Isla de Pascua

Fotos de los mejores lugares del mundo Viaje Fotográfico

FOTOS DE LOS MEJORES LUGARES DEL MUNDO

En todos los rincones del planeta existen lugares maravillosos para visitar y descubrir. Todo continente posee algo extraordinario con lo que nos deleitamos y sorprendemos. Nuestro mundo está repleto de maravillosos paisajes y otra maravillas construídas por el hombre desde sus orígenes, que muchas de ellas hoy se conservan como  Patrimonios Culturales y que deberíamos alguna vez tratar de conocer.

Han dejado huellas  arquitectos, ingenieros y artistas, quienes nos han legado edificios y construcciones de indescriptible belleza, y aunque éstas, salvo escasas excepciones, no sean milenarias, no por ello dejan de ser menos espectaculares.

En esta página hemos reunido muchos enlances a diveros países, escogidos entre las más hermosas, enormes, espectaculares y dignas de ver de los cinco continentes.  Las maravillas de estos enlaces han sido seleccionadas siguiendo un criterio absolutamente subjetivo. Todas ellas, sin embargo, tienen una cosa en común: destacan de forma notable de entre todo aquello que es considerado cotidiano y habitual.

En muchos casos, la excelencia y unicidad de estos hechos admirables son claras y visibles. En otros, no obstante, su carácter distintivo únicamente se puede apreciar tras una segunda mirada. Le dejamos, pues, con el fantástico y grandioso mundo de las maravillas. ¡Diviértase!

LUGARES MARAVILLOSOS DEL MUNDO

boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Luxemburgo Fotos de Canadá Fotos de España Fotos de América del Sur
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Sri Lanka Fotos de Hong Kong Fotos de Nueva Zelandia Fotos de Singapur
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Australia Fotos de Ginebra Fotos de Alemania Fotos de U.S.A.
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Grecia Fotos de Namibia Fotos de Venecia Fotos de Italia
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Viena Fotos de Portugal Fotos de África Fotos de México
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Australia Fotos de Turquía Fotos de Londres Fotos de Escandinavia
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Cuba Fotos de Irlanda Fotos de Praga Fotos de Chipre
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Alaska Fotos de Israel Fotos de Bombay Fotos de Holanda
boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio boton enlace al sitio
Fotos de Francia Fotos de El Caribe Fotos de Bulgaria Fotos de Austria

 Ver: Fotos de Países de Asia

Descripción de los Sitios Turisticos Más Importantes del Mundo Bellos

maravillas del mundo

Las Siete Maravillas del Mundo Antiguo
Las Monumentales Obras de Ingeniería
de la Antigüedad
UNESCO: Patrimonios de la Humanidad
Que es un Patrimonio de la Humanidad y cuales son?
Lugares Fantásticos (menú)
Ruinas de Machu Picchu
La Misteriosa Ciudad Inca Descubierta a Principios del Siglo XX
Ciudad Prohibida
La Ciudad de los 9999 Habitaciones
Kremlin
La Gran Fortaleza Rusa
Palacio de Taj Mahal
Cumbre de la Arquitectura Mogol y del Amor de un Rey
Partenón de Atenas
El mas bello monumento del Acrópolis griego
Ciudad de Petra
Los restos de la capital del antiguo reino nabateo
Monte Rushmore
Una monumental escultura tallada en una montaña
La Misteriosas Isla de Pascua
Rapanui, una cultura viva y llena de misterios.
Las Pirámides de Egipto
Otra Gran Maravilla del Mundo Antiguo
Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo (menú)
La Muralla China
La mayor edificación defensiva de la antigüedad
Ciudad de Petra
Los restos de la capital del antiguo reino nabateo
Chichen Itzá
Un lugar mágico de la cultura maya
Taj Mahal
Cumbre de la Arquitectura Mogol y del Amor de un Rey
Khajuraho
Arte Mogol:El Templo de la Montaña Cósmica
Machu Picchu
La Misteriosa Ciudad Inca Descubierta a Principios del Siglo XX
Coliseo Romano
El gran anfiteatro de la época del Imperio romano
El Canal de Panamá
Historia de su construcción
El Canal de Suez
Historia
de su construcción
Las Líneas de Nazca
Enormes dibujos tallados en la tierra
El Ejército de Terracota
El fantástico mausoleo del emperador Qin Shi Huang
Stonehenge
Stonehenge es un hito de la ingeniería antigua
Muro de Adriano
Antigua construcción defensiva de la isla de Gran Bretaña
Muro de Berlín
Guerra Fría: El Muro de Protección Antifascista»
Muro de los Lamentos
El sitio más sagrado del judaísmo
El Eurotúnel
El increíble túnel que cruza el Canal de la Mancha
Viaducto Millau
El puente mas alto del mundo
El Tren a las Nubes
Una maravillosa obra de ingeniería de principios del siglo XX
Torre Taipei 101
El Taipei 101, el segundo rascacielos más alto del mundo
Empire State Building
El famoso rascacielos situado en la intersección de la Quinta Avenida
Torres Petronas
Otra Megaestructura de la ingeniería moderna
Torre de Eiffel
Una estructura de hierro pudelado de 330 m. de altura
Estatua de la Libertad
El fiel símbolo de la libertad para los oprimidos
Túnel Montbanc
Un túnel por los Alpes de mas de 3000 m. que une Francia con Italia
El Atomium
Una impresionante construcción de más de cien metros de altura
Torre de Pisa
La torre antigua más inclinada del mundo.
Antigua Ciudad de Derinkuyu
Es una de las ciudades subterráneas antiguas más fascinantes
Antigua Ciudad de Newgrange
La reliquia prehistórica más espléndida de Irlanda
Antigua Ciudad de Zimbawue
Centro de una poderosa civilización conocida como el Imperio Monomotapa
La Casa Blanca
El símbolo de la presidencia, del Gobierno de los Estados Unidos
La Represa Hoover
Construida durante la Gran Depresión de 1930
El Abandonado Hotel Pyonhgyan
El hotel fue diseñado para tener 3.000 habitaciones
Puente Golden Gate
Una de las estructuras más reconocibles del mundo
Ciudad de Tiermes
Restos de una ciudad tallada en roca
El “Big Hole”
El mayor agujero construido por el hombre
Palacio de Cnosos
La edificación más emblemática de Cnosos era el palacio
Peregrinación a Santiago de Compostella
La historia de la peregrinación a Santiago de Compostela
Brasilia
Un de las obras arquitectónicas más grandes del siglo XX
Templo de Borobudur
Un templo budista misteriosamente abandonado en el siglo XIV
Ruinas de Qumrán
Sitio donde descubrieron casualmente rollos con textos religiosos.
Ruinas de Masada
La montaña-fortaleza símbolo de la libertad de Israel
Mezquita de la Meca
La mezquita más importante del islamismo
Mezquita de Córdoba
Uno de los mayores tesoros que guarda el arte arábigo-andaluz
Mezquita de Santa Sofía
La mayor iglesia bizantina de Salónica
Patrimonio de la Humanidad de la India
Maravillas del arte hindú-mogol
Emiratos Árabes-Burj Dubai
La punta del Burj Dubai es visible a una distancia de casi 100Km.
Catedral de la Sagrada Familia
El proyecto más ambicioso y representativo del arquitecto Antonio Gaudí.
Viaje Virtual por Catedrales
Fotos y paseo por algunas importantes catedrales del mundo
Basílica de San Pedro
Es sin duda la más importante y célebre de las iglesias
El Aconcagua
El Coloso de las cumbres de América
El Everest
El monte Everest es la montaña más alta de la Tierra
La Antártida
Información general de este helado continente
El Amazonas
Es la selva tropical más extensa del mundo
Ciudades de Piedra
Las mas destacadas antiguas ciudades de piedra
Ciudades Perdidas
Las exploraciones y aventuras en busca de civilizaciones perdidas
Los Paisajes Más Bellos
Según Encuesta de National Geographic
Pamukkale, “el castillo de algodón”
Paraíso Natural en Turquñia
Alhambra de Granada en España
La Ciudad Encantada en España
El Escorial en España
Gran Cañón del Colorado en EE.UU.
Grutas de Postojna en Eslovenia
Monasterio de Rila
Catedral de Notre Dame en Francia
Opera House en Sydney
Principales Megaestructuras
Grandes Estructuras de Ingeniaría del Mundo
Palacio de Versalles
Símbolo del esplendor y lujos del Rey de Francia Luis XIV

 

Ciudades Maravillosas del Mundo Grandes y Bellas Ciudades

EUROPA: A lo largo de los siglos, las mas antiguas e importantes ciudades de la historia han atravesado periodos de prosperidad y otros de decadencia, desde aquellas primeras formas de administración. Solo hay que pensar que en la Alta Edad Media, tras la caída del imperio, la población de Roma no llegaba ni siquiera a los 20.000 habitantes, mientras que pocos siglos después llegó en seguida de nuevo al millón. Mas dramática fue la peripecia de Atenas que, en 1832 cuando fue declarada capital de la Grecia independiente, solo era una pequeña población de 5000 personas. Esta ha sido una constante entre las grandes ciudades del viejo continente.

A lo largo de la historia de Europa se han ido creando centros urbanos, y hoy su estructura es el resultado de la estratificación realizada en diferentes épocas, de estilos arquitectónicos y proyectos urbanísticos que han creado, en conjunto, ciudades modernas y al mismo tiempo preciosos testimonios de la historia continental. La mayor parte de las ciudades europeas eran florecientes centros históricos a comienzos de la Edad Moderna, cuando las grandes expediciones y el gran comercio garantizaban riqueza y prosperidad a la burguesía mercantil.

Pero si es cierto que Europa es un continente profundamente marcado por la historia de sus ciudades y de sus respectivas vivencias, también lo es que la urbanización lenta y progresiva del continente no ha dado lugar al nacimiento de ciudades de proporciones gigantescas como las americanas o las asiáticas, a excepción de Moscu, Londres o Paris que sumando las gigantescas áreas metropolitanas que las rodean se acercan a los 10 millones de habitantes.

Europa apenas cuenta con 36 ciudades de un millón de habitantes, y con otras 62 que tienen entre 500.000 y un millón. En conjunto suman 212 millones los ciudadanos europeos que viven en las 500 ciudades que tienen mas de 150.000 habitantes, sobre un total de 727 millones;: apenas el 29 % de la población. Si bien el 75 % de la población europea vive, de hecho, en un marco urbano, el continente mas densamente poblado de la Tierra ha vivido un proceso de urbanización diferente al de los otros continentes, dándose un predominio de los pequeños centros sobre las grandes ciudades.

La historia diferente y particular de cada ciudad europea ha sido un complejo laboratorio del desarrollo urbano. Así la topografía de Roma —o al menos su centro histórico— refleja todavía hoy, en el esplendor de sus edificios o en sus callejuelas angostas, la edad de oro del Estado Pontificio, a caballo entre el Renacimiento y el siglo XVIII; el piano de Paris debe su planteamiento a las ambiciones de Luis XIV y, a la vez, a las audaces soluciones urbanísticas de Georges Haussmann, el arquitecto de Napoleón III.

San Petersburgo, por su parte, es el resultado del proyecto visionario de Pedro el Grande, que a comienzos del siglo XVIII quiso crear para la gran Rusia una capital de nivel europeo. Los canales de Venecia y de Amsterdam son el fruto de las seculares batallas contra la violencia de las aguas, de progresos hidráulicos y de nuevos baluartes que se superponen a los antiguos. En todas las ciudades europeas, en suma, siglos de trabajo del hombre se concentran en torno al corazón vivo del centro urbano. Y hoy, el respeto a la historia y la conservación de sus testimonios, prevalece sobre otras exigencias de la modernidad.

ASIA: Estos testimonios nos indican que hacia finales del Neolítico se desarrollaron en Asia sociedades humanas complejas y articuladas, que en las tierras fértiles del continente más grande del planeta descubrieron las primeras formas de organización. Hoy día, Asia —que ocupa 45 millones de kilómetros cuadrados, es decir algo menos de un tercio de la totalidad de las tierras emergidas— cuenta con 3700 millones de habitantes, que equivalen al 61 % de la población mundial. Naturalmente, es el continente con el mayor numero de grandes ciudades. Seis de las diez primeras, 28 entre las 50 mÁs grandes. Tokio, segÚn los últimos datos, es la ciudad mÁs grande del mundo con casi 30 millones de habitantes.

Con su vertiginoso crecimiento, comenzado en los anos cincuenta del siglo XX, y con una increíble mezcla de futurista modernidad y de tradición, precisamente la capital de Japón es probablemente el prototipo de las grandes ciudades que han hecho su aparición durante el siglo XX, y la vanguardia de las inmensas conurbaciones urbanas que dominaran el siglo XXI. A comienzos del siglo XX, Tokio apenas tenía dos millones de habitantes, y menos de cuatro a finales de la segunda guerra mundial, cuando la ciudad quedo casi destruida por los bombardeos de los aliados.

Sin embargo, gracias a un formidable proceso de reconstrucción, ya en 1970, 25 anos después del final de la guerra mundial, Tokio tenia 15 millones de habitantes. Dos razones que pueden explicar ese rápidos crecimiento son el boom demográfico que se produjo en todo el mundo gracias a la mejora general en las condiciones de vida. en especial en lo que respecta a la alimentación y la sanidad (y de forma más acentuada, si cabe, en Japón), y la segunda fue la rapidísima industrialización de la capital japonesa, que atrajo a la ciudad a muchos habitantes de los poblados rurales de su entorno, que llegaban en busca de una oportunidad de trabajo y de una buena retribución, un fenómeno que, de hecho, caracterizo el crecimiento urbano durante el siglo XX en todo el continente.

Según un informe de las Naciones Unidas de 2002, Tokio permanecerá como la ciudad más poblada del mundo en 2015, pero cada vez tendrá más cerca otras grandes aglomeraciones urbanas, casi todas asiáticas. Dentro de diez anos, se habrán situado entre las primeras diez ciudades del mundo Dakha, capital de Bangladesh, las indias Bombay, Delhi y Calcuta, pero también Yakarta y Karachi, todas con más de diez millones de habitantes. Faltan en estas previsiones, las grandes metrópolis chinas, que en los últimos veinte anos se han desarrollado a ritmos de excepción y previsiblemente continuarán haciéndolo en la primera mitad de este siglo.

Fuente Consultada: Grandes Ciudades del Mundo Cattaneo-Trifoni

Las señales de transito Señales Viales Iconos Indicaciones Viales

Señales de Tránsito o Viales Los Iconos Indicaciones

El auto, el tren, la bicicleta, el colectivo, son algunos de los innumerables MEDIOS DE TRANSPORTE. Éstos circulan en las calles de las ciudades y en las rutas de las afueras, por lo tanto exigen un orden: saber cuándo un auto puede adelantar a otro, cuándo avanzar y cuándo detenerse, en qué lugar los peatones tienen más derecho que los conductores… Esas y muchas otras acciones están ordenadas por las reglas de tránsito.

CONOCERLAS Y RESPETARLAS ES PARTE DE LA EDUCACIÓN VIAL.
En las calles de las ciudades, si observas atentamente, verás diferentes señales que te informan (por ejemplo, la senda peatonal indica el sitio por el que los peato-deben cruzar la calle). También verás algún cartel que previene accidentes (como los que comunican la presencia de hombres trabajando). O verás una flecha pintada en el asfalto que indica que en esa esquina está permitido doblar a la derecha…

SEÑALES DE REGLAMENTACIÓN

Descargar Los Iconos

Animación Sobre las Señales

LAS 10 SEÑALES VIALES MAS UTILIZADAS

Si se detiene, use la baliza para evitar accidentes.
En autopistas, prohibido circular en bicicleta
Respete “Prohibido estacionar”
Los niños menores de 10 años deben atrás con culturen seguridad.
Respete las velocidades máximas
Si quiere detenerse, use los espacios ‘”Permitido estacionar”
Respete el ‘No retornar”
No beba alcohol antes ni durante el viaje
Lleve el matafuegos a su alcance, dentro del habitáculo
Los cinturones de protegen a quienes los usan

IMPORTANCIA DE ENSEÑAR A RESPETAR LAS REGLAS DE TRÁNSITO:
No les quepa duda, cuando sus hijas e hijos aprenden educación vial, aparte de aprender a salvaguardar su vida y la de los demás, están aprendiendo mucho más. Están desarrollando su inteligencia emocional, están consolidando sus vínculos con la sociedad, con su entorno, están también aprendiendo a autorrespetarse y a respetar a los demás y a todo cuanto les rodea.

Circular correctamente significa no empujar a un anciano con bastón, cruzar la calle con el semáforo en verde y también aparcar la bicicleta en el lugar adecuado (y no, por ejemplo, agrediendo el tronco de un árbol joven acabado de plantar).

Por supuesto, cuando los padres y madres enseñan a su pequeños a circular con respeto y a cumplir a rajatabla las normas de circulación, aparte de ofrecerles un valioso seguro de vida, les están obsequiando con mucho más. Las personas capaces de respetar unas normas de circulación, bien como peatones o pasajeros, bien como conductores, son personas que demuestran ser capaces de vivir en sociedad y compartir un espacio común con sensatez y generosidad.

Por eso, la circulación vial debe estar considerada como un importante valor ético, comparable con la solidaridad, el respeto, la paz, la libertad o la fraternidad, por citar sólo algunos ejemplos.
Podemos pues, efectuando un divertimento lingüístico, agregar la siguiente máxima: «Para saber cómo es una persona, sólo hay que observar cómo conduce y cómo circula».

Reflexionemos y pensemos pues, y de eso no les quepa la menor duda, que nuestro espacio y libertad como peatón, pasajero o conductor empieza o acaba allá donde empieza o acaba el espacio y la libertad de las restantes personas que nos rodean, y que circulan por las mismas calles que nosotros, también en calidad de peatones, conductores o pasajeros.(Fuente: Guía Pedagógica de Seguridad Vial – Educación Urbana)

TEST: ¿QUE TAL TRANSITAMOS? Debes Responder Verdadero (V) o Falso (F)

Así averiguamos si, realmente, conocemos la información que transmiten y comunican, y si nuestro comportamiento es suficientemente cívico y respetuoso. Luego, nos autoevaluamos con la tabla

1 Sólo cruzamos cuando el semáforo está en verde de forma fija.
2 Estamos atentos a las señales de tránsito posicionadas en un palo vertical, y también a las marcas viales, las señales pintadas sobre el pavimento o calzada.
3 Cumplimos las indicaciones que nos comunican las señales de tránsito según nuestro apuro. Cumplir las señales no es tan importante.
4 Cuando vemos una señal de peligro, extremamos la prudencia.
5 Cruzamos la calle con el semáforo en rojo, aunque no circulen vehículos por la calzada.
6 Si circulamos en bicicleta no respetamos el stop, es solo para otros vehículos
7 Si una calle es peatonal (porque así lo indica una señal de tránsito), hacemos caso a la señal y no circulamos por ella en bicicleta.
8 Si vamos en bicicleta y vemos una señal de peligro o prevención, que indica que por donde estamos circulando suelen haber niños y niñas, no nos preocupamos y circulamos normalmente.
9 Si vemos a un amigo o amiga no cumplir la indicación de una señal de tráfico, le explicamos que si todo el mundo respetase las señales de tránsito se evitarían la mayor parte de los accidentes de circulación.
10 Sólo cruzamos la calle por el paso o senda peatonal, aunque el semáforo esté en verde.

Autoevaluación:
De 0 a 3 puntos !Uy,uy!,uy!, esto está francamente mal.
De 4 a 6 Hay que esforzarse un poco mas, aunque vas en buen camino
De 7 a 8 Buena calificación , sigue aprendiendo sobre la circulación publica
De 9 a 10 Eres muy bueno, y conoces las normas básicas de tránsito

PARA LOS PEATONES EN LA CIUDAD

En las calles de las ciudades, los peatones compartimos gran parte del espacio por el que circulamos con los vehículos. El espacio destinado a los peatones son las aceras (veredas o banquetas). Veamos qué normas debemos seguir los peatones cuando circulamos por la calle.

