Eras Geológicas

Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia

El enigma del origen del Universo siempre fue tema de estudio y discusión para los científicos. Hasta el presente, la teoría que mejor ha podido explicar este acontecimiento es la propuesta por el físico George Gamow (1904-1968), llamada teoría del Big-Bang o de la Gran Explosión. Está basada en las observaciones del astrónomo Edwin Hubble (1889-1953), quien demostró que las galaxias se alejan unas de otras continuamente.

BIG BANG

13.700 millones de años

Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
NACIMIENTO DEL SISTEMA SOLAR 4500 millones de años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
COLISIÓN PLANETARIA ORIGINA LA LUNA 4500 millones de años
PRIMEROS SIGNOS DE VIDA MICROSCÓPICA 3700 millones de años
PRIMEROS ORGANISMOS PLURICELULARES 500 millones de años
ALGUNOS ANIMALES EMERGEN DEL AGUA 400 millones de años
LA MAYOR EXTINCIÓN EN MASA 252 millones de años
APARICIÓN DE LOS DINOSAURIOS 240 millones de años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
DESARROLLO Y EXPANSIÓN DE LAS FLORES 150 millones de años
EVOLUCIÓN DE LOS MAMÍFEROS 150 millones de años
EXTINCIÓN DE LOS DINOSAURIOS 65 millones de años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
EXPANSIÓN DE LOS MAMÍFEROS POR LA TIERRA 55 millones de años
INICIO DE LA EDAD DEL HIELO 40 millones de años
LOS MONOS BAJAN DE LOS ÁRBOLES 7 millones de años
PRIMEROS HUMANOS PREHISTÓRICOS (homo habilis) 2.5 millones de años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
EVOLUCIÓN DEL LINAJE MODERNO EN ÁFRICA 130.000 años
DATACIÓN DE LA PINTURA RUPESTRE MAS ANTIGUA 30.000 años
NACIMIENTO DE LA AGRICULTURA Y GANADERÍA 10.000 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
ARMAS DE BRONCE, CABALLOS Y CARROS 3.500 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
COMIENZAN LOS JUEGOS OLÍMPICOS EN GRECIA 2.700 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
NACIMIENTO DEL BUDISMO 2.500 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
NACIMIENTO DEL CRISTIANISMO 2.000 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
EL IMPERIO ROMANO ALCANZA SU APOGEO 2.000 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
NACIMIENTO DEL ISLAM 1.500 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
LAS CRUZADAS 1.000 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
LA PÓLVORA Y EL PAPEL LLEGAN A OCCIDENTE 800 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
CONQUISTA EUROPEA DEL NUEVO MUNDO 500 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
CULTIVOS, ANIMALES Y ENFERMEDADES SE GLOBALIZA 400 años
REVOLUCIONES FRANCESA Y AMERICANA 250 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
ERA DE LOS IMPERIALISMO OCCIDENTALES 250 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
COMIENZA LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL 200 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
PRIMERAS VACUNAS 200 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
LA POBLACIÓN MUNDIAL SUPERA LOS 1000 MILLONES 180 años
FERROCARRIL, ELECTRICIDAD Y AUTOMOVILES 150 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
PRIMER VUELO CON MOTOR 100 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
GUERRAS MUNDIALES 80 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
DESCUBRIMIENTO DE LA ENERGÍA ATÓMICA 60 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
ERRADICACIÓN MUNDIAL DE LA VIRUELA 40 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
COLAPSO DE LA UNIÓN SOVIÉTICA 25 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
LA POBLACIÓN MUNDIAL SUPERA LOS 6000 MILLONES 10 años Evolucion del Universo Resumen Cronologia Linea del Tiempo Historia
CIENTÍFICOS PREDICEN LA SEXTA EXTINCIÓN EN MASA 5 años

Aún hoy, después de tanto avances científicos y progresos en la exploración del espacio,  el origen del universo sigue siendo mi misterio. Los astrónomos no pueden más que recurrir a diversas hipótesis. Según la teoría del Big Bang, el universo que se observa en la actualidad se habría formado hace diez mil o veinte mil millones de años, debido a una explosión que formó una “bola de fuego primigenia” en cuya composición entrarían protones, electrones, fotones y neutrones, a una temperatura extremadamente alta; más de un millón de grados. Este gas, en permanente expansión, sería el que, al condensarse, dio origen a las galaxias y, dentro de ellas, a las estrellas y los planetas.

Los astrónomos no se han puesto de acuerdo acerca de la duración de esta expansión: ¿será indefinida, o en algún momento se detendrá? Algunos sugieren que podría detenerse poco a poco. Otros predicen que a la detención le seguiría una contracción y toda la materia volvería, entonces, a su condensación inicial; luego se produciría otra explosión, y el ciclo recomenzaría. También hay quienes sostienen que el universo no tendría principio ni fin, y que permanecerá por siempre en el estado actual. No obstante, debido a que el universo no es estático y hay una creación continua de materia para reemplazar a las galaxias que se alejan, las dos primeras teorías se consideran más consistentes.

Una galaxia es un inmenso sistema conformado por billones de estrellas. Las hay de diversos tipos: irregulares, espirales, elipsoidales; la Vía Láctea, que nos contiene, es una galaxia espiral. Los centros de las galaxias suelen ser luminosos; y en varias de ellas hay indicios de que se hubieran producido explosiones.

Las galaxias forman “racimos” con distinto número de componentes: de una veintena a miles. La Vía Láctea forma parte de un grupo de veinticuatro miembros, denominado Grupo Local, en el cual la más importante es la galaxia de Andrómeda, que tiene el doble del tamaño de la nuestra. En torno a las estrellas, pueden apreciarse nubes de gas y polvo, a veces visibles como en el caso de la nebulosa de Orión. Son estas nubes las que, al condensarse, dan origen a las estrellas.

Imagen del Universo

Nuestro sistema solar está conformado por el Sol y ocho planetas que gravitan a su alrededor. Los planetas siguen órbitas que, casi en su totalidad, están situadas en el mismo plano; y todos se desplazan en torno al Sol en el mismo sentido. El tiempo que tardan en dar una vuelta constituye el año de cada planeta: Mercurio, el más cercano, demora tres meses terrestres. Además de los planetas, entre Marte y Júpiter circulan cuerpos pequeños, bloques de rocas cuyo diámetro no suele pasar los pocos kilómetros. Se cree que estos asteroides son los restos de un planeta que, o bien se fragmentó, o no llegó a formarse jamás.

En la periferia del sistema existen, además, una serie de cuerpos que no alcanzan la categoría de planeta, como es el caso de Pintón, “degradado” recientemente, además de otros, descubiertos en los últimos años gracias a los nuevos instrumentos de detección, como Eris, Sedna y Xena. Además hay cuerpos de menor tamaño, como los meteoros. Son rocas que, al entrar en la atmósfera terrestre, se inflaman por el roce del aire y se convierten en estrellas fugaces. Los cometas, por su parte, son bloques sólidos cuya materia comienza a evaporarse a medida que se aproximan al Sol, lo que genera su característica cabellera de gases. Vienen do muy lejos, de más allá de los límites del sistema solar; algunos son periódicos, como el cometa Halley, que se aproxima al Sol cada 75 años.

El trabajo del astrónomo ha variado mucho desde que se estudiaba el movimiento de los astros a simple vista. Los medios de observación actuales —radiotelescopios, receptores espaciales, telescopios ópticos— surgieron del aporte de disciplinas variadas, como la óptica, la mecánica de precisión, le electrónica. Tanto la recolección como la interpretación de datos ya no corren por cuenta de astrónomos individualistas, sino que surgen del trabajo coordinado de un equipo interdisciplinario.

El astrónomo nunca podrá recurrir a la comparación directa del objeto de estudio ni podrá ver por sí mismo la estructura de un astro ni visitar un agujero negro, por lo que constante” mente debe recurrir a la reformulación de sus modelos teóricos. Esto implica un alto grado de interacción de las diversas ciencias, lo que hace de la astronomía actual una disciplina dinámica y en constante evolución, que con el tiempo puede brindar los frutos más inesperados.

EVOLUCIÓN DEL COSMOS

Tiempo cero

Existen cuatro fuerzas unificadas: la fuerza de gravedad, que atrae a los cuerpos; la nuclear débil, que mantiene unidas las partículas subatómicas; la nuclear fuerte, que une los núcleos atómicos y la electromagnética, que atrae a las cargas positivas y negativas. La materia y la energía están concentradas en un pequeño volumen. La temperatura es superior a los 1.011 °C. Se produce una gran explosión o Big-Bang. A partir de allí, el Universo comienza a expandirse.
10-43  10-43segundos después del Big-Bang. La fuerza de gravedad se independiza del resto de las fuerzas. El Universo se visualizaría del tamaño de una uva.
10-35  10-35segundos después del Big-Bang. Se independiza la fuerza nuclear fuerte. Abundan los quarks, los electrones, los positrones y los neutrinos.
1 segundo  1 segundo después del Big-Bang. El electromagnetismo y la fuerza nuclear débil se separa.  Se fusionan las primeras partículas formando los protones y los neutrones.
1 minuto 1 minuto después del Big-Bang. Se forman los núcleos de helio (He) y deuterio (H)
30 minutos 30 minutos después del Big-Bang. Continúa la expansión, la temperatura del Universo baja a 3 . 108 °C.
4 . 105 años después del Big-Bang. Se forman átomos de hidrógeno (H) y sus isótopos y helio (He). Comienza a separarse la radiación de la materia: se liberan microondas, que se expanden en todas las direcciones.
106 años después del Big-Bang.  Las nubes de gas (de hidrógeno y helio) se atraen por fuerzas gravitatorias. Aparecen las primeras galaxias y quasares. Se forman los primeros elementos químicos más pesados que el hidrógeno y el helio. Continúan la expansión y el enfriamiento.
109 años después del Big-Bang.  Se origina la Vía Láctea, galaxia espiral en la cual se encuentra el Sistema Solar.
109 años después del Big-Bang.  Se originan el Sol y los planetas (entre ellos la Tierra). En las estrellas se producen fusiones nucleares que dan origen a los restantes elementos.
109 años después del Big-Bang.  Se forman las primeras moléculas orgánicas en a Tierra
Época actual. 15 . 109 años después del Big-Bang.  Continúa la expansión. La temperatura de las radiaciones de microondas (descubiertas en 1965) es de apenas -270°C. Diámetro estimado del Universo actual: 30.000 millones de años luz (cada año luz equivale a 9,463 x 1012 Km.). El futuro del Universo es incierto. Algunas teorías estiman que seguirá expandiéndose, otras dicen que se contraerá y otras que ocurrirán ambas cosas alternativamente.

Fuente Consultada:
Grandes Inventos Que Cambiaron El Mundo Michael Spiers
Todo sobre nuestro mundo de Christopher LLoyd

 

Predecir Terremotos Tsunamis Detectar a Tiempo Movimiento Terrestre

Así como hoy se puede predecir el tiempo, se cree también que será posible que un día puedan predecirse los terremotos con cierto grado de fiabilidad. Se han realizado intensos esfuerzos en muchos países para detectar síntomas precursores de los terremotos, pero no se ha conseguido establecer un esquema coherente, y los resultados prácticos en la predicción de terremotos son, por el momento, muy limitados. Muchos de los fenómenos que se consideran como precursores de terremotos están relacionados con la dilatancia, esponjamiento que se produce en las rocas como consecuencia del incremento de las tensiones internas a que se ven sometidas. Otros síntomas, no relacionados probablemente con la dilatancia, pueden ser las sacudidas previas, la fluencia del terreno e incluso el comportamiento inhabitual de los animales. Actualmente desconocemos si existe una serie de síntomas que invariablemente deban preceder a un terremoto; son necesarias, por tanto, más pruebas.

El 24 de enero de 1556, un terremoto sacudió la provincia china de Shansi. El enorme número de víctimas que ocasionó —alrededor de ochocientos mil— lo convirtió en el sismo más mortífero que registra la historia.

Casi 1.500 años antes de este terrible hecho, el 24 de agosto del año 79, la erupción inesperada del volcán Vesubio, en el sur de Italia, enterró bajo un manto de lava y de cenizas las ciudades de Pompeya y Herculano, que permanecieron escondidas durante quince siglos. Los terremotos y las erupciones volcánicas tienen muchas cosas en común.

Pueden resultar tremendamente destructivos, violentos y aterradores, pero, ante todo, son inevitables. Sin embargo, a pesar de no poder impedir su ocurrencia, se los puede predecir Tanto en el caso de los sismos como de las erupciones volcánicas, existen varias señales claras que anticipan el desastre.

Predicción de terremotos: En otros tiempos, los chinos, como muchos otros pueblos, creían que los terremotos podían augurarse por medio de la astrología. En la actualidad, en cambio, los intentos por predecir un sismo se basan fundamentalmente en la observación de los diversos cambios que experimenta la corteza terrestre antes de un fenómeno de esta magnitud.

