Errores de la Humanidad

Fotos de los mejores lugares del mundo Viaje Fotográfico

FOTOS DE LOS MEJORES LUGARES DEL MUNDO

En todos los rincones del planeta existen lugares maravillosos para visitar y descubrir. Todo continente posee algo extraordinario con lo que nos deleitamos y sorprendemos. Nuestro mundo está repleto de maravillosos paisajes y otra maravillas construídas por el hombre desde sus orígenes, que muchas de ellas hoy se conservan como  Patrimonios Culturales y que deberíamos alguna vez tratar de conocer.

Han dejado huellas  arquitectos, ingenieros y artistas, quienes nos han legado edificios y construcciones de indescriptible belleza, y aunque éstas, salvo escasas excepciones, no sean milenarias, no por ello dejan de ser menos espectaculares.

En esta página hemos reunido muchos enlances a diveros países, escogidos entre las más hermosas, enormes, espectaculares y dignas de ver de los cinco continentes.  Las maravillas de estos enlaces han sido seleccionadas siguiendo un criterio absolutamente subjetivo. Todas ellas, sin embargo, tienen una cosa en común: destacan de forma notable de entre todo aquello que es considerado cotidiano y habitual.

En muchos casos, la excelencia y unicidad de estos hechos admirables son claras y visibles. En otros, no obstante, su carácter distintivo únicamente se puede apreciar tras una segunda mirada. Le dejamos, pues, con el fantástico y grandioso mundo de las maravillas. ¡Diviértase!

LUGARES MARAVILLOSOS DEL MUNDO

boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Luxemburgo Fotos de Canadá Fotos de España Fotos de América del Sur
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Sri Lanka Fotos de Hong Kong Fotos de Nueva Zelandia Fotos de Singapur
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Australia Fotos de Ginebra Fotos de Alemania Fotos de U.S.A.
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Grecia Fotos de Namibia Fotos de Venecia Fotos de Italia
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Viena Fotos de Portugal Fotos de África Fotos de México
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Australia Fotos de Turquía Fotos de Londres Fotos de Escandinavia
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Cuba Fotos de Irlanda Fotos de Praga Fotos de Chipre
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Alaska Fotos de Israel Fotos de Bombay Fotos de Holanda
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Francia Fotos de El Caribe Fotos de Bulgaria Fotos de Austria

 Ver: Fotos de Países de Asia

El Triángulo de las Bermudas Explicacion Científica Desapariciones

El Triángulo de las Bermudas- Barcos Desaparecidos – Explicación Científica

Apariciones, desapariciones, repentinos cambios de clima, accidentes y muertes misteriosas: una serie de sucesos  inexplicables ocurren en determinados lugares del planeta. Son tantos los reportes que  la ciencia ha inaugurado una rama que se ha denominado “paleomagnetismo”, encargada de estudiarlos. ¿Qué ocurre verdaderamente  en esos lugares?. A poco de investigar, los científicos encontraron  puntos en común: los sucesos dibujaban  en el mapa sectores bien  localizados y sumaban diez. El material recopilado, la mayoría confidencial, viene a completar esta investigación en la cual se reafirma que no sólo en Bermudas ocurren situaciones extrañas y que estamos frente a un tema de insospechadas derivaciones.

¿QUE ES EL TRIÁNGULO DE LAS BERMUDAS?

BERMUDAS, TRIÁNGULO MORTAL
Los investigadores, la literatura y el cine volvieron protagonista al Triángulo de las Bermudas en ocasiones ya Incontables. Su fama, indudablemente, no es puro cuento: se calcula -los números varían según los estudiosos- que desaparecieron en la zona alrededor de 5.000 barcos y 6.000 aviones.

Los hechos sin respuesta todavía se remontan a épocas de la conquista y colonización españolas, cuando las aguas del norte de Puerto Rico eran recorridas por las llamadas “flotas de la plata”. Aquellos galeones -repletos de tesoros-yacen aún por allí y no faltan los piratas contemporáneos que se aventuran a intentar un rescate.

El diario de Cristóbal Colón señala que una sorprendente bola de fuego que cayó al mar mientras navegaban fue vista por sus hombres, y que la aguja de la brújula “enloquecía” cuando la embarcación llegaba a las aguas de las Bermudas. Si generalmente se afirma que la ola de desapariciones comenzó en 1880, con la fragata británica Atalanta, hay otros datos que ofrece la investigadora norteamericana Adi-Kent Jeffrey: 7609: SeaVenture (inglés); 1609: la ballenera del Sea Venture; 7686; tres barcos del pirata Grammont; 7 750: tres galeones que escoltaban al Nuestra Señora de Guadalupe; 7872; el paquebote Patriot (norteamericano); 7874; el Wasp (buque de guerra de los Estados Unidos).

Como puede notarse el Triángulo de las Bermudas siempre ha sido una zona peligrosa y de misterio, ya que las desapariciones de marineros, pilotos y turistas nunca han sido resueltas. (ver:Teorías Que Explican el Fenómeno)

Los elementos de información en torno a esta zona son intrigantes: en una parte del océano Atlántico occidental, de forma más o menos triangular, comprendida entre las Bermudas, Florida y el meridiano 40, han venido desapareciendo durante los últimos treinta años numerosos aviones y barcos sin dejar ningún rastro de lo que pudo ser de ellos, ya que jamás se han hallado restos ni supervivientes.

Todo lo que alguna vez entró ahí, nunca se le volvió a ver. Desde barcos y buques que navegaban por esa zona; aviones a los cuales se les vió entrar a una neblina para esfumarse sin dejar indicio.

Espacio también conocido como el: Triángulo del Diablo y el Limbo de los Perdidos.

Es un área geográfica de 3.900.000 kilómetros cuadrados entre las islas Bermudas, Puerto Rico y Melbourne (Florida) (situado de 55°O a 85°O y de 30°N a 40°N), en la que se han producido numerosas desapariciones inexplicables de barcos y aviones.

Como su nombre lo indica, es un espacio en forma de triángulo que cubre un área de 3.900.000 kilómetros cuadrados entre las islas Bermudas, Puerto Rico y Melbourne. Este lugar fue y es testigo de fenómenos sin explicación que han recorrido el mundo.

El fenómeno de la desaparición de barcos y aviones que han pasado por esos lugares, se atribuye a muchas causas; algunos científicos dicen que en esos lugares hay grandes campos de energía proveniente de la Tierra y es por esto que las comunicaciones se cortan; otros fanáticos de la ciencia ficción, piensan que el triángulo está relacionado ampliamente con criaturas extraterrestres y OVNI; en cambio, hay quienes piensan que en ese lugar se encuentra el portal que une esta dimensión a otra, si esta teoría sería cierta, las personas no son secuestradas, sino que son transportadas a otra dimensión.

Una teoría más, es que por esos lugares se encontraría la antigua Atlántida, una ciudad que supuestamente existió hace 5000 años antes de Cristo que era muy avanzada científicamente y desapareció misteriosamente; desde esa civilización en lo profundo del mar, se estarían enviando rayos y demás. Nadie puede negar que este, un fenómeno extraño, sucede, ya que desde la mitad del siglo XX han desaparecido un total de cincuenta barcos y veinte aviones y algunos de ellos se han hecho muy conocidos como la desaparición del vuelo 19 en el año 1945.

La lista de aviones perdidos también es larga. Comenzó con el Pájaro Blanco, piloteado por dos franceses que intentaron cruzar el Atlántico de Este a Oeste el 8 de mayo de 1927. La ruta París-Nueva York se mostraba difícil, pero lo fue mucho más: el Pájaro Blanco, con Charles Nungesser y Frangois Coli a bordo, se esfumó después de sobrevolar el mar de los Sargazos. Quienes intentaron años más tarde repetir el trayecto jamás aparecieron.

En el caso de los barcos, el denominador común fue que la embarcación aparecía días o meses después navegando a la deriva, con su construcción intacta y sin señales de violencia, pero nadie había a bordo: ni personas ni animales. Los escépticos atribuyen los hechos supuestamente misteriosos a los “piratas” que aprovechan la mala fama del “triángulo” para cometer sus robos. Las aguas profundas (la distancia al fondo del mar en la zona es incalculable) y los tiburones se ocupan -dicen- de borrar todo rastro.

Pero, ¿quién puede robar, por ejemplo, un submarino o un avión?.¿Qué explicación tienen las luces en el cielo, los fuertes vientos que ningún meteorólogo puede entender? ¿Por qué las brújulas enloquecen? Las teorías e hipótesis ya expuestas valen para este Triángulo de las Bermudas, una zona en la que abundan sucesos que sería reiterativo enumerar pero continúan causando escalofríos.

LOS CIENTÍFICOS OPINAN:
La posibilidad de que en los mares de nuestro planeta existan zonas donde operan fuerzas de origen desconocido ha generado opiniones que cubren un arco que va desde el más absoluto escepticismo hasta la certeza de que las estadísticas demuestran algo mucho más extraño que una extraordinaria casualidad.

Muchos prestigiosos investigadores han tomado partido en este tema. Jacques Cousteau, el más importante oceanógrafo contemporáneo, se muestra escéptico: “En primer término, cuestiono seriamente el método de investigación de quienes aseguran terminantemente la existencia de los llamados triángulos misteriosos. Puedo demostrar que, analizando minuciosamente caso por caso, el grado de misterio de las desapariciones queda reducido a uno o dos por ciento”.

El gran impulsor de las investigaciones en torno a estas extrañas regiones del mundo es Charles Berlitz: “A la vista de los reportes y testimonios de cientos de aviadores y marinos que transitaron esas zonas, actualmente no parece seño atribuir a la casualidad todos esos acontecimientos. Es probable que pase aún mucho tiempo antes de que podamos conocer las exactas causas del fenómeno. Un paso importante va a darse cuando todos los investigadores dejen de polemizar sobre su existencia, y se dediquen efectivamente al análisis de las fuerzas que actúan en cada uno de los triángulos”.

El renombrado astrofísico Carl Sagan guarda una posición intermedia entre ambas opiniones: “No sólo el espacio es el ámbito obligado para misterios y especulaciones. En muchos casos, nuestro propio planeta nos enseña que aún sabemos muy poco de las numerosas fuerzas que lo gobiernan. No debe descartarse que en ciertos lugares, estas fuerzas interactúen de modo tal que puedan producir los fenómenos que habitualmente se reportan como inexplicables. Creo que no habrá de pasar demasiado tiempo antes de que podamos entender completamente el mecanismo de esas interacciones”.

Ver: Otras Teorías Sobre las Desapariciones

El Famoso Vuelo 19

El Vuelo 19 Era un día magnífico, con sol en abundancia, mares en calma y un cielo azul libre de casi por completo de nubes. Corrían los días de la posguerra y en E.U., el personal de la Marina y la Aviación aún continuaba con sus cotidianos entrenamientos. Por aquellos días, la base aérea de Fort Lauderdale, en la Florida, estaba particularmente preocupada en mantener a sus pilotos adiestrados.

Era el 5 de Diciembre de 1945, un día como cualquier otro, y 5 aviones Avenger TBM estaban listos para despegar. Su Misión consistía en alejarse 160 millas al este, en línea recta, dar vuelta al norte y regresar a su base, en un vuelo de entrenamiento. Al mando del vuelo, con número de serie 19, iba el teniente Charles C. Taylor, veterano de la marina y piloto experimentado. La tripulación de cada uno de los aviones constaba de tres hombres, por lo que en total participarían 15. Cada uno de los aparatos había cargado gasolina suficiente para volar el equivalente de 1660 km.. Los motores, la radio y los equipos salvavidas fueron checados y reportados en buen estado.

En el momento de dar la último aviso para despegar, sólo faltaba un hombre que, sintiéndose enfermo, se quedaría en tierra. Los meteorólogos habían pronosticado buen tiempo en toda el área de su recorrido. A las 2:00 de la tarde despegaron sin novedad los cinco aviones y, tomando en seguida la formación de vuelo, se lanzaron rumbo al mar a buena velocidad. Durante casi dos horas, el vuelo 19 se estuvo reportando con regularidad a su base. A las 3:45, un mensaje desconcertante cruzó el espacio hasta la torre de control: \”Torre de control torre de control .

Esta es una emergencia. Nos hemos salido de curso . Parece que nos hemos salido de curso \” \”Parece que nos hemos perdido. No estamos seguros de nuestra posición ¡No podemos avistar tierra!\”.

En la torre de control , el radio operador replicó sumamente extrañado: \”¿Qué posición tienen?\” Vuelo 19: \”No estamos seguros de nuestra posición \” \”Repetimos no podemos ver tierra No sabemos si estamos sobre el Atlántico a sobre el Golfo \”.

Torre de control: \”Asuman el rumbo hacia el oeste pronto verán tierra.\”.

Vuelo 19: \”No sabemos hacia donde esta el oeste. Todo esta mal. Es tan extraño El mar luce muy raro \”. Y ahí se corto la comunicación. Había demasiada estática a pesar del buen tiempo, y por momentos se escuchaban los diálogos de los pilotos entre sí. Diez minutos más tarde se restableció el contacto. Los radioperadores podían escuchar en la base el ruido de los motores, pero no las voces de los pilotos. Para entonces, el pánico había hecho presa de las tripulaciones; ya no eran pilotos experimentados, sino hombres invadidos por un temor monstruoso. Poco antes de las 4:00 se escuchó lo siguiente: \”No estamos seguros de nuestra posición. No sabemos exactamente dónde estamos. Creo que a unos 360 km. al noroeste de la base \”.

Se corto de nuevo el mensaje por estática. Instantes después volvía a restablecerse la comunicación: \”El mar es muy extraño Parece que estamos sobre aguas blancas \”. Y de nuevo el silencio. La torre intentó una vez más comunicarse con ellos, pero por alguna extraña razón, parecían no captar las señales de la base. Durante largos segundos que parecieron siglos, el personal de la base, ya en estado de alerta, no escuchó ninguna palabra más del Vuelo 19. La tensión del momento fue rota al escucharse otra vez las conversaciones de los miembros del escuadrón: \”Estamos completamente perdidos Y parece que \” Estas fueron sus últimas palabras. En la base de Fort Lauderdale todo era desconcierto.

Durante todo el tiempo que duró la comunicación, parte del personal de la torre se había preocupado por trazar posiciones y calcular la ruta que habían seguido al extraviarse. Intentaron hacer contacto con otras naves próximas al área; pero todo fue en vano. Sólo quedaban conjeturas. ¿Qué había podido desorientarlos de ese modo? ¿Cómo explicar las interferencias de la radio en un día tan claro? Y sobre todo, ¿Qué peligro habían enfrentado, que los había hecho perder la calma de ese modo? Las horas siguientes fueron de frenética acción. La alarma había puesto en movimiento a todo el personal. Los aviones Avenger, bombarderos de combate, eran magníficos aparatos en su tiempo.

Extraordinariamente bien equipados para el ataque – casi una tonelada de bombas, o un torpedo submarino – contaban además con un poderoso motor de 1600 caballos, y alas plegables para su fácil acarreo en portaaviones. Su autonomía de vuelo era muy amplia y tenía equipo especial para facilitar la supervivencia en alta mar. Como los bombarderos habían sido checados antes de partir y contaba cada uno de ellos con un aparato radiotransmisor, más que pensar en una falla mecánica el personal de tierra temía que un disturbio atmosférico los hubiese dañado.

Las turbulencias y bolsas de aire, por ejemplo, son imprevisibles y más de un avión ha sucumbido a causa de ellas. Incluso un ataque enemigo, aunque improbable, no se descartaba: la guerra recién había terminado. Sin embargo, ¿Por qué no habían podido explicar lo que les sucedía? El radioperador estimó que el último punto en que habían hecho contacto con el escuadrón, había sido a unos 150 km. al noreste de la base naval de Banana River, en la costa de la Florida.

A ese punto y sus alrededores fue enviado un hidroavión, el Martin Mariner, especializado en rescate anfibio, con trece hombres a bordo. La torre de control mantuvo estrecho contacto con el hidroavión de rescate durante los siguientes minutos de vuelo. Inesperadamente, el Martin Mariner consiguió trabar comunicación con el Vuelo 19: Hidroavión Martin: \”Vuelo 19, estamos volando hacia ustedes para guiarlos de regreso ¿Qué altitud tienen?\” La interferencia no dejó escuchar completa la respuesta del Vuelo 19, pero las últimas tres palabras se oyeron perfectamente: \”¡No nos sigan !\” Y se perdió la señal. Todo el diálogo había sido captado también en la base. Desde algún lugar desconocido, los pilotos habían alcanzado a enviar un mensaje para alentar a sus compañeros. Pero, ¿de qué? Mientras tanto, la tripulación del Martin Mariner, más alerta que nunca, escudriñaba metro por metro la superficie del mar. Durante los siguientes siete minutos, el comandante del hidroavión se estuvo reportando a la base.

Al parecer no había huellas del naufragio en la zona. Pocos minutos después dejó de escucharse la señal del Martin Mariner. No había contacto en ninguno de los sentidos con su tripulación. El silencio que siguió al último mensaje nunca más fue roto. Nunca más los marinos volverían a ser vistos ni escuchados. El comandante de la base, más perplejo que nunca, dio orden de comenzar lo que sería la búsqueda más intensiva y cuidadosa llevada a cabo en mar y aire; pero también la más infructuosa.

Relación de barcos desaparecidos en el Triángulo de las Bermudas:

• El ROSALIE. Desaparecido en 1840 en la ruta de La Habana a Europa. Era un barco francés que fue encontrado abandonado en el interior del \”triángulo\” navegando normalmente, con las velas desplegadas, con la carga intacta, pero había desaparecido toda la tripulación.

• El MARY CELESTE. Desaparecido de la circulación el mes de Noviembre de 1872, después de salir del puerto de Nueva York. fue encontrado el 4 de diciembre del mismo año en el triangulo sin nadie a bordo. Era un bergantín que viajaba con 10 personas a bordo.

• El ATLANTA. Desaparecido en enero de 1880. Era una fragata británica que iba de las islas Bermudas a Inglaterra. Desapareció con 290 personas a bordo muy cerca de las islas Bermudas.

• El FREYA. Desaparecido el 4 de octubre de 1902. Era un gran buque alemán de tres palos que fue encontrado en el mismo mes de octubre cerca de Manzanillo, en Cuba, de donde había salido el día 3 de ese mes. Había desaparecido toda la tripulación.

• El CYCLOPS. Desaparecido el 4 de marzo de 1918. Era un gran barco de aprovisionamiento de la marina norteamericana, de 150 metros de eslora y 19.000 toneladas de desplazamiento. Desapareció con 309 pasajeros a bordo sin lanzar mensajes de socorro. Navegaba entre las islas Barbados y Noorfolk cuando desapareció.

• El RAIFUKU MARU. Desaparecido en 1924. Era un carguero japonés que navegaba entre las islas Bahamas y Cuba cuando desapareció. Pidió auxilio por radio.

 • El COTOPAXI. Desaparecido en 1925. Era un barco que hacía su ruta comercial entre Charleston y la Habana. Desaparecido cerca de Cuba.

• El STAVENGER. Desaparecido en 1931. Era un carguero que se encontraba cerca de la isla Cat, en las Bahamas, cuando desapareció con 43 hombres a bordo.

• El JOHN AND MARY. Desapareció en abril de 1932. Era un barco de dos palos que apareció navegando y sin nadie a bordo a 80 kilómetros al sur de las islas Bermudas.

• El ANGLO-AUSTRALIAN. Desaparecido en marzo de 1938. Era un carguero que lanzó su último mensaje desde las islas Azores. Desapareció con 39 hombres a bordo.

• El GLORIA COLITE. Desaparecido en febrero de 1940. Era un yate de Saint Vincent, en las Antillas británicas. Apareció sin nadie a bordo, pero con todos sus aposentos y cargamento en orden, estando a 320 kilómetros al sus de Mobile, Atlanta.

• El RUBICON. Desaparecido el 22 de octubre de 1944. Era un carguero cubano que desapareció en el centro mismo del Triángulo. Posteriormente fue encontrado por la Guardia Costera norteamericana frente a las costas de Florida sin nadie a bordo, salvo un perro que fue mudo testigo del drama.

 • El SANDRA. Desapareció en junio de 1950. Era un carguero de 106 metros de eslora que viajaba de Savannah, Georgia, a Puerto Cabello, Venezuela. Iba cargado con 302 toneladas de insecticidas para las plantaciones. Pasó por el puerto de Augustine, en Florida y después desapareció con todo su cargamento y tripulación.

• El CONNEMARA IV. Desapareció en septiembre de 1955. Era un yate privado que volvió a aparecer completamente solo, sin rastro de que hubiera pasado nada. Apareció a 640km al oeste de las Bermudas.

• El MARINE SULPHUR QUEEN. Desapareció el 4 de febrero de 1963. Era un carguero de 130 metros de eslora que iba en ruta desde Beaumont, en Texas, a Norfolk, en Virginia. Desapareció, sin emitir ningún mensaje de auxilio, con toda su tripulación.

• El SNO´BOY. Desaparecido el 1 de Julio de 1963. Era un pesquero pequeño, de solo 20 metros de eslora y con 40 pescadores a bordo. Iba en ruta de Jamaica a Cayo Nordeste cuando desapareció con toda su tripulación.

• El WITCHCRAFT. Desaparecio el 24 de diciembre de 1967. Era una embarcación que efectuaba cruceros. Es uno de los casos más extraordinarios del Triangulo. Desapareció de repente con su dueño y un pasajero a bordo, mientras estaba atado a una boya de amarre frente al puerto y a tan solo 1600 metros de Miami, en Florida.

 • El ANITA. Desaparecido en marzo de 1973. Era un carguero de 20.000 toneladas que estaba en ruta desde Newport News hacia Alemania. Desapareció en el Triángulo con 32 tripulantes a bordo.

 • El MILTON IATRIDES. Desaparecido en abril de 1973. Era un carguero que viajaba desde New Orleans a Ciudad de El Cabo cuando desapareció en aguas del Triangulo. Relación de aviones desaparecidos en el Triángulo de las Bermudas:

• El avión SUPER CONTELLATIÓN. Desaparecido el 30 de octubre de 1945. era un avión de la marina norteamericana. desapareció con 42 personas a bordo al norte del Triángulo.

• El hidroavión MARTIN MARINER. Desapareció el 5 de diciembre de 1945. Era un hidroavión bombardero PBM de la armada norteamericana con 13 tripulantes a bordo. Desaparecieron todos a los 20 minutos de vuelo.

• Un avión C-54. Desaparecido en 1947. era un avión militar del ejército de los Estados Unidos. Desapareció con sus tripulantes a 180 kilómetros de las islas Bermudas.

• Un avión TUDOR IV. Desaparecido el 29 de enero de 1948. era un avión comercial cuatrimotor llamado Star Tiger. Desaparecido con 31 pasajeros y tres tripulantes a 600 kilómetros al nordeste de las islas Bermudas.

• Un avión DC-3. Desaparecido el 28 de diciembre de 1948. Era un avión privado en vuelo comercial que desapareció con 32 pasajeros y su tripulación en un punto indeterminado entre San Juan de Puerto Rico y Miami.

• Otro avión TUDOR IV. Desaparecido el 17 de enero de 1949. Era un avión comercial llamado Star Ariel (gemelo del Star Tiger). Desapareció entre las islas Bermudas y Jamaica a 600 kilómetros de las Bermudas.

• Un avión GLOBEMASTER. Desaparecido en marzo de 1950. era un avión comercial norteamericano que en ruta hacia Irlanda desapareció en el mismo borde del Triángulo.

• El avión de transporte YORK. Desaparecido el 2 de febrero de 1952. Era un avión comercial británico en ruta hacia Jamaica. Desapareció con 33 pasajeros a bordo más tripulantes al norte del Triángulo.

• El hidroavión MARTIN P-5M. Desaparecido el 9 de noviembre de1956. Era un avión anfibio patrullero de la marina norteamericana. Desapareció con 10 tripulantes a bordo muy cerca de las islas Bermudas.

