de una sustancia es la dificultad que ofrece al paso de una corriente eléctrica. Puesto que una corriente es un flujo de electrones que saltan de un átomo a otro, la resistencia depende fundamentalmente de la firmeza con que los electrones están sujetos a los átomos.

En un buen conductor como el cobre, algunos de los electrones están muy débilmente unidos a los átomos y ía resistencia es muy pequeña, mientras que en un mal conductor de la electricidad (aislador) como el caucho, todos los electrones están firmemente unidos a sus respectivos núcleos y la resistencia es muy grande.

En los buenos conductores la resistencia depende del calibre y de la longitud. Cuanto más grueso y corto sea un conductor, tanto menor será su resistencia; cuanto más fino y largo, más resistirá al paso de la corriente, pues al reducirse su sección los electrones tienen menos espacio para pasar.

CONDUCTIBILIDAD Y  NATURALEZA QUÍMICA
Hay dos tipos de sustancias: las que conducen la corriente, llamadas “conductoras”, y las que.no la conducen o “aisladoras”. Pero entre las primeras se distinguen dos clases: conductores de primera clase y conductores de segunda clase.

Entre los de primera clase se encuentran los metales, cuya estructura química no varía por el paso de la corriente eléctrica; en ellas los electrones “viajan” solos. Los de segunda clase son los electrólitos, sustancias cuyas moléculas disueltas en agua se separan en iones o partículas electrizadas que al conducir la corriente (en solución o fundidos) sufren reacciones “electrolíticas” que alteran su constitución.

En estas sustancias los electrones son transportados por los iones hasta los bornes o “electrodos”. De allí la disociación de los electrólitos al apartarse los iones de cargas eléctricas opuestas.

EL CALOR,  FORMA DE ENERGÍA
Veamos qué relación hay entre calor y trabajo. El calor es una forma de energía o capacidad de realizar un trabajo que consiste en vencer una cierta resistencia. Las distintas formas de energía pueden transformarse unas en otras. Por ejemplo, un cuerpo colocado a cierta altura posee energía “potencial” que, al caer el cuerpo, se transforma gradualmente en “cinética”.

Al caer contra el suelo produce una pequeña cantidad de calor, como el martillo al dar contra el clavo. La energía se conserva (éste es un principio fundamental de la Física): en el ejemplo de la caída a medida que la energía potencial disminuye, la energía cinética o de movimiento aumenta  y  la  suma de  ambas permanece  constante.

EL TRABAJO MECÁNICO
Cuando una fuerza mueve un cuerpo efectúa un trabajo mecánico (en nuestro ejemplo, la fuerza que actúa es el peso del cuerpo) y ese trabajo es igual al producto de la fuerza por el camino recorrido en su dirección, es decir, por una longitud.

De modo que si queremos expresar el trabajo en unidades, la unidad de trabajo será igual a la unidad de fuerza multiplicada por la unidad de longitud. La unidad de fuerza se llama dina (en el sistema de medidas cuyas unidades fundamentales son el centímetro, el gramo-masa y el segundo, llamado por eso “sistema cg.s.”).

La dina es la fuerza que aplicada al gramo-masa le comunica una aceleración de 1 centímetro por segundo a cada segundo. La unidad de longitud es el centímetro. Pero como la dina es una unidad muy pequeña, el trabajo de una dina a lo largo de 1 centímetro es una unidad diminuta, llamada ergio. Por eso se usa como unidad otra de diez millones de ergios, denominada julio (o joule).

EQUIVALENTE MECÁNICO DEL CALOR
En numerosas experiencias se comprueba que a la realización de un trabajo corresponde la aparición de una cantidad de calor. Por ejemplo, cuando usamos un inflador de bicicleta comprimimos un gas (el aire) y notamos que el tubo metálico se calienta.

Si se ha convertido un trabajo T en una cantidad de calor Q que verifica que T= J x Q, esa “J” es una cantidad constante que permite calcular la reciprocidad entre joules y calorías y se llama equivalente mecánico del calor.

Su valor es 4,18 (1 caloría equivale a 4,18 joules) y lo descubrió el gran sabio inglés James Joule (1818-1889) quien también enunció una sencilla fórmula que permite conocer la cantidad de calor producida poruña corriente eléctrica.

CORRIENTE  ELÉCTRICA Y CALOR
Para abreviar sus fórmulas, los físicos representan las magnitudes por letras, que son generalmente las iniciales de la palabra o la unidad que expresan. “T” significa “trabajo”, medido en joules. “I” significa  “intensidad de la corriente”, medida en  amperios. R significa “resistencia” del circuito, medida en ohmios. “t”  significa  “tiempo”,  medido en  segundos. “V” significa “voltaje”, medido en  voltios.

El   trabajo   realizado   por  una   corriente   eléctrica depende del voltaje, de la intensidad de la corriente y, naturalmente, del tiempo transcurrido, o sea T = V x I x t que ue se expresa T = V .I. t (1) pues los signos de multiplicación (.) se sobreentienden.

Pero según la ley de Ohm: volt = ohmio x amperio,… ósea V = R x I

Al reemplazar “V” por su valor I x R en la fórmula anterior tenemos: T=R x I x l x t  ósea, T = R. I². t (2)

En otros términos, el trabajo  que efectúa una corriente eléctrica es, medido en joules, el resultado de multiplicar la resistencia del circuito en ohmios por el cuadrado de la intensidad en amperios y por los segundos de tiempo transcurrido.

El trabajo se obtiene en joules. Para transformarlo en calorías (una pequeña caloría es la cantidad de calor necesaria para elevar en un grado centígrado la temperatura de un gramo de agua) basta dividir por 4,18 ya que 4,18 julios equivalen a una pequeña caloría.

De modo que conociendo esta relación podemos saber con exactitud cuánto calor produce una corriente. Pero ignoraremos aún cuánta energía   útil  se  produce porque  ésta  depende  de nuestro  designio y siempre  se  gasta  una  parte  de esa energía en fenómenos colaterales indeseables.

CÓMO SE  APROVECHA   EL  EFECTO  CALÓRICO DE LA ELECTRICIDAD
En casi todos los artefactos eléctricos que producen calor o luz se emplean hilos metálicos de muy pequeño calibre y gran longitud, o que por su naturaleza oponen mucha dificultad al paso de la corriente. Estos hilos, arrollados en espiral, se llaman resistencias y logran un rendimiento próximo al 100 % al transformar la energía eléctrica en calor (no en luz).

Otro sistema basado en el mismo principio es el arco eléctrico, donde el hilo metálico es reemplazado por dos electrodos de carbón que también constituyen una resistencia. El arco se forma merced a los vapores de carbón incandescente y se logran temperaturas muy elevadas (unos 3.600°C). Hay otros métodos de producir calor y que sólo mencionaremos. Mediante corrientes alternas de alta frecuencia es posible calentar en todo su espesor sustancias no conductoras (aisladoras llamadas también “dieléctricos”)   por  el   sacudimiento   que   el  campo eléctrico produce en su masa.

Se logra un calentamiento muy uniforme, aprovechable en ciertas industrias (plásticos). Otro método es el calentamiento por inducción en el que se utiliza un campo electromagnético variable (ya hemos visto la relación entre electricidad y magnetismo). También se logra un calentamiento muy uniforme. Pero en estos dos métodos el rendimiento es muy inferior al ciento por ciento.

RESISTIVIDAD Y RESISTENCIA
La resistencia total de un circuito depende, además de su longitud y calibre, de la resistencia especifica o resistividad de la sustancia que lo constituye, y que indicaremos por la letra “r”.

La fórmula se obtiene así: la resistencia R del circuito es tanto más grande cuanto mayor es su longitud “l” y la resistividad “r” del material que lo compone. Por otra parte R es tanto más pequeño cuanto mayor es la sección “s” del conductor.

En resumen, R es igual a la resistividad multiplicada por la longitud y dividida por la sección del conductor, o sea: R = r.l/s

Esta fórmula guía a ios ingenieros en la elección de la sustancia conductora apropiada a cada caso, pues la resistividad “r” es característica de cada material, y hay tablas para conocerlas. Generalmente aumenta con la temperatura (excepto en los semiconductores, el carbón y otras sustancias o mezclas).

Ejemplo: Un calentador electrico para 220 Volt, tiene una resistencia  de 80 Ohmios. Calcular la cantidad de calor T que produce este calentador en 2 minutos.

Antiguo Calentador Eléctrico

Sabemos que: T = R. I². t

La corriente I la obtenemos de la ley de Ohm: I=V/R=220/80=2,75 Amperios

Entonces: T=80. (2.75)². 120 seg.=72.600 Joules y multiplicado por 0,24 lo pasamos a calorias: 17.224 cal.

LÁMPARAS ELÉCTRICAS DE FILAMENTO
Las aplicaciones prácticas del efecto térmico de la corriente son muy numerosas. Una de las más importantes es la lámpara eléctrica. Ésta se compone de un largo y fino filamento de tungsteno que ofrece una considerable resistencia al paso de la corriente (el filamento puede tener hasta 60 centímetros de largo aunque está arrollado en una espiral de menos de 2,5 centímetros de longitud).

La fórmula de Joule nos dice que cuanto mayor sea la resistencia del hilo conductor, mayor es el calor producido. En este caso, debido al escaso calibre y gran longitud, se produce suficiente calor como para que que el tungsteno se vuelva incandescente y emita una luz casi blanca. Aunque ahora parezca simple, los primeros intentos para hallar un filamento adecuado fueron penosos.

Thomas Alva Edison, el inventor americano de la primera lámpara eléctrica útil (1879) empleó hilos de bambú carbonizado y evitó que ardieran haciendo el vacío dentro de la lámpara, es decir, retirando el oxígeno necesario para la combustión. Luego se recurrió al filamento de tungsteno pero el metal se vaporizaba gradualmente y depositábase en una capa negruzca en la pared de vidrio. Para impedirlo, la mayoría de las lámparas actuales están llenas de un gas inerte como el argón, que no reacciona   con   el  metal   y  evita su   vaporización.

ESTUFAS ELÉCTRICAS
Las estufas eléctricas se componen también de un alambre arrollado en espiral que se calienta al rojo cuando pasa la corriente; entonces el hilo conductor no sólo caldea el aire sino que emite rayos caloríficos. El filamento se arrolla sobre un soporte de material no conductor y refractario para que soporte temperaturas bastante altas. Generalmente se usa mica o materiales cerámicos.

El metal de la resistencia es una aleación, por lo general de níquel y cromo. La mayoría de los otros metales se oxidarían (combinación con el oxígeno del aire) y se quemarían muy rápidamente. Existen calentadores llamados de inmersión porque se colocan dentro del agua que se desea calentar, construidos en forma similar a las estufas; su filamento queda  aislado  del  agua  por una  cápsula  metálica  hermética.

FUSIBLES
Los fusibles usados para proteger circuitos eléctricos, representan otra útil aplicación del efecto calórico de la electricidad. Si, por alguna razón, pasa por ellos una corriente más intensa que la prevista se calientan excesivamente y se derriten. Evitan así que el contacto fortuito entre dos cables desnudos, que permite a la corriente utilizar un camino más corto y fácil (de allí viene el nombre de “cortocircuito”) sobrepase la capacidad prevista para el circuito  y pueda provocar un desastre.

El alambre de un fusible se compone de un metal o aleación de bajo punto dé fusión. Si una corriente demasiado intensa recorre el circuito engendra suficiente calor como para fundir el alambre del fusible. Esto corta el  circuito  y se  evitan  serios daños.

El fusible es un simple trozo de alambre fino cuya temperatura de fusión es muy inferior a la del resto del circuito. Se lo intercala de modo que toda la corriente deba pasar por él, y si la intensidad de ésta sobrepasa cierto límite el alambre del fusible se calienta hasta fundir, interrumpiendo el circuito.

HORNOS  ELÉCTRICOS
Otra aplicación importante son los hornos eléctricos. Existen dos tipos: el horno de resistencia que funciona como las estufas domésticas aunque en mayor escala y el horno de arco que se base en el arco eléctrico ya mencionado. Se utiliza la formación de chispas entre los dos electrodos mantenidos a corta distancia y la gran cantidad de calor producida se debe a la resistencia que ofrece el aire al paso de corriente por ser mal conductor.

Estos hornos de arco se usan para fundir metales y en algunos el metal se funde por el calor de dos electrodos de carbón puestos por encima del metal. En otros el mismo metal sirve de electrodo mientras que el otro es de carbono y se funde por el calor del arco.

PLANCHA ELECTRICA: Idem al caso anterior, utiliza calor generado por una resistencia a partir de la corriente eléctrica. las amas de casa todavía no no la podían utilizar ya que no existía la conexion a la red eléctrica y no se había inventado aun el termostato. El calor se producía en una resistencia colocada en el interior de la plancha que con el paso de la corriente eléctrica se calentaba por el efecto Joule.

Esto consiste en que la circulación de corriente eléctrica por la resistencia, desprende mas o menos cantidad de calor dependiendo de tres factores: el valor del cuadrado de la intensidad, la resistencia y el tiempo de funcionamiento del aparato eléctrico.

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA N°14 Enciclopedia de la Ciencia y La Tecnología – Ciencia: La Electricidad-

El Titanio Características Propiedades y Usos Aplicaciones

EL TITANIO:

Aunque el metal titanio ocupa el cuarto lugar entre los elementos más abundantes en la corteza terrestre, no suscitó mucho interés hasta que la industria aeronáutica comenzó a utilizarlo. Cuando fue descubierto, hace unos 150 años, era un elemento problemático, que defraudó y confundió a los metalúrgicos, quienes se esforzaron para extraerlo económicamente y hacer algo útil con él.

De hecho, era tan difícil separar el metal de sus minerales que hasta 1949 no se encontró un método económico para hacerlo. Existen dos principales minerales de titanio: el rutilo, una forma impura de bióxido de titanio, y la ümenita (ferrotitanato), mezcla de óxidos de titanio y hierro. Mientras que del rutilo se obtiene todo el titanio metálico, los compuestos se fabrican de la ilmenita.

El método para la obtención del titanio metálico expuesto por el estadounidense W. J. Kroll, en el año 1949, consiste en convertir el titanio del mineral en tetracloruro de titanio, Cl4 Ti. A continuación, se reduce éste a metal, haciéndolo reaccionar con magnesio. El metal así producido tiene el aspecto de coque esponjoso.

titanio

El procedimiento Kroll todavía se usa mucho en América y Japón, pero un método químico distinto, que exige el empleo de grandes cantidades de sodio, se practica actualmente en Inglaterra. Mediante él se obtiene el titanio en forma de gránulos grises y pesados. Tanto en su forma esponjosa como granular, el metal es poco útil; para utilizarlo en sus distintas aplicaciones es necesario consolidarlo y extraerle las burbujas de aire.

Desgraciadamente, ello no se-consigue fundiéndolo e introduciéndolo en un molde. El titanio funde alrededor de los 1.700°C, 200° por encima del punto de fusión del acero. A tales temperaturas, el titanio reacciona con el recubrimiento del horno y absorbe gases del aire, que inutilizan su estructura.

A veces, los gránulos de titanio metálico crudo se mezclan con otros metales en polvo para hacer aleaciones y, después de homogeneizados completamente, se introducen en una prensa de 2.500 toneladas, para convertirlos en bloques, que se sueldan, y formar un electrodo de unos 4 metros de longitud y casi una tonelada de peso. Este electrodo se suspende de la parte superior de un horno y en la base se sitúa un crisol refrigerado por agua.

Se extrae el aire y se hace saltar un arco eléctrico entre el electrodo y una pequeña cantidad de polvo de titanio, que se dispone en el crisol. El electrodo se funde lentamente, para formar un lingote. Se repite la fusión, controlando todo el proceso a control remoto. Las grietas se descubren con ondas sonoras de alta frecuencia (ultrasonidos). Se trata de una técnica de ecos. Las grietas internas del metal actúan como espejos, reflejando las ondas y evitando que lo atraviesen. Cuando la señal no llega al otro lado de la pieza significa que hay una grieta.

INGENIERÍA AERONÁUTICA

La industria aeronáutica necesita aleaciones ligeras, que puedan soportar las tensiones producidas en los vuelos a grandes velocidades. El titanio proporciona la solución. Su densidad es sólo el 60 % de la del acero, y, por otra parte, conserva su resistencia a temperaturas superiores a, las que se consideran de seguridad para las aleaciones de aluminio y otras ligeras.

Esta industria utiliza el titanio para los alabes de las turbinas, y para recubrir los escapes, las conducciones de aire caliente y los bordes de las alas, expuestos a la erosión del aire. Debido a su alta resistencia a la corrosión por ácidos, etc., este metal se usa también en la fabricación de recipientes y tubos anticorrosivos para la industria química.

En mucha menor escala, aunque por la misma razón, el titanio está sustituyendo gradualmente al acero inoxidable en la fabricación de instrumentos quirúrgicos, tales como los implementos, pinzas, clavos y tornillos usados para fijar las partes rotas de un hueso.

PROTECCIÓN DE LAS RADIACIONES

Las centrales nucleares usan titanio en muchos de sus componentes internos, porque este metal y sus aleaciones tienen la capacidad de impedir el paso de la radiación. El metal irradiado pierde rápidamente toda la radiactividad, permitiendo que las piezas sean fácilmente manejables, lo que simplifica el mantenimiento del reactor.

uso del titanio en la aeronautica

Por su dureza, resistencia a la corrosión y ligera de peso, el Titanio se usa en la industria aeronáutica. En las paredes internas de los motores  a reacción se utiliza titanio puro. También se usa en impulsores, turbocarburadores y blisk de titanio y aluminio

PIGMENTO BLANCO

Muchas pinturas y tintas blancas deben su color al pigmento bióxido de titanio, O2Ti, único compuesto de titanio de alguna importancia real. Los pisos plásticos y los productos industrializados con cauchos blancos llevan incorporado este compuesto. Se rocía sobre las telas, para evitar el brillo innecesario, y se utiliza también para tratar los esmaltes y las tejas vidriadas, regulando color, opacidad y brillo.

La industria del papel utiliza el óxido de titanio de dos modos distintos. Puede incorporarse durante la fabricación —de modo que sus partículas queden completamente integradas en el cuerpo de la lámina, para reflejar la luz y que el papel aparezca blanco— o se puede extender sobre su superficie. Es frecuente cubrir los papeles gruesos con óxido1, pero en los que se usan para expedir cartas por avión, que deben ser ligeros y no trasparentes, el óxido se mezcla con la pulpa durante la fabricación. El “papel encerado” para envolver es blanco porque se le añade óxido de titanio.

La extracción del titanio metálico y la fabricación de su pigmento son dos procesos completamente independientes. El pigmento no se hace con el metal, pues su punto de partida es también el mineral ilmenita, del que se obtiene triturándolo y disolviendo el titanio con ácido sulfúrico concentrado. Cuando la solución se enfría después de hervir, el hierro, que también fue disuelto, cristaliza y puede separarse. Concentrando aún más el líquido, nos queda el titanio en forma de cristales de sulfato de titanio hidratado.

Estos cristales se filtran y lavan antes de introducirlos en un horno rotatorio, en el que se extraen los gases sulfurosos, quedando partículas de bióxido de titanio impuro. Después de purificadas y reducidas al tamaño apropiado, están listas para ser mezcladas con la pulpa de papel o con la pintura.

EL TITANIO COMO METAL DE TRANSICIÓN

A medida que recorremos la tabla periódica de izquierda a derecha, cada elemento aumenta en un electrón el número de los que tiene en la órbita externa, para llegar a una capa estable con ocho electrones. Pero, a veces, se añade algún electrón a una de las órbitas internas, que pueden tener hasta 18 y 32 electrones. El titanio es un metal que pertenece al llamado “grupo de transición”. Todos estos metales tienen dos electrones en la órbita externa, aunque en la interna inmediata pueden tener entre 9 y 18 electrones.

Fuente Consultada: Revista TECNIRAMA N°12 Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología

 

Carrera Armamentista y Espacial en la Guerra Fría

GUERRA FRÍA: Se designan un período del siglo pasado que abarcó dos generaciones y se refieren al inestable equilibrio internacional signado por la inevitable hostilidad entre dos sistemas de organización social fundamentalmente antagónicos: el del capitalismo, basado en la propiedad privada de los medios de producción y en el que el poder es naturalmente ejercido por quienes son sus dueños, y el socialismo, basado en la propiedad colectiva de esos mismos medios y en e! que el poder lógicamente corresponde —o debe corresponder, si se quiere— a la colectividad.

En aquella etapa de la historia en donde se enfrentaban dos concepciones ideológicas por el control del planeta, era necesario para los EE.UU. terminar con los “espías”, con los “traidores”, con la “subversión interna”. Y había que hacer frente con más decisión a la amenaza internacional que el comunismo representaba. ¿Cómo? Manteniendo siempre una abrumadora superioridad militar sobre el “adversario”, sobre el “enemigo”.

Se habían registrado ya varias crisis que habían puesto al mundo al borde de una nueva conflagración generalizada. Se iban a registrar otras, así como varias “guerras locales”, odioso nombre que se da a trágicos conflictos que hacen el efecto de válvulas de seguridad por donde escapan los excesos de presión que genera la “guerra fría”. Lo único que parecía valer era la violencia.

guerra fria

¡Armas, armas! Nunca había suficientes. La carrera de los armamentos se combinó con la carrera nuclear y la carrera espacial.

¡Armas, armas!: Fría o caliente, la guerra, esa “prosecución de la política exterior por otros medios” según Clausewitz, exige armas. A ser posible, armas más abundantes y mejores que las del adversario. Pronto, pues, comenzó una frenética carrera armamentista. Como comenzó pronto también el clamor de la opinión pública mundial en favor del desarme. Paralelamente al enfrentamiento entre los dos militares, ha habido un constante enfrentamiento entre las “fuerzas de la paz” y las “fuerzas de la guerra”. El desarme se convirtió en tema permanente de debate en las Naciones Unidas y en sucesivas conferencias internacionales.

Apenas declarada oficialmente la “guerra fría”, se legó para justificar los créditos que con destino a nuevas armas votaba el Congreso norteamericano que, mientras Estados Unidos había procedido a una vasta desmovilización de sus ejércitos, la Unión Soviética mantenía los suyos con sus efectivos casi completos y en una especie de estado de alerta. Surgieron, sin embargo, autorizadas voces que desbarataron este argumento. Como las de los cuáqueros, esos consecuentes y a veces tan “inoportunos” defensores de la paz.

“Otra inexactitud a la que se presta mucho crédito —dijeron en 1951, en su declaración “Steps to Peace”— es que Estados Unidos se desarmó unilateralmente después de la Segunda Guerra Mundial, debilitándose y abriendo así el camino a la expansión soviética.

La falsedad en esto hay que buscarla en sus sistema de referencia, porque, si bien es verdad que hemos desmovilizado nuestro ejército en mucha mayor medida que los rusos el suyo, el poderío militar de Estados Unidos nunca ha sido medido por el tamaño de su ejército permanente.

Por razones geográficas, nos apoyamos principalmente en el poder naval y aéreo, mientras que la Unión Soviética es primordialmente una potencia terrestre. Si incluyéramos todas las categorías de armas, como debe hacerse en cualquier análisis objetivo de la fuerza militar, la teoría del desarme unilateral de Estados Unidos se derrumbaría.

En los años transcurridos desde la guerra, nuestra producción de armas atómicas ha continuado a un ritmo cada vez más vivo y ha sido acompañada por una vasta red de bases aéreas y de bombarderos destinados al lanzamiento de tales armas. Nuestra armada, que es con gran diferencia la mayor del mundo, ha sido entretanto mantenida sin disminución alguna”. Convertido por la “doctrina Truman” en guardián del “mundo libre”, Estados Unidos se mostró decidido desde el principio a mantener una gran delantera en la carrera de los armamentos. El Congreso votaba créditos por miles de millones de dólares para nuevas armas, con especial dedicación a las atómicas y a los medios de lanzarlas contra los objetivos. Pero fue también una carrera que causó muchos sinsabores y decepciones al guardián del “mundo libre”.

Ya fue un hecho muy serio que los soviéticos pusieran fin en 1949 al monopolio atómico norteamericano. Se había supuesto que no lograrían hacerlo hasta 1952 ó 1953. Truman se apresuró a anunciar que Estados Unidos preparaba una bomba de hidrógeno, basada en la fusión de los átomos, no en su fisión, e infinitamente más poderosa que la bomba atómica.

Y, en efecto, el 1? de noviembre de 1952, el mundo entero presenció el aterrador espectáculo de la primera explosión megatónica, preparada con una movilización imponente en el apartado atolón de Eníwetok, en el Pacífico. Pero ¿quién hubiera podido imaginarse que los soviéticos harían un
ensayo parecido el 12 de agosto de 1953, es decir, sólo poco más de hueve meses después? Era indudable que avanzaban por el mismo camino a paso de carga. Siguió la carrera. Más ensayos. Bombas de creciente poder megatónico. Proyectiles balísticos intercontinentales, capaces de llevar estas bombas a cualquier lugar del planeta. ¿Quién asustaba más a quien? Aquel horror tenía algo de juego de niños.

Se procuraba tranquilizar al “mundo libre” con estadísticas: la superioridad nuclear norteamericana era abrumadora. Por su parte, puesto al frente del Kremlin, Nikita Krushchev, con cierta jocunda afición a la jactancia, decía que la Unión Soviética poseía una bomba tan poderosa que no se atrevía a ensayarla y que una conflagración nuclear significaría de modo inevitable el fin del capitalismo en el mundo. El ambiente se contaminaba con la radioactividad.

Y para que las crecientes protestas no frenaran la alocada carrera, llegó a hablarse de bombas nucleares “humanitarias”, término que suponía tan insensato sarcasmo que pronto fue cambiado por el de “limpias”, tampoco muy acertado. Hasta que el 4 de octubre de 1957 el mundo quedó pasmado al escuchar el bip, bip, bipdel primer Sputnik y ver en la noche el paso del primer satélite artificial de la Tierra.

Era el comienzo de la era espacial. Y también la señal de que Moscú se había adelantado en algunos aspectos de la carrera armamentista. Porque en seguida se advirtió el aspecto militar de la proeza científica. Un satélite artificial era “más” que un proyectil balístico intercontinental. Había que alterar algunos rumbos en la desesperada carrera. Había que cambiar algunos conceptos estratégicos. Y había que votar nuevos créditos para nuevas armas. Se habló menos de una “guerra preventiva”. Se habló más de recaudos contra un “ataque por sorpresa”, de sistemas de alarma, de una vigencia permanente, de la necesidad de mantener un poder desvastador de represalia, de la fuerza “disuasiva” que suponía un enorme arsenal nuclear permanentemente a punto. Se estaba ya en el “equilibrio del terror”. En él seguimos viviendo.