Hoy se trabaja con la predicción a largo y a corto plazo. Para la primera, resulta imprescindible disponer de registros históricos que certifiquen la ocurrencia de anteriores terremotos en la región, y realizar un análisis estadístico del patrón futuro de estas mismas ocurrencias.

Otro análisis similar incluye el concepto de vacío o laguna sísmica (seismic gap) es decir, la no ocurrencia de terremotos durante un lapso más o menos prolongado, en zonas tectónicamente activas, puede indicar un período de acumulación de energía que finalmente se liberará en la forma de un gran terremoto. Una de las pistas principales son los temblores de baja intensidad o sacudidas precursoras, que preceden a los terremotos y que pueden adelantárseles incluso varios años.

Estos pequeños movimientos anteceden la liberación brusca, en forma de vibraciones sísmicas intensas, de la tensión acumulada durante años en el interior de la Tierra Para algunos sismólogos, estas variaciones menores provocan una alteración en la velocidad de propagación de las ondas sísmicas. Por lo tanto, las fluctuaciones en el patrón de ondas podrían interpretarse como una advertencia. La predicción a corto plazo es la más importante y difícil.

Los sismólogos estudian los datos acumulados de otros terremotos, como movimientos lentos del terreno, emanaciones de gases, variaciones del nivel freático, etcétera Muchos especialistas sostienen que en el lugar donde va a originarse un sismo, y en sus alrededores, los materiales sólidos que componen las rocas se dilatan y deforman. Esta dilatación, que se manifiesta, entre otras cosas, como un aumento de volumen, produce variaciones medibles, en la corteza terrestre, de diversos parámetros, como la velocidad de las ondas sísmicas, la resistividad eléctrica y los niveles del suelo y del agua. Si estas alteraciones llegaran a comprobarse, podrían resultar sumamente útiles para predecir la ocurrencia de un terremoto.

En la misma línea de pensamiento, los científicos analizan también la modificación en la concentración de ciertos gases, como el radón, un gas inerte y radiactivo, que aumenta a medida que las rocas acumulan esfuerzos. Predicción de erupciones volcánicas Aparentemente, existiría una relación entre los terremotos y la erupción de los volcanes. Si esta relación se continuara, los observatorios podrían monitorear los movimientos sísmicos para confeccionar un pronóstico de erupciones medianamente confiable. Por otro lado, una teoría propone que las mareas solares y lunares, que poseen un ciclo definido, y el acercamiento a la Tierra de un planeta de gran masa también favorecerían de alguna manera la actividad volcánica. Una vez más, de comprobarse este hecho. se podrían prever con antelación las grandes erupciones, además de los cambios climáticos ligados a ellas, por ejemplo, las sequías y las inundaciones.

Pero otros signos de posible erupción parecen más frecuentes y seguros. La emisión de gases que cambian de composición química a medida que ésta se acerca (por ejemplo, pocas semanas antes de la gran erupción del volcán Pinatubo, en 1991, se detectaron grandes cantidades de gases sulfurosos, que incluso contaminaron lagos cercanos y acabaron con todo signo de vida). Otro fenómeno asociado al “prevulcanismo” es el abultamiento, inclinación y levantamiento de la superficie del edificio volcánico, por la actividad de los gases y el ascenso del magma, lo que a su vez eleva la temperatura del suelo.

Como podemos ver no existe una “bola de cristal” que nos permita predecir con certeza el despertar de un volcán dormido o las sacudidas violentas del planeta Pero todos los especialistas están de acuerdo en algo: la Tierra nos da muchas señales. Sólo es cuestión de saber descifrarlas.

ALGUNAS EXPERIENCIAS: El primer paso, esencial, por otra parte, para avanzar en el estudio de predicción de terremotos, consiste en identificar una región en la que su historia sísmica sugiera la posibilidad de que un terremoto pueda tener lugar en un plazo corto, para poder instalar convenientemente todos los instrumentos necesarios . En China se han obtenido notables éxitos en la predicción de terremotos; indudablemente el incentivo es alto en ese país que tiene una larga historia de desastres producidos por este fenómeno, por lo que se han dedicado a este trabajo enormes recursos de mano de obra, tanto profesional como amateur.

Antes de ocurrir el terremoto de Haicheng …”en 1975, se habían estudiado una serie de terremotos de la zona a partir del que tuvo lugar en Bo Hai en 1969 y otros anteriores a él , y se había localizado una especie de trayectoria progresiva en dirección noreste. Mediante trabajos de campo para determinar las deformaciones del terreno, y otra serie de síntomas, se llegó a establecer en junio de 1974 que un terremoto de magnitud 5 a 6 tendría lugar en la zona norte de Bo Hai en un plazo de uno o dos años.

En febrero de 1975 una serie de pequeños temblores fueron correctamente identificados corno una secuencia de sacudidas previas; este hecho provocó la decisión de evacuar a la población, instalándola en tiendas de campaña a pesar de las crudas condiciones meteorológicas invernales. A lo largo de ese día más de un millón de personas acamparon en las afueras de la ciudad, y al principio de la tarde tuvo lugar la primera gran sacudida de magnitud 7,3 y con un foco a 12 Km. de profundidad.

Trágicamente, el terremoto que tuvo lugar en Tangshan el año siguiente, y en el que murieron 240.000 personas, no pudo ser predicho, en parte debido a la aparente ausencia de sacudidas previas y de otros síntomas precursores. Fuertes temblores se sintieron también en Beijing (Pekín) que hicieron que los residentes de esa zona se trasladaran temporalmente a campamentos provisionales durante el período posterior al terremoto .

INTENTOS DE CONTROL SATELITAL: Lanzado en 1976, el Satélite Geodinámico Láser (LA-GEOS) está concebido para proporcionar información sobre los desplazamientos de la corteza terrestre, y puede conducir al desarrollo de técnicas que permitan predecir los terremotos.

Para ello se hacen rebotar en el satélite rayos láser y se cronometra su retorno a la Tierra, con lo que se mide la distancia que separa el satélite de distintas estaciones terrestres de seguimiento. Este valioso procedimiento para la predicción de seísmos sería posible gracias a la reciente puesta a punto de todo un sistema para comunicar estaciones terrestres y lunares con satélites por medio de láseres. La capacidad de un sistema láser es 100 veces mayor que la de un sistema convencional de mícroondas y extiende su eficacia más allá del sistema solar.

Las técnicas de medición láser-satélite se han propuesto también como un posible medio de detectar las ondas de gravedad, es decir, el hipotético equivalente gravitatorio a la radiación electromagnética. En teoría, las manifestaciones violentas de energía gravitatoria agitarían los satélites en sus órbitas.

Sin embargo, tales efectos pueden resultar demasiado tenues para que sean registrados por las actuales técnicas de láser y, hasta la fecha, la labor más convincente para verificar la existencia de las ondas gravitatorias la ha realizado el profesor Joseph Weber, de la Universidad de Maryland. Empleando dos cilindros de aluminio sólido y tres toneladas y media de peía, situados a mil kilómetros de distancia entre sí y totalmente aislados de vibraciones locales, Weber logró detectar (con un equipo tan sensible que era capaz de registrar movimientos de una centésima del diámetro del núcleo atómico) vibraciones simultáneas en los cilindros que no podían atribuirse a ningún fenómeno conocido.

Una causa de las vibraciones pudieran ser explosiones de energía gravitatoria. Si posteriores experimentos lo confirman, podemos estar a las puertas de una revolución en el campo de la física tan grande como la preludiada en el siglo XIX por el descubrimiento de la radiación electromagnética.

En lo que respecta al conocimiento de la gravedad, nos encontramos tan sólo un poco más avanzados que los antiguos griegos en lo concerniente a la electricidad: les resultaba familiar la electricidad estática y la magnética, pero no sabían nada de su tercera manifestación, las invisibles ondulaciones que hacen posible la radio, la televisión y muchos otros fenómenos que hoy ya no nos sorprenden. Si la sociedad ha de experimentar una nueva revolución, sus raíces tecnológicas bien pudieran afirmarse en las actuales investigaciones para detectar las ondas gravitatorias.

ALGO MAS…
La señal producida por un terremoto típico (suponiendo que no sea suficientemente potente para causar daños al aparato) presenta tres tipos de ondas. Las primeras ondas que llegan al observatorio son las ondas longitudinales, que se propagan de la misma forma que las sonoras (es decir, vibran en la dirección de la propagación).

Después, llegan las ondas transversales, que vibran en ángulo recto, respecto a la dirección de propagación. Estas últimas son las menos potentes y el tiempo que transcurre entre ambas, determina la distancia del foco al observatorio.

Este tipo de ondas se denomina ondas principales. Los terremotos fuertes se pueden observar en forma de ondulaciones “visibles” que se propagan por sobre la superficie terrestre.

Estas ondas se propagan por la vía más larga, alrededor de la capa más exterior de la corteza terrestre, y llegan al observatorio algún tiempo después que las otras ondas, que pasan a través de la Tierra. Las ondas principales son las que producen mayores daños. La velocidad de las ondas sísmicas es distinta en las diferentes clases de ellas; las longitudinales recorren 12.000 metros por segundo; las transversales 6.500, y las superficiales 3.800.

La velocidad de todas ellas decrece con la distancia al epicentro hasta llegar a un valor mínimo, a partir del cual aumenta con dicha distancia hasta hacerse constante. Llama la atención la extraordinaria velocidad de las ondas longitudinales, tres veces superior a la de las superficiales y más del doble de la velocidad de propagación del movimiento en las rocas más elásticas conocidas.

Lo primero se explica porque las longitudinales viajan por el interior de la Tierra, desde el hipocentro (foco) a los distintos puntos de su superficie, y esto explica también que aumente, con la distancia del epicentro, a partir de un cierto punto, puesto que entonces la línea, según se propaga la onda sísmica, atraviesa mayor longitud de rocas de profundidad, que son más densas y elásticas.

Lo segundo nos obliga a admitir la existencia, en el interior de la Tierra, de una sustancia muy densa y de una rigidez mayor que la de todas las rocas conocidas; es decir, el núcleo terrestre no puede ser fluido ni pastoso, pues, en este caso, las ondas caminarían con mayor velocidad en el núcleo que en la corteza terrestre, y la experiencia demuestra, precisamente, lo contrario.

 Ver: Terremotos Históricos

Terremotos Mas Importantes de Argentina

Fuente Consultada:
Biología y Ciencias de la Tierra -Estructura y Dinámica de la Tierra Santillana
Los Terremotos Akal Geological Museum

Nombre de las Placas Tectonicas Ubicacion y Teoria Resumen

La deriva continental: Desde la prehistoria, la búsqueda de minerales metálicos proporcionó a los mineros un amplio conocimiento empírico de la estructura de la corteza terrestre: la forma en que diferentes rocas se disponen en estratos una encima de otra, la posibilidad de que las vetas minerales se abran paso a través de los estratos, y así sucesivamente.

Pero el fundador de la geología como ciencia fue James Hutton, (imagen) que trabajó en Escocia durante la segunda mitad del siglo XVIII. Sus ideas fueron desarrolladas en el siglo XIX por otros precursores, como los geólogos británicos Charles Lyell y Archibald Geikie.

Sus investigaciones entraron en conflicto con las creencias más establecidas sobre la edad de la Tierra y las fuerzas que la habían modelado. Según la opinión predominante, la historia geológica sólo podía interpretarse como una sucesión de catástrofes, entre ellas, el diluvio universal en tiempos de Noé.

Durante los años 60, las ideas científicas sobre la corteza terrestre cambiaron espectacularmente al confirmarse ciertos vagos conceptos que se habían desarrollado durante los tres últimos siglos.

Desde que en 1620 el filósofo inglés Francis Bacon advirtiera que África y América del Sur parecen dos piezas de un enorme rompecabezas, muchos trabajaron sobre esta idea. El más influyente fue el meteorólogo alemán Alfred Wegener, quien en 1915 propuso la teoría de la «deriva continental», según la cual todos los continentes estuvieron unidos en algún momento del pasado. La idea encontró dos partidarios, durante los años 20 y 30, en el geólogo británico Arthur Holmes y el geólogo sudafricano Alexander du Toit.

La aceptación comenzó en 1960, cuando el geofísico norteamericano Harry Hess comprobó que ciertos descubrimientos hechos por oceanógrafos durante la década anterior se ajustaban perfectamente a la idea de la deriva continental.

Entre estos hallazgos figuraba el hecho de que la cordillera que discurre por el centro del océano Atlántico forma parte de un sistema montañoso que puede observarse en todos los océanos, así como el hallazgo de que la corteza terrestre debajo de los océanos es notablemente delgada.