• El CHASE YC-122. Desaparecido el 11 de enero de 1957. Era un avión carguero con 4 pasajeros a bordo. desapareció entre Palm Beach y la Gran Bahama.

• Un avión KB-50. Desapareció el 8 de enero de 1962. Era un avión-tanque de las Fuerzas Aéreas norteamericanas. Desapareció al cruzar el Triángulo en la ruta de Langley Field, en Virginia, a las islas Azores.

• Los STRATOTANKERS KC-135. Desaparecidos el 28 de agosto de 1963. Eran 2 aviones cuatrimotores Stratotankers totalmente nuevos de las Fuerzas Aéreas norteamericanas. Iban en misión secreta de la base aérea de Homestead, en Florida, a una base secreta de reabastecimiento del ejército situada en el Atlántico, pero nunca llegaron, desaparecieron a 480 kilómetros al sudoeste de las islas Bermudas.

• El CARGOMASTER C-132. Desaparecido el 22 de septiembre de 1963 en ruta hacia las islas Azores.

 • El FLYNG BOXCAR C-119. Desaparecido el 5 de junio de 1965. Era un avión comercial con 10 pasajeros a bordo. Desapareció al sudoeste del las isla Bahamas

Una Explicación Científica:

Un modelo matemático elaborado por científicos de la Universidad Monash de Melbourne, Australia, ha confirmado que las burbujas de metano del fondo del mar son las causantes de los misteriosos hundimientos de barcos en el Triángulo de las Bermudas, el Mar del Norte o el Mar de Japón.

El metano es un gas que se forma de la descomposición de las materias orgánicas y se puede encontrar en grandes cantidades en el fondo del mar. Al combinarse con el agua, el metano se calienta, hierve y se disuelve en el océano. El problema está cuando se forma una burbuja que llega a la superficie y revienta, si en ese momento hay un barco cerca se hundirá al no poder soportar las turbulencias. Este fenómeno podría ser la explicación de maremotos y desapariciones de barcos, ya que estas tragedias suceden en zonas donde dicho gas es abundante.

Para verificar esta teoría, los matemáticos realizaron experimentos con un recipiente de agua, un barco de juguete y burbujas de gas metano. A partir de los resultados se creó un modelo matemático con un ordenador, teniendo en cuenta la dinámica, la velocidad, la densidad y la presión del gas y del agua. El modelo reprodujo las burbujas tal y como aparecen en la vida real y pudieron comprobar que el hundimiento se da en ciertas condiciones. Los investigadores recomiendan que sus conclusiones sean incluidas en las cartas de navegación para evitar las desapariciones de buques en el Triángulo de las Bermudas.

¿EXISTEN OTROS LUGARES ENIGMÁTICOS?: Aunque sea la más conocida, el Triángulo de las Bermudas no es la única zona del planeta con una leyenda negra de desapariciones de barcos y aviones. Muchas otras regiones oceánicas, por ejemplo el del Diablo, una fama similar.

Aunque el topónimo que puede leerse en todos los mapas y cartas náuticas es el de mar de Filipinas, la región occidental del Pacífico situada al sur de Japón fue bautizada por los pescadores de la zona con los inquietantes nombres de mar del Diablo (Ma No Umi, en japonés) o Triángulo del Dragón, a causa de las numerosas y extrañas desapariciones de barcos y aviones que tienen lugar en sus aguas.

Este fragmento del Pacífico es, junto con el Triángulo de las Bermudas, el más citado de los llamados “vórtices malignos”, una serie de zonas repartidas de manera equidistante sobre los trópicos y que comparten aparentes poderes ocultos capaces de atemorizar a pescadores, marinos y pilotos.

Al igual que en el Triángulo de las Bermudas, en el mar del Diablo, según los investigadores, han tenido lugar decenas de desapariciones de barcos y aviones, encuentros con barcos fantasma, supuestas apariciones de naves extraterrestres submarinas y abundantes bucles espacio-temporales en los que los aviones han experimentado repentinas aceleraciones del tiempo.

mapa de regiones donde desaparecen barcos y aviones

OTRA REGIÓN PARECIDA: EL MAR DEL DIABLO
Se extiende desde Japón hasta las islas Marianas. Zonas de enormes fosas marinas y gran actividad volcánica. Desde hace miles de años los pescadores japoneses sintetizan: La pesca es por allí muy abundante, pero hay terribles monstruos que pueden subir a la superficie y tragarse a un barco entero…

El investigador Ivan Sanderson escribió que “avión tras avión desaparecía en esta zona, en la ruta hacia Guam”. La frecuencia llegó a inquietar a científicos y la curiosidad despertó definitivamente cuando el 18 de setiembre de 1952 el pesquero Eleventh Myojin Maru regresó a puerto y la tripulación relató que “la mar se levantó y formó una enorme cúpula” al este de las islas Bayonnaise.

El suceso movilizó al Departamento de Seguridad Marina, la Universidad de Pesquerías y Seísmos de Tokio, el Instituto de Investigación de la Universidad de Tokio, la Universidad de Educación de Tokio, el Museo de Ciencias de Tokio y el Departamento de Pesquerías, Un grupo de periodistas de la agencia Asahi Press también embarcó en el S.S. Shinyo Maru, barco elegido para la misión. El 23 de setiembre de 1952 registró con instrumentos muy refinados una erupción submarina.

Otro barco enviado por el Departamento de Seguridad Marina regresó a puerto e informó acerca de un banco rocoso del que surgía un vapor amarillento.

Cuando el Shinyo Maru terminó su misión (aquel mismo 23 de setiembre) inició su regreso. Pero el Departamento Hidrográfico, por su parte, había enviado el 21 de ese mes uno de sus buques para investigar por su cuenta: el Fifth Kaiyo Maru. Llevaba una gran comisión de científicos. En total, viajaban 31 personas. El día 24 todavía no se habían recibido señales de la embarcación: ni un solo mensaje. Las autoridades niponas dieron al barco por desaparecido y se inició una gigante operación de búsqueda. No se encontró ni un salvavidas, ni una balsa, ni un cadáver.

El gobierno japonés, desde entonces, declaró al Mar del Diablo como “zona peligrosa”, pero nadie aclaró -todavía- los misterios de cientos de desapariciones, avistajes de objetos voladores y la presencia de ciertas “ruedas marinas luminosas”. Se trata de ruedas gigantes de una milla o más de radio, fluorescentes, con varios brazos radiales o espirales que giran a gran velocidad. No hubo biólogo ni marino que pudiere explicarlo hasta hoy. Los pescadores son terminantes: “hay demonios submarinos en estas aguas”.

DESAPARICIONES MASIVAS: Conocedor de la misteriosa reputación del mar del Diablo, el investigador Charles Berlitz, mundialmente conocido por sus estudios sobre el Triángulo de las Bermudas, publicó en 1989 el ensayo El Triángulo del Dragón, en el que aseguraba que entre 1952 y 1954 la Armada japonesa sufrió la desaparición de cinco grandes embarcaciones con más de 700 tripulantes. Siempre según Berlitz, el gobierno japonés mandó un barco con más de cien expertos a fin de investigar esos sucesos… que acabó desapareciendo también, por lo que las autoridades decidieron catalogar la zona como extremadamente peligrosa.

Una vez más, el investigador Larry Kusche refutó las informaciones de Berlitz, sosteniendo que no había ninguna tradición en Japón que considerara especialmente peligroso el mar que se abre al sur del archipiélago, que los cinco buques desaparecidos que citaba el especialista en asuntos paranormales eran, en realidad, barcos pesqueros naufragados a consecuencia de uno de los múltiples temporales o tsunamis que suelen azotar aquella región y que el barco de investigación citado por Berlitz no estudiaba aquellas desapariciones, sino la actividad de un volcán submarino -el Myojin Sho– cuya erupción hundió el buque.

EL GOLFO DE SAN MATÍAS EN ARGENTINA: En la Argentina, en la región  de la Patagonia, es común que lo pobladores hablen de “marcia nos”. La zona bordea la costa y se denominó el equivalente austral del “Triángulo de las Bermudas”.

Extraños objetos luminosos entran y salen del mar. Se habla también de un “submarino fantasma” que la Armada Argentina persiguió sin éxito durante 15 días en febrero de 1960.

Las primeras observaciones en este lugar fueron realizadas por un chofer del cuerpo de Bomberos de Ushuaia, capital de Tierra del Fuego. Romero Ernesto Suá-rez decidió emprender un viaje a pie hasta Buenos Aires. Cuando a unos 600 metros del Atlántico, alrededor de las 23 horas escuchó el ruido de aguas agitadas. Unas ovejas que pastaban por allí cerca se alejaron en forma rápida. Inmediatamente, emegió del mar un objeto oval muy luminoso. Se elevó, hizo un viraje en ángulo de 90 grados y desapareció. Días después, entre Río Gallegos y la ciudad de Santa Cruz observó un fenómeno similar.

La historia recoge testimonios más antiguos, como el del navegante español Pedro Sarmiento de Gamboa durante su primer viaje al estrecho de Magallanes. Se publicó en Madrid en 1768, y dice textualmente: Esa noche, a la banda del sudeste cuarta el sur, vimos salir una cosa redonda, bermeja como fuego, como una darga que iba subiendo por el cielo o viento. Sobre un monte alto se prolongó; y estando como una lanza alta sobre el monte se hizo como media luna entre bermeja y blanca. Las figuras eran de esta manera (y describe un círculo, un elipse y un semicírculo).

La zona marítima del golfo de San Jorge, entre las provincias de Chubut y Santa Cruz, también registró fenómenos inusuales. Los primeros testimonios son de 1964, cuando un mensaje radiotelegráfico del buque cisterna Cazador informó que el 28 de julio se avistó una luz de bengala que comenzó a dar vueltas en el lugar, y se oyeron voces próximas al buque.

La trascendencia científica de estos y otros incontables sucesos, motivó a que el Círculo Argentino de Investigaciones Ufológicas indicara que los organismos que se constituyen en el sur argentino, a partir del paralelo de los 40 grados, deberán orientar sus estudios hacia cuerpos submarinos no identificados y su posible relación con el fenómeno Ovni.

LA ANTÁRTIDA
En este continente helado existe un lugar con vegetación propia de zonas templadas, en la que cualquiera podría vivir con relativa normalidad. Pero alrededor hay tempestades magnéticas imposibles de atravesar por los aviones. Por supuesto, los intentos terminaron en la desaparición. Sólo aparatos volantes propulsados por “electromagnetismo” son capaces de franquear estas barreras. Sobre la base de estos elementos se afirmó en más de una ocasión que es el lugar ideal para una base de Ovnis.

Los hechos más sorprendentes fueron los señalados por personal de las bases que Chile, la Argentina y Gran Bretaña tienen en el gran continente helado. Ocurrieron en 1965 y un radiograma dejó constancia. Decía lo siguiente: Nueve miembros de la base vieron el objeto mientras estaban realizando sus acostumbradas observaciones meteorológicas.

Durante veinte minutos permaneció visible, haciendo evoluciones, luego cruzó en un ángulo de 45 grados hacia el sudoeste de la isla Decepción, en dirección Noroeste-Sudeste, a alta velocidad v en curso oscilante. Agregó el radiograma que al día siguiente en la base británica informaron por radio que habían visto un objeto volante, de color rojo con variaciones de verde y amarillo y que permaneció estacionado durante 10 minutos antes de desaparecer. En la base antartica argentina, mientras tanto, se tomaban fotografías en color de la aparición: dieciséis personas fueron testigos del objeto.

¿INFLUYE LA LUNA LLENA EN LOS NAUFRAGIOS? En su obra La pirámide sumergida en el Triángulo de las Bermudas, el investigador Marcus Silverman asegura que la mayor parte de las desapariciones y naufragios en la zona tienen lugar en las noches de Luna llena y añade que “cabe la posibilidad de que en las profundidades abisales del área de las Bahamas se escondan fuerzas electromagnéticas, espacios negros, puertas o túneles desconocidos que vengan a ser como el cordón umbilical que una la realidad conocida con otra dimensión por nosotros ignorada”.

Silverman defiende a continuación la tesis de que la poderosa luz nocturna de la Luna llena sería la señal astronómica que activara la supuesta fuente electromagnética abandonada por los atlantes. Ella alteraría el funcionamiento de brújulas y compases, y provocaría el desconcierto y la desorientación entre los marinos y los pilotos. Es sabida la notable influencia de la Luna en la dinámica terrestre.

El más llamativo de los efectos lunares afecta, precisamente, a los océanos, y no es otro que las mareas. Otro efecto visible del satélite son los eclipses, venerados como una manifestación divina entre las civilizaciones antiguas. Sin embargo, las estadísticas desmienten a Silverman: la gran mayoría de las desapariciones acaecidas en el Triángulo de las Bermudas -incluso eliminados de la lista los accidentes por causas no misteriosas- han ocurrido en jornadas no coincidentes con la Luna llena. Es más, la mayor parte de las desapariciones de las que se tiene una constancia horaria fueron en las horas diurnas, los períodos de mayor tráfico.

ABDUCCIONES DE EXTRATERRESTRES: Otra de las causas más repetidas por los especialistas es la presencia de extraterrestres, que estarían abduciendo naves enteras y en ocasiones solo a sus tripulantes, de ahí el elevado número de desapariciones sin rastro y la existencia de barcos fantasma como el Mary Celeste. Algo parecido a un encuentro en la tercera fase es lo que experimentó el piloto Bruce Gernon a bordo de su avión en 1970.

Sobrevolaba las Bahamas cuando se vio en el interior de una extraña nube que formaba una especie de túnel. Tras salir del fenómeno se dio cuenta de que había completado en apenas tres minutos un recorrido que en condiciones normales le habría llevado media hora. Gernon concluyó que había sido testigo de un trastorno espacio-temporal y que, al contrario que la mayor parte de aviones que lo habían experimentado, había podido regresar para contarlo. Los demás estarían ahora en otra dimensión, quizá en el Mar de los Sargazo que propuso el investigador para científico Charles Hoy Fort (1874-1932) como destino de las cosas perdidas.

Pese a lo poco verosímil de estos argumentos, el elevado número de desapariciones misteriosas en el Triángulo ha llegado a suscitar la atención de organizaciones científicamente tan rigurosas como la National Geographic Society, que cita el fenómeno en su prestigioso Atlas Mundial, y la Guardia Costera de Estados Unidos. Sin embargo, las investigaciones de estos organismos y de muchos otros rebaten las teorías de Berlitz y compañía.

 

 

Restos Arqueologicos de Ciudades de Piedra Gran Zimbawue

En el sudeste de Zimbabue, entre los ríos Zambeze y Orange, hay una ciudad en ruinas que supone un misterio desde hace siglos. Comerciantes y navegantes hablaban de un lugar que en el idioma de los shona se llamaba dzimba dza mabwe, “grandes casas de piedra”. La leyenda dice que se trata de la ciudad de la reina de Saba.

UNA GRAN CIUDAD DE PIEDRA

Los primeros europeos que contemplaron las ruinas fueron los portugueses, en el siglo XVI. Fueron ellos los que difundieron la leyenda de que era la ciudad de la mítica reina de Saba.

En 1871, el investigador alemán Karl Gottlieb Mauch (1837- 1875) logró encontrar Gran Zimbabue. Muchos de los interrogantes que plantean sus ruinas desde entonces están relacionados con la destrucción de vestigios arqueológicos por parte de cazatesoros y arqueólogos aficionados entre 1890 y 1910.

La ciudad en ruinas consta de tres partes: la llamada Acrópolis, que se alza sobre una colina en medio de curiosas formaciones rocosas, el valle de las Ruinas y el recinto Elíptico o Gran Plaza.

 Este último está rodeado por una muralla de piedra de 253 metros de largo construida sin mortero y cuyas piedras están talladas como ladrillos. Tiene una altura de entre 4,9 y 10,7 metros.

El interior del recinto está distribuido en numerosos edificios y plazas pequeños que no se sabe para qué servían. Sin embargo, el mayor misterio de todos es la torre cónica situada junto al muro exterior. Dicha torre ha estimulado la fantasía de los investigadores desde siempre, ya que no desempeña ninguna función aparente y carece de puertas, ventanas y escaleras.

Algunos opinan que se trata de un sím bolo fálico-religioso, emblema de la fertilidad del país, mientras que otros la consideran algo así cómo una torre de señalización o un observatorio.

EL ORO DEL REY SALOMÓN

La búsqueda de las fabulosas minas de Ofir, de donde procedían los tesoros del rey Salomón, ha ocupado al hombre durante siglos. En 1522 el historiador portugués Joáo de Barros describió una fortaleza en Sofala que ostentaba una advertencia indescifrable en la puerta. Los habitantes de la región se llamaban symbaoe, lo que suena muy parecido al actual Zimbabue. Los primeros hallazgos se remontan hasta el siglo IV a.C.

La ciudad vivió su época de máximo esplendor, que se prolongó durante más de 400 años, entre los siglos X y XV como centro del Imperio Munhumutapá, que abarcaba los países actuales de Zimbabue y Mozambique.

Esos cuatro siglos se dividen en tres períodos: ya en el siglo XI existía una poderosa zona de influencia, puesto que la extracción de oro se inició alrededor del año 1000. Se sospecha cierta influencia hindú, porque la técnica de prospección utilizada es la misma que en la India.

En el segundo período, a partir del siglo XIII, el comercio exterior tuvo que intensificarse notablemente, puesto que en 1932, durante unas excavaciones sistemáticas, fueron descubiertos fragmentos de cerámica de la dinastía Ming (1384-1644) y de la Persia de los siglos XIII y XV.

Ese comercio floreciente y la riqueza que comportó dieron lugar a la arquitectura monumental cuyas ruinas se pueden admirar en la actualidad. Gran Zimbabue empezó a decaer en el siglo XV, al iniciarse el tercer período. Las causas del declive de una civilización tan avanzada, la única de África a excepción de la egipcia muy anterior a la invasión árabe y el colonialismo europeo, no están claras. Se cree que pudo deberse al fin o la interrupción del comercio exterior.

GRAN ZIMBABUE, CENTRO COMERCIAL

El arqueólogo Wilfried Mallows defiende la teoría según la cual Gran Zimbabue fue un importante centro comercial que, más tarde, fue utilizado por los árabes como enclave para el tráfico de esclavos. El singular carácter de la ciudad en ruinas y su fascinante relación con Arabia, la India y el Lejano Oriente dan alas a la imaginación de investigadores y visitantes y la convierten en uno de los monumentos más grandiosos y enigmáticos del mundo.

PARA SABER MAS…

——— 800-900 ———
Comienza la extracción de oro y cobre
en la meseta de Zimbabwe, en el sur de África.

——— 1000 ———
Los shona dominan Zimbabwe. Comienzan a construir la ciudad amurallada de Gran Zimbabwe.

———1400 ———
Los karanga, rama de los shona, establecen el imperio mwanamutapa. Los karanga trafican con marfil, oro y
cobre con los comerciantes árabes de las costas orientales de África.

——— 1450———
Se completa la construcción de la ciudad amurallada de Gran Zimbabwe. La ciudad alcanza su apogeo.

——— 1470———
Los rozwi, elementos rebeldes de los karanga, forman el imperio rival de changamire.

———1500 ———
Los rozwi se apoderan de Gran Zimbabwe.

———1830 ———
Los rozwi son vencidos por una tribu del  sur, los nguni. Caída del imperio changamire. La ciudad de Gran
Zimbabwe es abandonada.

———1895 ———
La Compañía británica de África del sur  ocupa la mayor parte de Zimbabwe y vence a la tribu nguni. El territorio pasa a llamarse Rhodesia en honor del  magnate británico Cecil Rhodes.

———1898———
Rhodesia se divide en dos territorios, Rhodesia del Norte (act. Zambia) y Rhodesia del Sur. Ambas serán colonias
británicas con autogobierno.

———1980 ———
Rhodesia del Sur alcanza la independencia y pasa a  llamarse Zimbabwe.

Fuente Consultada:
Civilizaciones de Occidente Tomo A y B Jackson Spielvogel
La Aventura del Hombre en la Historia Tomo 1
Historia del Mundo Grupo Z Multimedia DK
Atlas de la Historia del Mundo Kate Santon y Liz McKay
Gran Enciclopedia de la Historia Todolibro

Coober Pedy (Australia),Una Ciudad Subterránea

 

El Canal de Suez Historia Datos Tecnicos Curiosidades Construccion

HISTORIA Y CURIOSIDADES DE LA CONSTRUCCIÓN DEL CANAL DE SUEZ

Por más que un barco pueda navegar durante largo tiempo, no tiene sentido prolongar un viaje más de lo estrictamente necesario, porque cuanto más demore en transportar pasajeros o carga, menos se ganará.

En unas partes del mundo la naturaleza ha colocado angostas fajas de tierra, que unen dos grandes masas, también de tierra; pero que constituyen barreras entre dos mares u océanos. Hasta épocas bastante recientes, algunas de aquéllas obligaban a las embarcaciones a hacer largos rodeos.

El viejo sueño que consistía en unir el mar Mediterráneo con el Rojo por medio de un canal, se convirtió en realidad en el siglo XIX, cuando Fernando Lesseps materializó este plan, uno de los más audaces de los tiempos modernos. De este modo, Oriente se acercó a Occidente, lo que explica la importancia del canal de Suez en la vida económica del siglo XX. Naser nacionalizó el canal en el año 1956

EL CANAL EN LA HISTORIA: El más dificultoso, por miles de años, fue el istmo de Suez, que une África con Asia y al mismo tiempo separa el Mediterráneo del mar Rojo.

Los egipcios de la antigüedad ya habían pensado en ello. Ya en el siglo XIV a. J. C, dos faraones egipcios, Seti I y Ramsés II (1301-1234 a. de J. C), emprendieron la construcción de un canal que uniera el Mediterráneo con el mar Rojo; pero sus excavaciones pronto se llenaron de arena y el proyecto fracasó.

Según Heródoto, Necho II (609-593 a. de J.C.) ordenó paralizar las obras después de haber perecido en la tarea 120.000 hombres y de que un oráculo le hubiese aconsejado actuar de este modo. Generalmente, se admite que Darío el Grande (521-486 a. de J. C.) hizo que se reanudaran los trabajos y llevó la empresa a buen término. No obstante, cuando los persas abandonaron Egipto, el canal se enarenó rápidamente. Trajano (98-117) lo mandó dejar en condiciones. Sin embargo, afics más tarde se llenó de arena y se hizo intransitable.

No fue restaurado hasta el año 640 y su actividad duró entonces casi dos siglos. Fue cerrado po: un gobernador musulmán que temió que sus enemigos los utilizaran para abastecerse.

Parece ser que en el año 1000 fue abierto de nuevo y restaurado. pero, en todo caso, su actividad duró muy poco tiempo y lo cerraron definitivamente las inundaciones del Nilo, hasta tal punto que se encontraron muy pocos vestigios.

Otros intentos no tuvieron más éxito hasta que un gran ingeniero francés, Fernando de Lesseps, emprendió la tarea. El 17 de noviembre de 1869, después de 10 años de trabajo, se completó el canal de Suez y una procesión de 55 barcos partió del Mediterráneo en el primer viaje directo al mar Rojo.

Desde tiempos muy lejanos, hubo sueños, y tal vez alguna acción en tiempo de los faraones, de unir el Mar Rojo con el Mediterráneo.El canal de Suez, que une Port Said, en el Mediterráneo, con Suez, en el mar Rojo, acorta en 10.000 km las comunicaciones marítimas entre Europa y Extremo Oriente. El canal se excavó en el siglo XIX, pero la idea de esta comunicación marítima entre la cuenca mediterránea y el mar Rojo no era nueva.

Esta maravillosa hazaña de ingeniería ha acortado los viajes del mar del Norte a Bombay en un 44 % y de Europa a Japón en un 25 %.

