El Rostro de Cristo

Historia de los Buscadores de Oro en California y San Francisco

Historia de los Buscadores de Oro en el Oeste Americano – Vida de los Aventureros

En poco más de un siglo, California ha pasado por todas las etapas que transformaron una tierra prácticamente desconocida en un Estado moderno. Esta rápida evolución se debe principalmente al descubrimiento de filones auríferos que atrajeron a incontables buscadores de oro. En 1875 San Francisco contaba con 200.000 habitantes.

El 24 de enero de 1848, exactamente nueve días antes del Tratado de Guadalupe Hidalgo que cedía California a Estados Unidos, se produjo un acontecimiento de capital importancia para el desarrollo de California y Estados Unidos: el descubrimiento de un yacimiento de oro en el río Americano, en las tierras de Sutter.

Un emigrante de origen suizo, Johann August Sutter, se había instalado hacía algunos años cerca del río Americano. Activo y emprendedor, no tardó en ser propietario de un extenso territorio que transformó parcialmente en campamento atrincherado.

Era muy conocido en la región costera de California, y su propiedad recibía el nombre de fuerte Sutter. En los primeros días del año 1848, decidió hacer construir un aserradero a lo largo del río Americano, que cruzaba sus tierras, y para este trabajo contrató a un carpintero llamado James Marshall.

En la mañana del 24 de enero descubrió en el río una pepita de oro. En seguida dio parte de su hallazgo a los que estaban trabajando con él y después a John Sutter,  y la noticia se propagó rápidamente por toda California.

En otoño y en la primavera siguiente se supo en la costa oriental de Estados Unidos, y se pusieron en camino millares de buscadores de oro, entre los cuales había muchos aventureros e individuos sin fe ni ley.

buscadores de oro en el oeste de estados unidos

Ver También La Fiebre del Oro

Los primeros en llegar fueron los norteamericanos, pero no tardaron en desembarcar europeos, especialmente franceses: en Francia se había hecho una hábil propaganda en favor de California, propaganda tanto más fructífera cuanto que algunos insurrectos de 1848 tenían vivos deseos de abandonar el país.

Si de los hombres que en esta época se dirigieron en masa hacia California, algunos partían movidos por la aventura, debemos reconocer que la mayoría se sintieron atraídos por el incentivo del oro. Esta desbandada hacia el oro puso crudamente de manifiesto la sed de riqueza del hombre.

Para lanzarse a la búsqueda de oro no se necesitaba capital alguno, sino que bastaba con tener sólidas cualidades físicas y, sobre todo, valor y perseverancia. Estas cualidades podían ser insuficientes, pues en el éxito de los buscadores también intervenía la suerte.

Era muy penoso ver cómo millares de desgraciados, que no estaban preparados en absoluto para una tarea tan agotadora, se lanzaban frenéticamente a esta búsqueda de bienes materiales. Apenas poseían lo que llevaban puesto, y atravesaban Estados Unidos en carros tirados por bueyes, para ser, muchas veces, atacados por los pieles rojas. Otros llegaban por el istmo de Panamá.

Los europeos e incluso algunos norteamericanos iban a California en barco, doblando el cabo de Hornos: viaje largo y difícil, pero menos costoso que cruzar Estados Unidos. Si miles de hombres llegaron sanos y salvos, ¿cuántos fueron asesinados, se ahogaron o murieron de cualquier otra forma en el trayecto?.

Durante el primer año de la fiebre del oro, en la bahía de San Francisco entraron varios centenares de barcos.

Abandonados a menudo por sus tripulantes que partían en busca de oro, los buques eran llevados a tierra, donde rápidamente se transformaban en hotel o vivienda.

En efecto, el problema del alojamiento era difícil: en pocos meses, más de diez mil personas se instalaron en San Francisco, que entonces era una aldea de ochocientos habitantes.

Esta afluencia de población representó un recrudecimiento de la criminalidad. En 1854 se daba en Los Ángeles el promedio de un asesinato diario, mientras que San Francisco fue arrasado varias veces por criminales incendios.

Durante un corto período, la ciudad de San Francisco estuvo verdaderamente dominada por una asociación de bandidos y malhechores, algunos de cuyos miembros figuraban en la policía oficial. Es, ciertamente, digno de alabanza el espíritu de iniciativa y la energía de los norteamericanos que en estas difíciles circunstancias consiguieron sobreponerse y restablecieron la autoridad y la justicia.

En California no tardó en volver a reinar el orden, y si pensamos que había unos ochenta mil buscadores de oro, comprenderemos fácilmente la complejidad de los problemas que había que resolver. En un abrir y cerrar de ojos, la existencia apacible y romántica de los campesinos hispanoamericanos se vio señalada por un ritmo jadeante, tal como vemos en la actualidad la vida norteamericana.

Prácticamente no existían carreteras, y con frecuencia los emigrantes eran víctimas de los ataques de los bandidos o de los pieles rojas. En 1863 se estableció el primer enlace transcontinental que todavía no llegaba más allá de Sacramento. En 1877, el Southern Pacific Railway llegó por fin a San Francisco, después de haber cruzado Tejas.

Pero mientras tanto, ¿qué había sido de Sutter? Cuando los primeros buscadores de oro hubieron caído sobre sus propiedades como una nube de langostas, destruyéndolo todo a su paso, encausó al estado reclamándole daños y perjuicios.

En 1855 ganó el pleito. Pero los vecinos, celosos de su fortuna, le ocasionaron toda clase de problemas y en 1880 murió en la pobreza. San Francisco y sus alrededores están situados en terrenos que pertenecieron a Sutter. Añadamos de pasada que ninguno de los primeros hombres que descubrieron oro en California hizo fortuna.

Después de la fiebre del oro, que llegó al paroxismo entre 1849 y 1856, California todavía vivió por dos veces períodos agitados. La primera, hacia 1860, cuando se descubrieron yacimientos de plata en Nevada. Prácticamente todos los terrenos en cuestión pertenecían a habitantes de San Francisco, y esta situación dio origen a las más fantásticas especulaciones.

En 1875, en San Francisco, de cada dos mil habitantes uno por lo menos era millonario. En 1887, el país se vio nuevamente asolado por una ola de especulaciones provocadas por la venta de terrenos por los que debían pasar las futuras grandes vías de comunicación.

Desde la época de la fiebre del oro, la ciudad de San Francisco no ha dejado de atraer a numerosos extranjeros, principalmente chinos y japoneses. El barrio chino de San Francisco es famoso en todo el mundo.

Ver: Descubrimiento de Petróleo en EE.UU.

Enciclopedia Juvenil AZETA Editorial Credsa  Tomo 2 – Los Buscadores de Oro

Glosolalia El Don de las Lenguas Hablar en Idiomas Desconocidos

GLOSOLALIA, EL DON DE LAS LENGUAS – HABLAR EN IDIOMAS DESCONOCIDOS

El catolicismo, la iglesia Pentecostal el espiritismo y otras manifestación religiosas coinciden en la creencia fenómeno. Se trata de la Glosolalia: la capacidad de una persona para hablar un idioma desconocido como consecuencia de una experiencia sobrenatural.

De todos los fenómenos paranormales, pocos resultan tan atractivos como la posibilidad de comenzar a hablar otro idioma de un momento a otro, como por arte de magia. A este fenómeno se lo conoce como Glosolalia y se caracteriza porque quien lo experimenta puede hablar una lengua que desconoce. Puede tratarse de un idioma vivo o muerto, conocido o desconocido, real o imaginario. En cualquier caso, la Glosolalia no es nueva en el mundo e incluso forma parte de registros religiosos.

También llamada Xenoglosia o Don de lenguas, en la Iglesia Pentecostal se le da una interpretación dogmática, mencionando al espíritu santo como causa. En realidad, el origen de este fenómeno es bíblico y, desde las páginas de los evangelios, se expandió a lo largo de la historia y las creencias.

Lo que dice la Biblia
La Glosolalia es esencial en la Biblia, donde se conoce como “Don de lenguas” y es uno de los poderes que el Espíritu Santo les brinda a los apóstoles. En el día de Pentecostés, cincuenta días después de la crucifixión de Jesús, los discípulos estaban reunidos en la ciudad de Jerusalén cuando, de acuerdo con la promesa hecha por su Maestro, el Espíritu Santo se hizo presente.

La Biblia dice que los apóstoles “comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen” (Hechos 2;4). Así, estos hombres pudieron salir por el mundo a predicar los evangelios en las lenguas nativas de cada región. Pero eso no era todo: los discípulos de Jesús podían sanar y realizar otros milagros que sirvieran para demostrar la verdad cristiana.

En la Biblia se especifica que, como los dones del Espíritu Santo eran impartidos solamente por la imposición de las manos de los apóstoles, con la muerte del último de ellos (Juan) los dones cesarían gradualmente de manifestarse. Así es como ocurrió, y el don de lenguas dejó de atraer la atención de los fieles durante cientos de años.

San Agustín enseña en sus escritos que en el comienzo de la Iglesia este don era necesario para que el Evangelio se comunicara rápidamente a todas las naciones, así todos podían recibirlo y se daba testimonio del origen divino de su doctrina. Pero cuando la Iglesia ya hablaba los diferentes lenguajes por medios convencionales, el don se hizo menos necesario.

Santo Tomás, en su Summa Thelogia, confirma que este don milagroso de lenguas no es tan común como lo era antes. Sin embargo, parece no haber desaparecido: entre los santos que lo ejercieron se encuentran San Pacomio (siglo IV), San Norberto (siglo XII), San Antonio de Padua (siglo XIII), San Vicente Ferrer (Siglo XIV), San Bernardino de Siena (siglo XV) y San Francisco Javier (siglo XVI)

glosolalia

El sorprendente don de entender lenguas extrañas de Teresa Neumann. El ‘carisma de lenguas’ de una estigmatizada Hay diferentes dones que se engloban en el “carisma de lenguas”, que se deben distinguir. Uno es el que tuvo la mística Teresa Neumann, que podía hablar y comprender lenguas que no conocía, a la perfección, en estado de éxtasis. Otro es pronunciar y comprender profecías dichas en lenguas.

La larga historia del Don de lenguas
Tras la Reforma de Lutero y Calvino, la Glosolalia comenzó a expandirse. El Don de lenguas era considerado entonces una expresión de tensión. La controversia entre jesuítas y jansenistas, que duró casi 80 años, provocó la aparición de gloso-lalistas entre estos últimos. Algo similar ocurrió con los camisards, los franceses protestantes que vivían en las montañas de las Cévennes.

Cuando su libertad de culto fue revocada en 1685 y se intentó imponerles la fe católica, se sublevaron. Tres mil de ellos resistieron frente a las tropas monárquicas de casi sesenta mil hombres. Tras una larga batalla, fueron derrotados en 1705. Se dice que entre los camisards acosados por la monarquía había niños de 15 meses en adelante que predicaban sermones en francés, utilizando el lenguaje con corrección a pesar de no tener edad ni siquiera para hablar en su holandés maternal.

Muchos de esos camisards emigraron a Inglaterra y tuvieron una fuerte influencia sobre los Cristianos Carismáticos. Pasaron dos generaciones hasta que la fundadora de la Sociedad Unida de Creyentes en la Segunda Aparición de Cristo, Ann Lee, tuvo ella misma el Don de lenguas. Esta sociedad era conocida como “shakers” y era perseguida por las autoridades británicas.

Lee fue interrogada por cuatro sacerdotes anglicanos y les respondió en varias lenguas entre las cuales se contaban el latín, el hebreo y el francés. Los sacerdotes se acobardaron ante la mujer y recomendaron que no se la persiguiera.

De todas maneras, Ann Lee tuvo que dejar Inglaterra y partió hacia América. Durante la expansión de los shakers en Estados Unidos, era común que sus danzas rituales finalizaran con los participantes hablando en lenguas desconocidas. El mismo fenómeno se repetía con los mormones pertenecientes a la Iglesia de Jesucristo de los Santos Modernos. Se dice que su fundador, Joseph Smith (1805-1844), tenía el Don de lenguas.

Por aquellos años se hizo muy conocida entre los fieles la historia de un mormón que pronunció una disertación sobre la caza en la lengua de los indios choc-taw. En esa oportunidad, se interpretó que el discurso era una venia para terminar de construir un templo en la localidad de Salt Lake City, en plena región choctaw. En la actualidad, los mormones creen que la glosolalia es un fenómeno que existe, pero limitan su uso y su valor espiritual.

Una “epíciemia cristiana”
Hacia 1830 el fenómeno se popularizó de tal manera que se llegó a hablar de una epidemia del “mal del sermón”. En efecto, a partir de ese año la glosolalia se repitió cientos de veces en múltiples lugares de la Iglesia Cristiana. En Escandinavia se daba en fieles durante la ceremonia, algo que las autoridades consideraron un “entusiasmo histérico”.

En el año 1850, la expansión de la Iglesia Ortodoxa rusa en Armenia impulsó con fuerza la glosolalia, que se repitió en muchos fieles hasta comienzos del siglo XX. Durante esos años el Don de lenguas formó parte esencial del Movimiento Carismático y alcanzó a fieles de Estados Unidos y Estonia.

La moda de la Glosolalia llegó con fuerza a Estados Unidos y se coló en una escuela de Kansas, en donde 40 estudiantes decidieron unánimemente que para completar su experiencia cristiana les faltaba el bautismo del Espíritu Santo, cuya señal era el Don de lenguas. El 31 de diciembre de 1900, el pastor C. F. Parham, impuso las manos a un estudiante. Al cabo de algunos minutos, el joven comenzó a hablar en una lengua desconocida.

Otros treinta estudiantes hicieron lo mismo durante los días siguientes. Así nació el Pentecostalismo. Para el culto Pentecostés, la glosolalia es especialmente importante. Pero hablar una lengua desconocida requiere de un intérprete. Por esa razón, así como un fiel comienza a hablar en un idioma que nadie conoce, en el mismo instante otro fiel recibe el don para poder traducirlo a los demás. Actualmente, unas 20 millones de personas que pertenecen a este culto creen que el Don de lenguas es una señal del Espíritu Santo.

¿Una práctica espiritista?
Simultáneamente a la expansión del Don de lenguas entre las religiones, el mismo fenómeno comenzaba a hacerse popular en el mundo del espiritismo. Durante el siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, los médiums espiritistas aseguraban que podían hablar con los espíritus utilizando lenguas desconocidas.

En muchas ocasiones, el médium entraba en un estado de trance y entablaba un diálogo en donde ninguno de los asistentes podía ser capaz de entender el significado de las palabras, de manera que resultaba necesario convocar a un lingüista que interpretara la conversación.

Uno de los casos más extraordinarios de glosolalia en un marco espiritista fue el de la médium inglesa Rosemary, quien hacia 1930 comenzó a tener visiones de sus vidas pasadas. Rosemary relataba experiencias en el antiguo Egipto y pronto pudo hablar en la lengua de los faraones. Según la médium, el espíritu de una egipcia que había conocido en su vida anterior, llamado Nona, hablaba a través de ella.

El hecho no sería tan sorprendente si no hubiera sido estudiado por el egiptólogo Howard Hulme, quien presenció y grabó las sesiones.

En una de ellas, Rosemary le prestó su voz a Nona, quien respondió las preguntas de Hulme sobre la vida en el antiguo Egipto con llamativa exactitud. En la grabación de ese diálogo se pueden escuchar sonidos como aspiraciones guturales, consonantes desconocidas y construcciones peculiares de una lengua que murió hace 3.000 años y que ningún hombre sabe a ciencia cierta cómo sonaba.

La Glosolalia suele estar relacionada con posesiones demoníacas. Es común que quienes son poseídos por espíritus hablen en otras lenguas mientras dura el fenómeno.

La combinación de voces de ultratumba que hablan en lenguas antiguas, a menudo ya muertas, constituye uno de los misterios más escalofriantes de la humanidad y un enigma que todavía no pudo ser resuelto.

Ver: Los Estigmas en el Cuerpo

Fuente Consultadas:
Trabajo enviado por Fermín D. Hetze como colaborador
Basado en una nota de la Revista Vivir en Armonía N°34 – Glosolalia-

La Vida Despúes de la Muerte Según Las Religiones Reencarnación

LA VIDA DESPÚES DE LA MUERTE SEGÚN RELIGIONES Y EXPERIENCIAS VIVIDAS

Desde antes del comienzo de la historia el ser humano ha considerado a la muerte como un paso al más allá. Las diferentes religiones sostienen que el mundo espiritual es tan tangible y real como el mundo material. Pero, ¿qué es lo que pasa cuando abandonamos lo que lamamos vida?

¿QUE NOS ESPERA EN EL MÁS ALLA?: Los yoguis tibetanos afirman que los vivos provienen de los muertos, sentencia que no procede de simples tradiciones o creencias, sino de testimonios de personas que aseguran haber muerto y reingresado conscientemente en el útero humano.

YOGUI MAHARISHL MAHESH

El legado de los monjes tibetanos puede ser una guía digna de confianza a la hora de la muerte, un estado que a todos los seres que vivimos en el planeta nos espera al final del camino. Distinta es la concepción de la muerte que tienen las religiones occidentales: explican que la vida del más allá es un estado espiritual eterno sostenido por las acciones que los hombres realizaron en su vida carnal.

Así, el cielo será ganado por aquellos seres justos y probos; pero aquellos que erraron en el camino de la vida y se desenvolvieron entre el odio, la codicia y el rencor, serán enviados a las tinieblas, lugar donde expiarán sus culpas.

El libro Egipcio de los muertos
Los egipcios imaginaban que el mundo de los muertos era semejante a aquel en que vivían, es decir, al valle del Nilo. Para la religión Egipcia, el más allá es una especie de desierto dividido por un largo río que fluye en medio de una faja de tierras cultivables de unos treinta kilómetros.

Este mundo inferior llamado Duat comprendía doce regiones, al igual que el Egipto faraónico, El Doble Reino del Lirio y del Papiro, que estaba dividido en doce nomos. Cada una de las regiones del mundo inferior correspondía a una de las doce horas de la noche. Las regiones estaban separadas las unas de las otras por portones resguardados por serpientes erguidas sobre su cola, ocultas tras los tabiques y atentas a no dejarse sorprender de ninguna manera por muertos insólitos.

Estas doce regiones del mundo inferior se encontraban habitadas por una innumerable población de dioses, espíritus y muertos ordinarios. En cuanto al alma, los egipcios la representaban bajo la forma de un pájaro con el rostro del difunto. En el instante de la muerte esta alma voladora dejaba el cuerpo momentáneamente privado de su Ka, es decir, su vida.

El pájaro-alma se escapaba por los pozos de las mastabas y regresaba para visitar los parajes familiares. Se las podía ver por las ramas de los árboles y en los jardines a orillas del río Nilo. Tenía presentes los deseos elementales pero siempre era capaz de reflexionar, de juzgar y de decidir.

A esta alma viajera y preparada para la felicidad, había que nutrirla y llenarla de ofrendas, porque su existencia en el más allá dependía de la piedad y de los cuidados materiales que le dedicaban los vivos. Si los vivos olvidaban a sus muertos, éstos se convertían en Bennu, el pájaro de los estanques, que volvía a su casa terrestre para hacer gritar de terror a los que debían nutrirles.

La reencarnación del alma en la creencia Hindú
Según las antiguas creencias hindúes, el alma después de la muerte pasa de forma temporal al plano astral, para después entrar en otro cuerpo que puede ser otro ser humano, un animal inferior, un insecto e incluso una planta. El nuevo cuerpo en donde se materializará el alma será definido por el Karma de cada una.

El karma está determinado por las acciones, buenas o malas, que esa persona realizó en vida. Así, cuanto más virtuosa haya sido la persona, su alma pasará a un ser más noble y perfeccionado. Por el contrario, si la persona muerta había seguido los caminos del mal, su alma será castigada reencarnándola en un ser poco iluminado. Para los hinduistas, este proceso de reencarnación se repite hasta que el alma no se sienta liberada totalmente del Karma, perdiendo así todo el interés por la vida corporal.

Así pues el alma humana se unirá con el Brahma o se disolverá en el Nirvana. La  religión  hinduista  explica  que  así como hubo un tiempo en que el hombre no existía sobre la faz de la tierra, llegará el día en que él ya no esté más. De la misma forma que el ser humano evolucionó desde las formas de vida más primitivas, como las plantas y los peces, llegará a un punto que se convertirá en un ser superior, en un súper hombre.

El humano actual está considerado como un ser en etapa transitiva que se encuentra bajo la directa influencia de las fuerzas cósmicas. Estas fuerzas lo llevarán hacia una meta incomprensible para la actual naturaleza del hombre, y de aquella alma que naciera en un principio, ya no quedará nada humano.

