Frases Argentinas

Elefante Blanco: Origen y Significado de la Expresión

ORIGEN Y SIGNIFICADO DE LA EXPRESIÓN “ELEFANTE BLANCO”

Los elefantes albinos o blancos, como también se los conoce, se caracterizan por presentar piel y ojos de color gris claro, a diferencia de los elefantes normales, de pigmentación gris oscura, y en algunos casos un ligero tinte marrón.
Su presencia se halla circunscripta casi con exclusividad al área geográfica correspondiente a los territorios de Burma y Tailandia, en Asia Meridional.

elefante blanco

La extrañaa pariencia y escaso número de estos mamíferos vegetarianos dieron origen, hace ya varios siglos, y en el Reino de Siam (hoy Tailandia, con capital Banckok) a una antigua tradición que consideraba a los elefantes albinos propiedad del emperador, quien aún hoy ostenta el título de “Señor de los Elefantes blancos”. Sólo él podía montarlos y hacerlos trabajar y, debido a esta prerrogativa, solía regalarlos como castigo a cortesanos que habían perdido su favor.

El extremo cuidado y el costoso mantenimiento de estas bestias, consideradas sagradas y de las que, en consecuencia, no se podía extraer ningún provecho, terminaban por arruinar a quien las había recibido.

Este es el origen de la expresión inglesa “White Elephant”, en castellano “elefante blanco”, utilizada para identificar posesiones inútiles, caras y de las cuales nos es difícil desprendernos.

Fuente Consultada: Magazine Enciclopedia Popular Año 3 N°30

Biografia de José Hernández Autor Martín Fierro Poeta

portada del Martin Fierro de aquella epoca

«Y de un tajo a la guitarra
tuitas las cuerdas corté…»
(Grabado de una de las primeras ediciones.)

¿Que significa el Martín Fierro?. El autor se identifica con el gaucho, y es el gaucho guien vive y guien habla en la obra. Apología de una casta de hombres gue desaparece, «Hernández siente el gaucho dentro de su propio ser»; siente la nostalgia del bien perdido al cantar esa ruda, guejumbrosa, áspera y valiente epopeya del hombre de la sabana, de la Pampa argentina. Por ello tiene Martín Firro ese acento de cántico anónimo, viejo y colectivo, gue ninguna otra obra moderna erudita y personal ha podido ni podrá igualar.

BIOGRAFÍA: El autor del «Martín Fierro»
José Hernández nació el 10 de noviembre del año 1834, en una chacra de San Martín, cerca del propio Buenos Aires. Su madre llevaba el apellido de Pueyrredón, de ilustres emigrados. Su padre era un hacendado rico y tratante en ganados.

El padre del escritor se llamaba Rafael Hernández y pertenecía a una familia de claras ideas federales, con un abuelo intransigente que estimaba en mucho su autoridad de cabildo a la española. La madre era hija de una familia de unitarios por los cuatro costados. Se llamaba Isabel y era hija de José Cipriano Pueyrredón y Dogán, quien, con sus hermanos, descontando a uno que era canónigo, lucharon en esa chacra de Perdriel en que nuestro autor vino al mundo, como verdaderos criollos y en la «hazañosa reconquista de Buenos Aires».

Casa Nacimiento de José Hernandez

Casa de la Familia Pueyrredón Donde Nació José Hernandez

Nacido José Hernández, se le bautizó ocho meses y medio después, el 27 de julio de 1835. En la pila se le impusieron los nombres de José y Rafael, y parece ser que las aguas bautismales ablandaron la intransigencia y tirantez familiar.

El niño bautizado y en manos de mamá Totó, porque la verdadera madre acompaña al marido hacia el sur de la provincia, donde la difícil administración de las estanciasdel mismo Rosas requiere su presencia. Ese ir y y venir de Isabel y Rafael Hernández se prolongará durante cinco años, durante los cuales nuestro autor crecerá alejado de sus progenitores y fue la misma mamá Totó la que le enseñó las primeras letras, antes de entrar en la escuela.

José Hernandez

Un tanto delicado de salud, el pequeño José Hernández no pudo educarse en la ciudad, ni asistir a universidad alguna, sino que pasó toda su infancia y juventud primera en el campo, haciendo la vida propia del estanciero, compartiendo con los gauchos libres y auténticos costumbres y dolores, y adquiriendo conocimientos vivos que más tarde habrían de servirle para desarrollar sus cualidades naturales y alcanzar elevados puestos. En esta época feliz y fecunda de su existencia, recorrió las tolderías, los fortines, la frontera, y se compenetró con la tierra y su gente de modo absoluto.

Siempre muy unido a su hermano Rafael. Huérfanos de madre desde 1843, los dos hermanos se unieron más aún para luchar así contra la soledad. Nueve años más tarde, de nuevo una pérdida irreparable: un rayo arrebató en 1852 la vida del padre de José Hernández… Solos, los dos hermanos se alistaron mas tarde en el ejército.

Entretanto, nacía el partido federal reformista y éste proyectaba la conciliación con Urquiza. El periódico La Reforma Pacifica, dirigido por don Nicolás Antonio Calvo, llevó a cabo la propaganda del nuevo partido: José Hernández abandonó el ejército para seguir luchando en un punto no menos comprometido, la prensa.

Afiliado al partido federal reformista, Hernández hace sus primeros ensayos en el periódico que defiende sus ideales. tomando parte activa en la agitada y varia política del país, y hubo de emigrar a Entremos en 1858; desde allí combatió a Mitre y a Sarmiente; dirigió un periódico titulado El Argentino; fue taquígrafo del Senado Nacional en Paraná y ministro de Hacienda con el gobernador Evaristo López de Corrientes; emigró al Brasil; dirigió La Patria, de Montevideo, y fundó en Buenos Aires el Río de la Plata.

En Paraná pudo ejercer el periodismo en El Nacional Argentino y se sabe que solía pasearse por el mercado, «donde se pasaba escuchando los chistes y dichos gauchescos de los carniceros, que entonces eran todos criollos». Por primera vez, su voz potente y su modo de hablar, así como su envidiable presencia física —alto y de recia humanidad— le harán merecedor del sobrenombre de “Matraca”, hasta que sus amigos le cambiaron por “Martín Fierro”

Intervino también en las constantes luchas civiles de la nación argentina. El 28 de octubre de 1859 tuvo lugar la batalla de Cepeda: José Hernández había aceptado ser ayudante de Urquiza en el regimiento primero de línea, batallón Palma. Con la victoria de Cepeda nuestro hombre regresó a Paraná y volvió a sus ocupaciones como tenedor de libros. Como ya había’recibido otro cargo, el de taquígrafo (aprendió el oficio también como autodidacta) de las sesiones del Senado Nacional, se entregó a él con verdadero interés, porque aquello era una nueva escuela. Y así, desde su puesto de taquígrafo, presenciará el nuevo cambio de rumbo en la política nacional.

Hernández, que seguía en Paraná, se enamoró por este tiempo de Carolina Gómez del Solar, a la que acaso conociera en Buenos Aires. En Paraná, la muchacha y sus padres eran vecinos de nuestro escritor, que vivía entonces en la calle Industria con Manuel Martínez Fontez. Carolina tenía una hermana, Teresa. Así el matrimonio fue doble: José Hernández casó con Carolina y Manuel Martínez Fontez con Teresa. La pareja José Hernández y. Carolina tendría nueve hijos; dos de ellos morirían jóvenes.

Hombre poco hogareño, nuestro escritor fue, sin embargo, siempre amado y admirado por su esposa, que pasaba largas temporadas de espera sola con los niños.

Creó en 1880 la Cruz Roja y fue miembro de la Legislatura de Buenos Aires, colaborando así de modo directo en la importante obra de la organización nacional y en la fundación de la ciudad de La Plata.

Vida tan agitada no restó a José Hernández tiempo ni vagar para el cultivo de las letras, a las que era en extremo aficionado. Escribió numerosas poesías de valor mediocre, una Vida del Chacho, y otro libro de Instrucción al Estanciero, en que muestra, clara y profundamente, esa compenetración con la tierra y los hombres de la estancia a que antes hemos aludido.

La muerte del Chacho muestra una singular belleza y la capacidad del autor para la pintura de escenas dramáticas. José siente en su propia carne el cruel fin del Chacho y los acentos épicos se impregnan de un lirismo espontáneo.

En la capital, con ayuda de distintas personalidades, fundó el periódico El Río de la Plata, que pronto compitió con los principales diarios de la ciudad. Desde él, Hernández invitaba al gobierno a terminar con «la guerra del Paraguay, a eliminar la ley inconstitucional que obligaba a prestar el servicio de fronteras», calificándola de «persecución inicua y exterminio paulatino de los gauchos». Estos comentarios y los que se referían al problema de la inmigración informaron a la opinión pública del estado injusto en que se hallaban las clases sociales marginadas del país.

En abril de 1871 José Hernández estaba en Santa Ana do Libramento, pueblo tranquilo donde, según algunos, empezó a escribir el Martin Fierro. Se dice que lo interrumpió para mantener a su familia con el trabajo. Otros opinan que empezó a escribirlo en un hotel de Buenos Aires.

El 28 de noviembre del mismo año el periódico La República anunciaba la aparición del Martín Fierro. La publicación del poema resultó un éxito sin precedentes, pese al desprecio con que lo acogían las esferas intelectuales.

Como el gobierno sigue considerando a nuestro poeta como peligroso jordanista, se dicta una orden de reclusión contra él. Hernández huye a Montevideo porque han puesto precio a su cabeza, así como a la de López Jordán. Pero a finales de 1874, pudo regresar a su patria y dedicarse a negocios del campo ayudado por su hermano, que ejercía de agrimensor. Protegido por Rafael, compró una librería en la calle Tacuarí, y allí instaló la oficina de sus negocios.

Martín Fierro fue, sin embargo, la única de sus producciones que alcanzó trascendencia literaria. Pero… ¡qué trascendencia! Las imperfectas estrofas corrieron pronto de boca en boca «hasta los más lejanos confines de la patria», tomando esa popularidad única y envidiable que convierte la obra de uno en la obra de todos. En 1872 aparece la segunda parte del poema que vio la luz en 1879.

Y hasta tal punto se consideró a Hernández identificado con su Maríín Fierro, que «Martín Fierro» le llamaban sus innúmeros amigos.

Por cumplir una comisión confidencial, encomendada por Dardo Rocha, contrajo José Hernández una enfermedad que fue agotando su salud.  José Hernández — «Martín Fierro» — murió en Buenos Aires el 21 de octubre de 1894.

Llevábanse vendidos más de setenta mil ejemplares de su obra. Después se agotaron rápidamente edición tras edición, muchísimas de ellas clandestinas.

EL HOMBRE Y EL MEDIO: Rafael Hernández —hermano del poeta, nacido en 1841, después que él— informó, en lo que ha pasado a ser, cronológicamente, la primera biografía del gran escritor argentino, lo siguiente: “Allá en Camarones y en Laguna de los Padres, se hizo gaucho; aprendió a jinetear, tomó parte en varios entreveros y presenció los grandes trabajos que su padre ejecutaba y de los que hoy no se tiene idea. Esta es la base de los profundos conocimientos de la vida gaucha y del amor al paisano que desplegó en todos sus actos”.

portada primer martin fierro

Portada Primer Libro del Gaucho Martín Fierro

Ampliación Sobre Su Biografía y Obra:

El país se debatía, más que nunca, en la aguda lucha que separaba a los “unitarios” —que bregaban por un gobierno centralizado en la ciudad portuaria de Buenos Aires— de los “federales”, que defendían las autonomías provincianas. José Hernández estuvo entre estos últimos, aunque sin caer en la dura instransigencia demostrada, más de una vez, por algunos partidarios de ambos bandos.

“Criollo de estirpe—dijo Roberto F. Giusti, en su estudio sobre el renombrado escritor—, grande, fornido, de talla atlética, de voz potente, el rostro cerrado por una ancha barba oscura. . . conocía, como sus palmas, la pampa y sus moradores, el gaucho y el indio, cuyas costumbres había observado y estudiado con mirada certera. Tenía una gran experiencia de la vida, mucho corazón, sensibilidad poética y algo más valioso que todo eso: genio, es decir, facultad creadora”.

Leopoldo Lugones, que no fue tan magnánimo en sus juicios sobre el poeta, pidió, sin embargo, en su obra “El payador” (1916), que se diese a “Martín Fierro” el título de “libro nacional de los argentinos”. Esta apreciación culminó, en cierto modo, la serie de elogios que la obra había despertado desde su aparición. Hasta Bartolomé Mitre, adversario político de Hernández, le manifestó, en 1879, por carta: “Su libro es un verdadero poema, espontáneo, cortado en la masa de la vida real”.

No se ha logrado determinar el sitio exacto ni el momento en que comenzó la redacción del poema: unos afirman que fue en la ciudad uruguaya de Paysandú y otros, en Santa Ana do Livramento, Brasil, donde Hernández tuvo que refugiarse, transitoriamente, en 1870, por causa de sus ideas políticas, afines con las del caudillo entrerriano Ricardo López Jordán. Su esposa, Carolina González del Solar —con quien se había casado el 8 de junio de 1864— quedó sola, junto a los cuatro hijos pequeños, durante varios meses.

El éxito obtenido por la obra fue muy grande. La primera edición se agotó en dos meses y hubo que hacer ocho más, durante el término de dos años. Hernández señalaría luego, en una advertencia editorial, que había “sesenta y cuatro mil ejemplares desparramados por todos los ámbitos de la campaña”, donde hasta los pulperos solían pedir ejemplares del folleto en cantidades apreciables, que vendían con la mercadería que les enviaban desde Buenos Aires.

Antes de “Martín Fierro”, Hernández publieó una vigorosa apología del caudillo Ángel Vicente Peñaloza, “El Chacho”, que a los setenta años de edad Ríe asesinado mientras descansaba en casa de un amigo.

En 1873 tuvo que refugiarse de nuevo en el Uruguay, cuando el gobierno argentino puso precio a, la cabeza de López Jordán (cien mil pesos fuertes) y a la de sus colaboradores. Desde adolescente, Hernández peleó por la que él entendía que era la causa del pueblo e intervino en varios combates (Rincón de San Gregorio, Cepeda, Pavón, Cañada de Gómez, Ñaembé).

Más tarde, creyó ver una salida institucional en la política conciliadora de Avellaneda y militó, junto a Aristóbulo del Valle, en el partido Autonomista, que luego abandonaría para formar, con Leandro Alem, el partido Republicano. En 1877 fue electo diputado, igual que en 1879, año en que apareció —ilustrada por Carlos Clérice— “La vuelta de Martín Fierro”, o sea la segunda parte del poema.

En él retomó la acción del relato, para hacer que el protagonista —un gaucho bueno al que transformaron en “matrero” las arbitrariedades de la ley—, tras buscar refugio, lejos de la civilización, entre los indios, volviera a su medio y reencontrara a sus hijos, uno de los cuales tuvo por preceptor a un personaje insólito: el “viejo Vizcacha”. En esta continuación del relato, asoma la actitud conciliadora de Hernández, que caracterizó los últimos años de su vida.

A principios de 1879, adquirió, en el centro de Buenos Aires, una librería a la que llamó “del Plata” y allí, lo mismo que en la amplia casa quinta del barrio de Belgrano —que denominó “San José”, como Urquiza a su palacio—, escribió la segunda parte del poema. En 1880, volvieron a elegirlo diputado. En 1881 ocupó una banca en el Senado y, ese mismo año, editó por su cuenta “Instrucción del estanciero”. En 1884 fue designado miembro del Banco Hipotecario y, en 1885, volvió al Senado de la provincia de Buenos Aires. Un año después, el 21 de octubre de 1886, falleció en su casa de Belgrano.

Fuente Consultada:
Ciencia Joven Tomo V Edit. Cuántica Diccionario Enciclopédico Entrada: Hernandez José

Las Aves Mas Populares de Argentina Pájaros Argentinos

aves populares de  argentinas el gorrion

GORRIÓN Passer domesticus HOUSE SPARROW
Características Macho. Frente, corona y rabadilla, grises, Franja nucal castaña. Dorsalmente estriado de negro y castaño. Garganta y pecho, negros. Resto de lo ventral blanquecino. Alas y cola pardos. Cubiertas menores castañas. Medianas negruzcas con punta blanca. Hembra, Dorsalmente parda estriada de negro en el manto. Ventralmente grisácea. Nilificación El nido es globular, de pajas. Internamente plumas. Lo ubica en los árboles, huecos, nidos abandonados, recipientes, construcciones. La postura es de 4 ó 5 huevos, ovoidales, blanco grisáceos o gris celeste, con pintas pardas y grises, distribuidas por toda la superficie. Habitat Frecuenta áreas rurales, poblaciones. Distribución geográfica Todo el país y las Malvinas. 

 

CHINGÓLO Zonotríchia capensis RUFOUS-COLLARED SPARROW
Características Corona y cara, grises. Lados de  la corona negro. Collar nucal castaño. Dorsalmente pardo estriado de pardo oscuro. Lados del pecho negro, Ventralmente blanquecino. A las pardas. Cubiertas con manchas blanquecinas. Cola parda. Costumbres Solitario, en parejas o en pequeños grupos. Terrícola, se posa en arbustos. Bandadas mas numerosas en invierno.  Nidificación El nido tiene forma de tacita. Es construido con pajitas o cerdas. Internamente pelos, raicillas, cerdas, plumitas. Lo ubica en el suelo, en cercos, enredaderas, plantas o nidos abandonados.  La postura es de 3 0 4  huevos ovoidales, verdosos color castañas y grises, distribuidas por toda  la superficie. Hábitat Frecuenta praderas saca estepas, montes, orillas , parques, serranías. Distribución geográfica Habita todo el país.


HORNERO Furnaríus rufus RUFOUS HORNERO
Características Dorsalmente pardo con tono castaño. Garganta blanca, Ventralmente gris ocráceo. Alas pardas con una banda canela, Cola castaña. Costumbres Se posa en las ramas de los árboles, en postes o en el suelo, Cantan a dúo los integrantes de la pareja. Nidificación El nido es redondeado, construido con barro y pajitas. La entrada es ovalada, corto túnel y cámara, A veces en esta coloca algunas pajitas o cerdas. Lo ubica en postes, edificios, molinos, tranqueras, ramas, también en el suelo o en recipientes. La postura es de 4 huevos, ovoidales, blancos. Hábitat Frecuenta sabanas, pradera, montes, parques, jardines, poblaciones. Distribución geográfica Desde el norte del país hasta Chubut.


PALOMA DOMÉSTICA Columba livia ROCK DOVE
Características Coloración general gris azulada, con reflejos verde violáceos en el cuello y en el pecho. Dos bandas negras en el ala, Existe una gran variación en los colores. Costumbres Andan en grupos o en bandadas. Muy conocida y abundante en todo el país. Nidificación Construye el nido en construcciones, casilleros, huecos en paredes o en árboles, recipientes, sobre techos o en plataformas diversas. Emplea palitos, tallos, pajas. La postura es de 2 huevos, elípticos, blancos. Hábitat Frecuenta praderas, parque; plazas, edificios, acantilados. Distribución geográfica Habita todo el país.


tero aves populares de argentina

TERO COMÚN Vanellus chilensis SOUTHERN LAPWING
Características Frente, garganta y cuello anterior, agros, separados del resto del cuerpo por un margen blanco. Pechon negro. Resto de la cabeza, cuello posterior y dorsalmente, grises, Copete negro, resto de las partes ventrales, blanco, Alas negras. Cubiertas alares verdes y blancas, Cola blanca con ancha banda subterminal negra. Costumbres Andan en pareja o formando grupos. Emite un grito agudo, fuerte. Es muy cuidadoso de su nidos y de sus pichones, Cuando algún intruso je aproxima a ellos, realiza ceremonias de distracción, que consisten en agacharse en distintos lugares lejos leí nido o de los pichones o bien amulan estar heridos, A veces no conforme con esto realizan vuelos rasantes sobre los extraños. Nidificación El nido es una ligera depresión en e! suelo, tapizada con pastos o tallos de yuyos. La postura es de 4 huevos cónicos, pardos o pardo verdosos con pintas y manchas pardo oscuro y grises, distribuidas por toda la superficie. Hábitat Frecuenta áreas rurales, parques, praderas, bañados, charcas. Distribución geográfica Habita todo el país.


CARANCHO Caracara plancus SOUTHERN CRESTED-CARACARA
Características Corona negra ligeramente crestada. Parte dorsal y pecho, pardo oscuro barrado de blanquecino. Garganta blanca. Abdomen pardo oscuro. Alas pardas. Primarias negras con mancha blanco-grisáceas, Cola blanquecina barrada de oscuro, con ancha franja terminal pardo negruzca. El juvenil tiene el pecho estriado. Costumbres Bastante terrícola. Camina semie-recto y carretea por el suelo antes de levantar vuelo. Andan en pareja o en grupos. La alimentación es omnívora (carroña, aves, animales indefensos o heridos, desperdicios). Nidificación El nido es una estructura grande con forma de olla profunda. Emplea en la construcción palitos, tallos y yuyos. Internamente coloca pelos, cerdas, lanas, pastos, hilos, telas, plásticos, excrementos de animales, huesos. Lo ubica en arbustos o en árboles. La postura es de 3 huevos, raro ovoidales, marrón rojizos. Hábitat Praderas, estepas, áreas rurales bañados, serranías. Distribución geográfica Habita todo el país hasta Tierra del  Fuego y las Malvinas.