Después del descubrimiento del Nuevo Mundo, se descubrió una barrera aún peor para la navegación: el istmo de Panamá, situado entre Norte y Sudamérica. Cuando los navios que navegaban de Europa al Perú se acercaban a las Indias Occidentales, estaban a 4.500 kilómetros de su destino, a vuelo de pájaro; pero esta angosta faja de tierra los obligaba a hacer un viaje de muchos miles de kilómetros alrededor del famoso y peligroso cabo de Hornos.

En 1850 se habilitó el servicio ferroviario entre Alejandría y el Mar Rojo, con lo que al costo de un doble trasbordo, se ahorraba la vuelta por el Cabo de Buena Esperanza.

En 1854, con fuerte oposición de los ingleses, Fernando de Lesseps obtiene, gracias al apoyo de la emperatriz de Francia Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III (familias emparentadas), concesión por 99 años para construir y operar el canal, que inicia en 1859 con fondos aportados por franceses y egipcios proyecto del ingeniero austriaco Aloís Negrelli, y se terminará en 1869 con gran boato (22 m de ancho en el fondo, y 58 m. en la superficie, con 8 m. de calado). Trabajaron 1,5 millón de egipcios, de los que 125.000 murieron durante la obra.

Fernando Lesseps trabó relaciones que fueron de gran utilidad para su proyecto, especialmente en el plano financiero. Fundó la Sociedad del Canal de Suez, a la que aportó Francia más de la mitad del capital inicial, y el jedive egipcio Mohammed Said, el resto. El sucesor de este último cedió sus acciones a Inglaterra.

Los trabajos propiamente dichos empezaron el 25 de abril de 1859. Al principio se recurrió a los fellahs  egipcios,  pero  a medida que los trabajos iban avanzando, la mecanización se hizo más intensa. El rendimiento de 4.000 obreros reveló ser, entonces, superior al de los 20.000 contratados inicialmente.

Diez años después, o sea, en 1869, los trabajos se acercaron a su fin. Desde Port Said hasta Port Tewfik, en la bahía de Suez, el canal tenía una longitud de 162 km.

La inauguración oficial de esta vía de agua única en su género en aquella época, fue acompañada de numerosos festejos en los que participaron personalidades de todos los países y de todas las partes del mundo. Unos setenta barcos salieron de Port Said, escoltados por el yate imperial a bordo del cual se encontraba la emperatriz Eugenia. Después de cuatro días de un viaje realizado en las mejores condiciones, la flota llegó al mar Rojo.

Sin embargo, el canal no tardó en resultar demasiado estrecho y algunos barcos encallaron. Se hicieron necesarios los trabajos de ensanchamiento y se le dio al canal una anchura de 46 metros en las líneas rectas y 55 en las curvas. En cuanto a la profundidad se aumentó hasta 10,50 m. Una canalización de agua dulce alimentada por el Nilo asegura el abastecimiento de las ciudades situadas a orillas del canal.

Ferninando de LessepsFerninando de Lesseps (1805-1894) Conde francés nacido en Versalles, de familia diplomática relacionada con el mundo internacional , fue el padre del canal y el gran frustrado de Panamá. En 1854 obtuvo del gobierno egipcio , una concesión para construii y esplotar un canal en el mar Rojo y el Mediterráneo, y en 1859 inició las obras , que se terminaron tras 10 años de trabajos.

Muy distinto fue Panamá , cuyo estudió inició Carlos V (1500-1558), abandonando en 1529 por considerarlo fuera de su alcance. Después de terminar este canal, de Lesseps anunció su idea de construir un canal en el istmo de Panamá , cosa que nunca pudo lograr.

Es la primer vez que “se modifica la faz y de la tierra”, además de vencer muchos temores e intereses. A la apertura asiste la emperatriz Eugenia, y Giusepe Verdi compone para la ocasión, la opera Aída que se estrenará en El Cairo en 1871. Tiene hoy entre extremos, 162 km de largo, 100 metros de ancho y 14 m de profundidad, y se tarda 12 a 16 horas en transitarlo. Abrevia en 8000 km el viaje entre Europa y Asia, y lo cruzan 15.000 barcos por año, cuya carga es más de la mitad, petróleo.

En 1875 Inglaterra compró la parte a los egipcios, haciendo pié en la zona del canal, en 1882 aportaron tropas para custodiarlo, y en pocos años, lo ocuparon.

En 1956, Nasser lo nacionalizó, con lo que el imperialismo inglés quedó muy debilitado.

En 1967, la guerra de los seis días lo inutilizó, y en 1975 se reabrió. Hoy cala 45 pies.

La bella ciudad egipcia de Port Said sobre el Mediterráneo, con medio millón de habitantes, es el puerto de entrada y lugar de abastecimiento y acceso de prácticos obligatorios, en la punta norte, al oeste de la boca del canal; allí hay dos largos rompeolas, y boyas de amarre como para que los buques en espera tomen dos por proa y dos por popa como para resistir cualquier temporal. Al este de esta boca, está Port Fouad, una ciudad menor.

Gamal Abdel Nasser (1918-1970). Estadista egipcio que, partiendo de unos orígenes humildes, llegó a ser presidente del país (1956-1970) y el líder político más influyente en el mundo árabe de su época.

  • El Canal de Suez fue construido en 1869 por el francés Ferdinand de Lesseps.
  • Se calcula que por lo menos 120.000 trabajadores murieron durante su construcción.
  • El canal se extiende 132 Km. entre el Mar Mediterráneo y el Mar Rojo.
  • Tiene un ancho de 100 metros en su punto más estrecho.
  • En 1955, poco antes del conflicto, cerca de dos tercios del petróleo europeo se transportaba por el canal.
  • Actualmente, alrededor del 7,5% del comercio marítimo pasa por el canal.
  • En 2005, más de 18.000 buques navegaron por él.

nasser presidente egipto

El 26 de julio de 1956, el presidente Nasser proclamó la nacionalización del canal de Suez. Con esta medida ponía fin a la influencia de la Sociedad del Canal de Suez de la que un 70 % de las acciones pertenecían a Francia y Gran Bretaña.Naser tomó esta decisión después de que los norteamericanos, los ingleses, el Banco Mundial e incluso los rusos se negaron a asociarse a la financiación de la nueva presa de Asuán, o hubieron considerado su construcción poco urgente. Actuando de este modo, Nasser creyó poder financiar él mismo la construcción de la presa. A pesar de que los norteamericanos no tomaron el asunto por lo trágico, en octubre de 1956, el conflicto armado entre el estado de Israel, Francia, Inglaterra y Egipto amenazó por un momento la paz mundial.

Fuente Consultada: La evolución  de las Ideas de Roberto Cook

  Volver Arriba 

Palacio de Taj Mahal Arquitectura India Islámica Historia de Amor

ORIGEN E HISTORIA DEL PALACIO TAJMAHAL

Obra cumbre de la arquitectura mogol, el Taj Mahal está considerado como uno de los más bellos edificios del mundo. Fue levantado en Agra, al norte de la India, por iniciativa del emperador Shah Jahan, en memoria de su esposa Muntaz Mahal.

palacio tajmahal

LA LEYENDA DEL PALACIO REAL

Esta historia real, data de 1607, cuando un príncipe de tan solo 20 años de edad, heredero del Gran Imperio Mongol, conoce a una joven persa-musulmana llamada Muntaz Mahal de quien se enamora profundamente. Es ella quien se transforma con 19 años en la nueva princesa y segunda esposa de este emperador, celebración que se llevo a cabo en la ciudad de Agra, estado de Uttar Pradesh, unos 200 Km. al sureste de Delhi, India.

El era un príncipe heredero de quince años, ella una adolescente de catorce; la leyenda dice que la joven vendía bagatelas cuando se vieron por primera vez. Se llamaba Ajumad. Era bella, inteligente y culta, pero las razones de estado interfirieron con la temprana pasión: el príncipe fue obligado a tomar por esposa a una princesa como él, hija del rey de Persia. Pero la ley musulmana vino en su ayuda: permitiendo que un hombre tuviera cuatro esposas.

Consultando la fecha con los astrólogos de la corte, se llegó al día del casamiento. Sha Jahan, por fin pudo reunirse con su amada en el año 1612, después de cinco años impedido de verla. Poco después, el nombre de ella sería cambiado por otro: Muntaz Mahal, qué significa, literalmente, ‘la elegida del palacio’. La feliz unión duró diecinueve años. En 1631, Tras 19 años de matrimonio y de una vida de gran amor, Muntaz fallece en Berhanpur, luego de dar a luz a una niña, su hijo N° 14. Ella se encontraba allí  acompañando a su esposo en una campaña, cuyo objetivo era sofocar una rebelión.

El emperador recibe un pedido de su adorada esposa antes de morir, en donde debía cumplir con las siguientes promesas:

Que construyera su tumba;
Que se casara otra vez;
Que fuera bueno con sus hijos;
Que visitara su tumba cada año en el aniversario de su muerte.

El emperador y amante esposo se sintió morir también. Su tristeza era tan profunda que se encerró en sus habitaciones ocho días con sus ocho noches, sin probar comida ni beber. Al cabo de ese tiempo, pálido y envejecido, salió y ordenó que se cumpliera el luto en todo el reino. Prohibió usar vestimentas de colores, tocar música, usar perfumes y joyas, y hasta llegó a prohibir la sonrisa entre los súbditos.
Mientras tanto, Jahan hizo un juramento: Mahal tendría la tumba más hermosa que el mundo hubiera visto jamás, en testimonio de su amor y para que el recuerdo de su nombre perdurara por siempre.

Con la fusión de la tradición hindú y la persa-musulmana dando forma en mármol blanco, se obtuvo como resultado la construcción del Rauza, es decir de la tumba de la “elegida del Palacio”, a pedido de Shah Jahan.  Este hoy, patrimonio de la humanidad fue emplazado en los bancos del río Yamuna en 1631. Para tal construcción se emplearon veinte mil obreros y los materiales utilizados fueron transportados desde Marrana mediante elefantes (1.000) ya que la distancia a recorrer era de unos 300 kilómetros. Finalizando en 1653, con este gran mausoleo de amor.

Este majestuoso homenaje tuvo su lado costoso para Shah Jahan quien perdido por su  amor vivía para venerar a su mujer. A tal punto que esta obra fue adornada en su interior y exterior por piedras preciosas de distintos puntos, por ejemplo: desde Bagdad, China, Afganistán, Tíbet, Egipto, Persia, Yemen, Rusia y Ceilán, entre otros. Esto llevo a que este emperador caiga rotundamente en una ruina económica y consecuentemente en la pérdida de su trono. Por la disputa de este último se desató una cruenta guerra entre los posibles herederos. Frente a ello, cuando Shah Jahan  se siente muy debilitado, decide rendirse, y su hijo Aurangzeb toma el trono, y le permite seguir con vida a cambio de quedar prisionero hasta el día de su muerte en el Fuerte del Agra.

Finalmente, este fallece en 1666, el cual es enterrado en el Taj junto a su amada esposa. Sin embargo, la historia cuenta que Sha Jahan había proyectado construir justo enfrente del Taj, una réplica exacta en mármol negro y unir ambos mausoleos mediante un distinguido puente. Sin embargo, hoy podemos decir que este monumento, quintaesencia del arte musulmán en la India es el regalo del emperador a toda la humanidad.

Hoy,  el gran monumento de amor es una de las “Siete Maravillas del mundo”. Su nombre “Taj Mahal”, se traduce generalmente como “Palacio de la Corona” o “Corona del Palacio”, pero los historiadores nos afirman que su designación no es más que una abreviación del nombre de la Elegida del Palacio, Muntaz Mahal.

La prenda de amor de un emperador:

Agra, es la ciudad capital del gran imperio Mongol, creado en 1526 y que perdura hasta 1857. Su fundador fue Babur un descendiente de Gengis Khan, de religión islámica y que logra esto tras conquistar el norte de la India. A partir de aquí todos los emperadores que le suceden dedicarían gran parte de su esfuerzo en edificar hermosos monumentos y embellecer dicha ciudad.

A diferencia de la arquitectura cristiana, en la islámica la distinción entre edificios civiles y religiosos  en de menor acentuación. Esta arquitectura islámica era aquella introducida en el subcontinente entre los siglos XI y XII, la cual tenía una continuada tradición persa. La geometría, la simetría y el equilibrio son características básicas de la misma y cada elemento aislado se inserta dentro de un marco unificador de compleja decoración geométrica. Denotando así, la intención de señalar el dominio en la fe coránica. Por lo tanto, la oración es el eje que configura la construcción, en donde todas aquellas se orientan hacia la santa ciudad, es decir hacia La Meca.

La edificación de los majestuosos palacios fue característico de cada emperador mongol, quien luego de su muerte lo transformaba en su sepulcro  y el de sus esposas costumbre emblemática de este Imperio. Cada uno de ellos fue construido en mármol, con grandes jardines como entradas al mismo. Pero sin lugar a dudas el Taj Mahal, es el más simbólico de todos ellos. Es un monumento de amor que lo imagino Sha Jahan como ofrenda a su más amada esposa, Muntaz Mahal, tras su muerte (1631). Este sultán mongol, era un enamorado del arte y la belleza. A él se le atribuyen más obras de artes, sin embargo todos los estudiosos están de acuerdo en que la gran gloria del Taj Mahal reside en la cuidadosa simetría con que sus elementos conocidos se han reunido para formar un conjunto de particular armonía.

La construcción

El edificio empezó a construirse hacia 1632, según los planos de un consejo de arquitectos procedentes de India, Persia y Asia central, aunque parece que el auténtico inspirador fue el propio emperador. Trabajaron en su realización más de 20.000 obreros; las obras del mausoleo concluyeron en 1643 y las de las dependencias adjuntas en 1649. En total, el proyecto ocupó veintidós años y costó cuarenta millones de rupias. Se conocen los nombres de algunos de los maestros que participaron en la empresa: el turco Ismail Afandi, que diseñó las cúpulas; Qazim Khan, de Lahore; Chíranji Lal, de Delhi, que se encargó de los mosaicos; el cantero Amir Ah, de Beluchistán; Amanta Khan, de Shiraz (Persia), insigne calígrafo. El maestro de obras fue el turco Listad Isa; la leyenda cuenta que, cuando el edificio estuvo acabado, Jehan ordenó cortar su mano para impedir que pudiese repetir una’ obra semejante. En los escritos de un misionero portugués de la época parece aludirse a la posible intervención de un artista italiano, Jerónimo Veroneo. Aunque efectivamente vivió en Agra durante esos años, nada parece apoyar de forma seria esta hipótesis.

La entrada

El recinto está flanqueado al norte y al sur por dos sectores oblongos más pequeños: en el meridional se alza una puerta de piedra arenisca que da entrada al complejo y algunos edificios auxiliares de finalidad incierta; en el septentrional, paralelo al cauce del Yamuna, se levanta el mausoleo. El emperador accedía al lugar por el río, en barca, junto con su séquito. Los demás visitantes debían entrar por un gran patio, en el lado sur, donde se daba la limosna a los pobres y donde, en cada aniversario de la muerte de Muntaz, se distribuían enormes sumas de dinero entre los menos favorecidos. En el mundo musulmán, estas puertas también tenían un fuerte simbolismo, pues representaban la entrada al paraíso: desde el punto de vista metafísico, eran consideradas el punto de transición entre el mundo exterior de los sentidos y el mundo interior del espíritu.

Los jardines

El complejo, alineado de norte a sur, tiene una planta rectangular de 580 m de largo por 305 de ancho. En el centro ‘del rectángulo se sitúa un jardín cuadrado de 300 m, cuyo eje principal se extiende de sur a norte, desde la puerta hasta el mausoleo. Con una extensión de 6,9 hectáreas, fue proyectado como representación del paraíso terrenal, al estilo de los jardines persas introducidos en la India por Babur, el primer emperador mogol. Originalmente contenían multitud de flores y árboles exóticos, todo: ellos en disposición geométrica y perfectamente simétrica: los jardineros trabajaron con el empeño consciente de traducir la perfección celeste a términos terrenales, siguiendo una serie de fórmulas bien conocidas. Así, el cuatro, número sagrado en e Islam, fue la base de todo el diseño.

Los canales, símbolo de los cuatro ríos del paraíso (de los que, según la tradición, manaba agua, leche, vino y miel), con fuentes y flanqueados de cipreses (que, además de dar sombra, acentúan las líneas de la perspectiva), se cruzan en el centro formando un estanque de nenúfares en mármol blanco, algo elevado del suelo; símbolo de al Kawthar, el estanque celestial de la abundancia mencionado en el Corán, fue concebido para que el mausoleo se reflejara en sus aguas. Cada una de las cuatro partes que delimitan los canales está dividida en dieciséis parterres por caminos de piedra.

En la arquitectura mogol, el agua se utiliza tanto para los rituales de ablución como para humidificar y enfriar el ambiente, una sabia combinación del significado religioso con la necesidad práctica. Se extraía del río y se introducía en unos canales subterráneos desde los que se derivaba para llenar los estanques y regar os jardines.

Mezquita y jawab

El mausoleo propiamente dicho está flanqueado al este y al oeste por dos edificios simétricos idénticos, la mezquita, al oeste y, al este, el correspondiente jawab o «respuesta». Sobre la finalidad de este segundo edificio, se ha supuesto que servía como albergue de peregrinos, lugar de reunión de los fieles antes de la oración; sin embargo, lo más probable es que su propósito último fuera puramente arquitectónico, para dotar de equilibrio estético al conjunto y contribuir a la simetría de las estructuras situadas en la plataforma.

Un alto muro con torres octogonales rodea la sección norte y el jardín central; quedan fuera, por el sur, los establos y estancias para los guardias. En el lado occidental, cerca de la mezquita, se sitúa un pequeño recinto de piedra para recordar el primer lugar donde fueron depositados los restos de Muntaz Mahal.

El mausoleo

Mezquita y jawab estaban realizados en arenisca roja, que contrasta con la blancura del mármol de Makrana del mausoleo, elevado sobre un plinto de mármol de siete metros de alto. Un talud de piedra protege al jardín de la erosión del río.

De planta cuadrada, el mausoleo tiene cuatro fachadas idénticas, con esquinas achaflanadas y un impresionante arco de 33 m de alto en cada una de ellas, enmarcado con bandas de caligrafía en relieve. Los artesanos que trazaron estos relieves con versículos del Corán utilizaron un truco óptico, consistente en ir aumentando el tamaño de las letras a medida que aumentaba la distancia, para conseguir que sus dimensiones parecieran idénticas.

Los grandes nichos abovedados están enmarcados con motivos florales (rosas, narcisos, tulipanes), a base de incrustaciones de piedras semipreciosas, cristales minerales y lapislázuli, además de inscripciones en piedra negra. Esta misma decoración se prolonga en el interior en las enjutas de los arcos y en las bóvedas.

La hermosa cúpula bulbosa situada sobre el salón central se levanta sobre un tambor rodeado de cuatro torres octogonales, cada una rematada por un pequeño pabellón cupulado. La estructura interior tiene una altura de 24,4 m y sobre ella se dispone otra cúpula exterior muy peraltada que estiliza el perfil del edificio. El remate externo está constituido por una aguja de latón de 17,1 m de altura.

Debajo de la gran cúpula se halla la sala octogonal del sepulcro, con grandes nichos y puertas que dan acceso a las demás estancias, decoradas con relieves de mármol blanco, igual que los cenotafios de Shah Jehan y Muntaz Mahal; los auténticos sarcófagos ocupan una cripta, al nivel del jardín.

Junto a las cuatro torres octogonales, o chattri, rematadas también con pequeñas cúpulas, se disponen cuatro minaretes, en las esquinas de la plataforma sobre. La que se levanta toda la construcción, que completan la armonía geométrica del conjunto. Estos minaretes tienen una exclusiva función formal, para resaltar la composición central con la cúpula.

El material constructivo es el ladrillo forrado de placas de mármol blanco, cuyo tono cambia según la luz del día, creando una sutil variación que produce una sensación de tranquilidad inmaterial. La decoración geométrica y floral, con incrustaciones de lapislázuli, coral, ámbar y jade, enmarca todos los vanos del edificio y se completa con versículos del Corán incrustados en piedra negra.

Además de impulsar la construcción del Taj Mahal, el sultán Shah Jahan fundó la ciudad de Shajahanabad (Viejo Delhi), ampliando el palacio-fortaleza (1639-48) que alberga la magnífica mezquita de La Perla (1646-54). Los edificios erigidos bajo su reinado dan muestra del poder y vitalidad de las dinastías mogolas.

Declive y restauración

Una vez terminado, el Taj conservó su esplendor hasta el declive del Imperio mogol durante el siglo XVIII, cuando todo el monumento cayó en abandono. Bajo la ocupación inglesa de India en el siglo XIX, el lugar era a veces utilizado para fiestas al aire libre, en las que las bandas militares llenaban con su música el aire nocturno desde las terrazas. Fue en una de esas ocasiones cuando la esposa de un oficial declaró, contemplando el Taj: «Me moriría mañana con tal de tener sobre mí otro igual.»

Otros dos británicos son citados a menudo en relación con el Taj Mahal, por razones buenas y malas. El primero, lord William Bentinck, gobernador general de India (1828-1835), pretendió desmembrar el Taj y embarcar sus pedazos hacia Inglaterra para su subasta. Afortunadamente, el público Victoriano estaba tan poco interesado en una subasta pública de mármol procedente del fuerte de Agrá que el proyecto fue abandonado. En cambio, lord Curzon, virrey de India (1898-1905) fue un dedicado conservador que hizo mucho por la restauración de los monumentos culturales indios, incluida la renovación del Taj, con el fin de que su gloria pudiese ser disfrutada tanto por la posteridad como por su creador.

Tiene un triste final la historia del sha Yahan. Su reinado llegó a su fin en 1658, cuando su intrigante hijo Aurangzeb usurpó el trono y confinó a su padre en el fuerte de Agrá. Durante sus últimos años, hasta su muerte en 1666, el viejo emperador solía contemplar desde los altos muros del fuerte, al otro lado del río Yamuna, la silueta del monumento conmemorativo de su esposa. Finalmente, el sha pudo reunirse con ella, ya que yace a su lado bajo la gran cúpula de mármol.

Es una de las más bellas obras monumentales de la Tierra contiene el amor perdurable de un hombre por una mujer, su esposa. Es una joya perfecta, un edificio exquisito. Su construcción le llevó al hombre, el emperador musulmán de la dinastía mogol, buena parte de su vida, y el hálito de un amor puesto en cada piedra, en cada puerta y en cada gema de la tumba de la amada, nos conmueve hasta el día de hoy.

SÍNTESIS: En 1629, cuando la princesa murió, todavía joven, el emperador quiso que sus restos descansaran, no en una tumba corriente, sino en un edificio que tuviera el aspecto de un palacio, de una hermosura nunca vista en la India. Durante veintidós años, arquitectos y decoradores se consagraron a la construcción de ese “sueño de mármol”, como se lo ha definido.

Se llega al edificio pasando junto a un límpido estanque y dos filas de esbeltos cipreses, que llevan a la entrada principal. Al fondo, sobre una alta plataforma flanqueada por cuatro airosos minaretes, se yergue el Taj Mahal. Su imagen se refleja en el agua, y ello le confiere un gran valor sugestivo.

Es una obra perfecta, no sólo desde el punto de vista escenográfico. Obsérvese bien esa mole: es gigantesca, poderosa, pero no produce, en modo alguno, la impresión de un “coloso”; es que sus dimensiones están exactamente proporcionadas y poseen una maravillosa armonía.

El edificio es de planta octogonal, y quizá lo podríamos apreciar mejor observándolo desde lo alto; pero sus perfectas proporciones se manifiestan también con sólo examinar la fachada. La parte central está ocupada por un rectángulo, que encierra un amplio arco. Sobre ese rectángulo se recorta el perfil de la cúpula mayor, en forma de “bulbo”, característica de la arquitectura musulmana. Las alas laterales son animadas por una doble serie de arcos más pequeños.

Obsérvese que dos de estos arcos superpuestos alcanzan, la misma altura que el grande. Dos ligeras cúpulas contribuyen a aumentar la impresión de equilibrio. El conjunto resulta muy armonioso; podría decirse que ha sido calculado al milímetro.

