Elementos del Clima

Vientos Monzones Causas de su Origen e Importancia Para India

Vientos Monzones – Características
Importancia Para La India

La  zona de los monzones se encuentra entre los dos trópicos. Los monzones son vientos periódicos que, durante la estación fría, soplan de las regiones continentales de altas presiones al mar; en verano van del mar al interior del país, adonde llevan benéficas lluvias. Estos monzones ejercen gran influencia sobre los cultivos y, por lo tanto, sobre la vida de los hombres. A pesar de que el arroz, alimento básico de estas regiones, posee alto valor nutritivo, la subalimentación sigue constituyendo un inquietante problema.

Durante la época de vacaciones a orillas del mar se puede observar que, hacia el mediodía, los veleros y las cometas son impelidos por un viento que sopla del mar en dirección a la costa. En efecto, la tierra recalentada constituye una zona de baja presión y se levanta brisa de mar.

Por la tarde, cuando el sol se ha puesto, la tierra se enfría mucho más de prisa que el mar y se convierte en zona de alta presión. La brisa de tierra sopla en dirección al mar y las barcas de pesca la aprovechan para salir.

Esta alternancia de vientos se produce, a mayor escala, entre Asia y los dos océanos que la bañan: el Indico y el Pacífico.

Los monzones son vientos estacionales que traen consigo lluvias torrenciales en verano y tiempo soleado y seco en invierno. Estos vientos soplan en respuesta a las diferencias de temperatura entre el aire de la tierra y el aire del mar.

En Indonesia, Filipinas, China y Japón, pero sobre todo en la India y en Vietnam, reina un clima particular, totalmente influido por la alternancia de vientos de estación llamados monzones (del árabe mausim, que significa «estación»).

Viento monzon en Tailandia

Tailandia goza de un clima tropical húmedo afectado por la acción de los vientos monzones, que varían de dirección según la estación del año. De abril a octubre, los vientos son en su mayoría de componente sureste y están cargados de humedad. Los continuos aguaceros que se producen, provocan grandes inundaciones.

Durante el invierno las tierras del interior de Asia son glaciales y constituyen una región de altas presiones, mientras que el océano es centro de bajas presiones: el viento sopla del continente al mar. Este viento (monzón de invierno) es seco, frío o tibio según la latitud.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/monzones1.jpg

Monzón de Invierno

En verano el fenómeno se produce a la inversa. Los vientos soplan del mar (zonas de altas presiones) al continente recalentado (más caliente y, por lo tanto, área de bajas presiones). Los vientos de verano provocan fuertes lluvias que pueden registrar hasta 12 m. al año.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/monzones2.jpg

Monzón de Verano

El viento monzón sopla desde el suroeste, en general entre abril y octubre, y en la dirección opuesta, la noreste, desde octubre a abril. Así, típicamente se distingue un “monzón de verano” debido a que en la región del sur de Asia se forma un centro de bajas presiones que atrae los aires procedentes del Índico y del Pacífico suroeste. Estos aires, húmedos y cálidos, se dirigen hacia el norte y noroeste generando fuertes lluvias en la región sureste de Asia.

En los países monzónicos cae más agua en cuatro meses que en un año en zona ecuatorial, donde, sin embargo, llueve durante los doce meses.

El clima de estos países se caracteriza, pues, por la alternancia de una estación anormalmente fría y lluvias de verano anormalmente abundantes. Los monzones soplan hacia la derecha en el hemisferio norte y hacia la izquierda en el hemisferio sur.

El paso del monzón de invierno al de verano va siempre acompañado de profundas perturbaciones, especialmente de ciclones o tifones, de manera que, cerca de las costas, el océano Pacífico nada tiene de pacífico. Muy al contrario, ciertas regiones son asoladas de modo regular por graves cataclismos.

A pesar de que el régimen de los monzones es característico del clima del sur y sudeste del continente asiático, en Australia y en las costas de Guinea también encontramos corrientes parecidas. En verano, el monzón llega a penetrar profundamente en América del Norte por el golfo de México.

Los monzones, que son responsables en gran parte de la sequía y humedad de las regiones intertropicales, ejercen profunda influencia sobre las plantas, los animales y los hombres.

Si en la India, por ejemplo, no sopla el monzón, la consecuencia inevitable es el hambre. Tras el largo período de sequía invernal, todas las plantas y cultivos esperan la humedad. Si las lluvias se retrasan, las cosechas se agostan. Las precipitaciones prematuras también pueden ser catastróficas, sobre todo si los chaparrones son demasiado fuertes y echan a perder los trabajos preparatorios para los cultivos.

Como vemos, los monzones ejercen gran influencia sobre la vida de los hombres.

En la zona de los monzones de Asia las variaciones de temperatura son muy débiles. En efecto, en la región ecuatorial siempre hace calor. En este territorio, durante la estación calurosa la temperatura casi es constante. Oscila entre 26 y 29,5°. En invierno, por el   contrario,   las   diferencias   de temperatura entre las regiones del norte y del sur son más sensibles y se sitúan entre —5 y +25°.

Los monzones de Indonesia difieren totalmente de los de China meridional. A estas diferencias se debe, precisamente, la diversidad del mundo asiático. La alternancia de una estación húmeda y otra seca determina, sobre todo, las modificaciones del suelo: éste pierde sus constituyentes orgánicos y también ciertas sales minerales, lo que influye en la vegetación. Además, las lluvias monzónicas provocan enormes inundaciones de dramáticas consecuencias. Las aguas invaden inmensas extensiones que a veces quedan cubiertas por gruesas capas de limo nuevo, como ocurre, especialmente, en los deltas donde se cultiva el arroz.

Si comparamos dos mapas de la región de los monzones, uno relativo a la densidad de la población y el otro a las precipitaciones (es decir, las lluvias), veremos que coinciden. Las regiones que no reciben las lluvias monzónicas están prácticamente deshabitadas. También es interesante observar que la zona de los monzones es una región esencialmente agrícola. En ella las poblaciones viven en comunidades bien organizadas.

El arroz, probablemente originario de Bengala, es el principal cultivo de los países de los monzones y el alimento básico de la mayoría de sus habitantes. A pesar de que el arroz tiene alto valor nutritivo, estas regiones deben hacer frente a la subalimentación.

El hombre necesita un promedio de 2.750 calorías diarias: en la India, Birmania, Tailandia, Laos, Vietnam, Camboya, China, Indonesia y Corea el promedio es muy inferior a esta cantidad: no llega a 2.200 calorías.

En estas regiones, el consumo de proteínas de origen animal también se sitúa por debajo de lo normal.

Con frecuencia se cree que las poblaciones subalimentadas se encuentran, sobre todo, en África. Esto no es exacto: en África, el promedio diario oscila, en efecto, entre 2.200 y 2.750 calorías.

Actualmente, la zona de los monzones constituye el principal motivo de preocupación de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), dependiente de las Naciones Unidas.

Esta inquietud es tanto más viva cuanto que la población de la zona de los trópicos registra un aumento anual de dos y medio por ciento, mientras que el promedio mundial de la producción alimenticia sólo aumenta dos por ciento.

Esto se podría solucionar mejorando los sistemas de cultivo (en Asia los métodos de cultivo del arroz son arcaicos, en África el rendimiento por hectárea no llega a la tonelada, mientras que en Australia rebasa las seis toneladas), ampliando las superficies cultivadas (según los especialistas, se podrían recuperar ocho millones y medio de kilómetros cuadrados) y buscando nuevos recursos alimenticios: plancton, algas, prótidos obtenidos del petróleo, etc.

Flora de la Zona Tropical Plantas Que Habitan en los Trópicos

Flora de la Zona Tropical

A pesar de que generalmente el suelo de las regiones tropicales es de mala calidad, da vida a numerosas plantas útiles. Los blancos han empezado a explotar la selva por sus maderas preciosas y han establecido plantaciones que abastecen de productos tropicales al mercado mundial: caucho, aceite de palma, algodón, café, té, cacao, azúcar de caña, especias, etc. Pero esta dependencia de los mercados mundiales hace que el mundo tropical sea económicamente muy vulnerable

En los trópicos muchos pueblos viven todavía en condiciones muy primitivas. El sofocante clima frena la actividad humana y es difícil crear en su medio una sociedad moderna evolucionada. Además, la exuberancia de la vegetación dificulta la construcción de buenas vías de comunicación, que son uno de los fundamentos del progreso de una sociedad.

Por el contrario, la selva y la sabana proporcionan medios de subsistencia, sin obligar al hombre a realizar grandes esfuerzos. La naturaleza también le ofrece vestido y habitat. En las regiones más próximas a los trópicos todavía existen estas ventajas, pero de modo más atenuado. Por este motivo el hombre se ha visto obligado a preocuparse más por su subsistencia: se ha dedicado a la agricultura. Así sucede, sobre todo, en el sudeste de Asia.

La zona tropical no es en absoluto acogedora para el hombre. El suelo es de mala calidad: en un clima tórrido la roca se descompone con mayor rapidez que en un clima templado. Con frecuencia se efectúa un proceso de profunda colada que rechaza a las profundidades los óxidos de hierro y aluminio.

Los óxidos de hierro pierden el agua que contienen y forman duras costras de color ladrillo: la laterita, que cubre inmensas extensiones en África, la India y Brasil. Sin embargo, la zona tropical posee gran diversidad de plantas útiles. La rápida descomposición de ias plantas muertas permite que se forme suficiente humus para proporcionar a los vegetales los elementos indispensables. En general, esta zona no es apta para la agricultura.

Afortunadamente, en los trópicos abundan las tierras aluviales, a lo largo de los ríos, en las costas y en los deltas. Son suelos jóvenes, en plena formación y de muy buena calidad.

Las relativamente precarias condiciones de vida de las regiones tropicales explican la débil densidad de la población. Los habitantes de la selva virgen llevan una existencia primitiva, basada en la caza, la pesca o la recolección de frutos. En la sabana se practica la agricultura, pero la población todavía aparece diseminada.

Al cabo de dos o tres años, cuando el suelo está agotado, los indígenas emigran. Los principales cultivos de sabana son el maíz en América central y del Sur, el arroz en Asia, y diversas clases de raíces, entre ellas la mandioca, en África. En los suelos aluviales fértiles se cultiva, con preferencia, el arroz.

El arroz constituye el primer cultivo cerealista del mundo: para más de la mitad de la población del globo representa el elemento esencial de la alimentación. En la mayor parte de regiones se practica el «cultivo acuático»: los arrozales permanecen anegados durante todo el tiempo que duran las operaciones de preparación del suelo, nivelación, plantío y trasplante. No se desagua hasta el momento de la cosecha.

Los blancos han modificado profundamente el aspecto económico de las regiones tropicales. En primer lugar explotaron la selva, en la que abundan las maderas preciosas como la limba, la teca (muebles y construcción naval), la caoba (muebles), el ébano y el okumé (muebles y suelos).

La selva proporciona importantes productos, por ejemplo, las nueces de palmito de las que se obtiene aceite. El fruto de la palmera oleífera está protegido por una gruesa cascara carnosa que contiene gran cantidad de aceite de palma.

De otros árboles se extraen jugos. El más conocido es la hevea. En su corteza se practican ligeras incisiones a lo largo de las cuales fluye un jugo lechoso y gomoso que se utiliza en la fabricación del caucho. El copal, resina que ha sido encontrada en la selva virgen, se emplea en barnices y material aislante.

Para obtener cosechas más abundantes, los blancos establecieron en estas regiones unas plantaciones muy modernas y emplearon la mano de obra allí existente. De este modo, en el África tropical numerosos negros trabajan en las plantaciones de palmeras de aceite.

En las regiones tropicales los blancos han dado impulso a cultivos especiales, entre otros los del algodón, café y cacao. En China, el cultivo del algodón está asociado al del arroz. En el interior de Bombay, en la India, los ingleses introdujeron el cultivo del algodón a gran escala del mismo modo que lograron aclimatarlo en Egipto y Sudán. Más tarde, los franceses, belgas y portugueses siguieron su ejemplo en sus colonias.

Actualmente, la América tropical proporciona al mundo grandes   cantidades   de   café,   planta originaria de Arabia (Moka) y Etiopía. El cacao también procede de la América tropical. El fruto del cacao, que contiene algunas docenas de semillas, crece pegado al tronco de un arbusto que se da en las tierras húmedas ecuatoriales. África (Ghana, Nigeria) proporciona mucho cacao.

Y llegamos al té, otro cultivo tropical: 90 % de la producción mundial de té procede del Asia de los monzones. El té es muy exigente: necesita tierra buena, mucho calor y abundantes lluvias. Dado que el agua estancada le resulta perjudicial, las plantaciones se encuentran en las pendientes. La recolección requiere mano de obra muy numerosa.
China y Japón eran los productores tradicionales de, pero a fines del siglo XIX perdieron su monopolio e incluso han sido aventajados por Ceilán, la India y Java.

La caña de azúcar, originaria de la India, fue importada en el siglo XVIII por América central, y sobre todo por Cuba, Puerto Rico y las Antillas. Actualmente, Brasil y México también cuentan con grandes plantaciones de caña de azúcar.

Desde muy antiguo también se cultiva en España la caña de azúcar, pero sólo en aquellas tierras cuyo clima ofrece cierta semejanza con el de los países que acabamos de citar. Tal sucede con las islas Canarias y las provincias andaluzas, especialmente Málaga, Almería y Granada.

Los países tropicales nos proporcionan tantas plantas útiles que es imposible citarlas todas. Mencionaremos las fibras textiles (yute, sisal, capoc), las semillas oleaginosas (cacahuetes, copra), numerosas especias (pimienta, vainilla, nuez moscada, canela) y frutas, de las cuales los plátanos y las pinas se exportan a todo el mundo.

El mundo tropical sufre cada vez más las alzas y bajas de precios de los mercados mundiales, y por este motivo se halla muy expuesto a las crisis económicas.

Plantas Que Habitan en los Trópicos

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

Fauna de la Sabana Animales Que Habitan la Zona Intertropical

La Fauna de la Sabana

Conforme nos vamos acercando a los trópicos, el clima se vuelve más seco y el paisaje se transforma en sabana y después en estepa. La sabana es el reino de los herbívoros: gacelas, jirafas, antílopes. En la estepa abundan los camellos y las cabras y también acoge a gran cantidad de roedores.

Recordemos que la estación seca se prolonga a medida que se acercan los trópicos: entonces aparecen las regiones de sabanas y estepas. En la sabana encontraremos otra clase de animales, por lo general herbívoros: antílopes, jirafas, rinocerontes, cebras, búfalos y, desde luego, elefantes.

También tienen allí su morada los animales carniceros: leones, leopardos, chacales, hienas (sólo en África), pumas (únicamente en América) y tigres, que se encuentran, sobre todo, en Asia.

Entre las numerosas aves rapaces, la más temible es el buitre. También se encuentran reptiles: serpientes, cocodrilos en África y caimanes en América.

Más cerca aún de los trópicos, allí donde las estaciones de lluvia sólo duran dos o tres meses, la sabana se convierte progresivamente en estepa. La hierba es corta, dura, y a veces incluso espinosa. Crece en tupidas masas. Aquí y allá aparecen algunos arbustos, especialmente los de la goma y las acacias.

La mayor parte de las plantas de la estepa son carnosas y pueden almacenar una reserva de agua que les permite resistir en la estación seca.

Como la estepa es árida y estéril, está menos habitada que la sabana. En ella viven, principalmente, los herbívoros que han logrado adaptarse a la sequía, su principal enemigo. Es el dominio del camello y la cabra y, en la estepa australiana, del casuario.

Si bien se encuentran roedores, los carnívoros, en cambio, son raros. Estos animales han de poder desplazarse rápidamente, pues los lugares donde hay agua están muy distantes unos de otros.

Entre los insectos que más abundan figuran los termes, que, además, también aparecen en la sabana.

Citamos a continuación algunas especies características en vías de desaparición.

En primer lugar, el rinoceronte. Puede medir más de cuatro metros de largo, y su cabeza prácticamente representa un tercio de su longitud total. Por lo general, estos grandes animales viven por parejas, cerca de las charcas y cenagales de la sabana, pues para poder digerir las hierbas secas de las que se alimentan durante la estación seca necesitan mucha agua. Por otra parte, el fango protege su piel contra los parásitos. Algunos de los pájaros que viven en sus cercanías se alimentan de estos parásitos y los libran de ellos.

El rinoceronte debe su nombre al gran cuerno que tiene en la parte delantera de la cabeza, entre los ojos, y que no sólo utiliza para abrirse camino a través de la espesa vegetación, sino también como arma.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fauna_sabana.jpg

Existen dos clases de rinocerontes: el blanco y el negro. El primero se encuentra exclusivamente al nordeste del Uelé (Congo), sobre todo en el Parque nacional del Garamba, o también en la reserva de Umfolosi, en África del Sur. Su hermano negro, de menor tamaño, pero más peligroso, vive en la sabana arbórea y en las selvas: su habitat se halla, por lo tanto, más disperso.

La sabana acoge a varias especies de rumiantes y bóvidos. Los más numerosos son los antílopes. A este grupo pertenece el ñu, del que subsisten muy raros ejemplares. Su cabeza recuerda la del toro y tiene una larga cola cubierta de pelos de color blanco amarillento.

El impala, que presenta muchas similitudes con la gacela, es otro animal con cuernos. Los impalas viven en la sabana y la selva en grupos de veinte o treinta dirigidos por un macho. Pueden llegar a medir dos metros de largo, incluida la cola, pero en Katanga existe una especie de menor tamaño.

Entre los bóvidos citaremos el springbok, antílope de El Cabo (Sudáfrica) y el gran antílope kudú.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fauna_sabana1.jpg

La sabana arbórea es la residencia preferida de las jirafas. La hierba constituye su principal alimento, pero también sienten predilección por las hojas de los árboles. En los mismos lugares encontramos las cebras, équidos de pelo listado blanco y negro y de crin recta que viven en grandes manadas. Son difíciles de domar y más aún de adiestrar como los caballos.

Tanto en la sabana como en la estepa viven millones de pájaros. Debido a su propiedad de engullir todo lo que es comestible, el marabú, que se encuentra extendido por toda África, recibe, a veces, el sobrenombre de «basurero».
Los avestruces también tienen costumbres características. Por lo general se mezclan a una manada de antílopes o cebras. Comen hierba, granos, hojas y frutos; sin embargo, no vacilan en dar consistencia a su alimento normal con insectos, serpientes pequeñas o pájaros.

