Geografia del Mundo

Las Montañas Rocosas de Utah Puentes Rocosos La Erosión

Las Montañas Rocosas de Utah y la Región
La Erosión del Viento

Utah, estado situado en la región de las montañas Rocosas de Estados Unidos  y es  sin disputa, uno de los estados más bellos y de mayor diversidad de Norteamérica. Al Oeste limita con Nevada, al Norte con Idaho y Wyoming, al Este con el Colorado y al Sur con Arizona. Es, pues, en toda la acepción de la palabra, un estado perteneciente al famoso Far West popularizado por la literatura y las películas.

El turista que visita Estados Unidos de Norteamérica y a quien no dejan indiferente las maravillas de la naturaleza, debe inscribir en su programa un paseo por la zona fronteriza de Utah, Nevada y Arizona. El desmenuzamiento y la erosión han atacado las rocas en una zona de clima continente y dado nacimiento a los paisajes más extraordinarios.

gran cañon

Las Montañas Rocosas de Utah

El Bryce Canyon National Park, el Cedar Breaks National Monument, el Zion National Park y el Grane Canyon Monument Valley, figuran entre los más famosos.

Todos estos parques son reservas naturales, lo que significa que el paisaje, la fauna y la flora estar protegidos y bajo la vigilancia de los estados interesados. Ciertas zonas deben permanecer deshabitadas y conservarse en su estado primitivo. La circulación, el camping y el fumar están sometidos a severos reglamentos.

Utah es un país de montañas en el centro del cual se encuentran los montes Wasatch, prolongación de las Montañas Rocosas. Las cimas ya no son tan altas como en el Colorado, si bien el King’s Peak, al norte del estado, alcanza los 4.116 metros. El Bryce Canyon está considerado una maravilla de la naturaleza.

El estado cuenta con una superficie de 219.887 km². La altitud del terreno oscila entre los 610 m de Beaverdam Creek, en el extremo suroeste, y los 4.123 m de la cima del King Peak, en los montes Uinta. Utah se extiende por tres regiones geográficas características: las montañas Rocosas, la meseta del Colorado y la Gran Cuenca.

La parte occidental constituye una meseta seca que forma parte de la gran cuenca situada entre Sierra Nevada y las Montañas Rocosas. No es de extrañar, por tanto, que el clima de los estados de esta parte de Norteamérica sea de naturaleza continental, pues las cadenas de montañas son un obstáculo para la influencia del océano.

En el sur de Utah se encuentran otras maravillas, como el Zion National Park con formas absolutamente extraordinarias producidas por la erosión. Pero la fantasía de la naturaleza es todavía más exuberante en el Arches National Monument, con sus 88 puentes naturales.

El mayor puente de este estilo se encuentra en el Rainbow Bridge National Monument. Tiene una anchura de 84 metros y se eleva a 94 metros por encima del río.

Estos puentes están formados por masas rocosas de unos cien metros de espesor. En estas gigantescas rocas aparecen fisuras transversales, verticales y horizontales que se cortan en ángulo recto. Hace millones de años, toda la región sufrió el efecto de fuerzas ascensionales.

Luego, la erosión hizo lo demás. Tanto el agua como el desmoronamiento vaciaron las fisuras, y, a la larga, se desprendieron grandes  bloques.   Las  aberturas así formadas se hicieron cada vez mayores, y la erosión fue limando las paredes desiguales. El arco del puente estaba hecho.

arco puente en utah

El sur de Utah es como siempre ha sido. Alejado del mundo habitado, sólo se puede llegar allí a pie o a caballo. Aunque menos desértico, el nordeste es también un paraíso para los turistas ávidos de espacio. En el Dinosaur National. Monument, que se extiende más allá de las fronteras del Colorado, hay fósiles de saurios cuyas formas se encuentran en las capas geológicas.

El noroeste de Utah se caracteriza por el desierto del Gran Lago Salado, una de las regiones más áridas de los Estados Unidos, cubierta en ciertos lugares por capas de sal. Allí se secan la mayoría de los ríos y sólo algunos llegan hasta el Gran Lago Salado (4.000 km2). El porcentaje de sal en estas aguas es de un 17%. En otras palabras; difícilmente podría ahogarse ni siquiera un mal nadador. Como comparación, diremos que el contenido de sal del agua del mar del Norte es de 3,3 %.

Dos ríos que desembocan en el lago tienen gran importancia para el aprovisionamiento de agua potable: el Bear y el Weber. La irrigación y la industria dependen también de estos dos ríos en cuyo curso el estado ha hecho construir grandes embalses. En una región en la que la lluvia es tan rara, el agua casi vale su peso en oro.

Los primeros blancos llegaron a Utah hace ciento cincuenta años. Por eso es sorprendente que este territorio de carácter desértico haya alcanzado tan rápido desarrollo. Éste se debe, principalmente, a los mormones, de quienes os hablaremos en las páginas siguientes.

montaña rocosa de utah

Entre las montañas Rocosas y Sierra Nevada, la erosión, al cabo de millones de años, ha creado las formaciones rocosas más misteriosas y también más inverosímiles. Profundos cañones o estrechas gargantas componen paisajes de salvaje grandeza y verdaderamente únicos en el  mundo

En el momento actual, los mormones siguen controlando gran parte de la vida pública, a pesar de que un tercio de la población no pertenece a su secta. A causa de su evolución bastante excepcional, Utah es llamado a veces «el  Estado  colmena».  Por otra parte, en su escudo está representada una colmena coronada por la palabra «industry», tomada en el sentido de «laboriosidad».

Más de la mitad de los habitantes viven en Salt Lake City y sus alrededores, pero la población total del estado no llega al millón. Salt Lake City es el centro espiritual y económico del estado, y tanto por su pasado como por la belleza de sus lugares. Utah ocupa un lugar preferente en la gran comunidad norteamericana.

Los cañones abundan, sobre todo, en las regiones situadas entre las Montañas Rocosas y Sierra Nevada, o sea, en las mesetas interiores roídas por el Colorado y sus afluentes. El Gran Cañón tiene una longitud de 390 km, y en algunos lugares su profundidad es de 1.500 metros.

La formidable hendidura se ha producido en una meseta cuyas capas rocosas son horizontales y de una resistencia poco uniforme. Como el clima es muy seco y el Colorado es un río impetuoso que nace en una zona en la que abundan las lluvias, la erosión ha sido muy espectacular.

cañon del colorado

En la ilustración que reproduce el Gran Cañón se distinguen claramente las distintas capas geológicas que las aguas han dejado poco a poco al desnudo. Mientras éstas se internaban cada vez más hacia adelante, las paredes rocosas se elevaban también cada vez más.

El Bryce Canyon es otra maravilla de la naturaleza: presenta un formidable encabestramiento de montañas de piedra caliza roja y blanca, esquisto y gres. Estas rocas han reaccionado de modo distinto a las fuerzas de erosión y desmenuzamiento que, durante millones de años, han grabado las mesetas. Así han surgido las más inverosímiles formas rocosas que demuestran que la naturaleza puede ser un genial escultor. La fantasía del hombre ha dado a estas rocas nombres a menudo misteriosos.

Es natural que esta parte de los Estados Unidos atraiga cada año a gran número de turistas que, además, pueden visitar los vestigios y ruinas dejados por las antiguas civilizaciones indias. Grandes realizaciones de la técnica moderna como la represa Hoover, valen también el desplazamiento.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Juvenil – Tomo I – Utah y sus montañas – A Zeta Editorial Credsa

 

Combustibles Que Se Extraen de la Tierra: carbón, petroleo, uranio

MATERIALES COMBUSTIBLES NATURALES: CARBÓN, PETRÓLEO Y URANIO

Aún antes que la civilización organizara el mundo del hombre, éste, en algunas partes de la Tierra, había hecho sus primeras tentativas de usar no sólo el suelo, sino también las sustancias enterradas profundamente en él. En el transcurso de su larga carrera como fabricante de utensilios, aprendió que ciertas clases de piedras se moldean más fácilmente y dan un filo más cortante que otras. Así, durante el período neolítico, hizo tal uso del pedernal, que éste comenzó a escasear en las capas superficiales de la tierra, y el hombre se vio obligado, entonces, a cavar minas, no muy profundas, para abastecerse de esta piedra.

Cuando hablamos de la Edad del Bronce y de la Edad del Hierro, imaginamos al hombre ya como minero experimentado. Las minas de cobre y las de estaño y hierro se encuentran raramente cerca de la superficie; estos minerales deben ser extraídos de las entrañas de la Tierra.

No es posible decir exactamente cuándo los hombres comenzaron a extraer carbón. A fines del siglo XVIII, Marco Polo trajo noticias de que los chinos conocían una “piedra que se enciende”, pero por entonces, el carbón era usado ya, probablemente, en unos pocos lugares de Europa.

En aquella época, la mayor parte de Europa tenía todavía grandes bosques y había pocas ciudades muy pobladas. La mayoría de la gente podía obtener tanta leña como necesitara, de una manera simple y a bajo costo. De modo que el carbón, al principio, fue empleado para unas pocas tareas, por ejemplo, en la forja del hierro. Las pequeñas cantidades que se necesitaban para estos fines se obtenían fácilmente haciendo un corte en la ladera de una elevación y abriendo un túnel por ese lado.

Desde fines de la Edad Media, en adelante, con el crecimiento de las poblaciones, y a medida que los bosques eran talados y que nuevas industrias aparecían, el carbón se convirtió en un elemento importante. Por primera vez, las casas se construían con ventanas de vidrios y los ingredientes para la fabricación de éstos tenían que llegar a altas temperaturas. Se comenzaba a usar cañones y los largos tubos de hierro eran mejor forjados al calor intenso de un horno de carbón.

A principios del siglo XIX, se hallaron aún más usos para el carbón. Las fábricas que comenzaban a surgir en Gran Bretaña usaban la fuerza del vapor; así, más y más hierro fue fundido para hacer maquinarias y, por primera vez, las calles comenzaron a ser iluminadas con gas de carbón.

Con el tiempo, no fue suficiente el mineral que se extraía simplemente por cortes en las laderas de las montañas; de manera que se comenzaron a cavar minas cada vez más profundas con el objeto de hallar estratos, y así surgió un nuevo problema: el de drenar el agua de las capas interiores y el de mantener ventilados los lugares de trabajo en las minas.

Nuestra lámina muestra un corte longitudinal de una mina moderna, con elevadores, columnas de ventilación, sistemas de transporte y poderosas bombas para drenaje. Abajo, hay tres láminas que muestran aspectos del trabajo subterráneo y arriba vemos algunas de las muchas formas en que el carbón ayuda a la comodidad de la vida moderna. Las posibilidades de su uso son enormes. Cuando utilizamos una cocina de gas y cuando encendemos un aparato de televisión, estamos usando gas y electricidad producidos, probablemente, por el carbón.

corte de una mina de carbon

El carbón varía desde el lignito, el más blando y más recientemente formado (hace alrededor de 50 ó 60 millones de años), hasta la antracita, el más duro y más viejo (formado quizás hace 300 millones de años).

Los estratos carboníferos varían en espesor desde unos pocos centímetros, como en la mayoría de las minas de Gran Bretaña, hasta varios metros, como en muchas minas de América y de la Unión Soviética. Se estima que un poco menos de la mitad de las reservas mundiales de carbón están en Estados Unidos.

Ampliar Información sobre el Carbón

COMBUSTIBLE LÍQUIDO: Al igual que el carbón, el petróleo o aceite mineral se formó hace muchos millones de años. Durante los grandes levantamientos sufridos por la corteza terrestre, densas capas de restos marinos y de vegetales en descomposición, que descansaban en el lecho oceánico, fueron elevados hasta la superficie de las aguas y luego enterrados por nuevos movimientos sísmicos. Por la elevada presión de muchas formaciones sedimentarias acumuladas encima de los restos, éstos se convirtieron poco a poco en petróleo.

petroleo en el mundo

En algunas partes de la Tierra, los hombres parecen haber conocido el petróleo desde tempranas épocas. Ciertamente, el asfalto, una sustancia similar al petróleo, fue conocido en la antigua Mesopotamia. Herodoto cuenta que el asfalto fue utilizado para levantar las grandes murallas de Babilonia, y sabemos, también, que los romanos lo han usado alguna vez. Marco Polo relata que el petróleo se usaba para la iluminación en la parte sur de Rusia alrededor del año 1300, y que el comercio de este producto llegaba hasta Bagdad. Se cree también que los incas del Perú y los aztecas de México lo usaban, aunque limitadamente, mucho antes de que el hombre blanco llegara a América.

Sea mucha o poca la verdad que encierran estos relatos, lo cierto es que el petróleo, hasta hace pocos años, se usó únicamente allí donde salía solo a la superficie y se lo consideró un combustible común, de la categoría de los aceites vegetales y de la grasa animal.

En 1859 el estadounidense Drake inició, con sus perforaciones en Titusville (Pensilvania), la era comercial del petróleo. Entonces el hecho se consideró menos importante de lo que hoy parece, pues en 1859 el petróleo era simplemente un combustible; su única ventaja considerable sobre otros aceites era su alta tensión superficial, lo que hace que una mecha se impregne más fácilmente; por esto se logró fabricar mejores lámparas de aceite con mechas regulables.

El petróleo fue realmente valorado cuando se inventó la máquina de combustión interna, a fines del siglo XIX. A principios de nuestro siglo, los automóviles y motocicletas se volvieron elementos comunes de los caminos; en el término de unos pocos años, los primeros grandes barcos que funcionaban con petróleo cruzaban los mares y, a fines de la Primera Guerra Mundial, los aviones dejaron de ser una novedad.

Hoy, los caminos de todas las grandes ciudades del mundo están cruzados por vehículos motorizados; enormes aviones supersónicos consumen unos 70.000 litros de combustible en un vuelo regular, a lo largo de las rutas aéreas del mundo, y miles de fábricas queman en sus hornos petróleo en lugar de carbón.

corte terreno capas de petroleo

La lámina se muestra  cómo el petróleo está contenido bajo muchos estratos sedimentarios;grandes pozos que hoy existen en zonas desérticas.

El petróleo no sólo ha revolucionado el transporte, sino que ha hecho posible el uso de más maquinarias en la agricultura. Ha dado también lugar a industrias totalmente nuevas, que utilizan sus subproductos, como la de la goma sintética y una amplia línea de materiales plásticos.

Las principales zonas petroleras, en el presente, están en Estados Unidos, el Cercano Oriente, Venezuela, Unión Soviética, Kuwait, cerca de la costa norte del golfo Pérsico, e Irak. Juntas alcanzan los siete octavos de la producción total del mundo.

Los geólogos e ingenieros de minas están constantemente a la búsqueda de nuevas fuentes de abastecimiento y la producción, en varias partes del mundo, puede por esto cambiar drásticamente en unos pocos años.

MATERIAL COMO COMBUSTIBLE ATÓMICO:  Ciertos metales sólo adquirieron importancia cuando los hombres de ciencia estuvieron en los umbrales de la era atómica. Uno de los más importantes, el uranio, fue descubierto ya en 1789, el año de la Revolución Francesa, pero ese descubrimiento, al principio, atrajo muy poca atención. Más de un siglo después, cuando Rontgen ya había descubierto los rayos X, un francés, llamado Becquerel, notó que las sales de uranio, y también las de torio, emiten rayos que producen precisamente los mismos efectos que los primeros en una placa fotográfica bien protegida. De hecho, descubrió que estos metales son radiactivos. Hoy, un isótopo del uranio llamado uranio 235, tiene gran demanda para las plantas de energía atómica y también, desgraciadamente, para producir armas atómicas.

El uranio se extrae principalmente de un mineral llamado pechblenda, que se encuentra de preferencia en rocas graníticas o cerca de ellas. Antes de 1939 cualquiera que quisiese molestarse podía enterarse de cuánto uranio se producía y dónde se extraía; pero actualmente muchos países guardan celosamente el secreto de sus fuentes de uranio.

Sólo podemos decir con certeza que el uranio se extrae, entre otras regiones, en Checoslovaquia, en el Congo, y cerca del Gran Lago del Oso, en Canadá. También se extrae, junto con oro, en ciertas partes de Sudáfrica. Otros depósitos han sido encontrados en Groenlandia, Australia, Polonia, Francia, Hungría y en dos regiones de la U.R.S.S.

Otro metal radiactivo muy importante, aun más radiactivo que el uranio, es el radio, que María y Pedro Curie aislaron por primera vez de la pechblenda en 1898. De una tonelada de pechblenda, obsequio del emperador de Austria, extrajeron sólo unos nueve miligramos de radio.

Durante largo tiempo, Bélgica tuvo casi el monopolio mundial de la obtención de radio; sin embargo, su producción anual rara vez excedió de los 40 gramos.

Hoy, los cirujanos usan las penetrantes radiaciones del radio para destruir las células cancerosas en el cuerpo humano; pero se toman extremadas precauciones para no dañar las células normales, que rodean el cáncer. Las radiaciones de otro metal radiactivo, el cobalto 60, se usan de modo similar. Las del radio también se emplean en la industria, para descubrir diminutas rajaduras o fallas de las máquinas, que de otro modo no podrían encontrarse sin desmantelarlas.

Siempre que se usan el radio y otros metales altamente radiactivos, se tiene gran cuidado en impedir que la gente sea accidentalmente expuesta a la radiación. Esos metales generalmente se guardan en recipientes y lugares protegidos por gruesas planchas de plomo, a través de las cuales los rayos no pueden pasar.

Ver: Usos de la Energía Atómica

Las Riquezas de la Tierra Para La Alimentación

RIQUEZAS NATURALES PARA LA ALIMENTACIÓN HUMANA

alimentos naturales: maiz, soja, trigo, mani, cacao

UN POCO DE HISTORIA: Cuando los hombres comenzaron a ser agricultores, es dudoso que realizaran muchos cultivos diferentes en una sola región. Seguramente, cada comunidad se especializó en una sola clase de cereal y, a lo sumo, en unas pocas variedades de frutos y vegetales.

En realidad, si hoy visitamos una huerta, encontramos que muchas de las grandes variedades de plantas que allí crecen se originaron en partes muy diferentes de la Tierra. Podemos ver, en un área reducida, con tomates y papas, que tuvieron su origen en América, manzanas y trigo nativos de Europa y, posiblemente, frutos cítricos, que crecieron por primera vez en India y China.

Muchas de las plantas que sirven de alimento al hombre, han sido cultivadas durante tantos siglos, trasplantadas tan frecuentemente de una región a otra, modificadas en tal manera por cuidadosos trabajos de injerta, que resulta difícil saber dónde se han originado. Pero, sabemos algo de cómo han viajado por el mundo. Por ejemplo, a través de las antiguas pinturas egipcias, podemos saber que la uva fue cultivada y usada para fabricar vino en el Mediterráneo oriental, hace algunos miles de años.

Pero probablemente no fue hasta hace unos 2.000 años, al crear los romanos su gran Imperio, cuando la vid fue cultivada en gran escala fuera de las costas del Mediterráneo, al norte de Francia, sur de Gran Bretaña y aun en tierras del Lejano Oriente; y no fue sino después de la época de Colón, cuando los europeos la introdujeron en América; y mucho más tarde se plantaron los grandes viñedos de Australia.

Sabemos, también, que la papa, el tomate y el maíz nacieron en América y fueron llevados a Europa durante la época de los descubrimientos, y que las naranjas y los limones llegaron a Europa desde el Lejano Oriente, hace unos 2.000 años. De allí se trajeron a América, hace aproximadamente 400  años,  y llegaron  a la Unión Sudafricana y Australia hace sólo unos 200 ó 300 años.

Podemos marcar en un mapa dónde se producen más abundantemente las principales semillas para la alimentación, por ejemplo , la soja , el trigo y la cebada crecen principalmente en las planicies de América del Norte, América del Sur, Europa y Asia, con pequeñas áreas de cultivo en el sur de África y sur de Australia. El trigo es, probablemente, el cereal más ampliamente empleado para la fabricación del pan, mientras que la cebada, especialmente cuando crece cerca del mar, es más buscada para la elaboración de cerveza.

El arroz, que aún constituye el alimento principal de una gran parte de la población del mundo, es cultivado más extensamente en las tierras cálidas y húmedas del este y sudeste de Asia.