Se ha dicho que el Taj Mahal es un edificio construido por titanes y decorado por orfebres. La preciosa decoración y los calados de piedras semipreciosas lo hacen todavía más irreal y fabuloso; es el lugar más propicio para el largo sueño de una bella princesa.

Fuente Consultada: Texto Basado en Gran Enciclopedia Universal Espasa Calpe-Wikipedia-Encarta
Enciclopedia del Estudiante Superior Fascículo N°39.

Desaparicion Civilizacion Cretense Explosion de la Isla Santorini

La primera civilización europea nació en la isla de Creta hace unos 4500 años. Se denomina civilización minoica por su legendario rey Minos. La historia de los antiguos habitantes de Creta comenzó a ser conocida a principios de este siglo, a partir de las excavaciones del arqueólogo Arthur Evans. El investigador inglés la llamó “minoica”, por el nombre del rey Minos, el mítico fundador de la primera dinastía de gobernantes cretenses. Los arqueólogos descubrieron varios palacios en los que se atesoraban enormes riquezas.   

ubicacion de santorini

Descubrimientos que hicieron temblar los cimientos de la historia

En el sur de Grecia, en los fondos marinos de la isla de Santorín, sacaron a la luz vestigios de una ciudad de más de 3.500 años de antigüedad. Una ciudad y una isla prácticamente destruida por la explosión de un volcán en el siglo XV antes de nuestra era. El derrumbe de una isla que fue evocado por Moisés en el Éxodo, la ola gigantesca que provocó inundaciones en Egipto, en el delta del Nilo y barrió con su furia la costa norte de Creta. Una catástrofe que seguramente provocaría el declive de la civilización cretense.

Según los vulcanólogos modernos, podemos imaginar asimismo esta escena apocalíptica y brutal que lo destruyó todo en cuestión de minutos. El estallido y colapso de la isla se cuentan entre las mayores catástrofes naturales que la humanidad conociera jamás. El de la isla de Santorín fue peor que el de Pompeya, quince siglos antes que la erupción el Vesuvio.

Los vestigios hallados corresponden a los restos de una casa de una o dos plantas, aposentos y utensilios de todo tipo prácticamente intactos, y vasos con curiosas inscripciones Un tesoro arqueológico submarino, uno de los más importantes del siglo XX y maravilla entre los yacimientos arqueológicos actuales.

En cambio, lo más extraño y lo más increíble es el descubrimiento de un magma de metal verde que incluye engranajes ejes, ruedas, balancines, agujas finamente trabajadas en el interior de cuadrantes excéntricos.

Tal Y Como demostraron investigaciones oficiales, se trataría de un reloj astronómico que dataría del siglo I antes de Cristo y que indicaba las posiciones del zodíaco, los movimientos de las mareas, las revoluciones de los planetas, el año en curso, los meses y las divisiones horarias del día.

Este aparato fue adquirido por un sabio de la época. Hoy, debidamente reconstruido, permanece en exposición en Siria, en el museo de Damasco.

Entonces… ¿quien pudo haber construido semejante aparato? Sobre qué clase de tesoro desconocido estamos hablando y qué otras sorpresas nos depara la exploración submarina de otros mares del globo?

Video: La Cultura Minoica

Puente Zárate Brazo Largo

A propósito del túnel subfluvial -que construido bajo el río Paraná, une las capitales de las provincias de Entre Ríos y Santa Fe- ya aludimos a que los ríos anchos y profundos no son “caminos que andan”, sino dos orillas de dificultosa comunicación.

puente chaco corrientes

No extrañe, entonces, que el mismo río Paraná ha debido ser superado, a quinientos kilómetros más al norte del túnel mencionado, mediante un puente que vincula otras dos capita- les de provincias argentinas: las provincias del Chaco y de, Corrientes. Librado al servicio público en mayo de 1973, el puente constituye una obra de ingeniería de características de avanzada, la más ambiciosa en su tipo.

En efecto, a la altura del cruce, el Paraná tiene un ancho de mil seiscientos metro) y profundidades del orden de los veinticinco metros, lo que indujo a los proyectistas a optar por un puente de hormigón pretensado, contemplando el empleo de una alta proporción de insumos nacionales.

La obra sobre el río Paraná está compuesta por dos puentes de acceso y el puente suspendido, con diecisiete tramos que totalizan mil seiscientos sesenta y seis metros, cuarenta centímetros de longitud. Los diecisiete tramos se descomponen en dos tramos de cincuenta y un metros, cuarenta centímetros que vinculan el puente con los accesos; doce tramos de ochenta y dos metros, sesenta centímetros correspondientes a los puentes de acceso; dos tramos de ciento sesenta y tres metros, setenta centímetros entre puente de acceso y pilas del puente suspendido.

Y, finalmente, un tramo de doscientos cuarenta y cinco metros que corresponde a la luz entre ejes de torres del puente suspendido, destinado a cubrir la luz libre sobre la canal, de una navegación a una altura de treinta y y cinco metros sobre las máximas crecientes registradas.

Origen de las Marcas Famosas Historia Marcas Conocidas Comerciales

Historia y Origen de las Marcas Famosas

ORÍGENES DEL CONSUMO DE MASAS Y DE LAS GRANDES MARCAS DE LA HISTORIA
Concepto de publicidad
La publicidad puede ser definida como el conjunto de procedimientos, cualesquiera que sean, orientados a atraer la atención sobre una idea, un producto, un servicio, generalmente con fines comerciales. En un sentido demasiado reducido se suele entender por publicidad la publicación de una idea, de un debate, de una ley y en tal sentido se entiende cuando se dice que es uno de los elementos constitutivos de régimen republicano la “publicidad” de los actos de gobierno.

Sin embargo, y sin dejar de tener esa acepción, cuando se habla de publicidad se está haciendo referencia a un modo especial, a un tipo especial de propaganda La idea corriente de publicidad se ha reducido a concebir a un cartel, una etiqueta, un catálogo, un aviso, en suma, cualquier medio o vehículo publicitario, como publicidad. Sin embargo la cuestión es más compleja.

La producción industrial en masa fue uno de los factores que más influyeron en el nacimiento y desarrollo de la publicidad como una técnica especial aplicada a fines comerciales o desinteresados.

Ello hace que la publicidad tienda más a obtener un fin concreto comercial generalmente, pero puede ser también desinteresado. Se dice que se hace publicidad cuando se aplican determinadas técnicas a fin de acercar a quienes ofrecen mercaderías o servicios a otros, susceptibles de hacer uso de esas mercaderías o servicios.

Desde  el final de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, hasta principios de los años 60, la mayoría de los estadounidenses vivió el sueño de «libertad y búsqueda de la felicidad» que proclamaba la Declaración de Independencia de 1776. Fue una época de riqueza, paz y unidad, no sin contrapartidas.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos era el país más rico y poderoso. Al ser el único de los aliados que no padeció ni la ocupación ni los bombardeos, su industria -proveedora de su material militar y de parte del de Gran Bretaña y de la URSS- pudo proporcionar pleno empleo a la población trabajadora, lo que terminó con la Gran Depresión de los años 30. Este desarrollo continuó en tiempos de paz: la producción nacional se duplicó entre 1946 y 1956, y volvió a duplicarse hacia 1970. La mayoría de los ingresos privados, en tanto, se triplicaron entre 1940 y 1955.

Nueva clase media
Este desarrollo económico creó una nueva clase media, que abarcaba al 60% de las familias, las cuales gastaban su dinero en bienes de consumo. En 1958, el 83% de los hogares poseía televisor. Las familias con dos autos se duplicaron entre 1951 y 1958. Con el 6% de la población mundial (150 millones en 1950), EE. UU. consumía un tercio de los bienes y los servicios, y fabricaba dos tercios de los productos manufacturados en todo el mundo.

La comida comenzó a ser variada y accesible. Durante los años 50, el estadounidense medio podía elegir entre verduras, productos congelados, carne fresca y comida rápida. Gracias a una alimentación más variada, los niños eran entre cinco y diez centímetros más altos que en 1900. La expectativa de vida pasó de 51 a 71 años entre las mujeres, y de 48 a 65 entre los hombres.

La vida en los suburbios
En los años 40, el presidente Franklin D. Roosevelt consideró que un tercio del país estaba «mal alojado, mal vestido y mal alimentado». La economía de la posguerra proporcionó comida y ropa, pero escaseaban las buenas viviendas. El aumento de la natalidad coincidió con un descenso de la construcción de viviendas: millones de estadounidenses vivían en lugares inadecuados.

La respuesta provino de Bill Levitt, quien obtuvo, en 1941, un contrato para construir 1.600 casas con jardín para los trabajadores de los astilleros de Norfolk (Virginia). Frustrado por las regulaciones de los sindicatos, y ante la necesidad de organizar a un gran número de obreros especializados para construir y equipar una sola casa, dividió en 27 etapas el proceso de construcción y formó otros tantos equipos de operarios, ofreciendo más dinero a los más rápidos. Éste fue el principio de la construcción en cadena.

Tras la guerra, Levitt aplicó los mismos principios en su primer proyecto de2.000 casas de dos dormitorios para veteranos de guerra en Long Island. Cada casa costaba 6.900 dólares, sin que los veteranos tuvieran que pagar anticipo y con la hipoteca avalada por un decreto federal sobre la vivienda. La urbanización, llamada Levittown, creció en cuatro años hasta las 17.447 casas. Su reglamentación prohibía vallas o cercos de más de 120 cm de alto entre viviendas y la radicación de afroamericanos, lo que fue  corregido en 1949. Las casas  eran idénticas, pero sus inquilinos añadieron nuevas habitaciones o patios.

Entre 1948 y 1958 se construyeron  unos 13 millones de viviendas, casi todas en nuevos suburbios. Esto convirtió a numerosas ciudades en una especie de «rosquillas sociales», con un centro rico, dedicado al comercio y a los negocios, rodeado por un anillo interior pobre de viviendas protegidas, habitado sobre todo por afroamericanos, rodeado a su vez por suburbios mayoritariamente blancos.

El crecimiento de la economía fue acompañado por una modificación de los hábitos de consumo de los individuos y las familias. Esta transformación consistió básicamente en una disminución del porcentaje del ingreso familiar destinado a la alimentación y, en menor medida, a la vestimenta, y en el aumento proporcional del gasto en otros bienes y servicios Pero además, cambiaron profundamente las características y las formas de comercialización, tanto de los bienes y servicios como de todos los elementos de consumo en general.

En 1990 no se consumían los mismos alimentos que en 1950: había más variedad de productos, más ofertas, los productos pasaban por mayores controles de calidad y tenían envases más atractivos. La mayor parte se vendía en supermercados y no en pequeños almacenes, como en 1950.

Las sociedades en las que se produjeron estos y otros cambios en las capacidades y los hábitos de consumo se denominaron, en la década de1960, sociedades de consumo. Esa denominación procuraba dar cuenta de esas transformaciones, pero, a la vez, contenía una crítica. La sociedad de consumo por excelencia era la norteamericana, que funcionaba como un modelo para el resto de las sociedades de los restantes países.

¿Cuáles eran las características de la sociedad de consumo, por qué su avance parecía irresistible y por qué era criticada? Estas preguntas se pueden responder con el principio fundamental de la sociedad de consumo, que consiste en la expansión permanente e indefinida de los deseos de los consumidores.

La publicidad ha sido el medio para difundir las imágenes que estimulaban los deseos de consumir. También este medio reproducía el principal argumento de venta de la sociedad de consumo, que es “la novedad”. Muchas empresas incorporaron la idea de la “obsolescencia planeada” de sus productos. Este concepto alude al propósito de fabricar productos de duración limitada, para ser reemplazados por un modelo nuevo. (puede ver la historia de cada marca en la parte superior de esta misma pagina)

Hacia fines de la década de 1960, este modelo de sociedad comenzó a recibir fuertes críticas, que no se limitaban al cuestionamiento de los principios sobre los que se fundaba. Además, se enfatizaba las irracionalidades de su funcionamiento. Por ejemplo, la expansión del transporte automotor parecía crear tantos o más problemas que los que venía a solucionar. En 1962, un auto sólo podía cruzar la ciudad de Los Ángeles en su hora pico a una velocidad promedio de 8 kilómetros por hora, que es la mitad del promedio de velocidad que una carroza tirada por un caballo empleaba para atravesar la ciudad en 1911.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Esencial del Historia del Mundo Cuadernillo N° 29 Clarín
Ciencias Sociales EGB Historia Luchilo-Privitellio-Paz-Qués

Religion de Japon Sintoismo Religiones Orientales Budismo Taoismo

Las religiones de India, China y Japón

Cuentan con un elevado número de fieles y son las más antiguas entre las religiones vivas del planeta. Sin embargo, son mal conocidas en occidente, tal vez por haberse difundido mediante síntesis idealizadas y traducciones poco rigurosas de sus textos sagrados.

Características comunes Las religiones de China y Japón tienen como característica común el sincretismo, es decir, la mezcla de varios sistemas de creencias y prácticas religiosas.  También tienen en común su gran antigüedad y el haber recibido la influencia del budismo, originario de la India. Otra característica compartida es su relación con las «civilizaciones originales», es decir, las que surgieron de manera independiente entre sí y crearon los primeros sistemas estatales complejos de la historia de la humanidad. Estas sociedades, como la mesopotámica y la egipcia, adoptaron formas políticas, económicas, ideológicas y religiosas que en muchos aspectos resultan semejantes, a pesar de la diversidad temporal y geográfica.

Igual que en Egipto o Mesopotamia, el gobernante se consideraba descendiente directo y representante de la divinidad.

En China al emperador se le llamaba «hijo del cielo». Representaba al ser humano y se le consideraba el punto medio entre el cielo y la tierra. Tenía que cuidar, con sus actos y con la ayuda de sus funcionarios, de que todo en su imperio se ajustase al orden (el tao). Lo más interesante y peculiar de esta creencia es que se ha mantenido hasta hace un siglo, constituyendo un ejemplo viviente de los sistemas religiosos ancestrales.

Mezcla de religiones (Para Ampliar Ver también Contacto y Cambios en la Religiones Etnicas)

En China se produjo una mezcla entre la religión ancestral china, la religión surgida de las enseñanzas de Confucio, el taoísmo y el budismo.

La religión ancestral del gobierno servía de justificación del poder imperial y perduró hasta 1912. El confucianismo como ideología es una religión del poder, orientada a la consecución del gobierno correcto.

El taoísmo es también una religión ancestral, aunque de carácter menos oficial, con un sentido profundamente filosófico.

El budismo, religión extranjera pero asimilada y adaptada a China, aporta su carácter de religión universalista. En Japón, la mezcla se produjo entre la religión nacional, el sintoísmo, y el budismo. que no llegó directamente desde la India, sino a través de China. En este sentido, hay destacar la importancia de China como foco de civilización, tanto con respecto a Japón como a Corea y otras zonas de Extremo Oriente.

Distribución de las religiones en China y Japón

En China, Japón y otros países del mismo entorno las religiones mayoritarias son la religión sincrética china, mezcla de taoísmo y confucianismo, y el sintoísmo. Esta última, religión nacional del Japón, no ha desbordado los límites del archipiélago, mientras que la religión sincrética china ha influido en países vecinos, simultáneamente con el hinduismo.

Así, el hinduismo es religión mayoritaria en Nepal y minoritaria en Sri Lanka, Bután y Bangladesh y la religión sincrética china es la práctica principal en Hong-Kong y Taiwán e incide en zonas con una fuerte inmigración china, especialmente en Singapur y Malasia. El confucianismo es la segunda religión en Corea del Sur, manteniendo algunas formas de culto que desaparecieron en China a comienzos de siglo.

La presencia del Islam también resulta muy significativa. El budismo, otra de las grandes religiones de Asia, mayoritaria en Indochina, Sri Lanka y en los aledaños del Himalaya (Bután, Tíbet), es también muy importante en Japón, aunque, por un fenómeno muy característico de este país, es común la doble práctica de budismo y sintoísmo.

Los cultos sincréticos y las nuevas religiones son importantes sobre todo en las dos Coreas, Vietnam y en Japón, donde el impacto de las nuevas religiones es muy notable, Tienen un fuerte crecimiento y suelen amalgamar creencias muy dispares: budistas, cristianas y taoístas. En los territorios selváticos de Laos, Vietnam, ambas Coreas o Indonesia se mantienen con fuerza los cultos ancestrales, Por último, el cristianismo tiene una presencia notable en dos zonas. En el gráfico se expresan estos datos en porcentajes. En Japón hay una zona bicolor que corresponde a creyentes de dos religiones.

Japón y El sintoísmo: El sintoísmo, religión nacional del Japón, es una amalgama de creencias y ritos ancestrales centrados en la adoración de fuerzas sobrenaturales denominadas Kami. Ha sobrevivido desde tiempos remotos hasta la actualidad, pero con el transcurso de los siglos ha experimentado innumerables adaptaciones y transformaciones.

Caracterización del sintoísmo

El nombre de la religión nacional del Japón, sintoísmo, se acuñó en el siglo VI, a partir de dos conceptos chinos, Shen y to. Shen, Shin en japonés, que significa espíritu o dios, y to, do en japonés, que significa vía o camino. Esta denominación servía para diferenciado del budismo (Butsudo o vía de Buda).

Los espíritus o dioses cuya adoración es la base del sintoísmo son las fuerzas sobrenaturales llamadas Kami, que son múltiples y variadas y que a lo largo de los siglos han aumentado en número y han experimentado numerosas mutaciones.

Las características más notables del sintoísmo son las siguientes:

a) La capacidad sincrética, es decir, la facilidad para adaptar o asimilar creencias de otras religiones con las que ha convivido, en especial el budismo.

b) Es una religión nacional que ha favorecido la creación de mitos propios, a la vez que se ha visto complementada por otras religiones, como el budismo y el confucianismo. Por su propia naturaleza ancestral, es arcaica y conservadora, pero ha pasado por cambios y adaptaciones a lo largo de la historia.

Fuentes escritas del sintoísmo El sintoísmo, al tratarse de una amalgama de creencias locales dispares, no posee textos canónicos de origen sacerdotal ya que no existía una clase sacerdotal organizada y jerarquizada que llevase las riendas del control ideológico. Sin embargo, en el siglo vil, el emperador Temmu (673-686) ordenó la recopilación y ordenación de las genealogías (Teiki) y las narraciones (Kyuji).

En el año 712, O No Yasumaro, erudito y estadista muerto en 723, escribió en un complejo japonés plagado de expresiones chinas el Kojiki (Narraciones de las Cosas Antiguas), donde narra la historia del Japón hasta el año 628 incluyendo relatos míticos. En el año 720 se compila en chino el Nihonshoki (Crónicas del Japón en el que trabajan el príncipe Tonen (676-735) y el estadista Fujiwara No Fubito (659-720). Resulta también importante para el estudio del sintoísmo el izumo Fudoki, compilado en 733 y el único de los Fudoki (informes locales encargados por la corte imperial de Nana) que se ha conservado entero.

Por último, aparecen datos religiosos de interés en las antologías de poemas del siglo VIII, el Koifuso de 751 y el Man’yoshu de 759, y en el En (Reglamentos de la era de Erigi). recopilado en 927.

La teología sintoísta: los Kami

Los Kami son seres sobrenaturales con un poder y una capacidad superiores a los del hombre, que residen o se materializan en objetos y seres. Su número es muy elevado y son difíciles de plasmar iconográficamente.

Se pueden condensar en tres grandes grupos, los Kami de la naturaleza y sus fuerzas, los Kami de los uji (linajes) y los Kami de individuos y de los antepasados.

Los Kami de la naturaleza son los más antiguos. Entre ellos están los árboles, especialmente los pinos y los grandes ejemplares. Del mismo modo, las montañas, las piedras (en especial las de formas extrañas), los lagos, los n’os eran también Kami.

Se consideran Kami los árboles que desarrollan formas raras en las que se incluyen también las miniaturas. Según los relatos mitológicos, en el pasado los árboles hablaban y trasmitían su sabiduría a los hombres que eran capaces de escuchados.

 Los animales, muy especialmente los grandes ejemplares, eran vistos como manifestaciones de Kami o como Kami ellos mismos (lobos, ciervos). En muchos casos eran ideados como seres favorables al hombre y se les invocaba para conseguir una mejor cosecha. El trueno, los astros o el viento eran también Kami venerados, resultando la naturaleza un ámbito poblado de seres sobrenaturales y generalmente benéficos. Se tendió también a identificar territorialmente a estas divinidades surgiendo Kami de campos de labor o de valles fértiles.

Los Kami de los linajes o uji surgieron de los Kami territoriales, que fueron modificando y ampliando su campo de acción hasta representar y proteger a los grupos allí asentados. El Japón primitivo se organizaba en linajes (uji); la pertenencia al uji se sustentaba en lazos de parentesco comunes, ya fueran biológicos o ficticios, en la aceptación de la jefatura del uji y en el culto de la divinidad protectora, el ujigami.

Cuando la organización social se hizo más compleja, ciertos sublinajes se vieron privilegiados y aumentaron su importancia Por otra parte, el linaje Yamato fije consolidando su superioridad frente al resto de los linajes del Japón. Reconocidos sus jefes como reyes por los chinos tras aceptar pagar tributos, el linaje Yamato aumentó su poder a partir del siglo III, controlando territorios extensos y comenzando a consolidar una ideología que sustentase su preeminencia Los soberanos Yamato decían originarse en Yimmu Tenno, el primer emperador del Japón, emparentado con los dioses, cuya vida es fechada en los relatos legendarios hacia el 660 ae.c.

A partir de la mitad del siglo VI comienzan a centralizar-se los cultos, en especial los festivales de primavera. y a regularse los rituales. El reino Yamato intenta controlar y canalizar la religión de los uji, vasallos por medio de una administración política unida estrechamente a lo religioso.

Los individuos excepcionales por su poder o sus capacidades son tenidos en vida por Kami, como, por ejemplo, el emperador. Tras la muerte también se convierten en Kamí algunos Personajes especialmente notorios, aunque no parece que existiese un culto de los antepasados tal y como se realizó en China. además, como consecuencia de que el mundo de la muerte y el culto funerario fueron facetas religiosas en las que se especializó el budismo a partir de su implantación, el conocimiento de los ritos fúnebres ancestrales se resiente. También la fecundidad estaba presidida por Kami que se materializaban en piedras i objetos que presentaban formas alusivas a los órganos sexuales masculinos.

Kamikaze: La palabra kamikaze, con la que se designa a los terroristas suicidas desde la Segunda Guerra Mundial es una palabra japonesa formada por komi (dios) y kaze (viento). Significa «viento divino» o «aliento de los dioses» y hace referencia a un tifón de gran violencia que en el siglo XII arrasó una flota mongol que pretendía invadir Japón.

Evolución del sintoísmo

Desde los cultos a la naturaleza del sintoísmo más arcaico hasta el sintoísmo moderno, que agrupa a centenares de doctrinas unidas por un fuerte sincretismo pero de gran diversidad, esta religión japonesa ha variado mucho con el paso de los siglos.

El sintoísmo antiguo

El sintoísmo antiguo, que ni siquiera llevaba el nombre de shinto, engloba a las religiones del Japón en la época previa al impacto del budismo y de los métodos de gobierno extranjeros.

Los cultos sintoístas más antiguos eran naturalistas, sin santuarios, centrados en ceremonias que se adaptaban al calendario agrícola. Existían especialistas en lo sagrado, pero no formaban una verdadera casta sacerdotal, sino que eran más bien chamanes capaces de atraer a los Kami y someterlos, y adivinos que utilizaban huesos y caparazones de tortuga y homoplatos de ciervo o decían conocer el futuro por la interpretación de presagios.

