La Atmósfera Terrestre

Consumo de Agua en el Mundo Huella Hídrica, Tablas y Mapa

CONCEPTO DE HUELLA HÍDRICA – HISTORIA DEL CONSUMO DEL AGUA POTABLE

HISTORIA: Cualquiera sea la actividad del hombre que consideremos, siempre el agua ocupará una parte esencial en ella. Si observamos su búsqueda de energía comprobamos que la primera fuente natural de energía que dominó fue la de las corrientes y caídas de agua. Cuando pensamos en el hombre como agricultor vemos que una de sus tareas más importantes es asegurar que sus tierras estén bien irrigadas y desaguadas. Aun en el transporte vemos que los barcos que navegan en mares y ríos tienen un papel dominante.

Todo esto no es extraño, pues más de siete décimos (70%) de toda la superficie del globo está cubierta de agua hasta una profundidad media de unos 4 kilómetros. Si multiplicamos el número de kilómetros cuadrados que forman las siete décimas partes del globo terrestre por 4, comprobamos que nuestro planeta contiene más de 1.000 millones de kilómetros cúbicos de agua.

Sin embargo, excepto como ruta para los barcos y ambiente vital para los peces, la gran abundancia de agua en mares y océanos es de poca utilidad directa para el hombre. No la puede usar para calmar su sed y la de sus animales domésticos o para irrigar sus campos. Para todos estos propósitos debe conformarse con la cantidad mucho menor que pasa de la superficie de los océanos al aire como vapor de agua, luego corre por los aires en forma de nubes y cae como lluvia o nieve. Y aún de esta cantidad, relativamente pequeña, la mayor parte, y con mucho, busca su camino en los ríos y vuelve al mar antes que el hombre la haya usado.

Así, aunque en un sentido el agua es extraordinariamente abundante, en otro aspecto es excepcionalmente escasa. En muchas regiones cálidas y secas, incluyendo partes de España, ex Yugoslavia y África del Norte, la poca lluvia que cae sobre la tierra se cuela rápidamente a través de una capa muy gruesa de suelo poroso antes de ser detenida por otra impermeable, de roca, profundamente situada por debajo de la superficie.

En tales regiones es necesario perforar profundos pozos hasta la roca, y los aguateros que transportan la valiosa agua de estos pozos a aldeas distantes la pueden vender tan fácilmente como se venden helados, en otras partes, en un caluroso día de verano. Aun en clima como el nuestro, no es extraño para la gente que vive en distritos con pobre provisión de agua el recoger el agua de lluvia de los techos en barriles y usarla para cualquier fin en el que la absoluta pureza no sea realmente indispensable.

Pero en regiones donde las lluvias no son demasiado escasas y especialmente en las que tienen un subsuelo calcáreo, generalmente es posible asegurarse una provisión de agua constante cavando un pozo no muy profundo.

El agua se puede elevar del pozo en baldes o, siempre que el nivel del agua (la napa) no esté a más de unos 10 metros bajo tierra, por medio de una simple bomba aspirante.  En regiones muy secas, donde el nivel del agua puede estar mucho más profundo, o en cualquier parte donde un pozo tenga que proveer grandes cantidades de agua, se pueden usar bombas más poderosas.

A veces ocurre que el agua queda apresada profundamente bajo tierra entre dos capas de roca impermeable de forma de casquete. Perforando a través de la capa superior, cerca de su punto más bajo, donde hay gran presión de agua, es posible producir un pozo artesiano.  La presión causa un constante fluir de agua, que sube a la superficie.

Para proveer las vastas cantidades de agua que consumen grandes pueblos y ciudades, los pozos y fuentes no son suficientes. Los romanos fueron los primeros en dar una excelente solución al problema, cuando derivaron el agua abundante de los ríos y arroyos de montaña y la transportaron a pueblos distantes por medio de acueductos.

CONCEPTO DE HUELLA HÍDRICA: La huella hídrica es un indicador que define el volumen total de agua dulce usado para producir los bienes y servicios producidos por una empresa, o consumidos por un individuo o comunidad. Mide en el volumen de agua consumida, evaporada o contaminada a lo largo de la cadena de suministro, ya sea por unidad de tiempo para individuos y comunidades, o por unidad producida para una empresa. Se puede calcular para cualquier grupo definido de consumidores (por ejemplo, individuos, familias, pueblos, ciudades, departamentos o naciones) o productores (por ejemplo, organismos públicos, empresas privadas o el sector económico).

concepto de huella hidrica

La tarea de suministrar agua potable a las poblaciones fue muy ardua ya en tiempos de los romanos, pero no lo era entonces casi nada si la comparamos con la de la actualidad. Primeramente, hay ahora muchos más pueblos y ciudades y, además de esto, no pocos de ellos son más grandes que las mayores ciudades de la antigüedad, porque los modernos métodos de transporte han capacitado a las zonas urbanas para crecer en una extensión antes imposible.

Lo que hace que el problema resulte aún más formidable es el hecho de que cada persona usa mucha más agua hoy, diariamente, que en tiempos pasados. Cuando la gente tenía que molestarse en obtener agua levantándola de los pozos, en baldes, cuidaba naturalmente mucho más de no derrocharla que nosotros que conseguimos toda la que deseamos con tan sólo abrir un grifo. Pero no son solamente el descuido y derroche los que han aumentado el consumo del agua. Otra causa importante es el continuo progreso del nivel medio de higiene.

Hace 400 años no se habían inventado los inodoros y hace ciento existían exclusivamente en las casas de los ricos; hoy cada casa usa probablemente más de 50 litros diarios de agua en el lavatorio. Hace poco más de 400 años ni siquiera los palacios poseían cuarto de baño; sin embargo, actualmente, la gran mayoría de las familias de la clase trabajadora, en los países más adelantados, tiene cuarto de baño en su hogar, y cada una de ellas seguramente consume centenares de litros de agua por semana. Además, la industria moderna gasta agua en abundancia.

De manera que no es de extrañar que los 5 ó 10 litros de agua por persona que bastaban para las necesidades diarias de nuestros antecesores ya no sean suficientes hoy para nosotros. En la moderna Bruselas, cada persona usa un promediode 160 litros de agua diariamente.

En Londres, la cantidad es de alrededor de 210 litros, en Estocolmo 245, en París 265 y en Nueva York llega a 440 litros. Aun la más pequeña de estas ciudades —Estocolmo— tiene una población de casi mas de un millón de almas, lo cual significa que necesita unos 250 millones de litros diarios. Nueva York, con su enorme población y su elevado consumo de agua por persona, necesita algo más de 4.400 millones de litros. ¿De dónde proceden tan vastas cantidades de agua?.

Pocas veces están al alcance mismo del sitio en que se las necesita y muy frecuentemente deben ser obtenidas de ríos, lagos o fuentes distantes y transportadas por gigantescas cañerías a plantas de potabilización cercanas a la ciudad que las consume.

Allí el agua ha de ser purificada y pasada a través de filtros. Éstos consisten en tanques enormes, que contienen, generalmente, primero una capa de pedregullo y arena gruesa, y luego, encima de ésta, una de arena fina. La arena filtra la mayor parte de las impurezas sólidas, pero no deja el agua libre de bacterias. De modo que ésta pasa a continuación a depósitos donde la acción de la luz del sol y el aire contribuyen a destruir los microorganismos. Generalmente se agrega también cierta cantidad de cloro, que actúa como germicida.

Cuando el agua está completamente purificada se la bombea a torres de agua, de modo que finalmente llegue a todas las casas de la ciudad con una presión uniforme. Sólo a partir del siglo XX el hombre ha tenido tan colosales exigencias de provisión de agua, y éstas nunca se hubieran satisfecho de no haberse tomado medidas para impedir que los ríos llevaran todo su caudal de agua al mar, como siempre.

Hoy, a lo largo de los cursos superiores y medios de muchos grandes ríos, los ingenieros han construido vertederos para controlar la corriente del agua. De modo que, excepto en épocas de muy prolongada sequía, las autoridades encargadas del suministro de agua pueden casi siempre conservar la cantidad suficiente como para satisfacer las necesidades de las poblaciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda utilizar 50 litros de agua por día y por persona, pero en la Argentina se calcula un consumo de entre 500 a 613 litros diarios.   Así, el consumo de agua limpia es diez veces mayor a lo sugerido por la OMS y las causas más habituales de este derroche son “pérdidas en las canillas, dispendio en la higiene personal o limpieza de ropas y lavado de vehículos, vajillas, frutas y verduras, regado de plantas y jardines y el uso de desagües como vertederos”.

MAPA DEL CONSUMO DE AGUA EN EL MUNDO – m³/año/persona –

mapa de consumo de agua en el mundo

TABLA DE CONSUMO FAMILIAR APROXIMADOS:

1 Lavado de Auto 500 l.
2 Ducha de 10 minutos 70-150l.
3 Descarga Inodoro 20-25 l.
4 Lavado de Manos 3 l.
5 Lavarropa 100 l.
6 Consumo Familiar 4 Personas 1200 l.

TABLA DE CONSUMO INDUSTRIAL APROXIMADOS:

1 Cemento por Kg. 30 l.
2 Harina por Kg. 0,5 l.
3 Azúcar por Kg. 2 l.
4 Lana por Kg. 0,7 l.
5 Papel por Kg. 0,5 l.
6 Cerveza por litro 10 l.
7 Gaseosa por litro 5 l.
8 Pescado por Kg. 6 l.
9 Acero por Kg. 500 l.
10 Un automóvil 35.000 l.

Nuevas estadísticas sobre la  disponibilidad y la utilización de los recursos hídricos informan que que sector agrícola consume el 92% del agua.  Analizar el consumo globalmente, aseguran, ayudará a los gobiernos a establecer medidas para elaborar sus planes hídricos nacionales y gestionar mejor los limitados recursos hídricos. EEUU, India y China son los países que más agua gastan. Entre los tres consumen el 38% de los recursos hídricos del planeta

8 CONSEJOS PARA EL AHORRO DE AGUA

tabla con consejos para el ahorro de agua potable

LA DEPURACIÓN DEL AGUA: Quizás uno de los elementos más importantes para el desarrollo de la civilización actual sea algo tan simple como el agua. Ella es la base de las operaciones industriales; es requerida, también, como bebida fundamental. Y resulta indispensable para lograr una adecuada higiene, tanto en lo que hace al aseo personal como a la limpieza de habitaciones, veredas y edificios.

Constituye la base de los servicios sanitarios. De acuerdo con las más actualizadas tablas de valores, cada ser humano utiliza, en promedio, unos 125 litros diarios de agua. Esta cifra aumenta considerablemente si nos referimos a las ciudades, especialmente las europeas. En Los Ángeles, por ejemplo, se consume individualmente un promedio de 350 litros por día.

Veamos cuál es el método empleado para purificar este líquido. Baste calcular que sólo París necesita por día más de 2.500 millones de litros de agua potable. Todo el sistema sanitario de una ciudad se basa en obras de ingeniería, consistentes en tuberías y canalizaciones de distintos diámetros.

Desde ríos, a veces muy distantes, se hace llegar el agua a plantas de potabilización que, generalmente, se instalan cerca del núcleo urbano.

Allí el agua pasa por varias piletas, en las que las impurezas mayores se depositan en el fondo por un proceso mecánico de sedimentación. Luego el agua pasa a otras piletas que actúan como filtros gracias a la acción depuradora de la arena fina y el pedregullo que hay en su fondo.

En otras piletas el agua se somete a un nuevo proceso, ahora de orden químico, que consiste en el agregado de agentes germicidas como el cloro, el ozono, etc., que eliminan todo vestigio de parásitos y otros microorganismos nocivos. Ya en este momento el agua, transparente como un cristal, está preparada para ser bombeada a presión en las tuberías que lallevarán porlaciudad. En algunos casos se envía a torres elevadas para que su distribución se produzca sin inconvenientes.

Luego de la acción germicida, de los filtros y de las piletas de decantación, el agua está lista para ser sometida a todos los usos imaginables. Ya servidas, las aguas tienen que ser eliminadas de algún modo. Una de las formas más comunes es restituirlas a los ríos de donde se extrajeron -aunque aguas abajo-, o en el océano, si es que éste se encuentra próximo. Para poder cumplir esta tarea sin contaminar las cuencas hidrográficas o marinas, debe volver a someterse al agua a un nuevo proceso de purificación.

tratamiento de agua potable

A: Planta Potabilizadora
B: Planta Potabilizadora Por Ósmosis Invertida

Ampliar Este Tema

RETENER EL AGUA PARA PRODUCIR ENERGÍA: Hay todavía una razón más en la actualidad para construir diques y represas en los ríos: contener el agua de manera que se la pueda usar en un fluir constante y uniforme para producir energía hidroeléctrica.

Antiguamente, los habitantes de la Mesopotamia usaban ruedas de agua primitivas, accionadas por los ríos o arroyos, para obtener agua para la irrigación. Durante la Edad Media, en muchas partes de Europa se empezaron a usar ruedas mucho mejor ideadas para impulsar diversas clases de máquinas simples en los molinos.

Cerca de las caídas de agua de poco caudal, en lugares montañosos, construyeron molinos equipados de ruedas con cangilones. Éstas eran ruedas con paletas bastante livianas, que la fuerza del agua, al caer, hacía girar a considerable velocidad. Por medio de una serie de engranajes, cada uno con ún número diferente de dientes, este veloz movimiento podía disminuirse a una velocidad apropiada para la lenta y pesada maquinaria colocada adentro del molino. Cerca de ríos anchos, en regiones llanas, construyeron molinos con ruedas y paletas de distinta disposición, movidas lentamente por la corriente. Por medio de una serie de engranajes, este lento movimiento podía acelerarse a la velocidad requerida.

Todo esto representaba un gran adelanto en la conquista de la energía hidráulica, pero conservaba aún dos enormes inconvenientes. Primero, se podía sólo hacer uso de la energía mecánica del agua eii movimiento construyendo molinos en el lugar en que se encontraba y no donde era más conveniente hacerlo. Segundo, el natural fluir del agua variaba con las épocas y la cantidad de energía disponible variaba con ella. Después de lluvias prolongadas, en las caídas de agua y los ríos el caudal de agua llegaba al máximo y movía las ruedas a una velocidad excesiva, que amenazaba con destruirlas. Después de una sequía prolongada, las ruedas apenas giraban.

No hubo indicación alguna de cómo se podría subsanar el primer inconveniente, hasta comenzado el siglo XIX. Fue cuando el científico inglés Faraday descubrió que un imán que se movía rápidamente podía provocar el fluir de una corriente eléctrica a través de un cable. Aquí, entonces, había un medio de transformar energía mecánica —la clase de energía necesaria para mover el imán con rapidez— en energía eléctrica.

En ese tiempo, cuando la era de la máquina de vapor llegaba a su punto más alto, la obvia manera de poner el imán en movimiento era usar un motor de vapor. De modo que los imanes de los generadores de las primitivas usinas que surgieron años más tarde se accionaban con vapor y así es como funcionan hoy la mayoría de los generadores.

Pero no hay nada que impida que los imanes de los generadores funcionen por las caídas de agua, y en efecto así es como se mueven en las modernas usinas hidroeléctricas. De este modo la energía mecánica del agua en movimiento se transforma en energía eléctrica, la cual puede ser transportada en cables hacia donde haga falta. En los hogares y fábricas de cualquier sitio esta energía eléctrica puede convertirse nuevamente en energía mecánica por medio de motores, en los cuales la corriente eléctrica pone en movimiento un imán.

El otro problema era cómo asegurarse que el agua diera una producción de energía constante. Aquí surgió, precisamente, la necesidad de construir diques y represas. Cuando se construye un dique a través de un río, las aguas del curso superior son contenidas para formar un lago artificial. Éste sirve como enorme depósito desde el cual se puede dejar correr el agua hacia los generadores, a través de cañerías o túneles, a una velocidad constante durante todo el año.

En terrenos montañosos, el agua que cae de grandes alturas hace girar veloces ruedas Pelton, no muy diferentes de las ruedas de antaño, para impulsar a los generadores. En terreno llano, un volumen mayor de agua que cae de una altura menor hace girar las ruedas de turbina, que se parecen también mucho a las de la Edad Media.

Fuente Consultada:
El Triunfo de la Ciencia El Agua en el Mundo Globerama Tomo III Edit. CODEX

Desarrollo Sustentable o Sostenible Concepto y Objetivos

CONCEPTO DE DESARROLLO SOSTENIDO

La expresión Desarrollo Sostenible, se refiere a una manera de resumir todas las técnicas necesarias de aplicar para que el desarrollo económico y social del mundo sea posible sin poner en peligro la capacidad de futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades, es decir, que considera la posibilidad de llevar adelante un desarrollo socio-económico preservando el ambiente, usando los recursos naturales, sin comprometer la preservación de esos mismos recursos para las generaciones futuras.

UN POCO DE HISTORIA: Cuando a fines del siglo XVIII empezó a fraguarse la Revolución Industrial, gran parte de la humanidad creyó haber alcanzado la panacea. La máquina de vapor, puesta al servicio de la navegación por el ingeniero James Watt (1736-1819), no sólo revolucionó el transporte, sino que modificó las estructuras comerciales.

Los barcos ya no dependían de los vientos, sino que se propulsaban solos y por el camino más corto al puerto de destino. La seguridad y la velocidad de aquellos viajes permitieron hacer más fluido el comercio entre los más distantes puntos del Globo. Tan interesante fue este salto tecnológico que, de ahí en más, la carrera no se detuvo.
En 1890 hizo su aparición en el mercado el motor diesel y, entonces sí, los historiadores y los economistas confirmaron que la humanidad había superado una segunda -y ahora definitiva- Revolución Industrial.

La utilización de la energía eléctrica y el perfeccionamiento de la mecanización propiciaron una radical evolución en las perspectivas socioeconómicas. El hombre había hecho pie en el industrialismo moderno.

A partir de ese momento, las costumbres y los gustos de la sociedad se fueron adaptando al ritmo de la tecnología, que a su vez se encontró presionada por las nuevas necesidades de la sociedad. El consumo de bienes y servicios creció, tal como lo sigue haciendo, en proyección geométrica, constituyendo un círculo vicioso: producción, más necesidades y, nuevamente, más producción.

Ante esta situación, el conjunto de países con mayor capacidad tecnológica se ocupó únicamente de producir. Con el tiempo, todos los países del mundo alcanzaron distintos niveles de desarrollo y se abocaron a la misma tarea.

Este proceso lleva ya casi doscientos años. A lo largo de ese tiempo, la humanidad ha crecido en bienes, servicios y tecnología, de manera desmesurada y sin medir las consecuencias. Pero ¿qué tiene que ver todo esto con el calentamiento global?

Efectos de la actividad industrial: La matriz energética es la fuente de donde proviene la energía que el hombre necesita. Durante los últimos doscientos años, la tecnología humana utilizó tres fuentes principales de energía: petróleo, carbón y gas; y, en menor medida, la electricidad proveniente de plantas nucleares y de represas hidroeléctricas.

La quema de estos tres combustibles produce toneladas de dióxido de carbono. Este gas, junto con otros liberados también por las actividades productivas del hombre, está operando un cambio del clima en el nivel mundial. ¿Por qué?

Cuando la atmósfera se convierte en un depósito de grandes cantidades de gases, se rompe el equilibrio natural entre la energía absorbida y la reflejada. Los organismos encargados de reciclar el carbono ven superada su capacidad máxima de trabajo, y entonces el ciclo natural del carbono se altera. Dado que hay una mayor cantidad de gases que absorben el calor y lo devuelven a la Tierra, la temperatura comienza a aumentar.

Este es el proceso que se conoce como calentamiento global. Así, el efecto invernadero, que permite retener el calor en la atmósfera y que resultó tan beneficioso desde tiempos remotos, se vuelve en contra de la vida.

desarrollo sostenido

Respecto al uso y gestión sostenibles de los recursos naturales del planeta, debemos tener en cuenta dos conceptos. En primer lugar, deben satisfacerse las necesidades básicas de la humanidad, alimentación, vestimenta, lugar donde vivir y trabajo. Esto implica prestar atención a las necesidades, en gran medida insatisfechas, de los pobres del mundo, ya que un mundo en el que la pobreza es endémica será siempre proclive a las catástrofes ecológicas y de todo tipo. En segundo lugar, los límites para el desarrollo no son absolutos, sino que vienen impuestos por el nivel tecnológico y de organización social, su impacto sobre los recursos del medio ambiente y la capacidad de la biosfera para absorber los efectos de la actividad humana. Es posible mejorar tanto la tecnología como la organización social para abrir paso a una nueva era de crecimiento económico sensible a las necesidades ambientales.

Que es el desarrollo y por qué debe ser sustentable: Desde la década de los ochenta el crecimiento económico fue explosivo, y en ello tuvo mucho que ver la revolución tecnológica. Los países industrializados consumen la mayor parte de los recursos naturales del mundo, produciendo un mayor impacto sobre los recursos comunes y compartidos con los países del sur.

Basta recordar que el gran consumo por parte del norte de combustibles fósiles ha contribuido al aumento de dióxido de carbono en la atmósfera (bien común), con la consecuente amenaza de un cambio climático global. También el Sur tiene comportamientos que amenazan la disponibilidad de recursos para las generaciones futuras. En su intento de lucha contra la pobreza, los ingresos insuficientes y el hambre, agotan o degradan gravemente los recursos de agua, suelos, bosques. biodiversidad, etc.

desarrollo sostenido

El crecimiento económico de las naciones, a veces depredador y causa de la degradación del ambiente, está acompañado por un crecimiento demográfico sin precedentes históricos. En los próximos treinta años se espera que la población mundial crezca en casi dos tercios, pasando de 5.000 a 8.500 millones de habitantes aproximadamente (World Resources, 1996).

Un porcentaje importante de esta población vivirá en los países en vía de desarrollo, fundamentalmente en las áreas urbanas. Surgirá entonces un sinfín de necesidades que estarán aparejadas con este crecimiento: aumento de la demanda de recursos alimenticios, aumento de la presión demográfica sobre el espacio, mayor consumo de energía y por lo tanto la necesidad de afrontar mayores niveles de contaminación, etc.

Cuando una actividad o acción origina o produce una alteración, modificación o cambio en el medio o en alguno de los componentes del sistema ambiental, de cierta magnitud o complejidad, se configura el llamado impacto ambiental. Las dos condiciones que están presentes en la alteración o el cambio son la magnitud y la complejidad: la primera está ligada al concepto de dimensión o tamaño de alteración, mientras que la segunda está referida a la cantidad de elementos ambientales naturales o sociales afectados por ese estímulo desencadenante que es la acción o actividad.

A la hora de evaluar el impacto de estos factores (crecimiento económico y demográfico) sobre el medio ambiente, necesitamos incorporar muchos otros factores, ya que la relación entre los primeros no es directa.

La creación de políticas gubernamentales y de sistemas legales que por un lado mitiguen los efectos del crecimiento demográfico y que por el otro reduzcan el potencial impacto ambiental ocasionado por el crecimiento económico ilimitado, permitirán ir rechazando el antiguo paradigma que oponía el desarrollo al medio ambiente y adoptar así un nuevo enfoque, “la nueva conciencia ecológica”, basada en la convicción de que el desarrollo económico y la conservación del medio ambiente son objetivos complementarios.

El progreso tecnológico de estos últimos años se ha convertido también en una herramienta muy importante para el ahorro de recursos y la optimización de su uso. Hoy se brega por el desarrollo sustentable o sostenible. es decir, el que “considera la posibilidad de llevar adelante un desarrollo económico preservando el ambiente, o sea, usar los recursos para satisfacer las cada vez mayores necesidades de la población, sin comprometer la preservación de esos recursos para las generaciones futuras”.

Este es un desarrollo que debe durar. Como lo decía la definición de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (Nuestro Futuro Común, 1987) es el que busca “asegurar que satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer las propias”

LA MITIGACIÓN: La mitigación de los efectos del cambio climático requiere trabajar sobre las causas que lo originan. Como se mencionó anteriormente, la emisión de gases de efecto invernadero tiene dos orígenes fundamentales: la dependencia de los combustibles fósiles para la generación de energía y los cambios en el uso del suelo que promueven la deforestación. Para ambas situaciones, hoy tenemos la tecnología y el conocimiento suficiente para promover un cambio sustancial.

Se están impulsando en varias partes del mundo algunas estrategias fundamentales: una relacionada con el cambio en la matriz energética, para ir mutando hacia una dependencia menor de los combustibles fósiles, y apostando al desarrollo de energías limpias y renovables. Otra consiste en como reducir nuestra demanda de energía, siendo eficientes en el uso de la misma. Por ejemplo el uso de lámparas de bajo consumo, o bien ahora, la lámpara de led, de 5 a 10W. de consumo por unidad.

Lámparas eléctricas: El 95% de la energía consumida por las lámparas eléctricas incandescentes es transformada en calor. Sólo el 5% se transforma en luz. Las lámparas de bajo consumo consumen un 80% menos de energía para generar la misma cantidad de luz. Desde junio de 2011, la Argentina prohibe la comercialización de lámparas incandescentes. Si en todo el mundo se sustituyeran las clásicas bombillas eléctricas por las nuevas lámparas de bajo consumo, se ahorrarían unos 320 millones de kilovatios/hora de corriente, dejándose así de emitir 160 millones de toneladas de CO2. Ello corresponde a las emisiones de anhídrido carbónico de todos los vehículos automotores que circulan en Alemania.

Los acuerdos regionales: el papel de la Comisión Europea: Para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones definidos en el Protocolo de Kyoto, la Comisión lanzó el Programa Europeo del Cambio Climático (PECO en marzo de 2000.

Uno de ios pilares de las políticas comunitarias para abordar el cambio climático es el Sistema de Comercio de Emisiones de la Unión Europea (ETS), puesto en marcha el 1 de enero de 2005. Los gobiernos comunitarios han establecido límites a la cantidad de C02 que pueden emitir cada año unas 10.500 instalaciones (centrales eléctricas y grandes plantas consumidoras), que son la fuente de casi la mitad de las emisiones de CO2 de la UE.