El maíz crece aún más en América, su continente de origen, pero que la papa y el centeno son cultivados en mayor escala en el centro de Europa y N.O. de Asia. La avena, que crece casi únicamente en tierras de clima frío, es usada muy especialmente, aunque no por entero, como alimento para los animales.

Producciones como las arvejas, remolacha azucarera y otras verduras y frutas comunes de mesa se obtienen cerca de los grandes centros de población de las regiones templadas.

Los  frutos cítricos están alrededor del Mediterráneo, a lo largo de las costas sudoccidental y sudoriental de Estados Unidos de América y en partes de América del Sur y Unión Sudafricana.

Las datileras  crecen principalmente en regiones más cálidas, a menudo en los límites de los desiertos, mientras que los bananos  y palmeras  dan su fruto en tierras tropicales húmedas.

Pero, en realidad, no interesa mayormente hoy dónde se cultivan las plantas, pues hay barcos que las trasportan con toda rapidez y en buenas condiciones, a cualquier lugar del mundo; y los sistemas de conservación permiten su disponibilidad en cualquier momento. También gracias a los aportes cientificos de la genética se ha logrado crear semillas que se adaptan muy bien a otros climas distintos a los de su origen.

LOS ALIMENTOS: No todo lo que el hombre cosecha lo usa para la alimentación. Algunos productos, como el algodón y el lino, le sirven para la fabricación de telas; es decir algunos le sirven como alimento y también le proveen de otras materias primas. De la nuez del coco se saca aceite, que se usa para la manufactura de jabón, velas y también de margarina, y de la corteza se fabrica una fibra tosca usada para hacer esteras, sogas y cepillos. El maní no es sólo rico en proteínas, sino que también es una fuente valiosa de producción de aceite.

Además, el hombre cosecha especias, no por su valor nutritivo, sino por la rica variedad de gustos que tientan al paladar. En épocas pasadas, cuando no había medios para conservar la carne fresca más de unos pocos días, se usaban esencialmente las especias para disimular los sabores desagradables. Cuando comprobamos que crecen diseminadas en extensas zonas tropicales y que pocos gramos alcanzan un precio elevado, llegamos a comprender fácilmente qué parte importante jugaron en la decisión de los grandes viajes de descubrimiento.

Otras variedades de cultivos: aquéllos que, a pesar de tener un valor nutritivo considerable, se usan principalmente para bebidas; son el cacao , el café , el té  y la caña de azúcar . Todos estos cultivos crecen en zonas tropicales y subtropicales, las que, hasta hace unos 500 años, tenían poco contacto con Europa.

Anteriormente, el azúcar era un exótico lujo para los europeos; los alimentos y las bebidas se endulzaban casi siempre con miel, pues la extracción de azúcar de remolacha es un hallazgo del siglo pasado. El cacao y el chocolate eran desconocidos hasta bien entrado el siglo XVI; el té y el café eran la bebida de los ricos solamente, hasta hace unos 200 años.

Entre los peligros mayores que afronta la agricultura moderna están los que provienen de dedicar gran extensión de tierra a la misma plantación, año tras año. La monocultura, como se denomina, ha conducido en más de una oportunidad al desastre, en épocas pasadas. A mediados de 1840, los campesinos del oeste de Irlanda destinaron casi todas sus tierras y todas sus energías a la plantación de papas, probablemente porque producían cosechas mucho más grandes, por cada hectárea de tierra, que la avena, trigo, cebada o centeno. Luego, repentinamente, la papa fue atacada por plagas; la enfermedad se extendió rápidamente de campo en campo, todos cultivados con el mismo producto. La producción se perdió casi totalmente y la carestía llegó a esas tierras.

Hay algunas plagas de insectos y algunas bacterias dañinas que atacan sólo a una clase de plantas. Si esa plantación cubre una gran extensión de tierra, prospera la peste y se multiplica, haciendo un perjuicio incalculable. Éste es uno de los peligros principales para la monocultura; pero hay otro: cada planta demanda un peculiar elemento del suelo, y si la misma siembra se realiza, año tras año, en un mismo terreno, éste se empobrecerá poco a poco.

En la Edad Media, y posiblemente mucho tiempo antes, los agricultores de Europa a menudo evitaban este peligro sembrando dos plantas diferentes en años sucesivos y dejando a la tierra descansar el tercer año. Durante este último, los animales pastaban en tales campos y sus excrementos enriquecían el suelo. En los siglos XVIII Y XIX, fueron ensayados sistemas más científicos de siembras rotativas, que permitían al agricultor realizar seis siembras diferentes y dejar que la tierra descansase al séptimo año.

Desde los albores de la humanidad, se ha dedicado a la caza tanto como a la recolección de alimentos, y cuando se hizo agricultor, comenzó a cuidar y criar animales, con lo que modificó, en gran parte, el régimen de su vida.

Durante milenios el hombre ha comido no solamente carne sino también muchos otros productos animales, incluyendo huevos, leche, queso, manteca y miel. También ha hecho uso de la piel, cuero y plumas como materia prima para la fabricación de ropas, alfombras, flechas, cepillos y cientos de productos más.

Hoy se crían  en grandes cantidades algunos de los más importantes animales domésticos: ganado vacuno, ovejas , cerdos . El camello  está incluido, no porque constituya un importante artículo para la alimentación —a pesar de que en épocas remotas fue sin duda alimento en las zonas desérticas— sino porque en una gran parte del mundo es el único medio de transporte, al mismo tiempo que gran productor de materias primas.

Actualmente, excepto en áreas muy reducidas, la caza no es más que un deporte, que agrega muy poco a la totalidad de la producción alimenticia. El hombre ha incrementado el abastecimiento de carne por la domesticación, cuidadosa atención y cría de animales. Pero aún sigue siendo pescador. Hoy más que nunca, el pescado constituye un importante artículo alimenticio en todo el mundo. Aun en el interior de grandes continentes, donde no se oía hablar de pescado hasta hace un siglo, la gente se alimenta con pescado envasado, congelado, ahumado y en salmuera.

También destacamos que algunos de los principales productos alimenticios que brindan el mar y las aguas en donde se encuentran: arenque , salmón , sardina y caballa ,cangrejos y otros crustáceos. Ahora el hombre está comenzando a ser un piscicultor. Ha sembrado bancos de ostras y mejillones y hace cada vez mayor uso de ciertas algas marinas, que reportan beneficios para la alimentación y la medicina.

Ver: Importancia de los Cereales

Fuente Consultadas:
Mundorama Geografía General – La Vida del Hombre–  Edit. Quevedo S.R.L.
El Mundo y El Tiempo  Las Riquezas de la Tierra Globerama Edit. CODEX

Fauna en la Profundidades Marinas Primeras Exploraciones

EXPLORACIÓN DE LAS PROFUNDIDADES MARINAS

La exploración de las profundidades marinas tiene por propósito fines científicos y comerciales y estudina las condiciones físicas, químicas y biológicas del fondo del océano. Las profundidades marinas se han investigado con precisión sólo desde tiempos relativamente recientes; sigue siendo un dominio bastante inexplorado en comparación con otras áreas de la investigación geológica.

 El moderno estudio científico de las profundidades marinas dio comienzo cuando el científico francés Pierre Simon de Laplace calculó la profundidad media del océano Atlántico basándose en los registros del movimiento de la marea en las costas brasileñas y africanas.

Determinó que esta profundidad era de unos 4.000 metros; sondeos posteriores probaron que era un valor bastante preciso.

A mediados del siglo XVIII, los científicos inventaron redes para rastrear el fondo de los litorales marinos, y lograron así, por primera vez, traer a la superficie seres vivientes desde una profundidad de varias decenas de metros.

Alrededor de 120 años después, naturalistas, reparadores de barcos y hombres que realizaban sondeos, extrajeron especies vivas de una profundidad que excedía los 600 metros.

La curiosidad científica fue satisfecha cuando, en 1872, el Almirantazgo británico comisionó al buque Challenger para explorar los abismos marinos. Se realizaron infinidad de sondeos y miles de especímenes marinos fueron cuidadosamente estudiados y detalladamente dibujados.

expedicion oceánica del barco Challenger

La primera expedición que realizó descubrimientos importantes fue la del buque Challenger, que zarpó en 1872, patrocinada por el gobierno británico.

Desde entonces se han organizado muchas expediciones oceanógraficas, y muchos adelantos científicos, como la fotografía submarina, han contribuido a agregar cada vez más conocimientos.

Ninguno de los extraños peces que se muestra en la lámina es producto de la imaginación. Cada uno es una representación sencilla de un ser que habita en las aguas profundas, son solo unos pocos de las miles de especies distintas que habitan el las profundidades del océno.

fauna del fondo marino

Se podría pensar que allí donde la luz no puede penetrar hay total carencia de colores y los seres que moran son ciegos, pues no necesitan emplear los ojos, dado que hay absoluta obscuridad. Sin embargo, ya a unos 300 metros, donde los componentes rojo, anaranjado, amarillo y verde de la luz solar no pueden llegar, y donde sólo la luz azul penetra, hay peces con escamas rojizas, castañas, negras y plateadas.

A mayor profundidad aún, donde ya no alcanza a llegar ningún rayo de luz, hay peces coloreados de violeta y castaño y, entre los crustáceos, los hay con caparazones rojos y morados; y lejos de no poseer visión, muchos de
estos seres de las profundidades tienen ojos sorprendentemente grandes.

Pareciera ser que, en un mundo de penumbra, el color y la visión no tuvieran razón de ser; pero la realidad de los abismos marinos presenta otro cuadro. Muchos de sus moradores portan su propia luz, en forma de órganos luminosos. Algunos de los más pequeños tienen la posibilidad de expeler un líquido que, según se cree, forma una nube luminosa que encandila a sus hambrientos perseguidores.

¿Cómo puede sobrevivir esta abundante fauna marina lejos de toda vida vegetal? No se puede dar una respuesta completa en pocas palabras, pero se puede decir, en términos generales, que un vastísimo número de peces pequeños, que viven donde aún penetran algunos rayos solares, se alimentan con plantas. También, a un nivel de agua cercano a la superficie, se produce una sustancia comestible llamada plancton —formada por plantas y animales increíblemente pequeños—, que los peces devoran en grandes cantidades.

A mayores profundidades se encuentran aquellos peces que se alimentan primordialmente de los herbívoros que habitan a más altos niveles; y luego, más abajo aún, está la zona donde todos son carnívoros y donde se comen los unos a los otros.

Las profundidades marinas semejan campos de batalla en los que se lucha perpetuamente por la existencia, y muchos de los que toman parte en esa batalla están bien armados, con dientes agudos y cola en forma de látigo, y aun tienen la posibilidad de electrizar a sus presas. Algunos, como el pez caña, llevan una estructura semejante a un bastón sobre la cabeza, que sirve para atrapar a los peces más pequeños, de los que se alimentan.

Los peces adaptados para vivir en estas grandes profundidades pueden haber existido desde hace muchos millones de años.

El hombre ha ido aprendiendo cada vez más sobre el mundo, pero sólo en este último siglo ha llegado a conocer algo de los abismos del mar.

Ver: Exploraciones del Fondo del Mar

Ver: Importancia del Plantas Para La Vida

Fuente Consultadas:
Mundorama Geografía General – El Sistema Solar –  Edit. Quevedo S.R.L.
El Mundo y El Tiempo La Vida en las Profundiades del Océano Globerama Edit. CODEX

Importancia de las Plantas Para La Vida en la Tierra Distribución

FUNCIÓN DE LAS PLANTAS Y SU DISTRIBUCIÓN EN EL PLANETA

IMPRESCIDIBLES PARA LA VIDA: No se puede pensar en el mundo de los animales sin tener presente, al mismo tiempo, el mundo de las plantas, pues, sin éstas, la vida animal no puede existir. Muchos animales se alimentan sólo de vegetales y respecto a aquellos que comen únicamente carne, hay que tener en cuenta que ésta procede, en último término, de vegetales. Podemos decir, entonces, que las plantas son las productoras de los alimentos.

Para ello requieren ciertas condiciones mínimas. Necesitan el anhídrido carbónico del aire y el agua del suelo. Con la ayuda de los rayos solares, transforman estos dos ingredientes en hidratos de carbono, mediante la clorofila verde que tienen en las hojas. Pueden fabricar también proteínas, si extraen los compuestos nitrogenados del suelo. Pero, por otra parte, casi todas las plantas se benefician de alguna manera de los animales; por ejemplo, los insectos contribuyen a la polinización en los vegetales con flores, los que deben a este hecho su supervivencia.

Además, los animales necesitan, para respirar, el oxígeno del aire. En el torrente sanguíneo, el oxígeno se combina con el carbono para formar el anhídrido carbónico que exhalan y que es, justamente, lo que los vegetales necesitan. Por otra parte, los residuos de animales enriquecen el suelo y vigorizan el crecimiento vegetal.

Las necesidades mínimas de las plantas —anhídrido carbónico, agua y luz solar— están presentes en casi toda la superficie de la tie rra; pero otras condiciones que influyen en la vida vegetal, como temperatura, calidad del suelo, régimen de lluvias y fuerza de los vientos, varían mucho de un lugar a otro de la Tierra, y así, las plantas, como los animales, prosperan allí donde pueden adaptarse bien a las particularidades del medio.

Vemos abajo una región alpina: aquí, en una distancia relativamente corta entre los valles más bajos y los picos más altos, encontramos una variedad de plantas que en regiones llanas hallaríamos quizás sólo si viajáramos, por ejemplo, desde la costa del Mediterráneo hasta bien dentro del círculo polar ártico.

flora en la region alpina

En los valles bajos hay ricas praderas; un poco más arriba hay árboles de hojas anchas, que caen en otoño e invierno; a mayor altura, encontramos coniferas, cuyo follaje duro y espinoso puede resistir la evaporación; más arriba aún, donde los vientos son más violentos, sólo hallamos unas pocas y pequeñas flores alpinas, junto con liqúenes y musgos y, finalmente, en los picos más elevados, perpetuamente cubiertos de nieve, no crece nada.

Esta lámina muestra una típica zona forestal con una gran cantidad de árboles de hojas caducas y una maleza de heléchos, pastos y pequeñas plantas trepadoras.

flora region forestal con selva

Vemos ahora un área semidesértica y, a la derecha, algunas plantas del desierto. Se puede definir a un desierto como una región subtropical con constante sequía y a un semidesierto como una zona subtropical donde el término medio de las precipitaciones anuales no pasa de 250 mm.Las plantas necesitan tomar la mayor cantidad de humedad posible del suelo cuando pueden hallarla y prevenirse de su pérdida por rápida evaporación.

region desierta con sus plantas

Muchas de ellas tienen para esto una gran red de raíces superficiales, que sirven al primer propósito, y para el segundo, la parte exterior de consistencia dura. En estas zonas, las grandes oscilaciones de temperatura, la intensidad del calor del Sol y los largos períodos de sequia hacen que la vegetación sea sumamente pobre, falten los árboles y los arbustos o matas sean espinosos.

LA DISTRIBUCIÓN DE LAS PLANTAS EN EL PLANETA: La ciencia que se ocupa de la distribución de las especies vegetales en la tierra es la geografía botánica o fitogeografía.

El elemento determinante de las necesidades fundamentales que tendrá un ser sobre el planeta es, evidentemente, su cuerpo. Este se ha formado luego de una profunda evolución de sus antepasados. Cada cambio climático, cada modificación del suelo y de los seres con quienes sus abuelos convivieron, determinó una mejora, un cambio paulatino que permitió la adaptación a un ambiente determinado.

También es importante la naturaleza de las condiciones actuales, físicas, químicas y bióticas, en las que se desenvuelve la vida. Cuando se encara un estudio ecológico serio sobre distribución de comunidades biológicas, también se tiene en cuenta siempre el lugar de origen desde el que sé extendió una especie o una familia y los medios de emigración disponibles, así como los factores históricos, muchas veces develados por la geología.

Un elemento de especial importancia es la barrera física, que impide la movilidad de la flora o la fauna más allá de un hito determinado. Una cadena de montañas, por ejemplo, es una barrera geográfica insuperable para un animal de llanura. Una corriente de agua fría será suficiente para detener a una especie aclimatada en aguas cálidas.

No existe un solo vegetal o animal que esté presente en todas las regiones habitadas del mundo. Algunos sectores son demasiado cálidos o demasiado fríos, demasiado secos o húmedos, o existe algún otro elemento cuya manifestación en exceso impide la supervivencia. En muchos casos, las condiciones del medio no afectan directamente al ejemplar adulto, pero en cambio impiden que prosperen las crías, que se concrete el acto de la reproducción o que se desarrollen los embriones.

La distribución de cada especie está determinada por su “ámbito de tolerancia” a las variaciones de cada uno de los factores externos.

Los ecólogos trabajan incansablemente con el objeto de conocer cuáles son los límites de tolerancia de determinadas especies. Los resultados obtenidos han sido de gran utilidad para comprender las pautas que rigen la distribución de los seres vivos.

La lámina de abajo, muestra una típica selva tropical: las ramas de los árboles están festoneadas por lianas trepadoras; las bases de los troncos están escondidas por la maleza; las orquídeas de brillantes colores aparecen por todos lados. Comparando este paisaje con el austero bosque de coniferas de las tierras sub-árticas que se muestra abajo, nos damos cuenta de la enorme influencia que la temperatura y las lluvias tienen sobre la vida vegetal.

selva tropical

selva de coniferas

Es posible dividir la flora del mundo en siete grandes grupos, que dependen principalmente de las condiciones climáticas:

1) selvas tropicales;

2) regiones tropicales donde alternan bosques con tierras cultivables;

3) regiones templadas con bosques y tierras cultivables;

4) estepas y pampas;

5) flora de alta montaña;

6) flora de la región circumpolar;

7) flora de los desiertos y semidesiertos.

Las grandes extensiones cubiertas de pastos, como las sabanas de Venezuela y Brasil, las estepas de Siberia y las praderas de América, todas están en regiones donde la precipitación anual es de 300 a 900 mm. En cambio, los bosques tropicales se hallan allí donde las lluvias exceden los 1.800 mm. anuales.

La lámina muestra una sabana americana, que se suele sembrar con cereales.

sabana en america

El hombre, en muchos casos, ha cambiado por completo la vegetación de grandes extensiones, tan drásticamente, que también ha modificado su fauna. En extensas regiones donde sólo crecían pastizales, ha hecho plantaciones de maíz, avena, cebada y trigo. En partes de la península de Malaca e Indonesia, donde la típica vegetación es la jungla tropical, ha abierto claros en la selva para convertirlos en plantaciones de gomeros.

Años atrás, especialmente en el siglo XIX y comienzos del XX, el hombre destruía bosques con objeto de proveerse de madera y celulosa para la fabricación de papel, pero quizás sin pensar suficientemente en los resultados posibles.

En las zonas llanas, los bosques actúan como gigantescos rompevientos; en las laderas de las montañas, las raíces de los árboles sirven para fijar el suelo que de otro modo podría ser arrastrado por las copiosas lluvias.

Así, en muchos casos, la falta de previsión ha acarreado inundaciones, o ha provocado erosión con el consiguiente empobrecimiento del suelo. Pero hoy el hombre ha aprendido a plantar tantos árboles como los que derriba, y los nuevos bosques que se van formando están compuestos de árboles no sólo adaptados a las condiciones climáticas sino también adecuados para desarrollarse junto con otros. El hombre sabe ahora que las plantas, como los animales y también los humanos, deben poder convivir bien si quieren prosperar.

Hay otra flora importante, que aún no hemos considerado: la flora marítima. Sabemos que las plantas necesitan de la luz tanto como del anhídrido carbónico y del agua. El mar puede proveer de luz solamente en su superficie y cerca de ella; pero no hay luz. solar en las profundidades, que suelen ser, término medio, de 4.500 m. Así pues, la vida vegetal no existe más allá de unos pocos cientos de metros de profundidad.

El hecho de que la vida animal depende de las plantas nutricias es conocido desde hace mucho tiempo; de manera que no es sorprendente que, hasta más o menos mediados del siglo XVIII, aun los hombres más versados, creyeran firmemente que las profundidades marinas estaban totalmente despobladas de seres vivientes.

