El Petróleo

Historia del Uso del Guante a Través del Tiempo Significado

Historia del Uso del Guante
Significado: “Arrojar el Guante”

Cuenta una leyenda griega que mientras Afrodita, diosa del amor y la belleza, perseguía en los bosques al hermoso mancebo Adonis, se lastimó las manos con unas espinas. Las Gracias, tres divinidades secundarias de quienes los antiguos esperaban toda clase de prosperidad, en cuanto oyeron sus lamentos acudieron presurosas y, para evitar que ese percance se repitiera, tuvieron la idea de unir unas tiras delgadas y livianas que adaptaron a las preciosas manos de la diosa.

Si diéramos fe a esta leyenda, podríamos suponer que las Gracias fueron las inventoras del guante. Sin embargo, se ha comprobado que, mucho antes que los griegos, los habitantes del Norte, expuestos a los grandes fríos, tuvieron necesidad de proteger sus manos contra los rigores de la nieve, el hielo y los vientos polares.

El célebre general e historiador ateniense Jenofonte afirmó que los persas, después de cubrirse durante el invierno la cabeza y los pies, optaron por usar mitones (un guante sin cerrar en los extremos de los dedos) . Estos accesorios estaban muy difundidos entre otros pueblos de Asia Menor, y tanto etruscos como egipcios conocían su uso desde antiguo. Pero entre los habitantes del Nilo, los guantes tenían un carácter especial: se los consideraba atributos del faraón, a quien se suponía de origen divino.

En los pugilatos, los romanos empleaban un tipo de guantes que pueden considerarse, con razón, como los predecesores de los actuales guantes de boxeo. Eran una especie de manoplas armadas con correas llamadas cestos, que tenían en su interior laminillas de plomo para que los golpes resultaran más enérgicos.

En el siglo IV, para los caballeros el guante era un objeto de lujo, un símbolo de elegancia y un distintivo de casta. Durante la Edad Media, la armadura de los hidalgos incluía manoplas de acero; pero con el refinamiento de las costumbres, las manoplas aceradas se transformaron en guantes de terciopelo muy fino, a veces adornados con perlas y piedras preciosas. Sin embargo, la tradición y la etiqueta no permitían el uso de guantes a las damas. Además, eran un símbolo de la investidura feudal, un testimonio de ennoblecimiento otorgado por un emperador o un rey.

historia del guante

Guante metálico de protección en los caballeros medievales

Entregar guantes a un hombre era lo mismo que confiarle una misión, conferirle un poder, ponerlo en posesión de un bien preciado. En el Ciclo de la Mesa Redonda y en algún texto del siglo XII, como La Canción de Rolando, el guante desempeñó un gran papel. Menciona este último documento que, para dispensarle confianza a una persona, le entregaban el guante y el bastón.

Hacia el siglo IX, cuando las mujeres empezaron a llevar guantes, los guanteros emplearon diversos materiales para confeccionarlos y les dieron curiosas formas. Se sabe que en su realización se usaron toda clase de pieles, badanas y telas, tales como gamuza, conejo, cordero, cabritilla, marta, nutria, perro, lobo, zorro, gato, liebre, ciervo y búfalo.

Hasta los engalanaron con encajes, botones y delicadas armas. En algunas cuentas de gastos se hace mención de los guantes. Se lee que los de mujer iban adornados con cintas o trencillas de colores y que algunos llevaban un rosetón en el dorso. Es interesante hacer notar que en la antigüedad los guantes femeninos estaban profusamente adornados con botones se ha tenido notivcia de unos guantes de piel de perro que llevaban veinticuatro botones de oro y se ajustaban a la muñeca con cuatro botones de perlas.

Durante largo tiempo, los guantes fueron prenda de caballeros, y hasta los de terciopelo adornados con piedras preciosas estaban prohibidos a las mujeres.Los nobles y los ricos llevaban guantes que alcanzaban precios fabulosos; a menudo estaban adornados con escudos de armas.

Un solo guante confeccionado con piel de búfalo o de ciervo y con botones de oro, reforzado alrededor de la muñeca con cuero más resistente, era la insignia de los halconeros que acompañaban a los señores durante las grandes cacerías. En los siglos XII y XIII, Italia, Francia y España rivalizaban en la industria del guante. Los guanteros no tardaron en llegar a ser perfumistas y los guantes perfumados estuvieron en boga durante mucho tiempo. En España se perfumaban con aceite de jazmín, ámbar, aceite de cedro, azahar y rosa.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/guante3.jpg

Arrojar el guante al rostro de un hombre era una grave injuria que sólo podía ser lavada con sangre.

Parece que el antecedente de la práctica de “arrojar el guante” como señal de desafío y la de “recoger el guante” como aceptación del reto, entre los hidalgos y caballeros de pasadas épocas, está basado en una leyenda que cuenta que, con el propósito de probar el amor de su pretendiente, una dama dejó caer en aparente descuido su guante en la jaula de los leones, ante la mirada de los caballeros y damas presentes. En osada acción, don Manuel de León recogió el guante y, al entregarlo a su dueña, le dio un bofetón en el rostro para que “otro día, por un guante desastrado, no pongáis en riesgo de honra a tanto buen fijodalgo”. La dama, vencida, le ofreció su mano por su valentía.

         Los guantes venecianos fueron célebres, pero Venecia también los importaba de Oriente y estaban adornados con gemas. Los guantes del Dux deslumhraban con sus zafiros, sus rubíes o sus esmeraldas, y lucían hermosos dibujos inspirados en los encajes venecianos y en la riqueza oriental que había heredado Venecia.

Catalina de Médicis, María Estuardo y la reina Isabel dieron mucha importancia al lujo de sus guantes. Entre los hombres, la idea del reto se asociaba siempre al acto de arrojar el guante, pero ese gesto podía significar también protesta contra una condena injusta. Conrado de Hohenstaufen, al subir al cadalso, arrojó su guante a la muchedumbre. Se cuenta que fue recogido por Juan de Procida, promotor de las Vísperas Sicilianas.

La costumbre de no tender nunca la mano enguantada deriva, tal vez, de que otrora se emplearon guantes como medio para desembarazarse de algún enemigo o rival. Se untaban externamente con un poderoso veneno que, al penetrar en los poros de la mano tendida, producía la muerte a la confiada víctima. Pero, entre auténticos amigos, los guantes no se retiraban nunca.

En la Edad Media no se permitía que una persona permaneciera enguantada en presencia de un superior. Se cuenta que un clérigo penetró en el templo con los guantes puestos y sólo pudo quitárselos después de muchos días de oración, pues parecían pegados a su dedos, como castigo.
En las miniaturas de los siglos XIV y XV se ven personajes con los guantes en la mano.

El uso del guante alcanzó su apogeo a fines de la Edad Media. Los llamados guantes litúrgicos constituían parte de los ornamentos que se entregaban al nuevo obispo en el momento de su consagración. Los guantes litúrgicos comenzaron a usarse antes del siglo XII, y llevaban en el dorso un bordado de oro que representaba una cruz, un cordero pascual, un monograma o cualquier otro símbolo relacionado con el culto.

En la actualidad, los guanteros fabrican algunos guantes extravagantes, pero sin mayor éxito, porque el público prefiere prendas sencillas y elegantes al mismo tiempo. Mas se da mucha importancia a la calidad de las pieles empleadas y al corte, y la fabricación está sometida a normas fijas que son las mismas en el mundo entero.

Las pieles sin curtir se apelambran sometiéndolas a un tratamiento especial con una mezcla de hidrato de calcio. Seguidamente se las deja descansar; luego se procede a seleccionarlas, apartando las más finas para la confección de guantes de mayor precio, tras lo cual las pieles pasan a la tintorería; allí comienza la verdadera elaboración, con sus tres operaciones: curtido, corte y recortado final.

Las pieles, que ya han sido cortadas según los moldes de las diferentes partes de la mano, son unidas y cosidas a máquina o a mano. Luego vienen el planchado y el lustrado. El primero se realiza por medio de un cilindro que se hace rodar sobre el guante o con planchas eléctricas especiales. El lustrado se obtiene con rollos de madera cubiertos de fieltro, que se hacen deslizar velozmente sobre el cuero.

En la actualidad, los guantes no se fabrican solamente con cuero. Las damas elegantes, en reuniones de gran gala, lucen maravillosas creaciones confeccionadas con la misma tela de sus vestidos; estos guantes de fiesta son generalmente largos, cubren el antebrazo y hasta parte del brazo, y lucen recamados con hilos dorados y piedras de fantasía.

En estas ocasiones también se usan guantes de encaje que constituyen, como los anteriores, un accesorio muy importante del atavío femenino. Pero estas prendas no tienen sólo la misión de realzar la elegancia de un traje de fiesta; en los días fríos, o para practicar deportes de invierno, se usan guantes de lana o de cuero forrados con piel.

Fuente Consultada:
LO SE TODO Tomo VI Editorial Larousse – Historia del Guante –

La Polinizacion de las Plantas Agentes y Mecanismos Tipos

La Polinización de las Plantas
Tipos, Agentes y Mecanismos

Las abejas y otros insectos tan comunes en las flores durante los meses de verano, no se dedican solamente a alimentarse del néctar, sino que están realizando un servicio vital para la planta. Cuando los insectos revolotean de flor en flor, están llevando involuntariamente polen de una parte a otra y realizando la polinización de las flores.Se llama polinización al paso o tránsito del polen desde el estambre en que se ha producido hasta el pistilo en que ha de germinar.

El trasporte de polen desde los estambres hasta el estigma es un proceso que recibe el nombre de polinización, y es la primera fase del ciclo por el cual las células masculinas llegan a las células femeninas, u óvulos, para formar las semillas. La segunda fase del proceso (fecundación) se describirá más abajo.

Todas las partes de la flor pueden desempeñar un papel en la polinización, pero los principales órganos que aquí intervienen son los estambres y el estigma. Cada estambre (órgano masculino) consiste en un filamento y un par de anteras, que son los sacos productores de polen. Cuando los granos de polen están maduros, las paredes de la antera se abren y los dejan en libertad.

El estigma es la superficie de recepción de la parte femenina de la flor, el carpelo. El estigma puede estar colocado, o no, sobre una columna, el estilo. Cuando el polen de la misma especie cae sobre el estilo, el proceso de la fecundación comienza.

polinizacion

Partes de una flor

Cuando las semillas se producen mediante la trasferencia de polen de una flor a otra (polinización cruzada), las plantas resultantes son, a menudo, más vigorosas que si el polen y el óvulo (célula femenina) procediesen de la misma flor (autopolinización).

No es sorprendente, por lo tanto, que la mayoría de las flores tengan algún método de evitar la autopolinización y de asegurar la polinización cruzada. Las flores que están adaptadas a la polinización cruzada producirán una descendencia más robusta, y con más posibilidades que las no adaptadas a ella.

Así se va introduciendo la propiedad que sirve para asegurar este tipo de polinización entre las distintas plantas de la especie, o, dicho de otro modo, la planta va evolucionandp hacia la adquisición de esta posibilidad.

La mayoría de las flores contienen a la vez estambres y carpelos (son hermafroditas), pero algunas plantas tienen flores con un solo sexo. Ciertas especies (por ejemplo, el sauce) tienen incluso las flores  masculinas  y  femeninas  en plantas de morfología distinta. En estos casos, la autopolinización es imposible. Cuando en la misma flor existen órganos de los dos sexos, la autopolinización se evita por la separación de las anteras o de los estigmas en el espacio o en el tiempo.

En la antena del estambre se libera el polen y cae en el óvulo de la misma flor

En una flor erecta, las anteras pueden estar debajo de los estigmas, y lo contrario ocurre en una flor colgante, de tal forma que el polen no cae en los estigmas. El mecanismo más frecuente, es que los estambres maduren antes de que el estigma esté preparado para recibir el polen. Esto es lo que se conoce con el nombre de protandria. El proceso inverso (protoginia) se encuentra en algunas flores, cuyos estigmas maduran antes de que los estambres dejen caer el polen.

Cierto número de plantas cuyas flores no están adaptadas estructuralmente para evitar la autopolinización son autoestériles. El polen cae sobre el estigma, pero no se realiza la fecundación, por existir, al parecer, una barrera química. En ciertos experimentos de genética, realizados para obtener nuevas variedades de plantas, es necesario evitar la autopolinización, incluso para especies de plantas que la poseen como un mecanismo normal.

Para ello, se procede a amputar artificialmente los estambres, y a realizar la polinización frotando el estigma con estambres tomados de otra flor, con la que se quiere realizar el cruzamiento. Con frecuencia, se cubren las flores con bolsitas o cucuruchos de papel, para impedir el acceso al estigma del polen de otras flores extrañas al experimento. En otros casos, interesa, por el contrario, favorecer la autopolinización, a fin de obtener líneas o variedades puras.

Los resultados de la polinización cruzada entre dos variedades muy diferentes son, con frecuencia, una descendencia de mayor vigor, lo cual puede tener agrícolamente un gran interés. Éste es el caso de los maíces “híbridos”, en los que se busca obtener este fenómeno por la polinización de dos variedades puras diferentes.

A pesar de que la polinización cruzada es preferible, la autopolinización debe realizarse en el caso de que no haya otra posibilidad. Con frecuencia, los estambres y los estigmas se doblan unos contra otros antes de que la flor muera, para que se efectúe la autopolinización, si la polinización cruzada ha fallado. Un grupo de plantas (en las que se incluye la violeta) produce, al final de la estación de crecimiento, flores especiales que se autopolinizan. Incluso no llegan a abrirse, y el polen pasa directamente desde los estambres hasta el estigma, asegurando, al menos, la producción de algunas semillas.

LOS AGENTES POLINIZANTES: Insectos, viento y agua
Los insectos desempeñan un papel importante en la polinización, pero existen otros agentes, como el viento. La polinización por el viento (anemofilia) tiene lugar en muchos árboles y gramíneas. Las flores están, generalmente, en amentos o inflorescencias colgantes en forma de plumeros o borlas que el viento puede sacudir fácilmente.

Algunos tipos de inflorencia de las flores. Son diversos tipos de agrupaciones de flores, pues normalmente las mismas no se encuentran aisladas

Los estambres poseen también largos filamentos, que hacen que las anteras puedan ser sacudidas por el viento con mayor eficacia. De esta manera, el polen puede soltarse con gran facilidad. El polen es ligero y se produce en grandes cantidades, ya que la polinización por el viento desperdicia una gran cantidad y sólo una pequeña parte llega a su meta, constituida por el pequeño blanco que presenta la superficie del estigma.

El polen de muchas plantas anemófilas (por ejemplo, en los pinos) presenta unos pequeños “flotadores” o vesículas huecas adosadas que contribuyen a aumentar su superficie, disminuyendo su peso específico aparente. Así el polen puede ser trasportado a muchos kilómetros de distancia por el viento, e incluso ascender a gran altura en la atmósfera, siguiendo los movimientos turbulentos (de remolino) del aire. Se ha observado un caso de polinización de una planta de palmera en el sur de Europa por el polen aparentemente procedente del norte de África.

El  agua tambien es un agente que trasporta el polen de algunas plantas acuáticas. Los granos de polen tienen flotadores finos que los llevan sobre la superficie del agua hasta que alcanzan alguna flor que esté en la superficie. Los pájaros son polinizadores’frecuentes en los trópicos (p. ejemplo, colibríes). Las flores, generalmente, son rojas y producen grandes cantidades de néctar. Los murciélagos pueden ser los polinizadores de algunas flores, especialmente en los trópicos. Otros animales pueden también polinizar durante sus viajes, pero no son polinizadores regulares.

Los estigmas son normalmente muy grandes y plumosos en las plantas polinizadas por el viento, para que pueda ser atrapado más polen. La polinización por el viento parece ser la forma más primitiva de polinización y es muy poco diferente de la dispersión de las esporas de los hongos y de los heléchos. Quizá era el único método empleado por las gimnospermas (plantas que no tienen las semillas cubiertas) fósiles, que formaban bosques de árboles enormes en épocas pasadas.

Hoy día es el método de polinización de las gimnospermas vivientes, como las coniferas (pinos, abetos, cedros, etc.), si hay que tomar como criterio la cantidad de polen producido. En momentos determinados, puede desprenderse el polen en tales cantidades que cubre el suelo, coloreándolo de amarillo y dando origen a lo que popularmente se han llamado “lluvias de azufre”. A veces se ve el polen flotando como una nube sobre los bosques de coniferas. En las típicas “lluvias de azufre”, parece que el polen es realmente arrastrado por las gotas de lluvia, procediendo de las capas relativamente altas de la atmósfera, donde han ido a parar por efecto del aire.

Esta inflorescencia es más bien fea y tiene un olor desagradable, que, sin embargo, atrae a las moscas. Las flores individuales están en una espiga, las femeninas debajo de las masculinas. Por encima de lis flores hay un anillo de pelos y toda la inflorescencia está envuelta en una vaina. Las moscas, atraídas del exterior, penetran en el tubo y quedan encerradas por los pelos que están dirigidos hacia abajo. Las flores femeninas maduran primero y se polinizan por los insectos que llevan algo de polen. Después maduran las flores masculinas y los pelos se marchitan. Cuando los insectos escapan, llevan polen que trasportan a la flor siguiente.

RECOGIDA DE POLEN AÉREO
Para analizar el polen flotante en el aire se disponen portaobjetos de microscopio al aire libre, cubiertos con una capa muy fina de vaselina. El polen de las plantas anemófilas queda pegado y puede examinarse al microscopio. La determinación se hace por comparación con el polen tomado directamente de las plantas. Los granos de polen presentan complicados y variables relieves en su superficie que son distintos para cada especie, y se utilizan para la identificación. Los inventarios de polen aéreo se hacen frecuentemente con fines médicos, debido a que el polen puede producir trastornos alérgicos en algunas personas (fiebre del heno), a para conocer las épocas de polinización de las plantas.

Entre las plantas que tienen flores (angiospermas), las flores anemófilas se caracterizan por lo sencillo de su estructura, lo cual parece ser un fenómeno de reducción posterior y no un carácter primitivo. Los pétalos suelen faltar, las flores no son llamativas, no producen néctar, y no llaman la atención de los insectos. Producen muchísimo más polen que las flores de plantas relativamente parecidas en cuanto a su estructura, pero que son polinizadas por insectos, y el polen es seco y pulverulento.

Hay una marcada tendencia a la separación de sexos y a la aparición de las flores, muy tempranamente en la primavera, antes que las hojas, lo que ocurre, especialmente, en los árboles y en los arbustos. Una de las características más interesantes de la anemofilia es que aparece en familias de plantas totalmente distintas, lo que muestra que es una adquisición reciente de tipo evolutivo. Se encuentra en las gramíneas (hierbas), que se polinizan todas por el viento, a excepción de la avena cultivada y algunas variedades de trigo que se autopolinizan, en los robles, chopos, etc.

En algunas de estas plantas, las anteras pueden “explotar”, proyectando el polen en el aire. El avellano, por ejemplo, produce sus flores en unas borlas colgantes alargadas (amentos). Las flores femeninas, sin embargo, son unas estructuras delicadas y de pequeño tamaño, con estigmas rojos ramificados. La separación de las flores por sexos asegura la polinización cruzada.

polinizacion

Dispersion de semillas

Las flores de las gramíneas (hierbas) tienen los estambres con largos filamentos, que aseguran que no haya autopolinización por su manera de colgar de la flor, lejos de los estigmas. Las especies de llantén producen espigas de flores protóginas. Las flores situadas en la parte más baja de la espiga se abren las primeras, y dejan sus estigmas al descubierto. Cuando éstos se marchitan, aparecen los estambres colgantes, pero no polinizan a las flores más jóvenes, ya que están siempre situados por debajo de los estigmas que se van abriendo en la parte superior de la espiga.

Algunas flores no están limitadas a un solo método de polinización, y, si no las visitan los insectos, descargan el polen en el aire. Estos casos sugieren la idea de que, cuando los tipos florales estaban adaptados a la polinización por el viento o por insectos y las condiciones se alteraron, las flores adoptaron un método diferente de polinización, pero la estructura floral se mantiene igual.

LA POLINIZACIÓN POR INSECTOS

La polinización por insectos (entornofilia) es el método más común de trasporte de polen para la fecundación. Hace mucho tiempo que se sabe que el brillante color, y el aroma de las flores, no se han hecho para la satisfacción estética del hombre, y que su objeto principal es atraer los insectos.

Polinización Cruzada

Hay bastantes flores que no están condicionadas y que pueden polinizarse por casi todos los insectos, pero otras son polinizadas por muy pocas especies. Las complicadas asociaciones entre flores e insectos no son, en absoluto, una casualidad, sino el resultado de las fuerzas de evolución, que actuaron desde que los primeros insectos empezaron a alimentarse en las flores.

Las primeras flores anemófilas debieron atraer a los insectos de alguna manera, probablemente a causa del alto valor nutritivo del polen. Las flores visitadas por insectos fueron polinizadas de una manera eficaz, y produjeron una descendencia en mayor número que aquellas que no tuvieron contacto con los insectos. Esta descendencia fue también atractiva para los insectos, por haber conservado el carácter hereditariamente de sus antecesores.

La Polinización Cruzada

A partir de este momento, debe haberse originado toda la serie de refinados mecanismos de las flores entomófilas. Se han escrito libros enteros sobre los mecanismos que los insectos, por una parte, y las flores, por otra, han desarrollado para perfeccionar esta cooperación. Algunos insectos tienen estructuras especiales para almacenar el polen —y por lo tanto para polinizar— de manera más eficaz.

El “cestillo del polen” y la fina pelosidad plumosa de las abejas son un ejemplo. Las abejas se cubren de polen al penetrar en las flores, después se cepillan (por medio de una estructura especial existente en las patas en forma de brocha) y aglomeran el polen en bolitas, que meten en el cestillo. Sin embargo, siempre queda polen adherido al cuerpo, y este polen puede ser retenido por el estigma pegajoso de las flores que el insecto visite a continuación.

Las flores entomófilas son, casi siempre, de colores brillantes y olorosas, aunque el olor no siempre es agradable para el hombre. Normalmente contienen un líquido dulce —el néctar—  además del polen; aunque algunas flores (como, por ejemplo, la rosa silvestre) tienen solamente polen, que producen en mayor cantidad, como alimento de los insectos. En el néctar dominan compuestos ricos en hidratos de carbono, que son utilizados como fuente de energía por los insectos, mientras que en el polen predominan compuestos nitrogenados, muy importantes para la alimentación de las larvas.

Los flores de este tipo (p. ejemplo, el guisante de olor) están muy especializadas para asegurar la polinización. Las abejas de “lengua” larga, atraídas por las flores, se posan en los pétalos laterales (alas). El peso de la abeja hace descender los pétalos y deja al descubierto los órganos sexuales, que frotan el cuerpo del insecto. La polinización tiene lugar cuando la abeja busca el néctar en la base de la flor. Sólo los insectos pesados, como las abejas, pueden polinizar esta clase de flores.

El polen de las flores entomófilas es pegajoso y se adhiere al cuerpo de los insectos. Dado que la polinización por los insectos es un mecanismo más eficaz que la anemofilia, el polen se produce menos en estas flores. Las abejas son los insectos polinizadores más importantes. En sus búsquedas de polen y néctar, visitan un gran número de flores, generalmente de la misma especie, polinizándolas. Su “lengua” (proboscis), relativamente larga, las capacita para encontrar y recoger el néctar “encerrado” (por ejemplo, en recovecos o en espolones formados por los pétalos).

Las abejas, cuyos ojos no son sensibles a la luz roja, visitan las flores purpúreas, azules, amarillas, algunas veces las blancas y, muy raramente, las de color rojo. Las líneas oscuras en los pétalos (guías de la miel) parecen guiar a los insectos hacia, el néctar, los estambres y el estigma. Para la fructificación de los árboles frutales, las abejas tienen una gran importancia, habiéndose comprobado que los árboles frutales plantados a los lados de las carreteras son cada vez menos fértiles, a medida que va uno alejándose de los pueblos donde hay numerosas colmenas.

Para obtener una buena polinización, se aconseja colocar colmenas en las plantaciones de frutales en una densidad de, por lo menos, dos por hectárea. Las mariposas, tanto diurnas como nocturnas (polillas), son también importantes agentes polinizadores. Las mariposas visitan todo tipo de flores, especialmente las rojas y las blancas.

Sus largas “lenguas” (espiritrompa) les permiten alcanzar el néctar en las flores tubulares. Las mariposas nocturnas se mantienen en el aire frente a las flores y obtienen el néctar con sus larguísimas espiritrompas. Las flores son, generalmente, blancas o amarillas (de forma que son visibles fácilmente en la oscuridad) y están perfumadas fuertemente. Sus estambres y estigmas sobresalen, de forma que tocan el cuerpo de la mariposa cuando ésta se mantiene en el aire¿ vibrando rápidamente sus alas.

Otros insectos que visitan con frecuencia las flores son las moscas y los coleópteros (escarabajos). Estos insectos no están especializados para llegar al néctar “encerrado”, y se encuentran normalmente sobre flores “abiertas”, como las de la familia de las umbelíferas.

Las inflorescencias planas suelen estar frecuentemente cubiertas por insectos, que se alimentan del néctar al descubierto. Las flores son marcadamente protándricas, y los insectos llevan el polen desde las flores jóvenes del centro de la inflorescencia a las del borde que, siendo más viejas, tienen ya maduros los estigmas. Las flores de la familia de las compuestas son también visitadas por numerosos insectos.

La mayoría de las flores entomófilas emplean alguno de los métodos ya descritos para evitar la autopolinización. A veces, la cooperación entre planta e insecto llega a traducirse en mecanismos muy complejos.

Las inflorescencias (cabezas) del trébol blanco producen flores erguidas. Cuando alguna flor ha sido visitada por una abeja, se inclina doblándose por el pedúnculo y quedando en posición colgante bajo la inflorescencia. Con esto, las abejas que llegan después no “pierden el tiempo” en visitas inútiles, y aumentan las oportunidades de que otras flores reciban su visita. En algunos casos, la falta del insecto para la polinización ha motivado que las plantas introducidas en una región, donde antes no existían, sigan estériles.