Las instalaciones que emitan menos C02 del que tienen asignado pueden vender la cuota de emisión no utilizada a otras plantas que no logren su meta. Esto supone un incentivo financiero para reducir las emisiones. El sistema también se asegura de que haya compradores para las cuotas de emisiones: las empresas que superen sus límites de emisión y no deseen cubrirlos comprando derechos deberán pagar multas.

La UE se ha comprometido a reducir de aquí a 2020 sus emisiones de gases invernadero hasta, por lo menos, un 20% por debajo de los niveles de 1990. Además, incrementará esta reducción hasta el 30% si los demás países industrializados hacen lo mismo y si los países en desarrollo también adoptan medidas.

Para conseguir esta reducción mínima del 20%, las medidas ya existentes -como el sistema ETS- se complementarán con nuevas disposiciones orientadas a aumentar la eficiencia energética en un 20% para 2020, a incrementar la cuota de las energías renovables hasta el 20% para la misma fecha y a equipar todas las nuevas centrales eléctricas con tecnologías de captura y almacenamiento de carbono.

Fuente Consultadas:
Calentamiento Global Las Dos Caras del Efecto Invernadero Adriana Patricia Cabrera Edit. longseller
Espacios y Sociedades del Mundo La Argentina en el Mundo Daguerre-Sessone Edit. Kapelusz

La Erosión del Hielo Accion Erosiva de los Glaciares

Durante la larga historia de la Tierra los climas del mundo han sufrido muchos cambios. Pero pocos pueden compararse con el que tuvo lugar hace menos de un millón de años, cuando las temperaturas descendieron, principalmente en el norte, y la Tierra entró en la Edad Glacial.

hielo en la montaña - erosion

Como caía cada vez más nieve en invierno y se fundía menos en verano, se formaron grandes masas de hielo que se trasladaban lentamente hacia el sur. Cuando alcanzaron su mayor extensión, vastas zonas de Asia, Europa y América del Norte (más de veinte millones de kilómetros cuadrados, en total) quedaron sepultadas por el hielo.

Las exuberantes regiones subtropicales se trasformaron en desiertos helados a medida que las temperaturas árticas dominaban la Tierra y los climas templados retrocedían hacia el Ecuador.

Como gigantescas excavadoras las masas de hielo arrancaban la tierra al avanzar y la arrastraban hacia el sur. Arrasaban bosques, aplanaban las cimas de las colinas, ahondaban los valles, trasportaban enormes piedras a lo largo de centenares de kilómetros, desde su lugar de origen hasta lejanos paraderos. La Edad Glacial acabó hace unos diez mil años, pero muchos parajes, en el hemisferio norte, atestiguan todavía que el hielo en movimiento puede esculpir la tierra.

Puede sorprender el hecho de qué el hielo erosione una roca mucho más dura que él. El fenómeno se explica  observando la gravilla y los cantos que se unen firmemente al hielo, y trasforman un glaciar en movimiento en una lima gigante y flexible, con un poder considerable para desgastar la roca. Pero el hielo también corroe por sí mismo. Un glaciar arranca bloques de roca al deslizarse por las orillas de un valle.

rotura de roca por el hielo

La velocidad de un glaciar depende, en gran parte, de la velocidad de su deslizamiento. Por esto, los glaciares de Groenlandia (algunos de los cuales avanzan a la velocidad de veinte metros al día) son varias veces más demoledores que los glaciares de los Alpes, que sólo recorren un metro al día.

Una masa de hielo continental que avanza lentamente suaviza el relieve. Uno de los resultados más característicos de la erosión glaciar es el valle en forma de U, con su fondo plano salpicado de cantos y limitado por márgenes escarpadas. Pero estos valles eran lechos de ríos antes de que la erosión de los glaciares los modificara.

Probablemente, los valles más espectacularmente moldeados por el hielo son los fiordos, con sus paredes escarpadas, de rocas desnudas que dominan el agua profunda. Los glaciares erosionaron los fiordos por debajo del nivel del mar porque el hielo, en el seno del agua, mantiene las 9/10 partes de su volumen bajo la línea de flotación. Pero muchos fiordos son inmediatamente profundos cerca de su desembocadura, donde una barrera de rocas o escollos, frecuentemente cubierta de materiales arrastrados, ha elevado el valle casi hasta el nivel del mar.

Este umbral es debido a una disminución en el espesor del hielo cerca de la desembocadura del glaciar. Muchos valles glaciales tienen cascadas, que caen por sus márgenes desde valles tributarios situados a un nivel superior. Estos valles colgados, que originan algunas de las cascadas más importantes del mundo, son debidos probablemente al hecho de que el tamaño es un factor significativo en la posibilidad de un glaciar de erosionar el suelo.

los glaciares

El glaciar que ocupó el valle principal fue mucho mayor que sus afluentes y tuvo, por tanto, mayor fuerza destructora. Por esto, al fundir el hielo, el fondo de los valles tributarios quedó a un nivel más elevado que el del valle principal. La diferencia de alturas entre ambos valles depende de la diferencia de tamaño de los glaciares que discurrieron a través de ellos. Pero la explicación completa de los valles colgados no puede ser tan sencilla.

Se ha sugerido que la diferencia de niveles podía ser debida, en parte, al hecho de que los valles tributarios contenían glaciares cuando el del valle principal había fundido ya. Como la corriente de agua es un agente de erosión más potente que el hielo, el valle principal por el que corriese un río habría sufrido una erosión más profunda que los valles tributarios en los que se encontraban glaciares. Esto, probablemente,  es  parcialmente   cierto, ya que los valles tributarios que están orientados de espaldas al Sol (es decir, aquellos que pueden conservar los glaciares durante más tiempo) se encuentran a veces a una altura mayor que los que se hallan en el lado opuesto del valle principal.

Acción Erosiva del Hielo

Otra señal que deja la erosión glaciar es el circo. Éste es una profunda cavidad en una región montañosa y se encuentra, frecuentemente, en las alturas heladas. Muchos sirven de lecho a pequeños lagos, excepto cuando se encuentran en el origen del valle de un glaciar.

Los circos tienen tendencia a seguir desgastando la ladera de la montaña, a medida que sus paredes “estallan” por la acción del hielo y son “desplumadas” por la nieve en movimiento. A veces ocurre que dos circos llegan a aproximarse tanto que sólo quedan separados por una estrecha pared rocosa, que se conoce con el nombre de cresta. Si hay circos alrededor de la montaña, ésta tiene una cima piramidal.

Mesa Glacial

La glaciación no es sólo un proceso destructivo, sino que el material arrastrado desde un lugar puede ser depositado en otro, cuando funde el hielo. Las llanuras inglesas y las del Norte de Europa están revestidas por una arcilla pedregosa arrancada de lugares como Escandinavia (que aún hoy día carece de tierra fértil). Ocurre  un hecho  similar en América del Norte, donde el material arrancado en el Canadá proporciona ahora una tierra fértil en la parte central de Estados Unidos.

La arcilla pedregosa, o tillita, es una mezcla de aluviones de todas clases, que van desde el fino polvillo de roca hasta grandes rocas que pueden pesar muchas toneladas. Pero los dos tipos principales son: tillita básica (que es rica en arcilla) y la tillita superglaciar (que es más pedregosa).

La mayoría de la arcilla fue arrastrada por el agua producida al fundirse el hielo. A veces, esta arcilla pedregosa está moldeada por las corrientes de agua en forma de montículos que semejan dorsos de ballena y que, generalmente, tienen menos de dos kilómetros de longitud y, raramente, más de 60 metros de altura. Cuando se encuentran agrupados, forman lo que se denomina, adecuadamente, topografía en “cesta de huevos”.

La acumulación de restos de rocas trasportados y depositados por los glaciares recibe el nombre de morrenas o morenas. La arcilla pedregosa depositada en el fondo de un glaciar forma la morrena de fondo. Las morrenas laterales resultan de los fragmentos de roca que caen a los lados del glaciar y, cuando dos glaciares se encuentran, las morrenas laterales se unen para formar la morrena central.

Luego, en la desembocadura del glaciar los detritos se acumulan para formar una morrena terminal. si el frente helado permanece estacionario durante un tiempo suficiente. Muchos de los lagos que existen en el mundo se han formado por la acción de las morrenas, que han actuado como presas naturales.

El agua de deshielo de un glaciar, o de una masa de hielo, juega su propio papel en la erosión y en el depósito de materiales. Los eskers son largas y tortuosas lomas de arena y grava, que corren más o menos en la misma dirección del hielo. El material está depositado por el agua que se encuentra encerrada en un estrecho canal debajo del hielo.

A veces los eskers tienen la forma de burbujas; estas burbujas marcan la desembocadura de la corriente sub-glaciar durante los períodos de inmovilidad, cuando la velocidad a la que avanza el glaciar, o la masa de hielo, está compensada exactamente por la velocidad a la que funde el hielo. Los conos de todos muestran que la corriente subglaciar abandona su estrecho canal bajo el hielo.

Una brusca disminución de la velocidad, al surgir el agua sobre la tierra, motiva el abandono del material trasportado. La acción erosiva del agua de fusión puede ser considerable cuando el desagüe normal queda obturado por el hielo y debe formarse un nuevo canal de evacuación.

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA N°54 Enciclopedia del Ciencia y La Tecnología – La Labor Erosiva del Hielo

Gases de Combustión Características Contaminantes Atmosféricos

Anualmente, sobre cada kilómetro cuadrado la mayoría de las grandes ciudades caen mas de 100 toneladas de polvo, y hollín, parte de este depósito procede de las combustiones  de carbón que se realizan en casas y fábricas.

Las chimeneas de las fábricas, las locomotoras y los automóviles también producen  polvo,   humos  y   gases  perjudiciales, que se suman  a la composición del aire. Los efectos de esta contaminación son parcialmente  nocivos   en   otoño,   porque   en esa  época  del  año  se forman nieblas  más fácilmente.

humo de fabricas

Las partículas de hollín y ceniza, junto con las pequeñas gotitas de alquitrán contenidas en el humo (gases de combustión incompleta) , contribuyen a formación  de  la  niebla. Los   períodos   de   niebla   persistente   tienen como   consecuencia un notable  aumento  de mortalidad. Las víctimas suelen ser, fundamentalmente, personas afectadas de bronquios y otras enfermedades respiratorias.

El problema es muy importante en Inglaterra, pues aun durante los años en que los períodos de niebla han sido muy cortos,  el número de   muertes   producidas   por   la  bronquitis ha superado a la mayoría de los restaantes países.

Aunque existen otros factores que influyen  en las  enfermedades  respiratorias, es casi seguro que las impurezas del aire   (tanto el anhídrido sulfuroso como polvo atmosférico)   son una de sus principales causas.

Las impurezas del aire tienen otros efectos directos sobre la salud de los habitantes de las ciudades. Los rayos solares desempeñan una importante función en la salud, puesto que ayudan a crear defensas contra la infección en el cuerpo. Pero el polvo y el humo del aire reducen la cantidad de radiación que alcanza el nivel del suelo. En las zonas industriales, hasta un cincuenta por ciento de la luz natural puede perderse por esta causa.

El hollín, polvo y gases corrosivos contenidos en el aire contribuyen también a la erosión y deterioro de los edificios de piedra. Los vestidos y cortinas tienen que ser lavados más frecuentemente porque acumulan más suciedad, y, como resulta más oneroso reparar que prevenir, hay que tratar las superficies metálicas y de madera expuestas a la acción de esta atmósfera, pintándolas frecuentemente. Muchas de estas costosas operaciones se evitan purificando el aire.

Uno de los efectos de la contaminación atmosférica  es que el  polvo y  los gases   corrosivos  
del   aire   erosionan   los   edificios   de   piedra.  

QUÉ  ES  EL HUMO: El humo consiste en un conjunto de partículas muy pequeñas de carbón, hollín y alquitrán, que son arrastradas con los gases residuales de los fuegos, hornos y motores de combustión interna; es consecuencia de la combustión incompleta.

El humo oscuro denota el mal funcionamiento de un horno. Al quemarse carbón en un sistema abierto, parte de las materias volátiles sale por la chimenea en forma de humo, antes de que se produzca su combustión. Todos los combustibles sólidos contienen algo de materias inorgánicas que no se queman. La mayor cantidad de éstas caerá a través de la parrilla en forma de ceniza, pero algunas de las partículas más finas serán arrastradas con los gases residuales por la chimenea.

Muchos combustibles contienen pequeñas cantidades de compuestos sulfurosos orgánicos e inorgánicos, que, al quemarse, forman anhídrido sulfuroso. Como este gas puede dar lugar a los ácidos sulfuroso y sulfúrico, es potencialmente tan peligroso como el hollín y el polvo del aire. Realmente, el anhídrido sulfuroso es el principal responsable de la erosión de los edificios de piedra  y, por otra parte, el hollín existente en el aire, ensucia los edificios al depositarse sobre la piedra.

En las modernas centrales eléctricas se hacen grandes esfuerzos para evitar la expulsión de polvo a la atmósfera. Una combinación de precipitadores mecánicos y eléctricos separa el 99,3 % del polvo, y chimeneas muy altas dispersan el resto  a   gran  altura. 

Las chimeneas de las casas resultan más perniciosas que las de las fábricas, puesto que, además de ser más numerosas, son mucho más cortas. En efecto, el humo expulsado en niveles bajos tiende, frecuentemente, a caer al suelo con mucha más rapidez, debido al insuficiente movimiento del aire.

En cambio, el humo de las chimeneas de instalaciones industriales, más altas, se distribuye sobre una zona mucho más amplia. Además de ensuciar el aire, la expulsión de hollín y alquitrán por la chimenea supone un continuo desperdicio de combustible. De hecho, se ha calculado que un 5 % (es decir, cincuenta kilogramos por tonelada) del carbón adquirido para usos domésticos se elimina por las chimeneas en forma de humo, desperdiciándose su poder calorífico.

Tipos de contaminantes según su procedencia: Los contaminantes primarios son los que proceden directamente de las combustiones u otro tipo de reacciones químicas, por ejemplo el monóxido de carbonc (CO), el óxido nítrico (NO) y el dióxido de azufre (SO2)

Los contaminantes secundarios son aquellos que se originan por la interacción química entre los contamíname: primarios y los compuestos de la atmósfera activados por la luz solar, por ejemplo el ácido sulfhídrico (H2S), que deriva de dióxido de azufre (SO2), y el ácido nítrico (HNO3), que deriva de dióxido de nitrógeno (NO2).

esquema de los gases contaminantes

Características de los principales contaminantes

Dióxido de azufre:
El dióxido de azufre (SO2) es un gas incoloro y no inflamable, de olor acre e irritante. Procede de la producción energética :érmica que deriva del consumo de combustibles fósiles que zontienen azufre. La mayor parte del azufre nocivo se forma :.xante el procesamiento del gas natural y en el refinamiento del petróleo.

Monóxido de carbono
El monóxido de carbono (CO) es un gas incoloro, inodoro e insípido. Es el contaminante más abundante y de mayor zistribución de la capa inferior de la atmósfera. El origen principal de CO por las actividades humanas es la combustión incompleta de los carburantes.

Dióxido de carbono
El dióxido de carbono (CO2) es un gas incoloro, inodoro y 1,5 veces más denso que el aire. Es un componente natural de la atmósfera. En los procesos de producción de energía, como en la calefacción y el transporte, se libera este compuesto y las elevadas concentraciones pueden llegar a ser muy contaminantes.

CFC
Los clorofluorocarbonos (CFC) son gases inertes. Se trata de sustancias de origen antrópico responsables, entre otras, del efecto invernadero.

Óxidos de nitrógeno
Los óxidos de nitrógeno (NO y N02) son un grupo de gases formados por nitrógeno y oxígeno. La emisión natural de óxido de nitrógeno es casi 15 veces mayor que la realizada por el ser humano. El óxido nítrico es relativamente inofensivo, pero el dióxido de nitrógeno puede causar daños en la salud, perjudica al sistema respiratorio y además contribuye a la formación de la lluvia acida.

Dioxinas
Las dioxinas son productos orgánicos incoloros e Inodoros. Se obtienen a partir de los fenómenos naturales, como la actividad volcánica y los incendios forestales, pero las fuentes más importantes son las incineradoras, la incineración doméstica de la madera y la industria del metal.

Partículas
Los contaminantes que no están en la atmósfera en forma de gas se llaman partículas. Pueden ser sólidas o líquidas.

Ozono troposférico
El ozono de la estratosfera protege de las radiaciones ultravioletas del Sol. Pero ocurre que ciertas reacciones químicas producen una disminución de este, lo que repercute en un incremento de la concentración en la troposfera, donde resulta muy perjudicial para la respiración de los seres vivos.

Gas Procedencia Efecto
Dióxido de azufre Combustión de petróleo Afecciones respiratorias
Monóxido de carbono Combustiones Muy tóxico
Dióxido de carbono Industria Aumento efecto invernadero
CFC Maquinaria refrigeradora Agujero de ozono
Óxidos de nitrógeno Carburantes de automóviles Lluvia acida
Dioxinas Incineradoras de basura Posible aumento del riesgo de cáncer
Partículas sólidas Canteras, humos en general Enfermedades pulmonares
Ozono troposférico Emisión de sus precursores Daños en vías respiratorias

CÓMO REDUCIR LOS HUMOS
Las cocinas y hornos de las casas constituyen la principal fuente productora de sustancias que ensucian la atmósfera, de modo que este peligro sólo podrá reducirse si las amas de casa se deciden a modificar los sistemas de cocina y calefacción de sus hogares. El gas y la electricidad se van haciendo cada vez más populares desde hace varios años, pero los que prefieren tener una chimenea encendida pueden encontrar en el mercado un buen número de combustibles sin humo.

Los combustibles sin humo se fabrican con carbón mineral. La mayor parte de la materia prima que de otro modo se perdería por la chimenea se recupera calentando el carbón en retortas cerradas (como no hay aire en la retorta, ni el carbón ni las materias volátiles pueden quemarse).

El residuo, que contiene poca o ninguna materia volátil, se evapora, quemándose sin producir humos. Además del coque, carbón casi puro, hay un conjunto de combustibles sin humos que contiene una pequeña cantidad de materias volátiles, por lo que resulta fácil encenderlo.

Aunque estos combustibles pueden quemarse en los tradicionales hogares abiertos, son mucho más eficaces cuando se queman en hornos modernos. En éstos no sólo se consigue que los combustibles sin humos ardan satisfactoriamente, sino que también es posible controlar con facilidad la combustión. Otros combustibles sin humo no son apropiados  para  quemarlos  en  hornos  abiertos.

Sin embargo, resultan excelentes para usarlos en hornos cerrados (o estufas) y calderas domésticas, como, por supuesto, lo son también los combustibles naturales sin humos: la antracita y algunas variedades de hulla. En las calderas y en los hornos modernos, el carbón puede quemarse eficazmente y, por consiguiente, sin humos. Pero, aun así, se expulsan al aire cenizas finas, que, por otra parte, pueden reducirse instalando precipi-tadores de polvo en las chimeneas.

El Protocolo de Kioto
Hoy se acepta de forma general que el calentamiento global es un hecho o, al menos, que puede serlo si sigue aumentando la concentración de C02 en la atmósfera. Por ello, los gobiernos mundiales acordaron reunirse para encarar el problema. Fruto de ello fue el Protocolo de Kioto sobre el Cambio Climático.

Es un convenio, elaborado en esta ciudad japonesa y aprobado el 11/9/1997, por el cual los Estados firmantes se comprometen a reducir (en el caso de los países desarrollados y principales contaminantes) o a no subir (en el caso de los países menos desarrollados) sus emisiones de gases invernadero en un cierto porcentaje con respecto a las emisiones de dichos gases generadas en 1990, año que se toma como referencia.

Posteriormente, en 2002, la UE adquirió el compromiso de que sus Estados miembros disminuirán sus emisiones totales un 8% con respecto a la concentración de 1990 antes del año 2012. Las actividades industriales y la producción de energía en las centrales térmicas son las que se verían más afectadas por este recorte, ya que, en la actualidad, sobrepasan bastante los límites.

Cada ciudadano contribuye a producir gases de efecto invernadero cuando quema combustibles fósiles: al usar el vehículo particular, al poner la calefacción, al cocinar, al calentar agua para el aseo personal, etc. Cada uno de nosotros puede contribuir a reducir la emisión de estos gases de muchas maneras, pero la principal es disminuyendo el consumo de energía y de recursos; así, reduciremos también las emisiones generadas al producirlos.

Fuente Consultada
Revista TECNIRAMA N°113 Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología
La Enciclopedia del Estudiante Tomo 14 Ecología

Cuadro sinoptico Placas Tectonicas Deriva Continental Litosfera

La litosfera no es una capa continua y uniforme, sino que está dividida en grandes fragmentos o placas litosféricas.

Dichos fragmentos tienen unos 100 Km. de espesor y tienen movilidad propia o independientes entre si, pues están flotando sobre  la astenosfera (que es una zona de unos 600 Km. de espesor, donde se encuentran materiales silicatados en estado semilíquido), en forma similar a como lo hacen los grandes bloques de hielo que flotan sobre el agua. Cada una de las placas está totalmente rodeada de otras, y sus formas y tamaños son variados e irregulares.

La importancia de esta teoría radica en que permite explicar de forma satisfactoria muchos fenómenos de nuestro mundo que con anterioridad constituían una incógnita. Así, por ejemplo, gracias a la tectónica de placas resulta aceptable que en otras eras geológicas todos los continentes estuvieran unidos formando una masa única, que después se dividió y originó la distribución de las tierras emergidas que existe en la actualidad.

Asimismo la tectónica de placas explica de manera satisfactoria la concentración de las principales cordilleras en determinadas zonas de nuestro planeta, además de ofrecer una hipótesis creíble sobre cómo se formaron. Del mismo modo, la distribución de los terremotos y los volcanes en determinadas áreas de la superficie terrestre encuentra explicación en el marco de la tectónica de placas.

CUADRO SINOPTICO SOBRE ESTE TEMA:

cuadro sinoptico placa tectonicas

Teoría Deriva Continental

Orígen del Calentamiento Global Primeras Industrial

Los orígenes del problema
La llamada Segunda Revolución Industrial, que comenzó en Europa hace más de cien años, dio inicio a una enorme transformación del sistema económico en el mundo. Las sociedades se modernizaron a través de la industrialización y las economías occidentales pasaron de ser principalmente agrícolas a industriales.

Este proceso desencadenó un Importante desarrollo económico que permitió a los países de Europa occidental, los Estados Unidos y, más adelante, el Japón, convertirse en potencias industriales, significativamente superiores en términos económicos al resto del mundo. Así, el modelo de desarrollo que se expandió hacia mediados del siglo XX fue uno de intensiva promoción de la industria, teniendo como base el uso a gran escala de combustibles fósiles (carbón, gas, petróleo y sus derivados).

El aumento de la población global junto a! incremento significativo de la demanda global de bienes y servicios que mejoran la calidad de vida desencadenaron un proceso sin precedentes de modificación de los sistemas naturales. Hoy comenzamos a darnos cuenta de que la capacidad del planeta es limitada y no infinita, y que debemos repensar las formas en que el desarrollo es concebido, si queremos vivir en un planeta sano, saludable y productivo.

El fenómeno conocido como calentamiento global se refiere a las crecientes temperaturas que vienen experimentando la atmósfera terrestre y los océanos en las últimas décadas. Si bien este proceso viene ocurriendo desde finales del siglo XIX, los estudios de! Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (creado en 1988 para establecer el riesgo del cambio climático) demuestran que se intensificó significativamente en la década de 1990, y que, si todo sigue Igual, en el próximo siglo la Tierra podría experimentar un calentamiento de hasta 6,4° C.

Si estas proyecciones se cumplen, los cambios climáticos podrían tener un impacto muy drástico, con consecuencias directas sobre la extinción de muchas especies, cambios significativos (aumento o disminución) en las precipitaciones sobre distintas regiones del planeta, la ocurrencia de eventos climáticos extremos con mayor frecuencia e intensidad (huracanes, sequías prolongadas) y el aumento del nivel del mar como consecuencia del deshielo de los glaciares del mundo.

La abundante actividad científica de los últimos años, concentrada y compilada por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), ha demostrado sin lugar a dudas que la mayor parte del calentamiento experimentado en los últimos 50 años se debe a la actividad humana.

La emisión de gases de efecto invernadero -en especial dióxido de carbono- no sólo no se ha estabilizado, sino que no ha dejado de incrementarse en los últimos años, estimulada por la creciente actividad Industrial y por el continuo uso de combustibles fósiles (energías no renovables). Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2) alcanzaron un récord histórico en 2010, aumentando el 5,9% en comparación con el anterior récord, que se había registrado en 2008, a 30.600 millones de toneladas.

Vicente Barros, miembro del Consejo Científico de la Fundación Vida Silvestre, explica sobre el tema.

EI calentamiento global, conocido también como cambio climático, es uno de los grandes desafíos que enfrenta la humanidad en este siglo. Es el primer emergente de algo más amplio: la insuficiencia de los recursos del planeta, entre ellos el propio clima, para sostener el crecimiento acelerado del consumo humano con las tecnologías actuales. La energía barata, primero a partir del carbón y más tarde con la suma del petróleo y el gas natural, fue decisiva para la gran transformación de la vida humana desde el comienzo de la Revolución Industrial. En los últimos dos siglos, la economía mundial y el consumo de energía crecieron alrededor de 50 y 40 veces respectivamente.

Pero el uso de esta energía ha sido el primer factor del cambio en la composición química de la atmósfera terrestre, dando lugar a un proceso de calentamiento global que, de mantenerse, traerá severas consecuencias ambientales y sociales. Sin embargo, el calentamiento global no es la única crisis que se avizora, hay claros signos que indican que la era del petróleo barato está llegando a su fin debido a una demanda acelerada y una oferta limitada por su progresivo agotamiento.

La solución de esta crisis ambiental y energética implica profundas transformaciones económicas y tecnológicas, que sólo serán posibles con el apoyo y la demanda de la opinión pública, la que lógicamente dependerá de cómo y cuánto se encuentre informada. Actualmente, el grado de información y conocimiento público sobre el cambio climático en el mundo es diverso, y por ello también es diferente el compromiso de los diferentes gobiernos con su solución.”