¿Eran únicamente razones militares las qué abonaban el mantenimiento de la carrera armamentista a pesar de los clamores de la opinión pública mundial? No se acertaba a comprender por qué avanzaba tan poco en las conversaciones sobre desarme que, en atención a estos clamores, se mantenían en Ginebra. Año tras año, la Asamblea General de las Naciones Unidas recomendaba que se diera un mayor impulso a estas conversaciones. Se decía que Moscú, al proclamarse campeón de la paz y el desarme y negarse al mismo tiempo a determinadas inspecciones, a las que tachaba de “espionaje encubierto”, no hacía más que utilizar a Ginebra como una “tribuna de propaganda”.

En todo caso, era una propaganda muy eficaz. Indujo a Adlai Stevenson, el ex candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, a expresarse así en la Universidad de Chicago el 12 de mayo de 1960: “Resulta a la vez triste e irónico que los comunistas hayan logrado en tan gran medida acaparar y explotar el clamor por la paz, que es sin duda el grito más fuerte y apasionado en este mundo cansado de guerras y asustado. . . Hemos subrayado lo militar y, durante años, ha parecido que no hemos querido negociar con los rusos, fuera para probar sus intenciones o para demostrar la farsa que representaban.

Entretanto, ellos han suspendido unilateralmente los ensayos nucleares; han reducido unilateralmente su ejército; han propuesto conversaciones en la cumbre con objeto de reducir las tensiones y los peligros de guerra, han propuesto el desarme total. Sean cuales fueren sus móviles, cínicos o sinceros, han tomado constantemente la iniciativa. Han respondido al clamor por la paz, mientras que nosotros hemos puesto reparos y vacilado y luego, al final, cedido.”

Se “cedió” únicamente de modo muy relativo. Porque, aunque se llegó a un acuerdo para suspender los ensayos nucleares en la atmósfera o la superficie de la Tierra —un acuerdo impuesto por Ja creciente contaminación radioactiva de ambiente—, continuó la carrera armamentista, ya combinada con las carreras nuclear y espacial.

Apenas transcurría un año sin que, llegado el momento en que se discutían en el Congreso norteamericano los créditos militares, no se difundieran noticias alarmistas capaces de inducir a la pronta aprobación de tales créditos. Los “gastos de defensa” representaron así cada año una proporción mayor del presupuesto federal de Estados Unidos.

Hasta que la economía norteamericana se convirtió, ya de modo interrumpido, en una típica “economía de guerra”.

La Guerra Fría Crisis de los Misiles Historia Causas Consecuencias

Guerra Fría:Antecedentes, Causas y Acontecimientos

GUERRA FRÍA: ¿Fue Walter Lippman, como se afirma, el primero que utilizó la expresión “guerra fría” para caracterizar esa zona intermedia entre la paz y la guerra —entre una paz perturbada por frecuentes conflictos bélicos “locales” y una guerra generalizada sólo impedida por el terror que inspiraba el holocausto nuclear— que ha mantenido a la humanidad en vilo desde la terminación de la Segunda Guerra Mundial y el aplastamiento de la regresión fascista?

Designan un período del siglo pasado que abarcó dos generaciones y se refieren al inestable equilibrio internacional signado por la inevitable hostilidad entre dos sistemas de organización social fundamentalmente antagónicos: el del capitalismo, basado en la propiedad privada de los medios de producción y en el que el poder es naturalmente ejercido por quienes son sus dueños, y el socialismo, basado en la propiedad colectiva de esos mismos medios y en e! que el poder lógicamente corresponde —o debe corresponder, si se quiere— a la colectividad.

Antecedentes, causas y consecuencias de la Guerra Fría: La segunda guerra mundial dejó importantes consecuencias en los países que habían participado en Millones de muertos y desaparecidos, de los cuales muchos eran civiles; gente desplazada, en su gran mayoría de Europa del este, al oeste; población hambrienta y con frío; destrucción de ciudades, algunas reducidas a escombros.

Nada quedó sin ser afectado: ni puentes, ni ferrocarriles, ni caminos, ni transportes.  La mano de obra se resintió y grandes extensiones de tierras se perdieron para el cultivo.  La actividad industrial se atrasó, faltaban materias primas, herramientas apropiadas, tecnología moderna y energía.

Ante esta realidad, Europa perdió su papel decisivo en la política internacional, y surgió entonces, un nuevo orden mundial representado por la hegemonía de los Estados Unidos y de la Unión Soviética, alrededor de los cuales, y formando dos bloques enfrentados, el bloque occidental y el bloque oriental, se alinearon los restantes países del mundo.  La tensión entre ellos, dio lugar a la llamada “Guerra fría” que dominó por completo las relaciones internacionales en la última mitad del siglo XX.

Guerra Fría: La formación de los bloques

Luego de la guerra, tanto los Estados Unidos, como la Unión Soviética, no supieron ponerse de acuerdo acerca de la reordenación del mundo, pues representaban dos formas de organización política, económica y social muy diferentes.

Para los Estados Unidos, los gobiernos debían garantizar el ejercicio de las libertades individuales, la existencia de organizaciones políticas y sindicales y la libertad ideológica.  Para la Unión Soviética, en cambio, se debía garantizar primeramente la igualdad de oportunidades y la justicia social.  Luego sí, se tendrían en cuenta las libertades individuales.

Estas diferencias, al parecer irreconciliables, hicieron que generaciones enteras viviesen bajo la amenaza de una nueva guerra, ahora con armas nucleares, que arrasaría todo el planeta.

La URSS dominaba, con el apoyo del Ejército Rojo y de partidos comunistas que eliminaron cualquier opositor, Polonia, Rumania, Hungría, Checoslovaquia, Bulgaria, Alemania Oriental, Albania y Yugoslavia.  Los EE.UU., controlaron el resto del mundo capitalista, el hemisferio occidental y los océanos, sin intervenir en la zona soviética.  Los conflictos, ahora se producirían en las regiones pertenecientes a los antiguos imperios coloniales, cuyo fin, ya en 1945 resultaba inminente, sin que se conociese con claridad que orientación política iban a adoptar los nuevos estados postcoloniales.

En Europa, la línea de separación de los bloques, se había trazado según los acuerdos de 1943-1945 llevados adelante por RooseveltChurchill y Stalin.  Alemania quedó dividida en Oriental y Occidental, y lo mismo sucedió con su capital, Berlín.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, George Marshall, produjo un programa de ayuda para la reconstrucción de Europa.  El Plan Marshall, otorgaba generosas líneas de crédito y donaciones a los Estados Europeos, a cambio de un cierto control por parte de los Estados Unidos.  Esto permitió el crecimiento económico de casi dieciséis países que se repartieron aproximadamente trece mil millones de dólares.  Al mismo tiempo, EE.UU. inició una dura crítica contra el comunismo.

El espionaje adquirió especial importancia, pero los servicios secretos de uno u otro bando, la KGB y la CIA, a pesar de involucrarse en operaciones complicadas y en asesinatos encubiertos, no tuvieron, salvo algunos casos aislados en países del tercer mundo, un poder político real.  Pero alimentaron la difusión de novelas de espionaje con audaces detectives como protagonistas, de los cuales, James Bond, será su máximo exponente.

La profunda división entre el bloque oriental y occidental, se popularizó con el nombre de “telón de acero” (cortina de hierro).  De un lado, los Estados Unidos y sus aliados en un acuerdo políticomilitar, la OTAN.  Del otro lado, la URSS y sus aliados reunidos en un comité de información y defensa de sus intereses llamado COMINFORM, que dio lugar, posteriormente, a la creación de un mercado económico socialista, el COMECON, y de una alianza militar, EL PACTO DE VARSOVIA.

Cuando ambos bloques contaron con un extenso arsenal atómico, la guerra entre ellos, a pesar de ser utilizada como amenaza, hubiese resultado suicida.

Las guerras de la guerra fría

Sin embargo, tanto los Estados Unidos, como la Unión Soviética, se involucraron en distintas guerras, especialmente en aquellas que fueron llevadas adelante por países (ex colonias), surgidos luego de lograda su Independencia.

La guerra de Corea:

Antiguamente japonés este país habia sido dividido, al fin de la guerra, en dos zonas de ocupación ubicadas a ambos lados del paralelo 38 N, al norte, la soviética, al sur la norteamericana. Cuando retiraron las tropas, en lugar de producirse la unificación de ambas regiones, la división de Corea de consolidó. Cuando el norte quiso avanzar por la fuerza hacia el sur, el presidente de los EE.UU, Truman, decidió intervenir y envió tropas al mando del general Mc. Arthur, las que protagonizaron un gran enfrentamiento armado que se resolvió en 1953 con la firma del armisticio de Panmunjon, firmado en la Pagoda de la Paz, restableciendo las fronteras entre las dos coreas iniciales.

La guerra de lndochina:

La indochina francesa, integrada por Vietnam, Laos y Camboya, se dividió, luego de la Segunda Guerra mundial.  En el norte se formó la República Democrática de Vietnam, con capital en Hanoi, organizada por el Viet minh (fuerzas comunistas), y en el sur se instaló un protectorado francés que no reconoció la independencia de Vietnam del Norte.  La URSS y China, apoyaron al norte comunista, y los EE.UU. a los franceses.  Francia finalmente aceptó la división de Vietnam en dos estados y en el sur se formó una República que se alineó con Norteamérica con el propósito de lograr la ayuda necesaria para terminaron Vietnam del norte.
De esta manera se inició la Guerra de Vietnam, que duró casi veinte años y que terminó con la retirada de las tropas estadounidenses, que no pudieron derrotar a los comunistas en una larga y cruel guerra de guerrillas.  En 1975, las dos zonas se unificaron en un solo país y quedó conformada la República Socialista de Vietnam.

Los conflictos árabe israelíes:
Luego de haber padecido los horrores del Holocausto, los judíos se plantearon la necesidad deformar su propio estado en las tierras de su antiguo país, Palestina, que estaba bajo dominio británico.  Inglaterra abandonó los territorios y la ONU (Naciones Unidas), los dividió en dos partes: una bajo el gobierno de los árabes, y otra bajo el dominio de los judíos.  Es el nacimiento del Estado de Israel, que fijó su capital en Tel Aviv y tuvo a David Ben Gurión como primer presidente.

Pero los países árabes en general, y el pueblo palestino en particular no reconocieron al nuevo estado judío y se produjo un enfrentamiento armado que terminó con la división de la ciudad de Jerusalén para judíos y palestinos.  A pesar de haber sido derrotados varias veces, los árabes no aceptaron la situación y comenzaron a organizarse en diferentes asociaciones para resistir, de las cuales la más importante fue la OLP (Organización para la liberación de Palestina), dirigida por Yasser Arafat.  Los Estados Unidos apoyaron a Israel y la URSS, al mundo árabe.

En 1967 Israel, en una guerra relámpago, extendió sus territorios hacia Belén, Jerusalén, Jericó, el Sinaí hasta Suez, y los altos del Golán.  Esta guerra se denominó de “los seis días” y terminó con la victoria de Israel.  Pero, los árabes decidieron atacar nuevamente y el día del Yom Kippur (fiesta religiosa), del año 1973, avanzaron sobre Israel, pero fueron nuevamente vencidos gracias a la intervención de los EE.UU., que ayudaron a los judíos a obtener una nueva victoria.

Los países árabes, ante esta realidad, decidieron llevar adelante una guerra económica y embargaron el petróleo de los países que ayudaron a Israel, al mismo tiempo que reducían las ventas con el propósito de lograr un aumento de los precios.  Esto desequilibró la economía internacional y los EE.UU. y la URSS, acordaron, a través de la ON U, un “alto el fuego”.

Guerra Fría: La crisis de los misiles en Cuba:

Cuba, que tenía un gobierno dictatorial bajo el auspicio de los EE.UU., organizó, a partir de 1956, un movimiento revolucionario nacionalista dirigido por Fidel Castro, que se logró consolidar en el poder en 1959.  Una vez allí, el nuevo gobierno nacionalizó los recursos económicos de la isla, situación que originó el boicot económico de los EE.UU., quienes interrumpieron totalmente los intercambios y brindaron asilo político y ayuda económica a los disconformes con el nuevo régimen.  La URSS, por el contrario, apoyó a Cuba y en 1960 se establecieron relaciones militares y económicas.

Pero en 1961, se produjo por parte de un grupo de cubanos exiliados, un intento de desembarco en Bahía de los Cochinos, apoyado por la CIA.  Eso motivó que la URSS instalase misiles nucleares en la isla, apuntando a los Estados Unidos.  El presidente Kennedy, ordenó el bloqueo de la isla para impedir la llegada de los barcos soviéticos con las piezas nucleares.  Luego de varios días de tensión, Kruschev ordenó el regreso de los barcos y Kennedy, levantó el bloqueo.  Cuba se convirtió en un país comunista aliado a la URSS y enfrentado a los EE.UU.

Consecuencias de la guerra fría

El enfrentamiento militar y la carrera armamentista, no fueron los aspectos más importantes de la guerra fría, pero sí los más visibles, pues dieron origen a importantes movimientos pacifistas internacionales.  Más significativa fue la política de los dos bloques enfrentados que dividió al mundo en dos bandos: procomunistas y anticomunistas, haciéndole olvidar antiguos problemas, Pero sobre todo, la guerra fría creó la “Comunidad Europea”, que con el tiempo se mostró lo suficientemente capaz para ocupar un lugar entre los grandes

UN PODER DESTRUCTIVO SIN PRECEDENTES

Desde Hiroshima (agosto de 1945) no ha dejado de multiplicarse el poder destructivo de las armas nucleares. A la primera generación, bombas A (atómicas), siguió un nuevo tipo, bombas H (termonucleares), cuyo poder es ilimitado. Si la bomba arrojada sobre Hiroshima equivalía a la carga de 8.000 bombarderos, una sola bomba H supera en potencial destructivo a todas las bombas arrojadas sobre Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Estos ingenios de muerte multiplican su onda explosiva con efectos térmicos y radioactivos; especialmente temibles son las radiaciones, en cuanto que pueden sembrar la muerte a miles de kilómetros del objetivo. En la panoplia de tipos de armas nucleares se han conseguido variantes, como la bomba de neutrones, que puede eliminar la vida del área elegida sin producir destrozos materiales.

La revolución nuclear ha ido acompañada de la revolución balística. Como vectores de las armas atómicas se pasó de aviones subsónicos a aviones supersónicos. Desde 1957 los misiles han tomado el relevo, con un espectro que comprende desde los de alcance medio, que impactan en un blanco a 2.500 km de distancia, hasta los intercontinentales, con un alcance preciso a 14.500 km, y que pueden ser lanzados desde plataformas móviles, aviones o submarinos nucleares. Con los misiles han desaparecido de la superficie del planeta los santuarios seguros.

Finalmente, la revolución balística se ha completado con la modernización tecnológica. Instrumentos electrónicos permiten una precisión casi de metros en el lugar del impacto, precisión conseguida por los SS2O soviéticos y los Pershing II y Cruceros norteamericanos. En esta última generación los misiles son de cabeza múltiple, lo que quiere decir que portan varias cabezas nucleares, con las cuales se ataca diversos blancos con un solo disparo.

Los técnicos han empezado a calcular cuántas veces podría ser destruido el planeta si se empleara todo el arsenal atómico acumulado. Y no parece que sea un consuelo el que tras la reducción de ese arsenal, conseguido en arduas conversaciones, la Tierra puede ser destruida un menor número de veces.  

Guerra Fría: EL CRECIMIENTO DEL CLUB ATÓMICO

En 1945 Estados Unidos poseía el monopolio del arma atómica, pero perdió parte de la ventaja cuando en 1949 la URSS experimentó su primera bomba en Siberia. A partir de 1950, Estados Unidos y la URSS se concentraron en la producción de la bomba H, aunque el primero mantenía ventaja por su sistema de bases en el extranjero, por la miniaturización de los ‘mecanismos y, sobre todo, por la fabricación de los submarinos Polaris,imposibles de detectar por los aparatos de radar para prevenir el ataque.

UN ARSENAL COSTOSO

Sin embargo, a finales de la década de los 50, la URSS cobró ventaja en la carrera del espacio, cuando puso en órbita el primer satélite (Sputnik) y el primer astronauta (Yuri Gagarin), conquistas científicas que tenían una inmediata aplicación militar.

Pero en ese momento ya habían aparecido nuevos países en el club atómico. En 1952, Gran Bretaña experimentó su primera bomba atómica, y en 1960 lo consiguió Francia. Cuatro años después, China realizaba las pruebas y en seguida acumulaba un nutrido arsenal. Sucesivamente, Israel, India y África del Sur, y probablemente algún otro país, se dotaron del correspondiente arsenal atómico. De esta forma, las posibilidades de un enfrentamiento de efectos mundiales se multiplicaron.

No sólo las armas atómicas, sino todos los instrumentos bélicos de las últimas generaciones, tienen un coste que ha llegado a ser insoportable. Con el dinero de un avión “invisible” (no detectable por el radar) o un submarino atómico se podrían construir centenares de hospitales o miles de escuelas. Y aunque en este empeño se concentraron primero los supergrandes, todos los países, incluso los más pobres, invierten cada vez más en armas.

Esta situación agobiante suscitó conversaciones y acuerdos parciales; si el desarme parecía una meta imposible, al menos se intentaría la no diseminación del armamento nuclear. En 1968, sesenta y dos países firma. ron en Ginebra el Tratado de No Proliferación Nuclear, que chinos y franceses se negaron a suscribir.

En 1950, el gasto militar mundial se cifraba en 100.000 millones de dólares, en 1980 en 300.000 millones, en 1982 se había elevado bruscamente a 500.000 y en 1985 alcanzaba 870.000 millones. Las superpotencias no podían soportarlo. De hecho en el hundimiento de la URSS desempeñó un papel el intento ruinoso de replicar al proyecto Reagan de “guerra de las galaxias”. Y para el Tercer Mundo supuso una aberración histórica invertir en armamento los recursos que debiera haber destinado al desarrollo.

Guerra Fría:  CONVERSACIONES DE DESARME

Al año siguiente las dos superpotencias iniciaron conversaciones para la limitación de armas estratégicas (SALT), fijando un techo para el número e instalación de proyectiles balísticos. Así se llegó al acuerdo SALT 1 (1972), que establecía la “paridad nuclear”. Sería el primer paso para nuevas reducciones, incluidas en el acuerdo SALT II, que no entró en vigor al faltar el refrendo parlamentario en los dos grandes.

En conjunto la Guerra Fría dejó dos efectos indeseados. En primer lugar, una inversión disparatada en armamento. En segundo lugar, una imagen casi diabólica del adversario, como resumió el presidente norteamericano Reagan cuando calificó a la Unión Soviética de “imperio del mal”.

El fin de la Guerra Fría: A fines de 1989 -el año en que se celebró el bicentenario de la Revolución Francesa- los televisores de todo el mundo mostraron cómo una multitud de alemanes orientales se dedicaba a demoler el Muro de Berlín. El Muro simbolizaba la división de Alemania -y del mundo- en dos mitades, que representaban el orden capitalista y el orden comunista.

El proceso que condujo a la caída del Muro -y a sucesivos cambios- fue iniciado a mediados de la década de 1980 por el secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética, Mijaíl Corbachov. El propósito de Gorbachov era la reforma del sistema soviético, que condensaba en dos términos: perestroika -que aludía a la reestructuración económica- y glasnost -que remitía a la transparencia y a la apertura política-.

Este proceso suponía, además, una progresiva eliminación de los conflictos estratégico-militares con el bloque occidental, es decir, la terminación programada de la Guerra Fría. Esta tendencia de desmilitarización se puso de manifiesto con los acuerdos para el desarme celebrados con los Estados Unidos.

La reforma “desde arriba” del sistema soviético no tuvo el desarrollo imaginado por sus iniciadores. En pocos años, el régimen comunista se desmoronó, la Unión Soviética se desmembró y prácticamente desapareció como potencia mundial, encerrada en los problemas provocados por la transición de la economía centralmente planificada y el sistema de partido único, a la economía de mercado y la democracia representativa.

Las consecuencias del fin de la Guerra Fría todavía no pueden ser apreciadas en toda su magnitud. Sin embargo, hay cambios profundos y perceptibles que pueden destacarse: la suspensión de la amenaza de una guerra atómica entre las potencias y la reconversión de la industria bélica; la alteración de los equilibrios políticos y militares en las zonas calientes de la Guerra Fría -la Guerra del Golfo y el proceso de paz entre israelíes y palestinos se relacionan con este cambio-; la pérdida de atractivo del modelo comunista frente al capitalismo liberal; el surgimiento de movimientos nacionalistas en los países de Europa del Este y en la ex Unión Soviética; el crecimiento del integrismo islámico, y la configuración de un nuevo esquema de poder internacional marcado por un relativo declive del poderío de los Estados Unidos y los ascensos de Europa y, sobre todo, del Japón.

Kennedy ante la crisis de los misiles
Este gobierno, tal y como os prometió, ha mantenido la más estrecha vigilancia del desarrollo del poderío militar soviético en la isla de Cuba! Durante la pasada semana, se estableció una inconfundible y evidente prueba del hecho de que se está levantando ahora una serie de instalaciones de lanzamiento de proyectiles dirigidos a esa aprisionada isla. El propósito de esas bases no puede ser otro que el de establecer unas instalaciones capaces de llevar a cabo ataques nucleares contra el hemisferio occidental (…)

Las características de estas nuevas instalaciones de lanzamiento de proyectiles dirigidos, indica la existencia de dos tipos de instalaciones. Varias de ellas incluyen proyectiles dirigidos de alcance intermedio, capaces de transportar cargas nucleares hasta una distancia de 100 millas náuticas. Cada uno de esos proyectiles dirigidos es capaz de alcanzar Washington, alcanzando el Canal de Panamá, Cabo Cañaveral, México (capital) o cualquier otra ciudad del sudeste de Estados Unidos, América Central o zona del Caribe (…).

  1. Por lo tanto actuando en defensa de nuestra propia seguridad y de todo el hemisferio occidental, y con arreglo a la autoridad que me concede la Constitución, respaldado por el Congreso, he dispuesto que sean tomadas inmediatamente las siguientes medidas: Para contener toda esta ofensiva, acaba de ser iniciada una estricta cuarentena de todo el equipo militar ofensivo que es embarcado para Cuba (…).
  2. He mandado una ordenada e incrementada vigilancia en Cuba y de sus construcciones militares (…) He ordenado a las Fuerzas Armadas que estén preparadas para cualquier eventualidad y creo que, en interés tanto del pueblo cubano como de los técnicos soviéticos de estos lugares, debe reconocerse el peligro que encierra esta amenaza.

3.La política de esta nación será considerar cualquier lanzamiento de un proyectil nuclear desde Cuba contra cualquier nación del hemisferio occidental, como un ataque de la Unión Soviética contra los Estados Unidos (…).
4. Como medida militar de precaución totalmente necesaria, he ordenado que sea reforzada nuestra base de Guantánamo (…).

  1. Esta misma noche hemos convocado una reunión inmediata al órgano consultivo de la Organización de Estados Americanos (…).
  2. Con arreglo a la Carta de las Naciones Unidas, hemos pedido esta noche una reunión urgente del Consejo de Seguridad, que deberá ser convocada sin demora para tomar una acción contra la última amenaza soviética contra la paz mundial.
    7. Y último. Dirijo un llamamiento al presidente Kruschev para que suspenda y elimine esta clandestina y provocadora amenaza para la paz del mundo y para unas estables relaciones entre nuestras dos naciones.

John E Kennedy,
Presidente de los Estados Unidos de América, 23 de octubre de 1962.

LOS MOMENTOS MAS CRÍTICOS DE LA CRISIS

KENNEDY INFORMA AL MUNDO
El lunes 22 de octubre, a las siete de la tarde, John F. Kennedy, el hombre más joven que ha asumido la presidencia de los Estados Unidos, se dirigió a su pueblo para anunciarles la trascendental decisión: “El propósito de las bases no puede ser otro que proporcionar una fuerza de ataque nuclear contra el Hemisferio Occidental”. Calificó las seguridades dadas por los rusos -en cuanto a que el armamento era defensivo- como un “engaño deliberado” y, acto seguido, paso a exponer lo que, con reiterada existencia, calificó como medidas iniciales.
“Cuarentena” sobre todo el material ofensivo que fuera enviado a Cuba.

Vigilancia estricta y redoblada sobre la Isla, utilizando para ello cualquier medio.
El lanzamiento de un cohete sobre Estados Unidos, desde Cuba, sería considerado como un ataque directo de la Unión Soviética, lo que implicaba la directa e inmediata represalia.

“Conciudadanos, no dude nadie que ésta es una actitud difícil y peligrosa.. .Nadie puede predecir qué rumbo tomará ni que pérdidas o bajas puede costar…”
El bloqueo comenzó efectivamente el 24. La medida obedecía, según algunos, para dar mayor tiempo a que el Kremlin recapacitara, para otros, era el natural temor al enfrentamiento. Noventa buques de la armada estadounidense, apoyados por sesenta y ocho escuadrones aéreos, más ocho portaaviones, se colocaron en posición de localizar e interceptar a más de una veintena de barcos rusos que se dirigían hacia la Isla.
La orden era perentoria: Toda nave que transporte armamento a Cuba debería ser detenida. Para ello, las unidades navales norteamericanas tendrían que abordar cualquier barco que fuera sospechoso, y a los otros, aunque pertenecieran a una nación neutral, se les sometería a control.

Para abordar un barco estimado como sospechoso, se tendría que proceder conforme a la práctica tradicional de darle un alto. En seguida, el capitán tendría que presentar la documentación de la carga que llevaba a bordo y, de ser necesario, aceptar la inspección de rigor.

El problema se presentaría si un buque no aceptaba detenerse ni permitía la inspección. En esos casos, la costumbre establece un disparo de advertencia a varios metros de la proa… Lo que sobrevendría a continuación era sólo cuestión de criterio de parte del capitán del barco sospechoso, como del que ejerce el control.

Kruschev, luego de mantener un silencio de casi 24 horas, protestó airadamente en los foros internacionales, insistiendo en que las armas eran defensivas.