Fuente Consultadas:
Mundorama Geografía General – El Sistema Solar –  Edit. Quevedo S.R.L.
El Mundo y El Tiempo Los Vegetales en la Vida del Hombre Globerama Edit. CODEX

El Crecimiento de las Ciudades y la Importancia del Transporte

EL CRECIMIENTO DE LAS CIUDADES Y LA INFLUENCIA DEL TRANSPORTE

EL DESARROLLO DE LAS CIUDADES: Ya se tratase de una cabaña, en la Edad de Piedra, un castillo medieval, o una casa moderna, el hombre invariablemente ha planeado sus edificaciones. Siempre ha sabido de qué tamaño las quería, cuáles eran los propósitos a que estaban destinadas, y qué aspecto tendrían una vez terminadas. Sin embargo, no ha ocurrido lo mismo con respecto a la mayoría de sus ciudades.

Casi siempre han crecido con la libertad de una planta  que surgió de la semilla de su mismo fruto, sin que nadie pudiese predecir qué extensión alcanzarían; sin embargo, también como los robles, muchas han llegado a tener gran belleza, fuerza y utilidad.

Un fruto crecerá y llegará a ser una gran planta sólo si se la planta en favorables condiciones del suelo, temperatura y humedad. Análogamente, un pequeño caserío debe poseer condiciones apropiadas para transformarse en una ciudad.

¿Cuáles son las condiciones que favorecen este desarrollo? Una es que haya abundante provisión de agua a mano, porque los seres humanos siempre han necesitado, y frecuentemente derrochado, mucha agua. Otra es que el caserío originario esté situado en un lugar adonde la gente de las aldeas vecinas pueda llegar con facilidad, o mejor aún, donde simplemente deba encontrarse.

Vemos, por ejemplo, que muchas ciudades se han desarrollado en el último punto donde un puente puede tenderse a través de un río antes de que éste se ensanche en su curso hacia el mar. En esos casos, los habitantes de las aldeas situadas a muchas millas a la redonda, necesariamente tienen que usar ese puente cada vez que deseen cruzar el río. Por ejemplo, Londres, sobre el Támesis, es un ejemplo típico de ciudades cuyos puentes les han concedido enorme importancia.

Pueblos pequeños suelen convertirse en grandes ciudades, cuando están situados cerca del punto de unión de dos regiones de muy diferente carácter, en el límite entre llanura y meseta, o en tierras bajas y montañosas, o donde las estepas se unen a los bosques. Un pueblo en tales lugares tiene una situación ideal para que los habitantes de dos regiones intercambien los diferentes artículos que producen.

En primer lugar, para que una población pueda desarrollarse grandemente en extensión e importancia, debe tener fáciles accesos respecto a los lugares cercanos y distantes. Antes del comienzo de la era de la aviación, esto significaba que debía estar en un sitio donde los caminos, canales o ferrocarriles pudieran comunicarla con pueblos cercanos, y donde a los barcos les fuera posible aproximarse, preferentemente desde el mar abierto.

Grandes e importantes ciudades como París, Londres, Venecia, Buenos Aires, Coblenza y Estocolmo, aunque sus planos  difieren ampliamente en muchos otros aspectos, todos tienen en común esta importante condición de fácil acceso.

Por ejemplo los caminos de París irradian en todas direcciones, desde la vieja ciudad, cuyo núcleo está en una isla del Sena. El laberinto de los caminos de Londres se extiende a lo lejos a ambos lados de los puentes sobre el Támesis. Venecia, construida sobre un grupo de islas sitas en lagunas, se extiende hasta encontrar el mar abierto.

Buenos Aires, en el estuario del río de la Plata, tiene acceso tanto a las ricas pampas como al Atlántico. Coblenza está situada en la confluencia de dos grandes ríos, el Rin y el Mosela, y cuenta también con buenas comunicaciones, por medio de caminos y ferrocarriles, con muchas zonas industriales importantes de Alemania, Francia, Holanda, Bélgica y Luxemburgo. Estocolmo tiene no sólo acceso directo al mar, sino también, por canales y lagos internos, al corazón de Suecia central.

Sólo en los últimos cincuenta años, el tremendo desarrollo de los viajes por aire ha dado nueva importancia a ciertas ciudades que no tienen comunicaciones particularmente buenas por tierra o por agua. Algunos de los ejemplos más notables son: Nairobi, en Kenya; Kano, en Nigeria, y Bogotá, en Colombia.

vista de una  ciudad super poblada

En un país tan industrializado como Japón, el ferrocarril desempeña un papel esencial: transporta las materias primas importadas y conduce a los puertos los productos industriales de exportación. Esta estación de contenedores en Tokio muestra la Interdependencia del ferrocarril y de la ciudad. Hace unos cien años, las estaciones se construían en la periferia, originando rápidamente una poderosa corriente de intercambios: el barrio de la estación, con sus hoteles, comercios y oficinas de todo tipo se convertía en uno de los polos activos de la ciudad, creciendo y desarrollándose con rapidez. Por ello, en nuestros días el ferrocarril se encuentra totalmente incorporado al entramado urbano. Esta disposición presenta grandes ventajas: los expresos pueden conducir a los viajeros hasta el corazón mismo de la aglomeración urbana, sin especiales retrasos por los obstáculos de la circulación; son más rápidos y más baratos, pero también plantean graves problemas de urbanización que es necesario solucionar.

LA PLANIFICACIÓN DE CIUDADES: Cuando una población ha crecido más que las cercanas, suele mostrar tendencia a desarrollarse mucho más rápidamente aún. Como ya tiene numerosos comercios, los moradores de las aldeas vecinas hacen sus compras allí, y a su tiempo esto provoca la creación de más comercios. Puesto que ya tiene más oficinas y fábricas que sus vecinos, y ofrece mayores posibilidades de empleo, la gente de los pueblos más pequeños comienza a establecerse allí; y pronto los industriales levantan más fábricas, porque la población dispone de gran cantidad de mano de obra. (Ver: Planificación de ciudades)

En tiempos pasados varias circunstancias limitaban la extensión de las ciudades. Primero, la provisión de agua local era suficiente para las necesidades de un cierto número de gente y nada más; después, si una ciudad medía sólo unos pocos kilómetros de largo, una persona podía caminar desde su casa de los suburbios hasta el lugar de su empleo cerca del centro de la ciudad; pero si crecía mucho, ya no le era posible; finalmente, mientras una ciudad permanecía pequeña, los campos circundantes podían proveerla de toda la leche fresca, carne y verduras que necesitase; pero si se desarrollaba demasiado, las provisiones podían resultar escasas.

Hoy esas limitaciones ya no obran. Si la provisión de agua local no es suficiente, el agua es llevada por cañerías desde depósitos situados a muchos kilómetros de distancia (ya lo hacían los romanos en sus acueductos).

Las ciudades han crecido tanto que hoy la mayoría de sus habitantes ya no puede ir y volver de su trabajo a pie todos los días; pero ahora se trasladan fácilmente en taxis, auto personales, en ómnibus o metro. Muchas ciudades crecen tanto que los campos que las rodean no logran abastecerlas; pero transportes rápidos les traen productos y alimentos frescos, desde cientos de kilómetros de distancia, mientras la carne llega en barcos con refrigeración desde lejanos continentes.

Por lo general, las limitaciones al desarrollo de las ciudades en nuestro siglo son las que el hombre mismo impone, a veces porque teme que un mayor desarrollo reduzca demasiado las tierras laborables; a veces porque considera perjudicial que la gente quede tan encerrada entre mortero y ladrillos; a veces por los problemas de tránsito.

Por fin el hombre está comenzando a planear cómo se deben desarrollar las poblaciones. A las viejas ciudades hay que darles forma de manera bastante similar a lo que se haría con un viejo árbol: podando un poco aquí, promoviendo mayor crecimiento por allá. Las ciudades nuevas se pueden planear tal como las casas nuevas.

tren en la ciudad

El ferrocarril se utilizó en primer lugar en las minas . Cuando la fuerza del vapor fue aplicada a la tracción de los primeros vagones, nació un medio de transporte revolucionario por su rapidez y economía. Desde entonces fue posible transportar, sin grandes costos, cargas pesadas a largas distancias. El tendido de las redes ferroviarias fue efecto y causa de la implantación industrial y de la ocupación humana; y al contrario sucedió allí donde no llega. Al colocar sobre raíles las diligencias, nacía el primer medio de transporte popular. Por ejemplo, en una diligencia sólo cabían 10 ó 12 pasajeros; en cambio, ya hacia 1870, los trenes tenían un promedio de 250 plazas. Pero el ferrocarril poseía otras ventajas importantes: ya por aquella fecha (1870), el tiempo invertido en un desplazamiento se había reducido siete veces, la carga que se podía transportar era 300 veces mayor y, además, costaba la mitad que antes.

La circulación de las informaciones y de los bienes: El aldeano de la sabana africana dispone de terrenos de caza, de ríos para pescar, de un espacio reservado a la vivienda y otro dedicado a los cultivos. Entre esos diferentes espacios de utilización específica, se desplaza con total libertad. Lo mismo debería suceder en las sociedades modernas, pero en ellas el espacio está dividido de forma mucho más compleja: barrios residenciales, centros administrativos, áreas industriales, núcleos mineros, países desarrollados y subdesarrollados, etc. Por ello el hombre ha de recurrir a otros sistemas de transporte y circulación que le permitan enlazar esos espacios.

En este campo, nuestra época conoce una verdadera revolución: gracias a los modernos medios de comunicación, el hombre puede unir los espacios más diversos y los más alejados, incluso sin desplazarse. Una gran sociedad industrial, por ejemplo, utiliza todo un sistema de comunicaciones y de transportes: el fax, el teléfono , el email  «conducen» las informaciones y las órdenes de la sede central a todas las filiales del mundo. Por otra parte, las agencias bancarias aseguran las transferencias de dinero.

Oleoductos, líneas de alta tensión o petroleros aportan la energía de fuentes que se encuentran, a veces, a miles de kilómetros de distancia. Los buques de carga llevan las materias primas a las fábricas, mientras que los trenes transportan los productos acabados que los camiones distribuirán finalmente a los consumidores.

Gracias al avión, al barco, al tren y al automóvil la circulación constituye la base de la economía moderna; y gracias a los modernos sistemas que utiliza, podemos hablar de un espacio mundial en el que la comunicación es hoy muy rápida.

Los transportes crean núcleos de intercambios
Si los espacios especializados (pueblos y campos, agua y bosque) originan vías de comunicación, también es cierto que los caminos y carreteras han originado aglomeraciones. Una posta donde se renovaban los caballos en la época de la diligencias atraía hacia ella al posadero, al herrador, al guarnicionero, al carpintero; así aparecía paulatinamente el embrión de lo que llegaría a ser, posteriormente, un poblado.

Son numerosas las ciudades fundadas a partir de una casa de postas: junto a un puente, al lado de un puerto, en un cruce. Algunos países se formaron gracias a una situación geográfica privilegiada en una vía esencial de transportes, es decir, de intercambios. El Líbano, por ejemplo, ha basado su existencia en su situación como puerta del Próximo Oriente; y Suiza se constituyó, en parte, debido al control sobre los pasos de los Alpes.

El ferrocarril abre el camino…
Aproximadamente hasta el año 1850, una fábrica debía situarse al borde de un río, que le proporcionaba la fuerza necesaria para las máquinas, o cerca de un bosque, de una mina e incluso de una cantera, donde encontraba las materias primas necesarias.

Con la aparición del ferrocarril, todo cambió: en adelante, sería posible transportar a largas distancias materiales pesados —por ejemplo, la hulla— para alimentar las nuevas máquinas de vapor. Las fábricas podían, pues, situarse cerca de las ciudades, donde encontraban mano de obra y clientes; desde entonces se pudo enviar a cualquier lugar del país, e incluso a otros países, los productos más diversos y más pesados.

El invento del ferrocarril hizo disminuir las distancias relativas en pocos años: el territorio parecía más pequeño. En la primera mitad del siglo xix, se tardaba una semana en ir de Barcelona a Madrid; en 1870, viajando en ferrocarril, se tardaba siete veces menos: 21 h 30′.

modifica los paisajes…
En Estados Unidos, en la mítica colonización del Oeste, el gobierno se sirvió del ferrocarril, asignando a cada una de las compañías ferroviarias una zona de 15 km a cada lado de la vía; las compañías dividieron sus zonas en grandes lotes que vendieron a los colonos.

A medida que la vía férrea progresaba hacia el Oeste, la agricultura estadounidense surgía y se extendía. Los silos de cereales se alineaban a lo largo de la vía férrea; y los rebaños, conducidos por los cow-boys, eran cargados en los vagones. Asimismo, la aparición del ferrocarril transformó profundamente los paisajes europeos. Las regiones dejaron de vivir aisladas y se especializaron en los cultivos más rentables.

el tren en la costa oeste de ee.uu.

En pocos años, el ferrocarril se convirtió en uno de los principales factores del paisaje. Si la existencia de una vía férrea vitalizaba una región y posibilitaba cambios profundos en su estructura económica, su carencia podía dejar marginadas y en regresión a regiones o ciudades que hasta entonces habían gozado de cierta prosperidad.

Además, la construcción de los ferrocarriles fue una de las actividades que más influyó en la industrialización del siglo pasado. La demanda de material rodante y de infraestructura, el empleo de gran cantidad de mano de obra, la inversión de capitales con saneados beneficios, etc. son aspectos sin los que no se comprendería el despegue y crecimiento económico de los actuales países desarrollados.

 La industria ha sido atraída rápidamente por la gran potencia del ferrocarril. A cada lado de las líneas principales se extienden las instalaciones ferroviarias: apartadero, depósitos, talleres para el material rodante. Cada fábrica importante posee incluso su propia vía férrea, cerca de la cual se han concentrado otras actividades. Al atraer la mano de obra, las fábricas han favorecido así la formación y el crecimiento de ciudades obreras. En nuestras ciudades, el barrio de la estación, con sus hoteles, sus oficinas y a veces con sus casas anticuadas, ha conocido una expansión indudable.

En la actualidad, sin embargo, la importancia del ferrocarril ha disminuido. No todo son ventajas, en efecto. También presenta inconvenientes: trazado rígido, necesidad de un tráfico rentable, construcción demasiado cara…

Poco a poco han surgido competidores que no presentan tales defectos: el automóvil transporta más fácilmente los pequeños grupos; el camión es más adecuado para las mercancías ligeras y de tipo perecedero; y las gabarras, para cargas pesadas de escaso valor añadido.

Un número muy elevado de líneas de ferrocarril es deficitario. Prueba de ello es que desde 1930 se están suprimiendo las líneas menos rentables. En Francia, por ejemplo, se considera que sobran unos 10.000 km. En Estados Unidos han desaparecido más de 70.000 kilómetros.

autos congestionados en una gran ciudad

Los coches, ocupados a menudo por una sola persona, necesitan diez veces más espacio que el ferrocarril para transportar el mismo número de viajeros en una hora. En una época en la que las grandes ciudades conocen graves problemas de circulación y de contaminación, hay que plantearse si se debe restringir la circulación privada y mejorar los transportes públicos o, por el contrario, adaptar las ciudades al coche, remodelando toda la red vial.

El automóvil necesita mucho espacio incluso cuando no circula. Para asegurar el aparcamiento y una circulación fluida, haría falta reconstruir la mayoría de las ciudades, dotándolas de grandes ejes circulatorios, tréboles a varios niveles y abundantes zonas de estacionamiento. A fin de solucionar de algún modo el problema de la circulación automovilística en las ciudades, se han creado en el centro de las aglomeraciones zonas exclusivamente reservadas a los peatones.

Algunos barrios han mejorado mucho con estas medidas, que, por otra parte, evitan los embotellamientos en el corazón de la ciudad. Para un futuro no muy lejano, se prevé la creación de grandes aparcamientos en las entradas o accesos de la ciudad, donde los usuarios dejarían su coche. Desde allí seguirían en metro, tranvía o con una red de pequeños autobuses rápidos. Algunas ciudades han introducido ya el sistema de transportes colectivos gratuitos.

Una nueva estructuración de la ciudad: El atasco creado en las ciudades por el tráfico motorizado origina la huida del centro de la ciudad: los habitantes más pudientes escogen la tranquilidad de los barrios residenciales; otros, menos favorecidos por la fortuna, se ven obligados a vivir en las ciudades-dormitorio de la periferia.

Sin embargo, unos y otros son posibles gracias a la existencia de medios de transporte que permiten rápidos desplazamientos hasta el centro urbano. Cerca de los cruces de autopistas se instalan empresas y supermercados a los que afluyen sus clientes motorizados, satisfechos de encontrar al fin un centro de compras de fácil acceso. También las fábricas se establecen lejos del centro, en lugares donde exista espacio suficiente para su expansión y donde sus camiones puedan evitar los atascos de las carreteras.

Cuando estas zonas que rodean a la ciudad están mal servidas por los transportes públicos, sus habitantes deben desplazarse con su propio vehículo, convirtiéndose así en esclavos del automóvil y contribuyendo a una mayor congestión del tráfico urbano.

Por mar y aire: Pero la característica más acusada de la revolución de los transportes actual es, sin duda, el intento del hombre por tratar de conquistar y dominar todos los medios que le rodean para poder trasladarse por y a través de ellos.

La navegación es un primitivo invento del hombre. Sin ella no hubiese sido posible la expansión del mundo antiguo, ni los descubrimientos de la Edad Moderna. Durante mucho tiempo, las técnicas de navegación no se modificaron o lo hicieron lentamente, pero durante el siglo XIX se produjo una gran transformación cuando se comenzó a construir los barcos con hierro, lo que permitió aumentar su tamaño y capacidad, y se les aplicó como medio de tracción la máquina de vapor. Esto último supuso una mayor potencia y rapidez, además de conseguir la independencia respecto al viento.

En la actualidad, el transporte marítimo y fluvial es el más adecuado para el traslado a grandes distancias de productos pesados, de gran volumen o con escaso valor añadido. La tendencia actual es la especialización del transporte en grandes buques petroleros, butaneros, de áridos, etc.

Del mismo modo, volar ha sido siempre una de las grandes aspiraciones del hombre a lo largo de su historia, que sólo ha conseguido hacer realidad en época relativamente reciente. Por sus exigencias técnicas y económicas, el transporte aéreo se reserva para pasajeros o para trasladar mercancías urgentes, de poco peso y alto precio, ya que de este modo la repercusión del costo del transporte sobre el valor añadido del producto es mucho menor.

transporte en bicicleta en la ciudad

La bicicleta es un medio de transporte a la medida del hombre: no contamina, no consume energía exterior, no despilfarra materias primas y plantea a la ordenación del espacio urbano problemas mucho más sencillos de resolver. En muchas ciudades de los Países Bajos , este modo de locomoción es muy utilizado, al igual que en China.

Datos sobre el transporte que hacen pensar
Evolución del tiempo empleado para ir de Lausana a Milán
En 1640: unos 7 días
En 1850: 61 h en coche de posta
En 1905: 19 h 35′ (en verano)
En 1906: 6 h 26′: al abrir al tráfico el túnel de Simplón
En 1935: 5 h 25′: línea electrificada
Desde 1972: 3 h 11′: TEE Cisalpino

Una vía de circulación de 3 m. de anchura permite transportar en una hora:
En coche particular: 4.000 personas
En autobús de: 80 plazas 6.400 personas
En autobús de: 150 plazas 12.000 personas
En tranvía: 16.000 personas
En metro: 27.000 personas
En ferrocarril expreso: 40.000 personas

Consumo de espacio
Un coche particular    a 50 km/h: 75.0 m²/viajero
Un autobús de 80 plazas  a 30 km/h: 14.0 m²/viajero
Un autobús de 150 plazas  a 30 km/h: 8.0 m²/viajero
Un tranvía de 300 plazas  a 30 km/h: 6.0 m²/viajero
Un tren expreso regional   a 60 km/h : 4.50 m²/viajero
Un tren del metro con 1.000 plazas a 3.3 km/h: 75.0 m²/viajero

Fuente Consultada:
La Técnica en el Mundo el Crecimiento de las Ciudades Tomo III Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Salvat del Estudiante Tomo 6 Transportes y Distancias
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft
Sitio Web Wikipedia

Daños Causados por el Hombre al Medio Ambiente

DAÑOS PROVOCADOS POR  EL HOMBRE A LA NATURALEZA

Por su intelecto, el hombre se ha elevado por encima de los animales; pero, lamentablemente, sus conocimientos a menudo han sobrepasado su prudencia y algunos de sus hechos no han redundado en beneficio de los descendientes. Al principio, el hombre vivía de la caza; lo hacía para conseguir alimento y vestido. Pero, por muchos que fuesen los cazadores, no eran los suficientes como para amenazar la existencia de los animales elegidos; en realidad, éstos tenían más que temer de los ataques de otros animales que del hombre.