El Bardo Thodol de los lamas Tibetanos
Para los tibetanos el Bardo es el estado post mortem de las personas, quienes desde el momento mismo de su deceso, se hallarán en estado de sueño o trance durante tres o cuatro días, tiempo durante el cual es separado el cuerpo del plano humano. Este periodo es el primer bardo y se llama Chikkai Bardo o estado transitorio del momento de la muerte, donde aparece la Clara Luz que es percibida de forma kármica por el alma que aún no es capaz de reconocerla.

El segundo bardo, llamado Chonyid Bardo o estado transitorio de la realidad, es aquel en donde el alma comienza a vislumbrar y reconocer su nuevo entorno. Esta última experiencia se funde con el último Bardo denominado Sidpai Bardo o Estado transitorio del renacimiento, que termina cuando el principio de la conciencia renace en el mundo humano, en algún otro mundo o en uno de los reinos paradisíacos celestiales.

El Bardo Tnodol es la gran doctrina de la liberación mediante la audición y la visión. Para los lamas tibetanos, el ser humano difunto se convierte en el único espectador de un prodigioso panorama de las visiones alucinatorias. El Bardo Thodol es el estado típico y sugestivo de todas las experiencias post mortem.

El difunto, si no es un iniciado, se halla bajo la ilusión de que todavía posee su cuerpo de carne y sangre. Cuando llega a comprender que carece de ese cuerpo, comienza a gestar un avasallante deseo de poseer uno y al buscarlo, el incorpóreo entra en el estado de renacimiento, en donde vuelve a convertirse en carne. El lamanismo explica que los yoguis más iluminados no sufren las alucinaciones de los Bardos y pueden pasar directamente a un reino paradisíaco o reencarnar en este mundo de forma consciente y en un lapso de continuidad ininterrumpida.

Desde el siglo XVIII existen testimonios sobre el Cielo y el Infierno, escritos por personas que afirman haber abandonado temporalmente el mundo corporal y viajado hacia el mundo de los espíritus. Una de esas personas, tal vez la más famosa, ha dejado uno de los relatos más espeluznantes del Infierno; su nombre era Emanuel Swedenborg, religioso al servicio de Carlos XII, rey de Suecia. Swedenborg afirma que todos los moradores del infierno están inmersos en el mal y que allí no hay nadie que asuma al mismo tiempo maldades y verdades. Explica además que el espíritu maligno posee una fisonomía y un rostro de acuerdo al interior de su mente, es decir que se convierte en un ser horroroso. Por lo tanto -continúa- todos los espíritus infernales aparecen bajo la forma de su maldad, su interior y su exterior se convierten en la misma cosa. Por regla general sus rostros son espantosos e incluso hay algunos que llamean como antorchas. Swedenborg explica que los espíritus infernales viven en una sociedad en donde cada uno se ama a sí mismo y no tiene capacidad de amar a nadie. Allí se llega por los delitos y aberraciones cometidos en la tierra, ya sean públicos o privados, y por los suicidas que son quienes más sufren.

Testimonios de quienes cruzaron el umbral
Los testimonios de personas que, entrando en un estado de muerte clínica, conocieron el límite espiritual de la vida y la muerte cuentan por cientos. La mayoría de ellos fueron estudiados y confirmados por psicólogos y científicos. Algunos ejemplos: un adolescente de 16 años, al que llamaremos simplemente Juan Manuel, tuvo una insuficiencia renal aguda que lo llevó a un estado de muerte clínica por algunos minutos.

En ese período, en el cual los médicos trabajaban en su reanimación, el jovencito explicó que en un instante se vio parado sobre sus pies y moviéndose a gran velocidad a lo largo de un espacio oscuro. Allí él no podía divisar paredes pero tenía toda la sensación de un túnel y, aunque no había viento, podía sentir que se movía a gran velocidad. “A pesar de no entender hacia dónde me dirigía, ni para qué, sentía que al final de mi intenso vuelo, me esperaba algo muy importante y quería llegar cuanto antes a la meta”, explicó luego el joven.

Al final se encontró en el medio de un lugar lleno de luz en donde había un ser muy alto de largos cabellos dorados y vestido de blanco, quien irradiaba desde su silencio una gran sensación de amor y paz. Después de esta experiencia Juan Manuel se tornó un joven muy religioso que influyó benéficamente sobre toda su familia. El estudio de estas experiencias hizo cambiar el punto de vista de muchos hombres de ciencia.

El pediatra norteamericano Melvin Morse, autor del libro Hacia La Luz, describe el caso de una niña de nueve años a quien revivió luego de entrar en muerte temporal debido a ahogamiento por inmersión. La niña relató que durante su estado espiritual se encontró con una dama muy amable llamada Elizabeth, quien podría haber sido su ángel guardián. La dama la recibió muy cariñosamente y conversó unos momentos con ella para explicarle que aún no era su hora, ya que no estaba preparada para el mundo espiritual. Así Elizabeth le permitió volver a su cuerpo en el momento en que el doctor Morse terminaba la reanimación.

El relato de la pequeña conmovió de tal manera al facultativo, que dejó de lado su natural escepticismo científico para comenzar a estudiar de forma profunda qué es lo que nos ocurre en el preciso momento en que dejamos de lado nuestra existencia corporal.

El doctor Morse asegura, a través de las páginas de su libro, que todos los niños con los que tuvo contacto luego de que pasaron por una experiencia de muerte clínica, se convirtieron en jóvenes creyentes, serios y moralmente más justos que el común de las personas de la misma edad. Al ser consultados, todos los jóvenes que relataron sus experiencias la describían como una gracia de Dios, y estaban convencidos de que el camino de la vida es hacer el bien sin miramientos.

El camino al más allá
Los numerosos libros publicados que estudiaron el fenómeno de las experiencias vividas por personas en estado de muerte clínica que visitaron el otro mundo, muestran diferentes etapas que a continuación detallamos:

La mirada del doble
El hombre no se percata de forma inmediata que ha muerto sino hasta que ve a su propio cuerpo yaciendo sin vida bajo de sí y se da cuenta de que no se puede comunicar con el mundo del cual hasta hace minutos era parte. En ese instante comprende que su alma salió de su cuerpo. Muchas veces el reconocimiento de su doble no es instantáneo y el alma se niega a creer que ya pasó al plano astral.

Es el caso de los accidentes, cuando la muerte es inesperada por la persona y la separación del cuerpo es instantánea. La experiencia de la incomunicación y de la doble visión, crea un estado de duda en esta alma que no sabe si lo que observa es la realidad o está viviendo un sueño.

La conciencia interrumpida
En los relatos de las personas que experimentaron muerte clínica temporal, aseguran que conservaron todos y cada uno de sus sentidos y sus capacidades intelectuales. Inclusive algunos manifiestan haber notado que la vista y el oído se agudizan, la memoria se aclara recordando momentos perdidos, y el pensamiento es mucho más nítido. Algunas otras personas que habían perdido algunas de sus facultades, sienten que las recuperan.

Existen varios testimonios de personas ciegas que durante su muerte clínica ven o personas sordas que oyen perfectamente. Por supuesto que al volver a sus cuerpos, el ciego no vuelve a ver ni el sordo a oír. Los médicos que han reanimado a estas personas, reunieron los datos de las experiencias vividas, y no es descabellado asegurar que estos datos serían de gran utilidad a médicos psiquiatras y otros estudiosos de los procesos químico-eléctricos del cerebro humano.

Consuelo
Normalmente son la enfermedad, el sufrimiento y la agonía quienes anteceden a la muerte. Cuando se abandona el cuerpo, el alma ya no siente el dolor, el ahogo y, en contrapartida, percibe sus pensamientos claros y sus sentidos sosegados. Desde ahí el espíritu comienza a despedirse de su forma material y de su vida terrenal y se preparará para comenzar una nueva forma de existencia. Lo único que le preocupará es el amor por las personas que conoció en vida, ya que mantiene intactos sus sentimientos terrenales. Tampoco se van a producir cambios importantes en la personalidad del individuo, llegará al nuevo mundo tal cual salió del viejo.

El túnel de la Luz
Quienes volvieron del mundo espiritual describen el pasaje a aquel como un espacio oscuro similar a un túnel. Al final de este túnel se llega a un lugar lleno de luz, que se puede considerar luz supraterrenal. Los testimonios de las personas que pasaron por esta experiencia cuentan por cientos y todas las descripciones concuerdan en la sensación de viajar por un túnel y una bella conmoción cuando se llega a la luz final.

Para todos ellos es muy difícil describir con palabras terrenales la espectacularidad de esa luz, ya que es distinta y no genera sombras. Para las personas piadosas o creyentes, esa luz fue considerada como un ángel o el mismo Jesucristo. Desde la luz no se emiten palabras en ningún idioma, sino que se comunica a través del pensamiento.

Evaluación y juicio
De la luz parte una especie de demanda hacia el alma de la persona, no como cuestionario, ya que la luz lo conoce todo, sino para recordar lo realizado en vida. Así, delante de los ojos del hombre pasan las imágenes de los actos de su vida terrenal, desde su infancia más tierna, reviviendo y revalorizando todo el pasaje de su existencia sobre la tierra. La experiencia de este examen muestra que todas las personas que pasaron por él, al volver a la vida terrena cambiaron su actitud ante las demás personas.

Durante esta evaluación el hombre se ve obligado a rever sus actos para poder juzgarse a sí mismo. De esta manera el hombre puede verse como es en realidad y no como lo considera la sociedad terrenal. Las personas que en su vida han realizado actos de maldad y egoísmo de todas las índoles verán sus malas acciones y sentirán en carne propia el dolor que causaron. Serán increpados por su propia conciencia y ese será el comienzo de su suplicio.

Un mundo nuevo
Aquel lugar a donde llegan las personas una vez que se despiden de la vida terrenal es muy difícil describir por quienes pudieron volver para narrarlo. Allí las distancias parecen no existir así como se conciben en este mundo, y muchos afirmaron poder ir de uno a otro lugar sólo con pensarlo.

Existen otros relatos que describen al mundo espiritual como un lugar de prados y colinas llenas de plantas de colores vivos inexistentes en la tierra. Sin embargo los relatos de quienes vieron este mundo muchas veces se dificulta ya que no encuentran la forma de describirlo con palabras.

¿Cómo se ve el alma?
El aspecto que tiene el alma no siempre es el mismo que el del cuerpo que deja. Los niños se ven adultos y muchos adultos vuelven al aspecto de su primera niñez. Muchas personas que habían perdido alguno de sus miembros en accidentes o por enfermedad, afirman que los recuperaron como seres incorpóreos. Por esto, muchas personas, al momento de morir, no pueden reconocer de forma     inmediata que ese ser etéreo son ellos mismos.

Los reencuentros
El alma del ser humano en su viaje hacia el más allá podrá encontrarse con aquellos seres queridos que ya hayan partido. Algunas personas explican que después de haber abandonado su cuerpo y elevarse, se encontraron con sus parientes más cercanos, quienes las saludaban y se mostraban muy felices de verlos.

En el otro mundo el alma se reencuentra con quienes fueron afines a ella, ya que las almas se atraen las unas a las otras. Sin embargo los reencuentros no son una regla, ya que muchas personas afirmaron que no se encontraron con nadie, aunque constantemente sintieron una presencia cercana.

El regreso al mundo corporal
Muchas veces el recién muerto tiene la posibilidad de elegir entre quedarse en el mundo del más allá o volver a su cuepo terrenal. Las personas que decidieron volver sintieron la necesidad de terminar alguna misión en la tierra o asumieron que aún tenían mucho por dar a sus seres queridos. Otros recibieron la orden de volver aunque se encontraban deseosos de quedarse en aquel lugar, ya que se les explicó que todavía no estaban listos. Por más oposición que pudieron haber puesto para quedarse allí, una fuerza inexplicable los arrastraba hacia atrás.

La vuelta al cuerpo significa un shock para la persona, ya que todas esas percepciones desaparecen y regresan empujados con fuerza. Quienes vivieron esta experiencia coinciden en que en el retorno a la vida se siente mucho frío. Muchos se desmayan por un corto lapso. Aún así, la experiencia de volver al cuerpo no es del todo traumática, sino que se siente paz y seguridad.

Fuentes Consultadas:
Trabajo enviado por el colaborador: Agustín W. Palloti basado en nota Revista Vivir en Armonía N°17 -La Vida Despúes de la Muerte-

Principales Yacimientos Arqueologicos de Egipto Maravillas Antiguedad

Principales Yacimientos Arqueológicos de Egipto

ORIGEN DEL PUEBLO DE EGIPTO: Los antiguos egipcios llamaban a su país kemet, «la tierra negra», para diferenciarlo del desierto o deshret, «la tierra roja» que lo rodeaba y se llamaban sí mismos remet-en-kemet, «el pueblo de la tierra negra». La tierra negra era la tierra cultivable, el fértil limo que el Nilo depositaba durante la inundación anual hasta donde podían llegar sus aguas. Durante la Era Terciaria (hace unos 45 millones de años) Egipto estaba completamente cubierto por el mar de Tetis.

Cuando al final de esta era, durante el Oligoceno, los grandes impulsos orogénicos llevaron a la formación de las cadenas himalaya y alpina, las aguas del antiguo mar se retiraron la cuenca del Mediterráneo, dando lugar a que emergiera el territorio correspondiente al Sahara y a Egipto.

Cuando se inició la Era Cuaternaria, en el Pleistoceno, se formó el sistema de los grandes lagos ecuatoriales y se instauraron las condiciones climáticas que llevarían al nacimiento del futuro Nilo. El río se originó debido a la unión de dos grandes ríos, el Nilo Blanco y el Nilo Azul, que se encontraron en Sudán, donde está situada la ciudad actual de Jartum. El Nilo Blanco drena los grandes lagos (el lago Victoria, el lago Eduardo y el lago Jorge) y tiene un régimen hidrográfico casi constante.

El Nilo Azul, con el Atbara, drena en cambio las montañas de Etiopía sometidas a la influencia de las lluvias monzónicas que incrementan enormemente su caudal al término de la estación primaveral. De este mecanismo nace el particular régimen del Nilo que tanto influyó en el desarrollo de la civilización.

Durante su larguísimo curso hacia el Mediterráneo, las aguas del futuro Nilo recortaron las blandas calcáreas terciarias que formaban el antiguo fondo del mar de Tetis y excavaron un amplio valle. Sin embargo, el río primitivo encontró durante su trayecto hacia el mar algunos puntos en los que emergían rocas más resistentes que las rocas marinas, formadas por los antiquísimos granitos que constituían el escudo continental: nacieron así las seis cataratas (palabra de origen griego que significa «cascada») que aparecen en su curso.

El Nilo, tras un trayecto de unos seis mil kilómetros de longitud y a medida que se acerca al mar, se abre en abanico y se subdivide en diversos brazos formando lo que los griegos denominaron Delta a causa de la semejanza entre la letra de su alfabeto y la disposición de los brazos secundarios del río. Al este y al oeste del Nilo se extienden el Desierto Oriental o Arábigí (montañoso), que desciende hacia el Mar Rojo, y el Desierto Occidental o Libio (arenoso), que constituye el borde oriental del Sahara y que se interrumpe, a unos doscientos kilómetros de distancia del Nilo, debido a una serie de depresiones lenticulares, toscamente alineadas en dirección paralela al río y que constituyen los oasis.

Sin el Nilo, Egipto hubiera sido un desierto en el cual hubieran podido sobrevivir, sin duda alguna, las comunidades nómadas, como en el Sahara, pero donde nunca hubiera podido desarrollarse una civilización milenaria.

Al principio del Holoceno, hace unos diez mil años, el Nilo discurría majestuoso por el denominado «Sahara verde», el actual territorio desértico que, a causa del clima entonces mucho más húmedo (debido a los episodios glaciales del Cuaternario), estaba constituido por una inmensa sabana poblada por búfalos y gacelas, elefantes y cebras. Las inundaciones anuales del río eran enormes, pero cuando las aguas se retiraban, una miríada de lagos, marismas y pantanos aparecían diseminados aquí y allá en las tierras emergentes: allí habitaban los cocodrilos, los hipopótamos y toda clase de peces y aves.

En este ambiente extremadamente favorable, se movían las primeras comunidades de cazadores-recolectores que empezaron a domesticar a los animales y a cultivar las plantas, practicando junto a la caza y la recolección, el pastoreo, la cría de animales y la agricultura. El clima y la naturaleza favorecían los desplazamientos tanto a través de aquel desierto, que luego se convertiría en un obstáculo insuperable, como a lo largo del eje del río: las materias primas y las ideas se intercambiaban con igual frecuencia.

Hacia el 5000 a.C., cuando el clima empezó a hacerse cada vez más árido hasta parecerse al actual, la población, luchando constantemente por su supervivencia, buscó refugio en el Valle del Nilo que les ofrecía condiciones de vida más favorables. Nacieron así los primeros conglomerados protourbanos que se establecieron en dos áreas del país: al norte y al sur. En el sur, los asentamientos tuvieron lugar en una región situada en la parte montañosa de la futura ciudad de Tebas; en el norte, en la parte occidental del delta del Nilo y en El Fayum, región verde originada por la presencia de un brazo del Nilo que discurre sobre una vasta depresión formando el lago Qarun.

Los dos grupos se desarrollaron de forma diversa e independiente y dieron una impronta dual a Egipto, que por esta razón pronto se denominará «el país doble» o «las dos tierras»: dualidad que se encuentra también en la contraposición desde el punto de vista físico entre kemet y deshret.

En estas primitivas comunidades la vida no podía desarrollarse sin un orden y una organización social que para los cazadores-recolectores era superfina. Así se fue definiendo la figura del jefe que después se transformaría en rey: es decir, el individuo que garantizaba la supervivencia de su pueblo, que organizaba el trabajo y la defensa contra los enemigos externos.

La aparición del un rey y la de un poder centralizado en Egipto fueron los elementos que permitieron la formación del estado dinástico. El Nilo fue el elemento unificador de este estado: el río aseguraba durante todo el año el agua vital que ya no procedía del cielo.

Los antiguos egipcios basaron sus estaciones y la distribución de los trabajos en el ritmo de las inundaciones: a mediados de julio, cuando Sothis volvía a brillar en el cielo matutino, el dios Cnum de cabeza de carnero abría las puertas de su inmensa caverna al fondo de la primera catarata y dejaba salir las aguas: se iniciaba entonces la estación akhet (la inundación) que duraba hasta finales de septiembre.

Luego, cuando las aguas se retiraban y volvían a su cuenca empezaba la estación peret, durante la cual tenían lugar la siembra, la fase germinativa (noviembre-marzo) y finalmente el momento de la maduración de los cereales y de la recolección, que se llevaba a cabo entre los meses de abril y junio, durante la estación shemu.

A menudo las inundaciones del Nilo eran irregulares, mientras que el cultivo de hortalizas y legumbres requería una cantidad de agua de distribución regular; además, los dos principales cereales que se cultivaban, el trigo y la cebada, no bastaban para asegurar la subsistencia de las distintas comunidades. Por esta razón, muy pronto fue necesario «domesticar» las aguas del río, como se había hecho con los animales en tiempos remotos.

Los egipcios proyectaron y construyeron diques y canales probablemente desde el periodo predinástico, como parece indicar un relieve en la maza del rey Escorpión, en el que un hombre trabaja en la excavación de una canalización.

Al propio tiempo, la autoridad central personificada en el rey se dedicaba a organizar graneros y almacenes para la conservación de los alimentos: un sistema complejo que requería la existencia de una administración eficaz.

Como es natural, la primitiva economía de caza, pesca y recolección que se practicaba en el río, en los estanques y en los numerosísimos pantanos de grandes dimensiones, nunca se abandonó y continuó siendo una parte muy importante del sostén de las poblaciones del Valle del Nilo. El gran río no sólo aseguraba el alimento a los egipcios: en un país desértico en el que solamente era posible vivir en las proximidades de sus orillas, el Nilo fue desde los tiempos más remotos la única vía de comunicación y de transporte.

En las cerámicas pintadas durante el periodo denominado Nagadiense íí (nombre de un lugar que se encontraba en la región de Abido), son muy numerosas las representaciones de embarcaciones, algunas de ellas con velas. Viajar y desplazarse significaba automáticamente navegar: una navegación facilitada por la corriente cuando se trataba de descender el río en dirección norte y con unos vientos que soplan sobre todo de norte a sur, cuando se trataba de remontar el río.