El Secretario General de las Naciones Unidas, U Thant y el Papa Juan XXIII, exhortaron fervientemente a los Estados Unidos y a la Unión Soviética para que preservaran la paz mundial, lo que dio pie para que se iniciaran las negociaciones.

Kruschev ofreció un canje: si los norteamericanos desmantelaban una base de proyectiles existente en Turquía, la URSS lo haría en Cuba.

Kennedy, pese a que en el Comité se había visto como posible de llevar a cabo tal desarme, dado lo anticuado de sus instalaciones, no accedió. La solución no era hacer coincidir el fiel de la balanza entre dos bases, sino que pasaba, exclusivamente, por el retiro de los cohetes desde la isla.

Recién el miércoles 24 la tensión aflojó un grado. El mundo se informó que quince barcos rusos habían cambiado de rumbo.

A todo esto, las conversaciones eran exclusivamente bilaterales. Es decir, Fidel Castro no intervenía en ellas. La opinión pública occidental pro-soviética observaba, con estupefacción, de que el gordo líder del Kremlin estaba negociando la Cuba de Fidel por unas bases en Turquía.

En el intertanto, dos barcos fueron interceptados. Uno fue un mercante de bandera panameña que había sido fletado por la URSS, cuyo capitán aceptó la inspección, luego de la cual, una vez que se comprobó que no portaba armamento, se le dejó seguir su camino hacia La Habana. Más tarde, el mundo contuvo la respiración. Un buque soviético fue detenido en la zona de bloqueo. Era un barco cisterna que indudablemente no transportaba armas. Los hombres de la línea dura en Washington opinaron que no. se podía aceptar ese reto, y que Estados Unidos debía reaccionar con toda su energía militar. Kennedy optó por dar más tiempo a Kruschev, y considerando que el buque había respetado las reglas de la cuarentena, esto es, se había identificado debidamente ante los navíos norteamericanos, debía serle permitido continuar sin ser registrado.

Otro “incidente” hubo de ser cargado en el haber de esta crisis. Un avión U-2 había sido derribado sobre territorio cubano, puesto que no había regresado a su base. Se dice que el mismo Fidel Castro habría apretado el disparador del proyectil que dio por tierra con el espía. John Kennedy, comprendiendo que esa baja era en aras de una solución de paz más global, no concedió mayor importancia a la acción.

La situación estaba clara. El primer mandatario de la Unión Soviética y el Presidente de los Estados Unidos, eran los dos únicos hombres en el mundo de quienes dependía, en última instancia, la responsabilidad de la guerra nuclear.

El fin de la Guerra Fría y las transformaciones territoriales
El fin de la Segunda Guerra Mundial configuró una situación política internacional conocida bajo el nombre de Guerra Fría. La Guerra Fría consistió en el enfrentamiento político, económico, social e ideológico entre dos formas de organización: el sistema capitalista y el sistema socialista. El primero, liderado por los Estados Unidos y el segundo, por la ex Unión Soviética. El resto de los países del mundo se hallaban alineados en uno u otro bloque, aunque un importante número de países se mantuvo al margen, sosteniendo lo que se reconocería como una posición diferente. Se denominaron No Alineados, por su negativa a alinearse con las superpotencias.

El proceso de reformas económicas (“perestroika“) y la democratización de algunos estamentos políticos (“glasnot“), que tuvieron lugar en la Unión Soviética durante la gestión de Mijail Gorbachov (1985-1991), así como la unificación de Alemania Oriental y Occidental (en 1989), significaron el inicio de un proceso de finalización de la Guerra Fría (1991).

Una de las consecuencias inmediatas del fin de la Guerra Fría fue la transformación de las fronteras políticas de la mayor parte de los países que constituían el bloque socialista. Así, la Unión Soviética se dividió en varios estados independientes: Azerbaiyán, Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán, Letonia. Lituania, Estonia, Bielorrusia, Ucrania, Moldavia, Georgia. Armenia. Rusia continúa liderando la política y la economía en el área, desde la Confederación de Estados Independientes, integrada por los países ex miembros de h Unión Soviética —a excepción de los países bálticos— con fines de colaboración económica y militar. Alemania Oriental y Alemania Occidental se unificaron en un único Estado. Checoslovaquia se ha dividido en la República Checa y Eslovaquia, y Yugoslavia en Serbia, Macedo-nia, Eslovenia, Bosnia-Herzegovina y Croacia.

Algunas de estas nuevas divisiones territoriales tuvieron origen en formas de organización política anteriores a .la Segunda Guerra Mundial y, fundamentalmente, en las diferenciaciones étnicas y religiosas existentes con anterioridad al proceso de formación del bloque socialista. Parte de la inestabilidad política iniciada en 1991 se mantiene hasta la actualidad.

Los Sucesos mas importantes del Siglo XX:Guerras Mundiales,Descolonizacion

Los avances científicos y técnicos han cambiado radicalmente la vida cotidiana de las personas.  De todas las ciencias, ha sido la física la que ha experimentado una transformación más profunda hasta el punto de adquirir una cierta hegemonía en el campo del conocimiento y de proporcionar las figuras más gloriosas de la ciencia del siglo XX. Las investigaciones se orientaron hacia el conocimiento del espacio y del átomo; lo inmenso y lo minúsculo parecen haber sido los dos polos de atención a los que los sabios pudieron acercarse gracias al progreso de los instrumentos de análisis. Pero no fue la observación sino la construcción teórica el primer paso. A diferencia de la Revolución Científica del siglo XVII, con Galileo y Newton como figuras relevantes, que postulaba una actitud empírica de observación de los fenómenos, la del siglo XX encuentra en la teoría, formulada a partir de postulados matemáticos y metafísicos, el punto de partida, la base que posteriormente permitirá la interpretación de los fenómenos observables. (picar en la foto para mas información)

Entre 1914 y 1918 se desarrolló en Europa la mayor conflagración hasta entonces conocida. Motivada por conflictos imperialistas entre las potencias europeas, la “gran guerra”, como se denominó originalmente a la primera guerra mundial, implicó a toda la población de los estados contendientes, así como a la de sus colonias respectivas. La segunda guerra mundial fue un conflicto armado que se extendió prácticamente por todo el mundo entre los años 1939 y 1945. Los principales beligerantes fueron, de un lado, Alemania, Italia y Japón, llamadas las potencias del Eje, y del otro, las potencias aliadas, Francia, el Reino Unido, los Estados Unidos, la Unión Soviética y, en menor medida, la China. La guerra fue en muchos aspectos una consecuencia, tras un difícil paréntesis de veinte años, de las graves disputas que la primera guerra mundial había dejado sin resolver.(picar en la foto para mas información)

El comunismo defiende la conquista del poder por el proletariado (clase trabajadora), la extinción por sí misma de la propiedad privada de los medios de producción, y por lo tanto la desaparición de las clases como categorías económicas, lo cual, finalmente, conllevaría a la extinción del Estado como herramienta de dominación de una clase sobre otra.

Adoptó la bandera roja con una hoz y un martillo cruzados (símbolo de la unión de la clase obrera y el campesinado), y desde su origen tuvo carácter internacionalista, aunque el Stalinismo recuperó el discurso nacionalista de la “madre Rusia” durante la Segunda Guerra Mundial, a la que la propaganda soviética siempre llamó “gran Guerra Patriótica”. (picar en la foto para mas información)

 

El proceso de descolonización constituye uno de los más decisivos factores de la configuración de una nueva realidad histórica en el panorama global de la época actual, y ha dado origen no solo a un nuevo Tercer Mundo, con una dinámica interna propia, sino también a una serie de cuestiones y problemas que se proyectan directamente en el plano de la historia universal.

Es por ello una tarea no solo posible, sino necesaria, emprender descripciones históricas de la primera fase de este naciente Tercer Mundo, que constituye el campo problemático más reciente del siglo XX, y a la vez quizá el mas importante para el futuro de la historia actual. (picar en la foto para mas información)

 

En la actualidad, se teme que la humanidad haya alcanzado, e incluso sobrepasado, la capacidad de carga que tiene a nivel planetario. El ser humano consume el 35% del total de recursos utilizados por la totalidad de las especies vivientes, y a medida que la población crece, esta proporción también aumenta. Hacia el año 1835, la humanidad alcanzó por primera vez en su historia los 1.000 millones de habitantes, pero la población se duplicó en tan solo un siglo. En la actualidad, la población humana mundial se incrementa a razón de 1.000 millones cada década, y la proporción de tiempo amenaza con ser incluso más reducida. Esto se debe a que la población aumenta de manera exponencial (por ejemplo, en caso de duplicarse la población cada generación con una población inicial de 10 millones, en una generación habría 10 millones, a la siguiente 20, a la próxima 40, después 80, y así sucesivamente). (picar en la foto para mas información)

 

Toyotismo Criterio Para La Organizacion Industrial de Producion

TOYOTISMO, Organización Industrial Científica – EFICIENCIA LABORAL –

ABANDONO DE LA PRODUCCIÓN EN CADENA
Al final de los años sesenta se llegó a la conclusión —principalmente en los países escandinavos— de que ya no era totalmente válido el principio de Ford según el cual un producto resulta tanto más barato cuanto más racional es su fabricación. El crecimiento de la producción se veía amenazado por los altos índices de absentismo laboral, frecuentes bajas por enfermedad, descenso de la calidad y dificultad para contratar nueva mano de obra. Algunas grandes empresas suecas, entre ellas Saab-Scania y Volvo, crearon equipos de investigación en los cuales los propios trabajadores pudieron aportar sus experiencias y sugerencias. En 1972 se eliminó la cadena de producción en el taller de fabricación de motores de las fábricas Saab-Scania. En Volvo cada trabajador monta «su» automóvil de forma ampliamente autónoma.

El dinamismo de la empresa japonesa se atribuye a los secretos” de la organización productiva que presenta fuertes diferencias con el taylorismo y fordismo de la industria norteamericana.

toyotismo, produccion japonesa

Estas características de las empresas japonesas son, en primer lugar, el sistema de empleo “de por vida”, el sindicato por empresa que tiende más a la cooperación que al conflicto (huelgas) y el salario por antigüedad

Pero son sin duda las innovaciones introducidas por el ingeniero Ohno de la empresa automotriz Toyota  que impusieron un modelo de producción —el toyotismo— con las siguientes características:

  • Se produce a partir de los pedidos hechos a la fábrica (demanda), que ponen en marcha la producción
  • La eficacia del método japonés está dado por los llamados “cinco ceros”: “cero error, cero avería (rotura de una máquina), cero demora, cero papel (disminución de la burocracia de supervisión y planeamiento y cero existencias (significa no inmovilizar capital en stock y depósito: sólo producir lo que ya está vendido, almacenar ni producir en serie como en el fordismo). Lo comercial (el mercado) organiza el taller.
  • La fabricación de productos muy diferenciados y variados (muchos modelos) en bajas cantidades (producción acotada). Recordemos que el fordismo implicaba la producción masiva de un mismo producto esta standard, ppor ejemplo, el Ford T negro).
  • Un modelo de fábrica mínima, con un personal reducido y flexible.
  • Un trabajador multifuncional que maneja simultáneamente varias máquinas diferentes. Los puestos bajo son polivalentes, cada obrero se encarga de operar tres o cuatro máquinas y realiza varias tareas de ejecución, reparación, control de calidad y programación. En el taylorismo los obreros realizan tareas parciales y un trabajo repetitivo.
  • La disposición de las máquinas y de los trabajadores en torno a ellas también es distinto a la que imponía  la cinta transportadora en la cadena de montaje de Ford.
  • La adaptación de la producción a la cantidad que efectivamente se vende: producir “justo lo necesario a tiempo”.
  • La llamada autonomatizacíón, introduce mecanismos que permiten el paro automático de la máquina so de funcionamiento defectuoso, para evitar los desperdicios y fallos.

El automóvil de mayor producción en el mundo después del Ford T, el Volkswagen «escarabajo», se montaba en la cadena de producción, en la que cada trabajador realizaba una única operación  La firma sueca Volvo ha prescindido de este sistema; cada operario monta «su» automóvil.

CRISIS DEL FORDISMO: La suba del 400 % del precio del petróleo crudo, establecida por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) entre 1973 y 1974, determinó la disminución de la producción de los países industriales. A pesar de las estrictas restricciones impuestas por los gobiernos al consumo de petróleo y sus derivados, el encarecimiento se trasladó al resto de los productos, cuyos precios aumentaron en forma vertiginosa y la inflación se incrementó notablemente, tanto en Europa como en los Estados Unidos.

Las innovaciones tecnológicas no alcanzaron a resolver estos problemas. Al mismo tiempo, la progresiva saturación de los mercados internos condujo a una mayor apertura internacional del comercio, y se hicieron sentir los efectos de la competencia de otros países con economías pujantes, como el Japón. Mientras tanto, las múltiples fundones que desarrollaba el Estado determinaron que el gasto público creciera a la par de la inflación, y las ideas de Keynes comenzaron a ser discutidas.

Con más gastos que ingresos, es decir, con déficit, los gobiernos recurrieron al endeudamiento externo, a la emisión de moneda y al aumento de los impuestos para poder financiar su gestión. Esta conjunción de situaciones desalentó las inversiones de las empresas y el consumo de la población. Entonces, el crecimiento económico se estancó y el Estado obtenía aún menos recursos, lo que condujo al aumento del déficit, el endeudamiento y a la inflación. Así, progresivamente, las economías entraron en crisis.

No hay una explicación unánime acerca de los ciclos de crecimiento y depresión de las economías capitalistas. Para algunas teorías, esta sucesión se atribuye solo a factores económicos (por ejemplo el precio de las materias primas, el estancamiento del consumo, la tecnología); para otras, inciden también factores sociales o políticos (como migraciones y conflictos gremiales). Por ello, el debate sobre las causas de la crisis del fordismo sigue vigente.

TABLA COMPARATIVA DE AMBOS SISTEMA

tabla comparativa: producción ford - toyota

Los Hermanos Wright La Conquista del aire El Primer Vuelo Con Motor

       Los Primeros Vuelos Aéreos de los Hermanos Wright    

UN POCO DE HISTORIA: Desde los tiempo mas remotos volar siempre ha sido el gran sueño del hombre, e impulsados por ese deseo de transformarse en pájaros ha hecho que muchos valerosos intrépidos hayan ideado todo tipo de artilugio para luego lanzarse desde lo mas alto de su zona, y muchas veces estrellarse contra el duro piso. Pero debemos agradecer infinitamente a ese grupo de soñadores porque fueron ellos lo que pusieron la semilla inicial para que luego otros mas osados probaran nuevos artefactos voladores.

Como casi todos sabemos, el gran genio del Renacimiento europeo, llamado Leonardo Da Vinci comenzó a esbozar en su cuaderno de anotaciones diarias, las primeras formas de esos artefactos, pero sin llegar a realizar experiencia alguna, pues él estaba mas ocupado con otras prioridades que le daban grandes satisfacciones sin arriesgar su pellejo, como fue el arte y la comida.

Se sabe que los primeros intentos fueron en Francia por el siglo XVIII, los hermanos Montgolfier hicieron las primeras pruebas con globos aerostáticos y otros menos conocidos se han lanzado desde grandes alturas. En 1785, un francés y un americano cruzan el Canal de la Mancha en globo, y no tardarán en realizarse los primeros intentos de volar en avión.

Un inglés de apellido Cagley en 1849 construye un planeador de tres alas, y hace sus pruebas usando como piloto a un niños de solo 10 años y se convierte en el primer aparato en flotar un mínimo tiempo en el aire. Deberán pasar unos 40  años para que en 1890, otro francés,  Clément Ader realice un  primer vuelo de la historia en un aparato propulsado por vapor.

Pero despacio estamos entrando al siglo XX, pero sin olvidarnos de otros grandes inventores, como Lawrence Hardgrave que construye un modelo impulsado por paletas movidas por un motor de aire comprimido que vuela 95 metros, Otto Lilienthal que en 1877 inventa unl planeador con alas curvadas. Samuel Pierpont Langley también se anima y ahora consigue elevar durante un minuto de aeroplano impulsado por vapor y que bajaba lentamente planeando.

Y ahora si llegamos a 1903, Orville Wright realiza el primer vuelo de la historia en un aeroplano propulsado y bajo control humano, durante 12 larguísimos segundos. Trabajando junto a su hermano Wilbur, desarrolla los primeros aviones propulsados por un pequeño motor.

Los Wright eran fabricantes de bicicletas y empezaron diseñando planeadores, con los que realizaron cientosde pruebas; incluso diseñaron su propio túnel de viento.

Según sus experiencias a ellos les faltaba una fuerza poderosa que trate de impulsar con potencia el aeroplano hacia adelante y oro colega llamado Charlie Taylor, les fabricara un motor de gasolina de doce caballos que pesa poco más de ochenta kilos, mas o menos el peso de una persona.

Después de varias pruebas y de estrellarse  varias veces en la arena con su planeador motorizado, consiguieron recorrer unos 31 metros el día 17 de diciembre de 1903 con el Flyer. El brasilero Alberto Santos Dumon, en Francia logrará tres años después un vuelo de 220 metros en 22 segundo.

 Los hermanos Wright eran hijos del obispo estadounidense Milton Wright, ministro de la Iglesia United Brethren (Hermanos unidos), y de Susan Koerner Wright. Wilbur, el mayor, nació en Millville, Indiana, el 16 de abril de 1867 en tanto Orville, en Dayton, Ohio, el  19de agosto de 1871.

Desde niños se interesaron por los juguetes, cometas y objetos mecánicos, y uno de sus preferidos era una hélice que se cargaba con unas gomas elásticas  y lograba elevarse mientras la hélice giraba. Si bien muy tenían personalidades muy distintas, a los hermanos los unía el mimo espíritu inquieto e ingenioso, pues por curiosidad los hacía desarmar, explorar construir nuevos objetos mecánicos.

 En 1889 instalaron su propia imprenta e Dayton, donde editaron y publicaron el diario West Side News, y tres años más tarde, entusiasmados con la aparición de Ir bicicletas, dejaron la imprenta para instalar un taller de reparación que se transformaría en la Wright Cycle Co., que vendía su propio modelo de bicicleta. Los ingresos ayudaban a su manutención mientras ellos investigaban sobre aeroplanos.

Wilbur se interesó en el vuelo cuando se enteró del fatal accidente de Otto Lilienthal mientras investigaba el planeo en 1896. Por aquel entonces, la investigación sobre el vuelo se orientaba a emular el movimiento de las alas de las aves. Mientras observaba el vuelo de un águila, Wilbur comprendió que además de utilizar el planeo, movían las alas para girar. El control del vuelo era vital además de la propulsión. Un aeroplano tenía que poder ladear, subir o bajar, y girar a derecha e izquierda, y dos o tres de estas actividades debían realizarse simultáneamente.

Los hermanos Wright decidieron enfrentarse a los problemas del control del vuelo antes de pensar en la fuerza propulsora. Escribieron a la Smithsonian Institution pidiendo material sobre investigación aeronáutica y leyeron todo lo que pudieron encontrar sobre el tema. En 1899 ya habían diseñado una cometa de dos alas que podían moverse mecánicamente de forma que una tenía más sustentación y la otra menos.

Entre 1900 y 1902 diseñaron tres planeadores biplanos, utilizando un túnel de viento en Dayton para ayudarse en la investigación. Llegaron a diseñar mecanismos fiables que les permitían tener el dominio de los movimientos de los aparatos en el aire, como por ejemplo en los virajes mediante una técnica denominada alabeo. Eso los ayudó luego a conseguir un avión controlable, que comenzaron a construir en 1902.

Los vuelos se iniciaron en una playa llamada Kitty Hawk, en Carolina del Norte, que eligieron después de que el Weather Bureau les proporcionara una lista de lugares ventosos. La arena protegería los planeadores y la soledad del lugar les daría privacidad. La versión final de los planeadores tenía timón trasero para girar a izquierda y derecha, alerones para ascender o descender, y las alas podían plegarse. Una vez que estuvieron satisfechos con los planeadores, diseñaron el motor, una máquina de cuatro cilindros y doce caballos de potencia.

Al primer aparato experimental lo llamaron Flyer. Realizaron su primer vuelo exitoso de prueba el 17 de diciembre de 1903, en Kitty Hawk, estado de Carolina del Norte, en EE.UU. Lo piloteó, acostado sobre la máquina, Orville Wright. Su hermano Wilbur corrió a su lado para mantenerlo equilibrado. Pese a que disponía de motor, emplearon una catapulta para impulsarlo y rieles para que carreteara derecho.

Unavez en el aire, el biplano voló unos 40 metros durante 12 segundos, a un metro del suelo. Lo hizo llevado por su planta impulsora de cuatro cilindros, alimentada a nafta y con un sistema de transmisión por cadena que trasladaba su empuje a las hélices. Ese mismo día realizaron otros tres vuelos, presenciados por cuatro socorristas y un niño de la zona, siendo los primeros de su tipo hechos en público y documentados.

En la última prueba, Wilbur Wright consiguió volar 260 metros en 59 segundos. Al día siguiente, diarios como el Cincinnati Enquirer y el Dayton Daily News publicaron la noticia.

Según algunos biógrafos Orville, ganó la prioridad de manejo con  el lanzamiento de una moneda, el 17 de diciembre de 1903.

portada de una revista sobre los hermanos wright

El Flyer realizó su primer vuelo exitoso en 1903, en Carolina del Norte. Lo piloteó, acostado sobre la máquina, Orville Wright. Su hermano Wilbur corrió a su lado para mantenerla equilibrada.

Esa mañana un fuerte viento de más de 40 kilómetros por hora,  soplaba sobre la franja de dunas que interrumpen el mar. A las nueve de la mañana  los hermanos Wilbur y Orville Wright, inventores y constructores del aparato, ayudados por cinco hombres, arrastraron la mole de 275 kilogramos desde su cobertizo hasta la llanura de arena, al pie de Kill Devil Hill, una elevada duna de 30 metros de altitud. El viento consigue levantar el planeador número 3 de los hermanos Wright en Kitty Hawk (Carolina del Norte). Ambos fueron excelentes pilotos de planeadores, y el año 1902 sometieron a prueba en Kitty Hawk las teorías aeronáuticas que desarrollaron en Dayton. En esta foto tomada por Orville, su hermano Wilbur (al fondo) y Dan Tate, de Kitty Hawk, hacen volar el planeador como una cometa.

17 DE DICIEMBRE DE 1903, LA PRIMERA EXPERIENCIA:

Para conseguir suficiente velocidad para ese primer despegue, habían encendido la máquina en una duna arenosa. Hoy, el viento haría todo el trabajo. Se llevaría el aparato hacia arriba como una cometa: una cometa sin pita, empujada hacia delante por un motor, lista a retar la gravedad y a volar hasta donde quisiera.

Los dos hombres habían diseñado el motor ellos mismos. Habían fabricado cada parte del avión que esperaba por ellos en el cobertizo -experimentando, investigando y probando sus descubrimientos. Ahora sólo faltaba la gran prueba.

El viento no era el único hambriento en esa costa desolada. Wilbur y Orville Wright también lo estaban, pero por el trabajo. El viento sería su amigo, no su enemigo. Les ayudaría en el despegue y suavizaría el aterrizaje.Los dos hermanos sonrieron. Yahabían esperado suficiente tiempo. Era el momento de empezar.

Tomada la decisión, los Wright salieron de su pequeño campo rápidamente. Verificaron el viento otra vez. Colgaron una señal para llamar a los salvavidas desde su base, a una milla de distancia a través de la arena. Los salvavidas habían estado informados del plan desde el principio; no podían quedarse por fuera ahora.

Era tiempo de revisar la aeronave. Los fabricantes la sacaron del cobertizo y la chequearon por todas partes. Las alas, los puntales, los cables que unían los controles: todos estaban en su sitio, como deberían estar. Las hélices se movían fácilmente.

También el control que accionaba el estabilizador frontal que salía por delante de las alas. Los patines con forma de trineo que sostenían la máquina no mostraban ningún signo del accidente que había tenido días antes. La aeronave estaba lista.

Los hermanos Wright la colocaron en la carrilera de lanzamiento y la amarraron con algunos trozos de alambre para mantenerla quieta. Wilbur puso unacuña debajo del ala derecha. A unos pocos pies de distancia, Orville organizó su cámara.

Mientras fijaba los trípodes firmemente en la arena, los salvavidas llegaron al campo sonriendo y hablando a gritos para que los oyeran.Miraban fijamente mientras los dos hermanos prendían el motor de la nave. Funcionó muy suavemente, con vibraciones regulares, calentándose para el momento en que tuviera que correr por la rampa de lanzamiento hacia el vacío.

“Dale Orville”, dijo Wilbur. “Yo ya tuve mi turno, ahora te toca a ti”.

Cautelosamente, Orville se acomodó en la nave, y se extendió cuan largo era en el ala baja. El viento le daba de frente en sus ojos y la arena le pegaba en los párpados. Miró hacia abajo a las pequeñas piedras en el piso bajo su cara.

Era el último chequeo a los controles, moviendo sus caderas de un lado al otro. Sí, el receptáculo donde él estaba se movía con él, torciendo las estructuras de las alas hacia los lados. En la punta del ala derecha estaba Wilbur, esperando para sostener el ala nivelada, a medida que se fuera moviendo por la carrilera. Realmente, ya era el momento de despegar. Orville, con su mano, soltó los alambres que le servían de ancla a la nave.

 Se estaba moviendo hacia delante a una velocidad de caminante. No, más rápido que eso. Con el rabillo de su ojo, Orville podía ver que su hermano tenía que ir corriendo a su lado. Corriendo más rápido. Acelerando la carrera… y, de repente, Wilbur ya no estaba allí. La nave había despegado. ¡Estaba subiendo muy alto ¡Rápidamente, Orville movió la palanca que controlaba el estabilizador frontal.

De repente, ahí estaba el piso, solamente a diez pies debajo de él y subiendo rápidamente Desesperado, Orville haló la palanca hacia atrás.Fue como si le hubieran pegado en el estómago. Con un golpe y un vacío, la nave frenó su caída alocada. La tierra empezó a quedarse lejos, al tiempo que la máquina apuntaba hacia arriba; el paisaje se llenó de cielo. Un ventarrón cogió sus alas con un golpe y las hizo subir todavía más.