Fuente Consultada: Calentamiento Global Fasculo N°1 Clarín y Fundación Vida Silvestre

El futuro del clima y el medio ambiente Lovelock James Planeta Tierra

LOVELOCK JAMES,Reconocido Investigador Científico informa sobre el futuro del Planeta

Sus investigaciones científicas son muy amplias dentro del campo meteorológico y ambiental. Desarrolló la Hipótesis Gaia, según la cual la Tierra se comporta como si fuese un organismo vivo capaz de autorregularse. Es conocido también como inventor, trabajando para la NASA en la investigación de nuevos instrumentos. Su detector de captura de electrones permitió captar componentes tóxicos en regiones remotas como la Antártida. Ha recibido numerosos reconocimientos

James Lovelock

“Hemos abusado tanto de la Tierra, que ésta, está en rebeldía”

LOVELOCK COMO INVENTOR
Lovelock y su invento, el detector de captura de electrones (ECD), con el cual se pudo medir la presencia de los CFC (clorof Inoro-carbonos), que estaban atacando seriamente la capa de ozono. Este aparato también localiza la presencia de pesticidas.

Autoregulación
James Lovelock es autor de más de doscientos artículos científicos y padre de la Hipótesis Gaia, que lleva el nombre de la diosa griega de la Tierra. Ha escrito cuatro libros sobre el tema, así como su autobiografía. James sostiene que la Tierra se comporta como si fuera un organismo vivo, que la atmósfera y la parte superficial del planeta se comportan como un todo coherente que se encarga de autorregular las condiciones esenciales para la vida, la temperatura, la composición química y la salinidad de los océanos.

También dice que, durante muchísimos años, la humanidad ha explotado la Tierra sin tener en cuenta sus consecuencias, llevando a la naturaleza al borde de la crisis. Por eso, suben tanto las temperaturas, hay problemas con el suministro del agua potable y disminuye la producción de alimentos.

El científico inglés afirma que debemos estar preparados para sorpresas, acontecimientos locales o regionales totalmente imprevisibles. Lo más urgente, según Lovelock, es disponer de energías fiables y seguras, como la energía nuclear, para mantener encendidas las luces de la civilización y para preparar nuestras defensas contra la subida del nivel del mar.

Aunque sus teorías polémicas suelen ser criticadas y no avaladas por muchos científicos, varias de sus predicciones se han confirmado y por eso, sus pronósticos suelen ser tema de discusiones entre los ecologistas de todo el mundo.

Para 2050, James Lovelock anunció que los polos se habrán descongelado totalmente y que muchas capitales del mundo (entre ellas, Londres) estarán sepultadas bajo las aguas. “El deterioro ha ido demasiado lejos -dijo- y serán unos pocos millones de humanos los que sobrevivirán a las catástrofes que se vienen.”

Captura de electrones:

Este hombre es, además, un prolífico inventor. Hace más de cuarenta años creó el detector de captura de electrones (ECD), una máquina pequeña que revolucionó el mundo. El aparato es tan sensible que ha permitido a los ecologistas medir la existencia de los CFC (clorofluorocarbonos), que venían alterando de manera radical el equilibrio atmosférico.

También colaboró con la NASA en sus programas de exploración de planetas y, desde 1974, es miembro de la Royal Society, la Academia de las Ciencias del Reino Unido. En la actualidad, prosigue su actividad científica en su casa ubicada en el sudoeste de Inglaterra, ayudado por Sandy, su segunda esposa.

Pronósticos
CALENTAMIENTO GLOBAL Hacia el final de este siglo es probable que el calentamiento global haya transformado la mayor parte de nuestro planeta en un desierto.

FALTA DE AUMENTOS Los únicos lugares donde habrá comida para la superviviencia de la pobla ción serán el Ártico y las zonas costeras en general.

OSCURECIMIENTO GLOBAL Si seguimos quemando energías fósiles, no sólo emitimos dióxido de carbono sino también niebla.

Fuente Consultada:Gran Atlas de la Ciencia Huracanes y Tornados National Geographic

Equilibrio Termico de la Atmosfera Radiciacion Solar Absorcion Terrestre

El Sol irradia energía en forma de calor y luz. Para la Tierra, aquél constituye casi la única fuente de tal energía. Las radiaciones calóricas y las luminosas pueden parecer diferentes. Es decir, la luz puede ser vista pero no sentida, mientras que el calor puede sentirse aunque no se vea; pero su única diferencia real estriba en las respectivas longitudes de onda, puesto que ambas son radiaciones electromagnéticas.

Las longitudes de onda de las radiaciones son tan pequeñas que sé miden en unidades especiales, que pueden ser micrones o Angstrom. Un micrón, que se escribe ¡i, equivale a 0,0001 cm. Un ángstrom equivale a 0,00000001 cm. y se índica así: Á ó A°.

Las radiaciones visibles, que percibimos como luz, poseen longitudes de onda entre 0,4 y 0,7/x. La razón de esta gama de longitudes es que la luz, que parece blanca, en realidad es una mezcla de colores. En un extremo del espectro visible (la gama de colores que constituyen la luz) está el violeta, cuya longitud de onda es de alrededor de 0,4jn y en el otro extremo se halla el rojo, con una longitud de onda de aproximadamente 0,7^. El calor, o radiación infrarroja que no puede ser percibida por el ojo, posee longitudes de onda mayores, mientras que los rayos ultravioletas (los que causan el tostado de la piel, también invisibles) tienen menores longitudes de onda.

Si la Tierra, desde que existe, hubiera almacenado todo el calor que ha ido recibiendo del Sol, nuestro planeta ya hace muchos millones de años que hubiera desaparecido transformado en una brasa. Pero, como es evidente, no ha ocurrido tal cosa.

La razón estriba en que todos los cuerpos emiten calor al par que lo absorben; y, hablando en forma general, se llega siempre a una temperatura tal en que irradian tanto calor como el que reciben. La Tierra, en la práctica, ha alcanzado ese estado de equilibrio: ya no se calienta ni se enfría bajo la influencia de las radiaciones solares.

RADIACIÓN SOLAR
La Tierra absorbe del Sol exactamente la misma cantidad de energía que irradia al espacio. Esta sencilla afirmación resume el equilibrio térmico de la Tierra y su atmósfera; peí o la forma en que se lleva a cabo dicho fenómeno es bastante más complicada de lo que deja entrever tan lacónica frase.

La Tierra sólo utiliza parte de la energía solar. En primer término, una proporción de la radiación solar es reflejada, devuelta, del mismo modo que los rayos de luz son reflejados por un espejo. El porcentaje de tal radiación que reflejan la Tierra y su atmósfera, se denomina su albedo y para la Tierra en conjunto alcanza al 36% aproximadamente. En otras palabras, el 36 % de la radiación solar destinada a la Tierra se pierde por reflexión.

La cifra resulta de una cantidad de diferentes superficies reflectoras, cada cual con su respectivo albedo. La mayor parte de la reflexión se produce en la parte superior de las nubes, las que poseen albedos que oscilan entre el 40 % y el 80 %, mientras que la reflexión mínima corresponde a las superficies de agua. El albedo de las superficies continentales varía según sus condiciones: ocupan los bosques densos un extremo de la escala (con 5% aproximadamente), y los desiertos arenosos el otro (un 20 %).

El albedo de las superficies heladas, hielo y nieve, puede llegar al 80 %. En general podemos decir que el albedo de la Tierra no cambia significativamente de una región a otra (excepto donde hay vastas extensiones nevadas), pero se rige principalmente por las capas de nubes que pueden cubrirlas. Otro factor es la dispersión de la radiación. Ésta es causada por pequeñas partículas o gotitas suspendidas en la atmósfera y aun por las moléculas de los gases que la constituyen.

Las partículas cuyo diámetro es menor que la longitud de onda de la radiación pueden dispersar parte de ésta. El efecto sobre la luz es sumamente interesante. La luz azul es más fácilmente dispersada que la roja; por eso la luz solar que llega a la Tierra es más roja que aquella que abandonó el Sol. Esto es particularmente notable cuando los rayos solares deben recorrer mayor trayecto en la atmósfera (en momentos en que se halla cerca del horizonte al amanecer y al atardecer).

Las partículas que dispersan la luz azul se ven de ese color: de ahí el azul que presenta el cielo. Otro factor es la absorción de radiación solar por los gases y polvo de la atmósfera. Desde el punto de vista de los seres humanos el factor más importante aquí es una capa de ozono (una forma especial del oxígeno) que absorbe la mayor parte de la radiación ultravioleta.

Esto es de importancia vital porque, mientras nos beneficia una pequeña cantidad de radiación ultravioleta, todo exceso podría sernos fatal. Es interesante advertir que el vapor de agua, a pesar de su escasa proporción en la atmósfera (por lo general menos del 3 %), absorbe seis veces más radiación solar que todos los demás gases juntos. Reuniendo reflexión, dispersión y absorción atmosférica, el porcentaje de radiación solar realmente absorbido por la Tierra oscila entre el 30 al 50 % de la interceptada.

Agréguese a esto que la Tierra sólo intercepta el 0,0000000005% de la radiación solar total y tendremos una somera idea de la enorme cantidad de energía liberada por el Sol.

RADIACIÓN TERRESTRE
La atmósfera es más o menos transparente a la radiación solar, es decir, absorbe alrededor del 16 % como máximo. De modo que cabría suponer que fuese también transparente a las radiaciones terrestres; pero no es así, porque la radiación de nuestro planeta es bastante distinta de la solar y repetimos que la diferencia reside en las longitudes de onda. La cantidad de radiación de una determinada longitud de onda depende de la temperatura del cuerpo radiante. El diagrama nos indica que alrededor de la mitad de la radiación solar posee la forma de luz visible y la otra mitad representa calor radiante.

Pero la temperatura de la Tierra es muy diferente de la del Sol y, como resultado, la mayor parte de la radiación terrestre se encuentra en la gama de 4 a 50/¿, con un máximo en los 10ju. Ahora bien, los gases de la atmósfera sólo absorben radiaciones de ciertas longitudes de onda y su poder de absorción es mayor respecto de algunas longitudes de onda que ele otras. Recordemos de nuevo que es el vapor de agua el que desempeña principalmente el papel más importante, pues absorbe radiaciones de muchas longitudes de onda, especialmente entre los 5,5 y los 7/x y por encima de los 27/x. Pero para longitudes de onda entre los 8 y los 13/1 dicho vapor es prácticamente transparente, y estas radiaciones de la Tierra salen directamente al espacio por esta “ventana” atmosférica.

EL EFECTO DE INVERNADERO
La atmósfera produce un efecto de invernadero sobre la Tierra. Un invernadero permite el paso de la mayor parte de las radiaciones solares para que sean absorbidas por las plantas de su interior-. Pero el vidrio absorbe gran parte de la energía reirradiada por ellas. Como su temperatura es menor que la del Sol, emite radiaciones de mayor longitud de onda y envía de vuelta al invernadero parte de esta última. Deteste modo su temperatura interna se mantiene más elevada que la del aire circundante.

Los gases ele la atmósfera, especialmente el vapor de agua, desempeñan un papel similar al del vidrio del invernadero. Permiten el paso de casi toda la radiación solar, pero absorben la mayor parte de la radiación terrestre y la devuelven a la Tierra. De esta manera la temperatura en la atmósfera es mayor que fuera de ella. Si los gases de nuestra atmósfera permiten el paso de la radiación solar y retienen la mayor parte de la terrestre, parecería que su temperatura debiera aumentar en forma continua.

Como evidentemente esto no ocurre, la Tierra en conjunto debe irradiar al espacio tanta energía como la que absorbe. Efectivamente es así, porque aunque el vapor de agua retiene buena parte de la radiación de nuestro planeta, sólo reirradia hacia él la restante. Desde la capa superior de la atmósfera se irradia hacia el espacio suficiente energía como para mantener el equilibrio térmico. Esto sólo significa que hay un “depósito” de energía en la atmósfera, que no aumenta ni decrece.

EL PASO DEL CALOR
La Tierra en conjunto mantiene un equilibrio térmico continuo durante mucho tiempo. Pero el cuadro cambia si consideramos el planeta en zonas, porque ingresa un exceso de radiación solar en las latitudes bajas y existe un exceso de la terrestre en las altas. De acuerdo con esto, las latitudes bajas tendrían que irse calentando cada vez más y las altas enfriándose continuamente.

Ello no ocurre porque el calor se transporta de las latitudes bajas a las altas por medio de los movimientos atmosféricos. Justamente los movimientos globales de aire dentro de la atmósfera (el sistema de vientos planetarios) se origina en este desequilibrio.

La cantidad de calor que debe ser transportada es vasta. Es decir, que más de cien trillones de grandes calorías deben ser transportadas al norte del paralelo 40 para mantener el equilibrio diario (la cifra varía para cada latitud. Una gran caloría es la cantidad de calor necesaria para elevar un grado centígrado la temperatura de un kilogramo de agua.

radiacion del sol

GENERALIDADES ACERCA DE LA LUZ Y EL CALOR ATMOSFÉRICOS
La Tierra se halla rodeada por una masa de aire llamada atmósfera, en cuya parte inferior nos hallamos colocados. * El espesor de la atmósfera se calcula en unos 500 kilómetros. * La porción más próxima a la Tierra se denomina troposfera y su altura es de unos 12 kilómetros.

En la troposfera se producen los fenómenos atmosféricos; su composición es la siguiente: nitrógeno 79 %, oxígeno 10% y otros gases como el argón, criptón y neón, el 11%. * Sobre la troposfera, se encuentra la estratosfera. A los 100 kilómetros de altura, en dicha zona, se halla la región donde aparecen las estrellas fugaces, y a los 200 kilómetros se halla la región donde tienen lugar las auroras polares. • La luz del Sol, como toda la que emiten los cuerpos luminosos recorre 300.000 kilómetros por segundo. • El astro nos suministra la luz y el calor que son fuente de la vida terrestre. •

El calor que recibimos del Sol se propaga a la superficie terrestre. • Decimos que hay propagación cuando pasa directamente a través de la materia, como ocurre con las habitaciones caldeadas por el Sol. * Si la materia es líquida, el calor se propaga por convección. * Cuando la propagación se produce a través del vacío, se denomina radiación. * La conductibilidad del calor se caracteriza por un coeficiente de conductibilidad, que podemos definir diciendo, que es la cantidad de calor que en la unidad de tiempo atraviesa una unidad de superficie determinada. * El calor del Sol nos llega por radiación.

Los que practican deportes en la nieve, en días de mucho sol, saben que pueden andar sin abrigo, pues aunque el aire está a algunos grados bajo cero, el calor radiante que refleja la nieve mantiene el cuerpo caliente. • La radiación del calor se aprovecha en las nuevas instalaciones de calefacción mediante losas radiantes en contacto con cañerías en las paredes y techos, que las mantienen a temperaturas relativamente bajas.

Troposfera y Estratósfera
Ionosfera
Elementos del Clima
El Agua

Aguas Duras
Importancia de la Atmósfera Terrestre
El Aire

Ciclo de la Naturaleza
Test del Medio Ambiente

 

Volcanes Mas Grandes del Mundo Tabla Cuevas Mas Profundas del Planeta

LOS VOLCANES:  Los volcanes son una de las manifestaciones más impactantes de que el interior del planeta está vivo. La salida del magma la superficie a través de ellos puede provocar fenómenos que arrasan toda la vida alrededor: explosiones, incandescentes, lluvias de fuego y ceniza, aluviones. Por eso, desde tiempos remotos, el hombre ha temido a los volcanes, e humeantes cráteres como la entrada al infierno. Cada volcán tiene un ciclo durante el cual modifica la topología y el clima y luego el mismo se extingue.

En el interior de la Tierra se encuentra en su mayor parte en estado liquido e incandescente a elevadísimas temperaturas. A esa inmensa masa de roca fundida, que además contiene cristales disueltos y vapor de agua, entre otros gases se la conoce como magma terrestre. Cuando parte de ese magma surge hacia el exterior a través de los fenómenos volcánicos, se la llama lava; 1000 °C es la temperatura media de la lava líquida

Al alcanzar la superficie de la corteza o el fondo oceánico , la lava comienza a enfriarse y se convierte así en diversos tipos de roca sólida, según su composición original. Ésta es la base de los procesos por los que se ha formado la superficie de nuestro planeta y por los cuales sigue en permanente cambio. Los científicos estudian la lava para conocer en profundidad nuestro planeta.

La lava es la sangre de toda erupción. Está cargada de vapor y de gases como el dióxido de carbono, el hidrógeno, el monóxido de carbono y el dióxido de azufre. Al salir, estos gases ascienden violentamente a la atmósfera, formando una nube turbia que descarga, a veces, copiosas lluvias. Los fragmentos de lava que son arrojados fuera del volcán se clasifican en bombas, brasas y cenizas.

Algunas partículas, grandes, vuelven a caer dentro del cráter. La velocidad eje la lava depende en gran parte de la pendiente de la ladera del volcán. Hay corrientes de lava que pueden llegar a los 150 Km. de distancia.

 volcan activo

Según la opinión de los geólogos, las materias que existen debajo de la corteza terrestre se encuentran en un estado particular, llamado de fluidez latente, por efecto del cual suelen comportarse como sólidos, pero con clara disposición a fundirse en cuanto la presión y la temperatura a que están sometidas, o ambas a la vez, se alteren de modo conveniente.

Cuando las masas superiores del Sial, que constituyen la corteza terrestre, cambian de posición como consecuencia de movimientos orogénicos, las masas inferiores adquieren una mayor plasticidad, se vuelven fluidas y adquieren las características propias de lo que se ha dado en llamar magma.

Cuando esto sucede, el magma líquido penetra en las hendiduras y cavidades de la litosfera, llegando muchas veces a atravesarla por completo hasta salir a la superficie. Entonces se produce el fenómeno volcánico. El vulcanismo no es más que la salida del magma a la superficie. Se llaman volcanes los conductos de filtración, visibles desde fuera, a través de los cuales se produce la salida del magma al exterior, o sea, la erupción.

Esta puede ocurrir a través de una fisura (erupción lineal), a través de una zona más o menos extensa (erupción areal) o también por un conducto de sección de forma aproximadamente circular (erupción central). La forma externa de los volcanes puede adoptar diversos aspectos, de acuerdo con la naturaleza de las rocas existentes en aquel sector, el tipo de magma que irrumpe y otros muchos factores concurrentes.

Actividad volcánica
Los volcanes en actividad arrojan lavas o cenizas permanentemente y durante los cortos periodos de descanso las fumarolas continúan saliendo del cráter. Hay volcanes que despiertan después de largos períodos de tiempo (Vesubio). A los que no han vuelto a entrar en actividad desde hace mucho tiempo se los considera apagados. No obstante, hay fenómenos que revelan cierta actividad subterránea, como ser las fuentes termales o de agua caliente. Son claros ejemplos las Termas de Reyes (50° de temperatura en Jujuy, 60° en Villavil, Catamarca, 70° en Las Maguinas, Neuquén. todos de la República Argentina). Y también los ge /seres, fuentes termales que surgen del suelo intermitentemente y cuyas aguas ascienden a una temperatura de 100°C. Es claro ejemplo el Gran Geiser de Islandia.

Los volcanes suelen anunciarse con temblores de tierra, sacudidas, aumento de temperatura, ruidos subterráneos y movimientos bruscos del mar. El ascenso del magma o lava a la superficie ocasiona perturbaciones geofísicas, anomalías magnéticas y variaciones en la intensidad gravitacional. Aun el incremento de las fumarolas no garantiza la certeza de que habrá erupción. A menudo el magma interno a punto de ser proyectado por la chimenea se acerca al borde del cráter y se solidifica.

Signos más próximos son las explosiones de los gases y valores sometidos a presiones y temperaturas elevadísimas en el interior del volcán. Estos gases, al salir, expulsan las materias que taponan la chimenea volcánica y elevan sobre el cráter gigantescas columnas de humo, piedras y polvo, que caen luego sobre muchos kilómetros cuadrados de extensión y en bloques que llegan a pesar más de 30 toneladas. Esta especie de proyectiles recibe el nombre de bombas volcánicas.

Otra materia arrojada por los volcanes es ceniza (pulverización, en finas gotitas de la lava solidificada). Las escorias son residuos de materia fundida. Su apariencia es vacuolar, ya que provienen del magma que ha retenido y expulsado grandes cantidades de gases. Otras materias son la piedra pómez (escorias porosas) y las puzolanas, fragmentos más pequeños y lisos. Estas substancias, después de caer en las proximidades del cráter, sirven para elevar el cono volcánico. Las cenizas se mezclan con las lluvias y forman los conocidos fufos, capas de barro volcánico depositadas como los terrenos sedimentarios.

A la fase de emanación de gases le sigue la efusión de líquido, el cual está formado por rocas fundidas entre 1.000°C y 2.000°C, que rebasa los bordes del volcán y corre por las zonas aledañas como un verdadero río de fuego.

Composición mineralógica
La lava tiene un alto contenido de silicatos, que son minerales livianos formados de rocas y constituyen el 95% de la corteza terrestre. En proporción, el otro elemento importante es el vapor de agua. Los silicatos determinan la viscosidad de la lava, es decir, su capacidad de fluir, cuyas variaciones han originado una de las clasificaciones más difundidas: la lava basáltica, andesítica y riolítica, ordenadas de menor a mayor contenido de silicatos.

VOLCANES GRANDES E IMPORTANTES DEL PLANETA
Volcán, ubiación Altura en m
Acatenango (Q-1972), Guatemala 3.976
Agua (Q), Guatemala 3.766
Agung Gunung, (A-1964), Bali, Indonesia 3.142
Akutas, (A -1974), Is. Aleutianas, EU 1.293
Alaid, (A -1982), Is. Kuriles 2.339
Alcedo, (A -1954), Is. Galápagos, Ecu 1.127
Ambrym o Marun (A – 1953) Vanuatu (Oc. Pacífico) 1.270
Antisana (Q), Ecuador 5.704
Antofalla (A), Argentina 6.100
Apo (Q), Filipinas 2.954
Ardjuno- Welirang, Java – Indonesia 3.038
Arenal (A- 1982), Costa Rica 1.640
Asamayama (A- 1983) Japón 2.542
Askja (A- 1961), Islandia. 1.510
Aso, (A- 1981), Japón. 1.592
Atitlán, (Q – 1853), Guatemala 3.537
Augustina, (A- 1976), Alaska, EU. 1.227
Awu (A- 1968), Indonesia. 1.320
Azufral, (Q) Colombia 4.070
Azufre o Lastarria, Chile- Argentina. 5.697
Baker (H), Washington, (EU) 3.285
Barú (Q), Panamá 3.475
Beerenberg (A – 1970) Jan Mayen (Mar de Noruega) 2.277
Bezymianny (A- 1983) Rusia 2.800
Bromo (H- 1950) Java – Indonesia 2.392
Calbuco (A- 1961), Chile 2.003
Callaqui, (Q), Chile 2.085
Camerún (A – 1982), Camerún 4.100
Canlaon (A- 1969), Filipinas 2.460
Casablanca (A- 1960), Chile 1.990
Cayambe (F), Ecuador 5.790
Cerro de Llullaillaco (Q), Argentina – Chile 6.739
Cerro Negro (A – 1982), Nicaragua 976
Citialtepec o Pico de Orizaba (Q), Mexico 5.610
Cofre de Perote, Mexico 4.250
Concepción u Ometepe (A- 1977), Nicaragua 1.610
Conchagua (A – 1974), El Salvador 1.250
Cosigüina (A – 1983), Nicaragua 859
Cotecechi (A-1955), Ecuador 4.939
Cotopaxi (A – 1975), Ecuador 5.897
Cumbai (A- 1926), Colombia 4.764
Chiles (Q), Colombia 4.750
Chimborazo (Q), Ecuador 6.310
Chokal (Q), Japón 2.230
Choshuenco, Chile 2.415
Dempo (A- 1940), Sumatra, Indonesia 3.159
Domuyo, Argentina 4.709
El Mocho, Chile 2.422
Erebus (A- 1982) Antártida 3.794
Estrómboli (A – 1975), Italia 924
Etna (A- 1975), Sicilia, Italia 3.323
Faial (A- 1958), Isla Azores 1.043
Fernandina (A- 1977), Is. Galápagos, Ecuador 1.494
Fogo (A- 1977), Is. Cabo Verde 2.829
Fuego (A- 1977), Guatemala 3.763
Fujiyama (Q), Japón 3.776
Galeras (A- 1953), Colombia 4.276
Galung-gung (A- 1982), Java – Indonesia 2.168
Gede (A- 1949), Java – Indonesia 2.958
Góngora (Q) Costa Rica 1.728
Guallatiri (A-  1960), Chile 6.063
Hekla (A-1981), Islandia 1.491
Huila (Q) Colombia 5.750
Ichinskaya (F), Rusia 3.621
Illamna (A- 1981), Alaska, EEUU 3.053
Irazú (A- 1967), Costa Rica 3.492
Izaico (A. 1966), El Salvador 1.910
Iztaccíhualt (Q), Mexico 5.230
Karthala (A- 1977), Islas Comoras 2.361
Katla (A- 1918), Islandia 900

mapa de volcanes

Distribución mundial de los volcanes activos. Casi el 80% de los volcanes se encuentran alineados en las márgenes del océano Pacifico, formando el Cinturón de Fuego del Pacífico. En menor medida, se hallan también en el interior de las placas litosféricas, en donde se observan fenómenos volcánicos vinculados con la acción de los puntos calientes.

De los aproximadamente 500 volcanes activos que hay actualmente en el mundo, solamente una pequeña proporción están en erupción en un momento determinado, anualmente del orden de 20 ó 30. Una erupción, momento en que el volcán arroja lava y gases volcánicos por su cráter, es de una duración bastante corta en relación con la vida del volcán.

El período en que el volcán «duerme» es normalmente mucho más largo que el que está en erupción, y puede durar decenas e incluso millares de años. Un volcán que no ha entrado en erupción en «tiempos históricos» se dice que está extinguido, pero esta definición es en realidad extremadamente vaga, pues lo que se considera «tiempo histórico» puede ser mucho más corto que el período en que un volcán puede permanecer dormido.