En la escritura jeroglífica el viaje se representaba de dos maneras distintas según la dirección en la que se efectuaba: el jeroglífico, una vela, indicaba un desplazamiento hacia el sur, mientras que una embarcación a remo, significaba un movimiento realizado hacia el norte, a favor de la corriente.

Gracias al brazo principal del río como a la red de canales y brazos secundarios de las proximidades del Delta, los egipcios poseían una envidiable facilidad de transporte y unas conexiones tan eficaces, que en toda su historia jamás construyeron carreteras.

Este sistema de comunicación fluvial fue, indudablemente, un factor determinante en la formación del estado unitario y al propio tiempo dificultó la penetración de elementos externos en un territorio que no poseía vías de comunicación por tierra, defendido al este y al oeste por el desierto y al norte por las marismas del Delta.

Desde la Prehistoria, el Valle del Nilo fue una especie de gran pasillo que comunicaba pueblos y culturas muy alejados, una vía longitudinal que unía el África ecuatorial con el Mediterráneo. Desde el punto de vista filosófico y religioso, los egipcios concibieron el mundo a imagen de su valle, una tierra que se desarrolla verticalmente desde el sur hacia el norte, una tierra que surge de las aguas, así como de las aguas del Nun, el Océano Primordial, surgieron la tierra y el cielo.

Dinastías de Egipto

Fuente Consultada: Grandes Civilizaciones del Pasado Tomo I Egipto Alberto Siliotti

Otros Temas Relacionados

Ciudad Prohibida

Maravillas del Mundo

Hallazgos Históricos

Grandes Hazañas

 

Asesinato por Amor Homicidio por Celos Asesinatos Memorables de la Historia

Harry K. Thaw (foto izq.) , heredero de una fortuna de 40 millones de dólares, era, a los 35 años de edad, un hombre atolondrado y excéntrico. En una oportunidad, en París, invitó a una fiesta a cien actrices.

Gastaba el dinero a manos llenas. El día en que mató, en un teatro, al célebre arquitecto Stanford White se convirtió en protagonista de uno de los procesos más controvertidos de la historia judicial norteamericana. Para muchas personas en ese país sigue siendo “el caso forense del siglo”.

El arquitecto Stanford Wlhite era un profesional brillante y figura prominente en la alta sociedad neoyorquina. Hombre de mundo y aficionado al arte, era rico y famoso. Su asesino, hijo de un rey del ferrocarril, de Pittsburgh, pasaba por ser una suerte de “playboy” internacional. Pasaba largas temporadas en París.

Con frecuencia se le veía en compañía de mujeres de moral liviana. Nacido en 1871, su vida había transcurrido con todos los halagos de la fortuna. Por añadidura, era niño mimado de su madre, quien le perdonaba todos sus despropósitos y le ayudaba a salir de los embrollos en que se metía continuamente.Asesinato por Amor Homicidio por Celos Asesinatos Memorables de la Historia

Casado a los treinta años, Harry K. Thaw se enamoró de una actriz principiante,Evelyn Nesbit, quien tenía 16 años cuando el millonario la conoció ella había interpretado algunos papeles de poca monta en obras de Broadway.

Evelyn accedió a viajar a París con Harry Thaw y su madre. Recorrieron gran parte de Europa y, por último, el millonario le propuso matrimonio en la capital francesa.

Ella accedió y se convirtieron en marido y mujer Poco después, Evelyn confesó que antes de casarse había sido seducida en Nueva York por el arquitecto Stanford White. Desde ese momento, Thaw se volvió taciturno. Poco después la pareja regresaba a Norteamérica. EL 25 de junio de 1906 el arquitecto asistía al estreno de una obra teatral en el Roof Garden de Madison Square.

La sala estaba colmada por numerosas personas de la aristocracia neoyorquina, entre las que se contaba el arquitecto White. El drama se consumó en un instante. Harry Thaw se acercó a Stanford Wlhite (foto abajo) y, sacando una pistola, sin decir palabra gatilló tres veces. Dos de los proyectiles hicieron blanco en la cabeza del arquitecto uno de ellos penetró por la boca. Y el tercero en la espalda. La víctima cayó muerta al pie de su butaca. Evelyn, horrorizada, gritó:

-Dios mío!, Qué has hecho?
Para evitarle males mayores -contestó Thaw tranquilamente.

Asesinato por Amor Homicidio por Celos Asesinatos Memorables de la HistoriaGuardó la pistola y se dirigió a la salida, acompañado por su esposa. Ninguno de los presentes hizo nada por detenerlo. Pero en la puerta un agente lo arrestó y le quitó el arma. En el cuartel policial, Thaw confesó su delito.

Alegó, sin embargo, que existe una “ley no escrita” por la cual un esposo norteamericano tiene derecho a vengar la seducción de su esposa. En ningún momento pareció preocupado.

Mientras esperaba el judo, exigió que en la prisión se le sirviera champaña francesa. Hubo consultas,  por último, un médico aseguró que el preso necesitaba media botella de vino al día. Entretanto, toda la :familia Thaw se movilizó para contratar los mejores abogados de la época para que se encargaran de fa defensa. Uno de los defensores informó a la famillia, llanamente, que, tal como se presentaban las cosas, no había ninguna posibilidad de que el millonario escapara de la silla eléctrica. La única alternativa era alegar demencia temporal  La causa comenzó a verse el 25 de junio de 1906.

El principal testigo de la defensa fue Evelyn Nesbit, llamada a declarar, repitió su acusación contra el arquitecto. Sostuvo que Stanford White había seducido a numerosas jovencitas. En su elegante estudio daba fiestas Íntimas que se convertían en verdaderas orgías. Como dato extravagante, en el estudio existía unbalancín de terciopelo en forma de diván.

Por este motivo, el hecho fue llamado en los periódicos sensacionalistas norteamericanos como el “caso del balancín de terciopelo rojo”. Los abogados de la defensa se basaron en que Thaw había sido víctima de “aberración temporal”. El largo alegato señaló que el millonario, obsesionado por la seducción de la mujer que ahora era su esposa Y convencido de que un marido está en su derecho a vengar las ofensas, fue víctima de un furor repentino al encontrarse impensadamente con el arquitecto en el teatro y “no supo lo que hizo”.

El fiscal de distrito, WiHiam Jerome, ofreció una versión por completo distinta, La ley “no escrita” y la demencia temporal son sólo invenciones, dijo. Se trata de simples conceptos para salvar la vida de un millonario. -Lo que aquí ha ocurrido dijo-, es la supresión cruel, delibera, maliciosa y premedita de una vida humana.

En opinión del fiscal, en este juicio, además del hecho criminal, había un problema de fondo: el valor de la justicia, aplicado por igual, sin distinciones de dinero ni influencia, a cualquier ciudadano. Se trataba de un amplio dilema de protección de la sociedad y de equidad en su sentido más estricto. Mientras se celebraba el juicio, la conmoción era enorme. La opinión pública, en general, condenaba al millonario, pero una parte de la prensa realizó una campaña sostenida en su favor. Varios historiadores del caso culpan a la poderosa familia de haber influido en diversos periódicos para que tomaran la defensa del asesino.

En mayo de 1907 se reunió el jurado, pero no pudo ponerse de acuerdo al cabo de dos días de deliberaciones. Se ordenó un nuevo juicio, el que se inició en enero de 1908. Durante todo este tiempo,  el caso de la joven del balancín de terciopelo rojo no desapareció de los titulares.

En Broadway se estrenó una obra teatral basada en este suceso policial, la cual mostraba una sospechosa parcialidad en favor de Thaw. Más adelante, el mismo proceso dio origen a una película de Hollywood. Y a un libro muy difundido. En el nuevo juicio, los abogados de l1haw alegaron derechamente insanidad.

Un Informe psiquiátrico pedido por el tribunal, después de una larga prueba médica, concluyó señalando que el millonario era un maníaco depresivo. De esta manera se explicarían los celos patológicos del hombre, que presuntamente consideraba como su deber matar a quien había sido amante de su esposa cuando ella era soltera. Testificó también el médico de la familia Thaw, quien aseguró que entre los antepasados de Thaw había una antigua historia de desequilibrio mental. Finalmente, el jurado pronunció un veredicto de “no culpable”.

Al recibir el anuncio, el acusado alcanzó a sonreír ligeramente. Pero en seguida tomó la palabra el juezDowling“-El inculpado -dijo-, y así se ha probado durante este juicio, es una persona con sus facultades mentales perturbadas. Nadie puede decir si el arrebato que lo hizo poner fin a la vida del arquitecto Stanford White no se repetirá en el futuro. Debe pues, ser considerado como un demente peligroso para la sociedad. Debe ser recluido en un establecimiento adecuado”.

Harry Thaw fue llevado a un hospital psiquiátrico de Nueva York, bajo vigilancia. Los abogados iniciaron una larga batalla legal para conseguir su libertad. En total, el caso Thaw dio lugar a siete procesos, uno tras otro, En todos los casos, excepto en el último, el veredicto le fue desfavorable, Por último, en agosto de 1913, Harry Thaw se escapó del establecimiento donde estaba recluido y atravesó la frontera basta Canadá.

Posteriormente se comprobó que hubo negligencia en la vigilancia y una ostensible tardanza en iniciar la persecución, En la misma frontera, Thaw fue reconocido por un Sheriff, quien, sin embargo, no pudo retenerlo, porque no logro obtener un mandato legal a tiempo.

El Estado de Nueva York pidió la extradición de Thaw a los tribunales canadienses. Después de otra ,batalla, Thaw fue expulsado del Canadá Y puesto en la frontera. Ingresó al Estado de Nueva Hampshire , donde prácticamente quedó a salvo, puesto que la insanidad no es causal de extradición entre los Estados norteamericanos.

En Nueva Hampshire los abogados de Thaw pidieron a un tribunal que declarara que el asesino era una persona cuerda. En junio de 1915 la corte señaló que el millonario era un individuo en perfecto uso de sus facultades mentales y lo dejó en libertad.

Hubo, allí, un,último intento de la justicia de Nueva York para trasladado a ese Estado, pero el recurso fue desechado, Harry Thaw vivió basta los 68 años de edad. Falleció en 1939, olvidado por el pú1blico. El caso, sin embargo, sigue siendo analizado en el foro, y es considerado como un hecho clásico en que se supone que los recursos del dinero lograron torcer el recto curso de la justicia.

CAMINAR SOBRE LAS BRASAS Enigmas Cientificos Misterios de la Ciencia

Hombres que caminan sobre fuego: Hace miles de anos que hombres de todas las culturas caminan sobre brasas ardientes para rendir homenaje al elemento sagrado del fuego. El fuego quema pero también purifica. Los chamanes ejercitan el andar sobre fuego para curar a sus comunidades. Para todo aquel que camina sobre brasas, hacerlo es como bailar con el fuego de la vida, baile en el que, misteriosamente, nadie sufre lesión alguna.

ANDAR POR EL FUEGO COMO RITUAL DE INICIACIÓN: Andar sobre las brasas es en muchas culturas un ritual de iniciación. La parapsicología lo considera el camino mas elevado hacia la propia conciencia. En el esoterismo, los seminarios en que se enseña a andar sobre el fuego ofrecen la posibilidad de llevar a cabo este antiguo ritual sin sufrir daño alguno, para despertar cualidades, fortalecer la concentración y vencer el estrés.

En casi todo el mundo hay personas que andan sobre fuego. Los rituales más conocidos son los de la India, Sri Lanka, las islas Fiyi y países del sur de Europa. En las islas Fiyi andan subte piedras ardientes, no sobre brasas al rojo vivo como en otros sitios. En la playa griega de Agia Eleni, a finales de mayo, los hombres caminan sobre brasas ardientes sosteniendo iconos de san Constantino y santa Helena. Pero el personaje europeo más famoso que anda sobre fuego reside en el pequeño pueblo de San Pedro Manrique, en la provincia de Soria.

Los lugareños consideran la zona un punto de intersección, el «fin del mundos, donde Soria no sólo tiene frontera con otras provincias, sino también con otros mundos.
La tradición de andar sobre fuego tiene ralees celtas y paganas, y nació de la creencia en la invulnerabilidad durante la noche de solsticio de verano.

SAMPEDRANOS, LOS HOMBRES QUE CAMINAN SOBRE FUEGO DE SAN PEDRO MANRIOUE A las diez de la noche, la víspera de san Juan, se prende una hoguera gigantesca en la plaza de delante de la capilla de la Virgen de la Peña. hace con madera de roble que, según la tradición, se va a buscar al pueblo vecino de Sarnago.

A continuación, se extienden las brasas en un rectángulo. El lugar está lleno de misterio: al parecer, hace cientos de años, la Virgen se apareció en un arbusto de espino blanco que desde entonces no ha vuelto a secarse. Dicen que allí también han tenido lugar curas milagrosas, y documentos antiguos lo confirman. Muchos de los vecinos del pueblo andan sobre las brasas ardientes porque previamente han hecho el voto por la caridad de la Virgen. Descalzos, a veces llevando a otro a la espalda, caminan pesadamente por las brasas sin quemarse o gritar, sin sentir dolor.

¿Cómo es posible caminar sobre las brasas y salir indemne? La gente que lo hace afirma que éstas pueden alcanzar una temperatura de 1.000 grados. ¿Cómo es posible, para alguien con una constitución normal, andar por encima de las brasas sin sufrir daño alguno?

Los científicos que han investigado el fenómeno lo explican como sigue: las brasas ardientes de madera producen quemaduras debido a su capacidad de almacenar y conducir el calor, no por su temperatura. La ceniza que reviste la brasa es mala conductora del calor; además, la superficie de la brasa es desigual y la zona de contacto, pequeña.

Los hombres que caminan por las brasas lo hacen rápido: cada contacto duma muy poco, menos de medio segundo. Además, la sangre corporal evacua rápidamente el calor, por eso los pies no sufren ninguna herida: no pasan más de siete segundos en total sobre las brasas. Ahora bien, los pies deben estar bien irrigados y calientes ya antes de dar el primer paso, para que no se les queden pegados trozos de brasa.

A pesar de todas las indicaciones, y recomendaciones e investigaciones de los escépticos, sigue vigente el misterio de cómo consiguen los sampedranos, como se llaman los vecinos del pueblo, andar sobre brasas y salir indemnes de la hazaña.

Fuente Consultada: Enigmas de la Humanidad

CHUPACABRAS Animal que chupa la sangre de Cabras Misterio Inexplicable

Chupacabras: El chupacabras está a medio camino entre leyenda y realidad Su forma bestial de matar animales domésticos y ganado, de chuparles toda la sangre e incluso de extirpar sus órganos atrajo la atención de la criptozoologia poco después de su primera aparición, en 1995. Muchas incógnitas rodean a esta criatura y su procedencia. Para algunos es muy cercano al mundo de los extraterrestres, y para otros es el resultado de horribles experimentos genéticos.

MEZCLA DE MAMÍFERO, DRAGÓN Y VAMPIRO: El chupacabras, nombre con el que aparece en la prensa local porque deja a sus víctimas sin una sola gota de sangre, fue visto por primera vez en Puerto Rico en la década de 1990. Más tarde se dio testimonio de esta criatura que había infundido terror en América del Sur en los estados del sur de Estados Unidos, y entre tanto también en África.

Las descripciones son en la mayoría de los casos muy parecidas: se trata de un animal de un metro y medio, con una mandíbula inferior muy pronunciada, ojos grandes y rojos, pequeños orificios nasales y una boca a modo de raja estrecha con colmillos arqueados. Su piel es negra y gris para tinos testimonios, mientras que para otros podría tener la propiedad de la del camaleón, es decir, cambiar de color. Al parecer, tiene protuberancias dentadas en la espalda.

Se supone que esta criatura puede correr muy rápido y saltar muy alto y lejos. El autor Wladislaw Raab lo describe así:
«… hace el efecto de ser un tipo de mamífero, comparable a un Deinonico o Velociraptor… El mito del vampiro, muy difundido también en América del Sur, parece tener un papel en los informes, porque en los cadáveres se encuentran marcas dentales al más puro estilo de Drácula.»

¿ES EL CHUPACABRAS EXTRATERRESTRE?: Muchos criptozoólogos creen que la procedencia de los chupacabras habría que buscarla en el contexto de los ovnis. El ufólogo Tito Armstrong considera al chupacabras como el salvaje animal doméstico extraterrestre que hace de las suyas en la Tierra.

El criptozoélogo Scott Corales califica a la criatura de “cruce entre el alien gris y un animal terrestre parecido a un puercoespín o un canguro”. Añade Corales que es activo de noche y de día: los demás animales son presa del pánico cuando el chupacabras merodea por la zona. Además, el chupacabras es muy astuto para pasar desapercibido. Casi siempre, según parece, sus apariciones van acompañadas de avistamientos de ovnis. Algunos grupos llegan a hablar de un programa extraterrestre con un objetivo concreto: matar a personas en grandes cantidades valiéndose de fuerzas vampirescas, hasta que el planeta se quede vacío y por tanto está preparado para una colonización de extraterrestres. Sin embargo, hasta la fecha ninguna persona ha sido atacada.

MEZCLA DE DIFERENTES ESPECIES: El profesor Juan Riviero de Puerto Rico ha dado una explicación lógica a los casos de animales muertos que ha habido en su país: los macacos rhesus serían los responsables. Esos monos se llevaron a La isla con fines experimentales.

Según Riviero, matan por «placer» y podrían ser los responsables de los extraños casos de muerte de animales. En contra de esta teoría existen incontables testigos que dicen haber visto al chupacabras. Otras teorías hablan de experimentos genéticos de la NASA en los que algo debió de fallar.

En Nicaragua se dice que un pastor mató a un chupacabras cuando atacó a su rebaño. El cadáver tenía los glóbulos oculares muy hundidos. Su piel era suave como la de un murciélago, sus garras y colmillos, enormes y sorprendentes, y a lo largo de la columna vertebral se extendía una especie de cresta. Los veterinarios que lo examinaron declararon que aparentaba ser el resultado de una mezcla de especies, y que en cualquier caso no se parecía a ningún animal conocido. El jefe de la policía científica confiscó el cadáver, y desde entones no ha habido más información.

Lo curioso de los animales muertos encontrados, cabras en la mayoría de los casos, es que su carne no habla sido devorada. Sólo los succionaron literalmente hasta vaciarlos; no se halló ni una gota de sangre en los cuerpos.

Las numerosas muertes de animales acontecidas en Puerto Rico se explicaban por la acción del macaco rhesus, para el que matar es un placer». Contra esta teoría están los innumerables testigos que dicen haber visto al chupacabras y explican que era más grande y fuerte que estos monos.

Novedad: El biólogo de la Universalidad de Michigan, Barry OConnor estudió algunos de los cadáveres de chupacabras y concluyó, junto a su equipo de profesionales  que los monstruos temibles eran en realidad coyotes con casos extremos de la sarna, una condición de la piel causada por ácaros que cavan túneles bajo la piel. OConnor, que estudia estos ácaros que causan la sarna y tiene una idea de por qué estos asaltantes pequeños afectan a los coyotes salvajes tan severamente, convirtiéndolos en atrocidades.

Un gran número de ácaros cavan túneles bajo la piel del coyote causando inflamación, que da lugar a un engrosamiento de la piel. El suministro de sangre a los folículos del pelo se corta, por lo que el pelo se cae. En los casos especialmente malos, la débil condición del animal abre la puerta a que las bacterias que causan infecciones secundarias de la piel les produzcan un olor fétido. Pongan todo junto, y usted tienen a una fea, desnuda y maloliente, todo una monstruosidad como el chupacabras. 

Fuente Consultada: Enigmas de la Humanidad

CURACIONES MILAGROSAS Curanderos Milagrosos Sanacion Espiritual

Curaciones milagrosas: Cada vez menos gente confía en a medicina tradicional, de ahí que cada vez más se acuda a los llamados curanderos o sanadores para que proporcionen alivio a un sufrimiento. Los métodos alternativos de curación son muy variados, y van desde la imposición de manos hasta el uso del péndulo.

Muchos curanderos tratan a distancia, reconociendo las vibraciones de las enfermedades y enviando energía curativa. ¿Dónde está la frontera entre los farsantes y los que ponen al servicio de la humanidad su misteriosa facultad?

HACER COMPRESIBLE LO INCOMPRENSIBLE: Desde hace bastantes años los logros de los curanderos sorprenden a buen número de personas: tumores que desaparecen, enfermos de cáncer que se curan, cojos que vuelven a andar, enfermedades que se consideran incurables y se curan en poco tiempo, pacientes desahuciados que sobreviven… Los sanadores deben hacer un esfuerzo enorme para que se les tome en serio, y deberían poner al servicio de la humanidad sus facultades. La medicina convencional se ha negado durante mucho tiempo a reconocer las formas alternativas de curación, así como a recurrir a esas técnicas en su trabajo.