Esto ocurrió con la higuera de Esmirna, cuando se llevaron los primeros árboles de esta clase a California. Algunos años más tarde (1899) se llevaron de Argelia inflorescencias masculinas de la higuera de Esmirna, que se suspendieron en las ramas altas de los árboles, y la polinización  (y por lo tanto, la formación de higos) fue posible gracias a un pequeño himenóptero (familia de las avispas y las abejas), que llegó involuntariamente con las inflorescencias.

Fuente Consultada:
Revista Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnologia N°46 TECNIRAMA

Fabricación de Fósforos o Cerillos Historia y Composición

LA  FABRICACIÓN  DE CERILLOS/AS O FÓSFOROS

En 1812, se había inventado una especia de cerillos, que consistían en un palito de madera que se introducía en azufre fundido, y la “cabeza” se formaba con una mezcla de azúcar y clorato potásico. Se inflamaban introduciéndolas en un frasco que contenía asbesto humedecido con ácido sulfúrico. Como puede observarse, en la composición de aquellos palitos no intervenía el fósforo, y, por tanto, no se podían llamar “fósforos”.

En 1827, el químico y boticario inglés John Walker descubrió que si cubría el extremo de un palillo con ciertas sustancias químicas y lo dejaba secar, podía encender un fuego en cualquier lugar, tan sólo frotando el palillo. Estos fueron los primeros cerillos de fricción.

Las sustancias que utilizó fueron sulfuro de antimonio, clorato de potasio, goma y almidón. Los cerillos se encendían al frotarlos contra un pliegue de papel de lija.

Walker John invnetor del cerillo

Walker no patentó sus cerillos, a los que llamó Congreves, en honor del cohete inventado por Sir William Congreve en 1808 y usado en la guerra contra los Estados Unidos. Eran también conocidos como “fósforos químicos”, proporcionando un gran adelanto en los medios para   producir  fuego.

Los cerillos de Walker prendían al tallarse en cualquier superficie, pero no eran muy confiables.

En 1830, el francés Charles Suria creó un cerillo mucho mejor, con cabeza de fósforo blanco. Al cerillo de este tipo se le llamó “lucifer” (portador de luz), y se usó hasta finales del siglo XIX.

Los luciferes prendían bien, pero eran sumamente peligrosos. El fósforo blanco produce emanaciones venenosas, y la prolongada exposición a éstas causa una enfermedad que pudre los huesos de la mandíbula y llega a ser mortal.

Los más afectados eran los obreros de las fábricas de cerillos, hasta que, a principios de siglo, se prohibió el uso del fósforo blanco, sustituido luego por el quisulfuro de fósforo.

En los primeros años, los cerillos contenían fósforo blanco, un agente oxidante (bióxido de manganeso, clorato o nitrato potásicos) y goma, en cantidad suficiente para formar una pasta espesa. La goma, además de actuar como adhesivo, protegía al fósforo de la oxidación.

El calor originado por frotamiento sobre arena, o papel esmeril, producía la inflamación, que a veces era explosiva, sobre todo cuando se utilizaba clorato como agente oxidante. La mezcla inflamable se prepara agitando lentamente el fósforo en una solución caliente de dextrino. o cola; se adicionan entonces les materiales oxidantes, y lo pasto sigue agitándose hasta que se enfrío.

Frecuentemente, se colorea con ultramar, cromato de plomo, negro de humo, etc. Se esparce luego uniformemente en capa delgada sobre uno tabla, y se hacen penetrar en ella, una o dos veces, palitos previamente preparados, con lo que se forman las cabezas. Cuando están secas las cabezas, suelen introducirse en un barniz o goma, para cubrirlas con una   ligera  capa  que  las protege  de  lo  humedad.

Desde hace bastantes años está prohibido en algunos pases el empleo del elemento fósforo (que es venenoso) en la fabricación de cerillas y se ha sustituido por el trisulfuro tetrafosforoso P1S3.

En líneas generales, la composición de las cerillas modernas es la siguiente: una sustancia que arde fácilmente por frotamiento, como el PiS3 un agente oxidante, clorato potásico; un agente oxidable, parafina o azufre; un adhesivo, goma; y un material de relleno, para la frotación, tal como vidrio molido. Formada la cabeza, se recubre con un barniz protector. Existen también los fósforos de seguridad, o cerillas suecas.

La cabeza es, generalmente, de azufre, o trisulfuro de antimonio con clorato potásico, o bicromato como material oxidante. En algunos casos, se utilizan minio, peróxido de plomo o bióxido de manganeso, formando parte del material oxidante.

Estas cerillas no pueden arder si no se frotan sobre una superficie especia], formada de fósforo rojo, trisulfuro de antimonio y dextrina, o cola, a la que se añade, a veces, vidrio pulverizado o esmeril para aumentar  la  fricción.

Las composiciones de distintas clases de fósforos se mantienen como secreto industrial por las respectivas fábricas. A continuación damos una de ellas:

Composición   de   la   cabeza
Clorato   potásico   (ClO3K)    ….      5   partes
Bicromato potásico (CraO;K2) ….    2     ”
Polvo  de   vidrio   ……………………     3     ”
Goma     …………………………………     2      “

Superficie   de   fricción
Trisulfuro de antimonio (S3Sb2) ….     5 partes
Fósforo   rojo   ……………………………      3   ”
Bióxido  de manganeso  (MnO2) …..    1,5  ”
Cola …………………………………………..      4   “

Cerillas modernas

A mediados del siglo XIX, el sueco John Lundstrom inició la fabricación de cerillos de seguridad. Utilizó el inocuo fósforo rojo en una franja de frotación y mezcló diversos elementos combustibles para formar la cabeza del cerillo. Las máquinas modernas producen hasta dos millones de cerillos por hora, ya empacados y listos para usarse.

John Lundstrom

Curiosidad: En 1861, la empresa de Bryant & May logró el primer cerillo de seguridad, en su planta de Bow, Londres. Al final de su primer año, la fábrica producía 1 800 000 cerillos a la semana. Tenían tanta demanda que en 1871 el ministro de Hacienda propuso un “impuesto al cerillo”, de un penique por caja.

primera fabrica de cerillos

La propuesta causó gran alboroto en el Parlamento y la prensa, y miles de obreros protestaron por lo que consideraron sería una amenaza a su subsistencia. Estalló la violencia y se abolió el tributo. Las máquinas modernas producen unas 800 cajas de cerillos por minuto, que sería una cantidad mucho mayor que la que causó el problema.

Fuente Consultada:
TECNIRAMA Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología Fasc. N°57
Como son y como funcionan casi todas las cosas Reades Degeas´t

Enfermedades de las Plantas Cultivadas Hongos e Insectos

EXPLICACIÓN DESCRIPTIVA DE LAS ENFERMEDADES

Cada año, cientos de millones de pesos se pierden como consecuencia de las enfermedades de las cosechas. El estudio de estas distintas afecciones constituye, por tanto, una rama importante de la ciencia, que recibe el nombre de patología vegetal. Las enfermedades de los vegetales son tan antiguas como las mismas plantas; muchos fósiles antiquísimos muestran claros síntomas de enfermedad.

Las plantas cultivadas sufren los ataques de los gérmenes mucho más que las silvestres debido, en gran parte, a que conjuntos de individuos de la misma clase crecen muy próximos. En la selva, una planta no está necesariamente rodeada por otras de la misma especie y las infecciones tienen menos probabilidades de propagarse.

Hasta hace muy pocos siglos se creía que las enfermedades eran debidas a la “cólera  de los  dioses”.   Esto  ocurre todavía en algunas comunidades primitivas, y se realizan complicadas ceremonias religiosas para “agradar a la divinidad”.

En el siglo XVII, se decía que el tiempo parecía influir en la salud de las plantas. Se supo, que el tizón y otros hongos estaban relacionados con muchas enfermedades, pero se creía que eran generados en los tejidos muertos. Hasta el siglo XIX, en que Pasteur demostró que los seres vivos no pueden surgir de la nada, no se llegó a comprender que, en muchos casos, los propios hongos provocan las enfermedades.

ENFERMEDADES CAUSADAS  POR LOS HONGOS
Hongos de una clase u otra son la causa de la mayor parte de las enfermedades de los vegetales. Algunas, tales como el moteado negro de las hojas de sicómoro,parece que no dañan mucho, aunque estén afectadas todas las hojas. Otras son más graves.

La roña de la patata es una enfermedad muy grave, que puede destruir rápidamente la totalidad de la planta; una plaga de roña causó en Europa (especialmente en Irlanda) el hambre de 1840. El tizón y el añublo son otras graves enfermedades micósicas de los cereales. La desecación de los brotes está causada también por hongos, que aniquilan la planta en el preciso momento de salir de la tierra.

El cuerpo de los hongos está constituido por una masa de delgadas fibras, llamadas hijas, que se introducen en la planta a través de las heridas, de los poros de las hojas, e incluso, de las cutículas sanas. A continuación, las fibras se dividen, se ramifican en los tejidos de su huésped y absorben materiales alimenticios.

En la planta aparecen defectos y decoloración donde, a menudo, se localiza la producción  de esporas. Éstas son diminutos ; unicelulares, que pueden flotar en el aire y esparcirse para alcanzar otras plantas, en las que se desarrollan, convirtiéndose en nuevas hifas. las enfermedades micósicas evolucionan más fácilmente en ambientes húmedos. La roña de la patata es un buen ejemplo de este tipo de agentes. La primera idea de que el mal tiempo proboca enfermedades no era descabellado después de todo.

BACTERIAS Y VIRUS
A medida que se desarrollaron nuevas stigaciones sobre patología vegetal, descubrió que algunas enfermedades eran provocadas por hongos. Se suposo entonces, que alguna bacteria podría ser la causa. Estos microscópicos organismos eran ya conocidos como agentes productores de enfermedades en los animales, aunque casi todos son inofensivos e, incluso, útiles. Hoy se sabe que muchos males de los vegetales son causados por las bacterias.

Estos seres invaden los tejidos y los destruyen mediante acciones enzimáticas. Aunque se descubrió el origen bacteriano de muchas enfermedades, quedaron otras que parecían no estar asociadas a ningún germen de los que ya hemos hablado. Pasteur sugirió que podría tratarse de “gérmenes” aún más diminutos.

Era cierto, y aquellos minúsculos seres reciben el nombre de virus. Su existencia fue demostrada por un científico ruso, llamado Ivanowsky, en el año 1892. Tomó una pequeña cantidad de jugo de una planta de tabaco afectada de una enfermedad llamada mosaico del tabaco; filtró este jugo a través de una porcelana lo suficientemente compacta como para que no pudieran pasar ni las más pequeñas bacterias; a continuación, roció el líquido filtrado sobre una planta de tabaco sana.

El mosaico apareció en ésta, demostrándose que, cualquiera que fuese, la causa de la enfermedad podía pasar a través de los filtros más finos. Después se descubrieron cientos de virus que provocan enfermedades graves en animales y plantas.

Los virus han sido aislados y examinados con el microscopio electrónico. Se trata de partículas diminutas, de unos 20 milimicrones de sección (un milimicrón equivale a 0,0001 mm); 50.000 virus alineados no alcanzan el diámetro de una cabeza de alfiler y parecen ser entes intermedios entre la materia inerte y los organismos vivos.

Pueden cristalizar como los compuestos químicos, aunque cuando se inyectan en un organismo se multiplican del mismo modo que las bacterias. En las plantas, los virus producen, frecuentemente, un moteado (mosaico) en las hojas y en las flores. Como consecuencia de su acción se reduce la función alimenticia de las hojas; la planta se debilita, con una pérdida importante de producción. Las patatas padecen varias enfermedades virósicas graves, tales como el mosaico y el abarquillamiento de las hojas; ambas afecciones son producidas por el Solanum virus.

OTRAS CAUSAS DE ENFERMEDAD
Algunas enfermedades son provocadas por protozoos y gusanos nemátodos, que se introducen en los tejidos. Las plantas presentan síntomas del tipo de las agallas, y atrofias en el crecimiento. Algunos insectos provocan síntomas enfermizos al inyectar sustancias venenosas en las plantas. Éstos se parecen, a menudo, a los de las enfermedades virósicas, pero no son tan persistentes y, normalmente, desaparecen.

Las enfermedades fisiológicas son graves, pero remediables con facilidad. Son consecuencia de la carencia de algún material alimenticio; puede tratarse de un oligoelemento como el boro, que la planta necesita en pequeñísimas proporciones, o bien de un fosfato, que requiere en mayores cantidades. El análisis del suelo resuelve el problema y añadiendo el elemento que falta, se cura el mal.

TRASMISIÓN  Y  CONTROL  DE   LAS ENFERMEDADES VEGETALES
No siempre es practico, ni aveces, posisible curar un vegetal enfermo. El control está basado en la prevención. La regla ideal para el agricultor que se encuentre con una planta enferma consiste en eliminarla (arrancarla y quemarla). Sólo  de este modo se pueden destruir completamente los gérmenes. Sin embargo, antes de poder controlar las enfermedades es necesario conocer el mecanismo de su trasmisión. Resulta conveniente desinfectar la semilla si la infección es trasmitida por insectos. Pero no es útil exterminar los insectos si los huevos se guarecen en el suelo, de un año para otro. Por otra parte, muchas enfermedades se trasmiten de distintos modos.

Algunas enfermedades propias del suelo, tales como la hernia de la raíz de los repollos y la sarna verrugosa de las patatas, se trasmiten de una planta a otra por medio de esporas, que permanecen en el suelo. Las esporas están en la tierra y siguen allí esperando la siguiente cosecha, para atacarla. Muchas de las enfermedades propias del suelo, causadas principalmente por nemátodos, hongos y bacterias, pueden evitarse alternando las cosechas.

Las esporas perecen antes de volver a sembrar el tipo de plantas en que se desarrollan. Sin embargo, algunos hongos tienen esporas de vida muy larga, y la alternancia de las cosechas no evita necesariamente las enfermedades producidas por ellos.

Algunas variedades de patata son inmunes a la sarna verrugosa y pueden cultivarse donde exista la enfermedad. Indudablemente, es inútil plantar variedades no inmunes en tales regiones. Otras enfermedades se trasmiten de una cosecha a otra por medio de la semilla u otro órgano reproductor (por ejemplo, un tubérculo).

Las micosis se contagian, frecuentemente, dentro y sobre las semillas. Pueden evitarse, en parte, tratando las semillas con fungicidas, antes de plantarlas. Por otro lado, los peligros de los tratamientos de las semillas y otras protecciones químicas para las cosechas se ponen cada vez más de manifiesto con grave riesgo para la fauna libre.

Las enfermedades virósicas raramente se trasmiten con las semillas, aunque a veces lo hacen por medio de tubérculos, bulbos y esquejes. Los virus de la patata se contagian con los tubérculos y, en pocos años, la población virósica puede ser tan grande como para inutilizar la planta.

Cada año deberían plantarse tubérculos sanos, libres de virus. Inicialmente, éstos son trasmitidos de una planta a otra por algunos áfidos (pulgones). Los áfidos son raros en las regiones frías, donde la enfermedad no suele existir. Los tubérculos de estas regiones están libres de virus y se usan como “semillas” en otros lugares.

Aunque las plantas se infecten durante su desarrollo, pueden producir una cosecha razonablemente buena. No obstante, deben obtenerse tubérculos libres de virus para el siguiente año.

Aun cuando se planten semillas sanas en tierras limpias, pueden contraer enfermedades. Esporas aéreas, procedentes de sembrados próximos, pueden provocar graves infecciones. El pulgón de la patata y el añublo del trigo son las dos enfermedades de trasmisión aérea más graves causadas por hongos.

El desarrollo de variedades resistentes ayuda a vencer la enfermedad. La eliminación de hierbas que pueden ser portadoras de los gérmenes es importante, y resulta esencial el uso de semillas limpias. Si sólo se han infectado algunas semillas, la enfermedad puede extenderse a toda la cosecha.

Cuando se conozcan fungicidas eficaces para matar las esporas de los hongos, deberán tratarse las plantas antes de que sean capaces de introducirse en ellas. Entre las enfermedades trasmitidas por los insectos, las virosis son las más importantes. Los principales agentes trasmisores son los áfidos o pulgones que chupan la savia. Los virus pasan a la saliva y, a continuación, son inyectados en la próxima pfanta.

Normalmente, sólo una o muy pocas especies de insectos pueden trasmitir un virus particular y, si el insecto puede exterminarse, se eliminará la enfermedad virósica.

enfermedades plantas

La roña de la patata, sobre las hojas y sobre el tubérculo. La enfermedad empieza en un tubérculo infectado y se extiende a las hojas. Desde éstas, las esporas se propagan a las otras plantas.

enfermedades de la papa

Un tubérculo de patata infectado  por un hongo que produce la enfermedad llamada “sarna verrugosa” o “sarna negra” (“Synchytrium endobioticum”).

Ampliación:  podemos decir que las plantas se hallan expuestas al ataque de otros seres vivos, que pueden producir en ellas alteraciones más o menos graves, con el consiguiente perjuicio para las cosechas. Los agentes que resultan nocivos para los cultivos son de la más diversa índole. La siguiente clasificación agrupa las más comunes:

1.  Virus y bacterias, que producen alteraciones denominadas virosis y bacteriosis, respectivamente, y son difíciles de combatir.
2.  Malas hierbas y plantas silvestres de crecimiento rápido, que compiten con los cultivos y absorben   agua  y  sales   minerales   de  la  tierra.
3.  Diversos tipos de hongos, entre los que se incluyen: el tizón del trigo, que destruye los granos reduciendo su contenido a un polvillo negro (las esporas del hongo); los denominado; «carbones», que atacan diversos cereales y destruyen sus espigas; la roya, con distintas especies que causan perjuicios en los cereales;  cornezuelo del centeno, productor de una peligrosa toxina; la ergotina, que puede ingerir el hombre en cereales contaminados por este hongo; el mildiu, que ataca a la vid, a la papa o patata y al tomate secando sus hojas; y el oidio de la vid, que forma manchas blancas que cubren las hojas.
4. Insectos, que son los enemigos más implacables de los cultivos agrícolas. A continuación se citan algunas de las especies más nocivas: la langosta, famosa por las devastaciones que produ-
ce periódicamente en el norte de África; el grillo topo, perjudicial por las galerías que forma en el subsuelo, que destruyen las raíces de las plantas; diversos tipos de mariposas, como la de la col, o las polillas, cuyas larvas, las orugas, muestran una gran voracidad y destruyen las hortalizas; los escarabajos, que atacan los cereales, como ocurre con los gorgojos, o las hortalizas, como en el caso del escarabajo de la papa o patata; y los pulgones, chupadores que debilitan las plantas.
5.   Ácaros, como la araña roja, que ataca las hojas.
6.   Limacos y caracoles, que destruyen las huertas.
7.   Nematodos, gusanos de suelo que atacan raíces y bulbos.
8.   Roedores, tales como las ratas, el ratón de campo, los topillos y el topo.

Para luchar contra estas plagas y enfermedades, el hombre cuenta con múltiples medios. Algunos de ellos son preventivos, y se basan en la inspección de productos importados, en la adecuada aplicación de los procedimientos de cultivo o en la obtención de variedades resistentes. Otros son físicos, tales como la eliminación manual, siempre que sea posible, o el descortezado de árboles para destruir huevos de insectos en la estación invernal. También se recurre a procesos químicos, como la utilización de agentes insecticidas, de aca-ricidas, de nematicidas, de herbicidas y de antifún-gicos. Por último se cuenta con medios biológicos basados en la introducción en un determinado ámbito de especies que ataquen las plagas.

Por cuanto se refiere a los insecticidas, hay que tener en cuenta su grado de toxicidad para el hombre y para las plantas cultivadas, así como la persistencia del efecto tóxico. Este tipo de sustancias se clasifican en tres categorías, la tercera de las cuales presenta una elevada toxicidad y sólo puede ser utilizada por organismos oficiales.

En función de su mecanismo de acción los insecticidas se distribuyen en cuatro grupos: (1) de ingestión, atacan a insectos que comen partes de la planta, y casi todos ellos contienen arsénico; (2) de contacto, como la rotenona o los diferentes aceites derivados del petróleo, que actúan fijándose a la cubierta de quitina de los insectos; (3) de ingestión y contacto, entre los que destacan el DDT y el linda-no, muy tóxicos y persistentes; y (4) sistémicos, que se introducen en la savia y atacan a insectos chupadores; entre los más usados dentro de esta categoría  están  el  vamidotión  y  el  metasystox.

ALGUNAS PLAGAS FRECUENTES EN LAS PLANTAS CULTIVADAS, EFECTOS Y TRATAMIENTO
Nombre de la plaga Planta afectada Alteraciones Tratamiento
Grillo topo (insecto) Todo tipo de plantas Destrucción de las raíces por la construcción de galerías subterráneasAtaque directo a tubérculos y raíces Cebos envenenados
Pulgones (insectos) Hortalizas y frutales Destrucción de las hojas, de cuya savia se alimentanFavorecen la proliferación
de hongos
Lucha biológica: utilización de mariquitas y pequeñas avispas parásitas de la larva
Productos fosforados: Malathión, Naled
Gorgojos (insectos) Granos de cereales y leguminosas Destrucción de granos de cereales y de semillas de leguminosas Compuestos azufrados, Lindano
Trips (insectos) Cebolla, olivo y cereales Destrucción de las hojas que se amarillean y secan Lindano, Naled
Escarabajo de la papa o patata (insecto) Papa o patata y, en menor medida, berenjena y tomate Rápida destrucción de las hojas que impide la formación de los tubérculos Esteres de fósforo
Orugas de la col (insectos) Coles Destrucción de las hojas Carbaril, Malathión
Araña roja (acaro) Hortalizas, frutales y algodón En condiciones de sequedad y calor, producen la devastación de los cultivos Acaricidas
Limacos v caracoles (moluscos) Hortalizas, cereales, frutales y vid Destrucción de las hojas Cebos
Nematodos (gusanos) Hortalizas Destrucción de bulbos y raíces Nematicidas
ALGUNAS ENFERMEDADES CAUSADAS POR HONGOS EN LAS PLANTAS CULTIVADAS Y LOS AGENTES INFECTANTES QUE LAS PRODUCEN
Agente infectante Planta infectada Alteraciones Tratamiento
Tizón del trigo (hongo) Trigo Ataca las espigas y destruye el grano Sulfatado (sulfato de cobre)
Carbón de los cereales (hongo) Diversos cereales Destrucción de espigas y flores Separación y quema de las partes afectadas
Roya (hongo) Cereales Tallos y espigas Forma manchas de color pardo No existe ningún tratamiento eficaz Utilización de variedades resistentes
Cornezuelo del centeno (hongo) Centeno y otros cereales Ataque a la espiga Aparición de filamentos en forma de cuernecillos de color pardo Impedir la germinación de los cornezuelos
Mildiu de la vid (hongo) Viñedos Ataque a las hojas, al racimo y a los brotes. Forma decoloraciones amarillas Sulfatado (sulfato de cobre) Compuestos orgánicos: Maneb, Captan
Oidio de la vid (hongo) Viñedos Ataque a hojas, racimos y brotes Sulfatado

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología
Enciclopedia HISPÁNICA Entrada: Agricultura

Historia del Cacao Produccion y Fabricación del Chocolate

HISTORIA: En Europa, la historia del cacao es bastante reciente, pero mucho antes del descubrimiento los indígenas de América cultivaban varias especies. Los mejicanos preparaban una bebida a la que llamaban chacolatl, y a la cual nosotros conocemos por chocolate.

Si un niño nos preguntara dónde se obtiene esa bebida tan agradable, le responderíamos: ” Amiguito, podríamos llevarte a la Costa de Oro o a Guinea cuya producción de cacao es la mayor del mundo; podríamos también mostrarte los cacaotales de la Martinica, de Jamaica, de las islas de Sonda, de Ceilán o de Venezuela, o, si lo prefieres, acercarnos a las costas de México, en el mismo lugar en que desembarcaron los conquistadores españoles al mando de Hernán Cortes, hace cuatro siglos.”

La vegetación de esa tierra mexicana, tan rica y fértil, sorprendió a los invasores: en los jardines de Moctezuma, el rey vencido, encontraron árboles del tamaño de los cerezos, cuyos frutos, amarillos, rojos, de doce a veinte centímetros de largo, despertaron su curiosidad.

Se enteraron de que esos frutos proporcionaban una sabrosa bebida, llamada “bebida real”, y de que para obtenerla era preciso abrir los frutos maduros, extraer los granos o almendras, colocarlos en unas cajas para que fermentaran y después secarlos. Ya secos, se separaban de su envoltura coriácea, se colocaban sobre parrillas y se dejaban tostar a fuego lento. Luego se los molía golpeándolos con una piedra.

El polvo así obtenido se mezclaba con substancias aromáticas, con miel, vainilla y azúcar de agave, agregándosele agua hirviente en pequeñas cantidades. Esa mezcla se agitaba rápidamente con un palillo; se lograba al fin un espumoso líquido de color castaño y de riquísimo sabor.

No todas las plantas de cacao son de igual calidad. Moctezuma consumía la “bebida real” y sus subditos la de calidad inferior. Hernán Cortés encontró que la bebida real era excelente y, habiendo comprobado sus efectos estimulantes, envió a su soberano, Carlos, V, unos granos de cacao con todas las indicaciones útiles para su preparación. Seguramente, al remitir ese producto a su rey no imaginó la importancia del regalo que hacía a la vieja Europa, un obsequio que valía tanto como los metales más escasos y las piedras preciosas: esos granos echaron los cimientos de una gran industria.

Carlos V encontró muy de su gusto la nueva bebida y, en seguida, la envió con un mensajero a la familia real de Austria. Esa corte mandó más tarde cacao al Papa.