CUEVAS DEL PLANETA
Las más profundas
Nombre y situación Profundidad en m
Réseau Jean-Bernard, Alta Saboya, Francia 1.534,97
Réseau des Folliis, Francia 1.402,08
Snezhnaya, Cáucaso, Abjasia 1.280,16
Sistema Huautla, Mexico 1.219,81
Sima de Ukerdi, España 1.184,76
Avenc B 15, España 1.150,00
Las más largas
Nombre y situación Longitud en Km.
Sistema Flint- Mammoth, Kentucky, EEUU 354
Optimisticeskaja, Drestrovsko-Prisernomorskaja, Ucrania 143
Holloch, Muotathal, Suiza 136
Corte esquematico de un volcán

Corte esquematico de un volcán

Formacion de Tormentas Explicacion del origen de las lluvias

EXPLICACIÓN SOBRE LA FORMACIÓN DE LAS TORMENTAS

En los días cálidos y sofocantes del verano se producen, con frecuencia, tormentas locales. El retumbar del primer trueno es seguido por unos instantes de silencio, a los que suceden ráfagas de aire frío, sobreviniendo después la tormenta, acompañada, generalmente, por el resplandor de los relámpagos. Junto con la lluvia, puede caer también granizo.

Aunque el mal tiempo general está asociado a una depresión, por lo común las tormentas son efectos locales, con una duración aproximada de una hora; pero pueden agruparse en largas líneas, conocidas con el nombre de líneas de borrasca. Una tormenta típica aislada cubre una zona de 5 a 9 kilómetros, a diferencia de las líneas de borrasca, que pueden extenderse a lo largo de varios cientos de kilómetros.

En algunas zonas, las tormentas se producen entre los 300 y 900 metros de altura sobre el suelo, pero en otras regiones muy secas, las nubes más altas se pueden situar entre los 4 y los 8 kilómetros sobre la superficie, alcanzando en los trópicos alturas de 11 a 15 kilómetros.

En ciertas partes, las tormentas suelen iniciarse al atardecer, y se mantienen hasta bien entrada la noche, lo que es debido al calentamiento y enfriamiento diario de la superficie terrestre. En el mar, las tormentas traen consigo una lluvia abundante, cayendo, a veces, en gotas de 6 milímetros de diámetro. Tales tormentas van acompañadas, con frecuencia, de granizo, que puede alcanzar el tamaño de una pelota de golf o de tenis.

Las piedras de granizo gigantes caen sólo en los trópicos, aunque por ejemplo en la localidad de Sussex (Gran Bretaña), durante septiembre de 1958, se recogieron piedras del tamaño de una pelota de tenis, pesando la mayor 186 gramos. Durante el verano las tormentas son más frecuentes en los trópicos y en países de clima suave. Las peores se desarrollan en el centro de África, Brasil, Madagascar e Indonesia. La mayor parte del agua de lluvia que cae en estas zonas procede de las tormentas.

CÓMO SE PRODUCEN LAS TORMENTAS
Todas las tormentas se originan en condiciones casi idénticas, cuando grandes masas de aire húmedo se elevan a través de capas de aire más frío. Esto es un ejemplo de corriente de convección: el aire caliente se eleva dejando un espacio tras de sí; el aire frío, más denso, se desplaza para llenarlo.

Tales masas de aire se elevan de la misma forma que las burbujas de aire suben del fondo de un recipiente de agua hirviendo, pero, por supuesto, a escala enorme. Las tormentas se desarrollan, en general, durante el verano, cuando el aire caliente y húmedo contiene una cantidad considerable de vapor de agua.

El suelo recalentado eleva la temperatura del aire en contacto con él, y este aire caliente, que es más liviano que la capa que tiene encima, empieza a ascender. A medida que sube, se expansiona y, por lo tanto, se enfría; pero, a pesar de ello, continúa elevándose, ya que las capas que va atravesando son progresivamente más frías y más densas (esto se debe a que la temperatura decrece a medida que aumenta la distancia a la superficie de la Tierra) . Llega un momento en que el aire ascendente se ha enfriado tanto que no puede mantener toda el agua que contiene en forma de vapor, y el exceso de vapor de agua se condensa en millones de diminutas gotas acuosas, formando un cúmulo blanco y con aspecto de algodón, una nube.

A medida que se forman las gotitas de agua, se desprende calor, el cual eleva la temperatura del aire, impulsándolo todavía más hacia arriba. El calor liberado, calor latente, es del mismo tipo que el necesario para que se evapore un charco de agua. Este calor desprendido ayuda a mantener el ascenso de la columna de nubes.

Una condición indispensable para que una tormenta se desarrolle es que, con la altura, la temperatura del exterior de la columna ascendente de nubes decrezca más rápidamente que la temperatura de su interior. De esta forma, la columna se mantiene siempre más ligera que el aire que la rodea, y asciende con más y más rapidez, para formar nubes con aspecto de hongo, que más tarde producirán las tormentas conocidas como tormentas de calor.

A medida que la nube asciende, las gotas de agua se transforman en cristales de hielo, que crecen hasta alcanzar un tamaño suficiente para poder caer. Al caer, se funden, de nuevo, en gotas de lluvia, las cuales se encuentran con las corrientes de aire ascendentes. Estas violentas corrientes ascendentes pueden alcanzar velocidades de 110 kilómetros por hora, siendo más comunes las de 37 kilómetros horarios.

Tales corrientes ascendentes rompen las gotas de lluvia, y la fricción con el aire produce una carga eléctrica en ellas, de la misma forma que, al frotar con un paño un trozo de vidrio, éste queda cargado eléctricamente (electrizado). De hecho, sólo las gotas de lluvia más gruesas son lo suficientemente pesadas para forzar su camino a través de las corrientes ascendentes y alcanzar el suelo.

A ello se debe que el agua de las tormentas caiga en forma de gotas .tan gruesas. Las nubes tormentosas, llamadas nubes de cúmulonimbo, condensan cargas eléctricas, hasta que llega un momento en que no pueden retenerla por más tiempo y se descargan, bien sobre otra nube o sobre el suelo. Estas descargas producen los brillantes resplandores del rayo, característicos de las tormentas de verano.

explicacion grafica de una tormenta

La corriente ascendente de aire y vapor de agua encuentra en su camino gotitas de agua condensada y cristales de hielo que descienden. Lo fricción entre ambas provoca su carga eléctrica. La electricidad puede descargarse, bien entre la parte superior y la base de la nube, o entre la base de ¡a nube y la tierra.

El trueno es el ruido que se produce cuando la chispa cruza el espacio que hay entre dos nubes o entre la nube y la tierra. Al caer, las gotas de lluvia arrastran el aire que asciende con ellas hasta tal punto que inician una corriente de aire frío descendente, por lo que, en la misma nube tormentosa, pueden coexistir una violenta corriente ascendente junto a una fuerte corriente descendente.

La acción de ambas, como unas tijeras gigantescas, puede partir en dos un aeroplano o, en el mejor de los casos, proporcionará un vuelo muy agitado. Las corrientes descendentes se rompen en la base de la nube y giran a ambos lados sobre el suelo. Éste es el origen de las ráfagas de aire fresco que marcan el principio de la tormenta. Estas ráfagas pueden elevar masas de aire húmedo y caliente, iniciando una nueva tormenta.

De este modo, es posible que éstas pasen en olas sucesivas y se descarguen sobre la superficie terrestre. Para mantenerse, las nubes tormentosas precisan de un suministro continuo de aire cálido y húmedo, y si éste se interrumpe bruscamente (por ejemplo, cuando la tormenta atraviesa una cadena de colinas), la inmensa cantidad de gotas de agua mantenida por las violentas corrientes ascendentes, como pelotas de ping-pongsostenidas sobre un manantial, se ve obligada a precipitarse a toda velocidad hacia el suelo, en forma de chaparrón.

DISTANCIA DE LA TORMENTA
El relámpago que acompaña al trueno nos proporciona un medio sencillo de averiguar la distancia a que se encuentra la tormenta. Al mismo tiempo que las chispas luminosas saltan a la tierra o a otra nube, el sonido del trueno se produce a lo largo del camino recorrido por la chispa. Pero el sonido viaja con mayor lentitud que la luz.

Así, la luz viaja a 300.000 kilómetros por segundo, lo que, en la práctica, significa que el relámpago es visto en el mismo momento que se produce. Pero el trueno se traslada a la velocidad del sonido, es decir, a 330 metros por segundo. Por tanto, en una tormenta que se encuentre a 1 kilómetro de distancia, el sonido del trueno se escucha unos tres segundos después de verse el relámpago, a dos kilómetros del intervalo es de seis segundos, y así sucesivamente. Luego, para hallar la distancia a que se encuentra una tormenta, hay que contar los segundos que pasan entre el relámpago y el trueno, sabiendo que tres segundos representan un kilómetro.

Fuente Consultada: Revista TECNIRAMA Nª72

El Origen del Planeta Tierra

Nombre de las Placas Tectonicas Ubicacion y Teoria Resumen

La deriva continental: Desde la prehistoria, la búsqueda de minerales metálicos proporcionó a los mineros un amplio conocimiento empírico de la estructura de la corteza terrestre: la forma en que diferentes rocas se disponen en estratos una encima de otra, la posibilidad de que las vetas minerales se abran paso a través de los estratos, y así sucesivamente.

Pero el fundador de la geología como ciencia fue James Hutton, (imagen) que trabajó en Escocia durante la segunda mitad del siglo XVIII. Sus ideas fueron desarrolladas en el siglo XIX por otros precursores, como los geólogos británicos Charles Lyell y Archibald Geikie.

Sus investigaciones entraron en conflicto con las creencias más establecidas sobre la edad de la Tierra y las fuerzas que la habían modelado. Según la opinión predominante, la historia geológica sólo podía interpretarse como una sucesión de catástrofes, entre ellas, el diluvio universal en tiempos de Noé.

Durante los años 60, las ideas científicas sobre la corteza terrestre cambiaron espectacularmente al confirmarse ciertos vagos conceptos que se habían desarrollado durante los tres últimos siglos.

Desde que en 1620 el filósofo inglés Francis Bacon advirtiera que África y América del Sur parecen dos piezas de un enorme rompecabezas, muchos trabajaron sobre esta idea. El más influyente fue el meteorólogo alemán Alfred Wegener, quien en 1915 propuso la teoría de la «deriva continental», según la cual todos los continentes estuvieron unidos en algún momento del pasado. La idea encontró dos partidarios, durante los años 20 y 30, en el geólogo británico Arthur Holmes y el geólogo sudafricano Alexander du Toit.

La aceptación comenzó en 1960, cuando el geofísico norteamericano Harry Hess comprobó que ciertos descubrimientos hechos por oceanógrafos durante la década anterior se ajustaban perfectamente a la idea de la deriva continental.

Entre estos hallazgos figuraba el hecho de que la cordillera que discurre por el centro del océano Atlántico forma parte de un sistema montañoso que puede observarse en todos los océanos, así como el hallazgo de que la corteza terrestre debajo de los océanos es notablemente delgada.

Hess sugirió que las cordilleras oceánicas estaban situadas sobre corrientes de convección ascendentes en el manto y que el material que afloraba, empujado por estas corrientes, se solidificaba en la superficie para formar nueva corteza; esta nueva corteza, a su vez, se desplazaba lateralmente con respecto a la línea de actividad. Estas ideas indicaban que la corteza en las proximidades de las cordilleras era muy reciente y que sería más antigua cuanto más lejos se encontrara del sistema montañoso. Hess denominó a este concepto «expansión del lecho oceánico».

En 1963, los geólogos británicos Fred J. Vine y Drummond H. Matthews descubrieron que la corteza oceánica a ambos lados de la cordillera atlántica estaba magnetizada en bandas paralelas, presentando cada banda una polaridad opuesta a la de sus vecinas. En 1966, se sabía ya que la polaridad del campo magnético de la Tierra se ha invertido varias veces en el pasado reciente, por lo que se dedujo que cada parte nueva de la corteza, en el momento de su formación, asumía la polaridad magnética reinante en su época.

En 1967, el geofísico norteamericano Hugo Benioff observó que los hipocentros de los terremotos en una región sísmica están localizados sobre un plano inclinado que desciende por el borde del continente. El sismólogo japonés Kiyoo Wadati realizó la misma observación, pero el fenómeno recibe solamente el nombre de Benioff.

La «zona de Benioff» representa una zona antigua de la corteza en proceso de sumergirse en el manto terrestre y ser destruida. En esos puntos, el material fundido de la corteza se abre paso hacia la superficie y forma volcanes.

Todos estos fenómenos se combinaron en un único concepto a fines de los años 60. La superficie de la Tierra consiste en varias placas, cada una de las cuales se crea continuamente a lo largo de una cordillera oceánica y se destruye continuamente en una zona de Benioff. El término «placa» fue acuñado por el geólogo norteamericano W. Jason Morgan y, en la actualidad, el concepto en su totalidad recibe el nombre de «tectónica de placas».

mapa tectonicas de placas

Sucesora de la teoría de la deriva continental, la teoría de la tectónica de placas, enunciada a principios de la década del ’70 por varios científicos, postula la existencia de placas litosféricas que se desplazan en forma más o menos independiente unas de otras sobre la blanda astenosfera. También explica la distribución global de los volcanes y de los terremotos.

La litosfera no es una capa continua y uniforme, sino que está dividida en grandes fragmentos o placas litosféricas. Estos fragmentos tienen cierta independencia unos de otros y se desplazan flotando sobre la astenosfera, en forma similar a como lo hacen los grandes bloques de hielo que flotan sobre el agua. Cada una de las placas está totalmente rodeada de otras, y sus formas y tamaños son variados e irregulares.

Existen ocho grandes placas litosféricas: la Pacífica, la Europa-africana, la Antártica, la Asiática, la Norteamericana, la Sudamericana, la Indoaustraliana y la de Nazca, y algunas placas menores, como la del Caribe, la Filipina, la de Cocos y la Arábiga.

1 Placa norteamericana 2 Placa pacífica 3 Placa de Nazca 4 Placa sudamericana
5 Placa africana 6 Placa arábiga 7 Placa eurasiática 8 Placa antártica
9 Placa indoaustraliana ____ Convergente ______ Divergente  
bordes tectonicos divergente

Bordes convergentes o destructivos. Dos placas con bordes comunes se acercan y colisionan. Una de las placas desciende y se Introduce debajo de la otra (subducción). Se produce este fenómeno cuando el borde de una placa oceánica, que es densa y delgada, choca contra una placa continental, menos densa y más gruesa: la primera se introduce por debajo de la segunda, se ablanda y se funde en el manto. Durante este proceso, se destruye litosfera oceánica. Esto ocurre, por ejemplo, con la placa de Nazca que choca y se introduce debajo de la placa Sudamericana.

bordes tectonicos divergente

Bordes divergentes o constructivos. Dos placas con bordes comunes se alejan o divergen y se forma entre ambas una brecha, a través de la cual asciende el material del magma. Éste se solidifica y se adhiere a los bordes de las placas oceánicas, proceso denominadoacreción, con lo cual se forma nueva litosfera oceánica. Esto ocurre, por ejemplo, con los bordes divergentes de la placa Sudamericana y la Africana.

bordes tectonicos frontera transformacion

Bordes transformantes. Los bordes comunes de dos placas se desplazan uno al lado del otro, lateralmente. En este caso, las placas no chocan ni se alejan: no se crea ni se destruye litosfera; sin embargo, este desplazamiento genera enormes fricciones que liberan energía en forma de terremotos. Uno de los ejemplos más conocidos de bordes transformantes es la falla de San Andrés, en California, producida por el desplazamiento lateral de la placa Pacífica y la Norteamericana.

 LOS BORDES DE PLACAS: BORDES DE LAS PLACAS
En las zonas en que están en contacto dos placas, es decir en sus bordes,,tienen lugar los principales fenómenos geológicos que modelan la superficie del globo. Según sean los movimientos relativos de dos placas en contacto, tenemos tres tipos de bordes.

Los bordes divergentes o constructivos corresponden a las dorsales oceánicas medias. En ellas se da un abundante vulcanísmo, que genera kilómetros cúbicos de basaltos, de composición muy uniforme. Y esta acumulación de basaltos, que presentan el aspecto de lavas almohadilladas por haberse vertido en el mar, forma la nueva corteza oceánica y hace que las dos placas adyacentes se muevan en sentidos opuestos. Al vulcanismo se le suma una actividad sísmica poco profunda.

Los bordes convergentes o destructivos corresponden a las zonas de subducción. Cuando dos placas que se desplazan en sentidos opuestos entran en contacto, una de las dos se hunde bajo la otra y va a destruirse en el manto.

La convergencia va acompañada de violentos fenómenos. Al hundirse, la placa inferior provoca rozamientos que se traducen en movimientos sísmicos. Provoca, también, la producción de magma, que alimenta volcanes de carácter frecuentemente explosivo.

Comprime y deforma fuertemente la placa superior, originando en ella un levantamiento que se convierte en cordillera. Si ambas placas son oceánicas, como en el Pacífico occidental, el levantamiento es un arco insular, erizado de múltiples volcanes, que emerge progresivamente.

Si una placa oceánica entra en contacto con otra continental, la placa oceánica se hunde por debajo de ésta y origina la formación de una imponente cordillera en el borde de la placa continental: es, por ejemplo, el caso de los Andes. Pero la prosecución del movimiento puede hacer que entren en contacto dos continentes y que, al colisionar ambas masas, el movimiento quede bloqueado: así ocurrió en el Himalaya.

Añadamos, por último, que en algunas zonas las placas en contacto se deslizan lateralmente una con respecto a otra. Son los bordes conservadores, así llamados porque en ellos no se da destrucción ni construcción. Dichos bordes quedan materializados por grandes fallas verticales, o fallas transformantes, a lo largo de las cuales se producen intensas fricciones que provocan violentos seísmos. La falla de San Andrés es un buen ejemplo.

Problemas Ambientales en Argentina Agentes Contaminantes

PROBLEMAS MEDIOAMBIENTALES DE ARGENTINA-AGENTES CONTAMINANTES
AGUA-RESIDUOS-AIRE-SUELOS-DEFORESTACIÓN

La calidad de vida de la población empeora día a día. Muchas son las causas que provocan esta situación pero, en gran medida, es producto del deterioro en que se encuentra el ambiente. Después de la década del 50, comenzaron a estudiarse medidas para detener ese deterioro en los países desarrollados. Hoy, todo el mundo sabe que si no se cuida el ambiente, el futuro de las generaciones venideras estará muy comprometido. Países ricos y pobres padecen los problemas ambientales aunque de diferente forma. Por otro lado, es seguro que las mejores posibilidades de solucionarlos las tienen los primeros. Estos problemas ambientales afectan ciudades, áreas rurales, países, regiones y al planeta en general, en distinta escala.

emision de humo al medio ambiente

PRINCIPALES PROBLEMAS AMBIENTALES DE ARGENTINA Y EL MUNDO

Los principales expertos sobre los problemas medioambientales que afectarán a nuestras vidas. Esta es la conclusión. La escasez de agua, la degradación de la calidad del aire y los suelos, el crecimiento y disposición de los residuos y la producción de energías contaminantes son los problemas ambientales más graves que afectarán a la población en los próximos 10 años. Al menos, ésa es la principal conclusión de un grupo de expertos y representantes de organizaciones dedicadas al estudio y seguimiento de la cuestión ambiental.

Con el cambio climático como telón de fondo, el paisaje ha comenzado a variar y esos nuevos trazos podrían ser irreversibles, aún más, podrían agravarse si no se toman medidas con urgencia.

Un informe del Banco Mundial, reafirma la gravedad de la situación. Las conclusiones cruzan variables políticas, económicas y ambientales e indican que el proceso se ha desatado y la productividad agrícola empezará a caer en América Latina entre un 12 y un 50 por ciento en las próximas décadas. El deterioro de los suelos por sobreexplotación y utilización exagerada de agroquímicos es una de las razones. Aquí, un recorrido por los temas medioambientales que más preocupan.

EL AGUA

El 71 por ciento de la superficie del planeta  está cubierto por agua. Apenas el 2,5 por ciento es agua dulce, pero no toda puede ser consumida porque más del 70 por ciento de esa agua dulce está congelada en los polos. Es decir, que con menos del 1 por ciento del total del agua existente hoy se deben satisfacer las necesidades de 6.600 millones de personas que habitan el planeta. Según cifras de las Naciones Unidas, en la próxima década, unos 2.700 millones de personas vivirán en zonas con escasez de agua.

La diputada nacional y licenciada en economía Fernanda Reyes agrega que a la alarmante y continua degradación del agua, hoy se le suma una distribución inequitativa: hay millones de personas sin acceso a agua segura para sus necesidades elementales. “Se trata de un bien escaso y lamentablemente se lo usa sin control”, y cita el ejemplo de los millones de litros que utiliza la minería a cielo abierto en provincias como Catamarca o San Juan.

“La expansión irracional y sin control de la frontera agrícola, junto con el efecto de la desertificación, están provocando la pérdida o modificación del habitat de miles de personas por la degradación de la biodiversidad con lo que se acentúan los efectos del cambio climático global”, explica Reyes.

Por otro lado, el incremento de la duración de los períodos de sequía y lluvias es una de las consecuencias más perniciosas de los cambios en el clima. Esto representa la mayor preocupación del especialista en meteorología Osvaldo Canziani, quien preside uno de los grupos de trabajo del Panel de Expertos sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés). Según menciona se está gestando una especie de revolución por el recurso hídrico, habida cuenta de que se ha duplicado el consumo de agua desde principios del siglo XX hasta 1940, y que se ha multiplicado dos veces más a fines del siglo. Esto está indicando que todos debemos informarnos de qué manera podemos darle una solución posible.

“El agua es un elemento vital que probablemente generará en un futuro no muy lejano negocios de trillones de dólares. Hoy una botella de agua es un elemento muy valioso para países con escasez, aunque cualquiera de nosotros puede despreciarla al abrir la canilla y dejarla correr libremente”, afirma Canziani, quien recibió, junto con sus colegas, el Premio Nobel de la Paz 2007.

LOS RESIDUOS

El mal manejo de los desechos afecta a casi todas las ciudades de Argentina y de Latinoamérica. La mayoría de los grandes ríos y lagos está contaminado por la basura domiciliaria, las cloacas y la actividad industrial o minera. Por lo menos, en la Argentina, hay más de 2.000 basurales a cielo abierto sin ningún tipo de control.

La directora Ejecutiva de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), María Eugenia Di Paola, explica que la basura —su tratamiento y disposición— será un problema a resolver en la década que viene. Di Paola, quien es experta en derecho de los Recursos Naturales e hizo un máster en derecho Ambiental, expresa que, en primer término, hace falta revertir el modelo de contaminación imperante por uno diferente, que i dé prioridad a la restauración y prevención. “Esto implica trabajar p en la gestión integral de los residuos que incluyen el re-ciclado, revalorización y reutilización de los elementos que consumimos”.

Para la especialista será notable el impacto de las actividades productivas en el agua, el aire y el suelo. “Producir la menor contaminación de estos recursos será fundamental para lograr el equilibrio de los ecosistemas. La clave está en el trabajo que, tanto en el nivel público como privado y ciudadano, pueda hacerse en las cuencas hídricas y atmosféricas. Hay que garantizar que el agua y la riqueza que encierra la tierra puedan perdurar y mantener la calidad porque lo que estará en juego es la salud de la población”.

EL AIRE Y EL SUELO

La superficie cultivada en América Latina se duplicó en los últimos 10 años. La agricultura intensiva y la utilización de productos químicos degradó los suelos hasta dejarlos, en algunas zonas como La Pampa o Santa Fe, inutilizados para cualquier tipo de producción.

Definitivamente, la deforestación indiscriminada cambió el paisaje y, en consecuencia, ha generado variaciones en las condiciones climáticas y ha restado posibilidades para la oxigenación necesaria. Di Paola propone cambiar el paradigma de las actividades productivas. “El sector privado debe adaptarse, integrando en su planificación y forma de trabajo al ambiente y al desarrollo sostenible. En la región, un ejemplo del desafío que se presenta es el de la agricultura sustentable —rotación de los suelos, evitar los fertilizantes químicos, proteger y mejorar la calidad del suelo, el aire y el agua para satisfacer las necesidades actuales y futuras del mundo— frente al avance de la frontera agrícola sin la debida planificación”.

ENERGÍAS CONTAMINANTES

La desaceleración en la utilización de energías contaminantes llevará varios años; los autos y la producción todavía se sostienen con los combustibles fósiles.

Los equipos técnicos de FARN alertan sobre la inminente escasez del petróleo y sus derivados. Señalan como alternativa las energías  renovables y apuntan que hace falta una modificación de la matriz energética mundial.“La dependencia de los combustibles deberá cambiar por dos razones: es un recurso no renovable y uno de los principales productores de dióxido de carbono”, dice Di Paola.

EL CALENTAMIENTO GLOBAL

Canziani señala que la temperatura global seguirá aumentando cada año y a consecuencia de esto, la Argentina sufrirá cada vez más tormentas fuertes, granizadas y el aumento del nivel del mar. “América del Sur contribuye al efecto invernadero del mundo con un cinco por ciento, y la mitad de ese porcentaje es a causa de la deforestación”, explica el científico.

Sergio Jellinek, director de Comunicación del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, dice que “los países y ciudadanos de América Latina, en particular los que viven en condiciones de extrema pobreza, son altamente vulnerables a los efectos del cambio climático”, y cita las principales conclusiones del estudio que e] organismo acaba de presentar sobre la materia.

En un escenario sin cambios, es decir sin una acción decidida por partí de los gobiernos, el sector privado y  sociedad civil, los impactos más críticos del cambio climático en Amé rica Latina y el Caribe serían lo siguientes:

* En México, entre 30 por ciento y 85 por ciento de los establecimientos rurales podrían enfrentar la pérdida total de su productividad económica en 2100.

* Los desastres naturales resultantes de fenómenos climáticos (tormentas, sequías e inundaciones) tendrán un costo promedio de 0,6 por ciento del PBI en los países afectados.

* Varios glaciares andinos desaparecerán dentro de los próximos 20 años lo que afectará el suministro de agua de 77 millones de personas en el año 2020.

* El riesgo de dengue, paludismo y otras enfermedades infecciosas aumentaría en algunas zonas.