Por último mencionaremos los animales carniceros: el león, la hiena y el leopardo cazador. El leopardo, muy ágil y astuto, puede ser adiestrado para la caza de antílopes.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

El Crecimiento de las Ciudades y la Importancia del Transporte

EL CRECIMIENTO DE LAS CIUDADES Y LA INFLUENCIA DEL TRANSPORTE

EL DESARROLLO DE LAS CIUDADES: Ya se tratase de una cabaña, en la Edad de Piedra, un castillo medieval, o una casa moderna, el hombre invariablemente ha planeado sus edificaciones. Siempre ha sabido de qué tamaño las quería, cuáles eran los propósitos a que estaban destinadas, y qué aspecto tendrían una vez terminadas. Sin embargo, no ha ocurrido lo mismo con respecto a la mayoría de sus ciudades.

Casi siempre han crecido con la libertad de una planta  que surgió de la semilla de su mismo fruto, sin que nadie pudiese predecir qué extensión alcanzarían; sin embargo, también como los robles, muchas han llegado a tener gran belleza, fuerza y utilidad.

Un fruto crecerá y llegará a ser una gran planta sólo si se la planta en favorables condiciones del suelo, temperatura y humedad. Análogamente, un pequeño caserío debe poseer condiciones apropiadas para transformarse en una ciudad.

¿Cuáles son las condiciones que favorecen este desarrollo? Una es que haya abundante provisión de agua a mano, porque los seres humanos siempre han necesitado, y frecuentemente derrochado, mucha agua. Otra es que el caserío originario esté situado en un lugar adonde la gente de las aldeas vecinas pueda llegar con facilidad, o mejor aún, donde simplemente deba encontrarse.

Vemos, por ejemplo, que muchas ciudades se han desarrollado en el último punto donde un puente puede tenderse a través de un río antes de que éste se ensanche en su curso hacia el mar. En esos casos, los habitantes de las aldeas situadas a muchas millas a la redonda, necesariamente tienen que usar ese puente cada vez que deseen cruzar el río. Por ejemplo, Londres, sobre el Támesis, es un ejemplo típico de ciudades cuyos puentes les han concedido enorme importancia.

Pueblos pequeños suelen convertirse en grandes ciudades, cuando están situados cerca del punto de unión de dos regiones de muy diferente carácter, en el límite entre llanura y meseta, o en tierras bajas y montañosas, o donde las estepas se unen a los bosques. Un pueblo en tales lugares tiene una situación ideal para que los habitantes de dos regiones intercambien los diferentes artículos que producen.

En primer lugar, para que una población pueda desarrollarse grandemente en extensión e importancia, debe tener fáciles accesos respecto a los lugares cercanos y distantes. Antes del comienzo de la era de la aviación, esto significaba que debía estar en un sitio donde los caminos, canales o ferrocarriles pudieran comunicarla con pueblos cercanos, y donde a los barcos les fuera posible aproximarse, preferentemente desde el mar abierto.

Grandes e importantes ciudades como París, Londres, Venecia, Buenos Aires, Coblenza y Estocolmo, aunque sus planos  difieren ampliamente en muchos otros aspectos, todos tienen en común esta importante condición de fácil acceso.

Por ejemplo los caminos de París irradian en todas direcciones, desde la vieja ciudad, cuyo núcleo está en una isla del Sena. El laberinto de los caminos de Londres se extiende a lo lejos a ambos lados de los puentes sobre el Támesis. Venecia, construida sobre un grupo de islas sitas en lagunas, se extiende hasta encontrar el mar abierto.

Buenos Aires, en el estuario del río de la Plata, tiene acceso tanto a las ricas pampas como al Atlántico. Coblenza está situada en la confluencia de dos grandes ríos, el Rin y el Mosela, y cuenta también con buenas comunicaciones, por medio de caminos y ferrocarriles, con muchas zonas industriales importantes de Alemania, Francia, Holanda, Bélgica y Luxemburgo. Estocolmo tiene no sólo acceso directo al mar, sino también, por canales y lagos internos, al corazón de Suecia central.

Sólo en los últimos cincuenta años, el tremendo desarrollo de los viajes por aire ha dado nueva importancia a ciertas ciudades que no tienen comunicaciones particularmente buenas por tierra o por agua. Algunos de los ejemplos más notables son: Nairobi, en Kenya; Kano, en Nigeria, y Bogotá, en Colombia.

vista de una  ciudad super poblada

En un país tan industrializado como Japón, el ferrocarril desempeña un papel esencial: transporta las materias primas importadas y conduce a los puertos los productos industriales de exportación. Esta estación de contenedores en Tokio muestra la Interdependencia del ferrocarril y de la ciudad. Hace unos cien años, las estaciones se construían en la periferia, originando rápidamente una poderosa corriente de intercambios: el barrio de la estación, con sus hoteles, comercios y oficinas de todo tipo se convertía en uno de los polos activos de la ciudad, creciendo y desarrollándose con rapidez. Por ello, en nuestros días el ferrocarril se encuentra totalmente incorporado al entramado urbano. Esta disposición presenta grandes ventajas: los expresos pueden conducir a los viajeros hasta el corazón mismo de la aglomeración urbana, sin especiales retrasos por los obstáculos de la circulación; son más rápidos y más baratos, pero también plantean graves problemas de urbanización que es necesario solucionar.

LA PLANIFICACIÓN DE CIUDADES: Cuando una población ha crecido más que las cercanas, suele mostrar tendencia a desarrollarse mucho más rápidamente aún. Como ya tiene numerosos comercios, los moradores de las aldeas vecinas hacen sus compras allí, y a su tiempo esto provoca la creación de más comercios. Puesto que ya tiene más oficinas y fábricas que sus vecinos, y ofrece mayores posibilidades de empleo, la gente de los pueblos más pequeños comienza a establecerse allí; y pronto los industriales levantan más fábricas, porque la población dispone de gran cantidad de mano de obra. (Ver: Planificación de ciudades)

En tiempos pasados varias circunstancias limitaban la extensión de las ciudades. Primero, la provisión de agua local era suficiente para las necesidades de un cierto número de gente y nada más; después, si una ciudad medía sólo unos pocos kilómetros de largo, una persona podía caminar desde su casa de los suburbios hasta el lugar de su empleo cerca del centro de la ciudad; pero si crecía mucho, ya no le era posible; finalmente, mientras una ciudad permanecía pequeña, los campos circundantes podían proveerla de toda la leche fresca, carne y verduras que necesitase; pero si se desarrollaba demasiado, las provisiones podían resultar escasas.

Hoy esas limitaciones ya no obran. Si la provisión de agua local no es suficiente, el agua es llevada por cañerías desde depósitos situados a muchos kilómetros de distancia (ya lo hacían los romanos en sus acueductos).

Las ciudades han crecido tanto que hoy la mayoría de sus habitantes ya no puede ir y volver de su trabajo a pie todos los días; pero ahora se trasladan fácilmente en taxis, auto personales, en ómnibus o metro. Muchas ciudades crecen tanto que los campos que las rodean no logran abastecerlas; pero transportes rápidos les traen productos y alimentos frescos, desde cientos de kilómetros de distancia, mientras la carne llega en barcos con refrigeración desde lejanos continentes.

Por lo general, las limitaciones al desarrollo de las ciudades en nuestro siglo son las que el hombre mismo impone, a veces porque teme que un mayor desarrollo reduzca demasiado las tierras laborables; a veces porque considera perjudicial que la gente quede tan encerrada entre mortero y ladrillos; a veces por los problemas de tránsito.

Por fin el hombre está comenzando a planear cómo se deben desarrollar las poblaciones. A las viejas ciudades hay que darles forma de manera bastante similar a lo que se haría con un viejo árbol: podando un poco aquí, promoviendo mayor crecimiento por allá. Las ciudades nuevas se pueden planear tal como las casas nuevas.

tren en la ciudad

El ferrocarril se utilizó en primer lugar en las minas . Cuando la fuerza del vapor fue aplicada a la tracción de los primeros vagones, nació un medio de transporte revolucionario por su rapidez y economía. Desde entonces fue posible transportar, sin grandes costos, cargas pesadas a largas distancias. El tendido de las redes ferroviarias fue efecto y causa de la implantación industrial y de la ocupación humana; y al contrario sucedió allí donde no llega. Al colocar sobre raíles las diligencias, nacía el primer medio de transporte popular. Por ejemplo, en una diligencia sólo cabían 10 ó 12 pasajeros; en cambio, ya hacia 1870, los trenes tenían un promedio de 250 plazas. Pero el ferrocarril poseía otras ventajas importantes: ya por aquella fecha (1870), el tiempo invertido en un desplazamiento se había reducido siete veces, la carga que se podía transportar era 300 veces mayor y, además, costaba la mitad que antes.

La circulación de las informaciones y de los bienes: El aldeano de la sabana africana dispone de terrenos de caza, de ríos para pescar, de un espacio reservado a la vivienda y otro dedicado a los cultivos. Entre esos diferentes espacios de utilización específica, se desplaza con total libertad. Lo mismo debería suceder en las sociedades modernas, pero en ellas el espacio está dividido de forma mucho más compleja: barrios residenciales, centros administrativos, áreas industriales, núcleos mineros, países desarrollados y subdesarrollados, etc. Por ello el hombre ha de recurrir a otros sistemas de transporte y circulación que le permitan enlazar esos espacios.

En este campo, nuestra época conoce una verdadera revolución: gracias a los modernos medios de comunicación, el hombre puede unir los espacios más diversos y los más alejados, incluso sin desplazarse. Una gran sociedad industrial, por ejemplo, utiliza todo un sistema de comunicaciones y de transportes: el fax, el teléfono , el email  «conducen» las informaciones y las órdenes de la sede central a todas las filiales del mundo. Por otra parte, las agencias bancarias aseguran las transferencias de dinero.

Oleoductos, líneas de alta tensión o petroleros aportan la energía de fuentes que se encuentran, a veces, a miles de kilómetros de distancia. Los buques de carga llevan las materias primas a las fábricas, mientras que los trenes transportan los productos acabados que los camiones distribuirán finalmente a los consumidores.

Gracias al avión, al barco, al tren y al automóvil la circulación constituye la base de la economía moderna; y gracias a los modernos sistemas que utiliza, podemos hablar de un espacio mundial en el que la comunicación es hoy muy rápida.

Los transportes crean núcleos de intercambios
Si los espacios especializados (pueblos y campos, agua y bosque) originan vías de comunicación, también es cierto que los caminos y carreteras han originado aglomeraciones. Una posta donde se renovaban los caballos en la época de la diligencias atraía hacia ella al posadero, al herrador, al guarnicionero, al carpintero; así aparecía paulatinamente el embrión de lo que llegaría a ser, posteriormente, un poblado.

Son numerosas las ciudades fundadas a partir de una casa de postas: junto a un puente, al lado de un puerto, en un cruce. Algunos países se formaron gracias a una situación geográfica privilegiada en una vía esencial de transportes, es decir, de intercambios. El Líbano, por ejemplo, ha basado su existencia en su situación como puerta del Próximo Oriente; y Suiza se constituyó, en parte, debido al control sobre los pasos de los Alpes.

El ferrocarril abre el camino…
Aproximadamente hasta el año 1850, una fábrica debía situarse al borde de un río, que le proporcionaba la fuerza necesaria para las máquinas, o cerca de un bosque, de una mina e incluso de una cantera, donde encontraba las materias primas necesarias.

Con la aparición del ferrocarril, todo cambió: en adelante, sería posible transportar a largas distancias materiales pesados —por ejemplo, la hulla— para alimentar las nuevas máquinas de vapor. Las fábricas podían, pues, situarse cerca de las ciudades, donde encontraban mano de obra y clientes; desde entonces se pudo enviar a cualquier lugar del país, e incluso a otros países, los productos más diversos y más pesados.

El invento del ferrocarril hizo disminuir las distancias relativas en pocos años: el territorio parecía más pequeño. En la primera mitad del siglo xix, se tardaba una semana en ir de Barcelona a Madrid; en 1870, viajando en ferrocarril, se tardaba siete veces menos: 21 h 30′.

modifica los paisajes…
En Estados Unidos, en la mítica colonización del Oeste, el gobierno se sirvió del ferrocarril, asignando a cada una de las compañías ferroviarias una zona de 15 km a cada lado de la vía; las compañías dividieron sus zonas en grandes lotes que vendieron a los colonos.

A medida que la vía férrea progresaba hacia el Oeste, la agricultura estadounidense surgía y se extendía. Los silos de cereales se alineaban a lo largo de la vía férrea; y los rebaños, conducidos por los cow-boys, eran cargados en los vagones. Asimismo, la aparición del ferrocarril transformó profundamente los paisajes europeos. Las regiones dejaron de vivir aisladas y se especializaron en los cultivos más rentables.

el tren en la costa oeste de ee.uu.

En pocos años, el ferrocarril se convirtió en uno de los principales factores del paisaje. Si la existencia de una vía férrea vitalizaba una región y posibilitaba cambios profundos en su estructura económica, su carencia podía dejar marginadas y en regresión a regiones o ciudades que hasta entonces habían gozado de cierta prosperidad.

Además, la construcción de los ferrocarriles fue una de las actividades que más influyó en la industrialización del siglo pasado. La demanda de material rodante y de infraestructura, el empleo de gran cantidad de mano de obra, la inversión de capitales con saneados beneficios, etc. son aspectos sin los que no se comprendería el despegue y crecimiento económico de los actuales países desarrollados.

 La industria ha sido atraída rápidamente por la gran potencia del ferrocarril. A cada lado de las líneas principales se extienden las instalaciones ferroviarias: apartadero, depósitos, talleres para el material rodante. Cada fábrica importante posee incluso su propia vía férrea, cerca de la cual se han concentrado otras actividades. Al atraer la mano de obra, las fábricas han favorecido así la formación y el crecimiento de ciudades obreras. En nuestras ciudades, el barrio de la estación, con sus hoteles, sus oficinas y a veces con sus casas anticuadas, ha conocido una expansión indudable.

En la actualidad, sin embargo, la importancia del ferrocarril ha disminuido. No todo son ventajas, en efecto. También presenta inconvenientes: trazado rígido, necesidad de un tráfico rentable, construcción demasiado cara…

Poco a poco han surgido competidores que no presentan tales defectos: el automóvil transporta más fácilmente los pequeños grupos; el camión es más adecuado para las mercancías ligeras y de tipo perecedero; y las gabarras, para cargas pesadas de escaso valor añadido.

Un número muy elevado de líneas de ferrocarril es deficitario. Prueba de ello es que desde 1930 se están suprimiendo las líneas menos rentables. En Francia, por ejemplo, se considera que sobran unos 10.000 km. En Estados Unidos han desaparecido más de 70.000 kilómetros.

autos congestionados en una gran ciudad

Los coches, ocupados a menudo por una sola persona, necesitan diez veces más espacio que el ferrocarril para transportar el mismo número de viajeros en una hora. En una época en la que las grandes ciudades conocen graves problemas de circulación y de contaminación, hay que plantearse si se debe restringir la circulación privada y mejorar los transportes públicos o, por el contrario, adaptar las ciudades al coche, remodelando toda la red vial.

El automóvil necesita mucho espacio incluso cuando no circula. Para asegurar el aparcamiento y una circulación fluida, haría falta reconstruir la mayoría de las ciudades, dotándolas de grandes ejes circulatorios, tréboles a varios niveles y abundantes zonas de estacionamiento. A fin de solucionar de algún modo el problema de la circulación automovilística en las ciudades, se han creado en el centro de las aglomeraciones zonas exclusivamente reservadas a los peatones.

Algunos barrios han mejorado mucho con estas medidas, que, por otra parte, evitan los embotellamientos en el corazón de la ciudad. Para un futuro no muy lejano, se prevé la creación de grandes aparcamientos en las entradas o accesos de la ciudad, donde los usuarios dejarían su coche. Desde allí seguirían en metro, tranvía o con una red de pequeños autobuses rápidos. Algunas ciudades han introducido ya el sistema de transportes colectivos gratuitos.

Una nueva estructuración de la ciudad: El atasco creado en las ciudades por el tráfico motorizado origina la huida del centro de la ciudad: los habitantes más pudientes escogen la tranquilidad de los barrios residenciales; otros, menos favorecidos por la fortuna, se ven obligados a vivir en las ciudades-dormitorio de la periferia.

Sin embargo, unos y otros son posibles gracias a la existencia de medios de transporte que permiten rápidos desplazamientos hasta el centro urbano. Cerca de los cruces de autopistas se instalan empresas y supermercados a los que afluyen sus clientes motorizados, satisfechos de encontrar al fin un centro de compras de fácil acceso. También las fábricas se establecen lejos del centro, en lugares donde exista espacio suficiente para su expansión y donde sus camiones puedan evitar los atascos de las carreteras.

Cuando estas zonas que rodean a la ciudad están mal servidas por los transportes públicos, sus habitantes deben desplazarse con su propio vehículo, convirtiéndose así en esclavos del automóvil y contribuyendo a una mayor congestión del tráfico urbano.

Por mar y aire: Pero la característica más acusada de la revolución de los transportes actual es, sin duda, el intento del hombre por tratar de conquistar y dominar todos los medios que le rodean para poder trasladarse por y a través de ellos.

La navegación es un primitivo invento del hombre. Sin ella no hubiese sido posible la expansión del mundo antiguo, ni los descubrimientos de la Edad Moderna. Durante mucho tiempo, las técnicas de navegación no se modificaron o lo hicieron lentamente, pero durante el siglo XIX se produjo una gran transformación cuando se comenzó a construir los barcos con hierro, lo que permitió aumentar su tamaño y capacidad, y se les aplicó como medio de tracción la máquina de vapor. Esto último supuso una mayor potencia y rapidez, además de conseguir la independencia respecto al viento.

En la actualidad, el transporte marítimo y fluvial es el más adecuado para el traslado a grandes distancias de productos pesados, de gran volumen o con escaso valor añadido. La tendencia actual es la especialización del transporte en grandes buques petroleros, butaneros, de áridos, etc.

Del mismo modo, volar ha sido siempre una de las grandes aspiraciones del hombre a lo largo de su historia, que sólo ha conseguido hacer realidad en época relativamente reciente. Por sus exigencias técnicas y económicas, el transporte aéreo se reserva para pasajeros o para trasladar mercancías urgentes, de poco peso y alto precio, ya que de este modo la repercusión del costo del transporte sobre el valor añadido del producto es mucho menor.

transporte en bicicleta en la ciudad

La bicicleta es un medio de transporte a la medida del hombre: no contamina, no consume energía exterior, no despilfarra materias primas y plantea a la ordenación del espacio urbano problemas mucho más sencillos de resolver. En muchas ciudades de los Países Bajos , este modo de locomoción es muy utilizado, al igual que en China.