ÁGUILA MORA Geranoaetus melanoleucus BLACK-CHESTED BUZZARD-EAGLE.
Características. Cabeza y dorsalmente gris plomizo. Ventralmente blanco crema con un escudo gris en el pecho. Alas negras con las plumas de cubierta grises barradas de oscuro. Cola pardo oscura con fina banda terminal blanca. El juvenil es jaspeado de pardo en la cabeza y ventralmente. Costumbres. Planea bien, a veces en círculo. Alas anchas y cola corta que en vuelo le dan forma triangular. Se la suele ver posada en los postes de la luz, en las orillas de los caminos. Se alimenta de mamíferos, reptiles y aves. Nidificación. Construye el nido en los árboles o en repisas rocosas. Es una gran plataforma de palos. Intérname pajas, hojas y plumas. La postura es de 2 ó 3 huevos elípticos, blancos con tono celes sin manchas o con pintas y manchas ocres, distribuidas en forma irre: en toda la superficie. Habitat. Frecuenta praderas arboladas, serranías, orillas de montes. Distribución geográfica. Habita todo el país.


GALLINETA COMÚN Pardirallus sanguinolentus PLUMBEOUS RAIL
Características cabeza gris, Dorsalmente pardáceo. Garganta, cuello, pecho y abdomen, gris plomizo, Alas y cola pardos. Patas rojas, Pico verdoso. Sexos similares. Costumbres anda solitaria o en pareja. Corre rajo. Lleva la cola erecta. Se alimenta de semillas e insectos. Es de carácter tímido, Prefiere ocultarse entre la vegetación ante el menor indicio de peligro. Nidificación El nido es una plataforma de tallos, plantas, juncos. Lo oculta entre la vejación en los esteros o bañados. La postura es de hasta 6 huevos, elípticos, de color crema con pintas y manchitas castañas y grises, más concentradas en el polo mayor. Habitat Frecuenta esteros, bañados, pajonales, orillas de lagunas con vegetación densa. Distribución geográfica Habita todo el país hasta Tierra del Fuego.


ÁGUILA MORA Geranoaetus melanoleucus BLACK-CHESTED BUZZARD-EAGLE.
Características. Cabeza y dorsalmente gris plomizo. Ventralmente blanco crema con un escudo gris en el pecho. Alas negras con las plumas de cubierta grises barradas de oscuro. Cola pardo oscura con fina banda terminal blanca. El juvenil es jaspeado de pardo en la cabeza y ventralmente. Costumbres. Planea bien, a veces en círculo. Alas anchas y cola corta que en vuelo le dan forma triangular. Se la suele ver posada en los postes de la luz, en las orillas de los caminos. Se alimenta de mamíferos, reptiles y aves. Nidificación. Construye el nido en los árboles o en repisas rocosas. Es una gran plataforma de palos. Internamente pajas, hojas y plumas. La postura es de 2 ó 3 huevos elípticos, blancos con tono celes sin manchas o con pintas y manchas ocres, distribuidas en forma irre: en toda la superficie. Habitat. Frecuenta praderas arboladas, serranías, orillas de montes. Distribución geográfica. Habita todo el país.


GARZA BLANCA Árdea alba GREAT EGRET
Características Es enteramente blanca. El pico amarillo y las patas negras. Sin copete. En el período de reproducción presenta unas plumas alargadas en el oreo. Iris amarillo. Sexos similares. El juvenil similar al adulto. Costumbres Anda solitaria o formando grupos o bandadas. En vuelo lleva el cuello vado en forma de S y las patas estiradas, Se alimenta de peces, anfibios y reptiles. También consume insectos. Nidificación nidifica en colonias, a veces junto a otras especies. El nido es una ataforma de palitos o de juncos. A eces con pajitas en el interior. Lo ubica en juncales o en los árboles. La postura es de 3 ó 4 huevos, elípticos u ovoidales, de color celeste o celeste verdosos. Hábitat Frecuenta charcos, lagunas, esteros, bañados, arroyos y ríos. Distribución geográfica Habita todo el país.


GARCITA BUEYERA Bubuicus ibis CATTLE EGRET
Características es enteramente blanca. El pico y las patas son amarillos, En el período de reproducción tienen la corona, unas plumas alargadas en el dorso y en el pecho, canelas, Iris amarillo, Sexos similares, Juveniles Iguales al adulto. Costumbres Andan en grupos o en bandadas. Se posa, en el suelo, postes, ramas y sobre los animales (vacas, cerdos, caballos). Es común verla en tierras recién roturadas (detrás de los arados) y en rededor de las vacas u otros animales. Es la menos acuática de la familia. Es un ave muy silenciosa. Su dieta es esencialmente insectívora, aunque ocasionalmente también consume pequeños anfibios, reptiles y pequeños roedores, Nidificación Nidifica en colonias, en juncar o en árboles. Plataforma de pastos, tallos de yuyos o juncos. Coloca hojas o pastos en la parte interna. La postura es de hasta 5 huevos elípticos, celeste. Hábitat Frecuenta praderas. Tienen dormideros en esteros, bañados en arboledas. Distribución geográfica Habita todo el país y las Malvina.

Fuente Consultada:
Guía de Aves de la Pampa Martín R. de la Peña – Fabián Tittarelli
Las imágenes presentadas pertenecen a Martín de la Peña

Consejos para dormir mejor Dia Mundial del Sueño Beneficios Importancia

El 18 de marzo de cada año se celebra a nivel internacional el Día Mundial del Sueño, fecha establecida por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño, con el objetivo de que se tome conciencia acerca de su importancia y de la manera en la que el sueño influye en la salud, la educación, la sociedad y la seguridad vial. Dormir bien proporciona energía para comenzar retos, estar más positivos y ver la vida de otra manera, ayudando a la salud, a la mente y al cuerpo.

Algunos consejos para conciliar el sueño:

  • Mantener un horario regular, acostándonos y levantándonos a la misma hora cada día. Durante el día realizar sólo una siesta corta para poder dormir bien por la noche.
  • Si hacemos ejercicio, que sea a una hora regular todos los días. El deporte estimula y el cuerpo tardará más tiempo en relajarse. No penséis que ejercitarnos antes de dormir hará que estemos más cansados para ayudarnos a conciliar el sueño.
  • No comamos cenas pesadas antes de dormir, ni bebidas energéticas o que contengan cafeína.
  • No fumemos, ni bebamos alcohol. También son estimulantes que nos mantendrán despiertos, además disminuyen el oxígeno que debe llegar a nuestro cuerpo y nos impedirán descansar completamente.
  • Nuestra cama debe ser cómoda, cerremos puertas y ventanas para que el ruido no pueda molestarnos y así crear un ambiente propicio.
  • Ventilemos el dormitorio antes de dormir, cambiemos las sabanas regularmente y usemos aromas relajantes que estimulen el sueño, como la lavanda.
  • Ropa cómoda para ir a la cama, sin botones, con materiales transpirables, que nos permitan movernos durante el sueño.
  • Un baño caliente con manzanilla y algunas sales nos calman y preparan al cuerpo para el descanso.
  • Música relajante, al ponerla a un volumen bajo tranquiliza la mente. Si tenemos suerte, antes de ir a la cama podemos pedir que nos hagan un masaje (da placer y alivia el cuerpo).
  • No trabajemos en la cama o en nuestro cuarto, esto le da a nuestro cerebro un lenguaje equivocado de lo que significa nuestro descanso.
  • Intentemos dejar los problemas lejos del dormitorio, estaremos cansados y no encontraremos una solución que nos satisfaga. Si un problema tiene solución, ésta suele aparecer cuando estamos más despejados.

DORMIR MAL O POCO IMPLICA…
SALUD Puede comprometer tu sistema de defensa, también eleva la presión arterial.
INTELIGENCIA Tu cerebro queda como “estresado” y pierde rendimiento intelectual.
PESO Está demostrado que complica la pérdida de peso
COORDINACIÓN limita la capacidad para tareas físicas, los ejercicios, las manualidades, el manejo de vehículos, pierdes reflejos.
BELLEZA Hay que dormir mínimo 8 horas diarias, porque mientras descansas el cuerpo se repara.

 

Tunel Subfluvial Santa Fe Parana Historia de su Construcción Datos Tecnicos

Hasta fines de 1969 la única posibilidad de atravesar el ancho río Paraná era utilizando ferrys y lanchas , medios obviamente insuficientes y lentos para un país que crecía día a día. La realización del túnel estuvo a cargo de tres empresas: S.A.I.L.A.V. la firma argentina que concibió el proyecto; HOCHTIEF de Alemania, que se hizo cargo de su ejecución, y Vianini S.A., de Roma, que efectuó el dragado del Paraná.. (fue un trabajo duro) 800 hombres (que alguna vez llegaron a ser más de 1000) trabajando día y noche bajo la dirección de doce ingenieros y técnicos alemanes tuvieron en sus manos la responsabilidad de coordinar y ejecutar la obra  que alcanzó los. 21.500 millones de pesos ( dólares); el túnel propiamente.

La idea de conectar ambas provincias nació por allá en 1911 cuando las exigencias del propio crecimiento del país hacia necesario mejorar y agilizar las comunicaciones provinciales e internacionales. Llevó varias décadas de esfuerzos y presentación de proyectos hasta que Poder Ejecutivo Nacional creó una comisión encargada de proyectar un túnel.

Los técnicos encargados para hacer un primer análisis de factibilidad fueron  Ernesto Algelt y Carlos Laucher; quienes entonces se instalaron en Paraná por el período de diez días para elaborar un croquis preliminar del túnel. Mas tarde se haría un anteproyecto.

Raúl UrangaGobernador Silvestre Begnis Tunel Subfluvial Santa Fe Parana Historia de su Construcción Datos TecnicosCarlos Sylvestre Begnis (izq.) y Raúl Lucio Uranga (der.) eran los gobernadores de Santa fe y Entre Ríos respectivamente y firmaron entonces el 15 de Junio de 1960 un Tratado Interprovincial que finalmente dispuso la construcción de un túnel subfluvial, que se llamaría Hernandarias en honorHernando Arias de Saavedra  el primer gobernador criollo de Santa Fe.

El 13 de diciembre de 1969 la Argentina inauguró un “tubo” por el cual avanzan peatones y vehículos: el túnel subfluvial que por debajo del Paraná comunica las provincias de Entre Ríos y Santa Fe. La obra demandó una década y desde luego en su realización intervino la más moderna tecnología. Tal el empleo de una isla flotante, construida especialmente, y cuyas cuatro columnas de sesenta y tres metros de altura se utilizaron para la colocación de los grandes tubos del túnel. De otra manera no se concibe la ejecución de una empresa semejante.

Las rampas de doscientos setenta metros que en cada orilla son como el inicial acceso, el túnel propiamente dicho tiene una longitud de dos mil cuatrocientos metros. Y esta dimensión resulta del acoplamiento de treinta y seis tubos prefabricados de hormigón armado, cada uno de los cuales mide casi diez metros de diámetro interno, medio metro de espesor, sesenta y cinco metros de longitud y pesa más de cuatro mil toneladas y toda esta tremenda armazón está a una profundidad de treinta y dos metros respecto del nivel medio del Paraná.

Funcionalmente considerado, puede ser transitado en ambos sentidos: se ha previsto una trocha para cada dirección; de ahí que la calzada mida siete metros y medio de ancho, y un metro y veinte centímetros sobre elevada respecto de la calzada; se ha construido una pasarela o vereda lateral de noventa y cinco centímetros de ancho, provista de baranda metálica.

Se eligió un túnel porque tiene una vida casi ilimitada, frente a un puente en donde la fatiga del materia hace que los costos de mantenimientos sean grandes y a la vez la vida útil es mas reducida. Además el puente lleva pilares o columnas que obstaculizan la navegación, frente al túnel que no molesta para nada, (recordemos que el túnel se construye debajo del lecho del río). Finalmente los impuestos al gobierno nacional son menores que los estipulados para las obras sobre la superficie terrestre, pues  pertenece a Jurisdicción Nacional.

Tunel Subfluvial Santa Fe Parana

El túnel que por debajo del río Paraná une las capitales de las provincias argentinas de Santa Fe y Entre Ríos tiene la finalidad esencial de contribuir a la integración de la zona mesopotámica del país con el resto del territorio nacional, a través de una obra vial que asegura las comunicaciones, las independiza de las condiciones climáticas y las hace más rápidas.

La obra tiene una longitud de 2.397 metros a los que a hay que agregar dos rampas de 271 metros cada una y dos caminos de acceso de aproximadamente 1.500 metros. Se utilizaron 36 tubos acoplados, cada uno de los cuales tiene 64 metros de largo, 10.50 m de diámetro, y un peso de 4.200 toneladas.

El diámetro interno es de 9,80 metros, lo que  permite alojar una calzada de concreto asfáltico de 7,50, metros de ancho por 4,40 de altura libre.’Una sala de ventilación con registradores especiales ,resuelve el problema de la renovación del aire viciado; en este sentido se tomó como base a una circulación horaria de 1.250 vehículos en una dirección. La renovación total del aire sólo lleva de 3 a 4 minutos.

Células fotoeléctricas regulan el sistema de iluminación: a cielo abierto, en la zona de acostumbramiento y en el interior. Un circuito cerrado de televisión y señalamiento permite observar y regular la circulación o prevenir sobre obstáculos imprevistos. Una red de altoparlantes completa el sistema junto con teléfonos cada 100 metros.

Es de destacar que la máxima pendiente en la entrada del túnel es del 3,5 %. Su profundidad está determinada por la exigencia de evitar que bajo cualquier circunstancia pueda producirse la socavación de los tubos por efecto de la enorme fuerza de arrastre del río. La cota más profunda es de 29,51 metros, lo que equivale a una profundidad de 32 metros referida al nivel medio del Paraná.

En la construcción se usó material de la zona como cemento, canto rodado, hierro de alta resistencia, hierro común y arena. Fueron impermeabilizados en el lado exterior con 3 manos de resina poliester reforzadas con lana de vidrio. Cada tubo tiene una longitud de 65,45 metros, un peso de 4500 toneladas, el diámetro exterior es de 10,80 metros y el interior de 9,80 metros. La pared tiene un espesor de 0,50 metros. La pasarela o vereda lateral un ancho de 0,95 x 1,20 metros sobreelevada respecto a la calzada. La calzada tiene un ancho de 7,50 metros. Espesor: 0,43 metros (dos manos de tránsito). La altura libre desde la calzada al cielorraso es de 4,41 metros.

El Túnel costó 60 millones de dólares, en época pico llegó a ocupar a más de 2.000 operarios, se colocaron 498.000 azulejos y se instalaron 104 semáforos. La altura interior es de 4.10 metros de luz. Cada 100 metros se han instalado placas de seguridad dotadas de teléfono, equipos de extinción y detección de incendios; en el interior se instalaron 24 juegos y dos en cada rampa de acceso.

El túnel subfluvial Hernandarias es el primero de su tipo en América del Sur) y forma parte de un sistema vial con el puente que une a las provincias de Chaco y Corrientes, facilitando la vinculación entre dos vastas regiones del país, ha contribuido también a fomentar el turismo. Visitar esta obra excepcional y recorrerla, constituye ya un motivo de justificada curiosidad para cientos de miles de argentinos. y también dimensiona al túnel subfluvial su contribución a la unidad de América latina. En efecto, camiones brasileños entran con cargas de esa nación y utilizan el túnel para continuar más directa y rápidamente a Chile, uniendo así en ese itinerario la vía comercial Atlántico-Pacífico.

OTROS TÚNELES SUBFLUVIALES EN EL MUNDO:
En el año 1899 se construyó en Berlín el primer túnel subfluvial, fue hecho sobre el Río Spree y tiene una longitud de 454 metros.
En 1927, en los Estados Unidos se inaugura el “Hollanad” entre Nueva York y Neva Jersey.
En 1934, Inglaterra construye un túnel de 3.180 metros, que lo lleva a ser el más extenso del mundo, y que une Liverpool con Birkenhadd bajo el Río Ramsey.
En 1937, nuevamente los Estados Unidos concreta otro túnel, esta vez para comunicar Brooklyn con Battery, en una distancia de 2.730 metros, que es bautizado “Lincoln I”.
En 1945, en los Estados Unidos se construye el “Lincoln II” con 2.950 metros de largo, en Nueva York.

Tampoco Cuba quedó al margen de este tipo de obras y concreta en 1953 y 1958 túneles de 270 y 733 metros respectivamente.

TREN A LAS NUBES DE LAS NUBES Salta San Antonio de los Cobre Polvorilla

A principios de este siglo época del gran desarrollo de los ferrocarriles en nuestro país se consideró la posibilidad y conveniencia de construir un ferrocarril que atravesase las formaciones orográficas existentes a la latitud de la Puna argentina y uniese el Noroeste argentino con algún puerto de la costa chilena.

tren a la nubes en el puente de la polvorilla
Es uno de los tres ferrocarriles más altos del mundo, que atraviesa vertiginosas montañas de la Cordillera de los Andes entre paisajes espectaculares.  Parte de la ciudad de Salta, atraviesa el valle de Lerma, para introducirse en la Quebrada del Toro y llegar hasta la Puna. se inauguró totalmente el 20 de febrero de 1948 cuando en el paso de Socompa se enlazó con su símil chilena que llega al puerto de Antofagasta, donde transitaban pesados trenes cargados de minerales.

Las primeras leyes que se promulgaron para llevar adelante la construcción del tren a Huaytiquina son de 1905. La primera (Nº 4.683), del 18 de septiembre, manda a realizar los estudios necesarios para el trazado de un ferrocarril, y la segunda (Nº 4.813) es la que da el primer paso para que la construcción se inicie, ya que autoriza al Poder Ejecutivo Nacional a construir el tramo Cerrillos-Rosario de Lerma.

Comienza entonces una dura lucha en el Congreso Nacional donde hay una indisimulada guerra de intereses, entre los que defienden el otorgamiento de nuevas concesiones a capitales ingleses y los que dicen que el Estado Nacional está en condiciones de llevar adelante la obra. Nació así el proyecto de construir un ferrocarril trasandino, cuyas obras se iniciaron en 1921.

Se trata de un ramal de los Ferrocarriles del Estado, posteriormente ramal C 14 del ferrocarril General Belgrano, también conocido como Trasandino del Norte y como “ferrocarril deHuaitiquina”, denominación esta última errónea pues el ferrocarril se construyó por Socompa, localidad argentina situada más al Sur y próxima al límite internacional con Chile. Las obras se concluyeron, tras algunas interrupciones, recién en 1948 y enlazan las ciudades de Salta y de Antofagasta, que es un puerto chileno en la costa del océano Pacífico, tras un recorrido de 903 km. Este ferrocarril no llegó a tener el uso -cargas y pasajeros- que se había previsto y por ello fue casi abandonado y hoy en día sólo transporta esporádicamente algunos minerales.

El nombre de “Tren a las Nubes” se debe a un filme en colores, realizado por dos camarógrafos tucumanos -estudiantes de la Universidad Nacional-, en los primeros años de la década del ’60, que hicieron el tramo Salta-Socompa a bordo del tren internacional de pasajeros, que en esos tiempos corría traccionado por máquinas a vapor, -las famosas “1300”-, y salía de la Estación Salta los días jueves a horas 11.05. Los camarógrafos apalabraron al maquinista, para que cuando la formación llegara al viaducto La Polvorilla, la máquina hiciera una descarga lateral de vapor, de forma tal que ellos pudieran filmarlo desde las ventanillas de los vagones. Así ocurrió, y el vapor liberado por la máquina, a consecuencia de la baja temperatura del lugar, no se disipó rápidamente y quedó flotando por unos momentos en el firmamento puneño, lo que facilitó la filmación. El trabajo posteriormente fue ofrecido al Ferrocarril, quien luego de adquirirlo lo cedió al periodista del diario Clarín, Emilio Petcoff, a los fines que hiciera el guión del documental. Petcoff, al observar la filmación, se vio atraído por el chorro de vapor que la máquina exhaló en La Polvorilla y tituló al trabajo “Tren a las Nubes”. Posteriormente Ferrocarriles Argentinos adoptó este nombre para el único emprendimiento turístico que en ese momento tenía en el país, y que recorría 240 kilómetros sobre el Ramal C 14, Salta Antofagasta. (Fuente Consultada: Portal de Salta)

En años recientes se ponderó la factibilidad de convertirlo en un atractivo turístico y así se concibió su circulación regular entre Salta y el viaducto denominado La Polvorilla, con un recorrido de sólo 214 Km. (o sea, 428 en total). Se tomó esa decisión en mérito a que el ferrocarril recorre paisajes espléndidos de una notable policromía (valle de Lerma, quebrada del Toro y Puna) y pasa por la pintoresca localidad San Antonio de los Cobres; asombra, además, por su concepción técnica.

En tan corto recorrido asciende, sin cremallera y en trocha angosta, desde los 1.187 m s.n.m. de la ciudad de Salta hasta los 4.186 n s.n.m. de La Polvorilla, para lo cual debe utilizar 29 puentes, 21 túneles, 13 viaductos, 2 “rulos” y 2 “zig-zag”. Se trata, en conjunto, de una obra sensacional, concebida y dirigida con gran esfuerzo y audacia por el ingeniero estadounidense Richard F. Maury, fallecido en 1950. En los trabajos pertinentes, realizados en condiciones muy hostiles, participaron muchos inmigrantes, entre ellos Josep Broz, quien posteriormente se identificó como “el mariscal Tito” y gobernó tiránicamente a Yugoslavia desde 1945 a 1980.