En épocas tan cercanas como el siglo XIX , las armas eran muy limitadas en su poder destructor, y las dificultades del transporte significaron para las selvas o los amplios desiertos el estar a salvo de la intervención humana. De esta manera, hasta hace una centuria, los animales de África y América estaban fuera del alcance del hombre. Una vez que fue inventado el rifle automático, con su largo alcance y precisión, y una vez que fueron accesibles nuevos medios de transporte, el hombre tuvo la posibilidad de unir fuerzas que usó, lamentablemente, con el máximo sentido destructor.

En América del Norte, el bisonte, que había pastado por las praderas en inmensos rebaños desde tiempos inmemoriales, fue despiadadamente diezmado. En pocos años se vio amenazado de una total extinción, en notorio contraste con su historia previa, cuando los indios lo cazaron durante siglos, sin que esto tuviera una influencia notable en el número de cabezas.

caza de bisontes en ee.uu.

Cacería indiscriminda de bisontes en EE.UU.

En África, los animales salvajes fueron cazados con la misma intensidad, no para alimento, sino por sus pieles o como trofeo demostrativo de la pericia y vanidad del cazador. Es tan injustificable la carnicería que se llevó a cabo en África, como la del bisonte norteamericano. Por otra parte, la historia es siempre análoga; aun cuando el hombre no haya cazado activamente a los animales, su sola llegada los reduce en número, por la creación de ciudades, villas, sembrados, etc., que los alejan de los sitios donde se criaban y alimentaban.

cacaeria de animales en africa

El hombre ha sido igualmente dañino en su trato con la tierra. Ha talado bosques, para leña y materiales de construcción, privando al suelo de su protección natural, reduciendo las lluvias, en algunos casos, o produciendo inundaciones, en otros.

deforestacion

Es evidente muchas veces que cuando los bosques, que protegen el suelo del sol, el viento y el agua, han sido talados, para crear zonas de pastoreo, el viento, combinado con otros factores, ha eliminado la capa fértil del suelo y dejado un desierto en su lugar. Esto explica el avance del desierto de Sahara en el período de la historia escrita, y la creación de una verdadera hoya de polvo en el medio oeste estadounidense, al igual que las características desérticas del valle del Tennessee.

caza de ballenas

Ni la fauna oceánica está a salvo, y así vemos que la incesante persecución de la ballena ha provocado su casi extinción.

Ahora el hombre está en una encrucijada; debe tomar una crucial decisión: ¿va a continuar siendo agente destructor o se decidirá a conservar y construir? Su decisión no debiera ser difícil de tomar, dados los descubrimientos científicos de los últimos cincuenta años, el crecimiento de la cooperación internacional y la creación de un fuerte sentido de responsabilidad social; todo ha tendido a aminorar la excesiva explotación de la naturaleza. Como veremos después, las medidas tomadas para la protección de la vida salvaje, la reforestación y la irrigación, muestran que el hombre está ansioso por devolver a la tierra lo que ha tomado de ella.

La mayor prueba de la madurez moral e intelectual humana la darán los problemas que crea el estudio y control de la fuerza atómica. Hasta es posible que la espantosa fuerza destructora de la bomba atómica y la de hidrógeno sea, en último término, una bendición, al darse cuenta el hombre de la inutilidad de desatar una guerra que nadie podrá ganar. Las posibilidades pacíficas de la energía atómica crean la promesa de una nueva y pujante era industrial.

bomba atomica

El hombre ha cometido muchos errores en su lucha por elevar las condiciones en que vive; pero no podemos dejar de sentirnos impresionados por el ingenio que ha demostrado y la tenacidad con la cual, cuando las ocasiones lo han requerido, ha luchado contra la hostilidad de la naturaleza y superado satisfactoriamente los desastres a través de las épocas.

La naturaleza puede mostrarse no menos cruel que bondadosa; catástrofes espectaculares, como la completa destrucción de la isla de Krakatoa, en 1883, con enormes pérdidas de vida, la de Pompeya y la de Herculano, en el año 79, y la del huracán Katrina en 2005, son testimonios del terror que la naturaleza puede desatar repentinamente y del relativo desamparo del hombre ante ella.

Pero, a pesar de que tales desastres son afortunadamente poco comunes y no constituyen en el presente una gran amenaza para la existencia del hombre, es bueno recordar que las condiciones en el globo pueden algún día manifestar un cambio fundamental.

La atmósfera que rodea la Tierra semeja un invernadero. El vidrio del invernadero permite dejar pasar el calor del Sol e impide la disipación del almacenado en su interior. Pero si un panel del vidrio se rompe, el calor escapará, el aire más frío de afuera entrará y las plantas que protegía se marchitarán y morirán rápidamente.

Si la Tierra no poseyera una atmósfera capaz de retener y almacenar el calor solar, la temperatura del suelo bajaría tan pronto el Sol se pusiese. Si la atmósfera se perdiera, sería sumamente lento el proceso. El aire se eleva a causa del calor del Sol sobre la superficie de la Tierra.

Los gases más volátiles han desaparecido hace mucho de la atmósfera, pero grandes cantidades de oxígeno están contenidas en las rocas, especialmente en las volcánicas. Pueden ocurrir grandes cambios en la composición de la atmósfera durante el transcurso de siglos. La posibilidad de la pérdida total de la atmósfera ha sido discutida por los científicos, pero es extremadamente remota.

diagrama efecto invernadero

Planetas tales como Venus y Marte poseen una atmósfera, a pesar de que ambos son mucho más pequeños que la Tierra y tienen una fuerza de atracción más débil. Pero antes de que la Tierra perdiera su atmósfera, los cambios en la composición del aire la harían inadecuada para mantener la vida. Posteriormente, y semejante a la Luna, quedaría un mundo sin sonido, pues éste se transmite sólo a través del aire.

La proporción del bióxido de carbono en la atmósfera no excede del tres por diez mil, pero la presencia de esta mínima cantidad contribuye materialmente a la capacidad terrestre para retener el calor que recibe; su importancia es, por lo tanto, fundamental. La falta de este gas traería aparejada una caída de, por lo menos, 21° en la temperatura media terrestre. El vapor de agua también impide la pérdida de calor de la atmósfera, aunque en menor proporción que el bióxido de carbono.

Pero mientras la Tierra mantenga la vida humana, el hombre continuará ejercitando su ingenio para afrontar condiciones variables. Está haciéndolo constantemente en toda la gama de sus actividades. En el siglo XVI, el hombre era considerado viejo a los 50 años; ahora, la duración media de la vida se ha extendido mucho y los científicos hablan con todo optimismo de que este promedio llegue a los 85 años para fines de esta centuria.

Vemos que métodos perfeccionados de cultivo han terminado con el avance de los desiertos, se previene la formación de otros nuevos y el uso de los fertilizantes químicos aumenta la producción.

Especialmente en África, el control sobre las pestes se ha difundido enormemente en los últimos años y el helicóptero se ha usado con todo éxito para la dispersión de insecticidas. La langosta y la mosca tsetse ya no son el azote que fueron; las enfermedades tropicales, que habían desafiado a todo tratamiento durante siglos, cedieron ante los avances de la ciencia médica; salud y nuevas esperanzas han llegado a millones de personas.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. 30 Las Corrientes Marinas Edit. Cuántica
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

Las Corrientes Marinas Concepto, Origen y Nombres

ORIGEN Y NOMBRES DE LAS CORRIENTES MARINAS

En muchas partes de los océanos el agua fluye siempre en la misma dirección, mientras en otras no muestra ningún movimiento. Este fluir origina las corrientes marinas, que se asemejan a las atmosféricas, pero se indican de diferente manera: los vientos según su origen y las corrientes marinas según la dirección que llevan.

Las corrientes marinas no fluyen de una manera estable; pueden cambiar de dirección, velocidad o dimensión. No hay nada de sorprendente en esto, puesto que son sumamente afectadas por los vientos. Existen, sin embargo, en los mares y océanos corrientes poderosas que, fuera de variaciones mínimas, siguen siempre el mismo curso, y se las suele indicar en mapas para su estudio, como el que se indica  aquí debajo.

MAPA DE LAS CORRIENTES MARINAS

mapa de corrientes marinas

Las corrientes marinas son el resultado del movimiento del agua de mar, igual que las olas y las mareas, con la diferencia de que estas dos últimas constituyen sólo movimientos ondulatorios. Eso sí: el oleaje engendra corrientes en las costas, y las mareas también pueden producirlas, especialmente en los estrechos y estuarios.

En realidad, las causas fundamentales que determinan la existencia de las corrientes son el viento y la diferencia de densidad de las aguas (determinada a su vez por diferencias de salinidad o de temperatura). Otros factores importantes son el movimiento de la Tierra, la morfología del fondo marino y las características del litoral.

Las corrientes pueden ser cálidas o tropicales y frías o polares según provengan de zonas ecuatoriales o polares, respectivamente, pero esto es relativo, ya que un mismo flujo puede resultar cálido o frío según el área que recorra. Las masas de agua cálidas, y por ende las corrientes por ellas originadas, circulan siempre más superficialmente que las frías. No sólo hay corrientes horizontales. También existen de ascenso o descenso en un mismo sector, que determinan ciclos de convección. Tanto las horizontales como las verticales tienen una importancia fundamental para la pesca.

Los vientos alisios, que son constantes, originan en el océano Atlántico, a ambos lados del Ecuador, las corrientes ecuatoria les del sur y del norte. La primera se bifurca, al llegar a América, en un ramal sur, la cálida del Brasil, y otro norte, que se une a la ecuatorial del norte.

La corriente de Brasil, recibe nueva vitalidad de la corriente fría que proviene de las Islas Malvinas y se vuelca hacia el este, sobre África. Se forma así la corriente fría de Benguela, que se calienta paulatinamente para reingresar en el ciclo ecuatorial.

En el Atlántico norte, la ecuatorial, reforzada con caudales provenientes del sur, ingresa en el Golfo de México para salir de allí transformada en la ya mencionada como “Gulf Stream”. Esta luego de cruzar el Atlántico con rumbo nordeste alcanza las costas europeas, ejerciendo una influencia benigna en latitudes altas, donde impide los fríos excesivos. En su trayecto hacia Europa entra en contacto con las corrientes frías del Labrador y de Groenlandia que proceden de la región glacial del norte. Al continuar su recorrido se divide en tres ramas principales.

Una se encamina hacia el norte en dirección a las costas de Noruega; otra, hacia el sur, en dirección al Mar de los Sargazos y una tercera continúa hacia el este y luego de alcanzar el continente, torciendo hacia el sur se vuelca en la corriente más fría de las Canarias. En esta forma quedan cerrados todos los circuitos. En cuanto a las corrientes del Pacífico debemos decir que se producen corrientes ecuatoriales análogas a las mencionadas.

La del sur avanza hacia el oeste en dirección a Australia. Los contraalisios la tuercen hacia el sur y luego hacia el este. Al retornar a América ya se ha enfriado, y forma la corriente de Humboldt, que cierra el círculo. La ecuatorial del norte, frente a Asia, tuerce su masa más importante hacia el norte, originando la cálida de Kuro Shivo, impelida a su vez hacia el nordeste por interponerse entre ella y la costa la corriente fría de Oya Shivo.

Frente a América la de Kuro Shivo se bifurca: al sur se encamina la fría de California, y al norte un ramal que engrosará las nacientes de Oya Shivo. Al sur del Océano Indico corre la corriente ecuatorial en dirección a Madagascar. Luego de describir un arco y volver sobre sus pasos, recibe el nombre de australiana occidental y es fría. Este caudal vuelve a integrarse con el precitado Océano.

En el Indico septentrional las corrientes obedecen a la trayectoria de los vientos monzones, que circulan hacia el continente en verano y en dirección opuesta en invierno. En el Ártico son pocas las corrientes que no hayan sido mencionadas para el Pacífico y el Atlántico. Toda la parte central está cubierta por el casquete polar que, sin embargo, registra un movimiento -lento pero constante- de oeste a este. Como los vientos, las masas de agua antartica circulan de oeste a este y originan así la llamada “corriente fría del Antartico”.

En Europa la más importante es la corriente del Golfo (subrayada con rojo en el mapa). Nace en el golfo de México, sigue la costa sudeste de los Estados Unidos y luego, alejándose de Terranova, cruza el Atlántico hacia Europa. A medida que se va ensanchando se divide gradualmente en dos ramas: una bordea la costa noroccidental de África mientras que la otra fluye hacia el noreste, y baña las costas de Irlanda, Escocia, Noruega e Islandia antes de perderse en el Ártico.

Las corrientes marinas, sean cálidas o frías, influyen notablemente en el clima. Europa, y especialmente Noruega, deben mucho a la corriente cálida del Golfo, pues ésta hace que los puertos más nórdicos estén todo el año abiertos a la navegación.

Los puertos americanos que están a la misma latitud que Narvik, por ejemplo, están bloqueados por los hielos en invierno, a causa de la corriente fría del Labrador. A la latitud de 35° N. una rama de la corriente del Golfo tuerce hacia el este y luego al sudoeste, dirigiéndose hacia Centroamérica, para unirse a la corriente principal.

Así, las corrientes en el Atlántico norte giran en la dirección de las agujas del reloj; lo mismo ocurre en el Pacífico norte; en la parte sur de los océanos Atlántico, Pacífico e Indico, las corrientes giran en dirección contraria a la de las agujas del reloj.

Con contadas excepciones, las zonas donde abundan las erupciones volcánicas están próximas a los grandes océanos o en medio de ellos, como lo muestra el mapa inferior, en el que las regiones volcánicas están indicadas en negro.

Algunas de las Corrientes Mas Importantes:

Corriente del Labrador: En Europa la más importante es la corriente del Golfo (subrayada con azul en el mapa). Nace en el golfo de México, sigue la costa sudeste de los Estados Unidos y luego, alejándose de Terranova, cruza el Atlántico hacia Europa. A medida que se va ensanchando se divide gradualmente en dos ramas: una bordea la costa noroccidental de África mientras que la otra fluye hacia el noreste, y baña las costas de Irlanda, Escocia, Noruega e Islandia antes de perderse en el Ártico.

Corriente del Este de Groenlandia: Se origina en el océano Ártico, es fría y de baja salinidad.

Corriente del Atlántico Norte: A medida que se va ensanchando se divide gradualmente en dos ramas: una bordea la costa

Corriente del Golfo: Es una corriente cálida que fluye en dirección noreste desde el estrecho de Florida a la región de Terranova. Tiene una gran importancia climática debido a sus efectos moderadores en el clima de la Europa occidental. Su origen son dos corrientes ecuatoriales que se mezclan con una cierta cantidad de agua del golfo de México para formar la corriente.

Corriente Ecuatorial del Norte: Es una corriente cálida que se forma en latitudes tropicales del océano Atlántico.

Corriente Ecuatorial del Sur: Corriente cálida del hemisferio sur en el océano Atlántico.

Corriente de Brasil: Corriente Es una corriente cálida del océano Atlántico que se forma en la zona de la plataforma continental brasileña y con dirección norte-sur.

Corriente de Humboldt: Es una corriente fría que fluye en dirección norte a lo largo de la costa occidental de Sudamérica. Fue descubierta en 1800 por el naturalista y explorador alemán Alexander von Humboldt. La temperatura de sus aguas es entre 5 y 10 ºC más fría de lo que debería ser y es muy rica en nitratos y fosfatos, lo que favorece la pesca y la abundancia de aves marinas (y de guano). Cuando esta corriente no llega a emerger, una corriente cálida conocida con el nombre de El Niño, la reemplaza, lo que supone una disminución del plancton y, por consiguiente, una catástrofe para la industria pesquera y la supervivencia de las aves marinas de la zona.

Corriente Circumpolar Antártica: La corriente de los vientos del oeste o Circumpolar antártica fluye de oeste a este alrededor de la Antártida, alejando las aguas cálidas de este continente, razón por la que mantiene de forma perenne las grandes masas heladas.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. 30 Las Corrientes Marinas Edit. Cuántica
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

Los Agentes de Erosión de la Tierra Formación del Relieve

LOS AGENTE GEOLÓGICOS DE EROSION EN EL PLANETA TIERRA

Se llama erosiónal desgaste de la superficie terrestre por agentes externos, como el agua, el hielo o el viento. La erosión se manifiesta como la prinicipal actividad geológica de la Tierra y es un proceso natural de origen físico y química que desgastan y destruyen continuamente los suelos y rocas de la corteza terrestre; incluyen el transporte de material pero no la meteorización estática. La mayoría de los procesos erosivos son resultado de la acción combinada de varios factores, como el calor, el frío, los gases, el agua, el viento, la gravedad y la vida vegetal y animal.

Todas las formas del relieve están sometidas a la acción de unos agentes externos, denominados agentes de erosión, que las van destruyendo o construyendo. El agua de lluvia, el hielo o los cambios de temperatura provocan la fragmentación de las rocas, que primero descienden por las laderas como consecuencia de la fuerza de la gravedad, después son arrastradas por los glaciares y por los ríos y al fin son depositadas en el fondo de los mares o en otras cuencas, donde se acumulan en forma de sedimentos.

Este es, en resumen, el ciclo erosivo que tiene lugar de forma constante en nuestro mundo y por medio del cual unos relieves son destruidos (las montañas se van redondeando y van perdiendo altura hasta llegar a desaparecer), mientras que otros se van construyendo (surgen llanuras, valles fluviales, etc.)

El agua en sus diversos estados es uno de los principales protagonistas del ciclo de la evolución del relieve, pero en él intervienen muchos otros agentes, como el viento, las plantas, las sustancias químicas presentes en las rocas, etc.

Como ya hemos visto en otro post, el planeta Tierra en sus orígenes era una masa en fusión. Lentamente, su superficie se enfrió, formando una costra sólida; pero, al principio, ésta era demasiado delgada para resistir la presión de los gases y los líquidos que se arremolinaban en su interior. Con frecuencia se fracturaba, modificaba y quedaba inmersa entre efusiones de lava. Al final, se enfrió lo suficientemente para permanecer sólida y formar la corteza terrestre.

El estudio de las rocas demuestra que el agua y el aire aparecieron en épocas muy tempranas de la historia terrestre. Los mares y océanos, en especial, ayudaron a enfriar la superficie, permitiéndole engrosar y consolidarse. Las rocas formadas por el enfriamiento de este material en fusión se denominan ígneas.

Los mares erosionaron las playas, y los ríos, corriendo sobre la Tierra, desgastaron parte de su superficie, arrastrándola y depositándola en forma de extensiones pantanosas o bancos de arena y lechos de guijarros. Posteriormente, sobre ellos, se apilaron otros materiales y, bajo la presión de éstos, se formaron sólidas rocas. Tales lechos rocosos, productos de la acción del agua, se llaman sedimentarios.

Podemos decir que las fuerzas del interior del globo que aún están activas;  no son tan poderosas como lo son en cierto período de la historia de la Tierra las fuerzas exteriores, aquellas que actúan en su superficie, produciendo un efecto más modificador de su apariencia. Una de las más importantes es el clima, la destructiva acción del calor y del frío sobre las rocas, que se rajan en fragmentos, y de la lluvia y del viento, que las erosionan, mientras las masas rocosas se acumulan al pie de las montañas.

Como dijimos antes la erosión geológica es la responsable de los diversos relieves existentes en el planeta, a veces dando lugar a espectaculares modificaciones del paisaje geográfico.Veremos mas abajo que existen distintos tipos de erosiones.

erosion de montañas

En Italia (Trentino-Alto Adigio) , puede observarse  la acción erosiva del agua sobre unas rocas blandas y poco compactas cubiertas por grandes bloques masivos y coherentes; con el paso del tiempo, el agua de arroyada y de la lluvia ha creado surcos cada vez más profundos sobre la roca y se han eliminado los minerales más blandos.

Las manifestaciones de la erosión sobre la superficie terrestre son debidas, principalmente, a las acciones individuales o combinadas del aire y del agua (en sus tres estados), además de las de otros agentes geológicos externos como los gases atmosféricos, los seres vivos y los cambios de temperatura.