Pero cada vez más científicos empiezan a dudar ante los éxitos de los «otros». Cada vez más investigadores intentan hacer comprensible lo incomprensible, y llevan a cabo pruebas con cámaras de infrarrojos, mediciones de las frecuencias del corazón y complejos experimentos celulares para responder a la pregunta de si existe en verdad la energía curativa.

DOS SANADORES EN ALEMANIA: Cada vez hay más gente que confía en los sanadores y menos en la «medicina de aparatos», porque esta terapia alternativa brinda algo que la medicina convencional pocas veces ofrece: apoyo, esperanza, curación.

Christos Drossinakis, de origen griego, es el sanador más conocido de Alemania y se ha sometido a varias pruebas en todo el mundo; tiene la capacidad de desestabilizar la estructura molecular del agua a kilómetros de distancia. ¿Cómo lo consigue? ¿Cómo puedeDrossinakis a través de la concentración modificar la temperatura corporal de un enfermo:

¿Cómo es posible que consiga curar de un ataque de asma a un paciente que se encuentra a miles de kilómetros?

El sanador Pjotr Elkunoviz, residente en el estado federado de Renania-Palatinado no puede explicar su facultad de curar los achaques de la gente: dice que una fuerza divina actúa a través de él. Una paciente con una osteoporosis avanzada abandona a los pocos minutos la sala de tratamiento y lo hace liberada de sus dolores. Pjotr corrige la desviación de pelvis de otra paciente con un movimiento de mano, y consigue volver a igualar la longitud de sus piernas. Muchísima gente elogia la capacidad de Pjtor Elkunoviz y experimenta el éxito de su método curativo. Para esas personas él es una mezcla de dios, Sai Baba  y Madre Teresa, o al menos así es como lo describe una de sus pacientes.

El éxito de la medicina alternativa

El doctor Harald Wiesendanger describe el éxito de la medicina alternativa como sigue: “La curación espiritual conlleva una amplia vuelta atrás, hacia las terapias “naturales’ o “suaves”, que de forma engañosa se denominan, “medicina alternativa”.

En los últimos veinte años se ha doblado ampliamente él número de ciudadanos que toman de manera regular medicamentos naturistas. Y no menos del 84% están a favor.

En Alemania, al menos uno de cada seis adultos ha probado alguna terapia no reconocida por la medicina convencional, y nueve de cada diez se muestran satisfechos con el resultado.»

La curandera Olga Worrall pone las manos en a cabeza de un hombre para curarlo de sus sufrimientos en Baltimore Estados Unidos.

EL SANADOR ESPIRITUAL COMO MEDIADOR ENTRE DOS MUNDOS:

La medicina convencional lo tacha de «charlatanería», «efecto placebo» y «Fe ciega». Pero cada vez más médicos convencionales hacen uso de esas facultades misteriosas. El doctorKasper Rhyner, jefe médico del hospital de Glarus, trabaja

equipo con una sanadora. El doctor ha podido comprobar cómo enfermos que la medicina convencional había desahuciado sanaban gracias a la intervención de la sanadora.

La curación espiritual se utiliza en todos aquellos métodos terapéuticos que se apoyan en energías y capacidades espirituales. Se aplican de manera enigmática energía, luz, o una corriente curativa. El sanador no es el origen de esa fuente sino sólo mediador entre los «mundos»: el origen está en lo divino o cósmico universal, y las corrientes energéticas se ordenan y regulan a través de él. De ahí que se pueda sanar a grandes distancias.

Cada curación da comienzo a un proceso de maduración espiritual. Los sanadores espirituales casi siempre dicen a sus pacientes: «No soy yo, sino tu fe, lo que te ha curado».

Christos Drossinakis, de origen griego, es el sanador espiritual mas famoso en Alemania y el curandero al que se han hecho más pruebas.

Fuente Consultada: Enigmas de la Humanidad

SANADORES ESPIRITUALES Curar con las Manos Curas Milagrosas

Sanadores espirituales: En las Filipinas tiene su origen la cirugía psicológica, que consigue, usando únicamente las manos, penetrar en el cuerpo para acceder a as energías negativas.

Los psicocirujanos explican que su capacidad procede del Espíritu Santo, que actúa a través de ellos. Las manos se introducen en el cuerpo y eliminan el tejido enfermo. Lo más sorprendente en esta forma de curación es el hecho de que la piel se cierra sin mostrar ninguna herida o cicatriz.

LA PREDISPOSICIÓN DEL PACIENTE A SER CURADO: Los psicocirujanos actúan en el cuerpo del paciente, operan haciendo uso sólo de las manos y así curan enfermedades de todo tipo. Pacientes de todo el mundo confían plenamente en ellos.

En la medicina convencional tienen fama de charlatanes, pero los sanados los veneran como taumaturgos: ¿dónde hay que clasificar a estas personas con misteriosas facultad curativas? ¿Hasta qué punto es decisiva la autosugestión para que la terapia surra efecto? ¿Son realmente milagros?

El número de personas desahuciadas por la medicina convencional, que ya han pasado por la quimioterapia y todo rip de tratamientos y que no creen ni ellas mismas en su posible curación, va aumentando año tras año. A la vez, en todo mundo está creciendo el interés por los procedimientos curativos alternativos, sobre todo la naturopatía y la fe en sanadores y cirujanos espirituales.

El médico alemán Matthias Kamp es jefe de un grupo d investigación científico-médica que estudia el fenómeno de las curaciones espirituales. Los resultados de su trabajo so. muy variables pero, según él, parece lógico que en un sector nuevo como éste no sólo emerjan elementos positivos.

En un campo tan difuso corno el de la curación espiritual hacen también acto de presencia farsantes, pero eso no debería menoscabar la consideración por el trabajo que llevan a cabo los verdaderos sanadores espirituales.

El médico estadounidense Donald McDowall hace año que se ocupa de las curaciones espirituales y de la cirugía psíquica. Según él, quien decidiera seguir esta vía de curación tendría que informarse bien primero sobre el cirujano. E pone al paciente dos condiciones: fc en la curación y predisposición a ser curado, ambas firmemente asumidas.

ENERGÍAS CURATIVAS DESDE TIEMPOS REMOTOS: Todas las épocas y culturas han tenido conocimiento de la energías espirituales, pero a medida que el hombre iba avanzando a nivel técnico fue creyendo que podía renunciar ellas.

De ahí que los sanadores espirituales tengan una reputación dudosa, fomentada por la medicina convencional y lo consorcios farmacéuticos: nada les resultaría más provechosa que tachar a todos los sanadores de charlatanes, fortaleciendo así su posición. Pero los logros de estos sanadores van aumentando, y los informes médicos, pruebas de laboratorio e historiales clínicos dan fe de que realmente se produce la curación.

SANADORES ESPIRITUALES Curar con las Manos Curas MilagrosasSe acumulan informes de sanación de sordos, paralíticos y reumáticos. Se dan también curaciones espontáneas, aunque en este caso el proceso puede prolongarse por un espacio de tiempo más largo. La cuestión es que realmente la curación es médicamente demostrable. El doctor Kamp asegura que para  curarse es imprescindible estar abierto a la energía curativa.

El sanador espiritual Ales Orbito es uno de les muchos que hay en las Filipinas Aquí, haciendo una operación de intestino valiéndose únicamente de las manos

MEDIADOR DE ENERGÍA DIVINA: Los sanadores espirituales trabajan con algo que ellos mismos denominan «energía divina». Explican que la energía trabaja con ellos, a través de ellos, y que no son más que mediadores. Experimentar como la energía de las manos del sanador pasa por el cuerpo y opera tiene que ser sin lugar a dudas una vivencia muy especial. Presenciar una curación sin dolor y sin efectos secundarios nos demuestra cuánto nos hemos alejado de nosotros mismos y de nuestras raíces.


Fuente Consultada: Enigmas de la Humanidad

El Caso de Marthe Robin

DEJA VU A esto ya lo vivi Fenomeno Inxplicable de la Ciencia Misterio

Dejá-vu: Déjá-vu significa «ya visto», y en psicología designa una ilusión de la memoria que consiste en que una situación nueva se percibe como conocida o ya vivida. El fenómeno se clasifica a menudo como trastorno psíquico o neurótico. El esoterismo lo explica con la transmigración de las almas y vidas anteriores.

VIDAS OUE SE DESVANECEN Y FLORECEN EN ALGÚN OTRO LUGAR: Un Deja-vu es esa sensación extraña de revivir una situación, de haber Visitado ya un lugar, de haber visto ya alguna vez a una persona. La expresión la acuñó el filósofo y lingüista francés Emile Boirac(1851-1917) al utilizarla por primera vez en una de sus novelas.

El concepto está orientado al pasado, pero en realidad tiene más que ver con el presente, pues se trata de la sensación presente de revivir algo en este momento. A menudo uno se pregunta: ¿habré visto ya la película? ¿He estado alguna vez en esta ciudad? ¿Conozco a esta gente?

La parapsicología explica fenómenos de este tipo como recurso de la memoria enterrada, con lo que viene a admitir vidas anteriores, reconociendo también fenómenos como la clarividencia. Para el esoterismo la vida de cada cual se deposita continuamente con todas sus interacciones en otras vidas nuevas, junto a nuevos compañeros de juego. Un niño muere sin motivo aparente porque en el círculo que lo ha elegido no se sentía a gusto. Las vidas se desvanecen y florecen en algún otro lugar.

La psicología considera las experiencias de déjá-vu como trastornos del funcionamiento del cerebro En cambio, el esoterismo las considera un» prueba de la transmigración de las almas.

TRANSMIGRACIÓN DE LAS ALMAS  COMO EXPLICACIÓN DEL FENÓMENO DÉJA-VU:Una persona encuentra a otra que de alguna manera se le antoja familiar, pero en realidad no sabe nada de ella y no la conoce; sólo reconoce en esa energía del alma algo procedente de otra vida.

Hay gente con una percepción especialmente sensible que a lo largo de su vida se encuentra con antiguos compañeros de juego, e incluso los considera como su propia familia. Personas con esa disposición sensorial tienden a buscar lugares en los que ya han vivido, Allí encuentran señales de ellas mismas en otras existencias. Otra gente, dentro de diferentes envolturas humanas, se ropa con las fuerzas primitivas de su propia alma.

Los investigadores se preguntan cómo alguien puede saber cuándo y dónde ha vivido anteriormente. En muchas ocasiones vemos a gente que creemos haber visco ya en alguna otra ocasión o lugar. La gente que suele experimentar más a menudo el fenómeno del dejá-vu busca lugares en los que cree haber vivido ya alguna vez, bien sea en el pasado o en otra vida.
Los esotéricos opinan que en principio cada uno de nosotros «lo sabe», y que todo el conocimiento está almacenado en el subconsciente. Para ellos el camino para acceder a este saber es la meditación regresiva. Se puede ver transcurrir la vida anterior como si tratara de una película. En determinadas circunstancias pueden aflorar miedos, pero se superan fácilmente. El deja-vu es simplemente el revivir de sucesos de vidas anteriores.

TRES EXPLICACIONES DESDE LA PSICOLOGÍA

La psicología contempla el deja-vu como un fenómeno psicológico y ofrece tres explicaciones: a) Una situación emocional no  del todo cerrada y una nueva orientación en la nueva situación no se consigue de manera inmediata debido a un defecto psíquico. Por eso tiene lugar una transmisión de una circunstancia a la otra. b) Se percibe una situación que desencadena asociaciones con recuerdos reprimidos. La persona no quiere recordar pero no lo puede evitar. c) Se está ante un deja vu cuando se toma como vivencia del pasado la situación percibida aunque nunca haya tenido lugar: simplemente la mente lo imagina, así.

Fuente Consultada: Enigmas de la Humanidad

CADÁVERES INCORRUPTIBLES Cuerpos Muertos Incorruptos Santa Bernardita

CADÁVERES INCORRUPTIBLES
Cuerpos Muertos Incorruptos Santa Bernardita

Ver: Cuerpo Inocrrupto de San Francisco Javier

Cadáveres incorruptos: Algunos santos hacen milagros incluso después de muertos. Muchos de ellos quedan libres del proceso natural de descomposición por el que pasa todo mortal. Sin recurrir a métodos de conservación, sus cuerpos presentan el aspecto exacto que tenían en el momento de su muerte.

SANTA BERNARDITA DE LOURDES: Santa Bernardita murió a la edad de 36 años, en 1879. En 1908 se abrió su ataúd y su cadáver presentaba el aspecto de alguien que hubiera muerto hacía poco tiempo: las venas del antebrazo desprendían un resplandor azulado y sobresalían ligeramente, y las uñas estaban intactas y rosadas. En 1919 se volvió a abrir y seguía incorrupto, con el mismo aspecto de hacía 11 años. Recubierto con una capa de cera, su cuerpo yace en un relicario en la capilla de las hermanas de Nevers.

CADÁVERES INCORRUPTOS DE OTROS SANTOS: San Cuthbert de Lindisfarne murió en el noroeste de Inglaterra en el año 687. En el siglo XVI su cadáver estaba incorrupto: había resistido 900 años totalmente incólume.

En 1922 los cismáticos profanaron la tumba de san Andrés Bobola, en Polonia, y el cuerpo del santo muerto en 1657 se mantenía intacto. Ya en 1917 se había encontrado el cadáver incorrupto, y se expuso para que los creyentes le pudieran rezar. Hoy en día se conserva en una iglesia de Varsovia.

Según parece, sobre todo los cuerpos de personas estigmatizadas quedan eximidos del proceso de descomposición. En 1375 santa Catalina de Siena le pidió a Dios que dejaran de ser visibles los estigmas y que sólo le quedara el dolor. Se le concedió el deseo pero tras su muerte, en 1380, los estigmas volvieron a aparecer bajo su piel intacta.

En 1430 el Papa concedió el permiso de exhumar su cuerpo incorrupto y dividirlo para conservarlo como reliquias. En 1855, 400 años más tarde, se llevó a cabo una última partición, y también entonces los restos estaban casi perfectamente conservados.

Santa Bernardita de Lourdes murió en 1879 a la edad de 36 años. En el año 1919, cuarenta y seis años después de su muerte, su cuerpo, tal y como se vaticinó, no presentaba el menor signo descomposición.(imagen arriba)

EL CUERPO INCORRUPTO DE UN LAMA SIBERIANO: En 1927 murió el sumo sacerdote budista de Siberia DashiDorzho Itigilov, a los 75 años. Antes de morir había pedido a sus discípulos congregados que durante 30 años «visitaran y contemplaran su cuerpo».

En 1957 exhumaron su cadáver y lo encontraron tal y como había muerto: en la posición del loto con las piernas cruzadas. Como en los años cincuenta la práctica religiosa estaba prohibida en la Unión Soviética, enterraron de nuevo el cadáver y sólo se hablaba de ello en los círculos budistas.

En 2002, a instancias del joven lama Bimba Dorzhiyev, se exhumó de nuevo el cadáver. El lama buscó a un monje que estuvo presente en la exhumación de los años cincuenta y que todavía sabía dónde yacía el cadáver. Bimba Dorzhiycv documentó el evento junto con dos técnicos en criminología, un fotógrafo y una docena de testigos: el cuerpo de Itigilov estaba en perfecto estado. Hoy en día el cuerpo, todavía en posición del loto, se conserva en un monasterio de Ivolginsky.

Un reportero del New York Times describe el cuerpo sentado rodeado de velas, con platillos metálicos llenos de aceite sobre una sencilla mesa. Presenta un parecido indiscutible con la foto de 1913. Sus miembros son flexibles, la piel está suave y las uñas intactas, y su cabello sigue corto.

Es el mayor milagro que he visto en mi vida«, dice el lama Hambo Ajuscheyev, que desde 1995 es el líder espiritual del monasterio. «Esto demuestra que existen acontecimientos sobre los que el tiempo no tiene ningún poder. Mucha gente no ve lo evidente, no lo quiere creer aunque lo vea”

CADÁVERES INCORRUPTIBLES Cuerpos Muertos Incorruptos Santa BernarditaSan Cuthbert de Lindisfarne murió en el nordeste de Inglaterra en 687. En el siglo XVI su cuerpo estaba todavía incorrupto.

En la catedral de Durham, Reino Unido, se encuentra la llamada Neville Screen, que desde 1380 separa el altar de la tumba de san Cuthbert. Sigue siendo todo un misterio por qué algunos cadáveres no sufren el proceso de descomposición, sino que permanecen incorruptos durante siglos.

Fuente Consultada: Enigmas de la Humanidad

El Caso de Marthe Robin

OVNIS Fenómenos Espaciales Inexplicables de la Ciencia Objetos Voladores

Objeto volador no identificado: OVNI: Fotos de triangulós o platillos volantes en distintos lugares deL mundo, luces dibujos en campos de trigo informes de naves estrelladas, noticias de personas abducidas por seres extraños… Los investigadores y entusiastas de los ovnis hablan de miles de avistamientos no identificados en el cielo, Internet vibra con los continuos comunicados sobre encubrimientos militares o de los servicios secretos. Pero, ¿qué hay de verdad tras todas esas noticias? ¿Estarnos solos en el universo? ¿Hay vida inteligente en otros planetas y han estado y están «ellos» aquí?

ANTIGUAS INSCRIPCIONES EGIPCIAS SOBRE OBJETOS VOLADORES: En escritos indios antiguos se habla de carros voladores en el cielo, y en las crónicas tic los romanos aparecen descripciones de escudos voladores. Pero las explicaciones más detalladas se hallan en el Egipto del faraón Tutmosis III (hacia 1483-1425 a.C.).

El llamado «Papiro Tulli» dice, según la traducción del egiptólogo Donald J. Long de 1 993: »En el año 22, tercer mes, primer día, a la hora seis… sucedió que los escritores estaban en la casa de la vida cuando un círculo de fuego apareció en el cielo, sin cabeza Su boca exhalaba un aliento que apestaba. Su cuerpo medía una vara de largo y una vara de ancho (1 vara 52,3 metros). No hacía nada de ruido… pues sucedió que esos objetos empezaron a aparecer… en gran número, al cabo de tres días más que antes. Estos objetos bullaban como el Sol en el cielo! Viajaban hasta las cuatro esquinas del cielo… Subieron a lo alto en dirección sur y de ahí se fueron volando».

¿Eran ovnis lo que el faraón vio en su cielo hace casi 3.500 años?
Dados los miles de avistamientos de objetos voladores no identificados, cabra suponer que desde hace miles de años visitan la Tierra seres extraterrestres.

LOS ESCÉPTICOS: Los entusiastas del fenómeno ovni hablan continuamente de pruebas de avistamientos, e incluso de aterrizajes. Pero esos avistamientos no disfrutan de una confirmación oficial. Los partidarios de las teorías de conspiración están convencidos que los gobiernos y los servicios secretos ocultan o destruyen las pruebas intencionadamente.

De hecho, sigue habiendo comunicados de testimonios válidos», como policías, pilotos o astrónomos, que dicen haber visto en el cielo objetos voladores no identificados. En 1991, en un estudio de 300 comunicados a propósito de ovnis, la asociación de investigación científica de paraciencias demostró que la mayor parte de los avistamientos eran fruto de ilusiones ópticas o bien se trataba de otros objetos, por ejemplo, globos sonda.

Además, los comunicados de avistamientos de ovnis provocan a su vez mas comunicados, y existe un sector que hace negocio con estas cuestiones. Las películas se utilizan como si de pruebas se tratase, se venden fotos de cadáveres de extraterrestres, se escriben libros con revelaciones sensacionales, se descubren documentos secretos de la CIA. Pero, ¿cómo hay que tratar los casos de avistamientos que no tienen explicación alguna? Han tenido limar o no?

ATERRIZAJE DE UN OVNI EN VORONEZM, RUSIA : En 1989 se divulgó el siguiente comunicado de la agencia de prensa rusa TASS: Científicos soviéticos han confirmado el aterrizaje de un objeto volador no identificado en un parque de la ciudad rusa de Voronezh. Se ha reconocido el lugar de aterrizaje y se han encontrado huellas de extraterrestres…».

«Los extraterrestres han visitado este lugar al menos tres veces después de su irrupción en la oscuridad», explicaron los habitantes de Voronezh, que también aseguraron haber visto una gran esfera brillante sobre el parque.

Según el testimonio de los allí presentes, el ovni aterrizó, se abrió una puerta y salieron entre una y tres criaturas parecidas a nosotros y un pequeño robot. Los testigos dijeron que los extraterrestres medían unos tres o incluso cuatro metros de alto y que tenían la cabeza pequeña. Se pasearon cerca de la esfera o platillo y entonces desaparecieron. A los espectadores los embargó un sentimiento de miedo que les duró vatios días.