Orville movió de nuevo la palanca. Con velocidad acelerada, la máquina se inclinó en el aire. Luego se fue hacia el piso como una golondrina en picada. Otra corrección, y volvió a apuntar hacia el cielo. Y hacia abajo. Y hacia arriba… Y para abajo. Y con un crujido, una sacudida de choque y un montón de arena que volaba, la máquina se estrelló contra el suelo. Y se quedó allí. Medio mareado y sin aliento, Orville salió arrastrándose fuera de la estructura y miró hacia atrás, al punto desde donde había despegado.

La distancia recorrida en aquel primer vuelo con motor dirigido fue de sólo 37 metros, menos que la longitud de la cabina de un jumbo.  Quizá parezca insignificante, pero supuso el inicio de una nueva era.  En menos de setenta años, el hombre llegó a la luna.  Los hermanos Wright habían abierto un camino que otros pronto seguirían. 

La conquista del aire
Solamente había volado ciento veinte pies, y durante doce segundos. Pero esa distancia corta y ese pequeño tiempo, se sumaban a nada menos que a una victoria. Orville y su hermano habían logrado lo que nadie había hecho hasta ese momento. Habían construido una máquina más pesada que el aire, que podía llevar una persona en vuelo libre. Se mantuvo suspendida por su propia fuerza y sus movimientos se podían controlar difícil, pero definitivamente por su piloto. Entre los dos habían diseñado y creado el primer aeroplano de tamaño completo, con éxito.

En las arenas al sur de Kitty Hawk, Carolina del Norte, Orville y Wilbur Wright habían conquistado el aire. Lo ocurrido en aquella jornada quedó señalado para el común de la gente como el inicio de la aviación moderna y así lo registra la mayoría de las páginas históricas. Sin embargo, hay quienes sostienen que no es así. Argumentan que durante las pruebas el Flyer no se elevó por sus propios medios, sino ayudado por rieles y una catapulta. Más allá de las polémicas, los Wright patentaron su avión y siguieron mejorándolo. Durante 1904, efectuaron un centenar de vuelos. En uno de ellos recorrieron casi 40 kilómetros en 38 minutos.

En los años siguientes, realizaron infinidad de pruebas y exhibiciones tanto en su país como en Europa y batieron numerosos récords. A partir de 1908, los aviones de los hermanos Wright ya no necesitaron más de una catapulta para alzar vuelo. El 17 de septiembre de ese año, mostrando un modelo biplaza a militares de su país, Orvalle Wright se accidentó y quedó malherido. Desafortunadamente, su ocasional acompañante, el teniente Thomas Selfridge (1882-1908), se transformó en la primera víctima fatal de la aviación con motores tal cual la conocemos en la actualidad.

A continuación, intentaron vender su aeroplano a los ejércitos francés, británico y americano. Pedían grandes cantidades de dinero pero no ofrecieron ninguna exhibición y se encontraron con la incredulidad de los responsables. No empezaron los vuelos de demostración hasta 1908, ya que antes temían el espionaje, y el mundo empezó a creer en la posibilidad del vuelo tripulado. A los pocos años la aviación europea había superado sus esfuerzos. Wilbur murió en 1812 y Orville en 1948. Ambos permanecieron solteros: el vuelo era su única pasión.

Luego de esa histórica primer experiencia, el piloto Orville comentó «Después  de calentar el motor durante unos minutos, tiré del cable que sujetaba el aparato a la guía, y comenzó a moverse. Wilbur corría (…) sujetando un ala para que mantuviese el equilibrio en la guía (…) El manejo del aparato durante el vuelo fue desastroso, subiendo y bajando continuamente (…) El vuelo duró sólo 20 segundos, pero a pesar de todo fue la primera vez que un artilugio manejado por un hombre había conseguido elevarse por sí mismo gracias a su propia potencia y volar una distancia sin reducir su velocidad y aterrizar poco después en un punto alejado de donde había empezado (…)».

Con estas palabras, publicadas en 1913 en el semanario American Aviation Journal, Orville Wright recordaba el primer vuelo con motor en el biplano Flyer 1,  realizado en diciembre de 1903, iniciando así la historia de la aviación moderna.

Un diario italiano La Domenica ilustra en 1908 el fracaso de Orville Wright y de Thomas Selfridge en unos de sus experimentos que termina con una caída desde unos 30 metros.

SANTOS DUMONT: El brasileño a bordo de la nave 14 bis, de 1906. Muchos consideran que el suyo fue el vuelo inaugural de la aviación, tal como la entendemos hoy.


Cerca de Chicago, EE.UU., se realiza una prueba del planeador de alas múltiples ideado por Octave Chanute (1832-1910). Este ingeniero estadounidense, de origen francés, está considerado entre los pioneros de la aviación, que además contribuyó al éxito de los legendarios hermanos Wright.

CRONOLOGÍA DE LOS PRIMEROS INTENTOS

852 — El hispano musulmán Abas Ibn Firnas se lanza desde una torre de Córdoba con lo que se considera el primer paracaídas de la historia.

875 — El mismo Firnas se hizo unas alas de madera recubiertas de seda y se lanzó desde una torre en Córdoba. Permaneció en el aire unos minutos y al caer se rompió las piernas, pero fue el primer intento conocido científico de realizar un vuelo.

1010 — El inglés Eilmer de Malesbury, monje benedictino, matemático y astrólogo, se lanza con un planeador de madera y plumas desde una torre y vuela 200 metros, pero al caer se rompe las piernas.

1250 — El inglés Roger Bacon hace una descripción del ornitóptero en su libro Secretos del arte y de la naturaleza. El ornitóptero es un artilugio parecido a un planeador, cuyas alas se mueven como las de un pájaro.

1500 — Leonardo da Vinci realiza los primeros diseños de un autogiro que habría de elevarse haciendo girar las aspas impulsado por los brazos. También diseña un ornitóptero como el de Roger Bacon y un planeador.

I709 — El jesuita brasileño Bartolomeo de Gusmao, también conocido como «el padre volador», describe, y probablemente construye, el primer globo de la historia, y se lo enseña y hace una demostración, con el ingenio de papel, en el patio de la Casa de Indias, en Lisboa, al rey Juan V de Portugal.

1783 — El francés Jean Frangois Pilátre de Rozier es el primer hombre en ascender, en un globo de aire caliente, diseñado por Joseph y Etienne Montgolfier. • En diciembre, los franceses Jacques Alexandre-César Charles y Marie-Noél Robert realizan el primer vuelo en un globo aerostático de hidrógeno, hasta una altura de 550 metros.

1785 — El francés Jean Pierre Blanchard y el estadounidense John Jeffries cruzan por primera vez el canal de la Mancha en globo. • Los franceses Frangois Pilátre y Jules Román se convierten en los primeros hombres en morir en un accidente aeronáutico al estrellarse su globo, dos años después de aquel primer ascenso de Pilátre.

1794 — El Servicio de Artillería Francesa crea la primera fuerza aérea del mundo en la forma de una compañía de globos bajo el mando del capitán Coutelle, que entrará en combate ese mismo año en Fleurus, Bélgica. Hasta 1908 no se creará una fuerza aérea dotada de aeroplanos.

1797 — El francés André-Jacques Garnerin realiza el primer descenso en paracaídas desde una aeronave al lanzarse desde un globo a 680 m de altura sobre el parque Mongeau, en París.

1836 — El Gran Globo de Nassau vuela desde Londres hasta Weilburg en Alemania, a 800 Km., en 18 horas.

1849 — El británico George Cayley construye un planeador de tres alas que vuela con un niño de diez años a bordo y se convierte en el primer aparato en volar más pesado que el aire.

Fuente Consultada:
El Diario de National Geographic N°39
Genios de la Humanidad Los Hermanos Wright
PIONEROS Teo Gómez

Los avances tecnologicos aplicados en la vida cotidiana Cientificos

Los Avances Tecnologicos Aplicados en la Vida Cotidiana

Tecnología en la vida cotidiana: Gracias a las técnicas de producción en masa, los grandes inventos de los ss. XX y XXI forman parte de nuestra vida diaria. La invención de los electrodomésticos llevó a un incremento del tiempo libre en países desarrollados, y el concepto de progreso, en sí mismo, es sinónimo de acceso a las nuevas tecnologías. El microchip tuvo un gran impacto en las comunicaciones desde que Jack Killby y Robert Noy ce lo crearan en 1959, y la nanotecnología combinada con la llegada de Internet facilitó el acceso a la comunicación instantánea global.

LA EVOLUCIÓN TECNOLÓGICA: El ser humano ha recorrido un largo camino desde que el primer Homo sapiens saliera a cazar en África hace millones de años. La tecnología, el uso de materiales naturales y artificiales con un propósito claro, ha progresado enormemente desde el Paleolítico. Aunque es tentador creer que los logros tecnológicos del hombre en los últimos siglos son únicos, es importante mantener una perspectiva histórica.

Como hemos visto en este libro, en los últimos 12.000 años se han experimentado innovaciones revolucionarias para mejorar la vida del hombre. El desarrollo de una herramienta efectiva para matar animales debió de ser revolucionario para el cazador del Neolítico, como nos lo parecen ahora las bombas inteligentes.

El cultivo de cereales en Oriente Medio fue probablemente un acontecimiento de mucha más trascendencia que el desarrollo de los cultivos genéticamente modificados, ya que cambiaron el curso de la historia del ser humano. De manera similar, la llegada de la escritura a Mesopotamia constituye un logro más importante a largo plazo que la aparición del ordenador en tiempos modernos. Son muy numerosos los ejemplos de innovaciones e inventos que han cambiado el curso de la historia de la humanidad.

Sin embargo, la característica común de los tiempos actuales, especialmente desde la Revolución industrial, recae en la velocidad con que la innovación tecnológica se ha diseminado por toda la sociedad. En el siglo XX, la organización de la innovación tecnológica sufrió un cambio profundo. La investigación y el desarrollo ya no se llevaban a cabo de manera individual, sino en grandes organizaciones, como universidades, o laboratorios industriales o gubernamentales. La infraestructura que se necesita hoy para la investigación está mucho más allá del alcance de las personas. Esta tendencia se ha pronunciado especialmente en la segunda mitad del siglo XX, con la institucionalización de la investigación tecnológica y científica.

El siglo XXI trajo aun más cambios en la manera de llevar a cabo las innovaciones tecnológicas. La aparición de Internet y de las comunicaciones rápidas y baratas ha permitido que la investigación se disperse geográficamente, una tendencia que crecerá en los años venideros. La dispersión global de la innovación tecnológica será más rápida y el acceso a tecnologías más avanzadas, especialmente en los bienes de consumo, será más fácil y estará más extendido.

Resulta arriesgado predecir qué tipos de tecnologías aparecerán en el siglo XXI. La creatividad de la mente humana es ilimitada en esencia y, por tanto, solemos equivocamos con las predicciones tecnológicas. No se puede predecir con ningún tipo de certeza qué forma tendrá la tecnología y cómo impactará en la sociedad humana. Después de todo, incluso los científicos más brillantes de principios del siglo XIX no podrían haber imaginado los viajes espaciales ni el microprocesador. Aun así, se puede decir que el progreso tecnológico seguirá avanzando a mayor velocidad en los próximos años y posiblemente hará que la vida sea más fácil para la gran mayoría de la humanidad, con desarrollos revolucionarios en medicina, transporte y comunicaciones.

No obstante, el medio ambiente empieza , protestar, como se hace patente en el calentamiento global y en la disminución de la capa de ozono, por lo que deberíamos ralentizar los avances tecnológicos por el bien de las generaciones futuras. Sí bien en el siglo XXI ya hemos empezado a trabajar por el entorno, deberíamos fomentarlo más en el futuro.

Internet: En 1989 la WWW se inició para el Consejo de Europa de Investigación Nuclear. Nueve años después, un vehículo de seis ruedas, de menor tamaño que una hielera de cervezas, rodaba por la superficie de Marte y fue visto por internet uniendo la imaginación colectiva con la misión Mars Par Finder de la NASA. Al finalizar el 11 de septiembre de 1998, Internet demostraría su eficacia al poner a disposición de millones de usuarios de la World Wide Web, en un simple disco de 3.5 pulgada; en menos de 24 horas, toda la información sobre los escándalos sexuales de Bill Clinton. El forma:: facilitó a sus receptores acceder a cualquier detalle gráfico con sólo oprimir una tecla. Adema; e Reporte Starr, como se conoció al informe sobre el affaire Clinton, tenía la ventaja de estar completo. Ningún otro medio de comunicación lo presentó de esa manera.

La mensajería electrónica, las pantallas y los procesadores de textos reemplazan a las letra; escritas sobre papel. Diccionarios, enciclopedias como la de Oxford y la Británica, diarios y revistas de todo el mundo, catálogos de librerías y de bibliotecas, libros de texto, incluso novelas, museo; estudios de todos los niveles, recuerdan aquellos cursos por correspondencia, sólo que ahora cuerna-con respuesta inmediata. Lo único que se necesita saber es qué se desea, apretar una tecla y liste La computación es un buen ejemplo del conocimiento y la experiencia que tiene la juventud en el uso de la tecnología: el padre tiene que recurrir a su hijo para que le enseñe. Están cambiando los patrones de enseñanza.

Internet constituye un instrumento importante para la movilización de capitales, ya que éste pueden ser colocados en los mercados de valores, bancos de cualquier parte del mundo, moviendo el dinero de manera rápida y segura.

Las sociedades secretas crean acontecimientos mundiales para mantener su poder

La base de cualquier Estado y de cualquier gobierno es la existencia de un enemigo. La lucha contra un enemigo común sirve para aglutinar más a las masas.

Un peligroso enemigo externo muchas veces aparece de manera espontánea o imprevisible, pero según Strauss, y los políticos que han caído bajo su influencia, si ese enemigo no existe, es necesario crearlo. Si no hay uno a mano, éste debe ser fabricado, porque sin un enemigo poderoso se corren riesgos de que se den las condiciones para que aparezcan importantes niveles de disenso interno que pongan en riesgo la conducción del Estado y el dominio de un país por los “elegidos” a través del derecho natural, o sea los más fuertes.

Obviamente es necesario entender que en un régimen capitalista global, los más fuertes no son otros que los más ricos.(uno de los principio de la filosofía política del alemán Leo Strauss)

Si el enemigo actual del capitalismo corporativo anglo-norteamericano, manejado por su elite, no es otro que el terrorismo islámico internacional, manufacturado por ella misma, es necesario hacer notar que hasta hace poco más de una quincena de años no era así.

guerra fria  ee.uu - rusia

Entre 1989 y 1991 se derrumba el bloque soviético, que desde la Segunda Guerra Mundial, era el “gran enemigo occidental” según lo que prácticamente toda la prensa internacional reconocía. Sólo entonces, cuando se derrumbó el imperio soviético, “nació” el terrorismo en la magnitud y con la metodología actual. ¿Qué hubiera ocurrido si en cambio tras el derrum­be soviético, el mundo hubiera ingresado en una etapa de paz mundial muy prolongada, como algunos pronosticaban?

Las agencias internacionales de espionaje habrían perdido una buena parte de su razón de ser, las empresas de armas habrían visto recortadas sus ganancias, y deberían haber afrontado un duro proceso de reconversión, la industria petrolera anglo-norteamericana se encontraría en una muy difícil situación, dado que no tendría pretextos para empujar a sus gobiernos a la guerra en Oriente Medio, con lo que sus posibilidades de negocios se extinguirían a medida que se acaba el petróleo inglés del Mar del Norte y el norteamericano en Texas.

Finalmente, muchos de los principales bancos del mundo probablemente se encontrarían en un muy precario estado de debilidad debido a sus lazos con esos sectores, dado que no se han limitado a proporcionarles financiamiento, sino que son controlados por los mismos clanes familiares, propietarios ocultos de las petroleras.

Sobrarían recursos para la lucha contra el narcotráfico, el cual no podría trabajar con las grandes facilidades que hoy lo hace en países como Afga­nistán o Colombia. Una lucha con más y mejores recursos contra el narcotráfico debilitaría a su vez a muchas agencias inter­nacionales de espionaje, que se nutren de esos fondos “negros’, y a buena parte del sistema financiero internacional que ha ob­tenido grandes ganancias del lavado —y de la liquidez— que apor­tan sus ganancias.

Entonces, estaríamos en otro mundo quizá no necesariamente estable, pero sería un mundo en el que la elite que hoy determina los acontecimientos tendría mucho menos poder, y la misma se iría extinguiendo y fraccionando. Por supuesto, no estaríamos leyendo en las primeras planas de los diarios titulares como Clarín del 12 de septiembre de 2006, basado por entero, según declara el matutino, en una noticia publicada por USA Today del día anterior: “Incremento millonario del gasto en seguridad en todo el mundo: “Este año se invertirán US$ 59.000 millones seis veces más que en el año 2000”

Por eso es de hacer notar que la presencia de algún enemigo mortal como es hoy el terrorismo, y antes lo era la Unión Soviética, es siempre funcional a los intereses de esa elite que ha corrompido las estructuras políticas y económicas de muchísimas naciones tras la fachada de la “democracia’ y del supuesto “capitalismo de libre mercado’.

Sin embargo, así como el terrorismo actual es prácticamente manufacturado a “medida’ de la propia elite que se dice horrorizada por su existencia, cuando se investiga el ocaso y la caída del bloque soviético aparecen varios elementos que son una muestra clara de que la manipulación, la creación, o al menos un estímulo determinante a la organización y el sostenimiento del enemigo no son nada nuevos.

Fuente Consultada: Nadie Vio Matriz de Walter Graziano (podes comprar el libro aquí)

El Armamento Nuclear del Mundo en la Guerra Fria

ARMAMENTO RUSO Y ATÓMICO MUNDIAL EN LA GUERRA FRÍA

EL ARMAMENTO ATÓMICO EN EL MUNDO
La orientación de las investigaciones, después de la segunda guerra mundial, ha dado preferencia al armamento atómico sobre los medios bacteriológicos o químicos cuyos efectos podrían ser análogos. Actualmente, el armamento nuclear comprende necesariamente bombas A (atómicas), y accesoriamente bombos H (hidrógeno). Son dispositivos complejos, y los primeros utilizan la fisión del uranio o del plutonio; los segundos, la fusión del hidrógeno provocada por una bomba A que sirve de detonador.

La bomba A puede ser probada en ensayos subterráneos, mientras que la bomba H debe ser ensayada, necesariamente, al aire libre. Además, este tipo de armamento comprende un medio de transporte que puede ser un avión bombardero (vulnerable, a causa de su pequeña velocidad y necesidad de pistas de despegue; ésta es la solución provisional adoptada por Francia e Inglaterra); o bien, cohetes intercontinentales de alcance variable: ICBM (Inter Continennental Balístic Missile), IRBM (Intermédiate Range Balistic Missile), que pueden lanzarse desde submarinos (Polaris) a desde bases terrestres (Minuteman). Estos cohetes son actualmente casi invulnerables en vuelo, y tienen una gran precisión (2 Km. a 10.000 Km. para los ICBM, o a 4.600 Km. para los IRBM). Solamente los poseen los EE.UU. y la URSS.

Este armamento se completa con una red de alerta (radar, satélites de reconocimiento). Los depósitos de bombas en el mundo parecen ser los siguientes:

Número Potencia Media de Cada
Bomba en ton de explosivos
clásicos
EE.UU. 40.000 de 5 a 20 millones
URSS 5.000 de 5 a 20 millones
Francia 10 50.000
Inglaterra No hay datos Sin datos

Para interpretar estas cifras, debe tenerse en cuenta que, durante la guerra 1939-1945, se lanzaron sobre Alemania 5 millones de toneladas de explosivos clásicos. Se estima que los Estados Unidos poseen unos 1.000 cohetes de varios miles de kilómetros de alcance, y la Unión Soviética, una cantidad equivalente. Uno de estos cohetes, lanzado desde una base subterránea o un submarino, alcanza su máxima elevación en órbita, en 10 minutos, a 100 Km. de altura, con una velocidad de 24.CC0 Km. por hora. Un objetivo situado a 10.000 Km. es alcanzado en 30 minutos.

Una bomba de 10 megatones tiene, al explotar, un radio de destrucción total de unos 2,5 Km., si la explosión es al nivel del suelo. La misma bomba, explotando a 6 Km. de altura, destruiría totalmente una zona de 20 Km. de radio, y devastaría una zona de 32 Km. de radio.

El efecto directo (onda de calor) en el caso de empleo contra una zona urbana causaría 100.000 muertos por megatón. Una sola bomba sobre Roma destruiría por completo la ciudad (daños mortales, hasta Ostia). Naturalmente, este esfuerzo en la producción de armamento se traduce en gastos considerables:

Gastos anuales de defensa por habitante, en dólares:

Estados Unidos ………….. 289,6
URSS……………………….146,5
Inglaterra ……………….. 108,2
Francia ………………….. 95,7
Rep. Federal Alemana …. 92,7
Italia………………………24,4

Estas cifras contrastan con las de la producción bruta por habitante, en dólares, de algunos países:

República del Congo………….62
Nigeria …………………………67
India…………………………… 68
Túnez………………………… 157
República Sudafricana …….. 299

submarino atomico

La Ciencia Rusa Post Guerra

El Poder Ruso Antes de la caida del comunismo Guerra Fria

ARMAMENTO RUSO Y ATÓMICO MUNDIAL EN LA GUERRA FRÍA

Estoy a bordo de un MIG-29, uno de los aviones de combate más modernos producidos por la industria de la extinta Unión Soviética. Hace tan sólo cinco años, desde estas mismas páginas, lo bautizamos casi proféticamente como la última estrella roja y era casi un secreto. Ahora, en su afán por conseguir liquidez monetaria en divisas, las autoridades rusas esperan exportar este aparato y otros muchos en un intento casi desesperado por rentabilizar una tecnología conseguida a costa de la derrota en la guerra tría. Para empezar, sin embargo, se enfrentan con el fuerte lastre mental de sus posibles compradores occidentales; la idea fija de que los productos soviéticos—ahora rusos— son fuertes y resistentes, pero anticuados. Las continuas derrotas en el campo de batalla de los países equipados con este material, a manos de aliados o de los propios occidentales, eran la prueba más evidente. Y cuando los hechos parecen demostrar lo contrario, se afirma que, aunque cumplen su cometido, ni su acabado ni su tecnología están a la altura de lo que se produce en occidente. No importa que los soviéticos hayan sido capaces de fabricar los mejores tanques de guerra de la Segunda Guerra Mundial, ni los mejores subfusiles y fusiles de asalto. Nadie parece acordarse de que el primer caza monoplano con tren de aterrizaje retráctil y cabina cerrada que funcionó en el mundo era soviético. Se ignora conscientemente lo que sucedió en Corea o en Vietnam, donde los MIG-15, MIG-17 y MIG-21 hicieron las cosas tan difíciles a los americanos que tuvieron que cambiar sus tácticas y sus métodos de entrenamiento para salir del paso. El recuerdo del derribo del U-2 de Gary Powers —y de otros muchos similares sobre Cuba y China— ha pasado a mejor vida.

Pero los cambios en el Este trajeron indicios de que la verdad era muy diferente. Los aviadores de la República Federal de Alemania pudieron atisbar la realidad al incorporar a su fuerza aérea unos cuantos MIG-29. Antes de la guerra del golfo Pérsico, algunos pilotos de caza occidentales —norteamericanos y europeos— tuvieron la oportunidad de volar estos aparatos con la intención de comprobar sus virtudes y defectos, a fin de poder enfrentarse con éxito a los que poseía Irak. Los holandeses afirmaron con rotundidad que el caza de Mikoyan era soberbio y, en algunos aspectos, «supedor al McDonnell F-1SC». Algo que resulta bastante singular, puesto que el apaí-ato norteamericano es de superioridad aérea y el MIG-29 se parece más, en tamaño y misiones, al ligero F-16. Pero más sorprendente es aún que lo que impresionó a los pilotos occidentales no fue sólo el excelente comportamiento y maniobrabilidad del Fulcrum —apodo que la OTAN asignó al MIG-29—–, sino la eficacia de sus sistemas de armas y sensores.

De todas formas, el MIG-29 no es el único representante de la tecnología militar rusa que ahora maravilla a Occidente. Expuesto públicamente por primera vez en el Salón de París de 1989, el Sukhoi Su-27 es un caza de superioridad aérea similar al F-15 norteamericano. Sus vuelos de demostración en aquella exhibición dejaron literalmente boquiabiertos a los expertos occidentales que los contemplaban. No sólo era capaz de realizar las caídas de cola del MIG-29, una maniobra que consiste en trepar en vertical, invertir el flujo de los motores y caer un trecho hacia atrás en pérdida abatiendo la trompa, para recuperar la horizontal y salir en vuelo nivelado. Incluso llegó a volar en actitud completamente encabritada, de forma parecida a la de una serpiente cobra en posición de ataque. De ahí su bautizo como cobra de Pugachev, por el nombre del piloto de pruebas que realizaba la exhibición. Una maniobra que resulta prácticamente imposible para cualquier caza occidental.

Igual que en el caso del MIG-29, los sistemas de armas y sensores del Su-27 son extraordinarios. En ambos, el piloto dispone de visores de puntería en el casco que siguen sus ojos y atrapan el blanco al que miran. Una mirada mortal. Su alcance, sin depósitos auxiliares ni reabastecimiento en vuelo, es de 4.000 Km. —unas cinco horas de travesía—, prácticamente el mismo que el del F-15 con depósitos.

El coronel Bokach, por el interfono, me saca de mi ensimismamiento para avisarme de que hemos llegado al rendez-vous con nuestro modelo fotográfico. Efectivamente, ahí está. Magnífico, con su color gris claro apenas recortando su agresiva silueta sobre el cielo: es un MIG-31 Foxhound de la Defensa Aérea. Un birreactor de interceptación desarrollado a partir del conocido MIG-25, cuyos sistemas electrónicos todavía desconciertan a quienes hasta hace muy poco se atrevían a decir que la electrónica era el terreno más deficiente de la tecnología militar soviética. Su gran radar Zaslon es el único de antena múltiple de elementos en fase montado en un aparato de caza, y el área de vigilancia que domina es de 200 km en modo normal y de 120 km en exploración hacia abajo.