Se puede decir que ambos fluidos, aire y agua, reaccionan por desagregación mecánica a escala macroscópica y por alteración química a escala microscópica. El estudio macroscópico que se presenta en este documento permite presentar los principales tipos de erosión visible: la eólica, la glaciar, la fluvial y la marina.

Se debe tener en cuenta que las fuentes de energía que impulsan a actuar a los agentes externos sobre las rocas son la radiación solar, la gravedad terrestre y la atracción gravitatoria Luna-Sol.

Las lluvias, especialmente, realizan una acción muy destructiva sobre las rocas. Gran parte de aquellas penetra en el suelo y disuelve los terrenos calcáreos, horadándolos; otra parte fluye por las montañas cuesta abajo, en forma de ríos, riachuelos y arroyos.

En su camino hacia la desembocadura, las aguas erosionan los terrenos, arrastran los materiales y los depositan en su curso inferior y en el mar. En su fluir, los ríos cavan profundos valles en las montañas y sierras. De esta manera modifican el aspecto de una región, como se puede apreciar en la lámina superior.

erosion del mar en la costa

La costa es la franja de tierra que está en contacto con el mar. Algunas costas son bajas y están formadas por amplias playas arenosas o zonas pantanosas. Otras costas son altas y presentan acantilados rocosos. La forma de la línea de costa depende de factores como los tipos de rocas presentes, la fuerza de la erosión y los cambios del nivel del mar.

El Gran Cañón del Colorado es un ejemplo de la acción erosiva de las aguas. Esta enorme garganta, de 347 km. de extensión, un ancho de 6 a 28 km. y una profundidad de 1.600 m., fue cavada por el río Colorado. El río cruza por una región muy seca, donde hay poca vegetación, y por esto la lluvia desgasta las rocas muy fácilmente. Si Arizona tuviera clima húmedo, las laderas de las montañas se cubrirían de vegetación y la acción del río sería mucho menos destructiva.

erosion del cañon del colorado

Imagen aérea del Cañon del Colorado

El mar, implacablemente, socava las costas y arrastra los materiales, formando playas. Muchas islas, aunque no todas, han sido profundamente desgastadas por las olas y, en algunos casos, con extraños resultados; así, la isla de Heligoland, que se ve en la lámina inferior, situada a 44,5 km. de las costas de Alemania entre los estuarios del Elba y del Wéser, y que consiste en un bloque triangular de piedra arenisca de unos 56 m. de alto, presenta en su lado occidental huellas de un depósito de conchillas calcáreas y rocas que datan del período glacial.

La isla es todo lo que queda de la época en que las rocas que la rodeaban fueron destruidas por el mar, y hoy sus costas están amenazadas tan seriamente por la destrucción, que han tenido que ser protegidas con una muralla de granito.

La Tierra misma no está libre de perturbaciones; a menudo es conmovida por sismos. Muchos terremotos tienen lugar anualmente (alrededor de 8.000, en la proporción de casi uno por hora). Los maremotos son también muy peligrosos; levantan poderosas olas que embisten destructivamente contra las costas.

Ciertos terremotos son causados por la acción volcánica. En muchas regiones hay volcanes, algunos de ellos muy peligrosos; otros, a pesar de estar siempre en actividad, no lo son; y los hay también que están extinguidos desde hace mucho tiempo, pero ello no significa que no puedan entrar en erupción nuevamente. Algunos cráteres volcánicos están situados en la cima de altas montañas, de manera que están cubiertos de nieve.

Otro efecto de la acción volcánica son las fuentes de aguas calientes y aun hirvientes. Hay muchas de ellas en Islandia y se denominan geiseres; hay otras en Nueva Zelandia y, también, en el Parque Nacional de Yellowstone, una de las reservas naturales más hermosas de los Estados Unidos.

tabla agentes de erosion

Fuente Consultada:
Enciclopedia Temática MARRET Color El Universo y la Tierra
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

Conceptos Básicos de Geografía Vocabulario Utilizado

VOCABULARIO ELEMENTAL DE GEOGRAFÍA

La Superficie Terrestre y sus Particularidades: Las tierras y las aguas que constituyen la superficie terrestre tienen diferentes formas y particularidades, que la geografía designa con nombres bien definidos.

rio amazonas

Con sus cientos de afluentes, el Amazonas recoge las aguas de una cuenca que supera los 6.100.000 km2, la mitad perteneciente a Brasil y el resto repartida entre Perú, Ecuador, Bolivia y Venezuela.

He aquí una descripción sucinta:

1.  Cordillera:  serie  continuada de montañas.
2.  Cima o pico: el punto más alto de una montaña o cadena de montañas.
3.  Desfiladero o paso: brecha entre dos montañas, que permite el tránsito.
4.  Colina: elevación del terreno menor que un monte.
5.  Glaciar: un río de hielo, que baja lentamente desde lo alto de una montaña.
6.  Alta meseta: una extensión de tierra plana, alta con respecto al nivel del mar.
7.  Cerro: elevación de menor altura que una montaña.
8.  Cráter: boca o abertura en la cumbre de un volcán por donde fluye la lava.
8..Volcán: una montaña que, a través de una abertura, permite, de tiempo en tiempo, el paso de humo, llamas y materias encendidas, provenientes de capas interiores de la tierra.
9. Cresta: línea de cumbres y valles de una cadena de montañas o colinas.
10. Meseta: tierra elevada que constituye una variedad de relieve entre la montaña, por su altitud, y la llanura, por su extensión; las hay de 4.000 m., 2.800 m., 1.200 m., 800 m., etc. sobre el nivel del mar.
11.  Llanura: zona menos elevada del continente, cuya altura no excede los 300 m.
12.  Gruta o caverna: abertura en la ladera de una elevación o roca, que conduce a veces a galerías subterráneas.
13.  Valle: una depresión rodeada de elevaciones, que separa mesetas, cerros y montañas.
14. Barranca, garganta o cañón: hendidura profunda de paredes escarpadas en terreno llano o montañoso.
15.  Dunas: montículos de arena acumulados por los vientos a lo largo de las costas.
16.  Isla: espacio de terreno de cierta extensión, enteramente rodeado de agua.
17.  Cabo: punta de terreno, de naturaleza más o menos montañosa, que entra en el mar.
18.  Península: espacio de terreno casi enteramente rodeado de agua, pero unido al continente por un lado.
19.  Istmo: faja angosta de terreno que une dos continentes o continente y península.
20.  Lengua de tierra: faja estrecha y larga de terreno que avanza en el mar.
21.  Archipiélago: grupo de islas o islotes.
22.  Arrecifes: rocas bajas y escarpadas que emergen a lo largo de una costa o en pleno mar, y que dificultan la navegación.
23.  Estuario: la desembocadura amplia de un río grande cuando llega al mar.
24.   Tributario: una corriente de agua que desemboca en un río.
25.  Subafluente: corriente de agua que desemboca en un río tributario.
26.  Lago: porción de agua de extensión considerable, cerrada al mar.
27.  Curso inferior: parte de un río próxima a su desembocadura, donde fluye a través de una planicie formada por sedimentos.
28.  Fuente: el lugar donde nace un río o cualquier corriente de agua.
29; Catarata: cambio de nivel en el lecho de un río que provoca una caída de las aguas.
30.  Delta: desembocadura de un río formada por varios brazos.
31.   Golfo: una gran entrada del mar, generalmente rodeada de peñascos, excepto en su boca, más bien estrecha.
32.  Bahía: extensión de mar que llena una ancha entrada del terreno costero.
33.  Mar interior: una extensión de agua de mar rodeada de tierra, pero unida por un canal estrecho al mar exterior.
34.  Laguna: depósito natural de agua, generalmente dulce, de tamaño menor que el lago.
35.  Costa: extensión de tierra que bordea el mar.
36.  Estrecho: una extensión muy angosta de agua que une dos mares.
37.  Horizonte: línea donde el mar o la tierra semejan unirse con el cielo.

Fuente Consultada:
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

Las Estaciones del Año ¿Por que se Producen?

¿Porque Se Producen Las Estaciones del Año?

Introducción: La Tierra no está inmóvil en el espacio, sino que realiza dos movimientos distintos: el de rotación, sobre su propio eje, lo que motiva el día y la noche, y el de traslación que realiza alrededor del Sol. Además, no tiene luz propia, sino que la recibe del Sol, al igual que el calor. Sólo está iluminada la mitad de la superficie que mira hacia el Sol; la otra mitad permanece en la sombra; pero, a causa de la rotación, cada punto de la superficie va pasando alternativamente por luz y oscuridad, o sea que el día y la noche se suceden regularmente en cada punto de la superficie del globo.

La Tierra da una vuelta completa alrededor de su eje en 24 horas; de manera que un punto situado sobre el ecuador va a una velocidad de 465 km. por segundo, mientras que otro situado, por ejemplo, a 50° de latitud norte, lleva una velocidad de 300 km. por segundo.

Los días y las noches no tienen la misma duración a través del año, sino que cambian de acuerdo con las diferentes estaciones. Este cambio en su duración no es debido, sin embargo, a ninguna variación de velocidad de la rotación terrestre, sino a la distancia con respecto al Sol, como se explicará en la página siguiente.

Mientras rota sobre su eje en casi 24 horas (23 horas, 56 minutos), la Tierra no mantiene la misma posición en el espacio. No sólo realiza al mismo tiempo su movimiento alrededor del Sol, sino que también se mueve junto con la Galaxia Vía Láctea.

Es una de las muchas tareas de la astronomía estudiar y medir todos estos movimientos; se ha logrado hallar el peso y la dimensión de la Tierra. El peso de la misma es de unos 6.000 trillones de toneladas; su volumen, aproximadamente, de 1.083.260.000.000 de km³. El diámetro en el ecuador es de 12.757 km.; pero como la esfera está ligeramente achatada en los polos, el eje terrestre es algo inferior a 12.714 kilómetros.

Las Estaciones: Mientras rota sobre su eje imaginario, la Tierra sigue una trayectoria elíptica alrededor del Sol. Para cumplir esta trayectoria de 939.120.000 km., necesita 365 días y 6 horas, es decir, un año. La distancia media entre la Tierra y el Sol es de 149.504.201 km., pero como la órbita que describe la primera es una elipse, en lugar de un círculo, la distancia varía a través del año.

Los rayos del Sol no inciden de la misma forma en todas las regiones de la Tierra y tampoco lo hacen siempre de manera idéntica en una misma región. De hecho, los dos hemisferios quedan expuestos alternativamente a una mayor cantidad de luz solar y ésta es la causa de que distingamos en el año cuatro estaciones, siendo el verano la de máxima incidencia de los rayos solares sobre una zona y el invierno la de mínima incidencia.

Es importante destacar que existe un concepto muy común es pensar que las estaciones se produce por el cambio de distancia entre el Sol y la Tierra, es decir, que en el verano la Tierra está mas cerca del astro rey y en invierno mas lejos. Este concepto es erróneo y es bueno recordarlo para no caer en esa falta.

Entonces las  estaciones del año no están causadas por cambios en la distancia y son debidas al hecho de que el eje terrestre no forma exactamente un ángulo recto con su órbita, sino que tiene una inclinación de 23°27′, inclinación que se mantiene paralela en cualquier lugar de la órbita terrestre.

inclinación del planeta tierra

Puesto que el eje apunta siempre en la misma dirección en cualquier lugar de la órbita en que la Tierra se encuentre, su parte norte unas veces se inclina hacia el Sol y otras está alejado del mismo, y eso es la causa de las estaciones.

La ilustración de abajo  muestra las cuatro posiciones de la Tierra en su viaje alrededor del Sol, su eje apuntando siempre en la misma dirección.

la estaciones del año

Las cuatro estaciones del año (Verano, Otoño, Invierno y Primavera) se generan al girar nuestro planeta alrededor del Sol en una órbita elíptica y como el eje de rotación de la Tierra está inclinado (23°) con respecto al plano de esta órbita, los rayos del Sol inciden con diferente ángulo de inclinación sobre las distintas zonas de la Tierra, según la posición que esta ocupe a lo largo de la órbita. Esto afecta a la cantidad de luz y calor que a lo largo del año reciben las distintas zonas de la Tierra.

vista del sol y la tierra - la estaciones del año

Para el caso de la figura, los rayos solares en el hemisferio norte son más débiles porque forman un ángulo mayor con la superficie terrestre, al ángulo en que llegan en el hemisferio sur en donde son mas perpendiculares.

Si el eje de la Tierra fuera perpendicular al plano de la eclíptica, es decir al plano de la órbita terrestre alrededor del Sol, los polos no recibirían en ninguna época del año la luz del Sol, mientras que en el ecuador la insolación sería siempre máxima. Pero como el eje es inclinado, la zona donde el Sol incide perpendicularmente varía a lo largo del año, pues asciende desde el ecuador hacia el hemisferio norte en una época y desciende desde el ecuador hacia el hemisferio sur en otra época. De este modo, los polos quedan alternativamente expuestos a la luz del Sol durante seis meses consecutivos.

En la Posición I, la línea que separa el día y la noche pasa exactamente por los polos. Esto ocurre el 21 de marzo, cuando el día y la noche tienen la misma duración en todo el mundo; es el comienzo de la primavera en el hemisferio norte y del otoño en el hemisferio sur.

En la posición II, la línea entre el día y la noche está desplazada 23° 27′ hacia el sur en el polo norte: es el 21 de junio, comienzo del verano en el hemisferio norte y del invierno en el sur. El polo norte está inclinado hacia el Sol, por ello tiene luz de día durante 6 meses, a través de los cuales el Sol circunda el horizonte sin ponerse.

En la posición III, la línea divisoria nuevamente pasa por los polos, por lo cual el día y la noche son de igual duración en todas partes; es el 23 de septiembre, otoño en el hemisferio norte y primavera en el sur.

En la posición IV, es el 21 de diciembre, invierno en el hemisferio norte y verano en el sur. La línea divisoria del día y de la noche está una vez más, 23° 27′ hacia el sur en el polo norte, pero ahora del lado contrario; el polo está alejado del Sol y no recibe su luz en todo el día. El Sol circula por debajo de la línea del horizonte, pero nunca se eleva sobre éste.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Temática MARRET Color El Universo y la Tierra
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

Historia de la Exploración del Fondo del Mar Breve Descripción

DESCRIPCIÓN DE LOS AVANCES EN LA EXPLORACIÓN MARÍTIMA

Los hombres realizaron las primeras exploraciones del fondo del mar mucho antes de hacer ensayos en el aire. En los tiempos clásicos de Grecia, y aún antes, se usaban esponjas y perlas, y éstas se sacaban del fondo del mar. Los pescadores de perlas de aquellas épocas probablemente actuaban de manera muy semejante a como lo hacen aún hoy los de Ceilán.

Pero es muy posible que algunos de los primitivos buzos tuvieran ayudas de tipo mecánico que les permitiesen permanecer por más tiempo bajo el agua. Aristóteles describe una especie de campana de inmersión y una gran vasija de metal, la cual, cuando era introducida en el agua, retenía aire dentro.

Algunos inventores de los siglos XVI y XVII fabricaron trajes de buzos, pero no se logró ningún éxito en esto hasta poco después de la batalla de Waterloo. Fue entonces, en 1819, cuando Augustus Siebe (imagen abajo) construyó un traje con una especie de yelmo dentro del cual podía bombearse aire para permitir al buzo respirar. El aire espirado burbujeaba hacia afuera bajo una plancha metálica colocada en la parte posterior del yelmo. Ésta fue la base real sobre la que se edificó mucho del progreso posterior en materia de exploraciones submarinas.

seibe auguste

Augustus Siebe, durante su juventud  estudió la calderería en Berlín, allí  se dedicó a  la fabricación y reparación de instrumentos y mecanismos de todo tipo. Participó activamente ingeniero de artillería durante las guerras napoleónicas, particularmente durante la batalla de Waterloo.

sistema de buzo para explorar el fondo del mar

Mientras tanto, los hombres habían hecho ya los primeros barcos submarinos; en 1620, un holandés llamado Cornelius Drebbel,  que vivía en Inglaterra construyó un pequeño submarino, propulsado por medio de doce remos, que según se dice, navegó durante varias horas a casi cuatro metros bajo la superficie del Támesis.

Cornelius Drebbel

1621: Demostración de Cornelius Drebbel en el Támessis

Muchos barcos de ese tipo fueron construidos durante los dos siglos subsiguientes, pero durante la guerra civil  estadounidense, en que un pequeño submarino hundió un barco llamado Housetonic, se comenzó a tomarlos en serio.

submarino usado en la guerra civil americana

En 1880, la marina francesa inauguró su primer navio submarino. Así, en 1870, cuando Julio Verne publicó su famoso libro Veinte mil leguas de viaje submarino, no estaba simplemente en el puro terreno de la fantasía. Al igual que los mejores escritores actuales de ciencia-ficción, extraía muchos de los acontecimientos de su historia de una interpretación inteligente de los experimentos y experiencias que se realizaban en su época. El capitán Nemo, amo del ficticio submarino Nautilus, revelaba algunos de los misterios de las profundidades marinas que aún no eran conocidos por los oceanógrafos.

La lámina de la izquierda muestra a Julio Verne. Desde la época de Verne, y especialmente en los últimos treinta años, las exploraciones del fondo del mar han progresado de modo notable.

En 1934, un estadounidense, el Dr. William Beebe, batió un record de inmersión en una bola de acero herméticamente cerrada, la batisfera, que pesaba 180 kg. y tenía un diámetro de 1,50 m. Llevaba unas ventanillas de cuarzo en forma de cilindros de 20 cm. de diámetro y 75 mm. de espesor.

Fue atada a un barco por medio de un cable e introducida en el niar y llevó al Dr. Beebe a una profundidad de 900 m. La duración de la inmersión fue de 3 horas; durante ella se mantuvo en contacto con el barco por teléfono, y, para la investigación submarina, disponía de proyectores potentes alimentados por generadores eléctricos ubicados sobre la cubierta de la nave.

Dr. William Beebe

El físico suizo, profesor Auguste Piccard pensó que era una pena que la batisfera no fuera libre para trasladarse bajo el agua y así, en 1939, planeó una especie de balón submarino, el batiscafo, capaz de hacerlo. No fue completado hasta 1953, y, en septiembre de ese año, Piccard y su hijo descendieron más de 3.000 m. en él.

batiscafo de Piccard

Es un barco submarino diseñado para operar a grandes profundidades. El primero de ellos fue diseñado en 1947 por el físico suizo Auguste Piccard para explorar el fondo del mar. En 1954 este barco alcanzó una profundidad de 4.000 m soportando una presión de hasta 400 veces la presión atmosférica. El batiscafo Trieste, construido en 1953, alcanzó un récord mundial el 23 de enero de 1960 al descender hasta 10.916 m en la fosa de las Marianas, la de mayor profundidad oceánica conocida (402 km) al suroeste de la isla de Guam. A dicha profundidad tuvo que soportar una presión de unas 1.000 veces la presión atmosférica.

batiscafo Trieste

Menos de un año después, dos franceses, Georges Houot y Pierre Willm (abajo foto de ambos) , se sumergieron en otro batiscafo, el FNRS 3, hasta una profundidad de más de 4.000 m.

franceses que exploraron el oceano

 

jacques costeau investigador frances

Jacques Cousteau:Conocido por sus magníficas películas y estudios del mundo submarino, el oceanógrafo francés Jacques Cousteau dedicó gran parte de su vida a explorar y defender la vida marina. Cousteau desarrolló la primera estación de buceo subacuática y participó en la invención de la escafandra autónoma, que permite a los buceadores moverse libremente bajo el agua durante periodos prolongados. Cousteau es considerado uno de los exploradores del mar más influyentes del siglo XX y un gran defensor del medio ambiente, produjo más de 70 programas para televisión, que han ganado numerosos premios.

Fuente Consultada:
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

El Medio Geografico y la Vida del Hombre Influencia y Condicionamiento

INFLUENCIA DEL MEDIO GEOGRÁFICO EN LA VIDA DEL HOMBRE

Varios sociólogos contemporáneos han destacado la influencia del medio geográfico sobre la comunidad. El eminente historiador británico Arnold Toynbee, cuyas ideas sobre Filosofía y Sociología iluminaron el campo del quehacer histórico, sostuvo al respecto una valiosa teoría. Según él, los grupos humanos que lograron imponerse, a lo largo de los siglos, en el mundo, fueron aquellos que aceptaron, como un desafío, las condiciones que la Naturaleza les brindaba.