“Hay que entender que los países industrializados cargan una responsabilidad histórica por las actuales concentraciones de gases de efecto invernadero que causan el cambio climático. Por lo tanto, un compromiso concertado que involucre a América Latina debe estar basado en la idea de que una mejor gestión ambiental debe ir de la mano con el crecimiento económico”, expresa Jellinek.

Los desafíos que la humanidad tiene por delante en esta materia posiblemente sean los más grandes del siglo. Para llegar a buen puerto hace falta un compromiso que involucre no sólo a los Estados, las empresas y las organizaciones de la sociedad civil. Es la hora de la responsabilidad individual. Reconocerlo nos hará bien.

PARA SABER MAS…
¿Dónde están los árboles?: deforestación

La destrucción de los bosques y las selvas, para usar el suelo en otras actividades, lleva al proceso de deforestación. Esto compromete la existencia de las especies vegetales, animales y del suelo mismo; también altera el clima, porque tanto las selvas como los bosques lo regulan. La fotosíntesis que realizan los vegetales interviene en el equilibrio de los gases de la atmósfera: una hectárea de selva consume anualmente casi cuatro toneladas de dióxido de carbono y devuelve dos toneladas de oxígeno.

Con el fin de obtener alimentos, materias primas y energía, o realiza una explotación forestal, el hombre, desde épocas antiguas, fue talando beques y selvas de manera irracional. Originó así uno de los problemas que deben enfrentar en la actualidad los países desarrollados y subdesarrollados. Millones de hectáreas de bosques se deforestan anualmente por tala o quema.

Esto ocurre, sobre todo, en áreas tropicales donde los suelos tiene una cubierta vegetal delgada y las excesivas lluvias no permiten la acumulación de los materiales que le dan fertilidad (son suelos muy débiles, que se pierden fácilmente). Los pueblos agricultores que realizan estas prácticas con el tiempo tienen que abandonar el lugar porque el suelo ya no produce. Es bien sabido que para generar un centímetro de suelo se necesitar cien años.

Pero la deforestación continúa y en cada segundo que pasa desaparecer. del planeta tres mil metros cuadrados de bosques.
La consecuencia más significativa de la deforestación es la pérdida de ‘.i biodiversidad o diversidad biológica, que es el número de especies de plantas, animales y microorganismos existentes en el planeta. Esto pone en peligro el funcionamiento y el equilibrio natural de los ecosistemas. Las áreas de bosques y selvas tropicales encierran la mayor biodiversidad de la Tierra y actualmente corren serio riesgo de desaparecer. Casi cinco millones de kilómetros cuadrados de áreas territoriales o marinas, correspondientes a países desarrollados, se encuentran bajo protección. Pero todavía esos niveles siguen siendo insuficientes. Algunos científicos sostienen que dentro de cien años se perderán alrededor del 50% de las especies existentes en el planeta.

Si queremos conservar nuestros recursos forestales y que resulten renovables, son necesarias políticas de control y manejo basadas en el conocimiento de los ecosistemas. Lamentablemente, en los países subdesarrollados, los estudios forestales son elementales o no existen; y si se dictan leyes sobre el tema, probablemente no se cumplen. Las empresas madereras destruyen los recursos sin tener en cuenta las consecuencias futuras. La tala no respeta el tiempo que necesita una variedad para regenerarse, se desequilibran las comunidades de árboles y, muchas veces, son reemplazadas por otras de poco valor que crecen sobre suelos dañados. Sólo una gestión forestal sostenible, que equilibre objetivos ambientales, económicos y sociales, podrá servir de solución para este problema.

Los suelos se pierden: erosión
Los procesos erosivos se deben a la acción combinada de los agentes naturales (el viento, la lluvia y los cambios de temperatura) sobre la superficie de la Tierra. En muchas oportunidades, estos procesos provocan la pérdida del suelo. En las regiones áridas o semiáridas, es muy común la erosión eólica (producida por el viento), y en las regiones húmedas, la hídrica (ocasionada por el agua). Pero no sólo los agentes naturales son los causantes de la erosión de los suelos; las prácticas agrícolas inadecuadas, el sobrepastoreo, la explotación forestal, la deficiente utilización del agua y la urbanización también alteran o destruyen la cubierta vegetal protectora del suelo y aceleran estos procesos.

La deforestación y la erosión degradan los suelos, sobre todo en la regiones secas, y originan la desertización: transforman los suelos fértiles en desiertos.
También provocan desertización la tala excesiva de árboles para la obtención de leña, como ha ocurrido en la región del Sahel, en África. La salinización de los suelos es otra de las causas de desertización. En este último caso, se trata de un proceso que concentra en la superficie terrestre las sales que quedan por la evaporación del agua producida por las temperaturas elevadas; esto ocurre, por ejemplo, en las regiones áridas de Australia, Estados Unidos, Egipto, Pakistán, Siria e Irak.

La tercera parte del planeta está ocupada por desiertos, y a cada segundo que pasa desaparecen mil toneladas de suelo fértil. Según estimaciones de las Naciones Unidas, para el año 2000 un tercio de las tierras cultivables se habrá transformado en desiertos. Si esto no se detiene, ¿qué ocurrirá con las posibilidades de alimentación de la humanidad?

Para evitar todos estos procesos hay que implementar métodos de conservación de suelos. Algunos de ellos son: el aporte de materia orgánica obtenida de fertilizantes naturales o químicos; el cultivo en contorno, es decir, aprovechando las pendientes del terreno (como lo hacían los incas en los Andes peruanos) o la incorporación de plantas regeneradoras del suelo en la rotación de los cultivos. Estas plantas fijan y protegen el suelo durante la fase de crecimiento, y cuando se las entierra con el arado aportan materia orgánica.

Agricultura sustentable
Las prácticas agrícolas pueden generar la pérdida de fertilidad, la erosión y hasta la destrucción de los suelos, con el consecuente deterioro del medio ambiente.

La población mundial crece día a día y en muchos lugares del planeta el problema de la desnutrición es alarmante. Teniendo en cuenta que la agricultura es la base de la alimentación, es imperioso revertir la forma en que esa actividad se practica. Se trata, entonces, de realizar una agricultura sustentable, integrada, que tenga en cuenta el medio, y permita usar los recursos con más eficiencia.

Una de las formas de hacerlo es mediante la disminución del uso de los fertilizantes químicos, los plaguicidas y los insecticidas. Todos permitieron el aumento de la producción de alimentos, pero su uso desmedido provoca serias alteraciones en los sistemas naturales y en la salud de la población que los consume. Para revertir esta situación, se plantea su uso moderado y la valorización de los procesos naturales: uso de abonos naturales, como el estiércol, y otros que también permiten disminuir los costos, sobre todo en los países menos desarrollados.

La práctica de una agricultura altamente tecnificada le ha permitido a los países desarrollados obtener grandes ganancias, pero ha comprometido la fertilidad de los suelos. Esta situación los ha llevado a desarrollar una agricultura sustentable, más allá de los intereses de las empresas agroquímicas que imponen sus productos en el mercado.

Una agricultura sustentable supone: uso de los productos de desecho y el reciclado de nutrientes; prácticas de conservación de los suelos, del agua y demás recursos, y el conocimiento de las limitaciones que puede imponer el clima o el relieve del lugar.

Esta práctica sólo traerá beneficios reales si se implementa dentro de programas de política ambiental, y con el esfuerzo de las comunidades, los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales (ONG).

cuadro de problemas medioambientales

ASPECTOS A RECORDAR PARA COMPRENDER LOS CONJUNTOS AMBIENTALES

1. Acerca de la relación entre la sociedad y la naturaleza La relación entre las sociedades y la naturaleza siempre es desigual, ya que las sociedades tienen diferentes estilos de desarrollo y la base natural del planeta no presenta las mismas condiciones para el desarrollo de actividades económicas a lo largo de todos los continentes.
2. Acerca del tapiz vegetal natural y el implantado: Cada vez es más difícil encontrar conjuntos ambientales que se basen en el tapiz vegetal natural u original. Por ejemplo; en el área de espacios cultivados en clima templado de la Argentina, el tapiz vegetal originario antes de que llegaran los colonizadores europeos era de pasturas, pero la acción humana ha implantado gran cantidad de árboles y cultivos que no eran originarios del lugar.
3. Acerca de los centros urbanos: Los centros urbanos son los ambientes con mayor nivel de modificación o, según algunos autores, de artificialización, de la naturaleza. Allí, no obstante, sigue lloviendo, sigue habiendo cursos de agua superficiales o subterráneos y continúan soplando los vientos.
4. Acerca de los actores sociales: Para entender cómo son y cómo funcionan los ambientes es necesario entender a los diferentes actores sociales que están implicados en su construcción: los empresarios, el Estado, las Organizaciones No Gubernamentales ambientalistas, los trabajadores y la gente en general.
5. Acerca de los Estados fuertes y los Estados débiles: Algunos ambientes son más saludables que otros. Por ejemplo, el ambiente de las grandes urbes latinoamericanas es mucho más nocivo para la salud de la gente que los ambientes de las ciudades centroeuropeas. Esto tiene que ver con el papel que cumplen los Estados en su relación con los demás actores sociales. Los Estados más débiles tienden a descuidar los aspectos de salubridad de los ambientes en los que intervienen.
6. Acerca de las escalas de análisis: El análisis de un conjunto ambiental siempre requiere estudiar lo que pasa en ese lugar, en vinculación con lo que pasa fuera de él. Por ejemplo: el deterioro del suelo por la utilización que realizan las comunidades campesinas en el sur de México tiene que ver con su atraso. Esta situación de extrema pobreza se entiende contextualizando a esos campesinos en la sociedad, la economía y la política de México. De la misma manera, la contaminación de los ambientes costeros en Uruguay requiere entender el movimiento de las corrientes marinas en relación con el crecimiento de las algas, además de los factores sociales que originaron ese problema.

7. Acerca del tiempo histórico: Los conflictos y las negociaciones entre los distintos sectores sociales varían a lo largo del tiempo. También hay sociedades con mayores posibilidades de realizar proyectos políticos, sociales y ambientales autónomos, en los que ninguna otra sociedad las obliga a realizar lo que no desean. Las sociedades “hacen” su historia y son responsables de sus acciones a través del tiempo. Una de las maneras en que se refleja el paso del tiempo histórico es en cómo aprovecharon o desperdiciaron las posibilidades que les brindaba la naturaleza.

Mirar un mapa de grandes conjuntos ambientales no es otra cosa que mirar un aspecto del estado de las distintas sociedades en un momento dado de la Historia. Es muy probable que el mapa de los grandes conjuntos ambientales de América Latina dentro de quinientos años sea muy distinto al que se observa en esta doble página. Al igual que este mapa de ambientes, que es muy distinto al mapa de ambientes de hace quinientos años, cuando llegaron los primeros colonizadores y empezaron a modificar aceleradamente la naturaleza… y a las^sociedades aborígenes que en ella vivían, punto de partida de este libro.

El deterioro ambiental en la selva paranaense
Para conocer el estado actual de deterioro ambiental en la Argentina y caracterizar los procesos de degradación, en el año 1986 la Fundación para la Educación, la Ciencia y la Cultura (FECIC) convocó a técnicos de distintas instituciones para trabajar en el tema. En 1988 se publicó el documento “El Deterioro del Ambiente en la Argentina” (PROSA: Centro para la Promoción de la Conservación del Suelo y del Agua).

Este documento se refirió especialmente a la degradación de los suelos de la provincia de Misiones. La erosión hídrica, considerada de moderada a grave, abarcaba el 9% de la superficie, o sea, 260.000 ha del territorio de esa provincia. Las áreas más afectadas eran las del centro-sur: departamentos de Oberá, L. Alem y San Javier, en los que el cultivo de la yerba mate es muy importante. Estimaciones de ese mismo informe señalaban que unas 400.000 ha o más del bosque nativo estaban sufriendo una degradación de mediana a intensa, al igual que unas 100.000 ha de pastizales. La degradación más acentuada afectaba a los bosques provinciales en la zona del Alto Paraná y del Alto Uruguay.

La selva paranaense, por su heterogeneidad, es un sistema de alta complejidad ambiental. Hasta el siglo XVI, su dinámica estuvo regulada por factores físicos y por la propia biocenosis -conjunto de especies distintas, libres, parásitas o simbióticas, todas indispensables para la supervivencia de la comunidad-, incluidas las poblaciones indígenas allí asentadas. En la etapa de conquista y de colonización europeas, se evidenciaron los primeros impactos a la orilla de los ríos, en los campos abiertos y en las áreas de borde, consecuencia de los emplazamientos humanos, de las actividades agrícolas y ganaderas y de las expediciones de exploración, la caza de esclavos y la recolección de yerba mate.

A partir del siglo XIX, el poblamiento y el modelo de desarrollo adoptado produjeron una importante reducción de las áreas selváticas. La expansión agrícola y el obraje forestal son las responsables de este cambio y de la degradación de los montes remanentes. En Misiones, se empobreció la masa arbórea antes que la cobertura boscosa, como consecuencia de la inadecuada explotación forestal.

En los últimos cien años desapareció el 90% de la selva original, y el futuro de este sistema se encuentra seriamente comprometido a corto plazo, salvo las 500.000 ha que se hallan protegidas.

Debería ponerse en marcha una planificación integral para un buen uso del suelo mediante la zonificación, según las aptitudes ecológicas y la viabilidad económica. Y deberían ordenarse los sistemas agrícolas, silvícolas y acuáticos a lo largo del tiempo para obtener un verdadero desarrollo sustentable.

Fuente: “La conservación de los recursos naturales y el hombre en la selva paranaense”, por Pablo
Laclau. Boletín Técnico N° 20. Fundación Vida Silvestre Argentina, Fondo Mundial para la Naturaleza

Fuente Consultada:
Selecciones de Reader Digest Abril 2009 – Podes Suscribirte A Su Publicación!

Sociedad, Espacio y Cultura De La Antigüedad Al Siglo XV Amézola-Dicroce-Ginestet-Semplici

Acuifero Guarani y la Lucha Por el Agua El Pentagono

Acuifero Guaraní y la Lucha Por el Agua

Acuífero: acumulación de agua subterránea que impregna una capa de terreno impermeable. Se suele situar sobre una capa de materiales impermeables (arcilla o pizarra). Puede estar o cubierto con otra capa impermeable, en cuyo caso se llama acuífero o manto freático confinado.

LOS ACUÍFEROS, LA ÚLTIMA ESPERANZA

En los acuíferos se almacena sólo el 0,6% de la totalidad del agua del planeta, que equivale al 95% del agua disponible para el ser humano. Un acuífero es una formación geológica subterránea compuesta de grava, arena o piedra porosa, capaz de almacenar agua, que fluye a una velocidad máxima de aproximadamente 350 metros por año. Tardan siglos en formarse. Inclusive en el Acuífero Guaraní, del que hablaremos más adelante, se encuentran aguas de hasta 20.000 años.

De acuerdo con distintos especialistas estas reservas de agua dulce son consideradas recursos naturales no renovables por el lento fluir de sus aguas y su lenta recarga. El ritmo de renovación del agua depende de la cobertura vegetal de la superficie, la cual retarda el flujo del agua, abre galerías en el subsuelo y aumenta el grado de porosidad del suelo. El desmonte, por lo tanto, es un arma de doble filo que no sólo afecta a la calidad del aire y el cambio climático, sino que también afecta a las reservas de agua dulce subterránea (acuíferos), retardando aún más su recarga.

Hoy en día estas grandes reservas de agua dulce están siendo sobre explotadas y contaminadas. Actualmente, los contaminantes del agua subterránea que más preocupan son los compuestos orgánicos industriales, como disolventes, pesticidas, pinturas, barnices, o los combustibles como la gasolina.

Los acuíferos son extremadamente frágiles. Una vez agotados o contaminados, su recuperación puede demorar siglos. La importancia de preservar y legislar correctamente la explotación de estos grandes reservorios de agua dulce es fundamental para el mantenimiento de la vida.

EL ACUÍFERO GUARANÍ

El Acuífero Guaraní es considerado, a pesar de que se desconozca todavía su límite oeste sobre el territorio argentino, la tercera reserva mundial más grande de agua dulce.” Miguel Auge, geólogo de la Universidad de Buenos Aires, indica que la extensión aproximada del acuífero es de 1.175.000 Km3, superficie que equivale, según sus propias palabras, a un tanque del tamaño de Capital Federal y de 200 kilómetros de altura.’2 Este especialista afirma que la reserva de agua dulce de este “gigante” es tal que su capacidad alcanzaría para abastecer a los 6.000 millones de personas que habitan el planeta durante 200 años.’3

El Acuífero Guaraní es una reserva transfronteriza que se extiende en los territorios de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay; por las cuencas de los ríos Paraná, Uruguay y Paraguay. En Brasil su extensión aproximada es de 840.000 km3, en Argentina de 225.500 km3, en Paraguay de 71.700 km3 y en Uruguay 58.500 km3.

En relación a la temperatura del agua, ésta es más caliente cuanto más profundos son los pozos de extracción. Se puede obtener agua con temperaturas entre los 50°C y 65° C. En varios centros turísticos se utilizan aguas extraídas directamente del Acuífero para cargar piletones de aguas termales aunque en realidad sólo se trate de aguas a altas temperaturas. En este aspecto es importante tener en cuenta que, una vez realizado el pozo, el agua no deja de fluir, provocando el derroche de este recurso vital.

Ofelia Tujchneider 14 señala que otra de las características importantes de la zona del acuífero Guaraní son los otros reservorios de agua dulce que se encuentran sobre él. Estos acuíferos de menor tamaño son los mayormente explotados.

En Brasil el Acuífero Guaraní está en la base de los ocho estados más desarrollados del país. Hoy en día éste es mayormente explotado para uso domestico, industrial, riego, baños terapéuticos y el comercio del agua mineral. En Argentina y Uruguay se lo explota fundamentalmente para usos termales y clubes recreativos, aunque en Uruguay también es fuente de uso doméstico y riego. Por último, en Paraguay, es principalmente fuente de agua de los asentamientos rurales del este del país. En total, alrededor de 24 millones de personas son las que viven sobre el territorio del Sistema Acuífero Guaraní 15

EN LA MIRA DEL PENTÁGONO…

Para muchos, en este marco de sed global, nuestro continente tiene la bendición de contar con uno de los reservorios de agua subterránea más importantes del mundo: el Acuífero Guaraní. Sin embargo, lo que para algunos es un recurso natural fundamental para la vida, para otros es botín que los países poderosos pueden llegar a tratar de obtener incluso a través de la fuerza. Algo tan fundamental como el agua, entonces, pasa a generar una hipótesis de conflicto.

Estados Unidos, una potencia que hasta el momento dirigió su expansión hacia países que poseen petróleo —como en el caso de Irak—,  en el futuro y ante la escasez de agua, podría dirigir su mira hacia naciones donde el agua es abundante. Esta hipótesis de conflicto es apoyada por especialistas en la Argentina.

Una de las personas más consultadas, cuando se menciona al Acuífero Guaraní, es la historiadora y geopolítica Elsa Bruzzone, quien a lo largo de los últimos años viene advirtiendo sobre la intención de Estados Unidos de apropiarse —según su análisis— de este recurso natural. A lo largo de este capítulo  consultamos las fuentes más importantes a nivel mundial en materia de recursos hídricos. Cada vez que con ellos hablábamos sobre el Acuífero Guaraní, Elsa Bruzzone estaba presente. Justamente, dada la importancia de su trabajo destinado a resguardar nuestros recursos naturales, fue que decidí reunirme con ella. Durante la entrevista que mantuve con la señora Bruzzone, ella me ayudó a develar algunos de los interrogantes que rodean el tema del Acuífero Guaraní y la presencia de tropas norteamericanas en la zona.

La primera pregunta fue directa: “,Vienen por el agua?”. Elsa Bruzzone respondió sin vueltas: “Nosotros dimos en 2003 la voz de alerta sobre lo que estaba sucediendo en la Triple Frontera. Nos parecía muy extraño que pudiera haber células de Al-Qaeda, de Hamas o de Hezbollah. Fuimos hasta esa zona y hablamos con los pobladores, con las autoridades de Ciudad del Este, de Foz do Iguazú y de Puerto Iguazú. Ellos tenían las cosas muy claras. Hasta se burlaban de los comentarios sobre la presencia de terroristas. Nos decían que no había ninguna célula de este tipo, sino que en el lugar se hallaba uno de los puntos más importantes de recarga y descarga del Acuífero Guaraní”. Inmediatamente, Bruzzone destacó una inconsistencia entre la política del Departamento de Estado y la de los organismos encargados en Estados Unidos de resguardar la seguridad nacional de ese país encabezados por el Pentágono.

“Desde el año 2001 hasta el 2006 inclusive, el Departamento de Estado norteamericano ha dicho que no hay presencia de células terroristas en la región. A partir de estos informes, recordamos lo que allá por 1998, 1999 y 2000 habían señalado ex funcionarios del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional (FMI): ellos aseguraban que en el siglo XXI las guerras iban a ser por el agua, así como el petróleo había sido el motivo de las guerras durante el siglo XX.” Elsa Bruzzone no detiene su pensamiento y como una calculadora que registra datos, informes y documentos en su mente, recuerda y comparte conmigo: “En el año 2004 es cuando nos termina de cerrar todo.

Las Naciones Unidas confirmaban que para el año 2020-2030 el 90% de la población no iba a tener acceso al agua potable, limpia, pura, sana; como decimos nosotros, agua buena. Entonces pensamos: se mueren de sed o tendrán que tomar agua contaminada. Sabemos que el agua contaminada con bacterias afecta, sobre todo, a dos tipos de poblaciones: los mayores y los niños. Cuando uno mira estos pronósticos, nos damos cuenta que estamos a las puertas de una catástrofe de una dimensión que jamás sufrió la humanidad”.

A este concepto ya de por sí alarmante, agregó un dato aún más llamativo: “Un informe del Pentágono de fines de febrero de 2004, que coincide con el mismo pronóstico de las Naciones Unidas, propone lisa y llanamente al gobierno de Estados Unidos el despliegue de las Fuerzas Armadas por todo el planeta, para tomar el control de estos recursos, especialmente el agua, dondequiera que se encuentre, porque es vital para la supervivencia de Estados Unidos como potencia rectora del mundo”.

Bruzzone sigue relacionando datos e informaciones y hace referencia a un pedido del gobierno de Estados Unidos a la Organización de Estados Americanos (OEA): “Ahora vemos esta insistencia del Senado de Estados Unidos para que se solicite a la OEA la formación de una fuerza militar combinada entre Argentina, Brasil, Paraguay y los Estados Unidos, dentro del marco del Comité Interamericano de Lucha contra el Terrorismo”. Esta historiadora y geopolítica resalta otro dato que es interesante: cómo, a pesar de los comentarios públicos de parte de los Estados Unidos acerca de la buena cooperación antiterrorista en la región, cada tanto se insiste en lo que teóricamente estaría pasando en la Triple Frontera, es decir, las supuestas actividades de grupos como el Hezbollah.

“En su informe anual, el Departamento de Estado dice que está funcionando muy bien el diálogo antiterrorista 3+1, que es el acuerdo firmado entre Brasil, Paraguay, Argentina y Estados Unidos para controlar la zona. Pero ellos son persistentes con esta idea. Han logrado en Foz do Iguazú el acuerdo para una nueva oficina de la CIA. Tienen el acuerdo en Paraguay para una oficina del FBI, además de los ejercicios militares disfrazados de misiones humanitarias. En realidad, Estados Unidos lo que quiere es la presencia de una fuerza militar firme”, concluyó esta analista.

Otros especialistas, como es el caso del embajador Raúl Estrada Oyuela, representante argentino de Asuntos Ambientales, destacan que el Acuífero es un recurso importante que hay

que cuidar, sobre todo cuando estamos perdiendo los glaciares por el calentamiento global. Para este analista, el principal problema del Acuífero Guaraní es la contaminación. En una charla que mantuvimos con este diplomático, él destacaba que Brasil —país bajo cuyo suelo se encuentra un importante tramo del acuífero— posee “serios problemas de contaminación industrial”. “Hay preocupación de que esa contaminación se pueda ir filtrando hacia el Acuífero”, señaló Estrada Oyuela.

Cuando lo consultamos sobre aspectos legales a nivel regional y global, Estrada Oyuela afirmó: “En las Naciones Unidas se está trabajando en una legislación que contemple el caso de las acumulaciones subterráneas de agua que no tienen salida a la superficie”. Por su parte, dejó en claro que la Constitución argentina sostiene que los recursos naturales son de dominio originario de las provincias: “El concepto de dominio es de derecho civil, de derecho real. Por encima o por detrás, hay otro concepto que es el de soberanía. La soberanía de estos recursos es de la Nación. En términos clásicos, ésta no tiene límites hacia arriba y hacia abajo, sí hacia los costados

Cuando le planteamos a Estrada Oyuela la hipótesis de la escasez de agua y las advertencias de Naciones Unidas, se muestra un poco escéptico y señala: “En lugar de hablar de escasez de agua, habría que hablar de un adecuado manejo de la disponibilidad de agua. Desde el principio del mundo, la cantidad de agua es la misma. Por más que usted tome agua, finalmente vuelve a ponerla en el ciclo de vida. Yo creo que más que un problema de escasez, la cuestión es organizar cómo se la utiliza”. En el transcurso de la conversación, este especialista deja de lado las hipótesis que sostienen que en pocas décadas más el mundo sufrirá una dramática escasez de agua y nos marca, a nivel climático, otro punto que él realmente ve como alarmante: “El clima ha cambiado muchas veces en la historia de la Tierra, pero a un ritmo al cual la gente se iba adaptando.

Ahora, como hay una contribución muy fuerte del hombre, ese ritmo se ha ido acelerando”. Estrada Oyuela reafirma: “El  problema es la velocidad del cambio”.

Hablando sobre el cambio climático, Estrada Oyuela explica que el avance del calentamiento global puede generar un debilitamiento del permafrost, capa de hielo permanentemente congelada en los niveles superficiales del suelo en las regiones árticas:

“En Rusia hay pueblos ubicados sobre el permafrost. Las tuberías de conducción de petróleo de Siberia están sobre esta capa de hielo permanente, que de debilitarse ocasionarán un impacto tremendo. Más aún, si tenemos en cuenta que ese hielo es agua dulce, entonces al derretirse, esa agua fría y dulce se va a mezclar con la corriente del» Golfo (de aguas cálidas) cambiando totalmente las condiciones del clima de Europa Occidental, llegando inclusive a convertir en desértico el centro de Europa”.