Hess sugirió que las cordilleras oceánicas estaban situadas sobre corrientes de convección ascendentes en el manto y que el material que afloraba, empujado por estas corrientes, se solidificaba en la superficie para formar nueva corteza; esta nueva corteza, a su vez, se desplazaba lateralmente con respecto a la línea de actividad. Estas ideas indicaban que la corteza en las proximidades de las cordilleras era muy reciente y que sería más antigua cuanto más lejos se encontrara del sistema montañoso. Hess denominó a este concepto «expansión del lecho oceánico».

En 1963, los geólogos británicos Fred J. Vine y Drummond H. Matthews descubrieron que la corteza oceánica a ambos lados de la cordillera atlántica estaba magnetizada en bandas paralelas, presentando cada banda una polaridad opuesta a la de sus vecinas. En 1966, se sabía ya que la polaridad del campo magnético de la Tierra se ha invertido varias veces en el pasado reciente, por lo que se dedujo que cada parte nueva de la corteza, en el momento de su formación, asumía la polaridad magnética reinante en su época.

En 1967, el geofísico norteamericano Hugo Benioff observó que los hipocentros de los terremotos en una región sísmica están localizados sobre un plano inclinado que desciende por el borde del continente. El sismólogo japonés Kiyoo Wadati realizó la misma observación, pero el fenómeno recibe solamente el nombre de Benioff.

La «zona de Benioff» representa una zona antigua de la corteza en proceso de sumergirse en el manto terrestre y ser destruida. En esos puntos, el material fundido de la corteza se abre paso hacia la superficie y forma volcanes.

Todos estos fenómenos se combinaron en un único concepto a fines de los años 60. La superficie de la Tierra consiste en varias placas, cada una de las cuales se crea continuamente a lo largo de una cordillera oceánica y se destruye continuamente en una zona de Benioff. El término «placa» fue acuñado por el geólogo norteamericano W. Jason Morgan y, en la actualidad, el concepto en su totalidad recibe el nombre de «tectónica de placas».

mapa tectonicas de placas

Sucesora de la teoría de la deriva continental, la teoría de la tectónica de placas, enunciada a principios de la década del ’70 por varios científicos, postula la existencia de placas litosféricas que se desplazan en forma más o menos independiente unas de otras sobre la blanda astenosfera. También explica la distribución global de los volcanes y de los terremotos.

La litosfera no es una capa continua y uniforme, sino que está dividida en grandes fragmentos o placas litosféricas. Estos fragmentos tienen cierta independencia unos de otros y se desplazan flotando sobre la astenosfera, en forma similar a como lo hacen los grandes bloques de hielo que flotan sobre el agua. Cada una de las placas está totalmente rodeada de otras, y sus formas y tamaños son variados e irregulares.

Existen ocho grandes placas litosféricas: la Pacífica, la Europa-africana, la Antártica, la Asiática, la Norteamericana, la Sudamericana, la Indoaustraliana y la de Nazca, y algunas placas menores, como la del Caribe, la Filipina, la de Cocos y la Arábiga.

1 Placa norteamericana 2 Placa pacífica 3 Placa de Nazca 4 Placa sudamericana
5 Placa africana 6 Placa arábiga 7 Placa eurasiática 8 Placa antártica
9 Placa indoaustraliana ____ Convergente ______ Divergente  
bordes tectonicos divergente

Bordes convergentes o destructivos. Dos placas con bordes comunes se acercan y colisionan. Una de las placas desciende y se Introduce debajo de la otra (subducción). Se produce este fenómeno cuando el borde de una placa oceánica, que es densa y delgada, choca contra una placa continental, menos densa y más gruesa: la primera se introduce por debajo de la segunda, se ablanda y se funde en el manto. Durante este proceso, se destruye litosfera oceánica. Esto ocurre, por ejemplo, con la placa de Nazca que choca y se introduce debajo de la placa Sudamericana.

bordes tectonicos divergente

Bordes divergentes o constructivos. Dos placas con bordes comunes se alejan o divergen y se forma entre ambas una brecha, a través de la cual asciende el material del magma. Éste se solidifica y se adhiere a los bordes de las placas oceánicas, proceso denominadoacreción, con lo cual se forma nueva litosfera oceánica. Esto ocurre, por ejemplo, con los bordes divergentes de la placa Sudamericana y la Africana.

bordes tectonicos frontera transformacion

Bordes transformantes. Los bordes comunes de dos placas se desplazan uno al lado del otro, lateralmente. En este caso, las placas no chocan ni se alejan: no se crea ni se destruye litosfera; sin embargo, este desplazamiento genera enormes fricciones que liberan energía en forma de terremotos. Uno de los ejemplos más conocidos de bordes transformantes es la falla de San Andrés, en California, producida por el desplazamiento lateral de la placa Pacífica y la Norteamericana.

 LOS BORDES DE PLACAS: BORDES DE LAS PLACAS
En las zonas en que están en contacto dos placas, es decir en sus bordes,,tienen lugar los principales fenómenos geológicos que modelan la superficie del globo. Según sean los movimientos relativos de dos placas en contacto, tenemos tres tipos de bordes.

Los bordes divergentes o constructivos corresponden a las dorsales oceánicas medias. En ellas se da un abundante vulcanísmo, que genera kilómetros cúbicos de basaltos, de composición muy uniforme. Y esta acumulación de basaltos, que presentan el aspecto de lavas almohadilladas por haberse vertido en el mar, forma la nueva corteza oceánica y hace que las dos placas adyacentes se muevan en sentidos opuestos. Al vulcanismo se le suma una actividad sísmica poco profunda.

Los bordes convergentes o destructivos corresponden a las zonas de subducción. Cuando dos placas que se desplazan en sentidos opuestos entran en contacto, una de las dos se hunde bajo la otra y va a destruirse en el manto.

La convergencia va acompañada de violentos fenómenos. Al hundirse, la placa inferior provoca rozamientos que se traducen en movimientos sísmicos. Provoca, también, la producción de magma, que alimenta volcanes de carácter frecuentemente explosivo.

Comprime y deforma fuertemente la placa superior, originando en ella un levantamiento que se convierte en cordillera. Si ambas placas son oceánicas, como en el Pacífico occidental, el levantamiento es un arco insular, erizado de múltiples volcanes, que emerge progresivamente.

Si una placa oceánica entra en contacto con otra continental, la placa oceánica se hunde por debajo de ésta y origina la formación de una imponente cordillera en el borde de la placa continental: es, por ejemplo, el caso de los Andes. Pero la prosecución del movimiento puede hacer que entren en contacto dos continentes y que, al colisionar ambas masas, el movimiento quede bloqueado: así ocurrió en el Himalaya.

Añadamos, por último, que en algunas zonas las placas en contacto se deslizan lateralmente una con respecto a otra. Son los bordes conservadores, así llamados porque en ellos no se da destrucción ni construcción. Dichos bordes quedan materializados por grandes fallas verticales, o fallas transformantes, a lo largo de las cuales se producen intensas fricciones que provocan violentos seísmos. La falla de San Andrés es un buen ejemplo.

LAS SEMILLAS Y FRUTOS MAS IMPORTANTES DE LA HUMANIDAD Alimentacion Quinua

SEMILLAS Y FRUTOS MAS IMPORTANTES DE LA HISTORIA

semillas mas importantes de la historia

-7000 China y Corea: Las enorme dimensiones de la población actual se deben tanto al cultivo del arroz como a los fertilizantes artificiales. Esta planta puede alimentar a mas seres humanos por hectárea que cuaquier otro cultivo. (Ver: Arroz)

semillas mas importantes de la historia

-7000 en Próximo Oriente: Las variedades resultado de la selección artificial que hoy cononemos solo empezaron a cultivarse despúes del periodo frio “Younger Dryas” hace unos 12.000 años. Esta labor produjo una variedad domesticada con espigas largas que se mantenían unidad firmemente al tallo (lo que hacia que cocecharlas y molerlas sea mas fácil)

semillas mas importantes de la historia

-5000 en Centroamérica: Conseguido laboriosamente a partir del teocinte silvestre por los primitivos agricultores centroamericanos, el maiz se convirtió llegado el momentos en el cultivo basico de todos los pueblos indigenas de América. Para el siglo XVo, los exploradores europeos habían difundido el maiz por todo el mundo.

semillas mas importantes de la historia

4000 a.C. en Asia, Oriente Próximo y Europa: Aunque el uso medicinal del opio se remonta a los primeros granjeros del Neolitico, es hacia el siglo XIX que el extraido de las cabezas de adormidera se convierte en una mercancía de primera importancia a nivel internacional. La morfina otro derivado, continua siendo uno de los analgésicos mas utilizados del mundo.

semillas mas importantes de la historia

3000 a.C. en Sudámerica y 1600 d.C en Europa: Los nativos del sudámerica cultivaron selectivamente centenares de variedades de este tubérculo de gran valor nutritivo , pero los colonos del siglo XVI sólo exportaron cuatro de ellas a Europa. En el siglo XIX esta falta de diversidad provocó la aparicón en Europa de plagas desvastadoras que arruinaron cosechas y forzaron a cientos de miles a emigrar a América y Australia.

Ver: Hambre en Irlanda

La Papa

semillas mas importantes de la historia

3000 a.C. en el Sudeste Asiático: La deforestación que se llevó a cabo en Nuevo Mundo con el fin de crear plantaciones de caña de azúcar modificó de forma impresionante el paisaje e inició una nueva era de esclavitud, que finalmente se desbordaría en el conflicto armado en la guerra civil americana.

semillas mas importantes de la historia

Morera 2500 a.C. en China: Se dice que fue Leizu, una emperatiz china , quien descubrió como se podía convertir en hilos de seda los capullos que tejía la larva de una polilla que se alimenntaba con hojas de morera. Más tarde , se descubrió un procesi para la fabricación de papel que utilizaba la corteza de este árbol. El papel es una de las mayores contribuciones al desarrollo económico y la forestación global.

semillas mas importantes de la historia

Antes de 1000 a.C. en China: Los gobernantes chinos usaban esta hoja de camelia con fines medicinales , y los monjes budistas la aprovechaban para mantenerse despiertos durante sus oraciones. Para el siglo XIX los británicos se habían vueltos adictos al té, tanto que el proveniente de China se obtenia a cambio del opio cultivado en Bengala , lo que era ilegal y provocó la Guerra del Opio.

Ver: Planta de Té

semillas mas importantes de la historia

-700 en el Mediterráneo: Las aceitunas son un fruto de gran valor energético que crece en terrenos accidentados y cuyo cultivo no exige un esfuerzo desmesurado. La riqueza producto de las aceitunas proporcionó a las antiguas ciudades griegas tiempo y ocio suficientes para el desarrollo de investigaciones cientificas y nuevos experimentos sociales incluidos la democracia y el republicanismo.

semillas mas importantes de la historia

1600 d.C. Sudamérica: Este extrato de la corteza del quino proporcionó a los colonos europeos su primera protección eficaz contra la malaria, una enfermedad transmitida por el mosquito. La quina se convirtió en un pasaporte para la colonización de Africa, por parte de los europeos y, en última instancia, hacia las circunstancias que darían origen a lo que en la actualidad conocemos como el Tercer Mundo.

Fuente: Todo Sobre Nuestro Mundo Cristopher Loyd

EL TRIGO, LA SEMILLA MAS FAMOSA: Se ha dicho que los cereales no sólo alimentan a los hombres, sino que, además, los unen, y a veces les ayudan a escribir su historia. De esta manera se habla de las civilizaciones del trigo, del arroz y del maíz.

El trigo, que se cree que es originario del Asia Menor, se extendió pronto por Europa y hoy es considerado el cereal europeo característico, por lo que se dice que la civilización de Europa es la civilización del trigo. El arroz, cultivado inicial-mente en Indonesia, predomina en Asia, donde se ha desarrollado la llamada civilización del arroz. El maíz es el cereal americano por excelencia: desde su posible región original, Perú, se extendió por las Américas, y fue el sostén económico de la civilización del maíz que encontraron en pleno florecimiento los europeos.

Hace más de 6.000 años, en plena edad Neolítica, el trigo era cultivado en el Cercano Oriente, pues en muchas tumbas de aquella época se han encontrado granos de trigo. Después de extenderse por Asia, Europa y África, fue traído a América y llevado a Australia.

El trigo necesita para producir entre 50 y 70 cm. de lluvia y por lo menos 90 días sin heladas. Durante su crecimiento el tiempo debe ser húmedo y fresco, pero para madurar necesita tiempo seco y sol brillante. Las áreas trigueras predominan en las latitudes medias, y que más allá de los 65° de latitud no se puede cultivar trigo. En las latitudes bajas es posible cultivar trigo en las mesetas, lo que explica la producción de Colombia, Venezuela, Centroamérica y Etiopía. En la India se cultiva en las regiones altas, porque las lluvias monzónicas llegan cuando ya ha sido cosechado el grano.