Como era frecuente en aquella época, a las plantas nuevas se les atribuían virtudes medicinales. El arzobispo de Lyon, Alfonso, hermano del cardenal Riche-lieu, declaró que el cacao había contribuido a curarle una inflamación del bazo. En el siglo xvn, Madame de Sevigné escribía a su hija: “Estáis enferma, el chocolate os repondrá.” Pero también es verdad que poco después afirmaba: “El chocolate me ha hecho mucho daño y he oído hablar muy mal de él.” No obstante, la gente que no estaba enferma consumía el cacao como desayuno o merienda.

aztecas cacao

Los aztecas enseñaron a los conquistadores la manera de tostar cacao: lo hacían con
fuego lento, sobre piedras y con los granos previamente fermentados.

Hernan Cortes y el cacao
Después de la torrefacción, los granos se molían con procedimientos muy primitivos.
Hernán Cortés envió el producto a Carlos V, con las indicaciones necesarias para la preparación del chocolate.

Ana de Austria y el cacao
En ocasión del casamiento de Ana de Austria, el arzobispo de Lyon ofreció a la futura
reina un cofrecillo con granos de cacao.

Asimismo, en 1681 el chocolate se servía en las meriendas ofrecidas por Luis XIV en su palacio de Versalles ,y, en 1684, un médico llamado Bachot quiso demostrar la superioridad del chocolate sobre el néctar y la ambrosía, en una tesis universitaria.

Luis XIV de Francia y el chocolate

María Teresa, esposa de Luis XIV, hizo conocer el chocolate en la corte. Su acompañante española, la Molina, tenía siempre preparada una taza de esta exquisita bebida a disposición de su real ama.

En Italia, Jerónimo Benzoni y Francisco Carletti contribuyeron a divulgar las propiedades medicinales del cacao. Pero antes del siglo xvm se conoció el principio activo del grano mejicano: la teobromina.

En las selvas que rodean la cuenca del Amazonas y la del Orinoco, existen muchos cacaotales silvestres. Pero es a la antigua civilización azteca a la que debemos la explotación y utilización de ese árbol incomparable que más tarde fue trasplantado a América Central, donde sus granos constituyeron no sólo un alimento, sino también unidades monetarias. Efectivamente, las almendras del cacao se usaban como moneda entre los aztecas y el emperador recibía en ellas parte del tributo que le pagaban sus subditos.

En cuanto se conoció el cacao en los mercados mundiales, todos los países colonizadores se ocuparon de plantarlo en sus posesiones tropicales, porque el cacao exige para su crecimiento una temperatura  mínima de 24.grados, humedad constante, tierra fértil y escasa altura.

Napoleon y el cacao

Napoleón afirmaba que el chocolate de Turín justificaba hasta una guerra. Para recompensar a sus generales les ofrecía bombones de chocolate envueltos  en   billetes  de banco.

La sombra le es indispensable: para conseguirla se colocan en los cacaotales plantas provisionales, que se llaman “padres”, y otras definitivas denominadas “madres”. Estos parientes adoptivos, que protegerán a los jóvenes arbustos de los ardientes rayos solares y de los vientos impetuosos, son generalmente los plátanos y las mandiocas o yucas.

Cuando las plantitas de cacao son más robustas, se arrancan los “padres” y se dejan las “madres”. Para que tengan más vigor y para que produzcan mayor cantidad de frutos, a los 2 ó 3 años se les despuntan las ramas y se les arrancan muchas hojas. Además, con ese procedimiento su recolección será más fácil. A los 30 años un cacaotero todavía rinde bastante; sin embargo, ya empieza a envejecer. No es un árbol de larga vida, pero esto se compensa porque produce mucho.

Cuando se abre el fruto, las semillas son blancas; mas, al entrar en contacto con el aire, toman su característico color castaño. Durante varios días, las semillas se dejan amontonadas en un lugar cubierto para que fermenten. Luego se secan al sol y se envían a las fábricas, donde son tostadas para mejorar su aroma; se les quita la cascarilla y se muelen.

El polvo resultante de la molienda contiene aproximadamente un 50 % de materia grasa (manteca de cacao). La manteca de cacao se extrae haciendo hervir el polvo en agua; separada la manteca, queda el “cacao soluble”, que se vende para consumirlo disuelto en leche u otros líquidos.

Para fabricar el chocolate se utiliza el polvo de cacao sin desgrasar. Este polvo mezclado con azúcar y vainilla, o con canela, forma la pasta que, una vez seca, constituye el chocolate.

La primera fábrica de chocolate sólido fue instalada en Turín (Italia), donde se descubrió el secreto de derretir la pasta de cacao. La técnica moderna popularizó su uso.

En 1778 se inventó una máquina hidráulica que trituraba la pasta de cacao, mezclándola al mismo tiempo con azúcar y vainilla, con mayor rapidez y limpieza que haciéndolo a mano.

Después de la cosecha se abren inmediatamente los frutos para extraer los granos y someterlos a una ligera fermentación. Los indígenas desparraman los granos fermentados sobre la era para secarlos. Para separar la primera envoltura se procede a pisotear los granos. En muchos lugares de América del Sur, ese trabajo lo hacen los niños.

SOBRE LA PRODUCCIÓN Y LA FARICACIÓN DEL CHOCOLATE

El cacao en polvo se obtiene a partir de los granos de cacao, que son las semillas del Theobroma cacao, originario de la cuenca del Amazonas y de otras regiones selváticas de América Central, habiéndose cultivado, durante muchos siglos, en México.

Los aztecas bebían cacao en grandes cantidades, y los exploradores españoles de los siglos XV y XVI introdujeron la costumbre en Europa. En la actualidad, se consume en todo el mundo, en forma de bebida y de chocolate, del que es su principal ingrediente.

El cultivo del cacao se ha extendido fuera de América, pero en un área confinada dentro de los 20° de latitud al norte y al sur del ecuador, y la mayor parte de la cosecha se desarrolla dentro de unos límites todavía más estrechos, comprendidos entre unos 10°. Sólo en esta región el clima proporciona la gran cantidad de lluvias y la temperatura constantemente alta que necesitan esos árboles.

Planta de Cacao

Planta de Cacao: En estado silvestre, el cacao alcanza de ocho a diez metros de altura. Al cultivarlo, sus proporciones cambian: pierde en altura y gana en corpulencia. El fruto es una cápsula ovoide que contiene treinta o cuarenta granos del grosor de un haba, encerrados en una pulpa mucilaginosa.

También se requiere un suelo rico y profundo, para obtener buenas cosechas. Los árboles del cacao necesitan sombra y deben estar resguardados del viento; en sus habitáis naturales crecen debajo de los árboles altos del bosque. Los cultivados están, normalmente, protegidos por árboles de esa clase o por árboles umbrosos especiales y, a veces, por cocoteros o árboles del caucho. El árbol adulto del cacao tiene de seis a nueve metros de altura; por lo general, se compone de un tronco corto y de una media docena, aproximadamente, de ramas principales.

Los árboles del cacao se desarrollan a partir de semillas o de esquejes. El segundo método, sin embargo, es caro y no siempre hay disponibles los esquejes convenientes. Gran parte del cacao mundial es cultivado por pequeños agricultores en áreas reducidas de terreno, aunque en Brasil hay grandes estados de cacao. Se cultivan distintas variedades de árboles, espaciados de dos a cinco metros uno de otro, según las condiciones.

El espaciamiento se escoge para obtener el máximo rendimiento por hectárea, durante el mayor tiempo posible. Antes de que los árboles den fruto, han de pasar cuatro o cinco años. Unas flores pálidas aparecen directamente sobre el tronco y en las ramas principales (estas plantas se denominan caulifloras) y son seguidas por las bayas. Éstas constituyen los frutos y se hacen amarillas o rojas cuando están maduras.

Cada baya contiene hasta unos cuarenta granos o semillas, y la cosecha anual por árbol puede ser de veinte a treinta bayas. Esto corresponde, aproximadamente, a un kilogramo de semillas, una vez secas. Los frutos se cosechan, normalmente, de octubre a diciembre (la estación seca en África Oriental).

En Ghana y países vecinos se recoge otra cosecha mucho más pequeña en junio y julio. Las bayas se abren y se sacan las purpúreas semillas, junto con la jugosa pulpa. Las semillas se colocan en montones y se cubren con hojas, o pueden ponerse en cajas, durante unos días, para que fermenten.

El calor generado en los montones mata las semillas y ayuda a que se desarrolle el sabor de chocolate; es, por lo tanto, un proceso, muy importante. Luego de la fermentación, se las seca al sol o en espacios interiores, por medio de aire caliente. Las semillas secas tienen un color chocolate y pesan, como máximo, la mitad de cuando están frescas. Pueden ser afectadas por insectos nocivos o por hongos, y hay que protegerlas durante su almacenado y transporte.

MANIPULACIÓN  DE  LAS SEMILLAS O GRANOS DE CACAO
Cuando llegan a la factoría, las semillas se clasifican y limpian, y luego se tuestan, durante una hora, a 135° C. Su cubierta (cascarilla) se vuelve frágil, y el sabor de chocolate se desarrolla por completo. Después, se las rompe en un molino y la cascarilla se separa aventándola. Las pequeñas piezas de semilla tostada que quedan io llaman grano de cacao y pasan a un molino triturador.

El grano contiene alrededor de un 50 % de grasa y, cuando se muele, .se convierte en un líquido espeso, llamado masa. El que se destina a .ser convertido en polvo de cacao es desviado y se lo somete a grandes presiones en una prensa hidráulica.

Una gran proporción de la grasa (manteca de cacao) fluye como un líquido dorado. Los terrones sólidos que quedan se muelen y tamizan, y, finalmente, se envasan para su venta como cacao o chocolate en polvo para bebidas. Los granos destinados a la fabricación de chocolate se muelen con azúcar y se mezclan con el exceso de manteca de cacao obtenido en las prensas.

El líquido espeso que resulta ya es chocolate, y se pasa a unos moldes, donde se solidifica. Para producir chocolate con leche se añaden sólidos de la leche a la mezcla.

ANÁLISIS DEL CACAO O CHOCOLATE EN  POLVO

Producto Grasa (%) Agua (%) Proteína (%) Total de hidratosde carbono (%) Fibra (%) Poder Alimenticio
450 cal./g.
Chocolate
amargo
52,9 2,3 5,5 18 2,6 2585
Cacao graso 23,8 3,9 8 29 4,6 1645
Cacao 11,0 6,2 8,9 30,5 4,7 1248
Cacao
sin
grasa
0,0 4,7 9,9 34,0 5,3 887
Cacao por el método alcalino 22,8 5,5 7,5 29,0 4,5 1595

PROCESO ALCALINO
El cacao puede recibir una serie de tratamientos, tales como ser sometido a vapor de agua, o mezclado con disoluciones de malta, sólidos de leche, ácidos débiles, etc.; también puede ser oreado, calentado, desodorizado y sometido a luz ultravioleta. De todos estos tratamientos, el más importante es el que se conoce con el nombre de proceso holandés o, más descriptivamente, proceso alcalino.

Este proceso incluye el tratamiento de las grasas de cacao, el licor de chocolate o el cacao en polvo, con carbonato, bicarbonato  o hidróxido  sódico,  potásico  o amónico, o cualquier combinación de esos álcalis en pequeña cantidad (del 1 al 3 %, según los casos), disueltos en agua.

En comparación con el cacao natural elaborado con el mismo tipo de granos no sometidos al proceso alcalino, el producto resultante de este tratamiento es mucho más oscuro y menos ácido. En suspensión acuosa da una reacción neutra, mientras que el cacao natural da una reacción ligeramente acida. El producto tratado es más fácilmente soluble en agua y se humedece con más facilidad también.

Cuando se mezcla con agua o leche calientes, se suspende mejor y presenta menos separación grasa en la superficie. Por otra parte, el sabor, aunque algo distinto del natural, resulta bastante parecido y agradable, y su poder alimenticio es similar al del producto natural.

mapa produccion de cacao

Las regiones más productoras de cacao están situadas dentro de los 20° de latitud al norte y al sur del ecuador. Ghana y Nigeria, junto con los países vecinos, producen alrededor de la mitad del cacao del mundo.

FABRICACIÓN  DE CHOCOLATE DULCE
En la actualidad, en las grandes fábricas se utilizan procedimientos de fabricación en los que se ha sustituido el antiguo proceso por una operación continua, sin pérdida de calidad en los productos resultantes. Las fórmulas se hacen para obtener toneladas de chocolate por hora y, durante el proceso, se disponen los adecuados controles de laboratorio, para conseguir grandes cantidades del producto a menor costo.

Primero, se mezclan el azúcar, el licor de chocolate, la leche o los elementos necesarios para darle los sabores especiales requeridos (almendra, nueces, etcétera), y la manteca de cacao. Esta parte, de consistencia grosera, se “refina”, pasándola por rodillos de acero que la convierten en una masa pulverulenta, que contiene una textura más suave.

Puede ser necesaria una adición de pequeñas cantidades de manteca de cacao. Luego de refinarse el chocolate, se lo somete a un proceso muy importante, consistente en calentar, airear y batir la masa pastosa, con lo cual se consigueque el chocolate adquiera una viscosidad menor y una suavidad extrema, con un sabor más suave.

Las temperaturas a que se trata el chocolate suelen estar comprendidas entre los 54-82°C, aunque, en el caso del chocolate con leche, nunca se pasa de los 60°C.

La operación puede durar unas 12 horas para los chocolates ordinarios; pero, cuando se trata de chocolates de alta calidad, puede durar hasta 120 horas y, en casos especiales de chocolates de lujo, se llegan a tener de 5 a 8 días, en procesos no continuos, desde luego.

Una vez batido, el chocolate puede modelarse en bloques de 5 kg., con destino a otros fabricantes, o en pequeñas barras para el consumo público. La transición del chocolate líquido al sólido es una de las más importantes manipulaciones de todo el proceso, que se llama, normalmente, temperado.

En este proceso, hay que enfriar el chocolate líquido a una temperatura por debajo del punto de fusión de la manteca de cacao (alrededor de los 32°C.), y mantenerla (27-29°C.), para conseguir una solidificación regular. Esto se consigue mezclando continuamente la masa y controlando el enfriamiento, para que la manteca se vaya espesando y se solidifique, hasta cementar los sólidos suspendidos, formando un bloque compacto de una textura fina.

Esquema de la fabricación del chocolate

Esquema de la fabricación del cacao y del chocolate, donde se muestra cómo el exceso de manteca de cacao obtenido de una operación se usa como materia prima en otra.

Fuente Consultada
TECNIRAMA N°86 La Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología (CODEX)
LO SE TODO Tomo I -El Cacao –

El Mundo y El Medio Ambiente Capa Ozono Calentamiento Global Historia

Geografía del Mundo – Ríos, Montañas, Océanos, Continentes y Países
Eras Geológicas del Planeta Tierra
Estructura Interna del Planeta Tierra
La Importancia del Agua
La Capa de Ozono
La Explosión Demográfica
El Efecto Invernadero
Desastres Naturales
La Antártida
La Población Mundial (Sus Desafíos)
El Petróleo: El Oro Negro
Grandes Ciudades: Megalópolis
El Agua, el Aire y La Atmósfera
La LLuvia Ácida
El Magnetismo Terrestre
El Magma Terrestre
Origen de la Vida-Evolución del Hombre-Proyecto Genoma-Clonación
TRAGEDIAS
Malas Noticias En El Mundo
La Tragedia del Challenger
El Titanic
El Hinbenburg
Aeropuerto de Tenerife
Accidente en el Rio Potomac
Desastre Químico de Seveso
La Usina Atómica de Chernobyl
El Peligro de la Ondas Ionizantes
DATOS GEOGRÁFICOS
Geografía de Argentina
Geografía del Mundo
Datos Estadísticos del Mundo
Accidentes Geográficos Notables
Datos de América del Sur
Atlas Mundial Con Datos Demográficos
Datos Curiosos del Planeta Tierra
Mapa Mundial del Hambre
El Planeta Se Rebela
Latinoamérica y el Mundo en el Siglo XX
Regiones, Países y Ciudades del Mundo
El Calentamiento Global Provocará Una Gran Crisis
La Biodiversidad
Los Recursos Energéticos Naturales del Planeta
El Agua Dulce y El Acuífero Guaraní
Conceptos Básicos de Ecología
Países Verdes,Que Cuidan el Planeta
Históricas Contaminaciones Fatales del Aire
Los Lugares Más Bellos del Mundo
¿Como Se Calcula la Riqueza de un País?
 Haz Una Búsqueda Porque Hay Muchos Temas Más Tratados Sobre Geografía….

 

Seda Natural Fibra Hecha Por Los Gusanos Origen de la seda en China

La seda de Oriente ha llegado al mundo occidental desde hace siglos, y sigue siendo la tela más preciada. Su fibra se obtiene del gusano de seda, Bombyx mori, cuando Forma su capullo para convertirse en mariposa. Cada capullo consta de un solo filamento que llega a medir más de 1.5 km. Se necesitan 110 capullos para confeccionar una corbata, 630 para una blusa y 3000 para un kimono.

Según la tradición china, la seda se descubrió en el año 2640 a C., en el jardín del emperador Huang Ti. De acuerdo con la leyenda. Huang Ti pidió a su esposa Xi L.ingshi que averiguara qué estaba acabando con sus plantas de morera. La mujer descubrió que eran unos gusanos blancos que producían capullos brillantes. Al dejar caer accidentalmente un capullo en agua tibia, Xi Lingshi advirtió que podía descomponerlo en un Fino filamento y enrollar éste en un carrete. Había descubierto cómo hacer la seda, secreto que mantuvieron bien guardado los chinos durante los siguientes 2000 años. La ley imperial decretó que todo aquel que lo revelara sería torturado hasta morir.

La manufactura de la seda tiene cuatro etapas: el cultivo de las moreras, la cría de los gusanos de seda, el desenrollado de la fibra y el tejido de la tela.Los gusanos de seda se alimentan con las hojas de varios árboles, pero los que ingieren hojas de morera producen la seda más fina. En 1608 el rey Jacobo I de Inglaterra ordenó sembrar 10.000 plantas de moral en su país, para crear una industria de la seda. Pero Fracasó debido a que esa variedad de moráceas no era la adecuada.

En China se cultivan arbustos de morera para recolectar fácilmente sus hojas y alimentar a los gusanos de seda. Estos se crían en la primavera. Durante losmeses de intensa actividad. Los huevecilios de la temporada anterior, almacenados en un lugar fresco, se incuban tan pronto como brotan las hojas de las moreras. Los gusanos comen hojas continuamente durante casi un mes y aumentos en su peso 10.000 veces.

Es preciso consentir a los gusanos para que sean productivos. En China se decía que detestan el frío, la humedad, la suciedad, el ruido, el olor a pescado frito, las lágrimas, los gritos y las mujeres embarazadas o poco después de parir. Aún hoy, en la provincia china de Hang-zhou, a las mujeres que cuidan a los gusanos de seda se les prohíbe fumar, maquillarse o comer ajos.

Después de formados los capullos, las dos glándulas de seda que los gusanos tienen a lo largo del cuerpo empiezan a segregar una mezcla semilíquida. Las hebras de ambas glándulas se combinan en un solo filamento.

Primero se fijan haciendo una fina red. Luego, con un movimiento en forma de 8, menean la cabeza de un lado a otro y lentamente van construyendo un capullo impermeable que los cubre por completo. Tardan unos tres días en hilarlo, proceso durante el cual sacuden la cabeza unas 300.000 veces.

Hilado Los filamentos íntegros de entre cinco y ocho capullos se entrelazan para obtener el hilo de seda, con el cual se forman madejas. Los armazones de madera tradicionales, como éste. han cedido su sitio a modernas máquinas.

Si la metamorfosis se completa, el gusano se convierte en mariposa al cabo de dos semanas, aproximadamente; en ese tiempo las enzimas segregadas por el capullo ablandan éste y sale la mariposa, para iniciar un nuevo ciclo de vida. Sólo se permite que ocurra esto en pocos casos, para preservar la especie. A los demás se les mata. Si se evita que el capullo se dañe al salir la mariposa, puede recuperarse la fibra entera.

El desenrollado de la fibra se realiza remojando los capullos en agua tibia para encontrar la punta del filamento de seda, que se devana en un carrete. Las fibras de varios capullos —por lo general entre cinco y ocho— se enrollan en el mismo carrete, para obtener un hilo suficientemente grueso. Hoy se usan devanadoras automáticas.

Si se colocan juntos dos gusanos de seda, producen un capullo doble. La seda de estos capullos se llama ocal. El hilo tiene “mechones’ y se usa para hacer telas con variantes de textura.

La producción mundial de seda es de unas 50 000 toneladas al año, que representan apenas el 1 % de la producción total de fibras textiles. Su brillantez se debe a que las fibras no tienen forma cilíndrica, sino de prismas triangulares, por lo cual reflejan la luz. La seda sigue siendo un material de lujo.

Bordado Las madejas de seda se tiñen y se utilizan ya sea para producir telas o para bordar.

Más Abajo Puede Tener Una Explicación Más Profunda

COMO LLEGARON A OCCIDENTE LOS SECRETOS DE LA SEDA NATURAL: Los dos monjes Fueron muy insistentes: tenían que ver al emperador. Dijeron poseer un valioso secreto y que habían viajado de China a Constantinopla (hoy Estambul) para revelarlo a la corte.

Eso fue hacia el año 550 d.C., cuando Justiniano I encabezaba el Imperio Romano de Oriente (bizantino). El secreto de los monjes mereció su atención: ofrecieron revelarle la técnica china para obtener seda.

En la pequeña isla griega de Kos se produjo un poco de la lujosa tela, con gusanos de seda encontrados en la localidad, que ingerían hojas de roble. Pero no era comparable a la seda china, hecha por gusanos alimentados con hojas de morera. Los romanos orientales compraban seda china a comerciantes que la transportaban más de 4800 Km. a través de Asia Central, por la peligrosa Ruta de la Seda, desde luoyang hasta el Mediterráneo oriental. La travesía duraba ocho meses.

Cuando la seda llegó a Europa su peso se valoró, literalmente, en oro. Y carla vez era más costosa y difícil de conseguir, pues la Ruta de la Seda atravesaba territorios en guerra. Justiniano intentó importarla por conducto de comerciantes etíopes, que recibían embarques de China.

Aquellos monjes eran persas que habían divulgado el cristianismo en China durante muchos años, y aprendido los secretos de la seda. Entonces hicieron una propuesta a Justiniano: dado que era imposible mantener vivos a los gusanos durante una travesía tan larga. ofrecieron transportar sus diminutos huevecillos. Bastan 28 gr. de éstos para obtener 36.000 gusanos.

Justiniano colmó a los monjes de regalos y les prometió jugosas recompensas, los dos hombres volvieron a China y se abastecieron de huevecillos. Luego emprendieron el arduo viaje a Occidente, con su preciosa carga escondida en bastones de bambú.

A su regreso, los monjes enseñaron a los romanos cómo criar a los gusanos, que se usaron para hacer la primera tela de seda europea. A algunos gusanos se les dejó convertirse en mariposa para conservar la especie y así nació la primera industria de seda en Europa. Pero a pesar de ello, los gusanos siguen prefiriendo la morera china.

AMPLIACIÓN DEL TEMA:
La seda es una fibra natural, obtenida industrialmente de varias especies de mariposas. Cuando las orugas de éstas (gusanos de seda) alcanzan su mayor tamaño, hilan los capullos en los que pasarán normalmente la fase de reposo (pupal) antes de convertirse en adultas.

La seda natural se obtiene a partir de esos capullos. No sólo produce seda la mariposa de este nombre; todas las orugas pueden generarla, y muchas de ellas la usan para la fabricación de capullos, como el dañino “bicho de cesto” o “bicho canasto”. También la pueden producir otros insectos, e incluso la de las arañas (aunque, hasta ahora, no haya podido ser explotada comercialmente) es de tan buena calidad como la del gusano de seda.

La mayor cantidad de seda producida en el mundo proviene, en gran proporción, de la mariposa Bovibyx mori, que, según se cree, tuvo su origen en China. Se viene criando desde hace siglos, y existen numerosas variedades de ella. La mariposa adulta tiene un color cremoso y su envergadura es de unos 5 cm.

mariposa Bovibyx mori

No vuela ni come, y la variedad doméstica no se encuentra jamás en estado silvestre. La hembra pone unos 500 huevos, de los que salen minúsculas orugas. Éstas comen una gran variedad de hojas, incluso de lechuga, pero la seda de mejor calidad se obtiene de las que se alimentan con hojas de morera.

Estas hojas contienen proteínas y resinas que parecen añadir resistencia y brillo a la seda. Los gusanos de seda que se crían con otros tipos de hoja raramente dan un producto que se pueda hilar, es decir, seda que se pueda convertir en largos hilos. La oruga cambia de piel cuatro veces durante su vida.

Gusano de Seda

Cuando alcanza su tamaño máximo, la oruga tiene unos 8 cm. de largo y un color blancuzco. Al llegar a esta fase, empieza a hilar el capullo. Produce la seda un par de glándulas arrolladas, situadas alrededor del tubo digestivo. Cada glándula fabrica una hebra de seda, y las dos hebras se unen, antes de surgir al exterior, por un orificio especial u órgano hilandero próximo a la boca.

El cuerpo de la oruga completamente desarrollada está casi lleno de seda líquida. La seda se endurece rápidamente, al contacto con el aire. Hay varias glándulas accesoria próximas al orificio hilandero que producen una goma que da pegajosidad a la seda. Así, la oruga puede fijar los capullos sobre algún objeto.

Esta goma (sericina) es amarilla o blanca, según la traza de mariposa. Al empezar a hilar su capullo, la oruga mueve la cabeza de un lado a otro y segrega una hebra continua de seda, con la que teje el capullo completo, que tiene unos 4 cm. de longitud. En esta operación invierte unas setenta horas. De un solo capullo pueden obtenerse unos 1.000 metros de seda bruta, pero ésta es tan fina, que mil hebras unidas no llegan a tener 2,5 cm. de ancho.