Voronezh está a unos 500 km. al sur de Moscú y tiene alrededor de 800.000 habitantes. Numerosos testigos confirmaron varios aterrizajes, porque después del primero siguieron otros. En el aterrizaje, el objeto volador aplastó hierba y plantas como por medio de un campo energético, parecido a los misteriosos círculos en campos de trigo.

INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA  DEL FENOMENO RUSO: El profesor Genriz Silanov, físico del laboratorio de análisis espectral del Instituto Geofísico de Voronezh, explicó:

«Nosotros descubrimos un círculo de 20 metros de diámetro. Había huellas de una profundidad de 4 a 5 cm y un diámetro de 14 a 16 cm, fáciles de reconocer y que se encontraban en las cuatro esquinas de un rombo. Descubrimos dos misteriosas muestras de roca. A primera vista parecían piedras de arenisca negra pero análisis mineralógicos demostraron que esa sustancia no se encuentra en ningún lugar de la Tierra.»

La directora de la investigación, Ludmila Marakov, dijo: «La elevada radioactividad que medimos es la prueba de aquí ha sucedido algo fuera de lo común».

OTRO ENFOQUE: El ufólogo inglés Ivan T. Sanderson critica en su libro Uninvitid Visitors, de 1967, que el trabajo sobre el fenómeno ovni está demasiado vinculado al ser humano, y que lo observamos como si lo que tuviera que venir del universo no fuera otra cosa que nuestra réplica, o sea «humanos» de otros planetas.

El autor Donald Keyhole habla por ejemplo de una raza mortal que busca nuevos espacios vitales. Sanderson, en contraposición, desarrolló la teoría de que los ovnis vendrían a ser el producto de una inteligencia artificial, una inteligencia mecánica muy superior a la nuestra, y propone observar a los ocupantes de los ovnis como formas de vida artificial. Sanderson explica que ni el ser humano ni criaturas similares están hechos para sobrevivir en el universo: sólo podrían hacerlo seres artificiales, una nueva especie que quizá podría estar constituida con parte de nuestro ADN o actuar simplemente como máquinas.

AL BORDE DE UNA NUEVA CIVILIZACIÓN: Los científicos que estudian la inteligencia artificial están básicamente convencidos de que nos encontrarnos al borde de una nueva civilización. Lo que ellos denominan »singularidad» designa la capacidad de los ordenadores de desarrollarse por sí mismos, de reprogramarse una y otra vez, hasta que finalmente puedan adquirir »conciencia».

La inteligencia de los ordenadores se desarrolla tan rápidamente que la humana se va quedando atrás Según ellos, la inteligencia humana «explota» en dimensiones biológicas en unos millones de años. La mecánica sería muchísimo más rápida. Pensemos en la ley de Monte de 1965 (nombrada por Gordon E. Moore, fundador de Intel). Viene a decir que la cantidad de transistores en circuitos de conexión integrados se duplica cada 18 meses: en 1971 el circuito de conexión integrado disponía de unos 200 transistores, en 2000 ya eran 12 millones.

El investigador Ray Kurzweil lo explicó como sigue: «El desarrollo será tan acelerado que escapa a nuestra imaginación. Las personas no se darán cuenta porque cuando empiece seguirá existiendo una imagen reconocible del mundo. Pero su esencia, lo que llamamos inteligencia humana”, se irá poco a poco reemplazando. Viviremos una inteligencia que partirá de la humana pero que le dará cien vueltas».

Kurzweil cree que en 2040 ya dominará el mundo una inteligencia mecánica; lo que está por ver es si para entonces la humanidad aún sobrevive.

Fuente Consultada: Enigmas de la Humanidad

El Caso de Marthe Robin

CÍRCULOS EN LOS CAMPOS DE TRIGO Misterios Inexplicables de la Ciencia

Círculos en campos de trigo: Uno de los fenómenos más conocidos que no encuentran explicación lógica son los recurrentes círculos en campos de trigo. De repente, de la noche a la mañana, aparecen dibujos geométricos sumamente complejos para los que ningún investigador ha encontrado respuesta. Los informes sobre estos misteriosos círculos en campos de trigo se remontan ya a varios siglos atrás. Unos científicos creen que se trata de campos energéticos muy potentes, otros piensan que sus artífices son los ovnis y los extraterrestres.

LA ESTACIÓN DE LOS CÍRCULOS EN CAMPOS DE TRIGO: DE PRIMAVERA A VERANO

Ya en 1880 la famosa revista científica Nature informaba sobre círculos que habían aparecido en campos de trigo en el condado de Surrey, Reino Unido. Luego, a partir de 1978, empezaron a surgir otros, primero en Inglaterra y después por todas partes, y se convirtieron en objeto de investigación en todo el mundo. Al parecer, Inglaterra sigue siendo tino de los lugares predilectos para estos círculos, ya que en 1991 se documentaron un total de 300. En todo el mundo han aparecido unos miles, que se van complicando en su estructura y disposición.

Los círculos no surgen durante todo el año, sino de primavera a verano, lo que resulta del todo lógico porque sólo en esa época hay trigo en los campos. Digno de mención es el hecho de que las espigas ni se rompen ni se doblan, sino que se tumban a unos centímetros del suelo, de manera que siguen creciendo horizontalmente. No hay huellas que lleven hasta los dibujos, y tampoco hay rastros que partan de ms mismos, y la tierra de debajo queda intacta.

IMITADORES DE CÍRCULOS EN CAMPOS DE TRIGO

La aparición de los dibujos parece ir acompañada de los más misteriosos fenómenos: pájaros que cambian su rumbo de vuelo, cámaras que dejan de funcionar, luces intermitentes… hasta descargas de baterías. Investigadores de las más diversas disciplinas científicas se han ocupado de este fenómeno y han dado su opinión sobre su origen.

Las tesis apuntan desde a la invasión de insectos hasta emplazamientos para el apareamiento de ciervos o pequeños tornados repentinos. En los últimos años se han dado casos de imitaciones de círculos en campos de trigo, es decir, de gente que de noche se desplaza a los campos para falsificar círculos. Pero los especialistas desenmascaran el fraude muy rápidamente porque no es fácil imitar la precisión y complejidad estructural que los caracteriza.

CÍRCULOS A ESCALA MUSICAL

El biofísico americano William C. Levengood estudia los círculos desde hace años y ha demostrado que la naturaleza del trigo y el reparto de fluidos en las plantas son de tales características que sólo puede tratarse de un impulso calórico semejante al de un microondas. Según Levengood el calentamiento debe de producirse en un tiempo inferior a 30 segundos. En ciertas áreas del suelo y en algunas espigas se encontró una capa de ácido de hierro que tenía aspecto de esmalte, fenómeno que sólo se da a temperaturas de más de 500 ºC. Además, en los círculos se encontraron campos energéticos que tienen los efectos anteriormente mencionados.

El matemático Gerald Hawkins descubrió que las dimensiones de muchos círculos eran proporcionales a los intervalos de una escala musical. Ambos científicos rechazan la posibilidad de intervención del ser humano.

HABITANTES DE OTROS PLANETAS

Los círculos en campos de trigo se relacionan cada vez más con los ovnis. Varios testigos creen haber visto objetos voladores o luces allí donde después se han encontrado círculos. Muchos de ellos han documentado esos fenómenos con cámaras.

El autor Benjamin Crome dice que, exceptuando las falsificaciones que han hecho algunas personas, los responsables de estos círculos son habitantes de otros planetas. De manera muy concreta, dice: «Los ocupantes de los ovnis visualizan la forma que quieten conseguir. Mediante concentración de la mente, disponen cada una de las formaciones, que en ocasiones completan con algún tipo de añadido. Luego haceís describirr sus vehículos hasta acercarse a la superficie del campo.»

Este circulo fue descubierto y fotografiado en 2000, en Inglaterra. Con el transcci55 de los años, los círculos presentan unos dibujos cada vez mas complejos.

Las espigas que dibujan los círculos no se rompen, sino que simplemente estas dobladas a ras de suelo y después vuelven a levantarse, sin que la cosecha se resienta. Los círculos en campos de trigo atraen continuamente a curiosos.

Fuente Consultada: Enigmas de la Humanidad

El Caso de Marthe Robin

La Levitacion Secreto de la Levitacion Enigma Cientifico Hechos Raros

Levitación: Una persona o un objeto se elevan por encima del suelo y quedan en suspenso. En el seno de la Iglesia católica este fenómeno se considera una bendición que se concede a los santos. Al parecer, san José de Copertino fue famoso por su facultad de levitar. ¿Qué tipo de concentración energética es necesaria en una persona para que por medio de a fuerza mental pueda elevarse por encima del suelo?

EL AGUA PUEDE LEVITAR: El agua es visible, tangible y, cuando está en forma de hielo, sólida. Si se calienta el hielo, se derrite, cambia de estado y se convierte en líquido. Aunque sigue siendo tangible, no lo es tanto como el hielo. Si se continúa subiendo la temperatura del agua, se convierte en vapor.

El agua se ha vuelto volátil e intangible, y apenas visible. Sigue siendo la misma agua, pero ha ido cambiando de estado: sólido, líquido y gaseoso. Después de la última transformación, como vapor, se puede seguir manipulando: si se enfría el vapor, se vuelve a convertir en agua, y luego en hielo. En resumen, el agua tiene la capacidad de levitar, de moverle para viajar. Esto último no es sólo un ejemplo gráfico que explique la levitación, sino que sirve también como explicación de la bilocación, que significa el estar en dos lugares distintos al mismo tiempo.

EL SUEÑO DE VOLAR: La parapsicología considera la levitación como una forma de psicoquinesia que consiste en la capacidad. de las personas de elevarse por encima del suelo sin apoyo alguno. Sobre este tipo de fenómenos encontramos relatos en casi todas las culturas.

La Biblia cuenta cómo Jesús levitaba y podía caminar por encima del agua; de ahí que la Iglesia católica considere la levitación signo de santidad. Esta capacidad se atribuye a unos 230 santos. Algunos de ellos, como Teresa de Ávila, abordan la cuestión en sus escritos. Pero no podemos olvidar que volar es un tema recurrente de los sueños; de hecho, es el sueño por antonomasia de la humanidad.

VUELO YÓGUICO, UNA TÉCNICA DE MEDITACIÓN TRASCENDENTAL: En el esoterismo, el vuelo yóguico es una técnica de meditación trascendental. En un primer estadio, las personas que meditan van dando saltitos, en el segundo, vuelan. El primer estadio se ha alcanzado, y hay fotos que muestran a personas en posición de meditación sin contacto con el suelo.

El fenómeno sidhi (así es cómo se denomina la levitación en el contexto de la meditación trascendental) conduce, según los practicantes de esta técnica, a una mejora de la armonía entre mente y cuerpo. Algunas investigaciones han demostrado su efecto positivo en la mente, el cuerpo, la actitud y el entorno.

En el ámbito de los practicantes de la meditación trascendental se asegura que bastaría con que un grupo de 1000 personas ejercitaran a la vez el vuelo yóguico para cambiar la conciencia colectiva de tal modo que crecerían la solidaridad, la armonía y el pensamiento positivo, y disminuirían el estrés, la violencia y las tensiones sociales. A todo lo cual se han asignado datos estadísticos un descenso de la criminalidad de un 20%; del 25% para el número de accidentes de tráfico y de un 35% para la tasa de desempleo.

LA HUIDA POR LA VENTANA: A mediados del siglo XIX el estadounidense Daniel Douglas Home (1833-1866) causó sensación en círculos intelectuales europeos por su capacidad de volar. Personalidades como Mark Twain, John Ruskin o William Crokes, este último presidente de la Royal Society, fueron testigos de sus demostraciones de vuelo.

Crokcs escribió en el Quarterly Jouróíd of Science que tuvo que superar una contradicción interna al ver lo que vio y tocó con sus manos, teniendo en cuenta su absoluto convencimiento de que las personas no pueden volar. Al mismo tiempo, escribe, cómoHome salió volando de una ventana de un tercer piso de Londres y luego entró, también volando, por otra ventana distinta.

Fuente Consultada: Enigmas de la Humanidad

El Caso de Marthe Robin

Evento de Tunguska Suceso de Tunguska Meteorito en Rusia Misterio

El evento de Tunguska
El 30 de junio de 1908 a las 7:14 hora local se produjo una explosión de una fuerza inimaginable en las cercanías del Tunguska Pedregoso, uno de los afluentes del Yeniséi, en Siberia. La detonación desencadenó una fuerza de 10 a 15 megatones, o hasta 50 megatones según ciertas fuentes, lo que equivale a 1.150 kilotones, es decir, la fuerza explosiva de la bomba atómica que los estadounidenses lanzaron en Hiroshima en 1945. El “evento de Tunguska” sigue siendo, después de 100 años, uno de los enigmas no resueltos del siglo XX.

EFECTO POSITIVO DE LA LLUVIA DE METEORITOS

El astrofísico británico Fred Hoyle atribuye el fenómeno a la caída de un meteorito. Hasta 1927 no se consiguió llevar a cabo una expedición por el intransitable territorio del río Tunguska, y allá se vio una escena desoladora: más de 6.000 m2 de bosque destruido, manadas de renos pulverizadas, cualquier forma de vida aniquilada. El cuerpo celeste se hizo pedazos a una altura de 10 Km., y por eso la caída no originó un cráter.

La onda expansiva arrancó de raíz árboles en un radio de muchos kilómetros, y otros ardieron por el calor que se había liberado en la zona. La detonación tenía la fuerza de 10.000 rayos. Testigos oculares explicaron que en la colonia de Vanavara, a 65 Km. de allí, estallaron todas las puertas y ventanas. Incluso a 500 Km. se percibieron la onda expansiva y el resplandor del fuego, y una mujer de Huntingtonshire, Inglaterra, dijo haber visto un resplandor en aquella dirección pasada la medianoche.

Según Hoyle, la Tierra tiene que contar con el paso de una lluvia de cometas una vez al año, Muchas veces se produce la caída de esos cometas. Para Hoyle, esos sucesos son los responsables de muchos de los fenómenos inexplicables que acontecen en la Tierra, como el final de la era de hielo y la desaparición de los dinosaurios. Pero no sólo son fuente de destrucción, sino que también han hecho avanzar a la humanidad.

Gracias al calor que liberaban se originaba una gran masa de carbón vegetal incandescente, y allí donde había filones en la superficie de la tierra se llegó a los procesos naturales de fundición. Las tribus nómadas encontraron cobre fundido y pudieron usarlo y moldearlo consiguiendo formas distintas gracias a su flexibilidad. La Edad de Piedra acababa y daba inicio la Edad de los Metales.

evento de tunguska

El 30 de junio de 1908, la remota y despoblada región siberiana de Tunguska fue escenario de una explosión distinta a cualquier otra conocida por el mundo. Prácticamente la totalidad de los árboles en un radio de treinta kilómetros quedaron carbonizados y derribados; en el cielo pudo distinguirse una «columna de fuego» a más de 400 kilómetros de distancia; 250 kilómetros más allá, se informó que la onda expansiva había llegado a derribar caballos.

OTRAS TEORÍAS: Varios testigos oculares vieron caer del ciclo un objeto alargado que desprendía una luz blanquiazul, levantando una columna de luz de 20 Km., seguida de una nube en forma de hongo. Se han expuesto miles de hipótesis sobre este fenómeno.

El astrofísico alemán Wolfrang Kundt sostiene que se trata de una explosión de gas natural. Durante días se habrían escapado, a través de fisuras, 10 millones de toneladas de gas natural, que habrían subido a capas superiores de la atmósfera y se habrían quemado allí. Existen explicaciones alternativas:  unas hablan de un pequeño agujero negro o de la caída de tina nave espacial extraterrestre; otras, de antimateria o bien de una detonación nuclear como consecuencia de un accidente de un ovni.

Pocas horas después del evento de Tunguska, en un pueblo ucraniano cerca de Kiev se atestiguó la caída de un meteorito, lo que vendría a reforzar la teoría de Hoyle, ya que los meteoritos aparecen en grandes grupos. Después de cien años de la catástrofe, se conocen todos los datos del misterioso suceso pero la investigación no ha dado todavía con una explicación definitiva.

Observaciones sísmicas registradas en lugares tan remotos como Washington indican que la sacudida fue considerablemente más intensa que la explosión atómica de Hiroshima, 37 años después. ¿Qué pudo causar un cataclismo de esta magnitud? Las explicaciones más probables —un gigantesco meteorito o acaso un cometa— no correspondían a la evidencia. No había señal alguna del cráter que hubiera producido el impacto del meteorito, y un cometa difícilmente hubiera podido aproximarse a la Tierra sin ser visto. Desechadas estas posibilidades sólo restaba atribuirlo a otras más singulares… entre ellas la caída de un diminuto agujero negro en los bosques siberianos, o incluso que una nave espacial había ardido como un meteorito en contacto con la atmósfera terrestre, sobreviniendo la explosión de su motor atómico.

La teoría más plausible es que la explosión fue causada por un pequeño fragmento de antimateria que penetró en nuestra atmósfera. La existencia de «antipartículas» se confirmó en 1932 con el descubrimiento del positrón, idéntico al electrón en todos los sentidos, excepto que su carga eléctrica es positiva en lugar de negativa. Hoy se sabe que casi todas las partículas subatómicas poseen una partícula gemela de carga opuesta, y la mayoría de los físicos creen que resultaría imposible distinguir la antimateria, compuesta de antipartículas, de la materia común. Pero si ambas entraran en contacto se aniquilarían mutuamente en un violento estallido de radiación. Si esta fue la causa de la explosión de Siberia, ¿de dónde vino la «antirroca»?; ¿qué posibilidades existen de que vuelva a producirse? Sin embargo, la Vía Láctea —nuestro entorno— está formada de materia ordinaria. En caso contrario, se detectarían intensas radiaciones por todas las zonas de nuestra galaxia.

Casos similares: Al parecer, en 1930, en una zona del Amazonas tuvo lugar  una explosión similar aunque 100 veces menor. Y en Estados Unidos, por lo visto, se dio un fenómeno parecido. El 22 de septiembre de 1979 hubo una explosión al sur del océano Atlántico, pero presuntamente fue una prueba de bomba atómica de Sudáfrica e Israel.

Este suceso se conoce como «incidente Vela” porque un satélite de la generación Vela la registró. Pero no se sabe con total certeza si realmente fue una bomba atómica, ya que el satélite no pudo identificarla como explosión nuclear de forma fehaciente debido a los daños electrónicos sufridos. Investigadores estadounidenses afirmaron que se trataba del impacto de un pequeño meteorito.

Una prueba atómica, especialmente con la participación de Israel, hubiera podido desencadenar una crisis política. Por eso se cree que la interpretación de Estados Unidos fue algo tendenciosa.

Fuente Consultada: Enigmas de la Humanidad

Mapa Con Avistamiento de OVNIS

El Caso de Marthe Robin

Que se celebra en Semana Santa? Conceptos Cristianos Sobre Semana Santa

¿Qué se Celebra en Semana Santa?

El cristianismo: La figura de Cristo resulta impresionante por todo concepto. Incluso vista por sus detractores no pueden negársele grandeza ni belleza suma.

Al leer el Evangelio, donde se halla contenido su paso por la tierra, sorprende el laconismo del Maestro.

Todas las palabras que pronunció exceptuando, quizá, el sermón de la montaña y las parábolas, podrían reducirse a unas frases breves, lapidarias, de un contenido turbador y muchas de las cuales son aún motivo de controversia y discusión, cuando no de opuestas interpretaciones.

El que ama la vida la perderá. El que quiera seguirme, niéguese a sí mismo… Exceptuando una ocasión en que trazó unas palabras sobre la arena, Jesús no escribió nada ni pareció preocuparle que se levantara acta escrita de sus hechos y de sus palabras. Su nacimiento fue misérrimo y su muerte brutal.

Sus discípulos quedaron tan aterrorizados cuando fue enterrado que incluso el más fiel le había negado ya por tres veces. Parecía que de Él no iba a quedar nada porque después de su muerte le rodeó la cobardía, el silencio y la soledad. Sin embargo, dos mil años más tarde, más de 750 millones de personas le adoran como verdadero Hijo de Dios. “Una disputa entre judíos sobre un cierto Jesús que murió, y del cual afirmaba Pablo estar vivo”. En el año 60, esto es lo que un funcionario romano llamado Porcio Festo escribió sobre la religión cristiana. De entonces acá, muchas han sido las explicaciones que de la “esencia del cristianismo” se han dado, y algunas de ellas se han apartado más de la verdad que la de Porcio Festo.