El trigo no es muy exigente en cuanto a suelos, siempre que no sean demasiado húmedos o secos. Las áreas ideales son las de suelos negros (chernozem) ricos en humus. El trigo es el cereal de más consumo en el mundo, y el que entra en mayor escala en el comercio internacional. Esta popularidad del trigo ha sido explicada porque contiene mucho valor alimenticio en relación con su volumen y peso; no se deteriora fácilmente y es fácil de almacenar.

Las grandes regiones productoras de trigo son actualmente: 1) las llanuras centrales de Estados Unidos y Canadá (Praderas); 2) las llanuras del Danubio y del sur de Rusia (Ucrania); 3) los países del Mediterráneo; 5) las Pampas de Argentina; 6) el noroeste de la India y 7) el sureste de Australia.

Hasta el siglo pasado el cultivo del trigo estaba casi limitado a Europa, pero el proceso de la revolución industrial produjo tres factores que abrieron nuevas zonas trigueras en Estados Unidos, Canadá, Argentina y Australia.

Estos factores fueron: 1) la posibilidad de perforar pozos artesianos profundos para regadíos en regiones semi-áridas que hoy están cubiertas por extensas siembras de trigo; 2) el avance del ferrocarril que Hizo accesibles las regiones situadas hacia el interior de los continentes y facilitó el transporte del trigo hasta los puertos y 3) la mecanización del cultivo y la cosecha, mediante el empleo de arados múltiples de acero, tirados primero por caballos y después por tractores, y la invención de las segadoras-trilladoras (combinadas).

En estas zonas trigueras nuevas el cultivo se realiza en forma extensiva y mecanizada, con lo cual se logra gran rendimiento con el empleo de pocos trabajadores. La enorme producción de las zonas trigueras de América y Australia, continentes con, escasa población relativa, ha permitido establecer un activo comercio internacional del trigo, pues aunque Europa produce cerca de la mitad del total mundial, por su gran densidad de población

necesita importar cantidades adicionales. Los principales países exportadores son Estados Unidos, Canadá, Argentina, Australia y la URSS; y los mayores importadores son el Reino Unido, Alemania, Italia, la India, Japón y Bélgica.

Fuente Consultada: La Tierra y Sus Recursos Levi Morrero

Abajo: Multimedia en Flash Para PC

Nidos de Pajaros Huevos Alimentacion Aves Tipos de Forma de Huevos

Nidos de Pájaros, Huevos y Alimentación

INTRODUCCIÓN: Todos los animales se construyen un refugio en el cual puedan reposar, cuidar sus crías, abrigarse de la intemperie y esconderse en caso de peligro. Pero mientras que la mayoría de los animales se conforma con una gruta, una cavidad en la roca, un escondite entre las piedras o en los árboles, los pájaros son más exigentes cuando eligen el lugar y los materiales que servirán para construir sus moradas.

Los pájaros son oviparos y homotermos (de temperatura constante); por esto el nido en el que depositan sus huevos debe mantener una temperatura igual a la de sus cuerpos. Las dimensiones de los huevos varían de acuerdo con la especie del pájaro: los avestruces ponen los más grandes, de aproximadamente 15 centímetros de largo, y los picaflores los más pequeños, de unos 10 milímetros de largo.

COMPOSICIÓN DE LOS HUEVOS: En el exterior el huevo presenta una envoltura calcárea, donde se encuentran los poros que permiten respirar al embrión. En el interior se distinguen dos partes: la clara o albúmina, compuesta de agua y de materias albuminosas, y la yema, que constituye el núcleo. La yema es el huevo propiamente dicho; se halla envuelta en una membrana llamada vitelina y ocupada en el centro por una materia clara que comunica, mediante un canal, con la cicatrícula, donde se encuentra el embrión que producirá, por incubación, el nuevo ser.

LOS PÁJAROS MIGRATORIOS

Entre los animales, algunos son llamados migratorios porque acostumbran desplazarse de un lugar a otro; muchos pájaros se cuentan entre ellos. Observemos por ejemplo las golondrinas. Viven en las regiones templadas de Europa durante la primavera y el verano; habitan en nidos que construyen bajo los techos de las casas o en los recuadros de las ventanas. Mientras dura el buen tiempo despliegan gran actividad, pero no bien llegan los primeros fríos su coraje desaparece, y se las ve reunidas en grupos sobre los techos o en los hilos telegráficos.

Esto indica que su partida está próxima. En efecto, a fines de septiembre abandonan Europa y emprenden un largo viaje hasta el África, donde invernan. Se considera que el país de origen de las golondrinas es Europa, y por eso se llama migración a este viaje hacia el sur, y viaje de regreso o también repatriación al que efectúan en sentido inverso.

Además de la familia a que pertenece la golondrina, es decir, aquella que se considera originaria de Europa, existen otras dos categorías de pájaros migratorios: la que inverna en Europa y viaja hacia las regiones del norte en el verano, y la que no tiene país de origen y sobrevuela el continente europeo hacia cielos lejanos. Son llamadas aves de paso.

 

CONSTRUCCIÓN DEL NIDO: Los pájaros saben por instinto fabricar el nido en donde van a poner después sus huevos, empollarlos, alimentar a sus crías y cuidarlas hasta que aprendan a volar y sean capaces de bastarse a sí mismas. Algunos pájaros construyen nidos que, aunque simples, son admirables por la exactitud de sus proporciones. Estos nidos, generalmente de forma circular, están hechos con un entrelazamiento minucioso de ramillas y de briznas de paja, musgo y otros materiales, y forrados por dentro con plumas, copos de lana o vegetales.

Ningún pájaro, ya sea de nuestras comarcas o de regiones exóticas, se contenta con un trabajo simple. Todos tienen razones precisas, de orden biológico, para construir, como verdaderos artistas, moradas que resultan ser obras maestras. Proceden igual que los hombres. Antes de edificar sus habitaciones se preocupan especialmente en elegir el lugar y la posición que mantendrán, teniendo en cuenta lo que más convenga desde el punto de vista de la seguridad, de la alimentación, del abrigo, del viento y de la intemperie; luego buscan el material más sólido y maleable de entre los que la naturaleza pone a su disposición.

nidos de pajaros

Tienen buen cuidado de esconder su obra tanto de los ojos de los animales, que saben hostiles, como de los del hombre, a quien temen por experiencia. El macho despliega a menudo tanta actividad como la hembra durante la construcción del nido, pero es esta última quien se ocupa casi exclusivamente de dar el último toque a la disposición interior, y, dotada de un maravilloso instinto maternal, cumple esta tarea a la perfección.

Los pájaros pueden ser distribuidos por oficios, de acuerdo con el método que empleen para construir sus nidos: cesteros (jilguero, águila, cigüeña, garza real), carpinteros (tucán, pico rojo), albañiles (carpintero, golondrina, fenicóptero, dicocéreo, pingüino imperial, panadero rojo), mineros (faisán, búho de las cavernas, tejedores (tejedor del Cabo, ictéreo de Baltimore), costureros (Orthotomus sutrius), carpinteros de obra (los republicanos, que llevan una vida comunitaria)

Hay también unos pájaros que son llamados carceleros, por su manera extraña de comportarse. En efecto, para impedir que su hembra abandone el nido construido en una cavidad del árbol, no vacilan en encerrarla, con sus huevos, mediante un muro infranqueable que elevan a su alrededor; pero tienen el cuidado de dejar una abertura que le permita respirar y recibir el alimento que el macho le lleva.

Hay aves que ponen huevos en simples depresiones del terreno, sin efectuar construcciones especiales. Los huevos de la mayoría de éstas presentan coloración especial que los disimula a la vista de posibles enemigos. Las crías de muchas de las aves que así anidan son nidifugos o autófagos. Nacen con plumón protector y son capaces, desde que salen del huevo, de correr y alimentarse por sí mismos, pero siempre vigilados y cuidados por sus padres.

Fuente Consultada: Lo Se Todo Tomo III – Consultora Tomo IV –

Tipos de Dinosaurios Teoria de la Extincion de los Dinosaurios Megafauna

Tipos de Dinosaurios
Teoria de la Extinción de los Dinosaurios

Dinosaurio, Tipos

Dinosaurio, Tipos

Qué es y qué no es un dinosaurio
Con el término dinosaurio se denomina, en la actualidad, a todos aquellos reptiles que vivieron en el Mesozoico, eran terrestres y tenían las extremidades rectas, y no arqueadas hacia afuera como los cocodrilos y los lagartos. Según esta definición, quedan excluidos pterosaurios, reptiles voladores contemporáneos de los dinosaurios, y losplesiosaurios, los reptiles acuáticos que dominaron los mares de la época.

Se consideran dinosaurios no solo los reptiles terrestres gigantes, sino también otros de tamaño medio o a algunos que tenían el tamaño de una gallina. Se cree que, a diferencia del resto de los reptiles, los dinosaurios eran de sangre caliente, como las aves y los mamíferos. También se considera que algunos dinosaurios podrían tener plumas, aunque no se sabe con certeza si recubrían todo su cuerpo o aparecían solo en algunas de sus partes.

La era Mesozoica, Mesozoico o Era Secundaria fue un periodo de la historia de la Tierra que se inició hace 251,0 ± 0,4 millones de años y finalizó hace 65,5 ± 0,3 millones de años

La ciencia duda de muchos tópicos: no se sabe por ejemplo, si el popular tiranosaurio era un carnívoro terrible o un carroñero oportunista, tampoco si era capaz de correr o, por el contrario, solo podía caminar y trotar con un estilo parecido al de una gallina gigante.

Los dinosaurios marcharon a lo largo de 150 millones de años y representaron un grupo de animales increíblemente exitoso y variado, al prosperar durante mucho más tiempo que los seres humanos. Si bien nunca sabremos exactamente cuántas clases de dinosaurios hubo, conocemos bastante sobre su evolución como para notar un progreso constante entre las pocas especies existentes en el período triásico hasta el casi doble que había en el período jurásico.

Esto fue seguido por un increíble “florecer” durante el período cretácico, cuando hubo más especies de dinosaurios que durante ambos períodos anteriores juntos. Los dinosaurios nos han dejado muchas lecciones valiosas acerca de la evolución y de cómo se diseminaron los grupos de animales por la tierra firme, dominando el mundo antes de desaparecer. Pero solo tenemos algunas pistas tentativas respecto de cómo vivían.

La clasificación que se ha hecho de los dinosaurios se basa en las afinidades de su esqueleto y de la estructura de los huesos con los reptiles o los pájaros. Aquellos que presentaban semejanzas con los reptiles se clasifican en el orden de los saurisquios. Los más antiguos aparecieron en las fases últimas del triásico, siendo casi todos carnívoros, bípedos y de pequeño tamaño. La mayoría continuaron siendo pequeños durante el mesozoico. El Omitholestes, por ejemplo, pesaba poco más que un pavo, y el Struthiomimus tenía el tamaño de un avestruz (imagen abajo).

Primeros y Pequeños Dinosaurios

De dichas formas se derivaron los gigantescos bípedos carnívoros que dominaban en el jurásico. El Tyrannosaurus tenía casi 7 metros puesto en pie y sus mandíbulas estaban guarnecidas de dientes afilados como puñales, de unos 15 cm. de longitud. Las formas gigantescas más características fueron, sin embargo, las adaptadas a la vida de las lagunas del jurásico; su alimentación era herbívora.

El Brontosaurus, que era cuadrúpedo, alcanzaba una longitud de unos 22 metros, con un peso aproximado de 35 toneladas. El Diplodocus, otro cuadrúpedo, cuya reconstrucción o una copia de ella puede verse a menudo en los museos, tenía casi 30 metros de longitud, con unas 25 toneladas de peso.

En el caso del Brachiosaurus, se ha estimado su peso en 50 toneladas.

Enorme Dinosaurio de 50.000 Kg. – Brachiosaurus –

En los ornitisquios, que tenían semejanzas muy grandes con las aves desde el punto de vista del esqueleto, las primeras formas fueron ya herbívoras. Los primeros eran bípedos, existiendo formas muy curiosas, con pico parecido al de los patos (Anatosaurus), y con membranas interdigitales. La tendencia en estas formas fue también la de aumentar de tamaño y volverse cuadrúpedos.

Dada la presencia de animales carnívoros contemporáneos suyos, tendieron asimismo a desarrollar fuertes corazas y defensas. Algunos presentaban espinas sobre las patas o grandes placas óseas sobre el lomo. A este tipo pertenecieron los enormes tanques-reptilianos del cretásico.

Un grupo interesante fue el de los dinosaurios con cuernos, de fines de dicho período. Los cuernos solían ser tres. Dos colocados en la cabeza por encima de las órbitas y otro delantero central. Algunos presentaban el cuerno central delantero más desarrollado que los otros dos (como el rinoceronte actual); y otros, al revés, tenían éstos más desarrollados que aquél (como el toro de hey).