Las prácticas religiosas principales debieron de ser los matsuri, que eran ofrendas y ritos para implorar a los Kami. Constaban de una fase en la que se intentaba atraer al Kami, congraciarse con él mediante ofrendas de arroz o pescado y especialmente de sake (aguardiente de arroz tenido por una bebida de índole misteriosa), para implorarle favores o pedirle que desvelase el futuro. Estas ceremonias se realizaban junto con banquetes comunitarios, cuyos participantes caían en trances provocados por la ingestión de sake, y se acompañaban de procesiones (miyuki) y de enfrentamientos rituales: lucha con espada, carreras de caballos o tirar de una soga. Se cree que tenían la finalidad de unir al grupo y favorecer la toma de decisiones.

Boda Sintoísta en Japón

El sintoísmo imperial y shoguna

Desde el siglo VI hasta 1868 se desarrolla el sintoísmo imperial y shogunal, que acusa la influencia del confucianismo como forma política de justificación] del poder imperial y también recibe el influjo del budisífl01 con su carácter filosófico, su insistencia en la iconografías en el más allá y a muerte. El budismo resultó un resulto para el sintoísmo y se produjeron fuertes controversias en torno a la figura de Buda, entendido por sus detractores como un Kami extranjero y pernicioso.

El sintoísmo, frente a este reto, intentó adaptarse. Por ejemplo, los sutra budistas se utilizaban como poderosos conjuros y los monjes actuaban como chamanes capaces incluso de ayudar al muerto en su viaje al más allá.

Los dioses sintoístas terminan identificándose a partir del siglo XII con bodhisatvas, que cantan sutras budistas en los altares shinto. Incluso, a consecuencia de la influencia jesuita en los siglos XVI y XVII, surgió un sintoísmo sincrético con el cristianismo.

El soghunado, que fue la forma de gobierno que rigió en Japón desde 1192 hasta 1868, era un tipo de dictadura militar en la que los gobernantes efectivos eran shogunes, señores feudales guerreros, que nominalmente estaban bajo el mandato del emperador, aunque en realidad la función de este era puramente religiosa.

El sintoísmo de Estado

Desde el siglo XIV hasta 1868 hubo en Japón defensores del sintoísmo tradicional, libre del sincretismo budista, pero, en esa fecha cae el régimen del shogunado. Con el fin del shogunado se desarrolla un sintoísmo tradicional que defiende dos ideas fundamentales: la supremacía imperial y la superioridad del pueblo japonés sobre todas las naciones extranjeras, incluida la china.

Esta opción ideológica consolidó un ultranacionalismo que fue muy perjudicial para los países vecinos del Japón una vez que, a partir de 1868, el sintoísmo se convirtió en religión de estado.

Después de fluctuar entre la tolerancia y la represión de otras creencias para alinearse con las constituciones europeas, en 1 889 se optó por la libertad de culto. El estado, en teoría, no poseía una opción religiosa definida ni medios legítimos de represión contra las religiones extranjeras, como el budismo o el cristianismo. En la práctica, la consecuencia fue el surgimiento de tres sintoísmos diferentes.

En primer lugar estaba el sintoísmo de los templos (jinja shinto), que por una artimaña constitucional se decía no religioso y que el estado subvencionaba y controlaba nombrando a los sacerdotes y organizando las ceremonias tradicionales. Para no vulnerar la teórica libertad de culto, los sacerdotes sintoístas eran tenidos por funcionarios estatales. El sintoísmo se enseñaba en las escuelas y los maestros llevaban obligatoriamente a sus alumnos a sus ceremonias principales. Se divinizaron oficialmente numerosos emperadores antiguos y otros personajes políticos del pasado; destaca el culto al emperador OjinHachiman, que fue tomando el carácter de dios de la guerra y al que se dedicaron un gran número de templos a la par que el imperialismo militarista japonés se desarrollaba. El segundo sintoísmo fue el de la casa imperial (kohitsu shinto). Constaba de ceremonias muy arcaicas y, a pesar de ser de tipo familiar, influyó en el culto de los santuarios. En los años que van desde la restauración Meiji a la derrota en 1 945, Japón se entendió como una gran familia encabezada por el emperador y sus cultos.

El tercer sintoísmo, estimado como puramente religioso y equiparado al resto de las religiones del Japón, era el de los Nuevos Cultos (kyoha shinto). Eran nuevas religiones que utilizaban el prestigio y amparo del sintoísmo para desarrollar su mensaje religioso; trece de estos grupos fueron aceptados durante la época Meiji como religiones independientes y fueron inscritos en el registro oficial de cultos (ujiko-shirabe) que se realizaba de modo obligatorio en los templos sintoístas oficiales.

El sintoísmo actual: Con la legislación impuesta por los estadounidenses en 1946, se llegó a una real libertad de culto que ha favorecido una fragmentación religiosa extraordinaria en Japón.

Se estima que el abigarrado panorama de grupos religiosos japoneses actuales incluye varios miles de agrupaciones principales. Algunas son antiguas, como el Tenrikyo (Religión de la Sabiduría Divina), fundado en 1838 por la vidente extática Miki Nakayama (1798-1887), o el Omotokyo (Religión de la Gran Fuente), fundado por la vidente milenarista Nao Deguchi (1836-1918). Otras agrupaciones son posteriores en su fundación a la derrota japonesa y suelen insistir en amalgamar creencias tanto sintoístas como budistas o cristianas.

Muchas basan su práctica religiosa en la curación y las técnicas extáticas y entroncan con creencias populares muy arcaicas de índole chamánica. En un ámbito exclusivamente privado, se siguen manteniendo las ceremonias del shinto imperial. También continúa el sintoísmo de los santuarios, que tiene fuerte arraigo en las zonas agrícolas, las más tradicionales, y que sigue ofreciendo hoy en día un marco ceremonial de referencia a muchos japoneses. Se estiman sintoístas en la actualidad 100 millones de fieles, y entre 12 y 15 millones corresponden a alguno de los doscientos nuevos cultos principales.

Fuente Consultada: Enciclopedia del Estudiante (Santillana – La Nación) Tomo 17 Religiones y Cultura.

 

Falta de vitamina B12 Carencia Deficiencia Consecuencia Exceso B12

CURIOSIDADES QUÍMICAS

LOS RIEGOS DE LA CARENCIA DE VITAMINA B12 EN EL ORGANISMO:

Al envejecer, nuestro estómago produce menos ácido. La vitamina B 12 de los alimentos está asociada a las proteínas, que nuestro cuerpo descompone para poder absorber la vitamina en cuestión. Hace falta el ácido del estómago para realizar esta tarea.

Los signos de una deficiencia de vitamina B12 tardan mucho tiempo en manifestarse y son muy sutiles. Hace falta la B12 para mantener la mielina, el cubrimiento que protege las células nerviosas.

Si se desgasta la mielina, tenemos una sensación de debilidad y aturdimiento, además de sensación de quemazón en las extremidades, problemas de memoria y cambios de humor. Un efecto mucho más dramático de la deficiencia de esta vitamina es la incapacidad de las células sanguíneas para transportar el oxígeno. Si hay una ausencia de B12, las células aumentan su tamaño de manera anormal al tratar de capturar mayor cantidad de oxígeno.

A esto se le llama macrocitosis o anemia perniciosa. La dosis general recomendada para persona mayores de cincuenta años es un suplemento de vitamina B12 que contenga al menos un valor diario de 2,4 microgramos, pero algunos científicos recomienda una dosis mayor, hasta 25 microgramos. No se corre ningún riesgo de sobredosis. Un estudio de la Universidad de Tufts obtuvo unos resultados sorprendentes.

Desde hace tiempo se sabe que la B-12 es importante en el sistema nervioso y su funcionamiento.  Estudios recientes han comprobado que la suplementación con B-12, aún antes de que aparezcan síntomas claros de deficiencia, mejoran síntomas neuro-psicológicos como memoria, desorientación, reflejos bajos, debilidad, fatiga, desórdenes psiquiátricos, percepción del dolor y sensibilidad del tacto.

La deficiencia de B12 causa disfunciones neurológicas como depresión, estado anímico variable, confusión, agitación, psicosis y a veces coma.

Los investigadores analizaron a 3.000 adultos sanos con buenos hábitos alimentarios y descubrieron que el 40 % de ellos tenía unos niveles de B12 en sangre muy bajos. Parece ser que no absorbemos esta vitamina tan bien como creíamos al comer carne, pollo y pescado. Quizá al cocinarlos, la vitamina se une con más fuerza a las proteínas.

La absorbemos mejor en los productos lácticos; un vaso de leche nos aporta un microgramo de B12. ¿Quién tiene la última palabra? Todo el mundo debería tomar un suplemento de vitamina B 120 consumir regularmente suficientes productos lácteos en nuestra dieta cotidiana. Y debemos incluirla cuando aún nos acordamos de hacerlo, la deficiencia de vitamina B12 afecta a la memoria.

Fuente Consultada: Información Basada en el Libro “Porque los Gallos Cantan al Amanecer” de Joe Schwarcz y Sitio web www.alimentacion-sana.com.ar.

Ácido fórmico en las Hormigas Defensa contra los Insectos

CURIOSIDADES QUÍMICAS: ACIDO FÓRMICO

EL PODER QUÍMICO DE LAS HORMIGAS

Aunque individualmente las hormigas no representan generalmente una amenaza para el ser humano,no se debe nunca subestimar el poder destructivo de este increíble animal capaz de formar colonias de más de 20 millones de individuos.

Y es que la principal fuerza de este voraz depredador no consiste en sus poderosas mandíbulas ni en su aguijón capaz de inocular ácido fórmico, el arma más peligrosa de este insecto es su gran número. Estas alucinantes criaturas no están exactamente llenas de ácido fórmico, pero lo crean como arma química. Si alguna vez has experimentado la dolorosa quemazón de una picadura de la hormiga roja, entonces has probado el ácido fórmico en tu propia piel. También habrás aprendido, sin duda alguna, que no se puede jugar con las hormigas rojas. Los chicos de la tribu Maué, en Brasil, nos podrían contar algunas cosas interesantes acerca del ácido fórmico.

A modo de prueba de madurez, les hacen meter los brazos en unas mangas llenas de feroces hormigas rojas una y otra vez hasta que demuestran que son capaces de aguantar el dolor sin transmitir ninguna emoción. Cuando un muchacho ha llegado a tal punto de resistencia, se considera que ya es un hombre y los mayores le permitirán casarse.

Pero no hace falta meter el brazo en esas mismas mangas para sentir el efecto del ácido fórmico. Las hormigas son una fuente natural de lluvia ácida; en realidad, ellas son las mayores responsables de la lluvia ácida de la selva amazónica. Se ha calculado que las hormigas rojas sueltan unas 1.000 toneladas de ácido fórmico cada año.

El ácido fórmico no siempre es un problema. La gente lleva poniéndolo en uso comercial desde el siglo XVII, cuando se consiguió aislarlo por primera vez moliendo las hormigas en un mortero. Las industrias de curtido de pieles y de tintes lo usan y, además, el ácido es el ingrediente activo en las soluciones que se emplean para eliminar la cal incrustada en el interior de las teteras.

Pero los defensores de los derechos de los animales no tienen por qué preocuparse: el producto que se comercializa ya no se elabora con un destilado de hormiga roja. Se sintetiza a partir del monóxido de carbono.

Fuente Consultada: Información Basada en el Libro “Porque los Gallos Cantan al Amanecer” de Joe Schwarcz y Sitio web www.alimentacion-sana.com.ar.

Transformación de vino a vinagre Bacterias en el vino Fermentación

CURIOSIDADES QUÍMICAS

CUANDO EL VINO SE TRASFORMA EN VINAGRE, ¿DÓNDE VA EL ALCOHOL?

Muy sencillo. Desaparece porque lo que se convierte en vinagre es el alcohol. Pero hasta las respuestas simples, como ésta, esconden una historia interesante. Tradicionalmente el vinagre procedía de los toneles de la producción del vino que se agriaba, o se ponía malo. El fenómeno concreto de la producción del vinagre no fue explicado hasta el año 1864. Hay dos procesos en juego cuando el alcohol del vino se transforma en vinagre. El primero es relativamente insignificante.

El etanol, el alcohol de las bebidas, reacciona con el oxígeno y forma el ácido acético, una solución diluida a la que llamamos «vinagre». Hasta cierto punto, esto sucede porque el vino no está en contacto durante demasiado tiempo con el oxígeno. Lo que realmente convierte el vino en vinagre es la contaminación provocada por una bacteria llamada Acetobacter aceti. Esta bacteria tan común produce una enzima que convierte el etanol en ácido acético.

Se encuentra en las uvas que se usan para elaborar vino, pero el origen más habitual para propagarla polución es la mosca de la fruta. Ésta es la razón por la que muchos vinicultores se toman tantas molestias a la hora de mantener alejados estos pequeños bichos de sus mezclas de vino en fermentación. Una vez las bacterias Acetobacter han tomado posesión, empiezan a multiplicarse y muy pronto ya habrá surgido una sustancia gelatinosa a base de celulosa que se llama «madre de vinagre». En Filipinas, esta gelatina se considera una exquisitez.

Hay un típico postre filipino, la «nata de coco» o «nata de piña», que se prepara mezclando la celulosa de la bacteria con azúcar. En general, la transformación del alcohol del vino, en ácido acético no es deseable. Pero a veces, sí lo es. El vinagre de vino es un famoso producto para gourmets. Se prepara introduciendo madre de vinagre dentro del vino para favorecer la producción del ácido. Hay mucha gente que prefiere el vinagre de vino al vinagre normal porque, además del ácido acético, tiene múltiples componentes de sabor que se produjeron en la fermentación original.

A pesar de esto, es posible hacer vinagre sin usar vino. El etanol se puede confeccionar a partir del etileno, que a su vez está hecho de petróleo. El etanol se convierte en ácido acético por reacción con el oxígeno; se fabrica una gran cantidad de ácido acético a escala industrial siguiendo este método. Si diluimos el ácido acético en agua a una concentración del 5 %, obtenemos vinagre.

El vinagre proviene de la actividad de las bacterias Acetobacter aceti que realizan la reacción química de fermentación del alcohol etílico (vino) a ácido acético (vinagre), para que ocurra esta transformación deben existir las condiciones apropiadas de acidez pH, concentración del alcohol, nutrientes (proteínas en el vino). Cuando se produce la actividad de las Acetobacter aceti se forma una piel en la superficie exterior del vino con la intención de ir tomando el oxígeno del aire y convertir el alcohol en vinagre, el fin del proceso resulta cuando ya no hay una concentración alta de alcohol en el vino.

Fuente Consultada: Información Basada en el Libro “Porque los Gallos Cantan al Amanecer” de Joe Schwarcz y Sitio web www.alimentacion-sana.com.ar.

 

Defensa química del escarabajo e insectos

CURIOSIDADES QUÍMICAS:

 LA DEFENSA QUÍMICA DEL ESCARABAJO BOMBARDERO

Que te rociaran con un líquido caliente que contiene irritantes químicos conocidos como benzoquinonas. Lo más probable es que, además de memorable, sería una experiencia muy desagradable.

Dada su habilidad para descargar estas bombas químicas cuando se sienten amenazados, estos escarabajos tiene un nombre muy acertado. Los escarabajos se diferencian de los demás insectos porque no pueden ponerse a volar de inmediato. Tienen unas alas cubiertas que deben desplegar antes de elevarse. Algo así como Superman, que debía quitarse el traje de la oficina antes de alzar el vuelo. Puesto que los coleópteros no pueden echarse a volar en el mismísimo instante que son atacados, han desarrollado una defensa de emergencia para protegerse mientras se preparan.

Los científicos han estudiado la familia del escarabajo bombardero africano con detenimiento para poder entender este sistema de defensa tan excepcional. Cuando los depredadores les atacan —en su mayoría, hormigas— el escarabajo suelta una especie de disparos, unos chorros de mezcla química con detonaciones audibles. El spray emerge de debajo del abdomen, de una parte parecida a la torreta de un tanque, que el escarabajo puede maniobrar para conseguir acertar el blanco con una puntería extraordinaria. Pero lo verdaderamente sorprendente es la química que compone el líquido.

El bombardero prepara la mezcla irritante justo antes de lanzarla uniendo los contenidos de dos glándulas separadas. Una de ellas contiene agua oxigenada e hidroquinona, y la otra alberga una mezcla de enzimas, conocidas como catalasas y peroxidasas, que reaccionan con el agua oxigenada y transforman el oxígeno en gas y agua.

Cuando el contenido de las dos glándulas se mezcla, se genera oxígeno, que reacciona con la hidroquinona y se convierte en benzoquinona. Esta es una reacción exotérmica tan alta que puede alcanzar una temperatura de 100 °C. Debido al gran aumento de oxígeno, la presión hace que la combinación de agua caliente y benzoquinona.

Fuente Consultada: Información Basada en el Libro “Porque los Gallos Cantan al Amanecer” de Joe Schwarcz y Sitio web www.alimentacion-sana.com.ar.

Destilar alcohol con remolacha Fermentación láctica Bacterias

CURIOSIDADES QUÍMICAS: EL ALCOHOL DE LA REMOLACHA

A mediados del siglo XIX, un industrial francés que destilaba alcohol a partir de la remolacha azucarera tuvo un problema cuando los barriles de fermentación dejaron de producir alcohol. Le pidió ayuda a un científico y el resultado fue uno de los descubrimientos científicos más importantes.

¿Quién era ese científico y cuál fue su descubrimiento?

La implicación de Louis Pasteur en este problema les condujo finalmente a descubrir el papel que representan las bacterias para la propagación de las enfermedades. Pasteur, un joven profesor de química en la Universidad de Lille, estaba atado de manos por el mismo problema que persigue aún hoy la gran cantidad de investigadores: la falta de financiación. Los fabricantes privados a los que se acercaba en busca de ayuda a menudo se mostraban escépticos ante la necesidad de que se hicieran investigaciones, pero Pasteur consiguió ganárselos gracias a sus estimulantes conferencias.

En una de esas conferencias Pasteur preguntó a la audiencia dónde estaba el hombre cuya curiosidad no fuera atizada por el conocimiento al saber que «¿si ponía una patata en sus manos, podría obtener azúcar, y con ese azúcar, se produciría alcohol?». Las palabras consiguieron cautivar a al un tal Monsieur Bigo, un industrial cuyas remolachas habían dejado de producir alcohol, así que Bigo le rogó a Pasteur que examinara su problema.

En esos tiempos, nadie —incluido Pasteur— comprendía cómo funcionaban los fermentos del azúcar en el alcohol, por eso el químico hizo lo único que se podía hacer: tomo unas muestras de un barril sano y las puso bajo el microscopio. Una multitud de glóbulos amarillos danzaban ante sus ojos. Y no sólo bailaban, sino que se multiplicaban. Esas levaduras estaban vivas y, como dedujo Pasteur rápidamente, eran las que convertían el azúcar en alcohol.

El siguiente paso de Pasteur fue examinar los barriles de fermentación. En vez de glóbulos de levaduras, vio unas cosas diminutas, como filamentos, brincando en el caldo de cultivo, que en vez de estar lleno de alcohol tenía ácido láctico. Pasteur consiguió transferir algunas de las criaturas filamentosas a un contenedor limpio y prosiguió a demostrar que, si se les daba los nutrientes adecuados, se multiplicaban. Los filamentos estaban vivos y se afanaban por convertir el alcohol en ácido láctico. Esos microbios contaminaban las barricas llenas de azúcar de remolacha, mataban las levaduras y terminaban con la producción de alcohol.

¿De dónde habían llegado? Pasteur dedujo con acierto que estaban presentes en el aire. Si podían estropear el cultivo de azúcar de remolacha por completo, ¿qué más serían capaces de hacer? Pasteur pronto respondió a esta cuestión al establecer una unión entre los microbios y las enfermedades humanas. Y todo porque a un fabricante francés se le truncó su producción de alcohol.

Fuente Consultada: Información Basada en el Libro “Porque los Gallos Cantan al Amanecer” de Joe Schwarcz y Sitio web www.alimentacion-sana.com.ar.

Tintura para telas fabricada con insectos Cochinilla

CURIOSIDADES QUÍMICAS

 TINTURAS PARA TELAS FABRICADAS CON INSECTOS:

Cuando Hernán Cortés llegó a México en el año 1518, vio los tejidos de llamativos colores que llevaban los aztecas y le dejaron muy intrigado. El origen del tinte parecía ser, a primera vista, unas semillas que aparecían en la superficie de un cactus, pero un examen más a fondo le reveló que no eran, para nada, semillas de cactus.

Eran unos bichitos diminutos. Hoy en día, estos insectos se conocen con el nombre de «cochinilla del nopal» y el tinte que se extrae de ellos es el carmín. Al rey azteca Moctezuma le gustaba tanto llevar ropa teñida de este color que acabó imponiendo un tributo a su población que se pagaba con cochinillas.

Pequeño insecto llamado Daclylopius coccus.

Las hembras embarazadas de la cochinilla del nopal producen este rojo tan brillante que se convierte en tinte y que fue el primer producto que se exportó del Nuevo Mundo al Viejo Continente. Muy pronto, los europeos vistieron lana y sedas de color carmín que habían coloreado con el extracto de la cochinilla. El uso más memorable de este insecto fue, quizá, la introducción del tono escarlata en el arte, cuya intensidad hizo famosos los tapices de Gobelin en París.

Extraer este tinte no es una tarea nada fácil. La hembra del hemíptero, que se alimenta de las bayas rojas del cactus, concentra la tintura en su cuerpo y en sus larvas. Luego, los recolectores de cochinillas las arrancan de la corteza del cactus y las arrojan en un recipiente con agua muy caliente, donde mueren al instante. Entonces las secan bajo el sol y las trituran hasta obtener un polvo, que se añade al agua o a una mezcla de agua con alcohol.

Para las telas se usa un mordiente, como, por ejemplo, el alumbre, que fija el color en el tejido. El ácido carmíneo, este activo agente colorante, es uno de los tintes más seguros que existen y, en general, se usa muchísimo en la industria cosmética y alimentaria. Los caramelos, los helados, las bebidas, el yogur, los pintalabios y las sombras de ojos, todos ellos pueden contener la cochinilla del nopal como uno de sus ingredientes.

Las reacciones alérgicas ante el tinte son muy poco frecuentes. Se han dado casos de gente que ha desarrollado una reacción adversa al aperitivo Campan, a los polos de color rojo, a las cerezas confitadas y a la barra de labios de color carmín, pero hay una cantidad mayor de gente que ha manifestado alergias a muchos otros ingredientes de la comida o los cosméticos.

En una ocasión hubo un niño al que se le hinchó la cara después de recibir un beso de su afectuosa abuela en la mejilla. Resultó que el niño se había sensibilizado contra el carmín, seguramente debido al consumo de golosinas y otros alimentos, de modo que reaccionó adversamente al colorante del pintalabios de su abuela. Cuando se da este tipo de rechazos, éstos se manifiestan en forma de inflamaciones o urticarias, aunque también se han dado casos de reacción anafiláctica con el Campan-Orange.

Como la cochinilla del nopal es un insecto diminuto, harán falta unas 70.000 hembras aproximadamente para elaborar algo menos de medio kilo de extracto. Para este fin, los machos son bastante inútiles. Al igual que los machos de otras muchas especies, son considerablemente más simples que las hembras.

Tampoco hay muchos, y su vida dura tan sólo una semana escasa. A lo largo de este fugaz periodo, intentarán aparearse con el mayor número de hembras posible. (Puede que, al fin y al cabo, no sean tan y tan simples como creíamos.) Pero ¿cómo consiguen los recolectores diferenciar entre un sexo y el otro? Bueno, pues porque los machos vuelan, y las hembras, al no tener alas, no vuelan. Al sacudir el cactus, los sujetos masculinos echan a volar, pero las féminas no pueden escapar. Las arrancan del nopal y las destinan a colorear algún helado de fresa. Ya me imagino que a muchos de vosotros no os parecerá demasiado apetitoso el hecho de comer un helado mezclado con jugo de bichos, pero os aseguro que es un colorante muy efectivo y fiable. ¡Y, además, es cien por cien natural!