El trayecto que realiza El Tren a las Nubes, desde los 1187 m.s.n.m, de la ciudad de Salta hasta los 4186 m.s.n.m. del viaducto La Polvorilla es de 434 Km. Distancia que demanda alrededor de 14 horas y 45 minutos en ir y volver, en un viaje lento con una velocidad promedio de 32,1 Km p/h

La polvorilla es un viaducto (o puente) curvo, de 224 m de largo, en el que los rieles están a 63 m de altura con respecto al fondo de la quebrada que atraviesa, sin barandas, único en el mundo en su tipo. Este viaducto fue construido entre 1.930 y 1.932 por la fábrica italiana Monfalcone.

Fue fundido en los talleres de la empresa Cosulich, en Trieste, Italia, y armado en una quebrada cercana similar a la salteña. Posteriormente fue embalado pieza por pieza, y transportado en buque hasta el puerto de Buenos Aires. Emilio Balduzzi y Pedro Bettela, tuvieron a su cargo llevar esos enormes pilares por tierra, debiendo ampliar muchas curvas hasta llegar a la Polvorilla.

La obra finalizó en 1.932, y hubieron de pasar 7 años para su habilitación total, ocurrida el 7 de noviembre de 1.939. Hay anécdota dramática  cuando el maquinista Varas, elegido entre 3, junto a los ingenieros C. Michaud y M. Pouzol, realizaron la prueba de resistencia del gigantesco artificio. Cuando la máquina pisa la estructura el hierro empieza a rechinar, dando la impresión que la espectacular obra se vendría abajo como un castillo de naipes. Pero el susto pasó, y la máquina quedó 20 cm. más abajo del nivel de entrada, por lo que se debió hacer el rebaje necesario.

Tres mártires tuvo el Polvorilla; el primero un remachador, cuyo nombre no puede ubicarse. El segundo fue Sirilo Nalboa, boliviano, que era ajustador de bulones y que en un descuido se le soltó el cinturón de seguridad y cayo desde 50 metros.

El más dramático lo protagonizó un joven polaco, Victorio Mortizewicz, quien antes de viajar a su lejana patria quiso despedirse de la obra en la que estuvo trabajando por dos años. Subiendo por una de las pilas del viaducto, al llegar a los 30 metros perdió pie y se mato. Todos velan desde su sueño eterno, en el cementerio de Mina Concordia, la imponente obra, metida en medio del silencio de los cerros milenarios.

El “tren a las nubes” (así denominado actualmente pues en muchas oportunidades debe atravesar mantos de nubes bajas) circula una vez por semana sólo desde abril a octubre ante el peligro de derrumbes que pueden producir lluvias violentas.

Se estima que ha transportado aproximadamente 300.000 turistas, de los cuales la mitad han sido extranjeros atraídos por la majestuosidad de la obra y por las bellezas de los lugares que recorre.

Ver: El Viaducto Más Alto del Mundo

Represa Hidroelectrica Yacireta Yacyreta Energia Electrica en Argentina

Los ríos como fuentes de energía son muy importantes, especialmente los de la cuenca del Plata, aunque su aprovechamiento es reducido con respecto a la magnitud del recurso. Entre las obras más importantes se pueden mencionar las centrales binacionales de Salto Grande y Yacyretá (en construcción)»

Otras centrales también cumplen una función muy eficiente, como la de Los Reyunos sobre el río Diamante y Caverna de Río Grande, en el sistema del Río III que actúan como compensadoras en el Sistema Eléctrico Interconectado, utilizadas en los momentos de mayor demanda o en casos de emergencia.

Las principales obras energéticas también ofrecen otros beneficios a la región, como por ejemplo: riego, regulación de caudales para evitar inundaciones, mejoras en la navegabilidad de los ríos o en sus embalses para pesca, deportes náuticos etc.

Principales Centrales Hidroeléctricas de Argentina

CENTRAL

RÍO PROVINCIA POTENCIA (KW)

Yacyretá (en const.)
Piedra del Águila
Salto Grande
El Chocón
Alicurá
Río Grande
Planicie Banderita
Futaleufú
El Niliuil 1, II y III
Los Reyunos
Agua del Toro
Arroyito
Gral. Belgrano (Cabra Corral)

Paraná
Limay
Uruguay
Limay
Limay
Grande
Neuquén
Futaleufú
Atuel
Diamante
Diamante
Limay
Juramento

Corrientes
Neuquén
Entre Ríos
Neuquén
Neuquén
Córdoba
Neuquén
Chubut
Mendoza
Mendoza
Mendoza
Neuquén
Salta

2700000
1400000
1260000
(1)
1200000
1000000
750000
450000
448000
259360
224000
130000
120000
102000

(1) Apropiación de potencia según la reglamentación del acuerdo de 1947

Complejo hidroeléctrico binacional de Yacyretá
Tras varios años de observaciones, en diciembre de 1973 las Repúblicas del Paraguay y Argentina firmaron el Tratado de Yacyretá para la construcción de esta obra, denominada por algunos “el gigante de América” pues tendrá una superficie ocho veces mayor que la ciudad de Buenos Aires y permitirá un ahorro de 4.000.000 de toneladas de petróleo por año.

Las obras están emplazadas en el norte de la provincia de Corrientes, sobre el río Paraná a unos 80 Km. aguas abajo de las ciudades de Encamación y Posadas.

En un principio funcionará con 20 turbogeneradores, pero se le podrán incorporar 10 más cuando el requerimiento energético así lo indique. La energía generada por la Central será derivada a las estaciones transformadoras que cada país construye. Cuando Yacyretá funcione a pleno llegará a producir 20.300 GWh (giga wat) de energía eléctrica. Esto representa más del 60% del consumo energético actual de ambas naciones.

El objetivo principal de esta obra es la generación de energía eléctrica barata y abundante a Argentina y Paraguay y ello contribuirá al desarrollo del noreste argentino y el sudeste paraguayo, facilitando la radicación de nuevas industrias y originando polos de desarrollo.


Otros objetivos de esta obra son:

• Mejorar de la navegación en el río Paraná, especialmente en la zona de los rápidos de Apipé, que constituyen, en la época de estiaje del río, un serio obstáculo para la navegación de embarcaciones de cierto calado.

• Impulsar la producción agrícola, mediante obras de riego y drenaje.

• Desarrollar el turismo, porque en el embalse principal se podrá practicar la pesca comercial y deportiva y todos los deportes acuáticos. Además, esta actividad se verá favorecida por un puente sobre el Brazo Aña Cuá y una ruta internacional terrestre que pasará por la cresta de un tramo de la presa principal que aumentarán sensiblemente la vinculación vial de ambas naciones.

En el proyecto de la obra se tiene en cuenta el impacto que la misma tendrá en el ecosistema local. Por ejemplo:

• para proteger la fauna ictiocola, se realizan construcciones para facilitar el ascenso y descenso por el río de las corrientes migratorias de peces y se instalarán estaciones de reproducción de peces en ambas márgenes del lago;

• se resguardará la fauna silvestre mediante áreas de reasentamiento y reserva, por ejemplo del “ciervo de los pantanos”, y de otras especies en extinción.

Esclusa de Navegación:

 

Ubicada en Rincón Santa María sobre la margen izquierda del Brazo Principal, se trata de una estructura de hormigón, dotada de un cuenco de 270 m de largo, 27 m de ancho libre y profundidad mínima de agua de 5m, apta para embarcaciones con un calado de 12 pies (3,66 m), que permitirá salvar los 23 metros de desnivel creado por el Embalse. 

La esclusa está alimentada eléctricamente desde la Central mediante una línea aérea de 13,2 Kv. y desde la Sala de Control se operan las compuertas, el tablero del sistema operativo integral y todo el equipo de control y registro correspondiente.

Permite que en un tiempo de esclusado del orden de los 45 minutos, un tren de barcazas pueda trasladarse desde aguas abajo hacia aguas arriba o viceversa, reportando uno de los mayores y más apreciables beneficios económicos para el transporte fluvial de la región, cuyas ventajas comparativas sobre el medio automotor resultan inestimables.

 

Creador del Sistema Dactilografico Argentino Juan Vucetich

LA CREACIÓN DEL DACTILOSCÓPICO
En 1911, se dictó en la Argentina la ley de Enrolamiento General, la cual dio lugar a la creación del archivo dactiloscópico más numeroso que tuvo nuestro país hasta ese momento. La organización fue confiada a Vucetich. En ese mismo año, el Poder Ejecutivo Nacional decretó que en las cartas de ciudadanía debía figurar la impresión del dígito pulgar derecho de la persona naturalizada.

Huella Digital

Una anécdota que da cuenta de la pasión y seriedad de Vucetich tiene que ver con la publicación del libro Historia sintética de la identificación, en 1921. La hizo imprimir con sus propios medios económicos, pero ese mismo año lo sacó de la venta porque consideró que la reseña histórica era incompleta y ordenó destruir todas las ediciones. Dos años después, Vucetich donó a la Facultad de Derecho su museo particular, archivo y biblioteca, con los cuales se fundó el museo que lleva su nombre. Una copia de Historia sintética de la identificación incluye correcciones de su puño y letra.

Luego de una vida consagrada a su vocación y al servicio de los otros, el 25 de enero de 1925, a los 64 años, Juan Vucetich falleció en la ciudad de Dolores, tras una larga y penosa enfermedad, pese a lo cual no había cesado en sus trabajos.

Un decreto del 27 de enero de 1925 dice: “Habiendo fallecido don Juan Vucetich, que prestare importantes servicios a la policía de la Provincia de Buenos Aires, implantando su sistema de Identificación actualmente en uso, el Poder Ejecutivo decreta:

Art. 1: Colóquese en su tumba una placa de bronce en homenaje a su memoria.

Art. 2: Désele el nombre de ‘Sala Vucetich’ a la oficina de identificación de la División de Investigaciones en el Departamento de Policía de La Plata, debiendo mantenerse en ella el retrato de su fundador.”

Vucetich junto con colaboradores, amigos y discípulos, como Luis Reyna Almandós, Antonio Herrero, Sislán Rodríguez y Nicolás Cortiglia, entre otros, demostró que en los esquemas digitales se encuentran los elementos necesarios para establecer, de una manera definitiva y durable, la identidad de las personas en todos los momentos de la vida. También demostró que aquella tarea que se emprende con vocación, compromiso y dedicación deja sus huellas.

Fuente Consultada: Historia de la Identidad de los Argentinos Revista Caras y Caretas N°11

Historia de la Bandera Argentina Los Simbolos Patrios Argentinos

IDENTIDAD NACIONAL ARGENTINA: LOS SÍMBOLOS PATRIOS

identidad nacional argentina

Entre las resoluciones de la Asamblea, que demuestran el propósito de lograr la independencia del país, fueron muy importantes la adopción del Escudo Nacional y la Marcha Patriótica de Vicente López y Planes como Himno Nacional, al que puso música el maestro Blas Parera.

Cuando la Asamblea General Constituyente de 1813 suprimió en los documentos públicos el nombre del rey Fernando VII, también eliminó su efigie de los sellos y monedas de uso oficial, como ya hemos visto. La imagen del rey fue sustituida por un sello distintivo de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Por otro decreto, dictado el 27 de abril de 1813, la Asamblea creó con dicho emblema el Escudo Nacional, que es el que hoy posee la República Argentina como símbolo patrio.

Vicente López y PlanesA comienzos de 1813 el poeta Vicente López y Planes había compuesto los versos de una canción patria. Estos versos fueron presentados a la Asamblea General Constituyente, que los aprobó el 11 de mayo de 1813 como única marcha nacional. Tal es el origen del Himno Nacional Argentino, al que puso música el maestro Blas Parera, un español residente en Buenos Aires, director de la orquesta del Coliseo Provisional.

Con respecto a la Bandera! Nacional la Asamblea no tomó ninguna determinación. Su creación y uso habían sido reprimidos hasta ese momento. En febrero de 1812, el Triunvirato había adoptado como distintivo de nuestros soldados una escarapela compuesta por los colores celeste y blanco.

El general Manuel Belgrano, creador de la idea de distinguir su causa con el celeste y el blanco, a su vez los combinó para formar una bandera nacional. La enarboló por primera vez junto a las baterías del Rosario, en febrero de 1812.

Pero el Primer Triunvirato no aprobó el acto de Belgrano, ordenándosele guardar la enseña para usarla más adelante. Sabemos que aquella bandera tenía los colores celeste y blanco, aunque casi con seguridad sus campos estaban dispuestos en bandas verticales.

El 25 de mayo de 1812 Belgrano se hallaba en la ciudad de San Salvador de Jujuy, ocupado en reorganizar el ejército derrotado en Huaqui. Allí exhibió ese día festivo la bandera celeste y blanca por segunda vez, y la hizo bendecir por el sacerdote don Juan Ignacio Gorriti. El Primer Triunvirato volvió a desaprobar la actitud de Belgrano.

El 13 de febrero de 1813, después de la victoria de Tucumán, el ejército patriota que perseguía a los realistas se detuvo junto al río Pasaje, en la provincia de Salta. Belgrano enarboló nuevamente la bandera de su creación, al tiempo que tomaba a los soldados el juramento de fidelidad a la Asamblea General Constituyente de 1813.

Esta vez tampoco su gesto mereció la aprobación del gobierno, desempeñado por el segundo Triunvirato. Ante todos estos antecedentes, la Asamblea no tomó determinación con respecto a la Bandera Nacional. Pero, de hecho, la celeste y blanca de Belgrano reemplazó al estandarte español.
Reportaje a Nuestra Bandera

Fuente Consultada: Nuestra Historia Argentina Fascículo 4 – La Asamblea de 1813

La Semana Tragica Resumen Huelga de Obreros Liga Patriotica Yrigoyen

LA LIGA PATRIÓTICA EN LA SEMANA TRÁGICA

LA SEMANA TRÁGICA: La huelga iniciada en diciembre de 1918 en. los talleres metalúrgicos Pedro Vasena e HIJOS (ubicados en el barrio de Nueva Pompeya), por obreros que pretendían mejoras en sus condiciones de trabajo y salarios, finalizó con un conflicto sindical generalizado. La industria metalúrgica buscaba bajar costos puesto que la guerra la había afectado profundamente (dependía de la importación de carbón y de materias prima de alto precio). El saldo de esta Semana Trágica será de centenares de muertos y miles de heridos y la sensación de que el poder oligárquico y sus brazos armados estaban intactos, vigilando al resto de la sociedad. Estas huelgas fueron la expresión de una clase obrera que carecía de los derechos básicos y que no participaba de la prosperidad del granero del mundo.

ANTECEDENTES: Cuando Yrigoyen asumió la presidencia de la nación, la ciudad de Buenos Aires contaba con más de medio millón de obreros. Aproximadamente la mitad estaba ocupada en el sector industrial y La mayor parte vivía en el sur de la ciudad. Una multitud de talleres y de pequeñas industrias poblaban los barrios obreros de Nueva Pompeya, Barracas y La Boca, mientras que, en la provincia de Buenos Aires, Avellaneda se destacaba por la presencia de los trabajadores de los frigoríficos. De acuerdo con David Rock, esta “concentración geográfica contribuyó a la formación de una cultura de la clase obrera”, es decir, de valores, costumbres e ideales compartidos. En ese marco, la aspiración a una sociedad más justa, en la que no existiera la explotación del hombre por el hombre, constituía un elemento importante.

Durante las primeras décadas del siglo, socialistas y anarquistas habían competido para ganarse la adhesión de los trabajadores. El presidente Yrigoyen, lejos de ignorar esta realidad, intentó modificarla mediante el afianzamiento de un nuevo tipo de relación entre el Estado y la clase obrera urbana, Desde su punto de vista, el Estado debía ser un arbitro de los conflictos entre los empresarios y los trabajadores.

Por consiguiente, la represión debía sustituirse por la negociación entre las partes. No en vano, como ha señalado Alain Rouquié, “algunos con placer y otros horrorizados, pudieron ver por primera vez a un presidente de la República recibir delegaciones de obreros en la Casa Rosada”. Muchos sintieron la misma sorpresa al observar el respaldo del presidente a las reivindicaciones laborales de los portuarios de Buenos Aires o de los ferroviarios de Rosario, en 1917.
Los trabajadores, pese a la favorable actitud inicial de Yrigoyen, vivían tiempos difíciles por tres motivos centrales:

La inflación. La reducción de las importaciones generada por la Primera Guerra Mundial favoreció el aumento de los precios de los artículos de consumo.

La desocupación. La pérdida de mercados provocada por la guerra repercutió sobre la actividad económica y aumentó el número de desocupados, situación que comenzó a revertirse al finalizar el conflicto.

Los bajos salarios. Mientras mayores eran la desocupación y, por lo tanto, la demanda de empleo, mayor era la facilidad de los empresarios para minimizar sus gastos en el pago de la mano de obra.

Causas de la Gran Huelga: La guerra había afectado gravemente a la industria metalúrgica argentina, dado que su funcionamiento dependía de suministros provenientes del exterior. Para atenuar la crisis, la empresa metalúrgica Vasena, ubicada en el barrio obrero de Nueva Pompeya, decidió reducir el “costo laboral”: bajó el salario en un 50% y contrató a mujeres y niños. Los trabajadores respondieron a estas medidas con una huelga, que fue también secundada por trabajadores de otros gremios de la capital y de todo el país.

Incendio provocado en los talleres metalúrgicos de Vasena, ubicados en Urquiza e Independencia. En enero de 1919, una huelga realizada por los obreros de los talleres metalúrgicos Vasena —en demanda de una jornada laboral de ocho horas y el pago de horas extras— se extendió a otras fábricas de la Capital Federal. Presionado por los empresarios metalúrgicos, el gobierno decidió imponer el orden enviando primero a la policía y después al ejército, que reprimieron a los trabajadores. Los enfrentamientos se sucedieron durante varios días y hubo alrededor de cien muertos. Estos hechos fueron recordados como la Semana Trágica.

La empresa Vasena contrató “rompehuelgas”, que contaron con el apoyo de la policía y de grupos civiles armados, quienes se dedicaron a perseguir, golpear, detener o asesinar obreros. Estos civiles habían recibido armas en el Club Naval que presidía el contralmirante Domecq García y, pronto, a fines de enero, estrenaron sigla propia: Liga Patriótica Argentina. Sobre sus integrantes recayó parte importante de la responsabilidad por los asesinatos, cuyo número oscila entre 1000 y 2.000, según las fuentes.

Entre las víctimas de la Semana Trágica, nombre que recibió a causa los numerosos muertos) había también inmigrantes europeos, quienes fueron acusados de querer promover una revolución social. Tras la tragedia Yrigoyen dispuso la libertad de los todos los obreros detenidos y favoreció un aumento salarial para los obreros de los talleres Vasena. Pero los hechos habían revelado la impotencia del gobierno para controlar la situación.

Miembros de la Liga Patriótica. Durante la Semana Trágica surgió la Liga Patriótica, una organización integrada por miembros de la élite que declaraban defender el orden social y la nacionalidad más pura del país. En grupos armados, recorrían las calles de la ciudad en sus autos, protegían a los rompehuelgas y fueron muy activos en la represión de la huelgas.

PARA SABER MAS…
Crónica de la Época I
La Semana Trágica Por Juan Suriano Historiador
Períodico El Bicentenario Fasc. N°6 Período 1910-1929

[…] A comienzo de diciembre de 1918 los trabajadores de la empresa declararon huelga luego de que la patronal rechazara el pliego de condiciones en el que se reclamaban mejores condiciones en el trabajo: aumento de salarios, jornada de ocho horas, pago de las horas suplementarias y la supresión del trabajo a destajo.

A medida que pasaban los días el conflicto se fue agravando. Los huelguistas establecieron piquetes en los alrededores del establecimiento para evitar la entrada de esquiroles contratados por la empresa que, a la vez, dispuso apostar en el interior de la planta una guardia armada y matones de la ANT que no hicieron más que encrespar los ánimos de unos trabajadores que chocaban, una vez más, contra la intransigencia patronal.

El 3 de enero, justo un mes después de iniciada la huelga, se produjo un duro enfrenta-miento entre los trabajadores y los guardias armados que precipitó los acontecimientos. Los manifestantes intentaban ingresar a la fábrica y en la refriega fue muerto de una puñalada un inspector de policía que intentaba calmar los ánimos.

El 7 de enero cuatro huelguistas fueron muertos por las fuerzas policiales cuando intentaban impedir que los conductores de chatas contratados por Vasena entraran y sacaran mercadería de los depósitos de la empresa ubicados en Nueva Pompeya. Los trágicos sucesos provocaron una profunda indignación en el mundo del trabajo y las dos federaciones gremiales así como las organizaciones sindicales del socialismo decretaron una huelga general para el 9 de enero.

Desde el día anterior los obreros muertos eran velados en una sede del Partido Socialista de la zona y el 9 la huelga fue creciendo y a lo largo de la jornada alcanzó una notable efectividad a partir del paro de transportes que paralizó la ciudad. Desde el mediodía el cortejo fúnebre se puso en marcha dando lugar a una impresionante manifestación durante la cual se produjeron numerosos incidentes. Ya en el cementerio de la Chacarita los muertos no pudieron recibir sepultura pues una feroz represión de las fuerzas del orden provocó alrededor de veinte muertos. Los manifestantes huyeron pero durante la noche se reagruparon en distintos lugares de la ciudad multiplicándose los disturbios.

Con la masacre de la Chacarita el gobierno de Yrigoyen, que al comienzo se mostró permisivo con los huelguistas, decidió finalmente reprimirlos duramente. Puso al frente de las tropas al general Dellepiane, que ocupó y militarizó la ciudad. No obstante, la huelga continuó y el 10 de enero la ciudad de Buenos Aires se hallaba paralizada. Entonces se desató una verdadera “caza del hombre” por parte de fuerzas del orden y grupos paramilitares de civiles que persiguieron a los militantes así como atacaron y destruyeron locales gremiales y políticos representativos del movimiento obrero.