Este radar es capaz de detectar y seguir 10 blancos a la vez, fijándose sobre cuatro de ellos al mismo tiempo. Incluso puede hacerlo con los que estén situados por detrás. Tampoco sus misiles parecen tener mucho que envidiar a los occidentales de su tipo. Desde una altura de unos 6.000 metros, los AA-9 guiados por radar logran alcanzar blancos que vuelen a 60 m sobre el terreno, una de las situaciones más difíciles en que puede encontrarse un interceptador. Como todos los cazas recientes de la antigua Unión Soviética, los MIG-29 y Su -27, el Foxhound dispone de un sen-sor-seguidor infrarrojo para explorar y guiar los misiles térmicos AA-6 (R-40T) y AA-8 (R UOT). Este censor es especialmente útil en ambientes de guerra electrónica, ya que es inmune a las contra-medidas. El complemento tradicional es un cañón fijo AO-9 bitubo de 23 mm con una cadencia de 8.000 disparos por minuto. Un arma que en tiempos de paz es más apropiada que los misiles para sus misiones de guardián de fronteras.

Ahora, este temible guerrero que es capaz incluso de encontrar a sus enemigos en las inmensidades polares —donde la navegación es extremadamente difícil— posa dócilmente para la cámara. Por el objetivo veo a sus pilotos, el coronel Vladimir Gurkin y el mayor Mijail Garbunov, acostumbrados a acercarse a los posibles intrusos para identificarlos y a dominar el vuelo en formación.

La unidad básica de estos aviones en combate es de cuatro aparatos separados entre sí unos 200 km y conectados mediante enlaces digitales de datos, de forma que el área de exploración cubierta abarque de 800 a 900 km. El jefe de la formación recibe todos los datos y mantiene además un cordón umbilical automático con tierra. Sin titubeos, para que pueda fotografiarlo desde todos los ángulos, el MlG-31 hace un tonel volado y muestra su parte inferior. Varios virajes y cambios de posición completan la sesión. No parece molestarles volar a velocidades tan bajas, el MIG puede alcanzar los 3.000 km/h, pero una vez acabados los carretes se despiden con otra voltereta y encienden la poscombustión para alejarse.

Es hora de volver a Kubinka. Con un viraje pronunciado, el MIG-29 da la vuelta sobre el ala y se dirige de inmediato hacia tierra. Pinchamos las nubes y otra vez estamos sobre las inmensas extensiones arboladas que rodean la base. Nos colocamos en la posición de aterrizaje y, sin corregir, el avión golpea de nuevo con suavidad el asfalto de la pista. Una corta carrera y noto abrirse los paraf renos, el aparato casi se inmoviliza.

Rodando ya con suavidad, nos dirigimos al estacionamiento donde nos aguardan sonrientes quienes han tenido la mala suerte de quedarse esta vez en tierra. Saludos, enhorabuenas. Todo es acogedor entre estos hombres, hasta hace muy poco nuestros feroces enemigos. Seguirán exhibiciones de otros muchos aviones. Las Fuerzas Aéreas rusas preparan para dentro de unos días una presentación ante las autoridades y el público. Necesitan fondos, como todos en este inmenso país. La industria aeronáutica, en vías de privatización, también precisa dinero; no sólo para continuar existiendo, sino también para mantener el nivel tecnológico alcanzado.

Algunos de los antiguos equipos de diseño se ofrecen para colaborar con la industria aeroespacial occidental. Y abundan las propuestas concretas. Sukhoi, por poner un ejemplo, ha ofertado el S-80 (un transporte bimotor civil parecido en dimensiones al conocido Aviocar español, con una extraña configuración biplana en tándem) y el birreactor ejecutivo supersónico S-51, que también está disponible en las mesas de dibujo y los ordenadores de Sukhoi. El 8-51 es un doble delta sin cola, capaz de transportar 51 pasajeros a dos veces la velocidad del sonido y con un alcance del orden de los 8.400 km.

La industria aeroespacial rusa dispone en estos momentos de aviones y helicópteros que podrían quitar el sueño a los departamentos de marketing de muchas firmas occidentales que, a veces, pretenden sacar tajada del árbol caído. Estas llegan a proponer incluso que, por citar un caso, el ejército británico adopte como su futuro helicóptero de combate al muy capaz Mil Mi 28 Havoc, convenientemente motorizado con plantas británicas y dotado de una aviónica más moderna.

Algo que resulta cuando menos contradictorio: el Mi-28 dispone de sensores térmicos, de televisión y laséricos similares a los del ahora famoso Apache norteamericano. La experiencia en gigantes como los bombarderos TU-95 y 142, dotados de turbohélices de 15.000 hp (caballos de potencia), ha permitido a los rusos construir los dos aviones más grandes del mundo: los Antonov An-124 y An- 225, sobradamente conocidos. No deja de ser irónico que, al menos en el sector aeronáutico, la URSS perdiera la carrera de armamentos cuando ya se encontraba en el podio de los vencedores.

La Ciencia Rusa Post Guerra

Nota Extraída de: Muy Interesante Nro:86
Enviado Especial a Rusia

Hermanos Lumiere Primera Proyeccion de Cine Historia del Cine

Primera Proyección de Cine – Historia del Cine

En las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del siglo XX surgió y se afianzó un conjunto muy significativo de innovaciones tecnológicas que tuvieron una gran incidencia en la calidad de vida de la población. Una breve enumeración puede dar una idea de su importancia para la vida cotidiana: el teléfono, la iluminación eléctrica, el motor de explosión, el neumático, los sistemas de agua corriente, la máquina de escribir, el ascensor, la bicicleta, la aspiradora, el automóvil, el aeroplano, el frigorífico, el fonógrafo, el cinematógrafo, la aspirina.

los hermanos lumiere

El avance en la investigación médica, con los descubrimientos de las vacunas y los avances en las condiciones y técnicas quirúrgicas, condujo a una mejora en las condiciones de salud de la población. Pero sobre todo fueron los desarrollos de los sistemas de saneamiento e higiene urbanos los que permitieron controlar enfermedades que, hasta esa época, habían tenido consecuencias fatales.

Aparecieron y se difundieron nuevas formas de esparcimiento y entretenimiento. La afición por los deportes se extendió rápidamente, si bien las exigentes condiciones de trabajo que soportaban los obreros limitaban su posibilidad de practicarlos. En 1896, se llevaron a cabo en Atenas los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna. La mejora de las calles y rutas facilitó la difusión de uno de los símbolos populares del progreso de fm de siglo: la bicicleta. La bicicleta comenzó siendo un lujo al alcance de los ricos.

Más tarde su uso se generalizó y se convirtió en un medio de transporte popular. El nuevo lujo de los ricos pasó a ser el automóvil. La producción anual de automóviles era limitada; en 1900 se fabricaron solamente 9.000 autos en todo el mundo. El salto en la fabricación se produjo con el modelo T de Ford: en 1916 se fabricaron 735.000 unidades solamente de este modelo.

HERMANOS LUMIÈRE
Inventores del séptimo arte

Científicos autodidactas e inventores talentosos, Auguste y Louis Lumière dieron vida a la fotografía al inventar una de las artes más importantes del siglo xx, el cine. A menudo se ignora que también fueron los padres de la fotografía en color.

¿Cómo fueron los inicios de los hermanos? Claude-Antoine Lumiére estaba orgulloso de sus dos hijos. Transmitió a Auguste, nacido en 1862, y a Louis, dos años menor, su pasión por la fotografía. En el estudio de Lyon de la familia Lumiére, ambos niños se familiarizaron con las técnicas para hacer tomas y los procedimientos para desarrollar negativos, aprendiendo muy pronto todo lo que había que saber sobre la exposición de las placas, el lavado, el barnizado … Alumnos brillantes, ambos hermanos ingresaron en el liceo La Martiniére, donde obtuvieron numerosos premios; sin embargo, debido a sus constantes e intensas jaquecas no pudieron preparar el concurso para ingresar en la Escuela politécnica. No les fue necesario asistir a este prestigioso establecimiento, ya que muy pronto se convirtieron en distinguidos químicos.

En el estudio de su padre, la pareja de jóvenes se interesó por los experimentos que este último había emprendido para desarrollar emulsiones más eficientes, y en 1881 elaboraron una fórmula sobre base de gelatina y bromuro para recuperar las placas fotográficas. Ese mismo a Auguste tuvo que hacer el servicio militar. Sin embargo, Louis no abandonó investigaciones, y por su cuenta desarrolló una placa seca sobre la base de gelatina y bromuro de plata, que comercializó con un éxito increíble bajo el nombre «Etiquetas azules».

¿Cuáles son los antepasados del cine? El cine tiene tras de sí una larga historia plagada de intentos de reproducir imágenes en movimiento. Los aparatos antiguos que hoy sólo se utilizan como curiosidad y documentos, fueron los primeros pasos de la técnica cinematográfica. Uno de sus antepasados directos es la linterna mágica que construyó el alemán Athanasius Kircher, en 1646. Se trataba de un aparato formado por una sencilla caja con un agujero donde iba fijada una lente. En la caja había una lámpara de aceite.

Entre la lámpara y la lente se colocaba una plancha de vidrio pintada con imágenes, que se proyectaban sobre la pared blanca. Cuando, un siglo más tarde, se conoció el principio de la persistencia de las imágenes en la retina del ojo humano, se dieron nuevos intentos, pero hasta la llegada de la fotografía no se pensó en la posibilidad de crear instrumentos capaces de reproducir una serie continua de fotografías de modo que se crease la ilusión de movimiento.

¿Cuándo nació oficialmente el cine? Los hermanos franceses Louis y Auguste Lumiere consiguieron, tras muchos intentos fallidos, presentar en público su invento, ofreciendo la primera proyección cinematográfica la noche del 28 de diciembre de 1895: se organizó una demostración de pago en los bajos del Grand Café de París, organizada por Clément Maurice. La entrada valía un franco y asisistieron 33 personas. Los hermanos Lumiere llamaron «cinématographe» al instrumento que servía al mismo tiempo para la toma de imágenes en movimiento y su proyección en una pantalla. Hoy en día no quedan rastros del Grand Café, pero en el número 14 de la calle, entre modernas tiendas, puede leerse una lápida de mármol que recuerda el memorable acontecimiento.

¿Cuáles fueron las primeras películas? El primer cortometraje se titulaba La salida de los obreros de los talleres Lumière y recogía una instantánea de la realidad. Otras películas fueron La llegada de un tren a la estación y la divertida El regador regado. ¿Cómo reaccionó el público? La proyección suscitó un gran entusiasmo. El público se sentía fascinado en aquella atmósfera de maravilla creada por el artilugio de los Lumiere, cuando veía el tren que expulsaba humo y a los viajeros bajar y subir como si estuvieran «allí mismo», y se divertía con el gracioso jardinero que en vez de regar las flores se regaba a sí mismo.

¿Cómo reaccionó la crítica? Para los espectadores de aquella velada el cine fue una maravilla de la técnica. Entre el público también había periodistas; uno de ellos comentó que el espectáculo era de una autenticidad increíble, otro escribió: «Este es uno de los momentos más extraordinarios de la historia de la humanidad».

¿Cómo se difundió? El éxito fue inmediato y clamoroso. Las películas de los Lumiere dieron la vuelta al mundo desde 1896, llevando a todos los lugares el conocimiento de su extraordinario invento. Así nació la industria cinematográfica y con ella una nueva forma de expreSión artística.

¿Cuál es el mérito de los Lumière? En la velada de la proyección, los hermanos no se encontraban en la sala porque se sentían vencidos por la fatiga y, quizás también por la emoción. Fue su padre quien organizó el histórico acto. El cine era ya una realidad, a ellos les cabe el mérito de haber puesto a punto una cámara más eficaz que las anteriores y de haber iniciado la difusión de este nuevo medio de comunicación en todos los países del mundo, adonde llegaron sus técnicos y sus cámaras portadoras de ciencia, pero también de sueños e ilusiones.

LA EMPRESA LUMIÈRE: La comercialización no estuvo exenta  de dificultades, pero la tenacidad de Lumiére fue tal que evitaron por poco la quiebra. Louis, liberado de sus o obligaciones militares después de un año se reunió con su hermano y juntos, e vencidos del éxito que tendrían sus casas fotográficas, decidieron lanzarse a aventura industrial. Con la ayuda financiera de varios amigos de la familia, Louis y Auguste pudieron formar su empresa cuyo plantel contaba con una decena empleados a fines de 1884. Cuando estaban ocupados analizando sus fórmulas químicas, ambos inventores perfeccionaban sus habilidades como empresars negociando encarnizadamente la me innovación, patentando sus inventos creando sus propias máquinas herramienta para mejorar la producción. La puesta a punto de las «Etiquetas azules extrarrápidas» resultó un triunfo comercial y la fortuna parecía asegurada, no obstante, ambos hermanos no pretendían sentarse en los laureles, por vía ignoraba su existencia.

Se filmaron pequeñas escenas para una proyección pública que tendría lugar en París. El 28 de diciembre de 1895, en el Grand Café du Boulevard des Capucines se realizó la primera función pública —y pagada— del «Cinematógrafo Lumiere». El programa ofrecía: Salida de los obreros de la fábrica Lu,niére en Lyon, Escena infantil, Los peces roios, La llegada del tren, El regimiento, Herrador, Jugadores de cartas, Destrucción de las malas hierbas, El muro y finalmente Baños en el mar. El entusiasmo fue inmediato y espectacular. La muchedumbre se agolpó en el boulevard e incluso en las calles adyacentes, para poder divisar las famosas «imágenes en movimiento».

Georges Méliés, director del teatro Robert­Houdin, y muchos otros ofrecieron sumas desorbitadas a los Lumiere para comprar su procedimiento, pero Auguste y Louis rechazaron categóricamente todas las propuestas. No tenían intenciones de despojarse de su invento y se dieron cuenta de la ventaja financiera que podrían sacar.

El cine no estaba a la venta, sería explotado por concesionarios a cambio de una «módica» suma, el 50% de los ingresos. Para lanzar su cinematógrafo, ambos hermanos no dudaron en proporcionar gratuitamente los aparatos, las películas y hasta los operadores. Pronto, en toda Francia, y luego en el mundo entero, todos deseaban tener cines.

Por un tiempo, el cine fue considerado una atracción menor, incluso un número de feria, pero cuando George Méliès usó todos sus recursos para simular experiencias mágicas, creando rudimentarios -pero eficaces- efectos especiales, los noveles realizadores captaron las grandes posibilidades que el invento ofrecía. De esta manera, en la primera década del siglo XX surgieron múltiples pequeños estudios fílmicos, tanto en Estados Unidos como en Europa.

Auguste falleció en Lyón, (1954) y Louis  en Bandol, Francia, (1948), ambos fueron filántropos, es decir apoyaron proyectos de obras para bien social a traves de aoportes económicos. Actualmente su cámara de fotografía color esta en el museo de cine de Paris, con la de George Méliès.

Desde el sábado 28 de diciembre de 1895, en que en el Gran Café de París, Francia, se realizó la primera proyección pública de Ja primera película rodada por los hermanos Lumiére, titulada “Salida de los obreros de las Fábricas Lumiére, en Lyon-Mont-Plaisir”, la cinematografía alcanzó los progresos y éxitos ya citados, tanto en el campo de las artes como en el de las ciencias.

En efecto, el cinematógrafo, que únicamente debería emplearse para recrear, es decir, para divertir, alegrar y deleitar, sin caer en faltas de arte, gusto y méritos estimables, se utiliza, además, para ampliar nuestros conocimientos o hacernos adquirir otros que por razones de tiempo, distancia, etc., no los podríamos alcanzar. Así, por ejemplo, nos permite conocer otros pueblos, sus bellezas naturales, monumentos, costumbres y progresos.

También, gracias a él, los estudiantes y profesionales, de medicina por ejemplo, pueden presenciar las operaciones realizadas a miles de kilómetros por un cirujano famoso. Además, aquéllos y otras personas pueden ver por medio de una película cómo se realizan trabajos en un laboratorio, cómo se comportan los animales en sus ambientes naturales, o ver elmovimiento de la sangre y de sus corpúsculos en ciertos tejidos de un animal.

Con los citados fines pedagógicos la toma de vistas se hace, según convenga, con ritmo más lento que el que después se empleará en su proyección. Por ejemplo, para mostrar el desarrollo de una planta se toma una vista por hora durante dos meses, para dar luego, durante la proyección de las  imágenes,que durará alrededor de un minuto, la idea del crecimiento de aquélla. Distinta de esta cinematografía, denominada acelerada o rápida, existe la llamada lenta o ralenti, que consiste en tomar con ritmo rapidísimo imágenes que se proyectarán con ritmo lento. Este sistema se emplea para estudiar, por ejemplo, los efectos de una explosión.

En el aspecto pedagógico y en otros, el cinematógrafo reemplaza con ventaja o eficacia algunos de los asuntos de la enseñanza que se transmiten por medio de los libros, láminas, etc., o del encerado en las escuelas. Ello ha motivado que muchos establecimientos educacionales cuenten con importantes cinetecas o cinematecas, es decir, de depósitos de películas educativas. El uso de los medios audiovisuales proporciona más   conocimientos.

PRINCIPIO BÁSICO DE FUNCIONAMIENTO

La persistencia de las imágenes en la retina durante un lapso comprendido entre 1/10 y 1/16 de segundo fue aprovechada por los técnicos en fotografía, quienes idearon un sistema de proyecciones sucesivas, efectuadas a una velocidad tal que nuestra mente, antes de notar que ha desaparecido un cuadro, ya está viendo el siguiente. De este modo, los ojos “no se dan cuenta” de que la pantalla se ha oscurecido momentáneamente.

Para reflejar el movimiento de un futbolista que está convirtiendo un gol, por ejemplo, se necesitan unas cincuenta fotografías. Se las revelaba luego en tiras de 35 milímetros de formato o ancho  y se las proyecta en forma sucesiva y a la misma velocidad con que fueron sacadas; se logra así la impresión de que “estamos” en un estadio viviendo la emoción del evento deportivo.

El proyector, provisto de un sistema de lentes que concentran una potente luz, hace pasar una cinta de celuloide donde están impresas las diapositivas, cada una de las cuales proyecta un cuadro que es la continuación de otro anterior y a la vez se prolonga con la imagen del siguiente. El “pasado” de la película se realiza mediante un sistema de rollos cuyo movimiento giratorio constante se produce por la acción de un motor eléctrico.

Transcurrieron muchos años desde la experiencia de Edison combinando el proyector con fonógrafo– antes de que el cine sonoro se perfeccionara.

Si observamos detenidamente un trozo de cinta perteneciente a una película comercial, descubriremos que, además de una sucesión de fotos inmóviles hay, en uno de sus costados, una franja continua.

En ella puede detectarse una serie de manchas, oscuras y claras. Esto no es otra cosa que una fotografía del sonido. Allí están impresos, en forma de banda sonora, los diálogos, la música y los efectos especiales que captamos con nuestros órganos auditivos mientras nos encontramos sentados en la butaca.

El sonido se transforma en luz mediante tubos electrónicos especiales. El micrófono es el primer eslabón de la cadena. Por su acción los sonidos se convierten en impulsos eléctricos. Luego estos impulsos son transmitidos, previo paso a través de un amplificador, hacia una bombilla eléctrica cuya intensidad de luz varía de acuerdo con el aumento o disminución de los impulsos recibidos.

Esta sucesión luminosa impresiona una placa de bromuro de plata que se oscurece cuando el sonido es fuerte y se aclaracuando es débil. Este tipo de banda se llama “de densidad variable”, y existe otra que es la “de área variable”, en la que varía la zona oscura que abarca una línea sinuosa. Ya en la cabina de proyección, el problema fundamental consiste en volver a transformar en sonido los impulsos luminosos.

Una fotocélula o célula fotoeléctrica es la encargada de esta función. Consta de una lámina curva y una varilla, ambas de metal. La lámina está recubierta de cesio, substancia que tiene la propiedad de emitir electrones cuando la hiere la luz. Este impulso fotoeléctrico se transmite por la varilla, generándose una corriente eléctrica que se procesa en un amplificador, similar al que tiene un tocadiscos o una radio. El sonido, ya transformado, se transmite por los parlantes. Todo este proceso se realiza en décimas de segundo.

PARA SABER MAS…
La aparición del cine sonoro

Podemos afirmar que el comienzo del cine se puede fijar con exactitud: el 28 de diciembre de 1895, los hermanos Auguste y Louis Lumiére proyectaron una película sobre una pantalla, ante un público de pago, en el Grand Café de París. En el momento, el acontecimiento suscitó escaso interés, pero marcó el nacimiento de una vasta nueva industria que creció con notable rapidez. En los comienzos, sus principales centros estaban en Francia y Gran Bretaña, pero en 1915 Estados Unidos, y más concretamente Hollywood, había tomado la delantera. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, la industria cinematográfica norteamericana movía más de dos mil quinientos millones de dólares.

Las películas estaban dirigidas a un público masivo (aunque ya en 1925 se habían rodado largometrajes de calidad, como El acorazado Potemkin, dirigido por el ruso Seguei Einsenstein) y el repertorio era amplio, desde los informativos, entre los que destacaban los producidos por el empresario francés Charles Pathé, hasta las más jocosas comedias, como las realizadas en Los Ángeles por la Keystone, los estudios de Max Sennett, donde Charles Chaplin haría su primera película.

Desde el principio resultó evidente que ningún público aceptaba fácilmente la perspectiva de ver en completo silencio una titilante imagen, con la acción explicada brevemente por las leyendas que aparecían en la pantalla.

 Así pues, desde los primeros tiempos, era habitual que los empresarios de las salas de cine contrataran pianistas para ejecutar un acompañamiento improvisado, destinado a seguir con la música los avalares de la acción en la pantalla.

El objetivo último era, sin embargo, conseguir que los propios personajes hablaran durante la proyección de la película. Una solución evidente y que no tardó en ponerse a prueba consistía en grabar los parlamentos en un disco de gramófono y pasarlo junto con la película. Por desgracia, los resultados eran más bien confusos pues era técnicamente imposible sincronizar el sonido y la acción: los personajes decían una cosa y hacían otra.

Fuente Consultada: Hicieron La Historia Larousse- Por que se hicieron famosos? Susaeta – Wikipedia.

La Sociedad de Consumo Origen Historia Características

Como consecuencia de la implantación del llamado Estado de bienestar, a partir de fines de la Segunda Guerra Mundial, importantes sectores sociales de los países industrializados aumentaron, considerablemente, el poder adquisitivo. Para mantener esa situación de mejoramiento salarial y de cobertura social, era necesario acrecentar la producción y, en forma paralela, el consumo para que se pudiera absorber todo lo fabricado. Así aumentarían las ganancias de los industriales que, a su vez, dispondrían de más capitales para seguir mejorando la capacidad adquisitiva de las clases medias y bajas, formando un círculo en el cual todos los elementos debían conservar el equilibrio.

EL ESTILO DE VIDA AMERICANOTodo esto se hizo posible gracias a los adelantos tecnológicos. El mejoramiento salarial se dio a partir de las negociaciones entre los sindicatos y las organizaciones patronales, y asegurando las mayores ganancias a los empresarios. Para sostener este nivel de vida, era necesario aumentar el consumo, aun de productos superfluos que comenzaron a ser publicitados como imprescindibles.

A fin de lograr ese objetivo, fue creado en los Estados Unidos un nuevo estilo de vida, que comenzó a difundirse como el american way of life (estilo de vida americano). Para ello, se utilizaron dos elementos: la publicidad y la disminución de la calidad de los productos, con el fin de que tuvieran menor vida útil y por lo tanto, fuera necesario reponerlos más rápidamente.

Esta nueva forma de vida se basaba en el consumo de todo tipo de artículos, como uno de los principales caminos para la realización individual de los seres humanos. Se dejaban en segundo plano muchos de los valores culturales sostenidos hasta entonces, como el crecimiento intelectual y espiritual.

Las características de ese “estilo’ fueron —además del consumismo— la exageración, la ostentación de la riqueza y la grandiosidad, reflejadas en todos los órdenes. La industria automotriz norteamericana, por ejemplo, se diferenció de las demás por el enorme tamaño de sus vehículos y por su mayor potencia. Los automóviles Impala, inmensos en tamaño, se convirtieron en el símbolo de la riqueza de los años 60. Se creó, de este modo, una notoria influencia y hasta dependencia cultural, pues el resto de los países estuvieron influidos por la moda y las preferencias norteamericanas, más allá de sus propias tradiciones o idiomas.

LA SOCIEDAD DE CONSUMO: En las sociedades de los países desarrollados —y en cualquier lugar del mundo donde se deje sentir la influencia del modelo dominante del capitalismo industrial— el trabajo se ha convertido en una forma de obtener dinero y éste en un medio para conseguir bienes. Esta cadena que llamamos «sociedad de consumo» es producto del gran crecimiento económico de los años siguientes a la posguerra mundial. La venta de productos de consumo crece de forma imparable gracias a la publicidad, dirigida a una población cada vez más amplia, que se encuentra en condiciones de adquirirlos. Las nuevas técnicas publicitarias presentan los productos no sólo de forma atractiva, sino haciéndolos indispensables, con el objeto de aumentar el consumo.

En muchas sociedades vivir es consumir y una nueva escala de valores, en la que se prima el éxito económico, la abundancia de bienes y la búsqueda del máximo bienestar, ha sustituido a otros principios. Todo se compra y se vende: la cultura, el deporte, las noticias, los sueños. Ello provoca profundas insatisfacciones entre quienes no consiguen esos objetivos: los marginados del sistema, los parados, los jóvenes que no acceden al trabajo, los jubilados que pierden su actividad y parte de su nivel económico

Después de la Segunda Guerra, el avance tecnológico (en electrónica, física y química), la mayor disponibilidad de mano de obra —producto de la paz y del aumento demográfico— ocasionaron un gran incremento de la producción industrial. Para mantener y aumentar el nivel de ganancias de los empresarios, fue necesario elevar el consumo, para lo cual se incorporó a los sectores medios y bajos en el mercado consumidor de productos antes reservados a las clases privilegiadas, tales como, electrodomésticos, automóviles, etc.

Además de aumentar el consumo, las mejoras en el nivel de vida de los obreros hacían disminuir los reclamos y los alejaban de los posibles conflictos sociales. A este modelo basado en el consumo masivo se lo denominó sociedad de consumo. Dos elementos fundamentales ayudaron a instalar el consumismo: la publicidad y las ventas a crédito.