Fuente Consultada: Información Basada en el Libro “Porque los Gallos Cantan al Amanecer” de Joe Schwarcz y Sitio web www.alimentacion-sana.com.ar.

Las piramides de Egipto Piramide de Keops y Kefren La Esfinge de Tebas

La pirámide es un monumento de carácter religioso presente en diversas civilizaciones muy alejadas entre sí, desde la India hasta América del Sur. La forma piramidal fue una evolución lógica en las construcciones, al constituir una estructura resistente —gracias a su amplia base— y muy elevada, que permitía una cercanía simbólica a los dioses.

piramides de egipto

Las pirámides egipcias

La vida después de la muerte, fue para los egipcios su firme creencia. Para que esto se materialice, se requería la preservación física del difunto retomando en el mismo su espíritu o también conocido como el Ka, desaparecido tras la muerte, siendo de vital importancia para ellos, acompañar para una mejor prosperidad en la vida que le esperaba, todo aquello que le fuera imprescindible. Para ello se crearon técnicas avanzadas de embalsamamiento o conservación del cuerpo, y junto a ello se inhumaban los más cumplidos y ricos menajes funerarios. Es así que, como resultado de la conservación, protección y culto de los difuntos, se crearon los más sólidos y con el paso de los años cada vez más complejos ámbitos funerarios. Las más extraordinarias tumbas que hoy conocemos fueron levantadas para los faraones, ya que su sofisticación y tamaño estaba determinada por la posición económica y social del fallecido. Entonces las pirámides egipcias son la manifestación en si de la relación mantenimiento físico (muerte) y la supervivencia en el más allá (vida).

En el templo de Heliópolis, se atesora una piedra llamada ben-ben, a la cual se considera como el primer cúmulo de tierra que irrumpió de las aguas del caos cuando el dios solar creó el mundo. Se cree que la forma de esta piedra, es la que se tomo como forma de las pirámides. Pero a su vez, su forma geométricamente perfecta, evidencia un significado mágico y mitológico, que alude sin lugar a dudas, a la autoridad real. Ya que era la forma mas adecuada de representar a la eternidad e indicar el camino de ascenso de las almas predilectas hacia el dios- sol (Ra), con el que estaban consignadas a unirse eternamente.

Génesis de las pirámides

Las primeras pirámides fueron las truncadas que estaban construidas de ladrillos cocidos al sol, en las cuales las tumbas se emplazaban bajo mastabas (erigida sobre la cámara subterránea, que constaba de una sala para ofrendas, la capilla y la cámara mortuoria propiamente dicha). Ello ocurrió durante el 3100-2700 a.C. (en las Dinastías I y XI). Durante este período, Egipto evidenciaba un importante auge económico, social y artístico; en donde por ejemplo en lo que respeta a este último sector, se experimentan mejoras en las técnicas y materiales que se emplean para la construcción. Esto ocurre en las dinastías III a IV (2700-2185 a.C.), con la llegada de Imperio Antiguo o Menfita. Pero finalmente, es cuando aprovechando las crecidas del río Nilo (hacia 2660 a.C.), se introduce el uso de la piedra para tal edificaciones, proviniendo las mismas de las canteras de Assuán y de Tura y transportándose luego hasta los sitios próximos a las zonas de construcción de dichas pirámides.

Hacia el año 2900 a.C., el arquitecto Imhotep, diseño y dirigió la construcción con bloques de piedra caliza, la mayor y más antigua de todas las pirámides egipcias. Con una base de 122 por 107 m, se levantan seis pirámides truncadas una sobre otra, con dimensiones crecientes y en donde la cúspide de la pirámide superior se eleva a casi 62 m de altura. Es aquí, en esta gran obra, edificio central de la mastaba de Sakkara, donde reposan los restos del faraón Zoser, el primer gobernante de la III dinastía. Convirtiéndose a partir de este momento la pirámide en una tumba faraónica por excelencia.

Por el contrario, la pirámide de Dashur, construida por el faraón Snefru (dinastía IV), presenta un perfil quebrado que le ha valido el nombre de pirámide romboidal o también conocida como torcida. Esto se debe a que para la construcción en su último tramo, se empleo materiales de menor calidad, tal vez por razones económicas, lo que produjo un quiebre estructural en su mitad superior, consecuentemente modificando su forma y reduciendo su altura. Cerca de la pirámide del faraón, emblema de su grandeza, y por su forma, símbolo del dios solar Ra, se agrupaban las mastabas, las necrópolis privadas donde se enterraba a la familia real y a los funcionarios reales, para acompañar al soberano en su viaje al más allá. Pero Snefru, quiso trasformar en Médium, la pirámide escalonada del rey Huni (III dinastía) en una pirámide perfecta, avance que solo consiguió de modo parcial. Por ello, Snefru constituyó al sur de Dashur una pirámide totalmente regular de 104 m de altura. En ocasiones junto a la pirámide, se levantaba un templo funerario, destinado al culto del faraón y, cerca del río, el templo del valle, donde era recibido el cuerpo del monarca para practicarle la momificación. Ambos templos quedaban unidos por una avenida cubierta, a través de la cual era llevado al cuerpo del interfecto.

Las pirámides de Gizeh

La necrópolis de Gizeh, es un extraordinario conjunto funerario que data de la dinastía IV (2600-2480 a.C.). Aquí encontramos la pirámide más grande y antigua del conjunto a la vez, ella es la que forja la tumba del faraón Keops (2580 a.C.). para tal construcción, fueron trasladados desde lejanas canteras, dos millones y medio de bloques de piedra, con un peso medio de 2,5 toneladas cada uno. Con una superficie de 48.000 m2, posee una base cuadrada, y cada lado de la misma mide 233 m y su altura alcanzó en aquellos tiempos 146m, sin embargo hoy con el paso de los años y debido a diferentes factores su altura oscila en los 138 m. La entrada a dicha pirámide se encuentra al norte de la misma, de la cual partía un corredor en rampa que desembocaba en una cámara falsa en la base de la construcción. Sin lugar a dudas, dentro de la misma se sitúan otras cámaras, una de ellas es la denominada de la reina y la otra es la gran cámara, a la cual se llegaba por medio de un estrecho pasillo, la cual era la cámara real.

Esta habitación ocupa el centro exacto de la pirámide; para que su realización no provocara el desplome de los sillares, los arquitectos idearon inteligentes soluciones constructivas: colocaron sobre este espacio cuatro o más lajas de piedra dispuestas horizontalmente y dos más en forma de cubierta a dos aguas, que servían para desviar el peso .y los fuertes empujes que se producen en este punto. La Habitación del Rey contiene un sarcófago, por lo que ha sido considerada como la morada definitiva del faraón, aunque el hecho de no haberse encontrado la momia del mismo, unido a las especiales características de la pirámide, han conducido a numerosas especulaciones; así, algunos autores consideran que Keops no llegó a ser enterrado en la Gran Pirámide o que, tal vez, puedan existir más cámaras aún ocultas. De hecho, a mediados de 1980, varios equipos científicos detectaron vacíos estructurales en la pirámide y. localizaron una serie de almacenes en el lado oeste del corredor de la Cámara de la Reina, algunos rellenos de arena; podría tratarse de cámaras de descarga, parecidas a las ubicadas sobre la Cámara del Rey.

La pirámide de Kefrén es algo más pequeña, pero casi igual de alta que la anterior, debido a la mayor inclinación de sus paredes. Igual que la de su padre, estaba revestida de granito rosa y rematada con cubierta de oro. La de su hijo Micerino es mucho más modesta. Alrededor de las tres había un complejo religioso con templos. y pequeñas tumbas para los altos funcionarios de la corte.

La entrada estaba guardada por la esfinge, inmensa escultura de piedra caliza de más de 20 m de altura, con cuerpo de león y cabeza humana. Se alza sobre una base de 70 m. Durante mucho tiempo su significación fue un enigma; actualmente se acepta que representa al rey Kefrén. (Ver: La Maldición de la Pirámide)

El interior de la Gran Pirámide
A diferencia de las demás pirámides del antiguo Egipto, la Gran Pirámide tiene pasadizos y cámaras interiores a considerable altura. Una entrada, situada exactamente sobre el centro de la base de la cara norte, conduce a un pequeño pasadizo que desciende hasta una cámara excavada en la roca en que se asienta la pirámide. De este pasadizo se desprende otro que asciende, primero, hasta una pequeña cámara denominada de la Reina, y después hasta la Gran Galería, un corredor inclinado de 47,5 m de longitud y 8,5 de altura. A su vez, la Gran Galería lleva a una cámara mayor, o del Rey, que contiene una especie de sarcófago.

El interior de la pirámide permaneció intacto durante 3.000 años. Y cuando Abdullah al Mamun y sus hombres descubrieron una entrada en el año 820 dC, encontraron que el pasaje ascendente estaba bloqueado por grandes losas de granito. Después de abrirse camino, penetraron hasta la Cámara del Rey, para encontrar el sarcófago vacío.
Hasta ahora, se ignora el objetivo de la construcción de la Gran Pirámide. Si no se trataba de una tumba destinada a alojar el cuerpo del rey Keops, ¿qué era? ¿Quién bloqueó el pasadizo, cuándo y por qué? Dado que parece imposible responder a estas preguntas con un mínimo grado de certidumbre, los inclinados a la especulación mística han ofrecido sus propias respuestas.

En cierto sentido, la Gran Pirámide es un monumento al hecho de que pudiera existir una burocracia eficaz hace más de 4.500 años. Contables, agricultores, constructores, políticos, etc., pueden contemplar la Gran Pirámide con el mismo temor reverencial que los místicos. Al fin y al cabo, es la única de las siete maravillas del mundo antiguo que ha sobrevivido hasta nuestros días.

Otras pirámides

Durante las dinastías V y VI se produjo un resurgimiento de las creencias solares y un profundo cambio social y cultural. Se siguieron construyendo pirámides —de tamaño más reducido y menor calidad—, en las que se introdujeron nuevos elementos alejados de la austeridad de la época de Kéops, tal como se aprecia en los escasos res1 tos del conjunto de Sahure en Abusir, o en los de lsesi o Unas, quienes construyeron su pirámide de nuevo en Sakkara.

En el Primer Periodo Intermedio (2200-2010 a. C.) —dinastías VII a XI—, Egipto se vio sumido en el caos y la anarquía. Los enterramientos bajo pirámide se abandonaron y muchas de las tumbas del rico y poderoso Imperio Antiguo fueron expoliadas y destruidas. La reunificación del país y el retorno a un Estado centralizado durante el Imperio Nuevo (2050-1792 a. C.) —dinastía XII— inauguraron una etapa de estabilidad en la que se retomaron las antiguas tradiciones y, entre ellas, la construcción de pirámides, que, pese a poseer grandes proporciones y estar dotadas de dispositivos interiores muy complejos, casi auténticos laberintos, se caracterizaron por la pobreza de sus materiales.

Aunque las pirámides no fueron olvidadas del todo, con el transcurso de los siglos quedaron relegadas a meros vestigios del un pasado glorioso al que Egipto retomó sólo de manera esporádica. El último de estos períodos de auge sucedió durante el siglo VIIIa. C., con la invasión de los nubios procedentes del reino de Kush, en Sudán. Los kushitas entronizaron la XXV dinastía (760-657 a. C.), creadora de un poderoso reino que asimiló la historia y las tradiciones del país del Nilo: los «faraones negros» adoptaron su lengua, se convirtieron en devotos del dios-sol Amán Ra y recuperaron el enterramiento en pirámides, que erigieron en sus necrópolis de Kurru y Nuri, al norte del Sudán.

Las pirámides americanas

Las culturas de las antiguas civilizaciones mesoamericanas —extendidas desde el sur de México al noroeste de Centroamérica— de los olmecas, toltecas, aztecas, zapotecas y mayas desarrollaron un tipo de arquitectura piramidal que también estaba al servicio de los dioses, pero que, a diferencia de las pirámides egipcias, carecía de finalidad funeraria2—si se exceptúa el templo maya de Palenque, que tiene una cámara funeraria con la tumba y el ajuar de un sacerdote—.

Eran construcciones macizas, a veces bastante elevadas, en ocasiones erigidas sobre montículos, de estructura tronco-piramidal. Se levantaban superponiendo distintas plataformas a manera de pisos coincidentes, de altura, número y forma variable, y cuya única función era servir de basamento a un templo abierto —de una o dos habitaciones y sin ventanas—, ubicado en la parte superior del monumento, y al que se accedía mediante rampas escalonadas. Los restos de estas pirámides son numerosos y se hallan repartidos por todo el territorio: en Teotihuacán—pirámides del Sol y de la Luna—, Monte Albán, El Tajín, los asentamientos mayas de Palenque, Copán, Chichén ltzá y Uxmal, y en la misma Tenochtitlán.

También se encuentran restos de pirámides en el área andina, aunque son más escasas y no tan altas como en Mesoamérica. Durante el Periodo Intermedio (200 a. C.-600 d. C.) se construyeron en Perú algunas pirámides de adobe que posteriormente sirvieron como basamento para edificios religiosos. En la costa norte del país, las pirámides más conocidas pertenecen a la cultura moche, y son las llamadas huacas del Sol y de la Luna.

PARA SABER MAS…

Gracias a los reiterados esfuerzos de los egiptólogos, muchos de los secretos ya han sido desvelados, no sólo los de la Esfinge sino también los de las pirámides; y los jeroglíficos ya no se descifran, sino que se leen sencillamente (así lo afirman los investigadores más optimistas). Hasta las famosas “maldiciones de los faraones”, que parece que se desataron sobre los primeros descubridores de tumbas, han perdido su eficacia: el egiptólogo Pierre Montet ha excavado recientemente en Tais, en el delta del Nilo, la tumba del faraón Psusennes, de la dinastía XXI, encontrando, además de la momia del titular, un no despreciable tesoro, habiendo sobrevivido tranquilamente a ello para poder escribir la crónica del descubrimiento y de paso desprestigiar definitivamente la leyenda.

La amplia zona arqueológica de Gizeh se ha mostrado al fin generosa a la hora de recompensar la tenacidad y el rigor sistemático con el que se han realizado las excavaciones más recientes. El arqueólogo americano Reisner es el que quizás ha llevado a cabo el descubrimiento más interesante y espectacular: mientras en febrero de 1925 estaba efectuando investigaciones con su equipo, en el lado oriental de la Gran Pirámide, dio casualmente con la entrada cuidadosamente celada de un pozo sepulcral, en cuyo fondo se encontraba todo el riquísimo ajuar de la reina Hetephere, esposa de Snefru, el fundador de la IV dinastía y madre de Keops. Snefru, entre otras cosas, es el seguro . titular de dos pirámides en la zona de Saqqarah y quizá de tres. Esto podría explicar el hecho de que el hijo, para no ser menos, aun contentándose con una sola, la construyera de proporciones tan grandiosas. La pirámide de Keops sigue siendo el edificio de mayor volumen realizado totalmente en piedra, cuya altura sólo es superada por las dos agujas de la catedral de Colonia.

El so! naciente crea nítidos contrastes de luces y sombras entre las columnas del patio interior del pequeño templo situado entre las formidables patas de la Esfinge. El rostro misterioso, dirigido hacia el ardiente disco solar, lo domina desde arriba, y sus rasgos tienen la impasible serenidad de los dioses.

La Esfinge conserva su misterio más allá del dorado rostro, hasta la mole imponente de la pirámide de Kefrén, hacia cuya cara oriental sube la rampa del bello camino procesional que parte del “templo del valle’, precisamente a la izquierda de la Esfinge. A su derecha se extiende la necrópolis, ordenada y apretada, de las mastabas, dominada por el enorme y severo perfil de la gran pirámide de Keops, a cuyos pies se agrupan las tres pequeñas pirámides de su esposas.

Más allá se debía levantar el templo funerario, contiguo a la pirámide, y de aquí partía el camino procesional, la otra rampa que descendía hacia el Nilo, en la parte oriental, hasta el “templo en el valle” del faraón. Todo ello era así veintiséis siglos antes de Cristo; ahora, en nuestros días, los templos y el camino procesional ya no existen y la gran pirámide ha perdido su aguda cima y casi diez metros de altura. Pero aun así, sus vertiginosas paredes, de las cuales se ha arrancado el revestimiento, se elevan todavía hasta más de 137 metros, y el lado de su base cuadrada mide más de 230 metros.

La superficie cubierta supera las cinco hectáreas, y para construir el gran monumento se necesitaron más de dos millones y medio de metros cúbicos de piedra. Estas cifras son impresionantes, más aún si se tiene en cuenta que en aquellos tiempos los egipcios debían ignorar (aunque no es totalmente cierto) el uso de la polea y del cabrestante.

En tal caso, las pirámides se levantarían a fuerza de brazos, con el único auxilio de rodillos y del plano inclinado. Esto explicaría, en parte, la existencia de las monumentales rampas de piedra que, desde la orilla del Nilo, subían hasta el lugar de la construcción; rampas que se levantaban a muchos metros del suelo y que después, una vez finalizada la construcción de los dos templos, el “del valle” en el Nilo y el funerario al frente de la pirámide, se transformaron en espléndidos caminos procesionales. Y explicaría también la fama de tiranos que Herodoto atribuye a Keops y a Kefrén, tratándolos de crueles e impíos. En efecto, entre la rampa inclinada y la pirámide, el trabajo que se realizó debió ser enorme.

Los tres soberanos más conocidas de la IV dinastía, que reinaron en Egipto a mediados del III milenio, representados en tres estatuas conservadas en el Museo de El Cairo. A la izquierda: estatua en diorita de Kefrén, el cuarto soberano de la citada dinastía; en el centro: estatuilla en marfil de Keops, hijo de Snefru, segundo soberano de la dinastía, el faraón que se hizo construir la mayor de las tres pirámides de Gizeh; a la derecha: Micerino, hijo de Kefrén, entre la diosa Hathor y la divinidad de Licópolis.

Según el griego, habrían trabajado durante veinte años, espoleados por el látigo de los verdugos, cien mil esclavos que consumieron 1.600 talentos de plata en nabos, cebollas y ajos. La imagen, muy colorista, es sin embargo inexacta. Los braceros que allí trabajaban no debían ser más que un tercio de la cifra citada, y además no se trataba de esclavos, sino, en su mayor parte, de obreros especializados y de hombres libres, que prestaban voluntariamente su trabajo en corvées durante las estaciones en las que sus brazos no se necesitaban para el trabajo del campo.

El cuidadoso examen de la gran pirámide demuestra, además, que el proyecto sufrió por lo menos tres modificaciones “durante la obra”; esas modificaciones que, evidentemente, ya desde el tercer milenio antes de Cristo hacían enloquecer a los pobres arquitectos. Para protegerla de los “ladrones de tumbas”, que por entonces ya actuaban, se abandonó en plena construcción la conocida cámara sepulcral situada bajo el nivel del suelo, y se construyó otra, creando un corredor ascendente del que parte una rama horizontal: es la que hoy se llama impropiamente “cámara de la reina”.

Pero el soberano descartó también esta segunda solución, e hizo prolongar el corredor ascendente a través de una grande y magnífica galería que conduce a la amplia cámara llamada “del rey”, toda ella de granito rojo de Assuán. Aquí fue donde el antes citado viajero alemán vio, por primera vez, el inmenso sarcófago de granito, sin cubierta y vacío como la inmensa tumba y en el que quizás el cadáver del faraón no reposara jamás.

El templo del lado oriental de la pirámide, con el amplio patio adornado con 48 pilastras de granito y el vestíbulo decorado también con pilastras, así como la maciza rampa, a unos treinta metros, del suelo e inclinada suavemente hacia el Nilo, y -el “templo del valle”, ya se han perdido, junto con los maravillosos y delicadísimos bajo relieves que cubrían los muros. La bella roca calcárea de los faraones, rota, ha servido para edificar las casas del pueblo de Nazlet-es-Simman, llamado, por este motivo, el pueblo de las pirámides.

A la izquierda de la que fue rampa se alinean, bellamente ordenadas, tres pequeñas pirámides: las de las esposas de Keops; ante ellas hay dos hileras simétricas de gruesas mastabas, destinadas a los hijos legítimos del faraón. Alrededor, esparcidas y en especial detrás de la gran pirámide, se encuentran las mastabas de los funcionarios de las dinastías IV y V, a los que “el gran Dios”, el faraón, había concedido graciosamente un lugar para la sepultura, el permiso de edificarse una tumba y el material para hacerlo. La piedra, durante todo el Imperio Antiguo (y en teoría también en épocas sucesivas), era patrimonio exclusivo del soberano.

La Gran Pirámide y sus medidas
La pirámide de Keops es un monumento a la historia y la astronomía, la de Kefrén a las ciencias médicas y la biología, la de Micerino a las matemáticas. Se encuentran a 22 km. al sudoeste de El Cairo, a 60 mts. sobre el nivel del mar. He aqui las asombrosas medidas de la Gran Pirámide que revelan «causalmente» increíbles paralelismos con los movimientos de la tierra, el sol y la luna:

1°) Cuando Napoleón invadió Egipto ordenó a sus técnicos que realizaran un relevamiento topográfico del valle del Nilo, resultando ser las pirámides el punto de referencia ideal, como verdadero meridiano patrón, pues no sólo dividía por la mitad el valle del Nilo sino todo el resto del mundo habitable, de modo que sería el punto medio del planeta. Geográficamente está en el cruce del meridiano 31° E de Greenwhich y el paralelo 30° Norte. Se advierte así que la pirámide es el pivote del mundo porque su meridiano divide el globo en dos hemisferios, oriental y occidental, con igual superficie de tierra habitada en ambos.

2°) Ubicación exacta de Norte a sur, Este y Oeste. Llamó la atención de los investigadores la exacta orientación de las aristas hacia los puntos cardinales, sin un milímetro de desviación. De estos surgieron otros datos no menos curiosos:

3°) Al medir la base se comprobó que cada lado media 91,21 pulgadas piramidales, que al multiplicarlos por 4 da el número: 365,24, es decir la duración exacta del año trópico, el tiempo que tarda la tierra en dar una vuelta completa alrededor del sol. Esa duración del año, 365 días y 6 horas, es precisamente la que obliga cada cuatro años (4×6 = 24) a sumar un día en el año bisiesto.

4°) Servía de espejo, pues estaba cubierta en piedra caliza bruñida como azogue, lo que facilitaba su uso con fines prácticos, científicos y religiosos. Servía de faro para los barcos que navegaban por el río Nilo y ala vez de cuadrante solar, ya que cuando el sol arrojaba al mediodía su luz sobre la cara Norte, marcaba el inicio del solsticio de verano. Además mientras el sol iba reflejando su luz sobre las dislinlir caras, servía de enorme reloj que marcaba las horas según las estaciones.

5°) A raíz de estas notables equivalencias numéricas se comprobó que la altura misma de la pirámide era un submúltiplo exucto de la distancia de la tierra al sol que según las modernas mediciones es:
-Perigeo = 149.500.000 Km., el solsticio de invierno (21/12). Si utilizamos la moderna notación científica que sirve para abreviar y expresar las grandes distancias, tenemos: 149,5 x 10 elevado a 6, se leer diez a la sexta, un uno con seis ceros.
-Apogeo = 150.000.000 Km., el solsticio de verano (21/6).

Desde los griegos hasta Kepler y Halley se difundieron valores aproximados de esta medida fundamental de la distancia de la tierra al sol, errados a veces en millones de kilómetros. Pero allí estaba la cifra buscada, monumentalizada en su valor al perigeo, cuando el sol pasa por el Trópico de Capricornio, precisamente los 149,5 metros de altura de la Gran Pirámide.

6°) El cuadrángulo de granito de la antecámara tiene una longitud tal que dividida dos veces por la altura de la pirámide dá 3,1416 = ¶ (Número Pi).

7°) La suma de las dos diagonales de la base dá 25.826 pulgadas que es el número del año solar o ciclo completo de la precesión de los equinoccios: 25.826 años.