El cristianismo se funda en un hecho: la figura de Jesús, su vida terrestre y, lo que es más importante, la creencia de que Jesús vive y no ha muerto, porque es Hijo de Dios. Ésta es la nota original de la religión cristiana, pues sin excluir el judaísmo, el cristianismo es la única religión que desborda la Historia por lo trascendental de su contenido y se encarna en una persona que no solamente transmite una doctrina, sino que se presenta ella misma como la verdad y la justicia vivientes.

Es cierto que otras religiones tuvieron fundadores a los cuales sus contemporáneos pudieron ver con los ojos y tocar con las manos, pero ninguno de esos predicadores religiosos, Mahoma, Buda, Zoroastro, etc., se propuso a sí mismo como objeto de la fe de sus discípulos. Todos predicaban una doctrina que no atañía a su propia persona; eran simplemente enviados, profetas o siervos de Dios. Jesús es el Maestro que se da a sí mismo como objeto de nuestra fe; no se presenta como un personaje histórico, sino como verdadero Dios.

Celebración  de Semana Santa: La Semana Santa no tiene una fecha fija en el calendario gregoriano. El domingo de resurrección cae entre el 22 de marzo y el 25 de abril de cada año. Usualmente Semana Santa cae el primer domingo después de la primera luna llena que se produce en o después del día del equinoccio de primavera. Por esta razón la fecha cambia cada año y por siguiente, también cambian las fechas de otras observaciones relacionadas con Semana Santa.

Significado de Semana Santa:
La creencia principal del cristianismo es que Dios envió a su hijo Jesús al mundo para redimir al humano de sus pecados. Para lograr esto, Jesús murió en una cruz como sacrificio, tomando el lugar del pecador.

JESÚS MUERE EN LA CRUZ : Los evangelios nos explican como este acto se desenvolvió:

los Evangelios nos ofrecen las últimas palabras de Jesús, conocidas como las «siete palabras finales». Pidió a Dios que perdonase a sus torturadores (Lucas, 23, 34); consoló al ladrón penitente que se encontraba crucificado  su lado (Lucas, 23, 43); pidió a Juan que cuidase de su madre (Juan, 19, 26-27); clamó a Dios (Mateo, 27, 46; Marcos, 15, 34); expresó su sufrimiento físico Juan, 19, 28); declaró finalizada su misión (Juan, 19, 30) y, finalmente, se encomendó a Dios (Lucas, 13,46).

Tras su muerte, la oscuridad inundó la tierra v un terremoto partió la cortina del Templo, separando ;1 Lugar Sagrado del Sagrado de Sagrados (la sala externa y el santuario interno). Muchos de los que habían dudado y se habían burlado de Jesús comenzaron a decir que podría tratarse del Hijo de Dios. No obstante, los líderes religiosos esperaban dar por terminada la historia de Jesús, para lo cual pusieron guardias junto a su sepulcro. Así pretendían evitar que alguien robase el cuerpo y afirmase que Jesús había resucitado. A pesar de esta medida, sus discípulos afirmaron al tercer día de su muerte que Jesús ya no estaba en su tumba.

«AL TERCER DÍA RESUCITARÉ»
Los testigos de la Resurrección se contaban por centenares. Después de tres días en la tumba, Jesús se apareció a María Magdalena, a Pedro, a dos discípulos que se dirigían a Emaús, a quinientas personas en una montaña de Galilea, los once apóstoles que quedaban (Judas se colgó después :e traicionar a Jesús), y a otras personas en diferentes ocasiones antes de su ascensión a los cielos.

La veracidad de estos hechos es objeto de debate entre estudiosos de todos los puntos del espectro teológico. Lo que resulta innegable es que todas estas personas creían que lo que habían visto no era un espíritu o alguien que hubiese resucitado en la tumba, sino al verdadero Señor resucitado. En un principio, incluso los discípulos se mostraban escépticos.

Sin embargo, si no hubiesen creído realmente lo que habían visto con sus ojos, escuchado con sus oídos y tocado con sus manos, no habrían arriesgado sus vidas para propagar el mensaje evangélico, sobre todo entre sus hostiles contemporáneos, que podíais discutir sus palabras.

La orden para la evangelización, conocida como «Gran Misión», la recibieron los discípulos de Jesús inmediatamente antes de su ascensión: «Id, pues, adoctrinad a todos los pueblos, bautizadlos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Y enseñadles a observar todas las cosas que yo os he mandado. Y estad ciertos que yo estaré continuamente con vosotros hasta la consumación de los siglos» (Mateo, 28, 18b-20).

Armado con esta exhortación, el fortalecido grupo se puso en marcha para convertirse en testigo de todo lo que sus componentes habían visto y oído.

LA RESURRECCIÓN DE JESÚS
La mañana posterior al domingo, algunas seguidoras de Jesús acudieron a ungir su cuerpo y descubrieron la tumba vacía. Un ángel se les apareció y les recordó la promesa de Jesús de que resucitaría al tercer día.

Las piramides de Egipto Piramide de Keops y Kefren La Esfinge de Tebas

La pirámide es un monumento de carácter religioso presente en diversas civilizaciones muy alejadas entre sí, desde la India hasta América del Sur. La forma piramidal fue una evolución lógica en las construcciones, al constituir una estructura resistente —gracias a su amplia base— y muy elevada, que permitía una cercanía simbólica a los dioses.

piramides de egipto

Las pirámides egipcias

La vida después de la muerte, fue para los egipcios su firme creencia. Para que esto se materialice, se requería la preservación física del difunto retomando en el mismo su espíritu o también conocido como el Ka, desaparecido tras la muerte, siendo de vital importancia para ellos, acompañar para una mejor prosperidad en la vida que le esperaba, todo aquello que le fuera imprescindible. Para ello se crearon técnicas avanzadas de embalsamamiento o conservación del cuerpo, y junto a ello se inhumaban los más cumplidos y ricos menajes funerarios. Es así que, como resultado de la conservación, protección y culto de los difuntos, se crearon los más sólidos y con el paso de los años cada vez más complejos ámbitos funerarios. Las más extraordinarias tumbas que hoy conocemos fueron levantadas para los faraones, ya que su sofisticación y tamaño estaba determinada por la posición económica y social del fallecido. Entonces las pirámides egipcias son la manifestación en si de la relación mantenimiento físico (muerte) y la supervivencia en el más allá (vida).

En el templo de Heliópolis, se atesora una piedra llamada ben-ben, a la cual se considera como el primer cúmulo de tierra que irrumpió de las aguas del caos cuando el dios solar creó el mundo. Se cree que la forma de esta piedra, es la que se tomo como forma de las pirámides. Pero a su vez, su forma geométricamente perfecta, evidencia un significado mágico y mitológico, que alude sin lugar a dudas, a la autoridad real. Ya que era la forma mas adecuada de representar a la eternidad e indicar el camino de ascenso de las almas predilectas hacia el dios- sol (Ra), con el que estaban consignadas a unirse eternamente.

Génesis de las pirámides

Las primeras pirámides fueron las truncadas que estaban construidas de ladrillos cocidos al sol, en las cuales las tumbas se emplazaban bajo mastabas (erigida sobre la cámara subterránea, que constaba de una sala para ofrendas, la capilla y la cámara mortuoria propiamente dicha). Ello ocurrió durante el 3100-2700 a.C. (en las Dinastías I y XI). Durante este período, Egipto evidenciaba un importante auge económico, social y artístico; en donde por ejemplo en lo que respeta a este último sector, se experimentan mejoras en las técnicas y materiales que se emplean para la construcción. Esto ocurre en las dinastías III a IV (2700-2185 a.C.), con la llegada de Imperio Antiguo o Menfita. Pero finalmente, es cuando aprovechando las crecidas del río Nilo (hacia 2660 a.C.), se introduce el uso de la piedra para tal edificaciones, proviniendo las mismas de las canteras de Assuán y de Tura y transportándose luego hasta los sitios próximos a las zonas de construcción de dichas pirámides.

Hacia el año 2900 a.C., el arquitecto Imhotep, diseño y dirigió la construcción con bloques de piedra caliza, la mayor y más antigua de todas las pirámides egipcias. Con una base de 122 por 107 m, se levantan seis pirámides truncadas una sobre otra, con dimensiones crecientes y en donde la cúspide de la pirámide superior se eleva a casi 62 m de altura. Es aquí, en esta gran obra, edificio central de la mastaba de Sakkara, donde reposan los restos del faraón Zoser, el primer gobernante de la III dinastía. Convirtiéndose a partir de este momento la pirámide en una tumba faraónica por excelencia.

Por el contrario, la pirámide de Dashur, construida por el faraón Snefru (dinastía IV), presenta un perfil quebrado que le ha valido el nombre de pirámide romboidal o también conocida como torcida. Esto se debe a que para la construcción en su último tramo, se empleo materiales de menor calidad, tal vez por razones económicas, lo que produjo un quiebre estructural en su mitad superior, consecuentemente modificando su forma y reduciendo su altura. Cerca de la pirámide del faraón, emblema de su grandeza, y por su forma, símbolo del dios solar Ra, se agrupaban las mastabas, las necrópolis privadas donde se enterraba a la familia real y a los funcionarios reales, para acompañar al soberano en su viaje al más allá. Pero Snefru, quiso trasformar en Médium, la pirámide escalonada del rey Huni (III dinastía) en una pirámide perfecta, avance que solo consiguió de modo parcial. Por ello, Snefru constituyó al sur de Dashur una pirámide totalmente regular de 104 m de altura. En ocasiones junto a la pirámide, se levantaba un templo funerario, destinado al culto del faraón y, cerca del río, el templo del valle, donde era recibido el cuerpo del monarca para practicarle la momificación. Ambos templos quedaban unidos por una avenida cubierta, a través de la cual era llevado al cuerpo del interfecto.

Las pirámides de Gizeh

La necrópolis de Gizeh, es un extraordinario conjunto funerario que data de la dinastía IV (2600-2480 a.C.). Aquí encontramos la pirámide más grande y antigua del conjunto a la vez, ella es la que forja la tumba del faraón Keops (2580 a.C.). para tal construcción, fueron trasladados desde lejanas canteras, dos millones y medio de bloques de piedra, con un peso medio de 2,5 toneladas cada uno. Con una superficie de 48.000 m2, posee una base cuadrada, y cada lado de la misma mide 233 m y su altura alcanzó en aquellos tiempos 146m, sin embargo hoy con el paso de los años y debido a diferentes factores su altura oscila en los 138 m. La entrada a dicha pirámide se encuentra al norte de la misma, de la cual partía un corredor en rampa que desembocaba en una cámara falsa en la base de la construcción. Sin lugar a dudas, dentro de la misma se sitúan otras cámaras, una de ellas es la denominada de la reina y la otra es la gran cámara, a la cual se llegaba por medio de un estrecho pasillo, la cual era la cámara real.

Esta habitación ocupa el centro exacto de la pirámide; para que su realización no provocara el desplome de los sillares, los arquitectos idearon inteligentes soluciones constructivas: colocaron sobre este espacio cuatro o más lajas de piedra dispuestas horizontalmente y dos más en forma de cubierta a dos aguas, que servían para desviar el peso .y los fuertes empujes que se producen en este punto. La Habitación del Rey contiene un sarcófago, por lo que ha sido considerada como la morada definitiva del faraón, aunque el hecho de no haberse encontrado la momia del mismo, unido a las especiales características de la pirámide, han conducido a numerosas especulaciones; así, algunos autores consideran que Keops no llegó a ser enterrado en la Gran Pirámide o que, tal vez, puedan existir más cámaras aún ocultas. De hecho, a mediados de 1980, varios equipos científicos detectaron vacíos estructurales en la pirámide y. localizaron una serie de almacenes en el lado oeste del corredor de la Cámara de la Reina, algunos rellenos de arena; podría tratarse de cámaras de descarga, parecidas a las ubicadas sobre la Cámara del Rey.

La pirámide de Kefrén es algo más pequeña, pero casi igual de alta que la anterior, debido a la mayor inclinación de sus paredes. Igual que la de su padre, estaba revestida de granito rosa y rematada con cubierta de oro. La de su hijo Micerino es mucho más modesta. Alrededor de las tres había un complejo religioso con templos. y pequeñas tumbas para los altos funcionarios de la corte.

La entrada estaba guardada por la esfinge, inmensa escultura de piedra caliza de más de 20 m de altura, con cuerpo de león y cabeza humana. Se alza sobre una base de 70 m. Durante mucho tiempo su significación fue un enigma; actualmente se acepta que representa al rey Kefrén. (Ver: La Maldición de la Pirámide)

El interior de la Gran Pirámide
A diferencia de las demás pirámides del antiguo Egipto, la Gran Pirámide tiene pasadizos y cámaras interiores a considerable altura. Una entrada, situada exactamente sobre el centro de la base de la cara norte, conduce a un pequeño pasadizo que desciende hasta una cámara excavada en la roca en que se asienta la pirámide. De este pasadizo se desprende otro que asciende, primero, hasta una pequeña cámara denominada de la Reina, y después hasta la Gran Galería, un corredor inclinado de 47,5 m de longitud y 8,5 de altura. A su vez, la Gran Galería lleva a una cámara mayor, o del Rey, que contiene una especie de sarcófago.

El interior de la pirámide permaneció intacto durante 3.000 años. Y cuando Abdullah al Mamun y sus hombres descubrieron una entrada en el año 820 dC, encontraron que el pasaje ascendente estaba bloqueado por grandes losas de granito. Después de abrirse camino, penetraron hasta la Cámara del Rey, para encontrar el sarcófago vacío.
Hasta ahora, se ignora el objetivo de la construcción de la Gran Pirámide. Si no se trataba de una tumba destinada a alojar el cuerpo del rey Keops, ¿qué era? ¿Quién bloqueó el pasadizo, cuándo y por qué? Dado que parece imposible responder a estas preguntas con un mínimo grado de certidumbre, los inclinados a la especulación mística han ofrecido sus propias respuestas.

En cierto sentido, la Gran Pirámide es un monumento al hecho de que pudiera existir una burocracia eficaz hace más de 4.500 años. Contables, agricultores, constructores, políticos, etc., pueden contemplar la Gran Pirámide con el mismo temor reverencial que los místicos. Al fin y al cabo, es la única de las siete maravillas del mundo antiguo que ha sobrevivido hasta nuestros días.

Otras pirámides

Durante las dinastías V y VI se produjo un resurgimiento de las creencias solares y un profundo cambio social y cultural. Se siguieron construyendo pirámides —de tamaño más reducido y menor calidad—, en las que se introdujeron nuevos elementos alejados de la austeridad de la época de Kéops, tal como se aprecia en los escasos res1 tos del conjunto de Sahure en Abusir, o en los de lsesi o Unas, quienes construyeron su pirámide de nuevo en Sakkara.

En el Primer Periodo Intermedio (2200-2010 a. C.) —dinastías VII a XI—, Egipto se vio sumido en el caos y la anarquía. Los enterramientos bajo pirámide se abandonaron y muchas de las tumbas del rico y poderoso Imperio Antiguo fueron expoliadas y destruidas. La reunificación del país y el retorno a un Estado centralizado durante el Imperio Nuevo (2050-1792 a. C.) —dinastía XII— inauguraron una etapa de estabilidad en la que se retomaron las antiguas tradiciones y, entre ellas, la construcción de pirámides, que, pese a poseer grandes proporciones y estar dotadas de dispositivos interiores muy complejos, casi auténticos laberintos, se caracterizaron por la pobreza de sus materiales.

Aunque las pirámides no fueron olvidadas del todo, con el transcurso de los siglos quedaron relegadas a meros vestigios del un pasado glorioso al que Egipto retomó sólo de manera esporádica. El último de estos períodos de auge sucedió durante el siglo VIIIa. C., con la invasión de los nubios procedentes del reino de Kush, en Sudán. Los kushitas entronizaron la XXV dinastía (760-657 a. C.), creadora de un poderoso reino que asimiló la historia y las tradiciones del país del Nilo: los «faraones negros» adoptaron su lengua, se convirtieron en devotos del dios-sol Amán Ra y recuperaron el enterramiento en pirámides, que erigieron en sus necrópolis de Kurru y Nuri, al norte del Sudán.

Las pirámides americanas

Las culturas de las antiguas civilizaciones mesoamericanas —extendidas desde el sur de México al noroeste de Centroamérica— de los olmecas, toltecas, aztecas, zapotecas y mayas desarrollaron un tipo de arquitectura piramidal que también estaba al servicio de los dioses, pero que, a diferencia de las pirámides egipcias, carecía de finalidad funeraria2—si se exceptúa el templo maya de Palenque, que tiene una cámara funeraria con la tumba y el ajuar de un sacerdote—.

Eran construcciones macizas, a veces bastante elevadas, en ocasiones erigidas sobre montículos, de estructura tronco-piramidal. Se levantaban superponiendo distintas plataformas a manera de pisos coincidentes, de altura, número y forma variable, y cuya única función era servir de basamento a un templo abierto —de una o dos habitaciones y sin ventanas—, ubicado en la parte superior del monumento, y al que se accedía mediante rampas escalonadas. Los restos de estas pirámides son numerosos y se hallan repartidos por todo el territorio: en Teotihuacán—pirámides del Sol y de la Luna—, Monte Albán, El Tajín, los asentamientos mayas de Palenque, Copán, Chichén ltzá y Uxmal, y en la misma Tenochtitlán.

También se encuentran restos de pirámides en el área andina, aunque son más escasas y no tan altas como en Mesoamérica. Durante el Periodo Intermedio (200 a. C.-600 d. C.) se construyeron en Perú algunas pirámides de adobe que posteriormente sirvieron como basamento para edificios religiosos. En la costa norte del país, las pirámides más conocidas pertenecen a la cultura moche, y son las llamadas huacas del Sol y de la Luna.

PARA SABER MAS…

Gracias a los reiterados esfuerzos de los egiptólogos, muchos de los secretos ya han sido desvelados, no sólo los de la Esfinge sino también los de las pirámides; y los jeroglíficos ya no se descifran, sino que se leen sencillamente (así lo afirman los investigadores más optimistas). Hasta las famosas “maldiciones de los faraones”, que parece que se desataron sobre los primeros descubridores de tumbas, han perdido su eficacia: el egiptólogo Pierre Montet ha excavado recientemente en Tais, en el delta del Nilo, la tumba del faraón Psusennes, de la dinastía XXI, encontrando, además de la momia del titular, un no despreciable tesoro, habiendo sobrevivido tranquilamente a ello para poder escribir la crónica del descubrimiento y de paso desprestigiar definitivamente la leyenda.

La amplia zona arqueológica de Gizeh se ha mostrado al fin generosa a la hora de recompensar la tenacidad y el rigor sistemático con el que se han realizado las excavaciones más recientes. El arqueólogo americano Reisner es el que quizás ha llevado a cabo el descubrimiento más interesante y espectacular: mientras en febrero de 1925 estaba efectuando investigaciones con su equipo, en el lado oriental de la Gran Pirámide, dio casualmente con la entrada cuidadosamente celada de un pozo sepulcral, en cuyo fondo se encontraba todo el riquísimo ajuar de la reina Hetephere, esposa de Snefru, el fundador de la IV dinastía y madre de Keops. Snefru, entre otras cosas, es el seguro . titular de dos pirámides en la zona de Saqqarah y quizá de tres. Esto podría explicar el hecho de que el hijo, para no ser menos, aun contentándose con una sola, la construyera de proporciones tan grandiosas. La pirámide de Keops sigue siendo el edificio de mayor volumen realizado totalmente en piedra, cuya altura sólo es superada por las dos agujas de la catedral de Colonia.

El so! naciente crea nítidos contrastes de luces y sombras entre las columnas del patio interior del pequeño templo situado entre las formidables patas de la Esfinge. El rostro misterioso, dirigido hacia el ardiente disco solar, lo domina desde arriba, y sus rasgos tienen la impasible serenidad de los dioses.

La Esfinge conserva su misterio más allá del dorado rostro, hasta la mole imponente de la pirámide de Kefrén, hacia cuya cara oriental sube la rampa del bello camino procesional que parte del “templo del valle’, precisamente a la izquierda de la Esfinge. A su derecha se extiende la necrópolis, ordenada y apretada, de las mastabas, dominada por el enorme y severo perfil de la gran pirámide de Keops, a cuyos pies se agrupan las tres pequeñas pirámides de su esposas.