1 normas de transito y señales Seguimos las indicaciones de las señales de tránsito y los semáforos.
2 normas de transito y señales Usamos los pasos o sendas peatonales.
3 normas de transito y señales Caminamos siempre por las aceras, lejos de los bordes. Sólo bajamos a la calle cuando tenemos que cruzar.
4 normas de transito y señales Cruzamos únicamente en los pasos o sendas peatonales.
5 normas de transito y señales Cuando cruzamos, antes de bajar a la calle, observamos hacia ambos sentidos de circulación por si se acerca un auto
6 normas de transito y señales No pasamos nunca entre dos vehículos estacionados.
7 normas de transito y señales Nunca atravesamos un cruce en diagonal. Para ir a una esquina opuesta, cruzamos dos veces en ángulo recto (90° grados).
8 normas de transito y señales Ayudamos a los discapacitados, ancianos y niños a cruzar las calles.
9 normas de transito y señales Jugamos en lugares alejados del tránsito de vehículos.
10 normas de transito y señales Prestamos atención a las entradas y salidas de autos de los garajes.
TEST DEL PEATÓN RESPONSABLE Debes Responder Verdadero (V) o Falso (F)
1 Estamos atentos a los cambios de luces del semáforo. Sólo avanzamos cuando el semáforo se ha puesto en luz verde. Nunca cruzamos en ámbar o amarillo, y jamás en rojo.
2 Cruzamos la calle a paso ligero y estamos atentos por si cambia el semáforo y un auto arranca velozmente.
3 Si estamos utilizando el celular cruzamos la calle por el paso o senda peatonal, sin preocuparnos
4 Andamos por la calle de un modo disciplinado: no circulamos de manera descuidada, chocando contra los otros peatones, interceptando el paso de los demás, gritando y dando empujones.
5 Sabemos que es peligroso circular por el borde de la acera (vereda o banqueta). Nunca lo hacemos.
6 Siempre paseamos por la acera. Nunca lo hacemos por la calzada.
7 Siempre cruzamos la calle en línea recta (es el camino más corto). Jamás lo hacemos en diagonal.
8 Cruzamos cuando el semáforo se pone en luz verde, pero antes de avanzar miramos a ambos lados. Así nos aseguramos de que no se acerca un auto.
9 Cuando en el paso o senda peatonal aguardamos poder cruzar la calle, lo hacemos en la calzada, nunca en la acera.
10 Descendemos de los vehículos por el lado de la calzada, y no cruzamos hasta que el vehículo del que hemos descendido se ha alejado.

Autoevaluación:
De 0 a 3 puntos !Uy,uy!,uy!, esto está muy mal, debes mejorar como peatón
De 4 a 6 Vas por buen camino, pero debes seguir aprendiendo las normas del peatón
De 7 a 8 Buena calificación , casi eres un buen peatón
De 9 a 10 Eres un peatón responsable

LA BICI COMO MEDIO DE TRANSPORTE.
Alrededor de los ocho años la mayoría de los chicos tiene un mayor interés por andar en bicicleta por la vía publica, en viajes hacia la escuela, el club, la casa de un amigo o la plaza del barrio.
Pero atención: para circular por las calles de la ciudad es necesario conocer las normas de un ciclista:

• La Legislación Nacional prohíbe a los menores de diez años conducir una bicicleta por la vía publica a no ser que vayan acompañados de otra persona de mayor edad.
• Las indicaciones de los semáforos vehiculares tienen total validez para los ciclistas.
• Hay que circular por la derecha o por los lugares reservados para el tránsito de bicicletas (carriles)
• No hay que tomarse de otro vehículo.
• Es indispensable respetar todas las señales de tránsito: señales verticales (Pare, Dirección Obligatoria, Contramano… en fin: las que vez en las páginas siguientes) y las marcas en el pavimento (líneas longitudinales continuas, sendas peatonales, líneas de Pare, etc.) En las esquinas, los peatones tienen prioridad para cruzar.
• Andar de a dos sobre una bicicleta -además de estar prohibido- es un gran peligro; se pierde estabilidad y se aumenta la distancia de frenado.

PARA LOS CONDUCTORES DE BICICLETAS

1

Si circulados por la calzada o por el carril bicicleta (si lo hay), debemos seguir las normas de conducción de un vehículo de motor, y además seguir unas normas concretas para la bicicleta. En realidad, debemos conducir con mucha precaución, ya que estamos compartiendo el espacio con los vehículos de motor.

2

Mucha precaución en los cruces. En los cruces muy
transitados, descendemos de la bicicleta y cruzamos a pie
arrastrándola.

3 No pedaleamos pegados a los autos aparcados o estacionados. Así no nos golpearán, si, de un modo imprevisto, abren la puerta de un vehículo.
4 Para adelantar a un transeúnte o a otro ciclista, primero avisamos con el timbre. Tras constatar que se han percatado de nuestra presencia e intención, avanzamos, pero siempre por la izquierda.
PARA
“PARAR”
ÓPARA
“GIRAR”

Para girar o parar, siempre miramos primero detrás de nosotros. Así averiguamos si es posible realizar la maniobra deseada. Las maniobras se indican con el brazo izquierdo.

1 Cómo indicar que paramos
Primero miramos hacia atrás. Luego, extendemos el brazo izquierdo lateral y horizontalmente, al tiempo que lo subimos y lo bajamos. Poco a poco reducimos la marcha hasta parar por completo.
2 Cómo indicar que giramos a la izquierda
Primero miramos hacia atrás. Luego, extendemos el brazo hacia la izquierda,
y giramos sin brusquedad.
3 Cómo indicar que giramos a la derecha
Primero miramos hacia atrás. Luego, levantamos el brazo izquierdo flexionando el codo (el brazo debe quedar en forma de «L»), y giramos sin brusquedad.

PARA LOS PEATONES EN CARRETERAS

Por las carreteras deben circular los vehículos, y no los peatones. Pero si no nos queda más remedio que desplazarnos por la carretera, seguimos las siguientes normas:

1 A pie por la carretera circulamos siempre por la izquierda, bien alejados de la calzada, en el sentido opuesto al de los autos. Así controlamos los vehículos que se nos aproximan frontalmente.
2 La carretera tiene doble sentido de circulación (derecha e izquierda). Por eso, antes de cruzar se debe mirar a la izquierda y a la derecha. Cuando estamos seguros de que no es peligroso cruzar, atravesamos la carretera.
3 Por las carreteras, los vehículos circulan mucho más rápido que en las ciudades. Por eso, debemos cruzar por el lugar que tenga más visibilidad.
4 Antes de cruzar la carretera, calculamos a qué distancia se encuentran los vehículos que se aproximan por ambos lados y la velocidad a la que circulan.
5 Si vamos en grupo, nos desplazamos en fila, uno detrás de otro, ordenadamente y sin juguetear.
6 Si circulamos con bolsas o paquetes, los sujetamos con la mano del lado opuesto a la calzada. Así evitamos que algún vehículo nos golpee o arrastre al engancharse el paquete al auto.
7 Por la noche hay poca visibilidad, por eso debemos llevar linterna y elementos fluorescentes o reflectantes en la ropa, para que los conductores de los vehículos nos distingan con facilidad.
8 Un peatón jamás camina por la autopista o la autovía.

CURIOSIDAD: EL FUTBOL Y LA LUZ AMARILLA DE LOS SEMÁFOROS: El popular historiador argentino, Daniel Balmaceda, nos cuenta en su libro:”Historia de las Palabras”, una singular historia donde explica como nació la idea de colocar una luz amarilla en los semáforos.

Durante el mundial de futbol en Inglaterra, en el año 1966, Argentina debía enfrentar al local, y el historiador lo cuenta así: ” El partido se llevó a cabo en el estadio de Wembley, el 23 de julio. Durante el primer tiempo, Antonio Ubaldo Rattín estiró su pierna para detener a Bobby Charlton y el arbitro alemán Rudolf Kreitlein (quien esa tarde dio clases de pésimo arbitraje) lo amonestó. A los 35 minutos, Roberto Perfumo derribó a un inglés en la puerta del área. Rattín, capitán del equipo, se quejó ante Kreitlein por la actitud agresiva del jugador inglés que recibió la falta. El réferi le hizo entender por señas que si seguía hablándole, lo expulsaba.

Continuó el juego, Rattín se acercó al arbitro, insistiendo sobre el tema y el alemán lo expulsó. Fue en vano que el argentino intentara explicarle que siendo el capitán podía hablarle. De todas maneras tuvo que salir y continuaba con las pulsaciones altas afuera de la cancha. Un ex réferi inglés, Ken Aston (empleado por la FIFA luego de su retiro), intentó calmarlo.

El dato curioso es que cuando el alemán expulsó a Rattín, lo hizo mediante señas: no existían las tarjetas. Además, al finalizar el partido (que la Argentina perdió por un 0-1), el alemán informó que los hermanos Jackie y Bobby Charlton —del equipo inglés— habían sido amonestados. El tema de las amonestaciones generó una polémica porque los espectadores, los periodistas y a veces los técnicos no se enteraban hasta que terminara el juego. En ese problema pensaba Ken Aston —el que intentó calmar a Rattín— cuando manejaba por las calles de Londres, un tiempo después.

Un semáforo lo obligó a frenar. Ahí se le ocurrió, viendo las luces del aparato, la idea de las tarjetas. Sugirió la amarilla como amonestación, es decir, advertencia; y la roja para expulsión. Las tarjetas comenzaron a usarse en el Mundial de 1970.”

Descargar Los Iconos de Tránsito

Animación Sobre las Señales

Zimbabue: Restos Arqueologicos de Ciudad de Piedra Zimbawe

ZIMBABUE: ANTIGUA CIUDAD DE PIEDRA

Durante la segunda mitad del siglo XIX se descubrieron en Rodesia del Sur unas ruinas impresionantes: Zimbabue, fortaleza de piedra que, probablemente, fue construida después del siglo XI. Pese a las excavaciones e investigaciones realizadas, los sabios siguen encontrándose ante numerosos enigmas. Actualmente se cree que Zimbabue fue el centro del poderoso reino de Ofir, citado en la Biblia y famoso por sus minas de oro. A principios del siglo XIX, la población autóctona, los rozwis, fue sometida por los ngonis, y Zimbabue se sumió en la decadencia y se convirtió en unas misteriosas ruinas.

Al sur de la ex Rodesia, hoy República de Zimbawe,  en medio de un impresionante paisaje, en un lugar en el cual la naturaleza todavía reina como dueña absoluta, y donde el hombre apenas es tolerado, se alzan las ruinas de una de las mayores y más antiguas construcciones de todo el continente africano: Zimbabue.

Cuando los blancos descubrieron este lugar en la segunda mitad del siglo XIX, se encontraron ante un enigma. Parece ser que Zimbabue, es decir, «gran casa de piedra», era una fortaleza construida, siglos atrás, por la mano del hombre en un valle rodeado de escarpadas montañas.

De los vestigios que subsisten se ha deducido que los constructores no sólo utilizaron enormes bloques de piedra, sino que también los fabricaron. Esto es tanto más sorprendente cuanto que en el momento del descubrimiento, esto es, numerosos siglos después de  que  Zimbabue  hubiera   sido construida, la población de esta región seguía viviendo en primitivas chozas de arcilla.

ZIMBABUE: UNA GRAN CIUDAD DE PIEDRA

Los primeros europeos que contemplaron las ruinas fueron los portugueses, en el siglo XVI. Fueron ellos los que difundieron la leyenda de que era la ciudad de la mítica reina de Saba.

En 1871, el investigador alemán Karl Gottlieb Mauch (1837- 1875) logró encontrar Gran Zimbabue. Muchos de los interrogantes que plantean sus ruinas desde entonces están relacionados con la destrucción de vestigios arqueológicos por parte de cazatesoros y arqueólogos aficionados entre 1890 y 1910.

La ciudad en ruinas consta de tres partes: la llamada Acrópolis, que se alza sobre una colina en medio de curiosas formaciones rocosas, el valle de las Ruinas y el recinto Elíptico o Gran Plaza.

 Este último está rodeado por una muralla de piedra de 253 metros de largo construida sin mortero y cuyas piedras están talladas como ladrillos. Tiene una altura de entre 4,9 y 10,7 metros.

El interior del recinto está distribuido en numerosos edificios y plazas pequeños que no se sabe para qué servían. Sin embargo, el mayor misterio de todos es la torre cónica situada junto al muro exterior. Dicha torre ha estimulado la fantasía de los investigadores desde siempre, ya que no desempeña ninguna función aparente y carece de puertas, ventanas y escaleras.

Algunos opinan que se trata de un sím bolo fálico-religioso, emblema de la fertilidad del país, mientras que otros la consideran algo así cómo una torre de señalización o un observatorio.

mapa zimbabue

En el sudeste de Zimbabue, entre los ríos Zambeze y Orange, se encuentra Zimbabue,  una ciudad en ruinas que supone un misterio desde hace siglos. Comerciantes y navegantes hablaban de un lugar que en el idioma de los shona se llamaba dzimba dza mabwe, “grandes casas de piedra”. La leyenda dice que se trata de la ciudad de la reina de Saba.

 EL ORO DEL REY SALOMÓN: La búsqueda de las fabulosas minas de Ofir, de donde procedían los tesoros del rey Salomón, ha ocupado al hombre durante siglos. En 1522 el historiador portugués Joáo de Barros describió una fortaleza en Sofala que ostentaba una advertencia indescifrable en la puerta. Los habitantes de la región se llamaban symbaoe, lo que suena muy parecido al actual Zimbabue. Los primeros hallazgos se remontan hasta el siglo IV a.C.

La ciudad vivió su época de máximo esplendor, que se prolongó durante más de 400 años, entre los siglos X y XV como centro del Imperio Munhumutapá, que abarcaba los países actuales de Zimbabue y Mozambique.

Esos cuatro siglos se dividen en tres períodos: ya en el siglo XI existía una poderosa zona de influencia, puesto que la extracción de oro se inició alrededor del año 1000. Se sospecha cierta influencia hindú, porque la técnica de prospección utilizada es la misma que en la India.

En el segundo período, a partir del siglo XIII, el comercio exterior tuvo que intensificarse notablemente, puesto que en 1932, durante unas excavaciones sistemáticas, fueron descubiertos fragmentos de cerámica de la dinastía Ming (1384-1644) y de la Persia de los siglos XIII y XV.

Ese comercio floreciente y la riqueza que comportó dieron lugar a la arquitectura monumental cuyas ruinas se pueden admirar en la actualidad. Gran Zimbabue empezó a decaer en el siglo XV, al iniciarse el tercer período. Las causas del declive de una civilización tan avanzada, la única de África a excepción de la egipcia muy anterior a la invasión árabe y el colonialismo europeo, no están claras. Se cree que pudo deberse al fin o la interrupción del comercio exterior.

 GRAN ZIMBABUE, CENTRO COMERCIAL: El arqueólogo Wilfried Mallows defiende la teoría según la cual Gran Zimbabue fue un importante centro comercial que, más tarde, fue utilizado por los árabes como enclave para el tráfico de esclavos. El singular carácter de la ciudad en ruinas y su fascinante relación con Arabia, la India y el Lejano Oriente dan alas a la imaginación de investigadores y visitantes y la convierten en uno de los monumentos más grandiosos y enigmáticos del mundo.

AMPLIACIÓN DEL TEMA:

Es difícil decir con exactitud cómo eran los hombres que hicieron de Zimbabue una importante fortaleza. Algunos de los raros vestigios humanos hacen pensar en los bosquimanos, y se tiende a admitir que existieron ciertas relaciones entre estos últimos y los amos de Zimbabue. Quizá los bosquimanos sólo trabajaron a su servicio.

Los habitantes de Zimbabue explotaron importantes yacimientos mineros y eran expertos en el arte de trabajar los metales. Desde Zimbabue gobernaban un extenso y poderoso Estado. Mantuvieron relaciones comerciales con regiones situadas en la costa oriental de África, en donde habían fundado factorías, especialmente en Zanzíbar.

Este Estado debió de ser muy poderoso, sobre todo en los siglos XVII y XVIII. Estaba gobernado por un soberano que no sólo ejercía los poderes políticos, sino que también poseía gran dominio religioso. Este gran Estado, que producía oro en abundancia, estaba dominado por un pueblo negro, los rozwis, quienes parece ser que fueron excelentes organizadores.

Zimbabue era el centro de un territorio de unos 400.000 km², en el que vivían y trabajaban centenares de miles de personas.

Indudablemente, la riqueza de este territorio provocó la envidia de otros pueblos. Hacia 1830, los rozwis fueron sometidos por una población menos civilizada, los ngonis. Según parece, lo que quedaba del pueblo primitivo no pudo conservar y perpetuar las grandes tradiciones de los rozwis.. Zimbabue cayó rápidamente en decadencia y fue cubierta por el velo del misterio.

Las ruinas de Zimbabue recuerdan, en cierto modo, la arquitectura india, en la que gran parte de las murallas está hecha con pesados bloques de piedra superpuestos sin mortero. El valor de las construcciones de Zimbabue es muy desigual, y en ellas se advierte una importante evolución según el período durante el cual fueron edificadas.

Una de las ruinas más importantes, a la que se ha dado el nombre de acrópolis, se alza sobre una colina de granito situada en medio de la llanura. Esta acrópolis es una construcción caprichosa cuyos planos aprovechan algunas paredes naturales de roca. La parte más importante ha sido llamada sala del trono. Es una estancia muy grande que se supone estaba antaño destinada al soberano.

En las ruinas de Zimbabue se han encontrado numerosos objetos: flechas de hierro, puntas de lanza, numerosos aros que se utilizaban para adornar las piernas, mucho hilo de bronce y algo de hilo de oro, espadas de hierro, anillos, collares, copas de esteatita y cántaros de hueso para agua y cerveza. Originales estatuas de piedra representan pájaros estilizados, con largas patas, cuello largo y delgado y cuerpo relativamente pesado.

Excepto algunas estatuillas u objetos menudos, nada ha quedado de todo el oro que durante tantos siglos se extrajo alrededor de Zimbabue.

CRONOLOGÍA DE SU HISTORIA:

——— 800-900 ———
Comienza la extracción de oro y cobre
en la meseta de Zimbabwe, en el sur de África.

——— 1000 ———
Los shona dominan Zimbabwe. Comienzan a construir la ciudad amurallada de Gran Zimbabwe.

———1400 ———
Los karanga, rama de los shona, establecen el imperio mwanamutapa. Los karanga trafican con marfil, oro y
cobre con los comerciantes árabes de las costas orientales de África.

——— 1450———
Se completa la construcción de la ciudad amurallada de Gran Zimbabwe. La ciudad alcanza su apogeo.

——— 1470———
Los rozwi, elementos rebeldes de los karanga, forman el imperio rival de changamire.

———1500 ———
Los rozwi se apoderan de Gran Zimbabwe.

———1830 ———
Los rozwi son vencidos por una tribu del  sur, los nguni. Caída del imperio changamire. La ciudad de Gran
Zimbabwe es abandonada.

———1895 ———
La Compañía británica de África del sur  ocupa la mayor parte de Zimbabwe y vence a la tribu nguni. El territorio pasa a llamarse Rhodesia en honor del  magnate británico Cecil Rhodes.

———1898———
Rhodesia se divide en dos territorios, Rhodesia del Norte (act. Zambia) y Rhodesia del Sur. Ambas serán colonias
británicas con autogobierno.

———1980 ———
Rhodesia del Sur alcanza la independencia y pasa a  llamarse Zimbabwe.