8°) Desde que se construyó la pirámide falta la última parte del remate, tal vez porque apunta hacia el verdadero eje del Polo Celeste y no hacia la estrella Polar. Otro tanto pasó con la Catedral de Notre Dame, donde de exprofeso pareciera haberse dejado sin colocar el último vidrio del rosetón de la Virgen.

9°) Peso de la pirámide. Mediante un complejo mecanismo destinado a pesar la pirámide, llamado micro gravímetro, el director del equipo técnico francés, Jacúes Montlucon, llegó a la conclusión de que pesa 5.955.000 toneladas, y el peso de la tierra es causalmente 5,955 x 10 elevado a 18 [ton.], exactamente el peso de la pirámide multiplicado por un billón.

10°) De la galería de entrada, arranca un túnel descendente cuyo ángulo es de 26° 31′ 23″, lo que nos recuerda la inclinación del eje terrestre con respecto a la eclíptica.

Veamos:
Ángulo del túnel 26° 58’51”
Inclinación actual del eje 23° 27′ 00″
Diferencia 3° 31′ 51″
Según algunos investigadores, esta diferencia se debe al tiempo transcurrido desde la construcción de la pirámide, pues la inclinación del eje terrestre ha ido variando lentamente con el tiempo hasta cubrir ese ángulo de 3,5° en 4.500 años, desde el 2.500 a.C. en que se construyó el monumento.

Además los bloques están ensamblados de tal manera que no pasa siquiera una hoja de afeitar, al igual que en los templos peruanos de Sacsayhuamán y Machu Picchu.

No nos compete aquí tratar otros detalles que surgen de observaciones más profundas sobre la Gran Pirámide, ni detenernos en el análisis de los pasillos ascendentes o descendentes donde se ha creído ver claras indicaciones de sucesos históricos y que guardan a su vez cierto paralelismo con el Apocalipsis de San Juan.

Muchos autores han creído ver en las incripciones de la pirámide, sucesos, fechas de eventos, que luego ocurrieron con pasmosa verosimilitud, como la Revolución Francesa y las dos grandes guerras de este siglo. El pasillo descendente, por ejemplo, indica acontecimientos hasta fines de enero de 2045, lo que marcaría el epílogo de la edad contemporánea.

11°) Hay una constante que se repite en diferentes ángulos de la Gran Pirámide y es la cifra 286,12″. Por ejemplo, en el revestimiento de la parte exterior de la pirámide hay una saliente de 71,53 pulgadas piramidales, número que multiplicado por 4 da precisamente 286,12″. Lo curioso es que en métrica absoluta, la velocidad de la luz se expresa así: N°. 286,12, y es la constante del universo.

12°) Los arquitectos egipcios usaron el codo sagrado piramidal que es de: 635,66 mm. Esta medida multiplicada por 10 millones nos da la longitud del radio polar de la tierra.

Fuente Consultada:
Gran Enciclopedia Universal Espasa Calpe
Huellas del Cielo Norma Palma de Sindona

Principales Yacimientos Arqueológicos de Egipto Antiguo

Petra Ciudades de Piedra Monumentos de Piedra Jordania Ciudad de Piedra

La historia de Petra se remonta hasta el siglo III a.C, como capital de los nabateos que logró mantenerse, como tal, hasta el siglo I d.C. La ciudad formó parte del importante entramado de las rutas comerciales de las caravanas que transportaban incienso, metales preciosos, hierbas aromáticas y betún desde el Mar Mediterráneo, como ya dejara escrito el historiador griego Diodoro de Sicilia en el siglo I a.C.

A pesar de los intentos que se vienen realizando, a través de las excavaciones arqueológicas, para desenmascarar la historia de este pueblo, todavía resulta imposible establecer un hilo conductor uniforme.

En agosto de 1812, durante un viaje por Oriente, el suizo Johann Ludwig Burckhardt (1784-1817) (imagen) se enteró por boca de un peregrino de que muy cerca de donde se encontraba habla una ciudad excavada en la roca.

Con un pretexto cualquiera consiguió que los beduinos lo condujeran hasta allí, y así fue como descubrió la ciudad de Petra en un desfiladero de 1.200 metros de longitud y 100 metros de altura en algunos tramos. Hasta ese momento, los europeos creían que Petra era sólo una leyenda.

LA CIUDAD EN LA ROCA: Los hallazgos más antiguos señalan que el hombre habitaba la garganta del Siq (del árabe significa, garganta, desfiladero) ya en el Neolítico. Los orígenes de la ciudad de Petra, situada en la actual Jordania, se remontan a la tribu de los edomitas, enemigos acérrimos de Israel, que se asentaron en este lugar.

Los edomitas hicieron de Petra uno de mas principales centros comerciales de Oriente Próximo.

Sin embargo, gran parte di los edificios esculpidos en la roca fueron obra de los nabateos o, al menos, adquirieron su forma actual gracias a ellos, como el Tesoro del Faraón (Khazne al-Firaun), originalmente una tumba rupestre, el Teatro Romano, con un aforo de 5.000 localidades, el centro de la ciudad, con su avenida con columnata, y otras tumbas rupestres que sugieren que Petra fue primero una ciudad funeraria y que posteriormente fui ampliada.

Los nabateos cayeron bajo la dominación en el año 106 d.C.

La ciudad de Petra, ubicada en Jordania, a pesar de mantener oculto más del setenta y cinco por ciento de sus construcciones, ha conseguido despertar el entusiasmo de todo el mundo desde el año 1812, cuando Johann Ludwig Burckhardt la identificó como tal. Para llegar a la ciudad de Petra es necesario recorrer el siq, un estrecho desfiladero que serpentea entre paredes montañosas.

A la salida del pasadizo, lo primero que ve el visitante es la fachada, básicamente griega, del Jazna, una «aparición» tan incongruente en medio de las montañas del desierto que parece el decorado abandonado por un equipo cinematográfico.

Tras su descubrimiento en 1812, diversos exploradores revelaron al mundo los esplendores de Petra. En 1826, dos franceses —el conde León de Laborde y el ingeniero Maurice Linaut— trazaron dibujos de la ciudad, siguiendo una línea romántica pero de gran realismo.

La región y su capital, Bostra, fueron anexionadas al Imperio Romano y Petra perdió su protágonismo. Grandes partes de la ciudad de piedra fueron destruidas por sendos terremotos en los años 363 y 551, y sus habitantes la fueron abandonando.

Es casi seguro que la ciudad ya estaba prácticamente deshabitada cuando la región fue conquistada por los árabes en el año 663. Después de las Cruzadas medievales, Europa se olvidó de Petra, y con el tiempo la ciudad se fue convirtiendo en leyenda, hasta su redescubrimiento. Las excavaciones no se iniciaron basta la década de 1920, y más o menos por la misma época se abrió la ciudad al turismo.

¿Quiénes fueron los habitantes de Petra?
Los nabateos, una tribu de pastores nómadas extraordinariamente hábiles, convirtieron Petra en el centro de su imperio hace más de dos mil años. Procedían del noroeste de Arabia y a partir del siglo V aC, durante un periodo de 600 años, extendieron sus dominios hacia el norte, hasta llegar a Damasco. Antes de la invasión de los nabateos existió un emplazamiento edomita —Edom, que significa rojo, era el nombre bíblico de esta región—, pero fueron aquéllos quienes excavaron la ciudad en la roca. Además, desarrollaron un estilo arquitectónico propio, una cerámica delicada y característica y un magnífico sistema de irrigación, fundamental para la historia y la prosperidad de la ciudad.

Estratégicamente situada en un cruce de antiguas rutas comerciales, Petra acogía a numerosos mercaderes que trasportaban mercancías del Mediterráneo, Egipto, Damasco y Arabia. Los nabateos controlaban las rutas de caravanas y se hicieron ricos y prósperos contando con Petra como base casi inexpugnable. La roca tenía una importancia vital, y por ello no resulta sorprendente que su principal dios, Dusares, estuviera simbolizado en bloques de piedra y obeliscos, que pueden encontrarse en el siq y en toda la ciudad, que posteriormente adquiriría la denominación de Petra, «piedra».

En los siglos inmediatamente anteriores y posteriores al nacimiento de Cristo, los nabateos vivieron el periodo de máximo esplendor, contabilizando Petra una población de unas 20.000 personas. De vez en cuando, debían defenderse de ataques de sus vecinos, en especial los romanos del norte, que ya en el 63 aC habían intentado conquistar Petra. Estos lo consiguieron definitivamente en el 106 dC, fecha en que Petra, aparentemente sin litigio, pasó a formar parte de la provincia romana de Arabia.

La dinastía nabatea se había extinguido, y la población coexistió con los romanos durante más de un siglo. Durante este tiempo, Petra siguió prosperando, y los romanos construyeron el teatro y la columnata. Cuando Petra pasó a formar parte del Imperio cristiano bizantino en el siglo iv, la Tumba de la Urna fue convertida en iglesia, y la ciudad, en sede de un obispado. Pero con el establecimiento de la era musulmana en el siglo vn, comenzó a ignorarse el destino de Petra, con la excepción de una breve estancia de los cruzados, que construyeron un sencillo castillo en lo alto de una colina al oeste de la ciudad.

PETRA TURÍSTICA: Entre sus maravillas podemos encontrarnos con el siq o pasadizo que nos conduce a la ciudad escondida de los nabateos, pasadizo que popularizó el cine en películas como la de Indiana Jones y su afamada “Ultima cruzada”. Una vez dentro sorprende la colosal ciudad diseñada con manifestaciones helénicas, lo cual no es de sorprender si entendemos que el pueblo nabateo, aún siendo de origen árabe, se dejó influir de forma plena por el estilo arquitectónico y escultórico griego.

La fachada del Templo es buena muestra de lo dicho. Pero más aún, en el año 106 a.C. la ciudad fue conquistada por el imperio romano, pudiéndose visitar en Petra el espectacular Teatro Romano, con capacidad para más de 3000 espectadores, o varias calzadas romanas cuyas ruinas permanecen bastante bien conservadas. La visita a Petra conlleva la visita a su Tesoro, el Propileum y el Monasterio en los que encontraremos de nuevo marcadas influencias griegas. En el interior de la ciudad contemplaremos la bella decoración de las Tumbas, las puertas de entrada a las distintas estancias, y las columnas esculpidas en la piedra y en la zona de excavaciones visitaremos el Alto y Bajo Temenos, y El nicho de la Exedra.

¿LÓGICA O MISTERIO?

La ciudad de Petra fue construida en un largo desfiladero seguramente por motivos estratégicos. Sin embargo, para conquistar una ciudad situada en un lugar de esas características basta con hacerse con el control de los riscos circundantes, siempre que los edificios se hallen en la garganta. Pero los constructores de Petra fueron más listos y ubicaron las casas en el interior de las paredes.

De ese modo adquirieron una gran ventaja, porque el enemigo ya no podía atacar sin más los edificios y mucho menos evaluar la fuerza combativa y la resistencia de sus habitantes. También había algún edificio en el desfiladero, pero se trataba sobre todo de comercios que apenas ofrecían ninguna pista acerca del armamento y el número de habitantes. Para conquistar Petra era necesario desistir de la propia defensa y asaltar el desfiladero sin protección. Demasiado riesgo para muchos enemigos, como quedó demostrado en varias ocasiones.

El carácter legendario que tuvo Petra en Europa durante mucho tiempo contribuyó a popularizar ciertos mitos y sucesos acerca de este lugar que han perdurado hasta nuestros días, sobre todo durante el siglo XIX, cuando los no musulmanes tenían prohibido visitar la ciudad. Pero, en realidad, ni es una ciudad antediluviana ni tiene un origen enigmático.

Ingenieros hidráulicos

La existencia de la ciudad roja de Petra, ubicada en un área semidesértica y con un escaso régimen anual de lluvias (entre 50 y 250 milímetros anuales) fue posible porque tanto los primeros edomitas como los nabateos, después, descubrieron cómo almacenar el agua. Los constructores nabateos fueron también grandes maestros en el arte de la ingeniería hidráulica.

Desarrollaron un sofisticado sistema de acueductos alimentados por tres vertientes ubicadas lejos de la ciudad, dentro de una cuenca pluvial de 92 kilómetros cuadrados. Construyeron diques, embalses (muchos destinados a evitar inundaciones), grandes cisternas, tanques, aljibes y fuentes públicas. El agua circulaba por canales excavados en las rocas y revestidos con un revoque impermeable  o por tuberías de terracota (los nabateos fueron hábiles ceramistas).

No sólo la usaban para abastecer a la ciudad. También la desviaban para regar sus cultivos en terrazas hechas en las laderas de las montañas y para que beban sus rebaños de animales. Constituía un verdadero oasis para las caravanas que atravesaban el desierto. Aunque el consumo estaba estrictamente reglamentado, se ha estimado que llegaban a Petra unos 40 millones de litros de agua por día. Tal abundancia llamó la atención del geógrafo e historiador griego Estrabón (64 o 63 a. C.-21 a 25 d. C), quien en el siglo I. a C. escribió sobre su abundancia, tanto para uso doméstico como para el riego de jardines.

Mitos y leyendas:

En el siglo XIX se divulgo la noticia del redescubrimiento de la ciudad de Petra aunque solo podan visitarla musulmanes. Eso suscito la aparición de macabros rumores acerca de la permanencia en el interior de las casas de piedra de los restos de los últimos cruzados que estuvieron en la ciudad.

Además, algunos relatos hacían alusión al supuesto origen bíblico de Petra según el cual Moisés hizo manar agua de una piedra en ese Jugar para abastecer al pueblo judío Un rumor que corría en el siglo XIX afirmaba que el agua estaba envenenada y sólo lo sabían los musulmanes Otras historias acerca de las atrocidades perpetradas contra los cristianos en la aislada: ciudad de piedra por parte de criaturas en parte vivas y en parte muertas  y de los grandes tesares que debían de estar escondidos en pasadizos subterráneos laberínticos dieron pie a la fama de Petra como ciudad inquietante y a la vez fascinante.

Ver Una Presentación Con Excelentes Imágenes

Los Milagros de Jesus El Sermon de la Montaña Parabolas de Cristo

LOS MILAGROS

Jesús dio, a quienes tuvieron ojos para ver y oídos para oír, señales claras de su misión: las profecías y los milagros. Éstos fueron hechos sobrenaturales, superiores a cualquier explicación humana. Cierto día que andaba por la orilla del lago de Genezaret, le rodeó una muchedumbre de galileos, ávidos de oír su predicación. Dos barcas estaban amarradas cerca de la orilla. Jesús subió a una de ellas, que pertenecía a Simón, rogándole que la apartase un poco y desde allí comenzó a instruir a la muchedumbre.

Terminada su predicación, dijo a Simón: “Vete más lejos y echa tus redes para pescar.” “Maestro: hemos trabajado toda la noche y no hemos cogido nada; mas porque tú me lo dices, echaré la red.” La red fue lanzada, y recogió tal cantidad de peces que se rompía y pudieron llenar las dos barcas. En vista de tal milagro, Simón se postró delante de Jesús, diciéndole: “Alejaos de mí, Señor, que soy pecador.” “No temas -respondió Jesús-, en adelante serás pescador de hombres.” Después, dirigiéndose también a Andrés, hermano de Simón, y a los dos hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, repitió estas palabras: “Seguidme y os haré pescadores de hombres.” Apenas había vuelto el Salvador a Cafarnaum cuando la muchedumbre invadió la casa en que habitaba, hasta el punto de obstruir la puerta de entrada.

milagros de cristo

Jesús aprovechó la ocasión para enseñar al pueblo, que le amaba y admiraba. La palabra del Salvador arrastraba muchedumbres, ávidas de escuchar la nueva doctrina. Este movimiento popular inquietaba a los fariseos, hombres apegados a la letra de la ley, pero fríos y muertos interiormente. Allí estaban para hallar a Cristo en falta, en pecado de herejía, no para aprender la verdad. Entretanto, cuatro hombres llevaban en una camilla a un paralítico para presentarlo a Jesús. Al acercarse a la puerta de la casa y ver que les era imposible entrar por ella, subieron por la escalera exterior hasta la terraza, y por medio de sogas, bajaron la camilla con el enfermo hasta ponerlo junto al Señor.

Este acto de viva fe conmovió al Salvador, que dijo al paralítico: “Ten confianza, hijo mío, tus pecados te son perdonados.” Su enfermedad había sido, sin duda, un castigo divino, de ahí la expresión de Jesucristo. Los fariseos se escandalizaron y dijeron entre sí: “¡Este hombre blasfema! ¿Quién puede perdonar los pecados sino sólo Dios?” Y Jesús les preguntó: “¿Por qué pensáis así en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir al paralítico tus pecados te son perdonados, o decirle: levántate, toma tu camilla y anda? Pues para que veáis que el Hijo del Hombre tiene sobre la tierra el poder de perdonar los pecados, yo te lo mando – dijo al paralítico-, levántate, toma tu camilla y anda; vete a tu casa.” El enfermo se levantó, tomó su camilla sobre sus hombros y se fue a su casa glorificando a Dios, mientras que los testigos del prodigio decían: “Hoy hemos visto cosas maravillosas.” En otra ocasión, Jesús curó a un paralítico en sábado. Los judíos, y especialmente los fariseos, eran muy rígidos en la interpretación de la Ley relativa al descanso del sábado. En tal día, Jesús entró en una sinagoga. Había allí un mendigo con la mano derecha paralizada. Los fariseos preguntaron maliciosamente a Jesús si era lícito curar en sábado. El Señor, preguntó: “¿Está permitido en día de sábado hacer bien o hacer mal, salvar la vida o quitarla?” No se atrevieron a responderle, pues se habrían condenado ellos mismos.

Jesús, entonces, dijo: “¿Quién hay entre vosotros que teniendo una oveja que cae en un hoyo el sábado, no trate de salvarla?; pues ¿no vale un hombre más que una oveja? Es lícito, por tanto, hacer bien en día de sábado.” A continuación dijo al enfermo: “Extiende tu mano.” Él la extendió y le fue curada en el acto. El tetrarca Antipas había establecido un cuartel en Cafarnaum y en él estaba un centurión que había oído hablar de los milagros de Jesús, y como tuviese en peligro de muerte a un esclavo muy fiel, a quien quería mucho, envió al Salvador una comisión para pedirle viniese a curar al enfermo. Jesús le contestó: “Iré y le curaré”; y se dirigió a casa del centurión.

Mas cuando ya se acercaba, el oficial le envió a decir: “Señor, no soy digno de que entréis en mi casa, pero decid solamente una palabra y mi criado será curado. Pues yo, que soy hombre sometido a otros jefes, tengo bajo mando soldados y digo a éste: ve y va y al otro: ven, y viene; y a mi criado: haz esto, y lo hace.” Al oír este lenguaje lleno de fe y de humildad, Nuestro Señor dijo a los que le rodeaban: “En verdad que no he encontrado en Israel una fe tan grande.” Volviendo a Cafarnaum, una gran muchedumbre acudió a Jesús. Y he aquí que un jefe de la sinagoga, llamado Jairo, vino a arrojarse a sus pies, diciéndole: “Señor, mi hija se muere: ¡venid a poner vuestras manos sobre ella para que se cure y viva!” Jesús siguió a aquel padre afligido para consolarle y los apóstoles y la muchedumbre le seguían.

En esto vinieron a anunciar a Jairo que su hija había muerto. El Salvador le animó, diciéndole: “No temas; cree solamente y tu hija será salvada.” Cuando llegaron a casa de Jairo se encontraron que reinaba ya en ella el tumulto propio de las defunciones. Las plañideras pagadas hacían aparatosas manifestaciones de dolor y los tocadores de flauta hacían oír sus sones lúgubres. Jesús les dijo: “¿Por qué lloráis? La joven no está muerta; duerme.” Pero aquella gente protestaba, persuadida de que la muerte no podía ser más real. Jesús entró en la habitación donde descansaba el inanimado cuerpo de la joven y tomando la mano de la difunta, le dijo: “Niña, ¡levántate!” Ella se levantó y empezó a andar. Estaban en otra ocasión en una región solitaria, situada al nordeste del lago de Genezaret, rodeados por muchedumbres numerosas.

Llegada la tarde, los apóstoles dijeron a Jesús: “Este lugar está desierto, y ya se hace tarde. Despachad, pues, a esta gente para que marchen a las ciudades y aldeas y compren lo que necesiten para comer.” Jesús les contestó: “No es necesario que se marchen; dadles de comer vosotros mismos.” Felipe dijo entonces: “Doscientos denarios de pan no bastarían para dar un pedazo a cada persona.” Andrés vio a decir a Jesús: “Aquí hay un joven que tiene cinco panes de cebada y dos peces; pero, ¿qué es esto para tanta gente?” “Traédmelos aquí -respondió el Salvador-, y mandad sentar a toda la multitud por grupos.” Tomando después los panes y los peces, levantó los ojos al cielo, los bendijo con la oración de costumbre y los empezó a partir en pedazos, que se iban multiplicando entre sus manos mientras los daba a los apóstoles para distribuirlos entre la muchedumbre. Los convidados de Jesús eran 5.000, sin contar las mujeres y los niños. Después que cada uno se hubo hartado, llenaron los apóstoles doce cestos con lo que quedó de los panes y los peces. “Éste es verdaderamente el Profeta que debe venir al mundo”, decían entre sí los testigos de este gran milagro.

Y era tal su entusiasmo, que proponían tomar a Jesús y conducirle a Jerusalén, para proclamarle allí Rey-Mesías. Porque eran muchos los que veían en Jesús al hombre anunciado, capaz de sacudir el yugo de los romanos y convertirse en soberano de un Israel independiente. Los milagros de Jesús fueron numerosos, constantes y sorprendentes: la curación de los ciegos de nacimiento, del paralítico de la piscina, la resurrección de Lázaro, etc. Sin embargo, a pesar de su grandeza, no consiguieron abrir los ojos a los fariseos y escribas que por la dureza de sus corazones no pudieron compartir esta fe con el pueblo sencillo.

PASIÓN, MUERTE Y RESURRECCIÓN DE CRISTO

La trágica muerte de Jesús fue precedida por una jornada de triunfo y de gloria: su entrada en Jerusalén repleta de gente con motivo de Pascua. El pueblo le recibió con palmas y exclamaciones de alegría. “Hosanna -gritaban-, bienvenido el que viene en nombre del Señor.” Envidiosos de aquel homenaje los fariseos dijeron a Jesús: “Maestro; amonesta a tus discípulos.” Jesús les respondió: “Si ellos callasen, las piedras gritarían.” Pero, pensando en el trance final que le aguardaba a la ciudad prevaricadora, lloró por ella y dijo: “Jerusalén, Jerusalén: que matas a los profetas y apedreas a los que a ti son enviados.

Vendrán días en que te rodearán con trincheras tus enemigos, te cercarán y te estrecharán y no dejarán en ti piedra sobre piedra.” Los fariseos insistieron en proponerle una dificultad, esperando comprometerle: “Maestro, dinos lo que te parece: ¿Está permitido pagar el tributo al César?” Bajo esta pregunta, tan sencilla, se ocultaba un lazo, pues si Jesús respondía negativamente, le entregarían a Pilato como a rebelde, y si lo hacía en sentido afirmativo lo denunciarían al pueblo como amigo de los romanos, a quienes odiaban. Pero Jesús supo evitar la emboscada. “Enseñadme -les dijo- la moneda con la que se paga el tributo.” Después que le presentaron un denario romano, Jesús pregunto: “¿De quién es esta imagen y esta inscripción?” “Del César”, le contestaron. “Pues dad a Dios lo que es de Dios, y al César lo que es del César.”