Datos sobre el transporte que hacen pensar
Evolución del tiempo empleado para ir de Lausana a Milán
En 1640: unos 7 días
En 1850: 61 h en coche de posta
En 1905: 19 h 35′ (en verano)
En 1906: 6 h 26′: al abrir al tráfico el túnel de Simplón
En 1935: 5 h 25′: línea electrificada
Desde 1972: 3 h 11′: TEE Cisalpino

Una vía de circulación de 3 m. de anchura permite transportar en una hora:
En coche particular: 4.000 personas
En autobús de: 80 plazas 6.400 personas
En autobús de: 150 plazas 12.000 personas
En tranvía: 16.000 personas
En metro: 27.000 personas
En ferrocarril expreso: 40.000 personas

Consumo de espacio
Un coche particular    a 50 km/h: 75.0 m²/viajero
Un autobús de 80 plazas  a 30 km/h: 14.0 m²/viajero
Un autobús de 150 plazas  a 30 km/h: 8.0 m²/viajero
Un tranvía de 300 plazas  a 30 km/h: 6.0 m²/viajero
Un tren expreso regional   a 60 km/h : 4.50 m²/viajero
Un tren del metro con 1.000 plazas a 3.3 km/h: 75.0 m²/viajero

Fuente Consultada:
La Técnica en el Mundo el Crecimiento de las Ciudades Tomo III Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Salvat del Estudiante Tomo 6 Transportes y Distancias
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft
Sitio Web Wikipedia

Los Alpes Cadena Montañosa en Europa Descripción General

DESCRIPCIÓN DE LA CORDILLERA DE LOS ALPES EN EUROPA

Es el sistema montañoso más importante de Europa y también uno de los más poblados del mundo entero. Los Alpes conforman una cordillera en forma de arco desde el golfo de Genova (Italia) hasta Viena, la capital austríaca.

La cordillera de los Alpes, con sus 1.200 kilómetros de longitud entre Niza y Viena, y su superficie de 220.000 kilómetros cuadrados, es, sin lugar a dudas, el sistema montañoso más importante de Europa. Moles antiguas como el Cuadrilátero de Bohemia, el Macizo Central Francés, los Maures y el Esterel, han servido de contrafuerte para que los Alpes adquirieran, durante la Era Terciaria, las características con que hoy los reconocemos.

Los Alpes forman la cadena montañosa más importante de Europa. En la imagen se aprecia la belleza del paisaje de la localidad francesa de Combloux y del Mont Blanc, la más elevada de las cumbres alpinas.

vista de los alpes con nieve

Su desarrollo en forma de arco, convexo hacia el norte, es septentrional a la península Itálica y, si bien la mayor altura -el Monte Blanco de 4.807 metros-se encuentra en Francia, la mayor altitud media se registra en Suiza, con 1.800 metros de promedio.

Su anchura varía, de 150 kilómetros, entre el Lago de Ginebra y el Piamonte, a 200 kilómetros en la línea Munich – Innsbruck – Trento – Verona y a 300 kilómetros en el Tirol. Aunque son muchos los métodos que se emplearon para clasificar a los Alpes, la división más útil, que ayuda a conocerlos mejor, es la que los divide en tres secciones: los Alpes Franco-Italianos u Occidentales, los Alpes ítalo-Suizos o Centrales, y los ítalo-Austríacos u Orientales.

Alpes Occidentales. De contextura calcárea al sudoeste y granítica al nordeste, estas montañas comienzan en el Mar de Liguria después del paso de Cadibona que las separa de los Apeninos. De ahí en adelante describen un arco convexo hacia el noroeste que culmina en el Gran San Bernardo, un paso coincidente con el río Dora Baltea, afluente importante del Po.

vista aerea de los alpes europa

En un comienzo encontramos a los Alpes Ligúricos, que continúan a los Apeninos del mismo nombre más allá de Cadibona. Entroncados en las Colinas de Tenda, surgen luego los Alpes Marítimos, donde se encuentran los picos Argentera de 3.297 metros, Tenibres, de 3.031 y Pelat, de 3.052. Por el norte se extienden los Alpes Cotienos, cuyos puntos máximos s’on el Chambeyron de 3.400 metros, y el Viso, de 3.853.

Desde Niza hacia el noroeste se extienden los Alpes de Provenza, encuadrados por cadenas menores como los montes Esterel, Santa Victoria,, Luberon y Lure. Los Alpes del Delfinado, situados al oeste, tienen elevaciones considerables, como los montes Pelvoux, Ailefroide y Ecrins, los tres de aproximadamente 4.000 metros.

Los Alpes Graios, volcados hacia el este, culminan en el macizo de Gran Paradiso, de 4.061 metros. Y finalmente, se llega a los Alpes de Saboya, colmados de glaciares. En este “imperio de las nubes” se yergue el pico más alto de Europa, el Monte Blanco (4.807 m). Alpes Centrales. Se extienden hacia el este hasta la línea formada por el lago Constanza, los ríos III y Adigio, el primero con pendiente hacia el norte y el otro hacia el sur.

Todas sus montañas se desarrollan en líneas que convergen en un punto: el Macizo de San Gotardo. Imaginemos un reloj cuyo eje es San Gotardo. En la hora 1 se hallan los Alpes Glaris, con su pico de Todi (3.623), los cuales se continúan con los Alpes de Saint Gall y los Appenzell. Aproximadamente en la hora3 y media se ubican los Adula y los Alpes Grisones.

Entre las 4 y las 6 y media están los Alpes Lepontinos, y con la misma orientación que si la aguja horaria estuviese en las 7 y media, los Alpes Peninos, donde se destaca el misterioso Cervino, delicia de los alpinistas, con 4.505 metros, y el Rosa, aún mayor, de 4.638. A las 8 y cuarto se encuentran los Alpes Berneses, con las cimas Finsteraahorn (4.275), Jungfrau (4.167) y Aletschhorn (4.198). A las 12 en punto, los Alpes de los Cuatro Cantones, que finalizan en el lago del mismo nombre. Su pico máximo es el Pilatos, de 2.133 metros.

Alpes Orientales. Este último tramo comienza en el macizo Rhaticon, presentando un cordón norte entre 2.500 y 3.000 metros y otro sur, menos elevado, divididos por otro central. En el cordón norte se encuentran los Alpes Algavianos, Ba-viera, Salzburgo y Austria; en el central, el Oetzhal, los Tauern Gross Glockner y Estiria y en el sur, los Alpes Dolomíticos, Cárnicos y Julianos.

Además de la importancia oro-génica de los Alpes, existen otros rasgos que determinan su fama mundial. Sus bellezas panorámicas, realzadas por las laderas cortadas a pico, los glaciares y la flora y la fauna locales, hacen del sistema una de las regiones más atractivas para el turismo. A esto hay que agregar las posibilidades deportivas suscitadas por la caza, la pesca, el esquí y el alpinismo. Los valles interiores encierran ciudades muy pobladas y de gran poderío económico, tales como Marsella. Turín, Ginebra, Zurich, Vaduz, Innsbruck, Trento, Salzburgo y Viena.

ALGO MAS DE INFORMACIÓN…

A partir de un criterio geológico y geográfico se los suele dividir en tres secciones. Los Alpes Occidentales discurren de norte a sur a lo largo de la frontera entre Francia e Italia, desde las primeras elevaciones cerca del mar Mediterráneo hasta encontrarse con los Alpes Centrales.

Estos recorren el norte de Italia y el sur de Suiza y Alemania. Los Alpes Orientales, hacia el este y el sur, abarcan el nordeste de Italia, el norte de Yugoslavia y casi toda Austria, y sus últimas elevaciones llegan hasta las primeras de uno de los otros grandes macizos europeos, los Cárpatos.

El sistema alpino tiene alrededor de 1.200 km de longitud y un ancho de entre 50 km y 300 km. Sus alturas medias se encuentran entre los 1.800 m y los 2.400 m, pero existen varios picos de más de 4.000 m, concentrados sobre todo en los sectores central y occidental: Mont Blanc (4.807 m), en Francia; Monte Rosa o Doufourspitsze (4.634 m), en Suiza y el Matterhorn (4.478 m), también en Suiza.

En sus zonas elevadas nacen ríos importantes como el Ródano o el Rin.Los Alpes se elevaron durante la era terciaria. Los depósitos que se habían acumulado durante la era anterior fueron impulsados hacia arriba, en un proceso que culminó hace más de 10 millones de años. Luego, durante la llamada Era del Hielo, en la época Cuaternaria, los glaciares cubrieron las montañas. Su acción erosiva talló valles en forma de U, lagos e hizo que el relieve se volviera más abrupto y escarpado.

Todavía hoy existen más de un millón de glaciares, aunque se encuentran en retroceso. El mayor es el de Alestch, de más de 25 km de longitud, ubicado en el sudoeste de Suiza. Junto con el Konkordiaplatz forma un conjunto de 130 km2.

Fuente Consultada: Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. N°39 Los Alpes Edit. Cuántica

Ciudad Mas Al Norte del Mundo Cercana al Polo Norte

VERJOIANSK, LA CIUDAD MAS FRÍA DEL PLANETA, EN EL POLO NORTE

Se conoce como Polo norte, al punto situado en el extremo norte del eje de rotación de la Tierra. El polo norte geográfico terrestre se sitúa en el centro del océano Glacial Ártico, en una región cubierta por hielos marinos que se desplazan a la deriva.

Allá en el confín de Siberia Nordoriental, en la República de Yakutos, perteneciente a la parte asiática de la ex Unión Soviética, se encuentra una ciudad -en realidad se la llama así en honor de sus sacrificados pobladores, porque tiene menos de 1000 habitantes- que posee un raro récord en su haber: es el punto del globo terráqueo en el que se registran las más bajas temperaturas.

verjoiansk

La Ciudad Mas Fría del Planeta

En esta ciudad, llamada Verjoiansk, muchas veces hubo menos de 70 grados bajo cero. Las casas son de madera, y la actividad principal consiste en la cría de caballos y renos. El único medio de comunicación esta representado por la radio, ya que los caminos no tardan en ser bloqueados por el hielo.

Los yakutos, pobladores originarios del lugar, resisten las inclemencias del tiempo debido a la adaptación que lograron luego de siglos de asentamiento. La ciudad fue fundada en 1630, pero los territorios pantanosos de las inmediaciones ya hacía mucho que servían de escenario para la vida de los yakutos. Verjoiansk está edificada a orillas del Yana o lana, río que vierte sus aguas –cuando no están congeladas– en el Océano Glacial Ártico.

Muy cerca se encuentran las cordilleras del mismo nombre. Las cadenas de Verjoiansk constituyen el contrafuerte septentrional de los montes Stanovoi. Miden aproximadamente 800 kilómetros de extensión y tienen una vertiente con perfil suave, la del norte, mientras que la otra es escarpada. Verjoiansk, que constituye el polo del frío del mundo, se halla a 107 metros sobre el nivel del mar y son sus parámetros los 67°33’31” de latitud norte y los 133°51’4″, de longitud este.

Se la llama el polo del frío del mundo debido a las mínimas temperaturas que en ella se registran. Las mismas se deben a la excesiva continentalidad de su clima. Este fenómeno motiva temperaturas extremas que se agravan por la proximidad al polo norte. En el verano, sin embargo, los valores no son tan bajos, hecho que determina que la amplitud térmica anual resulte enorme.

Durante cuarenta días al año no se ve la luz del sol en estas latitudes hiperbóreas, y sólo el paisaje imponente y el clima seco salva de la desesperación a los habitantes de esta desolada población de Verjoiansk, especie de aduar de yurtas e isbas construidas por los primitivos yakutas con maderos de la taiga meridional.

Las rudimentarias viviendas, resistentes al frío exterior, se hallan diseminadas sobre las dos márgenes del lana, helado casi todo el año, en una zona desolada, sembrada de pequeños lagos en cuya superficie han visto reflejarse, la estrella polar y raras veces la luna los condenados al destierro siberiano por la tiranía de los zares blancos y de los zares rojos, con el frío y la distancia por únicos y seguros guardianes, ante la mirada -indescifrable, como su lengua- de los yakutas.

Y bajo la corteza gélida, entre latundra y las taigas, ¡cuántos fósiles gigantescos de reptiles y paquidermos duermen intactos una hibernación de milenios! … Más allá, hacia el Oriente, al otro lado de las estribaciones orográficas de Kular, el suelo desciende en terrazas arenosas sobre capas del devoniano hasta asomarse al mar de Okhotsk, cerrado por la península de Kamchatka y la cadena insular de las Kuriles y Sajalín. Al Oeste, desde el lago Baikal hasta el Ártico, la extensa cuenca del Lena (nueve meses del año una cinta de hielo de 4.500 kilómetros), encierra esta región continental, la más fría del mundo alrededor de Verjoiansk.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Tomo II Ediciones Cuántica N°24

Descripción de las Selvas Tipos, Flora y Fauna Información

LOS TIPOS DE SELVAS – FLORAS Y FAUNA

Un lejano eco de tambores se esparce por el ambiente- Delgadas agujas de luz solar se filtran a través de la tupida malla vegetal. Cientos de murmullos surgen, como por encanto, desde todos lados, sin que podamos identificar a las fuentes de sonido. Esta imagen es laque, probablemente, nos evoque a la selva con más facilidad.

Pero la selva es todo esto y mucho más. Constituye la más exuberante y variada de las agrupaciones de flora y fauna que existen en la Tierra. Su difusión, ante todo en la zona que queda limitada por ambos trópicos, resulta muy amplia, encontrándose selvas de distintos tipos, en todos los continentes, excepto en Europa y América del Norte.

Selva

De acuerdo con sus características podemos clasificar a las selvas según las condiciones geográficas, que nos indican su mayor o menor proximidad con el Ecuador, o topográficas, que nos establecen el tipo de relieve que subyace en la zona estudiada. Podemos establecer así el siguiente cuadro:

TIPO DE SELVA              CONDICIONES      EJEMPLO
Tropical                       Geográficas          Selva Amazónica
Subtropical                 Geográficas         Selva Australiana
De llanuras                 Topográficas        Selva del Orinoco
De montaña               Topográficas        Selva Argentina

En realidad, el último tipo se origina a raíz de la concentración de la humedad, que precipita en forma de lluvias, en la ladera de la montaña que recibe el viento. En nuestro ejemplo la cadena que origina el fenómeno es la de las Sierras Subandinas.

Debemos agregar que si tenemos en cuenta las condiciones de humedad e impenetrabilidad de una selva, la que tiene rasgos más acentuados se denomina jungla. Su tupido follaje y su suelo pantanoso contrastan con los componentes de la selva espinosa seca, que es la transición con el próximo bioma o zona de vida: la sabana.

Desde un avión, la visión de una selva nos recuerda a un enorme mar verde, paralizado. Sin duda, lo que contemplamos son las copas de los árboles más altos; sin embargo, mucha es la flora que se oculta detrás de esta primera capa. Toda ella conforma una armazón continua. A treinta metros de altura, sobre el nivel del suelo se extiende la capa arbórea de los vegetales de la clase megafanerófita. Estos tienen hojas perennes, troncos tabulares y raíces chicas en comparación con el cuerpo total.

En un nivel menor se desarrollan las palmeras y arboles de poca altura, para llegar al estrato de los arbustos, que no supera los tres metros. Como vegetación intermedia podemos mencionar las epífitas y lianas, que cuelgan de los troncos y ramas dándole un aspecto aun más enmarañado a la selva.

La última capa, la herbácea, es bastante rala, ya que la falta de luz solar hace difícil el desarrollo de la pequeña flora. Pueden mencionarse muchos musgos, helechos, hongos y liquenes, así como algunas plantas de hojas grandes (para captar más luz) lustrosas y escurridizas. Estas dos últimas propiedades les son útiles para evitar el exceso de agua.

Helecho

Musgos

En contra de lo que comúnmente se piensa, en la selva predominan los animales más pequeños: los insectos. Muchos de ellos son temibles como algunas especies de hormigas, avispas u orugas. Aparte de la increíble variedad de peces que habitan los ríos de la jungla, se destacan los reptiles, entre los que podemos encontrar cocodrilos, iguanas, lagartos y serpientes. De estas últimas, en las selvas habitan las de mayor tamaño, que matan a sus presas apretándolas entre sus anillos.

Como ejemplo citaremos a la lampalagua, la boa constrictor, la pitón y la anaconda. Tienen gran difusión también los monos o simios, de hábitos arborícolas. Muchos de ellos, como el chimpancé, el orangután, el gorila y el gibón, han llamado la atención a los biólogos por sus grandes similitudes con el hombre.

Las aves se destacan en el ambiente selvático por su vistoso plumaje. Ejemplos típicos son: los papagayos, el tucán y diversas variedades de colibríes. Los animales mayores, que muchas veces alternan la vida selvática con incursiones a la pradera o la sabana, son, entre otros, el tapir, el venado, félidos como el tigre, y la pantera, y el león, la hiena, el elefante, la cebra, el rinoceronte y el hipopótamo.

Los habitantes humanos de la selva aún conservan costumbres atávicas y viven atrasados varios siglos. Esto ocurre en aquellas zonas donde, por un aislamiento excesivo, los adelantos técnicos no pudieron difundirse en forma adecuada.

En los últimos años, sin embargo, se ha revalorizado el concepto de la selva por razones que en seguida se expondrán. En efecto, a medida que las grandes áreas ciudadanas acusan el alarmante proceso de contaminación ambiental que envilece elementos naturales como el aire, él agua y la tierra, son muchos los que vuelven los ojos hacia los medios vírgenes para juzgarlos como una reserva importante en el porvenir de la humanidad.

Así, por ejemplo, los ecólogos revalorizan la selva, el monte y el bosque, por considerarlos como zonas exentas de los peligros de la industrialización. Es más: se considera que las selvas vírgenes que quedan en el mundo tal el caso de algunas regiones centrales de África, América del Sur, Asia Ecuatorial, islas de Oceanía, ciertas partes del Himalaya y otras cordilleras, son verdaderos reguladores climáticos.

En tal sentido, ecólogos y climatólogos se han pronunciado en contra de la transformación de amplias zonas del Mato Grosso, por considerar que el talado de los árboles alteraría la relación de humedad y, por ende, sobrevendrían cambios importantes en los regímenes pluviales.

Entre la necesidad de nuevas tierras aptas para el cultivo y la preservación de elementos tan importantes como la madera y los espacios verdes, ha de mediar una política de criterioso respeto entre la exigencias del presente y las preocupaciones de un futuro mediato.

Por fortuna, un nuevo enfoque científico ha puesto límites al deslumbramiento del progreso ininterrumpido y ha comenzado a analizar críticamente los logros de todo proceso que renuncie al legado natural de la humanidad.

Etnólogos, sociólogos, ecólogos y etólogos miran hoy Con interés las grandes áreas verdes donde el calor y la vegetación lujuriante muestran una realidad distinta al frío cemento de las cosmópolis donde el hombre pierde contacto con el medio biológico que lo nutrió hereditariamente.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Tomo II Ediciones Cuántica N°24

Desarrollo Sustentable o Sostenible Concepto y Objetivos

CONCEPTO DE DESARROLLO SOSTENIDO

La expresión Desarrollo Sostenible, se refiere a una manera de resumir todas las técnicas necesarias de aplicar para que el desarrollo económico y social del mundo sea posible sin poner en peligro la capacidad de futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades, es decir, que considera la posibilidad de llevar adelante un desarrollo socio-económico preservando el ambiente, usando los recursos naturales, sin comprometer la preservación de esos mismos recursos para las generaciones futuras.