En estas formas, el esqueleto de la parte posterior de la cabeza se prolongaba hacia atrás, formando una visera o repliegue que les cubría el cuello. El resto del cuerpo no poseía armadura, ya que dicho repliegue protegía eficazmente el sitio donde intentaban morderles, con preferencia, los carnívoros.

REPTILES ANTIGUOS: Durante muchos millones de años, los reptiles fueron los animales más importantes de la tierra. Esa época se denomina Era de los reptiles. Muchos de los reptiles que entonces eran comunes se han extinguido.

Entre los primeros reptiles se contaban los pelicosaunos. Estos reptiles terrestres tenían grandes crestas sobre su lomo. Entre ellos se distinguen el estereorraquis europeo, temible carnicero, y el dimetrodón americano, que medía tres metros.

Los plesiosaurios eran reptiles acuáticos.

Tenían un cuerpo alargado y achatado, un cuello muy largo y una cabeza diminuta. Sus patas tenían la forma de remos. Algunos de ellos llegaron a medir más de 15 metros de largo, aunque por lo común no pasaban de 7 u 8 metros.

No eran veloces nadadores, pero dotados de dientes largos y puntiagudos, eran excelentes cazadores. Sobrevivieron hasta el final del Secundario, hace unos 700 millones de años.

lctiosaurio significa “reptil pez”. Como vemos en la figuras, este nombre es bien adecuado para esos animales. Los ictiosaurios eran mucho más grandes que los peces actuales.

Nadaban rápidamente y también podían saltar. Aunque parecían perfectamente adaptados a la vida marina, desaparecieron antes de finalizar el Secundario.

Los mosasaurios fueron unos lagartos marinos que existieron en muy diversas partes del mundo. Los más grandes medían de 9 a 12 metros de largo. Muy comunes durante el Cretáceo, fueron posiblemente los reptiles marinos más temibles,

También existieron en el Secundario reptiles voladores, llamados pterosaurios (reptiles con alas). Se conocen fósiles del pterodáctilo, armado con poderosos dientes, y del pteranodón, el último de los pterosaurios, cuyas alas extendidas medían unos ocho metros.

Las aves descienden de los reptiles, pero no de los reptiles voladores, que no dejaron descendientes después del Jurásico. De todos los reptiles que vivieron en esa época, los dinosaurios son los más conocidos. Los más grandes de ellos fueron los animales más gigantescos que hayan vivido en la tierra.

Pero al final del Cretáceo, vastas planicies reemplazaron a los mares, que se secaban. Aparecieron grandes selvas, y este nuevo universo no convino a los dinosaurios, que no encontraban su alimento habitual. En realidad, incapaces dé adaptarse, desaparecieron poco a poco. La desaparición de los dinosaurios señala el fin de la Era de los reptiles.

LOS DINOSAURIOS

Los dinosaurios de los que existieron millares de especies, no vivieron todos en el mismo periodo geológico. Los científicos los dividen en dos órdenes: los ornitisquios reptiles herbívoros bípedos so cuadrúpedos que poseian a la vez pico y dientes y tenían pelvis semejantes a la de las aves, y los saurisquios , con pelvis de reptil, que comprendían a los terópodos, reptiles carnívoros de afilados dientes, con las patas delanteras relativamente cortas y terminadas en tres dedos con garras agudas, y los saurópodos, reptiles hervíboros cuadrúpedos de piel desnuda, cola larga, cabeza pequeña y talla gigantesca.

El cuadro muestra los principales grupos de dinosaurios y las épocas en que vivieron

Dinosaurio proviene del griego demos (terrible) y sauros (lagarto).

La palabra dinosaurio, que significa literalmente «lagarto terrible», fue acuñada en 1 842 por el pionero de la paleontología Richard Owen, uno de los primeros buscadores de dinosaurios. Con esta palabra, Owen denominó a los reptiles gigantes cuyos restos comenzaron a descubrirse en aquella época. Pero el mérito de su hallazgo no correspondió a este científico, sino a un médico aficionado a la geología, Gideon Mantell, que fue quien descubrió los restos de un animal enorme, con grandes dientes que, según él, eran del mismo tipo que los de los reptiles actuales. Llamó a aquel animal Iguanodon, por su parecido con las iguanas modernas.

En su momento, el descubrimiento suscitó gran controversia, Algunos destacados paleontólogos, como Georges Cuvier, consideraban que se trataba de un rinoceronte prehistórico, y no de un tipo de reptil. Mantell tuvo que encontrar un esqueleto completo para que se aceptar a científicamente que se había descubierto un nuevo grupo de reptiles. Luego fueron localizados numerosos restos fósiles de estos reptiles en América del Norte. En la actualidad se sabe que los dinosaurios habitaron en todas las partes emergidas del mundo en el Mesozoico, incluso en la actual Antártida.

Los primeros dinosaurios eran bípedos y sus huellas fósiles fueron tomadas en principio como rastros de aves gigantescas.

Los dinosaurios de mayor tamaño eran mucho más grandes que cualquier animal terrestre de nuestros días. Los más pequeños, en cambio, no eran mucho más grandes que una gallina. Algunos eran pesados y de movimientos lentos; otros, ágiles y veloces.

Su pequeña cabeza dejaba poco espacio para el cerebro, por lo que éste era muy poco voluminoso.

El brontosaurio (lagarto trueno) pesaba 35 toneladas y tenía un cerebro de 500 g. El cráneo de muchos de ellos tenía paredes muy gruesas.

Los saurópodos llevaban una vida semiacuática, pues pasaban sus días en pantanos y lagunas: el agua les ayudaba a soportar su enorme peso.

El braquisaurio fue, sin duda, el mayor de los dinosaurios. Cuando adulto pesaba 50 toneladas y medía 25 metros de largo.

El diplodoco, un herbívoro menos pesado, era sin embargo más largo; llegaba a medir 30 m desde la cabeza hasta el extremo de la cola. Este dinosaurio, como varios otros, tenía en el nacimiento de la cola un ensanchamiento de la médula espinal, al que se atribuyó el papel de un “segundo cerebro”, y que controlaba los movimientos de la cola y de las patas. Esta disposición era muy útil para un animal de semejante tamaño. Supongamos que un dinosaurio carnívoro hubiera mordido la cola a un diplodoco: el mensaje de los nervios, desde la cola hasta el verdadero cerebro, y la respuesta de éste hubiesen exigido varios segundos durante los cuales el diplodoco habría sido, con seguridad, gravemente herido.

El estegosaurio, un herbívoro, tenía sobre el lomo y la cola una cresta de placas afiladas que lo protegían de los que querían atacarlo.

Algunos dinosaurios con cuernos, como el tricerstops, tenían placas óseas sobre el cuello y otros estaban verdaderamente acorazados con placas óseas que recubrían hasta sus patas.

El más grande de los dinosaurios carnívoros fue el tiranosaurio. Medía de 15 a 18 m de largo y su mandíbula presentaba dientes sumamente afilados.

El tracodón, un hervíboro inofensivo, era muy común al finalizar la Era de los reptiles. Algunos dinosaurios con pico de pato tenían sobre la cabeza una cresta de gran tamaño en la que podían almacenar aire, lo que les permitía permanecer sumergidos durante algún tiempo para alimentarse debajo del agua.

El ornitomimo tenía, dejando de lado su cola, formas semejantes a las del avestruz. Sin embargo, no tenía plumas. Las aves descienden de los reptiles, pero no de los dinosaurios.

Los dinosaurios ponían huevos. Se han hallado huevos
fósiles del protoceratops,(imagen) un pequeño dinosaurio con cuernos.

Descubrir fósiles de dinosaurios no es sencillo: son realmente escasos. Con frecuencia además, se encuentran esqueletos muy fragmentados que requieren de una gran labor de reconstrucción. Solo de forma excepcional se han hallado esqueletos completos.La información que proporcionan los fósiles de esqueletos se complementa con la de otros tipos de fósiles, como los coprolitos (excrementos fosilizados), huevos y nido completos y huellas de pisadas (denominadas icnitas). Estos fósiles aportan, fundamentalmente, información la vida y el comportamiento de los dinosaurios.Las técnicas actuales permiten reconstruir con bastante precisión cómo serían los dinosaurios. Se utilizan maquetas y reconstrucciones informáticas con programas de diseño tridimensional. No obstante, hay aspectos que son, y seguirán siendo, hipotéticos: Por ejemplo los colores y las texturas de la piel.

¿Los dinosaurios nadaban?: Los dinosaurios no se emparentaban con los reptiles marinos gigantes, pero sabemos que por lo menos algunas especies de ellos sabían nadar y es probable que muchos herbívoros se alimentaran en los pantanos. Los científicos se quedaron pasmados ante una serie de huellas de Diplodocus que correspondían solo a las patas delanteras del animal. Luego se dieron cuenta de que este saurópodo había estado flotando en el agua, apoyándose en el fondo con las patas de adelante para impulsarse y marcando la dirección con las patas traseras y la cola.

¿Dónde vivieron los dinosaurios?: Se hallaron fósiles y a veces huellas de estos animales en todos los continentes, incluida la Antártida, que en la era de los dinosaurios no era fría como en la actualidad. La mayoría de los lugares del mundo tenían un aspecto muy diferente cuando ellos vivían. Lentos cambios geológicos transformaron suelos llanos en montañas empinadas y muchas regiones se volvieron más frías debido a que los continentes se desplazaron.

¿Cómo se sabe el sexo de un dinosaurio?: Es muy difícil saber si un dinosaurio era macho o hembra solo a partir de los huesos. No obstante, observando a los mamíferos, podemos suponer que los dinosaurios machos en general eran más grandes que las hembras, y es probable que los machos pico de pato (como el Parasaurolophus, que aparece a la derecha) tuvieran crestas más grandes. Los fósiles de Pachycephalosaurus muestran Hembra grandes diferencias en el tamaño del cráneo, y parecería que si bien ambos sexos tenían cráneos abovedados, los machos tenían cabeza más grande, que usaban para pelear, como ocurre con las actuales cabras de montaña.

TEORÍAS SOBRE SU EXTINCIÓN: (Amplia Sobre Este Tema: Isaac Asimov)

Existe cierta polémica acerca de la extinción de los dinosaurios. Según una de las teorías propuestas, los dinosaurios se extinguieron lentamente como consecuencia de los cambios medioambientales ocasionados por la retirada de los mares poco profundos a finales de la era de los dinosaurios. Sus defensores postulan que los dinosaurios fueron reduciéndose en variedad y número durante un periodo que duró varios millones de años.

Los recientes descubrimientos que indican el impacto de un gran asteroide o cometa en el límite entre el periodo cretácico y la era terciaria, hace unos 65 millones de años, han favorecido la hipótesis de que tal impacto podía haber desencadenado cambios climáticos que provocaron la extinción de los dinosaurios. Se supone que la mayor parte del territorio que comprende América del Norte y del Sur quedó absolutamente devastado por el fuego del impacto. Los efectos medioambientales que sufrió el planeta durante un largo periodo de tiempo fueron, en última instancia, más letales que el propio fuego. El polvo no dejó pasar la luz del sol durante varios meses.

El sulfuro quemado procedente del lugar del impacto, el vapor de agua y el cloro de los océanos, y el nitrógeno del aire se mezclaron y produjeron una intensa lluvia ácida que cayó sobre todo el planeta. Los científicos postulan que la oscuridad y la lluvia ácida detuvieron el crecimiento de las plantas y, como resultado de ella, tanto los dinosaurios herbívoros, que dependían de las plantas para alimentarse, como los carnívoros, que se alimentaban de los herbívoros, quedaron exterminados.

Por otro lado, es probable que sobrevivieran otros animales como ranas, lagartos, tortugas y mamíferos insectívoros de tamaño pequeño, que dependían de los organismos que se alimentaban de plantas en descomposición. Entre las pruebas que confirman esta teoría está el descubrimiento de un cráter de impacto de unos 200 Km. de diámetro en la península de Yucatán en México. En noviembre de 1998 se descubrió un pequeño fragmento de meteorito en el Pacífico que se ha relacionado con el cráter de Chicxulub (en la península de Yucatán) y con la extinción de los dinosaurios.

El análisis geoquímico y petrográfico de este fragmento revela que no fue un cometa, sino un asteroide de más de 10 Km. de diámetro el que provocó, hace 65 millones de años, la desaparición de los dinosaurios. Este asteroide pudo provenir del cinturón de asteroides que giran entre las órbitas de Marte y Júpiter.

Los dinosaurios deben su fama ante todo a que se extinguieron. Ha sido tradición conceptuarlos como fracasos evidentes de la Naturaleza: perezosos reptiles de sangre fría que, pese a su enorme talla, fueron demasiado torpes y lentos para sobrevivir en un mundo donde ocurrían con gran rapidez cambios importantes.

