La Célula Humana

Historia del Descubrimiento de la Célula Primera Observación

Historia del Descubrimiento de la Célula

Cada organismo se compone de partes infinitamente pequeñas, que pueden ser consideradas como los elementos constitutivos o los ladrillos del edificio de la vida. Pero se trata de partes tan pequeñas que no pueden en ningún caso ser observadas a simple vista; hace falta un microscopio para descubrirlas.

No se sabe con exactitud quién es el inventor del microscopio, si bien un tal Zacarías Janssen de Middelburg está considerado generalmente como el hombre que habría descubierto por casualidad los aumentos de tamaño que se obtienen con una serie de lentes superpuestas.

Por otra parte está perfectamente probado que un tendero de Delft, llamado Antonio Van Leeuwenhoek (1632-1723), talló cientos de lentes que luego reunía de tal manera que objetos muy pequeños se veían considerablemente agrandados.

Sus microscopios, que nunca estuvo dispuesto a ceder o a vender, aumentaban de dos a trescientas veces el tamaño natural y le valieron muy pronto una gran celebridad. Bien merece el título de “padre de la microscopía”.

Antonio Van Leeuwenhoek fue igualmente el primero en descubrir los protozoarios, que él llamó “infusorios”, porque los encontró principalmente en el agua en que había hecho fermentar un poco de heno. Dirigió largas cartas, a menudo muy divertidas, sobre sus descubrimientos a los miembros de la Royal Society de Londres; donde las revelaciones casi increíbles del tendero de Delft provocaron gran estupefacción.

Alrededor de 1590 fue construido un microscopio compuesto. La imagen, captada por una lente (objetivo), era aumentada por otra lente (ocular). Además, sobre el objeto motivo de la observación se proyectaba la luz. que, a través de una bola de vidrio llena de agua, producía la llama de una bujía.

MICROSCOPIO PRIMITIVO

En la ilustración  vemos un microscopio primitivo de este tipo.
Se trata del instrumento que utilizaba el naturalista inglés Roberto Hooke (1635-1703).

Un día cortó una fina lámina del corcho de una botella de vino y la colocó bajo la lente del microscopio. ¡Cuál no sería su sorpresa al ver que esta lámina estaba constituida por una multitud de pequeñas cámaras, que hacían pensar en un panal de miel! Por esa razón Hooke las llamó “células”, sin sospechar siquiera que acababa de hallar un término de importancia mundial cuya significación sería particularmente extraordinaria en biología.

En 1838, el naturalista alemán M. J. Schleiden pudo probar que todas las plantas estaban constituidas por partículas microscópicas: las células. Alrededor de un año más tarde, su compatriota Teodoro Schwann comprobó lo mismo en los cuerpos de los animales.

imagen de una celula vegetal, con sus partes

Cada ser vivo es un edificio de células y el tamaño de las mismas no depende en absoluto de las proporciones del cuerpo del animal o de la planta, del, cual son una ínfima parte. El elefante, a pesar de su tamaño, no está constituido por células más grandes, sino por muchas más células que un ratón.

Las células de una sequoia de California, que yergue su corona a más de 100 metros de altura, no son más voluminosas que las de una pequeña violeta. Sin embargo, no todas las células tienen las mismas dimensiones o la misma forma. El diámetro de una célula redonda varía de un décimo a un centesimo de milímetro. Existen, naturalmente, excepciones que no responden a estas generalidades.

En circunstancias favorables el ojo humano puede distinguir, sin aparatos, células de un décimo de milímetro de diámetro.

El hombre es, igualmente, un edificio de numerosísimas células. Si cada célula de nuestro cuerpo fuera un ladrillo, se podría edificar  la gran muralla de China, la construcción más colosal de todos los tiempos, que tiene 16 m. de altura , 8 de ancho por miles de km.  de largo, también podría, con las células del cuerpo humano —si fueran ladrillos— dar 17 vueltas alrededor de la Tierra.

Ver: La Célula

Fuente Consultada:
Las Maravillas de la Vida Tomo V El Descubrimiento de la Célula Globerama Edit. CODEX

Descripcion de como funciona el pulmon Experimento

EXPERIMENTO: CÓMO FUNCIONA EL PULMÓN
La respiración es un proceso muy simple. El tórax constituye una caja en cuyo interior se encuentran los pulmones, sacos de un delicado tejido que presentan una gran superficie y que están en comunicación con el exterior por la nariz y la boca.

pulmón humano

Lo base inferior de la caja torácica se cierra por medio del diafragma, una lámina elástica de tejido muscular. Cuando se inspira, aumenta el volumen de la caja torácica, porque baja el diafragma y suben las costillas, movidas por la contracción de los músculos intercostales.