Fuente Consultada:
Civilizaciones de Occidente Tomo A y B Jackson Spielvogel
La Aventura del Hombre en la Historia Tomo 1
Historia del Mundo Grupo Z Multimedia DK
Atlas de la Historia del Mundo Kate Santon y Liz McKay
Gran Enciclopedia de la Historia Todolibro

Coober Pedy (Australia),Una Ciudad Subterránea

 

Tiermes La Ciudad de Piedra Megalitos de Piedra Monumentos Petra Ciudad

La ciudad de Tiermes, en el norte de España, en los límites de la meseta superior y el valle del Tajo, llama sobretodo la atención porque muchos de sus elementos arquitectónicos no fueron construidos, sino tallados en la roca. Sin embargo, la piedra está esculpida con tanta habilidad y originalidad que existen serias dudas acerca de si las culturas a las que se atribuye Tiermes intervinieron realmente en su creación. La ciudad es objeto de estudios arqueológicos desde finales del siglo XIX.

LA HISTORIA DE LA CIUDAD DE PIEDRA…

No se sabe exactamente quien ni cuando fundó Tiermes, en la provincia castellana de Soria. La primera mención de la ciudad la hizo el matemático y geógrafo Tolomeo (hacia loohacia 175), quien alude a Tiermes como la ciudad de los arévacos, un pueblo celtíbero. Se sabe que la ciudad fue sometida por los romanos en el año 98 a.C. Durante el siglo I d.C. Tiermes devino la capital de una provincia romana, lo que supuso un impulso económico para la ciudad y la ejecución de obras nuevas, como un foro y un acueducto.

Tiermes cayó en manos de los visigodos en el siglo VI o VII, y de los moros a principios del siglo VIII. El hecho de que la ciudad estuviera situada justo en la frontera entre cristianos y musulmanes originó el declive de la cultura local en el transcurso de las décadas siguientes. Tiermes perdió toda su relevancia como muy tarde a partir del siglo XII. Alrededor de 1888, después de visitar la ciudad, el historiador Nicolás Rabal inició los primeros estudios científicos de los restos arquitectónicos, que se han conservado gracias al clima templado.

Los restos arqueológicos visibles corresponden a la ciudad romana, que alcanzó su máximo esplendor en el siglo I. De esta época destacan las imponentes construcciones romanas de varios pisos, asentadas en la blanda de la arenisca roja, donde también excavaron sus estancias subterráneas o bodegas, para conservar los alimentos. Era ciudad importante, a la que llegaban y de la que partían diversas vías de comunicación, que a juzgar por la información recuperada y por los restos arquitectónicos conocidos, se prolonga en el siglo II y tal vez en el III. De época Bajo Imperial se carece casi por completo de información quedando algunos materiales arqueológicos aislados, y durante el periodo visigodo aumenta la ausencia de referencias en las fuentes documentales y arqueológicas.

Y SUS HABITANTES

Muchas de las construcciones de Tiermes son insólitas para su época o las culturas de su tiempo, como el sistema de tuberías, que servía tanto para el suministro de agua como para la evacuación de las aguas residuales. Es evidente que en ciertos puntos hacia falta algún tipo de mecanismo de bombeo para que el sistema pudiera funcionar, pero no tenemos ninguna pista de cómo pudo haber sido dicho mecanismo. Muchas paredes y techos son inusualmente gruesos: no son raras las paredes con un grosor de entre 1,5 y 3 metros. Además, muchos de estos edificios y plazas públicas presentan rampas sobre las que parece adivinarse un sistema de vías de 1,40 metros de ancho. Toda la meseta está surcada por estrechas muescas que, en ocasiones, desembocan en pasadizos subterráneos.

En la década de 1960, algunos investigadores apuntaron que esos vestigios, más que de su época, parecían propios de un sistema de defensa antiaérea moderno en el que estuviera previsto que los civiles se refugiaran en búnkeres mientras las fuerzas de defensa enviaban el armamento pesado a los lugares correspondientes mediante rieles. Conforme avanzaban las excavaciones se descubrieron más restos que no se corresponden con las fortalezas de la época, como unos fosos que recuerdan las trincheras de la Segunda Guerra Mundial y a los que nadie parece encontrar explicación. Además, no ha sido posible atribuir su autoría a alguno de los pueblos que vivieron en Tiermes desde la conquista romana. Se cree que la ciudad es más antigua de lo que se suponía hasta ahora y en sus orígenes estuvo habitada por un pueblo que utilizaba esas singulares instalaciones para un fin determinado.

En las décadas de 1980 y 1990 se especuló con la idea de que se trataba de vestigios dejados en la prehistoria por extraterrestres al defenderse de los ataques procedentes del espacio. Ante tales hipótesis, los científicos serios prefieren remitirse a antecedentes más recientes en los que tales conjeturas han podido ser refutadas por nuevos hallazgos científicos.

Troya Ciudad Perdida Civilizaciones Desaparecidas Schliemann Explorador

INTRODUCCIÓN:
EN LAS LLANURAS DE TROYA

En su mayoría, los eruditos del siglo pasado dudaban de que Troya hubiera realmente existido, considerándola más bien una creación de la fantasía del poeta, como tantos otros lugares descriptos en la “Ilíada”. Sin embargo, se afirmaba que Alejandro Magno, al invadir el Asia Menor en el año 334 a. de J.C. había rendido honores a Aquiles y a Príamo sobre las ruinas de Troya. Y la tradición señalaba, como posible emplazamiento de la antigua ciudad, una llanura situada sobre la orilla asiática del estrecho de los Dardanelos. Hacia allí se trasladó Schliemann, siguiendo el probable derrotero de Alejandro, y con el texto de la “Ilíada” en la mano exploró la zona, tratando de reconocer los aspectos del paisaje según la descripción efectuada por Homero tres mil años atrás.

Según el poeta, el rey Príamo había presenciado los principales lances de la guerra de Troya desde las torres de la ciudad. Recordándolo, Schliemann detuvo su atención en una colina llamada Hissarlik, de sólo unos treinta metros de altura, pero cuya posición era la más adecuada para situar una ciudad desde cuya atalaya se habría podido dominar toda la llanura circundante.

Tras las gestiones para obtener de Turquía el permiso, Schliemann pudo comenzar las excavaciones, contratando a ochenta obreros. Fue penoso el trabajo y larga la expectativa. Pero de pronto las herramientas empezaron a exhumar vasos, armas, enseres domésticos: restos que evidenciaban las ruinas de una antigua ciudad. Nuevos hallazgos de murallas y tesoros confirmaron a Schliemann en su sensacional descubrimiento: ¡había hallado la ciudad de Troya!

De allí en adelante las excavaciones se siguieron incansablemente. Y fue desconcertante encontrar bajo unos muros ¡otros! ¡Nueve ciudades superpuestas hallaron los zapapicos y las palas en el corazón de la colina Hissarlik! Cada una de estas ciudades había surgido en el mismo sitio varios siglos después de la destrucción de la anterior. Los constructores de cada ciudad habían nivelado —ellos mismos— las ruinas de la ciudad precedente. Aún más, habían utilizado aquellas piedras para las nuevas casas y murallas.

LA HISTORIA DE LA BÚSQUEDA:
Un arqueólogo millonario, aficionado en busca de su sueño, encontrar Troya

SCHLIEMANN HEINRICH EN BUSCA DE LA CIUDAD PERDIDA DE TROYALos griegos atacaron Troya hace más de 3.200 años, en el siglo trece a.C. Las historias sobre esta guerra eran ya viejas en el siglo cuarto a.C., época del filósofo Aristóteles y de Alejandro Magno. Nadie sabe con certeza quién fue Homero ni cuándo vivió (aunque es probable que viviera en el siglo ocho a.C., hace más de 2.800 años).

Con el paso de los siglos y los milenios, el recuerdo de la guerra de Troya se desvaneció en el pasado lejano y sólo quedaron los mitos y las leyendas de los poemas homéricos.

Así estaban las cosas cuando el adinerado alemán Heinrich Schliemann (imagen) , aficionado a la arqueología, se propuso encontrar Troya. Con algo más que su fe en Homero, excavó no una sino un conjunto de nueve Troyas, construidas una sobre otra. Luego viajó a Grecia y descubrió la poderosa civilización de Micenas, que también aparece en la saga de Homero.

Vida del Aventurero: La vida de Schliemann es fantástica. Nacido en la pobreza en 1822, sobrevivió a un naufragio mientras amasaba una fortuna en los negocios. Ya por 1860 tenía dinero suficiente, y tomó la decisión de proseguir con su obsesión por Homero.

Viajó a Grecia y se casó con una joven de 17 años (él tenía 47); luego se fue a Turquía para buscar la antigua Troya.  Como arqueólogo aficionado, Schliemann cometió errores, y puede que hasta haya hecho trampa. Expertos posteriores lo acusaron de haber enterrado algunos objetos que luego dijo haber descubierto. Sin embargo, su éxito es indiscutible. Con el descubrimiento de Micenas abrió la Grecia continental a sucesivas oleadas de fructífera exploración arqueológica.

De pequeño se abocó a estudiar griego con entusiasmo, pero su padre quedó sin trabajo y ya no le pudo pagar las clases. Entonces Henirich, de doce años, se empleó como mandadero y fue ascendiendo lentamente, en una carrera de comerciante azarosa, en su lucha pertinaz; su sueño era hacerse rico ¿Pero para qué? Para buscar Troya. Para hacer la ruta de Ulises, conocer Itaca, hallar en las grutas sicilianas aquella donde Ulises fue presa de Polifemo, el gigantesco Cíclope, encontrar la isla de la maga Circe… las joyas de Helena.., las huellas de la cólera del pélida Aquiles…

Schliemann consiguió su primer objetivo: se hizo rico. Y dedicó su fortuna y el resto de su vida a seguir la ruta de Ulises, con el libro de Homero en mano.
Viajó a Turquía, se instaló en las colinas de Bunarbachi,lugar que hasta el momento los eruditos abocados a la cuestión identificaban con Troya. Esta identificación se debía sólo a la presencia de fuentes naturales similares a las que Homero describe en La Ilíada. Este es el pasaje:

La primera era de agua caliente: el vapor la cubría cual si allí se encontrara, a un lado, un fuego encendido.
Y la otra brotaba en verano como el granizo o lo mismo que nieve fundida o agua muy helada.

Al encontrarse junto a las fuentes de la presunta Troya, Schliemann sacó su termómetro y comprobó que las dos fuentes tenían la misma temperatura. Así que los historiadores se equivocaban, bajo la tierra de la triste colina no podía estar Troya. Tampoco el riacho que serpenteaba junto a la colina se identificaba con el caudaloso río que el poeta llama Escamandro.

Pero ya que el prestigio troyano había coronado a la cenagosa colina por tantos años, Schliemann hizo una prueba más, una buena muestra de la excentricidad y tozudez de su método de trabajo: reconstruyó un hecho de La Ilíada, una reproducción de la escena tal vez más famosa: el combate de Héctor y Aquiles; le pagó a un hombre para realizar con él una experiencia fatigosa, pero sin duda original, aunque tal vez reñida con la calma que deben mostrar los hombres de ciencia.

Cuenta el texto que los dos héroes hicieron corriendo tres veces la vuelta a las murallas de Troya. Yeso llevaron a cabo el alemán y su empleado turco. Corrieron ambos, persiguiéndose, alrededor de la colina. La carrera duró dos horas y sólo lograron dar la vuelta a la colina una sola vez. En tanto Aquiles y Héctor habrían dado, según el poema, la vuelta completa tres veces, en una sola tarde. Esta prueba fue suficiente para Schliemann: Troya no estuvo allí. ¿Entonces dónde?

Schliemann recorrió la zona, y una colina que se alzaba en las cercanías llamó su atención porque en ella encontró numerosos tiestos y cacharros antiguos. La colina se llamaba Hizarliz, que en turco significa ‘palacio’, por lo que el nombre resultaba sugestivo. Sus investigaciones le hicieron presentir que allí podía hallar la ciudad que buscaba. La colina recordaba en todo a los paisajes descriptos por Homero, tenía el tamaño indicado.., y la tradición del lugar la llamaba simplemente Nueva Ilión, en recuerdo de la ciudad antigua. Schliemann confiaba en las tradiciones transmitidas por vía oral. Después de todo, así se había mantenido en el tiempo el poema homérico.

Fueron años de lucha y trámites con las autoridades turcas. Por fin, al comenzar las excavaciones, aparecieron los primeros resultados alentadores. Se desenterraron murallas y ocultas en ellas, estaban las joyas que el emocionado Schliemann llamó “de Helena”. Sus métodos, aunque muy criticados, rindieron frutos, los arqueólogos por fin reconocerían su trabajo.

Guiado por Homero, invirtiendo su fortuna para hacer realidad su sueño, este hombre que unos admiraban y otros denostaban, y contra el cual se pueden formular innumerables críticas, tuvo el coraje intelectual de creer en lo que nadie creía y su búsqueda de años le dio la razón. La ciudad de Ilión, la Troya más amada, donde sucedió el sitio más famoso de la historia, quedó descubierta a los ojos de los hombres, y por sus antiguas murallas pasean las sombras de los dioses olímpicos y llora el rey Príamo. Y callados para siempre los gritos desgarradores de la princesa Casandra, subsiste el sutil eco del poema más amado y leído de todos los tiempos.

El lugar mágico se había hecho realidad. Y si bien la mayoría de nosotros no visitó ni visitará nunca las ruinas de Troya, existe un poderoso incentivo en la lectura del poema a partir del hecho de que el mito se ha visto reforzado por la realidad. La energía de Troya y sus guerreros atraviesa los siglos y permanece intacta en nuestros días, gracias a Heinrich Schliemann.

Versión Moderna de la Búsqueda: Schliemann contrató obreros y comenzó las excavaciones. Aunque parezca irónico, no se detuvo al pasar por lo que los arqueólogos posteriores identificaron como la probable Troya de la guerra (alrededor de 1250 a.C.), situada sólo tres niveles por debajo de la superficie.

Schliemann excavó hasta una capa anterior a la de la antigua Troya, fechada alrededor de 2000 a.C., probablemente unos 700 años más antigua que la Troya de Homero. En 1874 encontró inapreciables artefactos de oro y anunció, erróneamente, que se trataba de los tesoros de Príamo, el rey troyano de La ilíada.

Insatisfecho aún, Schliemann volvió a Grecia para buscar el palacio del rey Agamenón, el jefe de los griegos en La ilíada. Y, por increíble que parezca, no sólo encontró evidencias de la civilización micénica, que floreció mucho antes de la Grecia clásica (nombre que los historiadores dan al período comprendido entre cerca de 479 y 323 a.C.), sino que descubrió nuevas piezas en oro, que databan de 1550 a.C.

Las nueve ciudades de Troya
Heinrich Schliemann, bucanero de la arqueología, fue un hombre excepcionalmente decidido. Era sueño de su juventud descubrir la perdida ciudad de Troya. Inició sus excavaciones en Hisarlik en 1870 y a ello dedicó 20 años. De manera más bien impetuosa, Schliemann excavó una gran zanja a través del montículo de Hisarlik, y tuvo la desgracia de destruir parte del estrato que más anhelaba encontrar: la Troya homérica.

Se quedó comprensiblemente desconcertado ante las múltiples capas de la colina que excavaba, pero logró identificar cuatro ciudades distintas y sucesivas por debajo de la ciudad romana de Ilium, llegando a la conclusión de que la segunda en orden era la Troya que anhelaba. Los arqueólogos no se mostraron muy de acuerdo con su conclusión, lo cual irritó a Schliemann y acrecentó su satisfacción cuando, en 1873, descubrió lo que llamó «el tesoro de Príamo».

Según comentario de Schliemann, fue extrayendo el tesoro y entregándoselo a su joven y bella esposa griega, Sophia, quien lo envolvió en su chai para preservarlo tanto de los funcionarios griegos como de los obreros. Existe una fotografía de Sophia engalanada con las resplandecientes «joyas de Helena». Además de este tesoro, se encontraron copas, puntas de lanza y pendientes, que probablemente procedían de Troya II o Troya III (c 2200 a.C), fecha que no coincide con la Troya de Hornero, seguramente Troya VI, destruida hacia el 1260 a.C.

Por desgracia, todos estos objetos, a excepción de un par de pendientes y algunos otros, pequeños, desaparecieron en Berlín en 1945. Podrían haber sido utilísimos para futuras investigaciones acerca de estas ciudades desaparecidas.

El edificio mejor conservado de las nueve ciudades de Troya es un anfiteatro, en la parte sur de la ciudad. Surge como consecuencia del programa de reconstrucción iniciado por Julio César en el siglo l aC, y forma parte de la última y más extensa ciudad de Troya, Troya IX que quedó definitivamente abandonada hacia el 350 dC.

¿Qué queda de las ciudades de Troya?: Muchos visitantes han rechazado esta Troya por pequeña y humilde. En efecto, parece increíblemente pequeña cuando se la compara con la imagen clásica de la poderosa ciudadela fortificada de Príamo. Sólo mide 137 por 183 m, apenas el espacio suficiente para unas cuantas docenas de viviendas, más, quizá, otras mil personas residiendo en los alrededores. Pero la extensión es precisamente uno de los rasgos más conmovedores de Troya, al hacerla parecer tan vulnerable.

La playa donde los griegos atracaron sus barcos está ahora 15 Km. más alejada que cuando el furioso Aquiles arrastró el cuerpo destrozado de Héctor en torno a las murallas de Troya. Persisten aún dos de los fenómenos que Hornero describió: el viento que sopla incesantemente entre las hierbas altas (no ocurre así en ningún otro lugar de la zona) y las pequeñas encinas achaparradas, que parecen ser originarias del lugar.

PARA SABER MAS…
EL TESORO DE LA COLINA

Comenzó sus excavaciones en 1871, después de algunas tentativas en el 70, pero no en Burnabashi, el lugar en que, según los sabios, se habría asentado la antigua Troya. Él había hecho viajes, había observado largamente la naturaleza del terreno, las colinas, la costa, los cursos de agua. Aquello no podía ser la antigua Troya, porque Hornero no describió tales parajes.

El lugar aludido por las descripciones era Hissarlik, una colina próxima al mar. Schliemann empezó a excavar allí. Sofía, su joven esposa, lo animó en todo momento compartiendo sus opiniones, que discrepaban con las teorías de los “expertos” oficialmente reconocidos. Fueron días de gran tensión, complicados por las dificultades de todo género que le pusieron las autoridades turcas; pero Schliemann tuvo fe constante en su triunfo. Al principio de sus trabajos desenterró algunas cosas: vasos, piezas de cerámica de todas clases, utensilios de piedra, restos de antiguos muros, cimientos, columnas, terrazas. Pero eran residuos que podían encontrarse en casi todos los puntos de aquella tierra, descubrimientos arqueológicos normales.

SofiaEra necesario avanzar más en la empresa; las excavaciones se aceleraron y sacó a la luz, en estratos superpuestos, los restos de nueve ciudades. Cada estrato escondía los restos de una ciudad, construida sobre las ruinas de la precedente. Schliemann observó que los materiales del segundo estrato mostraban claramente las trazas de un enorme incendio: ¡Era Troya! Su alegría fue inmensa. Rebuscó febrilmente entre todos los objetos que aparecían, las armas, los utensilios, las joyas del reino de Príamo.

Sofía, esposa de Schliemann

Llegó, por fin, el día del triunfo: el 14 de junio de 1873 Schliemann descubrió algo que le arrancó una exclamación de sorpresa, rápidamente ahogada. Mandó a todos los excavadores a sus casas, con el pretexto de que era su cumpleaños y que deseaba darles asueto. En realidad, quería quedarse solo con su fiel esposa para deleitarse con aquello que había esperado toda su vida.