UN POCO DE HISTORIA: Cuando a fines del siglo XVIII empezó a fraguarse la Revolución Industrial, gran parte de la humanidad creyó haber alcanzado la panacea. La máquina de vapor, puesta al servicio de la navegación por el ingeniero James Watt (1736-1819), no sólo revolucionó el transporte, sino que modificó las estructuras comerciales.

Los barcos ya no dependían de los vientos, sino que se propulsaban solos y por el camino más corto al puerto de destino. La seguridad y la velocidad de aquellos viajes permitieron hacer más fluido el comercio entre los más distantes puntos del Globo. Tan interesante fue este salto tecnológico que, de ahí en más, la carrera no se detuvo.
En 1890 hizo su aparición en el mercado el motor diesel y, entonces sí, los historiadores y los economistas confirmaron que la humanidad había superado una segunda -y ahora definitiva- Revolución Industrial.

La utilización de la energía eléctrica y el perfeccionamiento de la mecanización propiciaron una radical evolución en las perspectivas socioeconómicas. El hombre había hecho pie en el industrialismo moderno.

A partir de ese momento, las costumbres y los gustos de la sociedad se fueron adaptando al ritmo de la tecnología, que a su vez se encontró presionada por las nuevas necesidades de la sociedad. El consumo de bienes y servicios creció, tal como lo sigue haciendo, en proyección geométrica, constituyendo un círculo vicioso: producción, más necesidades y, nuevamente, más producción.

Ante esta situación, el conjunto de países con mayor capacidad tecnológica se ocupó únicamente de producir. Con el tiempo, todos los países del mundo alcanzaron distintos niveles de desarrollo y se abocaron a la misma tarea.

Este proceso lleva ya casi doscientos años. A lo largo de ese tiempo, la humanidad ha crecido en bienes, servicios y tecnología, de manera desmesurada y sin medir las consecuencias. Pero ¿qué tiene que ver todo esto con el calentamiento global?

Efectos de la actividad industrial: La matriz energética es la fuente de donde proviene la energía que el hombre necesita. Durante los últimos doscientos años, la tecnología humana utilizó tres fuentes principales de energía: petróleo, carbón y gas; y, en menor medida, la electricidad proveniente de plantas nucleares y de represas hidroeléctricas.

La quema de estos tres combustibles produce toneladas de dióxido de carbono. Este gas, junto con otros liberados también por las actividades productivas del hombre, está operando un cambio del clima en el nivel mundial. ¿Por qué?

Cuando la atmósfera se convierte en un depósito de grandes cantidades de gases, se rompe el equilibrio natural entre la energía absorbida y la reflejada. Los organismos encargados de reciclar el carbono ven superada su capacidad máxima de trabajo, y entonces el ciclo natural del carbono se altera. Dado que hay una mayor cantidad de gases que absorben el calor y lo devuelven a la Tierra, la temperatura comienza a aumentar.

Este es el proceso que se conoce como calentamiento global. Así, el efecto invernadero, que permite retener el calor en la atmósfera y que resultó tan beneficioso desde tiempos remotos, se vuelve en contra de la vida.

desarrollo sostenido

Respecto al uso y gestión sostenibles de los recursos naturales del planeta, debemos tener en cuenta dos conceptos. En primer lugar, deben satisfacerse las necesidades básicas de la humanidad, alimentación, vestimenta, lugar donde vivir y trabajo. Esto implica prestar atención a las necesidades, en gran medida insatisfechas, de los pobres del mundo, ya que un mundo en el que la pobreza es endémica será siempre proclive a las catástrofes ecológicas y de todo tipo. En segundo lugar, los límites para el desarrollo no son absolutos, sino que vienen impuestos por el nivel tecnológico y de organización social, su impacto sobre los recursos del medio ambiente y la capacidad de la biosfera para absorber los efectos de la actividad humana. Es posible mejorar tanto la tecnología como la organización social para abrir paso a una nueva era de crecimiento económico sensible a las necesidades ambientales.

Que es el desarrollo y por qué debe ser sustentable: Desde la década de los ochenta el crecimiento económico fue explosivo, y en ello tuvo mucho que ver la revolución tecnológica. Los países industrializados consumen la mayor parte de los recursos naturales del mundo, produciendo un mayor impacto sobre los recursos comunes y compartidos con los países del sur.

Basta recordar que el gran consumo por parte del norte de combustibles fósiles ha contribuido al aumento de dióxido de carbono en la atmósfera (bien común), con la consecuente amenaza de un cambio climático global. También el Sur tiene comportamientos que amenazan la disponibilidad de recursos para las generaciones futuras. En su intento de lucha contra la pobreza, los ingresos insuficientes y el hambre, agotan o degradan gravemente los recursos de agua, suelos, bosques. biodiversidad, etc.

desarrollo sostenido

El crecimiento económico de las naciones, a veces depredador y causa de la degradación del ambiente, está acompañado por un crecimiento demográfico sin precedentes históricos. En los próximos treinta años se espera que la población mundial crezca en casi dos tercios, pasando de 5.000 a 8.500 millones de habitantes aproximadamente (World Resources, 1996).

Un porcentaje importante de esta población vivirá en los países en vía de desarrollo, fundamentalmente en las áreas urbanas. Surgirá entonces un sinfín de necesidades que estarán aparejadas con este crecimiento: aumento de la demanda de recursos alimenticios, aumento de la presión demográfica sobre el espacio, mayor consumo de energía y por lo tanto la necesidad de afrontar mayores niveles de contaminación, etc.

Cuando una actividad o acción origina o produce una alteración, modificación o cambio en el medio o en alguno de los componentes del sistema ambiental, de cierta magnitud o complejidad, se configura el llamado impacto ambiental. Las dos condiciones que están presentes en la alteración o el cambio son la magnitud y la complejidad: la primera está ligada al concepto de dimensión o tamaño de alteración, mientras que la segunda está referida a la cantidad de elementos ambientales naturales o sociales afectados por ese estímulo desencadenante que es la acción o actividad.

A la hora de evaluar el impacto de estos factores (crecimiento económico y demográfico) sobre el medio ambiente, necesitamos incorporar muchos otros factores, ya que la relación entre los primeros no es directa.

La creación de políticas gubernamentales y de sistemas legales que por un lado mitiguen los efectos del crecimiento demográfico y que por el otro reduzcan el potencial impacto ambiental ocasionado por el crecimiento económico ilimitado, permitirán ir rechazando el antiguo paradigma que oponía el desarrollo al medio ambiente y adoptar así un nuevo enfoque, “la nueva conciencia ecológica”, basada en la convicción de que el desarrollo económico y la conservación del medio ambiente son objetivos complementarios.

El progreso tecnológico de estos últimos años se ha convertido también en una herramienta muy importante para el ahorro de recursos y la optimización de su uso. Hoy se brega por el desarrollo sustentable o sostenible. es decir, el que “considera la posibilidad de llevar adelante un desarrollo económico preservando el ambiente, o sea, usar los recursos para satisfacer las cada vez mayores necesidades de la población, sin comprometer la preservación de esos recursos para las generaciones futuras”.

Este es un desarrollo que debe durar. Como lo decía la definición de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (Nuestro Futuro Común, 1987) es el que busca “asegurar que satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer las propias”

LA MITIGACIÓN: La mitigación de los efectos del cambio climático requiere trabajar sobre las causas que lo originan. Como se mencionó anteriormente, la emisión de gases de efecto invernadero tiene dos orígenes fundamentales: la dependencia de los combustibles fósiles para la generación de energía y los cambios en el uso del suelo que promueven la deforestación. Para ambas situaciones, hoy tenemos la tecnología y el conocimiento suficiente para promover un cambio sustancial.

Se están impulsando en varias partes del mundo algunas estrategias fundamentales: una relacionada con el cambio en la matriz energética, para ir mutando hacia una dependencia menor de los combustibles fósiles, y apostando al desarrollo de energías limpias y renovables. Otra consiste en como reducir nuestra demanda de energía, siendo eficientes en el uso de la misma. Por ejemplo el uso de lámparas de bajo consumo, o bien ahora, la lámpara de led, de 5 a 10W. de consumo por unidad.

Lámparas eléctricas: El 95% de la energía consumida por las lámparas eléctricas incandescentes es transformada en calor. Sólo el 5% se transforma en luz. Las lámparas de bajo consumo consumen un 80% menos de energía para generar la misma cantidad de luz. Desde junio de 2011, la Argentina prohibe la comercialización de lámparas incandescentes. Si en todo el mundo se sustituyeran las clásicas bombillas eléctricas por las nuevas lámparas de bajo consumo, se ahorrarían unos 320 millones de kilovatios/hora de corriente, dejándose así de emitir 160 millones de toneladas de CO2. Ello corresponde a las emisiones de anhídrido carbónico de todos los vehículos automotores que circulan en Alemania.

Los acuerdos regionales: el papel de la Comisión Europea: Para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones definidos en el Protocolo de Kyoto, la Comisión lanzó el Programa Europeo del Cambio Climático (PECO en marzo de 2000.

Uno de ios pilares de las políticas comunitarias para abordar el cambio climático es el Sistema de Comercio de Emisiones de la Unión Europea (ETS), puesto en marcha el 1 de enero de 2005. Los gobiernos comunitarios han establecido límites a la cantidad de C02 que pueden emitir cada año unas 10.500 instalaciones (centrales eléctricas y grandes plantas consumidoras), que son la fuente de casi la mitad de las emisiones de CO2 de la UE.

Las instalaciones que emitan menos C02 del que tienen asignado pueden vender la cuota de emisión no utilizada a otras plantas que no logren su meta. Esto supone un incentivo financiero para reducir las emisiones. El sistema también se asegura de que haya compradores para las cuotas de emisiones: las empresas que superen sus límites de emisión y no deseen cubrirlos comprando derechos deberán pagar multas.

La UE se ha comprometido a reducir de aquí a 2020 sus emisiones de gases invernadero hasta, por lo menos, un 20% por debajo de los niveles de 1990. Además, incrementará esta reducción hasta el 30% si los demás países industrializados hacen lo mismo y si los países en desarrollo también adoptan medidas.

Para conseguir esta reducción mínima del 20%, las medidas ya existentes -como el sistema ETS- se complementarán con nuevas disposiciones orientadas a aumentar la eficiencia energética en un 20% para 2020, a incrementar la cuota de las energías renovables hasta el 20% para la misma fecha y a equipar todas las nuevas centrales eléctricas con tecnologías de captura y almacenamiento de carbono.

Fuente Consultadas:
Calentamiento Global Las Dos Caras del Efecto Invernadero Adriana Patricia Cabrera Edit. longseller
Espacios y Sociedades del Mundo La Argentina en el Mundo Daguerre-Sessone Edit. Kapelusz

La Cuenca del Mississippi – Hidrografía de Estados Unidos

IMPORTANCIA Y CARACTERÍSTICAS  DEL RÍO MISSISSIPPI

El Mississipi forma, junto con el Missouri, uno de los ríos más largos del mundo (6.260 km). Es el «agua grande» de los algonquinos, ya que en su lengua mis significa «grande», y sipi, «río». Con sus numerosos afluentes, el Mississipi-Missouri constituye una de las más hermosas redes fluviales que existen. Las aguas de estos ríos riegan un territorio cuya superficie equivale aproximadamente a un tercio de la superficie total de Estados Unidos.

El Mississipi-Missouri, que nace en la región de los grandes lagos, atraviesa de norte a sur la parte central de Estados Unidos. El río ha contribuido, por otra parte, a la formación de la llanura central de Norteamérica, llanura de origen aluvial.

HIDROGRAFÍA DE EE.UU.: Surcan el territorio muchos grandes ríos. El más importante es el Mississipi (“Padre de las Aguas”, en lengua algonquina), uno de los más caudalosos del mundo. Nace en el lago Itasca (Minnesota) y desemboca en el golfo de México por cuatro  bocas y varios  ramales, formando un delta de 32.000 km2. Su longitud es de 3.975 km, pero con su principal tributario, el Misuri, forma la tercera vía fluvial más larga del mundo, con 6.230 km. Atraviesa los Estados de Minnesota, Iowa, Illinois, Misuri, Kentucky, Tennessee, Arkansas, Misisipi y Luisiana.

Sus afluentes más importantes son el Minnesota (534 km), lowa (480), Des Moines (526), St. Francis (684), White (1.110), Arkansas (2.333), que a su vez recibe afluentes de más de 1.000 km; Ouachita (974) y Washita (805). Del Este: Wisconsin (692 km), Rock (480), Illinois (800) y Ohio (1.579).

El Misuri recibe también afluentes valiosos como el Osage (800 km), Kansas (480), que recibe a su vez al Republican (724) y Smoky Hill (869); Pequeño Misuri (901), Yellowstone (1.080), Milk (1.006) y Dakota (1.143). La cuenca del Misuri es de 1.370.000 km2; la del Ohio, de 523.000, y la del Misisipi y sus afluentes, de 3.206.000 km2.

La red navegable de esta cuenca es de 24.500 km. Los ríos de ¡a vertiente del Atlántico nacen en los Apalaches. Los principales son el Susquehanna (715 km), Delaware (660), Hudson (492), que comunica con los Grandes Lagos y con el San Lorenzo; Connecticut (655 km), Penobscot (480) y Potomac (804), sobre cuya margen izquierda se alza la capital del país.

En estos ríos el mar penetra en sus estuarios y hace posible el fácil acceso de grandes navios. En sus orillas hay muchas ciudades populosas. En el golfo de México desembocan, además del Mississipi, el Ala-bama (565 km). Grande del Norte o Bravo (2.800), que sirve de límite, en parte, con México; el Tombigbee (658 km), PearI (789), Brazos (1.400) y Colorado (1.352), en Texas.

La vertiente del Pacífico incluye como ríos más importantes al San Joaquín (510 km), Columbio (1.950), con su afluente el Snake (1.670); Sacramento (615) y Colorado. Este río, de 2.334 km, corre por la garganta conocida como Cañón del Colorado, en Arizona, cuyo último tramo, llamado Gran Cañón, tiene 1.500 m de profundidad, 347 km de longitud y 6,5 a 28 km de ancho.

En Alaska está el Yukón, de 3.185 km, con importantes afluentes, como el Tanana, Kuyakú, Kuskokwim, navegable en 1.000 km, y  otros.

Lagos. En la frontera con el Canadá hay un   conjunto   notable   de   lagos:   Superior (82.500 km2), el más grande del mundo, exceptuado el Caspio, al que se considera un mar interior; Hurón (59.250 km2), Erie (25.700) y Ontario (19.500).

Entre estos últimos corre el río Niágara, con sus famosas cataratas de 50 m de altura, 427 de ancho máximo, y terceras en el mundo por su caudal. Otros lagos: Michigan (58.000 km2), Gran Salado (4.650), en Utah, cuyas aguas son seis veces más saladas que las del mar; George y Champlain,- en el Estado de Nueva York; Kentucky, Red (Minnesota) y Pont-chartrain (Luisiana). La cantidad de lagos menores que tiene Estados Unidos es inmensa;  en  la  Florida  hay 30.000; en Michigan 11.037.

HISTORIA:

El explorador español Fernando de Soto fue probablemente el primer blanco que vio el Mississipi. La expedición española, que iba en busca de oro, llegó hasta el río en 1541, cerca del lugar en donde hoy se levanta la ciudad de Memphis (Tennessee). De Soto atravesó el río y siguió su camino. Al año siguiente volvió a encontrar el Mississipi, aunque mucho más al sur. Murió a causa de las fiebres y echaron su cuerpo al río. Los españoles no fundaron establecimiento alguno en la región.

En 1662 el francés Cavelier de la Salle descubrió a su vez el Mississipi y tomó posesión de todo el valle en nombre de Francia; bautizó la región con el nombre de Luisiana, Por el Tratado de París de 1763, Luisiana se convirtió en una colonia inglesa. En 1803, finalmente, la región que comprende el curso inferior del Mississipí entró a formar parte de Estados Unidos.

Durante la guerra de Secesión el río representó un importante papel, y en sus orillas se enfrentaron a menudo tropas nordistas y sudistas, combates entre los que cabe destacar la batalla de Vicksurg, ciudad que cayó, en 1863, en-manos de las tropas de la Unión, que se aseguraron de este modo el control del río.

El Missouri, en cambio, fue descubierto por los blancos un siglo después que el Mississipí, y el mérito correspondeponde a dos franceses: Louis Jolliet y Jacques Marquette.

Cerca del lugar en donde el Missouri desemboca en el Mississipí, el comerciante de pieles Pierre Lacléde Liguest fundó la ciudad de San Luis. A principios del siglo XIX (1804-1806), los pioneros norteamericanos Lewis y Clark emprendieron una expedición a lo largo del Missouri que les llevó hasta las montañas Rocosas.

A mediados del siglo XIX, cuando se dirigían a Utah, los mormones siguieron igualmente el curso del Missouri. El Mississipi y el Missouri se unen unos kilómetros al norte de la ciudad de San Luis. Antes de alcanzar la ciudad, los dos ríos fluyen separadamente uno al lado del otro. Cuando, finalmente, ambas corrientes llegan a reunirse, el Mississipi adquiere el color lúteo del Missouri. El primero termina su recorrido en el golfo de México, en un delta de múltiples ramificaciones.

El Missouri y el Mississipí reciben las aguas de numerosos afluentes que descienden de las montañas Rocosas o de los montes Apalaches. Estos afluentes son bástante caudalosos y tienen a menudo carácter torrencial, por lo que en algunas ocasiones el Mississipi-Missouri ve perturbado su plácido fluir y se sale de madre. Estos desbordamientos son causa de inundaciones que causan incontables daños.

La cuenca del Mississippi, una de las zonas agropecuarias más importantes de América y del mundo
Durante la Segunda Guerra Mundial fue una de las primeras abastecedoras de Europa; cuenta además con recursos minerales como carbón y petróleo.

El río Mississippi nace en el lago Itasca y su afluente más importante por la margen derecha, es el Missouri, uno de los ríos más destructores de los Estados Unidos. Nace en las Rocallosas y antes de confluir con el Mississippi recorre la zona árida del Oeste por lo que arrastra un gran volumen sedimentario.