El aumento de volumen se traduce en una disminución de la presión en el interior de la caja torácica, es decir, de la presión sobre los pulmones; al ser menor la presión exterior de los pulmones que la interna (que es la atmosférica), los sacos se dilatan y entra aire en ellos. Esta dilatación continúa hasta que su incremento de volumen iguala al que experimentó anteriormente la caja torácica; en dicho momento, vuelven a igualarse las presiones en ésta y en el interior de los pulmones, y cesa la dilatación.

Lo espiración es un proceso pasivo; el diafragma y las costillas vuelven a su posición inicial, se presiona sobre los sacos pulmonares y ello determina la expulsión del aire. Se puede realizar un sencillo experimento que demuestra bastante fielmente este mecanismo de la respiración.

Se prepara un recipiente de cristal sin fondo (véase la figura abajo); en la boca se ajusta un tapón perforado por un tubo de vidrio, que termina, por el interior del recipiente, en dos salidos, como una Y invertida; en los extremos de ambas salidps se sujetan dos globos desinflados (los pulmones;, como los que utilizan los niños para sus juegos, y en la base del recipiente se sujeta también una membrana de goma (el diafragma) con una argolla, para poder tirar de ella.

experimento pulmon

Cuando se aumenta el volumen del recipiente al estirar hacia abajo la argolla, los globos se inflan (figura de la derecha, o inspiración); si se la suelta, vuelve a su posición primitiva y los globos se desinflan (figura  de  la   izquierda,  o  espiración).

Fuente Consultada:
Enciclopedia TECNIRAMA De La Ciencia y la Tecnología N°127

Medir la Capacidad Pulmonar Espirómetro Como se Mide?

¿COMO SE MIDE LA CAPACIDAD PULMONAR? – USO DEL ESPIRÓMETRO

LA CAPACIDAD PULMONAR
El aire es vital para nuestro organismo; en esto mezcla de gases, junto con nitrógeno, anhídrido carbónico, vapor de agua y pequeñas cantidades de gases nobles, se encuentra el oxígeno, en una proporción del 21 %, aproximadamente.

El oxígeno es, en realidad, el elemento indispensable para lo vida anima¡l; sin él no se puede verificar la combustión celular y, por tanto, todas las complicadas reacciones orgánicas que constituyen el metabolismo de los seres animados.

El hombre, como la mayoría de los animales terrestres y aéreos, dispone de pulmones para inspirar el aire y ponerlo en contacto con el sistema circulatorio, donde la sangre incorpora a su hemoglobina el oxígeno que el organismo requiere.

medicion capacidad pulmonar espirometro

Las necesidades respiratorias del hombre adulto pueden variar bastante y dependen del tipo de actividad que realice o del estado patológico en que se encuentre. Así, un hombre que realiza un trabajo físico intenso (o un atleta en plena competición) está quemando sus reservas alimen^ ticias masivamente y, por tanto, consumiendo oxígeno en igual   proporción.

Si estos esfuerzos los realiza un hombre normal, que no está acostumbrado a ellos, su respiración se hace jadeante, inspira y espira el aire a un ritmo muy superior al ordinario, porque su capacidad pulmonar no está desarrollada para llevar a cabo tales esfuerzos.

Por otra parte, cuando una persona tiene fiebre, su metabolismo, acelerado por causas patológicas, es intenso; el cuerpo no puede disipar la energía calorífica que produce y, en consecuencia, se eleva su temperatura; en tales condiciones, su respiración tiene que suplir también el incremento del oxígeno que su activo metabolismo requiere y aquélla llega, entonces, a ser jadeante, si no se toman ciertas precauciones —como guardar cama, es decir, permanecer en reposo—, para que el cuerpo tenga las menores exigencias energéticas posibles.

¿Y cuál es la capacidad pulmonar del hombre? Este término es un poco ambiguo y necesitamos aclararlo, porque existen, diversas capacidades pulmonares, que dependen de la forma en que se realice la respiración. Para explicarlo mejor, vamos a referirnos a los valores medios de un hombre  corriente.

La capacidad pulmonar de nuestro organismo se puede determinar, experimentalmente, con un aparato que se denomina espirómetro. En la figura se ha representado un esquema de dicho aparato; consta de un recipiente lleno de agua, que dispone de una campana invertida, como las utilizadas para recoger gases, equilibrada cuidadosamente, a través de una polea, por un peso determinado.

El hombre que quiere averiguar su capacidad pulmonar espira el aire por un tubo de. goma y, de esta forma, lo introduce en el interior de lá campana, provocando su ascensión; un índice, situado en la parte superior de aquélla, recorre una escala graduada y registra directamente el volumen de aire espirado por el individuo. Si el hombre inspira y espira normalmente en el aparato, el íhdice señalará 0,5 litros; es decir, el volumen de aire normal respirado por el hombre es de medio litro.