Se estimulaba a través del cine, la radio, la televisión, de los diarios y de las revistas, el deseo por acceder a un mundo ideal y fantástico, al cual sólo se ingresaba comprando determinadas “marcas” de productos. Para triunfar en la vida, había que manejar tal automóvil, beber determinada gaseosa o vestir la ropa de los famosos. Incluso, las manifestaciones artísticas, como la música, el cine, el teatro o la literatura, eran impuestas por la propaganda de las empresas discográficas, las distribuidoras cinematográficas y por las empresas teatrales o editoriales. Había nacido la cultura de masas, en la que era

más importante la difusión que la creación artística en sí misma. Tenía más valor lo más conocido que lo más creativo o mejor producido. Prevalecía lo comercial sobre lo artístico.

EL PENSAMIENTO ALTERNATIVO Y LA RESISTENCIA CULTURAL: A partir de los años 50, la modernización socioeconómica comenzó a expresarse claramente en el arte, la literatura y en otras manifestaciones culturales. A su vez, la expansión de los denominados medios masivos de comunicación, implicó una nueva y compleja relación entre las diferentes culturas. Sobre todo, porque el poder político y económico de los países centrales también iba a mostrarse en una capacidad, hasta ese momento impensable, de difundir sus valores culturales a otros pueblos.

A su vez, en el interior de cada sociedad, también existían determinados valores predominantes, es decir, un cuerpo de ideas coherentes que explicaban una particular visión del mundo e impregnaban la vida social y cultural de una comunidad. Y en toda sociedad, paralelamente a esa cultura dominante, surgieron grupos que se planteaban otros valores, otras ideas sobre lo que estaba bien o estaba mal, y que cuestionaron los valores los modos de relación y el sistema político de una época.

Esos grupos comenzaron a surgir en los años de posguerra, al calor de la urbanización y del crecimiento de la matrícula estudiantil en todos los niveles. Fueron movimientos que cuestionaron la forma en que estaba ordenada la sociedad y que se pronunciaron c por alternativas de vida distintas de las formas en que habían sido educados por sus mayores. Estas voces fueron, a veces, subculturas que expresaron a subgrupos de la sociedad, como pueden ser los jóvenes que utilizaban una manera particular de vestirse, hablar, etc., o auténticas contraculturas, es decir en corrientes de opinión que planteaban valores contrarios a los predominantes en la sociedad de la que eran parte.

La complejidad de este proceso de intercambio cultural estuvo dada, también, porque los modernos medios de difusión fueron parte de la Guerra Fría. Estos medios, controlados por los países centrales, comenzaron a irradiar a todas partes del mundo sus valores y hábitos culturales, como los que se correspondían con el mundo occidental y cristiano frente al ateísmo socialista. Otro importante elemento de propaganda fueron los comics, donde héroes dotados de poderes sobrehumanos —como Súperman o el Capitán América— lograron proteger al mundo occidental de la constante amenaza de sus enemigos.

Frente a esta influencia cultural, marcada y guiada por la sociedad de consumo, nacieron en la postguerra pensamientos alternativos a los dominantes, es decir verdaderos movimientos contraculturales: todos dieron muestras de inconformismo, rebeldía y resistencia a la imposición cultural a Li que se sentían sometidos.

La denominada cultura beat se originó en los Estados Unidos y fue la expresión de una generación que no creía en los mitos de los adelantos científicos que habían producido la mecanización, ni en la adoración del dinero como medio de satisfacción. Allen Ginsberg y Jack Kerouac fueron —a través de poesías y cuentos que transitaban en revistas subterráneas (underground) sin circulación comercial— típicos representantes de una búsqueda por separarse de una sociedad que consideraban arbitraria y falsa. En ella los hombres —afirmaban— habían perdido la capacidad de comunicarse y vivir, producto de los bombardeos publicitarios que alentaban únicamente la superficialidad del confort: el auto, la casa, el televisor, etcétera. Para manifestar su disconformidad, alentaron la resistencia al consumo.

En Europa, junto al desarrollo del Estado de bienestar que daba lugar a la “sociedad del ocio”, la resistencia cultural se expresó también en el terreno filosófico: autores como Herbert Marcuse o Jean Paul Sartre adquirieron notoriedad en los 50, aunque sus libros y figuras fueron célebres en los 60. La búsqueda de lo auténticamente latinoamericano fue parte de ese pensamiento alternativo, y la crítica apuntó a padecimientos de sus habitantes por parte de dictaduras o regímenes que permitían y alentaban el despojo económico, acompañado de la destrucción de la identidad cultural propia. Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa, Alejo Carpentier y José María Arguedas fueron —entre otros— parte de esa generación que, en sus novelas, expresaron la resistencia y alternativa cultural en Latinoamérica.

CONSTRUCCIÓN DE UNA NACIÓN DE CONSUMIDORES

Expresa Annie Leonard, experta en el crecimiento con desarrollo sostenible internacional y salud ambiental. “En Estados Unidos trabajamos más horas que cualquier habitante de casi todos los otros países industrializados del mundo, y dos de las principales actividades en las que empleamos nuestro escaso tiempo libre son mirar televisión e ir de compras: vamos al trabajo, llegamos exhaustos a casa y nos desplomamos frente al televisor; los comerciales nos dicen que necesitamos más COSAS para sentirnos mejor con nosotros mismos, entonces salimos de compras, y después tenemos que trabajar aun más para pagar todo lo que compramos. Es lo que denomino rutina del trabajo-la TV-las tiendas”.

Hace un siglo, la vida económica, política y social de Estados Unidos no se centraba de forma tan unilateral en el consumismo. Es cierto que la gente compraba COSAS, pero este aspecto se equilibraba con otras actividades y nietas. ¿Cuál fue la causa del desplazamiento hacia el exceso de consumo?

Tal como señala David Orr, profesor del Oberlin College, “el surgimiento de la sociedad de consumo no fue inevitable ni accidental. Lejos de ello, fue el resultado de la convergencia de cuatro fuerzas: un ideario según el cual la Tierra es nuestra para que tomemos todo de ella; el surgimiento del capitalismo moderno; la inteligencia tecnológica, y la extraordinaria prodigalidad de América del Norte, donde echó sus primeras raíces el modelo de consumo masivo.

Para expresarlo de forma más directa, nuestra conducta de consumo es el resultado de la seducción publicitaria, las trampas del crédito fácil, la ignorancia acerca del contenido peligroso que tiene mucho de lo que consumimos, la descomposición de la comunidad, la despreocupación por el futuro, la corrupción política y la atrofia de los medios alternativos que podríamos usar para aprovisionarnos”.

En otras palabras, en Estados Unidos había muchísimos recursos a mano, creíamos que apoderarnos de ellos era nuestro derecho y dilucidamos nuevas y astutas maneras de hacerlo. A medida que el capitalismo (véase el capítulo introductorio por más detalles sobre el capitalismo), con su incesante necesidad de producir ganancias, fue evolucionando hasta convertirse en el modelo económico dominante, la cultura del consumismo se volvió necesaria para sostenerlo.

En EE.UU. los gastos de consumo personal (la cantidad que gastamos en bienes y servicios en el nivel de los hogares) superaron los 24 billones de dólares en 2005,3 de 4,8 billones (en dólares de 1995) en 1960.

En 2004-2005, los estadounidenses gastamos dos tercios de nuestra economía de 11 billones de dólares en bienes de consumo, invirtiendo más dinero en zapatos, joyas y relojes (100.000 millones de dólares) que en educación superior (99.000 millones de dólares). De acuerdo con las Naciones Unidas, en el mundo entero se gastaron 18.000 millones de dólares en cosméticos, mientras que el cuidado de la salud reproductiva de todas las mujeres habría alcanzado los 12.000 millones.

Mientras que para eliminar el hambre y la desnutrición habrían bastado 19.000 millones de dólares, se gastaron 17.000 millones de dólares en alimento para mascotas en Estados Unidos y Europa combinados. Y los gastos en cruceros marítimos alcanzaron los 14.000 millones de dólares, aunque habría costado 10.000 millones de dólares proporcionar agua potable para todos. En 2000, sólo los adolescentes (de 12 a 19 años) gastaron 115.000 millones de dólares; el mismo grupo controló 169.000 millones de dólares en 2004.

El paseo de compras Malí of America, de más de 400 hectáreas -siete veces el tamaño del estadio de los Yankees- es una de las atracciones que más visitantes recibe en Estados Unidos.8 El estadounidense medio tiene 6,5 tarjetas de crédito. El supermercado estadounidense promedio ofrece a la venta 30 mil artículos.10 Desde 2003, Estados Unidos tiene más automóviles privados que conductores con licencia.

PARA SABER MAS…
LA SOCIEDAD DE CONSUMO:

A medida que el aparato productivo de las sociedades industriales avanzadas iba cubriendo las necesidades básicas vitales, el problema económico se desviaba de la producción para pasar a la venta de bienes y servicios que pueden considerarse más como lujos que como necesidades. Siempre hubo artículos de lujo para un sector privilegiado de la población, y su mercado siempre había sido inseguro, mientras que el de los productos de consumo masivo variaba poco.

Desde principios del siglo XX, incluso el mercado de los productos de consumo masivo era incierto para la población en general, mientras los productores necesitaban pedidos de grandes cantidades para mantener bajos los costes de producción. Uno de los métodos para salvar esta contradicción entre un mercado inconstante y un alto coste fijo, era la publicidad. Ésta empezó a tener más y más recursos, al tiempo que se hacía indispensable para los fabricantes. Al mismo tiempo, también empezó a afectar el clima moral: la avidez de posesiones, el deseo de superar al vecino, la búsqueda del lujo se convertían en virtudes aceptables. La adquisición podía convertirse en un fin en sí misma; a finales del siglo XX, la sociedad de consumo estaba en su punto culminante.

Dado que un gran número de personas con ingresos disponibles buscaban un modo de gastarlos, un método adoptado por los anunciantes fue crear, en interés de los productores, necesidades que no existían antes. En algunos casos, se alimentaba el deseo de productos o servicios enteramente nuevos. Otras veces, se despertaba el deseo del último modelo, estimulado por la caducidad programada. Los artículos descartados, como los coches de ocasión, pasaban a las clases cada vez más bajas hasta que acababan en enormes montones de chatarra, uniendo el derroche de recursos por un lado con la desfiguración del paisaje por otro.

Los moralistas y los que eran hostiles al capitalismo tenían mucho que criticar. Sin embargo, también podría afirmarse que un elemento de derroche era el precio necesario para el indudable empuje del progreso en las economías de mercado industrializadas. Sin duda, ninguna alternativa resultó tan eficaz, y la menos eficaz fue la de las economías gobernadas por los planificadores con actitudes más puritanas sobre lo que constituía las necesidades vitales. De hecho, existen indicaciones de que los que se criaron con pocos bienes, por ejemplo en la Unión Soviética, se sentían más atraídos por el lujo que aquellos que tenían contacto diario con él.

El énfasis en los consumidores del sexo femenino, que se observa en la publicidad de la década de los años 60, ha dado paso a un llamamiento más equilibrado en la década de los 80, aunque las chicas guapas eran utilizadas más a menudo para llamar la atención de los hombres, más que de las mujeres, del mismo modo en que los hombres atractivos debían atraer las miradas de las mujeres. Muchos de los productos y servicios presentados por los anunciantes han aligerado las cargas de las mujeres tanto en el hogar como en los puestos de trabajo en Occidente. Por el contrario, las mujeres en los países del Este han llevado sobre sus espaldas muchas de las cargas del fracaso de planificación, al tener que perder mucho tiempo haciendo cola, luchar con materiales de calidad inferior y al tener que trabajar la jornada completa.

Las chicas desnudas como truco publicitario para los automóviles representaron un intento de hacer que un determinado modelo fuese más deseable a través de la asociación de ideas. Hacia la década de los 80 este tipo de explotación del sexo fue criticado con frecuencia aunque sigue utilizándose, si bien de un modo más sutil.

Orígenes de las Grandes Marcas y La Sociedad de Consumo

Fuente Consultada: Historia El Mundo Contemporáneo Polimodal A-Z de Felipe Pigna y Otros

Origen del estado de bienestar Caracteristicas y Objetivos Creación

OBJETIVOS: Uno de los desarrollos sociales mas notorios en la Europa de postguerra fue la creación del estado de benefactor. En cierto sentido este representa otra extensión del poder del Estado sobre la vida de  sus ciudadanos, un proceso que se incrementó en forma drástica como resultado de las dos guerras mundiales.

Aunque el propósito del Estado benefactor era hacer posible que la gente viviese mejor y tuviera vidas más plenas, sus defensores creyeron que al eliminar la pobreza y la falta de vivienda, proporcionar servicios médicos para todos, asegurar la dignidad para los ancianos y extender las oportunidades educativas para todo el que quisiera aprovecharlas, liberaría a la gente para que lograra la felicidad, satisfaciendo sus necesidades materiales.

Como consecuencia de la implantación del llamado Estado de bienestar, a partir de fines de la Segunda Guerra Mundial, importantes sectores sociales de los países industrializados aumentaron, considerablemente, el poder adquisitivo. Para mantener esa situación de mejoramiento salarial y de cobertura social, era necesario acrecentar la producción y, en forma paralela, el consumo para que se pudiera absorber todo lo fabricado. Así aumentarían las ganancias de los industriales que, a su vez, dispondrían de más capitales para seguir mejorando la capacidad adquisitiva de las clases medias y bajas, formando un círculo en el cual todos los elementos debían conservar el equilibrio.

La distensión de la guerra fría fue posible, además, por el gran desarrollo económico que se produjo en todos los países industriales a partir de mediados de la década de 1950. Los de mayor crecimiento fueron los que más habían sido perjudicados por la guerra: los países europeos y Japón. En todos, la utilización de nuevas tecnologías y la disminución del precio de la energía -carbón, petróleo, gas natural y electricidad- posibilitaron un aumento espectacular de la producción agrícola e industrial.

El modelo de producción fordista se difundió en todo el mundo.

modelo fordista
En los Estados Unidos se aplicó en todas las industrias, desde la construcción de edificios hasta la fabricación de comida rápida. McDonald’s fue un éxito de esta época. Los artículos que en otro tiempo habían sido un lujo, como las heladeras, lavarropas y teléfonos, ahora estaban al alcance de la mayoría de la población. Además, gracias a las innovaciones tecnológicas, nuevos productos invadieron el mercado: televisores, discos de vinilo, casetes, relojes digitales, calculadoras de bolsillo y muchísimos más.

Una de las grandes novedades fue la miniaturización y la portabilidad de los productos como la radio a pilas. La población fue bombardeada por masivas campañas publicitarias que incitaban a consumirlos.

La nuevas políticas económicas implementadas por los gobiernos favorecieron el gran crecimiento económico de la posguerra. Quedaron atrás las ideas del liberalismo que sostenían que el Estado no debía intervenir en la economía. Las experiencias del New Deal y la planificación económica, iniciadas en la década de 1930, mostraron que el Estado debía jugar un importante papel para asegurar empleos a todos los habitantes, garantizar el bienestar de la población, impulsar el desarrollo económico y evitar crisis como la que se había producido en 1929.

El Estado que cumplía estas funciones fue denominado “estado de bienestar” y se difundió en muchos de los países del bloque occidental. En ellos, se modernizaron los transportes y las comunicaciones, se construyeron carreteras y vías férreas, se estimuló el desarrollo la producción de energía y, por medio de créditos y ventajas impositivas, se orientaron las inversiones de las empresas privadas.

Fue muy importante, también, la política social. Gracias a ella, la población pudo gozar de atención médica y educación gratuitas, pensiones a la vejez, subsidios de desempleo y muchos otros beneficios y servicios. Estas medidas junto con la disminución de las horas de trabajo y la desaparición del desempleo, permitieron un importante aumento del nivel de vida de la población.

LA POLÉMICA SOBRE LA CREACIÓN DEL ESTADO DE BIENESTAR

El estado mínimo
Para los fundadores del liberalismo, el poder del estado había nacido para garantizar la libertad y la propiedad de los individuos que se asocian para autogobernarse. A partir de este principio, durante el siglo XIX y parte del XX, los pensadores liberales, en general, sostuvieron que las funciones del estado debían ser mínimas. Para ellos, el estado no debía intervenir en la esfera de los asuntos privados de los ciudadanos salvo que estos asuntos se convirtiesen en una ofensa al derecho de uno por parte de otro. Desde este punto de vista, la función mínima del estado era asegurar que cada individuo pueda gozar de la más completa libertad para desarrollar sus facultades singulares.

Para Smith, padre del liberalismo económico, el estado tenía tres deberes de gran importancia: la defensa de la sociedad contra los enemigos extranjeros, la protección del individuo contra las ofensas de otros individuos, y encargarse de las obras públicas que no dejaran ganancias a los capitales privados. Hacia mediados del siglo XIX, algunos pensadores, preocupados por la vigencia de los principios fundamentales del liberalismo en la sociedad industrial, comenzaron a plantear que la economía regulada únicamente por el mercado no creaba las condiciones suficientes para que todos los hombres pudieran gozar de sus derechos fundamentales y desarrollar al máximo sus capacidades.

Estas ideas tuvieron consecuencias en la economía. Para los liberales, el estado tampoco tenía que intervenir en las actividades económicas que los hombres organizaban para satisfacer sus necesidades básicas. La riqueza y la pobreza de los hombres eran explicadas como resultado de los esfuerzos individuales para desarrollar al máximo las capacidades individuales y obtener los mayores beneficios.

Sin embargo, hacia finales del siglo XIX, algunas sociedades europeas comenzaron a revisar la idea de que el estado no debía intervenir en la economía ni en la distribución de la riqueza producida por la sociedad.

Por un lado, los problemas cada vez más complejos que enfrentaba la economía capitalista internacional justificaron -para estos economistas- la intervención del estado en la regulación de algunos aspectos del sistema económico. Por ejemplo, la conquista militar de regiones del planeta para asegurar mercados y fuentes de materias primas y la protección de sus propias industrias a través de impuestos que tenían que pagar los productos importados.

Por otro lado, las malas condiciones de trabajo y de vida que sufría la mayoría de la población -en cada país en el que se desarrollaba la industrialización- originaba numerosos conflictos impulsados por el movimiento obrero organizado que ponían en peligro la estabilidad de los gobiernos.

Creación del estado de bienestar
Frente a estos riesgos, algunos pensadores liberales comenzaron a plantear que, para garantizar el orden social, la sociedad debía considerar a la pobreza como una cuestión a la que los estados no podían responder nada más que con represión. Pensadores, economistas y políticos estuvieron de acuerdo en que el estado impulsara algunas leyes sociales y asumiera nuevas funciones para asegurar un bienestar mínimo a todos los ciudadanos.

educacion en el estado benefactor

Desde entonces, cada vez más estados comenzaron a intervenir en la organización de la economía y la sociedad a través de algunas medidas como las siguientes:

-expansión progresiva de la educación, la vivienda y la asistencia médica como servicios públicos a cargo del estado;

-establecimiento de derechos para los trabajadores relacionados con las condiciones de trabajo;

-establecimiento de un sistema de aportes jubilatorios para asegurar a todos los trabajadores un ingreso que les permita satisfacer sus necesidades básicas cuando, por su edad o a causa de alguna enfermedad o accidente, ya no puedan trabajar más.

Estas medidas se fueron generalizando muy lentamente y no en todas las sociedades al mismo tiempo. Durante el siglo XX, muchas de las propuestas de solución para las crisis que enfrento la economía capitalista reforzaron cada vez más la intervención del estado. Después de la crisis económica mundial de 1930 y de la Segunda Guerra Mundial se generalizaron las ideas del economista liberal inglés John M. Keynes.

Los gobiernos de las sociedades capitalistas comenzaron a impulsar el pleno empleo como solución para reactivar la economía. Esta política tenía como objetivo asegurar ganancias para los capitalistas pero, al mismo tiempo, permitía que todos los habitantes del país en condiciones de trabajar pudieran hacerlo y obtuvieran un ingreso suficiente para satisfacer sus necesidades básicas.

Las políticas keynesianas permitieron al estado utilizar más recursos para financiar más servicios públicos y sociales.

En muchos países, los beneficios ya existentes, que cubrían accidentes, enfermedades, desempleo y vejez simplemente se extendieron para asegurar a más gente y ofrecer mayores pagos. Por lo general, los hombres podían obtener pensiones por vejez hasta la edad de  65 años, y las mujeres, a la de 60, aunque en Italia y Francia las edades eran de 60 y 55 años. Los beneficios por vejez no siempre eran generosos. Tanto en Inglaterra como en Francia, por ejemplo, una persona tenía derecho a recibir 40 dólares mensuales, pero sólo después de 40 años de trabajo.

Otro objetivo del Estado benefactor fue que todas las personas contaran con servicios de salud, aunque los métodos para lograrlo variaron. En Gran Bretaña, Italia y Alemania, por ejemplo, el cuidado médico era gratuito para todas las personas que tuvieran algún tipo de seguro, en tanto que en Francia, los países escandinavos, Bélgica v Suiza, las personas tenían que contribuir al costo del servicio médico. La cantidad variaba de 10 a 25 por ciento del costo total.

Otras dos características de los estados benefactores eran las pensiones familiares y las nuevas políticas educativas. Las primeras instituyeron en algunos países a fin de brindar un nivel mínimo    de cuidado material para los niños. La mayoría de los programas de pensión familiar ofrecía una cantidad fija por niño. Por ejemplo, en 1964, Francia daba 60 dólares al mes; Italia, 24; Inglaterra, sólo 10.

Los estados benefactores también intentaron eliminar las barreras de clase en cuanto a oportunidades, extendiendo el número de universidades y ofreciendo una ayuda s los servidos educativos de forma que todos pudiesen asistir a esas instituciones de educación superior. Sobre todo los colegios europeos tendieron a una enseñanza gratuita o bien un pago mínimo.

El estado benefactor incrementó drásticamente la cantidad de dinero que se gastaba en servicio sociales. En 1967 , tal gasto representaba sentó 17 por ciento del producto nacional bruto en los principales estados europeos; para la década de 1980, éste absorbió de 40 a 50 por ciento.

 Para algunos críticos, dichas cifras mostraban que el Estado benefactor había producido una nueva generación de ciudadanos muy dependiente del Estado. Pero la mayoría de las personas estaba a favor de estos beneficios, y muchos líderes eran muy conscientes de que la política de eliminarlos o disminuirlos severamente era un acto suicida.

El estado neoliberal
Durante las últimas dos décadas, las propuestas de solución para las nuevas crisis económicas sostienen, contrariamente a las anteriores, que el estado debe abandonar la mayoría de las numerosas funciones que viene desempeñando desde mediados de siglo. Los economistas neoliberales afirman que deben recortarse, sobre todo, los gastos sociales -que son los destinados a atender las necesidades básicas de los sectores de la población de menores recursos, generalmente los más desprotegidos—.

Sin embargo, no todos están de acuerdo con que el estado deje de cumplir algunas funciones por considerarlas fundamentales para asegurar una vida digna a todas las personas.

PARA SABER MAS…
La Teoría General del economista inglés John Maynard Keynes es uno de los estudios más importantes sobre el funcionamiento de la economía capitalista. Las propuestas de Keynes significaron una ruptura con los principios de la escuela económica clásica que fundamentaban el funcionamiento de! capitalismo liberal.

Keynes afirmó que, en una economía capitalista, el pleno empleo era una de las condiciones necesarias para que tuviera lugar el crecimiento económico, aun cuando para lograrlo, inicialmente, el Estado tuviera que realizar inversiones y aumentar el déficit público. Lo revolucionario de su teoría consistió en afirmar que los capitalistas no debían considerar el pago de salarios como un gasto sino como uno de los pasos necesarios para obtener futuras ganancias. Afirmó que los asalariados gastan la mayor parte de sus ingresos en comprar los bienes que necesitan para su subsistencia. Y que son las empresas las que producen esos bienes.

Por esto, según Keynes, ante una mayor demanda se generará una mayor inversión por parte de los capitalistas para producir más bienes, lo que generará mayor empleo y posibilidades de pagar mayores salarios y mayores impuestos al Estado. Por lo tanto, si el Estado y cada vez mayor número de habitantes tienen ingresos suficientes para gastar en la compra de productos, los capitalistas tienen asegurada la realización de ganancias crecientes. Después de la Segunda Guerra Mundial, muchos países, particularmente los de Europa occidental, pusieron en práctica políticas keinesianas y estuvieron en condiciones de crear un nuevo tipo de Estado: el Estado de Bienestar o Estado Benefactor

El informe Beveridge y el Estado de bienestar británico

William Henry BeveridgeWilliam Henry Beveridge, primer barón Beveridge, fue una de las figuras más influyentes detrás del compromiso británico por conseguir el pleno empleo y un estado de bienestar después de 1945. Beveridge se había convertido en la autoridad líder sobre el desempleo y la seguridad social en el Reino Unido durante los años entre las dos guerras, cuando surgió por primera vez un persistente desempleo masivo.

El informe Beveridge de 1942 establecía un marco de referencia para un amplio sistema de seguridad social; sirvió de base al Acta de Seguridad Nacional de 1946, la creación del Servicio Nacional para la Salud y la provisión de subsidios familiares y pensiones para la vejez, todo ello llevado a cabo por los gobiernos laboristas británicos entre 1945-1951. Beveridge mantenía que un amplio sistema de seguridad social eliminaría las enfermedades sociales (pobreza, enfermedad, miseria, ignorancia y ociosidad) causadas por el desempleo y la pobreza.

Propuso que cada persona dispusiese de unos ingresos nacionales mínimos financiados por las contribuciones semanales a la seguridad social por todas las personas mayores de 16 años. De este modo todo el mundo estaría protegido de las consecuencias del desempleo, la enfermedad, los accidentes y la vejez. El estado garantizaría que el acceso a la asistencia médica, la vivienda y la educación estuviese a la disposición de todos.

Nacido en Rangpur (India) en 1879, Beveridge vivió lo suficiente tanto para ver como muchas de sus ideas eran llevadas a la práctica como para presenciar los cambios que conllevaron. Era un liberal, más que un socialista, preocupado por eliminar la debilidad, más que por alterar los principios de la economía de mercado. En 1960, tres años antes de su muerte, Beveridge modificó la introducción de su libro. Consideraba que la inflación, causada por concesiones salariales superiores al crecimiento de la productividad, era la principal enfermedad social de la época.

Fuente Consultada:
Los Derechos de las personas de Alonso-Bachmann-Correale
Historia El Mundo Contemporáneo Polimodal A-Z de Felipe Pigna y Otros
Civilizaciones del Ociidente Tomo B Jackson J. Spielvogel

El Nuevo Orden Mundial Explotacion de Recursos Naturales Objetivos

El Nuevo Orden Mundial y la Explotación de los Recursos

Durante la Guerra Fría, la humanidad vivía con el temor de que en cualquier momento se desataría una conflagración con el uso de las armas nucleares, por parte de cualquiera de las dos potencias: la Unión Soviética o Estados Unidos. Sin embargo, no parecía darse cuenta de que, en los últimos 30 años, nuevos peligros están acechando a la vida de los habitantes del planeta.