Cuando todos se hubieron alejado, se acercó al sitio que atrajera su atención y excavó sin descanso hasta que, entre sus manos, brillaron diademas, broches, cadenas, brazaletes y collares, todo de oro y piedras preciosas.
El tesoro de Príamo quedó recogido en el rojo chal de Sofía, y Schliemann lo miró extasiado. Después tomó una de las diademas más preciosas y la puso en la cabeza de su mujer, imaginando que era una reencarnación de Helena, la divina Helena por la que se batieron héroes y semidioses.

FAMA Y HONORES PARA EL “OBSTINADO”
Schliemann continuó excavando hasta el año de su muerte. Desde 1876 a 1878 se dedicó a excavar en Micenas, ciudad de Agamenón. También allí descubrió, contra el parecer de los sabios, la tumba del rey y de otros guerreros que participaron en la guerra de Troya. Las encontró en el interior de la Acrópolis, guiándose por los datos de un fragmento del escritor griego Pausanias; y, junto con los restos funerarios, salió a la luz un tesoro de grandísimo valor y de incalculable importancia histórica. El mismo Schliemann escribió, más adelante, sobre la emoción profunda que se adueñó de él cuando se encontró ante las mascarillas de oro de tantos ilustres muertos. Junto con las mascarillas de oro halló también joyas, armas, vajillas y objetos preciosos de toda suerte.

Después de los descubrimientos de Micenas volvió a Hissarlik, y luego investiga entre las ruinas de Orcómenos, de Beocia y en Tirinto, de Creta. Entre viaje y viaje descansaba en su espléndida casa de Atenas, construida a semejanza de los antiguos palacios griegos, y cuidaba sus negocios. Daba, además, ciclos de conferencias y publicaba libros de arqueología, que ya no eran acogidos con sonrisas de escepticismo.

Obtuvo honores y fue recibido triunfalmente en muchos lugares del mundo. El kaiser, en reconocimiento de la donación del tesoro de Príamo, que cedió al Museo Etnográfico de Berlín, lo condecoró con la Orden del Mérito, lo hizo ciudadano honorario de Berlín y lo nombró miembro de la Academia de Ciencias.

Schliemann lo tuvo todo: riquezas, fama, honores y satisfacciones. Pero su vida, siempre errabunda, lo había fatigado. Una otitis, padecida durante años, se agravó y hubo de pensar seriamente en curarse. Precisamente cuando regresaba de un lugar de cura y se preparaba a pasar la Navidad en Atenas, antes de emprender una nueva campaña de excavaciones, la muerte lo sorprendió en Nápoles.

En su lúcida agonía, que duró un día, el financiero arqueólogo repasó toda su existencia. Plena de actividad, le proporcionó la gloria de ver realizados sus sueños de la adolescencia.

Fuente Consultada: Lugares Misteriosos – Paula Ruggiere Historia del Mundo Tomo I – Lugares Misteriosos Volumen II

Ritos Funerarios Formas de enterrar a los muertos Tradiciones Costumbres

Ritos Funerarios Formas de enterrar a los muertos

Quizá sea lo único que tenemos en común que tenemos todas  las culturas de este planeta: cuando se nos muere un ser querido, tratamos de honrar su memoria de la manera mas solemne posible. Tan sólo difieren las formas externas, el ritual, que se adapta siempre a la idea que sobre el más allá cultiva cada pueblo.

En efecto, tal y como lo confirman diversos hallazgos arqueológicos, el hombre de Neandertal fue la primera criatura que enterraba a sus muertos siguiendo una suerte de ritual. En una sepultura infantil hallada en Teshik Tash (Uzbequistán, ex-URSS), el cuerpo estaba rodeado por una corona de cuernos de cabra montés, mientras que en otros enterramientos cercanos los restos estaban adornados con cráneos de animales. Tampoco es infrecuente encontrar en tumbas neandertalesas todo tipo de objetos de ajuar, armas y alimentos, que debían servir para la vida en el más allá.

En la localidad francesa de La Ferrassie los arqueólogos encontraron una tumba que disponía incluso de- una piedra tallada en forma de cazuela para que el finado pudiera prepararse la comida. Y en Shanidar, en el Kurdistan iraquí, descubrieron una sepultura en la que se habían depositado claveles, jacintos y malvas, flores tan coloridas como olorosas.

El siguiente escalón evolutivo dio paso al hombre de Cromagnon, que vivió en el paleolítico superior, desde los años 33.000 a 10.000 antes de Cristo, aproximadamente. En consonancia con su mayor nivel de desarrollo cultural, estos antepasados nuestros construían tumbas mucho más elaboradas y lujosas que el hombre de Neandertal. En una de ellas, localizada en Rusia y de unos 24.000 años de antigüedad, yacían los restos de un hombre vestido con una capa tejida con más de 3.000 perlas de marfil engarzadas. En otra cueva —sepulcros típicos del paleolítico superior— los arqueólogos encontraron jabalinas de marfil, 8.000 perlas del mismo material y numerosos anillos y brazaletes, con los que se pretendía reflejar el rango del fallecido tanto en esta vida como en la otra.

ritos funerarios ancestrales

Según los prehistoriadores, la hibernación de los osos en sus grutas durante la época invernal, y su despertar en primavera, habría sido, para el hombre de Cromagnon, el origen de la creencia de que la regeneración se llevaba a cabo con la ayuda de espíritus en cavernas silenciosas, recónditas y oscuras. Una idea que también queda patente en algunas pinturas rupestres. En unas cuevas con más de 15.000 años de antigüedad se ha encontrado una pintura que representa a una persona muerta de la que sale su alma, simbolizada esquemáticamente bajo la forma de un pájaro. Se trata del primer documento donde se ilustra la confianza del hombre en la inmortalidad.

La esencia de este remoto concepto —el saliendo del cuerpo inerte— ha perecido inalterada a lo largo de los miles de años de manera más o menos manifiesta. El más claro lo vemos todavía hoy entre indios del Perú: entierran a sus muertos tumbas de adobe en las que, a la altura a cabeza, practican una abertura en forma de chimenea para que pueda escapar el  alma, pero después de garantizar la renovación o liberación del alma, el ser humano ha hecho denodados intentos, una y otra vez, de sustraerse a la desintegración de la carne. En el año 7000 antes de Cristo, en Jericó ciudad agrícola más antigua del mundo, intentaban conservar el visaje de los difuntos, como demuestra el hallazgo arqueológico de siete cráneos cuyos rostros habían sido cubiertos con máscaras mortuorias personalizadas hechas de yeso y arcilla. Este ritual serviría para evitar la corrupción de la parte más significativa del cuerpo humano, la cara.

El mismo deseo mostraban por aquel entonces los pobladores de la vieja Europa cuando levantaban panteones a base de gigantescos bloques de piedra sin labrar: los dólmenes que aún pueden encontrarse en Portugal, Bretaña, las Islas Británicas, y en parte de España. Estos constituyen, junto a los túmulos de la edad de piedra hallados en Centroeuropa, los primeros intentos de mantener los cuerpos libres de la presión desintegradora de la tierra durante el mayor tiempo posible, con el fin de llegar a la otra vida con el mínimo deterioro.

Pero, indudablemente, quienes más se han ocupado y preocupado de sus muertos son los antiguos egipcios. Casi todo en su cultura giraba alrededor de este tema, como demuestran sus dioses dedicados a la muerte, su tribunal de muertos, sus pomposos ritos

funerarios con embalsamamiento incluido, sus necrópolis y pirámides, e incluso su Libro de los Muertos. Los jeroglíficos que adornan las cámaras funerarias de las pirámides nos confirman que los egipcios creían firmemente en la resurrección. Se imaginaban la vida en el más allá como una existencia material, en la que los difuntos gozan de todos los placeres y privilegios que habían experimentado en la vida terrena.

Por eso, originalmente los faraones se hacían acompañar por esclavos, soldados y sirvientes —que morían asfixiados por la falta de aire—, amén de abundante comida y bebida, suntuosos carruajes, barcas y tesoros, algo que también hacían los reyes sumerios y los emperadores chinos. Más adelante abolieron la cruel costumbre de emparedar vivos a sus sirvientes, sustituyéndolos por figuras talladas en madera. Pero lo mas importante de todo era, naturalmente, conseguir una buena momificación: el cuerpo debía permanecer incorrupto para poder seguir las instrucciones secretas, inscritas en forma de jeroglíficos, que les devolverían la vida en el más allá.

Los antiguos egipcios creían que el fallecido era conducido por un barquero al otro lado del río, en dirección Oeste, donde sería recibido por Osiris, el dios de los muertos. Curiosamente, también los griegos clásicos pensaban que el reino de las sombras, al que llegaban las almas de los difuntos, se encontraba en la parte occidental del mundo. En su mitología, el espíritu del muerto sólo podía ser conducido por el barquero Caronte a la otra orilla del río Aqueronte en el caso de que el cuerpo hubiera recibido sepultura bajo tierra. De haber quedado insepulto, se vería obligado a vagar durante cien años a orillas del río antes de poder realizar su último viaje. Caronte recibe un óbolo por cada transbordo, y ése es el motivo de que los griegos pusieran una moneda bajo la lengua de los fallecidos, antes de enterrarlos.

El horror a la descomposición ha perdurado hasta nuestros días, como lo demuestra la costumbre occidental de vestir y acicalar los cadáveres para que parezcan como vivos por lo menos durante el velatorio. Pero, una vez más, quienes más lejos han llegado en el intento de ocultar a la vista el proceso fisiológico que sigue a la muerte son los estadounidenses, que en buena lógica también ostentan el récord mundial de gastos de entierro. En los funeral borne, las funerarias, el muerto, si así lo había dispuesto en vida, puede ser amortajado sentado ante su escritorio preferido y con un puro en la boca. Un producto químico inyectado en su sistema circulatorio retrasará la descomposición durante unos cuantos días. Incluso en el caso de que el cadáver presente una herida en la cabeza, las técnicas cosméticas ofrecen resultados tan espectaculares que los familiares tendrán la sensación de que el finado simplemente está dormido.

Antes de seguir con nuestro relato, regresemos a la actualidad y desde hace varios años una la empresa conocida como Celestis. Como tampoco podría ser otro el país donde tiene su sede: Estados Unidos, y más concretamente Florida, bien cerca del centro espacial de Cabo Cañaveral. El servicio que ofrece: lanzar al espacio los restos mortales de clientes a un precio ligeramente superior al de un funeral convencional.

Para ello disponen de un moderno laboratorio donde reducen, por medio de un tratamiento de alta temperatura y presión, a ceniza muy fina y ligera los restos del ver, previamente incinerados en un crematorio convencional. A continuación introducen esta ceniza en una pequeña cápsula metal noble, sobre cuya superficie inscriben nombre del fallecido. Las cápsulas se van almacenando en un contenedor del tamaño de un satélite de comunicaciones. Una vez lleno, avisan a los familiares de los finados para que acudan al lugar del despegue, donde se celebrará una ceremonia religiosa interconfesional.

El cohete, un Conestoga II de cuatro etapas y combustible sólido, coloca el contenedor coros microsepulcros en una órbita a 3.000 kilómetros de altura, lejos de las trayectorias de otros satélites, pero aún visible si se apunta sobre las coordenadas correctas con un telescopio de aficionado. «Y allí permanecerá durante 63 millones de años, en el limpio y puro vacío espacial, libre de las fuerzas desintegradoras que reinan en la Tierra, en una paz inviolable», como reza la publicidad de Celestis.

El sepelio espacial, por extravagante que nos parezca, enlaza directamente con el sentido último de todos los ritos funerarios, en cualquier época y cultura: preservar la memoria de los muertos a lo largo del tiempo. Probablemente sea la tradición más antigua del mundo, pues arranca hace 70.000 años, en el seno de las pequeñas comunidades que formaba el hombre de Neandertal. La principal característica de este precursor del ser humano moderno es que ya tenía conciencia de sí mismo. Pero con el desarrollo de este concepto de la individualidad también llegó al mundo la idea de la muerte. Los sueños, y fundamentalmente aquellos cuyo protagonista era una persona fallecida, dieron lugar a la creencia en el más allá y en la existencia de una vida después de la muerte.

El colmo de la tecnología aplicada a la conservación de los cuernos es la máquina inventada por Jeff Weber, director de la empresa Eternity Foundation of Americe, con sede en Clearwater (Florida). Se trata de una cámara de liofilización en la que el cadáver, previamente congelado, es sometido a un proceso de sublimación de la humedad en un ambiente de vacío atmosférico, igual que se hace con el café. Después del tratamiento, la apariencia externa del cadáver permanece inalterada (excepto los ojos, que al estar constituidos casi exclusivamente de agua, desaparecen, por lo que han de ser sustituidos por unos de cristal), pero en su interior se ha evaporado todo el agua. El cuerpo pesa ahora un setenta por ciento menos y es incorruptible, a menos que se derrame agua sobre él. Precio: 25.000 dólares.

cuadro sintesis ritos funerarios

Petra Ciudades de Piedra Monumentos de Piedra Jordania Ciudad de Piedra

La historia de Petra se remonta hasta el siglo III a.C, como capital de los nabateos que logró mantenerse, como tal, hasta el siglo I d.C. La ciudad formó parte del importante entramado de las rutas comerciales de las caravanas que transportaban incienso, metales preciosos, hierbas aromáticas y betún desde el Mar Mediterráneo, como ya dejara escrito el historiador griego Diodoro de Sicilia en el siglo I a.C.

A pesar de los intentos que se vienen realizando, a través de las excavaciones arqueológicas, para desenmascarar la historia de este pueblo, todavía resulta imposible establecer un hilo conductor uniforme.

En agosto de 1812, durante un viaje por Oriente, el suizo Johann Ludwig Burckhardt (1784-1817) (imagen) se enteró por boca de un peregrino de que muy cerca de donde se encontraba habla una ciudad excavada en la roca.

Con un pretexto cualquiera consiguió que los beduinos lo condujeran hasta allí, y así fue como descubrió la ciudad de Petra en un desfiladero de 1.200 metros de longitud y 100 metros de altura en algunos tramos. Hasta ese momento, los europeos creían que Petra era sólo una leyenda.

LA CIUDAD EN LA ROCA: Los hallazgos más antiguos señalan que el hombre habitaba la garganta del Siq (del árabe significa, garganta, desfiladero) ya en el Neolítico. Los orígenes de la ciudad de Petra, situada en la actual Jordania, se remontan a la tribu de los edomitas, enemigos acérrimos de Israel, que se asentaron en este lugar.

Los edomitas hicieron de Petra uno de mas principales centros comerciales de Oriente Próximo.

Sin embargo, gran parte di los edificios esculpidos en la roca fueron obra de los nabateos o, al menos, adquirieron su forma actual gracias a ellos, como el Tesoro del Faraón (Khazne al-Firaun), originalmente una tumba rupestre, el Teatro Romano, con un aforo de 5.000 localidades, el centro de la ciudad, con su avenida con columnata, y otras tumbas rupestres que sugieren que Petra fue primero una ciudad funeraria y que posteriormente fui ampliada.

Los nabateos cayeron bajo la dominación en el año 106 d.C.

La ciudad de Petra, ubicada en Jordania, a pesar de mantener oculto más del setenta y cinco por ciento de sus construcciones, ha conseguido despertar el entusiasmo de todo el mundo desde el año 1812, cuando Johann Ludwig Burckhardt la identificó como tal. Para llegar a la ciudad de Petra es necesario recorrer el siq, un estrecho desfiladero que serpentea entre paredes montañosas.

A la salida del pasadizo, lo primero que ve el visitante es la fachada, básicamente griega, del Jazna, una «aparición» tan incongruente en medio de las montañas del desierto que parece el decorado abandonado por un equipo cinematográfico.

Tras su descubrimiento en 1812, diversos exploradores revelaron al mundo los esplendores de Petra. En 1826, dos franceses —el conde León de Laborde y el ingeniero Maurice Linaut— trazaron dibujos de la ciudad, siguiendo una línea romántica pero de gran realismo.

La región y su capital, Bostra, fueron anexionadas al Imperio Romano y Petra perdió su protágonismo. Grandes partes de la ciudad de piedra fueron destruidas por sendos terremotos en los años 363 y 551, y sus habitantes la fueron abandonando.

Es casi seguro que la ciudad ya estaba prácticamente deshabitada cuando la región fue conquistada por los árabes en el año 663. Después de las Cruzadas medievales, Europa se olvidó de Petra, y con el tiempo la ciudad se fue convirtiendo en leyenda, hasta su redescubrimiento. Las excavaciones no se iniciaron basta la década de 1920, y más o menos por la misma época se abrió la ciudad al turismo.

¿Quiénes fueron los habitantes de Petra?
Los nabateos, una tribu de pastores nómadas extraordinariamente hábiles, convirtieron Petra en el centro de su imperio hace más de dos mil años. Procedían del noroeste de Arabia y a partir del siglo V aC, durante un periodo de 600 años, extendieron sus dominios hacia el norte, hasta llegar a Damasco. Antes de la invasión de los nabateos existió un emplazamiento edomita —Edom, que significa rojo, era el nombre bíblico de esta región—, pero fueron aquéllos quienes excavaron la ciudad en la roca. Además, desarrollaron un estilo arquitectónico propio, una cerámica delicada y característica y un magnífico sistema de irrigación, fundamental para la historia y la prosperidad de la ciudad.

Estratégicamente situada en un cruce de antiguas rutas comerciales, Petra acogía a numerosos mercaderes que trasportaban mercancías del Mediterráneo, Egipto, Damasco y Arabia. Los nabateos controlaban las rutas de caravanas y se hicieron ricos y prósperos contando con Petra como base casi inexpugnable. La roca tenía una importancia vital, y por ello no resulta sorprendente que su principal dios, Dusares, estuviera simbolizado en bloques de piedra y obeliscos, que pueden encontrarse en el siq y en toda la ciudad, que posteriormente adquiriría la denominación de Petra, «piedra».

En los siglos inmediatamente anteriores y posteriores al nacimiento de Cristo, los nabateos vivieron el periodo de máximo esplendor, contabilizando Petra una población de unas 20.000 personas. De vez en cuando, debían defenderse de ataques de sus vecinos, en especial los romanos del norte, que ya en el 63 aC habían intentado conquistar Petra. Estos lo consiguieron definitivamente en el 106 dC, fecha en que Petra, aparentemente sin litigio, pasó a formar parte de la provincia romana de Arabia.

La dinastía nabatea se había extinguido, y la población coexistió con los romanos durante más de un siglo. Durante este tiempo, Petra siguió prosperando, y los romanos construyeron el teatro y la columnata. Cuando Petra pasó a formar parte del Imperio cristiano bizantino en el siglo iv, la Tumba de la Urna fue convertida en iglesia, y la ciudad, en sede de un obispado. Pero con el establecimiento de la era musulmana en el siglo vn, comenzó a ignorarse el destino de Petra, con la excepción de una breve estancia de los cruzados, que construyeron un sencillo castillo en lo alto de una colina al oeste de la ciudad.

PETRA TURÍSTICA: Entre sus maravillas podemos encontrarnos con el siq o pasadizo que nos conduce a la ciudad escondida de los nabateos, pasadizo que popularizó el cine en películas como la de Indiana Jones y su afamada “Ultima cruzada”. Una vez dentro sorprende la colosal ciudad diseñada con manifestaciones helénicas, lo cual no es de sorprender si entendemos que el pueblo nabateo, aún siendo de origen árabe, se dejó influir de forma plena por el estilo arquitectónico y escultórico griego.