Sus desbordes son muy temidos por los agricultores de la zona, uno de ellos provocó la gran inundación de 1951 que anegó más de 800 000 ha. de tierras cultivadas, produjo numerosos muertos y dejó a más de 200 000 personas sin hogar.

mapa cuencia mississippi

Desde 1944 el gobierno de los Estados Unidos encaró un proyecto de control de crecidas, que consiste en regular el caudal mediante represas, algunas de las cuales figuran entre las más grandes del mundo. Estas presas tienen una capacidad de 93 000 millones de metros cúbicos. Además de evitar las inundaciones, el agua contenida en ellas alcanza para superar tres años de sequías.

En toda la llanura Central se practica una agricultura comercial que por el intenso uso de fertilizantes y plaguicidas tiene alto rendimiento y por el aumento de la mecanización ocupa cada vez menos mano de obra. En 1920, alrededor de 32 000 000 de habitantes eran hacendados o granjeros, en 1960 los rancheros y sus familias sumaban 15 000 000 y en 1980 la población rural había disminuido a 6 200 000 personas.

Imagen del Río Mississippi

El maíz es el más importante de los cultivos de los Estados Unidos, la producción llega al consumidor en forma de leche, quesos, carne de cerdo y aves de corral pues la mayor parte del maíz se destina a forraje. Además este cereal es materia prima de una industria muy versátil, pues por destilación se obtiene gasohol (alcohol combustible) que se utiliza en las maquinarias agrícolas y en otros vehículos. Los científicos extraen de este cereal medicamentos, aceite, vitaminas, edulcorantes y minerales; se ha producido una película de plástico biodegradable que puede sustituir a los plásticos derivados del petróleo.

En el área ocupada por el cinturón maicero, en los últimos años ha tenido gran expansión el cultivo de la soja cuyo destino es similar al del maíz.

Hasta aproximadamente el meridiano de 100° Oeste se extiende el cinturón triguero. Como las temperaturas varían de Norte a Sur se dan distintas variedades de este cereal, desde el trigo de primavera en Canadá hasta el de invierno en los Estados Unidos. El monocultivo triguero se abandonó por la introducción de nuevos cultivos como girasol y remolacha azucarera.

PARA SABER MAS SOBRE EL RÍO MISSISSIPI:

La región que atraviesan los dos ríos en su curso superior, antes de alcanzar la ciudad de San Luis, es la pradera, zona esteparia cubierta de pastos cuya tierra es de excelente calidad. Las tierras de la pradera contienen mucho humus, y bajo la vegetación, incluso en los bosques, se encuentra una capa negra y espesa, rica en elementos fertilizantes y cuya actividad biológica es suficiente para obtener una mezcla ideal de Sustancias orgánicas y minerales: En estas tierras, que forman parte del wheat belt, se cultiva principalmente el trigo de invierno. Más al sur empieza el corn belt, o región del maíz.

El estado de Missouri es un gran productor de ambos cereales. Debido a estos extensos cultivos, la pradera ha perdido su aspecto pintoresco. De su aspecto anterior sólo quedan unos pocos ejemplos en alguna reserva natural.

A partir de la confluencia del Missouri con el MississipI se inicia el curso medio del río, y un poco más abajo encontramos la ciudad de San Luis, que se convirtió rápidamente en un gran centro comercial. Los campesinos llegaban a ella desde muy lejos para vender sus productos y hacer sus compras.

El cotton belt, o región del algodón, empieza a mitad de camino entre San Luis y Memphis. El algodón es el principal cultivo de Mississipí, que es uno de los mayores productores mundiales. Las plantaciones aumentaron considerablemente a partir de 1793 como resultado del invento de una máquina y después de importar una variedad de filamentos largos.

El curso inferior del Mississipí riega Luisiana. En este estado precisamente se construyeron la mayoría de los diques destinados a evitar las inundaciones. El delta produce principalmente caña de azúcar. Este delta se extiende cada año un poco más, a veces hasta 50 ó 70 m., debido a las tierras que arrastra el río

El Mississipi-Missouri no es una vía de comunicación fluvial muy activa; el nivel del agua es tan pronto demasiado bajo como demasiado alto, mientras los bancos de arena constituyen un serio obstáculo para la navegación regular. El río, en cambio, sirve para los desplazamientos de tipo regional.

Desde 1928, y especialmente después de la segunda guerra mundial, se emprendieron importantes trabajos para mejorar su navega-bilidad: esclusas, presas y canales. También se construyeron embarcaciones especiales para reemplazar a los célebres vapores movidos por aquellas enormes ruedas de palas.

Centenares de puentes atraviesan el Mississipí; el más antiguo es probablemente el Stone Arch Bridge, en el estado de Minnesota, y el más conocido, el Eads Bridge, entre San Luis (Missouri) y East Saint Louis (Illinois).

Fuente Consultada:
GEOGRAFÍA América y Antártida Lorenzini-Balmaceda-Echeverría Editora AZ
Enciclopedia Juvenil AZETA Editorial CREDSA Tomo IV – El Mississipi

Conservación de los Bosques Importancia e Impacto Ambiental

DISTRIBUCIÓN DE LAS COMUNIDADES DE PLANTAS
¿Por qué las selvas se encuentran únicamente en las regiones tropicales? La aparición y distribución de cualquier tipo de comunidad de plantas dependen de tres factores: el climático —que incluye la influencia de la iluminación solar, de la temperatura, del viento, de las lluvias- y de la humedad—; el del suelo o edafológico —composición y propiedades del suelo que soporta   la   comunidad   de   plantas—,   y   el biótico —principalmente, la influencia de la población animal sobre la comunidad.

El factor climático es, sin duda alguna, el más importante de los tres. La gran variación de los climas, a través del mundo, es la que origina los cinturones de vegetación característicos de las formaciones de plantas. Cualquiera que sea la calidad del suelo, una selva no crecerá nunca en Europa occidental.

Las selvas necesitan humedad, calor y una fuerte luminosidad a lo largo de todo el año; estas condiciones sólo se reúnen en las regiones tropicales. En cambio, Europa occidental —con sus veranos húmedos y templados, y sus inviernos más fríos— es ideal para los árboles de hoja caduca.

Bosque

Ver: Impacto de la Deforestación

El factor del suelo o edafológico tiene una influencia secundaria, pero en modo alguno despreciable, en las comunidades de plantas. Los tipos de asociación y consociación, en el interior de una formación de plantas, dependen, en gran parte, de los suelos. Por ejemplo, en la categoría de árboles de hoja caduca, el roble monopoliza, generalmente, los bosques bajos. El motivo es que los robles están adaptados a las arcillas pesadas y húmedas, que suelen formar las áreas más bajas.

Las hayas prefieren suelos ligeros, de poca profundidad, calizos, y, por tanto, crecen desperdigadas sobre los collados y las colinas calizas. Suelos de arena fina, bien drenados, favorecen el crecimiento de abedules y pinos. Aquí también pueden encontrarse robles, pero éstos (Quercus petraes) pertenecen a una especie distinta del roble pedunculado (Quercus robur) de los suelos bajos arcillosos.

El factor biótico significa, teóricamente, la acción de todos los organismos sobre la comunidad de plantas, incluyendo la influencia de unas plantas sobre otras. Pero, en general, este término se utiliza para designar el efecto de la población animal únicamente. Incluye los animales que viven en la tierra, como las lombrices de tierra, las bacterias y los virus; los insectos que trasportan el polen; las larvas destructoras; los animales que ramonean y pastan, como los ciervos y los conejos; las aves que trasportan las semillas.

El factor más importante en las características de toda comunidad de plantas es el hombre. El impacto del hombre en la comunidad de plantas, con su hacha, su arado y sus rebaños de animales que pastan, es inmenso. Por ejemplo, hace tres mil años, Gran Bretaña se encontraba totalmente cubierta de bosques (excepto en las altas montañas, en los pantanos y en las marismas).

Siglos de agricultura han hecho retroceder los bosques hasta la escasa extensión que ocupan hoy día. En lugar de ellos se encuentran comunidades de plantas completamente artificiales —campos de cosechas y pastos cuidadosamente preservados por el hombre para impedir la invasión de las plantas inútiles   (las malas hierbas).

CONSERVACIÓN DE LOS BOSQUES: La vida en un terreno inculto comienza por la zona de hierbas, a la que sucede el monte bajo y los bosques. Estas etapas pueden observarse en muchos brezales y terrenos de pastos comunes y culminan con las formaciones forestales. En el bosque verdadero o bosque alto, predominan los árboles de tronco bien desarrollado, que no se ramifican sino a cierta distancia del suelo, y son aprovechables para la producción de madera.

En la actualidad, el bosque se extiende por dos zonas principales del mundo, uns situada en las regiones ecuatoriales, densamente poblada por una vegetación mixta y de hoja perenne (es decir, siempre verde), y otra en las regiones nórdicas de clima moderado, formada por los bosques de coniferas y especies de hoja caduca, de América y Eurasia. Las condiciones climatológicas (por ejemplo, la falta de lluvia) no favorecen la proliferación del arbolado en las zonas batidas por los vientos alisios, en las inmediaciones de los trópicos.

Con la entrada del hombre en escena, comenzó la tala de las selvas, que trajo como consecuencia la pérdida de extensas zonas de bosques. Al principio, el hombre buscó en éstos resguardo y terrenos de caza; después empezó a cortar árboles para fabricar armas y utensilios y construir refugios, y, finalmente, fueron talados en gran escala, para dedicar el terreno a la agricultura y a la edificación de pueblos y ciudades.

Desde hace mucho tiempo, año a año la demanda de madera aumenta sin cesar, ya que, aparte de los usos tradicionales, se emplea como materia bruta en la manufactura de seda artificial, del papel y de los plásticos. Además, los bosques tienen cierta influencia sobre el clima y cooperan decisivamente en el mantenimiento y la conservación del suelo.

La destrucción masiva de bosques en el pasado ha dado lugar a que los países con gran densidad de población sean deficitarios en madera, y a que muchas zonas presenten, hoy día, una intensa erosión del suelo, como resultado de la desaparición de los bosques.

El problema actual es mejorar los bosques existentes, y repoblar, en lo posible, nuevas zonas. Este es el fin de la silvicultura, ciencia que se ocupa del cultivo, conservación, mejora y aprovechamiento científico de los bosques, y de la repoblación forestal, a fin de asegurar un suministro continuado de maderas de calidad, así como la estabilidad del suelo.

MEJORA DE LOS BOSQUES EXISTENTES
Muchos bosques existentes son de baja calidad y contribuyen poco, o nada, a la producción maderera. Estos bosques, de escaso rendimiento, se pueden restaurar y hacer que den resultados económicos, lo que, en general, significa transformarlos en bosque alto.

Durante muchos años se ha practicado la explotación del monte bajo mediante talas periódicas. Los árboles, tanto los que hayan sido plantados como los que crezcan espontáneamente, se cortan cerca de la base, dejando un haz de retoños, que regenerarán el árbol en unos pocos años, al cabo de los cuales se talan de nuevo; y la madera cortada encuentra diversas aplicaciones en los medios rurales, tales como fabricación de mangos para herramientas y construcción de cercas.

Muchas de estas aplicaciones han caído en desuso, por lo que se ha abandonado el aprovechamiento del monte, dejándolo en estado silvestre. En general, es mejor convertirlos en bosque alto, excepto en los lugares en que la demanda de madera para cercados y vallas haga rentable su explotación.

El avellano y el castaño son las dos especies más útiles para estos fines, y también las más difíciles de transformar en bosque alto, ya que continuamente nuevos retoños crecen con rapidez desde la base. Existen varios métodos para convertir el monte bajo en bosque alto, y la elección del más adecuado depende de las especies ya existentes, de las que se desee tener, y de las condiciones del bosque.

Aclarar totalmente el bosque y repoblarlo con plantones de vivero es muy costoso y no produce tan buenos resultados como los obtenidos por otros medios. Más adecuado resulta ir situando los plantones a medida que se tala el bosque, con lo que no se altera el aspecto general de éste, y además los árboles jóvenes encuentran protección; pero el desarrollo de las hierbas limita las especies que se pueden trasplantar a las coniferas de crecimiento rápido.

También da buenos resultados el aclarar totalmente franjas o pequeñas zonas de bosque, repoblarlas y esperar a que se desarrollen los árboles para ir cambiando, poco a poco, el bosque entero, aunque esto tiene el inconveniente de que los árboles resultantes son de distintas edades, pues únicamente unas cuantas franjas forestales suelen ser aclaradas a la vez.

Otro método es seleccionar plantas singulares, para que crezcan y se transformen en árboles útiles. Éste es el método más rápido de transformar un bosque bajo en alto, pero está limitado a los casos en que las condiciones sean adecuadas para un crecimiento rápido de aquellas especies.

El arce blanco, plátano falso o sicómoro, el roble y el fresno dan buenos resultados, pero el avellano, por supuesto, no puede nunca transformarse en bosque alto. El bosque así obtenido se complementa con los árboles crecidos a partir de las semillas caídas, los cuales pueden servir para llenar los huecos existentes, no presentando gastos de plantado, lo que compensa, . hasta cierto punto, las enormes desventajas de que todos los árboles no sean de la misma edad.

Un método popular, en los siglos pasados, para la producción de madera, fue el plantar árboles maduros entremezclados con el monte bajo, método que no presenta el más mínimo interés económico, por lo que el mejor tratamiento en estos casos es talar los árboles maderables y tratarlo como a un bosque bajo corriente.

Los bosques que han sido descuidados o arruinados por una tala indiscriminada o por incendios pueden recuperarse por varios métodos. Los árboles sanos que queden, se conservan para que den protección, y, siempre que se pueda mantener alejados a los conejos, el bosque puede regenerarse de forma natural, bien con plantones o por ambos métodos a la vez.

Los bosques formados por árboles viejos o raquíticos no pueden producir nunca buena madera, ya porque procedan de bosques bajos descuidados o a causa de que el suelo no sea el conveniente para esas especies. El abedul es el árbol más común en dichos bosques, pero en muchas zonas se dan el cornejo o sanguiñuelo y el espino.

La única solución es plantar nuevas especies, aclarando franjas o pequeñas zonas de terreno, que ganen altura con rapidez sobre los árboles bajos existentes. Estos últimos mueren pronto, o bien se cortan. Si el monte bajo es muy claro, se pueden plantar, entremezcladas, coníferas que den sombra, ya que, al crecer éstas, los demás árboles raquíticos morirán y serán arrancados.

CREACIÓN   DE  NUEVOS BOSQUES
Antes de plantar un nuevo bosque, se debe estudiar con cuidado el suelo y las condiciones climatológicas, para decidir las especies más adecuadas, y si es más indicado un bosque homogéneo o uno mixto, misión que corresponde a los técnicos forestales.

El terreno se ara, si las pendientes lo permiten, y los árboles jóvenes se plantan en hoyos o hendiduras practicados en el césped. La mayoría de los nuevos bosques se plantan en terrenos cubiertos de hierbas y arbustos, y en las laderas de las montañas, empleándose coniferas tales como el pino, el pinabete, el abeto, etc.

Dichos árboles producen madera blanda, de la que existe gran demanda en la actualidad. Las coniferas crecen con más rapidez que los árboles de madera dura y hojas anchas, y, aunque individualmente son de menos valor, dan lugar a una regeneración más rápida de un área determinada.

Cuando se obtienen bosques maduros y productivos, el problema es conservarlos en este estado, reemplazando los árboles cortados por otros de vivero. Si la tala se realiza en pequeñas franjas o trozos de terreno, que a continuación se repueblan, el bosque en conjunto puede mantenerse productivo. Cabe agregar que todo lo enunciado anteriormente son generalidades y que los métodos pueden variar según las regiones y el clima imperante en ellos.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología Fasc. N°123 Comunidades de Plantas y el Cuidado de los Bosques

Como se Estudia el Clima de la Antiguedad o Prehistoria

En las estaciones meteorológicas del mundo entero se realizan constantemente medidas de la cantidad de lluvia, dirección y velocidad del viento, presión atmosférica y variaciones de temperatura. Las medidas que se utilizan para la predicción del tiempo proporcionan un registro diario y preciso de las condiciones climatológicas. Sin embargo, sólo en el siglo XIX se comenzó o diseñar sistemáticamente los mapas del tiempo.

¿Cómo era el clima hace 500 ó 1.000 años? No existen medidas precisas, pero sí descripciones aproximadas. Los fríos excepcionales, las grandes lluvias o las sequías impulsaban a los hombres a escribir sus observaciones. Por otra parte, se obtiene información por el tipo de vestidos empleados, por los edificios que se construían o por las cosechas que se realizaban.

Sin embargo, cabe preguntarse cómo era el clima antes de que el hombre apareciese en la Tierra. Cómo era hace un millón o 500 millones de años. Todo lo que queda de aquellos tiempos antiguos son sedimentos — arenas, arcillas y calizas, depositadas en los mares, en los lagos y en las superficies de la Tierra que existían entonces— Sólo a partir de estos sedimentos y de los fósiles conservados en su interior se puede hacer una descripción del clima de la época.

El estudio de los climas de los tiempos pasados es una rama de la geología, llamada paleoclimatología (del griego paleos = antiguo). Normalmente, sólo se consigue una información muy general. Los climas tropicales, desérticos o glaciales se pueden reconocer, pero no se sabe nada acerca de la cantidad exacta de lluvia caída, de la temperatura o de la presión atmosférica, en comparación con las condiciones parecidas de los tiempos actuales.

Sin embargo, a veces se puede estimar la dirección del viento, y se ha descubierto un método que permite determinar la temperatura de los mares de la antigüedad con una precisión de 0,5° C. Desde luego, la temperatura del mar tiene una influencia directa en el clima de sus proximidades.

CLIMAS CÁLIDOS Y  FRÍOS
Los climas cálidos desérticos y los fríos árticos son los más fáciles de identificar a partir de los sedimentos. La falta de agua en los desiertos implica que el sedimento no es arrastrado por los ríos, sino por el viento, y su efecto sobre las pequeñas partículas de roca erosionada es muy característico.

Las partículas de un mineral duro y resistente, movidas constantemente por el viento sobre el suelo del desierto de arena, desarrollan formas esféricas y sus superficies se hacen lisas. La arena, empujada por el viento, actúa como un abrasivo muy eficaz. Las piedrecitas y los guijarros del suelo se pulen del lado del viento predominante. Las formas rocosas que sobresalen del suelo son cortadas y esculpidas, adquiriendo perfiles fantásticos.

En el desierto, la lluvia es un fenómeno raro, pero, cuando cae, resulta torrencial y el agua corre por las pendientes arrastrando en su camino todos los fragmentos de roca, hasta llegar a los llanos bajos, donde desparrama los sedimentos formando un enorme abanico de aluvión.

La cantidad de agua disminuye rápidamente por evaporación y filtraciones, dejando una pila de variados fragmentos de rocas que pueden conservarse. Los depósitos salinos (evaporitos) también indican condiciones desérticas.