Pero la brutalidad represiva no se detuvo allí sino que se ensañó con los bienes e instituciones judías de los barrios de Once y Villa Crespo. Estas bandas civiles golpearon e incluso asesinaron a mansalva a miembros de la colectividad judía, quemaron sus bibliotecas y sinagogas y destruyeron varias viviendas ante la pasividad policial. Pocos días después el movimiento estuvo derrotado y los grupos que formaron los comandos civiles fundaron la tristemente célebre Liga Patriótica Argentina.

Períodico El Bicentenario Fasc. N°6 Período 1910-1929

Represa de Salto Grande Hidroelectrica Caracteristicas Datos Tecnicos

“REPRESA DE SALTO GRANDE”: GRAN INTEGRACIÓN ENERGÉTICA DE LA AMÉRICA LATINA:

La presa de Salto Grande es una obra de aprovechamiento o uso múltiple, que se construye sobre el río Uruguay, en el lugar denominado El Ayuí, 13 kilómetros al norte de la ciudad uruguaya de Salto y , 18 de la argentina de Concordia. Situada a 6 kilómetros aguas abajo del Salto Grande propiamente dicho, dista 520 kilómetros de Montevideo y 470 kilómetros de Buenos Aires.

SE TRATA  DE LA PRIMERA GRAN OBRA DE INTEGRACIÓN ENERGÉTICA DE AMÉRICA LATINA: Se ha construido a dieciocho kilómetros al norte de la ciudad uruguaya de El Salto, y de la ciudad argentina cuyo nombre es Concordia. El río Uruguay, que nace en el Brasil y cuyo nombre indígena significa “río de los pájaros“, mediante esta obra se transforma paulatinamente, de frontera en puente … Fue el punto de partida un acuerdo firmado el 30 de diciembre de 1946 para el mejor aprovechamiento del río en la zona de Salto Grande, y la posterior creación de su correspondiente Comisión Técnica Mixta.

Represa de Salto Grande Hidroelecrica Caracteristicas Datos Tecnicos

Tras los estudios y proyectos necesarios, el 10 de abril de 1974 la citada Comisión dio la orden para comenzar la construcción de la represa. Desde ese momento, uruguayos y argentinos trabajaron, codo a codo, sin pausa, en número de varios miles de operarios, en una empresa que supone varias etapas.

La primera fue el desvío del río Uruguay, cumplido mediante grandes muros de piedra y tierra, transversales al eje del río.

Estos muros de seiscientos metros de largo, llamados “ataguías”, cumplen la función de contención y desvío del río. Una tercera “ataguía”, paralela al eje del río, formó con las anteriores, un recinto cerrado o estanco. Al bombearse el agua de este espacio cerrado, quedó al descubierto el lecho rocoso, en el cual trabajos de excavación de hasta veintiséis metros de profundidad, permitieron las fundaciones de hormigón.

Tanta es la cantidad de hormigón construcción de una represa de treinta y nueve metros de altura, que formará un lago-embalse de setenta y ocho mil hectáreas.

La instalación de dos centrales hidroeléctricas, interconectadas, alcanzarán una potencia total instalada de un millón ochocientos noventa mil kilowatios(1.900.000 Kw.). Cada una de las centrales, ubicadas sobre las orillas argentina y uruguaya, estarán equipadas con 7 turbinas tipo Kaplan, de ciento treinta y cinco mil kilowatios por turbina.

Aunque la obtención de energía eléctrica, fue el punto de partida de esta empresa binacional, no se agotan con ella los aspectos que la misma va a proyectar. En efecto, sobre la represa, coronándola, un puente internacional, vial y ferroviario, completa la unión de los sistemas carreteros y conecta por primera vez, los sistemas ferroviarios de Argentina y Uruguay.

También la obra incluye un canal de navegación de doce kilómetros, construido sobre la margen argentina, que prolongará la navegabilidad del río Uruguay en ciento cuarenta y cuatro kilómetros  arriba de la presa, para embarcaciones de hasta nueve pies (2.70 m) de calado. Por último, también figura entre los fines a lograrse la posibilidad de riego para ciento treinta mil hectáreas y la conservación y aumento de una inmensa riqueza ictícola.

Para valorar los excepcionales elementos tecnológicos que se emplearon en Salto Grande, es posible señalar la grúa pórtico, capaz de levantar pesos de hasta ciento cincuenta toneladas (150 t.). Esta grúa está considerada como una de las más grandes que se hayan construido en todo el mundo para este tipo de obras.

LA OBRA INCLUYE:

1-Una represa de 69 metros de altura desde su fundación y de 39 metros sobre el nivel del río que forma un lago-embalse de 78.300 hectáreas.

2-Dos salas de máquinas, interconectadas, con una potencia total instalada de 1.890.000 kilovatios y un promedio de generación media anual de 6.700 millones de kilovatios hora. Cada una de las dos salas: ubicadas sobre las márgenes argentina y uruguaya, están’ equipadas con 7 turbinas tipo Kaplan, de 135.000 kilovatios por unidad (14 turbinas en total).

3-Un puente internacional, vial y ferroviario, que con los de Paysandú-Colón y Fray Bentos-Puerto 4-Unzué, completa la unión de los sistemas carreteros y conecta por primera vez los sistemas ferroviarios de Argentina, Uruguay y Paraguay.

4-Un canal de navegación construido sobre margen argentina, que prolongará la navegabilidad del río Uruguay en 144 Km. aguas arriba de la presa, hasta Bella Unión (R.O. del Uruguay) y Monte Caseros (Corrientes, Argentina), para embarcaciones de hasta 9 pies de calado.

5-Una extensa red de transmisión eléctrica, que alimenta la demanda energética de la R.O del Uruguay y del litoral argentino y completa la interconexión entre los sistemas eléctricos de ambos países.

6-La posibilidad de riego para 130.000 hectáreas, la conservación y aumento de una inmensa riqueza ictiocola y el aprovechamiento intensivo del embalse.

EL CENTRO DE CONTROL: El Centro de Control  tiene por misión operar el Sistema Eléctrico de Salto Grande y coordinar el accionar de la Empresa con los dos países a los que suministro su producción energética.

Dicha coordinación se lleva a cabo a través de las comunicaciones con los Despachos Nacionales de Carga Argentino y Uruguayo. quienes manejan el Sistema interconectado Binacional.

El suministro energético se produce en la Central Hidroeléctrica compuesta de 14 unidades generadoras. agrupadas de a 7 en cada margen. con una potencia instalada de 1890 MW. se distribuye a través del anillo de transmisión construido por 4 subestaciones de 500kV. Salto Grande Argentina. Salto Grande Uruguay. San Javier. Colonia Elia y sus respectivas líneas de interconexión.

Toda la gestión del Centro de Control gira alrededor del Sistema Supervisor cuyas funciones son:

Adquisición en tiempo real de la información de la situación operacional de todo el Sistema de Grande.

Control y Vigilancia permanente de todo el Sistema a través de sus parámetros principales.

Telecomando de las funciones fundamentales de las Subestaciones.

Manejo de ciertas funciones auxiliares que hacen a la gestión en general.

Este Sistema Supervisor dispone de 6 estaciones remotas, dos Salas de Mando de la Central y cuatro Subestaciones. donde se adquiere la información y se ejecutan los comandos respectivos.

PLANILLA TÉCNICA PARCIAL SOBRE LA REPRESA:

EMBALSE  
Área del embalse 783 Km2
Volumen del embalse 5000 Km3
Longitud del embalse 100 Km.
Ancho máximo del embalse 9 Km.

Salto medio entre nivel es del embalse  y el río aguas abajo

25.3 m.
Caudal medio del Río Uruguay 4640 m3/seg.

Caudal máximo registrado en los últimos 70 años (1959)

36000 m3/seg.
Caudal mínimo registrado en los últimos 70 años  (1945) 92 m3/seg.
Capacidad total de eevacuación de la obra (vertedero s y descargadores de fondo) 60370m3/seg.
   
DIMENSIONES Y VOLÚMENES [m]
Longitud total 2486.64
Longitud de la parte de hormigón Longitud del dique de tierra (margen  izquierda) 852

Ancho total del vertedero

785.68
Longitud del dique de tierra (margen derecha) 848.96
Ancho total del vertedero 357.30
Cantidad de vanos del vertedero 19
Ancho de cada vano del vertedero 15.30
Ancho del bloque de cada unidad 29.50
Ancho escala de peces 11.35
Longitud de la Sala de Máquinas 60.50
Longitud de los vertederos 48.68
Longitud de cada Sala de Máquinas 236
Longitud del lecho amortiguador 63.77
Altura total de la Sala de Máquinas  desde la máxima profundidad excavada hasta el techo 69
Volumen de hormigón 1.500.000 m3
Volumen del movimiento de tierra (presa margen izquierda) 1.800.000 m3
Volumen del movimiento de tierra (presa margen derecha) 1.300.000m3
Volumen de excavación total (estimada) 2.500.000m3
Profundidad máxima excavada en el  lecho del río 30.50
Cota del puente ferrovial internacional +39.74
Altura del puente ferrovial sobre la  cota media del embalse +4
Ancho del puente ferrovia 8.30
OBRAS PARA LA NAVEGACIÓN [m]
Longitud del canal con las 2 esclusas 13.50Km.
Longitud total de la esclusa aguas arriba 282
Longitud total de la esclusa aguas abajo 253.5
Longitud útil de cada esclusa 135
Ancho de cada esclusa 24
Salto total 33
Ancho en el fondo del canal 60
Largo del muelle flotante 120

Descargar Una Planilla Técnica Más Completa

LA TRANSMISIÓN DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA: Con el fin de transportar la energía producida en-la Central Hidroeléctrica de Salto Grande hacia los centros de consumo de Argentina y Uruguay. la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande (C.T.M.) construido entre los años 1977 y 1986 una red de transmisión con una tensión de 500 kV compuesta por seis subestaciones (SE) y 1300 Km. de líneas aéreas. Esta red se integró de la siguiente manera:

Obras Comunes:
SE Salto Grande Argentina
SE Salto Grande Uruguay
SE Colonia Elia
SE San Javier
4 Líneas provenientes de Central (7.6 Km.)
4 Líneas provenientes de Central (4.9 Km.)
Línea SGArg. -Santo Tomé (288.7 Km.)
Línea SGUArg. San Javier (146 Km.)

Interconexiones entre Argentina y Uruguay:
Línea SGArgentina-SGUruguay (37 Km.)
Línea Colonia Elía-San Javier (23.3 Km.)

Obras no Comunes
Línea SGArg. CElia (159,3 Km.)
Línea Rodríguez Ezeíza (53.1 Km.)
Línea CElia CRodríguez (236.3 Km.)
Línea San Javier Palmar II (80.2 Km)
Línea San Javier Palmar  (77. 7 Km.)
Línea Palmar Montevideo B (220 Km.)
SE Palmar
SE Monteindeo

De este conjunto de instalaciones la CTM de Salto Grande actualmente opera y mantiene sólo cuatro Subestaciones(SGArgentina, SGUruguay, Colonia Elia y San Javier). y las líneas que las vinculan entre si y con la central hidroeléctrica. lo que ha recibido el nombre de “Anillo Común”. Las restantes líneas y subes raciones fueron transferidas para su explotación a las Empresas Agua y Energía Eléctrica de Argentina (AyEE) y Usinas y Transmisiones Eléctricas del Uruguay (UTE).

El uso de una tensión de 500 kV nos permite transmitir con ventajas económicas y técnicas. grandes cantidades de energía sobre distancias largas (pensemos que una línea de 500 kV tiene una capacidad de transmisión equivalente a 14 líneas de 132 Kv). Además; empleando 500 Kv hemos podido unir en el mismo nivel de tensión las redes nacionales de Argentina y Uruguay, formando de esta manera un sistema interconectado binacional donde se logra un mejor aprovechamiento de todas las centrales. y una mejor administración de la reserva de generación del conjunto.

El “Anillo Común” dispone de un sistema de telecontrol, que permite efectuar las tareas de telemedición y telemando en sus cuatro subestaciones desde comunicaciones por Internet, telefonía, télex u fax dentro de todo el sistema de 150 MV A que vincula a la red de 500 kV con Las redes locales de 132 kV de Argentina y de 150 kV de Uruguay, permitiendo atender ampliamente la expansión de la demanda regional de energía eléctrica.

Las salidas del anillo hacia las redes de Argentina y Uruguay  ya sea en 500 kV, 132 kV o en 150kV. constituyen la frontera físico: entre Salto Grande y sus dientes AyEEy UTE. y es allí donde se realiza la medición de energía para la facturación mediante equipos de alta precisión.

FRANJAS DE SERVIDUMBRE: Las líneas aéreas de alta tensión que atraviesan predios rurales o urbanos. obligan a restringir el dominio sobre el uso de la tierra en una franja que es variable dependiendo de los desniveles del terreno. pero que tiene un máximo de 77m en zonas rurales. Dentro de esta y en un ancho de 69 m. no se puede ejecutar ningún tipo de construcción destinado a vivienda. En el resto de la franja se admiten edificaciones de una planta sin terrazas ni balcones.

Además se debe contemplar que la altura de los árboles adyacentes sea tal que si se produjera su caída pasarían como mínimo a 5 m de los conductores. Otros de los aspectos contemplados. es que debajo “de la línea se admiten plantaciones cuya altura no supere los 3: 40 m. con el solo requisito que se mantenga un camino de acceso. Con estos requerimientos se asegura que las personas y bienes no sufrirán ningún tipo de tras tomo. Además. se des taca la obligatoriedad de los propietarios de brindar libre acceso a la línea.

Desde el inicio de las obras en 1974, la Comisión Técnica l\1L’-1a de Salto Grande realizó estudios ambiéntales que le permitieron obtener un informe (ame conocimiento ecológico y ejecute acciones especificas de vigilancia ambieraal. \ En 1978 la Comisión firmo: un coneeruo con el Proqrctria de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente {PNUAiA! para la realización de un estudio de impacto cunoietuo; que jino.lizó en J 983 Y cuyos resultados delinearon el Ptoqromo de \’igihncLo Ambiental Permanente, actualmente enejecuclan.

En el presente, la Comisión, tiene incorporada en su estructura-orgánica. una unidad especifica para el tratamiento de! medio ambiente, el Departamento de Ecología, en el cual participan projesvmaies y técnicos especializados a rroués de convenios que el Orqariismo Binacional mantiene con Universidades y otras Instituciones Académicas de ambos países. Para garantizar ea caluiaá del agua del embalse se fijaron Normas de Protección acordadas por Los Gobiernos de ambos países; para ei úenado del mismo se opuco un modelo matemático con el mínimo impacto posible y se estableció un Programa de Vigilancia y control de sustancias contaminantes. .’

Respecto de la flora y fauna silvestres se efectuaron reíeizzrruenros floristiccs -jaunisticos. estudios de comportamiento y ecología de pooiactones. Las acciones más destacadas consistieron en el savaje de [auno: en la deforestacion de/lago al nivel mínima imprescindible y en la cielimuaciori de áreas protegidas

Primeras Cortesanas en Buenos Aires en el Siglo XIX Negocio con Rameras

HISTORIA DE LAS PRIMERAS DAMAS DE COMPANIA EN BUENOS AIRES

En 1870 y años siguientes, la importación de mujeres europeas con destino a los burdeles de Buenos Aires se intensificó. Una publicación, El Puente de los Suspiros, enarboló durante su breve trayectoria la lucha contra este tráfico, denunciando a los rufianes y tratantes interesados en ese comercio. Pero esta campaña periodística despertaba sospechas sobre su sinceridad. Sin embargo, Ramón Guerrero, su director, aportó datos valiosos sobre este tema, del cual poco se sabía en una época tan temprana como la que se menciona.

damas de la calle en bs.as.

INTRODUCCIÓN: La ciudad de Buenos Aires era un centro importante de este antiguo comercio, conocido en los principales países de Europa, de donde venían sus oficiantes, para quedarse en la ciudad o distribuirse en su territorio o en países vecinos. Era un hecho que ningún gobierno ignoró ni pudo regular eficazmente.

En 1919, la Municipalidad dictó un nuevo marco regulatorio, como consecuencia de recíprocas concesiones entre la Intendencia Municipal y el Concejo Deliberante, que resultó un fracaso. El escándalo de la Zwi Migdal en 1930 lo demostró en toda su crudeza.

En diciembre de 1930, el intendente Guerrico, considerando a la ciudad como un centro internacional de la trata de blancas, dispuso que la Municipalidad no controlara los burdeles, reconociendo que carecía de poder suficiente frente a los sobornos y las amenazas.

Pero ese decreto municipal no llegó a ejecutarse, y seguía rigiendo la ordenanza de 1919, hasta que en el año 1934. la ordenanza 5412 dispuso el cierre de esos establecimientos a partir del 31 de diciembre, dos años antes de que el Congreso Nacional sancionara la ley 12.331, de profilaxis antivenérea.

El peligro del contagio venéreo que pudiera propagar la prostituta a pesar de los controles médicos a que debía someterse regularmente y que era el principal fundamento de la reglamentación se reemplazó con la obligación municipal de proporcionar asistencia gratuita a toda persona afectada por enfermedades venéreas. Esta había sido la permanente posición del Partido Socialista, liderado en este asunto  por el doctor Ángel Giménez.

Conforme a esta ordenanza y a la resolución del Concejo (B. M. 3869). el intendente Vedia y Mitre ordenó destruirse de inmediato todos los antecedentes y datos personales sobre mujeres que ejercían esa actividad, para evitar que fueran objeto de extorsiones cuando se dedicaran a ejercer alguna actividad lícita. Sólo serían infractoras a la ordenanza aquellas personas que en sitios públicos incitaran al libertinaje, cuyo concepto precisó por decreto del 27 de diciembre de ese año de 1934/20

HISTORIA:  La compra y venta de mujeres europeas para su explotación en los prostíbulos de Buenos Aires, el tráfico clandestino y la llegada de estas jóvenes que, conscientes o no de su futuro, eran seducidas con la promesa cierta de vivir en una de las ciudades más prosperas de aquellos días, fue para muchos una inagotable fuente de ingresos económicos.

En 1878 hace su aparición El Puente de los Suspiros, un periódico que decía combatir la trata de de blancas. En pocos meses fue prohibido por la Municipalidad, siendo toda su campaña desbaratada. Pasarán más de 50 años y miles de crímenes antes que las autoridades investiguen y castiguen esta nueva forma de esclavitud….

Para mediados de la década de 1870, Buenos Aires era tina bulliciosa ciudad con unos 200.000 habitantes hasta ese entonces, la prostitución había sido considerada como un problema menor. La autoridad ejercía su poder en forma discrecional, y cualquier mujer sospechada de vida licenciosa podía ser encarcelada o enviada a la frontera para servir a las necesidades de la tropa.

La cada vez mayor inmigración, y la gran cantidad de extranjeros solteros que llegaban a la ciudad, hizo imprescindible la búsqueda de un medio de control social que a la vez contuviera el desarrollo de las enfermedades venéreas. Por tal razón, el 5 de enero de 1875 se dictó la ordenanza reglamentaría sobre la prostitución.

Los casinos y confiterías donde se ejercía la prostitución, que hasta ese momento habían funcionado por la autorización del presidente municipal, debían registrarse o serían clausurados. El registro incluía una patente anual de 10.000 pesos m/c por establecimiento y 100 pesos m/c por cada prostituta. Muchos optaron por la clandestinidad.

Las nuevas casas de tolerancia debían esta menos de dos cuadras de templos, teatros o escuelas (art. 5). Ser regenteadas exclusivamente por mujeres (art. 3). Estas regentas debían llevar un libro en el cual se anotaban los datos personales de las mujeres que trabajaban en la casa (artículo 13). Los miércoles y los sábados, un médico inspeccionaría a todas las prostitutas, anotando los resultados en el libro y elevando un parte de éstos a la Municipalidad. Si la prostituta enfermaba de sífilis, debía ser atendida en la casa por cuenta de la regenta, y sólo en casos avanzados eran derivadas al hospital (artículos 15, 17 y 18). Esta diferenciación  entre los estados de desarrollo de la enfermedad y el ámbito de tratamiento, provocó que muchas mujeres siguieran trabajando aun estando enfermas.

Con temeraria rapidez eran dadas de alta como curadas mujeres a las que el mes anterior se les había diagnosticado ulceraciones venéreas. Otras, como Juana Harr o Ida Bartac, estaban imposibilitadas, de ofrecer sus servicios dado que figuraban como enfermas venéreas tanto en los libros como en los partes médicos. Esto no impidió que  primera siguiera prostituyéndose hasta quedar embarazada cinco meses después de haber sido diagnosticada su enfermedad, y la segunda hiciera lo mismo pero luego de figurar dieciocho meses consecutivos como enferma de carácter sifilítico.

La reglamentación, que adolecía de mucho defectos y en la mayor parte de los casos no en espetada, seguía ordenando que las prostitutas debían ser mayores de 18 años, a no ser que probaran que antes de esa edad se habían entregado a prostitución (art. 9). Este artículo se contraponía con el Código Civil, el cual daba la mayoría de edad a los 22 años.

La incongruencia llegaba al grado de permitirles el comercio sexual, pero les negaba la posibilidad de casarse sin el consentimiento de los padres.

Los tratantes de blancas y las casas autorizadas fueron los mayores beneficiados, ya que casi la totalidad de las pupilas que ingresaban eran menores de edad. Las mismas no podían mostrarse en la puerta de calle, ni en ventanas, ni en balcones. Debían encontrarse en la casa dos horas después de la puesta del sol, y llevar una fotografía con sus datos y los de la casa de tolerancia donde trabajaban (art. 10).Estas mujeres fueron las que debieron cargar el mayor peso represivo sobre sus libertades.