Más allá se debía levantar el templo funerario, contiguo a la pirámide, y de aquí partía el camino procesional, la otra rampa que descendía hacia el Nilo, en la parte oriental, hasta el “templo en el valle” del faraón. Todo ello era así veintiséis siglos antes de Cristo; ahora, en nuestros días, los templos y el camino procesional ya no existen y la gran pirámide ha perdido su aguda cima y casi diez metros de altura. Pero aun así, sus vertiginosas paredes, de las cuales se ha arrancado el revestimiento, se elevan todavía hasta más de 137 metros, y el lado de su base cuadrada mide más de 230 metros.

La superficie cubierta supera las cinco hectáreas, y para construir el gran monumento se necesitaron más de dos millones y medio de metros cúbicos de piedra. Estas cifras son impresionantes, más aún si se tiene en cuenta que en aquellos tiempos los egipcios debían ignorar (aunque no es totalmente cierto) el uso de la polea y del cabrestante.

En tal caso, las pirámides se levantarían a fuerza de brazos, con el único auxilio de rodillos y del plano inclinado. Esto explicaría, en parte, la existencia de las monumentales rampas de piedra que, desde la orilla del Nilo, subían hasta el lugar de la construcción; rampas que se levantaban a muchos metros del suelo y que después, una vez finalizada la construcción de los dos templos, el “del valle” en el Nilo y el funerario al frente de la pirámide, se transformaron en espléndidos caminos procesionales. Y explicaría también la fama de tiranos que Herodoto atribuye a Keops y a Kefrén, tratándolos de crueles e impíos. En efecto, entre la rampa inclinada y la pirámide, el trabajo que se realizó debió ser enorme.

Los tres soberanos más conocidas de la IV dinastía, que reinaron en Egipto a mediados del III milenio, representados en tres estatuas conservadas en el Museo de El Cairo. A la izquierda: estatua en diorita de Kefrén, el cuarto soberano de la citada dinastía; en el centro: estatuilla en marfil de Keops, hijo de Snefru, segundo soberano de la dinastía, el faraón que se hizo construir la mayor de las tres pirámides de Gizeh; a la derecha: Micerino, hijo de Kefrén, entre la diosa Hathor y la divinidad de Licópolis.

Según el griego, habrían trabajado durante veinte años, espoleados por el látigo de los verdugos, cien mil esclavos que consumieron 1.600 talentos de plata en nabos, cebollas y ajos. La imagen, muy colorista, es sin embargo inexacta. Los braceros que allí trabajaban no debían ser más que un tercio de la cifra citada, y además no se trataba de esclavos, sino, en su mayor parte, de obreros especializados y de hombres libres, que prestaban voluntariamente su trabajo en corvées durante las estaciones en las que sus brazos no se necesitaban para el trabajo del campo.

El cuidadoso examen de la gran pirámide demuestra, además, que el proyecto sufrió por lo menos tres modificaciones “durante la obra”; esas modificaciones que, evidentemente, ya desde el tercer milenio antes de Cristo hacían enloquecer a los pobres arquitectos. Para protegerla de los “ladrones de tumbas”, que por entonces ya actuaban, se abandonó en plena construcción la conocida cámara sepulcral situada bajo el nivel del suelo, y se construyó otra, creando un corredor ascendente del que parte una rama horizontal: es la que hoy se llama impropiamente “cámara de la reina”.

Pero el soberano descartó también esta segunda solución, e hizo prolongar el corredor ascendente a través de una grande y magnífica galería que conduce a la amplia cámara llamada “del rey”, toda ella de granito rojo de Assuán. Aquí fue donde el antes citado viajero alemán vio, por primera vez, el inmenso sarcófago de granito, sin cubierta y vacío como la inmensa tumba y en el que quizás el cadáver del faraón no reposara jamás.

El templo del lado oriental de la pirámide, con el amplio patio adornado con 48 pilastras de granito y el vestíbulo decorado también con pilastras, así como la maciza rampa, a unos treinta metros, del suelo e inclinada suavemente hacia el Nilo, y -el “templo del valle”, ya se han perdido, junto con los maravillosos y delicadísimos bajo relieves que cubrían los muros. La bella roca calcárea de los faraones, rota, ha servido para edificar las casas del pueblo de Nazlet-es-Simman, llamado, por este motivo, el pueblo de las pirámides.

A la izquierda de la que fue rampa se alinean, bellamente ordenadas, tres pequeñas pirámides: las de las esposas de Keops; ante ellas hay dos hileras simétricas de gruesas mastabas, destinadas a los hijos legítimos del faraón. Alrededor, esparcidas y en especial detrás de la gran pirámide, se encuentran las mastabas de los funcionarios de las dinastías IV y V, a los que “el gran Dios”, el faraón, había concedido graciosamente un lugar para la sepultura, el permiso de edificarse una tumba y el material para hacerlo. La piedra, durante todo el Imperio Antiguo (y en teoría también en épocas sucesivas), era patrimonio exclusivo del soberano.

La Gran Pirámide y sus medidas
La pirámide de Keops es un monumento a la historia y la astronomía, la de Kefrén a las ciencias médicas y la biología, la de Micerino a las matemáticas. Se encuentran a 22 km. al sudoeste de El Cairo, a 60 mts. sobre el nivel del mar. He aqui las asombrosas medidas de la Gran Pirámide que revelan «causalmente» increíbles paralelismos con los movimientos de la tierra, el sol y la luna:

1°) Cuando Napoleón invadió Egipto ordenó a sus técnicos que realizaran un relevamiento topográfico del valle del Nilo, resultando ser las pirámides el punto de referencia ideal, como verdadero meridiano patrón, pues no sólo dividía por la mitad el valle del Nilo sino todo el resto del mundo habitable, de modo que sería el punto medio del planeta. Geográficamente está en el cruce del meridiano 31° E de Greenwhich y el paralelo 30° Norte. Se advierte así que la pirámide es el pivote del mundo porque su meridiano divide el globo en dos hemisferios, oriental y occidental, con igual superficie de tierra habitada en ambos.

2°) Ubicación exacta de Norte a sur, Este y Oeste. Llamó la atención de los investigadores la exacta orientación de las aristas hacia los puntos cardinales, sin un milímetro de desviación. De estos surgieron otros datos no menos curiosos:

3°) Al medir la base se comprobó que cada lado media 91,21 pulgadas piramidales, que al multiplicarlos por 4 da el número: 365,24, es decir la duración exacta del año trópico, el tiempo que tarda la tierra en dar una vuelta completa alrededor del sol. Esa duración del año, 365 días y 6 horas, es precisamente la que obliga cada cuatro años (4×6 = 24) a sumar un día en el año bisiesto.

4°) Servía de espejo, pues estaba cubierta en piedra caliza bruñida como azogue, lo que facilitaba su uso con fines prácticos, científicos y religiosos. Servía de faro para los barcos que navegaban por el río Nilo y ala vez de cuadrante solar, ya que cuando el sol arrojaba al mediodía su luz sobre la cara Norte, marcaba el inicio del solsticio de verano. Además mientras el sol iba reflejando su luz sobre las dislinlir caras, servía de enorme reloj que marcaba las horas según las estaciones.

5°) A raíz de estas notables equivalencias numéricas se comprobó que la altura misma de la pirámide era un submúltiplo exucto de la distancia de la tierra al sol que según las modernas mediciones es:
-Perigeo = 149.500.000 Km., el solsticio de invierno (21/12). Si utilizamos la moderna notación científica que sirve para abreviar y expresar las grandes distancias, tenemos: 149,5 x 10 elevado a 6, se leer diez a la sexta, un uno con seis ceros.
-Apogeo = 150.000.000 Km., el solsticio de verano (21/6).

Desde los griegos hasta Kepler y Halley se difundieron valores aproximados de esta medida fundamental de la distancia de la tierra al sol, errados a veces en millones de kilómetros. Pero allí estaba la cifra buscada, monumentalizada en su valor al perigeo, cuando el sol pasa por el Trópico de Capricornio, precisamente los 149,5 metros de altura de la Gran Pirámide.

6°) El cuadrángulo de granito de la antecámara tiene una longitud tal que dividida dos veces por la altura de la pirámide dá 3,1416 = ¶ (Número Pi).

7°) La suma de las dos diagonales de la base dá 25.826 pulgadas que es el número del año solar o ciclo completo de la precesión de los equinoccios: 25.826 años.

8°) Desde que se construyó la pirámide falta la última parte del remate, tal vez porque apunta hacia el verdadero eje del Polo Celeste y no hacia la estrella Polar. Otro tanto pasó con la Catedral de Notre Dame, donde de exprofeso pareciera haberse dejado sin colocar el último vidrio del rosetón de la Virgen.

9°) Peso de la pirámide. Mediante un complejo mecanismo destinado a pesar la pirámide, llamado micro gravímetro, el director del equipo técnico francés, Jacúes Montlucon, llegó a la conclusión de que pesa 5.955.000 toneladas, y el peso de la tierra es causalmente 5,955 x 10 elevado a 18 [ton.], exactamente el peso de la pirámide multiplicado por un billón.

10°) De la galería de entrada, arranca un túnel descendente cuyo ángulo es de 26° 31′ 23″, lo que nos recuerda la inclinación del eje terrestre con respecto a la eclíptica.

Veamos:
Ángulo del túnel 26° 58’51”
Inclinación actual del eje 23° 27′ 00″
Diferencia 3° 31′ 51″
Según algunos investigadores, esta diferencia se debe al tiempo transcurrido desde la construcción de la pirámide, pues la inclinación del eje terrestre ha ido variando lentamente con el tiempo hasta cubrir ese ángulo de 3,5° en 4.500 años, desde el 2.500 a.C. en que se construyó el monumento.

Además los bloques están ensamblados de tal manera que no pasa siquiera una hoja de afeitar, al igual que en los templos peruanos de Sacsayhuamán y Machu Picchu.

No nos compete aquí tratar otros detalles que surgen de observaciones más profundas sobre la Gran Pirámide, ni detenernos en el análisis de los pasillos ascendentes o descendentes donde se ha creído ver claras indicaciones de sucesos históricos y que guardan a su vez cierto paralelismo con el Apocalipsis de San Juan.

Muchos autores han creído ver en las incripciones de la pirámide, sucesos, fechas de eventos, que luego ocurrieron con pasmosa verosimilitud, como la Revolución Francesa y las dos grandes guerras de este siglo. El pasillo descendente, por ejemplo, indica acontecimientos hasta fines de enero de 2045, lo que marcaría el epílogo de la edad contemporánea.

11°) Hay una constante que se repite en diferentes ángulos de la Gran Pirámide y es la cifra 286,12″. Por ejemplo, en el revestimiento de la parte exterior de la pirámide hay una saliente de 71,53 pulgadas piramidales, número que multiplicado por 4 da precisamente 286,12″. Lo curioso es que en métrica absoluta, la velocidad de la luz se expresa así: N°. 286,12, y es la constante del universo.

12°) Los arquitectos egipcios usaron el codo sagrado piramidal que es de: 635,66 mm. Esta medida multiplicada por 10 millones nos da la longitud del radio polar de la tierra.

Fuente Consultada:
Gran Enciclopedia Universal Espasa Calpe
Huellas del Cielo Norma Palma de Sindona

Principales Yacimientos Arqueológicos de Egipto Antiguo

La Tragedia de los Dirigibles HINDENBURG R101 Accidente EE.UU.

La Tragedia de Dirigibles HINDENBURG R101

Historia del Globo Aerostático

El R 101 (1930) y el Hindenburg (1937) 

La industria del dirigible es probablemente la única que desaparecerá en los tiempos modernos a causa de los desastres, a pesar de que experimentó sólo dos: el R 101 y el Hindenburg, que cobraron un tributo total de menos de 100 vidas.  Ha habido desastres mucho peores en tierra, mar y aire, pero ninguno ha llevado a una interrupción de producción tan abrupta de las industrias que los originaron.  Tal vez el origen del desastre no estuviera en los aparatos voladores, sino en la misma industria, con una vulnerable tecnología que se apoyaba en la política.

No era una industria joven: el dirigible rígido surgió del pequeño dirigible flexible, que a su vez procedía del globo ordinario.  Los globos tripulados fueron utilizados por los franceses hace más de 200 años, y en tiempos de guerra desarrollaron funciones de reconocimiento; pero como estaban en gran parte a merced del viento, fue obvio que una cubierta alargada impulsada por un motor era esencial si esos dirigibles iban a tener una utilidad práctica.

El primer dirigible verdaderamente exitoso, diseñado por el francés H. Giffard, era impulsado por vapor y podía desarrollar una velocidad de 8 kilómetros en condiciones tranquilas.  Un aparato más práctico impulsado eléctricamente, llamado La France, salió al aire en 1884.  De ahí en adelante los diseños mejoraron hasta que, en el periodo de 1910 a la Primera Guerra Mundial el zepelin alemán inició los viajes aéreos transportando decenas de miles de pasajeros a través de miles de kilómetros.

Aun cuando el progreso fue logrado principalmente en Alemania y Francia, Gran Bretaña había producido unos cuantos dirigibles flexibles (el primer aparato rígido, el Mayflower, se estrelló en el viaje inaugural).  La primera guerra mundial demostró el éxito del zepelin en ataques aéreos inesperados, pero también mostró sus puntos vulnerables (en particular el uso de hidrógeno como gas para elevarse, pues Estados Unidos no exportaba helio que es un gas no inflamable); pero fue a raíz de un zepelin forzado a bajar en 1916 cuando Gran Bretaña, copiando el diseño básico, inició un trabajo serio sobre sus propios dirigibles rígidos.  Mientras tanto, el dirigible flexible, mucho más pequeño, estaba de moda como puesto de observación.  Cuando terminó la guerra, la industria del dirigible parecía bastante sana.

En 1919, Gran Bretaña había construido dos dirigibles rígidos: el R33 y el R34.  Luego de su derrota se impidió a Alemania fabricar otros zepelines, hasta 1926, pero los alemanes habían estado estudiando algunos de los problemas más sofisticados que implica su construcción.

Entonces sucedieron dos desastres (con siete años de diferencia) que prácticamente detuvieron la fabricación de dirigibles en todo el mundo.  En 1930 ocurrió la destrucción del R 101 (47 muertos) seguida, en 1937, por el desastre más dramáticamente narrado del Hindenburg (36 muertos).  Alemania mantuvo su Graf Zeppelin para el servicio de pasajeros un año más, pero la segunda guerra mundial era inminente y ya resultaba obvio que el campo de batalla aérea sería dominado por los aparatos más pesados que el aire, mucho más rápidos y maniobrables, y que los bombarderos, más grandes y adaptados para el transporte de tropas, formarían el núcleo de la aviación civil por venir.

Aun cuando el uso de dirigibles como una forma de transportación a baja velocidad para carga pesada tiene hoy en día sus protagonistas, la mayoría de la gente considera la era de la “cámara de gas” como desaparecida.  El proceso de extinción empezó con el R 101 y la subsecuente conversión en chatarra del R 100 que estaba mejor diseñado.

En 1924, el gobierno británico decidió dejar de jugar con dirigibles y entró seriamente en la industria con la construcción del R 100 y el R 101.  El R 100 sería construido por la Airship Guarantee Company, una subsidiaria de Vickers at Howden en Yorkshire, mientras que el R 101 sería fabricado por el propio Ministerio de Aeronáutica, en Cardington, en Bedforshire.  A los constructores del R 100 les faltaba dinero pero les sobraba pericia, además de que podían recurrir al doctor Barnes Wallis (de subsecuente fama como “reventador de presas”) y a otros prominentes científicos e ingenieros, incluyendo a Nevüle Shute Norway (No Highway), cuyos dos primeros nombres se convirtieron en palabras de uso común.

El Ministerio de Aeronáutica sufría por falta de talento diseñador, ya que muchos de sus hombres experimentados habían muerto en la guerra.  Por otro lado, padecía por la sobreexposición en la prensa, ya que alutilizar dinero de los contribuyentes, cada etapa del trabajo en Cardington era hecha pública.

Así, los errores que la Airshíp Guarantee Company pudo rectificar en silencio, tuvieron que ser mantenidos en reserva (por ejemplo, los motores diesel británicos demasiado pesados que la A.G.C., cambió calladamente por unidades más ligeras accionadas por petróleo).

Problemas y discusiones técnicas y políticas terminaron con el R 101, que se desplazaba 16 kilómetros más lento, a 113 kilómetros por hora, y tenía una capacidad de 25 toneladas, tan sólo la mitad de la carga levantada por su nave gemela.  El dirigible fue llevado a la Hetidon Air Display (exhibición aérea de Hendon) en el verano de 1930 para que el público lo admirara, pero los expertos sabían que estaba perdiendo gas y que sólo podría regresar a Cardington botando enormes cantidades de lastre.  Fue allí donde se ordenó una acción drástica y, en su momento, absurda: en vez de tomar medidas para reducir el peso se decidió aumentarlo cortando el dirigible en dos, insertando un nuevo compartimiento de metal (alargando así su longitud) y poniendo dentro más bolsas de hidrógeno para el ascenso.

Mientras todo esto ocurría, el R 100, construido en forma privada, realizó un vuelo exitoso a Canadá.  El Ministro de Aeronáutica, lord Thompson, tal vez algo molesto, decretó bruscamente que el R 101 saldría hacia la India vía Egipto el 4 de octubre con él mismo a bordo.  Para entonces, el dirigible sería “tan seguro como una casa, excepto por una probabilidad de accidente en un millón”, y de todos modos, él tenía que regresar a tiempo para una junta.  Todo esto fue muy emocionante, aunque no se sabe hasta qué grado el entusiasmo de Thompson era compartido por quienes lo rodeaban.

El hasta ese momento no probado R 101 dejó su mástil de Cardington en la fecha ordenada con 54 personas a bordo, de las cuales sólo seis eran pasajeros.  Actualmente, con los plásticos sintéticos, es difícil comprender cómo la estructura dura podía contener bolsas de gas llenas de hidrógeno, hechas de membranas de intestinos de bueyes mantenidas en posición por cientos de alambres.  Se adaptaron nuevas válvulas para controlar el gas, pero éstas tendían a “sobrerreaccionar” causando que el gas escapara con una turbulencia inesperada, dejando salir el gas prematuramente.  Este fue uno de los muchos problemas técnicos fuera de control.

A pesar de los esfuerzos por ahorrar peso, no se puso límite al equipaje personal; los efectos personales de lord Thompson pesaban tanto como 24 personas.  Los avíos del dirigible incluían cuchillería de plata, palmas plantadas en macetas y 200 metros de pesada alfombra de Axminster.  El aprovisionamiento de comida y bebida era abundante, ya que se daría un banquete aéreo de índole política para notables personajes egipcios y otras figuras distinguidas como huéspedes.  Debido a la inconveniencia de cargar combustible durante un banquete (no fumar, etc), el dirigible llevaba nueve toneladas más de lo necesario de diesel para llegar a su destino.

No es de extrañar que aquella noche el R 101 se elevara hacia el cielo estremeciéndose penosamente.  Una residente de Hitchin dijo después al Daily Express que había salido corriendo de su casa y vio todo iluminado por una “espectral luz verde… Allí estaba el R 101 dirigiéndose justo hacia su casa… libró los árboles de nuestro camino de entrada a la casa por un margen mínimo… Al elevarse las luces verdes sobre el camino de entrada, el horror descendió sobre nosotros”.

Unas cuantas horas después el aeropuerto Le Bourget en Francia confirmó que el dirigible estaba un kilómetro al norte de Beauvais.  Después de las 2:07 a.m., el R 101 dejó de responder a los mensajes radiofónicos, y a las 2:08 los horrorizados lugareños habían sido despertados por un estruendoso ruido y luego el infierno.  El operador de Le Bourget captó las palabras “G-FAA W a pris feu’.

El C-FAAW-R101 realmente se había incendiado, debido a que no había librado una pequeña colina de Beauvais.  Todo había terminado en minutos.  A diferencia del Hindenburg, que tuvo mejor suerte, no hubo oportunidad para los pasajeros ni para la mayor parte de la tripulación, porque estaban durmiendo.  Siete miembros de la tripulación sobrevivieron.

Nadie sabe con seguridad por qué el R 101 chocó en Beauvais.  Tal vez se rompió bajo la tensión aerodinámica, tal vez una bolsa de gas se perforó, tal vez simplemente le faltó suficiente impulso.  Cualquiera que sea la causa, terminó con la contribución británica al desarrollo del dirigible.  El R 100 fue puesto en tierra y convertido en chatarra.