La fachada del Templo es buena muestra de lo dicho. Pero más aún, en el año 106 a.C. la ciudad fue conquistada por el imperio romano, pudiéndose visitar en Petra el espectacular Teatro Romano, con capacidad para más de 3000 espectadores, o varias calzadas romanas cuyas ruinas permanecen bastante bien conservadas. La visita a Petra conlleva la visita a su Tesoro, el Propileum y el Monasterio en los que encontraremos de nuevo marcadas influencias griegas. En el interior de la ciudad contemplaremos la bella decoración de las Tumbas, las puertas de entrada a las distintas estancias, y las columnas esculpidas en la piedra y en la zona de excavaciones visitaremos el Alto y Bajo Temenos, y El nicho de la Exedra.

¿LÓGICA O MISTERIO?

La ciudad de Petra fue construida en un largo desfiladero seguramente por motivos estratégicos. Sin embargo, para conquistar una ciudad situada en un lugar de esas características basta con hacerse con el control de los riscos circundantes, siempre que los edificios se hallen en la garganta. Pero los constructores de Petra fueron más listos y ubicaron las casas en el interior de las paredes.

De ese modo adquirieron una gran ventaja, porque el enemigo ya no podía atacar sin más los edificios y mucho menos evaluar la fuerza combativa y la resistencia de sus habitantes. También había algún edificio en el desfiladero, pero se trataba sobre todo de comercios que apenas ofrecían ninguna pista acerca del armamento y el número de habitantes. Para conquistar Petra era necesario desistir de la propia defensa y asaltar el desfiladero sin protección. Demasiado riesgo para muchos enemigos, como quedó demostrado en varias ocasiones.

El carácter legendario que tuvo Petra en Europa durante mucho tiempo contribuyó a popularizar ciertos mitos y sucesos acerca de este lugar que han perdurado hasta nuestros días, sobre todo durante el siglo XIX, cuando los no musulmanes tenían prohibido visitar la ciudad. Pero, en realidad, ni es una ciudad antediluviana ni tiene un origen enigmático.

Ingenieros hidráulicos

La existencia de la ciudad roja de Petra, ubicada en un área semidesértica y con un escaso régimen anual de lluvias (entre 50 y 250 milímetros anuales) fue posible porque tanto los primeros edomitas como los nabateos, después, descubrieron cómo almacenar el agua. Los constructores nabateos fueron también grandes maestros en el arte de la ingeniería hidráulica.

Desarrollaron un sofisticado sistema de acueductos alimentados por tres vertientes ubicadas lejos de la ciudad, dentro de una cuenca pluvial de 92 kilómetros cuadrados. Construyeron diques, embalses (muchos destinados a evitar inundaciones), grandes cisternas, tanques, aljibes y fuentes públicas. El agua circulaba por canales excavados en las rocas y revestidos con un revoque impermeable  o por tuberías de terracota (los nabateos fueron hábiles ceramistas).

No sólo la usaban para abastecer a la ciudad. También la desviaban para regar sus cultivos en terrazas hechas en las laderas de las montañas y para que beban sus rebaños de animales. Constituía un verdadero oasis para las caravanas que atravesaban el desierto. Aunque el consumo estaba estrictamente reglamentado, se ha estimado que llegaban a Petra unos 40 millones de litros de agua por día. Tal abundancia llamó la atención del geógrafo e historiador griego Estrabón (64 o 63 a. C.-21 a 25 d. C), quien en el siglo I. a C. escribió sobre su abundancia, tanto para uso doméstico como para el riego de jardines.

Mitos y leyendas:

En el siglo XIX se divulgo la noticia del redescubrimiento de la ciudad de Petra aunque solo podan visitarla musulmanes. Eso suscito la aparición de macabros rumores acerca de la permanencia en el interior de las casas de piedra de los restos de los últimos cruzados que estuvieron en la ciudad.

Además, algunos relatos hacían alusión al supuesto origen bíblico de Petra según el cual Moisés hizo manar agua de una piedra en ese Jugar para abastecer al pueblo judío Un rumor que corría en el siglo XIX afirmaba que el agua estaba envenenada y sólo lo sabían los musulmanes Otras historias acerca de las atrocidades perpetradas contra los cristianos en la aislada: ciudad de piedra por parte de criaturas en parte vivas y en parte muertas  y de los grandes tesares que debían de estar escondidos en pasadizos subterráneos laberínticos dieron pie a la fama de Petra como ciudad inquietante y a la vez fascinante.

Ver Una Presentación Con Excelentes Imágenes

Foto Panoramica de Machu Picchu Camino del Inca Ciudad Perdida Peru

FOTO PANORÁMICA DE LAS RUINAS MACHU PICCHU

La ciudad perdida de los incas
El último reducto inca se construyó sobre una montaña en una curva del río Urubamba. No fue una ciudad perdida ni un refugio desconocido en sus días de esplendor, pero la decadencia del imperio convirtió este lugar tan apartado en una ciudadela fantasma rodeada de selva y precipicios poblados de orquídeas.

En 1911, el historiador norteamericano Hiram Bingham descendió por el curso del Urubamba, en la ladera oriental de los Andes peruanos. Su propósito era encontrar las ruinas de Vilcabamba, el último bastión donde los incas resistieron a los conquistadores españoles después de la conquista de la ciudad de Cuzco. En un meandro del río, un campesino llamado Melchor Arteaga se ofreció a enseñarle otras ruinas, escondidas en un monte imponente a orillas del Urubamba. Se trataba del monte Machu Picchu, que en quechua significa «monte viejo» o «viejo sabio».

En lo alto del monte, había terrazas de cultivo, viviendas, escalones, plazas, observatorios y templos sepultados por la maleza. Al año siguiente, Bingham regresó al frente de una expedición financiada por la Universidad de Yale para excavar las ruinas, que aún suponía las de Vilcabamba. Los arqueólogos posteriores han identificado esta última ciudad con Espíritu Pampa, un asentamiento más modesto descartado por la expedición. Ya en 1912, el descubrimiento de Bingham planteaba profundos interrogantes. ¿Con qué propósito había sido construida Machu Picchu? ¿Por qué había sido abandonada? ¿Por qué no figuraba en las crónicas de ninguno de los conquistadores?.

Según los hallazgos arqueológicos, Machu Picchu fue edificada en el siglo XV, durante el reinado de Pachacuti, el gobernante más poderoso de la historia de los incas. Por su ubicación, pudo ser concebida como un puesto de avanzada desde el que se preveía conquistar la cuenca amazónica. Sus templos, altares y observatorios, que son sólo comparables con los de la capital imperial de Cuzco, indican que fue un importante centro ceremonial.

El propio Hiram Bingham, en su libro La ciudad perdida de los incas, llegó a sugerir que se trataba de la cuna espiritual del imperio del Tahuantinsuyo. Hasta su muerte, no obstante, insistió en que Machu Picchu era Vilcabamba.

Ampliar La Información Sobre Machu Picchu

Foto Panoramica de la Muralla China Fotografia de la Muralla China

PANORÁMICA DE LA MURALLA CHINA:
Entre todas las construcciones gigantescas del mundo, la más gigantesca es, sin duda la gran muralla china. Se extiende a través de una longitud de 2450 Km. (lo que corresponde aproximadamente a la distancia de Sevilla a Bruselas), desde la costa del Mar Amarillo hasta las estepas del centro de Asia, desde Sutchou, en Kansú, hasta Shanhai-kuan, en el golfo de Liay-tung, por regla general de 16 m de altura, con una anchura de 8 m en la base y de 5 m en lo alto. La muralla cruza dos veces el Hoang-ho.

En Hopeh se divide, para protección de Pekín, en dos ramas. Cada cien metros debió de haber en tiempos una torre de vigilancia, en total más de 40 000. Se ha calculado que la gran muralla se construyó con 300 millones de metros cúbicos de material, suficiente para levantar 120 pirámides de Cheops o un muro de 2 m de altura alrededor del ecuador. La historia de este muro se remonta a 2600 años. Pero la gran muralla actual es mucho más reciente. Sus partes importantes son del siglo XV, época en que reinaba en China la dinastía Ming.

Las primeras murallas chinas no fueron construidas como defensa contra enemigos exteriores, sino que más bien su construcción fue debida a asuntos internos chinos. De este modo se protegió el estado Tchu a principios del siglo VI a. de J.C., por medio de una muralla fronteriza, contra los asaltos de los estados vecinos del norte, y en los siglos siguientes siguieron su ejemplo los estados Tchi de tamariscos. Las torres medían unos 10 m de alto por y Vei. Hacia el año 320 a. de J.C. hicieron lo mismo los Chin, y unos decenios más tarde se sumaron a los ejemplos históricos Tschau y Yen. Por lo general deben de haber sido muros de tierra con torres de vigilancia.

El emperador Tchi-huang-ti (221-210 a. de J.C.) fue el primero en disponer la construcción de una muralla con miras defensivas de cara al exterior. Mantuvo, en parte, las defensas ya existentes, mientras que en parte hizo levantar murallas nuevas, para evitar que los “bárbaros” y “demonios” hicieran incursiones en su imperio. No se trataba todavía de una muralla continua. Los puntos claves de la línea defensiva eran torres, cuyos muros exteriores se componían de ladrillos gigantescos (48×48 X18 cm.)

El espacio cerrado por la obra se llenaba con una mezcla apisonada de arcilla, cantos rodados y ramas 6 de ancho. El muro de barro que unía las torres entre sí no estaba fijado por medio de murallas, pero el loes apisonado demostró ser tan resistente que se han conservado partes de esta muralla hasta nuestros días.

Monte Etna Erupciones Flora y Fauna Ubicacion Altura Caracteristicas

Según la mitología griega, Zeus, durante su victoriosa guerra contra los gigantes, fulmina al terrible Tifeo; pero, en vez de anular para siempre su terrible fuerza, lo sepulta bajo la imponente mole del Etna. El monstruo, devorado por la ira, escupe torrentes de fuego que, arrasando cuanto encuentran en su camino, acaban precipitándose en el mar. Por su parte, Hefesto (Vulcano para los romanos), dios del fuego y herrero de los dioses, instala su fragua en las entrañas de la montaña y, con la ayuda de los cíclopes, bate el hierro infatigablemente. Estos antiquísimos testimonios literarios, que hincan sus raíces en mitos y leyendas seguramente prehistóricos, confirman la milenaria actividad eruptiva del Etna.

El 4 de septiembre de 2007 el Etna erupcionó violentamente vomitando lava a hasta 400 m de altura, junto con ceniza y humo, que fueron lanzados sobre los pueblos en las cercanías del volcán. Fue visible desde las lejanas llanuras de Sicilia y concluyó a la mañana siguiente.

El Etna es un volcán activo en la costa este de Sicilia, entre las provincias de Mesina y Catania. Tiene alrededor de 3.322 metros de altura, aunque ésta varía debido a las constantes erupciones. La amplitud inferior de la base del volcán tiene 150 km. y limita al este con el Mar Jónico. La montaña es hoy en día 21,6 metros menor que en 1865. Es el volcán activo con mayor altura de la placa Euroasiática, el segundo en referencia a la Europa política después del Teide y la montaña más alta de Italia al sur de los Alpes. El Etna cubre un área de 1.190 km2, con una circunferencia basal de 140 kilómetros.

Testimonio gigantesco de la actividad de los antepasados del Etna es el hórrido y fascinante valle del Bove, al este del cuerpo principal del volcán, con sus escarpadas paredes de basalto que se yerguen perpendicularmente a más de mil metros de altura. Estas paredes no son mas que la parte interna de los grandes abismos por los que se derramaron las corrientes de lava de volcanes precedentes. Se calcula que en este valle había, por lo menos, tres volcanes que surgieron en épocas muy remotas y que después se hundieron a consecuencia de algún cataclismo.

LAS ERUPCIONES: Entre las erupciones más antiguas, vale la pena recordar la del año 396 antes de Cristo, porque influyó, en cierto sentido, en los acontecimientos históricos de su tiempo. La impresionante colada de lava llegó hasta el mar, cortando el camino a las tropas cartaginesas que, desde Naxos (Taormina) se dirigían hacia Catania. Fue probablemente esta colada, realizando un espectacular salto por un barranco al norte de la ciudad de Acireale, la que creó una de las escolleras más sugestivas de la costa oriental de Sicilia.

En tiempos más recientes tuvo lugar la más famosa y terrible erupción que pueda recordarse: la de marzo de 1669. A una cota de 1.000 metros, en la parte sur del volcán, sobre la población de Nicolosi, se abrió una fisura increíblemente amplia, que casi llegó hasta el cráter central. Se originaron al instante una serie de bocas explosivas que arrojaron una enorme cantidad de material, dando lugar a la formación de unas colinas de alrededor de 300 metros, los montes Rossi, que son de los más altos en su género. De la parte inferior de la gran fisura surgió un violento río de lava muy fluida que, destruyéndolo todo en su camino, rompió las murallas defensivas de Catania, sepultó una parte de la ciudad, y avanzó seiscientos metros mar adentro; la población se refugió en los campos circundantes que no habían sido alcanzados por la lava o en los barcos anclados en el puerto, que rápidamente se dirigieron a alta mar.

Un detalle curioso en esa historia de desolación es el sorprendente destino del bellísimo castillo Ursino, de construcción suaba, un fuerte que antes estaba aislado en el mar y que, una vez acabada la erupción, se encontró en el interior de tierra firme. Hoy día, el castillo, perfectamente conservado, forma parte de la ciudad.

Entre las erupciones del siglo XIX (y se cuentan precisamente diecinueve) vale la pena mencionar la del año 1865 por otro curioso detalle: la lava arrojada por el volcán llegó hasta los pinos situados a los pies del monte Frumento, el mayor de los conos adventicios del Etna, y formó alrededor de los troncos de estos árboles una envoltura de roca fundida que luego se solidificó sin quemarlos. Los pinos continuaron vegetando normalmente.

También fue notable la erupción de 1886, que dio lugar a la formación de un cráter adventicio, el monte Gemmellaro. En el curso de esta erupción, el flujo de lava amenazaba Nicolosi —abandonado ya por sus habitantes— pero, de repente e inexplicablemente, se detuvo detrás del santuario de Altarelli. Aquella aterrorizada gente lo atribuyó a un milagro… E importantísima, en nuestro siglo, es la serie de fenómenos que, a partir de mayo de 1911 originó la formación del cráter subterminal del nordeste y que se ha convertido en el desahogo de flujo más importante del volcán.

La erupción más desastrosa de este último periodo fue la de noviembre de 1928: la lava, que brotaba del valle del Leone, en la parte oriental del volcán, avanzó sin resistencia, destruyendo la pequeña y floreciente ciudad de Mascali, cortando carreteras y líneas férreas y llegando casi hasta el mar.

La mayoría de las erupciones posteriores afectaron la parte nordeste del volcán. Desde 1950 los fenómenos eruptivos se han sucedido prácticamente sin solución de continuidad, constituyendo un motivo de gran interés para los vulcanólogos de todo el mundo. Afortunadamente, la mayoría de las coladas, cuya capacidad es de centenares de millones de metros cúbicos de roca fundida, se canaliza hacia el inmenso valle del Bove, que se ha convertido en un verdadero depósito de seguridad, casi imposible de colmar. Sin embargo, al tomar otros caminos, la lava amenaza con frecuencia los centros habitados, por lo general centros de veraneo, que son muy numerosos en esta zona y se encuentran diseminados por las pendientes del volcán. Entre los más afectados figuran los municipios de Milo, Fornazzo y Rinazzo que, en los últimos cuarenta años, han sufrido la pérdida de bosques enteros, cultivos y sembrados, además de la destrucción de muchas casas de la periferia.

Pero, desde otro punto de vista, también hay que confesar que, muy a menudo, los edificios no han sufrido daños. Ello se debe a que las bocas eruptivas están localizadas casi siempre a cotas elevadas; o también al hecho de que una vez superadas las escarpadas pendientes de los primeros trechos, el recorrido de la lava se hace notablemente más lento a causa, a su vez, de los obstáculos e irregularidades que encuentra en ese terreno tan accidentado.

Por otra parte, el peligro para las vidas humanas puede proceder de determinadas explosiones, especialmente si algunos visitantes incautos se acercan demasiado a las bocas activas. Por ejemplo, en el verano de 1979, cayeron gruesos fragmentos de roca, desprendidos del cráter central, sobre un grupo de turistas que pasaban una temporada en Piano del Lago, matando a nueve de ellos. Por esta razón, se insiste siempre en recomendar que los excursionistas, aunque formen grupos numerosos, no se aventuren por las zonas altas del volcán sin ser acompañados por los guías profesionales, que siempre están disponibles en los refugios.

Algunas veces, mientras se producen los fenómenos explosivos; todo el cielo de los alrededores del Etna, momentos antes absolutamente claro y sereno, se oscurece de repente; entonces, sobre muchas ciudades del litoral empieza a caer una arena finísima y negra y diminutas escorias, proyectadas por los gases que, desde las entrañas del volcán, se han remontado hasta estratos muy altos de la atmósfera y que luego han sido esparcidos por el viento, llegando hasta lugares muy alejados.

En el verano de 1962, la incontenible presión de los gases internos hizo saltar el llamado “tapón” del cráter central: una impresionante masa de basalto y de escoria se levantó entonces verticalmente hasta unos centenares de metros, acompañada por un hongo de humo espectacularmente denso y rojizo. Esta columna de humo, de más de diez mil metros de altura y visible a gran distancia, fue comparada a la que produce una explosión atómica.

En la primavera de 1968 se produjo otro fenómeno impresionante, considerado por el insigne investigador Haroun Tazieff como único en la historia de la vulcanología. Y, desgraciadamente, su aparición tuvo pocos testigos. Ocurrió que, mientras un experto guía del CAÍ conducía un grupo de turistas a través del cráter central para admirar las fantásticas explosiones que se producían en el cráter del nordeste, se oyó a sus espaldas un estruendo ensordecedor, comparable al grito de un titán.

El guía, que se había quedado solo porque los turistas huyeron rápidamente, pudo ver cómo se elevaba una columna de fuego pálido y transparente, acompañada de aquel extraordinario sonido; tras una breve pausa se formó otra columna de fuego y se produjo un nuevo fragor, y así, sucesivamente, se fue repitiendo cada dos segundos el extraño fenómeno. Se originaba en una boca que se había abierto de improviso en la superficie y que medía cinco por siete metros; de esta boca y a lo largo de una pared circular incandescente, de unos trescientos metros de profundidad, brotaba del interior del volcán, a intervalos muy regulares, una columna de gas encendido. El fenómeno de la Bocea Nuova (así se llamó el pozo) duró, ininterrumpidamente, dieciocho meses, atrayendo a una gran afluencia de curiosos.

LA ZONA DEL ETNA: Por todo lo que se ha dicho hasta ahora podría creerse que la zona de los alrededores del volcán no está habitada por el hombre, temeroso sin duda de los peligros que ello supone. Pero no ocurre nada de eso, sino todo lo contrario. Además de Catania, que es la segunda ciudad siciliana en número de habitantes y que se extiende a los pies del volcán, todas las pendientes del mismo, especialmente las sudorientales, están salpicadas hasta los quinientos metros de altura y más, de pueblecitos y de aldeas florecientes, con un elevado índice de población que aumenta además durante el verano con la llegada de numerosos turistas.

Esto es así debido a la concurrencia de una serie de factores particulares relacionados con el volcán, el cual, por un lado, perjudica a los habitantes, destruyendo sus casas y cultivos, pero, por otro, los compensa ampliamente, pues proporciona una notable fertilidad al suelo.

Desde el punto de vista hidráulico, las zonas del Etna son riquísimas, ya que las nieves de la montaña, que se van acumulando en su parte superior durante el invierno, se funden en primavera, proporcionando grandes cantidades de agua que desciende desde los niveles superiores, a través de los casquijos de lava, escorias y arenas muy permeables, en una infinita serie de cursos subterráneos. Estos cursos, abriéndose camino a través de las rocas basálticas, se van ramificando a lo largo de las pendientes y fluyen al valle. Asimismo, las arenas volcánicas que llueven del cielo y las rocas de lava, menos compactas y que se deshacen bajo la acción del viento y de la lluvia, ricas ambas en fosfatos y en sales potásicas, fertilizan intensamente los campos.