Una vez encerrada dentro del capullo, la oruga se arruga y pierde de nuevo su piel, para alcanzar el estado de pupa o crisálida. Desde el avivamiento de los huevos a la formación de la pupa transcurren de 4 a 5 semanas, según las circunstancias. El estado de pupa dura otros 10 días más, y, por último, brota del capullo la mariposa adulta. Sin embargo, los gusanos de seda son sacrificados por los cultivadores en el estado de pupa, excepto los pocos ejemplares que se dejan para que se conviertan en mariposas.

LA SERICICULTURA
El Japón es el primer país productor de seda del mundo, tanto en calidad como en cantidad, a pesar de que la patria tradicional de ella sea la China. La industria japonesa de la seda es muy importante, y está regulada de manera muy estricta.

Las disposiciones sobre la cría de los gusanos son muy severas, y se parecen a las dictadas sobre “el estado sanitario de otros animales domésticos, como las gallinas y el ganado vacuno. En el Japón se dan las condiciones ideales tanto para la cría del gusano de seda como para el cultivo de su planta alimenticia, la morera. Existen muchas variedades de esta última, todas las cuales tienen un desarrollo rápido.

Es posible cortar hojas del árbol varias veces al día. La morera es una planta muy resistente, y su cultivo, al servicio de la cría de los gusanos de seda, se practica también en otras regiones del mundo, como en la zona Mediterránea sur de la U.R.S.S.

La India produce grandes cantidades de seda, tanto de la proveniente de la mariposa Bombyx mori, como de la llamada “seda silvestre”, que procede de otras especies. Algunas razas de Bombyx mori dan varias generaciones al año, pero la mejor seda proviene de la variedad que normalmente sólo produce una generación.

Los huevos de esta variedad requieren un período de frío para que puedan avivar. Sin embargo, se ha podido comprobar que este período puede evitarse, tratando los huevos con una solucióndiluida de ácido clorhídrico durante algunos minutos. Por este procedimiento, los gusanos pueden criarse durante todo el tiempo que la morera mantiene sus hojas, en vez de limitarlo simplemente a unas cuantas semanas durante el verano. En consecuencia, la producción de seda por unidad de superficie de plantación de morera ha crecido enormemente.

Los métodos de cría del gusado para la obtención de la seda son muy parecidos en todo el mundo, y este artículo tratará de los principios generales. Cuando las hojas de la morera comienzan a abrirse, los huevos se sacan de un depósito frío y se les hace adquirir gradualmente una temperatura de unos 20°C.

Las jóvenes orugas avivan en unos 10 días, y se las alimenta con finas tiras de hojas de morera. Deben proporcionárseles hojas frescas cada pocas horas, y éstas no deben estar húmedas en absoluto, pues, de otro modo, las orugas se verían atacadas por una infección de hongos. Los gusanos tienen un apetito voraz y pasan el tiempo comiendo, excepto durante los períodos de muda.

No deben tocarse, y el método para proporcionarles el alimento de refresco consiste en colocar sobre ellos las hojas en un papel perforado: las orugas se abren paso por los agujeros de éste, y pueden eliminarse del criadero las hojas viejas y los excrementos. Los grandes criaderos de gusanos de seda aprovechan estos productos como abono. Cuando los gusanos crecen, se les van administrando porciones mayores de alimento, y finalmente hojas enteras. Cuando la oruga ha llegado a su tamaño máximo, se dedica a buscar un sitio adecuado donde tejer su capullo.

Esquema del hilado de la seda

En las cámaras de cría se ponen a su alcance haces de paja u otros objetos apropiados, sobre los que puedan hilar. Lo primero que construyen es una especie de “hamaca” donde reposan mientras van tejiendo el verdadero capullo. La primera parte del capullo (la externa) está formada de diversas hebras unidas a la “hamaca”, pero la interior se forma de una sola hebra continua de unos mil metros de longitud. Cuando el capullo está terminado, la oruga, encerrada en él, se transforma en crisálida, y en este estado se calienta el capullo en un horno, durante unas doce horas. Así se mata a la crisálida, sin dañar la seda. Se deja vivir un 5 % de las crisálidas, para obtener mariposas que produzcan los huevos de la próxima generación.

El capullo es muy resistente e irrompible, pero la mariposa está provista de una glándula que genera un disolvente, que le sirve para ablandar la seda y salir al exterior. Cuando una mariposa ha salido del capullo, éste carece de utilidad para el hilado, pues la hebra está rota.

HILADO DE LA SEDA A PARTIR DEL CAPULLO
Antes de desenrrollar la seda de los capullos, debe ablandarse la goma, lo que se consigue colocándosela en agua caliente durante un rato. Con un cepillo o un agitador, se recogen los extremos pegajosos y se tira de ellos hasta que sale una hebra de cada capullo. Una hebra sola resulta demasiado fina para los usos industriales, por lo que se reúnen varias para producir una del grosor suficiente.

Antes, el hilado solía hacerse a mano, pero hoy día se realiza en máquinas adecuadas. Sin embargo, hacen falta operadores muy hábiles para ir reemplazando los capullos a medida que se agotan. Se han introducido máquinas automáticas que usan aparatos electrónicos para incorporar nuevas hebras cuando el grosor del hilo de seda bruta se hace menor. La seda se va hilando, a partir de los capullos colocados en recipientes de agua caliente.

Las hebras de cada grupo de capullos giran alrededor de un disco, y se van pegando unas a otras, a medida que la goma se va endureciendo otra vez. Después de pasar por una serie de poleas, la seda bruta, como se la llama entonces, se recoge en bobinas.

La larva termina casi su capullo, no tiene mucho espacio donde moverse, y por eso las últimas porciones de hebra suelen estar enredadas. Por esta razón, no se aprovecha la parte final para el hilado, y tan pronto el capullo empieza a aparecer transparente, se retira para reemplazarlo por otro. El operario realiza esta maniobra frotando simplemente la nueva hebra contra las otras.

A partir de las bobinas, se van haciendo madejas de seda que, una vez revisadas, pasan a ser tejidas. Las técnicas de tejido son similares a las que se usan para el de otros materiales. Sin embargo, antes de estampar o teñir la seda, debe desengomársela por completo, lo que se consigue haciéndola hervir. Los extremos de ios capullos que se eliminaron al empezar el hilado, y la parte interior de ellos, que no se ha hilado tampoco, no se tiran, sino que se peinan como la lana y se usan luego en madejas para bordados y productos similares. Los capullos agujereados, de los que han salido las mariposas, proporcionan también una materia válida para esos tipos de labores. Incluso las crisálidas muertas se aprovechan como pienso para las gallinas, abono o cebo para la pesca.

La “seda silvestre” (tusor) que producen otras mariposas (Antherea sp.), especialmente en la India, Mongolia y Japón, no puede hilarse de la manera normal, ya que los capullos no están formados por una hebra continua. Estas sedan deben tejerse, y, por lo general, son más bastas que las producidas por el gusano de morera, siendo usadas para tipos especiales de tejidos.

Fuente Consultada:
Como Funcionan Las Mayoría de las Cosas de Reader`s Digest – Wikipedia –
Enciclopedia Encarta – Enciclopedia Consultora Tmo II
Eniclopedia de la Ciencia y La tecnología TECNIRAMA N°82 La Seda Natural

Perlas Naturales y Cultivadas Formacion y Cultivo Mikimoto inventor

CÓMO SE FORMA UNA PERLA?:

El nacimiento de una perla es un suceso maravilloso. A diferencia de las piedras o metales preciosos que deben extraerse de la tierra, las perlas son creadas por ostras vivas en las profundidades del mar. Las piedras preciosas deben pulirse antes de que muestren su belleza; las perlas no necesitan tales tratamientos para revelar su encanto. Nacen de las ostras madres con lustre iridiscente y suave brillo interno que no se iguala a ninguna otra gema en el mundo.

Entre los moluscos conquiformes el que produce más perlas es la “ostra perlera”, llamada comúnmente madreperla. Vive entre dos valvas grisáceas, adherida a las rocas de los mares tropicales, a una profundidad media de treinta a cuarenta metros.

El animal se fija a la roca por medio de un filamento denominado byssus. Una glándula especial segrega la materia nacarada que se extiende desbordando de la caparazón.

Según la clase de moluscos, varía la manera como se desarrollan las prolongaciones del manto y la calidad de la materia que produce. En la madreperla, la cara externa de la concha es rugosa y se llama perióstraco; la interna, lisa y traslúcida, es el nácar y está en contacto directo con el epitelio del órgano filamentoso adherido a la roca.

Si un cuerpo extraño penetra en la ostra, se producirá una abundante secreción de sustancia nacarada, dentro de la cual quedará encerrado el huésped inoportuno. Si éste tiene forma esférica, se formará una perla perfectamente redonda. En caso contrario será piriforme. A veces el parásito queda en la superficie del byssus; entonces, el nácar no podrá encerrarlo enteramente y se producirá en la cara externa de la valva una protuberancia llamada barrueco.

En general, las perlas son de una blancura particular y reflejan en matices plateados los tonos más tenues. Sin embargo, también existen perlas rosadas, amarillas, negras, azules y verdes. Estas son las más raras. El color depende del cuerpo extraño que ocasionó el proceso que acabamos de describir. Si al secarse el parásito se torna blanco, la perla será de igual color; si se trata de un grano de arena o de un filamento de alga, el color de los mismos aparecerá a través de las capas concéntricas del nácar y coloreará la superficie. Como se ve, las perlas no son piedras preciosas. Difieren de éstas tanto por su estructura física, como por su origen. Los zafiros, diamantes y rubíes son minerales que se formaron hace centenares de miles de años en las capas superiores de la litosfera; en cambio, la perla deriva de un organismo viviente. Con el correr de los años pierde su luminosidad y se vuelve opaca.

La madreperla no es el único molusco generador de perlas. También las producen los lamelibranquios, los cefalópodos y los gasterópodos. Las ostras comestibles se asemejan a la madreperla, pero su nácar no tiene una irisación tan atrayente. La pesca de perlas se practica aún en la actualidad tal como la hemos descrito. Pero son contados los hombres que poseen la fuerza, la capacidad pulmonar y el valor necesario para vencer los peligros que tal oficio presenta.

Desde hace siglos los indígenas recurren a un procedimiento que alivia sus fatigas. Se sumergen de pie sobre una piedra atada a un cable que se va soltando desde el barco. Este cable, que a veces atan a su cintura después de haberse desprendido de la piedra, les permite volver más fácilmente a la superficie si sufren algún malestar o si los amenaza algún peligro. A pesar de todo, el oficio de pescador de perlas sigue siendo muy ingrato. Añadiremos que la pesca se realiza solamente durante cuatro meses del año (de junio a septiembre), y que en ese lap3o los pescadores bucean 30 ó 40 veces por día.

Las conchas, una vez vaciadas son arrojadas para su limpieza en grandes cubas llenas de agua hirviente. Luego se enviarán a las fábricas donde se las emplea para construir objetos de adorno y botones. En ciertos países la pesca de perlas constituye una verdadera industria, como en otros la búsqueda de diamantes. Cuando varias embarcaciones realizan simultáneamente la pesca en un mismo sector, personal especializado abre las ostras en la playa, bajo la mirada de guardianes armados. Para no agotar una fuente tan valiosa de riquezas, se suelen dividir los bancos de perlas en diversos sectores que se exploran por turno.

Ya a fines del siglo pasado se encontró en el norte de Ceilán un banco que tenía unos 30 kilómetros de largo, y se lo dividió en siete partes que se explotaban sucesivamente para dar a las ostras el tiempo necesario para reproducirse y crecer. En la actualidad la pesca se realiza cada vez más con escafandra, lo que da mejor resultado con menor fatiga para los pescadores. De esta manera el buzo puede permanecer más tiempo bajo el agua, elegir su pesca y volver con una carga mayor. En las costas africanas y en las de la Polinesia la pesca es controlada por los gobiernos interesados y el valioso producto se envía a los grandes mercados europeos o americanos. París es el centro de ese lujoso mercado internacional y los precios que allí se fijan rigen en el mundo entero.

PERLAS DE CULTIVO

Cuando en la última década del siglo pasado aparecieron las primeras perlas cultivadas, idénticas a las naturales, los precios de estas últimas bajaron verticalmente. Pero, poco a poco, las cotizaciones se normalizaron gracias a procedimientos inteligentes y, más tarde, a los rayos X, que permitieron diferenciar unas de otras.

Fue un japonés. un hombrecillo silencioso y sutil. Kochiki Mikimoto, quien tuvo la idea de cultivar perlas. Como muchos otros inventos, éste también pudo parecer sencillo y fácil.

Kokichi Mikimoto registró la primera patente relativa a objetos biológicos,
alcanzando rápidamente fama mundial.

Por experiencia propia, Mikimoto conocía las espantosas condiciones de vida de los pescadores. Sabía que la formación de la perla se producía por la introducción de un cuerpo extraño en el manto del molusco. Pensó, por lo tanto, que podría obtener perlas si imitaba el procedimiento de la naturaleza.

Al principio obtuvo perlas incompletas, defectuosas. Cambió entonces de procedimiento e introdujo la partícula extraña en el cuerpo mismo del molusco. Para Mikimoto fue un gran día aquél en que al abrir las conchas de una de sus ostras halló una perla perfectamente redonda, traslúcida, comparable en todo sentido a los más hermosos ejemplares naturales. Mikimoto había consagrado largos años de paciente y tenaz labor a perfeccionar su técnica.

Los expertos se declararon incapaces de distinguir una perla natural de una cultivada. Su triunfo fue completo. Durante muchos años, la industria japonesa de las perlas cultivadas (dirigida siempre por el infatigable Mikimoto) guardó celosamente su secreto. Pero muerto Mikimoto en 1954, el método dejó de ser un secreto.

Consiste en extraer un fragmento de nácar de una ostra viva e injertarlo en otra de la misma especie. Para injertar se prefiere siempre el músculo aductor que encontramos al separar las valvas. Este procedimiento es una verdadera intervención quirúrgica y debe ser ejecutado con la mayor delicadeza para no perjudicar el fragmento extraído, ni el tejido de la ostra en la cual se injertará. Ambas ostras tienen que ser sanas y hay que obrar con el cuidado suficiente para no provocar infecciones. Las ostras así tratadas son puestas en una jaula metálica que se sumerge en el mar, a la profundidad conveniente para la formación de una perla de calidad. Durante el lapso necesario para la formación de la perla (de 6 a 7 años), las llamadas “hijas del mar unas mujeres con escafandra, vigilan las jaulas metálicas y las limpian de algas y parásitos.

Cada tres meses las suben para una limpieza general. Al cabo de 5 ó 7 años, según las dimensiones de la perla que se quiere obtener, se subirán las jaulas para extraer de ellas los moluscos. Con este procedimiento se logran perlas de 20 Mm. de diámetro, que es la dimensión máxima de las perlas naturales.

En brillo y oriente (reflejo especial propio de las perlas) las cultivadas no tienen nada que envidiar a las naturales. Sin embargo no todas las ostras injertadas dan perlas; algunas mueren víctimas de los parásitos, de la voracidad de los pulpos o por las corrientes frías. El gran criadero fundado por Mikimoto, el mejor organizado en todo Japón, dispone de una escuadrilla de aviones encargados de volar sobre el océano y descubrir las corrientes frías. Tal vez algún día lucirán en los adornos de las mujeres solamente las perlas cultivadas. No serán tan preciosas como las naturales, pero no habrán costado a los hombres tantas penas y peligros.

Recursos Energeticos de Argentina Riqueza Natural Energia. Combustible fosiles El Petroleo y sus reservas. Energia renovable y no renovable.

Recursos Energéticos

Pese a que es un bien de consumo final utilizado para el confort humano, la energía es de vital importancia para el desarrollo económico y para la satisfacción de las necesidades de la población de un país. Y aunque no se la incorpora materialmente a los bienes o servicios producidos, forma parte del instrumental que se necesita para activar las maquinarias y herramientas en cualquier producción.

En Argentina, encontramos diversos recursos energéticos.  Por ejemplo, las cuencas petrolíferas y gasíferas; los ríos caudalosos como el Paraná y el Uruguay y otros que son importantes por su pendiente y no por su caudal, como los ríos del Desaguadero descendientes de la Cordillera de los Andes y los ríos de las Sierras Pampeanas, todos ellos empleados para la producción de energía hidroeléctrica.

También contamos con grandes superficies áridas y semiáridas con alta heliofanía, es decir, con mayor intensidad de la luz solar, para la utilización de la energía del sol.  Tal es el caso de la región de Cuyo, las Sierras Pampeanas, la Puna y la cordillera Oriental.

Otro recurso energético es la acción del viento, llamada energía eólica, propio de áreas como la Patagonia, en donde los vientos son constantes e intensos.  En este lugar, junto al litoral marítimo, encontramos la amplitud de las mareas que se podría utilizar para la energía mareomotriz.

Y por último, nos encontramos con áreas con actividad volcánica, como en Neuquén, en los volcanes Copahue y Domuyo, y otras localidades cercanas a la cordillera donde se aprovecha en reducidas proporciones la energía geotérmica, es decir, el calor interno de la Tierra.

Actualmente, nuestro país desea superar un gran desafío, el de reemplazar las fuentes tradicionales como el carbón, petróleo y gas natural (combustibles Fósiles), por aquellas energías alternativas que tienen las ventajas de ser inagotables y no contaminantes para el medio ambiente, ya que las primeras y de las que dependemos para cualquier actividad diaria, son recursos no renovables o dicho de otra manera, son fuentes de energía difíciles de recuperar.

Sin embargo, no son muy utilizadas estas alternativas ya que su inconveniente mayor es la alta inversión inicial necesaria para la construcción de dicha infraestructura de producción de energía.  Como es el caso de los paneles solares utilizados en San Juan y Mendoza, o los Molinos de vientos como los del Parque Eólico Antonio Morán, en Comodoro Rivadavia.

A partir de la década de 1990 y en el marco de la Reforma del Estado, el sector de la energía eléctrica en la República Argentina, también sufrió un cambio.  Impulsado su transformación mediante el paso del sector privado de las empresas públicas y la privatización de las etapas de exploración, extracción y exportación de los recursos energéticos, en su mayoría  fueron tomadas por empresas que no eran pertenecientes a nuestro país.

Combustibles fósiles

El gas natural, el carbón y el petróleo, son combustibles fósiles.  Estos dos últimos, son utilizados en mayor parte para la producción de energía térmica.

En nuestro país contamos con cuencas sedimentarias de recursos petrolíferos y gasíferos. Actualmente son cinco las que se explotan, la Cuenca del Noroeste, la Cuyana, Neuquina, el Golfo de san Jorge y la Cuenca Austral.

El sector privado de nuestro país, el cual en su mayor parte está compuesto por capitales extranjeros, es el que se encarga de la explotación y el transporte del gas natural y del petróleo, así como también de las refinerías.

Sin embargo, desde su privatización, la extracción de petróleo crudo y gas natural creció enormemente.  Por ejemplo, observemos lo siguiente, en 1990 la extracción de gas natural era algo menos de 30 millones de centímetros cúbicos, mientras que unos años después (1998), logró ser de 50 millones de centímetros cúbicos.  Tal es así que con el petróleo crudo sucede lo mismo, pasa de 20.000 millones a alrededor de 37.000 millones de centímetros cúbicos en el mismo periodo.

Desde la integración del MERCOSUR se han acrecentado las exportaciones de combustibles a los países limítrofes. Tal es el caso de Chile, el cual demandó más gas natural como consecuencia de la construcción de gasoductos, que permitieron su transporte más fácil y accesible; por ejemplo el construido en el norte del país, llamado Nor Andino.

Energía Hidroeléctrica

En Argentina, las mayores obras de infraestructura para utilizar este tipo de recurso y obtener energía, se encuentran en la cuenca del Plata y son de carácter binacional: ya que la represa de Yaciretá se encuentra sobre el río Paraná, compartida con nuestro país limítrofe, Paraguay; y la represa de Salto Grande, compartida con Uruguay sobre el río del mismo nombre.

Sin embargo, no son las únicas, también tenemos otras represas importantes situadas en áreas montañosas y otras sobre los ríos que se alimentan de deshielo como ser el caso de los Reyunos en Cuyo y el Chocón, Alicurá, Arroyito y Futaleufú en la Patagonia, entre otros.

Pese a contar con estas obras, nuestro país aprovecha reducidamente este tipo de energía con respecto a la magnitud del recurso.  Siendo además el mismo, autorrenovable y no contaminante al medio ambiente.

La energía eólica en la Argentina y América del Sur

La energía eólica (de Bolos, dios griego del viento) es la forma de energía que se relaciona con el aire en movimiento. Ha experimentado un grado de desarrollo y de aceptación mundial muy significativos entre las nuevas tecnologías de aprovechamiento de las energías renovables: ya hay en todo el mundo alrededor de 3.500 megavatios de potencia instalada.

Esto es un claro ejemplo del aprovechamiento de energía sana para el ambiente, renovable y no contaminante, que permite evitar el uso de combustibles no renovables y la emisión de contaminantes a la atmósfera. Además, colabora con el Programa Internacional de Cambio Climático Global, y con ella es posible controlar el efecto invernadero, según la prescripción del Tratado del Clima, en la Reunión Cumbre de la Tierra, que tuvo lugar en 1992 en Río de Janeiro.

El 12 de septiembre de 1992 se inauguró el Parque Eólico Antonio Moran Sociedad Cooperativa Popular Ltda., de Comodoro Rivadavia, en el Chubut, Argentina. Esta central representa, por sí sola, el 46% de la potencia total de energía eólica instalada en Sudamérica. Si se consideran las centrales de toda la provincia del Chubut, representa un 49% de la potencia total, y si se considera la Patagonia, el 59%. La Argentina, a su vez, representa el 81% de la potencia instalada total.

Con la producción anual de energía del Parque Eólico Antonio Moran se evita la combustión de 6,5 millones de metros cúbicos de gas natural y de 5.520 toneladas equivalentes de petróleo.

Fuente: Documentación del Parque Eólico Antonio Moran Sociedad Cooperativa Popular Ltda. de Comodoro Rivadavia, Chubut.

Profesora de Geografía: Claudia Nagel
Fuente: Geografía Mundial y los desafíos del SXXI. Editorial Santillana. Geografía Mundial, Editorial Puerto de Palos.  

El rayo laser maser Funcionamiento y aplicaciones laser Fenomeno Fisico

Funcionamiento del Rayo Láser, Aplicaciones

El rayo laser maser Funcionamiento El láser es un dispositivo electrónico que amplifica un haz de luz de extraordinaria intensidad. Se basa en la excitación de una onda estacionaria entre dos espejos, uno opaco y otro traslúcido, en un medio homogéneo. Como resultado de este proceso se origina una onda luminosa de múltiples idas y venidas entre los espejos, que sale por el traslúcido.

El fenómeno de emisión estimulada de radiación, enunciado por Einstein en 1916, constituye la base de la tecnología empleada en la fabricación de dispositivos láser. Los primeros experimentos que aprovecharon dicho fenómeno culminaron en el hallazgo, en 1953, del denominado máser, un sistema que empleaba un haz de moléculas separadas en dos grupos —excitadas y no excitadas—, utilizado para la emisión de microondas en una cámara de resonancia.

En una fase posterior, la investigación se encaminó al estudio de un método para producir este tipo de radiación estimulada en el caso de la luz visible. Surgió, así, en los años sesenta, el denominado máser óptico, el láser, término que deriva de las iniciales de Light amplification by the stimulated emission of radiation (amplificación de la luz por la emisión estimulada de radiación). En los comienzos, se consideró que el material básico para la emisión estimulada de luz debía ser un gas; posteriormente comenzó a experimentarse con cristales sintéticos de rubí. En la actualidad, las investigaciones se dirigen hacia el desarrollo del láser de rayos X; en este caso, la fuente de excitación no es la luz de un flash ni una descarga eléctrica, como en los modelos anteriores, sino una explosión nuclear. 

El fundamento del láser: la emisión estimulada

El átomo está integrado por un núcleo, formado por un conjunto de protones y neutrones, y por una serie de electrones emplazados a determinada distancia, alrededor del núcleo. Electrones, protones y neutrones son las tres partículas básicas. Los electrones poseen una masa muy pequeña y carga negativa. Por su parte, protones y neutrones tienen aproximadamente la misma masa, pero mientras los primeros poseen carga eléctrica positiva, los neutrones carecen de carga. Los electrones del átomo, cuya energía depende de su distancia al núcleo, pueden encontrarse en estado excitado —con una energía superior a la normal— o en reposo. En el estado excitado, el electrón almacena una determinada proporción de energía.

En virtud del llamado proceso de absorción, cuando un fotón —recordemos que las ondas de luz también se denominan fotones— choca con un electrón no excitado, puede hacer que pase al estado de excitado. Habitualmente, un electrón que resulta excitado, al cabo de un tiempo pasa nuevamente al estado de reposo, emitiendo al pasar un fotón. Este fenómeno, conocido como emisión espontánea, es el que tiene lugar, por ejemplo, en el Sol o en las bombillas. Ahora bien, un electrón puede ser inducido a liberar su energía almacenada. Si un fotón pasa al lado de un electrón excitado, éste retorna al estado no excitado a través de la emisión de un fotón de luz igual al que pasó junto a él inicialmente. Este proceso se conoce como emisión estimulada y constituye el fundamento del láser. 

La luz normal y el rayo láser

Las tres características que diferencian el rayo láser de la luz del Sol o de la generada por una bombilla, es que aquél es un haz de luz monodireccional, monocromático y coherente.