Unos de ellos son la utilización y explotación indiscriminada de los recursos naturales y la contaminación del medio ambiente, que se agravan por la condición de no imponer limitaciones al libre comercio. El mensaje de la OMC, durante la reunión ministerial en Doha, fue claro: “No a la protección ambiental si ésta significa restricción comercial.”

Con la expansión de los mercados se ha incrementado el uso de materia prima de origen animal, vegetal y mineral para la elaboración de los productos, sin importar destruir selvas, provocar sequías y hambrunas, desecar y contaminar ríos y lagos, producir nuevas enfermedades a hombres y animales, erosionar la tierra cultivable, sumir en la miseria a incontables poblaciones, ni contaminar el aire con desechos tóxicos.

Manifestaciones contra el Nuevo Orden

El paisaje urbano y rural ha sido cambiado por el hombre a causa del cultivo agrícola organizado. Las montañas han sido cortadas para construir carreteras y vías de ferrocarril. Los bosques y praderas han desaparecido para construir casas. Además se han desviado ríos y construido industrias contaminantes.

Es imposible tratar de conservar la naturaleza como está, porque debido a las necesidades propias del hombre actual se vuelve necesario cambiarla. Para juzgar lo que sucedería en el futuro, debemos basarnos en la experiencia acumulada. La degradación del medio ambiente es un fenómeno global. Los gobiernos no han creado estrategias adecuadas para proteger el medio ambiente, ni se ha educado ni concientizado adecuadamente a la población para solucionar tales problemas.

Existen organismos no gubernamentales, como Greenpeace, que se preocupan por evitar la tala inmoderada de árboles, la contaminación del agua y el aire, el uso de aerosoles e insecticidas, la producción de alimentos transgénicos, la caza inmoderada de animales en peligro de extinción, etcétera; sin embargo, no se toma en cuenta con la seriedad que se necesita.

Se trata de un problema prioritario de seguridad nacional que debe atenderse considerando su importancia vital. Por otra parte, los Estados poderosos quieren el control y la explotación de los países ricos en recursos naturales, lo cual ha generado conflictos bélicos, que, a su vez, también aumentan la destrucción del medio ambiente, y la contaminación en tierra, ríos y mares.

Otro de los grandes problemas que forma parte de la vida cotidiana es el narcotráfico. Su presencia corrompe a autoridades civiles y militares, sumiendo en la drogadicción y la dependencia a millones de niños, jóvenes y adultos. Se ha convertido en un gran problema social que destruye física y mentalmente y provoca delincuencia, trastornos en la educación y en la producción, por h inasistencia a los centros de trabajo, así como problemas familiares.

Males de nuestro tiempo son el desempleo, la explosión demográfica y los trastornos psicológicos como el estrés y la depresión, provocados por cuestiones tanto económicas como sociales. El hombre se preocupa más por producir y poseer cosas que por pensar y buscar satisfactores para su crecimiento espiritual y emocional. Vivimos en una sociedad de consumo donde la riqueza está mal repartida; donde se manipula, se controla y se deshumaniza al hombre. Una sociedad que tiene un Big Brother que vigila, que dice lo que se tiene qué hacer.

Éste es el mundo donde nos tocó vivir. Tenemos que convivir en él de la mejor manera. Debemos construir nuestro presente construyendo al mismo tiempo nuestro futuro. Esto debe conducirnos a una reflexión histórica y razonada, con un sentimiento de comunidad y de humanismo, buscando  la preservación de la individualidad, pero sin perder la vista del conjunto.

Asimismo se necesita una orientación racional con principios morales, que construya nuestra propia historia con base en el respeto de otras lenguas, otras culturas, otros pensamientos, otras formas de vida. Busquemos un mundo globalizado en las prácticas humanas, en la justicia, en la responsabilidad, en la dignidad, para encontrar una forma de vivir a la altura de nuestras esperanzas y de nuestras aspiraciones.

Fuente Consultada: Historia Universal de Gómez Navarro y Otros

Los ensayos con bombas nucleares Pruebas Atomicas Atolon Bikini

Atolon Bikini:Los Ensayos Nucleares

Entre 1945 y 1992 se llevaron a cabo en Estados Unidos 1039 ensayos atómicos , la mayoría en el desierto de Nevada, a poca distancia de la ciudad de Las Vegas. Al principio también se realizaron ensayos en el Pacífico Sur pero cuando aumentaron los costes se prefirió permanecer en el propio país. Se destacó a un total de 380.000 personas para observar las bombas y con el efecto de la radiación. Muchísimos de ellos enfermaron de cáncer y se fueron consumiendo.

En 1946, los estadounidenses hicieron detonar la primera de una larga serie de bombas nucleares en las paradisíacas islas del atolón de Bikini, en el Pacífico Sur, con el fin de estudiar su efecto y poder valorar mejor su fuerza destructiva. Antes de ello, se había trasladado a los habitantes a otra isla vecina.

Al contrario de Robert Oppenheimer, padre de la bomba atómica, quien tras los horrores de Hiroshima y Nagasaki había hecho revisión de su postura, el físico Edward Teller (imagen) seguía siendo un entusiasta partidario de la bomba en 1946: su hija, como la consideraba él. Aunque en1945 había afirmado que la bomba podía cambiar de lugar montañas, las dejó a todas en su lugar. Sin embargo con una bomba de hidrógeno consiguió hundir la isla de Elugelab, que formaba parte del atolón de Bikini.

El desierto de Nevada como lugar de ensayo de bombas atómicas

Nevada, en el oeste, es por tamaño el séptimo estado de Estados Unidos. Con unos 3 millones de habitantes, su densidad de población media es de tan sólo 8 personas por km2. La mayoría de la gente vive en ciudades como Las Vegas y Reno, y casi todo el estado, de muy escasa población, está cubierto por el desierto. Desde finales de la década de 1940, Nevada se ha convertido junto con el Pacífico Sur en el emplazamiento más importante para la realización de ensayos atómicos. Aquí, el 16 de julio de 1945, se probó la primera bomba atómica de la historia bajo el nombre de prueba Trinity.

Se trataba de una bomba de plutonio desarrollada en los laboratorios de Los Álamos, de idéntico tipo a la que se lanzó sobre Nagasaki el 9 de agosto de aquel mismo año. Hasta 1992, en Nevada se realizaron más de 900 ensayos tanto en superficie como subterráneos; la zona de las montañas Yucca, a unos 160 Km. al noroeste de Las Vegas, es uno de los mayores depósitos de residuos radioactivos del país.

La bomba de uranio que se lanzó sobre Hiroshima el 6 de agosto, con el nombre de Little boy, no necesitó ningún ensayo, pues al contrario de la bomba de plutonio, los especialistas la consideraban segura. Tampoco se disponía de la suficiente cantidad de uranio como para fabricar una segunda bomba. Por eso, en los círculos militares estadounidenses, el lanzamiento sobre Hiroshima se consideró el segundo ensayo atómico de la historia, que costó casi 250 000 vidas. El director militar del proyecto, el general Leslie Groves, se mostró impresionado con Trinity. «La guerra ha terminado. Una o dos de “esas cosas” y Japón está eliminado», dijo.

Prueba atómica Trinity
La carga explosiva de la primera bomba se montó sobre un andamio de 30 m. de altura para hacerla detonar. Los visitantes y espectadores llevaban gafas de sol y se habían untado con abundante crema solar para protegerse del deslumbrante rayo luminoso que se les había anunciado. El ensayo debía llevarse a cabo a 16:00 horas, pero la bomba no se hizo detonar hasta las 17:29. La explosión entusiasmó sobremanera a los espectadores que se encontraban a una distancia de 15 Km.; vieron un hongo atómico de casi 12 m. de alto y el destello de una explosión que aún se podía apreciar a 300 Km. de distancia.

La bomba, con una fuerza explosiva de unas 20000 t de trinitrotolueno (TNT) fundió el suelo de arena en tomo a la torre convirtiéndolo en una costra cristalina y la propia torre dejó de existir, pues en su lugar se abrió un agujero de 3 m de profundidad y 300 m de anchura. Sin embargo, los resultados de ese primer ensayo permanecieron bajo secreto militar; la opinión pública no se enteró de nada.

“Able” marcó el comienzo de la guerra fría
El nombre de la primera bomba atómica estadounidense que detonó en el Pacífico Sur era “Able”. Fue lanzada desde un avión el 30 de junio de 1946 y explotó sobre el atolón de Bikini, que pertenece a las islas Marshall. Able tenía una energía explosiva de 23 kt (kilotoneladas, unidad de masa que se emplea para indicar la dimensión de armas nucleares) e inició una serie de ensayos atómicos que se extendería a lo largo de los siguientes doce años, en el curso de los cuales se hizo explotar un total de 23 bombas atómicas y 67 cargas nucleares.

El Pentágono definió esta primera bomba diciendo que tenía 7000 veces más energía explosiva que la que se lanzó sobre Hiroshima. Aparte de los daños irreparables que produjo en la isla, esta bomba de 1946 inició la guerra fría, haciendo pedazos definitivamente la relación entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Comenzó por ambas partes una carrera armamentística que no concluiría hasta la caída del Muro de Berlín en 1989; mientras perduró, puso al mundo al borde de la catástrofe nuclear en varias ocasiones.

Trinitrotolueno
En relación con la capacidad explosiva de las bombas atómicas se dice siempre que tienen la fuerza de x miles de toneladas de TNT. El TNT es fundamentalmente un explosiva militar con una velocidad de detonación de 6900 m/seg; una bomba como la primera de ensayo que se lanzó en el desierto con 20000 toneladas de TNT tiene por tanto una velocidad de detonación de 13 800 km/seq. Pera el TNT también tiene aplicaciones civiles, ya que se trata de un explosivo relativamente seguro y sólo se puede pro vacar su detonación con fulminante.

Por el bien de la humanidad
Los norteamericanos habían elegido las islas Marshall para sus experimentos porque se encontraban lo suficientemente lejos de Estados Unidos como para no desencadenar protesta alguna entre la población norteamericana. Con todo, la llegada de militares, científicos y expertos se asemejó a una invasión. Se desplazaron hasta allí unos 42.000 estadounidenses que querían estudiar de cerca y con tranquilidad el nuevo juguete, que hasta el momento solo se había empleado dos veces.

En la patria, tanto el gobierno como la prensa exigían una perfecta documentación; y se les iba a proporcionar en torno al atolón se colocaron en posición mas de 600 cámaras. Se hizo volar incluso aviones no tripulados en el interior del hongo atómico. En beneficio de la investigación, durante los doce años se mantuvo a unos 5000 animales, entre cabras, cerdos y ratas, en barcos anclados ante la isla. Se quería ver cómo se pulverizaban, carbonizaban, calcinaban, se partían en pedazos o se consumían con horribles padecimientos, para comprobar el efecto del baby, que el físico Edward Teller (1908-2003) consideraba como propio. El eslogan empleado debía justificarlos eternamente: For the good of mankind («por el bien de la humanidad»).

Las consecuencias de los ensayos
En los años siguientes, los ensayos atómicos fueron documentados de modo desacostumbrado y con un extraordinario detallismo. Sin embargo, siempre se postergaba su realización para cuando el viento soplara hacia el oeste, pues se quería impedir que el polvillo radioactivo fuera impelido hacia Las Vegas o Los Ángeles. No obstante, con el curso de los años, se formaron lo que se llamó hot spots o lugares sobrecargados radiactivamente por todo Estados Unidos, alcanzando incluso Nueva York. Uno de los lugares que más ha sufrido con las explosiones y sus consecuencias es la ciudad mormona de St. George, en el estado de Utah.

Muchos testigos siguen contando que de niños veían rayos y hongos atómicos elevándose en el cielo. También cuentan como muchos de sus compañeros enfermaron de leucemia. Para cuando el gobierno se dio cuenta de que había una relación directa entre las muertes por cáncer y los ensayos atómicos, era ya demasiado tarde. Desde 1988 el gobierno ofrece 50.000 dólares estadounidenses por cada uno de los muertos de cáncer, una suma que muchos ciudadanos rechazan por considerarla un precio de sangre.

Los soldados estacionados en Nevada se encontraban casi siempre a no más de 3 Km. de distancia de los lugares de explosión. Pues aunque la Comisión para la Energía Atómica había prescrito 11 Km., la dirección militar elegía la distancia más corta y también enviaba a los soldados al centro de la explosión al cabo de 45 minutos para endurecerlos de cara a los daños atómicos. 380 000 soldados tuvieron que tomar parte en el ensayo y muchos murieron de cáncer.

Jonathan Parfrey, de la organización Médicos por la Responsabilidad Social de Los Angeles, habló de 11.000 muertos de cáncer a causa de los ensayos atómicos, y entre 100 000 y 150 000 personas que enfermaron gravemente, así como de 120 000 casos de cáncer de tiroides debidos a la liberación de yodo 131 radioactivo.

Ensayos con mini-bombas
Tanto el país como la gente de Estados Unidos siguen sufriendo las consecuencias de la pesadilla nuclear de 1945. Las secuelas tardías de determinados cánceres siguen apareciendo en los cientos de observadores, soldados y cámaras civiles que se prodigaron alrededor de los lugares de las explosiones. Sin embargo, parece ser que pronto habrá de nuevo ensayos.

En 2003, el senado votó una ley para el desarrollo y ensayo de mini-bombas nucleares, como las llama el gobierno de George W. Bush, y con ello dio luz verde a nuevos ensayos nucleares en Nevada.
Pero también Rusia vuelve a trabajar en el desarrollo de armas atómicas, que según el jefe de Estado Vladimir Putin (imagen) son la garantía más importante de una paz duradera mediante el equilibrio estratégico de fuerzas.

Los habitantes del atolón tuvieron que marcharse
Como es natural, hubo que vaciar de habitantes las islas del atolón en las que iban a tener lugar los ensayos. Su población fue trasladada a otras islas, pero aquella gente sigue soñando todavía con que les permitan regresar a su hogar. Eso constituyó y sigue constituyendo la mayor parte de la catástrofe en sí, pues muchos pobladores de aquellas paradisíacas islas murieron y mueren a consecuencia de las secuelas de la radiación. Además, los ensayos con plutonio han contaminado también otras islas y las han convertido en inhabitables durante milenios.

Estados Unidos ha pagado hasta ahora cerca de mil millones de dólares estadounidenses a las islas Marshall en concepto de indemnizaciones.Los insulares afirman resignados que han aprendido a secarse las lágrimas con los billetes. Como es natural, con el paso de los años los habitantes de Bikini se han adaptado a la situación, pues a medida que la atención internacional se ha ido centrando en el atolón, y cuanta mayor sensibilidad general ha despertado el tema, más han aumentado las exigencias de sus pobladores, quienes entre tanto exigen de Estados Unidos indemnizaciones por hipertensión, diabetes o reuma, aunque sólo se puede establecer una relación entre el cáncer de tiroides y los ensayos nucleares.

Obtener otro tipo de desembolsos por parte de Estados Unidos resulta trabajoso, pues han pasado muchos años desde los ensayos. No hace mucho, el congreso norteamericano denegó el pago de 365 millones de dólares estadounidenses necesarios para limpiar el atolón de Bikini, o lo que es lo mismo, para retirar el suelo contaminado.

Cesio: El cesio es un elemento químico cuyo símbolo es Cs y su número atómico 55. De todos los elementos alcalinos del sistema periódico es el más radioactivo. Es el elemento más blando y también es muy dúctil. Su punto de fusión es el más bajo tras el del mercurio y reside en 28,45 °C. Su variante radiactiva,  el cesio-i37, tiene un período medio de desintegración de 30 años. Se acumula en suelos y plantas y especialmente, en determinadas variedades de setas; además es extremadamente cancerígeno.

Estados Unidos no es el único que realiza ensayos atómicos
La zona de ensayos atómicos de Kazajstán es casi tan grande como Bélgica. Entre 1949 y 1989 se hicieron explotar allí 461 bombas, 113 en la superficie y, tras la firma del tratado de prohibición de los ensayos atómicas atmosféricos en 1963,348 subterráneas. El suelo del territorio sigue actualmente contaminado con plutonio. De modo parecido al de Estados Unidos también aquí se quería utilizarlas bombas atómicas con fines pacíficos se creía que se podían aplicar para derretir glaciares o excavar galerías y túneles. De igual modo a como se hacía en Estados Unidos, se registró todo con cámaras y aparatos de medición de diferentes tipos.

También los experimentos con animales fueron como los que se habían llevado a cabo al otro lado del Telón de Acero. Cerdos, caballos, ovejas y perros fueron sometidos al rayo atómica para poder investigar sus consecuencias. La población del territorio de experimentación sigue enfermando de cáncer en la actualidad con el doble de frecuencia que la media de la población de la antigua Unión Soviética.

ESTADO CIFRAS DE ENSAYOS PERIODO DE TIEMPO
Estados Unidos 1039 1945-1992
Unión Soviética 718 1949-1990
Francia 198 1960-1996
República Popular China 45 1964-1996
Gran Bretaña 45 1925-1991

 

Historia de la Lampara Electrica Fabricacion y Material Usado Construccion

Historia de la Lámpara Eléctrica
Fabricación y Material Usado

La historia de la lamparita empieza hace casi doscientos años, cuando Davy, químico inglés, hizo aparecer por primera vez, ante los atónitos miembros de la Royal Institution de Londres, un brillante hilo luminoso, entre dos electrodos formados por varillas de carbón de leña y unidos a dos polos de una enorme pila eléctrica. Desgraciadamente, este “arco voltaico”, que fue llamado “huevo eléctrico de Davy”, no se prestaba para usos prácticos, porque los carbones no producían una luz estable.

Sólo después de 1840, gracias a la invención de un nuevo tipo de pila, hecha por Daniell y Bunsen, que suministraba una corriente más intensa y duradera, el problema relativo a la iluminación eléctrica pudo ser afrontado con seriedad y gradualmente resuelto. Se debe al francés Foucault el primer gran paso adelante. Sustituyendo el carbón de leña por el que se forma en las retortas durante la producción de gas de alumbrado, llegó a preparar dos auténticos aparatos de iluminación que permitieron a una cuadrilla de obreros trabajar durante una noche entera en la construcción del Palacio de la Industria (Exposición de París de 1855). Veintitrés años después, siempre en París, se llevaba a cabo, con éxito, la primera tentativa de iluminación pública en la Plaza de la Ópera.

LA LAMPARITA DE EDISON: Durante el siglo XIX se mantuvo la iluminación a gas, con su luz suave y agradable, pero el mundo estaba ya preparado para el aprovechamiento de la energía eléctrica en este campo. Un grupo de financistas e industriales norteamericanos se dirigió a Edison, inventor del fonógrafo, y ya conocido como el “Mago de Menlo Park”, para que hiciese el milagro. Edison tuvo una idea feliz; volver incandescente un filamento de carbón en una ampolla de vidrio en la que se haría previamente el vacío perfecto; pero la realización de esta idea le costó muchos años de estudio y de minucioso y perseverante trabajo.

Los experimentos iniciados por él en 1870, sólo concluyeron en 1882. Los neoyorquinos, entusiasmados con el nuevo prodigio de Edison, “mandaron a descansar” los viejos fanales de gas y el familiar farol. En realidad, la lamparita de Edison ya había tenido su bautismo de luz en la exposición universal de París de 1881. En la ampolla, la incandescencia luminosa era obtenida mediante filamentos carbonizados de fibras de bambú del Japón, y tenía la virtud de asegurar una luz constante durante centenares de horas. Desde este momento, el problema fue solamente perfeccionar el nuevo sistema de instalación eléctrica. Una vez establecido el hecho de que las “radiaciones visibles producidas por un cuerpo incandescente aumentan con el aumento de la temperatura”, se comprendió rápidamente que el efecto luminoso sería tanto más sensible cuanto más se pudiese “elevar la temperatura del filamento e impedir la dispersión del calor”.

LA LAMPARITA DE FILAMENTO METÁLICO: A partir de 1890, las fábricas se sirvieron de sutilísimos hilos de metal, con una temperatura dé fusión mucho mas alta. Fueron sucesivamente experimentados el osmio, el tantalio, y, en 1906, el tungsteno, que es  hoy considerado el mejor porque, además de ser resistente, es también un óptimo conductor de la electricidad. Para obtener filamentos de muy pequeño diámetro, fue usada primero una mezcla de polvo de tungsteno y sustancias adhesivas. Desde 1911, como consecuencia del progreso de los procedimientos industriales, se consiguió trefilar el tungsteno y aumentó la duración del filamento. Además se cambió la disposición del filamento mismo en la ampolla. De esta manera, su poder de absorción fue reducido a un vatio por bujía; de ahí el nombre de “monovatio” dado a este tipo de lámpara.

LA LÁMPARA DE MEDIO VATIO: Otro paso adelante fue dado, en 1913, con un nuevo procedimiento. Para aumentar la temperatura del filamento, y para frenar la dispersión de calor, se tuvo la idea de rellenar las ampollas, en las que se había hecho el vacío, con un gas inerte que no diese lugar a alteraciones químicas. Se obtuvo así el aumento de temperatura deseado, pero fue más difícil limitar la fuga de calorías. El físico Langmuir comprendió que de esto dependía la disposición del filamento dentro de la ampolla, y demostró que se podía alcanzar una dispersión mínima de calor arrollando el filamento en hélice sobre sí mismo.

Así perfeccionadas, las lamparitas con filamento en hélice fueron llamadas de “medio vatio”, pues se calculó haber llegado a crear el tipo en el cual la potencia de absorción de la corriente era reducida a la “mitad de un vatio por bujía”. Pero el triunfo más resonante fue que, con la nueva fórmula, se llegó a retardar notablemente la disgregación del filamento, logrando una duración mayor de la lamparita.

Historia de la Lampara Electrica Fabricacion y Material UsadoFABRICACIÓN, METALURGIA DEL TUNGSTENO: Si las vidrierías han resuelto fácilmente el problema del vidrio adecuado para la fabricación de ampollas (o bulbos) para lámparas, la fabricación del filamento es, en cambio, extremadamente delicada. Debido a que el metal, para ser utilizado eficazmente, no debe fundirse, se le extrae del “wolframio” mediante complicados procesos químicos.

El tungsteno, que se obtiene bajo forma de “óxido” del tungsteno puro, es mezclado primeramente a pequeñas cantidades de sustancias capaces de mejorar sus propiedades, siendo luego pasado a hornos especiales en atmósfera de hidrógeno (para evitar la oxidación) de estos hornos sale bajo forma de un tenue polvo gris.

Este polvo es prensado dentro de moldes a presión, y los panes que resultan son colocados en otros hornos (también de atmósfera hidrogenada), en los cuales adquieren la solidez necesaria. Por medio de una fuerte corriente eléctrica, estos panes son llevados a una temperatura próxima a la de fusión, sin alcanzarla; son forjados luego por un martinete, a alta temperatura, hasta obtenerse hilos finísimos. Estos hilos pasan a la “trefilación”, pero antes de ser confiados a las hileras (que son de tungsteno o de diamante, según el diámetro que se quiere conseguir), se los somete de nuevo a alta temperatura.

Finalmente, pulido y libre de todo resto de grafito, el delgado filamento que se obtiene está listo para ser arrollado en hélice. El tungsteno es arrollado, por medio de máquinas de gran velocidad, alrededor de un soporte de acero o molibdeno. Siendo imposible desenrollar la espiral del soporte sin provocar la rotura del filamento, es necesario “disolver” el soporte mismo con un ácido que no ataque al tungsteno.

En 1835, el escocés James Bowman Lindsay fabrica el primer bulbo  experimental. Seguía sin funcionar y más de una docena de científicos lo intentaron hasta que en enero de 1879, el inglés Joseph Swan hace la primera demostración de un bulbo incandescente que no se apaga en Sunderland. Inglaterra.
Ese mismo año, en octubre, Thomas Edison que llevaba meses trabajando en el mismo invento, consigue el mismo resultado con el modelo N°9. Edison tenía más recursos, y al año siguiente puso a la venta las primeras bombillas. El truco estaba en encontrar el filamento adecuado, y hacer el vacío dentro del bulbo de vidrio.

MONTAJE DEL PIE DE LA LÁMPARA: Una parte esencial de la ampolla de las lamparitas está constituida por el pie, el cual se compone de:
a) un borde entrante de vidrio, destinado a ser soldado al cuello de la lamparita;
b) un pequeño tubo de vidrio que sirve primero para producir el vacío y después para el rellenamiento con gas;
c) un bastoncillo de vidrio al que se aplican los soportes para el filamento:
d) los hilos que traen la corriente de alimentación.

Todo, esto es sujetado sólidamente por un aplanamiento parcial de las extremidades del borde entrante y por ‘la estrangulación del tubito de vidrio. Para obtener esta estrangulación, se ablanda el vidrio exponiéndolo a la llama, y, antes de que se endureca, un chorro de aire frío es dirigido a través de la extremidad inferior del tubito para provocar en la estrangulación misma un orificio mediante el cual el interior de la ampolla se comunica con el exterior. Los hilos conductores, fijados sólidamente dentro del pie, por medio de la estrangulación, están por lo general constituidos por tres partes distintas soldadas eléctricamente entre sí.

El pie es montado totalmente con máquinas que sueldan después en forma automática la parte superior del bastoncillo para formar un botón, sobre el cual la máquina misma fija los ganchos de sostén o apoyo. Cada uno de estos minúsculos ganchos termina en una pequeñísima “colita de cerdo” destinada a retener el filamento.

También el montaje del filamento es mecánico. Éste es fijado primeramente a la extremidad de los hilos que traen la corriente de alimentación, y aquí un dispositivo de precisión anuda los filamentos a los ganchos. El pie queda unido a la ampolla mediante la soldadura del borde entrante, hecha con la llama de un soplete de gas.

La lamparita es, al mismo tiempo, bañada por un potente chorro de aire que arrastra la parte superflua del cuello del bulbo, que sobresale del punto de soldadura. De aquí, la lámpara es transportada por cadena hacia la máquina que produce el vacío. La misma máquina, calentando la ampolla, procede a la extracción del aire y al rellenamiento con gas (generalmente formado por una mezcla de nitrógeno-argán-criptón).