Pero, después de todo lo dicho, sería injusto silenciar las cualidades de tenacidad y de laboriosidad de los habitantes de esta zona quienes, desde hace milenios, se dedican, con inquebrantable fe a reconstruir cuanto el volcán arrasa. Parece casi que exista una confrontación deportiva entre la “montaña” (así llaman estas gentes al Etna, con una mezcla de respeto y de afecto) y los sicilianos de la zona.

El catanes afirma con orgullo que su ciudad ha sido destruida siete veces por el volcán, queriendo subrayar con esto la firmeza de las reconstrucciones, para las cuales siempre se ha venido utilizando, como material de construcción, el muy compacto basalto lávico de las coladas: este basalto, roto, fraccionado y modelado con gran esfuerzo por los picapedreros de la época, ha servido para construir calles y edificios, monumentos e iglesias, destinados a perdurar en el tiempo. De basalto lávico es también el elefante con el obelisco egipcio que adorna la plaza del Duomo y que es e! símbolo de Catania.

En los campos se arranca el manto de basalto en dos fases; primero con cultivos de chumberas, cactáceas que crecen en cualquier tipo de terreno y cuyas raíces, penetrando en las cavidades y grietas de la costra de lava, acaban por arrancarla, y después con un paciente trabajo de rozado, formación de terrazas y traslado de humus, que caracteriza a todos los cultivos de media pendiente de la zona.

A medida que desde el mar se va ascendiendo hasta la altura máxima del volcán van apareciendo todas las variedades de cultivo y de vegetación al compás del cambio de clima y de la naturaleza del suelo, La zona más baja, hasta los 500-600 metros está cubierta de plantas siempre verdes, con extensos cultivos de agrios (naranjas, limones y mandarinas) que constituyen la mayor riqueza de la zona sudorienta!; arraiga también los eucaliptos, pitas e higueras chumbas. De los 600 a los 1.200 metros domina la vid, que produce vinos muy apreciados, de fuerte graduación alcohólica; a la misma altitud prospera también el cultivo del pistacho. En la zona boscosa crecen los castaños, que conviven con los manzanos hasta cerca de los 1.700 metros.

Más arriba empieza el reino del pino lárice. Los lugares expuestos al sol se hallan salpicados de retama, cuyas flores, de un amarillo espléndido, desprenden un agradable olor. La vegetación desaparece al llegar a los 2.000 ó 2.500 metros; aquí los desnudos y quemados declives de la montaña aparecen salpicados por el astrágalo etneo, una planta coriácea y muy espinosa, de extraña y compacta forma esférica.

De las cabras, ciervos y venados que hace tiempo poblaban la franja boscosa del Etna, hoy sólo se conserva el recuerdo. Pero donde hay vegetación, viven numerosos conejos silvestres y liebres; también es frecuente el zorro rojo. En el aire, hasta las cotas más elevadas, dominan los cuervos y los gavilanes; más raros son los halcones. Y muy difundida, hasta en la cima misma del volcán, se halla la mariquita encarnada, considerada por todos como portadora de buena suerte.

La existencia de un volcán como el Etna en un lugar tan privilegiado como es el centro del Mediterráneo no podía dejar de atraer a un turismo numeroso y activo; pero, como sucede a menudo, también invasor. El Etna se presta para realizar muchísimas excursiones; no faltan carreteras para subir incluso a sus puntos más altos y todas estas carreteras están en buen estado. La llamada concretamente carretera del Etna, que se completó en 1949, es la más importante y más frecuentada; corre a lo largo de las laderas del volcán, desde Catania a los montes Silvestri, a 2.000 metros de altura, interesante grupo de conos adventicios. A lo largo de su recorrido se puede contemplar la espléndida alternancia de exuberantes cultivos, límpidos panoramas, bosques frondosísimos, majestuosas colinas cónicas, prados muy verdes y negros campos de lava retorcida y desgarrada.

En verano, cuando la nieve se ha fundido, el viajero que recorre la carretera del Etna, dejando a su izquierda la bella pineda de Serra la Nave (a unos 1.700 m) y siguiendo hacia la cima, tiene la sensación de penetrar en un mundo “distinto”, donde todo es precario y donde todo puede cambiar de un momento a otro bajo el impulso de fuerzas incontrolables. Cuando se llega al refugio Sapienza, situado a 1.910 metros, es difícil sustraerse a la tentación de realizar una escalada al cráter central, que se divisa, como una mole suspendida, casi sobre la cabeza de quien lo observa desde abajo.

La excursión puede realizarse con facilidad gracias a un audaz funicular que supera un desnivel de unos mil metros y deposita a los turistas en la altiplanicie denominada Piano del Lago, sobre la que se levanta el citado cono central, de unos trescientos metros de altura.

Gerónimo Biografia Indio Apache Historia de Gerónimo Caballo Loco

VIDA DEL INDIO APACHE GERÓNIMO ó JERÓNIMO

Este tenaz y valiente guerrero ,último gran jefe apache, simboliza la resistencia india frente al avance del progreso americano. Durante mucho tiempo fue considerado como un simple salvaje sanguinario, idealizado después como una especie de profeta indio. Era obstinado y práctico, despiadado con sus enemigos y amable y leal con sus amigos. El amor que sentía por su tierra montañosa fue una constante en su vida, junto con su profunda religiosidad, No consiguió frenar la inexorable conquista de un país donde los indígenas ya no volverían a tener su lugar. Con Gerónimo desapareció toda esperanza de cohabitar con «el hombre blanco».

geronimoEste gran guerrero apache llamado Goyakla (en lengua apache, “el que bosteza”) , nació el 16 de junio de 1823 (otros dicen 1929) y falleció el 17 de febrero de 1909 en Fort Hill, Oklahoma. Siempre tuvo una curiosidad intelectual muy enérgica y un pensamiento muy original. Era obstinado y práctico, despiadado con sus enemigos y amable y leal con sus amigos. El amor que sentía por su tierra montañosa fue una constante en su vida, junto con su profunda religiosidad, y cuando hacía una promesa, juramento y ceremonia incluidos, que para los blancos eran detalles poéticos, él mantenía su palabra.

Gerónimo pertenecía a la tribu de los chiricahuas, una de las siete grandes tribus del pueblo apache. Como todos los suyos, llevaba una vida dividida entre la caza y las batidas realizadas contra los colonos y los mexicanos para hacerse de armas, alcohol y caballos.

 

A los 14 años pasó por los ritos de iniciación, mediante el cual los jóvenes se convertían en “el que va a capturar un caballo”. Pasados los ritos de purificación, abandonaban el poblado antes de que el sol calentara la pradera. Las manadas estaban lejos, caminaban días sin parar y sólo bebían agua en el río. Cuando divisaban la manada, escogían un potro y se acercaban. Entonces los caballos echaban a correr en estampida.

Pero tras varios intentos alguno se apartar de la manada, y ya solitario, sigue huyendo algún tiempo, pero la resistencia del caballo sin comer ni dormir es menor que la del ser humano. Al tercer día, hambriento, el indio consigue que coma de su mano, se deje acariciar, y salta varias veces por encima de su lomo, de un lado a otro, sin montarlo. Así consigue que el caballo lo acepte como jinete. Cuando se inició su padre falleció.

Mas tarde en el verano de 1858, un día en que los guerreros estaban fuera del campamento, los mejicanos exterminaron a mujeres y niños. Gerónimo perdió allí a su mujer y sus hijos. Con una gran necesidad de venganza, este joven no cesó de perseguir a los mexicanos que habían asesinado a su familia en el verano de 1858. Desde ese trágico hecho, multiplicó las incursiones y los saqueos, el más conocido de los cuales ocurrió el día de San Jerónimo, en 1859, cuando atacó el pueblito de Arizpe y dio muerte a muchos de sus habitantes. Aterrados por la crueldad de los apaches, los pocos sobrevivientes de esta terrible vendetta rebautizaron al jefe de la banda con el apodo de Gerónimo.

Cuando la Guerra de Secesión Americana llegó a su fin, en 1865, los norteamericanos volvieron a pensar en conquistar los territorios indios, más codiciados aún desde que se descubrieran yacimientos de oro en Arizona. Al mando de su jefe Cochise, los chiricahuas se oponían a la ineluctable penetración de los blancos y fue allí que Gerónimo se distinguió como un gran guerrero.

soldado del ejército americanoLa crueldad y la mala predisposición de los soldados hizo que maltrataran inútilmente a los indios, por ejemplo, Mangas Coloradas, jefe reconocido por todos los apaches, fue al encuentro de los blancos en son de paz, y no sólo lo atacaron, sino que lo ataron, azotaron y asesinaron cuando supuestamente trataba de escapar (1863).

El sentido del honor y el orgullo se alzó en Cochise y Gerónimo, y ya no negociaron más. Gerónimo estuvo íntimamente ligado a Cochise y luego a sus hijos Taza y Naiche, a quien él siempre respetó.En realidad, los apaches eran profundamente religiosos y respetaban la vida; muchas veces los prisioneros sirvieron como moneda de cambio o fueron integrados a su grupo.

Escapando siempre de sus perseguidores, se forjó la reputación saqueador que atacaba convoyes de mineros y acosaba sin descanso a las tropas lanzadas en su búsqueda. Sin embargo, en 1854 se resignó a irse a San Carlos, donde no permanecería mas de un año; huyó de allí en mayo de 1885 para refugiarse en México, dondeCrook no podía perseguirlo.

Cochise resistió al ejército americano, pero en 1872 tuvo que inclinarse ante el general George Crook (imagen derecha) y aceptó retirarse a la reserva de San Carlos con su pueblo. Gerónimo, en cambio, rechazó las deplorables condiciones de vida que le proponían en el lugar que los chincahuas bautizaron como “los cuarenta acres del infierno”, y siguió luchando junto con algunos guerreros en White Mountains.

GerónimoEn Tucson, la capital de Arizona, la conmoción era intensa porque la fama de Gerónimo era bien conocida y nadie quería anduviese libre. Entonces se impartió orden de encontrar como fuese al fugitivo o muerto. Miles de soldados emprendieron una búsqueda despiadada, dejando sin esperanza a las pocas decenas de guerreros agrupadas en torno a Gerónimo.

Entre 1877 y 1886 la frontera entre los EE.UU. y Méjico fue asolada por dos pequeñas bandas de indios apaches, liderados por los jefes Victorio y Gerónimo, que mantuvieron en jaque a las tropas federales durante casi 10 años, hasta que fueron diezmados y el 26 de marzo de 1886, éste aceptó rendirse ante el general Crook. Washington decide que algo hay que hacer con esos indios hostiles, y les ofrece un lugar, una reserva y medios de subsistencia. (imagen izq. Cochise)

Pero esa no era vida para los indios acostumbrados al aire libre de la sierra y Gerónimo nuevamente y por última vez escapó con 24 compañeros, por lo que el gobierno destituye a Crook y envía al Coronel Miles con cinco mil soldados, miles de milicianos y cientos de rastreadores que se lanzaron a su búsqueda durante cinco meses , hasta que el 4 de septiembre de 1886 Gerónimo se rinde, 16 guerreros, 14 mujeres y 6 niños se rindieron al general Nelson Miles. Se habían necesitado 5.000 hombres para su captura, 6 generales y una red de puestos para transmitir los mensajes y falsas promesas.

GerónimoEl teniente Gatewood, un hombre íntegro que conocía la lengua apache, consiguió hacer abandonar la senda de la guerra a Gerónimo. Gerónimo quería regresar y tener una tierra para él y su tribu. Miles tenía orden de llevarlos a Florida.

El tratado lo sellaron con una piedra. Duraría hasta que la piedra se hiciera polvo. Gatewood ni tuvo suerte y el gobierno no aceptó el pacto y los indios se encaminaron a mas de 25 años de cautiverio, alejados de su tierra natal. Se deportó a todos los apaches a Florida, donde fueron diezmados por la fiebre. Los subieron al tren, viajaron hacinados, no soportaban el hedor, ni el ruido, y empezaron los primeros brotes de tuberculosis. La mortalidad era exagerada, 5 de cada 6.

Solo en 1894 el gobierno aceptó que se instalaran bajo estricto control en Fort Hill, pero Gerónimo ya era un hombre anciano y sosegado.

El recuerdo de la matanza de los soldados de Custer en Little Big Hom aún estaba en la memoria; los nombres de Toro Sentado (imagen arriba), Caballo Loco, Nube Roja o Cochise seguían aterrando, y más aún el de Gerónimo, que representaba la cruel resistencia de los indios a los avances de la conquista del Oeste. Esta vez el gobierno estaba resuelto a actuar con prudencia para evitar a toda costa la reanudación de la guerra contra los indígenas.

Antes de convertir a Gerónimo en el mártir de todo un pueblo, era preferible ganarse los favores de un viejo sabio. Sabiendo que desde entonces toda lucha sería en vano, el jefe indio aceptó de buena gana. Invitado a la Exposición Internacional de Saint Louis, y luego a Washington, en 1901, con ocasión de los festejos para celebrar la elección del presidente Theodore Roosevelt, desfiló a la cabeza del cortejo de indígenas. El anciano apache posó para los fotógrafos y a un periodista le dictó sus memorias, que se publicarían en 1906 con el titulo Historia de la vida de Gerónimo.

Durante los años de Fort Hill, Gerónimo se convirtió en un bien comercial, un objeto de exposición para asegurarse el éxito de cualquier celebración. Era cortés, dueño de sí mismo, alerta y amable, y observaba y aprendía con fresca curiosidad y mente despierta. Pedía siempre el regreso a su patria natal. Era un hombre de una pieza, una personalidad sin fisuras a pesar de haber perdido a toda su familia, hijos, nietos, mujer…

En la vejez, la más persistente de las contaminaciones traídas por los blancos, el alcohol, lo llevaría a la muerte. El 15 de febrero de 1909 lo hallaron en el agua, borracho. Cogió una pulmonía. Su fuerte espíritu luchó contra la muerte y en la noche del 17 de febrero se rindió.

Fuente Consultada: Monografias.com – Historias de Regatecha – Hicieron Historia Tomo II Protagonistas de la Historia

Newgrange Cementerios y Templos de Piedra Ciudades Subterraneas de Piedra

Newgrange Cementerios y Templos de Piedra

Newgrange, complejo arqueológico integrado por un conjunto de túmulos y sepulcros del neolítico, en el valle del río Boyne (Irlanda). Los restos de Newgrange, cercanos a los yacimientos de Knowth y Dowth, suponen un extraordinario ejemplo de tumbas de corredor.Su disposición es similar al de las pirámides egipcias: una cámara funeraria, encerrada en el interior de un gran túmulo, sólo accesible por un largo pasillo.

Newgrange en irlandés significa «cueva del Sol», es un cementerio prehistórico irlandés del condado de Meath que fue construido hace unos 5.000 años, en la Edad del Bronce, y que, por lo tanto, es más antiguo que las pirámides de Giza o que Stonehenge. Newgrange es uno de los primeros yacimientos arqueológicos donde se ha podido constatar una cultura prehistórica con conocimientos de astronomía.

LUGAR DE CULTO ASTROLÓGICO

Newgrange es una edificación megalítica, lo que significa que fue construida con grandes bloques de piedra enteros y sin labrar. Los megalitos formaban un círculo de unos 70 metros de diámetro. Se calcula que sólo la edificación de ese círculo megalítico debió de llevar al menos 20 años, suponiendo que un gran contingente de personas (se habla de unos 300 hombres) interviniera en la construcción del monumento funerario.

El muro exterior fue revestido con cuarcita (una roca granular) cuando estuvo terminado. Esa capa de cuarcita sufrió un notable deterioro con el paso de los milenios, aunque fue reproducida poco después de haber desenterrado la tumba prehistórica. En Newgrange hay un pasadizo de unos 17 metros de largo. Sobre la entrada, que se debía de cerrar con una losa, hay una estrecha abertura de unos 10 cm. de alto. Aproximadamente una semana antes y una semana después del solsticio de invierno, el 21 de diciembre, los rayos de sol pasan exactamente por ese hueco, recorren el pasadizo y van a dar a un bloque de piedra decorado con espirales.

   La construcción de Newgrange sabe aprovechar el más vitalizador de todos los elementos, el Sol. Sobre la entrada, que debía estar sellada con una piedra, hay una pequeña abertura con espirales dobles y losanges tallados en el “techo”, así como puertas de piedra que podían abrirse y cerrarse. La estructura está orientada de modo tal que, en el amanecer del día del solsticio de invierno, el sol naciente penetra en el interior de la tumba por dicha abertura, cuyas puertas deberían quedar abiertas de antemano. Los rayos de sol recorren la totalidad de la galería hasta el corazón de la cámara.

Por las dimensiones de la piedra y los huesos hallados en Newgrange, durante mucho tiempo se creyó que ese megalito había sido un altar destinado a los sacrificios humanos. Sin embargo, la hipótesis más aceptada en la actualidad es que los muertos eran incinerados en el exterior del recinto y sus restos, sepultados en Newgrange.

ESPIRALES, SÍMBOLO DIVINO

Muchas de las piedras de Newgrange que no forman parte del muro exterior están decoradas con espirales. Se desconoce su significado preciso, pero se supone que simbolizaban una divinidad. Por una parte, eso explicaría su abundancia; pero, por otra, también daría un nuevo significado al recorrido del Sol, que finaliza en una piedra adornada con espirales, en el supuesto de que el pueblo que levantó Newgrange venerara al Sol como divinidad autónoma, como ocurría en muchas otras civilizaciones. Sería lógico que así fuera, ya que el recinto está orientado de acuerdo a los movimientos del Sol. Eso presupondría que sus creadores poseían conocimientos de astronomía.

Es cierto que existen otras tumbas de la misma época en Escocia e Irlanda, algunas incluso con una arquitectura más avanzada, pero sólo aquí la orientación del recinto respecto al Sol y sus movimientos es tan precisa que hace posible el fenómeno de la incidencia del rayo de sol. Sin duda, el Sol debía de tener un significado muy especial para los constructores del complejo, tal vez el rango de divinidad. Después de haber establecido la antigüedad del túmulo funerario, las investigaciones de Newgrange se han basado en su mayor parte en suposiciones, ya que no se sabe qué cultura pudo ser la responsable de la construcción del recinto. No se han podido encontrar suficientes vestigios útiles acerca de la naturaleza ni el paradero de aquella civilización, ni en el interior de la tumba ni en los alrededores.

Lo que de inmediato atrae la atención del visitante curioso es la abundancia de tallas en la roca. La piedra de la entrada está cubierta de espirales, y más de una docena de las verticales de la galería muestran trazas de decoración. También hay tallas en diversas piedras del suelo y de la bóveda, incluso en tramos de la superficie no apreciables desde abajo. La mejor de las tallas del interior es una triple espiral en el sector inferior de una de las piedras verticales. En el exterior, muchas de las piedras del encintado están decoradas, y algunas, en las partes que quedan ocultas. Además de las espirales, abundan en Newgrange los losanges, los trazados en zigzag y los círculos. Pero, extrañamente, estos símbolos no coinciden con los de otras galerías funerarias de Irlanda.

Newgrange es un hoy un yacimiento abierto al público. La trayectoria del Sol durante el solsticio de invierno se imita con medios artificiales para deleite de los asistentes. Los megalitos Los monumentos megalíticos datan de entre el Neolítico y la Edad del Bronce, lo que equivale al periodo comprendido entre los años 5OOO – 1OOO a.C. Además de piedras aisladas, también se han conservado estructuras elementales, como Stonehenge , o construcciones íntegras. Los monumentos megalíticos se localizan principalmente en Europa, si bien el fenómeno no es exclusivo de este continente. En el norte de África, Sudamérica, la isla de Pascua y algunos países asiáticos también se han descubierto construcciones megalíticas. Hasta el momento no se ha podido esclarecer por qué esas estructuras y edificios proliferaron en todo el mundo precisamente durante el mismo periodo.