Los emisores de luz despiden millones de ondas, que pueden tener idéntica dirección o poseer direcciones distintas. La bombilla es un emisor de luz omnidireccional, frente al láser, que es monodireccional. En cuanto a la característica del monocromatísmo, el color de una luz está en función de su frecuencia; si todas las ondas posee la misma frecuencia, poseen también el mismo color. Los filamentos de las bombillas están formados por átomos y moléculas diferentes y, por tanto, la energía absorbida y desprendida en forma de fotones adopta valores diversos. Puesto que la frecuencia del fotón está en relación con su energía, al variar la energía varía la frecuencia emitida. La luz de una bombilla tiene múltiples frecuencias, dependiendo del filamento que se haya empleado en su construcción. Por el contrario, en un láser, la fuente de luz proviene de un gas o de un sólido muy purificado. En ambos casos, los átomos tienen idénticos niveles energéticos. Como resultado, los fotones generados poseen idéntica energía y frecuencia. 

Las ondas electromagnéticas son señales alternas, es decir, cambian constante-mente de valor. Esta variación tiene forma de curva. La parte de la curva en que se encuentra la onda en un momento concreto y en una posición dada se llama fase. Dos ondas de idéntica dirección y frecuencia se encuentran cada una, normalmente, en una fase distinta. En el caso de que una de ellas se situara en un máximo y otra en un mínimo, se anularían. Sin embargo, puede suceder que ambas señales posean la misma fase y, consecuentemente, los mismos valores, lo que tendría como resultado una onda de doble de tamaño. Dado que en la luz normal las ondas no están en fase, una proporción elevada de su energía se pierde, puesto que unas señales se anulan con otras. Por el contrario, en el láser, todas las ondas poseen la misma fase y la energía resultante es la máxima posible, puesto que no se anula ninguna onda. Éste es el sentido del término coherente. 

Componentes del láser

El láser está formado por un núcleo, que suele tener forma alargada, donde se generan los fotones. El núcleo puede ser una estructura cristalina, por ejemplo rubí, o un tubo de vidrio que contiene gases, por lo general dióxido de carbono o la mezcla helio-neón. En cualquier caso, son materiales que poseen electrones fácilmente excitables y que no emiten inmediatamente de forma espontánea, sino que pueden quedar excitados durante un tiempo mínimo. Es precisamente este pequeño intervalo de tiempo el que se necesita para que los electrones produzcan emisión estimulada, no espontánea.

Junto al núcleo se halla el excitador, un elemento capaz de provocar la excitación de electrones del material que se halla en el núcleo, a partir de una lámpara de destellos —que provoca un flash semejante al de una cámara fotográfica— o de dos electrodos que producen una des-carga eléctrica de alta tensión.

El tercer componente del láser son dos espejos paralelos emplazados en los extremos del núcleo. Uno de ellos es reflectante, mientras el segundo es semirreflectante, es decir, permite el paso de una parte de la luz que le llega.

Cuando se verifica la excitación, gran cantidad de electrones pasan al estado excitado y, una gran mayoría, permanece en dicha situación durante un determinado intervalo de tiempo. No obstante, algunos realizan una emisión espontánea, 1 generando fotones que se desplazan en todas direcciones. Aunque en su mayoría se pierden por los laterales donde no hay espejos, un pequeño número rebota entre ellos y pasa por el interior del núcleo, que es transparente. Al pasar por el núcleo, provocan la emisión estimulada de nuevos fotones en la misma dirección. Estos nuevos fotones rebotan también en los espejos, originando, a su vez, la emisión de más fotones, y así sucesivamente. Puesto que uno de los espejos es semirreflectante, una parte de los fotones, en lugar de rebotar, escapa, formando una especie de chorro muy fino: es el rayo láser visible. 

Aplicaciones del láser

En la actualidad, las aplicaciones del láser son múltiples. Dado que un haz de rayos láser origina una línea recta de luz, es posible utilizarla como guía en el tendido de tuberías, para definir techos o paredes completamente planos en los trabajos de construcción o para medir distancias —calculando el tiempo que tarda la luz en ir y volver al objetivo a medir—.

Por otra parte, el rayo láser proporciona gran definición, lo que permite utilizarlo en las impresoras de los ordenadores. La grabación de imágenes en tres dimensiones se basa, asimismo, en el empleo de dos rayos láser, uno de los cuales da directamente en la película, mientras el segundo rebota en el objeto que se desea fotografiar.

Como es sabido, el volumen de información que transmite una onda electromagnética depende de su frecuencia; en este sentido, la luz de un rayo láser resulta idónea para la transmisión de señales. En el ámbito de la medicina, los bisturís cauterizantes recurren también a la tecnología del láser, lo que permite realizar cortes muy finos de gran precisión y evita cualquier riesgo de contagio; asimismo, el láser cauteriza de manera inmediata, alejando el peligro de hemorragias.

Una de las aplicaciones más cotidianas del láser es la lectura de discos compactos. Pueden mencionarse también la fabricación de circuitos integrados, la lectura de códigos de barras o el trabaj6 con materiales industriales.

Muchas de las aplicaciones del láser no dependen tanto de su capacidad para generar un rayo de luz como del hecho de que representan una concentración extremadamente intensa de energía. Sin embargo, hay tres aplicaciones sumamente importantes en el terreno de la óptica. Una de ellas son las telecomunicaciones mediante fibra óptica; en este caso, las señales eléctricas que se desplazan a través de conductores metálicos son reemplazadas por pulsaciones ópticas que se transmiten a través de fibra de vidrio del grosor de un cabello. Como potente fuente de luz, el láser confiere a estas fibras una elevada capacidad de transmisión.

La segunda aplicación óptica importante está en la holografía, una novedosa forma de creación de imágenes tridimensionales, inventada en 1947 por el ingeniero eléctrico húngaro Dermis Gabor, que obtuvo por ello el premio Nobel en 1971. Esta técnica se basa en la interferencia entre dos rayos de luz. Uno de ellos es reflejado por el objeto representado sobre una película fotográfica. El otro incide directamente sobre la película como rayo de referencia. Cuando la película se revela y se observa la imagen con luz de la misma longitud de onda, surge una representación tridimensional del objeto original. Uno de los aspectos básicos del sistema, sin embargo, es la necesidad de utilizar luz coherente y, en el momento de su invención, sólo se disponía de fuentes relativamente débiles de este tipo de luz. La llegada del láser transformó la situación, porque la generación de una poderosa fuente de luz estrictamente coherente es su esencia misma. Con el tiempo, la holografía llegó a hacerse familiar en una variedad de formas, como en la marca de seguridad de las tarjetas de crédito y en publicidad.

La tercera aplicación importante del láser está en las impresoras de los ordenadores, donde un rayo láser controlado dibuja las palabras que han de imprimirse sobre una película fotográfica.

Otras aplicaciones del láser dependen de su capacidad para concentrar gran cantidad de energía sobre una superficie muy pequeña (alrededor de un millón de vatios por centímetro cuadrado), durante un periodo extremadamente breve. Dos importantes aplicaciones industriales son la perforación y el corte de distintos materiales. En el primer caso, se calienta un área pequeña durante el tiempo necesario para que el material que se quiere eliminar se vaporice.

Para este fin se utilizan los láseres denominados IAG (Itrio-Aluminio-Gramate), que emiten pulsaciones muy breves cerca de la región infrarroja del espectro, cada una de las cuales dura menos de una cienmillonésima de segundo. De esta forma, es posible perforar un orificio de pequeñísimo diámetro (desde 0,3 mm), con daños mínimos para el material circundante. Asimismo, debido a la enorme energía que se puede concentrar sobre un área muy pequeña, los láseres tienen importantes aplicaciones en la soldadura puntual de piezas especialmente sensibles. También es posible utilizar el láser para el corte de precisión, pero para este fin se utilizan láseres gaseosos (de dióxido de carbono), que generan un rayo constante, sin pulsaciones. Por ejemplo, un láser de CO2 de 500 vatios puede cortar una lámina de acero de 1 mm de espesor a una velocidad de unos 10 cm por segundo.

Otra aplicación industrial de los lásers es la implantación de concentraciones locales de diversos tipos de átomos en los chips de silicio. El láser funde un diminuto punto del chip, .se introducen los átomos extraños y se deja que el silicio vuelva a solidificarse, atrapando los átomos que se querían implantar.

Puesto que el rayo láser es muy fino y prácticamente no sufre divergencias, se puede utilizar para medir largas distancias con gran precisión. La técnica (semejante a la del radar) consiste en captar el rayo reflejado por el objeto distante y medir el tiempo transcurrido desde el envío de la señal hasta la recepción de su reflejo. Conociendo la velocidad de la luz, resulta fácil calcular la distancia. En los años 70, se utilizó este método para determinar con gran precisión la distancia de la Luna, utilizando los reflectores instalados allí por los astronautas norteamericanos.

Otros dos usos del láser tienen mucho más que ver con la experiencia cotidiana. Uno de ellos es la lectura de los discos compactos (lo cual evita todo contacto mecánico con la superficie del disco); el otro es la lectura del código de barras que aparece en el envase de los productos de los supermercados, donde figuran el precio del artículo y otros datos.

Asimismo, el láser tiene aplicaciones limitadas, aunque muy importantes, en medicina. Se puede utilizar, por ejemplo, para reparar el desprendimiento de retina, mediante una especie de soldadura minúscula, así como para efectuar incisiones que no sangran, porque el calor del láser cauteriza la herida. En ciertas circunstancias, como las operaciones en pacientes hemofílicos, esta posibilidad es de vital importancia.

En los años 70, el láser encontró una nueva aplicación en la investigación química, cuando sir George Porter lo utilizó en sus trabajos sobre fotoquímica. Su investigación exigía destellos intensos de luz que no duraran más de un picosegundo (10 a la menos 12 segundos). El láser resultó ser un método sencillo y eficaz para este fin.

Finalmente, una curiosa aplicación del láser corresponde al espionaje. En 1968 se descubrió que un rayo láser puede detectar perfectamente desde el exterior las vibraciones del cristal de las ventanas producidas por las conversaciones en el interior de una casa.

Las Nuevas CienciasDe Lo Diminuto

Fuente Consultada: Gran Enciclopedia Universal (Cap. 22).

Tipos de Maderas Argentinas Caracteristicas, Propiedades y Usos

TIPOS DE MADERAS ARGENTINAS
USOS Y PROPIEDADES

La madera es la parte sólida de los árboles, planta leñosa que se ramifica a una cierta altura, no siendo así el arbusto; éste se ramifica desde su base y presenta menor altura y grosor. La naturaleza nos brinda una gran variedad de clases de árboles, diferentes por su estructura, su resistencia y peso específico, según las regiones donde naturalmente se reproducen y crecen. En las regiones cálidas y tropicales los árboles, en general, son de madera dura y pesada y de una coloración oscura, como ser: el ébano, palo santo, guayacán, quebracho colorado, algarrobo, urunday, etc.

En las regiones templadas,-la coloración de la madera es algo más clara y no es tan dura y pesada, como en las regiones cálidas: entre ellos citaremos: el roble, nogal, cedro, fresno, haya, tipa, etc. En las regiones frías, la madera es, en general, más blanquecina, fibrosa, resinosa y liviana, como ser: pino, abeto, abedul, alerce, raulí, linge, cohigüé, álamo, etc., presentándose excepciones en el color.

La naturaleza del terreno donde crecen los árboles, tiene fundamental importancia en la calidad de la madera. Cuando el terreno es seco, arenoso y árido, los árboles crecen lentamente y su madera es más dura, compacta y tenaz que la de los árboles que crecen con relativa rapidez en los terrenos bajos y húmedos. La buena madera de construcción debe ser seca, de tronco sano, sin fibras reviradas, libre de pudriciones y partes deleznables y poco nudosa; además debe dar sonido claro, no tener resquebrajaduras, ni manchas y presentar anillos anuales de aproximada regularidad.

El tronco del árbol está formado por la parte central, compuesta de un tejido fibroso o leñoso que constituye propiamente la madera y que queda envuelta en una capa de albura o falsa madera, que es una una madera en formación. Esta albura, a su vez, está rodeada por el líber y luego por la corteza. La edad del árbol se conoce por el número de anillos concéntricos.

Lo. madera joven o imperfecta, llamada albura, pasa al estado de madera perfecta, o sea corazón, cerne o duramen. Esta transición se inicia en algunos árboles, después de alcanzar bastante edad (a los 15 años en el roble; 35 años en el haya; 40 años en el fresno). Existen árboles en los cuales tal transición no se produce, por ejemplo: el boj, abedul, arce – erable, álamo, sauce, cuya madera no es perfecta.

El reconocimiento de la época de corte de la madera, se hace por medio de una solución yodada: la superficie de la madera, impregnada con esta solución, dará un color amarillo, — si el árbol fue cortado en verano, — y color violáceo y luego negro si el árbol fue derribado en invierno.

La savia que la raíz extrae de la tierra sube por el tejido leñoso hasta las hojas, donde es transformada en sustancias azucaradas, y luego baja por el líber, alimentando los tejidos.

Se emplea, como madera de construcción, únicamente el árbol y del mismo se aprovecha solamente el corazón, quitando la albura y la corteza. Las ramas gruesas también .se aprovechan para aserrar piezas de valor constructivo y lo demás se utiliza como leña o para la fabricación del carbón de leña o la extracción de tanino de ciertas clases de árboles.

Los árboles se cortan cuando llegan a su completo desarrollo, ya que sn este estado su madera es más densa y fuerte. Antes/de iniciarse la explotación del monte, personal entendido y conocedor señala los árboles que deberán ser derribados y que luego son cortados con hacha o sierra. La época de corte es el invierno, cuando ya no circula la savia, pues la presencia de ésta ocasiona la descomposición de, la .madera por fermentación, destruyéndose pronto.

Para apreciar la estructura de la madera se efectúan en los troncos tres cortes distintos:

1) Corte transversal (de testa), perpendicular al eje mayor del tronco y así se ve la naturaleza del duramen y albura.

2) Corte longitudinal o diametral (madera al corazón) por un plano que pasa por el eje para apreciar así la fibrosidad de la madera.

3) Corte tangencial o según cuerda (madera al hilo) en el sentido longitudinal, pero tangencialmente a alguno de los anillos anuales, para ver el curso de las fibras.

Composición química de la madera:
La composición básica es:
1) Principios elementales, compuestos de carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno.
2) Agua.
3) Combinaciones salinas-minerales, elaboradas por la savia que extraen las raíces de la tierra.
4) Tanino (ciertas especies de maderas).
5) Resinas y óleo-resinas.
6) Aceites.

Clasificación de las maderas:
La dureza de las maderas se clasifican con número; el pino blanco que se toma como tipo de madera blanda, se clasifica con el número 10. Por la constitución física de las maderas, estas pueden dividirse tn cuatro grupos o categorías:
1) Maderas blandas y resinosas.
2) « semiduras.
3) « duras.
4) « finas.

Maderas blandas y resinosas. — A este grupo pertenecen:
1) El pino blanco de calidad superior, que en el comercio se denomina “Pino N.° 5” y se usa en carpintería fina, decoraciones murales, mesas de dibujo, jalones, etc. por tener sus fibras Bien derechas, presentar muy escasos nudos (no sueltos) y por no torcerse.

2) El pino tea (Norte América, Canadá. Noruega, Rusia, Finlandia) es la madera más importante de las maderas blandas — resinosas y de mayor y general aplicación en las obras.
3) El pino spruce (abeto, pinoabeto), madera de segundo orden por presentar muchos nudos sueltos; se emplea en carpintería barata, para zócalos, cielo-rasos, contramarcos, encofrados para hormigón armado, listones, cajones y, en general, en construcciones provisorias. El pino spruce americano es digo inferior en calidad que el noruego, por no ser tan resinoso y pesado; además se alabea con más facilidad.
4) El pino báltico, madera de mejor calidad que el pino spruce; su empleo o uso es igual al pino spruce.
5) Pino califormano, que es’ igual al báltico.
6) El pino rosado de California, igual en calidad al anterior.
7) El pino Paraná, madera buena si está debidamente estacionada; de mucha aplicación en la carpintería barata, para tablas, tablones, estantes, muebles baratos, zócalos, etc.
8) La tipa, madera argentina del norte, es igual en calidad y uso al pino Paraná.
9) Alerce extranjero y del país. En Argentina el alerce crece en las regiones de los lagos del Sud.
Da una madera de color rojizo claro de fibras apretadas y de gran durabilidad y no se pudre aún expuesta a la acción de la intemperie.

En el lugar de su explotación, la usan con preferencia para la fabricación de tejas para cubrir techos y como revestimiento exterior de las casas de madera. Las tejas son generalmente de 15 cm. de ancho por 90 cm. de largo y de 12 mm. de espesor. Las tejas se colocan en techos con pendiente mínima de 60 %. 10) Álamo y sauce, madera muy blanda de calidad inferior, que sólo se emplea para la fabricación de cajones, envases para fruta, esqueleto de empaques, juguetería barata, en muebles de mimbre, etc. También se usa como combustible, directamente o en forma de carbón de leña.

Maderas semiduras. — A este grupo pertenecen: el nogal y roble (de procedencia extranjera), el cedro, el viraró (Salta), el nogal (Tucumán), Palo blanco (Chaco Arg.), el coligüé o colihüé (Súd de Argentina y Chile), el raulí (Chile) y otras.

El viraró toma el aspecto de caoba cuando recibe el lustre y se usa en la ebanistería y carpintería fina.

El nogal tucumano, cuando está bien estacionado, resulta una madera buena para muebles, frisos y carpintería fina en general.
El coligué es una madera de buena calidad y no “mueve”. Se usa en la ebanistería, revestimientos murales, tacos para zapatos de mujer, suelas, etc. El raulí es de calidad inferior, sabe torcerse y se abre.
En el cedro, de mucha aplicación en la ebanistería y en la “carpintería de taller”, se debe distinguir dos clases: “cedro fluvial” (Paraguay, Misiones y Chaco Nacional) de calidad superior al cedro “Salteño” de las provincias del norte del país.

Maderas duras. — A este grupo pertenecen las maderas pesadas (peso específico de 0,95 al 1,3) de estructura muy compacta y homogénea, de coloración generalmente oscura, de gran dureza y resistencia y difíciles para trabajar.

En Argentina existe una gran variación de esta clase de maderas: quebracho colorado, madera excelente por su dureza, resistencia y gran duración, aún en contacto con la humedad, y además posee un gran porcentaje de tanino. Curupay, urunday, guayacán, algarrobo, todas éstas tan buenas como el quebracho colorado; virapitá, incienso liñero o negro o veteado, arrayán, lapacho, etc.; todas estas maderas de muy buena calidad, m cuanto a su resistencia y duración.

Maderas finas. — A este grupo pertenecen: el palo santo, ébano, caoba, Jacaranda, abedul, erable gris o sicomoro, etc. y se emplea para ebanistería muy fina, detalles decorativos y de valor.

Las piezas de madera en el obraje y en el comercio, según la forma que se les da, se califican: rollos o rollizos, es decir, el tronco origen o, a veces, descortezado; escuadradas enterizas o de hilo, es decir el tronco labrado en sus cuatro Caras sin ser dividido y que conserva, por lo tanto, todo el corazón del árbol: maderas de raja, que se obtienen por hendimiento en el sentido longitudinal de las fibras, por ejemplo la fabricación de las duelas, o de láminas del árbol alerce que se utilizan como tejas para techos; maderas aserradas que provienen de dividir el tronco con sierras en tablones, tablas y piezas escuadradas, como se presentan comúnmente en el mercado.

Ya hemos mencionado más arriba que las maderas! para ser usadas en las construcciones, deben ser sanas, duras, tenaces, secas, elásticas, de fibras rectas, sin corteza ni albura y de una estructura uniforme. Las maderas no deben ser grasas y esto se comprueba sacando virutas con la garlopa; estas deben ser largas ‘y resistentes y no deben dividirse en pequeñas láminas a medida que salen de la garlopa. En obras definitivas, la madera a usarse debe ser perfectamente escuadrada, de aristas vivas, sin depresión en sus caras y, si es necesario, deberá ser cepillada.

En obras secundarias o provisorias, se tolerarán en la madera ciertos defectos en las aristas, puede presentar depresiones de 1/8 de ancho de la cara y chanfles.

Las maderas deben ser cortadas en la estación conveniente (invierno) y, por lo menos, un año antes de ser utilizadas, y habiéndolas tener en un lugar seco y aireado para que puedan perder la humedad. Golpeando con un mazo una pieza de madera sostenida sobre dos apoyos libres, ha de dar un sonido claro; además su olor debe ser fresco y agradable. La madera recalentada o picada (mal secada) da un olor desagradable a humedad

TIPOS DE MADERAS MAS POPULARES
madera roble ROBLE. Tiene las fibras rectas y con un veteado singular y característico; es una madera brillante, dura y elástica.
Usos. — óptima madera para trabajos de ebanistería, tallas finas, esculturas, muebles de calidad, decoraciones, tonelería.
madera castaño CASTAÑO. Semejante a la del roble, pero el veteado es más definido; de mediano peso y elasticidad.
Usos. — Resistente. Postes telegráficos y telefónicos, persianas, escaleras, elaboración de chapas y madera terciada.
madera fresno FRESNO. Muy dura y elástica, tenaz, lisa al tacto, con pequeñas vetas. No se astilla.
Usos. — Más bien costosa y muy buscada. Sirve para esquíes, hélices, culatas de fusil, sillas, mangos de sombrillas y mesas.
madera nogal NOGAL. Madera preciosa, dura, pesada, rígida, con hermoso veteado. Se astilla difícilmente. Poco elástica.
Usos. — Trabajos de ebanistería y decoración, así como para chapas, culatas de fusiles, tacos para jugar al billar.
madera olmo OLMO. Estriado vertical muy marcado. Bastante tenaz, dura, elástica; muy resistente a los golpes y a la fricción.
Usos. — Piezas de maquinarias sometidas a la fricción (cubos de ruedas, tornillos de prensas, etc.), mazas, herramientas diversas.
madera arce ARCE. Madera dura y pesada; sin vetas. Pulida, muestra ligeras estrías transversales.
Usos. — Carros y carruajes, culatas para armas de fuego, manceras de arados, mangos de utensilios, trabajos de ebanistería e instrumentos musicales.
madera aliso ALISO. Madera de dureza mediana y no muy pesada; es rugosa al tacto y carece de vetas. No es apropiada para construcciones.
Usos. — Resistente a la acción del agua y la humedad; muy utilizada para trabajos hidráulicos y galerías subterráneas. Muebles.
madera platano PLÁTANO. Fácilmente reconocible por sus manchas oscuras. Poco compacta, liviana, poco durable.
Usos. —Muy utilizada en trabajos económicos de carpintería, chapas y terciado.
madera alamo ÁLAMO. Madera blanquísima, muy liviana, poco consistente. Tiene muy pequeñas hendiduras veteadas.
Usos. — Se usa para casillas, pasta para papel, fósforos, carpintería común y, sobre todo, para embalajes económicos.
madera haya HAYA. Madera recia, tenaz y elástica, de color pardo-rojizo, muy duradera en el agua, algo menos en el aire y bajo techado.
Usos. — Se la emplea para la confección de muebles, carros, y suele usarse para vigas y durmientes.
madera acacia ACACIA ESPINOSA (robinia o acacia blanca). Madera dura, pesada y elástica, veteada. Tiene las fibras no dirigidas.
Usos. — Es muy empleada para escalones, escaleras de mano, mangos de herramientas y rayos de ruedas, muebles, decoraciones, herramientas y plegaderas.
madera abeto blanco ABETO BLANCO. Identificable por el veteado muy marcado, advertible hasta por el tacto. Liviana y elástica.
Usos. — Es muy apreciada. Se emplea en vigas y traviesas, construcciones livianas, pasta de papel y lutería (arte de construir instrumentos musicales).
madera alerce ALERCE. Reconocible por el veteado paralelo, marcadísimo. Elástica, resistente, hasta bajo el agua.
Usos. — Es una de las mejores maderas para construcciones urbanas, navales e hidráulicas. Pilotes, puertas, ventanas, toneles.
madera pino silvestre PINO SILVESTRE. Veteado paralelo bastante visible. Resistente, pesada, bastante durable.
Usos. — Muy utilizada para postes telegráficos, durmientes, polines, vigas, montantes y listones.
madera cerezo CEREZO. Madera veteada, luciente, pesada y dura, pero propensa a alabearse y encorvarse. Poco resistente.
Usos. — Adornos y ornamentos en el interior de las habitaciones, ebanistería, sillas, instrumentos musicales.
madera peral PERAL. Se la reconoce por tener las vetas muy poco visibles. Pesada, dura, compacta, homogénea.
Usos. — Muy buscada para placas para inscripciones, esculturas, labores de tornería, ebanistería, instrumentos musicales.
madera caoba CAOBA. Es una de las más valiosas y finas de las maderas americanas: el caobo forma inmensos bosques en la América tropical. Es muy resistente.
Usos. — Muebles de lujo, objetos artísticos, decoraciones de gran costo. Muy utilizada, para chapas finísimas.
madera palisandro PALISANDRO. Elástica, compacta, bastante dura. Con leve veteado. La mayor extracción se realiza en el Brasil.
Usos. — Muebles muy finos, pianos, arcos para violines, objetos artísticos.
madera pino tea PINO TEA. Madera muy fuerte, elástica, resinosa y barata. Es muy común en México, donde se la denomina oyamel. Vetas muy marcadas.
Usos. — Muy utilizada en construcciones, viviendas, puentes, carrocerías, vigas y polines, embarcaciones.
madera tilo TILO. La madera de este árbol es ligera, blanda y homogénea; aunque es de poca duración. Muy fácil de trabajar. .
Usos. — Es muy empleada por los ebanistas, escultores, fabricantes de instrumentos musicales, etc.; se la utiliza mucho para la fabricación de zuecos.