El medio geográfico ha sido en todas las épocas un factor importantísimo en la vida de las sociedades humanas. Para que una comunidad prospere, las condiciones ambientales no deberán ser ni demasiado duras ni tampoco demasiado favorables, pues unas y otras son negativas para el desarrollo de las capacidades del hombre.

Las grandes civilizaciones precristianas, por ejemplo, nacieron casi siempre en los valles de grandes ríos como el Nilo, el Eufrates y el Tigris, el Ganges y el Amarillo. La influencia del clima es otro factor determinante. En la parte derecha de la ilustración puede compararse la división en zonas climáticas con la distribución de la población. Los colores representan las zonas climáticas.

Las franjas en el extremo del dibujo indican la población (1 milímetro = 100.000.000 de personas) y se refieren cada una a una porción de 20°. Es evidente la correspondencia entre las áreas de clima benigno y las poblaciones más numerosas.

mapa del medio geografico

No es difícil imaginar la importancia que tiene el clima con respecto a la vida y a las actividades del hombre. Su influjo tiene repercusiones directas sobre la salud, favorece u obstaculiza un gran número de actividades humanas (cultivos agrícolas, empresas industriales e incluso investigaciones científicas, por ejemplo astronómicas, que resultan prácticamente imposibles en los lugares de clima húmedo donde el predominio de las nieblas y de vapores hace muy difícil la observación del cielo); condiciona en forma decisiva el ambiente determinando la cantidad y la calidad de la flora y de la fauna, asimismo muy importantes para la prosperidad humana; por último, constituye un elemento de no escasa importancia para el desarrollo social y civil de las poblaciones, influyendo en su modo de ser y en sus costumbres (baste pensar en el carácter generalmente duro y obstinado de los pueblos que habitan en regiones casi incomunicadas por las rudas condiciones climáticas, y en el temperamento pacífico y tranquilo de los habitantes de las zonas templadas donde el clima demasiado suave y dulce hace más fácil y despreocupada la vida).

El clima es, pues, de suma importancia para el hombre; resulta del todo natural que el hombre, deseoso de conocimientos y de saber, venga, desde tiempo inmemorial, estudiando con escrupulosa atención las condiciones climáticas y sus variaciones, tratando de comprender y de describir su génesis y consecuencias, del modo más exacto posible. Por lo demás, no se trata sólo de satisfacer una simple curiosidad.

Hace ya muchos siglos que el austero Catón, censor inflexible de las costumbres romanas, afirmaba que las dotes principales de una casa consisten en estar construida en un lugar donde las condiciones de un clima templado y apacible puedan proporcionar a quien la habite el marco más favorable para su mente y para su cuerpo.

Las condiciones naturales no deberían ser ni demasiado duras (como, por ejemplo, las que podrían presentarse en el polo a causa del frío excesivo o en las regiones tropicales que aplastan, con su calor agobiante y sin tregua, cualquier iniciativa), ni tampoco demasiado favorables. El fracaso de algunas comunidades allí donde todo se les brinda, pródigamente y sin esfuerzo, es una consecuencia de aquella aparente ventaja según la cual se puede vivir sin trabajar.

El hombre debe aceptar, pues, ese desafío que el medio le propone: luchará para sobrevivir e imponerse, o -como pronosticaba Spengler, en “La decadencia de Occidente”– sucumbirá. Las limitaciones y los estímulos propios del sitio donde un individuo actúa (y que, por supuesto, ejercen una influencia notable, en contra o a favor de él), pesan, sin embargo, menos que la voluntad de acometerlos.

Hay pueblos que viven en zonas donde abundan los combustibles -cada vez más necesarios para dar impulso a la tecnología moderna– y que poco o nada hacen por explotarlos. Países donde no faltan el carbón, el petróleo, el gas natural y el uranio,   cuyos   yacimientos, inexplicablemente, en vez de producir más, rinden cada vez menos.

Y otros que disponen de filones metalíferos que albergan plata y oro, cobre y plomo, hierro y manganeso (por citar sólo dos ejemplos de cada especie: preciosos, no ferrosos y ferrosos) o bien canteras de minerales arcillosos y calcáreos, pigmentos, piedras de tallado, materias silicadas y riquísimos mármoles, y que siguen teniéndolos bajo tierra, en medio de una total inoperancia, cuando podrían ser fuentes de inagotable bienestar.

Es cierto que, con el tiempo, habrá cambios fundamentales que demostrarán la importancia del medio geográfico en la sociedad humana. También los hubo antes. Sabemos que las grandes culturas (precristianas) se iniciaron, casi siempre, en los valles de grandes ríos, como el Nilo, el Eufrates y el Tigris, el Ganges y el Amarillo.

En cambio, la ubicación frente a la inmensidad del mar o a los picos escarpados de una cordillera, no serviría para justificar ciertos aislamientos frustrantes. Podrían servir, como ejemplos positivos, la actitud de los pueblos de navegantes (fenicios, griegos, normandos, españoles, portugueses, ingleses, etc.) y la presencia   de   civilizaciones
asentadas en medio de los Alpes, a lo largo del macizo andino, en la Sierra Madre mejicana, o al pie del Himalaya.

Existen determinantes geográficas importantísimas, como la influencia del clima o la existencia o ausencia de riquezas naturales en un lugar. La posibilidad de adaptación a las distintas condiciones ambientales y la capacidad de inmunizarse con respecto a ciertas enfermedades infecciosas, son problemas derivados, que conciernen al área social.

LA VIDA EN LA ZONA MONTAÑOSA: Alejada del bullicio de las grandes ciudades, que son como hormigueros humanos, la gente de las zonas montañosas vive en pequeñísimos pueblos o en solitarias granjas que anidan en las laderas de las montañas. Sus casas  están hechas de troncos cortados de los bosques cercanos y techadas con maderas.

A menudo el techo está cubierto con pizarras y reforzado con barro o césped, para que pueda soportar el enorme peso de la nieve que descansará allí en invierno. Piedras chatas o pequeñas piezas de roca protegen estas casas de la violencia de los vientos. Pero hay un peligro que no puede contrarrestar la más cuidadosa protección y es el de los aludes.

vida en la montaña con nieve

Cuando las nieves de invierno comienzan a fundirse, las que se encuentran en las zonas bajas son las primeras en derretirse y así, aumentando en peso y en fuerza, se lanzan con gran violencia por las laderas de la montaña, en forma de un poderoso alud. Muchas casas están protegidas por un ancho cinturón de pinos que crecen en la falda de las montañas, más arriba de ellas. Pero, algunas veces, lluvias torrenciales acompañan a estos deshielos de primavera y entonces los arroyos que serpentean por las montañas, no pudiendo contener más aguas se desbordan, y grandes torrentes barren todo lo que encuentran en su camino, incluyendo los árboles, que no consiguen detenerlos.

En las montañas, la lucha por la existencia toma un aspecto más espectacular y quizás más heroico que en las planicies. La gente que vive en pueblos aislados, donde los peligros pueden amenazar a cada instante, trata de desarrollar fuertes lazos de unión entre sí, lo cual, a veces, se convierte en un verdadero nacionalismo.

vida en la montaña

También, en las altas y escabrosas montañas al norte de Albania, la pequeña tierra de Montenegro ha sido un reino independiente durante gran parte de su historia, manteniendo su propio espíritu nacional, aun cuando formó nominal-mente parte del imperio turco.

Durante estos últimos tiempos, especialmente, ha habido un enorme incremento en el número de gente que desde las zonas industriales, cada año, busca en las montañas un cambio de ambiente, yendo allí en invierno para esquiar o en verano para gozar del paisaje, de los baños de sol y para practicar alpinismo. Los Alpes, por ejemplo, constituyen uno de los lugares principales de esparcimiento de Europa.

Pero mientras el turismo es una importante ayuda suplementaria del trabajo forestal y de granja en las regiones alpinas de Europa, allí, como en cualquier otra población en crecimiento, se requieren nuevas industrias. La manufactura está limitada a la producción de artículos livianos por las dificultades del transporte. Así, por ejemplo, Suiza ha sido y es un centro importante de la manufactura de relojes.

La gente de las regiones montañosas está haciendo cada vez mayor uso de la energía hidroeléctrica para atraer nuevas industrias, y los valles suizos están convirtiéndose en importantes centros manufactureros de artículos eléctricos.

VIDA EN EL ÁRTICO: En las grandes planicies fértiles del mundo, el hombre cambia rápidamente el aspecto de la tierra cuando planta en grandes extensiones trigo, cebada, avena o arroz, cuando construye grandes ciudades o atraviesa las tierras con canales, caminos y vías férreas.

El continente antártico no tiene población humana permanente, salvo en las bases, cuyo personal es relevado, por lo general, cada año. En las tierras que limitan el mar Glacial Ártico, los lapones y esquimales constituyen la única población y hasta hace poco eran los únicos habitantes.

Los hombres blancos han cazado ballenas en el Ártico durante más de tres siglos, pero sólo en los últimos cien años se han establecido allí en número considerable. Aún hoy, los 15.000 esquimales que viven en Groenlandia tienen muy poco contacto con el mundo exterior. Los 30.000 o más que habitan las tierras septentrionales de Canadá, Alaska y las Islas Aleutianas, han estado durante mucho tiempo en contacto con varias tribus de indios pieles rojas; pero actualmente se ven cada vez más influidos por la civilización del hombre blanco.

Fueron los pieles rojas los que les dieron el nombre de esquimales, que significa “comedores de animales marinos”, y resulta una denominación muy apropiada, pues en el Ártico, donde la vegetación es muy escasa, hay pocos alimentos salvo productos de la caza y de la pesca.

En Groenlandia hay aún muchos esquimales que viven de la misma manera en que lo hicieron sus antecesores durante innumerables generaciones. Todavía se refugian en pequeños iglúes en forma de cúpula, construidos con nieve; sus únicos medios de trasporte terrestre son trineos arrastrados por fuertes perros; sus botes son los kayakes o umiakes, hechos de piel de foca y propulsados por remos.

La alimentación sólo consiste en lo que pueden obtener del mar y del aire: pescado, aves marinas, carne de focas y morsas. De vez en cuando, en verano, encuentran algunos débiles arbustos que dan bayas comestibles, pero éstas sólo les sirven para una única comida. De la piel de la foca fabrican la mayoría de sus vestimentas y de su grasa obtienen luz y calor.

En la lámina se aprecia el corte transversal de un iglú. La leña y unos pocos utensilios de cocina provienen del puesto de venta más cercano. El hombre pesca los peces con el arpón a través de un orificio cortado en el hielo, y coloca sus presas alrededor. Al igual que sus antecesores, cree que procediendo así habrá más peces al alcance de su arpón.

iglu de los esquimales en el polo

A pesar de sus ideas y equipos primitivos y de la vida difícil que llevan, y a pesar de que el sol no pasa del horizonte durante más de seis meses en el año, los esquimales figuran como uno de los pueblos más felices de la tierra.
Peter Frenchen, un danés que vivió durante dieciocho años entre los esquimales de Groenlandia y se casó con una mujer esquimal, considera que fueron esos años los más felices de su vida.

Pero sería un gran error considerar que hay sólo unos pocos miles de esquimales que habitan en el Ártico. Cercanas a la costa norte de Noruega, están las islas Lofoten, uno de los centros más importantes para la pesca del bacalao y él arenque en Europa; además, bien dentro del círculo polar ártico hay dos ciudades noruegas de más de 12.000 habitantes, Tromso y Narvik.

Esta última, un puerto libre de los hielos la mayor parte del año, se comunica por ferrocarril con las minas de hierro del N.E. de Suecia y embarca gran parte de este metal para exportarlo a otros países. Murmansk, en la zona ártica de la Unión Soviética, es una próspera ciudad de 230.000 habitantes, que tiene aproximadamente la misma extensión que Narvik. Y en Thule, en el N.O. de Groenlandia, a sólo unos cientos de km. del polo norte, los Estados Unidos han establecido una gran base aérea.

LA VIDA EN EL DESIERTO CÁLIDO: Los más grandes desiertos cálidos del mundo, al igual que las regiones de nieve y hielo, ofrecían al hombre, en el pasado, muy pocas posibilidades de vida. Son, como su nombre lo indica, regiones desérticas.

La mayoría de ellos —el Sahara, el Kalahari, en el S.O. de África, el de Atacama, en Chile, y el gran desierto de Australia— quedan entre los 20° y los 30° al norte o al sur del ecuador. Comparten un clima similar: durante el día el calor es ardiente y durante la noche, a causa de los cielos claros que permiten al calor perderse rápidamente en la atmósfera, hace fresco y aun frío. Ni una gota de agua cae sobre ellos durante meses, y, cuando llegan las lluvias, la humedad se pierde rápidamente por el alto grado de evaporación.

A pesar de que ninguno de los suelos de estos desiertos se compone enteramente de arena, las grandes cantidades de ella constituyen el rasgo característico de los mismos. En la época de los vientos, los torbellinos de arena que se levantan hacen la atmósfera prácticamente irrespirable.

Fuera de los oasis hay pocas manifestaciones de vida, excepto después de las escasas lluvias, cuando, como por arte de magia, grandes extensiones del desierto se cubren repentinamente, pero por poco tiempo, de flores brillantes.

Aun en los oasis, la mayoría formados alrededor de algunos pocos manantiales naturales, la vida está severamente limitada. Hay algunos animales oriundos de la región; las cabras, ovejas y camellos han sido traídos por el hombre y criados allí. Las plantas que existen están provistas de raíces extremadamente largas, algunas de una longitud 10 veces mayor que el tallo o tronco; otras plantas están recubiertas por un tejido duro como cuero que les ayuda aevitar la pérdida de humedad por evaporación. El árbol más característico y más útil, en los oasis, es la palmera datilera. En las tierras desérticas, su sombra fresca es tan valorada como sus frutos.

Hasta hace alrededor de un siglo, casi los únicos habitantes de los desiertos de África y de Asia occidental eran las tribus nómades árabes. Se refugiaban en tiendas livianas que los protegían del calor durante el día y del frío durante la noche. Sus ropas, a menudo de telas blancas, servían para el mismo propósito.

vida en el desierto cálido

La forma de usarlas les permitía también proteger el rostro de la arena y del polvo durante las tormentas. El agua, elemento del que dependían sus vidas, era almacenada en recipientes cerrados de cuero, cuidadosamente hechos para prevenir la pérdida por derrame o evaporación.

El camello, que puede almacenar grasa en sus jorobas, que vive de cualquier pasto y soporta viajes largos sin abastecerse de agua, es el único medio positivo para el transporte. El caballo es usado, algunas veces, sólo en el límite del desierto.

Los desiertos son aún hogar de numerosas tribus que conservan sus modos de vida tradicionales; las del Medio Oriente y del Sahara tienen hoy una población humana diferente: geólogos, exploradores e ingenieros que han hecho del desierto una de las grandes fuentes petroleras del mundo.

Alrededor de los campos petrolíferos del desierto, se han establecido muchos poblados donde el hombre occidental vive del mismo modo que en sus propios hogares: carreteras, recientemente construidas para vehículos motorizados, y aeropuertos ponen a estos establecimientos al alcance del mundo exterior.

Sería absurdo subestimar la tarea que aún tiene por delante el hombre hasta lograr toda la utilidad posible de los desiertos del mundo. Pero, por lo menos, ya ha comenzado. Los relativamente pequeños desiertos del S.O. de los Estados Unidos fueron, alguna vez, obstáculos para los más temerarios pioneros. Hoy, cualquier viajante casual puede cruzarlos con comodidad por las rutas y, en el camino, hallará huerta? bien irrigadas que en algún momento fueron pobres oasis.

Ver: Vida de los Esquimales   Los Tuareg: La Vida en el Desierto

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. N°35 Diques y Embalses Edit. Cuántica
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

Ganar Tierra al Mar Polders y Diques Obras en Holanda

POLDERS EN HOLANDA: OBRAS DE INGENIERIA PARA LA EXISTENCIA

A menudo, oímos hablar de la “lucha por la existencia” y algunas veces estamos tentados de pensar que esto sucede sólo en las densas junglas, en los desiertos resecos o en las zonas polares. Pero, las vastas planicies donde los hombres viven en gran número son también escenario de una constante lucha por la vida.

Muchos de los mamíferos de las planicies africanas son muy veloces; necesitan ser así, para tener oportunidad de escapar de leones y otros carnívoros. En las fértiles tierras tropicales, aun las plantas deben luchar para sobrevivir; en las estaciones secas, cuando el cielo está despejado día y noche, tienen que soportar temperaturas superiores a los 30° después del mediodía, y sólo unos pocos grados por encima del punto de congelación en las horas que anteceden al amanecer.

Basta leer los relatos de las luchas que sostuvieron los primeros pobladores que vinieron a América para darnos cuenta de lo que significó el trabajo del hombre para hacerse dueño de las praderas.

DIQUES Y EMBALSES: Millones y millones de litros de agua están permanentemente en movimiento en nuestro planeta cumpliendo constantemente un cido que comienza con su evaporación en mares, ríos y lagunas, prosigue con la formación de nubes, las que se resuelven cayendo en forma de lluvia sobre la superficie terrestre, o de nieve y granizo. El agua es aprovechada por el hombre, especialmente si no está mezclada con sales, como ocurre en el océano.

Para retener el agua dulce, con el propósito de regular su uso, se construyen diques, embalses, represas y malecones. Los usos pueden ser diversos: sanitarios, aprovechamiento hidroeléctrico, regadío, regulación de inundaciones, etc. En las costas de los mares, los diques portuarios cumplen la función de proteger a las embarcaciones de posibles oleajes ocasionados por tormentas.

represa de agua

Estas obras no constituyen trabajos precarios. Por el contrario, deben durar mucho tiempo para ser útiles. Por esta causa se emplean en su construcción refinadas técnicas elaboradas por ingenieros hidráulicos. Las represas de mayor envergadura se construyen sobre una base de tierra o piedras, compactadas.

Esta base tiene forma de semicírculo, el que mira por su cara cóncava hacia las nacientes del río, contribuyendo así a formar el lago artificial. La base del terraplén puede llegar a medir 45 metros de espesor, lo que se justifica por la inmensa presión que allí ejerce el agua. Por encima de esta mole de tierra y  rocas se construye la estructura de hormigón que dará mayor solidez al conjunto.

Si se trata de una represa hidroeléctrica, se instalan aquí las tomas de agua y los generadores. Muchos diques suelen tener, a ambos lados, canales derivadores,  encargados  de verter el agua excedente del lago artificial en caso de grandes lluvias o deshielos. Esto evita la rotura de los contrafuertes de la presa. Holanda, que es el país de este tipo de construcciones, se hizo famosa por las tierras que le ganó al lago interno Zuider Zee mediante un sistema de diques conocidos con el nombre de polders.

Igual que los holandeses, también los dinamarqueses, alemanes e italianos someten a sus costas a un sistema de diques con el objeto de aumentar sus territorios útiles. Entre los diques reguladores de crecientes, merecen especial mención los que los chinos construyeron sobre el cauce del río Amarillo. Este curso de agua recorre una llanura baja dedicada a la agricultura intensiva.

por lo que una inundación no prevista sería desastrosa. Noruega, Suecia, Estados Unidos y Canadá, se destacan por sus embalses destinados al aprovechamiento hidroeléctrico. En la región del oeste de América del Norte se han instalado -preferentemente- las industrias del aluminio y del vidrio, ya (pie éstas requieren mayor consumo de energía eléctrica. En consecuencia, se las coloca cerca de las fuentes generadoras para abaratar el consumo energético.

En la República Argentina existen importantes complejos de diques y embalses, muchos de ellos con más de un propósito.El de Chocón-Cerros Colorados, ubicado en la región del Comahue, se emplea para obtener energía eléctrica, como regulador de crecientes y para regar el Alto Valle del Río Negro. Otro complejo argentino de múltiples objetivos es el de Nihuil. Otra gran obra fue la represa de Salto Grande, una obra emprendida en común por Argentina y Uruguay.