Esto significó casi la muerte de la industria del dirigible, pero no completamente.  Los alemanes continuaron, y en 1936 habían terminado el Hindenburg que se unía a su nave gemela, el Graf Zeppelín.  Con una longitud de más de 270 metros, era el dirigible más grande que se hubiera construido.  La energía provenía de cuatro poderosos motores diesel Daimler que impulsaban hélices en diferentes góndolas bajo el enorme casco elevado por gas.  Como en todos los dirigibles, el gas estaba contenido en cierto número de bolsas o células.  Hoy en día, esas bolsas serían hechas completamente herméticas, pero en 1937 una lenta filtración se esperaba y se permitía.

Esto traía consigo el peligro de incendio, pero los diseñadores habían perfeccionado el interior de los compartimientos de pasajeros, con los camarotes de dos camas, un espacioso comedor, un salón y biblioteca, de modo que casi no había riesgo de que entrara hidrógeno.  El fumar estaba restringido a una sala absolutamente segura, con puertas dobles y un ingenioso método que mantenía la presión de aire más alta que en cualquier otra parte, para que ningún gas pudiera entrar.  Los pasajeros podían fumar libremente, aunque los encendedores estaban encadenados a las mesas para evitar que los distraídos se los llevaran a sus dormitorios. En otra área de esta ingeniosa y lujosa nave había un pequeño piano de aluminio, y a cada lado cubiertas de paseo desde donde los pasajeros podían mirar hacia afuera y hacia arriba a través de grandes ventanas inclinadas.

El Hindenburg hizo varios vuelos a Estados Unidos y Brasil durante 1936-37, y en mayo de 1937 tuvo todavía otra salida programada de Frankfort a la estación estadounidense de Lakehurst.  Nada podía haber sido más rutinario; ningún dirigible de pasajeros o zepelin alemán se había estrellado todavía.  Desde aquellos primeros vuelos en 1910, miles de personas habían sido transportadas a sus destinos sin contratiempos.

El Hindenburg se elevó lentamente al cielo de Frankfort la noche del 3 de mayo.  Sus plazas de pasajeros estaban semivacías (aunque reservadas casi totalmente para el viaje de regreso) y los 36 pasajeros a bordo, con una tripulación normal, hacían un total de 97 personas.  La hora estimada de llegada a Lakehurst era 8 a.m., del día 6, pero muy pronto el capitán Max Pruss se dio cuenta de que fuertes vientos de frente iban a trastornar el itinerario.

Eran las 15:30 horas del día 6 cuando el Hindenburg pasó sobre el Empire State Building de Nueva York (una práctica regular para publicitar a Alemania y su enorme dirigible a la gente que estaba abajo y dar a los pasajeros una vista impactante y poco conocida de la ciudad).  Sin embargo, cualquier interés que pudiera haber por la llegada de un vuelo de dirigible disminuyó más que aumentó, debido al retraso.  Aparte de los amigos y parientes de los pasajeros, pocas personas se dirigían a Lakehurst.  Apenas se habían presentado algunos periodistas; una compañía de radio envió a un comentarista, Herb Morrison, con una grabadora portátil.

El mal tiempo obligó a Pruss a retrasar aún más la llegada, y no fue sino hasta las 7 p.m., cuando el Hítidenburg empezó a aproximarse al mástil de anclaje de Lakehurst.  Las primeras cuerdas fueron lanzadas a la tripulación de tierra a las 7:25 p.m. Un Herb Morrison ligeramente fastidiado inició su comentario, sin darse cuenta de que su narración se convertiría en una de las grabaciones más conmovedoras.

Hubo una flama y la voz de Morrison, abruptamente excitada por la histeria, sollozó: “Está en llamas, está llameando, llameando, llameando terriblemente, ¡está estallando en llamas!”

Quienes estaban dentro fueron los últimos en darse cuenta, y hasta la fecha nadie puede estar seguro de qué ocasionó la flama.  Milagrosamente, con 260,000 metros cúbicos de hidrógeno incandescente alrededor de ellos, sólo 36 personas murieron de las 97 que estaban a bordo del Híndenburg.  Mucho crédito por esto debe darse a los oficiales y hombres de apoyo en Lakehurst, quienes se arriesgaron a morir para guiar a los pasajeros asustados y heridos lejos de ese holocausto.

Así terminó la existencia del dirigible de pasajeros.  El resto del mundo, incluyendo a Gran Bretaña, que había estado observando a los alemanes con interés, perdió la esperanza de que estos “monstruos del cielo” fueran algún día seguros y prácticos para viajar.  Hubo indudablemente otras consideraciones no expresadas, porque ninguna industria podía morir con una lista de víctimas tan relativamente corta.  Los alemanes desecharon en 1938 al Graf Zeppelín, que era perfectamente seguro y, en retrospectiva, la razón es obvia.  Los zepelines no eran máquinas de guerra.  Los globos y los dirigibles flexibles continuaron, sin embargo, mientras la tecnología de aviones de combate y bombarderos asumió la dirección.

Queda el posible retorno del dirigible para transportar carga.  Puede viajar, independientemente de la tierra y del mar “como el cuervo vuela”, lo cual ofrece ciertas ventajas.  A largo plazo, la cuestión puede ser decidida por mera economía, porque un dirigible de carga debe tener una ganancia para que sobreviva, o aun para convertirse en una realidad.

Naufragio del Crucero Ataque de Submarinos Alemanes en Guerra Mundial

Naufragio del Crucero Lusitania Los Ataque de Submarinos

Terminados en 1907, el Lusitania y su barco gemelo, el Mauritania, eran los campeones indiscutibles del Atlántico norte, al obtener frecuentemente para su compañía, Cunard, el codiciado premio anual cordón azul por hacer más rápidamente el viaje entre Nueva York y Liverpool, Inglaterra. Dado su lujo, las naves eran llamadas palacios flotantes y competían con cualquier hotel de primera clase en el mundo.

El Lusitania ha sido uno de los vapores de lujo para pasajeros más rápido y admirado que ha cubierto las líneas trasatlánticas. Terminó trágicamente el 7 de mayo de 1915 en aguas de Irlanda, al ser torpedeado por un submarino alemán. En el naufragio murieron 1.198 personas, víctimas inocentes de la Primera Guerra Mundial., 128 eran de nacionalidad norteamericana.

Fue construido en los astilleros John Brown, Clide de Escocia.El 7 de julio de 1906,  el buque insignia de la línea de transatlánticos de la compañía británica Cunard, fue arrojado al mar  y de inmediato redujo el tiempo de viaje de Liverpool a Nueva York durante cinco días, navegando en una asombrosa velocidad de 24 nudos.

Las características de barco eran las siguientes: Desplazaba 31.550 toneladas de arqueo bruto; la eslora era de 241 m; manga 26,8 m y un calado de 11 metros. Al momento de su botadura era junto con su gemelo el Mauretania el barco más grande del mundo. Su planta motriz estaba compuesta por cuatro turbinas, que eran alimentadas por 25 calderas con un total de 129 hogares. El consumo diario de carbón era de 1.000 t a una velocidad de 25 nudos. Estaba capacitado para transportar, con gran lujo, a 2300 pasajeros y a los 900 tripulantes. Era un barco, un lujo impresionante. En el interior, por ejemplo, el comedor estaba totalmente construido en el estilo Louis XV y el salón había paneles de caoba y una chimenea en mármol de Carrara.

La construcción del trasatlántico fue subvencionada par el almirantazgo británico mediante acuerdos secretos con la Cunard, que no fueron revelados hasta mucho tiempo más tarde. Bajo esos términos, en caso de guerra sería retirado de servicio de pasajeros y convertirse en cruceros armados. Por lo tanto, tenía sus motores, calderas, tanques de combustible y los controles esenciales instalado debajo de la línea de flotación, como cualquier buque de guerra, aunque tenía un serio problema porque era muy alto y largo, por lo que se lo llamaba el “galgo de los mares”.Era rápido pero muy vulnerable ante el fuego enemigo. Consumiría demasiado carbón para la economía nacional en una guerra de desgaste.

AVISOS DE ALEMANIA: Los alemanes advirtieron a los pasajeros que pensaban viajar en el Lusitania que desistieran de su propósito y cancelaran sus reservas. Subrayaron que todo barco de pasajeros perteneciente a un país enemigo que entrara en aguas de la zona de guerra se exponía a ser atacado. Se prevenía a los gobiernos neutrales de que no deberían permitir que sus tripulaciones, pasajeros o mercancías utilizaran esos barcos. La embajada alemana en Washington llegó incluso a publicar en los periódicos americanos anuncios que advertían:

A los viajeros que proyecten embarcarse en una travesía por el Atlántico, se les recuerda que existe estado de guerra entre Alemania y Gran Bretaña, y que los barcos de bandera británica pueden ser destruidos. Los pasajeros que viajen por la zona de guerra en barcos de Gran Bretaña o de sus países aliados, lo harán bajo su propia responsabilidad.

EL FATÍDICO VIAJE: El “Lusitania” había zarpado el 1° de mayo de 1915 del puerto de Nueva York con destino a Liberpool. Ya hacia varios meses que había reanudado su servicio regular entre Inglaterra y Estados Unidos. En este viaje iba al mando del capitán Turner, que pudo salvarse y que aporto valiosa información a las autoridades encargadas de la investigación. A bordo viajaban unas 2000 personas en calidad de pasajeros, y 800 tripulantes.

Transportaba también, una partida de municiones de fusil y de cañón, cuya cantidad es estimada diferentemente en fuentes diversas desde 173 toneladas, reconocidas por W. S. Churchill, que en ese momento era primer lord del Almirantazgo; hasta 5.000 toneladas en que es estimada por otros. Lo concreto, independientemente de la cantidad, es que este hecho y no los torpedos fue la causa del hundimiento del buque, ya que como veremos mas adelante, ellos impactaron justamente en esa bodega.

El capitán Turner, al igual que otros capitanes de buques ingleses en la zona de guerra, debía comandar su nave bajo las órdenes específicas expedidas en febrero de 1915 en respuesta a la declaración de zona de guerra de Alemania. Una de las instrucciones era seguir un curso en zigzag y navegar a toda máquina. En la fatal mañana del 7 de mayo, el Lusitania navegaba a 19 Km. de la costa irlandesa, en un punto donde apenas 225 Km. de agua separan a Irlanda de Inglaterra. Su curso era más o menos recto. En respuesta a la niebla y retardando la llegada a Liverpool para aprovechar la marea hacia la bahía, el capitán Turner frenó su nave de 21 a 18 nudos (la velocidad máxima era de 25 nudos).

Los botes salvavidas se inspeccionaban a diario, y ocho tripulantes realizaban simulacros con los pasajeros. Uno de ellos preguntó preocupado al- capitán Turner si eso era suficiente para un verdadero caso de emergencia. “El Lusitania es tan rápido que ningún torpedo puede alcanzarlo”, respondió con seguridad, además Tuner sabía que cuando llegara cerca del puerto de Inglés de Fasternet, el Lusitania recibiría un crucero inglés escolta o a un destructor que lo escoltara y defendiera de los posibles ataques submarinos. Lamentablemente no fue así pues la prioridad de los acorazados ingleses era para los barco con rumbo a Francia. Cuando Turner pide protección solo había un viejo crucero llamado Juno que no podía navegar a mas de 18 nudos  y sin las cargas de profundidad para enfrentar a los submarinos.

En la tarde de día  7 de mayo no había niebla. a las 1:40, con el periscopio, Schwieger vio algo, pero más que atractivo: la Lusitania. Era un objetivo fácil, moviéndose a 18 nudos recta. La tripulación del U-20 prepara el torpedo. Mientras tanto, muchos de los pasajeros transatlántico había terminado el almuerzo en el salón de estilo Louis XV. Mientras que algunos peregrinos en la cubierta, disfrutando de la agradable tarde, otros esperando que el café en la sala de estar. En el fondo, la orquesta tocaba la junta directiva de Danubio Azul. El tiempo volverá a la calma, pero el final estaba cerca.

A las 14:09, el U-20 disparó su torpedo , una bomba de 150 libras, poco antes de las 14:10, dos pasajeros en cubierta vieron un periscopio delator y luego distinguieron el casco y torre sumergidos. “Un submarino”, dijo uno. “iDios mío!”, replicó el otro, “estamos perdidos!” En ese momento, el vigía de estribor, un marino de 18 años llamado Leslie Morton, vio una enorme burbuja emergiendo a unos 500 m., y una estela blanca enfilada hacia el barco. Tomando un megáfono, el joven vigía gritó hacia el puente: “iTorpedo a estribor!”

El proyectil tocó el navío en el medio, unos 3 m. bajo la línea de flotación. La seca detonación inicial del torpedo fue seguida casi inmediatamente por una segunda explosión, más violenta, que hizo volar agua, vapor, humo, carbón, polvo y otros escombros por los ventiladores y ductos del barco. Muy escorado hacia estribor, el Lusitania se hundió al cabo de 18 minutos. Aunque 761 pasajeros y tripulantes pudieron organizarse rápidamente para salir del navío dañado, otros 1.198 murieron en aguas irlandesas.

Un segundo torpedo disparado a la banda de estribor determino la destrucción del buque, que a las 14:15 horas lanzo la primera llamada de socorro, anunciando que se hallaba en situación de peligro. El “Lusitania” se hundió definitivamente a las 14:33 horas, es decir 18 minutos luego del primer impacto.

La evacuación fue bastante ordenada, aun dentro de la gravedad de la situación y de la rapidez del hundimiento. No pudo aprovecharse la totalidad de los botes, hasta el extremo de que los cabos de los pescantes de algunos de ellos tuvieron que se picados al llegar el agua a la altura de la cubierta. El buque se hundió vertiginosamente de proa, en 90 m. de agua, a una distancia de 11 millas del faro de Old Head Kinsale, para quedar casi adrizado en el fondo.

En el cuaderno de bitácora del U-20, que describió lo que vio, dice: “Se escucha un golpe fuerte y singular y se observa una enorme nube. La explosión del torpedo debe haber sido seguido por otra, quizás la caldera, carbón o pólvora. La superestructura por encima del punto de impacto, y el punto se hicieron añicos. El barco se detiene y Andersen rápidamente a gira a estribor y se hundió, mientras la proa. La impresión es que se hunden en pocos minutos. Los barcos salvavidas se bajan al agua rápidamente. Hay un gran pánico. Caen en la proa o de popa de agua y se hunden “.

Las siguientes cuatro explosiones que hubo informado por el comandante de U-20 fue la que produjo la mayor parte de la avería en la parte inferior de la proa del barco. Sería la carga de explosivos en el depósito o el contenido de las cajas de mantequilla y queso? La respuesta nadie sabe. Lo que sabemos es que el Lusitania se hundió por completo en 18 minutos.

Según las normas de las leyes internacionales aceptadas en 1914, un barco de guerra podía detener a un buque mercante para buscar contrabando en su cargamento; es decir, material bélico ilegal. Si el grupo que abordaba descubría carga para el enemigo, el barco de guerra podía dirigir al barco interceptado a puerto amigo o hundirla. Pero se esperaba del atacante que rescatara a la tripulación y pasajeros o se cerciorara de que estuvieran a bordo de lanchas salvavidas. Pero el submarino, especialmente por el modo en que lo usó la marina alemana en la Primera Guerra Mundial, alteró las reglas. El gobierno alemán justifico el acto como uno más de los típicos de la guerra, una vez formalizada la campaña sin restricciones contra el comercio enemigo.

Para algunas personas, quizá incluyendo a los estadounidenses que viajaron en el Lusitania, a pesar de la advertencia alemana, la declaración presidencial implicaba que la bandera protegía a los estadounidenses en altamar sin importar el país de origen del barco en que viajaban.

Para otros, tal vez algunos altos funcionarios británicos, aquello significaba que Wilson se uniría a los Aliados si un submarino alemán segaba vidas estadounidenses, es decir esto obligaría a EE.UU. a entrar en la guerra. Esto, según el escritor inglés Colin Simpson, llevó a una conspiración de funcionarios de los EUA e Inglaterra para provocar el ataque del Lusitania.

¿Por qué la declaración de carga del barco no incluyó el material de guerra? ¿Acaso fue la explosión de las municiones y no el torpedo lo que envió al Lusitania a su líquida tumba? ¿Por qué el almirantazgo inglés no escoltó al lujoso crucero cuando éste se internó en las peligrosas aguas del sur de Irlanda? ¿Es que el capitán Turner recibió órdenes de ignorar las medidas de seguridad que habrían evitado la tragedia a su barco? ¿Por qué no se informó detalladamente al capitán de los hundimientos previos del U20? ¿A qué se refería lord Mersey, investigador británico oficial del desastre, cuando llamó al hundimiento del Lusitania “un maldito y sucio asunto”?

De todas maneras la tragedia no incorporó a la guerra a los Estados Unidos, contra todo lo que se esperaba en ambos lados del Atlántico. Eso ocurrió dos años después, en abril de 1917, cuando Alemania reanudó sus ataques submarinos. La intervención de los EUA resultó decisiva y finalmente produjo la derrota alemana.

Cuatro meses después, Schwieger hundió otro crucero inglés, el Hesperian, con un saldo de 32 muertos, a pesar de tener órdenes estrictas de no atacar buques de línea. Interrogado por haber violado órdenes, Schwieger dijo que confundió al Hesperian con un crucero auxiliar. Se le preguntó si no sintió remordimientos al notar su error. “Definitivamente no”, respondió. Antes de morir, en septiembre de 1917, en una misión, Schwieger fue responsable de hundir 190.000 toneladas de navíos ingleses y recibió la más alta condecoración naval de Alemania.

Video Recordando El Naufragio en Fotos.

Lugares Enigmaticos del Mundo Antiguas Ciudades Misteriosas Pueblos

LUGARES ENIGMÁTICOS DEL MUNDO ANTIGUO: CIUDADES Y OBRAS MISTERIOSAS

Lo gigantesco de las construcciones, sumadas a la perfección en la calidad de la mano de obra, con materiales que muchas veces ni siquiera se encuentran cerca de la zona, hace volar la fantasía de los investigadores y estudiosos de estas antiguas civilizaciones y suponer que todo esto es obra de seres avanzados tecnológicamente, que habitan en otro planeta y que alguna vez han visitado nuestro hogar.

El profesor de Antropología de la Universidad Central Estatal de Connectitud, llamado Kenneth Feder, explica lo siguiente al respecto: “La arqueología consiste en el estudio de las formas de vida de los tiempos antiguos a través de la recuperación de los objetos materiales desechados, perdidos o simplemente legados por las personas del pasado. ¿Dejaron esos supuestos antiguos visitantes extraterrestres algún vestigio de sus enseres que pudiera ser hallado por los arqueólogos de hoy en día?

La respuesta es un rotundo no. Los arqueólogos no han hallado piezas de platos voladores escondidas en las pirámides de Egipto, ni existen aparatos de comunicación desechados o alijos de armas enterrados en las tumbas de los faraones o escondidos en templos prehistóricos. ¿Es posible que los extraterrestres fueran tan cuidadosos con su cultura material que nunca arrojaron, perdieron o tiraron un solo objeto? No es probable. Existe una explicación mucho más sencilla y plausible para la falta absoluta de cualquier prueba clara que confirme su presencia: nunca estuvieron aquí.

La mayoría de las pruebas esgrimidas por los defensores de la hipótesis de los antiguos visitantes consisten en algunos objetos y monumentos muy sofisticados hallados en determinados yacimientos arqueológicos. Su razonamiento es que eran elementos demasiado avanzados, elaborados o complejos para haber sido el producto de la simple imaginación, inteligencia y potencia muscular humanas.

Pero eso es un absurdo insultante. De hecho, no es necesario suponer la presencia en la Tierra de unos seres alienígenas muy avanzados para explicar los logros de nuestros antepasados. Nuestros ancestros eran capaces de desarrollar lo que los vestigios arqueológicos muestran: una arquitectura refinada y monumental, calendarios, matemáticas, metalurgia, lenguaje escrito y complejos sistemas agrícolas.

No existió un “Cuerpo de Paz” extraterrestre que situó a la humanidad en la senda hacia la civilización. Hoy en día, una ciencia arqueológica rica y emocionante arroja luz de forma concienzuda sobre las historias de los antiguos habitantes de la Mesopotamia, los mayas, los egipcios, los aztecas, los incas, los pobladores del valle del Indo y todos los demás.

Son historias repletas de personajes históricos identificables (y completamente humanos) que libraron batallas, planificaron ciudades, excavaron canales, construyeron enormes monumentos y crearon civilizaciones. Las aseveraciones de que nuestros ancestros fueron visitados, inspirados o aleccionados por unos E. T. de épocas antiguas no son más que fabulaciones trilladas e innecesarias.”