******

GRUPO DE MADERAS PESADAS

Maderas con pesos aparentes entre los 1000 a 2000 kg/m

Nombre vulgar Peso aparente, en [Kg./m3] Módulo de elasticidad longitudinal en flexión, paralelo a las fibras (E), en [kgf/cm2] Tensión
al límite de proporcionalidad en flexión, en [kgf/cm2]
Tensión al límite proporcional en compresión paralela, en [kgf/cm2]
Guayacán 1.170 1.195 90.000  ≈ 97.000 700  ≈ 800 630
Jacaranda o Itín 120.0  ≈ 1350 177.400 800  ≈1000 894 rotura
Lapacho negro 992  ≈ 1010 157.000 880 919 rotura
Ñandubay o algarrobillo 930  ≈ 1100 99.700 187  ≈ 400 495 rotura
Quebracho
colorado
chaqueño
1250  ≈ 1300 113.000 ≈154.000 690 848 rotura
Quebracho
colorado
santiagueño
1137  ≈ 1250 92.000  ≈ 136.800 480 755 rotura
Urunday 1100  ≈ 1200 109.500 473  ≈ 700 820 rotura

******

GRUPO DE MADERAS PESADAS

Maderas con pesos aparentes entre los 700 a 1000 kg/m3
Nombre vulgar Pesoaparente, en [Kg./m3 Módulo de elasticidad longitudinal en flexión, paralelo a las fibras (E), en [kgf/cm2] Tensión al límite de proporcionalidad en flexión, en [kgf/cm2] Tensión al límite proporcional en compresión paralela, en [kgf/cm3]
Algarrobo blanco 750 ≈ 850 62.000 ≈ 102.000 304 ≈400 320
Algarrobo negro 700 ≈ 850 60.000  ≈ 97.000 277 310
Cedro macho, Cancharana o Acayará 700  ≈ 740 55.000 ≈ 110.000 250 ≈ 489 350 rotura
Guatambú 900  ≈ 920 66.000 ≈ 103.000 400 ≈570 500  ≈ 700 roturas
Guayaibí o Guayubirá 800  ≈ 970 65.000 ≈ 110.000 443 ≈550 258
Ibirá cató o palo amarillo 895  ≈ 923 100.900 310 692 rotura
Ibirá pitá o Virapitá 850  ≈ 1000 95.000 ≈ 114.000 370 ≈500 520 rotura
Ibiraró o Viraró 800  ≈ 980 113.400 ≈ 126.000 378 559 rotura
Lapacho blanco 950 ≈1000 153.000 -.- 900 rotura
Palo santo 1260 87.000 ≈ 98.000 890 840 rotura

************

GRUPO DE MADERAS SEMI-PESADAS

Maderas con pesos aparentes entre los 450 a 700 kg/m3
Nombre vulgar Peso
aparente, en [Kg./m3
]
Módulo de elasticidad longitudinal en flexión, paralelo a las fibras (E), en [kgf/cm2] Tensión
al límite de proporcionalidad en flexión, en [kgf/cm2]
Tensión al límite proporcional en compresión paralela, en [kgf/cm2]
Cedro misionero o Cedro paraguayo 550 50.000 ≈  91.000 270 ≈ 370 210
Cedro salterio 450 101.900 —- 200 rotura
Pino Elliotti 450  ≈ 500 61.750 « 73.500 392 258
Pino Taeda 450 ≈ 500 83.800 574 260
Pino Insigne 450 ≈ 500 83.200 ≈  95.500 459 306
Pino Paraná o Pino Brasil 450 ≈ 550 100.400 ≈ 121.100 290 ≈ 694 200 (400 a 500 en rotura)
Pino de Neuquén o Pehuén o araucaria de Neuquén 600 ≈ 650 109.000 340 400 rotura
Raulí o Cedro del sur 580 ≈ 600 94.000 350 —-
Roble del país o Palo trébol 500 ≈ 600 62.600 334 413 rotura

**********

PESOS UNITARIOS (Kg./m3)

Pino de Flandes
Pino americano
Pinotea (resinoso)
Pino spruce
Pino blanco
Abeto blanco o rojo
Roble vivo
Roble avellano
Roble rojo o negro
Roble blanco
Álamo
Ciprés
Fresno
Nogal blanco
Nogal negro
Cedro
Rauli
Curupay colorado y negro
Curupay blanco
Incienso amarillo
Incienso colorado
Lapacho amarillo o verde
Lapacho negro o moro
Ñandubay
Quebracho blanco
Quebracho colorado
Urunday
Viraró
Virapitá

700
800
900
550
500
600
950
650
700
750
500
4S0
650
450
650
610
580
1100
950
980
990
980
150
960
920
300
220
970
995

ALGUNAS DEFINICIONES DE TÉRMINOS UTILIZADOS:

Abarquillado: alabeo en dirección transversal a las fibras.
Agua de imbibición: agua que por absorción molecular impregna las paredes celulares y cuya eliminación produce fenómenos de contracción.
Agua libre: agua contenida en las cavidades celulares por encima del punto de saturación de las fibras y cuya eliminación, durante el secado no produce cambios volumétricos.
Combado: alabeo de las caras en la dirección longitudinal.
Corteza: envoltura natural exterior. Comprende la corteza delgada y viva (liber) y la externa, generalmente dura y muerta.
Ignífugo: incombustible.
Latífoliadas: se denominan así los árboles que tienen hojas anchas, en contraste con las coníferas, independiente de su contextura.
Madera aserrada: pieza cortada longitudinalmente, por medio de sierra manual o mecánica, con el fin de darle caras planas y en escuadra.
Madera cepillada: madera alisada en una o más caras o cantos.
Madera elaborada: pieza que ha sufrido cualquier proceso de maquinado posterior al aserrado, tal como el cepillado, moldurado, etc.
Madera estructural: aquella que, principalmente por sus características mecánicas, resulta apta para ser empleada como elemento resistente.
Madera natural: madera que proviene directamente del árbol y que no ha tenido ningún tratamiento o proceso de fabricación para obtener otro producto.
Madera permeable: madera en que, tanto la albura como el duramen, son susceptibles de ser penetradas por preservantes.
Madera preservada: aquella tratada con sustancias preservantes con el fin de aumentar su resistencia al ataque de los agentes biológicos degradantes.
Madera rolliza: es aquella madera utilizada en forma cilíndrica con o sin corteza.
Nudo: tejido leñoso dejado por el desarrollo de una rama, cuyo aspecto y propiedades son diferentes a los de la madera de las zonas circundantes.
Peso específico aparente: relación entre el peso y el volumen de la madera a un determinado contenido de humedad.
Rollizo: troncos de árboles sin copas, destramados y desprovistos de partes salientes, con corteza o sin ella.
Xilófago: que se alimenta de madera.

Tabla de Exigencias de Calidad

Fuente Consultada:
Maderas Cálculo y Dimensionado de Estructuras Portantes Rothamel – Zomorano

Vida y Obra de Benjamin Franklin Inventor del Pararrayos Biografia

Vida y Obra de Benjamín Franklin

Benjamín Franklin, científico:

Benjamín Franklin, científico: (Boston, 17 de enero de 1706 – Filadelfia, 17 de abril de 1790)

Filósofo, político, físico, economista, escritor y educador, figura clave en la Independencia de los Estados Unidos de Norteamérica, creó las bases de lo que hoy se entiende como «el ciudadano americano ejemplar».

Era el decimoquinto de los hijos y comenzó a aprender el oficio de su padre, que era un pequeño fabricante de velas y jabón. Cansado de este trabajo, se colocó a los 12 años en la imprenta de un familiar, desarrollándose así su amor a la cultura. El escaso tiempo libre lo empleaba en devorar todo tipo de libros que caían en sus manos.

Sus primeros versos y artículos los publicó en un periódico que su cuñado había fundado. A los 17 años, debido a discusiones con él, se traslada a Nueva York para hacer fortuna. Respaldado por el gobernador de Filadelfia, instala una imprenta y decide ir a Londres a comprar el material. Allí, olvidándose un poco de sus propósitos principales, trabaja en la imprenta Pelmer, conociendo a distinguidas personalidades.

Cuando tenía dieciocho años, viajó de Filadelfia a Londres, -con la expectativa de unas cartas de recomendación que finalmente no dieron resultado. Sin embargo, encontró trabajo de impresor. Siendo todavía adolescente, los libros que imprimía y sus propios escritos lo pusieron en contacto con algunas de las figuras literarias del momento. Cuando tenía veinte años volvió a Filadelfia para trabajar en la tienda de un amigo. Muy poco después volvió a dedicarse a la impresión y, en 1730, cuando tenía veinticuatro años, contrajo matrimonio con una novia anterior, Deborah, que se había casado mientras él estaba en Londres, pero a la que había abandonado su marido. Fue una unión que duró hasta su muerte, cuarenta y cuatro años después.

La naturaleza del rayo: Franklin se interesó por la ciencia en esa época. Durante el resto de su vida, aunque comprometido con la escritura, la edición, la política y la diplomacia, se mantuvo al tanto de los últimos descubrimientos gracias al contacto con otros científicos y a sus propios experimentos. En 1743 fundó la primera sociedad científica norteamericana, la American Philosophic Society. También encontró tiempo para desarrollar unas cuantas invenciones notables, incluidos los pararrayos, las lentes bifocales y la estufa de Franklin.

Franklin estaba particularmente interesado en la electricidad y en el magnetismo, que en aquellos momentos se comprendían muy poco. En 1745, un físico holandés llamado Píeter van Musschenbroek, que vivió en la ciudad de Leiden (o Leyden), inventó un dispositivo de almacenamiento eléctrico que se conoció como «la botella de Leiden»; y sería la experiencia de Franklin con este ingenio la que inspiró su experimento más famoso. Las botellas de Leiden, al ser tocadas, producían una chispa y una descarga eléctrica. Sospechando que el rayo era una forma de electricidad similar a la chispa de la botella de Leiden, Franklin decidió intentar capturar la electricidad de un rayo en una de sus botellas.

Un día de 1752, conectó un alambre a una cometa de la cual pendía un hilo de seda atado a una llave. Hizo volar su cometa hacia un nubarrón y, cuando colocó su mano cerca de la llave, una chispa saltó entre ambas. Después consiguió cargar la botella con la energía del rayo, a través de la llave, al igual que podía haberla cargado con una máquina generadora de chispas. Fue una emocionante demostración de que el rayo y la humilde chispa de la botella eran el mismo fenómeno. Cuando informó sobre su experimento creó sensación, y corno recompensa fue admitido como miembro en la Royal Society de Londres. Pero tuvo mucha suerte: las dos personas siguientes en intentar el mismo experimento terminaron electrocutadas.

Fue nombrado director general de Correos y ya entonces propuso en el Congreso de Alvan un proyecto para unir las colonias. También fue miembro del Congreso Continental y, en 1776, firmó la Declaración de la Independencia, ganándose hábilmente las simpatías de franceses, españoles y holandeses. Desde esa fecha hasta 1785 estuvo de embajador en París, donde se hizo muy popular en las logias francmasónicas, e intervino en la paz con Inglaterra, contra la que había luchado en pro de las libertades de Estados Unidos.

A su regreso fue recibido esplendorosamente y elegido presidente del estado de Pennsylvania hasta 1789, año en que se retiró, tras formar parte de la Convención que desarrolló la Constitución de su país. Murió en 1790, abrumado de honores científicos y títulos de diversas universidades de Europa y Norteamérica. Veinte mil personas asistieron a su funeral en Filadelfia. Había hecho buen uso de sus dos años de escuela.

Experimento de Franklin

AMPLIACIÓN SOBRE FRANKLIN….

Aunque se lo recuerda sobre todo como hombre de estado, Benjamín Franklin realizó también valiosas contribuciones al conocimiento científico.’Nació en 1706 y era el número quince de los hijos de una modesta familia de Boston. Fue, principalmente, autodidacto, pero asistió durante algún tiempo a la escuela local.

A la edad de 12 años era aprendiz de impresor. Cinco después dejó su ciudad natal para dirigirse a Filadelfia, donde continuó dedicado a ese trabajo. En 1729 se estableció y abrió con buen éxito su propia impresora, y compró la Pensilvania Gazette. Poco después, inició su carrera política como -secretario de la asamblea general de Pensilvania. En 1751 fue elegido miembro de esta Corporación y de 1753 a 1774 lo nombraron administrador general de correos de las colonias norteamericanas. Visitó Inglaterra en diversas ocasiones, a fin &p negociar con el gobierno británico asuntos de interés para los colonos.

Fue durante es los viajes cuando realizó una serie de experiencias que demostraron las características y- el curso de la corriente del golfo de México, una corriente de agua templada que se dirige desde el golfo, por la costa este de Norteamérica, hacia el Norte, y en las costas de Newfoundland cambia de rumbo, hacia el Este y atraviesa el Atlántico. Para levantar la, carta de esta corriente, determinó la temperatura del agua del océano a diversas profundidades. Las naturalezas del trueno y del rayo habían interesado durante siglos a los científicos y a los filósofos, pero a Franklin lo llevó este interés a investigarlas experimentalmente.

Para ello, preparó un barrilete, que fijó con un clavo al extremo de un cordel. Cerca^del otro extremo lo prendió con una llave. Lanzó* el barrilete cuando pasó sobre su cabeza un nubarrón -tormentoso y, en seguida, saltó de la llave una gran chispa eléctrica. Pudo ser algo muy peligroso, puesto que no había preparado ningún aislador en esta parte del cordel del barrilete. Como la lluvia empapaba el cordel, ello incrementaba su conductividad eléctrica; la electricidad fluía libremente por dicha cuerda y pudo comprobar que poseía las mismas propiedades que la electricidad generada por fricción. El feliz resultado de esta experiencia condujo a la utilización de los pararrayos para proteger los edificios, especialmente los de más altura.

Realizó, además, otra contribución al estudio de la electricidad: demostró la existencia de cargas positivas y negativas. Aunque no está claro quién fue el inventor de las lentes bifocales, fue él ciertamente el primero que las describió. Antes, si una persona necesitaba dos clases de lentes para leer y para ver objetos lejanos, era forzoso que dispusiese de dos anteojos distintos. Sin embargo, esta dificultad fue superada al unir en un mismo cristal dos medias lentes diferentes. La inferior proporcionaba los aumentos adecuados para la lectura y la superior, de menor aumento, se podía utilizar para enfocar objetos distantes.

Franklin estaba demasiado entregado a las actividades políticas para poder prestar a las científicas las atenciones deseables. Ayudó a redactar la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos y, poco después, en 1790; “murió cuando abogaba por la abolición de la esclavitud de los negros.

Fuente Consultada:
Historia de las Ciencias Desiderio Papp y Historias Curiosas de la Ciencia
Revista TECNIRAMA N°43

Teoria Economica de John Keynes El Estado de Bienestar New Deal

Teoría Económica de John Keynes

(Cambridge, 5 de junio de 1883 – Firle, 21 de abril de 1946)

Economista inglés. Después de realizar los estudios primarios cursa enseñanza en la escuela de Eton, ingresando al finalizar esta en la Universidad de Cambridge. En 1921 publica su obra titulada «Tratado de la probabilidad», fruto de sus estudios anteriores a la Primera Guerra Mundial sobre la teoría de las probabilidades. En este trabajo se configura ya como uno de los mejores lógicos de su generación.

Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, Keynes busca en la cooperación internacional el remedio de los males que perfilaban la futura postguerra y que constituyen el tema principal de su última obra: «Cómo pagar la guerra».

Preside la Conferencia de Bretton Woods en 1944, destinada a establecer las bases económicas del mundo que había de surgir después de la victoria en 1945.

A mediados de los años treinta ya era importante la intervención gubernamental en las economías capitalistas, en sociedades tan distintas como la Alemania nazi y Estados Unidos.

Las bases teóricas de esta tendencia, que se generalizó en casi todo el mundo después de la guerra, las proporcionó el economista británico John Maynard Keynes. Estados Unidos fue el país que recibió de forma más entusiasta a la «revolución keynesiana». En 1946 (el año de la muerte de Keynes) se ratificó la ley de pleno empleo, por la que el gobierno federal prometía ajustar su presupuesto a la mejora del empleo y la producción.

La ley reflejaba las ideas fundamentales de Keynes, que el economista había presentado durante la década anterior en su ataque frontal a la política económica del laissez-faire en el libro Teoría general sobre el empleo, el interés y el dinero.

Keynes empezó a tener influencia porque combinó la práctica de la política económica con las consideraciones teóricas. Su principal obra, The general theory of Employment, Interest and Money (Teoría general sobre el empleo, el interés y el dinero) apareció en 1936. Con ella causó una revolución en la economía liberal. Las experiencias de la gran depresión le indujeron a pensar que el sistema capitalista no era estable, como había afirmado la economía clásica, ni tendía hacia el equilibrio, sino que, por el contrario, era inestable. El Estado debía por tanto ser activo para suavizar los ciclos comerciales.

Frente a la economía clásica que enseña que los niveles de fluctuación del empleo y las tasas de interés se corrigen solas con el tiempo, Keynes, que escribía durante la Gran Depresión, dijo que el ahorro individual y la reducción del consumo resultaban insuficientes para corregir recesiones importantes. Desde su revolucionario punto de vista, la clave para incrementar el capital era el crecimiento de la demanda, que dependía del índice del empleo permanente y alto, y para ello las inversiones privadas no eran suficientes.

De este modo, el gobierno debía intervenir para asegurar el equilibrio económico. Keynes, antisocialista declarado que creía firmemente en la economía de mercado, quería sin embargo «una socialización extensa de la inversión» a través de inversiones gubernamentales directas. Nada reivindicó tanto la heterodoxia de Keynes como la Segunda Guerra Mundial, cuando el gasto gubernamental llevó al pleno empleo y finalizó la Gran Depresión.

Las teorías de Keynes y la macroeconomía que nació de ellas resultaron sorprendentemente eficaces en los años cincuenta y sesenta, de alto crecimiento y bajo desempleo. Después, la vuelta de la inflación y el déficit público las pusieron en duda. (Ver: Ideas de Keynes)

El Estado empresario: Durante la Gran Depresión de 1929, el economista británico John Maynard Keynes sostuvo una teoría que se generalizó después de la Segunda Guerra Mundial. Keynes postuló que el crecimiento de la economía depende del consumo y este de un nivel de empleo alto y permanente que no puede ser garantizado solo mediante inversiones privadas. Propuso, entonces, que el Estado invirtiera y participara directamente en la economía.

La instrumentación de esta teoría dio lugar al nacimiento del Estado empresario y a la macroeconomía, es decir, el estudio de los sistemas económicos de una nación o región, tomados en conjunto.

Tanto en los países que sufrieron las secuelas de la Guerra como en los que no, la realización de obras públicas (viviendas, rutas, puentes, saneamiento, agua potable, etcétera) asumió significativa importancia. Las empresas estatales también tenía un papel predominante en la fabricación de armamentos, la exploración y extracción de petróleo, en petroquímica y siderurgia. Gran parte de los servicios públicos (telefonía, luz, gas, agua potable, transporte público), comenzaron a ser provistos por empresas públicas.

NEW DEAL: Durante los «Cien Días» de la primera administración Roosevelt, se iniciaron programas para hacer frente a una serie de problemas nacionales. La National Recovery Act de junio de 1933 introdujo códigos industriales sobre la producción y los precios, así como nuevas regulaciones para proteger la mano de obra.

En mayo de 1933 se creó la Tennessee Valley Authority, que proporcionaba al gobierne el control sobre la presa hidroeléctrica y las fábricas de nitrato en Muscle Shoals en el río Tennessee, así como sobre la producción de energía, el control de las inundaciones y el transporte fluvial. Se fundaron nuevas agencias para llevar a cabo las medidas de ayuda. Se ofrecieron puestos de trabajo en las obras públicas y, en la agricultura, se efectuaron pagos directos a los granjeros para reducir la producción y aumentar los precios. La posición legal de los sindicatos mejoró, ayudándoles a aumentar los salarios y el poder adquisitivo de los trabajadores. La crisis bancaria fue suscitada por la introducción del seguro de depósitos bancarios. Roosevelt esperaba que estas medidas pusieran fin a la crisis.

El repentino descenso económico en Estados Unidos en 1937 hizo que los consejeros liberales de Roosevelt le aconsejaran reasumir el gasto deficitario. J. M. Keynes se unió al esfuerzo por persuadir a Roosevelt de que cambiase de opinión; según él era necesario realizar un mayor gasto en las obras públicas y en particular en la construcción de viviendas. Pero Roosevelt siguió aferrándose a su criterio.

keynes new deal

El New Deal de Roosevelt en acción en su programa de trabajo en Nueva York. La crisis cambió de modo fundamental la relación entre la sociedad, el Estado y la economía en Estados Unidos. El New Deal se convirtió en un símbolo de un capitalismo con un rostro más humano, de preocupación por los socialmente desaventajados. Puso en movimiento una actividad estatal sin precedentes a fin de superar los problemas económicos.

 

         EXPLICACIÓN Y JUSTIFICACIÓN DEL ESTADO DE BIENESTAR          

EL ESTADO DE BIENESTAR: Analizaremos primero, en este punto, cómo se constituye el llamado “estado de bienestar” desde lo global. El mismo, surge como respuesta del propio sistema capitalista mundial a la crisis del ´29 cuyo máximo teórico es John M. Keynes .

 “El ´29 barre también con la nostalgia residual de aquellos valores que el ´17 había destruido. En el jueves negro de Wall Street, con la catastrófica caída del índice de la Bolsa, son arrasadas las mitologías estatales y políticas de un siglo de renovado dominio burgués sobre la clase obrera…(…) es el entierro final del mito liberal clásico de la separación del Estado y el mercado. Es el fin del “laissez faire”.

Pero aquí no se trata simplemente de la modificación de la relación clásica entre el estado y la sociedad civil y del arribo de un Estado “intervencionista” (…) eso ya había sido presenciado en los años posteriores a 1870. Aquí el inicio de una nueva época en la historia del Estado contemporáneo es señalado por el hecho de que en ese mundo debe reconocerse la emergencia de la clase obrera y la imposibilidad de eliminar el antagonismo que ella representa como un elemento necesario del sistema…(…) la característica central que distingue a la nueva forma histórica del Estado capitalista es: la reconstrucción capitalista del Estado sobre la base del descubrimiento del antagonismo obrero radical.(…) La revolución obrera política puede ser evitada sólo reconociendo las nuevas relaciones de fuerza y haciendo funcionar a la clase obrera dentro de un mecanismo que sublime la continua lucha por el poder en un elemento dinámico del sistema, controlándola, funcionalizándola en una serie de equilibrios…(…) El Estado está ahora preparado para penetrar en la sociedad, para recrear continuamente la fuente de su legitimidad en un proceso de permanente reajuste de las condiciones de equilibrio. La nueva “base material de la constitución” devino en el “Estado planificador” o, mejor aún, el Estado como “plan”.(…)” (Negri, Toni, “La crisis de la política. Escritos sobre Marx, Keynes, las crisis capitalistas y las nuevas subjetividades”, Ediciones El cielo por asalto, Argentina, 2002, pág. 15 y 16.)

Negri, se pregunta más adelante por las implicancias de la crisis del ´29 y sobre los nexos entre 1917 y 1929 y dice: “… el ´17 se presenta al mismo tiempo bajo dos aspectos: como problema internacional y como problema interno de los diversos países capitalistas, como el problema de la contrarrevolución, así como el aislamiento de la Unión Soviética, y como el problema de la represión del potente movimiento de la clase obrera –sindical y obrero- que extiende la experiencia revolucionaria a todo el mundo capitalista”.

Y Negri, contesta diciendo lo que proponía Keynes en 1919, como la única vía a seguir por el capitalismo: “…consolidar la economía de Europa central como una barrera contra los soviets rusos y como una forma de control de los movimientos revolucionarios internos, reunificar, en suma, los dos frentes de defensa del sistema capitalista”. (Negri, Ob. Cit, pág. 18).

Además, marca como característica específica de la nueva forma del Estado que emergió de 1929 que: “era más bien el tipo de dinámica de clase que entrará en acción en el marco del intervencionismo estatal, sobre la cual se fundaba la intervención. Únicamente la experiencia de la gran crisis del 1929 podía permitir a la ciencia capitalista dar este ulterior paso adelante hacia una nueva redefinición del Estado.(..) Asumir que el ´17 no tiene incidencia inmediata sobre el ´29 parece cosa obvia. Sin embargo, detrás de la obviedad de esta afirmación se encuentra una red de relaciones históricas cuya identificación, si no explicará, ciertamente dará un sentido político complejo de interpretación de la gran crisis. Porque, si bien es cierto que la crisis del ´29 surge directamente de la estructura económica norteamericana, también es al mismo tiempo fruto de la acumulación de las contradicciones del sistema…(…) La excepcionalidad de la crisis del ´29 no se entiende sino teniendo presentes las condiciones del desarrollo económico de los años veinte, cuando el alargamiento de la base de la oferta (…) no se acompañó de un cambio en la relación en la que se encontraba con la demanda (…) y cuando se dice “demanda” se dice “clase obrera”, se dice posibilidad de insurrección y de subversión del sistema” (…) tenemos finalmente a este Estado capitalista que audazmente supera y recupera (Aufhebung) la noción de “revolución permanente” a su interior para su propia conservación” ( Negri, Ob. Cit., págs. 25, 26 y 34 ).

“John Maynard Keynes fue quizás el teórico más perpicaz de la reconstrucción capitalista, de aquella nueva forma de Estado capitalista que emergió como reacción al impacto revolucionario de 1917.(…) y el rol jugado por Keynes fue hacerla funcionar (a la revolución del 17) dentro del análisis de la crisis, convertirla en elemento científico (…) el punto decisivo en la “Teoría General” es: El redescubrimiento de la ley de la caída tendencial de la tasa de la ganancia” (…) y la necesidad del sistema de una previsión. Y la previsión, consecuentemente es el predominio de la demanda sobre la oferta.” (Negri, Ob. Cit., págs. 17 y 35.)