La Ciudad Mas Antigua del Mundo Jerico Historia

Jericó: La Ciudad Más Antigua

miselaneas de la historia

Miscelánea: según la definición del diccionario de la lengua española,  “es una mezcla de cosas de distinto origen o tipo”, y justamente este concepto es el que se aplica hoy esta página, en donde podrá encontrar explicaciones de los mas variados e inconexos temas  ,pero interesantes como para ampliar  nuestra cultura general.

LA CIUDAD MAS ANTIGUA DE LA HISTORIA: Las civilizaciones primitivas, tan diversas como la humanidad misma, experimentaron todo tipo de necesidades comunes: el raciocinio, el orden y la justicia.

Las leyes, la religión y la filosofía tomaron formas que condujeron, por un largo y tortuoso camino, hasta el pensamiento y el modo de gobierno actuales. El mundo civilizado que conocemos comenzó a formarse en esas primeras sociedades urbanas.

La Biblia nos cuenta que Josué y los israelitas armaron un tumulto que derrumbó las murallas de Jericó, ciudad de Canaán.  Lo que no dice es que esas murallas, acaso de 3.200 años de antigüedad, estaban construidas sobre otras, que a su vez se levantaron sobre otras. Tal vez allí resida la razón de la facilidad con que cayeron a la llegada de Josué y su cuadrilla armada

Jericó puede ser la ciudad más antigua del mundo — por lo menos la más antigua que se ha hallado hasta ahora —, anterior aun a las antiguas civilizaciones de los ríos Tigris y Éufrates, situados en el actual Iraq. Cierto es que algunos arqueólogos arguyen que Jericó era más un pueblo que una ciudad, pues no hay evidencias de una gran sociedad urbana. Aun así, Jericó, ubicada en un oasis alimentado por manantiales que todavía alivian la sed de los residentes palestinos de la ribera izquierda del Jordán, ofrece un asombroso ejemplo de asentamiento primitivo construido para durar, y para mantener lejos a los extraños.

Jericó era ya una reliquia cuando Josué y su pandilla llegaron ante los muros. La ciencia ha fechado los edificios más antiguos como anteriores a 8000 a.C., hace por lo menos 10.000 años. Jericó fue abandonada y reconstruida tal vez 20 veces, pero cuando hablamos de todos esos milenios, ¿qué significan veinte comienzos?

¿Qué tipo de pueblo era Jericó? Los científicos saben cómo fue edificada, y conocen el diseño de los barrios residenciales: circulares primero y luego rectangulares. Los investigadores especulan sobre el estilo de vida de la gente, basados en los objetos encontrados, tales como esos esqueletos humanos provistos de caras realistas en yeso. ¿Serán reconstrucciones tétricas de seres queridos?

Lo más significativo es que las murallas y la elevada torre de piedra narran una historia. Revelan a los investigadores que los habitantes de Jericó trabajaron unidos con un propósito común: la construcción de estructuras civiles para la defensa de la comunidad. Trabajar en conjunto de manera organizada, sea voluntariamente o por órdenes de un gobernante de mano dura, es signo de civilización.

Los arqueólogos no saben ni los nombres ni las historias que pasaron de boca en boca, de generación en generación, en Jericó. La ciudad surgió demasiado pronto para la escritura, y por lo tanto para que quedaran registros escritos.

La civilización no esperó en este caso a que hubiera manera de escribir las cosas, para que las generaciones posteriores pudieran leer todo sobre sus orígenes.

Fuente Consultadas:
Secretos y Misterios de la Historia – Rearder’s Digest
Enciclopedia del Estudiantes – Tomos 12 y 20 Santillana
Los Santos Que Nos Protegen Ángel Bornos-Eva Prim
COSMOS – Carl Sagan
El Espacio Asombroso – Ann Jeanette Campbell
20 Grandes Conspiraciones de la Historia – Santiago Camacho
Revista Muy Interesante La Vida en la Edad Media (Edición Especial Nº 5)
Historia del Mundo -Serie Para Dummies
Actual Historia del Mundo Contemporáneo- Vicens Vives
Almanaque Mundial 2008 -Televisa
El Prójimo – Pacho O’Donnell
La Revolución de las Ideas de – Roberto Cook

Abuelo…es verdad? de Luis Melnik

Porque se les inflama el vientre a los niños hambrientos de Africa?

Inflamación de los Vientres Hambrientos

miselaneas de la historia

Miscelánea: según la definición del diccionario de la lengua española,  “es una mezcla de cosas de distinto origen o tipo”, y justamente este concepto es el que se aplica hoy esta página, en donde podrá encontrar explicaciones de los mas variados e inconexos temas  ,pero interesantes como para ampliar  nuestra cultura general.

Porque algunos niños del Tercer Mundo tienen el vientre hinchado?

El vientre inflamado que presentan muchos niños del Tercer Mundo es uno de los síntomas dé una terrible enfermedad que aparece en chicos que ingieren una dieta desequilibrada, carente de proteínas y vitaminas, y que mata a la mitad de los que la padecen.

Nos referimos al kwashiorkor, un mal que ataca principalmente a los pequeños que viven en áreas en las que hay hambre, sequía o guerras.

El kwashiorkor aparece generalmente cuando la madre desteta muy pronto a su hijo y la leche materna, rica en aminoácidos, grasas e hidratos de carbono necesarios para el desarrollo, se sustituye por una dieta a base exclusivamente de cereales, como arroz y tapioca.

Estos alimentos son ricos en almidón, pero carecen de las vitales proteínas y vitaminas. En un plazo que no pasa de medio año, empiezan a aparecer en el niño los primeros signos de la enfermedad. Falta de vitalidad, apatía, indiferencia, delgadez, extrañas erupciones en la piel y enrojecimiento del cabello son los más característicos.

El vientre abombado es una evidencia de la debilidad de la musculatura del abdomen, la presencia de un hígado inflamado y el exceso de agua corporal ocasionado por la falta de proteínas.

Fuente Consultadas:
Secretos y Misterios de la Historia – Rearder’s Digest
Enciclopedia del Estudiantes – Tomos 12 y 20 Santillana
Los Santos Que Nos Protegen Ángel Bornos-Eva Prim
COSMOS – Carl Sagan
El Espacio Asombroso – Ann Jeanette Campbell
20 Grandes Conspiraciones de la Historia – Santiago Camacho
Revista Muy Interesante La Vida en la Edad Media (Edición Especial Nº 5)
Historia del Mundo -Serie Para Dummies
Actual Historia del Mundo Contemporáneo- Vicens Vives
Almanaque Mundial 2008 -Televisa
El Prójimo – Pacho O’Donnell
La Revolución de las Ideas de – Roberto Cook

Abuelo…es verdad? de Luis Melnik

Historia Construccion del Edificio Empire State Icono EE.UU. Simbolo

Historia Construcción del Edificio Empire State

Existen construcciones que han nacido para ser un símbolo, y el Empire State Building es una de ellas. Y de tal manera es el símbolo de Nueva York que asume como propio el nombre orgulloso: Estado imperial.

Historia Edificio Empire State

Historia Construcción Edificio Empire State

En ese mismo lugar se levantaba anteriormente la Astor Mansion, la mansión de los Astor, una dinastía industrial que resume en sí misma la historia de capitalismo americano. Desde allí se decidía la suerte de millones de hombres de todo el mundo. En los últimos años del siglo, en el lugar de la Astor Mansion se construyó el Waldorf-Astoria Hotel, que se convirtió en el lugar donde los entonces llamados “los Cuatrocientos de Nueva York”, se encontraban, almorzaban, bailaban, presentaban en sociedad a sus hijas y dirigían sus negocios. Era un hotel que estaba considerado  a la sazón como el más exclusivo, sofisticado y caro del mundo.

Pero la auténtica vocación de esta parcela tan céntrica no podía ser otra que la de albergar un centro de negocios. Por eso, cuando a fines de los años veinte el Waldorf Astoria se trasladó a su sede actual de Park Avenue, el camino para el Empire State Building estaba abierto.

Abierto, sí, pera con muchos obstáculos aun salvar. El rascacielos fue concebido como símbolo de la América de los años de euforia: un país rico y esperanzado, cuyos imites todavía estaban más allá del horizonte. Pero sucedió que mientras el proyecto tomaba forma, América entraba en la “gran depresión”. Los capitales eran escasos y a esta falta de dinero se unía la falta de confianza. Además, una vez superados los obstáculos financieros, surgieron los problemas técnicos, que eran enormes.

La reglamentación urbanística ponía muchas limitaciones a la explotación del terreno; por ejemplo, en la Quinta Avenida sólo se podía construir hasta una altura aproximada de 38 metros. La altura máxima sólo se podía alcanzar en el centro de la superficie base, sobre poco más de una cuarta parte de la misma, y, lo que era aún más restrictivo, el rascacielos debería adoptar la forma “en escalones”, lo que por cierto se convertiría posteriormente en su característica estética más perceptible. Por otra parte, la organización de la obra parecía a primera vista imposible por falta de espacio, puesto que no se podían ocupar las calles adyacentes. Y, por último, para ceñirse a los costos era imprescindible acabar la obra al cabo de veinte meses de la colocación de la primera piedra. Aun antes de nacer, el Empire State Building ya estaba abrumado de cargas simbólicas.

Construirlo allí y entonces, significaba creer tenazmente en el destino de América y en su capacidad de recuperación. Daba a entender también el medio con el que la recuperación iba a conseguirse: la enorme capacidad técnica y profesional del mecanismo productivo estadounidense.


El capital se consiguió recurriendo a las “columnas” del capitalismo americano: a la General Motors Company, a través de su presidente John J.. Raskob, y a la Du Pont de Nemours, en la persona de Pierre S. du Pont. Para obtener el crédito se nombró presidente de la Empire State Inc. a Alfred E. Smith, que fuera cuatro veces gobernador del Estado de Nueva York y candidato a la presidencia por el partido democrático en 1928, el primer católico que intentó la escalada a la Casa Blanca. Los problemas técnicos se confiaron al estudio de arquitectura Shreve, Lamb & Harmon, señalando un límite máximo: el edificio debía tener 36 millones de metros cúbicos, cifra obtenida dividiendo la suma disponible por el coste aproximado de un pie cúbico de construcción. Parece increíble, pero fue este simple cálculo lo que determinó las dimensiones que tendría el edificio destinado a oficinas más grande del mundo.

A estos requisitos, los arquitectos añadieron otra condición que también era limitante: el edificio debía ser bello. Esta condición no se vio cumplida. Pero no fue por su culpa únicamente, pues cuando tras quince pruebas, la maqueta del proyecto fue presentado a Raskob, su único comentario fue: “Lo que necesita este edificio es un sombrero”; y el “sombrero” fue un pilar de amarre para dirigibles, que se añadió a pesar de que lo proyectistas le advirtieron que no serviría para nada. Pero nadie pretendía tampoco que el State Building figurara en los manuales de historia de la arquitectura.

La exigencias técnicas que se hicieron a lo proyectistas fueron respetadas rigurosamente, incluso superadas. Hasta se consiguió sin resultado que sin duda es único en los anales de la arquitectura de todos los tiempos: la construcción costó mucho menos de lo previsto (40.948.900 dólares frente a un presupuesto de 50.000.000 de dólares), fue así a pesar de las ampliaciones de proyecto que se decidieron en el curso de la obra.


En su versión original, el rascacielos era sólo un poco más elevado que su predecesor neoyorkino, el Chrysler Building. Pero el “sombrero” encargado por Raskob, aunque disminuye su estética (y además demostró ser totalmente inútil para la misión a la que se destinaba), aumentaba considerablemente su altura. Sin duda fue con este fin que el presidente de la General Motors lo había deseado tanto, ya que, gracias al añadirlo, el Empire State Building fue, durante más de cuarenta años, el rascacielos más alto del mundo. Incluso contribuiría a crear la leyenda de que el Building podía ser considerado como la “octava maravilla del mundo”.

Por razones de costo, era taxativo no superar los límites de tiempo prefijados: veinte meses. Y por último, era necesario trazar un rigurosísimo ritmo de trabajo por parte de los suministradores, para que todo el material llegase exactamente en el orden y en el momento previstos.el retraso de un solo día en la ejecución de las obras significaría que decenas de camiones cargados de material, procedentes de las fábricas y de los depósitos, no hubieran encontrado sitio para descargar.

Afortunadamente, tanto los arquitectos como los contratistas americanos no se sentían brumados en este campo. Lo inusitado era la “escala” en que fue preciso actuar. Únicamente para las estructuras se necesitaban 60.000 toneladas de acero, con las que hubiera podido construir un ferrocarril de doble vía de Nueva York a Baltimore, y diez mil toneladas de ladrillos, lo suficiente para un discreto barrio residencial. Las instalaciones suponían más complicado , 5.600 km. de cables telefónicos y telégrafos para el servicio de 18.000 teléfonos; 73 ascensores (más que en ningún edificio de Nueva York); instalaciones para aire acondicionado (situadas en los sótanos de edificio), capaces de cambiar totalmente el aire del edificio seis veces en una hora; y tuberías a el agua, la energía eléctrica y las instalaciones higiénicas.
Y pese a tantas exigencias el rascacielos se construyó a una velocidad increíble.

Las etapas fueron las siguientes: a mediados de octubre de 1929 se demolió el viejo Waldorf-Astoria hasta los cimientos y en febrero 1930 se llevó a cabo la remoción de los cimientos del hotel; la primera piedra fue lacada el 17 de marzo de 1930; el 7 de abril se colocaron las primeras columnas acero de la sección principal; se llega al octavo piso en mayo de 1930; a mediados de junio al vigésimo piso; a mediados de julio al piso cuarenta y al sesenta a mediados de agosto. A mediados de noviembre la construcción en acero está acabada, casi todos los muros de taponamiento están realizados y se inician los acabados. El día 1 de mayo de 1931 el rascacielos se dio por terminado: un año y veinte días después de la colocación de las primeras columnas, o sea siete meses antes del limite prefijado. Y eso con una semana laboral de cinco días.

Es una empresa que sólo con evocarla ya se la exalta: en efecto, la media alcanzada de un piso por jornada laboral, que se logró en el verano de 1930, había de ser durante años una meta inalcanzable en este tipo de edificios. Este alarde fue posible, sobre todo, gracias a tres hechos irrebatibles: la tecnología, desarrollada por los arquitectos americanos, de la construcción en esqueleto de acero; un cuidadoso estudio de la organización de la obra y de los suministros; y la puesta a punto, por parte de Shreve, Lamb & Harmon, de una técnica completamente inédita de la distribución de los materiales.

Al contrario de lo que sucede en Europa y en América del Sur, donde el material clásico para la construcción moderna es el cemento armado, en los Estados Unidos toda la estructura del edificio se realiza con elementos de acero. Es decir, con elementos que llegan al pie de la obra perfectamente acabados y que sólo necesitan el montaje “en seco”, como dicen los técnicos: un montaje muy rápido y ajeno casi por completo a las condiciones atmosféricas (hielo y humedad), además de ser manejable con tiempos exactamente previsibles.

La parte subterránea, de una profundidad de varios pisos, comprende los cimientos una inmensa plataforma de una altura correspondiente a dos pisos del edificio), las instalaciones técnicas (aire acondicionado, maquinaria de los ascensores, depósitos, etc.) y el primer nivel “habitado”, el llamado “Concourse”, que es un gran bloque subterráneo dispuesto recientemente como lugar de tiendas y de oficinas después de haber sido casi una “ciudad fantasma” durante 36 años. (A pesar .de que el Empire State Building haya demostrado ser una buena inversión desde un principio, no se ha utilizado toda la zona disponible hasta ahora). En el “Concourse” se compran también las entradas para visitar el edificio, lo que hacen todos los años casi un millón de personas.

El vestíbulo, en la planta baja, es el nivel  más “representativo”. De una altura de tres pisos, está decorado con hermosos mármoles procedentes de Italia, Francia, Bélgica y Alemania, muy bien elegidos; en un cáso fue necesario excavar todo un filón para encontrar el color y el grano necesarios. En este lugar se encuentran los grandes paneles que reproducen las “siete maravillas del mundo”, a las que ellos añaden la octava, que es el Empire State Building.

Unos pocos pisos más arriba, el edificio se estrecha bruscamente, limitándose a la parte central del área: es aquí donde empieza la vertiginosa escalada hacia el cielo, que concluirá unos centenares de metros más arriba. Y decenas y decenas de pisos para oficinas, todos iguales (por lo menos exteriormente), hasta llegar a otro estrechamiento, en el piso 86, que corresponde al observatorio: una zona totalmente encristalada, a 320 metros de altura, con calefacción en invierno y refrigeración en verano y que permite observar el horizonte desde todos vientos son fuertes y las condiciones atmosféricas un tanto extrañas: no es raro, en los días de mal tiempo, ver cómo la lluvia o la nieve caen hacia arriba” a causa de las corrientes ascensionales. A veces la lluvia adquiere hasta un color rosado. Cuando el viento es muy fuerte, la presión que ejerce sobre la inmensa “vela” que representa la fachada del edificio es colosal. 

A pesar de ello, pruebas muy rigurosas, efectuadas con un giroscopio muy sensible, han demostrado que el edificio no se desplaza más de un cuarto de pulgada del eje vertical, incluso bajo vientos huracanados. La solidez del Empire State Building es proverbial: el 28 de julio de .1945, un bombardero B-25 de la USAF se estrelló contra las estructuras del edificio, a la altura del piso 79, quedando el avión completamente destrozado y sufriendo el rascacielos sólo daños sin importancia. Y no sólo es notable su solidez, sino también su flexibilidad.

El pilar primitivo de amarre para dirigibles (el “sombrero” de Raskob), nunca utilizado como tal, se ha transformado fácilmente en una de las mayores concentraciones de telecomunicación del mundo: desde su altura emiten nueve estaciones de televisión y once estaciones de frecuencia modulada.

Quizás el mayor elogio que se pueda hacer al Empire State Building sea decir que después de casi ochenta años de su construcción, resulta más funcional que nunca. Pero aún hay más: es una parte viva, ineludible, de la ciudad y de la historia de la técnica arquitectónica. Ya no es el rascacielos más alto del mundo, ni siquiera el más alto de Nueva York, primacía que le han arrebatado, durante su existencia,  las dos torres gemelas de World Trade Center. Empire State Building es el símbolo de una ciudad, de una época, de una técnica: en definitiva, es el resultado de una epopeya.

Emiratos Arabes Historia Edificio Mas Alto del Mundo Burj Dubai

Emiratos Árabes – Historia – Torre Burj Dubai

HISTORIA DE LOS EMIRATOS: Estudios arqueológicos indicaron que la región fue un importante centro comercial para las comunidades del golfo Pérsico en la época de los sumerios (3.000 a.C.). En vida de Mahoma se convierten al Islam. Posteriores influencias procedentes de Irán facilitan la implantación del culto shií. Los portugueses llegan al golfo Pérsico en 1507, cuando Alfonso de Albuquerque se apodera del estrecho de Ormuz.

Los portugueses ocupan los tres principales puertos del Golfo (Ormuz, Mascate y Bahrain), e imponen su control marítimo en toda la zona. Con la ayuda británica, Abbas I expulsa a los portugueses de Bahrain y de Ormuz; éstos finalmente, tienen que abandonar también Omán en 1650. Un siglo después, se instale en la zona la Compañía Inglesa de las Indias Orientales.