El reglamento, que facilitaba y proponía su inscripción en los registros de la prostitución, les impedía abandonar el prostíbulo y el oficio con la misma facilidad. Según el artículo 12: “Las prostitutas que dejen de pertenecer a una casa de prostitución quedarán bajo la vigilancia de la policía mientras no cambien de género de vida…”.

De haber huido de su encierro, les hubiera sido muy difícil dedicarse a otro oficio ya que a la persecución de la policía había que agregar que “todos los que a sabiendas admitieren en su casa particular ó de negocio en calidad de inquilina, huésped, sirvienta ú obrera cualquier mujer que ejerciere la prostitución, pagarán una multa de 1.000 $ m/o (…). Se considerarán sabedores los que permitan que una prostituta continúe en su casa tres días después de ser prevenidos por la autoridad (art. 24).

Este hecho, sumado a las altas patentes y a los controles médicos, originó que las mujeres argentinas, españolas e italianas, que hasta ese entonces habían trabajado en los lupanares de la ciudad, prefirieran seguir su labor clandestinamente en bares, cigarrerías y fondas. Y que las extranjeras de países no latinos, prostitutas o no en su tierra natal, pero más ingenuas, desconocedoras de las leyes y el idioma, fueran conducidas a las casas de tolerancia.

Para 1876 había 35 prostíbulos autorizados, en los que trabajaban 200 mujeres.  La mayor parte de éstos se ubicaba en el barrio de San Nicolás, y algunos fueron montados con gran lujo, teniendo bar, salones de reunión y músicos para animar los bailes. Por la misma época comenzó una campaña de denuncias que criticaba a la Municipalidad por permitir la apertura de estas casas en las calles céntricas, y de igual manera señalaba a los tratantes y la forma en que éstos operaban en Europa.

El año anterior (1875) había sido publicada otra solicitada, de redacción muy similar, firmada por el propietario de la casa de la calle Corrientes 509. En ella hacía saber de su mala suerte “Por ser el vecino de una casa de prostitución que alteraba la vida del barrio, y comunicaba que, por los continuos escándalos que allí ocurrían, se veía obligado a abandonar su propiedad para salvar a su familia de tan funesta influencia.”

Es precisamente en esta casa de Corrientes 506 (actual 1283) donde meses más tarde se instalaría uno de los prostíbulos más famosos, ya sea por e lujo y la calidad de sus mujeres o  por el trato bruta

Otras solicitadas que se publicaron con términos más duros y de tono antisemita, buscaron y vamente despertar el reproche de la sociedad. Asimismo se pedía la intervención del arzobispo de Buenos Aires, del pastor de la Iglesia Reformada Alemana , de las autoridades consulares para poner fin a ese comercio inmoral.

Conjuntamente, comenzaron aparecer solicitadas pidiendo el cierre de cafés, casinos y demás lugares donde se practicaba la prostitución clandestina. En poco tiempo se generó una guerra de denuncias que dejaba en claro que se trataba de un duelo de intereses entre grupos encontrados al que se sumaban, tal vez engañados en su buena fe, algunos ciudadanos honestos.

En una extensa solicitada, cargada de información, se documentaba el modo en que un tratante (Jacobo Hónig) invirtió 600.000 pesos m/c para montar dos nuevos prostíbulos, uno en Corrientes 506 y otro en Temple 356 altos. También se denunciaban otras instalaciones en Libertad 309, Corrientes 509 y Temple 368, propiedades de Ana Goldemberg, Carlos Rock y Herman Gerber, respectivamente.

Por otra solicitada sabemos que “en junio de 875 Adolph Honing (sic,) domiciliado en Corrientes 506, trajo de Europa a 18 jóvenes engañadas a quienes explotó a su labor, que luego de seis meses vendió a tina de éstas, llamada J. B., a un tal Isidoro Wolf, residente en Montevideo, en la. suma de 17.000 $. En diciembre del mismo año, Adolph Weismann engañó a siete mujeres, cuatro húngaras y tres alemanas, diciéndoles que iban a Milán y las dirigió a Marsella, de donde las embarcó a Montevideo. Allí eran esperadas por Adolph Honing, quien compró a las cuatro más bellas. Las restantes fueron compradas en Buenos Aires por Herman Gerber. Se calcula que la venta de las mujeres le valió al corredor 150.000$ m/c.

El mismo Gerher, domiciliado en la calle Temple 368, había traído 12 mujeres en junio de 1875. Dos habían sido vendidas a otro negociante de Rosario. Otra, llamada N.W., después de cinco meses y medio de permanecer en la casa de Gerber, fue vendida a Isidoro Wolf en la suma de 14.000 pesos, y luego de dos meses éste la revendió en 18.000 a Carlos Rock, domiciliado en Corrientes 509. Fruto del trato que recibía, N.W. huyó de la casa, acompañada por otra mujer, saltando por la azotea. Luego de esto, el techo fue rodeado por una reja de hierro.

Algunas de estas mujeres escapadas de su encierro acudieron al consulado austro-húngaro a formular sus denuncias, pero éste expresó su incapacidad para intervenir. En la mayoría de los casos eran jóvenes judías de Europa central y Rusia que debido a la pobreza en que se encontraban y la persecución religiosa que sufrían sus familias, era; literalmente vendidas a los rufianes a cambio de la dote que éstas recibían.

Dado que el matrimonio civil aún no existía, en muchos casos se fraguaba un matrimonio religioso entre la explotada y su explotador, quien la ponía a trabajar para sí ola vendía otro rufián. De esta forma se impedía que la mujer pudiera reclamar a las autoridades consulares de su país, dado que al casarse con un extranjero perdía sus derechos de nacionalidad.

Los diarios contemporáneos tomaban con tibieza las denuncias. En algún caso aislado levantaban parte de las solicitadas y en otros se escandalizaban por los hechos narrados’4. Lo cierto es que la campaña no daba el resultado deseado, y las casas de tolerancia seguían funcionando bajo la ordenanza reglamentaria.

Las condiciones en que vivían estas mujeres eran ciertamente inhumanas. Eran compradas y vendidas al antojo de sus explotadores. Al llegar se les hacia firmar un contrato por el que se comprometían a pagar el viaje, la ropa, la comida, la pieza y todo aquello que recibían.

Los precios que debían pagar eran cinco o diez veces superiores al valor real, y las deudas que siempre mantenían con la casa se utilizaban como otro instrumento de retención. Permanecían encerradas todo el día, y si salían de paseo una tarde al mes, era bajo vigilancia de la regenta o un supervisor. Si alguna se negaba a aceptar estas condiciones, era castigada o vendida a otro prostíbulo de menor calidad en el interior del país. Provenientes de familias campesinas,-sometidas al vasallaje y a costumbres sexuales que en algunos casos incluían las relaciones premaritales y los embarazos como signo de fertilidad, es posible que hayan aceptado el comercio sexual como una etapa más de suya desdichada experiencia anterior.

Las prostitutas clandestinas, que trabajaban para un rufián, sufrían una explotación similar, con el agravante de que las condiciones sanitarias eran más deplorables y la clientela, menos selecta, mucho mayor. Sin embargo, ni estas solicitadas, ni las publicaciones hacían hincapié en este punto.

Fuente: Revista Todo Es Historia  Nro. 342 Año 1996 – Parte de una nota de: José Luis Scarsi

Origen de las Marcas Famosas Historia Marcas Conocidas Comerciales

Historia y Origen de las Marcas Famosas

ORÍGENES DEL CONSUMO DE MASAS Y DE LAS GRANDES MARCAS DE LA HISTORIA
Concepto de publicidad
La publicidad puede ser definida como el conjunto de procedimientos, cualesquiera que sean, orientados a atraer la atención sobre una idea, un producto, un servicio, generalmente con fines comerciales. En un sentido demasiado reducido se suele entender por publicidad la publicación de una idea, de un debate, de una ley y en tal sentido se entiende cuando se dice que es uno de los elementos constitutivos de régimen republicano la “publicidad” de los actos de gobierno.

Sin embargo, y sin dejar de tener esa acepción, cuando se habla de publicidad se está haciendo referencia a un modo especial, a un tipo especial de propaganda La idea corriente de publicidad se ha reducido a concebir a un cartel, una etiqueta, un catálogo, un aviso, en suma, cualquier medio o vehículo publicitario, como publicidad. Sin embargo la cuestión es más compleja.

La producción industrial en masa fue uno de los factores que más influyeron en el nacimiento y desarrollo de la publicidad como una técnica especial aplicada a fines comerciales o desinteresados.

Ello hace que la publicidad tienda más a obtener un fin concreto comercial generalmente, pero puede ser también desinteresado. Se dice que se hace publicidad cuando se aplican determinadas técnicas a fin de acercar a quienes ofrecen mercaderías o servicios a otros, susceptibles de hacer uso de esas mercaderías o servicios.

Desde  el final de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, hasta principios de los años 60, la mayoría de los estadounidenses vivió el sueño de «libertad y búsqueda de la felicidad» que proclamaba la Declaración de Independencia de 1776. Fue una época de riqueza, paz y unidad, no sin contrapartidas.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos era el país más rico y poderoso. Al ser el único de los aliados que no padeció ni la ocupación ni los bombardeos, su industria -proveedora de su material militar y de parte del de Gran Bretaña y de la URSS- pudo proporcionar pleno empleo a la población trabajadora, lo que terminó con la Gran Depresión de los años 30. Este desarrollo continuó en tiempos de paz: la producción nacional se duplicó entre 1946 y 1956, y volvió a duplicarse hacia 1970. La mayoría de los ingresos privados, en tanto, se triplicaron entre 1940 y 1955.

Nueva clase media
Este desarrollo económico creó una nueva clase media, que abarcaba al 60% de las familias, las cuales gastaban su dinero en bienes de consumo. En 1958, el 83% de los hogares poseía televisor. Las familias con dos autos se duplicaron entre 1951 y 1958. Con el 6% de la población mundial (150 millones en 1950), EE. UU. consumía un tercio de los bienes y los servicios, y fabricaba dos tercios de los productos manufacturados en todo el mundo.

La comida comenzó a ser variada y accesible. Durante los años 50, el estadounidense medio podía elegir entre verduras, productos congelados, carne fresca y comida rápida. Gracias a una alimentación más variada, los niños eran entre cinco y diez centímetros más altos que en 1900. La expectativa de vida pasó de 51 a 71 años entre las mujeres, y de 48 a 65 entre los hombres.

La vida en los suburbios
En los años 40, el presidente Franklin D. Roosevelt consideró que un tercio del país estaba «mal alojado, mal vestido y mal alimentado». La economía de la posguerra proporcionó comida y ropa, pero escaseaban las buenas viviendas. El aumento de la natalidad coincidió con un descenso de la construcción de viviendas: millones de estadounidenses vivían en lugares inadecuados.

La respuesta provino de Bill Levitt, quien obtuvo, en 1941, un contrato para construir 1.600 casas con jardín para los trabajadores de los astilleros de Norfolk (Virginia). Frustrado por las regulaciones de los sindicatos, y ante la necesidad de organizar a un gran número de obreros especializados para construir y equipar una sola casa, dividió en 27 etapas el proceso de construcción y formó otros tantos equipos de operarios, ofreciendo más dinero a los más rápidos. Éste fue el principio de la construcción en cadena.

Tras la guerra, Levitt aplicó los mismos principios en su primer proyecto de2.000 casas de dos dormitorios para veteranos de guerra en Long Island. Cada casa costaba 6.900 dólares, sin que los veteranos tuvieran que pagar anticipo y con la hipoteca avalada por un decreto federal sobre la vivienda. La urbanización, llamada Levittown, creció en cuatro años hasta las 17.447 casas. Su reglamentación prohibía vallas o cercos de más de 120 cm de alto entre viviendas y la radicación de afroamericanos, lo que fue  corregido en 1949. Las casas  eran idénticas, pero sus inquilinos añadieron nuevas habitaciones o patios.

Entre 1948 y 1958 se construyeron  unos 13 millones de viviendas, casi todas en nuevos suburbios. Esto convirtió a numerosas ciudades en una especie de «rosquillas sociales», con un centro rico, dedicado al comercio y a los negocios, rodeado por un anillo interior pobre de viviendas protegidas, habitado sobre todo por afroamericanos, rodeado a su vez por suburbios mayoritariamente blancos.

El crecimiento de la economía fue acompañado por una modificación de los hábitos de consumo de los individuos y las familias. Esta transformación consistió básicamente en una disminución del porcentaje del ingreso familiar destinado a la alimentación y, en menor medida, a la vestimenta, y en el aumento proporcional del gasto en otros bienes y servicios Pero además, cambiaron profundamente las características y las formas de comercialización, tanto de los bienes y servicios como de todos los elementos de consumo en general.

En 1990 no se consumían los mismos alimentos que en 1950: había más variedad de productos, más ofertas, los productos pasaban por mayores controles de calidad y tenían envases más atractivos. La mayor parte se vendía en supermercados y no en pequeños almacenes, como en 1950.

Las sociedades en las que se produjeron estos y otros cambios en las capacidades y los hábitos de consumo se denominaron, en la década de1960, sociedades de consumo. Esa denominación procuraba dar cuenta de esas transformaciones, pero, a la vez, contenía una crítica. La sociedad de consumo por excelencia era la norteamericana, que funcionaba como un modelo para el resto de las sociedades de los restantes países.

¿Cuáles eran las características de la sociedad de consumo, por qué su avance parecía irresistible y por qué era criticada? Estas preguntas se pueden responder con el principio fundamental de la sociedad de consumo, que consiste en la expansión permanente e indefinida de los deseos de los consumidores.

La publicidad ha sido el medio para difundir las imágenes que estimulaban los deseos de consumir. También este medio reproducía el principal argumento de venta de la sociedad de consumo, que es “la novedad”. Muchas empresas incorporaron la idea de la “obsolescencia planeada” de sus productos. Este concepto alude al propósito de fabricar productos de duración limitada, para ser reemplazados por un modelo nuevo. (puede ver la historia de cada marca en la parte superior de esta misma pagina)

Hacia fines de la década de 1960, este modelo de sociedad comenzó a recibir fuertes críticas, que no se limitaban al cuestionamiento de los principios sobre los que se fundaba. Además, se enfatizaba las irracionalidades de su funcionamiento. Por ejemplo, la expansión del transporte automotor parecía crear tantos o más problemas que los que venía a solucionar. En 1962, un auto sólo podía cruzar la ciudad de Los Ángeles en su hora pico a una velocidad promedio de 8 kilómetros por hora, que es la mitad del promedio de velocidad que una carroza tirada por un caballo empleaba para atravesar la ciudad en 1911.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Esencial del Historia del Mundo Cuadernillo N° 29 Clarín
Ciencias Sociales EGB Historia Luchilo-Privitellio-Paz-Qués

Historia de las Prisiones Bentham Carcel Panoptico Origen de la Prision

Historia de las Prisiones Bentham
Cárcel Panóptico

LA PRISIÓN MODERNA: La prisión surgió en un orden social nuevo en el que, a partir de las normas, se pretendía modelar los gestos, las conductas y las actitudes de los hombres.

Los países anglosajones encaraban una reforma carcelaria que, a poco, conmovería los sistemas carcelarios de todo el mundo. En materia arquitectónica, el inglés Jeremías Bentham ideaba el panóptico, un presidio que observado a vuelo de pájaro aparecía como la rueda de un carro: los rayos eran los pabellones carcelarios, y el centro de esa rueda el sitial que ocupaban las autoridades de la cárcel. Como es fácil imaginarse, de un vistazo abarcaban todo lo que pudiera ocurrir allí.

El la de la Durante el siglo XIX las sociedades europeas se replantearon uso del poder de castigar en la fábrica, en el taller, en la escuelas,  en el ejército o en los hospitales.

Entre 1830 y 1848, ciertas formas tradicionales de castigo fueron reemplazadas por otras.

• El cuerpo dejó de ser el blanco de la represión penal. El descuartizamiento, la amputación y las marcas en los cuerpos dejaron de practicarse.

• Se abandonó la exposición pública de los castigados. Hasta entonces era una práctica común exponer a los castigados vive o muertos en las plazas, a modo de espectáculo ejemplar.

• La privación del bien máximo de la sociedad burguesa libertad pasó a ser el principal castigo.

La sociedad burguesa creó un lugar cerrado para ejecutar la pena de los condenados -la prisión- en donde los condenados serían corregidos para reingresar dóciles y capacitados al seno de una sociedad productivista.

Entre 1830 y 1840, se elaboró un programa arquitectónico para la mayoría de los proyectos de prisiones europeas, siguiendo el modelo de Jeremy Bentham. Estas prisiones-máquinas imaginadas por Bentham constaban de un punto central -una torre de vigilancia- desde donde partían pabellones de celdas, como si fueran los rayos de un rueda que convergen sobre el eje central.

Con este diseño, un mirada permanente instalada en la torre de vigilancia a la que Bentham bautizó “panóptico“- podía controlar todo el funcionamiento del interior del edificio, tanto el movimiento de lo presos como el del personal.

La prisión generó un vínculo estrecho entre la policía y le presos liberados que no lograban insertarse en el mercado liberal. Una vez excarcelados, los antiguos presidiarios fueron utilizados para espiar y delatar a otros ex-condenados ligados al delito común o a actividades políticas (anarquistas, socialistas, liberales radicales), o para infiltrar grupos sindicales obreros. De ese modo se amplió un sistema de vigilancia social de los sectores populares y de los marginados del orden económico burgués.

Jeremy Bentham

Jeremy Bentham fue un pensador y publicista inglés de orientación liberal. Adhirió al utilitarismo, una corriente filosófica que sostenía que los individuos actúan movidos por la búsqueda de la felicidad. El mandato de una sociedad debía ser la búsqueda de la mayor felicidad para el mayor número de individuos. De este modo, Bentham y sus seguidores -que fueron muchos, tanto en Europa como en América- justificaban una mayor intervención del estado para garantizar “la mayor felicidad para el mayor número”.

Paralelamente en Filadelfia, la secta de los cuáqueros, allá por 1786, fundaba la Asociación para el alivio de las miserias en las cárceles públicas. El tono religioso de la reforma propiciada por los cuáqueros —el líder fue Guillermo Penn—, arrojó un saldo positivo: comenzó tímidamente a nacer la idea de privación de la libertad como pena en sí misma.

Por otra parte, la cárcel dejaba de entenderse como un depósito superseguro del que los delincuentes no pudieran huir. Se ampliaban sus funciones al adoptarse una nueva noción: la de convertirla en un instituto —casi terapéutico— que readaptara al preso para reintegrarlo a la sociedad.

Conceptualizado el delito como “pecado” en la Filadelfia de ese entonces, no extrañó que a los presos se aplicara la misma “terapia” a la que se sometían los monjes cuáqueros después de pecar: la celda, lugar donde se mantenía silencio absoluto para expiar la culpa y quedar en paz con la conciencia. A este sistema aplicado a los penados se lo denominó celular o filadélfico.

Pero como los presos no eran monjes y sometidos al rigor de la soledad y el silencio —lejos de “expiar” la falta— muchos enloquecieron, en 1779 en la ciudad de Nueva York y en 1818 en la de Auburn, en los Esta-dos Unidos, se intentó un nuevo régimen cuyo nombre devenía de esta última ciudad: el auburniano.

Elam Lynds, su inventor, redujo el sistema celular para el descanso nocturno y, durante el día —como cura complementaria readaptativa—, aplicó a todos los presos el trabajo en común. Esa reforma no lo movió a modificar la regla de silencio absoluto que siguió manteniéndose día y noche. Poco después en Inglaterra Alexander Maconochie y en Irlanda Walter Crofton, perfeccionaban el primitivo intento introduciéndole importantes modificaciones.

Maconochie en 1845 sostenía que la readaptación del preso requería tres etapas: una de reclusión celular, otra de reclusión celular nocturna y trabajo en silencio diurno (como vemos combinaba los sistemas anteriores) y una tercera etapa para él, consistía en la libertad condicional. Crofton a su vez, a los pasos recomendados por Maconochie, añadía un cuarto, que era intermedio: entre la reclusión celular nocturna combinada con el trabajo diurno en silencio y la libertad condicional, él recomendaba que el preso viviera una etapa en cárceles sin muros ni cerrojos. Todos, estos ensayos variaron fundamentalmente la idea, de cárcel.

Del trabajo emprendido por el preso con fines terapéuticos (muy diferente al que se programaba en las Provincias Unidas del Río de la Plata donde, como en el resto del mundo hasta ese entonces, al Estado no le interesaba (a salud del preso sino los beneficios que aportaba su mano de obra), devino el peculio, una retribución que el encarcelado recibía para atender sus necesidades.

Por otra parte, se hizo obligatoria la enseñanza de manualidades, oficios y actividades varias en las prisiones. Además, se entendió como saludable la enseñanza de tipo religioso para el penado y comenzó a favorecerse el ingreso de sacerdotes a las cárceles. Básicamente, la mayor parte de estos conceptos readaptativos —apuntalados por las ciencias modernas como psicología, sociología, biología, etcétera, y desprendidos de las connotaciones religiosas de “expiación de la falta”—, predominan en los establecimientos actuales.

Ver: Métodos de Tortura en la Antiguedad

Ver: Derecho Penal – Agravantes y Atenuantes

Fuente Consultada:
Cáceles  Historia Popular  Tomo 19  Vidas y Milagros de Nuestro Pueblo
Historia 3 – El Mundo Contemporáneo –

Robo por internet de datos personales claves contraseñas Tarjetas

El “phishing” es una modalidad de estafa diseñada con la finalidad de robarle la identidad. El delito consiste en obtener información tal como números de tarjetas de crédito, contraseñas, información de cuentas u otros datos personales por medio de engaños. Este tipo de fraude se recibe habitualmente a través de mensajes de correo electrónico o de ventanas emergentes.