Inmediatamente después del llenado, el tubito de vidrio, que ha servido para esta operación, es cerrado mediante estrangulamiento a la llama. La fabricación de la lamparita propiamente dicha, se da así por terminada. Ahora no falta más que unirla al casquillo, operación que se hace en caliente mediante resinas especiales. Existe una enorme variedad de lámparas incandescentes para cuya realización fueron necesarios años de estudio, de pacientes búsquedas y de pruebas de laboratorio.

Es útil aquí recordar que, además de las diversas lamparitas que todos conocemos, desde la pequeñísima para linterna de bolsillo hasta la grande para iluminación de calles, existen lámparas “incandescentes” destinadas a usos especiales. Estas lámparas difieren de las comunes por la disposición interna del filamento y por otros requisitos de aislamiento y sistemas de montaje, relacionados con la carga de corriente que deben absorber.

Se trata de lámparas con muy potente emisión de luz, necesarias para la fotografía, rodajes cinematográficos, proyecciones, etc. En cuanto a las lámparas fluorescentes, tan de actualidad en nuestra época, poseen, en lugar de filamento, una gruesa espiral. Tampoco debe olvidarse las lámparas térmicas que, iguales en todo a las lámparas de uso común, son hoy usadas con enormes ventajas tanto en la industria como en la terapéutica.

ALGO MAS…

Por aquella época el problema consistía en encontrar una materia más fuerte y preservando mayor resistencia al paso de la corriente que el filamento de carbón. Se veía de modo claro era necesario buscar un metal, y todos los que se ocupaban de estos trabajos comenzaron a estudiar metales raros, con la misma tenacidad que lo habrían hecho antes al ensayar las tierras de esta clase. Un investigador llamado Auer fue el primero que fabricó la lámpara de osmio, puesta a la venta en 1904.

El osmio es un metal que se encuentra entre los minerales de platino, y cuando se quema al aire se combina con el oxígeno, produciendo un vapor cáustico, peligroso. En el vacío del globo de cristal de la lámpara eléctrica no hay oxígeno que pueda actuar sobre él, y el filamento construido con este metal hizo bajar el coste de la luz a muy cerca de la mitad.

Pero—tales son las vicisitudes en las invenciones modernas—-un año después se presentó en el mercado otra nueva lámpara eléctrica con filamento de tántalo. Inventada por Werner von Bolton, esta lámpara daba un quinto más de intensidad que su rival, pero poco después, en 1905, se descubrió otro filamento de metal raro aún más eficaz.

Entre los escombros de algunas minas, había una substancia muy pesada, de color gris acerado, a la que no se encontraba ninguna aplicación. Los suecos la dieron el nombre de «tungsteno», que significa «piedra pesada».  Ahora bien: este material que, aparentemente, no tenía utilidad alguna, es hoy uno de los metales más importantes y necesarios.

 Unido con el acero, forma el empleado en las máquinas-herramientas para preparar los titiles con el corte resistente preciso para los mecanismos que marchan a gran velocidad—tornos, taladros, perforadoras, acepilladoras y tantos otros, y que han revolucionado la industria metalúrgica. Ahora el tungsteno está camino de ser el principal manantial de luz. en el mundo. Al principio, ha habido una gran lucha entre la lámpara de tungsteno y la de tántalo. Este metal pasaba por ser uno de los más duros de los conocidos, y en sus primeros ensayos, von Bolton encontró imposible taladrar una chapa de tántalo de 1,016 milímetros. Pero refinando el metal en el arco eléctrico, y reduciendo algo su dureza, fue posible estirarle hasta conseguir alambres muy finos, y laminarle para formar hojas de pequeñísimo espesor.

Por este medio, von Bolton pudo obtener un alambre estirado para servir de filamento. La lámpara de tántalo no sólo daba Un rendimiento algo mayor del doble comparada con la de carbón, sino que también, lo que era importantísimo en la práctica, su duración era mucho mayor. Como, por otro lado, se acababan de descubrir ricas minas de tántalo en Australia, la nueva lámpara prometía ser tan económica como la ordinaria.

El tungsteno produce aún mejor luz que el tántalo, y, además, su rendimiento es una mitad mayor. La unidad de energía eléctrica produce una vez y media más intensidad con el tungsteno que con el tántalo, pero se presentaba la dificultad de que el nuevo metal era tan excesivamente duro, que no se podía estirar para convertirlo en alambre, por los medios usuales. Si se disolvía y obtenía el filamento por precipitación, era éste tan quebradizo, que la lámpara resultaba muy frágil y no se podía transportar a grandes distancias, y aun colocada en las casas, duraba muy poco. Pero, al fin, el tungsteno pudo estirarse, y con él se fabrican lámparas muy resistentes, dando clara e intensa iluminación. Produce una luz blanquísima, y es tres veces más económica que la lámpara ordinaria. Gracias a ella, el alumbrado eléctrico ha llegado al mayor grado de perfección.

Ahora lo que se precisa es encontrar metal abundante y mejorar los métodos de fabricación, para poder vender la lámpara que aparece en el mercado a un precio menor. Por de pronto, se ha encontrado tungsteno en grandes cantidades en muchas partes del mundo.

CRONOLOGÍA HISTÓRICA

l802 — El británico Humphry Davy hace la primera demostración de iluminación poniendo incandescente un hilo de platino sometido al paso de una corriente eléctrica.

1807 — Davis hace una nueva demostración; esta vez del arco eléctrico entre dos electrodos de carbono.

1835 — El escocés James Bowman Lindsay fabrica el primer bulbo de luz experimental.

1841 — Primera demostración de luz eléctrica en la Plaza de la Concordia de París con el sistema de arco eléctrico.

1854 — El inventor alemán Heinrich Goebel desarrolla el primer bulbo de luz moderno, en una ampolla con un filamento de bambú carbonizado en la que se ha hecho el vacío. Pero no patenta el invento y los americanos se apuntan el tanto. Goebel denunció a Edison, pero el juez le dio la razón al americano.

1860 — El británico Joseph Swan patenta el primer bulbo incandescente, es decir, la primera bombilla experimental.

1879 — En enero, Joseph Swan muestra al mundo la primera bombilla de hilo incandescente. En octubre, Edison hace lo mismo.

1901 — La empresa inglesa Cooper Hewitt Cop. produce la primera lámpara de vapor de mercurio.

1910 — El francés George Claude fabrica el primer tubo de neón.

1933 — El americano George Elmer fabrica el primer tubo fluorescente de la historia.

Proyecto Manhattan Creacion Bomba Atomica Nuclear de Nagasaki

Proyecto Manhattan
Creación Bomba Atomica Nuclear

ANTECEDENTES DE LA ÉPOCA: Al iniciar Hitler la campaña contra Rusia todos se equivocaron respecto al evaluar el resultado final, jamás nadie pensó que este atrasado país pudiera salir triunfante ante semejante avance de la maquinaria bélica alemana. Al mismo tiempo que satisfacía contar con un aliado inopinadamente poderoso en la lucha contra la “voracidad” de Hitler, surgía el temor de lo que supondría una Unión Soviética victoriosa. También este temor fue muy pronto voceado.

Entretanto, Albert Einstein, refugiado en Estados Unidos, había ya señalado a Roosevelt la posibilidad de que los físicos alemanes crearan armas devastadoras basadas en la desintegración del átomo y se había referido a la conveniencia de adelantarse a ellos en este terreno. Fue esta advertencia el origen del proyecto de donde iba a surgir la bomba atómica, del Proyecto Manhattan, a cuyo frente, en setiembre de 1942, se puso al general Lesiie Graves.

Y este mismo genera! Graves, en las audiencias que se celebraron en 1954, cuando el maccarthysmo y la “guerra fría” lo dominaban todo, para juzgar la conducta de! eminente físico norteamericano  Robert Oppenheimer —quien finalmente seria arrinconado como un “riesgo para la seguridad” de Estados Unidos—, prestó el siguiente testimonio: “Creo que es importante declarar —aunque lo estimo bien sabido— que, en ningún momento a partir de unas dos semanas desde que me hice cargo del proyecto, me hice la menor ilusión y que, al contrario,  en Rusia al enemigo y orienté el proyecto sobre esta base. No estaba de acuerdo con la actitud de todo el país de que Rusia era un valiente aliado. Siempre tuvo sospechas y dirigí sobre esta base el proyecto”.

Esto se pensaba en setiembre de 1942, cuando estaba en pleno desarrollo la terrible batalla de Stalingrado! En agosto de 1945, desde luego, eran ya muchas las mentalidades de tipo Groves en las altas esferas civiles y militares de Estados Unidos. Incluida, según todas las apariencias, la del mismo Truman. A quien correspondió la atroz decisión de destruir sin aviso previo las ciudades de Hiroshima y Nagasaki con las dos únicas bombas “A” entonces disponibles.

EL PROYECTO MANHATTAN: El lanzamiento de las dos bombas atómicas sobre Japón en agosto de 1945 dará lugar a una larga controversia ¿La decisión norteamericana de aniquilar las ciudades de Hiroshima y Nagasaki respondía a un objetivo exclusivamente militar o tenía también aspectos políticos y diplomáticos? Para algunos investigadores se podía alcanzar la rendición japonesa por medio de un bloqueo extremo o por medio de la vía diplomática.

La conducta fanática de los aviadores suicidas japoneses era más bien una manifestación de debilidad e impotencia de la resistencia frente a la superioridad de recursos de los Estados Unidos …los submarinos norteamericanos habían cortado los abastecimientos y en marzo de 1945 un raid aéreo sobre Tokio demostró eficazmente esta superioridad norteamericana.

El punto de inicio del plan  fueron las positivas experiencias que había realizado Enrico Fermi y su equipo. El físico italiano estaba contratado por la Universidad de Chicago, lugar en que continuó con los ensayos sobre la reacción en cadena. Ahora tenía a su favor, luego del descubrimiento del Neptunio y el Plutonio -llamados así por ser los planetas que siguen a Urano en el Sistema Solar- el que a partir del Uranio 235 o del mismo Plutonio, era posible fabricar la bomba.

 Así también, y luego de meses de estudio, se llegó a determinar que con el grafito era posible reemplazar el efecto “amortiguador” que sobre los neutrones en proceso de bombardeo constituía el “agua pesada”. El problema era que tanto el uranio como el grafito se necesitaban por toneladas, con el objeto de purificarlos y llegar a obtener una pila atómica, etapa previa a la bomba, pues era la que debía almacenar la energía obtenida, para posteriormente colocarla en el artefacto que haría explosión.

El 2 de diciembre de 1942, la humanidad vivió, sin saberlo en ese momento, un minuto cumbre en su historia, al producirse masivamente la primera reacción atómica en cadena, lo que se logró en una construcción de dimensiones no mayores a los cuatro metros cuadrados, hecha con ladrillos de grafito y uranio. Fueron 17 minutos los que estuvo en actividad esa primera vez, liberando miles de millones de neutrones por segundo, tormenta nuclear que, de no haberse seguido las más estrictas medidas de seguridad y ante el menor error, pudo haber volado un amplio sector de la ciudad.

La pila definitiva, de nueve metros de largo por seis de alto, fue terminada a fines del mismo mes. Estaba constituida por más de cuarenta mil ladrillos de grafito, dentro de los cuales se ponía el uranio en forma metálica en los bloques que conformaban el interior y en estado de óxido hacia el exterior.

La tarea fue coronada por el éxito, al tenerse absolutamente controlada la extraordinaria reacción que se produjo. En el intertanto, ya se había determinado el lugar en que se fabricaría la bomba atómica. El sitio elegido fue Los Álamos, un desolado paraje al interior del estado de Nuevo México, y la dirección científica se entregó a Julius Robert Oppenheimer, un físico norteamericano que contaba con 38 años de edad.

“Oppy”, como se le llamaba familiarmente, era un superdotado. Su título de físico lo había obtenido en menos tiempo del determinado por la Universidad de Harvard, doctorándose más tarde en la misma Harvard y en la cátedra de filosofía en las universidades de Gotten-borg y Zurich. Desde niño había demostrado sus brillantes cualidades, como que cuando tenía 12 años leía a Virgilio, a Julio César y a Horacio ¡en latín! y escribía poemas en francés, demostrando una especial aptitud para aprender idiomas, de los que llegó a dominar nueve, incluido el esperanto.

Muchos años después, en 1959, Oppenheimer, a raíz de la obtención en 1949 de la bomba de hidrógeno por parte de la Unión Soviética -proceso en el que se sostuvo que habían tenido participación científicos estadounidenses, mediante la entrega de información secreta- fue destituido de todos sus cargos, poniéndose en duda hasta su condición de patriota. En 1963, el Presidente Lyndon Johnson lo rehabilitaría, al concederle el Premio Enrico Fermi.

Una caravana interminable de científicos, técnicos, auxiliares y personal de seguridad, comenzó a llegar, en marzo de 1943. a Los Alamos. Los hombres de ciencia más insignes del hemisferio occidental, con la excepción de Einstein, vivieron durante dos años en los barracones de lo que anteriormente había sido una escuela.

La actividad que allí se desarrollaba era extenuante. A las siete de la mañana un toque de sirena señalaba el comienzo de la jornada, la que se interrumpía por una hora al mediodía, y continuaba hasta que se apagaban las luces en los laboratorios de ensayo, habitualmente después de doce o catorce horas de labor. Los resultados que iban obteniendo los diferentes equipos eran llevados a Oppenheimer, quien los confrontaba en compañía del General Leslie Groves, responsable administrativo y de la seguridad del Proyecto. Los equipos de investigadores sólo sabían de sus propias experiencias, en una medida destinada a preservar el secreto de los avances globales.

El F.B.I. tenía instalado un servicio de contraespionaje que controlaba cada paso que daban los científicos y la correspondencia estaba bajo censura. Las llamadas telefónicas eran escuchadas por un agente y grabadas para su revisión posterior. Nadie podía aventurarse fuera del campamento sin autorización, ni menos alguien extraño ingresar a las instalaciones.

Se pensaba, no sin razón, que todo estaba absolutamente vigilado. No obstante, pese a todas las precauciones, sólo en 1950 se descubrió una filtración. El físico Klaus Fuchs, varias veces, había tomado contacto con el espía pro soviético Harry Gold, a quien le había pasado información ultra secreta. El juicio a que dio lugar esta traición, involucró al propio Oppenheimer, como vimos anteriormente.

El número de los habitantes de la ex-escuela creció hasta convertirla en un poblado y luego en una pequeña ciudad. Los sesenta iniciales llegaron a dos mil a mediados de año, subiendo a tres mil quinientos al finalizar diciembre. En 1944 la cantidad llegó a 6.000 y, como era obvio, las universidades norteamericanas se vieron despobladas. Todos las mentes científicas de los Estados Unidos estaban trabajando en el proyecto “Manhattan”.

En julio de 1945, el General Groves informó al alto mando del ejército que se tenía lista una bomba, y en sus últimos detalles otras dos, por lo que recibió la autorización para someterla a prueba, la que fue fijada para la madrugada del día 16.

Una caravana de camiones enfiló hacia el desierto. En uno de ellos era transportado el artefacto. Los vehículos se detuvieron luego de recorrer 320 kilómetros, en un sitio conocido como Alamogordo. Los ingenieros montaron una torre metálica de seis metros de altura, donde fue colgada la bomba. Los puestos de observación y control se habían colocado a diez, quince y veinte kilómetros del punto cero.

La cuenta regresiva comenzó. Eran dos años de ardua y constante investigación, pero no todos estaban tranquilos. Temían que algún imponderable pudiera derivarse, con consecuencias imprevisibles.

A las 05,29 horas del 16 de julio explosionó. Ninguno de los observadores, de acuerdo a las instrucciones recibidas, miró directamente, pese a que se encontraban con anteojos oscuros. Pasados un par de segundos, los más audaces se atrevieron. Un globo crepitante de fuego ascendía, como si quisiera tragarse el cielo.

El testimonio del periodista William Laurence, destacado por The New York Times, bajo juramento de no revelar el secreto, es sobre-cogedor: “Fue como el gran final de una poderosa sinfonía de los elementos: fascinante y aterradora. Amenazadora, devastadora, plena de grandes promesas y grandes amenazas. En aquel momento comprendimos la eternidad. El tiempo se detuvo. Fue como si la tierra se hubiese abierto y el cielo se hubiera desgarrado.”

El presidente Harry Truman (imagen) justificó el empleo de la mortífera nueva arma como un medio de acortar la guerra y reducir las bajas. El arma nuclear fue desarrollada únicamente para ganar la guerra y con este propósito sumó la terrible resolución de utilizarla. Pero otros investigadores han señalado que tal demostración de poderío norteamericano no era necesario derrotar al Japón.

La “diplomacia atómica” de Truman perseguía la evidente finalidad de intimidar a Stalin aumentar su poder de negociación en los acuerdos de paz de postguerra en relación a la Unión Soviética. Con la bomba atómica, Estados Unidos restaba importancia a la intervención soviética contra Japón.

Litley Boy Lanzada sobre Hiroshima el 6-08-1945
Litley Boy Lanzada sobre Hiroshima el 9-08-1945

Se temía el avance soviético en Manchuria, Corea y otros territorios ocupados por los japoneses durante la guerra. De hecho, Japón estaba negociando la mediación de la U.R.S.S. La “extorsión atómica” tuvo como fin frenar las ambiciones o exigencias post-bélicas soviéticas. Además Estados Unidos tenía que justificar la costosa inversión que significó el desarrollo del Proyecto Manhattan (nombre que recibió el plan secreto de investigación y construcción de la primera bomba, del que participaron físicos, científicos, técnicos y militares, que en la mayoría de los casos ignoraban la finalidad de sus trabajos) y medir los resultados del arma atómica.

El 15 de Agosto de 1945, seis días después del bombardeo de Nagasaki, Japón se rendía de forma incondicional. El anuncio del fin de la guerra lo hizo el propio emperador a través de la radio; era la primera vez en la historia que los japoneses oían la voz de su emperador. Con ese comunicado, el emperador renunciaba a su condición de divinidad.

ALGO MAS…

Por el bando de los aliados, fue realmente una carta la que dio el punto de partida a las experiencias para obtener una bomba atómica. Albert Einstein, -el eminente sabio alemán que había recibido la ciudadanía norteamericana, al llegar a Estados Unidos en 1939, luego de alejarse de Europa al hacerse firme en su patria el régimen nacista-escribió las siguientes impresiones al Presidente Franklin Delano Roosevelt; “El Uranio puede ser utilizado en un futuro próximo como una fuente nueva e importantísima de energía”.

Le detallaba a continuación las experiencias que estaba realizando Enrico Fermi, quien había emigrado a Norteamérica en 1938, luego de recibir ese mismo año el Premio Nobel de Física, y le exponía a la vez los temores que lo embargaban, pues tenía conocimiento de que los alemanes, al parecer, también estaban desarrollando proyectos apuntados a la obtención de un arma nuclear. Einstein concluía su carta así: “La bomba atómica que podría ser fabricada y transportada por un buque a un puerto enemigo, no sólo destruiría ese puerto, sino además devastaría todos los terrenos adyacentes”.

La misiva le fue entregada personalmente a Roosevelt, por el economista Alexander Sachs, en octubre de 1939, expresándole :

-Señor Presidente, en esta carta hay algunas ideas que pueden cambiar el destino del mundo.

El mandatario estadounidense comprendió la trascendencia de lo que le manifestaba Einstein, y ordenó se le propusiera un plan de acción para materializar la fabricación de la bomba, plan que fue llamado “Proyecto Manhattan”.
La carrera tuvo una fecha de inicio casi simultánea en el III Reich, pero allí tuvo diferentes obstáculos que frenaron su desarrollo, no pudiendo, afortunadamente, llegar a tiempo a la meta.

Inventos del siglo XX Fertilizantes y Agroquimicos

Inventos del Siglo XX
Fertilizantes y Agroquímicos

Agricultura, fertilizantes y agroquímica: La agricultura es la más antigua de las grandes industrias del mundo y la más conservadora de todas. Esto no es sorprendente. pues las consecuencias de una cosecha perdida pueden ser tan desastrosas que son muy pocos los incentivos para abandonar los métodos comprobados, aun cuando sean ineficaces, y adoptar otros basados en técnicas innovadoras.

fumigaciones con agroquimicos

De todas formas, aun cuando la agricultura del siglo XIX siguió dependiendo en gran medida de los métodos empíricos más tradicionales, incluso en el mundo occidental, la ciencia y la tecnología comenzaron a hacer sentir su presencia. Nuevas máquinas vinieron a sustituir a las herramientas manuales y los motores de vapor y gasolina comenzaron a desplazar al caballo como fuente principal de potencia. Pero la auténtica innovación se estaba produciendo lejos de las granjas, en los laboratorios químicos.

Uno de los elementos básicos para el desarrollo de las plantas es el nitrógeno (constituyente esencial de todos los seres vivos), que debe presentarse en forma de algún compuesto, como por ejemplo los nitratos. Si el suelo no se trabaja de manera demasiado intensiva, su contenido natural de nitrógeno, aumentado por al abono con excrementos animales (un rasgo esencial en toda granja tradicional), es suficiente.

Sin embargo, el explosivo crecimiento de la población que tuvo lugar desde 1800 exigió mayor productividad a la agricultura, en ocasiones totalmente desligada de la cría de ganado. Comenzó entonces a aumentar la exportación del guano (nitrato de sodio), presente en vastos depósitos naturales en las costas de Chile. Para 1900, la demanda mundial había alcanzado 1,35 millones de toneladas.

Estos depósitos, que eran únicos, se agotarían tarde o temprano y el mundo se enfrentaría la perspectiva del hambre, a menos que se encontraran nuevas fuentes de fertilizantes nitrogenados. El problema no dejaba de ser una ironía, ya que tres cuartas partes de la atmósfera terrestre se componen de nitrógeno.

El problema técnico consistía en «fijar» esta ilimitada reserva de nitrógeno de manera que las plantas pudieran utilizarla. En Noruega, donde la energía hidroeléctrica era barata, se elaboró un proceso electroquímico a pequeña escala que funcionó desde 1904, pero la verdadera solución se encontró en Alemania. Esto no resulta sorprendente, ya que Alemania era el principal importador europeo de guano y, como potencia militar de primera fila, necesitaba además sales de nitrógeno para la fabricación de explosivos. Así pues, por razones estratégicas, el país tenía especial necesidad de disponer de una fuente de nitratos sintéticos.

Entre 1907 y 1909, el químico Fritz Haber investigó la posibilidad de utilizar la reacción entre el nitrógeno y el hidrógeno atmosféricos para formar amoniaco, que a su vez se puede oxidar para obtener ácido nítrico.

Sin embargo, por la naturaleza de la reacción, para conseguir una producción apreciable de amoniaco era preciso trabajar a presiones mucho más elevadas (unas 200 atmósferas) de las que utilizaba la industria química del momento. Además, la reacción sólo tenía lugar rápidamente a temperaturas elevadas, pero luego la producción se reducía por descomposición del amoniaco formado.

Era preciso pues conseguir un catalizador que acelerara el proceso a temperaturas más bajas. El proceso de Haber fue desarrollado por Carl Bosch, de la empresa BASF (Badische Anilin-und Soda-Fabrik), y se aplicó por primera vez en Oppau en 1913. Por su importante trabajo, Haber obtuvo el premio Nobel en 1918.

Después de la Primera Guerra Mundial, el proceso desarrollado por Haber-Bosch cambió el aspecto de la agricultura en el mundo. La disponibilidad de nitrógeno barato (más barato todavía en algunos casos gracias a los subsidios estatales) determinó que el aumento de la producción excediera con mucho el coste adicional de los fertilizantes; con 1,25 kg de nitrógeno por hectárea era posible aumentar en un 15 % la cosecha de arroz o trigo, y en un asombroso 75 % la de patatas.

Pero la productividad del suelo no depende solamente de los factores que favorecen el crecimiento de los cultivos, sino del control de las plagas y las enfermedades que afectan a éstos y también a los productos agrícolas almacenados. A comienzos del siglo XX, la industria agroquímica estaba en sus inicios. La mejor arma contra las malas hierbas, los insectos y los hongos era una buena atención de los cultivos, pero ya se utilizaban algunas sustancias químicas. Se empleaban por ejemplo extractos vegetales, como piretro, rotenona y nicotina, pero debido a su coste se utilizaban más en pequeñas huertas que en grandes explotaciones agrícolas. En las grandes extensiones se empleaban las sustancias inorgánicas, por ejemplo, compuestos de cobre o arsénico, clorato de sodio o azufre.

La mezcla de Burdeos, a base de cobre, era un producto típico. Creada originalmente para combatir el mildiu de la viña, se utilizaba también para controlar el moho de las patatas y los tomates. También se empleaban algunas sustancias orgánicas baratas (como el naftaleno, un derivado de la gasolina, para la esterilización del suelo, y el aceite de alquitrán para rociar árboles frutales), pero en este campo, el día de las sustancias sintéticas todavía estaba por llegar.

Sin embargo, no era simplemente el uso creciente de fertilizantes y sustancias químicas lo que aumentaba la productividad agrícola. La mecanización de los procesos agrícolas básicos estaba avanzando en dos frentes, el de la maquinaria y el de las fuentes de energía. Mucho antes de 1.900 ya se utilizaban máquinas para segar, agavillar y trillar, tareas realizadas manualmente desde el alba de la civilización. El caballo era todavía la principal fuente de energía, aunque el uso de la máquina de vapor se estaba difundiendo.

Estas máquinas, que se desplazaban de una granja a otra, se utilizaban sobre todo para arar la tierra. Trabajando en pares, abrían surcos especialmente diseñados a través de un campo, mediante cables de acero. Para las labores más ligeras, como cortar paja, se utilizaban máquinas inmóviles con motores a gasolina.

Los motores fijos resultaban inadecuados especialmente en recintos pequeños. En 1908 se produjo un importante adelanto cuando Holt, de California, comenzó a producir tractores con motor a gasolina y ruedas de oruga para un mejor agarre al suelo. Aunque eran lentos, podían arrastrar las máquinas anchas y pesadas que resultaban apropiadas para las grandes extensiones de Norteamérica.

Además, exigían poca mano de obra. Por el contrario, en Europa, donde la mano de obra era abundante y los campos pequeños, el tractor no llegó a establecerse hasta los años 30. En 1939, había en Gran Bretaña alrededor de un millón de caballos, la mayoría de los cuales se utilizaban como animales de tiro en el campo.