Pero este concepto de los dinosaurios como gigantes tontos y torpes va de salida. Algunos estudios recientes hacen pensar que muchos dinosaurios en verdad fueron animales muy activos: fuertes, pero al mismo tiempo de rápidos movimientos. Los dinosaurios carnívoros, como el Deinonychus, cazaban en grupo a los herbívoros de mayor calla, en campo abierto.

dinosaurio Deinonychus

El impresionante Triceratops, de tres cuernos, medía hasta 8 m de largo y embestía con mayor velocidad que un rinoceronte. Por su rarte, los hipsilofodontes fueron herbívoros que comían en grupo y se desbandaban ante el ataque de animales carnívoros, a semejanza de los antílopes frente a la arremetida de los leones.

dinosaurio Triceratops

Proezas de equilibristas Algunos dinosaurios eran rápidos a la vez que ágiles. El bípedo Deinonychus quizá se sostenía en una pata (aprovechando su larga cola para guardar el equilibrio) mientras atacaba a su presa con la garra de 12 cm de la otra pata.

Ahora bien, hay un serio obstáculo para comprender la velocidad y agilidad de los llamados “dinosaurios danzantes”. Siempre se ha supuesto que los dinosaurios fueron animales de sangre fría, como todos los reptiles actuales, o sea que su calor dependía del Sol, pues no lo producían internamente, como hacen los mamíferos.

Mas los animales de sangre fría no pueden realizar por largo tiempo actividades intensas. Por así decirlo, tienen que detenerse a recargar baterías a intervalos, tras breves ráfagas de actividad. Por lo tanto, ¿acaso fueron los dinosaurios animales de sangre caliente? Es factible que no sólo hayan sido muy activos, sino también de corazón ardiente.

En contraste, sí es cierta una creencia tradicional: tenían el cerebro muy pequeño. Por ejemplo, el del estegosaurio, animal de 1.5 ton, medía lo que una avellana. Pero esto no obstó para que los dinosaurios dominaran el planeta durante casi 135 millones de años, hasta hace 65 millones de años. En comparación, la especie Homo sapiens sólo tiene 35 000 años de existencia. Aunque los dinosaurios se hayan extinguido, sin duda sabían cómo subsistir.

LOS DINOSAURIOS EN AMÉRICA DEL SUR:
Se podría decir que la historia de los dinosaurios de América del Sur comienza con los predinosaurios odinosauriomorfos, que vivieron en las primeras etapas del Triásico, hace aproximadamente 235 millones de años. Gracias a los restos hallados en la formación Los Chañares (al sudoeste del Parque Ischigualasto), se conocieron dos especies de esta familia: el Mamsuchus illoensis y el Lagerpeton chanarensis, considerados antepasados de los dinosaurios saurisquios, es decir, con pelvis reptiliana.

Se ha podido establecer que se trataba de animales pequeños, de apenas 40 centímetros de largo, que contaban con extremidades posteriores alargadas y gráciles que les permitían desplazarse a buena velocidad y, en ocasiones, caminar sobre dos patas. Por la forma de su cráneo y cuello, es evidente que tenían un campo de visión amplio para detectar a sus presas.

En la formación Ischigualasto, que aflora de norte a sur del Parque, se encontraron la mayor parte de los restos de los primeros dinosaurios propiamente dichos, es decir, del Eoraptor lunensis. el Herrerasaurus ischigualastensis y elFrengüellisaurus ischigualastensis, pertenecientes al orden de los saurisquios.

El Eoraptor es el de menor tamaño y el único que pudo ser datado, gracias a que se hallaron varios restos, uno de ellos de un ejemplar casi completo (en fósiles tan antiguos, en realidad, se realiza sobre los sedimentos que lo rodean al mismo nivel; en este caso, ceniza volcánica), todos ellos pequeños ejemplares pertenecientes al orden de lossaurisquios.

Del Eoraptor se encontraron varios ejemplares, uno de ellos casi completo, y es el único que pudo ser datado. Se sabe que vivió hace unos 230 millones de años y, por la ubicación de los restos en los estratos, que los otros fueron contemporáneos. El nombre del Eoraptor lunensis significa algo así como “ladrón del amanecer del Valle de la Luna” y le fue dado por el lugar donde se descubrió (Ischigualasto es conocido también como Valle de la Luna) y porque se trataba de un carnívoro que se alimentaba mayormente de las crías de otras especies, especialmente de cinodontes. Es que, en comparación con las otras especies que habitaban el ecosistema, era muy pequeño: medía alrededor de 1,20 metros y pesaba unos 10 kilos.

Era digitígrado, es decir que corría apoyándose en la punta de los dedos de las patas traseras, y se desplazaba a buena velocidad usando su larga cola para mantener el equilibrio. Estos saurisquios son antecesores, por un lado, de los terópodos -considerados los antecesores de las aves-, que se caracterizaron por ser carnívoros y andar en dos patas, y por otro, de los sauropodomorfos, que eran herbívoros y caminaban en cuatro patas. A este último grupo pertenece el Panphagia protos, el abuelo evolutivo de los gigantescos herbívoros que vivieron en el Jurásico.

Del otro orden en que se clasifica a los dinosaurios, los ornitisnuios -que quiere decir “cadera de ave”-, en Ischigualasto se hallaron sólo restos fragmentarios del Pisanosaurus mertii, que, sin embargo, no dejan lugar a dudas de que se tratan de los más antiguos del mundo.

En otra formación de la cuenca, Los Colorados -ubicada en el extremo oriental del Parque, en el límite con el de Talampaya-, se encontraron restos de dinosaurios que vivieron unos 30 millones de años más tarde que el Eoraptor, en la última etapa del Triásico, y ponen en evidencia el desarrollo que estos animales comenzaban a tener. Por ejemplo, el Lessemsaurus sauropoides tenía más de 20 metros de largo y superaba en tamaño a su contemporáneo, el protococodrílo Fasolosuchus tenax, de sólo 13 metros.


Eoraptor lunensis se recuperó un ejemplar casi completo, es el mas famoso

VOCABULARIO SOBRE LOS DINOSAURIOS Y LA ÉPOCA EN QUE VIVIERON

anquilosaurios Miembros de un grupo de dinosaurios del cretácico tardío que se difundieron por toda América del Norte y el este de Asia. Tenían el lomo fuertemente blindado con gruesas placas de hueso, y púas y nódulos óseos en la piel del lomo y sobre los flancos. Sus cráneos eran fuertes, con placas óseas sobre la parte superior, y poseían una maza de hueso compacto en el extremo de la cola.

arcosaurios Un grupo importante de reptiles que incluye a los cocodrilos actuales y a los extinguidos dinosaurios, pterosaurios y tecodontes.

bípedo Que camina en dos patas.

carnosaurios Grandes dinosaurios terópodos (saurisquios) carnívoros, o sea que comían carne, como el Megalosaurus, el Allosaurus y el Tyrannosaurus. Algunos paleontólogos piensan que los carnosaurios, que medían entre 5 y 12 m de largo, eran carroñeros y predadores. Eran tan grandes que no tenían suficiente energía para perseguir a los dinosaurios herbívoros durante mucho tiempo.

ceratopsios Dinosaurios con cuernos del cretácico tardío que existieron durante 20 millones de años. Aunque fueron el último grupo de dinosaurios ornitisquios que se desarrolló antes de la extinción de estos reptiles al final del período cretácico, llegaron a establecerse en todo el oeste de América del Norte y Asia Central, donde vivían en grandes manadas.

ceratosaurios Saurisquios carnívoros, pequeños y livianos, como el Coelurus, el Compsognathus, el Gallimimus y el Struthiomimus. Los coelurosaurios (cuyo nombre significa “lagarto de cola hueca”) vivieron desde el triásico tardío hasta el cretácico tardío en América del Norte, Europa y África. Estos cazadores de cuerpo grácil medían desde 1,2 m, como el Procompsognathus, hasta 4 m, como el Gallimimus.

cicadácea Árbol primitivo similar a la palmera que abundó en los períodos triásico y jurásico. Solo unas pocas especies sobreviven en la actualidad, y todas son altamente venenosas para los mamíferos.

coprolito Excremento fosilizado.

crocodilios Son los únicos reptiles arcosaurios vivientes. Es un grupo que incluye a los cocodrilos, gaviales, caimanes, yacarés y aligátores.

cuadrúpedo Que camina en cuatro patas.

era cenozoica Este período, que comenzó con la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años, se conoce también como edad de los mamíferos.

era mesozoica Es la edad de los reptiles, que abarcó los períodos triásico, jurásico y cretácico. Se extendió entre 245 y 65 millones de años atrás.

especie Conjunto de seres vivos que pueden reproducirse entre sí y producir descendientes. Un grupo de especies similares forma un género.

estegosaurios Dinosaurios del jurásico tardío que tenían hileras alternadas o escalonadas de placas sobre el lomo y dos pares de púas largas y agudas en el extremo de su fuerte cola.

evolución Cambio gradual. Nuevas especies de dinosaurios evolucionaron a lo largo de millones de años.

extinción La muerte de una especie. Las últimas especies de dinosaurios se extinguieron en el período cretácico.

Gondwana El supercontinente del sur, formado cuando Pangea se dividió en dos, lo que comenzó hace alrededor de 208 millones de años.

hadrosaurios Dinosaurios pico de pato como el Hadrosaurus, el Maiasaura o el Anatotitan. Los hadrosaurios fueron los ornitópodos herbívoros más comunes y variados y los más destacados en la historia de los dinosaurios. Se desarrollaron en Asia Central durante el período cretácido temprano y se difundieron a Europa, Norte y Sudamérica.

helecho cola de caballo Un tipo de plantas primitivas de los pantanos, emparentadas con los helechos. En una época llegaron a ser grandes como . los modernos helechos arbóreos; en la actualidad, solo sobreviven algunas especies pequeñas.

ictiosaurios Reptiles marinos de cuello corto y cuerpo en forma de delfín, que vivieron en la misma época que los dinosaurios. Parían a sus crías en el mar, sin acercarse a la costa para poner huevos. Se desarrollaron en el período triásico y podían llegar a medir desde 1m, como el Mixosaurus, hasta 15 m de largo, como el Shonisaurus. El Ichthyosaurus alcanzaba los 2 m de largo y se lo conoce a partir de muchos fósiles, incluyendo coprolitos y contenidos estomacales.

iguanodontes Los iguanodontes, grandes dinosaurios ornitópodos herbívoros, se desarrollaron en el período jurásico medio y se diseminaron por todo el mundo; se han hallado sus fósiles desde el Círculo Ártico hasta Australia. El grupo dominó el período cretácico temprano, y su miembro más conocido es el Iguanodon, de 9 m de largo.

Ilion Hueso principal de la pelvis. Sostiene las patas y está unido a la columna vertebral.

Isquion Uno de los huesos de la pelvis. En los dinosaurios apuntaba hacia adelante y hacia abajo y sostenía los músculos de las patas y la cola.

Laurasia El supercontinente del norte, formado cuando Pangea se dividió en dos.

mamíferos Grupo de animales vertebrados que tienen pelo y alimentan sus crías con leche.

metatarso Uno de los huesos largos del pie, ubicado a continuación de los dedos.

meteorito Objeto rocoso, resto de un meteoroide caído sobre la Tierra.

momificado Secado por el calor o el viento.

ornitisquios Dinosaurios “con cadera de ave”. En este grupo, el pubis apuntaba hacia atrás y hacia abajo, paralelo al isquion. Todos los dinosaurios ornitisquios eran herbívoros.

ornitópodos Dinosaurios ornitisquios “con pata de ave”. Este grupo incluía a los paquicefalosaurios, iguanodontes, hadrosaurios y dinosaurios con cuernos, acorazados y con placas.

paleontólogo Científico que estudia la vida antigua, especialmente los fósiles de plantas y animales.