La evaporación del agua es superior a la caída de lluvia, y los mares poco profundos y los lagos se secan, dejando todos los compuestos químicos que estaban disueltos. Estos indicios, tales como los evaporitos, los abanicos  aluviales, las rocas pulidas,  los  guijarros y los granos lisos de arena, indican la existencia de desiertos y las condiciones climáticas que los acompañan. Por el contrario, el frío prolongado produce glaciares, masas de agua congelada que se mueven desde las tierras altas a las bajas.

Los glaciares también dejan detrás sus propias “huellas”. Los paisajes adquieren formas especiales, producidas por el hielo en movimiento. Las piedras arrastradas por el hielo tienen marcas y surcos, erosionados al frotarse unos con otros a grandes presiones. Las partículas de roca arrancadas son angulares, con bordes afilados y serrados. Cuando los glaciares se funden, estas rocas quedan formando morrenas.

Todos los tamaños, pesos y formas se identifican fácilmente. Estos sedimentos no sólo pertenecen a la Edad Glacial de hace un millón de años En África, India y Australia se conservan depósitos de glaciares que representan un avance de los hielos hace unos 300 millones de años. Hay indicios de que hubo edades glaciales todavía más antiguas, en tiempos pre-cámbricos,  550  millones  de  años  atrás.

corte de una duna de arena

Las dunas se forman por la acumulación de capas de arena. Un corte hecho en el costado de una de ellas muestra claramente las distintas capas, unas encima de las otras. Durante su formación, la duna se modifica constantemente por los embates del viento. Tiene una ladera empinada por sotavento y una pendiente suave en la ladera de barlovento, de unos 12 grados, aproximadamente. Parte de la arena depositada por el viento en la superficie de la ladera suave es arrastrada sobre la cima de la duna y se deposita, formando un ángulo de 30°. Las dunas se mueven constantemente, empujadas por el viento predominante. La arena de la ladera de barlovento es siempre empujada, hasta caer por el lado de la pendiente abrupta de sotavento. Por esto, las capas de una duna móvil acaban con una pendiente de 30°. El ángulo agudo que forman estas capas con la superficie de la duna señala la dirección en la que soplaba el viento predominante. Por el estudio de antiguas dunas de arena se han averiguado, incluso, cambios estacionales de   la   dirección  del  vienta.

INFORMACIÓN A PARTIR DE ORGANISMOS
Actualmente, casi todos los corales se encuentran en mares tropicales o sub-tropicales. Si la temperatura del agua se hace inferior a 22° C, la mayoría de los corales no sobreviven. Por tanto, la existencia de corales conservados o arrecifes coralinos en sedimentos antiguos sugiere, de modo inmediato, que el clima en la época era cálido. Se puede hacer un cálculo aproximado a partir de otros fósiles cuyos parientes cercanos todavía existen.

Los anfibios y reptiles son animales de temperatura variable, abundantes en los climas húmedos y cálidos. Es muy raro encontrarlos en las partes del mundo que sufren variaciones de temperatura extremas. Cuando se encuentran sus restos en rocas antiguas, se supone que el clima era cálido y húmedo.

Las estructuras que desarrollan los animales también pueden ser significativas. El dinosaurio, con patas palmeadas y pico de pato —del que se sabe que existió hace 100 millones de años—, casi con seguridad vivía en  lagunas  o  zonas pantanosas.

Sólo  una lluvia abundante puede haber producido estas condiciones. La adaptación de aletas a patas y el desarrollo de pulmones entre los peces de agua dulce en los tiempos devónicos, hace 350 millones de años, ocurrieron, probablemente, como respuesta a una disminución del tamaño de los lagos interiores; los peces que quedaban en seco podían arrastrarse hasta encontrar otras charcas.

Las plantas también proporcionan datos para averiguar el clima. Las tropicales son muy características; casi todas ellas tienen tejidos lignificados y cortezas delgadas. Como no hay variaciones estacionales, no se desarrollan anillos de crecimiento. Las plantas acuáticas guardan espacios de aire en sus tejidos (aerénquimas), y sus hojas presentan poros respiratorios (estomas) sólo en la superficie más alta.

En ambientes secos, las plantas tienen hojas pequeñas, correosas o carnosas, con pocos poros. La información procedente de una planta aislada no resulta de gran valor científico, pero una comunidad de plantas parecidas es muy significativa.

LOS FÍSICOS DESCUBREN UN TERMÓMETRO
Existen tres isótopos conocidos del oxígeno. Químicamente, son idénticos, pero tienen masas algo distintas. El isótopo más abundante tiene una masa atómica de 16 (0 – 16), y uno de los más escasos posee una masa atómica de 18 (0-18).

En el agua, el oxígeno se combina con el carbono para dar el radical carbonato —CO2. Se ha comprobado que la cantidad de 0-18 que se incorpora a la formación de carbonates varía apreciablemente según la temperatura del agua.

Algunos animales marinos secretan caparazones de carbonato calcico y absorben el radical carbonato de las aguas que los rodean. La abundancia de 0-18 presente en el caparazón, en relación con la cantidad de normar 0- 16, dará una buena indicación sobre la temperatura del mar. La medida exacta de la proporción de 0 – 18 a 0-16, en los caparazones fósiles, permite calcular la temperatura de los mares de épocas pasadas.

El método es tan preciso que se pueden detectar diferencias tan pequeñas como 0,5° C. En las secreciones de un caparazón se pueden medir, incluso, los leves cambios estacionales de temperatura. Desde luego, es muy importante que la composición del caparazón original no se haya alterado por recristalización.

Ver:Historia de la Evolución del Cambio Climatico

Fuente Consultada:
Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología TECNIRAMA Fasc. N°129 (CODEX) Los Climas Antiguos

Gases de Combustión Características Contaminantes Atmosféricos

Anualmente, sobre cada kilómetro cuadrado la mayoría de las grandes ciudades caen mas de 100 toneladas de polvo, y hollín, parte de este depósito procede de las combustiones  de carbón que se realizan en casas y fábricas.

Las chimeneas de las fábricas, las locomotoras y los automóviles también producen  polvo,   humos  y   gases  perjudiciales, que se suman  a la composición del aire. Los efectos de esta contaminación son parcialmente  nocivos   en   otoño,   porque   en esa  época  del  año  se forman nieblas  más fácilmente.

humo de fabricas

Las partículas de hollín y ceniza, junto con las pequeñas gotitas de alquitrán contenidas en el humo (gases de combustión incompleta) , contribuyen a formación  de  la  niebla. Los   períodos   de   niebla   persistente   tienen como   consecuencia un notable  aumento  de mortalidad. Las víctimas suelen ser, fundamentalmente, personas afectadas de bronquios y otras enfermedades respiratorias.

El problema es muy importante en Inglaterra, pues aun durante los años en que los períodos de niebla han sido muy cortos,  el número de   muertes   producidas   por   la  bronquitis ha superado a la mayoría de los restaantes países.

Aunque existen otros factores que influyen  en las  enfermedades  respiratorias, es casi seguro que las impurezas del aire   (tanto el anhídrido sulfuroso como polvo atmosférico)   son una de sus principales causas.

Las impurezas del aire tienen otros efectos directos sobre la salud de los habitantes de las ciudades. Los rayos solares desempeñan una importante función en la salud, puesto que ayudan a crear defensas contra la infección en el cuerpo. Pero el polvo y el humo del aire reducen la cantidad de radiación que alcanza el nivel del suelo. En las zonas industriales, hasta un cincuenta por ciento de la luz natural puede perderse por esta causa.

El hollín, polvo y gases corrosivos contenidos en el aire contribuyen también a la erosión y deterioro de los edificios de piedra. Los vestidos y cortinas tienen que ser lavados más frecuentemente porque acumulan más suciedad, y, como resulta más oneroso reparar que prevenir, hay que tratar las superficies metálicas y de madera expuestas a la acción de esta atmósfera, pintándolas frecuentemente. Muchas de estas costosas operaciones se evitan purificando el aire.

Uno de los efectos de la contaminación atmosférica  es que el  polvo y  los gases   corrosivos  
del   aire   erosionan   los   edificios   de   piedra.  

QUÉ  ES  EL HUMO: El humo consiste en un conjunto de partículas muy pequeñas de carbón, hollín y alquitrán, que son arrastradas con los gases residuales de los fuegos, hornos y motores de combustión interna; es consecuencia de la combustión incompleta.

El humo oscuro denota el mal funcionamiento de un horno. Al quemarse carbón en un sistema abierto, parte de las materias volátiles sale por la chimenea en forma de humo, antes de que se produzca su combustión. Todos los combustibles sólidos contienen algo de materias inorgánicas que no se queman. La mayor cantidad de éstas caerá a través de la parrilla en forma de ceniza, pero algunas de las partículas más finas serán arrastradas con los gases residuales por la chimenea.

Muchos combustibles contienen pequeñas cantidades de compuestos sulfurosos orgánicos e inorgánicos, que, al quemarse, forman anhídrido sulfuroso. Como este gas puede dar lugar a los ácidos sulfuroso y sulfúrico, es potencialmente tan peligroso como el hollín y el polvo del aire. Realmente, el anhídrido sulfuroso es el principal responsable de la erosión de los edificios de piedra  y, por otra parte, el hollín existente en el aire, ensucia los edificios al depositarse sobre la piedra.

En las modernas centrales eléctricas se hacen grandes esfuerzos para evitar la expulsión de polvo a la atmósfera. Una combinación de precipitadores mecánicos y eléctricos separa el 99,3 % del polvo, y chimeneas muy altas dispersan el resto  a   gran  altura. 

Las chimeneas de las casas resultan más perniciosas que las de las fábricas, puesto que, además de ser más numerosas, son mucho más cortas. En efecto, el humo expulsado en niveles bajos tiende, frecuentemente, a caer al suelo con mucha más rapidez, debido al insuficiente movimiento del aire.

En cambio, el humo de las chimeneas de instalaciones industriales, más altas, se distribuye sobre una zona mucho más amplia. Además de ensuciar el aire, la expulsión de hollín y alquitrán por la chimenea supone un continuo desperdicio de combustible. De hecho, se ha calculado que un 5 % (es decir, cincuenta kilogramos por tonelada) del carbón adquirido para usos domésticos se elimina por las chimeneas en forma de humo, desperdiciándose su poder calorífico.

Tipos de contaminantes según su procedencia: Los contaminantes primarios son los que proceden directamente de las combustiones u otro tipo de reacciones químicas, por ejemplo el monóxido de carbonc (CO), el óxido nítrico (NO) y el dióxido de azufre (SO2)

Los contaminantes secundarios son aquellos que se originan por la interacción química entre los contamíname: primarios y los compuestos de la atmósfera activados por la luz solar, por ejemplo el ácido sulfhídrico (H2S), que deriva de dióxido de azufre (SO2), y el ácido nítrico (HNO3), que deriva de dióxido de nitrógeno (NO2).

esquema de los gases contaminantes

Características de los principales contaminantes

Dióxido de azufre:
El dióxido de azufre (SO2) es un gas incoloro y no inflamable, de olor acre e irritante. Procede de la producción energética :érmica que deriva del consumo de combustibles fósiles que zontienen azufre. La mayor parte del azufre nocivo se forma :.xante el procesamiento del gas natural y en el refinamiento del petróleo.

Monóxido de carbono
El monóxido de carbono (CO) es un gas incoloro, inodoro e insípido. Es el contaminante más abundante y de mayor zistribución de la capa inferior de la atmósfera. El origen principal de CO por las actividades humanas es la combustión incompleta de los carburantes.

Dióxido de carbono
El dióxido de carbono (CO2) es un gas incoloro, inodoro y 1,5 veces más denso que el aire. Es un componente natural de la atmósfera. En los procesos de producción de energía, como en la calefacción y el transporte, se libera este compuesto y las elevadas concentraciones pueden llegar a ser muy contaminantes.

CFC
Los clorofluorocarbonos (CFC) son gases inertes. Se trata de sustancias de origen antrópico responsables, entre otras, del efecto invernadero.

Óxidos de nitrógeno
Los óxidos de nitrógeno (NO y N02) son un grupo de gases formados por nitrógeno y oxígeno. La emisión natural de óxido de nitrógeno es casi 15 veces mayor que la realizada por el ser humano. El óxido nítrico es relativamente inofensivo, pero el dióxido de nitrógeno puede causar daños en la salud, perjudica al sistema respiratorio y además contribuye a la formación de la lluvia acida.

Dioxinas
Las dioxinas son productos orgánicos incoloros e Inodoros. Se obtienen a partir de los fenómenos naturales, como la actividad volcánica y los incendios forestales, pero las fuentes más importantes son las incineradoras, la incineración doméstica de la madera y la industria del metal.

Partículas
Los contaminantes que no están en la atmósfera en forma de gas se llaman partículas. Pueden ser sólidas o líquidas.

Ozono troposférico
El ozono de la estratosfera protege de las radiaciones ultravioletas del Sol. Pero ocurre que ciertas reacciones químicas producen una disminución de este, lo que repercute en un incremento de la concentración en la troposfera, donde resulta muy perjudicial para la respiración de los seres vivos.

Gas Procedencia Efecto
Dióxido de azufre Combustión de petróleo Afecciones respiratorias
Monóxido de carbono Combustiones Muy tóxico
Dióxido de carbono Industria Aumento efecto invernadero
CFC Maquinaria refrigeradora Agujero de ozono
Óxidos de nitrógeno Carburantes de automóviles Lluvia acida
Dioxinas Incineradoras de basura Posible aumento del riesgo de cáncer
Partículas sólidas Canteras, humos en general Enfermedades pulmonares
Ozono troposférico Emisión de sus precursores Daños en vías respiratorias

CÓMO REDUCIR LOS HUMOS
Las cocinas y hornos de las casas constituyen la principal fuente productora de sustancias que ensucian la atmósfera, de modo que este peligro sólo podrá reducirse si las amas de casa se deciden a modificar los sistemas de cocina y calefacción de sus hogares. El gas y la electricidad se van haciendo cada vez más populares desde hace varios años, pero los que prefieren tener una chimenea encendida pueden encontrar en el mercado un buen número de combustibles sin humo.

Los combustibles sin humo se fabrican con carbón mineral. La mayor parte de la materia prima que de otro modo se perdería por la chimenea se recupera calentando el carbón en retortas cerradas (como no hay aire en la retorta, ni el carbón ni las materias volátiles pueden quemarse).

El residuo, que contiene poca o ninguna materia volátil, se evapora, quemándose sin producir humos. Además del coque, carbón casi puro, hay un conjunto de combustibles sin humos que contiene una pequeña cantidad de materias volátiles, por lo que resulta fácil encenderlo.

Aunque estos combustibles pueden quemarse en los tradicionales hogares abiertos, son mucho más eficaces cuando se queman en hornos modernos. En éstos no sólo se consigue que los combustibles sin humos ardan satisfactoriamente, sino que también es posible controlar con facilidad la combustión. Otros combustibles sin humo no son apropiados  para  quemarlos  en  hornos  abiertos.

Sin embargo, resultan excelentes para usarlos en hornos cerrados (o estufas) y calderas domésticas, como, por supuesto, lo son también los combustibles naturales sin humos: la antracita y algunas variedades de hulla. En las calderas y en los hornos modernos, el carbón puede quemarse eficazmente y, por consiguiente, sin humos. Pero, aun así, se expulsan al aire cenizas finas, que, por otra parte, pueden reducirse instalando precipi-tadores de polvo en las chimeneas.

El Protocolo de Kioto
Hoy se acepta de forma general que el calentamiento global es un hecho o, al menos, que puede serlo si sigue aumentando la concentración de C02 en la atmósfera. Por ello, los gobiernos mundiales acordaron reunirse para encarar el problema. Fruto de ello fue el Protocolo de Kioto sobre el Cambio Climático.

Es un convenio, elaborado en esta ciudad japonesa y aprobado el 11/9/1997, por el cual los Estados firmantes se comprometen a reducir (en el caso de los países desarrollados y principales contaminantes) o a no subir (en el caso de los países menos desarrollados) sus emisiones de gases invernadero en un cierto porcentaje con respecto a las emisiones de dichos gases generadas en 1990, año que se toma como referencia.

Posteriormente, en 2002, la UE adquirió el compromiso de que sus Estados miembros disminuirán sus emisiones totales un 8% con respecto a la concentración de 1990 antes del año 2012. Las actividades industriales y la producción de energía en las centrales térmicas son las que se verían más afectadas por este recorte, ya que, en la actualidad, sobrepasan bastante los límites.

Cada ciudadano contribuye a producir gases de efecto invernadero cuando quema combustibles fósiles: al usar el vehículo particular, al poner la calefacción, al cocinar, al calentar agua para el aseo personal, etc. Cada uno de nosotros puede contribuir a reducir la emisión de estos gases de muchas maneras, pero la principal es disminuyendo el consumo de energía y de recursos; así, reduciremos también las emisiones generadas al producirlos.

Fuente Consultada
Revista TECNIRAMA N°113 Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología
La Enciclopedia del Estudiante Tomo 14 Ecología

Orígen del Calentamiento Global Primeras Industrial

Los orígenes del problema
La llamada Segunda Revolución Industrial, que comenzó en Europa hace más de cien años, dio inicio a una enorme transformación del sistema económico en el mundo. Las sociedades se modernizaron a través de la industrialización y las economías occidentales pasaron de ser principalmente agrícolas a industriales.

Este proceso desencadenó un Importante desarrollo económico que permitió a los países de Europa occidental, los Estados Unidos y, más adelante, el Japón, convertirse en potencias industriales, significativamente superiores en términos económicos al resto del mundo. Así, el modelo de desarrollo que se expandió hacia mediados del siglo XX fue uno de intensiva promoción de la industria, teniendo como base el uso a gran escala de combustibles fósiles (carbón, gas, petróleo y sus derivados).

El aumento de la población global junto a! incremento significativo de la demanda global de bienes y servicios que mejoran la calidad de vida desencadenaron un proceso sin precedentes de modificación de los sistemas naturales. Hoy comenzamos a darnos cuenta de que la capacidad del planeta es limitada y no infinita, y que debemos repensar las formas en que el desarrollo es concebido, si queremos vivir en un planeta sano, saludable y productivo.

El fenómeno conocido como calentamiento global se refiere a las crecientes temperaturas que vienen experimentando la atmósfera terrestre y los océanos en las últimas décadas. Si bien este proceso viene ocurriendo desde finales del siglo XIX, los estudios de! Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (creado en 1988 para establecer el riesgo del cambio climático) demuestran que se intensificó significativamente en la década de 1990, y que, si todo sigue Igual, en el próximo siglo la Tierra podría experimentar un calentamiento de hasta 6,4° C.