LOS POLDERS EN HOLANDA: Holanda, cuya extensión es de unos 40.000 Km² y alberga  18.000.000 de habitantes. Sin embargo, el holandés también se ingenia para exportar productos de granja y aun dedica algunas de sus pequeñas áreas de tierra a plantaciones de flores, que son famosas en todo el mundo.

El holandés no sólo debe luchar contra el escaso terreno para producir las mayores cosechas posibles, sino que también mantiene incesante lucha contra el mar, que quiere avasallar sus tierras. La mayor parte de sus mejores terrenos está actualmente bajó el nivel del mar y las aguas pueden ser detenidas sólo mediante la construcción de formidables diques, los cuales deben ser constantemente reparados.

Las costas sufren ataques de vientos borrascosos y fuertes oleajes elevan las aguas, barriendo desastrosamente los diques y anegando kilómetros de tierras. Pero, invariablemente, el pueblo holandés se pone a trabajar y rehacer todo con afán; construye nuevos diques, purifica la tierra, extrayendo las sales depositadas, y vuelve a sembrar. Y a través de los años, de este modo, va quitando terreno al mar. En los últimos 30 años, ha agregado unos 130 km.2 a su territorio.

Los pólders permiten el aprovechamiento agrícola, que se combina con la producción de lácteos, como los afamados quesos de Gouda. Rotterdam es el núcleo industrial de Holanda Meridional; su actividad se prolonga a lo largo del eje fluvial del Mosa hasta Europoort. La industria se centra en los subsectores petroquímico, metalúrgico y en la construcción naval.

No hace mucho tiempo, el Zuiderzee se veía en el mapa como una profunda entrada circular en el medio de Holanda. Hoy, el lago Yssel ha reducido su extensión a la mitad y dentro de pocos años no será más que una red de canales corriendo entre ricas tierras cultivadas, recientemente conquistadas.

polders

La lámina de arriba muestra un típico paisaje holandés: un canal corre paralelamente a un camino y a una vía férrea; una amplia extensión de tierras llanas cultivadas; una moderna fábrica y a la distancia, una ciudad que se levanta como un barco que se eleva sobre el horizonte.

corte grafico de un polders

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. N°35 Diques y Embalses Edit. Cuántica
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEXEnciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

Climas del Continente Americano Mapa Climas de America

DISTRIBUCIÓN DEL CLIMA EN AMÉRICA

Se entiende por clima al conjunto de los elementos meteorológicos-temperatura, presión, vientos, precipitaciones, etc. a que está sometido un punte determinado de la superficie terrestre. También se lo ha calificado como al conjunto de factores que caracterizan el estado medio de la atmósfera en una región determinada. Para comprender las características del clima del continente americano hay que tener en cuenta los rasgos principales que le componen. Por eso se han expuesto en esta nota.

Temperatura. El continente americano tiene un amplísimo desarrollo en el sentido señalado por los meridianos, razón por la cual puede inferirse que en él es dable encontrar desde los más agobiantes calores ecuatoriales basta el frío gélido de los círculos polares.

El análisis de las isotermas -líneas imaginarias que unen puntos de igual temperatura medianos permite, sin embargo, establecer una serie de diferencias de acuerdo con las distintas regiones latitudinales. En principio podemos advertir que las isotermas del sur de América son mucho más rectas que las del norte.

Esto se debe a que la primera masa de tierra es más angosta y está rodeada de mayores superficies oceánicas, en tanto que la segunda es más continental. Este fenómeno atemperador de las aguas se nota también si comparamos la gran amplitud térmica anual del hemisferio norte con la escasa diferencia entre verano e invierno en el sur.

Finalmente adviértese que mientras en América Septentrional durante el invierno las temperaturas medias llegan a 35 grados bajo cero, en América del Sur no existen -ni aun en la estación fría- promedios mensuales que registren valores negativos.

Presión y vientos. Manifiestamente incide la temperatura en el cuadro de distribución de presiones, ya que -por regla general- a altas temperaturas corresponden bajas presiones y viceversa. Los centros de alta presión, o anticiclones, son los que se sitúan al norte y al sur de los océanos Atlántico y Pacífico.

En ellos se produce la emisión de los vientos. Fuera de estos núcleos, considerados permanentes, hay anticiclones estacionales de invierno en Manitoba (entre EE.UU. y Canadá) y Chaco (entre Argentina y Paraguay). Entre los ciclones -ocupados en atraer vientos- hay dos estacionales de verano, precisamente los de Manitoba y Chaco, que se invierten según la época del año, y tres permanentes: los de las islas Aleutianas y de Islandia en el norte y la taja planetaria de baja presión que toca al continente americano a la altura del sur patagónico y Tierra del Fuego.

Entre los vientos más importantes pueden citarse los del oeste, provocados por los centros ciclónicos permanentes, los alisios, de procedencia oriental -muy húmedos- y los de tipo monzónico. Estos últimos -que soplan de las tierras a los mares en invierno y de los mares a las tierras en verano- son característicos en el centro de Norteamérica. Su vía de circulación es el golfo de México. Precipitaciones. Las precipitaciones, fundamentalmente pluviales, se distribuyen en forma muy heterogénea por el mapa americano.

En el área ecuatorial las lluvias resultan abundantes y, muchas veces, excesivas. Otras zonas con gran caudal de precipitaciones están constituidas por la región de las Antillas, el reborde occidental de la cadena de las Rocallosas, así como el de los Andes Patagónico-Fueguinos y algunos sectores del gran istmo centroamericano.

En las zonas de influencia atlántica, las precipitaciones son suficientes. Por último, resultan insuficientes en un área ubicada en los Estados de Arizona, California y Texas (EE.UU.), en la región de la Puna, desde donde parte la denominada “diagonal árida de la Argentina”, con orientación NO-SE y en la costa de Perú.

El único punto del mundo cuya precipitación es de 0 milímetros anuales está en Atacama, una altiplanicie situada al norte de Chile.

Climas fríos: 1)nival: temperaturas bajo cero casi todo el año, escasas precipitaciones; 2) continental: con grandes amplitudes térmicas, inviernos muy fríos y veranos frescos; 3) oceánico: poca amplitud térmica y mayor humedad.

Climas templados: 4) oceánico: igual que su correspondiente frío con temperatura media mayor; 5) continental igual a 4; 6) de transición (es el tipo de clima de Buenos Aires) constituye un intermedio entre el continental y el oceánico.

Climas subtropicales: 7) con estación seca: tiene inviernos frescos y veranos tibios a calurosos. Las lluvias son invernales; 8) sin estación seca: en esta variedad existen lluvias abundantes todo el año.

Climas cálidos: 9) tropical: tiene una temperatura media anual de 20°. Es el clima de las tierras bajas templadas; hay diferenciación entre invierno y verano; 10) subecuatorial: se caracteriza por su elevada temperatura y sus precipitaciones abundantes durante ocho meses del año; 11) ecuatorial: la temperatura y las precipitaciones son altas durante todo el año, se producen picos en el otoño y la primavera que constituyen las épocas en las que el Sol pasa por el cénit.

Climas desérticos: 12) frío: con precipitaciones menores a los 250 milímetros anuales. Su temperatura media anual es de menos de 20°. 13) cálido: igual a 12, pero con temperatura media anual de más de 20°.

Mapa de Climas de América:

mapa de climas de america

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Edit. Cuántica Fasc. n°35 Climas de América

Paisajes Turísticos Mas Visitados del Mundo

10 PAISAJES MARAVILLOSOS Y MAS VISITADOS DEL MUNDO
bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
Por lo espectacular de la vista que ofrece, el glaciar Perito Moreno es considerado la octava maravilla del mundo. La imponente masa de hielo interminable rodeada de bosques y montañas es un espectáculo que pocos se quieren perder.El Perito Moreno es uno de los tantos glaciares que forman el Parque Nacional Los Glaciares.
Todos forman el Hielo Continental Patagónico (17.000 kilómetros de extensión), una de las reservas de agua potable más importante del mundo. Es que el 90 % del agua dulce del planeta se encuentra en las zonas glaciarias: después de la Antártida y Groenlandia, sigue nuestra región.

bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
El Gran Cañón del Colorado es un impresionante accidente geográfico, forjado por de la erosión causada por el paso del Río Colorado a través de millones de años. El cañón se asemeja a un laberinto de roca que transcurre por el norte del estado de Arizona  en los Estados Unidos con una extensión de 446 kilómetros de largo y algo más de 1,600 metros de profundidad. Gran parte del Gran Cañón ha sido declarado Parque Nacional, hecho que tuvo lugar en el año 1919.
bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
Desde el punto de vista geográfico el Yunnan cuenta con las zonas montañosas del noroeste (es una de las rutas hacia el Tíbet), con selvas tropicales al sur, zonas volcánicas y tres de los ríos más importantes de Asia pasan por aquí: el Yangse, el Mekong y el Perla.
Esta provincia china es de las que cuenta con mayor diversidad tanto étnica como geográfica.
En el Yunnan habitan 25 minorías étnicas como los Naxi o los Bai, de un total de 56 minorías reconocidas. La provincia contiene montañas cubiertas de nieve y verdaderos ambientes tropicales, apoyando de esta manera un espectro extraordinariamente completo de las especies y tipos de vegetación.
Durante el verano, la gran meseta de los actos del Tíbet como una barrera a los vientos del monzón, atrapando la humedad en la provincia. Esto da a la flora alpina, en particular, lo que una fuente ha llamado una “exuberancia encuentran en ninguna otra”.

bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
El accidente geográfico más famoso y representativo de Irlana son sin dudas sus imponentes acantilados.Estos acantilados son realmente asombrosos, son una de las señas de identidad más importantes de Irlanda.
  Los acantilados se elevan 120 m sobre el océano Atlántico en el punto llamado Hag’s Head y se extienden a lo largo de 8 kilómetros hasta alcanzar una altura de 214 m; mientras que la torre de O’Brien es una torre circular de piedra que se encuenta aproximadamente en la mitad de estos. Tienen 8 kilómetros de largo.
Los acantilados son lo más impresionante que se puede ver en Irlanda.Los acantilados de Moher son un paraíso para los avistadores de aves, especialmente durante la primavera.
bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
El río Iguazú, que nace en la zona brasileña de la Serra do Mar y fluye hacia el oeste en un curso sinuoso de 500 kilómetros para desembocar en el Paraná, arroja su caudal de agua desde una altura de 70 metros a través de 275 saltos diseminados en forma de media luna. Prácticamente todos se encuentran en territorio argentino, porque el límite pasa por la descomunal Garganta del Diablo, un desfiladero con paredes de agua de 150 metros de ancho por 700 de largo.
Para acercarse a este salto, lo mejor es hacerlo en un bote neumático desde Puerto Canoas, sin ningún riesgo ya que, lamentablemente, la pasarela de Puerto Canoas a la Garganta del Diablo se perdió por causas naturales.  Dentro del Parque Nacional Iguazú, el río se ensancha 1.500 metros y tuerce hacia el sur, para luego retomar hacia el norte, formando una enorme U que contiene la gran falla que da lugar a un abrupto desnivel en el terreno. En esta curva abundan islas e islotes que fragmentan el río en numerosos brazos; cada uno de ellos dará lugar a un salto al llegar al barranco.
bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
En 1873, mientras exploraba el árido territorio del norte de Australia, el  comisionado William Gosse descubrió una hilera de montículos rocosos al sur de Alice Springs. El más impresionante de todos fue un enorme monolito rojo, al que bautizó como Ayers Rock en honor del primer ministro australiano, sir Henry Ayers. Pero Gosse ignoraba que la roca de vivos colores ya llevaba el nombre que le había sido dado por los nativos: Uluru.
Es el segundo mayor monolito del mundo. Surge desde el corazón de la tierra seca del centro de Australia  como un enorme centinela de las más antiguas tradiciones.Su mayor esplendor se descubre en las salidas y puestas de sol, adquiriendo gran espectacularidad por los cambios de color e iluminación.
Este gran bloque de piedra representa el eje del Tiempo del Sueño aborigen, la era en que todo comenzó, el principio de la historia de la cultura local.  La mole de arenisca, que se eleva a 335 m sobre la superficie del desierto y tiene un perímetro de 9 km. representa el cruce de caminos de los senderos del Tiempo del Sueño aborigen. A 32 kms. de Uluru, se encuentra también el monte Olga (imagen de abajo a la izquierda); otra formación rocosa sagrada para los nativos.
bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
Capadocia se encuentra en la meseta del centro de Anatolia. La zona del paisaje lunar de Capadocia esta formada por la erupcion de los volcanes Mt. Erciyes (3917 m.) y  el Mt. Hasan (3284m.). Estas montañas formaron un enorme paisaje lunar  que es visitado permanentemente por el turismo mundial. Los grandes volcanes Erciyes y Hasan hace millones años cubrieron la zona con la lavas.
La toba, o bien la piedra caliza de 150 metros de espesor, desde hace millones de años se talla por medio del viento, la lluvia, el calor y el frío. Así que la naturaleza nos regala unas obras de roca con la forma cónica que los campesinos las llaman como chimeneas de hadas. El valle de Pasabagi es donde es encuentran las formaciónes rocosas mas interesantes, de forma cónico y con unas capuhas de roca.
Unas capillas rupestres excavadas dentro de estas rocas y aún se puede visitar. Como estas capillas tuvieron importancias espirituales, fueron llamadas “Las Chimeneas de Hadas”.
bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
Una vista de la montaña más importante de Nueva Zelanda,en la que la nevada cumbre contrasta con el verde de otra montaña, como si el verano y el invierno se hubieran dado cita en este hermoso país. ste parque es parte del Te Waipounamu South Westland (Patrimonio de la Humanidad), su extensión es de 700 Km cuadrados, el 40% de la misma está cubierta por glaciares, se encuentra el monte mas alto de Nueva Zelanda y de las 27 montañas que superan los 3.000 m de altitud de país en el parque hay 19.También es el lugar donde vive el Kea, el único loro alpino del mundo.
bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
Ubicada en el extremo sur de la Patagonia de Chile, la región de Magallanes Alberga al fantástico Parque Nacional Torres del Paine, el cual limita al norte con el parque Nacional Los Glaciares (Argentina) que junto a Punta Arenas, Puerto Natales y Ushuaia conforman el corredor turístico austral.
El parque presenta una gran variedad de entornos naturales: montañas (entre las que destacan el complejo del Cerro Paine, cuya cumbre principal alcanza los 3.050 mnm.

bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
En las montañas rocosas de Canadá se encuentra el Parque Nacional Banff, una de las joyas del país, no solo por su valiosa naturaleza sino también por ser un importante centro turístico que atrae a numerosos viajeros.Las cifras del Parque Nacional de Banff son dignas del guinness: se trata del parque más antiguo del país, atesora más de 1.600 kilómetros de senderos marcados que, con distintos niveles de dificultad, permiten a los excursionistas caminar entre su naturaleza en estado puro; posee igualmente el mayor sistema de cuevas de Canadá horadando su esquina noroeste… y recibe cada año a más de cuatro millones de visitantes que acuden, sobre todo en julio y agosto, a presentarle puntuales sus respetos.
**** Ver Una Versión Flash Para PC ****
paisaje del mundo

Regiones Zoogeograficas del Mundo Distribucion de los Animales

DISTRIBUCIÓN DE LOS ANIMALES EN EL MUNDO

Las tierras emergidas se clasifican en seis regiones zoogeográficas, cada una de las cuales tiene una fauna característica. Dentro de estas regiones, los animales se agrupan por los hábitats que ocupan. La preferencia de un animal por cierto hábitat depende de muchos factores, como alimento y protección natural frente a los depredadores.

Zoogeografía es la disciplina que estudia la distribución de los animales sobre la superficie terrestre Si bien está relacionada directamente con una ciencia mayor, la geografía el objeto de su estudio -los animales- es de estricta competencia de otra ciencia: la biología.

Finalmente, podría decirse que, por su enfoque y por el campo que abarca, la zoogeografía estáa ún más emparentada con la ecología, que se ocupa de las relaciones entre los seres vivientes y el medio en que habitan.Junto con la fitogeografía o geobotá nica integra la biogeografía. ciencia que ha despertado interés desde tiempos remotos.

ANTECEDENTES: La etapa más perfeccionada en la historia de la evolución de la Tierra es cuando se distribuyen los animales sobre su corteza. Desde luego, se requirieron muchos millones de años para que este paso se pudiera concretar. En un principio nuestro planeta era una masa ígnea recubierta por una capa ininterrumpida y compacta de vapor, que actuaba como repelente de los rayos solares.

Cuando las rocas comenzaron a estabilizarse, los suelos se enfriaron y el agua precipitó formando océanos. Allí nacieron los primeros vegetales que rápidamente se difundieron por el globo. Ante la posibilidad de alimentarse de esas primitivas plantas, surgieron los animales herbívoros.

Luego, por extensión, lo hicieron los carnívoros. Naturalmente, no todos los animales fueron al mismo sitio. Por sabias y misteriosas leyes, cada especie, adaptada a determinadas condiciones impuestas por la temperatura, presión, suelos, etc., se situó en el escenario más conveniente para su desarrollo.

Lo que sobrevino podría calificarse como una acción doble. Por un lado, los animales fueron sufriendo modificaciones para desempeñarse con éxito en el ambiente que las condiciones generales les imponían; por otro, algunos de ellos se rebelaron ante las imposiciones del medio y emigraron. En muchos casos, lugares inmejorables para determinadas especies fueron abandonadas ante la competencia de otros animales más fuertes y resistentes. Así se poblaron territorios en los que las condiciones de clima y suelo no eran tan favorables. . .

Es difícil establecer regiones zoogeográficas con fronteras definidas, ya que los animales, dotados en su gran mayoría de patas u otro medio de movilidad, pueden recorrer largos tramos en busca de abrigo o alimento.

Un felino carnicero, por ejemplo, puede morir en parajes distantes de su lugar de nacimiento. Las golondrinas emigran miles de kilómetros en invierno, en busca de zonas cálidas.

Sin embargo, ciertos factores frenan el paso de los animales. Aquellos que no saben nadar ni volar, se ven detenidos por los ríos.

Una cordillera resultará insalvable para casi todos los animales de los valles próximos. Sólo algunas aves podrán realizar esta travesía.

En general, los animales permanecen en su “tierra natal”, acostumbrándose no sólo al suelo y las condiciones topográficas sino -y especialmente-, a la vegetación. Los habitantes de selvas y bosques, generalmente son trepadores (monos, ardillas, felinos y reptiles) mientras que los de las regiones desérticas o esteparias tienen órganos motores desarrollados para las grandes marchas. Casos típicos, el camello y el avestruz.

Con esto se demuestra que si bien los animales pueden movilizarse mucho más fácilmente que las plantas, también están sujetos a las condiciones del medio externo, que le fija fronteras.

Muchas clasificaciones se han ensayado para dar al mundo una división zoogeográfica coherente. De todas ellas, la más generalizada es la que W.L. y P.L. Sclater enunciaron al finalizar el siglo pasado. Su ventaja consiste en que las regiones que establece son amplias, lo que evita superposiciones de zonas. Debido a la facilidad con que se trasladan los animales, sería muy difícil la fijación de fronteras muy numerosas.