En esta modalidad de fraude, el usuario malintencionado envía millones de mensajes falsos que parecen provenir de sitios Web reconocidos o de su confianza, como su banco o la empresa de su tarjeta de crédito.

Dado que los mensajes y los sitios Web que envían estos usuarios parecen oficiales, logran engañar a muchas personas haciéndoles creer que son legítimos.

La gente confiada normalmente responde a estas solicitudes de correo electrónico con sus números de tarjeta de crédito, contraseñas, información de cuentas u otros datos personales.

Para que estos mensajes parezcan aun más reales, el estafador suele incluir un vínculo falso que parece dirigir al sitio Web legítimo, pero en realidad lleva a un sitio falso o incluso a una ventana emergente que tiene exactamente el mismo aspecto que el sitio Web oficial. Estas copias se denominan “sitios Web piratas”. Una vez que el usuario está en uno de estos sitios Web, introduce información personal sin saber que se transmitirá directamente al delincuente, que la utilizará para realizar compras, solicitar una nueva tarjeta de crédito o robar su identidad. (Fuente Consultada:www.microsof.com.ar)

● Si recibe un correo electrónico que le pide información personal o financiera, no responda. Si el mensaje lo invita a acceder a un sitio Web a través de un enlace incluido en su contenido, no lo haga. Las organizaciones que trabajan seriamente están al tanto de este tipo de fraudes y por consiguiente, no solicitan información por medio del correo electrónico. Tampoco lo contactan telefónicamente, ni mediante mensajes SMS o por fax. Si le preocupa el estado de la cuenta que posee en la organización que dice haber enviado el correo, o que lo ha contactado, comuníquese directamente utilizando un número telefónico conocido y provisto por la entidad u obtenido a través de medios confiables, como por ejemplo de su último resumen de cuenta. Alternativamente, puede ingresar en la página oficial de la organización, ingresando usted mismo la dirección de Internet correspondiente en el navegador.

● No envíe información personal usando mensajes de correo electrónico. El correo electrónico, si no se utilizan técnicas de cifrado y/o firma digital, no es un medio seguro para enviar información personal o confidencial.

● No acceda desde lugares públicos. En la medida de lo posible, evite ingresar al sitio Web de una entidad financiera o de comercio electrónico desde un cybercafé, locutorio u otro lugar público. Las PCs instaladas en estos lugares podrían contener sotware o hardware malicioso destinado a capturar sus datos personales.

● Verifique los indicadores de seguridad del sitio Web en el cuál ingresará información personal. Si es indispensable realizar un trámite o proveer información personal a una organización por medio de su sitio Web, escriba la dirección Web usted mismo en el navegador y busque los indicadores de seguridad del sitio. Al acceder al sitio Web, usted deberá notar que la dirección Web comienza con “https://”, donde la “s” indica que la transmisión de información es “segura”. Verifique también que en la parte inferior de su navegador aparezca un candado cerrado. Haciendo clic sobre ese candado, podrá comprobar la validez del certificado digital y obtener información sobre la identidad del sitio Web al que está accediendo.

● Mantenga actualizado el software de su PC. Instale las actualizaciones de seguridad de su sistema operativo y de todas las aplicaciones que utiliza, especialmente las de su producto antivirus, su cliente Web y de correo electrónico. La mayoría de los sistemas actuales permiten configurar estas actualizaciones en forma automática.

● Revise sus resúmenes bancarios y de tarjeta de crédito tan pronto los reciba. Si detecta cargos u operaciones no autorizadas,comuníquese de inmediato con la organización emisora. También contáctese con ella si se produce una demora inusual en la recepción del resumen.

● No descargue ni abra archivos de fuentes no confiables. Estos archivos pueden tener virus o software malicioso que podrían permitir a un atacante acceder a su computadora y por lo tanto, a toda la información que almacene o introduzca en ésta. Recuerde – No conteste ningún mensaje que resulte sospechoso. Si un mensaje en su contestador le avisa sobre un evento adverso vinculado a su cuenta bancaria y le solicita que llame a un teléfono gratuito, no lo haga. Si recibe un correo electrónico que le pide lo mismo, no lo crea. Si del mismo modo le envían un SMS de bienvenida a un servicio que no ha contratado, bórrelo y olvídese. Las mencionadas prácticas no son sino diversas modalidades que persiguen el mismo fin: obtener sus datos personales para defraudarlo.

Finalmente – Permanezca siempre atento para evitar el acceso indebido a su información personal. Observamos que día a día aparecen nuevas estrategias de engaño. Su desconfianza y el cuidado con que analiza los sitios Web en los que ingresa sus datos de identidad, con su mejor protección.

PARA SABER MAS…

Si usted envía e-mails, actualiza su perfil en Facebook, revisa su saldo bancario online o hace otras cosas en Internet, corre riesgo de ser hackeado. Esto le pasó a Mat Honan, redactor de la revista de tecnología Wired, quien supuestamente conocía los peligros del hacking. Perdió los datos que tenía en su iPhone, su iPad y su MacBook, y las fotos de su hija, de un año de edad. “Toda mi vida digital fue destruida”, escribió. Por suerte, hay maneras de protegerse. Estos consejos lo ayudarán a reducir el riesgo de ser hackeado.

1-Sea consciente de los datos que comparte. No tiene que borrar su perfil en Facebook o en Twitter para estar a salvo, pero les facilita la tarea a los hackers si en las redes sociales publica fechas de nacimiento, películas favoritas o el nombre de soltera de su mamá, datos que a menudo utiliza para contestar las preguntas de seguridad que le dan acceso a sus cuentas online o por teléfono.

2- Elija contraseñas complicadas. A un hacker le puede llevar tan solo 10 minutos descifrar una contraseña formada por seis letras minúsculas, pero algunos sitios gratuitos como safepasswd.com lo pueden ayudar a crear una contraseña casi inviolable que combine letras mayúsculas, símbolos y números. Usar frases como contraseñas también suele funcionar (el sitio passphra.se/es lo puede ayudar a crearlas). A un hacker podría
llevarle meses descifrar la frase “diga no a los ciber ladrones”, por ejemplo, al menos hasta este momento.

3-Use la verificación en dos pasos: Facebook y Gmail cuentan con una función de seguridad que, una vez activada, le solicita que introduzca dos contraseñas para entrar a su cuenta: su contraseña normal y un código que esas empresas le envían en un mensaje de texto a su celular. “El paso adicional representa un leve inconveniente, pero vale la pena cuando la alternativa es ser víctima de un hacker”, señala Matt Elliot, escritor de tecnología del sitio cnet.com. Para establecer la verificación en Gmail, haga clic en Cuenta y luego en Seguridad. En Facebook, inicie la sesión, haga clic en el icono inferior junto a Página Inicial, y después en Configuración de la Cuenta, Seguridad y Aprobaciones de Inicio de Sesión.

4- Use con moderación los puntos de acceso Wi-Fi. Los principales proveedores de Internet inalámbrico público gratuito (un servicio disponible en puntos de acceso situados en cafeterías, aeropuertos y hoteles) no requieren un encriptamiento de los datos que circulan entre Internet y las laptops, lo que implica que cualquier información —como su contraseña de correo electrónico o su estado de cuenta bancaria— es vulnerable a los hackers. En una PC, haga clic en el icono de conexión inalámbrica en la barra de tareas para desactivarla. En una Mac, haga clic en el icono de Wi-Fi en la barra del menú para desactivar Wi-Fi.

5- Resguarde su información. En cuestión de minutos, los hackers pueden borrar de su computadora los mensajes electrónicos, las fotografías, los documentos y la música que ha atesorado por muchos años. Proteja sus archivos electrónicos utilizando alguno de los sistemas de resguardo sencillos y gratuitos disponibles en Internet; por ejemplo, crashplan.com y dropbox.com.

CONCEJOS ÚTILES: Para disminuir los problemas derivados del robo de identidad, los especialistas recomiendan:

• No lleve el DNI en la billetera junto con las tarjetas. Se puede portar la cédula de identidad (expedida por la Policía Federal) que es un documento más seguro.

• Revise sus antecedentes crediticios. Por ley, cada seis meses, se los puede solicitar gratuitamente a cualquier empresa de riesgo crediticio.

• Controle quién accede a su informe de crédito. Por ejemplo, la empresa Equifax Veraz tiene el servicio “Stop! Robo de Identidad” que envía al usuario un alerta por mail cuando alguien solicita un informe sobre su situación crediticia o se producen cambios en la misma, lo que permite reducir el daño que podría causar un usurpador. « “No confíe en premios instantáneos u ofertas tentadoras”, aconseja Piazza. No llene cualquier cupón de sorteo y no brinde más información que la necesaria para participar de una promoción o encuesta. Nunca dé a conocer su número de tarjeta, ni clave.

• “Desestime los avisos que en general aparecen en diarios locales en los que ofrecen préstamos sin importar los ingresos que uno posee”.

Si ya fue víctima de un robo de identidad:
Solicite un Hábeas Data. Es un mecanismo judicial para tomar conocimiento de los datos personales almacenados en bases públicas o privadas con el fin de que, en caso de falsedad, se pueda pedir la rectificación o eliminación de sus datos.

Junte la información. Por carta o mediante una demanda, solicite todos los formularios y recibos a quienes le reclaman una deuda (bancos, comercios) con el fin de someterlos a una pericia caligráfica y demostrar que no fue usted quien firmó dichos papeles.

• Realice rápidamente la denuncia de pérdida o robo de documentación en la dependencia policial o en la justicia, y en las empresas de tarjetas de crédito y bancos.

• Avise a las entidades de riesgo crediticio para que incluyan este nuevo dato en sus bases de datos. “Así cuando una empresa pida un informe de riesgo para entregar un crédito, aparecerá la información del documento robado o extraviado y se reducirán las posibilidades de otorgar un préstamo a una persona con una identidad falsa”.

Fuentes: CNET, Lifehacker, NPR,ABC

Caracteristicas de la Delincuencia Juvenil Causas Drogas Ley Calle

CONCEPTO DE DELINCUENCIA:

Conjunto de delitos entendido en términos generales y en relación directa con la sociedad en la que se manifiestan. En las últimas décadas, se ha registrado a nivel mundial un alarmante incremento de las actividades delictivas en los grandes núcleos urbanos, con proliferación de grupos organizados que, mediante la violencia y la agresión’ física, han creado un clima de inestabilidad ciudadana: la actuación de estas bandas marginales se ha centrado en los asaltos domiciliarios, atracos a entidades bancarias y ataques con violencia sexual.

En este sentido, las cotas más altas de participación delictiva las ostenta la población juvenil; este tipo de delincuencia en el que participan jóvenes de 16 a 21 años constituye uno de los principales problemas con los que se enfrentan las naciones industrializadas y es consecuencia, entre otras cosas, de la superpoblación, el desempleo, la desvinculación de los valores tradicionales, y la carencia de espectativas, y se presenta como una respuesta a problemas de adaptación social.

El consumismo crea necesidades artificiales que la juventud no puede satisfacer y, como consecuencia, surgen desviaciones de la conducta social homogénea que inciden negativamente en la cohesión del sistema. Uno de los aspectos en los que se particulariza dicha situación es en la drogadicción, que en la actualidad está configurada como uno de los delitos más alarmantes dentro de la delincuencia juvenil. El índice de drogadictos, cada vez más jóvenes, y de politoxicómanos ha aumentado considerablemente en las últimas décadas.

La drogadicción constituye a su vez fuente generadora de otros delitos comunes, la mayoría de las veces robos y homicidios encaminados a obtener las grandes sumas de dinero que cuestan ciertos estupefacientes. El panorama de la delincuencia juvenil es objeto, hoy en día, de la atención de los medios de comunicación social y de la cultura. (Fuente Consultada: Actualizador Basico de Conocimientos Universales Tomo 1 – Editorial Océano)

Radiografía de una patota:

Los amantes de las estadísticas han descubierto también una tendencia sostenida hacia el crecimiento concreto de la delincuencia juvenil grupal, en detrimento de la individual.

Características de la delincuencia juvenil:
A—Predominaría, en efecto, la delincuencia en banda frente a la delincuencia ejercitada individualmente.
B—Las bandas están integradas por un número de personas que van de tres a ocho miembros.
C—Las bandas integradas por mayores y menores conjuntamente excedencias integradas exclusivamente por menores.
D—Son predominantemente constituidas por varones y en un número mínimo de casos por mujeres, conjuntamente.
E—Predominan los hechos de delincuencia violenta, especialmente robo, y con armas de fuego.
F—La Capital Federal y luego la provincia de Buenos Aires constituyen las áreas de más alto índice.
G—Los menores que integran las bandas vienen de sectores socioeconómicos desfavorecidos y con hogares desquiciados.
H—Comienzan a advertirse los primeros indicios de una creciente delincuencia de las clases media y alta.

patotas delictivas

Para Teodoro Newcomb, “una gran proporción de los robos los llevan a cabo muchachos que son miembros de pandillas de algún tipo. Está bien establecido ahora que tales muchachos, en general, no son más anormales, sociológicamente, que otros muchachos. En ciertos grupos las normas indican robar, tal como en otros grupos llevan a tomar té, o a rezar, o a jugar a los dados. No son los muchachos sino las normas las que son anormales desde el punto de vista de la sociedad. No es accidental —escribe Newcomb—, que tales pandillas sean características de las zonas pobres de la ciudad.

Los muchachos que viven en esas zonas se hallan sujetos a privaciones, y la pertenencia a las pandillas les proporciona ciertas compensaciones, ciertos sustitutos que la sociedad falla en dar. Las pandillas representan el esfuerzo de los muchachos por crear una sociedad para ellos mismoSj donde no existe nada adecuado para sus necesidades. En tales condiciones, el pertenecer a una pandilla de delincuentes se torna deseable para el muchacho medio de los barrios pobres. Los roles establecidos para tal pertenencia traen muchas satisfacciones.

Los muchachos más jóvenes se hallan motivados para entrar a tales pandillas porque observan las satisfacciones que los muchachos más grandes hallan al adoptar tales roles. La conducta delictiva es así parte de un rol que es atractivo bajo ciertas condiciones sociales”.

Las leyes de la calle
Finalmente, para la doctora Pascual, “el fenómeno de la patota es un fenómeno natural que se dio en todas las épocas. Lo que hay ahora es una gran agresividad en toda la sociedad y el chico se ve impulsado a integrar un equipo que lo proteja precisamente de esa agresividad. Antes, por ejemplo, los “patoteros” iban juntos a bailar, rompían un foquito y tocaban los timbres. Hoy, la incidencia de la droga y la degradación social los empuja a cometer hechos vandálicos”.

Un largo aunque muy rápido camino han transitado estos menores antes de ingresar de lleno en la ilegalidad. Las llamadas “instituciones básicas” le han vuelto la espalda y los irá empujando al precipicio del delito y a la sordidez de los reformatorios. La familia ya los ha expulsado con su indiferencia y sus degradaciones cotidianas. La escuela se ha desecho de ellos, incomprendiendo su realidad y marginándolos del resto. La sociedad, finalmente, les ha negado toda posibilidad de trabajo digno y los ha obligado “a dar el mal paso”.

Esos menores desamparados se ven entonces impulsados casi naturalmente a refugiarse en el interior de un grupo, donde compartir los sinsabores de la vida con marginales de la misma estatura y donde sustituir los roles familiares perdidos por un nuevo orden que les garantice cierta estabilidad afectiva. En el seno de estas patotas, el líder asume una paternidad que muchos de esos menores no han tenido y ofrece, por lo tanto, un referente para esa personalidad que aún no se ha desarrollado.

Los nuevos “patoteros” aprenden allí las nuevas reglas, consistentes en ser valientes y solidarios con el grupo, rechazando de plano las normas que rigen el mundo adulto. Aprende un nuevo sistema de comunicación, una nueva organización y un nuevo escalonamiento de jerarquías. Aceptan un apodo, por más despectivo que sea, y buscan en la “pandilla” todas las respuestas de la vida. Nacen, en suma, a una subcultura de rígidos códigos, donde cunden el machismo, la violencia gratuita y la ética de la calle. Las propias normas del grupo determinaran el tipo de modalidad delictiva que cada menor adopte para su subistencia.

El “iniciado” se convertirá así en un punguista, en un arrebatador, en un escruchante, en un asaltante a mano armada, en un alcohólico o en un drogadicto, según las pautas elaboradas por cada grupo y no de acuerdo, como piensan ciertos sectores, a condicionamientos psicofísicos ni apetencias personales. Si cada niño es el fiel reflejo de su familia, cada menor infractor es la viva imagen del grupo callejero que ha integrado.

Cuando, por diferentes circunstancias, la patota se deshace, sus miembros se ven obligados a integrar inmediatamente otra. Esa necesidad de agruparse los perseguirá a través de toda su historia y mientras no se aparte de la delincuencia, lo que denota una falta de madurez primaria y el padecimiento continuo de lo que se ha dado en llamar “la soledad del marginado”.

El delincuente juvenil será confinado a un reformatorio, donde se adaptará a un nuevo grupo. Se juntará luego en la calle con otros menores y dará un “golpe”. Integrará una “ranchada” en su paso por la cárcel de mayores. Formará una
asociación ilícita al salir de la “sombra” y volverá, si sigue aún con vida, a refugiarse bajo las alas de un “cacique” de pabellón, quien nuevamente tratará de ordenarle la vida en cautiverio.

Sobrevivirá oscuramente en aguantaderos, codo a codo con “buenos muchachos que se ganan el puchero chorreando”. Y, ya convertido en un “delincuente de frondoso prontuario”, encontrará paradójicamente la muerte en la peor y más temida de las soledades.

Desmembración de una pandilla
Estas “asociaciones de la intemperie”, como alguien las denominó, viven su apogeo y entran inevitablemente en crisis. La dispersión se puede dar a raíz de que algunos de sus miembros sean recluidos durante mucho tiempo en algún instituto correccional para menores, o que diferentes situaciones lleven a la mayoría de sus integrantes a ingresar en el mundo del trabajo y a la formación de una familia.

Quien continúa fiel de alguna manera al mundo del delito, se integrará a otros grupos por cuestiones “profesionales” y cambiará de entorno según las circunstancias. Suele ocurrir que, cuando va a parar a los pabellones de alguna penitenciaría de mayores, este delincuente ya avezado se reencuentre con algún miembro de aquellos grupos que fue dejando en el camino.

¿Por que aumenta la delincuencia?: Jorge Goldman, secretario de la Asociación Argentina de Psiquiatría y Psicología de la Infancia y de la Adolescencia opina:  “El agravamiento de la situación adolescente deriva del profundo cambio que tuvo la sociedad argentina. Me refiero a cambios socioculturales. Antes existía el barrio, donde la vida era totalmente distinta. Uno tenía el club, las sociedades de fomento, los amigos, tenía casi sin darse cuenta una infraestructura montada. Luego ocurrió que la mujer tuvo que salir a trabajar y la relación materno-filial cambió entonces rotundamente. Porque cuando ella quedaba al cuidado de sus hijos, creo que se formaba una especie de “pool” de madres que se hacía cargo de los chicos de barrio. Uno salía y veía a doña María, que lo conocía, o siempre en la plaza había una doña Ñata en el costado, o iba a la panadería y lo atendía doña Marta, amiga de toda la vida de toda la familia. Y había como una especie de seguridad, fundamentalmente, porque las madres podían estar con sus hijos, cuidarlos, y tenían la energía suficiente para hacerlo. En este momento, ¿cuánto más se le puede pedir a una madre que trabaja? Además del trabajo, tiene que atender la casa, ayudar a los chicos en la escuela y prepararse para otro día agobiante.

En estas circunstancias, los hijos se van criando con muchos accidentes afectivos. Y esto no es un problema de clases. El cambio en la inserción de la mujer no obedece sólo a cuestiones económicas. Quizás ese cambio fue positivo para la mujer, pero creo que no se contempló el hecho adecuadamente, y entonces las resultantes son todos estos grupos antisociales que empiezan a aparecer ahora, como las patotas. El adolescente se incorpora a un grupo de “pares” donde siente cierto respaldo.

Subcultura del delincuente juvenil
En el seno de esos grupos callejeros, suelen formarse subculturas. Saucedo desglosó las características generales de estas sub-culturas en un extenso trabajo presentado por la Universidad Kennedy:

1. Culto al machismo: Sinónimo de malo; es forma de probarse; reacción por la falta de hombre en el hogar; haber aprendido que en la calle se hace hombre; arrojado fuera de la casa, a una edad temprana, por la falta de control. Desprecio por la mujer, a la que ven como destinada a servirlos; relegada a tareas secundarias.

2. Culto a la violencia gratuita: Identificación con la brutalidad física.

3. Rivalidad con el mundo adulto: La sociedad los rechaza y ellos buscan pertenecer a ella, mienten y se mienten para llegar a ser lo que quieren.

4. Invención de un código de vida: Calma provisionalmente el vacío de la inadaptación social.

5. Los agrupamientos revisten la forma de pandilla o patotas: Lo principal es el vagabundeo por calles, lugares de juego, medios de transporte. Los hay de sectores humildes (arrebatadores, punguistas y descuidistas) y acomodados.