En geología, permafrost o permagel es la capa de hielo permanentemente congelada en los niveles superficiales del suelo de las regiones muy frías o periglaciares como es la tundra. Puede encontrarse en áreas circumpolares de Canadá, Alaska y norte de Europa entre otras. El permafrost se puede dividir en pergelisol, la capa helada más profunda, y mollisol, capa más superficial que suele descongelarse.

Después de esta advertencia, que este especialista considera la más preocupante a nivel ambiental, vuelvo a insistirle sobre los informes presentados en las Naciones Unidas sobre la cercana escasez de agua dulce que podría padecer la humanidad. Rápidamente, y sin vacilar, Estrada Oyuela menciona una palabra: desalinización. Según este experto, cuando el agua dulce teóricamente comience a escasear, podrá utilizarse el agua del mar a través de un proceso que convierta al agua salada en apta para el consumo humano. El embajador se detiene un segundo y menciona el caso de la desalinización que se da en Italia, en la cuenca del río Po.

10. Secretaría General Sistema Acuífero Guaraní: www.sg-guarani.org.

11. Los dos acuíferos más grandes del mundo son: el Acuífero de Areniscas de

Nubia, con un volumen que ronda los 75 mil millones de metros cúbicos, y el

acuífero del Norte del Sahara, con una capacidad aproximada de 37 mil millones

de metros cúbicos. Irónicamente estas reservas están ubicadas en el continente

africano, uno de los sitios más afectados por la falta de agua potable y un ejemplo de que la crisis del agua es una crisis de las políticas implementadas.

12. Declaraciones realizadas en el documental “Sed, invasión gota a gota”, dirigido por Mausi Martínez.

13. El abastecimiento óptimo señalado por la OMS es de 100 litros por día/habitante.

14. Investigadora del CONICET – Profesora Titular Gestión de los Recursos Hídricos Subterráneos Directora Grupo de Investigaciones Geohídrológicas – Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas Universidad Nacional del Litoral — Miembro dc la Junta Científica del Programa de Geociencias de UNESCO — Presidenta del grupo de trabajo en Hidrogeología

15. Tujchneider, Ofelia; Pérez Marcela; Paris, Marta; D’Elia, Mónica; “The Guarany Aquzfer Systern: State-of-the-art in Argentina”; Simposio Internacional sobre acuíferos; Francia; Mayo-Junio de 2006.

Fuente Consultada:
La Ultima Cruzada de Andrés Repetto

El Indice de Octano en las Gasolinas Importancia y Factores

LAS GASOLINAS Y EL ÍNDICE DE OCTANO
La destilación normal del petróleo proporciona un 20 % de gasolina, pero el consumo de este producto es tal que se hace preciso elevar dicho porcentaje hasta el 80 %, a no ser que se oriente el consumo a la utilización de otros carburantes derivados del petróleo, como el gas-oil y el fuel-oil.

Para aumentar el rendimiento del petróleo en gasolina se recurre al craqueo o pirólisis, que consiste en la ruptura de las moléculas largas de hidrocarburos por la acción del calor, pasando de fracciones pesadas a otras más ligeras, es decir, más volátiles.

Las gasolinas son hidrocarburos cuyas moléculas tienen unos ocho átomos de carbono. Ahora bien, la disposición relativa de éstos átomos de carbono en la molécula, es decir, el que formen cadenas lineales o más o menos ramificadas, tiene una gran importancia para que los respectivos hidrocarburos puedan ser considerados como malas o buenas gasolinas.

Las características que definen una buena gasolina son las siguientes:
1°) volatilidad;
2°) ausencia dé corrosividad;
3°) estabilidad química;
4°) buena carburación;
5°) resistencia a la detonación.

Posiblemente, la más importante de ellas es la resistencia a la detonación, ya que si se dispone de una gasolina muy resistente, pueden utilizarse motores con gran relación de compresión y, por tanto, de gran rendimiento. Como todos saben, cuando se aumenta mucho la relación de compresión existe el peligro de que se produzca el autoencendido (detonación) de la gasolina antes de que el pistón finalice la carrera de compresión, y también que se produzca la chispa eléctrica en la bujía. Entonces se dice que el motor “pica”.

La resistencia de una gasolina a la detonación se expresa en términos del índice de octano, de tal forma que, a mayor índice, mayor resistencia al autoencendido. La escala de índices de octano se estableció, en su día, arbitrariamente, desde 0 a 100, asignándose el índice de octano 100 a la gasolina constituida exclusivamente por el hidrocarburo isooetano, que era, entre los conocidos entonces, el combustible más resistente a la detonación. El índice de octano 0 corresponde al n-heptano (cadena lineal de siete átomos de carbono).

RENDIMIENTO DE LAS NAFTASPara determinar el índice de octano de una gasolina se introduce ésta en un motor con culata regulable (para poder variar a voluntad su relación de compresión), y se aumenta la compresión hasta que aquél comienza a picar.

Manteniendo esta relación, se introduce despuésisooetano (índice 100), y, a continuación, n-heptano (índice 0), en cantidades crecientes, hasta que comience de nuevo a picar.

En tal momento, la proporción isooctano-heptano da el índice de octano. Por ejemplo, si el motor comienza a picar cuando se ha introducido 70 % de isooetano y 30 % de n-heptano, el índice de octano será 70.

En la actualidad la tecnología del petróleo ha avanzado tanto qué existen carburantes de índice de octano 120, lo que a primera vista parece absurdo, si no se tiene en cuenta el establecimiento arbitrario de la escala de índices. Pensando lógicamente, ello sólo quiere decir que dicho carburante es aún mejor que el isooetano. Mejores gasolinas han permitido diseñar motores más eficaces. Por ejemplo, en el año 1930, la relación de compresión máxima que se podía alcanzar era de 4, lo que permitía un rendimiento a los motores del 40 %; hoy día, es normal una relación de compresión de 7, lo que significa un rendimiento del 55 %.

Entre los factores que influyen en el índice de octano de una gasolina, y cuyo estudio ha permitido la elaboración de mejores combustibles, se encuentran:

1°) El peso molecular del hidrocarburo; cuanto mayor sea el peso molecular, menor será la volatilidad y también el índice de octano. Conviene, pues, emplear gasolinas volátiles, pero no excesivamente, pues formarían tapones de gas en las conducciones (obturación).

2°) La ramificación de la molécula; el aumento de ramificación favorece el índice de octano.

3°) La posición de la ramificación; el índice de octano es mayor cuanto más alejadas estén entre sí las ramas (o cadenas laterales) que salen de la cadena principal del hidrocarburo.

4°) La insaturación; cuanto mayor sea el número de dobles enlaces que unen entre sí los átomos de carbono que forman las moléculas de gasolina, mayor será el índice de octano.

5°) La delación (cadena de gasolina en forma de anillo) también favorece el índice de octano.

6°) La aromatización; un cierto porcentaje de hidrocarburos aromáticos eleva, asimismo, el índice de octano.

7°) Ciertos aditivos, como el plomo tetraetilo, elevan el índice de octano de las gasolinas medianas, pero no tienen casi influencia sobre las malas.

La lluvia Ácida Causas y Consecuencias Efecto Como se produce la LLuvia?

La Lluvia Ácida Causas y Consecuencias

El hombre, a través de sus actividades, perturba el medio ambiente e interfiere en la precipitación de dos maneras fundamentales: con la construcción de ciudades y con el vertido de contaminantes a la atmósfera. Respecto a la contaminación atmosférica, uno de sus efectos más destructivos es la lluvia ácida, así denominada por la elevada acidez del agua precipitada.

La lluvia acida es un problema ecológico que no respeta fronteras. La contaminación atmosférica que la causa es arrastrada por los vientos dominantes, desde las zonas industriales hasta montañas, lagos y bosques. Ni siquiera el Ártico está libre de tal contaminación.

¿De dónde proviene el ácido? Ya no hay duda de que la mayor parte se origina en automóviles, hogares, fábricas y plantas de energía. Siempre ha existido un poco de ácido en la lluvia alimentada por volcanes, pantanos y el plancton de los océanos; pero los científicos saben que ha aumentado abruptamente en los últimos 200 años. El hielo formado antes de la Revolución Industrial y atrapado en los glaciares resultó tener una acidez moderada, de origen natural.

La lluvia se vuelve acida principalmente por la presencia de dos elementos químicos: azufre y nitrógeno. El azufre se encuentra en la hulla y el petróleo. Al quemarse forma bióxido de azufre, que se mezcla con las gotas de agua en las nubes y se convierte en ácido sulfúrico. Como resultado de la combustión, el nitrógeno forma óxidos que se transforman en ácido nítrico al reaccionar con las moléculas de agua. Una parte de ambos ácidos cae donde se originan, mientras que el resto puede recorrer cientos de kilómetros.

La lluvia Ácida Causas y Consecuencias

La acidez de las precipitaciones está determinada por la concentración de iones de hidrógeno presentes en el agua; se expresa en términos de valor del pH, según una escala de O a 14, donde el valor 7 indica solución neutra (el agua destilada, por ejemplo), los valores inferiores, soluciones ácidas (manzanas, vinagre, zumo de limón), y los superiores, soluciones básicas (lejía, cal, amoniaco). Cada descenso del. pH en una unidad supone un aumento diez veces mayor en la acidez.

La lluvia ya es de por sí ligeramente ácida, pues contiene dióxido de carbono (también lo son la nieve, la niebla y las formaciones de hielo). Se considera lluvia ácida aquella que tiene un pH inferior a 5,6.

Existen diversas fuentes naturales de lluvia ácida: entre otras, los compuestos de azufre que resultan de las erupciones volcánicas, los manantiales termales y las fumarolas, y una cantidad considerable de óxidos de nitrógeno y azufre, producto final del metabolismo de diversos grupos bacterianos. A pesar de estos contaminantes naturales del aire, el pH del hielo glacial llega a casi 5,0, lo que significa que las emisiones naturales de los compuestos ácidos no son el origen principal de la lluvia ácida, sino las actividades de las sociedades humanas, .especialmente las más desarrolladas. 

La combustión de carburantes fósiles

La combustión de carburantes fósiles (petróleo, gas y carbón) por fábricas, centrales eléctricas, hogares y vehículos libera dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno. Estos’ gases no sólo ejercen un efecto nocivo sobre las cosechas, los árboles y los edificios del entorno más inmediato, sino que atraviesan largos recorridos transportados por el viento. Durante el trayecto, los rayos solares los transforman en sulfatos y nitratos. Una vez secos, estos contaminantes se resisten a caer al suelo, y tan sólo la lluvia y la nieve logran extraerlos de la atmósfera. Así, son absorbidos por las nubes y convertidos en ácido sulfúrico y nítrico, ambos solubles en agua, que se depositan a continuación, disueltos en la lluvia, la nieve o la niebla, sobre las plantas, los árboles, los lagos y los ríos, los mares y los suelos. 

Efectos de la lluvia ácida sobre el terreno, las aguas dulces y el medio urbano

El fenómeno de la lluvia ácida (incluida también la nieve, las nieblas y los rocíos ácidos) tiene consecuencias negativas sobre el medio ambiente, porque no sólo afecta a la calidad del agua, sino también a los suelos, a los ecosistemas y, de modo particular a la vegetación: bastan 0,01-0,02 ppm de ácido (que corresponden a 10-20 mm./m3 en la atmósfera) para matar los líquenes; por su parte, las coníferas no sobreviven a concentraciones mayores de 0,07-0,08 ppm.

Los efectos de la lluvia ácida sobre el terreno dependen en gran medida del tipo de suelo sobre el que se deposita. Si el terreno es una formación de origen calcáreo, los ácidos serán rápidamente absorbidos por el carbonato cálcico que compone esta clase de suelos. Por el contrario, si la superficie de depósito es de composición arcillosa o granítica, las consecuencias son más graves, dado el enorme poder de disolución que tiene este tipo de agua de lluvia, que acaba alterando el pH medio del terreno1 originando una acidificación general. Al filtrarse en la tierra, los ácidos destruyen los nutrientes esenciales del suelo, tales como el magnesio, el calcio y el potasio, que alimentan a las plantas y los árboles. estos se vuelven ralos y descoloridos, y mueren.

Las regiones montañosas sometidas a precipitaciones de lluvia o nieve ácidas están, a menudo, compuestas por granito y otras rocas ígneas, que producen suelos delgados carentes de los agentes químicos capaces de neutralizar los ácidos presentes en esta clase de precipitaciones. 

Otro efecto de la lluvia ácida es el aumento de la acidez en las aguas dulces, como consecuencia del incremento de metales pesados muy tóxicos (plomo, aluminio, mercurio, cinc y manganeso), que provocan la ruptura de las cadenas tróficas y del proceso reproductivo de los peces, condenando a los ríos y lagos a una lenta pero implacable disminución de su fauna. Los lagos tienen un pH casi neutro, debido a que minerales como el calcio, liberados en sus aguas a través del suelo, neutralizan la lluvia natural. Sin embargo, este mecanismo amortiguador puede no ser suficiente para absorber el incremento de acidez de aquélla.

Los efectos de la lluvia ácida sobre el medio urbano son, por una parte, la corrosión de edificios, la degradación de las piedras de las catedrales y otros monumentos históricos y, por otra, las afecciones del aparato respiratorio en los seres humanos.                       

Las regiones del mundo que más sufren los efectos de la lluvia ácida son aquellas       dotadas de suelos sensibles, esto es, que carecen del porcentaje necesario de neutralizantes, sobre todo en áreas situadas dentro o cerca de grandes agentes contaminantes. También en ámbitos no industrializados, como áreas remotas de China, donde el carbón se utiliza para calefacción, cocina y depuración de agua, o en zonas de África donde se queman arbustos para propiciar el crecimiento de los pastos, se producen los   mismos efectos. Los contaminantes atraviesan largos recorridos  transportados por  el viento 

En virtud de los desplazamientos de las masas de aire, los contaminantes alcanzan zonas alejadas cientos de kilómetros del lugar donde han sido emitidos. Por esta razón, surge la necesidad de saber hacia dónde se dirigen las nubes contaminantes originadas en un país. Se han elaborado con este fin programas modelo, aplicados a distancias variables, que contemplan: ciclos convectivos, lluvias, nubes y el efecto del suelo. Pronostican variables de vientos, temperatura del aire, humedad relativa, superficie del mar, diferencias de presiones, etc.

Los métodos normalizados más empleados en el análisis de SO2 son los siguientes: método del peróxido de hidrógeno, método del yodo, método gravimétrico, método yodo-tiosulfato, métodos espectrofotométricos, métodos calorimétricos, etc. Se ha podido constatar, por un lado, que Gran Bretaña y Alemania son los grandes exportadores de SO2, al provocar lluvias ácidas en otros países de la UE. Por otro lado, se sabe que la acidez de las lluvias, en general, es mayor en los meses de primavera y verano, y no coinciden estas épocas con los meses en los cuales las cantidades emitidas de contaminantes son mayores (meses de invierno). Por último, también se ha comprobado que el transporte de contaminantes por las corrientes de aire es muy importante, ya que los efectos de lluvia ácida que sufre un país se deben, en su mayor parte, a las emisiones provocadas por otros países.

La lucha contra la lluvia ácida

Desde los años ochenta, se ha producido una toma de conciencia sobre la necesidad de controlar y paliar, en la medida de lo posible, los efectos perniciosos que sobre el medio natural ejercen las sociedades humanas. Las inversiones se han concentrado en impulsar el desarrollo de las llamadas energías limpias (solar y eólica, fundamentalmente), y la implantación de controles más rigurosos para limitar la liberación a la atmósfera de agentes contaminantes.

Los países industrializados han movilizado gran cantidad de recursos económicos para reducir las emisiones ácidas. En 1993, la UE acordó reducir las emisiones de óxidos de azufre en un 40% para el año 1998 y en un 60% para el 2003, y las de óxidos nitrosos, en un 30% para 1998. Otra de las medidas acordadas a partir del año 1993 fue la de instalar catalizadores en los coches de nueva fabricación, para conseguir la reducción de las emisiones de los mencionados gases. Uno de los progresos más significativos ha tenido lugar en las cámaras de producción de las centrales termoeléctricas, un causante esencial de las emisiones de ácidos a la atmósfera: se han incorporado técnicas que reducen e incluso eliminan la emisión de los óxidos de nitrógeno y azufre, que son recuperados y reutilizados como abono.

¿CÓMO SE MIDE LA ACIDEZ?

Los ácidos destruyen casi todo lo que alcanzan; son solubles en agua y su fuerza se mide por el pH (potencial de nitrógeno). La escala del pH abarca valores desde 1 hasta 14. El 1 indica acidez extrema y el 7 neutralidad; el 14 se da en líquidos de gran alcalinidad (lo opuesto a la acidez). El pH se determina con un medidor especial o papel indicador. Un ácido fuerte como el sulfúrico hace que el papel se coloree de rojo, uno neutro lo pone verde, y los líquidos muy alcalinas le dan una coloración púrpura.

LIQUIDO COLOR DEL INDICADOR PH
Acido Sulfúrico Concentrado Rojo 1.0
Jugo de Limón Rojo 2.3
Vinagre Rosa 3.3
Lluvia Zonas Industriales Rosa 4.3
Lluvia Normal Naranja 5.5
Lluvia Destilada Verde 7.0

 

Fuente Consultada: Gran Enciclopedia Universal (Cap. 23).

Las Erupciones Volcanicas Mas Fuertes de la Historia Mas Famosas y Grandes

Grandes Erupciones Volcánicas

La lava cae y se desplaza llevando consigo todo lo que encuentra a su paso. Esto sucede en forma pausada e ininterrumpida, arrasando ciudades enteras, poblaciones, bosques y miles de vidas humanas. Uno de los ejemplos más famosos fue la erupción del monte Vesubio en el año 79 a: C.; que eliminó del planeta a dos ciudades y dos culturas, las de Pompeya y Herculano. Ya en el siglo XX, la erupción del monte Pelee destruyó en pocos minutos la ciudad de Saint Pierré en Martinica y mató al instante a casi toda su población. Detalles de algunas de las erupciones más relevantes

Erupciones Volcánicas

Erupciones Volcánicas

Vesubio año 79 d. C.
El año 79 d. C., el volcán Vesubio entró en erupción violenta y repentinamente, arrasando con nubes de cenizas calientes el romano centro comercial de Pompeya y enterrando bajo lodos volcánicos la pequeña ciudad residencial de Herculano, Hasta esta erupción los romanos habían considerado al Vesubio como un volcán extinguido: .no se tenía constancia de erupciones, y su cono, que había sufrido una fuerte erosión, estaba densamente poblado de vegetación, que incluía extensos viñedos en la parte inferior de sus laderas. El año 63 tuvo lugar un violento terremoto local, que produjo diversos daños en las ciudades que rodeaban al Vesubio. Los terremotos continuaron sucediéndose durante varios años; hoy esos fenómenos serían interpretados como indudables avisos de una próxima actividad volcánica.

La población local de aquella época no cayó en la cuenta de esta relación, quizá porque consideraban como absolutamente cierto que el volcán estaba extinguido. De esta forma la gran nube que surgió de la montaña alrededor del medio día del 24 de agosto constituyó para ellos un «shock» que los dejó estupefactos. La erupción es descrita con gráficos detalles por Punió el Joven en su carta a Tácito, que es probablemente el primer informe de una erupción volcánica realizado por un testigo ocular. Los detalles de este relato se han visto confirmados por el análisis de las rocas producto de la erupción, y de acuerdo con ellos parece que durante esta erupción tuvieron lugar muchos fenómenos que han podido ser observados en erupciones posteriores.

Se ha dicho con frecuencia que Pompeya quedó sepultada por depósitos de cenizas aéreas, mientras Herculano lo fue por una avalancha de lodo. Sin embargo, investigaciones recientes sugieren que los depósitos de coladas de lodo en Herculano pudieran ser de ignimbrita, y es probable que otras ciudades cercanas al Vesubio fueran también destruidas por nubes ardientes. Algunos pasajes de las cartas de Punió son asombrosamente similares a descripciones de nubes ardientes hechas por testigos modernos. Las extensas excavaciones llevadas a cabo en Pompeya  nos dan una clara idea de la belleza y prosperidad de esta zona antes de la erupción.

Las excavaciones en Herculano  se ven muy retrasadas por el hecho de haberse construido la ciudad de Resina exactamente encima de los restos de la ciudad romana. Una parte del borde exterior de una gigantesca caldera sobrevive en la parte norte del Vesubio recibiendo el nombre de Monte Somma; su formación se atribuye comúnmente a esta erupción del año 79. En el lado sur un nuevo cono volcánico, conocido como Gran Copo, se ha formado en épocas posteriores a la formación de la caldera.

¿La Atlántida?
Una enorme erupción, que tuvo lugar alrededor del año 1470 a. C. en la Isla de Thera, destruyó completamente una civilización, dando origen posiblemente a la leyenda de la Atlántida. La isla se colapso a causa de la erupción, formándose una inmensa caldera de 80 kilómetros cuadrados, inundada por el agua del mar y rodeada de escarpadas paredes de cenizas volcánicas.

El cataclismo arruinó la próspera civilización minoica, centrada durante la tardía Edad del Bronce en la isla de Creta, isla que fue devastada en su mayor parte por enormes olas y enterrada bajo espesas capas de cenizas. Las leyendas griegas aluden a esta tragedia, pero tanto la erupción como la civilización minoica cayeron en el olvido, hasta que investigaciones arqueológicas llevadas a cabo en este siglo las sacaron a la luz.

Un viajero griego, Solón, visitó Egipto probablemente el año 590 a. C., y allí oyó hablar a los historiadores egipcios de un desastre que en los tiempos antiguos destruyó el pueblo de Keftiu, situado «lejos hacia el Oeste», acabando con el comercio que existía entre ambos pueblos. Así nació la idea de unas islas perdidas en el mar, que Platón convirtió, alrededor del año 380 a. C., en la épica saga de la Atlántida.

Krakatoa en 1883
El Krakatoa es un volcán del mismo tipo que el de Thera. Ambos tenían una larga historia de pequeñas erupciones que fueron progresivamente formando grandes conos volcánicos, compuestos de basaltos y andesitas, seguidas por gigantescas erupciones que constituyeron auténticos cataclismos y provocaron el colapso del edificio volcánico, para a continuación volverse a formar lentamente un nuevo cono volcánico.

La última gran erupción del Krakatoa es lo suficientemente reciente como para estar bien documentada. Los efectos de la erupción se extendieron por todo el mundo. La explosión final, el domingo 27 de agosto de 1883, se oyó a 4,700 km. de distancia.

La onda expansiva y las olas marinas producidas por dicha explosión dieron la vuelta al globo; originales puestas de Sol, producidas por la presencia de finas arenas en la atmósfera, se pudieron observar incluso en Londres, y grandes islas flotantes de pumita fueron arrastradas por las corrientes de los océanos durante meses. La mayor parte de las 36.000 víctimas fueron debidas, sin embargo, a los tsunamis provocados por la explosión. Estos tsunamis, olas de hasta 35 metros de altura, arrasaron las costas de Java y Sumatra.

Valle de las Mil Chimeneas en 1912
El Valle de las Mil Chimeneas surgió en Alaska, en las cercanías del volcán Katmai, durante una erupción de este último. Tres grandes explosiones, que se pudieron oír a 950 km. de distancia, señalaron el comienzo de una erupción de coladas de cenizas calientes, que cubrieron el valle, alcanzando en algunos puntos espesores de más de 200 m. Las coladas de cenizas mantuvieron su calor durante muchos años; el agua subterránea, que se había filtrado hasta alcanzar esas zonas, se calentó lo suficiente como para escapar a la superficie en forma de innumerables fumarolas, las «Diez Mil Chimeneas».

Las cenizas aéreas afectaron a un área mucho mayor: el más próximo asentamiento humano de tamaño apreciable, Kodiak, a 160 km. del volcán, permaneció envuelto en una sofocante oscuridad durante dos días. El magma de esta erupción se acumuló inicialmente en una cámara magmática bajo el mismo volcán Katmai, pero no fue expulsado a la superficie por su cráter sino que a través de fisuras alcanzó un salidero alejado 10 km. de la cima del volcán originando un nuevo volcán, Novarupta. Al vaciarse la cámara magmática se produjo la fragmentación y el hundimiento de la cima del Katmai, formándose una caldera de 6 km. de diámetro y 800 m. de profundidad.

Nacimiento del Paricutín en 1943
Durante muchos años una pequeña fosa existente en un valle de una zona agrícola de México intrigó a los habitantes del valle, por su persistencia en reaparecer al poco tiempo de haber sido rellenada con tierra. El día 20 de febrero de 1943, un poco después de las cuatro de la tarde, se abrió a través de dicha fosa una grieta, por la que escapaba una pequeña columna de cenizas grises.

A las 24 horas, la lava estaba fluyendo de la base de un cono de escorias basálticas de 50 metros de alto, que se había formado durante este tiempo sobre la fisura. En unos pocos meses el nuevo volcán forzó a sus habitantes a desalojar Paricutín, localidad situada a 3 km. del volcán, y en junio de 1944 la capital del distrito, la ciudad de Para ngaricutiro, había sido completamente destruida por la lava. En septiembre de ese mismo año, la lava cubría ya una superficie de 25 km2, y las nuevas coladas se iban apilando sobre las antiguas.

Al cabo de dos años el volcán Paricutín alcanzó su máxima altura, 500 metros, y el ritmo de la erupción comenzó a declinar, hasta que, exactamente en su noveno aniversario, la erupción cesó bruscamente. El Paricutín ha sido el primer volcán que ha podido ser observado científicamente desde su nacimiento.

Destrucción de St. Fierre, Martinica, en 1902
La ciudad de St. Fierre y sus 30.000 habitantes fueron prácticamente borrados del mapa en unos pocos segundos, a las 7,50 de la mañana del día 8 de mayo de 1902, por una «nube ardiente» surgida del cercano volcán de Monte Peleé. El volcán había estado emitiendo cenizas y gases desde el 23 de abril, hasta el punto que los animales se desplomaban moribundos en las calles, a causa de los gases venenosos provenientes del volcán.