Si estas proyecciones se cumplen, los cambios climáticos podrían tener un impacto muy drástico, con consecuencias directas sobre la extinción de muchas especies, cambios significativos (aumento o disminución) en las precipitaciones sobre distintas regiones del planeta, la ocurrencia de eventos climáticos extremos con mayor frecuencia e intensidad (huracanes, sequías prolongadas) y el aumento del nivel del mar como consecuencia del deshielo de los glaciares del mundo.

La abundante actividad científica de los últimos años, concentrada y compilada por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), ha demostrado sin lugar a dudas que la mayor parte del calentamiento experimentado en los últimos 50 años se debe a la actividad humana.

La emisión de gases de efecto invernadero -en especial dióxido de carbono- no sólo no se ha estabilizado, sino que no ha dejado de incrementarse en los últimos años, estimulada por la creciente actividad Industrial y por el continuo uso de combustibles fósiles (energías no renovables). Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2) alcanzaron un récord histórico en 2010, aumentando el 5,9% en comparación con el anterior récord, que se había registrado en 2008, a 30.600 millones de toneladas.

Vicente Barros, miembro del Consejo Científico de la Fundación Vida Silvestre, explica sobre el tema.

EI calentamiento global, conocido también como cambio climático, es uno de los grandes desafíos que enfrenta la humanidad en este siglo. Es el primer emergente de algo más amplio: la insuficiencia de los recursos del planeta, entre ellos el propio clima, para sostener el crecimiento acelerado del consumo humano con las tecnologías actuales. La energía barata, primero a partir del carbón y más tarde con la suma del petróleo y el gas natural, fue decisiva para la gran transformación de la vida humana desde el comienzo de la Revolución Industrial. En los últimos dos siglos, la economía mundial y el consumo de energía crecieron alrededor de 50 y 40 veces respectivamente.

Pero el uso de esta energía ha sido el primer factor del cambio en la composición química de la atmósfera terrestre, dando lugar a un proceso de calentamiento global que, de mantenerse, traerá severas consecuencias ambientales y sociales. Sin embargo, el calentamiento global no es la única crisis que se avizora, hay claros signos que indican que la era del petróleo barato está llegando a su fin debido a una demanda acelerada y una oferta limitada por su progresivo agotamiento.

La solución de esta crisis ambiental y energética implica profundas transformaciones económicas y tecnológicas, que sólo serán posibles con el apoyo y la demanda de la opinión pública, la que lógicamente dependerá de cómo y cuánto se encuentre informada. Actualmente, el grado de información y conocimiento público sobre el cambio climático en el mundo es diverso, y por ello también es diferente el compromiso de los diferentes gobiernos con su solución.”

Fuente Consultada: Calentamiento Global Fasculo N°1 Clarín y Fundación Vida Silvestre

El futuro del clima y el medio ambiente Lovelock James Planeta Tierra

LOVELOCK JAMES,Reconocido Investigador Científico informa sobre el futuro del Planeta

Sus investigaciones científicas son muy amplias dentro del campo meteorológico y ambiental. Desarrolló la Hipótesis Gaia, según la cual la Tierra se comporta como si fuese un organismo vivo capaz de autorregularse. Es conocido también como inventor, trabajando para la NASA en la investigación de nuevos instrumentos. Su detector de captura de electrones permitió captar componentes tóxicos en regiones remotas como la Antártida. Ha recibido numerosos reconocimientos

James Lovelock

“Hemos abusado tanto de la Tierra, que ésta, está en rebeldía”

LOVELOCK COMO INVENTOR
Lovelock y su invento, el detector de captura de electrones (ECD), con el cual se pudo medir la presencia de los CFC (clorof Inoro-carbonos), que estaban atacando seriamente la capa de ozono. Este aparato también localiza la presencia de pesticidas.

Autoregulación
James Lovelock es autor de más de doscientos artículos científicos y padre de la Hipótesis Gaia, que lleva el nombre de la diosa griega de la Tierra. Ha escrito cuatro libros sobre el tema, así como su autobiografía. James sostiene que la Tierra se comporta como si fuera un organismo vivo, que la atmósfera y la parte superficial del planeta se comportan como un todo coherente que se encarga de autorregular las condiciones esenciales para la vida, la temperatura, la composición química y la salinidad de los océanos.

También dice que, durante muchísimos años, la humanidad ha explotado la Tierra sin tener en cuenta sus consecuencias, llevando a la naturaleza al borde de la crisis. Por eso, suben tanto las temperaturas, hay problemas con el suministro del agua potable y disminuye la producción de alimentos.

El científico inglés afirma que debemos estar preparados para sorpresas, acontecimientos locales o regionales totalmente imprevisibles. Lo más urgente, según Lovelock, es disponer de energías fiables y seguras, como la energía nuclear, para mantener encendidas las luces de la civilización y para preparar nuestras defensas contra la subida del nivel del mar.

Aunque sus teorías polémicas suelen ser criticadas y no avaladas por muchos científicos, varias de sus predicciones se han confirmado y por eso, sus pronósticos suelen ser tema de discusiones entre los ecologistas de todo el mundo.

Para 2050, James Lovelock anunció que los polos se habrán descongelado totalmente y que muchas capitales del mundo (entre ellas, Londres) estarán sepultadas bajo las aguas. “El deterioro ha ido demasiado lejos -dijo- y serán unos pocos millones de humanos los que sobrevivirán a las catástrofes que se vienen.”

Captura de electrones:

Este hombre es, además, un prolífico inventor. Hace más de cuarenta años creó el detector de captura de electrones (ECD), una máquina pequeña que revolucionó el mundo. El aparato es tan sensible que ha permitido a los ecologistas medir la existencia de los CFC (clorofluorocarbonos), que venían alterando de manera radical el equilibrio atmosférico.

También colaboró con la NASA en sus programas de exploración de planetas y, desde 1974, es miembro de la Royal Society, la Academia de las Ciencias del Reino Unido. En la actualidad, prosigue su actividad científica en su casa ubicada en el sudoeste de Inglaterra, ayudado por Sandy, su segunda esposa.

Pronósticos
CALENTAMIENTO GLOBAL Hacia el final de este siglo es probable que el calentamiento global haya transformado la mayor parte de nuestro planeta en un desierto.

FALTA DE AUMENTOS Los únicos lugares donde habrá comida para la superviviencia de la pobla ción serán el Ártico y las zonas costeras en general.

OSCURECIMIENTO GLOBAL Si seguimos quemando energías fósiles, no sólo emitimos dióxido de carbono sino también niebla.

Fuente Consultada:Gran Atlas de la Ciencia Huracanes y Tornados National Geographic

Banderas de los Paises de America Capitales de Paises Americanos

Bandera: Honduras Bandera: Jamaica
BANDERAS DE TODOS LOS PAISES DE AMÉRICA INFORMACION GENERAL BANDERAS DE TODOS LOS PAISES DE AMÉRICA INFORMACION GENERAL
Nombre oficial:
República de Honduras
Capital: Tegucigalpa
Lengua oficial:español
Hab.: 7.536.952
Nombre oficial: Jamaica
Capital: Kingston
Lengua oficial: inglés
Habitantes: 2.804.332
Bandera: Panamá Bandera: Paraguay
BANDERAS DE TODOS LOS PAISES DE AMÉRICA INFORMACION GENERAL BANDERAS DE TODOS LOS PAISES DE AMÉRICA INFORMACION GENERAL
Nombre oficial:
República de Panamá
Capital: Ciudad de Panamá
Lengua: Español
Hab.: 3.292.693
 
Nombre oficial:
República del Paraguay
Capital: Asunción
Lenguas oficiales:
español y guaraní
Hab.: 6.831.306
Bandera: R. Dominicana Bandera: Saint Kitts y Nevis

Nombre oficial:
República Dominicana
Capital: Santo Domingo
Lengua oficial: español
Hab. 9.507.133

Nombre oficial:
Federación de Saint Kitts y Nevis
Capital: Basseterre
Lengua oficial: español
Hab. 39.619

Bandera: Surinam Bandera: Trinidad y Tobago
Nombre oficial:
República Dominicana
Capital: Santo Domingo
Lengua oficial: neerlandés
Hab. 475.996
Nombre oficial:
República de Trinidad y Tobago
Capital: Puerto España
Lengua oficial: inglés
Habitantes: 1.047.366
Bandera: México Bandera: Nicaragua
BANDERAS DE TODOS LOS PAISES DE AMÉRICA INFORMACION GENERAL BANDERAS DE TODOS LOS PAISES DE AMÉRICA INFORMACION GENERAL
Nombre oficial:
Estados Unidos Mexicanos
Capital: México D.F.
Lengua oficial: español
Hab.: 109.955.400
Nombre oficial:
República de Nicaragua
Capital: Managua
Lengua oficial: inglés
Habitantes: 5.785.846
Bandera: Perú Bandera: Puerto Rico
BANDERAS DE TODOS LOS PAISES DE AMÉRICA INFORMACION GENERAL BANDERAS DE TODOS LOS PAISES DE AMÉRICA INFORMACION GENERAL
Nombre oficial:
República del Perú
Capital: Lima
Lenguas oficiales:
español y quechua
Hab.: 29.180.899
Nombre oficial:
Estado Libre Asociado
de Puerto Rico
Capital: San Juan
Lenguas oficiales:
Español e Inglés
Hab.: 3.958.128
Bandera: San Vicente Bandera: Santa Lucía

Nombre oficial:
San Vicente y Las Granadinas
Capital: Kingstown
Lengua oficial: Inglés
Hab. 118.432

Nombre oficial:
Santa Lucía
Capital: Castries
Lengua oficial: Inglés
Hab. 172.884

Bandera: El Uruguay Bandera: Venezuela
Nombre oficial:
República  Oriental del Uruguay
Capital: Montevideo
Lengua oficial: español
Habitantes: 3.477.778
Nombre oficial:
República Bolivariana de Venezuela
Capital: Caracas
Lengua oficial: español
Habitantes: 27.483.208

 

Tipos de Volcanes y Distribución Geografica Grandes Cuevas

tabla de volcanes del mundo

Hoy en día el estudio científico de :; volcanes ha permitido, junto cor su permanente vigilancia, salvar muchas vidas humanas. A ello ha contribuido al  establecimiento de observatorios vulcanológicos en las inmediaciones de los que ya han mostrado la virulencia de las erupciones.

Además de la instalación de observatorios y de la evacuación de las poblac :-nes amenazadas (volcán Soufrié-e isla Guadalupe, 1976) en la actualidac se cumplen diversas medidas de defensa pasiva, entre ellas la apertura de foses construcción de diques para desviar as corrientes de lava y perforación de túneles que regulen el nivel de las lavas dentro del cráter.

Tipos de volcanes
Aun cuando de características comunes el proceso eruptivo de los volcanes su e s ser diferente. También lo es en lo que respecta a la calidad de los materiales . la manera de proyectarlos. El vulcanologo francés Lacroix catalogó cuatro tipos principales: hawaiano, estrombe-liano, vulcaniano y peleano. He aquí a algunas de sus características más importantes:

Tipo hawaiano. Erupciones tranquilas , por lo general continuadas con lavas fluidas. El cráter se halla ocupado por u” lago de lava. Los gases fluyen fác -mente. El ejemplo más claro es Hawa (volcanes Mauna Loa y Kilaucea). La; grandes efusiones basálticas de lsland¡a corresponden al tipo hawaiano.

Tipo estromboliano. Su nombre previene del volcán Stromboli (Sicilia). Sus lavas son menos fluidas que las del tipo antes citado, y el desprendimiento brusco de burbujas gaseosas origina violentas erupciones. La corriente de lava que surge del cráter no es tan extensa como las del tipo hawaiano y deja a menudo superficies de escoria (lava esponjosa de los volcanes).

Tipo vulcaniano. El adjetivo proviene del volcán Vulcano (islas Lípari). Su lava, viscosa y de expansión lenta, se solidifica rápidamente y obstruye con frecuencia el cráter. En el transcurso de la erupción, los gases, al presionar para salir, producen fuertes explosiones que proyectan al exterior iapilli (cenizas muy gruesas) y rocas. Un gigantesco penacho (nube vulcaniana) se eleva en forma de hongo y desde él cae una lluvia de cenizas y bombas de apariencia agrietada. Cuanto mayor haya sido el período de reposo anterior, más violentas serán las nuevas erupciones, qéJe habitual-mente van acompañadas por movimientos sísmicos. A veces la explosión hunde parte del votcán y deja un lado denominado caldeira. El Vesubio, el Teide (Canarias) y el Krakatoa (Sonda) pertenecen a este tipo de volcanes.

Tipo peleano. La lava es tan espesa y viscosa que se solidifica al salir del cráter. No obstante, los gases ¡a impulsan paulatinamente hacia lo alto de la chimenea y forman agujas o cúpulas. Estas formaciones, tras disgregarse, se precipitan hacia los costados y forman conos de residuos angulosos, sin cráter. El volcán tipo es el Mont Pele (Martinica), cuya erupción de 1902 devastó la ciudad de Saint-Pierre.

Volcanes submarinos
Muchos de los volcanes cercanos a las costas tienen origen submarino: Krakatoa, Mauna Loa y Stromboli. Otros, con base dentro del océano, han arrojado materiales que forman verdaderas islas (Santorín, en el mar Egeo). Causó conmoción el surgimiento en el Mediterráneo de la isla Giulia, entre las de Sicilia y Pantellaria, como consecuencia de una erupción submarina producida en 1831. Otros del mismo tipo, intensísimos, tuvieron lugar después de la erupción del Krakatoa, que en 1883 sepultó en el mar las dos terceras partes de la isla homónima y causó 36.000 víctimas. Numerosas islas suelen aparecer y desaparecer como resultado de esa actividad eruptiva.

Distribución Geográfica de los Volcanes
En general, la actividad volcánica se manifiesta por ciclos, y una zona en especial activa puede transformarse en apagada, para luego reanudar su fase de erupciones. Sorprende comprobar que, excepto en África central, casi no existan volcanes en el interior continental, y abundan, por el contrario, en las islas y en las proximidades del mar.

Más del 80% de los volcanes se agrupa en el denominado cinturón de fuego que bordea al océano Pacifico. En el Atlántico hay muchos volcanes situados en la línea axial que va desde el N (isla Juan Mayen) a Islandia, pasa por lasAzo-resy se dirige hacia Tristán de Cunha.en el S. Otras dos alineaciones bordean la parte occidental de África con volcanes activos y recientes (una, islas Canarias y Cabo Verde; otra, Camerún).

En el E del bloque arábigo-africano hay otra alineación mayor (Rift Valley). En el índico, con excepción de Madagascar, casi todas las islas son de origen volcánico. Otra zona importante es la del Mediterráneo, con volcanes activos desde el N de Italia hasta Sicilia, y hasta Asia Menor, al S de la cordillera del mar Caspio.

Mapa Anillo de Fuego

Cuevas Mas Profundas y Largas del Planeta

tabla de cuevas del mundo

Formacion de Tormentas Explicacion del origen de las lluvias

EXPLICACIÓN SOBRE LA FORMACIÓN DE LAS TORMENTAS

En los días cálidos y sofocantes del verano se producen, con frecuencia, tormentas locales. El retumbar del primer trueno es seguido por unos instantes de silencio, a los que suceden ráfagas de aire frío, sobreviniendo después la tormenta, acompañada, generalmente, por el resplandor de los relámpagos. Junto con la lluvia, puede caer también granizo.

Aunque el mal tiempo general está asociado a una depresión, por lo común las tormentas son efectos locales, con una duración aproximada de una hora; pero pueden agruparse en largas líneas, conocidas con el nombre de líneas de borrasca. Una tormenta típica aislada cubre una zona de 5 a 9 kilómetros, a diferencia de las líneas de borrasca, que pueden extenderse a lo largo de varios cientos de kilómetros.

En algunas zonas, las tormentas se producen entre los 300 y 900 metros de altura sobre el suelo, pero en otras regiones muy secas, las nubes más altas se pueden situar entre los 4 y los 8 kilómetros sobre la superficie, alcanzando en los trópicos alturas de 11 a 15 kilómetros.

En ciertas partes, las tormentas suelen iniciarse al atardecer, y se mantienen hasta bien entrada la noche, lo que es debido al calentamiento y enfriamiento diario de la superficie terrestre. En el mar, las tormentas traen consigo una lluvia abundante, cayendo, a veces, en gotas de 6 milímetros de diámetro. Tales tormentas van acompañadas, con frecuencia, de granizo, que puede alcanzar el tamaño de una pelota de golf o de tenis.

Las piedras de granizo gigantes caen sólo en los trópicos, aunque por ejemplo en la localidad de Sussex (Gran Bretaña), durante septiembre de 1958, se recogieron piedras del tamaño de una pelota de tenis, pesando la mayor 186 gramos. Durante el verano las tormentas son más frecuentes en los trópicos y en países de clima suave. Las peores se desarrollan en el centro de África, Brasil, Madagascar e Indonesia. La mayor parte del agua de lluvia que cae en estas zonas procede de las tormentas.

CÓMO SE PRODUCEN LAS TORMENTAS
Todas las tormentas se originan en condiciones casi idénticas, cuando grandes masas de aire húmedo se elevan a través de capas de aire más frío. Esto es un ejemplo de corriente de convección: el aire caliente se eleva dejando un espacio tras de sí; el aire frío, más denso, se desplaza para llenarlo.

Tales masas de aire se elevan de la misma forma que las burbujas de aire suben del fondo de un recipiente de agua hirviendo, pero, por supuesto, a escala enorme. Las tormentas se desarrollan, en general, durante el verano, cuando el aire caliente y húmedo contiene una cantidad considerable de vapor de agua.

El suelo recalentado eleva la temperatura del aire en contacto con él, y este aire caliente, que es más liviano que la capa que tiene encima, empieza a ascender. A medida que sube, se expansiona y, por lo tanto, se enfría; pero, a pesar de ello, continúa elevándose, ya que las capas que va atravesando son progresivamente más frías y más densas (esto se debe a que la temperatura decrece a medida que aumenta la distancia a la superficie de la Tierra) . Llega un momento en que el aire ascendente se ha enfriado tanto que no puede mantener toda el agua que contiene en forma de vapor, y el exceso de vapor de agua se condensa en millones de diminutas gotas acuosas, formando un cúmulo blanco y con aspecto de algodón, una nube.

A medida que se forman las gotitas de agua, se desprende calor, el cual eleva la temperatura del aire, impulsándolo todavía más hacia arriba. El calor liberado, calor latente, es del mismo tipo que el necesario para que se evapore un charco de agua. Este calor desprendido ayuda a mantener el ascenso de la columna de nubes.

Una condición indispensable para que una tormenta se desarrolle es que, con la altura, la temperatura del exterior de la columna ascendente de nubes decrezca más rápidamente que la temperatura de su interior. De esta forma, la columna se mantiene siempre más ligera que el aire que la rodea, y asciende con más y más rapidez, para formar nubes con aspecto de hongo, que más tarde producirán las tormentas conocidas como tormentas de calor.