El grupo ofrece:
1. Una forma de vida.
2. Una definición de la situación, diferente a la de la sociedad.
3. Status: Puede ser alguien.
4. Motivación para sentirse adulto.
5. Estabilidad como respuesta a desajustes familiares (familia y comunidad actúan como centros de expulsión).
6. Modelos de rol, en especial el líder.
7. Recompensas: Las solas relaciones personales son, de por sí, suficiente premio y estímulo.
8. Autonomía para desafiar al mundo.
9. Ligazón afectiva.
10. Posibilidad de aprendizaje, aunque sea en la conducta divergente. Aquí compite con armas propias, que puede manejar y no como en la escuela, donde debe competir en un campo que le es desconocido y con armas que no sabe utilizar.
11. Racionalización grupal: El grupo le ofrece todas las respuestas.
12. Un sistema de comunicación: A través de un lenguaje propio.
13. Una reproducción de la sociedad: Donde rige la competencia, se asciende y desciende rápidamente; puede estar tan organizada o más que la sociedad; cuanto más desorganizada está la sociedad, más organizado está el grupo.
14. Autoridad y jerarquía: Se las respeta; los apodos reproducen el mundo animal; hay liderazgo: el jefe manda e impone su prestigio; hay intentos para parecerse al jefe, sin tener en cuenta la capacidad necesaria; pero la perspectiva de ser jefe es suficiente estímulo. El liderazgo se prueba todos los días; basta una falla, para que el jefe descienda y una hazaña para que el subalterno ascienda.
15. Hay pactos de fidelidad y sangre: El compromiso vale más que en la sociedad. La búsqueda de la admiración y el respeto se convierte en preocupación de vida (…).
16. Importan las actividades del grupo: Se quiere ser uno más y querer ser del grupo se convierte en esfuerzo profesional. Para cultivar el machismo, se debe fingir que se es como los demás; finge que puede fingir.
17. La alienación del grupo importa más que la familia: precisamente porque el grupo es su grupo de referencia y pertenencia y le brinda la posibilidad de ser alguien.
18. En el grupo se carece de vida propia: Se abandona la reflexión. Se acepta todo lo que viene del grupo, inclusive un mote despectivo; identificarse con él, es forma de integrar el grupo; el serle otorgado significa aceptación grupal.
19. Organización: Subcultura no es sinónimo de desorganización; algunas revelan una superorganización, cuya consecuencia es el adiestramiento coactivo en el comportamiento divergente.

Los jóvenes drogadictos
El propio Enrique De Vedia, secretario del Menor y la Familia, ha admitido que el consumo de drogas entre grupos juveniles está alcanzando por primera vez en la historia del país y en determinadas áreas, “índices preocupantes”. Al margen de explicaciones simplistas y frases apocalípticas sobre el “libertinaje democrático” y “las garras del narcotráfico internacional”, la sociedad parece negarse a buscar una respuesta veraz y objetiva sobre el significado y la ascendencia que tiene la droga entre los jóvenes de hoy.

El psicólogo Jorge Goldman, ensaya al respecto una hipótesis inquietante: “La droga es una especie de pecho: un adolescente se puede prender a la droga como un chiquitín se prende al seno materno. La falta de seno materno —en el sentido de la situación de ‘maternaje’ que lo rodea—, puede devenir en esa situación de salida a todo tipo de adicciones, particularmente en la adolescencia, donde los chicos son profundamente actuadores.”

Según Graciela Saucedo, “la droga es vivida por el adolescente como instrumento de liberación; hay drogas para negar la realidad (narcóticos); para distorsionarla (LSD, marihuana); para desafiarla (alcohol, anfetaminas). La drogadicción representa la agresividad contra los jóvenes mismos. El componente suicida de la drogadicción puede simbolizar el suicidio general de la sociedad”.

El consumo de estupefacientes liga, de alguna manera, al adicto con el siniestro mundo del traficante. La propia desesperación y el abandono general, terminan obligando al joven drogadicto a robar para comprar más droga o a agredir para aliviar tensiones.

Actualmente, la población de adictos en nuestro país sobrepasa las 80.000 personas. La edad promedio de mayor consumo se ha fijado en los 17 años, se calcula que el 80 % de los consumidores son menores de edad v que el 20 % de los estudiantes secundarios del país ha probado droga alguna vez. Pero, el problema parece estar, ciertamente, mucho más allá de estos datos oficiales. Un chico drogado es, de algún modo, “un chico abandonado que quiere evadirse de la realidad”.

Un chico pidiendo a gritos sordos que alguien cambie esa cruel, esa desoladora e injusta realidad. “Es por eso que el éxito del control del narcotráfico y de la fármaco-dependencia están condicionados por las posibilidades de dar ocasiones de trabajo a nuestros jóvenes, seguridad a las familias y fortalecimiento a los programas sociales de participación y solidaridad” (Julio Bello, subsecretario de Desarrollo Humano y Familia).

Fuente Consultada: Yo Fui Testigo J.C. Cernadas – Ricardo Halac  – Tomo 14

Los Primeros en Argentina Argentinos Pioneros Curiosidades del Pais

El primer pregonero

La primera noticia sobre el pregonero de la ciudad, después de Garay, se registró en el acta acuerdo del Cabildo del 9 de julio de 1590: allí se habló de la necesidad de contar con alguien que diera a conocer a los vecinos las novedades de interés común y las disposiciones del gobierno. Lo curioso es que, en el caso de los comunicados oficiales, el pregonero no recibía remuneración alguna: “debíase pregonar sin pago —aclara el acta— cuando se tratare de asuntos de interés para este Puerto”.

Años después se da cuenta de lentas y generalmente infructuosas gestiones del pregonero para tratar de cobrar algún salario hasta que finalmente el Cabildo unificó el trabajo de pregonero con el de verdugo, y este último sí recibía una paga. La “carga pública ” del pregonero recayó por primera vez en Juan Aba, un indio que no sabía leer. Si bien el Cabildo no especificaba la capacidad de leer y escribir en su concurso por el cargo, es obvio que el pregonero, condenado a repetir, debía valerse de la lectura para poder memorizar.
Juan Aba, entonces, sólo se dedicó a repetir en voz alta los dichos del escribano del Cabildo u otro funcionario que leyera a su lado los documentos para dar a publicidad.

El primer verdugo

El primer verdugo de Buenos Aires fue Diego Rivera o de Rivera, a la vez pregonero y tambor. Rivera vivía tapado de trabajo: al no existir la cárcel como elemento pretendidamente rehabilitador, eran muy pocas las detenciones que se llevaban a cabo; en general se preferían castigos “ejemplificadores” que iban desde cortar la cabeza a piernas o manos, o el linchamiento. Los castigados eran expuestos durante varios días en la Plaza Mayor, a la vista del público.

En el Cabildo del 13 de febrero de 1607 se colocó a la vista del público el “Arancel de los derechos de los jueces y escribanos, en una tabla, para que a todos conste”. Según aquel arancel, los derechos de los verdugos eran los siguientes: por ejecutar una sentencia de tormento, un peso y medio ; por cualquier sentencia que no fuera de muerte,  dos pesos y medio; por la condena a muerte, dos pesos y medio más con la ropa del delincuente. Como pregoneros les correspondía: en el pregón por las cosas perdidas, un peso; por el voceo de una rebeldía, seis reales; por el remate de bienes, seis reales; por salir con los delincuentes pregonando su delito y sentencia, un peso y medio.

El primer maestro

No sólo las actas de fundación de la ciudad se han perdido, también las del Cabildo desde la fundación hasta 1588 y las de 1591 hasta 1605; este hecho hizo que se pensara, durante muchos años, que el primer maestro en Buenos Aires fue Francisco de Vitoria, sobre la base de un acta del Cabildo del 19 de agosto de 1605. Sin embargo, la enseñanza primaria debió iniciarse hacia 1591. Ya en ese año, la profesión de maestro no era respetada. No se consideraba un oficio, sino “la labor de quien no tiene otra cosa que hacer”.

En 1642, el maestro Diego Rodríguez se propuso ante el Cabildo “porque era pobre y sin oficio”. Francisco de Vitoria dijo en su solicitud de agosto que ofrecía sus servicios por no haber
en la ciudad quien lo hiciera, “y por ser cosa muy conveniente el servicio de leer, escribir y contar, por hallarme al presente desocupado”. De Vitoria, al ser aprobada su solicitud, pidió un adelanto de sueldo: un peso “por los de leer y dos por los de escribir y contar”. Se ignora si el Cabildo cumplió lo pactado.

El primer sastre

En 1605, la ciudad contaba con un sastre, un maestro de primeras letras y un médico. El sastre tuvo un mal comienzo: en el acuerdo del Cabildo del 24 de enero se registró una petición del sastre Sebastián de la Vega en la que pidió que no se le aplicara la pena impuesta por habérsele hallado una  regla falsa; la regla de medir usada por Vega no alcanzaba la longitud de la vara, de modo que al medir la tela de los clientes se quedaba con una parte. Los cabildantes rechazaron el pedido y ejecutaron la condena.

Los primeros abogados

El primer desembarco leguleyo en Buenos Aires no rué aislado: intentó instalarse un bufete completo, que tropezó con la oposición del Cabildo. El 22 de octubre de 1613, bajo el gobierno de Mateo Leal de Ayala, decidió aplicar una ordenanza del virrey Francisco de Toledo que no dejaba lugar a equívoco alguno: mandaba que “en los asientos de minas, fronteras y nuevas poblaciones no haya abogados”.

Aquel Cabildo sesionó completo, incluyendo al capitán de Ayala, gobernador interino, el capitán Simón de Valdez, tesorero, Bernardo de León, depositario general y todos los alcaldes y regidores.

“De lugares distintos cada uno de ellos —se informó— pero se han concertado los tres de venir este verano a este puerto con ánimo de que haya pleitos para ganar plata con que volverse o asistir en él.” El regidor Miguel del Corro aseguró que “era público y notorio” que “tres atrevidos abogados” llegarían en poco tiempo y “con su asistencia no faltan pleitos, marañas, trampas y otras disensiones que resultarán, para los pobres moradores, en inquietudes, gastos y pérdidas de hacienda”. Del Corro terminó su exposición solicitando que “los dichos tres letrados, ni ninguno de ellos, no se admitan ni reciban en esta ciudad. Propongo que se les dé aviso de ello enviándoles al camino orden para que no entren en ella si no fuera trayendo particulares licencias de Su Majestad y Real Audiencia”.

Los primeros contrabandistas

La preocupación del tesorero Valdez, como se verá, era eliminar a cualquier testigo molesto y peor aún, conocedor de la ley: su anhelo, como el de sus predecesores en el cargo, era entrar en gran escala mercaderías y esclavos negros de contrabando con destino al Alto Perú. Junto al teniente de gobernador Juan de Vergara y al capitán Diego de Vega, representante de comerciantes portugueses, organizaron el “contrabando legal” gracias a las maniobras de “arribadas forzosas” de barcos, debido a tormentas o vientos contrarios.

Valdez era, en verdad, un botón de muestra. En la primera mitad del siglo XVII Buenos Aires fue un centro de contrabandistas que formaron un poder dentro del poder del Estado, con vínculos y representantes establecidos en Brasil, Portugal, Angola, Holanda y otros puertos de esclavos.
Frente al contrabando, ningún gobernador era fuerte: cuando Hernandarias no quiso transigir con aquel ambiente fue perseguido, acusado de crímenes que no cometió y condenado por jueces afines a los contrabandistas.

No se trataba de corromper a los que ya estaban, sino de contar con “tropa propia”: adquirían en “subasta pública” los cargos de concejales que eran puestos a remate, paliando así con (acuidad la mayoría en el Cabildo.

La venta de cargos públicos —incluyendo gobernadores, grados militares, municipales, etc.— se hacía por remate o como “donativo gracioso” al rey. Esta “costumbre” comenzó bajo el reinado de Felipe II. Manuel de Velazco y Tezada, por ejemplo, adquirió su empleo de gobernador y capitán general de Buenos Aires en la suma de tres mil doblones como “donativo gracioso”.
Las telas eran el principal rubro del contrabando, pero muchas otras mercaderías formaban parte de los cargamentos, recibiendo todas en conjunto el nombre de “géneros” en el habla coloquial de la época.

En la confiscación de la fragata Arbela, en 1719, las autoridades porteñas encontraron armas, telas, cerveza, aguardiente, brea, pólvora, marfil, cera, lienzos de algodón, loza de la China, arroz, cuchillos, espejos, tabaco, prendas de vestir, etc.

Un cargamento sorprendido en las lanchas del navío Wootle, en 1727, arrojó en el inventario: cuchillos, cucharas, limpiadientes, anteojos de larga vista, peinetas de asta, marfil, tijeras, navajas, tornillos, bastones de metal y de vidrio, cajitas de polvillo, medias de hombre y de mujer, medias de seda, vasos, saleros, sombreros finos, encajes, zapatos, chinelas, pañuelos de seda, hojalata para faroles, relojes de plata, hachas y todo tipo de baratijas.

El mito de la riqueza del Plata había encontrado su propia forma: según una crónica de viaje del siglo XVII firmada por Acárete du Biscay, comerciante holandés, había en Buenos Aires “unos cuatrocientos vecinos blancos y otros dos mil”, muchos de ellos “muy ricos en dinero”. En 1658 escribió que los vecinos “se hacían servir en vajillas de plata por un gran número de sirvientes indígenas, negros, esclavos y mestizos”.

El primer casino

Fue nuestro ya conocido capitán Simón de Valdez, tesorero de la Real Hacienda, el primero en instalar una casa de juegos en Buenos Aires, en la esquina sudeste que forman las actuales calles Alsina y Bolívar. Tenía tejas y ladrillos —como pocas casas de la ciudad—, puertas ventanas labradas en Brasil y un lujo inusual para este puerto; allí se daban cita oficiales reales, funcionarios, traficantes de esclavos y contrabandistas. Valdez fue denunciado y encarcelado por Hernandarias, aunque su mala fortuna duró poco: en 1616 volvió al cargo de tesorero y fundó otra “casa de truques” con mayor osadía: alquiló un local anexo al Cabildo.

Los primeros boqueteros

La proximidad a los edificios oficiales determinó también la aparición de los primeros “boqueteros” del Plata. Alberto Rivas rescata la anécdota del primer robo de verdadera importancia en la Colonia, en 1631: desde un edificio vecino se construyó por la noche un boquete hasta “la Contaduría y Tribunal de los Jueces Oficiales de Vuestra Majestad, donde está su Real Caja, y quemado la tapa de ella y robado nueve mil cuatrocientos y tantos pesos de a ocho reales”.

La cifra era inaudita, y también el sitio, lo que acortó rápidamente la lista de sospechosos: todos señalaron a Pedro Cajal, un funcionario que había desaparecido ese mismo día. Cajal y Juan Puma, su esclavo, fueron arrestados de inmediato, y el dinero se encontró enterrado en el fondo de su quinta. A la hora de discutir la pena, se planteó que ambos debían morir en la horca pero Cajal, “por tratarse de un hijodalgo”, no podía ser ahorcado; sólo podía cortársele la cabeza. Y así fue.

EL PRIMER FABRICANTE DE BOTONES: Fue Agustín Raimondi, nacido en Milán en 1850 y llegado a nuestras tierras a los veinte años. Advirtió que en materia de algo tan simple pero tan elemental como los botones, la Argentina dependía de los caprichos de los importadores. Instaló entonces, en 1885, la primera fábrica. Tres años más tarde, en la Exposición General de Entre Ríos, obtuvo una medalla al mérito industrial. En 1889, durante la Exposición Universal de París, obtiene otra importante distinción. Sin duda, no había trabajado al divino botón.

EL PRIMER GRAN INCENDIO: Ocurrió en Buenos Aires el martes de carnaval de 1832. En el llamado Hueco de las Ánimas (actualmente la esquina de Reconquista y Rivadavia) se había inaugurado no hacía mucho el teatro Gran Coliseo. Por causas desconocidas se inició un fuego que arrasó por completo con las instalaciones. Se necesitaba mucha agua para apagar tanto fuego. Pero no había. Fue un desastre.

EL PRIMER ACTOR ARGENTINO: Juan Aurelio Casacuberta, nacido en 1798 en Buenos Aires. En 1818, con veinte años, debuta en teatro. Respetado en lo suyo, debe huir del país por haber participado de una revuelta en contra de Rosas. En Chile, muere al finalizar una representación, a sus cincuenta y un años.

EL PRIMER TRASPLANTE DE CORAZÓN

Se llevó a cabo en la madrugada del 31 de mayo de 1968, en la Clínica Modelo de Lanús, provincia de Buenos Aires. Un equipo médico comandado por el doctor Miguel Bellizi produjo el hecho. El donante, muerto hacía tal vez solo una hora, fue Emilio Tomasetti, de cuarenta y seis años, quien había sucumbido por una embolia cerebral. El receptor fue Antonio Enrique Serrano, de cincuenta y cuatro años. Era aquel el trasplante de corazón número 20 que se realizaba en todo el mundo. La operación duró 2 horas y 35 minutos.

Al principio resultó, pero Serrano moriría cuatro días más tarde al haberse complicado el cuadro médico. Sin esa operación, el paciente hubiera muerto indefectiblemente en un corto lapso. Bellizi como cirujano, Tomasetti como donante y Serrano como receptor, pasaron a la historia como los primeros argentinos protagonistas de un trasplante de corazón. El doctor Bellizi tenía cuarenta y dos años cuando realizó aquella histórica operación. Le gustaba pintar, había estudiado con Dentón Cooley en los Estados Unidos y le peleaba a la muerte. Una segunda paciente también murió y fue acusado ante la Justicia por un abogado que le endilgó el cargo de homicidio culposo.

Fue absuelto, por supuesto, pero no quiso volver a probar. Murió en 1991, con cierta amargura. Su sucesor natural fue Rene Favaloro, quien también murió decepcionado y con cierta amargura. Ambos tenían razón: hay en el país alrededor de 250 trasplantados y en el mundo ya superan los 50.000. Y viven. Sin la operación no sería así.

EL PRIMER PERIODISTA PAGO

Fue Pedro José Agrelo, vinculado a la Revolución de Mayo y amigo personal del director de nuestro primer periódico, Mariano Moreno. Agrelo fue redactor de La Gaceta de Buenos Aires, iniciando su labor el 23 de marzo de 1811, lo que lo marcaba como el primer periodista pago. Ganaba 1.200 pesos por mes.

LA PRIMERA COMPAÑÍA TELEFÓNICA

Fueron dos y prácticamente simultáneas: la Pantelefónica Gower Bell y la Unión Telefónica del Río de la Plata. Ambas nacieron en 1880. La primera comunicación telefónica entre dos ciudades de nuestro país se llevó a cabo entre Buenos Aires y Ea Plata seis años más tarde, el 1° de marzo de 1886. Las autoridades de la compañía llamaron desde la Capital y, curiosamente, consiguieron de inmediato.

PRIMERA ACTRIZ ARGENTINA QUE PERSONIFICÓ A EVITA

Flavia Palmiero, en 1984 y cuando ella tenía diecisiete años, en la película Evita (Quien quiera oír que oiga), dirigida por Eduardo Mignogna.

LA PRIMERA PELÍCULA ARGENTINA: Se exhibió en 1897, a un año y medio de la primera exhibición mundial de la historia llevada a cabo por los hermanos Eumiére el 28 de diciembre de 1895 en París, Francia. Se llamó La bandera argentina y se trataba de un corto sobre nuestra enseña patria, obviamente. Si con ese título hubiera tratado sobre la vida de los insectos en Nigeria, sería una verdadera curiosidad. Su director fue el belga Eugenio Py, operador de la pionera Casa Eepage de fotografía, que quedaba en Bolívar 375 de la Capital.

El primer documento fílmico de nuestro país, por otra parte, fue descubierto sin querer sólo en 1970. Por entonces se estaba realizando un inventario y clasificación del archivo del Hospital de Clínicas para proceder a su inminente traslado. Fue entonces que el doctor Florentino Sanguinetti, encargado de esa tarea, descubrió varios rollos de película en los que se documentaban diferentes operaciones. Uno de ellos mostraba al doctor Alejandro Posadas, uno de los grandes de la medicina argentina, operando un quiste de pulmón.

El doctor Posadas murió en 1902 en París, donde residía desde hacía ya un tiempo. Se estima que la filmación de aquella intervención quirúrgica data de 1899, lo que la transforma en el primer documental del cine nacional.

LA PRIMERA FUNCIÓN DE CINE: Seis meses y veintiún días después de la primera exhibición de cine en la historia del mundo, protagonizada por los hermanos Lumiére en el Salón Indien del Grand Café de París, se producía en la Argentina la que sería su primera función de cine. Fue el 18 de julio de 1896 y el lugar elegido fue el Teatro Odeón. Asistieron, entre otros, Julio A. Roca y Bartolomé Mitre. Se proyectaron los mismos filmes que se habían visto en París. Al principio hubo ciertas escenas de pánico durante la proyección de Llegada del tren a la estación de la Ciotat, ya que muchos espectadores creyeron que la locomotora saldría de la pantalla atropellando a la platea. Pero nadie nos llamó “sudacas” ni analfabetos. En París había ocurrido lo mismo.

LA PRIMERA MUJER GOBERNADORA

El 24 de junio de 2007 se llevaron a cabo las elecciones para gobernador de la provincia de Tierra del Fuego y ganó Fabiana Ríos. En otras ocasiones hubo mujeres que fueron electas como vicegobernadoras, acompañando al candidato principal, pero aquí Fabiana fue la que ganó por el 52 % de los votos el cargo más alto de la provincia, por primera vez en la historia argentina.