Las regiones establecidas son las siguientes:

a) NEARTICA: América del Norte y Groenlandia.

b) PALEARTICÁ: Europa, norte y centro de Asia y la franja norte de África que mira al Mediterráneo.

c) ORIENTAL: Sur de Asia (China, Indochina, India y archipiélagos anexos)

d) ETIÓPICA: África exceptuando la franja mediterránea, la península arábiga en Asia y la isla de Madagascar.

e) AUSTRALIANA: Australia,    Nueva    Zelandia, Nueva Guinea e islas del Pacífico Sur.

f) NEOTROPICAL: Sudamérica y América Central.

mapa zoogeografico

A continuación se enumeran en un cuadro sinóptico, las distintas especies que, de norte a sur, pueblan las regiones antes mencionadas.

a) REGIÓN NEARTICA: Pingüino, zorro polar, liebre, reno, morsa, oso blanco, foca, narval, pato del norte, ballena, reno, marta, lobo, tejón, oso gris, ciervo wapití, caribú, zorro azul, marsopa, alce, otaria, castor, bisonte, delfín, zorrino, oso negro, víbora de cascabel, serpientes, colibrí, cotorras, caimán, jaguar, vampiro, coatí, mono aullador, tortugas y coyotes.

b) REGIÓN PALEARTICA: Foca, pingüino, oso blanco, morsa, reno, marta cebellina, alce, oso pardo, lobo, ballena, zorro blanco, lince, perdiz blanca, ciervo, marta, otaria, ciervo almizclero, perdiz de las arenas, tigre, pantera, marmota, onza, castor, bisonte, cachalote, corzo, delfín, jabalí, ciervo, gamo, águila, víboras, puerco espín, camaleón, cabra salvaje, dromedario, onagro, mangosta, hiena rayada, camello, guepardo, hiena, chacal, cocodrilo, zorro, dugong, topo, orea y marsopa.

c) REGIÓN ORIENTAL: Yack, oso gris, hiena rayada, lobo, zorro, gavial, tigre, cebú, macaco, elefante, erizo, rinoceronte, gibón, hiena, tapir, búfalo, serpientes, mangosta, monos, puerco espín, mariposas, orangután, babirusa, pitón, pangolín, pantera, marsupiales, murciélagos y galeopitecos.

d) REGIÓN ETIÓPICA: Camello, hiena rayada, antílopes, pantera, león, chacal, avestruz, leopardo, hipopótamo, elefante, chimpancé, serpientes, cebra, león, búfalo, gorila, boa, rinoceronte, gnu, okapí, cocodrilo, jirafa, mosca tse-tsé, cachalote, dugong y orea (en la isla de Madagascar son característicos los lemúridos.

e) REGIÓN AUSTRALIANA: Ave del paraíso, marsupiales, equidna, trepadores, cachalote, murciélago, paloma, oso koala, canguro, ornitorrinco, dugong, cacatúas, wombat, apterix, foca,delfín y ave lira.

f) REGIÓN NEOTROPICAL: Mono aullador, vampiro, lagarto, tortuga, ratón, coatí, cachalote, tapir, jaguar, cuis, la-mantino, colibrí, guanaco, llama, alpaca, vicuña, orea, coendú, serpientes, monos, oso hormiguero, agutí, chinchilla, tatú, carpincho, mulita, perezoso, tucán, caimán, cóndor, nutrias, ñandú, vizcacha, puma, huemul, liebre de la Patagonia, foca, pingüino y ballena. En este cuadro general se consideran únicamente las especies más significativas, y dejándose de lado, por otra parte, aquellas que, por sus capacidades para trasladarse, como las gaviotas, aparecen ampliamente difundidas en todas las regiones.

Las especies que habitan los océanos fueron consideradas en la clasificación sólo en los casos de animales de sangre caliente. Los de sangre fría -moluscos y peces- son tantos y tan variada su distribución que debieron omitirse. Al respecto, la fauna marina puede dividirse en tres dominios: el litoral, que comprende la zona costera, el pelá-ico, animales de superficie asta los 400 metros, y el abisal.

Los Alpes Cadena Montañosa en Europa Descripción General

DESCRIPCIÓN DE LA CORDILLERA DE LOS ALPES EN EUROPA

Es el sistema montañoso más importante de Europa y también uno de los más poblados del mundo entero. Los Alpes conforman una cordillera en forma de arco desde el golfo de Genova (Italia) hasta Viena, la capital austríaca.

La cordillera de los Alpes, con sus 1.200 kilómetros de longitud entre Niza y Viena, y su superficie de 220.000 kilómetros cuadrados, es, sin lugar a dudas, el sistema montañoso más importante de Europa. Moles antiguas como el Cuadrilátero de Bohemia, el Macizo Central Francés, los Maures y el Esterel, han servido de contrafuerte para que los Alpes adquirieran, durante la Era Terciaria, las características con que hoy los reconocemos.

Los Alpes forman la cadena montañosa más importante de Europa. En la imagen se aprecia la belleza del paisaje de la localidad francesa de Combloux y del Mont Blanc, la más elevada de las cumbres alpinas.

vista de los alpes con nieve

Su desarrollo en forma de arco, convexo hacia el norte, es septentrional a la península Itálica y, si bien la mayor altura -el Monte Blanco de 4.807 metros-se encuentra en Francia, la mayor altitud media se registra en Suiza, con 1.800 metros de promedio.

Su anchura varía, de 150 kilómetros, entre el Lago de Ginebra y el Piamonte, a 200 kilómetros en la línea Munich – Innsbruck – Trento – Verona y a 300 kilómetros en el Tirol. Aunque son muchos los métodos que se emplearon para clasificar a los Alpes, la división más útil, que ayuda a conocerlos mejor, es la que los divide en tres secciones: los Alpes Franco-Italianos u Occidentales, los Alpes ítalo-Suizos o Centrales, y los ítalo-Austríacos u Orientales.

Alpes Occidentales. De contextura calcárea al sudoeste y granítica al nordeste, estas montañas comienzan en el Mar de Liguria después del paso de Cadibona que las separa de los Apeninos. De ahí en adelante describen un arco convexo hacia el noroeste que culmina en el Gran San Bernardo, un paso coincidente con el río Dora Baltea, afluente importante del Po.

vista aerea de los alpes europa

En un comienzo encontramos a los Alpes Ligúricos, que continúan a los Apeninos del mismo nombre más allá de Cadibona. Entroncados en las Colinas de Tenda, surgen luego los Alpes Marítimos, donde se encuentran los picos Argentera de 3.297 metros, Tenibres, de 3.031 y Pelat, de 3.052. Por el norte se extienden los Alpes Cotienos, cuyos puntos máximos s’on el Chambeyron de 3.400 metros, y el Viso, de 3.853.

Desde Niza hacia el noroeste se extienden los Alpes de Provenza, encuadrados por cadenas menores como los montes Esterel, Santa Victoria,, Luberon y Lure. Los Alpes del Delfinado, situados al oeste, tienen elevaciones considerables, como los montes Pelvoux, Ailefroide y Ecrins, los tres de aproximadamente 4.000 metros.

Los Alpes Graios, volcados hacia el este, culminan en el macizo de Gran Paradiso, de 4.061 metros. Y finalmente, se llega a los Alpes de Saboya, colmados de glaciares. En este “imperio de las nubes” se yergue el pico más alto de Europa, el Monte Blanco (4.807 m). Alpes Centrales. Se extienden hacia el este hasta la línea formada por el lago Constanza, los ríos III y Adigio, el primero con pendiente hacia el norte y el otro hacia el sur.

Todas sus montañas se desarrollan en líneas que convergen en un punto: el Macizo de San Gotardo. Imaginemos un reloj cuyo eje es San Gotardo. En la hora 1 se hallan los Alpes Glaris, con su pico de Todi (3.623), los cuales se continúan con los Alpes de Saint Gall y los Appenzell. Aproximadamente en la hora3 y media se ubican los Adula y los Alpes Grisones.

Entre las 4 y las 6 y media están los Alpes Lepontinos, y con la misma orientación que si la aguja horaria estuviese en las 7 y media, los Alpes Peninos, donde se destaca el misterioso Cervino, delicia de los alpinistas, con 4.505 metros, y el Rosa, aún mayor, de 4.638. A las 8 y cuarto se encuentran los Alpes Berneses, con las cimas Finsteraahorn (4.275), Jungfrau (4.167) y Aletschhorn (4.198). A las 12 en punto, los Alpes de los Cuatro Cantones, que finalizan en el lago del mismo nombre. Su pico máximo es el Pilatos, de 2.133 metros.

Alpes Orientales. Este último tramo comienza en el macizo Rhaticon, presentando un cordón norte entre 2.500 y 3.000 metros y otro sur, menos elevado, divididos por otro central. En el cordón norte se encuentran los Alpes Algavianos, Ba-viera, Salzburgo y Austria; en el central, el Oetzhal, los Tauern Gross Glockner y Estiria y en el sur, los Alpes Dolomíticos, Cárnicos y Julianos.

Además de la importancia oro-génica de los Alpes, existen otros rasgos que determinan su fama mundial. Sus bellezas panorámicas, realzadas por las laderas cortadas a pico, los glaciares y la flora y la fauna locales, hacen del sistema una de las regiones más atractivas para el turismo. A esto hay que agregar las posibilidades deportivas suscitadas por la caza, la pesca, el esquí y el alpinismo. Los valles interiores encierran ciudades muy pobladas y de gran poderío económico, tales como Marsella. Turín, Ginebra, Zurich, Vaduz, Innsbruck, Trento, Salzburgo y Viena.

ALGO MAS DE INFORMACIÓN…

A partir de un criterio geológico y geográfico se los suele dividir en tres secciones. Los Alpes Occidentales discurren de norte a sur a lo largo de la frontera entre Francia e Italia, desde las primeras elevaciones cerca del mar Mediterráneo hasta encontrarse con los Alpes Centrales.

Estos recorren el norte de Italia y el sur de Suiza y Alemania. Los Alpes Orientales, hacia el este y el sur, abarcan el nordeste de Italia, el norte de Yugoslavia y casi toda Austria, y sus últimas elevaciones llegan hasta las primeras de uno de los otros grandes macizos europeos, los Cárpatos.

El sistema alpino tiene alrededor de 1.200 km de longitud y un ancho de entre 50 km y 300 km. Sus alturas medias se encuentran entre los 1.800 m y los 2.400 m, pero existen varios picos de más de 4.000 m, concentrados sobre todo en los sectores central y occidental: Mont Blanc (4.807 m), en Francia; Monte Rosa o Doufourspitsze (4.634 m), en Suiza y el Matterhorn (4.478 m), también en Suiza.

En sus zonas elevadas nacen ríos importantes como el Ródano o el Rin.Los Alpes se elevaron durante la era terciaria. Los depósitos que se habían acumulado durante la era anterior fueron impulsados hacia arriba, en un proceso que culminó hace más de 10 millones de años. Luego, durante la llamada Era del Hielo, en la época Cuaternaria, los glaciares cubrieron las montañas. Su acción erosiva talló valles en forma de U, lagos e hizo que el relieve se volviera más abrupto y escarpado.

Todavía hoy existen más de un millón de glaciares, aunque se encuentran en retroceso. El mayor es el de Alestch, de más de 25 km de longitud, ubicado en el sudoeste de Suiza. Junto con el Konkordiaplatz forma un conjunto de 130 km2.

Fuente Consultada: Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. N°39 Los Alpes Edit. Cuántica

Biografía de Cardano Gerolamo Matemático Renacentista

CARDANO MATEMATICO Y ASTRÓLOGO RENACENTISTA

Gerolamo (Jerónimo) Cardano , nació en Pavía (Italia) un 24 de septiembre de 1501, destacado médico, matemático y astrólogo. Célebre matemático italiano del Renacimiento, autor de la obra Ars Magna (1545) que marcó el inicio del periodo moderno del álgebra. Como matemático realizó multiples estudio sobre al azar, tema que lo apasionaba, pues era un gran jugador de cartas.  Filósofo y  enciclopedista, fue autor de una de las primeras autobiografías modernas. También es conocido por ser el primero en dar una solución general completa de la ecuación de tercer grado y de la ecuación de cuarto grado. (ver las disputas matemáticas)

En 1501 nacía en Pavía Jerónimo Cardano, hombre de una extraordinaria personalidad. Su aparición en el mundo de la ciencia y la filosofía de su época, coincidiría con la decadencia de los predicamentos de la Cabala (sistema de adivinación por medio de la interpretación de la Biblia) y de las diversas ciencias secretas incluida la magia negra, que por entonces llamaban la atención del pueblo.

cardano matematico renacentistaEn Italia el interés de los nobles y los intelectuales comenzaba a ser suscitado por la astrología, sobre todo por lo que ellos creían advertir de racional en aquella tesis de que la conformación del cosmos influye sobre la vida de los individuos.

Las mareas, la influencia de la Luna en otros ciclos naturales, las estaciones y los ciclos agronómicos, a los ojos un tanto ¡nocentes de aquellos observadores revelaban muy claramente la decidida influencia de los astros en la mentalidad y el comportamiento de los individuos.

El primer hombre notable en Italia que salió a la palestra con las nuevas teorías fue nada menos que un doctor en teología y además capellán de Francisco de Valois: Junctino de Florencia. Junctino estudió, como es de imaginar, casi exhaustivamente a Tolomeo, y luego los legados de los griegos y caldeos. Con esos elementos se lanzó a la aventura de hacer sus cartas astrales a todos los personajes de su época.

Sostuvo a pie firme que el mundo sideral encierra el misterio de la vida humana y que en él puede descubrirse el futuro de los hombres y los imperios.

Junctino de Florencia dejó el camino expedito a otros entusiastas de la astrología. Y es aquí donde Jerónimo Cardano hace su aparición. Ferozmente auspiciado y resistido, este talento original, excéntrico, polémico y agresivo, tuvo mejor suerte que su contemporáneo Vanini, quien sostuvo idénticas ideas.

Jerónimo Cardano, que no decía cosas distintas, por el contrario tuvo a su beneficio la sorprendente excentricidad de su carácter. Pero en realidad, lo que sus contemporáneos veían con simpatía y en el fondo consideraban un rasgo de humor, era la verdadera personalidad de este hijo nacido de una unión ilegítima, y al que sus padres habían tratado de rechazar por todos los medios. Ése estigma parece haber signado el perfil de este hombre que nunca se consideró lo suficientemente brillante, valioso e importante como para compensar aquella falencia.

Sus contemporáneos lo consideraron un “paladín de la pedantería” porque Jerónimo explicaba a quien quería oírlo, con absoluta naturalidad, que su genio se debía al haber nacido bajo la misma conjunción astral que Augusto. Cardano se aplicó con verdadero frenesí al estudio de la astrología. Afectado de egolatría y megalomanía, declara haber nacido por propia voluntad (ya que sus padres no lo habían querido) y atesora anécdotas valiosas.

La primera sucede en 1537, cuando su extraño prestigio llega a oídos del consejero íntimo del emperador. El senador Siondrato ve morir a su hijo sin que los sabios puedan hacer nada y como último recurso manda a llamar a este charlatán. Son tales el poder de convicción y la fuerza magnética de Cardano, que las convulsiones se detienen y el enfermo cura. Inmediatamente un obispo escocés lo reclama por ver si puede curar así sus ataques de asma que amenazan con asfixiarlo. Cardano (ante una evidente afección psi-cosomática) lo convence de que es él mismo quien cierra sus propias vías respiratorias y el obispo, absolutamente perplejo, siente abrirse sus pulmones.

El poder de la sugestión y luego la imaginación de los biógrafos hacen que la lista de prodigios operados por Cardano sea interminable. Pero en cambio son muy verosímiles -por comprobables-sus premoniciones. Dijo Cardano: “Me desperté cuando el sol brillaba bastante alto, pero veía y no distinguía nada. Oí quince golpes en el pavimento, poco después como si un carro cargado de tablas hubiese caído en el techo. La habitación tembló. Luego supe que en aquel preciso momento, mi madre había muerto.”

Igualmente impresionante son sus relatos de sueños premonitorios referentes a la desgracia de su hijo cuando, en un momento de extravío, mató a su esposa. La súbita enfermedad de su otro hijo también le fue anunciada en sueños y muchos otros acontecimientos de este carácter transformaron a Cardano en un nervioso incurable, maníaco de persecución.

Pero estos desvarios y excesos no le impidieron ser el inventor de la fórmula de resolución de las ecuaciones matemáticas de tercer grado, y de la suspensión cardánica.

 Su vida personal fue trágica: uno de sus hijos fue ejecutado en 1560 por el asesinato de su esposa, y otro hijo pasó por la cárcel en numerosas ocasiones por diferentes delitos. Una historia afirma que Cardano se suicidó al no cumplirse su predicción astrológica de su propia muerte, aunque lo más probable es que se trate de una mera invención.

Ampliar Este Tema

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. N°32 Edit. Cuántica

Regiones de Norteamérica Por Relieve, Población y Vegetación

GOEGRAFIA DEL MUNDO: LAS REGIONES DE NORTEAMÉRICA

Orientadas de este a oeste, se distinguen en América Septentrional tres franjas netamente diferenciadas. La primera es la subártica que se emplaza en latitudes boreales desde Labrador hasta Alaska. Entre Terranova y Colombia Británica se extiende la central, donde se agrupan la mayor cantidad de pobladores canadienses y la última corresponde a los Estados Unidos.

Podríamos agregar una anexa hacia el Sur, integrada por los territorios mexicanos hasta el istmo de Tehuantepec. Estas franjas horizontales se subdividen de acuerdo con elementos  biográficos dominantes y con el proceso de colonización, que se fue concretando por medio de fronteras sucesivas de acercamiento al océano Pacífico.

Alaska constituye una unidad regional en sí misma, caracterizada por su estructura de grandes cadenas montañosas y mesetas dominadas por el hielo. Canadá posee una región marítima hacia el este dedicada a los bosques: la caza, el pequeño cultivo y la pesca. En la cuenca del río San Lorenzo se localiza lo que podríamos denominar “el corazón canadiense”. Allí se agrupan la mayoría de la población, la actividad agropecuaria y sus principales industrias.

Como una continuación de la anterior se extiende la región de los Grandes Lagos, que tiene muchos puntos de contacto con la región homologa de los Estados Unidos. Siguiendo hacia el oeste se nos presenta el dominio de la pradera, que también tiene continuidad con los Grandes Llanos de la Unión.

La región montañosa está representada por las Rocallosas, encadenamiento moderno que se desarrolla de Norte a Sur y que se prolonga en los Andes sudamericanos. Por último se presenta la región del litoral pacífico, donde la instalación humana aún no se ha concretado en amplitud. Los cauces torrentosos de los ríos de la pendiente occidental hacen posible aquí la instalación de usinas hidroeléctricas, de gran valor para ciertas industrias, como la del papel y el aluminio.

En Estados Unidos, las regiones presentan un panorama aún más diversificado. Hacia el nordeste se emplaza la región de mayor densidad de población, cuyo núcleo puede ubicarse en Nueva York. El límite lo constituye la cadena hercínica de los Apalaches.

La región de los Grandes Lagos agrupa a la industria pesada, en ciudades de gran desarrollo como Chicago, Detroit, Duluth, Milwaukee y Cleveland. Hacia el sur aparece el Medio Oeste, donde el rasgo físico característico es la presencia de la cuenca del Misisipi. Predominan la industria y las granjas, y en éstas el cultivo de maíz y la crianza de cerdos.

La región de Florida, en el sudeste, está constituida por una península baja, pantanosa, con bosques y lagos. La exuberancia del trópico es notoria. Si a esto le sumamos su riqueza en playas, comprenderemos por qué se ha llamado a Florida el “jardín de invierno neoyorquino”. Sus industrias de precisión y la base de lanzamiento de proyectiles de cabo Kennedy dan nuevas perspectivas a la zona.

Los Grandes Llanos norteamericanos tienen mucho que ver con la idiosincrasia del norteamericano. El “legendario Far West” se extiende más allá del Misisipi, en un amplio sector dominado por la aridez. La ganadería extensiva constituyó su primer factor de desarrollo.

Las instalaciones humanas dispersas se afianzaron, sin embargo, con la aparición de industrias y con el impulso de las explotaciones petroleras, cuyos yacimientos constituyeron un puntal de las finanzas norteamericanas. Hacia el oeste, el “país de las montañas”, prolongación de las Rocallosas, se impone como cruda barrera geográfica.

Traspuestas las cordilleras y las mesetas y depresiones áridas que ellas encierran, se pasa, en poco espacio, a un nuevo vergel de fertilidad. El litoral Pacífico es un ambiente de tipo mediterráneo con importantes núcleos urbanos entre los que se destacan Los Ángeles y San Francisco.

LATINOS Y ANGLOSAJONES
La región geográfica tiene como fundamentos la individualización de amplios sectores de un continente o país en donde se repiten determinados elementos humanos y naturales. Esta interpretación integral de la realidad geográfica resuIta compleja cuando uno de sus factores -sea el humano o el natural- está en un proceso de afianzamiento y sufre cambios excesivamente rápidos. Un ejemplo lo constituye la división entre América Latina y América Anglosajona. El ámbito de influencia de pue blos de origen anglosajón aumentó en detrimento del ámbito latino, en America del Norte. Esto se produjo funda mentalmente por la anexión de territo-rios, por parte de Estados Unidos, que son de primitiva colonización hispánica (Florida, Texas, Nuevo México Arizona y California).

mapa regiones de norteamerica

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Tomo II Fasc. N°30 Regiones de América Edit. Cuántica