A medida que la nube asciende, las gotas de agua se transforman en cristales de hielo, que crecen hasta alcanzar un tamaño suficiente para poder caer. Al caer, se funden, de nuevo, en gotas de lluvia, las cuales se encuentran con las corrientes de aire ascendentes. Estas violentas corrientes ascendentes pueden alcanzar velocidades de 110 kilómetros por hora, siendo más comunes las de 37 kilómetros horarios.

Tales corrientes ascendentes rompen las gotas de lluvia, y la fricción con el aire produce una carga eléctrica en ellas, de la misma forma que, al frotar con un paño un trozo de vidrio, éste queda cargado eléctricamente (electrizado). De hecho, sólo las gotas de lluvia más gruesas son lo suficientemente pesadas para forzar su camino a través de las corrientes ascendentes y alcanzar el suelo.

A ello se debe que el agua de las tormentas caiga en forma de gotas .tan gruesas. Las nubes tormentosas, llamadas nubes de cúmulonimbo, condensan cargas eléctricas, hasta que llega un momento en que no pueden retenerla por más tiempo y se descargan, bien sobre otra nube o sobre el suelo. Estas descargas producen los brillantes resplandores del rayo, característicos de las tormentas de verano.

explicacion grafica de una tormenta

La corriente ascendente de aire y vapor de agua encuentra en su camino gotitas de agua condensada y cristales de hielo que descienden. Lo fricción entre ambas provoca su carga eléctrica. La electricidad puede descargarse, bien entre la parte superior y la base de la nube, o entre la base de ¡a nube y la tierra.

El trueno es el ruido que se produce cuando la chispa cruza el espacio que hay entre dos nubes o entre la nube y la tierra. Al caer, las gotas de lluvia arrastran el aire que asciende con ellas hasta tal punto que inician una corriente de aire frío descendente, por lo que, en la misma nube tormentosa, pueden coexistir una violenta corriente ascendente junto a una fuerte corriente descendente.

La acción de ambas, como unas tijeras gigantescas, puede partir en dos un aeroplano o, en el mejor de los casos, proporcionará un vuelo muy agitado. Las corrientes descendentes se rompen en la base de la nube y giran a ambos lados sobre el suelo. Éste es el origen de las ráfagas de aire fresco que marcan el principio de la tormenta. Estas ráfagas pueden elevar masas de aire húmedo y caliente, iniciando una nueva tormenta.

De este modo, es posible que éstas pasen en olas sucesivas y se descarguen sobre la superficie terrestre. Para mantenerse, las nubes tormentosas precisan de un suministro continuo de aire cálido y húmedo, y si éste se interrumpe bruscamente (por ejemplo, cuando la tormenta atraviesa una cadena de colinas), la inmensa cantidad de gotas de agua mantenida por las violentas corrientes ascendentes, como pelotas de ping-pongsostenidas sobre un manantial, se ve obligada a precipitarse a toda velocidad hacia el suelo, en forma de chaparrón.

DISTANCIA DE LA TORMENTA
El relámpago que acompaña al trueno nos proporciona un medio sencillo de averiguar la distancia a que se encuentra la tormenta. Al mismo tiempo que las chispas luminosas saltan a la tierra o a otra nube, el sonido del trueno se produce a lo largo del camino recorrido por la chispa. Pero el sonido viaja con mayor lentitud que la luz.

Así, la luz viaja a 300.000 kilómetros por segundo, lo que, en la práctica, significa que el relámpago es visto en el mismo momento que se produce. Pero el trueno se traslada a la velocidad del sonido, es decir, a 330 metros por segundo. Por tanto, en una tormenta que se encuentre a 1 kilómetro de distancia, el sonido del trueno se escucha unos tres segundos después de verse el relámpago, a dos kilómetros del intervalo es de seis segundos, y así sucesivamente. Luego, para hallar la distancia a que se encuentra una tormenta, hay que contar los segundos que pasan entre el relámpago y el trueno, sabiendo que tres segundos representan un kilómetro.

Fuente Consultada: Revista TECNIRAMA Nª72

El Origen del Planeta Tierra

Tipos de suelos en Argentina Geografia Clasificacion Caracteristicas

Suelos de Argentina

Los suelos de nuestro planeta, han sido estudiados y clasificados de variadas maneras, sin embargos todos ellos lo hacen desde los componentes o sus aptitudes.

Tal es así, que para analizar los suelos de nuestro país utilizaremos una clasificación elaborada por el Instituto Nacional de Tecnología y Agropecuaria (INTA), el cual bosquejó las regiones argentinas basadas en la clasificación que se utiliza a escala mundial (Soil Taxonomy de EEUU) después de trabajar arduamente durante muchos años  de salidas a campo, estudios de laboratorio y trabajos científicos. Esta además tiene en cuenta la capacidad productiva de cada suelo, sus nombres parecen muy difíciles, pero su relación esta directamente vinculada a su formación.

Clasificación

1) Entisoles (del latín ent.: juventud), o también denominados “suelos castaños”. Son suelos de formación incipiente, con materiales que fueron acumulados por el agua, el viento o la fuerza de gravedad. Estos suelos débilmente desarrollados, están localizados en muchas áreas de nuestro país, aunque siempre lo hacen a lo largo de valles fluviales. Además, aunque el accionar del hombre consiga mejorarlos, estos poseen baja fertilidad, por lo que son poco favorables para los cultivos.

2) Vertisoles (del latín verto: verter), son suelos pesados, arcillosos y difíciles de trabajar, ya que al humedecerse se expanden y al secarse se agrietan. A pesar de que suelen tener buen contenido de nutrientes, se restringe su uso para la actividad agrícola. Pero si pueden constituirse en buenas áreas pastoriles. Estos se localizan preferentemente en Corrientes y Entre Ríos.

3) Inceptisoles (del latín Inseptum: comienzo), son suelos pardos, asociados a Climas húmedos. Además son incipientes, poco evolucionados y con una cierta acumulación de materia orgánica y nutrientes que lo hace aptos para el cultivo. Estos naturalmente están cubiertos por bosques, y se localizan en los valles de Salta, Jujuy, la cuenca Tucumana y los valles de la Patagonia andina.

4) Aridisoles (árido), son suelos de regiones áridas de muy bajo contenido en materia orgánica y escasa fertilidad. Por esta ausencia de nutrientes es que presenta colores muy claros y sus materiales son muy fácilmente erosionables. Estos suelos están cubiertos por pastos duros, por lo que se los utiliza para el pastoreo de ganado poco numeroso y resistente a estas condiciones. Generalmente se localizan desde la Puna hasta el sur de Santa Cruz.

5) Molisoles (del latín molis: blando), o también denominados “suelos negros”. Estos son suelos sueltos y oscuros, ya que poseen una alta proporción de materia orgánica y con buen drenaje. Son los de mayor fertilidad y de mayor valor económico del país. Aquí se incluyen la mayor parte de los suelos llamados Chernozem, brunizem, de pradera, castaños y pardos. Estos se encuentran en las grandes superficies de la llanura Chaco-pampeana.

6) Alfisoles, o también llamados “suelos grises”. Son suelos arcillosos de baja permeabilidad, generalmente húmedos, y su contenido de materia orgánica es de bajo a mediano, por lo que no son aptos para la agricultura. Estos se encuentran preferentemente en la región Chaqueña.

7) Oxisoles (de óxido). Son suelos rojos de clima subtropical húmedo. En un primer momento fueron llamados lateríticos, por su color a causa de la oxidación de rocas de alto contenido de hierro. Estos son poco fértiles, debido a su porosidad y por ser lavados por las abundantes precipitaciones. Se encuentran preferentemente en Misiones y en el noreste de Corrientes.

8) Spodosoles. Son suelos ácidos, con escasa proporción de nutrientes lo que los hace poco aptos para la agricultura. Estos son propios de las áreas boscosas de Tierra del Fuego.

9) Histosoles (del griego histos: tejido). O también conocidos como “turbas”. Son suelos muy ricos en materia orgánica y poco descompuestos, por lo general son característicos de turberas, mallines y algunas terrazas fluviales. Por lo general son muy pantanosos, y de poco valor agrícola. Estos se localizan en Tierra del Fuego y en los mallines de la patagonia andina.

10) Litosoles, por lo general estos hacen referencia a las acumulaciones arenosas formadas por el viento. No posee materia orgánica y su productividad es escasa y son fácilmente erosionables. A estos suelos lo podemos encontrar en la amplia región árida del nuestro país.

Cartas de Suelos de la República Argentina
El conocimiento de la aptitud de un suelo para la agricultura es un aspecto fundamental para planificar su aprovechamiento racional. Con esta finalidad, el Instituto de Suelos y Agrotecnia del Ministerio de Agricultura y Ganadería dio comienzo, en 1944, a los primeros estudios destinados al reconocimiento de los suelos en zonas bajo riego y riesgo de erosión. Posteriormente, con la creación del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), en 1956 se inició el relevamiento de los suelos con métodos más modernos y, para 1960, se publicó el primer mapa esquemático de las regiones de suelos de la República Argentina.

El trabajo tuvo continuidad y en la década del 70 se publicaron las primeras Cartas de Suelos de la República Argentina. Estas cartas fueron elaboradas en escala 1:50.000 a partir de relevamientos aerofotográficos de las distintas zonas del país. Suministran información sobre el clima de la región, la ubicación geográfica, la vegetación, el uso actual de la tierra, un análisis de la textura, la composición química del suelo, y brindan una detallada descripción de las distintas series encontradas y clasificadas en el mapa junto con su aptitud de uso y sus respectivas necesidades de manejo.

Las Cartas están especialmente destinadas a los productores, para que conozcan mejor sus tierras y las aprovechen y manejen en forma adecuada, pero también a los ingenieros agrónomos, para que las utilicen en las tareas de divulgación y asesoramiento, a los ingenieros chiles, para que tengan en cuenta las propiedades de los – suelos a la hora de planificar y proyectar las rutas y construcciones, y a los científicos, para sus trabajos de investigación.

tabla de tipos de suelos

Fuente Consultada:
Geografía Argentina. Editorial Troqvel
Geografía Argentina. Editorial Santillana.  Atlas Mundial Clarín. Tomo 1. El mundo Físico.
Profesora de Geografía: Claudia Nagel

Los Suelos De Argentina Deterioro de los Suelos La Soja Produccion

Suelos: su deterioro

Un tema de gran relevancia en la actualidad, es el deterioro que se evidencia en los suelos, ya que esto incide en la capacidad de producción de alimentos para una determinada área. En el caso de nuestro país, las distintas investigaciones que se han realizado sobre este hecho, reflejan que más del 30% de su superficie padece algún grado de erosión.

Esto tiene su origen en la utilización masiva de los mismos. Algunos ejemplos podrían ser: la expansión cerealera en la región pampeana, la expansión de los cultivos industriales en los oasis de cuyo y noroeste, en Misiones y el este chaqueño, el sobrepastoreo en la patagonia, y la colonización agrícola de los valles de los grandes ríos del sur argentino. Este hecho coincide en que se desarrollan a partir de la segunda mitad del siglo XIX. Sin embargo esta producción grandiosa, tuvo consecuencias negativas para los suelos; ya que se rompió el equilibrio natural que aseguraba su conservación por su uso inadecuado.

Esto provocó distintos tipos de desgaste, agotamiento de sus nutrientes, entre otros. Por ejemplo, los principales procesos de deterioro del suelo son: la erosión eólica (por el viento), erosión hídrica (por el agua de lluvia), las inundaciones, la salinización, y el agotamiento de nutrientes que aseguran su capacidad productiva.

deterioro de los suelos

El trabajo de tierras poco o nada apto para el cultivo, fue la causante principal de laerosión eólica, ya que con las técnicas que se emplearon se dejaron los suelos al descubierto para que avance el viento degradándolos a su paso, esto es más común en las zonas de climas áridos.  Este hecho puede observarse al oeste de la provincia de Buenos Aires, en el este de La Pampa y de San Luis, y el sur de Córdoba. No obstante en la meseta patagónica también está presente este tipo de erosión, pero esto se debe al sobrepastoreo del ganado ovino, el cual destruye la vegetación propia de esta área, dejando los suelos descubiertos para los vientos provenientes del oeste.

Por otra parte, el agua de las precipitaciones causa estragos en aquellos suelos que no poseen cobertura vegetal, ya que barre con el los nutrientes que se hallan en su superficie, denominado erosión hídrica. Este hecho se da particularmente en las tierras más fértiles de las zonas húmedas del país, como ser el centro-este de Córdoba o las áreas que rodean a la cuenca del río Salado en la provincia de Buenos Aires. Pero también es observable en otras zonas, como en el piedemonte de las sierras Subandinas (Salta y Jujuy), en Misiones y en la provincia de Entre Ríos.

Ahora bien, si esta agua de lluvia provoca inundaciones, el deterioro de los suelos es aún mayor, ya que pierden sus nutrientes, se salinizan y posteriormente se compactan. Básicamente esto ocurre en la provincia de Buenos Aires y en los bajos Submeridionales que acompañan al río Paraná.

En cambio, en las áreas en donde los suelos están sometidos al exceso de riego y con deficiencias en los sistemas de drenaje, se da otro proceso importante de degradación: la salinización. Es decir, esta se produce por el ascenso de sales, presentes en las distintas profundidades del suelo y cuando se evapora el agua, lo que aparece son las sales en superficie tan perjudiciales para el cultivo.

Este hecho ocurre en algunos sectores de los valles del río negro, del oasis de Mendoza y en las áreas lindantes a los ríos Atuel, y Diamante en Mendoza, o el río Dulce en Santiago del Estero.  Pero el caso más notable y de mayor preocupación es el situado en el valle inferior del río Chubut.

En los llanos de la Rioja sucede este proceso desalinización, pero la causante en este caso es que el agua que se utiliza párale riego contiene alto contenido de sales, provocando también una degradación importante de los suelos.

Por último, no puede dejarse de lado el problema de agotamiento de suelos, producto de la explotación constante del mismo a lo largo de muchos años, producto del monocultivo y de las técnicas inadecuadas. Esto se evidencia en las zonas agrícolas más ricas del país como ser la provincia de Buenos Aires, Santa fe y Córdoba. Esto es evidente en los últimos años, con el cultivo de la soja y trigo, para los cuales se utiliza técnicas y maquinarias muy potentes.

Hoy en día, para evitar estos problemas tan relevantes que afectan al suelo se dispone de un conjunto de conocimientos y técnicas que aseguran la conservación de la superficie natural de los suelos, nuestra responsabilidad es darles su uso más apropiado y evitar estos daños a la naturaleza de la que prescindimos.

CAUSAS Y EFECTOS DE LA DEGRADACIÓN DEL SUELO
Asentamientos humanos Establecimiento de complejos residenciales en zonas agrícolas.
Eliminación de desechos cloacales y desagües pluviales con arrastre de sustancias residuales.Eliminación de residuos domiciliarios (basura) en vertederos abiertos o por combustión.

Uso de combustibles fósiles para calefacción y automotores.

Modificaciones en el ecosistema regional. Alteraciones en la cantidad y calidad de suelos útiles para otros fines.

Contaminación del suelo y de napas superficiales con las aguas de uso domiciliario.

Infiltraciones de los líquidos residuales en el suelo y napas de aguas subterráneas.
Contaminación con materiales no degradables.

Contaminación tóxica del aire y del suelo con los productos de la combustión de residuos sintéticos no degradables.
Contaminación tóxica de suelos y alimentos con hidrocarburos y plomo.

 

Actividades agropecuarias Tecnología de las practicas agrícolas:

  • dirección de los surcos;
    • monocultivo, rotaciones inadecuadas de cultivos o mal manejo del pastoreo.

Expansión de prácticas inadecuadas de riego.

Uso de fertilizantes y plaguicidas en forma no controlada con el objeto de mejorar la producción.

Tala y quema indiscriminada.

Pérdida gradual de la textura natural a el suelo ocasionada por el uso inapropiado de maquinarías pesadas.

Erosión eólica e hídrica favorecidas por los surcos construidos en dirección a la pendiente del terreno.

Deterioro gradual de los suelos agrícolas por agotamiento de nutrientes.

Problemas de salinización y anegamiento.

 

Destrucción de microflora y microfauna del suelo.

Alteración de los ciclos biogeoquímicos naturales. Contaminación tóxica de los suelos, napas subterráneas y cultivos. Interferencia en la salud humana.
Destrucción del suelo.
Extinción de especies vegetales y animales. Modificaciones en la evolución natural del ciclo hidrológico. Potenciación del efecto invernadero. Desertificación.

Actividades industriales

Uso de grandes extensiones de tierra para sus instalaciones.

Liberación de productos gaseosos no tratados convenientemente que contribuyen a la lluvia acida.
Eliminación de efluentes industriales.

Eliminación de efluentes a grandes temperaturas.

Eliminación de residuos radiactivos.

Liberación de hidrocarburos y productos originados durante las combustiones.
Tala de árboles sin reforestación prevista.

Modificaciones en el ecosistema regional.

Acidificación de los suelos que genera modificaciones en su estructura, pérdida de nutrientes y aumento de las concentraciones de metales pesados.

Contaminación orgánica y tóxica.

Contaminación térmica.
Contaminación radiactiva.

Contaminación tóxica del suelo que deriva en la contaminación de cadenas alimentarías.

Desertificación.

ALGUNOS DATOS DE INTERÉS…

  • Todos los años se erosionan, en el planeta, más de 200.000 km2 de tierras.
    • El fenómeno de degradación de los suelos afecta actualmente a más de 20 millones de km2.
    • Por lómenos 12 millones de km2 se degradaron como consecuencia de la actividad humana desde hace 50 años.
    • Al ritmo actual de degradación, 2,5 millones de km2 de tierras cultivables podrían tornarse improductivas de aquí al 2050.
    • La erosión provocada por el agua es el principal factor de deterioro y afecta a unos 11 millones de km2.
    • La erosión causada por el viento afecta 5,5 millones de km2.
    • El efecto de los productos químicos deteriora 2,4 millones de km2.
    • El pastoreo excesivo ha dañado 6,8 millones de km2. s La deforestación ha dañado cerca de 6 millones de km2.
    • La gestión agrícola deficiente ha dañado 5,5 millones de km2.
    • La recolección de leña ha dañado 1,4 millones de km2.
    • Los suelos afectados por la contaminación cubrirían 220.000 km2 (el 90 % de ellos, en Europa).

Fuente: El Correo de la UNESCO. Enero 1995

Fuente: Geografía Argentina, Editorial Santillana Geografía Mundial, Editorial Puerto de Palos.
Profesora de Geografía: Claudia Nagel
Tabla Contaminación: Biología II – Ecología y Evolución Polimodal – Bocalandro – Frid – Socolovsky