Fabiana Ríos ya tenía otro récord: es la primera diputada nacional cuya ocupación es la de farmacéutica. Pertenece al ARI, partido liderado por otra mujer, Elisa Garrió. Con cuarenta y tres años, casada con un concejal también recién electo y madre de dos hijos, nació en Rosario, pero hace veinte años que vive en la provincia más austral del planeta y que ahora está en sus democráticas manos.

LA PRIMERA NOTICIA FILMADA EN LA ARGENTINA: Fue el 25 de octubre de 1900. Se documentó en cine la visita de Manuel Ferraz de Campos Salles, presidente de Brasil. Su colega argentino y anfitrión era Julio Argentino Roca.

EL PRIMER LUGAR PORTEÑO EN EL QUE FLAMEÓ UNA BANDERA ARGENTINA: El 23 de agosto de 1812, exactamente 177 días después de que Manuel Belgrano la creara, en la Iglesia de San Nicolás de Bari, que en ese tiempo estaba en el sitio exacto donde hoy se erige el obelisco.

EL PRIMERO QUE LLEGÓ AL POLO SUR: El coronel Jorge Leal fue el comandante de la primera expedición argentina que llega al Polo Sur. Leal nació en Salta, muy lejos de allí, pero en ese momento era el jefe de la Base Antártica General Belgrano. De allí parte la expedición el 26 de octubre de 1965, llegando al Polo el 10 de diciembre a las 9 horas y 25 minutos, con una temperatura de 74° bajo cero.

Había nacido un héroe contemporáneo. El coronel Leal y su gente habían llegado allí durante una larga travesía terrestre y deja como agradecimiento y para sentar presencia una imagen de la Virgen del Milagro, una advocación salteña como él, y otra de la Virgen del Valle. Habían recorrido mil cien kilómetros por tierra o, mejor dicho, por hielos, a lo largo de 45 días. Tenían motivos sobrados para el agradecimiento. Y no fue por deporte, sino para refirmar la soberanía.

EL PRIMER CASO DE UN CORAZÓN EN EL COSTADO DERECHO: Se comprueba en 1896 y quien lo hizo fue el doctor Faustino Juan Trongé, que por aquellas épocas, oficiaba de practicante en la Penitenciaría Nacional. Precisamente un interno de aquel instituto, un preso, era el que había nacido con el corazón en su costado derecho, lo cual no le había creado (ni le creó nunca) ningún tipo de complicación. No quedó registrado su nombre.

EL PRIMER FOTÓGRAFO: El 22 de junio de 1843, La Gaceta Mercantil anunciaba que había llegado al país quien sería el primer fotógrafo afincado en estas tierras, un hombre de apellido Elliot, de origen estadounidense, que operaba con su máquina de daguerrotipo en la Recova Nueva, frente a la Plaza de la Victoria (hoy Plaza de Mayo) en los altos de una casa ubicada en el número 56. En cuanto a la fotografía en papel, el primero en utilizarla fue Juan Camaña el 14 de noviembre de 1853. Camaña tenía su estudio en Chacabuco 76 y allí retrataba a quien pagara por eso, y daba clases a quienes lo requirieran.

EL PRIMER ARGENTINO QUE LLEGÓ A LA CIMA DEL EVEREST: El Everest es la montaña más alta del planeta Tierra, tiene 8.848 metros de altura. Muchos se le enfrentaron pero pocos llegaron a vencerla. El 11 de mayo de 1995 lo logró un argentino por primera vez. Tomás Heinrich, un ingeniero agrónomo que por entonces tenía treinta y tres años y un amor enorme por el andinismo. Volvió a intentar la hazaña tres años más tarde, pero debió abandonar a solo sesenta metros de la cúspide.

EL PRIMER PAPEL: Esto que ustedes tienen en las manos, el papel, es algo mucho más complejo de lo que algunos pueden imaginar. Sin embargo, aquí se consiguió de manera temprana. El primer pliego de papel industrialmente fabricado en nuestro país salió de las máquinas de la fábrica Primitiva, el 13 de enero de 1877 a las 18 horas y 11 minutos. A lo largo de la historia hubo, antes y después, grandes papeles, es decir papelones, pero eso estuvo por lo general a cargo de gente del mundo del espectáculo y de la política, como veremos más adelante.

EL PRIMER ARGENTINO CAMPEÓN MUNDIAL DE BOXEO: Pascual Pérez, el 26 de noviembre de 1954, en Tokio, le ganó el título mundial en la categoría de peso mosca a Yoshio Shirai, por puntos y a quince rounds.

EL PRIMER JEFE DE POLICÍA: Siendo ministro de Gobierno, Bernardino Rivadavia creó la llamada Policía del Estado el 24 de diciembre de 1821. Cuatro días después designa como jefe de Policía a Joaquín de Achaval, quien asume el 1° de enero de 1822. Achaval crea el Cuerpo de Peoneros que, con sus 150 hombres, se encargaría del cuidado de las obras públicas. Luego se los llamaría Celadores de Policía y agregarían a sus funciones una muy importante: el cuidado de la seguridad. Eran los primeros agentes de policía del país. Achaval y sus hombres fueron, también, quienes tuvieron a su cargo la tarea de colocar las tablillas con los nombres de las calles y los números en las casas de Buenos Aires.

EL PRIMER INFORMATIVO DE RADIO: Se difundió por la onda de LR1 Radio El Mundo el 12 de octubre de 1935. Fue leído por el periodista Carlos Taquini.

EL PRIMER CHORRO DE PETRÓLEO ARGENTINO: Brotó en Comodoro Rivadavia en 1907. Los felices descubridores de ese primer chorro de oro negro habían excavado hasta los 540 metros pero, en realidad, sin imaginar su buena suerte, ya que lo que buscaban era simplemente agua.

EL PRIMER CONGRESO MUNDIAL DE AMAS DE CASA: Se llevó a cabo en el hotel Bauen, de Buenos Aires, el 26 de octubre de 1995.

LA PRIMERA MORGUE: Por orden del día del 31 de diciembre de 1873, la Jefatura de Policía dispuso que los cadáveres de personas desconocidas o muertas violentamente fueran trasladados a un depósito de la repartición, en Moreno 121, transformándose aquel lugar en la primera morgue argentina. Hasta ese momento, los cadáveres eran colocados bajo los portales del Cabildo a efectos de ser reconocidos e identificados por algún pariente o amigo.

EL PRIMER PROGRAMA DE TELEVISIÓN: Se realizó en circuito cerrado en la Facultad de Medicina de Buenos Aires, en 1950. Los primeros televidentes del país fueron los estudiantes de Medicina de aquella época. Lo que presenciaron fue un teleteatro científico y pedagógico que estuvo protagonizado por el actor Roberto Airaldi y la actriz Myriam de Urquijo.

El nombre de aquel programa fue El piloto. Significa que la televisión argentina, desde su mismísimo inicio, fue un medio muy útil para enseñar y formar, cosa que, como todos sabemos, se mantuvo hasta nuestros días de manera rigurosa. En cuanto a la primera emisión pública, ocurrió el 17 de octubre de 1951 y lo que se mostró fue el acto del Día de la Lealtad, fiesta peronista tradicional que se llevó a cabo en la Plaza de Mayo. Solo había en Buenos Aires treinta aparatos de televisión que fueron puestos en las marquesinas de negocios importantes del centro.

Así muchos pudieron ver la última aparición de Eva Perón en el balcón de la Casa Rosada, siendo sostenida por la cintura por su esposo, el presidente Perón, y habiéndose levantado con esfuerzo luego de 24 días de no hacerlo debido a su extrema debilidad, provocada por el cáncer que la consumía. En ese mismo año, Adolfo Salinas, un hombre de radio, fue el primer locutor de TV de nuestra pantalla chica.

LA PRIMERA MUJER QUE PARTICIPÓ EN UNA OLIMPÍADA: En 1936, en las Olimpíadas de Berlín, con un clima tenso en el que se olía la guerra y con la asistencia de Adolfo Hitler a la inauguración de los juegos, una única mujer formaba parte de la delegación argentina. Cincuenta hombres y una mujer descripta como “de pollera ondulante, pelo rubio y zapatos de taco” formaban el grupo. Se llamaba Jeannette Campbell y era bella y coqueta. Ella no quiso chaperona ni acompañante alguna. Compitió con altura y el 10 de agosto de 1936 marcó un hito para nuestro deporte: se llevó la medalla de plata en natación, 100 metros libres, estableciendo una marca argentina que se mantuvo durante los siguientes veintiocho años.

LA PRIMERA PELÍCULA ARGENTINA A COLOR: El primer intento fue El gaucho y el diablo, dirigida por el italiano Ernesto Remani, pero las cosas no salieron bien. Se considera que el primer filme nacional a color, más precisamente con el sistema ferraniacolor, fue Lo que le pasó a Reynoso, estrenada el 24 de mayo de 1955 en el cine Monumental de Buenos Aires.

La película, basada en un libro teatral de Alberto Vacarezza, tuvo su primera versión en 1937. Fue en blanco y negro pero con dos coincidencias: el mismo director (Leopoldo Torres Ríos) y el actor Floren Delbene.

EL PRIMER AUTOMÓVIL ARGENTINO: Luego de cuatro años de trabajo fue armado por Manuel Iglesias, un gallego llegado a Buenos Aires en 1885. En 1903 decidió trasladarse a la ciudad de Campana y allí comenzó a trabajar en lo que sería el primer auto fabricado íntegramente en la Argentina.

Lo probó allí, en Campana, ante el asombro y el miedo de sus vecinos, el 20 de noviembre de 1907. Ese día ocurrió, también, el primer accidente con víctima producido por un automóvil argentino: don Manuel atropello, con fatales consecuencias, a un atrevido perro que se cruzó valientemente en el camino de aquella (para el perro) infernal máquina. No pudo frenar. Ni don Manuel ni el perro. Debido a ese accidente, los habitantes de Campana de aquella época comenzaron a llamar al auto de don Manuel con el poco agraciado nombre de “mataperros”.

Sin embargo, un monumento en la ciudad rinde merecido homenaje a don Manuel Iglesias. Otro monumento, el mismísimo auto, que según dicen aún funciona, es conservado con razonable celo por los herederos del gallego ingenioso.

Fuente Consultada:
Crónica Loca de Víctor Sueiro
Argentinos de Jorge Lanata.

 

Historia del Premio Nobel Origen y Objetivos de la Entrega

Historia del Premio Nobel: Origen y Objetivos

EL TESTAMENTO DEL ALFRED NOBEL

“La totalidad de mis bienes realizables deberá ser utilizada de la manera siguiente: el capital, invertido en valores seguros por mis albaceas, constituirá un fondo cuyos intereses serán distribuidos cada año en forma de premios a las personas que, durante el año anterior, hayan aportado los mayores beneficios a la humanidad.

Los citados intereses serán divididos en cinco partes iguales que serán repartidas como sigue: una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento o el invento más importante en el campo de la física; una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento o mejora más importante en química; una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento más importante en el dominio de la fisiología o de la medicina; una parte a la persona que haya producido, en el campo de la literatura, la obra más notable de tendencia ideal; y una parte a la persona que haya llevado a cabo la mayor o mejor labor en favor de la fraternidad entre las naciones, por la abolición o reducción de los ejércitos permanentes y por la celebración y el fomento de congresos por la paz.

Los Premios de Física y de Química serán concedidos por la Real Academia Sueca de Ciencias; el de Fisiología o Medicina por el Karolinska Institutet de Estocolmo; el de Literatura por la Academia Sueca en Estocolmo, y el de los paladines de la Paz por un comité de cinco personas elegidas por el Parlamento noruego.

Es mi voluntad expresa que, en la adjudicación de los premios, no se considere en forma alguna la nacionalidad de los candidatos, sino que deberá recibir el premio el más digno, independientemente de que sea escandinavo o no “

París, 27 de noviembre de 1895.

LOS PRIMEROS AÑOS

El testamento de Alfred Nobel, escrito sin ayuda legal, fue firmado en noviembre de 1895, en presencia de cuatro de sus amigos en el Club Sueco de París: Thorsten Nordenfelt, Sigurd Ehrenborg, R.V. Strehlenert y Leonard Hvass. Lejos estaba de imaginar los varios años de luchas testamentarias y de múltiples dificultades que se agazapaban en aquel documento. No sólo el carácter poco usual del testamento, sino también sus términos tan generales -en él se omitieron las más mínimas precisiones formales y legales-, propiciaron amplios debates en sectores diversos de la sociedad.

En el testamento, del cual se reproduce aquí sólo la cláusula que da origen a los premios Nobel nombró como ejecutores testamentarios de sus bienes a Ragnar Sohlman -su ayudante particular en los últimos años- y a Rudolf Liljeqvist -industrial sueco-. además, una parte de su patrimonio a algunos de sus familiares más cercanos Sin embargo, no estableció -como hubieran querido sus albaceas- indicaciones particulares para la aplicación y normatividad de la cláusula creadora de los premios.

El primer inconveniente de tipo práctico lo encontraron Sohlman y Lilljeqvist, en las diligencias correspondientes al registro y aprobación legal del propio testamento: el tribunal judicial que habría de dirimir sobre la homologación del mismo debía corresponder al lugar de residencia legal de Alfred Nobel; así, cualquier inventario financiero y las ejecuciones testamentarias en general debían ser amparados por la verificación oficial. Las objeciones por parte de la familia Nobel -formales unas y bastante pasionales otras- no se hicieron esperar.

Si bien Alfred Nobel canceló expresamente sus disposiciones testamentarias anteriores, no faltó la alusión reiterada a ellas en vista, principalmente, a la forma legal más depurada de las anteriores y, por supuesto, al evidente perjuicio causado, en la última voluntad del testador, al monto de la herencia familiar. La diferencia de opinión entre los dos bloques más grandes de la familia Nobel, comprendidos principalmente por sus parientes suecos y por sus parientes rusos, se convirtió en la base de una polémica ante la opinión pública, expresada en una especie de “campaña” de la prensa escrita de la época. Todo se inició con tintes de “normalidad” apenas cuatro días después del funeral de Nobel, cuando un diario de Estocolmo publicó la cláusula referente a los premios y se extendió en comentarios valorativos sobre la voluntad de Alfred Nobel. Calificaron dicha cláusula como “una merced hecha al género humano, con el propósito de fomentar su desarrollo futuro y promover su bienestar, así como para servir a designios puramente idealistas; probablemente la más espléndida en su clase que una persona particular hubiera tenido nunca el propósito y la capacidad de realizar”.

Sin embargo, el interés y difusión de la prensa tomaría caminos hacia la polémica. Los diarios suecos no sólo dudarían de la aplicabilidad real de los deseos de Alfred Nobel, sino que llegarían inclusive a instar a la impugnación del testamento en favor de la familia y a apoyar los temores expresados por las instituciones requeridas por Nobel para la asignación de los premios. De esta manera, proliferaron las objeciones al testamento. Este fue, incluso, llamado “magníficas intenciones, magnífico desatino”.

Los “cargos” más importantes contra él fueron así recogidos por su leal ayudante y albacea: “la clara falta de patriotismo mostrada por un sueco que, mientras despreciaba los intereses nacionales de Suecia, había querido, en cambio, apoyar ciertas actividades internacionales; la incapacidad de las instituciones designadas como adjudicadoras de los premios para cumplir satisfactoriamente las tareas que se le encomendaban, que interferirían, además, en sus actividades normales y expondrían a sus miembros al intento de soborno y corrupción, y, finalmente, la disposición por la cual el Premio de la Paz tenía que ser concedido por una comisión nombrada por el Parlamento noruego podría acarrear los mayores peligros para los intereses suecos, especialmente en vista de las tirantes relaciones entre Suecia y Noruega acerca de la unión que estaba entonces vigente”.

Los albaceas, en su afán de actuar de conformidad con los deseos de Nobel, se encontraron con otros problemas más: la validez del testamento estaba supeditada a la aceptación, por parte de las organizaciones legatarias de los premios, de las donaciones respectivas. En los primeros momentos algunas de éstas se concentraron en debates acerca de la conveniencia de aceptar tal responsabilidad y, por supuesto, se vieron retrasadas las negociaciones, respecto a los términos de dicha aceptación y a las implicaciones de tipo legal y social.

Fueron el apoyo y la justeza de proceder de Emanuel Nobel los que comenzaron a romper el muro de complicaciones al que se enfrentaron sus albaceas. Emanuel no sólo les recordaba a éstos constantemente la importancia de su papel (solía referirse a la “obligación implicada en la palabra rusa de albacea, Dushe Prikashshik, que quiere decir “el portavoz del alma” y a la importancia de que los dos seleccionados por su tío obrasen en consecuencia), sino que junto con Carl Lindhagen -consejero legal y judicial- se constituyó en elemento clave en la consolidación definitiva de la voluntad Nobel.

De esta manera, Emanuel Nobel -como representante de la parte rusa de la familia-, después de declarar oficialmente el 11 de febrero de 1898, su desinterés por impugnar la voluntad testamentaria de Alfred Nobel y, por ende, su apoyo irrestricto a sus disposiciones-, colaboró en las negociaciones con los restantes parientes.

Paralelamente a las discusiones con los parientes de Nobel, los albaceas realizaron aproximaciones a las organizaciones legatarias de los premios y argumentaron correctamente los aspectos relacionados con la residencia legal de Alfred Nobel quien no había tenido realmente ninguna. Esto complicaba el hacer efectivos los bienes en tanto no estuviera clara la “nacionalidad” del patrimonio, que, en el momento de morir Nobel, se encontraban distribuidos por Francia, Alemania, Suecia, Rusia, Escocia, Inglaterra, Italia, Austria y Noruega

Ahora bien, la conveniencia determinada por los albaceas -en aras de cumplir estrictamente la voluntad del testador e, igualmente, de evitar a toda costa los descuentos de impuestos de cada país-, apuntaba a formalizar en Suecia la jurisdicción sobre el testamento. Se propuso, entonces, como domicile de fait la casa de campo deBjórkborn (en cercanías de Bofors), pues allí había vivido Nobel sus últimos años.

Para esta época las instituciones previstas por Alfred Nobel para la adjudicación de premios se mostraban menos reacias a colaborar con la causa. Aunque la Real Academia de Ciencias se negó reiteradamente a nombrar delegatarios para las reuniones y trabajos relacionados con la constitución de la futura Fundación Nobel -pese a la insistente solicitud de los albaceas-, su presencia, de todas formas, fue decisiva en el momento de solicitar la legalización del testamentó en cuestión.

En 1897 el testamento fue presentado para su homologación en el Juzgado Provincial de Karlskoga (en cuya jurisdicción se incluía tanto Bofors como Bjórkborn), por parte del propio gobierno sueco, los albaceas respectivos, la Academia Sueca, la Real Academia de Ciencias, el Karolinska Institutete, incluso, por el Parlamento Noruego.

Sin embargo, fueron necesarios varios meses más para que dicha legalización fuera posible: se necesitó, en primer lugar, la aprobación del testamento de la familia en pleno y, en segunda instancia, superar el escepticismo de las instituciones respecto a los lineamientos generales estipulados en el convenio con dichos parientes.

El convenio contenía varias cláusulas especiales -incluidas más tarde en los propios estatutos de la Fundación Nobel-, las cuales debían ser aprobadas, además, por las asociaciones en cuestión y por el gobierno sueco. Después de aceptado plenamente, por aprobaciones oficiales sucesivas durante junio y julio de 1898, el 9 de septiembre del mismo año el gobierno sueco admitió la legalidad y viabilidad del testamento de Alfred Nobel.

Dos meses después se reiniciaron las reuniones con la presencia de los delegatarios de la Real Academia de Ciencias, con quienes se habría de perfilar definitivamente la Fundación Nobel. Se necesitaron nuevas energías para superar con éxito las nuevas polémicas: la problemática respecto a la organización de la Fundación en general y de los Institutos Nobel por un lado; así como también la referente a la normatividad y finanzas concernientes a la adjudicación de los premios. Finalmente, el 29 de junio de 1900, fueron promulgados por decreto gubernamental los estatutos bajo los cuales funcionaría la Fundación y que habían sido propuestos por la comisión encargada.

Fueron necesarias algunas adaptaciones ala voluntad final de Nobel. La más significativa provenía de las palabras de Nobel, según la cual, el premio debía otorgarse a obras o trabajos del “año precedente”. La idea original de Alfred Nobel era posibilitar a los galardonados la continuación de sus actividades con cierta tranquilidad económica.

Las condiciones reales no permitieron, sin embargo, la realización práctica de esta cláusula. Los trabajos preparatorios de los estatutos de la Fundación Nobel necesitaron de muchas vueltas al problema. Al final, se solucionó con los términos del apartado siguiente: “la disposición testamentaria de que la adjudicación anual de premios se referirá a obras realizadas durante el año precedente se entenderá en el sentido de que las adjudicaciones se harán para las obras más recientes en los campos culturales aludidos en el testamento, y para obras anteriores sólo si su importancia no se ha hecho notar hasta hace poco”, (Fines de la Fundación. Estatutos de la Fundación Nobel).

De todas maneras, sigue manteniéndose la intencionalidad de Alfred Nobel. Sus palabras verificarían este hecho: “Extender el conocimiento es extender la prosperidad -y me refiero a una prosperidad real, no a la riqueza individual- y con esa prosperidad desaparecerá la mayor parte del mal. Los progresos de la investigación científica nos hacen abrigar la esperanza de que los microbios, tanto del alma como del cuerpo, serán gradualmente exterminados y que la única guerra que librará la humanidad en el futuro será contra esos microbios”

Con este criterio general se comenzaron a otorgar los premios Nobel a partir de 1901: tradicionalmente la ceremonia de entrega se ha realizado en el aniversario de la muerte de Alfred Nobel, el 10 de diciembre.

Explosivos Aplicados A La Guerra