Pangea El supercontinente que se formó en el período pérmico y se fraccionó durante el período jurásico.

paquicefalosaurios Dinosaurios ornitópodos herbívoros del cretácico tardío, de gruesos cráneos con un casco de hueso.Los paquicefalosaurios vivieron en Asia y América del Norte y medían de 2 a 4,6 m de largo.

período cretácico Período geológico que se extendió entre 145 y 61 millones de años atrás. En él florecieron y se extinguieron los dinosaurios.

período jurásico Segundo período geológico de la edad de los reptiles. Se extendió entre 208 y 145 millones de años atrás.

período triásico Primer período de la edad de los reptiles. El período triásico se extendió entre 245 y 208 millones de años atrás.

petrificado Hueso o vegetal fosilizado con capas reemplazadas por minerales

plesiosaurios Grandes reptiles marinos la era mesozoica. Los plesiosaurios generalmente tenían cuello largo; medían entre 2,3 m. de largo, como el Plesiosaurus, y 14 m, como el Elasmosaurus.

pliosaurios Plesiosaurios con cuello corto y cuerporobusto y fuerte.

predador Animal que caza a otros animales (presas) para alimentarse.

prosaurópodos Ancestros de los saurópodos de cuello largo. Vivieron en el triásico tardío y el jurásico temprano, y alcanzaron longitudes de 2,1 a 10 m.

pterosaurios Reptiles voladores, solo parientes lejanos de los dinosaurios. Los pterosaurios se desarrollaron durante el período triásico tardío y tenían envergaduras que iban de 45 cm a 12 m.

pubis Uno de los huesos inferiores de la pelvis. En los dinosaurios saurisquios apuntaba hacia adelante: en los ornitisquios era paralelo al isquion y apuntan hacia atrás.

rastro Serie de huellas que quedan cuando un animal camina sobre suelo blando.

saurisquios Dinosaurios “con cadera de lagarto”. En este grupo el pubis apuntaba hacia la cabeza de la pelvis. Los dinosaurios saurisquios se dividen en terópodos (bípedos carnívoros) y saurópodos (cuadrúpedos herbívoros).

saurópodos Grandes dinosaurios saurisquios herbívoros. Se desarrollaron durante el período triásico tardío y fueron los animales terrestres más grandes que han existido en toda la historia.

terópodos Dinosaurios saurisquios carnívoros que caminaban sobre las patas traseras.

vértebras Huesos que se disponen entre la parte posterior del cráneo hasta la cola y protegen la espina dorsal.

LOS DINOSAURIOS EN LA ACTUALIDAD
Cuando hace 150 años Richard Owen inventó el término dinosaurio, se conocían solo nueve especies de ellos. Hoy conocemos por lo menos mil, que incluyen una increíble variedad de herbívoros, carnívoros, ladrones de huevos; dinosaurios con cuernos y crestas, con púas y garras como navajas. Estamos rodeados por dinosaurios en museos, películas y parques, como esta exhibición de dinosaurios robots en Japón. Aunque desaparecieron hace 65 millones de años, estos animales están vivos en nuestra imaginación. Y seguimos aprendiendo cosas sobre ellos; de hecho, los niños de hoy saben más sobre dinosaurios que la mayoría de los adultos.

PATRIMONIO “MILLONARIO”:
Luego de casi un siglo de investigaciones, los científicos continúan detectando nuevos tesoros.

Desde fines del siglo XIX, el Valle de Ischigualasto fue recorrido por distintos geólogos que buscaban yacimientos de carbón, pero ninguno sospechó la riqueza en fósiles que el lugar guardaba.

En 1927, uno de ellos, Ricardo Rigal, encontró huellas de anímales cuadrúpedos y comunicó su hallazgo a un prestigioso paleontólogo alemán: fue el principio de la cadena que daría lugar a que, en 1958, Alfred Romer llegara a investigar en Ischigualasto. Ese mismo año se realizó la primera expedición de científicos argentinos, organizada por la Universidad de Tucumán, que fue encabezada por el doctor Osvaldo Reig, un precursor de nuestra paleontología. Formó parte de ella el entonces técnico José Felipe Bonaparte, convertido luego en un referente mundial en el estudio de dinosaurios sudamericanos.

Fueron ellos quienes encontraron el primer dinosaurio de Ischigualasto -lo llamaron Herrerosaurusen reconocimiento a don Victorino Herrera, el baqueano que los guiaba y los responsables, en la década de 1960, de gran parte de los descubrimientos de las otras especies. El siguiente hito lo protagonizó el doctor Paul Sereno, de la Universidad de Chicago, quien en 1988 encabezó una expedición en la que hubo centenares de nuevos descubrimientos. Tres aflos más tarde un argentino, el doctor Ricardo Martínez fue quien pondría a Ischlgualasto nuevamente en la boca de todo el mundo al encontrar el Eoraptor lunensis.

Martínez repitió la hazaña en 2006, esta vez junto con Osear Alcober, al hallar los restos del Panphagia protos, el abuelo evolutivo de los gigantescos herbívoros que habitaron durante el Jurásico y Cretácico, como el patagónico Argentinosaurus, el animal más grande conocido hasta ahora. En 2000, la gran riqueza fosilífera de la región fue preservada gracias a que Ischigualasto y el Parque Nacional Talampaya, de la provincia de La Rioja, fueron declarados Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco.

LA LUCHA POR LA SUPERVIVENCIA
Dicen los paleontólogos que, durante el Triásico, tuvo lugar una de las más encarnizadas luche de la historia de la Tierra: en sus dos primera épocas, Inferior y Media, casi todos los nichos ecológicos terrestres estaban dominados por le protococodrilos, de gran tamaño y ferocidad Eran diferentes de los actuales cocodrilos, aunque se estima que éstos tuvieron su origen en una rama de aquellos saurios.

El más grande era, probablemente, el Saurosuchus galilei, que podía medir casi 10 metros de largo. Aparentemente, no era un gran corredor, sino más bien un cazador que acechaba a sus presas, a las que podía desgarra fácilmente con su poderosa dentadura. Y había otra gran familia de animales que compartía este espacios, la de los protomamíferos. Éstos fuero dominantes al comienzo del Triásico y declinaron tanto en número como en diversidad de especie con la aparición de los antecesores de los prole cocodrilos. En Ischigualasto están representado dos grupos de esta familia, los cinodontes y lo dicinodontes.

Los primeros están cercanamente emparentados al origen de los mamíferos y pedían ser pequeños como un ratón hasta de gran talla. Por ejemplo, el Exaeretodon frenguellü, que era omnívoro, podía medir hasta 1,50 metros y tenía una cabeza desproporcionadamente grande y robusta comparada con el cuerpo. Los dicinodontes, por su parte, eran herbívoros y se caracterizaban por poseer una especie de pico córneo cortante y una abertura en la frente que cumplía funciones sensitivas. El Ischigualastia jenseni, que podía alcanzar el tamaño de un búfalo africano, es el más grande conocido de esta familia.

Éstos eran los principales actores de la gran batalla del Triásico, sobre la que Ischigualasto tiene más información que ningún otro yacimiento del mundo. Allí se han encontrado fósiles de paleovertebrados de aproximadamente 25 géneros de animales que pertenecieron a distintos grupos. La contienda se extendió por más de 10 millones de años y las numerosas adaptaciones que fueron desarrollando los dinosaurios les permitieron, finalmente, imponerse.

Nota: La imágenes son enlazadas al sitio: Salón Hogar en el área de ciencias

Teoria de la Deriva Continental Movimiento de los Continentes Placas Tectonicas

Teoría de la Deriva Continental
Movimiento de los Continentes-Colisión de Placas

La deriva continental: Desde la prehistoria, la búsqueda de minerales metálicos proporcionó a los mineros un amplio conocimiento empírico de la estructura de la corteza terrestre: la forma en que diferentes  rocas se disponen en estratos una encima de otra, la posibilidad de que las vetas minerales se abran paso a través de los estratos, y así sucesivamente.

Teoria de la Deriva Continental Movimiento de los ContinentesPero el fundador de la geología como ciencia fue James Hutton, (imagen) que trabajó en Escocia durante la segunda mitad del siglo XVIII. Sus ideas fueron desarrolladas en el siglo XIXpor otros precursores, como los geólogos británicos Charles Lyell y Archibald Geikie. Sus investigaciones entraron en conflicto con las creencias más establecidas sobre la edad de la Tierra y las fuerzas que la habían modelado. Según la opinión predominante, la historia geológica sólo podía interpretarse como una sucesión de catástrofes, entre ellas, el diluvio universal en tiempos de Noé.

Sin embargo los nuevos geólogos eran partidarios del «uniformisrmo» que establecíaque la historia de la corteza terrestre podía explicarse sencillamente por la acción continua y sumamente prolongada de las fuerzas corrientes de la naturaleza.

Aunque sólo fuera por las dificultades que planteaban los viajes, los primeros geólogos solían restringir sus estudios a las pequeñas zonas que tenían a su alcance, pero algunos estaban dispuestos a pensar a escala planetaria.

A partir de 1600, cuando los mapas del mundo comenzaron a ser más exactos, los geógrafos advirtieron que la costa occidental de África podía encajar con la costa oriental de América como dos piezas de un gigantesco rompecabezas. Este hecho sugería, de manera muy general, que en una época muy remota los dos continentes atlánticos habían estado unidos y que desde entonces se habían ido separando. Esta hipótesis fue formulada de forma más concreta por el científico francés A. Snider-Pellegrini en 1858; medio siglo más tarde, H.B. Baker presentó su teoría según la cual hace 200 millones de años todos los continentes habían ocupado el sitio de la Antártida y desde entonces se habían separado. F.B. Taylor, un geólogo norteamericano especialmente interesado en la región de los Grandes Lagos, formuló independientemente una teoría similar en 1910.

La teoría de la deriva continental fue formulada concretamente por primera vez por Alfred Wegener, que aparece en la fotografía (abajo), en 1912. Su idea básica era que una masa continental original (Pangea) se había fragmentado y que a lo largo de las eras geológicas se había Ido separando hasta formar los actuales continentes.

Así pues, en la primera década de este siglo, la idea de que incluso los continentes, lejos de permanecer fijos e inmóviles, podían moverse en el curso de vastos períodos de tiempo no era completamente nueva. La persona más estrechamente vinculada a la teoría de la deriva continental (o del desplazamiento continental, como la denominó al principio) fue el meteorólogo alemán Alfred Wegener. (imagen)

Al considerar la teoría por primera vez, se sintió inclinado a descartarla; pero reavivaron su interés las pruebas paleontológicas de que en un pasado remoto debió existir algún puente terrestre que uniera Africa con Brasil, del mismo modo que Gran Bretaña estaba unida al continente hace 20.000 años, a través del canal de la Mancha, y Asia con América del Norte, a través del estrecho de Bering. Pero éstos eran ejemplos de puentes relativamente cortos. En cambio, el caso del vasto océano Atlántico hizo que Wegener considerara más seriamente la teoría de la deriva continental y, a partir de 1912, se dedicó a desarrollarla.

Postuló entonces la existencia original de un supercontinente, Pangea, que comenzó a separarse durante la era pérmica, hace más de 200 millones de años. América se desplazó hacia el oeste, alejándose de la masa continental eurasiática, y entre los dos continentes se formó el Atlántico. Australia se desplazó hacia el norte y la India se alejó de Africa. Más adelante, durante el cuaternario (hace 2 millones de años), Groenlandia se separó de Noruega. Algunos archipiélagos importantes, como los de Japón y las Filipinas, se identificaron como fragmentos dejados atrás por estas colosales separaciones.

El conjunto de la teoría proporcionaba una explicación satisfactoria de la distribución actual de las masas de tierra firme o continentales, pero era preciso encontrar el mecanismo que provocaba estos desplazamientos. A este respecto, Wegener supuso que las masas continentales flotaban sobre algún tipo de magma plástico, como el que mana de las grandes profundidades durante las erupciones volcánicas, y señaló que la constante rotación de la Tierra determinaría una deriva hacia el oeste.

Los mapas de Wegener  muestran la disposición de los continentes durante los períodos carbonífero, eoceno y cuaternario (hace 300, 45 y 2 millones de años, respectivamente). Los terremotos constituyen pruebas de la inestabilidad de la corteza terrestre. El catastrófico sismo de San Francisco, en 1906, se produjo porque la ciudad se encuentra sobre la falla de San Andrees, tal como señaló Wegener.

Wegener se adentró además por otras dos líneas de estudio: Como meteorólogo, estaba interesado en la historia del clima, y pudo comprobar que los cambios climáticos confirmaban sus ideas. La segunda línea resultó menos satisfactoria. Una vez aceptada la idea de que la deriva continental se había producido, no había razones plausibles para suponer que fuera a detenerse. En consecuencia, trató de demostrarla mediante la determinación exacta, a largos intervalos, de las distancias entre los puntos de diferentes continentes, utilizando métodos astronómicos muy precisos y calculando la duración de las transmisiones por radio. Sus resultados fueron negativos, pero le fue posible argumentar que el ritmo de la deriva era demasiado lento para ser detectado con los métodos relativamente bastos disponibles en la época.

Pero no es sorprendente que no obtuviera los resultados deseados si es cierto que la separación entre Africa y América ha progresado regularmente desde la era pérmica. te ser así, la velocidad media no sería superior a 1 metro en 30 años. Sin embargo, a fines del siglo XX, el uso del rayo láser y de los satélites artificiales ha permitido medir con notable precisión el ritmo de la deriva continental, confirmando así la teoría de Wegener.