Y luego condenó a los hipócritas con aquellas lapidarias palabras: “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, porque sois semejantes a los sepulcros blanqueados, que por fuera parecen hermosos a la vista, pero por dentro están llenos de podredumbre!” En la tarde del martes santo, Jesús dijo a sus discípulos: “Ya sabéis que la Pascua se celebrará dentro de dos días y que el Hijo del Hombre será entregado para ser crucificado. En este mismo día, los príncipes de los sacerdotes, los escribas o doctores de la Ley y los ancianos o jefes del pueblo, que formaban las tres clases representativas en el Sanedrín, se reunieron en casa de Caifás para deliberar sobre la manera de apoderarse de Jesús y darle muerte: “No conviene hacer esto durante las fiestas por miedo de que el pueblo se alborote.” Aquel mismo día fue Judas a hablar con los príncipes de los sacerdotes y les propuso: “¿Qué queréis darme y yo os lo entregaré?”

Los sacerdotes prometieron al traidor 30 siclos de plata, es decir, unas 85 pesetas. Desde este instante, Judas andaba al acecho, buscando ocasión favorable para entregarle. El jueves santo, por la mañana, los apóstoles Pedro y Juan preguntaron a Jesús: “¿Dónde quieres que dispongamos la cena pascual?” Jesús les indicó lo que debían hacer, y después de la puesta del sol fue a juntarse con ellos, en compañía de los otros diez apóstoles en una gran sala. Cuando cada uno ocupó su sitio, Jesús les dio una admirable prueba de humildad: se levantó, ciñóse con una toalla, echó agua en una vasija y se puso a lavar los pies de sus discípulos.

Al terminar la cena pascual, Jesús tomó en sus manos uno de los panes ázimos, delgados y anchos, que estaban sobre la mesa, lo bendijo, lo partió y lo distribuyó en trozos a los doce, diciendo: “Éste es mi Cuerpo que es entregado por vosotros.” Tomó a continuación el cáliz, lo llenó de vino, al cual había añadido un poco de agua, e hizo que todos bebieran de él, después de haberlo consagrado, diciendo: “Ésta es mi Sangre, la sangre del Nuevo Testamento, que será derramada por muchos para perdón de los pecados.”

Al terminar estas palabras, ya no era pan o vino lo que daba a sus apóstoles, sino realmente su cuerpo, su sangre, su alma y su divinidad, ocultos bajo las especies sacramentales. El misterio de la Eucaristía se habla hecho realidad. Luego los hechos se precipitaron. La traición de Judas, la promesa de Pedro de seguirle y confesarle siempre, promesa que no cumplió al negarle más tarde por tres veces, la oración en el huerto de los Olivos, la prisión del Maestro y su juicio, lleno de cobardías, ante Anás, Caifás y Pilato, que terminó con la condena a muerte en cruz. Judas, atormentado por los remordimientos, fue a devolver a los príncipes de los sacerdotes las treinta monedas de plata que había recibido: “He pecado -les dijo- entregando sangre inocente.”

Ellos contestaron: “¿Y a nosotros qué nos importa? ¡Allá te las arregles!” Judas salió de allí y fue a arrojar el dinero maldito en el templo, y para quitarse la vida se colgó de un árbol. La crucifixión era un género de suplicio calculado para aumentar las torturas y retardar la muerte. Antes del suplicio le ofrecieron a Jesús, según costumbre judía, una bebida compuesta de hiel y vinagre, que tenía por objeto adormecer los sentidos del paciente, disminuyendo así el sufrimiento. Jesús rehusó probarla, y mientras introducían los clavos en las carnes de sus manos, dirigió a Dios esta generosa petición: “padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.” Los verdugos se repartieron entre sí los vestidos de la víctima, y se fijó en la parte superior de la cruz una inscripción en tres lenguas (latín, griego y hebreo), en la que se leían estas palabras: “Jesús Nazareno, Rey de los judíos.” En la cima del Gólgota, donde tuvo lugar el suplicio, se produjo la conversión de Dimas, el buen ladrón, la presentación de María, Madre de dios como protectora de todos los hombres y, finalmente, la muerte del Redentor.

Cuando Jesús estaba pendiente de la cruz, la misma Naturaleza tomó parte del luto; el sol se oscureció y las tinieblas cubrieron a Jerusalén y a toda la comarca; tembló la tierra, se resquebrajaron las peñas, y el espeso velo que separaba las dos partes del templo se desgarró. Estos hechos impresionaron vívamente al centurión romano que presidía la crucifixión, el cual exclamó: “Verdaderamente, este hombre era el Hijo de Dios!” Jesús fue enterrado en un sepulcro de piedra. Al tercer día, la piedra que cerraba la entrada basculó, y Cristo resucitó. Durante un período de 40 días se apareció a diversas personas, a sus discípulos, a su madre, y al cabo de este tiempo, por su propio poder dejó esta morada terrestre en el acto de la Ascensión. La existencia terrenal del Salvador había terminado.

TREINTA AÑOS DESPUÉS

Al cumplirse el tiempo, Jesús empezó a manifestarse en una fiesta, las bodas de Caná. La ceremonia del matrimonio era sin duda la más solemne en la vida de Israel para la gente de la clase media y baja, y podía durar incluso varios días. La esposa salía de manos de las amigas y parientes pomposamente engalanada. El esposo iba a recogerla y la conducía a su casa donde se celebraba el banquete nupcial, en el transcurso del cual se libaban vinos guardados cuidadosamente desde mucho tiempo atrás para tal ocasión. El primer milagro (la conversión del agua en vino) obrado en las bodas de Caná, a instancias de su Madre, revela por una aparte el valor de María como intercesora, y de otra la santificación del matrimonio por la presencia de Jesús.

Después de la fiesta y el milagro, Jesús se encaminó a Cafarnaum, y desde entonces esta población le sirvió como morada habitual en Galilea, convirtiéndose en su patria adoptiva en sustitución de Nazareth. Ya se había separado de su familia y ahora se separaba también de su pueblo de origen trasladándose al lugar más adecuado para la misión que iniciaba. Si la primera manifestación de la vida pública de Jesús fue de suma amabilidad, poco tiempo después y por única vez en el Evangelio, Jesús dio muestras de irritación y enfado. Había partido de Cafarnaum camino de Jerusalén, y llegado a la capital se dirigió al Templo.

El atrio exterior apestaba por el olor del estiércol y resonaba el mugido de los bueyes, los balidos de las ovejas, el arrullar de palomas, y sobre todo, el vocerío de los mercaderes y cambistas instalados por doquier. Desde aquel atrio sólo se podía oír un débil eco de los cantos litúrgicos que se celebraban en el interior. El recinto sagrado más parecía una feria de ganado que la mansión del Dios de Israel. Reuniendo Jesús un haz de cuerdas en forma de látigo comenzó a golpear a bestias y hombres, derribó mesas de cambistas y expulsó a todos del sagrado templo: “¡Fuera de aquí! ¡No hagáis de la mansión de mi Padre, casa de tráfico!” (Juan, II, 16).

La violenta actitud del que era para todos desconocido, asombró y alarmó a los judíos, los cuales se le acercaron y le preguntaron: “¿Qué señal nos muestras de que haces esto legítimamente?” Respondió Jesús y les dijo: “Demoled este santuario, y en tres días lo volveré a levantar.” En cada frase del Hijo del Hombre revela un mundo de significados y en esta respuesta brevísima, Jesús prefiguró su muerte y resurrección. El “santuario” era su propio cuerpo.

Construccion de la Muralla China Caracteristicas La Dinastia Ming

En el macizo montañoso situado al norte de Pekín, la Gran Muralla ondula como serpiente de una cima a otra, kilómetro tras kilómetro. Es el tramo más espectacular del muro más largo hecho por el hombre, que comienza en la fortaleza de Jiayuguan, al pie de las montañas Qilian Shan, en la árida región occidental de China.

La muralla, que cruza desiertos, pastizales, valles y zonas boscosas, llega hasta el río Yalú en la frontera con Corea —unos 3 200 km a través del norte de China—. Pero si se incluyen los ramales de la muralla principal, su longitud total es de casi 6 500 km.

Cómo fue hecha la muralla: Hace unos 3 000 años, los numerosos estados beligerantes del norte de China construyeron murallas defensivas alrededor de sus territorios. En 221 a.C. Qin Shi Huangdi, príncipe de Chin, uno de esos estados, se anexó otros seis y se proclamó primer emperador de China. Destruyó todas las murallas salvo las del norte, que mandó unir para proteger su imperio de los hunos y de otras tribus nómadas de la región.

En los siglos siguientes otros gobernantes reconstruyeron la muralla y la extendieron, en particular los de las dinastías Han (206 a.C.-220 d.C.) y Ming (1368-1644).

El general Meng Tian, encargado de construir la muralla por mandato de Shi Huangdi, tenía 300 000 soldados empleados en la magna obra, cuyos superiores supervisaban el avance de los diferentes tramos.

Se necesitaron nueve años para terminar la tarea y casi un millón de trabajadores, muchos de ellos reclutados a la fuerza. También había convictos sentenciados a años de trabajos forzados en la muralla. Algunos de ellos eran gente instruida que había desobedecido un edicto imperial que prohibía leer libros “subversivos”, y otros eran servidores públicos acusados de corrupción y negligencia. Tenían que trabajar en un terreno agreste y soportar temperaturas extremas, de hasta 35°C en el verano y hasta —21 °C en el invierno; eran obligados a laborar hasta desfallecer, y a menudo se los dejaba sin comer.

Aunque Meng Tian construyó un camino para abastecer los campamentos, con frecuencia los víveres no llegaban a los más alejados; los que los transportaban se los comían o los vendían en el camino. Murieron millares, y fueron enterrados en los cimientos de la muralla. Muchos poemas y cantos tradicionales hablan de su desesperanzas y llaman a la muralla el cementerio más grande del mundo.

Aunque podían usarse carretas tiradas por bueyes en los tramos planos o con poca pendiente, las piedras para la construcción debían ser cargadas hasta la montaña por los hombres o llevadas en canastas pendientes de una pértiga (50 kg por persona). En los caminos estrechos, la carga era pasada de mano en mano, y las piedras grandes eran transportadas por cuadrillas de trabajadores, que las rodaban sobre troncos y las empujaban con palancas.

En las regiones donde no había piedra la construcción se hizo con capas de tierra apisonada, colocada entre tableros apoyados por postes de madera, y en los tramos del desierto de Gobi se usaron capas de 20 cm de arena y piedra alternadas con capas de 5 cm de hierbas y ramas de tamarisco atadas.

Dada la dificultad para transportar alimentos, Shi Huangdi dio órdenes de cultivar la tierra ociosa situada junto a la muralla, práctica que continuaron las siguientes dinastías. Los campesinos de la región eran a la vez agricultores y soldados, y a los guardias de las guarniciones también se les dieron pequeñas parcelas como remuneración.

Entre las obras emprendidas para regar los labrantíos figura el canal Han Qu, alimentado con agua del río Amarillo cerca de Yinchuan, en la región central de la muralla

La dinastía Ming: La mayor parte de la muralla conservada hasta la fecha fue construida durante la dinastía Ming entre los siglos XIV y XVII, como defensa contra los ejércitos dispersos de la dinastía mongola Yuan, que huyeron al norte después de ser derrocados. Buena parte de ella es de piedra y ladrillo, cuyo mejor tramo estaba situado entre el paso Juyonguan, al norte de Pekín, y el paso Shanhaiguan, cerca de la costa oriental.

La construcción de la muralla fue organizada desde una de 11 aldeas-fortaleza ubicadas entre Líaodong en el este y Zhangye en el oeste. La guarnición total ascendía a casi un millón de hombres más los trabajadores reclutados. Los guardias portaban gafetes de identidad, y las órdenes eran llevadas por mensajeros de un tramo a otro.

En algunas de las aldeas-fortaleza se hacían ladrillos y cal para la construcción, pero el trabajo de llevar los materiales hasta la obra aún debía hacerse a mano, aunque en ocasiones e utilizaban asnos. También se usaronlas de piedra de hasta una tonelada de eso, pero no se sabe cómo fueron transportadas; tal vez algunas fueron su-idas con cuerdas impulsadas sobre un je fijo por una manivela.

A lo largo de casi toda la muralla hay tablillas donde constan los nombres de los ingenieros y los jefes de construción de diversos tramos. Pero en el caso e los miles de hombres que murieron n la empresa, la muralla misma es su nico monumento.

Puertas de acceso: El  paso Shanhaiguan es la puerta de aceso a las llanuras centrales de China. La rre de la puerta de la Gran Muralla, de res pisos, mide más de 9 m de altura, la tablilla incrustada en el dintel dice Primer paso bajo los Cielos”. Este letrero es una copia del original, inscrito en 1472 por Xiao Xian, el estudiante más destacado en el examen imperial de ese año.

El paso jiayuguan, por su parte, da acceso al corredor de la provincia de Gansú en el noroeste. La fortaleza construida para resguardar el paso es de tierra apisonada y sus paredes miden 9 m de altura, 6.7 m de espesor en la base y casi 2 m en la parte superior.

La anchura de la muralla varía en diversos tramos. El de Badaling al norte de Pekín, por ejemplo, mide 6.7 m de espesor en la base y casi 6 m en la parte superior. En cambio, el tramo del paso Jiaoshanguan, en las montañas Yan Shan, apenas mide 40 cm de ancho.

En las partes más anchas de la muralla hay almenas de 1.8 m de altura, así como torreones situados a intervalos de casi 180 m. Algunas de las atalayas sólo son albergues, y otras tienen dormitorios y almacenes. A intervalos de 15 km había plataformas para almenaras desde donde se hacían señales (podía enviarse un mensaje a través del territorio en tan sólo 24 horas).

Las señales de las almenaras eran de humo durante el día y de fuego por la noche. De acuerdo con la tradición, las señales de humo se hacían con excremento de lobo, pues por ser tan denso permanecía mucho tiempo en el cielo.

El número de columnas de humo (o de hogueras encendidas en cada almenara) dependía del mensaje: una colurona significaba que la zona era atacada por un contingente pequeño (de menos de 500 hombres), y si se trataba de un ejército numeroso, de más de 10.000 soldados, se alzaban cuatro columnas.

Más de medio millón de hombres trabajaron durante 40 años en esta obra gigantesca. Entre los miles de trabajadores muertos en el trabajo, muchos recibieron sepultura entre las piedras de la Gran Muralla para, según creían, alejar los malos espíritus. Muchos fueron emparedados vivos. Han sido descubiertos esqueletos de niños cuyas posiciones indicaban que sufrieron terriblemente antes de morir asfixiados. Cierto es que a los chinos no les gusta evocar un periodo de su historia marcado por la barbarie y las creencias mágicas más negras y odiosas. Si el conjunto de la Gran Muralla puede considerarse en su totalidad como un inmenso tesoro arquitectónico, no es menos cierto que los tramos en donde fueron sacrificadas víctimas inocentes adquieren carácter maldito. Apartemos cualquier superstición en este particular y regresemos a los fenómenos ya tratados en esta obra en «la memoria de los muros» donde se cuenta que en los lugares impregnados de dolor los muros quedan impregnados de ondas malsanas que alimentan estas energías sutiles. Acumuladas, reconcentradas y difundidas posteriormente, estas ondas pueden someternos a su influencia; no necesariamente acaban diluyéndose y pueden concentrarse en un soporte que las conserva y asegura su radiación. Esto es lo que sucede en la Gran Muralla. Algunos tramos desprenden un permanente malestar que afecta a las personas más delicadas o sensibles.

 

La Muralla China Lucha contra los mongoles Historia La Defensa

LA MURALLA CHINA: HISTORIA DE SU CONSTRUCCIÓN Y EVOLUCIÓN

Los principios de la construcción de la Muralla China fueron defenderse de los ataques nómadas de los pueblos del norte. Aunque se construyo en varias etapas, la primera etapa fue construida por instrucciones de Qin Shi Huangdi, también Shi Huangdi, o Ts’in She Huang-Ti (259-210 a.C.), primer emperador de China y fundador de la dinastía Chin.  (Ver: Ejercito de Terracota)

Se habla de 400.000 personas laborando en la construcción durante el reinado de Qin Shi Huanti y sus descendientes, no obstante, la Gran Muralla siguió creciendo durante mas de 1500 años, con distintos materiales y características dependiendo de la región, Los gobernantes de la dinastía Han, siguieron conservando y alargando la muralla. Su construcción cesó definitivamente en el siglo XVII durante el predominio de la dinastía Ming.

Al parecer utilizando a esclavos y reclutas como mano de obra. Se llevo a cabo esta gran obra, en los primeros relatos de jesuitas que visitaron el lugar se habla de lo cruel y despiadado del trato a los esclavos, decían que si quedaba un hueco por donde pudiera  pasar un clavo, sus cabezas rodaban por el suelo frente a  todos los demás reclutas para que así estuvieran advertidos.

Tambien existen leyendas de las viudas que tenían que llorar la muerte de sus esposos que principalmente morían por el interminable esfuerzo y por los malos tratos de los vigilantes, por ejemplo la de la viuda  -Chiag Un esperaría diez años el regreso de su esposo, hasta que, en un arranque de valor, fue a buscarlo. Los soldados que montaban la guardia le contestaron, riendo, que su esposo había muerto, y que si quería verlo de nuevo tenia que demoler la muralla ella sola. Entonces se dirigió llorando hacia los dioses y lloro tanto y tanto que las lagrimas socavaron el pie de la muralla y esta se derrumbo, apareciendo entre las piedras el cuerpo de su esposo.

Se dice que la quinta parte de la población china contribuyó en diferentes épocas en la construcción de la Gran Muralla y que muchos de los cuerpos de los obreros que murieron, añaden documentos históricos, sirvieron para amortizar el peso de las piedras. La Gran Muralla, que atraviesa montañas y ríos, sigue siendo una de las grandes maravillas del mundo y muchas de las piedras que se emplearon en su construcción miden más de dos metros y sobrepasan la tonelada de peso.

Los historiadores hacen referencia a grabados en los que se describen a grupos de obreros llevando las piedras en los hombros y a carretas de burros arrastrando pesadas cargas. Según los expertos, con el número de piedras y lozas empleadas en la construcción de la Gran Muralla se podría haber erigido una muralla de cinco metros de alta y un metro de ancho alrededor de la Tierra.

La parte más famosa de la Gran Muralla, que se encuentra cerca de Beijing, en la localidad conocida como Badaling, fue construida durante la dinastía Ming (1368 a 1644 D.C) y es considerado patrimonio de la Humanidad.

El muro tenia una altura de siete u ocho metros, llegando a diez en algunos puntos con una anchura de siete metros  en la base y seis en la cresta, los pisos eran a base de una mezcla de piedra y un mortero compactados con rodillos hechos con troncos de árbol en cuatro o seis capas, se ponían torres a unas distancias regulares según la inclinación del terreno, estas tenían unas terrazas para hacerse señales ópticas de una a otra, los pisos se pavimentaron y tenían muy buena circulación, también evitaron las escaleras  y pusieron rampas, lo que nos dice que se utilizaba como vía de comunicación

Fue utilizada para trasladar personas y armamentos a gran velocidad de un lado a otro, también se transportaron caravanas que iban desde las enormes ciudades chinas hasta el golfo pérsico  y desde quí a los puertos del mediterráneo oriental, de esta manera tenían acceso a los mercados europeos.

El nuevo régimen chino muy atento a los símbolos del pasado considerados como símbolos de la creatividad y del sufrimiento popular, pero absorbido por problemas más importantes, no ha sido considerado entre sus objetivos más importantes la reconstrucción de la muralla.Los trabajos parciales efectuados hasta ahora se han concentrado en tres puntos principalmente: los pasos de shan-hai Kuan y de Chia-Yu Kuan y el fuerte de Ba-Da Ling.

Dicen los chinos que su gran muralla es la única construcción terrestre visible desde la luna. Es mucho afirmar, porque los astronautas que han ido a la luna no lo han confirmado.

Por sus dimensiones la gran muralla  nos dice que es una construcción para defensa por excelencia aunque como barrera dejo que desear ya que cumplió su función solo con bandoleros que venían desde lejos, pero cuando se trataba de ejércitos bien organizados esta fue rápidamente superada.

En un articulo de internet dice que expertos chinos han descubierto recientemente que la Gran Muralla es 300 años más antigua de lo que se pensaba, y que su primera construcción se remonta a más de 2500 años, informaron los investigadores.

Hasta ahora, los expertos declaraban que la Gran Muralla había sido construida durante el reinado del Emperador Qin Shihuang (221 a 207 AC), uno de los más famosos monarcas chinos, pero acaban de encontrar restos de la Gran Muralla en la provincia de Shandong (noreste), donde gobernó la dinastía Qi (770-476 A.C). La parte de la Gran Muralla construida bajo el reino de Qi empieza en un pequeño pueblo del Condado de Changqing, en la provincia de Shandong, y sigue hasta el mar, donde termina cerca de la ciudad de Qingdao, recorriendo un total de 620 kilómetros.

Según los estudios, este tramo de la muralla tenía 12 desfiladeros, nueve puertas, 50 torres y 12 faros, y se tardó 170 años en su construcción, para fortificar el sur del reino de Qi. La fuente agregó que el Estado de Qi era uno de los más poderosos de su época y que mandó construir la primera parte de la Gran Muralla para protegerse de otros siete reinos con los que combatía por la hegemonía de la nación, y que eran Chu, Yan, Han, Zhao, Wei y Qin.

Tambien en otro articulo, decía que existe otro tramo que pertenece a la muralla y que no se había descubierto. El tramo adicional se encuentra en la zona desértica de Lop Nur, en la región autónoma noroccidental china de Xinjiang, hasta ahora conocida por ser el lugar elegido por el Gobierno de Pekín para realizar pruebas nucleares.

El presidente de la Sociedad China de Patrimonio Cultural y máxima autoridad en lo que a la Gran Muralla se refiere, Luo Zhewen, asegura que el tramo pertenece “sin duda alguna” al muro defensivo que atraviesa China de este a oeste, ya que consiste en la muralla de la ciudad y las torres de vigilancia, formando un completo sistema defensivo.

Dicha muralla es idéntica a las secciones del paso Jiayu y del paso Yumen en términos de estilo y funciones arquitectónicas, aunque el tramo recién encontrado fue construido con grava amarilla y ramas de jara. (En Este Sitio Ampliar Este Tema)

ALGO MAS SOBRE EL TEMA

Las murallas chinas de la dinastía Qin se construyeron levantando vallas paralelas hechas con postes y tablas y llenando de tierra es espacio entre ellas. Se echaba una capa de tierra de 8 a 10 centímetros y se apisonaba con mazos antes de añadir la siguiente capa. Durante el período Ming se utilizaron métodos similares, pero aumentando el grosor de las sucesivas capas de tierra a unos 20 centímetros. Está técnica se utilizaba mucho en China para construir los muros de las casas.

Las secciones de piedra se construyeron allanando primero el terreno y colocando una serie de losas de piedra a manera de cimientos. A continuación, se levantaban las paredes exteriores de la muralla, llenando el hueco entre ellas con piedras pequeñas, escombros, cal y tierra. Cuando la muralla alcanzaba la altura suficiente, se añadía una cubierta de ladrillo, inclinada en las pendientes suaves o escalonada en las laderas de más de 45 grados.

Una de las características más notables de la Gran Muralla es la manera en que aprovecha las posibilidades defensivas del terreno, curvándose para seguir los accidentes naturales y dominando las alturas. En los puntos clave se construyeron fortalezas y atalayas para vigilar el territorio. Estos eran los lugares por donde más probable era el ataque enemigo: pasos de montaña, cruces de carreteras o meandros de un río en territorio llano. Según una enciclopedia del período Tang, «las torres deben construirse en lugares cruciales de las altas montañas o en las curvas en terreno llano».

Aunque la muralla tenía una función defensiva y utilitaria, muchos de sus detalles están diseñados con verdadero estilo. Las torres, las puertas y las fortalezas son con frecuencia muy hermosas y presentan una gran variedad de estilos arquitectónicos. A lo largo de la muralla había, además, templos y santuarios, casas de té y torres de reloj.

La muralla tiene una altura de 6 a 9 metros, con una anchura de 7,5 m. en la base y mas estrecha, unos 6 metros en lo alto. No forma una única línea, ya que incorpora una serie de levantadas por sucesivos gobernantes. He aquí la forma aproximada de la muralla.