Fue Keynes, quien aportó líneas de acción superadoras de la crisis e hizo alusión al rol del estado en esta coyuntura. Ya la Primera Guerra había provocado, en mucho países, situaciones de riesgo a las economías nacionales, lo que había obligado a abandonar la idea de un Estado abstencionista en materia económica.

La crisis del ´29, que es vista como una crisis de todo el sistema en su conjunto, pero del sistema capitalista. Dice el historiador Hobsbawm: “(…) Ahora bien, una vez que el capitalismo liberal había conseguido sobrevivir –a duras penas- el triple reto de la Depresión, el fascismo y la guerra, parecía tener que hacer frente todavía al avance global de la revolución, cuyas fuerzas podían agruparse en torno a la URSS, que había emergido de la segunda guerra mundial como una superpotencia. (…) El principal interrogante al que deben dar respuesta los historiadores del siglo XX es cómo y por qué tras la segunda guerra mundial el capitalismo inició – para sorpresa de todos- la edad de oro, sin precedentes, y tal vez anómala, de 1947-1973. No existe todavía una respuesta que tenga el consenso general…(…)” (Hobsbawn, Eric, “Historia del siglo XX”, Ed. Crítica, 1997, pág. 18).

La crisis del sistema capitalista, que no afectó a la ex Unión Soviética, obliga a el Estado, a realizar medidas dirigistas, corporativistas, intervencionistas (aunque volvamos a aclarar: ¡el Estado siempre interviene!). ¿Cuál va a ser el rol que se le va asignar al Estado en este periodo? El Estado va a ser pensado como activo agente de la economía, desde la regulación e incentivación de la producción; desde el control de los mercados, del consumo, de la producción, del comercio exterior; desde la elaboración de nuevas leyes que reglamenten el funcionamiento económico; desde la planificación de las medidas a adoptar; desde la nacionalización de empresas, etc.

Es que, siguiendo a Keynes, la idea era, incentivar el consumo, la demanda de bienes en oposición a la teoría del pensamiento clásico en la que el mercado es una espontánea fuerza reguladora de la economía, donde la oferta y la demanda (tanto de bienes y de mano de obra) se crean mutuamente, se generan mutuamente. A partir de las teorías keynesianas, surge también la idea de la plena ocupación y del pleno empleo como generador de más demanda de productos y más consumo.

El Estado pasa así, a intervenir para garantizar cierto nivel de ocupación y de consumo, incentivando la economía por medio de políticas que aseguren su funcionamiento. El Estado, asume el rol de protector tanto de los consumidores como de empresarios a fin de impedir los abusos de los sectores monopolistas.

En resumen, el “Estado de Bienestar” (“Welfare state”) pretende, frente a los avances de la economía, regular el funcionamiento de la sociedad. Surgió desde lo global (desde los países centrales e industrializados) como necesidad del subsistencia del propio sistema, pero también fue modelo en los países periféricos. Si bien, este tipo de Estado, no trata de transformar la estructura del sistema económico, intenta remediar las deficiencias adoptando medidas que mejoren los servicios de salud, educación, cultura, seguridad y defensa del ambiente. El “Estado de Bienestar” interviene subsidiando actividades correctivas de las desigualdades sociales, trata de resolver los problemas graves dentro de la estructura del Estado Liberal.

La idea para el “Estado de Bienestar” es que es necesario intervenir, porque si se deja a la sociedad librada a su suerte, se cae en una irracionalidad donde los que más tienen tienden a incentivar aún más las diferencias sociales y económicas. El Estado, entonces, no debe limitarse a garantizar el funcionamiento del sistema sino que debe ser regulador de las relaciones sociales y fundamentalmente debe hacerse cargo de la “justicia distributiva” de los recursos, o sea ser un Estado “incluyente”.

Pasando a las implicancias de todo lo dicho anteriormente, al nivel de lo Local, a lo que pasaba en esta etapa en Argentina y en América Latina en general, el rol del Estado en el periodo de Industrialización tiene un cambio cualitativo con respecto al que había tenido en el periodo anterior (“modelo agroexportador” en el que representaba exclusivamente los intereses de las clases dominantes).

En la etapa de la economía primaria exportadora, sobre todo a partir de la segunda mitad del siglo XIX, el Estado toma una posición decidida en el proceso, a través de la organización y la promoción de la inversiones en ferrocarriles e infraestructura y en el poblamiento de la zona pampeana.

En ese periodo (1860-1930) el Estado integró al país en el sistema de división internacional del trabajo, organizó el sistema monetario en torno al patrón oro y una política arancelaria abierta a la importación de manufacturas. Se organizó el Estado de derecho liberal liderado por los sectores vinculados a la producción agropecuaria y a los intereses internacionales asociados a los grupos locales dominantes en ese sector dinámico.

Como dijimos, la complejidad creciente del proceso económico, plantearon al Estado un conjunto de problemas, a partir de 1930.

Uno de esos problemas, se refiere a la política de desarrollo industrial. En la etapa Agroexportadora (política librecambista), las responsabilidades del Estado se limitaban al manejo de la política arancelaria. En la nueva etapa, al asumir la Industria, el papel protagónico del proceso de desarrollo, y la protección arancelaria y otras medidas de fomento, un rol central en la evolución de la economía, el Estado asumió responsabilidades mucho más complejas: “Entre ellas se incluye no sólo el nivel y la estructura de la protección arancelaria sino, también, la política de financiamiento de promoción del cambio tecnológico, de precios relativos agro-industriales y otras cuestiones importantes.” (Peralta Ramos, Mónica, “Etapas de acumulación y alianzas de clases en la Argentina (1930-1970)” ).

En el nivel global, los países capitalistas obtuvieron durante este periodo inmejorables ganancias y una notable mejoría económica. Por primera vez apareció un sistema de consumo masivo basado en el pleno empleo y en el aumento constante del poder adquisitivo con la cobertura social financiada por el incremento de los ingresos del Estado.

Finalmente, el “estado de bienestar” entró en crisis a fines de los ´60 y comienzo de los ´70. El equilibro vital de su funcionamiento se vio alterado por el aumento de la producción y la capacidad del mercado de absorberlo. Es decir, mucha oferta y poca demanda. A todo esto se le sumó la denominada “crisis del petróleo” de 1973, que generó una importante disminución de las ganancias de las empresas y paralelamente una disminución en el poder adquisitivo de los trabajadores. Las empresas privadas culparon al “estado de bienestar” por esto y comenzaron una nueva etapa, una nueva fase capitalista: “Tecnológica Financiera” con el neoliberalismo comandando política e ideológicamente el proceso.

Profesor: Pablo Salvador Fontana

BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA EN: “EL ESTADO DE BIENESTAR”:
– Hobsbawn, Eric, “Historia del siglo XX”, Ed. Crítica, 1997.
– Negri, Toni, “La crisis de la política. Escritos sobre Marx, Keynes, las crisis capitalistas y las nuevas subjetividades”, Ediciones El cielo por asalto, Argentina, 2002.
– Peralta Ramos, Mónica, “Etapas de acumulación y alianzas de clases en la Argentina (1930-1970)”.

Las Fibras Opticas Fundamentos Uso de las Fibras en la Comunicación

Las investigaciones en el campo de la electrónica y las comunicaciones encuentran en la tecnología de la fibra óptica un interesante campo de experimentación. La fibra óptica es un filamento cilíndrico transparente, fabricado en vidrio, que posee la propiedad de propagar las ondas electromagnéticas colocadas en el espectro visible

Fundamento de las tecnologías ópticas

fibra optica

La comunicación entre dispositivos electrónicos se verifica a través de ondas electromagnéticas. Cuanto mayor es la frecuencia de la onda mayor cantidad de información puede ser transmitida. Dado que la luz es  también una onda electromagnética, cuya frecuencia es muy elevada, el flujo de información que transporta es, consecuentemente, muy superior al que se obtendría utilizando otros tipos de ondas.

Los cables de fibra óptica se emplean para la iluminación de espacios de difícil acceso (por ejemplo, en las operaciones de microcirugía), para la transmisión de imágenes (es el caso de la televisión por cable) e informaciones y, de manera especial, en el ámbito de las telecomunicaciones por láser.

Componentes de la fibra óptica

Las fibras ópticas están formadas por dos elementos: un núcleo cilíndrico y una funda envolvente, denominada vaina. Ambos componentes se fabrican en vidrio aunque siguiendo procesos distintos, puesto que es necesario que el índice de refracción difiera en uno y otro. De este modo, la velocidad a la que viajan las ondas es distinta en el núcleo y en la vaina. La mezcla del vidrio con materiales impuros determina las variaciones en el índice de refracción.

El diámetro de una fibra óptica oscila entre los 10 y los 100 micrómetros un micrómetro equivale a la millonésima parte de un metro—; la unión de fibras ópticas determina la formación de haces que pueden ser rígidos o flexibles, y transmitir . -tanto la luz como imágenes o informaciones, dependiendo de las aplicaciones.

El índice de refracción del material con el que está fabricada caracteriza una fibra óptica; asimismo, ha de tenerse en cuenta la caída de la señal que las atraviesa, que se encuentra estrechamente relacionada con su longitud y con la frecuencia de la radiación empleada.

Tipos de fibra óptica

Fibras de Índice abrupto

En las fibras de índice abrupto la velocidad a la que se propagan las ondas electromagnéticas es inferior en el núcleo con respecto a la envoltura. Cuando los rayos penetran en la fibra con un ángulo pequeño, rebotan al chocar con las paredes, en función de la diferencia del índice de refracción entre ambos componentes. Por el contrario, si el ángulo de penetración de la radiación electromagnética es elevado, los rayos se pierden. Es también el ángulo de entrada del rayo de luz lo que determina la velocidad de transmisión. Así, si su dirección es paralela al eje de la fibra, “viaja” más rápidamente; si, por el contrario, penetra desviado, describe una trayectoria más larga, puesto que avanzará rebotando en los puntos de unión del núcleo y la vaina. En este caso, la señal luminosa se pierde progresivamente en función de la distancia. Para solucionar el problema es necesario incorporar al sistema repetidores de la señal, a determinadas distancias.

Fibras de Indice gradual

A diferencia de lo que ocurre con las fibras de índice abrupto, en este caso el índice de refracción del núcleo no es constante, sino variable: es mayor en el centro y menor en el borde —lo que determina un incremento en la velocidad de la luz—. De esta manera se igualan las velocidades de los rayos, sin que el factor «ángulo de entrada» sea determinante.

En síntesis, en las fibras de índice abrupto la luz viaja por el núcleo, pero el desfase producido entre las ondas provoca pérdidas al cabo de pocos kilómetros, puesto que no todos los rayos recorren la misma distancia: unos pueden viajar rectos, mientras otros, al rebotar en las paredes, recorren un camino en zigzag y, consecuentemente, mayor distancia. Esta cuestión se soluciona en las fibras de índice gradual, haciendo que la velocidad aumente en las partes laterales, para compensar así la mayor longitud del camino a recorrer. En cada punto de la fibra la velocidad es inversamente proporcional al índice de refracción.

Aplicaciones

Fibras conductoras de luz

La aplicación más característica de los cables de fibra óptica para la transmisión de luz se da en el campo de la medicina; específicamente, en la iluminación de instrumentos como los endoscopios, destinados al examen visual de cavidades o conductos internos del organismo. Los haces dé fibra óptica constituyen, en este caso, sistemas flexibles. Su principal ventaja es la posibilidad de hacer llegar la luz hasta el punto deseado, sin que ello implique una aportación de calor.

Fibras conductoras de imágenes

Para la transmisión de imágenes las fibras del haz han de aparecer ordenadas, no simplemente yuxtapuestas, como sucede en el caso de la conducción de la luz. Efectivamente, si la posición relativa de las fibras es idéntica en los dos extremos del haz, resulta posible que la imagen formada en el primer extremo se propague hacia el final del sistema, con un grado de nitidez que viene determinado por el diámetro de cada fibra individual. La longitud habitual de estos conjuntos ordenados de haces, también flexibles, oscila entre 50 cm y 1 m de longitud.

Fibras conductoras de información

A mediados de los años sesenta del siglo XX comenzó a pensarse en la posibilidad de transmitir a gran distancia la luz modulada por señales, utilizando para ello fibras ópticas. No obstante, los primeros resultados en este nuevo ámbito de experimentación se produjeron ya en la década siguiente, gracias a la obtención de fibras con un elevado grado de transparencia, que determinaran pérdidas suficientemente pequeñas. En un principio, el sistema se utilizó para transmisiones entre puntos cercanos —dentro, por ejemplo, de una aeronave—. Sucesivos avances en este campo dejaron patente, á comienzos de los ochenta, la posibilidad cercana de sustituir el cableado coaxial por cables de fibra óptica. La reducción de las dimensiones y el peso del sistema, además de una mayor insensibilidad a las perturbaciones derivadas de eventuales campos magnéticos, se revelaron pronto como las principales ventajas de esta sustitución.

Asimismo, la introducción de cables de fibra óptica permitía un considerable ahorro de cobre y aseguraba, sin necesidad de recurrir a amplificaciones intermedias, un alcance muy superior al obtenido con los pares coaxiales.

Conexiones telefónicas

La introducción de cables de fibra óptica en las conexiones telefónicas, donde la señal ya no está constituida por una corriente eléctrica, sino por una onda luminosa, ofrece la posibilidad de transmitir impulsos en cantidad y calidad decididamente mayor, además de a una velocidad más elevada. El proceso requiere la instalación de una amplia red de fibras ópticas. Este proyecto, hoy en vías de realización, lleva el nombre de cableado y constituye un paso importante que cambiará sensiblemente los hábitos y costumbres del hombre, ahora en el centro de la revolución telemática.

La televisión por cable y las autopistas de información

En ambos campos, la tecnología de la fibra óptica ofrece interesantes posibilidades. La televisión por cable implica un cambio en la forma de transmisión de la señal, que, en lugar de propagarse a distancia, circula por cables. En un principio, se emplearon pequeños cables coaxiales normales, análogos a los utilizados para la telefonía; hoy, en cambio, se utilizan cables de fibra óptica que permiten una transmisión más rápida.

Asimismo, las autopistas de la información son posibles gracias a la sustitución del tradicional hilo metálico por los cables de fibra óptica. En este tipo de conexión, las señales circulan en forma digital, formadas esencialmente por secuencias de ceros y unos que sustituyen a las anteriores señales de tipo analógico.

Fuente Consultada: Gran Enciclopedia Universal (Espasa Calpe)

Las fibras artificiales y sintéticas Tipos de Fibras La Seda Natural

Las fibras artificiales se fabrican a partir de la transformación química de productos naturales; las fibras sintéticas se elaboran mediante síntesis químicas, a través de un proceso denominado polimerización.

Introducción:
Los primeros plásticos:
El primer plástico se produjo en Estados Unidos con motivo de un concurso. En la década de 1860, se ofrecieron 10.000 dólares a la persona que consiguiera reemplazar el marfil —cuyas reservas se agotaban— por un material igualmente bueno para fabricar bolas de billar. Ganó el premio John Wesley Hyatt con un material llamado celuloide.

El celuloide se fabricaba disolviendo celulosa, un hidrato de carbono obtenido de las plantas, en una solución de alcanfor y etanol. Este nuevo material encontró pronto amplia utilización para fabricar una gama de productos tales como mangos de cuchillo, puños y cuellos de quita y pon, monturas de gafas y película fotográfica. Sin el celuloide, no hubiera podido arrancar la industria cinematográfica, a fines del siglo XIX.

El celuloide puede ser ablandado repetidamente y moldeado de nuevo por la acción del calor, por lo que recibe el calificativo de termoplástico. En 1907 Leo Baekeland (1863-1944), un químico belga que trabajaba en Estados Unidos, inventó otro tipo de plástico, al provocar que el fenol y el formaldehído reaccionaran juntos. Baekeland lo llamó baquelita, y fue el primero de los tennofraguantes: plásticos que pueden ser fundidos y moldeados mientras están calientes, pero que no pueden ser ablandados por el calor y moldeados de nuevo una vez que han fraguado.

La baquelita es un buen aislante y es resistente al agua, a los ácidos y al calor moderado. Con estas propiedades, no tardó en utilizarse en la fabricación de interruptores, artículos domésticos como mangos de cuchillos y componentes eléctricos para automóvil.

La proliferación de los plásticos
A causa de estos éxitos, los químicos comenzaron a buscar otras moléculas sencillas que pudieran enlazarse para crear polímeros. En la década de los 30, químicos británicos descubrieron que el gas etileno polimerizaba bajo la acción del calor y la presión, formando un termoplástico al que llamaron polietileno.

El polipropileno vino después, en los años 50. Ambos se emplean para fabricar botellas, tuberías y bolsas de plástico. Un pequeño cambio en la materia prima —reemplazando en el etileno un átomo de hidrógeno por un átomo de cloro— produjo el PVC (cloruro de polivinilo), un plástico duro y resistente al fuego, adecuado para desagües y alcantarillado. Añadiendo ciertas sustancias químicas, se puede producir una forma blanda de PVC, adecuada como sustituto del caucho en algunos artículos como la ropa impermeable. Un plástico muy parecido es el teflón o PTFE (politetrafluoretileno). Su coeficiente de fricción, muy bajo, lo hace ideal para cojinetes, rodillos y sartenes antiadherentes.

El poliestireno, desarrollado durante los años 30 en Alemania, es un material transparente y parecido al vidrio; se emplea en la fabricación de envases de comida, electrodomésticos y juguetes. El poliestireno expandido —una espuma blanca y rígida— se usa mucho en embalaje y aislamiento. Los poliuretanos, inventados también en Alemania, encontraron utilidad como adhesivos, para revestimientos y, en su forma de espumas rígidas, como materiales aislantes. Todos estos plásticos se producen con sustancias químicas derivadas del petróleo, que contiene exactamente los mismos elementos —carbono e hidrógeno— que muchos plásticos.

LAS FIBRAS: Frente a las fibras naturales, elaboradas a partir de componentes animales (lana, seda) o vegetales (algodón, lino), las fibras sintéticas y artificiales son el resultado de transformaciones químicas. Antes de analizar detenidamente estos dos últimos tipos de fibras, es necesario establecer una clara distinción entre los conceptos sintético y artificial. El término sintético hace referencia a un producto obtenido a partir de elementos químicos. Por ejemplo, el amoníaco a partir del hidrógeno y el oxígeno. Por el contrario, el adjetivo artificial, en este contexto, alude a un producto elaborado mediante compuestos ya existentes en la naturaleza.

Las fibras artificiales

Las fibras textiles artificiales poseen propiedades semejantes a las de las fibras naturales. Aunque pueden obtenerse a partir de proteínas vegetales presentes en determinadas plantas —cacahuete, maíz o soja—, generalmente derivan de la celulosa y de la caseína. La celulosa, un hidrato de carbono complejo, es el componente básico de las paredes de las células vegetales.

De color blanco, sin olor ni sabor, sus aplicaciones industriales no se reducen al campo textil; se emplea, asimismo, en la fabricación de papel, plásticos o explosivos. Por su parte, la caseína es una proteína rica en fosfatos, que se encuentra presente en la leche de los mamíferos; por la acción de enzimas se transforma en para caseína insoluble (queso).

Las primeras investigaciones sobre fibras artificiales

La historia de las fibras artificiales comenzó a partir de los primeros intentos de producir seda artificial. Los principales avances en este campo se encuentran estrechamente vinculados a las investigaciones del químico francés Hílaire Berniggaud, conde de Chardonnet (Besançon, 1839 – París, 1924>, considerado como el auténtico impulsor de la industria de tejidos artificiales.

Aplicando a la celulosa los disolventes adecuados, obtuvo una solución densa y viscosa, que filtró a través de una plancha en la que había practicado previamente diminutos agujeros. Al atravesar la placa, el líquido formaba pequeños filamentos que, una vez secos, constituían fibras fáciles de adaptar al hilado y al tejido. Chardonnet había obtenido una nueva fibra, el rayón. Se trataba de un material semejante a la seda, de gran resistencia y poco inflamable.

El rayón

Como se ha indicado, el rayón, la más común de la fibras artificiales, se elabora a partir de la celulosa. El proceso de fabricación difiere según el procedimiento empleado; en función de ello recibe la denominación de rayón, viscosa, acetato de celulosa o Bemberg. En el caso de la viscosa, la celulosa se trata con sosa cáustica concentrada y, posteriormente, se disuelve en disulfuro de carbón. El proceso en todos ellos es, no obstante, idéntico en lo esencial.

En un primer momento, la celulosa se reduce a pasta y, tras ser purificada, se extiende hasta que adopta una disposición en forma de lámina. El empleo de diversas sustancias químicas, según los diferentes métodos, permite su solubilización. Como resultado de este primer tratamiento se obtiene un líquido de apariencia viscosa, que se ultra a través de una hilera. Se forman así los filamentos, que adquieren la consistencia deseada gracias a la evaporación del disolvente con que se ha tratado la celulosa, o bien a través de baños de coagulación. Una vez secos, los filamentos se retuercen, quedando listos para el proceso de hilado.

El copo de rayón, parecido al de algodón, se obtiene tras cortar el hilado a determinada longitud. La mezcla de rayón con seda, lino o algodón permite, siguiendo las técnicas habituales de hilatura, fabricar tejidos mixtos.

Las fibras sintéticas

El proceso de polimerización, aplicado a determinadas materias primas, permite la obtención de fibras sintéticas. Los polímeros son moléculas orgánicas complejas, formadas como resultado de la unión de varias moléculas orgánicas simples, los monómeros. Al constituirse un polímero, los monómeros forman entre sí una larga cadena lineal, con extraordinarias condiciones de ligereza, elasticidad y resistencia. Dichas propiedades son fundamentales para la fabricación de todo tipo de fibras. En este sentido, los polímeros se emplean, además de para fabricar tejidos, en la elaboración de plásticos, productos estructurales diseñados para resistir esfuerzos —parachoques de automóviles, tuberías—, aislantes, filtros, cosméticos, así como en la industria eléctrica, electromecánica, del mueble o de la construcción. Las fibras sintéticas se pueden clasificar en: políamidas, poliésteres, poliacrílicas, polivinilos y polipropilénicas.

Fibras sintéticas en la industria textil

La elaboración de fibras sintéticas textiles se realiza a partir de materias primas que se encuentran con relativa facilidad y son, en términos generales, poco costosas: carbón, alquitrán, amoniaco, petróleo, además de subproductos derivados de procesos industriales. Las operaciones químicas realizadas con estos materiales permiten obtener resinas sintéticas que, tras su hilado y solidificación, resultan elásticas, ligeras y muy resistentes tanto al desgaste como a la presencia de ácidos u otros agentes externos. La incorporación de un colorante al polímero permite teñir el material antes de su hilado, lo que se traduce en un óptimo nivel de estabilidad cromática en la fibra, que, además de no desteñir, elimina la necesidad de recurrir a posteriores operaciones de fijado del tinte.

El nailon

A comienzos de siglo Wallace H. Carothers inventó el nailon, a partir de la polimerización de una amida —cada uno de los compuestos orgánicos nitrogenados que resultan de sustituir uno, dos o los tres hidrógenos del amoniaco por radicales ácidos— Carothers descubrió que el polímero resultante presentaba la propiedad de transformarse fácilmente en filamentos.

Fue en la década de los años treinta cuando se inició la fabricación de nailon a gran escala. El éxito fue muy rápido, lo que favoreció la aparición de otras fibras. El nailon se emplea, por ejemplo, para confeccionar géneros de punto. En 1940 la empresa Du Pont comercializó las primeras medias fabricadas con esta fibra.

Celuloide, 1860
Respecto a este tipo de plástico, en el libro PIONEROS, de Teo Gómez, nos dice: En términos generales, podríamos denominar plástico a toda sustancia elástica que posee ciertas propiedades, entre las que podría englobarse el caucho, pero en un sentido más estricto, denominamos plásticos a ciertos polímeros derivados del petróleo. Entre ellos, el primero en descubrirse fue el celuloide.

La causa, un concurso convocado en Estados Unidos para encontrar un sustituto del marfil, que se estaba agotando, para las bolas de billar. Uno de los participantes fue el inventor neoyorkino John Wesley Hyatt, quien empezó a experimentar con nitrato de celulosa y consiguió que esta fecha fuera recordada como la de la invención del celuloide, aunque no consiguió estabilizarlo hasta unos años después con la adición de alcanfor.

Presentó la patente en 1870 y se encontró con las demandas de Alexander Parkes, quien había inventado un material parecido, la parkesina, e incluso consiguió que un juez le declarara inventor del proceso, pero el nombre de celuloide se lo llevó Hyatt. Éste era un material flexible, transparente, resistente a la humedad y muy inflamable. No tardó en empezar a investigarse para su uso en fotografía, y en 1885, Eastman Kodak desarrolló la primera película fotográfica flexible que sustituye al daguerrotipo de vidrio que se estaba usando hasta entonces.

En 1889 se produce la primera película de celuloide transparente, que se siguió usando hasta que en los años veinte se sustituyó por el acetato de celulosa, menos inflamable. Eastman Kodak tuvo que vérselas con la invención del reverendo Hannibal Goodwin, quien en 1887 había patentado la película flexible de celuloide después de haberla hecho servir en el kinetoscopio de Edison.

Eastman, que había asistido a las primeras demostraciones de Goodwin, fue demandado por la empresa que se quedó la patente de aquel, Ansco, y tuvo que pagar una elevada indemnización.

Otras poliamidas

Otros ejemplos de poliamidas son el lilión o el perlón, que, con frecuencia, se utilizan en copos que se mezclan con lana y algodón en hilados mixtos. El resultado son fibras más reforzadas. Una de las propiedades características de las poliamidas es su elevado grado de resistencia a la rotura.

Entre los poliésteres cuyo uso está más extendido en la industria textil, pueden mencionarse el dacrón y el terital, que derivan del carbón y del petróleo. A su resistencia añaden cualidades de indeformabilidad; además, no se arrugan.