A pesar de esto no se había dado orden de evacuar la ciudad, pues era inminente la celebración de unas importantes elecciones en las que sólo se podía votar en su propio distrito. La actividad explosiva se incrementó en el cráter durante los días 5, 6 y 7 de mayo, dando lugar a coladas de lodos, que ocasionaron algunas víctimas
en las cercanías del volcán. La nube ardiente del 8 de mayo surgió repentinamente de una hendidura en la pared del cráter desplazándose ladera abajo a lo largo del valle de la Riviére Blanche; pasado St. Fierre giró bruscamente a la derecha internándose en el mar y dejando el valle de la Riviére Blanche cubierto de espesos y sofocantes depósitos de ignimbrita.

El frente de la nube lo constituía una onda de gases calientes y cenizas suspendidas que se expandía rápidamente en dirección a St. Fierre desvastando completamente la ciudad. La temperatura del gas que formaba la ola frontal era lo suficientemente elevada como para fundir el vidrio y determinados metales; dejó tras ella solamente una fina capa de ceniza que cubría el terreno como una ligera capa de nieve. El 14 de mayo, una semana después de la erupción, aún se desprendían volutas de humo de las brasas en que se habían convertido las ruinas de la ciudad. En los meses siguientes el volcán continuó expulsando nubes ardientes, aunque normalmente fueron menos violentas que la primera.

Este ciclo eruptivo, que presenta en primer lugar una fase de actividad gaseosa con desprendimiento de cenizas, seguido por una nube ardiente con gran desprendimiento de gases, y que termina con la formación de un domo y un pitón, es un proceso típico que se repite en muchos volcanes.

COMO ACTUAR FRENTE A LAS ERUPCIONES VOLCÁNICAS:

Entre 50 y 60 volcanes entran en erupción cada año: de 20 a 30 producen a veces flujos letales de lava y la misma cantidad generan explosiones más violentas, que crean nubes de ceniza asfixiantes. También existe la posibilidad de que haya emanaciones de lodo e inundaciones.

Qué hacer. Pronóstico de erupción
1. Manténgase informado. Escuche la radio, mire televisión o use Internet para obtener información actualizada.
2. Preste atención a las advertencias oficiales. Esté preparado para evacuar el lugar. Planifique qué llevará, adonde irá y cuáles son las rutas más seguras para llegar allí. Siga de inmediato todas las órdenes de evacuación emitidas por las autoridades. Si no es necesario evacuar el lugar, igualmente es fundamental contar con suministros de agua, comida y baterías.
3. Prepare un equipo de supervivencia. Debe incluir gafas de seguridad y mascarillas (tapabocas) desechables para cada persona además de los artículos habituales.

Caída de cenizas
1-Protéjase. Si se encuentra afuera cuando empiece a caer la ceniza, póngase ropa para cubrirse lo más posible y, si tiene un paraguas, ábralo para protegerse de las partículas filosas de roca. De ser posible, póngase gafas y una máscara. Si no tiene una máscara, átese una bufanda o un pañuelo humedecido en agua sobre la boca y la nariz. Use anteojos en lugar de lentes de contacto.

2. Busque refugio. Si puede, resguárdese dentro de un edificio o un auto. Si se encuentra de vacaciones cuando empiecen a caer las cenizas, quédese adentro (a menos que haya algún riesgo de que el techo colapse) y mantenga todas las ventanas bien cerradas. Cierre las entradas de aire y chimeneas con cartón y cinta adhesiva.

3. Prevenga los daños estructurales.’ Si está de vacaciones y se está alojando en un departamento o en un lugar con techo con poca inclinación, limpie periódicamente el techo para quitar las cenizas y evitar que colapse por el peso. Cuando las cenizas se mezclan con agua, se vuelven más pesadas y se pueden solidificar como cemento.

4. Evite viajar. No maneje a menos que sea esencial o que le indiquen que debe evacuar el lugar. Si está manejando, hágalo lentamente y evite levantar cenizas ya que podrían afectar el motor. Use los faros y cerciórese de que haya líquido de parabrisas. Use mucha agua para mantener el parabrisas despejado.

Importancia del agua potable Potabilizar y Purificar Para Consumo Humano

Importancia del Agua Potable Proceso de Potabilización  y Purificación

Es el compuesto químico más abundante pues cubre el 73 por ciento de la superficie de la Tierra, y tiene gran importancia en el desarrollo de nuestra vida. La mayoría de reacciones químicas que tienen lugar en los organismos vivos, en la Naturaleza en general, y las que se llevan a cabo en el laboratorio y en la industria se realizan entre substancias disueltas en agua; de aquí su enorme importancia desde el punto de vista químico.

La Importancia del Agua Potable

El agua es un compuesto de hidrógeno y oxígeno, en la proporción de dos volúmenes de hidrógeno por uno de oxígeno. En peso, estos elementos se hallan en la relación de 1 gramo de hidrógeno por 8 gramos de oxígeno.

Esto puede probarse por análisis (descomponiéndola por electrólisis) o por síntesis, mezclando volúmenes adecuados de hidrógeno y de oxigeno, produciendo una explosión y comprobando que dan agua.

El agua en la Naturaleza no suele ser pura pues contiene sólidos, líquidos y gases en disolución o en suspensión. Para obtener agua químicamente pura hay que someterla a una destilación o tratarla con resinas intercambiadores de iones. Estas resinas se dividen en catiónicas, que absorben iones positivos, cediendo iones hidrógeno, y en amónicas que se combinan con los ácidos originados por las resinas catiónicas.

A temperatura ordinaria el agua es un líquido inodoro, incoloro e insípido, si bien en grandes masas presenta color azulado. Se toma como substancia de referencia en la determinación de los puntos fijos del termómetro, fijándose la temperatura de o° para la fusión del agua y la de 100° para la de su ebullición, en la escala centígrada o de Celsius. También se utiliza el agua para definir la unidad de calor. Una caloría es la cantidad de calor necesario para elevar un grado centígrado la temperatura de 1 gramo de agua.

La densidad de una substancia es su peso por unidad de volumen. El agua tiene su mayor densidad a la temperatura de 4 °C pues entonces un centímetro cúbico pesa 1 gramo. En consecuencia, por encima y por debajo de esta temperatura su volumen aumenta, y por ello el hielo flota sobre el agua (densidad del hielo 0,9167 g/cm3). El agua al solidificarse se dilata y ejerce elevadísimas presiones y de aquí el peligro de rotura de las conducciones de agua frente a una eventual congelación en invierno. Esto también ocurre al introducirse por los intersticios de las rocas y al congelarse llega a romperlas y desmenuzarlas.

En presencia de agua se realizan gran número de reacciones químicas, sobre todo las relacionadas con la vida animal y vegetal. En consecuencia, un procedimiento de conservación de frutas y carnes consiste en desecarlas y así se evita su descomposición, porque sin el agua que contienen no es posible la fermentación ni la putrefacción.

Algunas veces el agua actúa favoreciendo reacciones químicas, como en el ataque de los metales por el oxígeno del aire auxiliado por la presencia del agua.

Algunos metales, como el litio, el sodio y el potasio, descomponen el agua a la temperatura ordinaria. Otros, como el magnesio y el calcio lo hacen a la temperatura de ebullición, mientras el hierro y el carbón al rojo lo hacen en estado de vapor, obteniéndose el óxido correspondiente e hidrógeno. Precisamente éste es un procedimiento industrial de obtención de hidrógeno.

El agua se une a muchas substancias, especialmente sales, dando hidratos. Por ejemplo, se asocia al sulfato de cobre, de color blanco, en número de 5 moléculas de agua por cada molécula de sulfato y da lugar a unos cristales de color azul muy vistosos (S04Cu-5H20). Este sulfato se denomina hidratado para diferenciarlo del blanco, que se llama anhidro.

Los óxidos reaccionan con el agua formando ácidos y bases, según se trate de un óxido de no metal o de un óxido metálico, respectivamente.

El proceso que tiene lugar cuando el agua reacciona con una substancia dando una reacción de doble descomposición se conoce como hidrólisis.

Supongamos que hemos disuelto cloruro de bismuto en agua. Se produce una disolución de iones, según esta fórmula: Cl2Bi + 3H2O —-> 3 ClH + Bi (OH)2

Existirán los iones: Cl- , H+ ,  Bi+  , OH-

Por tratarse de un ácido fuerte, el clorhídrico (ClH), predominarán los iones H+ sobre los oxidrilos OH- y la hidrolización, el líquido, tendrá carácter ácido. Si se tratara de una disociación con ácido débil y base fuerte, la hidrólisis tendría carácter alcalino.

El agua ocupa la mayor parte de la superficie de nuestro planeta. Y según afirman los científicos, en ella se inició la vida hace millones de años. Se trata de una sustancia excepcional, porque naturalmente se encuentra en las tres fases: sólida, líquida y gaseosa. En este sentido, si se compara la molécula de agua con otras similares, parecería que su fase dominante es la gaseosa en lugar de la líquida. Sin embargo, esta última es la que se presenta en el rango de temperatura que existe en una gran mayoría de la superficie del planeta. Esto se debe a la formación de dipolos.

AGUA DESTILADA. Es el agua químicamente pura. La que se utiliza en las grandes ciudades es agua potable, pero no destilada. El agua de lluvia y la de nieve suele ser muy pura, pero así y- todo lleva substancias en disolución y en suspensión.

Para conseguir H2O puro no queda otro remedio que someter el agua corriente a un proceso denominado destilación. Consiste en hervirla y convertirla en vapor. Este vapor se recoge cuidadosamente y al pasar por un refrigerador se enfría y se convierte de nuevo en líquido, pero esta vez en agua pura y destilada.

Este proceso se realiza en un aparato llamado alambique que consta de una caldera o recipiente para hervir el agua, y un serpentín para recoger el vapor y licuarlo.

AGUA NATURAL Y SU DEPURACIÓN.

Destilación del Agua

El agua natural más pura es la procedente de la lluvia. La de los ríos contiene mayor número de impurezas y su contenido varía según la situación de los mismos y recorrido. Le sigue el agua de mar, siendo el agua de los lagos y de los mares interiores la que acumula mayor número de impurezas.

El agua se denomina dura cuando se resiste a formar espuma al ser agitada con disolución de jabón. Ello se debe a que contiene cantidades apreciables de sales cálcicas y magnésicas. Estas aguas no son aptas para la bebida o para usos culinarios, ni tampoco pueden utilizarse para fines industriales, pues forman incrustaciones en las tuberías y calderas.

Cuando la dureza es debida a bicarbonatos de calcio o de magnesio se habla de dureza temporal, porque puede eliminarse por simple ebullición, pues en esta operación el bicarbonato se transforma en carbonato que precipita.

La dureza debida a sales solubles de calcio o magnesio que no pueden eliminarse por ebullición se denomina dureza permanente. Aquéllas suelen desaparecer adicionando carbonato sódico al agua. También se utilizan unos productos llamados zeolitas, que tienen la propiedad de intercambiar los iones responsables de la dureza por iones sodio. Un pedazo de zeolita en un litro de agua de mar la convierte en una hora en agua potable.

El agua destinada al uso doméstico se denomina agua potable. Contiene pequeñas cantidades de sales cálcicas y magnésicas, su sabor es agradable, cuece bien las legumbres, forma espuma persistente con el jabón, y no debe contener gérmenes nocivos para la salud. Para eliminar las bacterias y microbios patógenos, se somete el agua a sucesivas filtraciones y se la trata con productos químicos (ozono o cloro) de acción microbicida.

EJEMPLO REAL DE POTABILIZAR AGUA (Gentileza Aguas Argentinas)

El agua potable resulta un recurso indispensable para la vida humana. La planta Libertador General San Martín, ubicada en la ciudad de Buenos Aires, suministra 3.000.000 de m3 de agua potable por día.

ETAPAS DE POTABILIZACIÓN DEL AGUA
El agua es captada del Río de la Plata a 1.700 m de la costa.
Electro bombas elevan el agua a cámaras ubicadas a 10 m de altura sobre el nivel del río. Desde allí el agua recorreré toda la planta cayendo por gravedad hacia los distintos procesos que la transformarán en agua potable.
Para coagular -flocular- las partículas de arcilla del agua se utiliza Al2(S04)3-sulfato de aluminio-que se genera in situ mediante el agregado de Al(OH)3 (hidróxido de aluminio) y H2S04. El floculo de sulfato de aluminio y arcilla es separado en decantadores gigantescos.
Se inyecta lechada de cal -Ca(OH)2 o hidróxido de calcio-, para neutralizar parcialmente el exceso de ácido sulfúrico.
El agua pasa por lechos filtrantes de arena; cuando sale ya es transparente. Se agrega más cal para completar la neutralización.
Se agrega cloro gaseoso para eliminar microorganismos, queda una concentración residual de cloro de 0,5 ppm disuelta en el agua para evitar posteriores contaminaciones.
Se toma una muestra de agua cada 8 minutos (5.400 al mes). Se controlan 70 parámetros químicos y bacteriológicos. Hay sensores automáticos en cada salida de planta que permite un monitoreo constante. El agua se distribuye hacia toda la ciudad de Buenos Aires y a numerosos partidos del conurbano bonaerense.

PROPIEDADES FÍSICAS DEL AGUA: Muchas propiedades físicas del agua tienen importantes implicancias desde el punto de vista geológico, meteorológico y biológico. Por ejemplo:

Calor específico. Con un valor de 4.185 joule/g °C el agua es la mayor de todas las sustancias sólidas y líquidas, a excepción del litio, del hidrógeno y del amoníaco licuado. Su elevada capacidad para almacenar calor hace que los océanos puedan regular la temperatura terrestre y tener un papel estabilizador en las variaciones de temperatura de la atmósfera, eliminando los fríos y los calores extremos y permitiendo la existencia de las especies vivas muy sensibles.

Calor latente de fusión. Su valor de 79 Kcal./l es el mayor, exceptuando el del amoníaco. Esto permite un efecto de termostato en las proximidades del punto de fusión, lo que se relaciona con la interacción entre la criosfera y la hidrosfera, en relación con los fenómenos de erosión.

Calor latente de evaporación. Es de 547 Kcal./l a 100 °C y representa el mayor valor conocido. Resulta relevante en la transferencia de calor y de vapor de agua a la atmósfera.

Densidad. Para el agua pura es máxima a 4 °C y una atmósfera de presión, exactamente 1 g/cm3. Al aumentar la salinidad, las temperaturas a las que corresponde la máxima densidad son menores. Como ya mencionamos en el capítulo 3, esta propiedad es importante para lograr una distribución vertical de las temperaturas de mares y lagos y en los procesos de mezcla.

Tensión superficial. Esta magnitud a 20 °C alcanza un valor de 72,76 dyn/cm. Es el valor máximo de todos los líquidos a esa temperatura, y tiene importancia en fenómenos de superficie y en la formado: de gotas. La tensión superficial explica fenómenos biológicos tales como el movimiento de las chinches de agua en la superficie del agua.

Constante dieléctrica. A 20 °C y una atmósfera; alcanza un valor de 80,36. Es la mayor en líquidos ; tiene especial interés para facilitar la disociación de moléculas inorgánicas. Por ejemplo, para mantener la presión osmótica y el equilibrio ácido-base de la célula, son importantes las sales disociadas e: aniones (Cl-) y cationes (Na+, Mg++). La retención de iones produce un aumento en la presión osmótica y por lo tanto, la entrada de agua a la célula.

Viscosidad dinámica. Tiene un valor relativamente alto, ele 0,01 g/cm3 a 20 °C y una atmósfera, aproximadamente cien veces mayor que el aire. Como consecuencia, el agua es un medio que ofrece resistencia a los organismos que deben desplazarse en ella, pero a su vez facilita la suspensión de las comunidades planctónicas.

Poder disolvente de las sales y del oxígeno. El agua es la sustancia que más solutos, gases, líquido; y sólidos es capaz de disolver y además de hacerle en mayor proporción, por lo que nunca se encuentren estado puro en la naturaleza. Incluso el agua de lluvia, que es la de más baja contaminación de otras sustancias, contiene gases y un 0,003% de minerales disueltos, como calcio, magnesio y sodio. Así como la solubilidad de las sales aumenta, en general, al aumentar la temperatura, ocurre lo contrario con los gases.

A medida que disminuye la temperatura, la solubilidad del gas aumenta (tengan en cuenta al respecto, los postulados de la teoría cinética Mientras que se disuelven 370 g de cloruro de soda (NaCl) en un litro de agua a 20 °C, a la misma temperatura se disuelven 9 mg de oxígeno en un litro de agua.

La situación se modifica si la presión aumenta, ya que la solubilidad del gas aumenta. Así, la trucha y el salmón no pueden vivir en agua, cuy: temperatura es mayor a 15 °C. Si bien el oxígeno se forma en el agua a partir de la fotosíntesis producida por las algas verdes, la mayor concentrado: proviene de la disolución del oxígeno contenido e: la atmósfera, disolución que es favorecida por el movimiento de las aguas. Los peces y otros anímale; acuáticos, así como las bacterias aeróbicas, necesitan del oxígeno para vivir, ya que lo utilizan para respirar.

Las bacterias aeróbicas (descomponedoras) transforman la materia orgánica disuelta en el agua en materia inorgánica y dióxido de carbono (CO ). Cuando la concentración de materia orgánica es alta, la demanda de oxígeno por parte de las bacterias pone en riesgo la vida en el bioma acuático. Para que un pez pueda vivir, necesita aproximadamente 4 mg de oxígeno por litro de agua; si las bacterias hacen disminuir esta concentración, el pez muere por asfixia (o anoxia).

Tal vez por muchas de las razones enumeradas, el agua es el compuesto químico más abundante en los seres vivos y el principal componente del citoplasma celular. Por otra parte, ningún ser vivo puede sobrevivir sin agua, y cada uno tiene su modo particular de obtenerla y aprovecharla.

El organismo humano está constituido sobre todo por agua, y su contenido se encuentra en relación con la edad y con la actividad metabólica de ese organismo; en el embrión es mayor (90-95%) y disminuye progresivamente en el adulto (entre 60% y 70%). Las dos partes del peso del hombre y de la mujer consisten en agua. El cerebro, por otra parte, está constituido por un 99% de agua, mientras que el esqueleto, por un 44%. La necesidad diaria de agua de un adulto es entre 2,5 y 2,7 litros.

La función de agua en el cuerpo humano es mantener la disolución de las enzimas y el resto de sustancias orgánicas de la célula. Participa en el proceso digestivo v en el mantenimiento de la temperatura corporal; Transporta los nutrientes en la sangre y ayuda a eliminar los desechos metabólicos.

El agua que ingresa al cuerpo en general proviene del exterior (agua exógena) o del interior (agua endógena), y esta última se obtiene, fundamentalmente, mediante el metabolismo celular.

A su vez, el organismo pierde agua “obligatoriamente” a través de la transpiración, de la orina y de las lágrimas. El agua resulta tan importante que nuestro organismo es incapaz de soportar una pérdida de agua del 20% . ¿Por qué? Sin ella no hay orina, por lo tanto, tampoco eliminación de los productos tóxicos del metabolismo y, en el caso de las aves, de los mamíferos y del ser dimano, resulta una sustancia necesaria para mantener constante la temperatura corporal.

De ello deriva la necesidad de beber por lo menos 2 litros de líquido diarios, ya sea en forma de caldo, jugo, infusión, bebidas gaseosas, gelatina o agua. La cantidad de agua en el cuerpo humano y en otros organismos, así como la concentración y distribución de iones, deben mantenerse constantes, al igual que la temperatura y los niveles de glucosa. El mecanismo que controla la homeostasis de los líquidos y los iones en el cuerpo se denomina osmorregulación.

Una reflexión final: la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) considera que cada eco mueren unos quince millones de niños por la escasez y la mala calidad del agua.

Ver: Condiciones Para Que El Agua Sea Potable

Fuentes Consultadas:
QUÍMICA I Polimodal Alegría-Bosack-Dal Fávero-Franco-Jaul-Rossi

CONSULTORA Tomo 10 El Agua y sus propiedades

Los efectos nocivos sobre la naturaleza Accion del hombre sobre el clima

Los Efectos Nocivos sobre la Naturaleza
Accion del Hombre Sobre el Clima


Efecto Invernadero
Los efectos nocivos sobre la naturaleza Accion del hombre sobre el clima
Agujero Ozono
Los efectos nocivos sobre la naturaleza Accion del hombre sobre el clima
Lluvia Ácida

Muchos de los problemas ambientales que azotan a la sociedad moderna son el resultado de la interferencia humana en la forma como funcionan los ecosistemas. Los primeros habitantes humanos del planeta se mantuvieron con la energía que fluía del Sol y producían desechos que regresaban fácilmente a los ciclos de los nutrimentos. Sin embargo, conforme aumentó la población y la tecnología, el ser humano comenzó a actuar con mayor independencia de estos procesos naturales.

Hemos extraído de la tierra sustancias como plomo, arsénico, cadmio, mercurio, petróleo, uranio, que son extrañas a los ecosistemas naturales y tóxicas para muchos de los organismos en ellos.

En las fábricas se sintetizan sustancias que antes nunca se encontraban en la tierra: plaguicidas, solventes y una gran variedad de otras sustancias químicas industriales dañinas para muchas formas de vida.

La revolución industrial, que empezó a mediados del siglo XIX, dio como resultado un aumento tremendo del uso de energía producida por combustibles fósiles —en lugar de luz solar— para conseguir calor, luz, transporte, industria e incluso en la agricultura.

El hombre como transformador de la naturaleza
El hombre no sólo es miembro Integrante de la naturaleza, también se encuentra, en cierto sentido, por encima de ella. No es que sea su amo: ¡sería mucho decir! ¡Pero es su transformador! Tan pronto el hombre primitivo pasó de la mera recolección de los productos de la naturaleza virgen y de la caza de animales salvajes al cultivo de ciertas plantas y a la cría de animales, se inició su intervención transformadora sobre la naturaleza.

Se roturaron, entonces, o se destruyeron por el fuego, los montes, se regularon las aguas, se fundaron poblados cercanos en número creciente, se abrieron caminos. A medida que aumentan en cantidad, los hombres necesitan mayor superficie para sus cultivos: el paisaje natural se transforma en paisaje civilizado y, entre nosotros, ¡en estepa civilizada!

El bosque desaparece progresivamente, las turberas se hacen laborables; en su lugar aparecen tierras de labranza, prados y campos de pastoreo. En la actualidad sólo el 27% de la superficie de Alemania está cubierta de bosques en lugar del 60 al 75% de otros tiempos. Se prescribe al río por donde debe correr, al lago hasta qué altura debe crecer.

Las poblaciones van creciendo, se transforman en ciudades y aun en grandes ciudades; como consecuencia, la red de comunicaciones se hace más ceñida e invade una superficie cada vez mayor. Y además hay que eliminar los desechos de las grandes aglomeraciones humanas que contaminan las corrientes de agua.

La provisión de agua potable debe obtenerse directamente de las grandes reservas de las capas subterráneas; esto y el arrastre, cada vez más rápido, del sedimento en los cursos de agua rectificados, bajan el nivel de las aguas. La tierra se deseca; Europa se convierte en una estepa; se construyen Instalaciones de riego artificial. Se intenta prevenir el peligro de un descenso demasiado grande de las aguas provocado por aquellas mismas alteraciones o, como se dice, mejoramientos  y la contaminación demasiado intensa de los cursos de agua, sobre todo en las regiones industriales, por medio de la construcción de inmensos embalses.

Así nacen presas y lagos en lugares originariamente sólo surcados por arroyos y ríos. Canteras y yacimientos de carbón excavan profundas heridas en la superficie de la tierra; en el interior de ella, las cavidades de las minas adquieren una extensión gigantesca, y la ganga de los minerales forma en las laderas montañas.

Los establecimientos de la gran industria con sus chimeneas humeantes nublan el cielo de regiones enteras, y donde antes cubrían el paisaje verdegueantes bosques, hoy lo reviste una red de hilos eléctricos.

Vida y Mundo Circundante, August F. Thienemann. EUDEBA

Actualmente sabemos que la naturaleza es finita en sus recursos y que hemos llegado cerca de sus límites por las modificaciones descontroladas de los ambientes, alejándonos del equilibrio natural hacia un punto sin retorno, generando una maraña de problemas relacionados con la energía y el alimento. El hombre debe reflexionar antes de actuar sobre la naturaleza, para no seguir produciendo desequilibrios que la perjudiquen y comprometan los recursos naturales indispensables, y a la vez su bienestar y supervivencia, a tal punto que su existencia sea sobrevivir en un planeta hostil fabricado por él.

Lo múltiple y lo único
El estudio de la ecología nos enseña la interdependencia de todas las partes del planeta Tierra en relación sistémica: el sustrato geofísico, la atmósfera y el clima, las plantas y los animales. También es evidente que la Tierra depende del Sol como fuente de energía y de la Luna para sus mareas: el sistema es abierto y forma parte del Cosmos. Debido a esta interdependencia total de toda la miríada de componentes de un todo, no es arbitrario comparar la totalidad del sistema mundial con un organismo individual. Aceptamos la naturaleza sistémica de un individuo porque sabemos que existe una interdependencia evidente de los distintos órganos.

Si vemos a todo el planeta de esta manera, vacilaremos antes de efectuar cambios importantes y fundamentales en componentes determinados rápidamente y sin pensarlo….

…..Por esta razón ya no es una misteriosa paradoja ver a la naturaleza, a la vez, como lo múltiple y lo único. Los componentes del mundo natural son innumerables, pero constituyen un único sistema vivo. No hay escapatoria para nuestra interdependencia con la naturaleza; estamos entretejidos en la urdimbre más estrecha con la Tierra, el mar, el aire, las estaciones, los animales y todos los frutos de ella. Lo que afecta a uno afecta a todos; somos parte de un todo mayor: el cuerpo del planeta. Debemos respetar y amar su expresión múltiple si queremos sobrevivir.