Mohorovicic y la estructura de la Tierra

El 8 de octubre de 1909, se produjo un intenso terremoto a 40 km. al sur de Zagreb, en Croacia (que entonces formaba parte del imperio Austrohúngaro). Otro terremoto ocurrido previamente en Zagreb había determinado la instalación de un sismógrafo en el observatorio meteorológico de la ciudad, dirigido por Andrija Mohorovicic. En su calidad de director del observatorio, Mohorovicic recibió de todas las estaciones de Europa los registros del terremoto de 1909. Después de analizarlos detalladamente, realizó un interesante descubrimiento. Como esperaba, los registros reflejaban dos tipos de ondas: de compresión (P), en las que las partículas oscilan a lo largo de la línea de propagación, y de distorsión (S), en las que el movimiento se produce en ángulo recto con respecto a la línea de propagación.

Luego advirtió que había en realidad dos tipos de ondas P. A escasa distancia del epicentro, la primera onda en llegar se desplaza a una velocidad de 5,5 a 6,5 km. por segundo. A una distancia de unos 170 km., esta onda es superada por una segunda onda, que se desplaza a 8,1 km/s.

Más allá de este punto, hasta los 800 km., es posible detectar las dos ondas, pero luego las más lentas se desvanecen. Mohorovicic interpretó este fenómeno como la prueba de que las ondas más lentas se desplazan directamente hacia el sismógrafo, mientras que las más veloces son refractadas a una profundidad de unos 50 km. En su honor, la capa refractora recibió el nombre de discontinuidad de Mohorovicic, o Moho. Investigaciones posteriores demostraron que la profundidad del Moho (el límite entre la corteza terrestre y el manto superior) varía entre 30 y 50 km.

■   Hace doscientos millones de años todos los continentes estaban unidos. Esta formación denominada después “Pangea” dio origen a la “teoría de la deriva continental” elaborada en 1912 por el climatólogo Alfred Wegener.

■   La teoría cobró auge hace unos veinte años y los científicos siguen investigando por qué se produce la separación de los continentes que forma en el medio de la fractura un océano cada vez mayor.

■    Dos corrientes explican la causa de la ruptura de los continentes: una sostiene que la fragmentación empieza en la litosfera y la otra que el proceso se Inicia en el manto.

■   En un futuro Inmediato, de acuerdo con la teoría de las placas tectónicas, la India continuará ñundiéndose bajo el Tíbet y, si el movimiento de la placa no se detiene, dentro de diez millones de años, Katmandú que hoy sólo tiene 1324 metros de altura, será la cima de un nuevo Himalaya.

PARA SABER MAS…

Al considerar la teoría por primera vez, se sintió inclinado a descartarla; pero reavivaron su interés las pruebas paleontológicas de que en un pasado remoto debió existir algún puente terrestre que uniera África con Brasil, del mismo modo que Gran Bretaña estaba unida al continente hace 20.000 años, a través del canal de la Mancha, y Asia con América del Norte, a través del estrecho de Bering. Pero éstos eran ejemplos de puentes relativamente cortos. En cambio, el caso del vasto océano Atlántico hizo que Wegener considerara más seriamente la teoría de la deriva continental y, a partir de 1912, se dedicó a desarrollarla.

Postuló entonces la existencia original de un supercontinente, Pangea, que comenzó a separarse durante la era pérmica, hace más de 200 millones de años. América se desplazó hacia el oeste, alejándose de la masa continental eurasiática, y entre los dos continentes se formó el Atlántico. Australia se desplazó hacia el norte y la India se alejó de África. Más adelante, durante el cuaternario (hace 2 millones de años), Groenlandia se separó de Noruega. Algunos archipiélagos importantes, como los de Japón y las Filipinas, se identificaron como fragmentos dejados atrás por estas colosales separaciones.

El conjunto de la teoría proporcionaba una explicación satisfactoria de la distribución actual de las masas de tierra firme o continentales, pero era preciso encontrar el mecanismo que provocaba estos desplazamientos. A este respecto, Wegener supuso que las masas continentales flotaban sobre algún tipo de magma plástico, como el que mana de las grandes profundidades durante las erupciones volcánicas, y señaló que la constante rotación de la Tierra determinaría una deriva hacia el oeste.

Wegener se adentró además por otras dos líneas de estudio. Como meteorólogo, estaba interesado en la historia del clima, y pudo comprobar que los cambios climáticos confirmaban sus ideas. La segunda línea resultó menos satisfactoria. Una vez aceptada la idea de que la deriva continental se había producido, no había razones plausibles para suponer que fuera a detenerse. En consecuencia, trató de demostrarla mediante la determinación exacta, a largos intervalos, de las distancias entre los puntos de diferentes continentes, utilizando métodos astronómicos muy precisos y calculando la duración de las transmisiones por radio. Sus resultados fueron negativos, pero le fue posible argumentar que el ritmo de la deriva era demasiado lento para ser detectado con los métodos relativamente bastos disponibles en la época.

Pero no es sorprendente que no obtuviera los resultados deseados si es cierto que la separación entre África y América ha progresado regularmente desde la era pérmica. De ser así, la velocidad media no sería superior a 1 metro en 30 años. Sin embargo, a fines del siglo XX, el uso del rayo láser y de los satélites artificiales ha permitido medir con notable precisión el ritmo de la deriva continental, confirmando así la teoría de Wegener.

La Colisión
Desde hace 50 millones de años, la masa terrestre de la India presiona sobre China con una terrible fuerza que ha dado origen a las altas montañas del Himalaya y ha elevado a una altitud de 4.500 metros los plegamientos de arenisca rojiza que estuvieron en un tiempo a orillas del Tethys, un océano hoy desaparecido. Esta arenisca, ubicada en las cimas de las altas montañas opera como los dinosaurios en la teoría de la deriva continental, ya que contiene numerosos fósiles de plantas y animales.

Por ejemplo, se han encontrado troncos de una clase de árboles originarios de las tierras bajas tropicales. Hay también indicios de un mar que inundaba el territorio, gracias a restos de ofiolita, una roca que se encuentra en las profundidades marinas. ¿Cómo un mar, animales y plantas pudieron llegar a una altura de 6.000 metros? El proceso parece ser el inverso. Fue la Tierra la que se elevó.

Según la teoría, a finales del mesozoico comenzó a abrirse el Océano Indico y el Tethys se redujo paulatinamente de sus 5.000 kilómetros de anchura. Como la superficie de la Tierra permanece constante, el nacimiento y desarrollo de un nuevo océano conduce irremisiblemente a la desaparición y la muerte de otro. La gran isla de la India, comparable en extensión a la Australia actual, se fue acercando a Asia, y al mismo tiempo se alejaba de África y de la Antártida. Por aquella época se abrió el Atlántico: Sudamérica se distanció de África y Norteamérica de Europa.

Después, hace unos 80 millones de años, la India comenzó a desplazarse hacia el norte a una gran velocidad comparativa, más de diez metros por siglo, hasta que, 30 millones de años después y de manera abrupta, la velocidad descendió a sólo cinco metros por siglo.

A partir de ese momento, el subcon-tinente indio empuja, presionando desde el sur a manera de palanca, a la masa principal de China contra el Océano Pacífico y la aplasta hacia afuera.

El choque trae varias consecuencias: por un lado, la India se hunde lentamente y presiona en dirección a un ascenso de las montañas tibetanas. La teoría de las placas tectónicas establece que las masas de roca magmática suelen formarse donde una placa se ha desrizado oblicuamente debajo de otra y se ha fundido, como en este caso. Las gigantescas cámaras de magma empujan la corteza de la placa superior. Una parte del magma brota a manera de erupciones volcánicas.

El proceso de fusión con la formación de nuevo magma, se mantiene a través de la subducción: el deslizamiento de las placas (en este caso del territorio hindú) en sentido descendente. Pero por el otro y como consecuencia del hundimiento, su superficie se reduce considerablemente, hasta su posible desaparición dentro de cientos de millones de años. En el futuro inmediato, la India continuará hundiéndose bajo el Tíbet y las escamas seguirán depositándose en la parte frontal de las montañas. Si el movimiento de la placa no se detiene de improviso, dentro de diez millones de años, Katmandú, que hoy sólo tiene 1.324 metros de altura, podrá coronar la cima de un nuevo Himalaya.

Placas Tectonicas de Estados Unidos Modifican El Ancho del Continente

Placas Tectónicas de Estados Unidos, Modifican El Ancho del Continente

El crecimiento de Norteamérica: En los últimos 200 millones de años el continente se ha ensanchado hacia el oeste en choques reiterados con masas terrestres menores. algunas de las cuales parecen haber llegado de miles de kilómetros de distancia.

De acuerdo con la teoría de la tectónica de placar las masas continentales terrestres cabalgan sobo grandes placas de la corteza que mantienen un persistente movimiento.

Por lo que hoy se ve, el crecimiento de los continentes no es lento ni constante. Nuevas pruebas de muestran que ha sido episódico y que el último capítulo importante del crecimiento de Norteamérica empezó hace 200 millones de años escasos.

Prácticamente toda la costa pacífica, desde la Baja California, en el sur, hasta la punta septentrional de Alaska, y extendiéndose por el interior hasta una distancia media de unos 500 kilómetros, se injertó, pieza a pieza, en el continente preexistente por adición de grandes bloques prefabricados de corteza, la mayoría de ellos desplazados millares de kilómetros al este y al norte desde su lugar de origen en la cuenca pacífica. Las dimensiones horizontales de los bloques oscilan entre centenares y millares de kilómetros.

Muchos de los bloques son de origen oceánico: corteza oceánica, islas, mesetas, dorsales o arcos insulares. Otros, pocos, son fragmentos evidentes de continentes. Algunos habían viajado varios miles de kilómetros sin experimentar apenas deformación ir terna. Tras entrar en contacto con Norteamérica, be bloques solieron fragmentarse y disponerse en delgadas bandas paralelas al margen continental.

Durante la colisión, y después de ella, sufrieron rotación en muchos casos. Así pues, el oeste de Norteamérica es una amalgama de bloques de acreción que se ha modelado hasta su configuración actual, en el transcurso de los últimos 200 millones de años por el impacto de placas oceánicas, portando cada bloque una carga de rocas exóticas.

El proceso a lo largo del cual el borde de un continente se modifica por el transporte, la acreción y la rotación de grandes bloques de la corteza, suele hoy llamarse tectónica de microplacas; los bloques pueden denominarse litosferoclastos, pues son fragmentos de litosfera.

En su margen activo, una placa oceánica se sumerge bajo una placa continental y ésta raspa de aquélla sedimentos y fragmentos de corteza basáltica del océano profundo, que se adhieren al margen continental. Simultáneamente, la placa que se sumerge bajo el margen continental se calienta y se funde parcialmente, desencadenando fenómenos de vulcanismo y orogénesis generalizados. Ejemplo clásico de ello son los Andes de la costa occidental de Sudamérica.

Placas Tectónicas Plantearemos aquí cuatro cuestiones fundamentales. ¿Cómo identificar los distintos litosferoclastos que acrecieron hasta constituir la amalgama tectónica del oeste norteamericano? ¿Cómo establecer dónde se originaron loslitosferoclastos y cuánto se han desplazado? ¿Cuáles son las relaciones estructurales entre los litosferoclastosacrecidos? ¿Cómo se agregaron éstos al borde continental en crecimiento?

Dar respuesta a esas preguntas exige una estrecha colaboración entre especialistas de diversas ramas de Las ciencias que estudian atierra. Geólogos, geofísicos y paleontólogos disponen, cada grupo, de métodos propios para identificar pedazos de la corteza terrestre transportados hasta su emplazamiento actual desde lugares muy distantes.

Veamos un ejemplo, real y sencillo: la Baja California y la angosta franja de California situada al oeste de la falla de San Andrés se deslizan hacia el norte a una velocidad de unos 5 centímetros por año con respecto al resto de Norteamérica. De proseguir el avance, dentro de cincuenta millones de años las rocas de California habrán acrecido a lo largo del margen continental de Alaska.

La discontinuidad entre las rocas “nativas” de Alaska y las rocas californianas “forasteras” se pondría de manifiesto por tres vías principales. Primero, habría discontinuidades abruptas en la serie rocosa, en forma de grandes fallas, lo que implicaría historias geológicas muy diferentes para litosferoclastos que entonces serian vecinas. Segundo, habría  continuidades parecidas en los fósiles de plantas y animales; se distinguirían fácilmente, de las formas templado-frías de las rocas nativas de Alaska, las formas tropicales de las rocas desplazadas. Tercero. uno y otro tipo de roca mostrarían características magnéticas marcadamente diferentes.

Aunque el proceso de choque, acreción y crecimiento continental es complejo y no se comprende en sus detalles, sin duda la interpenetración y el transporte de materiales fueron considerables. El resultado final es la generación de corteza nueva, engrosada por cabalgamientos hasta adquirir proporciones continentales, y su adición al continente antiguo. La hipótesis de acreción de litosferoclastos, pieza por pieza, en el oeste norteamericano probablemente ayuda a descifrar el origen y evolución de las grandes cordilleras del mundo, muchas de las cuales quizá hayan atravesado una historia similar.

Fuente: En Investigación y Ciencia, Nº 76