En la confección de géneros de punto se utilizan habitualmente fibras acrílicas como el leacril, el dracón o el orión, derivados del carbón, el petróleo y el gas natural. Su propiedad fundamental es que son muy ligeras.(ver: La Fibra de Seda Natural)

Fuente Consultada:
Gran Enciclopedia Universal
PIONEROS, Inventos y descubrimientos claves de la Historia – Teo Gómez

Leyenda China del Gusano de Seda La Ruta de la Seda Comercio Oriente

Leyenda China del Gusano de Seda – La Ruta de la Seda el gusano de seda

La fuga del gusano chino:

Mucho tiempo después, en las rutas de la seda ya no acechaban tantos enemigos temibles, pero perdía la cabeza quien sacara de China semillas de morera o huevos del gusano hilandero.

En el año 420, Xuanzang, rey de Yutian, pidió la mano de una princesa china. Él la había visto una sola vez, dijo, pero desde entonces la había seguido viendo noche y día.
La princesa, Lu Shi se llamaba, le fue concedida.

Un embajador viajó a buscarla. Hubo intercambio de regalos y hubo interminables agasajos y ceremonias. En cierto momento, cuando pudo hablar a solas, el embajador contó a la princesa las angustias del marido que la esperaba. Desde siempre Yutian pagaba con jade la seda de China, pero ya poco jade quedaba en el reino.

Lu Shi no dijo nada. Su cara de luna llena no se movió. Y se puso en marcha. La caravana que la acompañaba, miles de camellos, miles de tintineantes campanillas, atravesó el vasto desierto y llegó a la frontera en el paso de Yumenguan.

Unos cuantos días llevó la inspección Ni la princesa se salvó de ser registradas. Por fin, después de mucho andar, el cortejo nupcial llegó a destino. Sin decir palabra, sin gesto alguno, había viajado Lu Shi.

Ella mandó que todos se detuvieran en un monasterio Allí fue bañada y perfumada Al son de la música comió, y en silencio durmió.

Cuando su hombre llegó, Lu Shi le entregó las semillas de morera que había traído escondidas en su cofre de medicinas. Después le presentó a tres doncellas de su servicio, que no eran doncellas ni eran de su servicio. Eran expertas en artes de sederías. Y después desprendió de su cabeza el gran tocado que la envolvía, hecho de hojas de canelo, y abrió para él su negra cabellera. Ahí estaban los huevos del gusano de la seda.

Desde el punto de vista de China, Lu Shi fue una traidora a la patria donde nació.
Desde el punto de vista de Yutian, fue una heroína de la patria donde reinó.

Fuente Consultada: Espejos de Eduardo Galeano

Crisis del Estado de Bienestar Keynes Keynesianismo Neoliberalismo

Crisis del Estado de Bienestar: Keynes – Keynesianismo – Neoliberalismo

CREACIÓN DEL ESTADO DE BIENESTAR

Uno de los desarrollos sociales mas notorios en la Europa de postguerra fue la creación del estado de benefactor. En cierto sentido este representa otra extensión del poder del Estado sobre la vida de  sus ciudadanos, un proceso que se incrementó en forma drástica como resultado de las dos guerras mundiales.

Aunque el propósito del Estado benefactor era hacer posible que la gente viviese mejor y tuviera vidas más plenas, sus defensores creyeron que al eliminar la pobreza y la falta de vivienda, proporcionar servicios médicos para todos, asegurar la dignidad para los ancianos y extender las oportunidades educativas para todo el que quisiera aprovecharlas, liberaría a la gente para que lograra la felicidad, satisfaciendo sus necesidades materiales.

Por supuesto, los esquemas de bienestar social no eran nuevos en Europa. Hacia fines del siglo XIX, algunos estados proporcionaron cierto bienestar a las clases obreras instituyendo las pensiones por vejez, el seguro médico y la compensación por desempleo. Pero esos esfuerzos eran fragmentarios, y de ninguna manera se basaban en la creencia general de que la sociedad tenía la responsabilidad de cuidar a todos sus ciudadanos.

La nueva legislación social de la posguerra extendió en gran medida los beneficios mencionados y también creó nuevos. Por supuesto, las ayudas de la sociedad benefactora difirieron en forma considerable de país en país, tanto en cantidad como en calidad, así como en la forma en que se pagaban y se administraban. Sin embargo, había algunas tendencias comunes. 

teorías económicas de Keynes

EL DESMANTELAMIENTO DEL ESTADO DE BIENESTAR: Luego de la crisis del petróleo (1973) que afectó a todo el sistema capitalista, se comenzó a debatir sobre las funciones que había llevado a cabo hasta entonces el Estado como garante del funcionamiento del mismo sistema.

Una de las principales críticas que nacían desde los sectores neoliberales era que, justamente el Estado, denominado en el periodo 1930 – 1970 como “Estado de Bienestar” o “estado Benefactor”, basado en las teorías económicas de Keynes (foto), era el culpable de la crisis del momento y por lo tanto debía ser reformulado.

Es decir, según los postulados neoliberales el Estado debía dejar de intervenir en la economía, no solo como controlador sino también como generador y distribuidor de riquezas, ya que estas últimas funciones hacían que el Estado elevara considerablemente su presupuesto dejando sin ganancias a las grandes empresas. De esta forma se ponía en lugar central, para la salida de la crisis, a la reducción de los gastos del Estado.

A partir de los años 80, con el triunfo de las posturas neoliberales en lo económico y de la llegada al gobierno representantes de éstos en los principales países del mundo, se puso en marcha, en la mayoría de los Estados capitalistas, una serie de planes de ajuste y recortes presupuestarios en áreas como salud y seguridad social.

Las consecuencias no se hicieron esperar demasiado: aumento de la desocupación, despidos producidos por el propio Estado y por las empresas privadas, brusca disminución de las ventas debido a la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores, privatizaciones en todas las áreas, suspensión o cierre definitivo de servicios que cumplían funciones sociales (transportes, educación, salud, etc.).

Otra de las consecuencias que trajo aparejada el desmantelamiento del “Estado de Bienestar” y su papel regulador de la relaciones entre los empresarios privados y los trabajadores, fue la pérdida, por parte de los sindicatos, de su poder de negociación ante las medidas neoliberales y de la homogeneidad en sus reclamos.

El fuerte aumento del desempleo, el cierre de empresas y el deterioro de las condiciones de trabajo, presionaron a los que todavía conservaban su puesto, a aceptar nuevas condiciones de “flexibilidad” laboral. Estas “facilidades” brindadas a los particulares fueron aprovechadas para bajar costos laborales directamente con la disminución de salarios y de esta manera recuperar o mantener los niveles de ganancia.

La excusa era que el Estado era ineficiente, y que sus gastos generaban inflación. Para “corregir” estas deficiencias, se aplicaron ajustes de todo tipo, que los trabajadores, desmovilizados por el miedo a más pérdidas de empleos, no tuvieron más remedio que aceptar.

Al mismo tiempo, la “revolución tecnológica” de los ´70, había provocado una alta tecnificación de la industria, con la consecuente disminución de la mano de obra y la especialización de la misma. El desempleo aumentó el número de trabajadores marginales o informales, con trabajos temporales, artesanales o de servicios alternativos (transporte, seguridad, etc.).

Esta situación generó diferentes tipos de trabajadores (heterogeneidad de la clase trabajadora): por un lado unos muy especializados, trabajando en empresas con cierta estabilidad y con mayor capacitación; otros, trabajadores “flexibilizados”, con una gran inestabilidad laboral y otros directamente desocupados, marginados o caídos del sistema laboral. Evidentemente esto significó un quiebre en la unidad (homogeneidad) de la clase trabajadora y en los reclamos obreros.

NUEVAS FORMAS DE ARTICULACIÓN DE LAS DEMANDAS SOCIALES

Desde mediados del siglo XIX la forma de reclamar y protestar de las masas había sido canalizada principalmente por los partidos políticos y por los sindicatos.

Al terminar el siglo XX, nos encontramos con una profunda crisis de los partidos políticos tradicionales y por diversas razones se ha producido un debilitamiento de los sindicatos. Esta situación produjo nuevas formas y canales de participación para la demanda frente a situaciones injustas y de explotación.

Las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), comenzaron a surgir y a reemplazar en algunas áreas a los partidos y al Estado: la defensa de los derechos humanos, de la mujer, del consumidor, de la ecología, de los homosexuales, etc. Grupos de damnificados por diferentes hechos (accidentes, cierres de bancos, desalojos, etc.) hicieron oír sus reclamos sin comprometerse con partidos ni con organismos de gobierno, sindicatos o instituciones religiosas.

Con su constante denuncia y accionar contra las empresas que dañaban el medio ambiente y contra los gobiernos que lo permitían, las organizaciones ecologistas tuvieron un papel y un rol destacado, logrando concienciar a gran parte de la población mundial, del peligro que significaba no cuidar el planeta.

De la misma manera, sobresalieron los grupos defensores de las minorías discriminadas por razones étnicas, religiosas, sexuales, etc. Organizaciones defensoras de los derechos de los indígenas, de la igualdad de la mujer o contra la discriminación a los portadores del Sida, a los homosexuales o a los discapacitados, cumplieron un destacado papel de lucha que transformó en muchos aspectos el comportamiento de la sociedad.

Origen e Historia del Caucho Plantaciones y Produccion del Caucho

Origen e Historia del Caucho: Plantaciones y Producción

El árbol prodigioso que produce el “oro blanco” sería aún desconocido sin la perseverancia de Carlos María de La Condamine (1701-1774), quien se aventuró en peligrosas regiones plagadas  de fieras para descubrir plantaciones legendarias. Los mayas, pobladores indígenas de América Central, conocían desde mucho antes las fascinantes propiedades de la goma natural.

PRIMERAS EXPERIENCIAS: Diecisiete siglos antes de nuestra era, los egipcios extraían de las acacias, que crecían en las orillas del Nilo, un líquido corte de un arbol para sacar caucho naturalviscoso de propiedades medicamentosas. Era la goma, llamada más adelante arábiga y empleada todavía hoy en algunos productos como pastillas y jarabes contra la tos.

No conocían ninguna otra propiedad de ese producto. Mucho más tarde, después del descubrimiento de América, los españoles conocieron en el Brasil esa sustancia que servía para hacer pelotas de juego.

Los indios hacían incisiones en el tronco grisáceo, alto y liso de ciertos árboles llamados Hevea que de ellos manaba una sustancia elástica (látex). La recogían con cuidado y la arrollaban con precaución hasta darle forma de pelota. Intrigados los conquistadores les preguntaron qué hacían.

La contestación fue una demostración práctica: se pusieron a jugar con esas pelotas que rebotaban sobre el suelo Empleaban asimismo esa sustancia para otros usos: conocían su impermeabilidad y su inflamabilidad, y untaban con ella sus ropas para protegerse de la lluvia, o hacían proyectiles que arrojaban encendidos sobre los toldos enemigos.

Los árboles productores de goma abundan en todo el bosque tropical-sudamericano (la Amazonia), pero, en aquella época, la falta de conocimientos técnicos adecuados impidió que su explotación prosperara. Ese producto era considerado, simplemente, como una sustancia curiosa, al igual que otras halladas en el Nuevo Continente.

LA PERSEVERANCIA DE UN EXPLORADOR FRANCÉS: Mucho más tarde un explorador francés, Carlos María de La Condamine, tuvo por casualidad en sus manos una muestra de látex en estado natural. Lo analizó y comprendió los excepcionales servicios que ese producto podría prestar.

En el año 1735, de La Condamine salió de Francia, llegó al Perú y se internó en regiones casi inaccesibles con la esperanza de encontrar el árbol maravilloso del látex. Pero recorrió inútilmente la cuenca del Amazonas; en vano desafió los peligros, las serpientes, las fieras, los salvajes: contra su voluntad tuvo que regresar a Francia. Pero no abandonó jamás sus proyectos. Preparó una segunda expedición y en la estación favorable se embarcó para la Guayana Francesa. En cuanto llegó tuvo noticias del árbol codiciado.

Se las proporcionaron unos indios que huían de las autoridades portuguesas. Ellos le hicieron unos dibujos del árbol y de sus hojas,y de La Condamine encargó a sus hombres la misión de buscarlo. Pocos meses después supo que estos árboles crecían, en abundancia, en muchas regiones tropicales americanas.

Desde ese momento, la Hevea (planta productora del caucho) despertó gran interés en Europa. Los diarios de esa época afirman que la onza de látex se vendió a una guinea, suma muy considerable en aquel tiempo. La primera utilización práctica del jugo lechoso de la Hevea fue un traje de caucho, que lució el rey de Portugal en 1759.

 EL CAUCHO CONQUISTA AL MUNDO CIVILIZADO: En 1770, gracias al inglés Nairne, el caucho entró en el campo industrial. Nairne tuvo la idea de mezclar al látex ciertas sustancias granulosas que se empleaban para limpiar metales: la piedra pómez y el esmeril. Con el producto obtenido de esa mezcla modelé un pequeño prisma que frotó sobre un papel manchado: las manchas desaparecieron inmediatamente. Las primeras gomas de borrar se vendieron al precio fabuloso de cinco chelines.

En la misma época otro sabio inglés Priestley, experimentó con el látex buscando aplicaciones industriales más importantes. En 1785, el físico Alejandro Charles diluyó goma en trementina y con esa solución untó el tafetán que sería la envoltura de su aeróstato.

En 1793, el inglés Samuel Peal patentó un procedimiento para la impermeabilización de tejidos tratados con una solución de goma en trementina. El norteamericano Goodyear descubrió mucho más tarde el secreto de la vulcanización. Sus trabajos fueron lentos y tenaces. A pesar de las dificultades, que parecían invencibles, conservaba su inquebrantable confianza. Se proponía perfeccionar la pasta de látex volviéndola menos pegajosa y más elástica y resistente. La casualidad desempeñó un papel decisivo.

Estaba Goodyear completamente arruinado y se creía en un callejón sin salida. Un día dejó caer sobre un hornillo —uno de los pocos instrumentos de su laboratorio— un pedazo de caucho mezclado con azufre. Según la leyenda, parece que se trataba de una bolsa de caucho destinada al transporte de correspondencia, que la administración del Correo le había encargado y luego devuelto por inservible (ya que por efectos del calor se tomaba pegajosa). Esa bolsa se incendió y Goodyear la tiró por la ventana. Al día siguiente la encontró metamorfoseada en el caucho que hoy usamos.

La verdad es otra. La mezcla de látex y azufre se transformó durante la noche por la acción del calor del hornillo. Al día siguiente Goodyear pudo comprobar que la goma, por efecto del azufre, había adquirido una resistencia inesperada y perdido su rigidez. Se sabe que la vulcanización (tratamiento del látex por el azufre) confiere al caucho una elasticidad uniforme, sea cual fuere la temperatura ambiente. En efecto, el caucho virgen se vuelve fácilmente pastoso con el calor; es además pegajoso, y muy sensible a diversos agentes químicos.

El caucho vulcanizado no adolece de estos defectos. La técnica de la vulcanización ha progresado mucho, y hoy se obtienen en pocos minutos y a bajas temperaturas los más variados tipos de caucho. Pero en lo esencial consiste aún —como hace cien años— en asociar íntimamente el azufre a la goma virgen.

El producto obtenido es tanto más duro cuanto más azufre contiene, hasta llegar a la ebonita, hermoso material negro brillante. En la actualidad, mucha gente se ocupa en recoger la preciosa savia de la Hevea. Solamente en Asia se dedican a ello más de dos millones y medio de obreros. También en América hay grandes plantaciones.

RECOLECCIÓN DEL LATEX: Periódicamente se practica una incisión con un hacha en los troncos de los árboles, desde el suelo hasta la altura de un hombre, más o menos 1,80 m. Al mismo tiempo se encienden unos fuegos, que se tapan con chimeneas de palastros (chapas de hierro) de forma cónica, a fin de producir humo. Los braceros mojan en el látex, recogido en unos recipientes de vidrio o de arcilla fina, unas varas pasadas previamente por arena. Al exponer esas varas al humo, el látex se seca formando una capa.

Inmediatamente se procede a una nueva inmersión y a un nuevo secado. Y así sucesivamente hasta que las capas de látex formen una gruesa pelota en la extremidad de la vara. Con un certero golpe de hacha, la pelota se parte en dos y la vara queda disponible para empezar de nuevo.

Corte de un arbol para extraer su jugo

Muestra de corte de un árbol para extraer su jugo

DESDE LAS SELVAS VÍRGENES HASTA LA ESPUMA DE GOMA: El látex se despacha después a las fábricas donde se lo arroja en grandes cubas de madera y se tamiza para quitarle los cuerpos extraños. Luego, con el agregado de ácido acético se inicia la coagulación. Ahora es una masa blanca homogénea que, después de reposar veinticuatro horas, se lavará abundantemente antes de pasar por ciertas máquinas que la reducirán a hojas de algunos centímetros de espesor. Cuando el caucho necesita coloración, antes de la coagulación se le mezclan sustancias minerales u orgánicas del tono que se desee.

La elaboración de los objetos de caucho aumenta día a día: artículos de laboratorio, juguetes, neumáticos para autos y bicicletas, correas de transmisión, cintas elásticas, vestimentas, etc. La espuma de goma es la más reciente transformación del caucho. El látex se reduce a ese estado de espuma sólida conservando toda su flexibilidad y su poco peso. Con ella se hacen colchones, almohadones, alfombras, etc.

El caucho sintético A pesar de las bondades de todo los descubrimientos en torno al caucho natural, por si solo, nunca habría logrado la importancia que tiene en nuestros tiempos. Cuando la industria química tomó cartas en el asunto y logró producir un caucho sintético, el panorama mundial empezó a cambiar.

La goma obtenida en retortas hace muchísimo tiempo que ha superado en importancia a su competidor sangrado del tronco de los árboles. De los 16 millones redondos de toneladas de goma que se consumen anualmente en todo el mundo, sólo 30 por ciento proceden de la naturaleza, mientras que el voluminoso resto lo suministra la industria química.

EXPLOTACIÓN DEL CAUCHO EN UNA DE LAS PLANTA DE MICHELIN DE BRASIL

ALGO MAS SOBRE EL TEMA…
LA GUTAPERCHA:
Hasta mediados del siglo XIX extensos bosques de altos árboles corona dos de hojas grandes de color verde vivo y dispuestas simulando las palmas, cubrían muchos lugares de la Península de Malaca. Hoy quedan muy pocos de estos árboles y se teme que se lleguen a extinguir.

Se trata del árbol de la gutapercha, nombre que, según los indígenas, significa árbol de la goma. Del mismo se extrae un látex que los nativos emplean para fabricar mangos o empuñaduras de machetes, cuchillos, bastones y suelas de calzado.

Este látex es semejante al que se obtiene del caucho, pero tiene propiedades algo distintas y se prepara de diferente manera. Se deja en reposo hasta que alcance la superficie una sustancia cremosa y pegajosa; entonces se recoge dicha sustancia y se hacen con ella láminas o tortas que se pasan a grandes máquinas para moldearlas groseramente.

Se exporta en forma de bloques de color gris rojizo, de dos a cuatro kgs. de peso. En las fábricas de los países importadores se ablanda con agua caliente y se moldea según el tamaño y forma deseados.

Lo mismo que el caucho, la gutapercha no es afectada por el agua y se puede vulcanizar con azufre, pero carece de la elasticidad característica del caucho. Caliente se puede convertir en hilos muy finos, que suelen emplearse para cubrir alambres eléctricos, o se pueden hacer con ella pelotas, mangos de bastón, tubos, chanclos, etc. La gutapercha es especialmente útil como aislador eléctrico y con este objeto se ha utilizado mucho en la construcción de cables subacuáticos.

Al descubrirse el valor de la gutapercha los nativos se dedicaron a su extracción cortando los árboles. Posteriormente, este procedimiento se sustituyó por el sangrado de los árboles en pie, pero ya para entonces la mayor parte de los bosques habían sido destruidos. Por esta razón la gutapercha se ha hecho costosa y va siendo sustituida por otros materiales similares.

CRONOLOGÍA DE LA HISTORIA DEL CAUCHO:

1493. Cristóbal Colón, en su segundo viaje por América, presenció un juego de los indígenas hecho con extrañas pelotas que tenían la “sorprendente” propiedad de rebotar muchas veces en el suelo. Eran de hule (del azteca Ulli u Ollin), provisto por el Castilloa elástica y por el Manihot dicptona, árboles del hule mexicanos.

1521. Los exploradores españoles, durante la ocupación de México, descubrieron que los indígenas utilizaban la misma sustancia elástica en numerosas actividades de su vida primitiva. Llegaron a Europa otras noticias fragmentarias.  Se descubrió, por ejemplo, que los indígenas pegaban sobre su cuerpo decorativas plumas de color, con una especie de leche blancuzca extraída de una planta (el látex de la hevea). Otro uso que se le daba consistía en colar el látex sobre los pies de modo que, al secarse, formara una especie de rústico y primitivo calzado.

1601. El español Antonio Tordesillas usó por primera vez, en un libro del que era autor, la palabra “goma” (en el sentido de secreción vegetal) para indicar el látex resinoso.

1735. El francés Carlos de La Condamine penetró en el territorio de Amazonia para hallar la planta de la goma, que ningún europeo había podido ver. Esta planta era llamada por los indígenas “hevé” y también “cao chu”, que quiere decir “árbol de la lágrima”, término del que ha derivado el nombre “caucho” dado a esa goma.

Después de un viaje lleno de peripecias, a través de zonas aún inexploradas, La Condamine encontró finalmente la hevea, y envió a su gobierno una descripción detallada de la planta, junto con algunos objetos fabricados por él mismo con el látex extraído mediante incisiones en la corteza del árbol. La misteriosa sustancia fue atentamente analizada y estudiada.

1763. Algunos químicos franceses lograron disolver el caucho sumergiéndolo en aceite de trementina y en éter.

1793. El inglés Peal obtuvo la patente para la impermeabilización de los tejidos, tratándolos con una solución de caucho en trementina. Puede decirse que con esto se inició el empleo comercial del caucho.

1823. El escocés Mac Intosh inventó el impermeable, y fundó la primera fábrica de objetos de caucho (en los países anglosajones, los impermeables se llaman aún hoy “macintosh”). La gran demanda por parte de los mercados europeos indujo a los brasileños a aumentar la producción de caucho, que se elabora en el Estado de Para y de allí es exportado.

El nombre de “para”, que todavía se le da a una calidad de caucho, deriva de ese Estado brasileño. Los primeros objetos de caucho confeccionados en Europa revelaban, sin embargo, algunos graves defectos. En primer término, se gastaban rápidamente. Además, en la estación calurosa se ablandaban, mientras que con el frío se endurecían, perdiendo buena parte de su elasticidad.

1839. Por casualidad, el norteamericano Carlos Goodyear realizó un importante descubrimiento: la vulcanización, que consiste en Calentar el caucho y mezclarlo con azufre. Este tratamiento lo vuelve más elástico, no pegajoso e inalterable a la temperatura. Después de este descubrimiento, la demanda del caucho fue cada Vez mayor y sus aplicaciones siempre más numerosas. Su precio aumentó considerablemente.

Numerosos comerciantes se internaban en las selvas brasileñas, las únicas donde crecía el árbol del caucho, y allí obligaban a los indígenas a Recoger el precioso látex. Luego establecieron que cada indígena debía recoger una determinada cantidad de materia prima; el que traía menos era azotado ,v hasta se le dejaba morir de hambre. Con este bárbaro sistema, La producción anual subió de 40 a 350 toneladas.

Entretanto, se difundía en Europa y en América el uso del caucho; éste se utilizaba ya para la fabricación de las cubiertas de las ruedas, por lo que resultó más solicitado y mejor pagado. Puede decirse que nació entonces una “fiebre del caucho”, como la hubo del oro. Por la posesión de zonas forestales ricas en hevea, estalló un conflicto armado entre Brasil y Bolivia, que duró 30 años.

1885. Se descubrió en África, en la zona recorrida por el río Congo, una planta que produce un látex de caucho: el “ficus elástica”. En pocos años, la producción alcanzó las 4.000 toneladas anuales.

1907. Se difundió entre los comerciantes brasileños y africanos una noticia alarmante: habían sido ofrecidas en el mercado 6.000 toneladas de caucho producido en plantaciones de la Malasia Inglesa. ¿Qué había pasado? Con gran sigilo, desde hacía algunos decenios, el gobierno inglés había estado estudiando la posibilidad de crear plantaciones de hevea. Si esta planta crecía espontáneamente en las regiones tropicales americanas, era posible trasplantarla y hacerla crecer en algunos territorios coloniales ingleses con igual clima.

En 1876, un joven industrial inglés, residente en Brasil, Enrique Wickham, había logrado eludir la rigurosa vigilancia de la aduana brasileña y sacar de Brasil 70.000 semillas de hevea.

El precioso material, llegado a Inglaterra, fue objeto de extraordinarios cuidados por parte de los botánicos, que sembraron las pequeñas semillas en invernaderos. Solamente unas 3.000 semillas germinaron, pero fueron suficientes. Las plantitas fueron enviadas a la isla de Ceilán, pero allí crecieron muy pocas. Se decidió, entonces, trasplantarlas a la Malasia, y el resultado fue óptimo. Alentados, los cultivadores ingleses sustituyeron las plantaciones de café por las del árbol del caucho. Así fue como la Malasia se convirtió en la segunda patria de la hevea.

A las plantaciones inglesas pronto siguieron las holandesas en Indonesia, las estadounidenses en Liberia (África) y en Brasil, y las francesas en Indochina. Por otra parte, los estudios y cuidados particulares que tuvieron lugar en las plantaciones, ya sea sobre el cultivo de la planta, como sobre la forma más rendidora de extraer el látex, hicieron que la producción del caucho de plantación fuera mejor y más abundante que la natural.

Fuente Consultada:
Lo Se Todo Tomo I
Enciclopedia BARSA Tomo 8
Enciclopedia Estudiantil Tomo III CODEX El Caucho