Ecología humana: “El ecosistema humano”
Pasado, presente y futuro
Autor: Bernard Campbell
Biblioteca Científica Salvat (1985)

Fuente Consultada: Educación Para La Salud Liserre de Telechea – Cazado

Causas y Efectos del Efecto Invernadero Calentamiento Global

Causas y Efectos del  Efecto Invernadero

Introducción

Nuestra Tierra

El efecto invernadero

La capa de ozono

Calentamiento del planeta

Las consecuencias del Calentamiento Global

Sube el nivel del mar

1. Introducción

La temperatura de nuestro planeta es perfecta para la vida. Ni demasiado caliente como Venus, ni demasiado frío, como Marte. Gracias a estas condiciones, la vida se extiende por todos sitios.

La Tierra recibe el calor del Sol. Algunos gases de la atmósfera la retienen i evitan que parte de este calor se escape de retorno al espacio.

Hoy día esta situación de equilibrio delicado esta en peligro a causa de la contaminación de la atmósfera, que provoca que los gases retengan mucho calor cerca de la superficie. Las temperaturas de todo el planeta han aumentado en el ultimo siglo y esto podría provocar un cambio climático a nivel mundial.

El aumento del nivel del mar y otros cambios en el medio ambiente representan una amenaza para todos los seres vivos.

El termino efecto invernadero hace referencia al fenómeno por el cual la Tierra se mantiene caliente y también al calentamiento general del planeta. Para mantener las condiciones ambientales optimas para la vida es indispensable que entendamos las relaciones complejas que se establecen entre la Tierra y la atmósfera.

     2. Nuestra Tierra     

La Tierra es como una isla de vida en medio del espacio vacío. Los científicos no creen que exista vida en otro punto del sistema solar. En cambio, las condiciones de nuestro país son perfectas. No le falta ni aire ni agua y el Sol nos proporciona luz y calor.

Nuestro planeta esta rodeado por la atmósfera. Se trata de una fina capa de gases (principalmente de oxigeno y nitrógeno) que se extiende hasta unos 700 km. por sobre de la superficie terrestre. Es en la atmósfera, que mantiene el planeta caliente donde se producen todos los fenómenos climatológicos. Esta capa contiene también otros elementos químicos: nitrógeno, carbono y sofre, transferido constantemente a la Tierra y aprovechados por los seres vivos.

Las temperaturas de nuestro planeta son las mas adecuadas para que los animales y las plantas sobrevivan y se reproduzcan. Las temperaturas varían según la zona de la Tierra, des del frío de los casquetes polares hasta el calor extremo de la selva tropical y el desierto. Pero los seres vivos se han adaptado a todas las condiciones ambientales y podemos encontrar vida casi a todo el planeta.

Des del espacio se pueden ver los indicios del clima de la Tierra. La rotación del planeta y las diferencias de temperatura provocan movimientos de aire sobre la superficie terrestre. Así se forman el viento, las nubes y la lluvia. Las nubes transportan las lluvias que llenan los ríos y los lagos. La temperatura del planeta hace que el agua se mantenga en estado liquido. Si hiciera demasiado frío, el agua se helaría y si hiciera demasiado calor, se transformaría en vapor de agua.

    3. El efecto invernadero   

La atmósfera de la Tierra está compuesta de muchos gases. Los más abundantes son el nitrógeno y el oxígeno (este último es el que necesitamos para respirar). El resto, menos de una centésima parte, son gases llamados “de invernadero”. No los podemos ver ni oler, pero están allí. Algunos de ellos son el dióxido de carbono, el metano y el dióxido de nitrógeno.

causas el efecto invernadero

En pequeñas concentraciones, los gases de invernadero son vitales para nuestra supervivencia. Cuando la luz solar llega a la Tierra, un poco de esta energía se refleja en las nubes; el resto atraviesa la atmósfera y llega al suelo. Gracias a esta energía, por ejemplo, las plantas pueden crecer y desarrollarse.

Pero no toda la energía del Sol es aprovechada en la Tierra; una parte es “devuelta” al espacio. Como la Tierra es mucho más fría que el Sol, no

puede devolver la energía en forma de luz y calor. Por eso la envía de una manera diferente, llamada “infrarroja”. Un ejemplo de energía infrarroja es el calor que emana de una estufa eléctrica antes de que las barras comiencen a ponerse rojas.

Los gases de invernadero absorben esta energía infrarroja como una esponja, calentando tanto la superficie de la Tierra como el aire que la rodea. Si no existieran los gases de invernadero, el planeta sería cerca de 30 grados más frío de lo que es ahora! En esas condiciones, probablemente la vida nunca hubiera podido desarrollarse. Esto es lo que sucede, por ejemplo, en Marte.

En el pasado, la Tierra paso diversos periodos glaciales. Hoy día quedan pocas zonas cubiertas de hielo. Pero la temperatura mediana actual es solo 4 ºC superior a la del ultimo periodo glacial, hace 18000 años.

Marte tiene casi el mismo tamaño de la Tierra, y está a una distancia del Sol muy similar, pero es tan frío que no existe agua líquida (sólo hay hielo), ni se ha descubierto vida de ningún tipo. Esto es porque su atmósfera es mucho más delgada y casi no tiene gases de invernadero. Por otro lado, Venus tiene una atmósfera muy espesa, compuesta casi en su totalidad por gases de invernadero. ¿El resultado? Su superficie es 500ºC más caliente de lo que sería sin esos gases.

Por lo tanto, es una suerte que nuestro planeta tenga la cantidad apropiada de gases de invernadero.

El efecto de calentamiento que producen los gases se llama efecto invernadero: la energía del Sol queda atrapada por los gases, del mismo modo en que el calor queda atrapado detrás de los vidrios de un invernadero.

En el Sol se producen una serie de reacciones nucleares que tienen como consecuencia la emisión de cantidades enormes de energía. Una parte muy pequeña de esta energía llega a la Tierra, y participa en una serie de procesos físicos y químicos esenciales para la vida.

Prácticamente toda la energía que nos llega del Sol está constituida por radiación infrarroja, ultravioleta y luz visible. Mientras que la atmósfera absorbe la radiación infrarroja y ultravioleta, la luz visible llega a la superficie de la Tierra. Una parte muy pequeña de esta energía que nos llega en forma de luz visible es utilizada por las plantas verdes para producir hidratos de carbono, en un proceso químico conocido con el nombre de fotosíntesis. En este proceso, las plantas utilizan anhídrido carbónico y luz para producir hidratos de carbono (nuevos alimentos) y oxígeno. En consecuencia, las plantas verdes juegan un papel fundamental para la vida, ya que no sólo son la base de cualquier cadena alimenticia, al ser generadoras de alimentos sino que, además, constituyen el único aporte de oxígeno a la atmósfera.

En la fotosíntesis participa únicamente una cantidad muy pequeña de la energía que nos llega en forma de luz visible. El resto de esta energía es absorbida por la superficie de la Tierra que, a su vez, emite gran parte de ella como radiación infrarroja. Esta radiación infrarroja es absorbida por algunos de los componentes de la atmósfera (los mismos que absorben la radiación infrarroja que proviene del Sol) que, a su vez, la remiten de nuevo hacia la Tierra.

El resultado de todo esto es que hay una gran cantidad de energía circulando entre la superficie de la Tierra y la atmósfera, y esto provoca un calentamiento de la misma. Así, se ha estimado que, si no existiera este fenómeno, conocido con el nombre de efecto invernadero, la temperatura de la superficie de la Tierra sería de unos veinte grados bajo cero. Entre los componentes de la atmósfera implicados en este fenómeno, los más importantes son el anhídrido carbónico y el vapor de agua (la humedad), que actúan como un filtro en una dirección, es decir, dejan pasar energía, en forma de luz visible, hacia la Tierra, mientras que no permiten que la Tierra emita energía al espacio exterior en forma de radiación infrarroja.

A partir de la celebración, hace algo más de un año, de la Cumbre para la Tierra, empezaron a aparecer, con mayor frecuencia que la habitual en los medios de comunicación, noticias relacionadas con el efecto invernadero. El tema principal abordado en estas noticias es el cambio climático. Desde hace algunas décadas, los científicos han alertado sobre los desequilibrios medioambientales que están provocando las actividades humanas, así como de las consecuencias previsibles de éstos.

En lo que respecta al efecto invernadero, se está produciendo un incremento espectacular del contenido en anhídrido carbónico en la atmósfera a causa de la quema indiscriminada de combustibles fósiles, como el carbón y la gasolina, y de la destrucción de los bosques tropicales. Así, desde el comienzo de la Revolución Industrial, el contenido en anhídrido carbónico de la atmósfera se ha incrementado aproximadamente en un 20 %. La consecuencia previsible de esto es el aumento de la temperatura media de la superficie de la Tierra, con un cambio global del clima que afectará tanto a las plantas verdes como a los animales. Las previsiones más catastrofistas aseguran que incluso se producirá una fusión parcial del hielo que cubre permanentemente los Polos, con lo que muchas zonas costeras podrían quedar sumergidas bajo las aguas. Sin embargo, el efecto invernadero es un fenómeno muy complejo, en el que intervienen un gran número de factores, y resulta difícil evaluar tanto el previsible aumento en la temperatura media de la Tierra, como los efectos de éste sobre el clima.

Aún cuando no es posible cuantificar las consecuencias de éste fenómeno, la actitud más sensata es la prevención. El obtener un mayor rendimiento de la energía, así como el utilizar energías renovables, produciría una disminución del consumo de combustibles fósiles y, por lo tanto, de nuestro aporte de anhídrido carbónico a la atmósfera. Esta prevención también incluiría la reforestación, con el fin de aumentar los medios naturales de eliminación de anhídrido carbónico. En cualquier caso, lo importante es ser conscientes de cómo, en muchas ocasiones, nuestras acciones individuales tienen influencia tanto sobre la atmósfera como sobre la habitabilidad del planeta.

Consecuencias: Conocemos las consecuencias que podemos esperar del efecto invernadero para el próximo siglo, en caso de que no vuelva a valores más bajos:

  •     Aumento de la temperatura media del planeta.
  •     Aumento de sequías en unas zonas e inundaciones en otras.
  •     Mayor frecuencia de formación de huracanes.
  •     Progresivo deshielo de los casquetes polares, con la consiguiente subida de los niveles de los océanos.
  •     Incremento de las precipitaciones a nivel planetario pero lloverá menos días y más torrencialmente.
  •     Aumento de la cantidad de días calurosos, traducido en olas de calor.

pinguino emperador

El pingüino más grande de todas las especies es el emperador, y vive únicamente en la Antártida, En la parte más cálida de la región, península antartica; Pointe Géologie, han sufrido una importante disminución en décadas recientes. Las temperaturas más elevadas de los Inviernos han hecho que el hielo fuese más delgado, debilitándolo y haciendo que sea arrastrado por los frecuentes vientos. Como resultado, los huevos y los pinchones de los emperadores no llegan a adquirir la capacidad necesaria para sobrevivir por sus propios medios. Esta especie de ave necesita estabilidad, zonas bloqueadas por hielo marino donde puedan crecer y, al mismo tiempo, zonas del mar libres de hielo para alimentarse. En una zona al este de la Antártida la población se redujo al 50%. La mayor mortalidad fue en la década del 1970.

    4. La capa de ozono     

EL ozono es un gas cuyas moléculas están formadas por tres átomos de oxígeno(O3), uno más que las moléculas de oxígeno que respiramos. La capa de ozono se fue engrosando a medida que fue aumentando la cantidad de oxígeno. Esto es así porque su formación se debe a reacciones químicas entre el oxígeno y los rayos ultravioletas.

En la atmósfera, el ozono se concentra en un estrecha franja de la estratosfera, entre los 20 y 40 kilómetros de altura, formando la llamada capa de ozono, un elemento decisivo para la vida en el planeta. En efecto, la capa de ozono es para los seres vivos como un paraguas protector frente a los peligrosísimos rayos ultravioletas. Si estas radiaciones alcanzaran la superficie terrestre sin pasar por el filtro del ozono, causarían entre otros muchos efectos dañinos, la destrucción del fitoplacton, base de todas las cadenas alimentarias del océano, por lo que peligrarían todos los organismos marinos; en el hombre, la radiación ultravioleta causaría un debilitamiento general del sistema inmunológico, importantes daños en la vista, y un aumento de casos de cáncer de piel.

En 1974, dos científicos estadounidenses Sherwood Rowland y Mario Molina descubrieron que los CFC, sustancias muy utilizadas en la industria, destruyen el ozono.

Rowland y Molina fueron atacados por las empresas productoras, pero pocos años después se detectó que con la llegada de la primavera, el espesor de la capa de ozono sobre la Antártida era anormalmente delgado y se comprobó que la causa era el uso de CFC. En 1987, 40 países industrializados pactaron en Montreal la reducción de la producción de CFC en un 50% en el año 2000. En 1990 la Argentina firmó el protocolo.

    5. Calentamiento del planeta  

Algunos de los gases que producen el efecto invernadero, tienen un origen natural en la atmósfera y, gracias a ellos, la temperatura superficial del planeta a permitido el desarrollo de los seres vivos. De no existir estos gases, la temperatura media global seria de unos 20ºC bajo cero, el lugar de los 15ºC sobre cero de que actualmente disfrutamos. Pero las actividades humanas realizadas durante estos últimos siglos de revoluciones industriales, y especialmente en las ultimas décadas, han disparado la presencia de estos gases y han añadido otros con efectos invernadero adicionales, además de causar otros atentados ecológicos.

Es un hecho comprobado que las temperatura superficial de la Tierra está aumentando a un ritmo cada vez mayor. Si se continua así, la temperatura media de superficie terrestre aumentara 0,3ºC por década. Esta cifra, que parece a simple vista no excesiva, puede ocasionar, según los expertos grandes cambios climáticos en todas las regiones terrestres. La década de los años ochenta a sido la mas calurosa desde que empezaron a tomar mediciones globales de la temperatura y los científicos están de acuerdo en prever que, para el año 2020, la temperatura haya aumentado en 1,8ºC.

Hace demasiado calor…

Sí, demasiado calor como para que nosotros, los seres humanos, estemos tan tranquilos. Porque no estamos hablando sólo de un aumento de las temperaturas, sino de un cambio global que puede llegar a ser muy peligroso.

Pero no todo es tan malo: la causa de este calentamiento es la propia actividad humana. Por lo tanto, de nosotros depende detenerlo.

Entre el 1º y el 10 de diciembre de 1997, ciento sesenta países se reunieron en Kioto, Japón, para discutir sobre los cambios en el clima de la Tierra. Pero, ¿qué importancia tiene conocer cuántos grados aumentará la temperatura ambiente, dónde va a llover más o por qué no nevó tanto el año pasado?
Actualmente, estamos frente a un nuevo cambio climático, pero esta vez provocado por la actividad humana. La industria, los automóviles, los grande cultivos y la manutención de ganados, todo aquello que permite la supervivencia de los 5 mil millones de seres humanos que poblamos el planeta, provoca también grandes cambios. Uno de ellos, quizás el más preocupante, es el calentamiento global de la Tierra, provocado por un aumento del efecto invernadero.

    6. Las consecuencias del Calentamiento Global     

El clima en la Tierra es muy difícil de predecir, porque existen muchos factores para tomar en cuenta: lluvia, luz solar, vientos, temperatura… Por eso, no se puede definir exactamente qué efectos acarreará el Calentamiento Global. Pero, al parecer, los cambios climáticos podrían ser muy severos.

Una primera consecuencia, muy posible, es el aumento de las sequías: en algunos lugares disminuirá la cantidad de lluvias. En otros, la lluvia aumentará, provocando inundaciones.

Una atmósfera más calurosa podría provocar que el hielo cerca de los polos se derritiera. La cantidad de agua resultante elevaría el nivel del mar. Un aumento de sólo 60 centímetros podría inundar las tierras fértiles de Bangladesh, en India, de las cuales dependen cientos de miles de personas para obtener alimentos. Las tormentas tropicales podrían suceder con mayor frecuencia.

Los primeros pasos para detener el fenómeno

En la década de los 70, muchas personas comenzaron a darse cuenta de los cambios que estaba sufriendo la Tierra. Al estudiarlos, pudieron observar cuán frágil es el medio ambiente, y lo mucho que los seres humanos dependemos de él. Poco a poco, todos nos dimos cuenta de que no era posible seguir contaminando el agua, la tierra y el aire: la contaminación no iba a desaparecer por sí sola.

Además, muchas actividades humanas estaban afectando al clima de una manera muy, muy peligrosa.

En 1992, las Naciones Unidas realizaron la Primera Convención sobre el Cambio Climático. Desde 1980, científicos y representantes de diversos países se habían estado reuniendo para determinar cómo se producía este cambio y qué se podía hacer para frenarlo. Los resultados se dieron a conocer en la Cumbre de la Tierra, realizada en Río de Janeiro, Brasil, en 1992. El acuerdo fue firmado por 154 países.

¿Qué plantea el Acuerdo de Río? La necesidad de frenar el cambio climático, reduciendo las emisiones de gases de invernadero. Esto significa disminuir la cantidad de combustibles fósiles utilizados (petróleo, gas natural, carbón), y proteger los bosques (ellos atrapan y consumen el dióxido de carbono). También significa disminuir nuestro consumo de energía, y buscar otras fuente energéticas que no produzcan gases de invernadero (energía solar, energía del viento, del agua o de las olas del mar).

La Convención promueve el estudio y la investigación científica, para descubrir nuevas formas de acabar con el efecto invernadero. También se plantea la necesidad de intercambiar tecnología e ideas entre los países, promoviendo ayuda mutua. Además, se reconoce que existen áreas en el mundo que son muy especiales y delicadas (islas, montañas, ríos) y que deben ser especialmente protegidas de los cambios en el clima.

    7. Sube el nivel del mar     

Si la Tierra se calentar, los glaciares de las montañas y los casquetes del hielo del polo Norte y de la Antártida se fundirían. Si no se para de calentamiento en general el nivel del mar puede subir entre 20 y 40 cm a principios del siglo viniente, y luego aumentara aun mas.

Un incremento minúsculo del nivel del mar podría tener consecuencias catastróficas, especialmente por algunos países. Holanda, por ejemplo, ha ganado gran parte de su territorio a las aguas y muchas zonas se encuentran por debajo del nivel del mar. Si el agua subiera inundaría todos estos territorios o bien obligaría el país a construir unos diques de contención que representarían un gasto muy elevado. Las islas Maldivas, al océano Indico, también se encuentran a un nivel muy bajo. solo que el mar subiera un metro, las islas desaparecerian por debajo de las aguas. Si el aumento del nivel del mar fuera 4 y 8 metros, las consecuencias serian aun mas catastróficas.

Que se puede hacer?

Todos los habitantes de este planeta, estamos obligados a tomar medidas para detener el cambio climático y el aumento del efecto invernadero. Aunque las grandes decisiones, tomadas por los gobiernos de los países, son fundamentales, hay muchas formas de ayudar a la descontaminación que están a nuestro alcance.

Hemos de dejar de utilizar los CFC. Podemos sustituir los aerosoles, la fuente principal de estos gases, por pulverizadores que no perjudiquen el medio ambiente. También podemos encontrar métodos para reciclar o destruir los CFC que provienen de otras fuentes.

El metano procedente de los excrementos del ganado se puede reciclar en una planta química para producir energía.

Podemos plantar un árbol.

En casa, recordar no malgastar la energía eléctrica.

Podemos poner un buen aislante en el tejado y doble cristal en las ventanas para reducir los escapes del calor, con la cual cosa se necesita menos energia para mantener la casa caliente.

Utilizar un sistema de calefacción que aprovecha la energía al máximo y necesita mas energía para producir calor.

También podemos reducir el consumo de combustibles de los automóviles. Actualmente un coche desprende cada año cuatro veces su peso en dióxido de carbono. Si se diseñan modelos mas ligeros y aerodinámicos con motores de bajo consumo pueden llegar a consumir solo 1/3 parte de la energía que necesita un coche actual. Ya se han fabricado algunos automóviles que gastan menos de 2,8 litros por cada 100 kilómetros.

Apaga las luces cada vez que se salga de una pieza; los electrodomésticos i aparatos de bajo consumo. Las bombillas de bajo consumo pueden durar ocho veces mas y gastan solo 1/5 parte de la energía que necesita una bombilla normal. No dejar el televisor o el equipo de música encendidos cuando no lo usemos.

No dejar correr el agua caliente cuando se lava.

También puedes dar nuevos usos a las botellas. Recicla el vidrio, los plásticos y el papel. A demás así podemos salvar muchos árboles.

Recuerda siempre que cada minuto los seres humanos emitimos 48 mil toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera. Y todos podemos ayudar a disminuir esta cantidad.

Enfermedades o Plagas Por el Calentamiento Global Cambio Climático

Enfermedades o Plagas Por el Calentamiento Global

PROBLEMAS AMBIENTALES EL CALENTAMIENTO GLOBAL:
La utilización de los bosques: una forma de afectar la biodiversidad

La biodiversidad, como su palabra lo indica, se refiere a la variedad de seres vivos del planeta. Este amplio abanico presenta un interés científico y un valor económico muy importante porque se puede utilizar en la agricultura, la industria y la medicina. En América Latina y el Caribe se erradican áreas vírgenes, con una heterogeneidad de flora y fauna importantes para cultivar plantas que no son del lugar, muchas veces con técnicas en las que no se cuida el suelo.

También en grandes áreas se eliminan las variedades biológicas para establecer campos ganaderos. En los distintos países de América Latina se establecen áreas protegidas, donde las comunidades vegetales y animales no pueden ser modificadas por las sociedades.

La Tierra Reseca

Disminución de vegetación, efecto invernadero y cambio climático
La disminución de la cobertura vegetal en América Latina y en otras partes del mundo, como África y Asia, da lugar a que haya menor cantidad de “verde” productor del oxígeno necesario para el mantenimiento de la vida de la mayoría de las comunidades biológicas. A su vez, los árboles tienen la capacidad de transformar el dióxido de carbono en oxígeno, motivo por el cual la cantidad de ese gas, perjudicial en exceso para la vida animal, está en constante aumento a nivel mundial.

Este gas es emanado por las comunidades biológicas pero también, y con mucha más intensidad, por los automotores y las industrias. Su concentración en la atmósfera, junto a otros como el metano, el óxido nitroso o los cloro-fluorocarbonos (CFCs), genera que los rayos solares que entran a la tierra no puedan ser reflejados al exterior. Esta capa de gases se comporta como si fuera un vidrio en un jardín de invierno: deja pasar la luz solar y retiene el calor dentro de él. Por ese motivo los especialistas llaman a este fenómeno como efecto invernadero.

El efecto invernadero está íntimamente vinculado a otro problema ambiental, que es el cambio climático del planeta. La Tierra, por el efecto invernadero, está sufriendo incrementos de la temperatura en forma constante. A este fenómeno se lo llama calentamiento global. En 1890, la temperatura mundial rondaba los catorce grados promedio. Noventa años después, en 1980, ya se encontraba en los quince. Algunos cálculos estiman que entre los años 2025 y 2050 la temperatura promedio mundial oscilará entre los dieciséis y diecinueve grados. Un aumento de tres grados de la temperatura llevará a que los mares aumenten su nivel en noventa centímetros, por el derretimiento de los hielos polares.

En el párrafo siguiente  se detallan los veinte países que más dióxido de carbono emiten por persona. Esta es una manera de apreciar mejor este problema:

Países petroleros: Qatar, Emiratos Árabes, Estados Unidos, Trinidad Tobago, Bahrain, Brunei, Arabia
Saudita y Kuwait. Sus economías son pequeñas y no aportan muchos gases al conjunto del planeta, con excepción ; de Arabia Saudita. Sin : embargo, la emisión de gases que es necesario  despedir en algunas de las fases del refinamiento revela que esta actividad es altamente contaminante.

Países con sistemas económicos pequeños o muy pequeños y altísimo nivel de vida, como Luxemburgo, emiten una alta cantidad de gases por persona. Esto significa que si todo el planeta se manejara con los niveles de vida de esta hiper-desarrollada pequeña nación, el problema del calentamiento global sería mucho más intenso aún. Algo similar ocurre con Noruega y Singapur.

Países con un fuerte desarrollo industrial, alto nivel de vida y economías grandes: Australia, Canadá, Alemania y Estados Unidos. Es importante destacar que este ultime país es el que más gases produce en el mundo, aunque se encuentra en el sexto lugar entre los que emiten mayor cantidad de dióxido de carbono por habitante (1992).

 Países que fueron socialistas y mantienen una industria atrasada y contaminante. Kazakstán, Federación Rusa, Estonia, República Checa y Ucrania son países que han tenido un muy importante desarrollo industrial hasta la década de 1970. A partir de ese momento la industria entró en decadencia. En la actualidad siguen funcionando, pero no se introdujeron aún medidas para corregir la alta emisión de gases que efectúa.

Un país con industrialización socialista vigente. Corea del Norte. Su situación es similar a la de los países del grupo anterior, aunque todavía sigue siendo socialista y no se prevé que reduzca los niveles de contaminación de una industria que parece que no va a modernizarse.

El período 1995-2005 fue la década más caliente registrada desde que comenzaron las mediciones regulares, en el siglo XIX. Además, esos años estuvieron marcados por varios fenómenos extremos: mayor frecuencia e intensidad de la corriente de El Niño; una canícula europea en 2003, que podría volverse cíclica; récord de huracanes tropicales en Estados Unidos y en Asia en 2004 y 2005. ¿Se trata de cuestiones coyunturales? Por otra parte, se confirman varios fenómenos estructurales, a pesar de que sus consecuencias difícilmente puedan ser previstas con precisión.

Además del recalentamiento de las regiones polares , el aumento de la temperatura tiene un efecto destructor sobre los corales, un medio vital de la vida marina, y también podría provocar un incremento en el nivel de las aguas de 25 centímetros a un metro, a raíz de la dilatación de los de entre 80 y 400 millones de “refugiados climáticos”.

Las perturbaciones en las precipitaciones influirían en la agricultura, en las áreas de propagación de enfermedades, etc. Las consecuencias sobre la biodiversidad también podrían ser gravísimas, a causa de la dificultad que encontrarán muchas especies para adaptarse a cambios tan rápidos. La destrucción y la contaminación causadas sistemáticamente por el ser humano son el origen de la sexta gran era de extinción biológica que registra el planeta.

Fuente Consultada:
Sociedad, Espacio y Cultura América y la Argentina E.G.B. Prislei-Tobío-Geli
El Atlas Le Monde Diplomatique