Un emirato es un territorio, que está administrado por un emir, aunque en árabe el término puede ser generalizado a una provincia o país que es administrado por un miembro de la clase dominante. Los Emiratos Árabes Unidos,  comprende siete emiratos federados, cada uno administrado por un emir. La palabra emir proviene del árabe que significa “el que ordena”, antiguamente eran gobernadores de territorios. El título de emir ha variado de significado a lo largo de la historia.

En 1819, los ingleses lanzan un ataque contra los principales puertos de la zona. La posición ventajosa, obtenida tras ese ataque, permite a los ingleses imponer el Tratado General de 1820, mediante el cual los pobladores autóctonos renuncian ala práctica de la piratería. En 1853, se firma una tregua marítima perpetua, a partir de la cual la Costa de los Piratas, como se conocía la zona, pasa a llamarse Costa de la Tregua En 1892, los Estados de la Tregua aceptan el protectorado inglés, que incluye también el control de su política exterior. A pesar de ello, Gran Bretaña nunca llega a asumir la soberanía de los Estados, que son bastante autónomos y siguen la tradicional forma de monarquía árabe, en la que el monarca ostenta el poder absoluto sobre sus súbditos.

SIETE MONARQUÍAS — Los Emiratos Árabes Unidos (EAU) son una federación compuesta por siete monarquías árabes (Abu Dabi, Ajman, Dubai, Fujairah, Ras Aí-Khaimah, Sharjah y Umm ai-Qaiwain), que se independiza del Reino Unido en 1971. La producción de petróleo y gas proporciona alrededor de un tercio del PIB y, con los índices de producción actuales, se espera que las reservas de energía duren más de 100 años.

Debido a que el ingreso nacional depende, en gran medida, del comportamiento de los precios en el mercado internacional del petróleo, el gobierno se ha visto forzado a buscar nuevas alternativas para diversificar la economía. Cada uno de los siete emiratos en el litoral del golfo Pérsico tiene el mismo nombre de su capital y es gobernado por su propio jeque, con total soberanía sobre los asuntos internos.

De cada 100 habitantes, 75 son extranjeros y el islamismo se aplica de manera tolerante. Los siete emiratos, unidos actualmente en un único país, vivieron durante siglos de la recolección de perlas y del tráfico de esclavos. Su prosperidad de los últimos años se debe a los ricos yacimientos de petróleo sobre los que se asientan. A finales del siglo XIX, los emiratos aceptan la tutela del Reino Unido. Se vuelven independientes en 1971 y optan por formar una federación.

TIEMPOS MODERNOS — En 1952, se crea un organismo local, el Consejo de la Tregua, compuesto por los gobernantes de los siete emiratos, cuyos objetivos son la adopción de una política común en materia administrativa y la conducción a una federación de Estados. En 1958, se descubren los primeros yacimientos de petróleo en las aguas costeras de Abu Dhabi. La explotación del petróleo comienza en 1962, lo que proporciona grandes ingresos al Estado.

Dubai: Tiene el único hotel siete estrellas del planeta. Está construyendo el edificio más alto del globo. Y planea crear un archipiélago llamado The World, que recreará a escala los cinco continentes, y cuyos terrenos ya están siendo adquiridos por famosos y millonarios. En tiempo récord, el país pasó de ser de un pequeño reino de nómadas a una próspera potencia petrolera.

EN CONTRA DE IRAQ — En agosto de 1990, la ocupación de Kuwait por Iraq provoca una gran inestabilidad política y económica en la región. Los Emiratos Árabes Unidos (EAU) responden mostrando su apoyo, como la mayoría de los países árabes, a la resistencia contra la agresión iraquí, y anuncian que proporcionarán instalaciones militares a las fuerzas armadas extranjeras contrarias a la invasión.

En 1992, Irán expulsa a los habitantes árabes de una de las tres islas en el estrecho de Ormuz disputadas con los Emiratos. En 1996, los Emiratos convierten en permanente la Constitución provisional que venían usando desde 1971. En 1998, el país compra 80 aviones F-16 a los Estados Unidos, como parte del programa de defensa, por US $15.000 millones para los próximos diez años. En marzo de 2000, Irán acepta la propuesta de los Emiratos de iniciar negociaciones para poner fin al conflicto territorial. En 2001, se anuncia un plan de construcción de islas artificiales con hoteles de lujo, para desarrollar el turismo.

LA VIDA RELIGIOSA EN LOS EMIRATOS: Una corte de apelaciones de Dubai confirmó la sentencia de un mes de cárcel a una pareja británica por besarse en un restaurante, en violación a las leyes locales contra la indecencia. Ayman Najafi y Charlotte Adams, ambos de más de 20 años, fueron detenidos después de que una mujer local se quejó de que se dieron un beso apasionado en un restaurante donde cenaba con su hija. su abogado, Khalaf al-Hosany, le dijo a la corte que se besaron en la mejilla como un saludo y “nunca intentaron violar la ley”.

ELECCIONES HISTÓRICAS — Por primera vez, desde que logró su independencia del Reino Unido en 1971, este rico país del Golfo Pérsico realiza elecciones el 16 de diciembre de 2006. El hecho más trascendental es la victoria de la profesora de arquitectura Amal Abdullah Jume Karam Al Qubaisi, quien ocupará uno de los cuatro asientos en el Consejo Nacional Federal de Emiratos Árabes Unidos. “Debo mi éxito a mi profunda creencia en Allah, el Todopoderoso, y demuestro que la participación de la mujer en la vida pública es muy importante“, dice la triunfadora. Emiratos Árabes es uno de los países más estables de la zona y cuenta con una de las economías más desarrolladas. Tiene cerca de 4,5 millones de habitantes, de los cuales sólo 800 mil tienen la ciudadanía, mientras que el resto es de trabajadores extranjeros, en su mayoría asiáticos.

EL CONSEJO SUPREMO: La máxima autoridad federal en los Emiratos Árabes Unidos es el Consejo Supremo de los Emiratos, compuesto por los gobernantes de los siete Emiratos; cada uno de ellos es un monarca absoluto en su dominio, y el poder se transmite por línea directa hereditaria.

Las decisiones del Consejo Supremo requieren la aprobación de ,al menos, cinco emires, entre los que forzosamente se han de incluir el de Abu Dhabi y el de Dubai. De entre sus siete miembros, el Consejo Supremo elige al presidente y al vicepresidente. El presidente nombra al Primer Ministro y al Consejo Federal de Ministros, responsable ante el Consejo Supremo para ejercer el poder Ejecutivo.

El Legislativo está constituido por el Consejo Nacional Federal, que es una asamblea consultiva de 40 miembros, nombrados por los emires cada dos años. Cada emirato está representado por, al menos, un ministro. Los puestos de más relevancia están asignados a los emiratos más grandes.

Un aspecto interesante de la vida en Emiratos Árabes es  la forma tan rápida como el país se está desarrollando. Como muchos sabrán en Dubai se han construido muchas obras arquitectónicas que han batido records mundiales. Hoy cuenta con el edificio más alto del mundo “Burj Dubai” o para sorpresa de todos, fue llamado  “Burj Khalifa”, en honor al presidente de Emiratos Árabes. El repentino cambio de nombre fue revelado solo el día de la ceremonia.

La inauguración fue por todo lo alto, un despliegue espectacular de fuegos artificiales. Para los que todavía no lo han visto este es el link de uno de los videos. Fue una verdadera colaboración internacional de más de 30 compañías de contratación de varias naciones alrededor del mundo.

Estos son unos de los datos del edificio:
• A 828 metros y más de 160 pisos, Burj Khalifa ha batido los siguientes records:
• El edificio más alto del mundo
• La estructura más alta del mundo
• El mayor número de pisos del mundo
• El piso ocupado más alto del mundo
• La cubierta de observación más alta del mundo
• El Ascensor con el viaje más largo del mundo. El ascensor sube 10 metros por segundo
• El ascensor de servicio más alto del mundo

Durante el pico de la construcción, más de 12.000 trabajadores y contratistas estaban presentes en el sitio cada día, representando a más de 100 nacionalidades. El trabajo de excavación comenzó en enero del 2004 y en tan solo 1,325 días se convirtió en la estructura más alta en el mundo. La construcción del edificio uso 330,000 m3 de hormigón y 39,000 toneladas de barra de acero, y se tardo 22 millones de horas laborales.

El revestimiento exterior de Dubai Burj comenzó en Mayo del 2007 y fue completado en Septiembre del 2009. El proyecto enorme implicó a más de 380 ingenieros expertos y técnicos. En la etapa inicial de la instalación, el equipo progresó a razón de aproximadamente 20 a 30 paneles por día y finalmente consiguió no menos de 175 paneles por día.

La torre llevó a cabo un registro mundial por la instalación más alta de una fachada de aluminio y de cristal, a una altura de 512 metros. El peso total de aluminio usado en Dubai Burj es el equivalente al de cinco aviones A380 y la longitud total de la estructura de acero inoxidable es 293 veces la altura de la Torre Eiffel en París.

El sistema de agua de la torre suministra un promedio de 946,000 litros (250,000 galones) de agua diariamente. A máxima capacidad, el aire acondicionado requerirá la capacidad de refrigeración requerida por 10,000 toneladas del hielo.

El clima caliente y húmedo de Dubai combinado con las exigencias de refrigeración del edificio crea una cantidad significativa de condensación. Esta agua es colectada y drenada en un sistema separado de tubería a un tanque de almacenamiento en el parqueadero del sótano. Esta agua proporciona aproximadamente 15 millones de galones de agua, igual a aproximadamente 20 piscinas de tamaño Olímpico. La demanda eléctrica máxima de la torre es aproximadamente igual a la de 360.000 bombillas de 100 watts funcionando simultáneamente.

La idea es preparar la ciudad para los diez millones de turistas que se prevé llegarán en 2010, y que disfrutarán con maravillas aún en construcción como la Dubai Marina, con sus once Km. de muelles y condominios corriendo a lo largo de la costa; o Dubailand, que anuncia ser el centro de entretenimientos más grande del planeta, con seis mundos temáticos y una megaciudad deportiva donde se podrán practicar todos los deportes, incluido un enorme cerro nevado para esquiar; o Hydropolis, el primer hotel submarino del mundo

Megalitos de Piedra Monumentos Construcciones y Ciudades de Piedra

Megalitos de Piedra Monumentos – Construcciones

En torno a los megalitos, esos enormes bloques de piedra de varias toneladas, procedentes a veces de canteras muy alejadas y colocados a lo largo de toda la costa atlántica de Europa, se han forjado numerosas leyendas: ejércitos de gigantes petrificados, extraterrestres… La arqueología ha dado varias respuestas, que no desvelan totalmente el misterio.

La piedra bruta se convierte en monumento: Hay tres clases de megalitos: los dólmenes, en forma de mesa; los menhires, que son piedras colocadas verticalmente y aisladas, y los grupos de menhires, en círculos (crómlechs) o en alineamientos.

Se erigieron entre finales del IV y mediados del II milenio y son obra de varias civilizaciones: los primeros dólmenes pertenecen al Paleolítico, mientras que los crómlechs más trabajados pertenecen a la Edad del Bronce antiguo, y el sorprendente emplazamiento de Stonehenge lo frecuentaban todavía con asiduidad los grupos celtas de la Edad del Hierro.

Megalitos de Piedra Monumentos Construcciones Los dólmenes son tumbas colectivas Los dólmenes, muy distintos unos de otros, se presentan generalmente en forma de cámara funeraria, precedida por un pasillo. Todo el conjunto está cubierto de tierra (túmulos) o grava (cairns). Algunos túmulos tienen varias tumbas, como en Barnenez, en Finisterre, y pueden alcanzar cerca de 40 m. de altura, como el deSilbury Hill, en Inglaterra.

La mayoría de ellos los destruyeron las generaciones posteriores para utilizar sus materiales.

Dolmen de Poulnabrone(Irlanda): El Dolmen es un tipo de cámara prehistórica que consiste en dos o más inmensos bloques de piedra, o Megalitos, que soportan una piedra plana y alargada que funge de techo. Muchos dólmenes están rodeados de megalitos. Se piensa que fueron usados como altar o templos por los Druidas en sus rituales religiosos.

Casas subterráneas para los muertos El pasillo es más o menos largo, y la cámara, circular o rectangular; el trazado se puede complicar con salas laterales. En un lugar hay una simple avenida cubierta por un techo de piedras rudimentarias; en otro, un hipogeo construido en saledizo, con las piedras colocadas de tal forma que formen una bóveda. Pero en todos los lugares, esta construcción debió representar un trabajo sumamente penoso y largo, a la medida de las creencias religiosas. En su casa subterránea, rodeados por objetos cotidianos, los muertos deben establecer una comunicación entre las fuerzas fertilizantes de la tierra y los agricultores. El interior de algunos dólmenes está adornado por figuras grabadas que representan a diosas Madres y serpientes, símbolos de la fecundidad

Observatorios prehistóricos Los crómlechs, sin embargo, representan concepciones religiosas completamente distintas. Más tardíos, están orientados de acuerdo con el curso de los astros. Por ejemplo, el eje de construcción de Stonehenge corresponde a la dirección de la salida del sol el día del solsticio de verano, y los seis círculos concéntricos parecen permitir el establecimiento de un calendario preciso.

Los crómlechs aparecen, pues, como observatorios y como templos unir dos a un culto celeste, donde se desarrollaban ceremonias estacionales que marcaban científicamente las tareas agrícolas. Al parecer, las mismas preocupaciones presiden los alineamientos de los menhires.

¿Dónde hay megalitos? En todos los continentes se encuentran tumbas megalíticas: en Europa, norte de África, Próximo Oriente, en el centro de la India e incluso en Japón. En la actualidad, algunos pueblos de Indonesia practican normalmente estos rituales funerarios. Pero las construcciones megalíticas más antiguas y espectaculares están en el occidente de Europa. El alineamiento de Erdeven, cerca de Camac, en Bretaña, tiene más de 1.000 menhires colocados en diez líneas paralelas de dos kilómetros de largo. Debemos citar, asimismo, los crómlechs de Stonehenge, en Inglaterra, el conjunto de New Grange, en Irlanda, y el único poblado megalítico conocido, Skara Brae, en las islas Orcadas, frente a Escocia. 

En Slonehenge, a 150 Km. al oeste de Londres, subsiste un impresionante monumento megalítico que pudiera haber sido un observatorio astronómico. Se construyó entre los años 2800 y 1100 a. C., en tres etapas, desde el exterior hacia el interior del monumento. En una primera etapa, un foso circular de más de 600 m de perímetro, un talud y un circulo de 56 hoyos rodeaban cuatro postes de piedra. Algunos siglos más tarde, se erigieron dos círculos incompletos de piedras. En la rase final los constructores alzaron un anillo de 81 bloques de gres marrón, coronado cada uno de ellos por una piedra plana colocada junto a la anterior; en el centro del conjunto levantaron cinco gigantescos trilitos en forma de herradura y desplazaron las piedras azules, que colocaron también en forma de herradura en el interior del gres. En el exterior, añadieron dos círculos de 59 hoyos. Actualmente quedan las piedras del centro del monumento.

¿Cómo se construyeron? En primer lugar, hay que cortar las rocas elegidas con las dimensiones necesarias, haciéndolas estallar mediante calentamientos y enfriamientos sucesivos. Después, se alza el bloque con palancas de madera sobre una especie de trineo de tablones, que numerosos hombres y bovinos jalan sobre un camino de leños. Las losas de Stonehenge, que pesan una media de 26 tn., recorrieron de este modo más de 30 Km. en un terreno bastante accidentado. En el lugar deseado se hace un agujero para colocar la base del megalito, que se mueve muy despacio hasta ponerlo vertical por medio de un andamio de madera o terraplén que sirve de apoyo a las largas palancas que alzan el bloque. Las mesas horizontales que cubren los dólmenes se desplazan sobre un plano inclinado

¿Por qué tienen cruces algunos de ellos? El cristianismo trata  en sus comienzos de luchar contra los cultos precedentes que desarrollan en torno a los megalitos en e d. C., la Iglesia prohíbe cualquier ceremonia relación con las piedras y manda destruir los monumentos. Luego, ante la resistencia de  las supersticiones, intenta cristianizarlas dándoles cruces o grabando temas Algunos menhires se transportan incluso hasta las iglesias, delante de las cuales se transforman en calvarios. Se modifican sus leyendas se incluyen escenas de la vida de los santos.

¿Qué representan los menhires? Los arqueólogos han reparado en que los menhires están agrupados con frecuencia en una línea recta que culmina en un dolmen de este modo, sirvieron para jalonar las procesiones funerarias. En algunos menhires, especialmente en España y en el sudoeste de Francia hay grabadas figuras humanas que permiten pensar que se trata de estatuas de divinidades. Además, la Biblia atestigua un culto a las piedras: «(Jacob) tomó la piedra que le había servido de cabecera, la erigió en monumento y dijo): “…esta piedra que he levantado como monumento será la casa de Dios” (Génesis, 28. 18-22). Por otra parte, en Oceanía, los indígenas tenían la costumbre de erigir enormes piedras para conmemorar algunos acontecimientos.

Sabemos aproximadamente lo que pensaban los egipcios cuando construyeron las pirámides, porque han dejado inscripciones que nos dicen quiénes eran y a qué dioses adoraban. Monumentos como Stonehenge son mucho más misteriosos. Las gentes que vivían en el norte de Europa no conocían la escritura y desaparecieron hace mucho tiempo. Por tanto, sólo podemos hacer conjeturas respecto a lo que pretendían al colocar esas enormes piedras.

Sabemos que la mayoría de los monumentos megalíticos (es decir, construcciones con piedras grandes e informes o toscamente talladas) son tumbas, normalmente comunales, que se utilizaron durante varias generaciones. Los megalitos se utilizaban para construir la cámara sepulcral que se enterraba luego bajo un montículo de tierra. Algunos de los grupos de megalitos de aspecto más extraño son los restos visibles y al descubierto de aquellas cámaras sepulcrales: la lluvia ha arrastrado a lo largo de los siglos la tierra que las cubría y ha dejado los megalitos al descubierto. Pueden parecer templos, sobre todo si las piedras de cierre han permanecido en su lugar, pero nunca tuvieron tal función y los cuentos que se narran al respecto son sólo cuentos.

Son más enigmáticas, en realidad, las piedras enhiestas de Carnac, en Bretaña. Hay miles, muchas de ellas dispuestas en largas filas de doce en línea. Las hileras están espaciadas a la misma distancia y no hay ningún sendero central diferenciable: sin embargo, la explicación más probable de estos «alineamientos» es que son una especie de senderos ceremoniales. Desde luego, las tentativas para demostrar que se trata de «observatorios neolíticos» no parecen convincentes.

Stonehenge, el más famoso de todos los monumentos megalíticos, ha dado origen a teorías aún más estrambóticas. No hay duda de que sus constructores pensaban en el cielo, pues el círculo mira hacia el punto del horizonte en que sale el Sol a mitad del verano, y lo hace con una precisión que no puede deberse al azar. Esta orientación se preservó en varias reconstrucciones posteriores, de lo que cabe deducir que se consideraba parte esencial de la «función» del monumento. Por otra parte, no hay motivo alguno para deducir demasiadas cosas de ello. Lo más probable es que Stonehenge sirviera como lugar de reunión estacional: la orientación indica que se reunían allí cientos de clanes.

Debían acudir muchos, desde luego, y de bastante lejos. La malaquita azul utilizada para marcar el círculo de Stonehenge II (construido hacia el 2000 aC; Stonehenge I data del 3000 aC) procedía de una cantera de Gales situada a 300 km de distancia. Y la .tercera y última reconstrucción del monumento (hacia 1500 aC) se hizo a tal escala que debieron participar en la tarea todas las tribus del sur. Quizás se haya perdido para siempre el sistema de creencias que las piedras exaltan. pero no la idea de un objetivo común.

carnac

Piedras de la Avenida de Carnac