Si ahora inspira a fondo y espira normalmente, el índice señalará 2 litros; si o estos 2 litros le restamos el medio litro del aire normal, tenemos 1,5 litros, que constituyen el denominado aire complementario, que puede conseguir el hombre forzando la inspiración.

El individuo también puede realizar una inspiración normal y una espiración forzada; en. tal caso, el índice señala también. 2 litros; si de estos 2 litros restamos el medio litro del aire normal, tenemos 1,5 litros del llamado aire de reserva, otro volumen extra, del que puede disponer el hombre forzando la. espiración.

Por último, si se esfuerza tanto la inspiración, como la espiración, el espirómetro señalará 3,5 litros, volumen que constituye la capacidad vital del hombre, que, evidentemente, se compone de los siguientes términos:

Aire   normal   (0,5   l.) + Aire   complementario   (1,5   l.) + Aire   de reserva  (1,5   l.) = 3,5   litros

Pero, a pesar de todos los esfuerzos que el hombre haga, en la espiración, no puede desalojar por completo todo el aire que guarda en sus pulmones.

Quedan, otros 1,5 litros en su interior, que constituyen el volumen dé aire residual. Ere consecuencia, la capacidad total de los pulmones del hombre normal es de 5 litros, sumo de los volúmenes de aire normal, complementario, de reserva y residual. Ahora cabe preguntarse: ¿por qué muchos atletas, aun en plena, competición, están frescos y tienen el ritmo de respiración normal, según se observa?

Ello es consecuencia de la gimnasia y del entrenamiento que realizan sistemáticamente; con ejercicios respiratorios bien dirigidos y practicados, la capacidad vital de sus pulmones puede llegar a incrementarse notablemente y pasar, del valor normal (3,5 litros), a un valor de 7 litros.

Es fácil imaginar que tal capacidad respiratoria puede suministrar adecuadamente el incremento de oxígeno que exige un esfuerzo deportivo. Por ello, un buen deportista (o un hombre que quisiera mantenerse en excelente forma física) no debe abandonar los ejercicios gimnásticos.

Experimento con la Respiracion Anhídrico Carbonico

RESPIRACIÓN HUMANA: DEMOSTRACIÓN DE EXHALACIÓN DE ANHÍDRIDO CARBÓNICO

Es sabido que todos los organismos vivos superiores absorben el oxígeno del aire y expulsan anhídrido carbónico.

Así, en los mamíferos, por ejemplo, el aire entra en los pulmones y allí se verifica un cambio notable; la carboxihemoglobina de la sangre procedente de los diversos tejidos cede anhídrido carbónico (producido en la combustión celular) y capta el oxígeno del aire respirado, transformándose en oxhihemaglobina, con destino a los tejidos. Este hecho se puede poner de manifiesto fácilmente con un sencillo experimento.

Se trata de demostrar con este experimento que en el aire expelido existe anhídrido carbónico.

Se podrá argumentar “a priori” que en el aire normal (el que se aspira) ya existe esta sustancia, y que¿ por tanto, no tiene nada de extraño que se encuentre en el que se expulsa. El experimento permitirá determinar qué cantidad de CO2 tiene el aire normal, y cuál es la que se produce en la respiración.

experiencia de respiracion humana

Para detectar el anhídrido carbónico se utilizará una reacción característica. En efecto, esta sustancia reacciona con el hidróxido calcico (agua de cal), y se produce carbonato cálcico:

C02 + Ca (OH)2 —–>* CO3Ca + H2O

Como el carbonato calcico es insoluble, puede observarse la manera en que precipita de la solución, a medida que se   forma.

Se preparan dos frascos, como se indica en la figura; en cada uno de ellos se pone cierto volumen de una solución límpida de Ca(OH)2 (agua de cal filtrada). Para iniciar el experimento se aspira aire por la embocadura A, presionando con los dedos el empalme flexible 2; con ello, el aire penetra en el aparato por él tubo B, burbujea a través de la solución del primer frasco, y se separa de CO2 al reaccionar con el hidróxido calcico correspondiente; se puede observar cómo precipita el carbonato calcico formado.

Por tanto, este aire que se respira penetra en los pulmones, exento de CO2. A continuación, y presionando previamente el empalme 1, se expulsa el aire de los pulmones, también a través de la embocadura A. De este modo, el aire expulsado burbujea por la solución del segundo frasco, para salir por el tubo C.

La precipitación de carbonato calcico que tiene lugar en el segundo frasco demuestra que el aire procedente de los pulmones va cargado de anhídrido carbónico, y de la abundancia del precipitado se deduce que su concentración en esta sustancia es muy superior a la que tiene el aire atmosférico.

Cifras concretas de estas concentraciones se pueden obtener, tras una serie de aspiraciones, filtrando las soluciones recogidas en cada frasco y pasando el CO3Ca sólido que queda   en   los   filtros.

Por ejemplo, si se conoce la capacidad pulmonar dé la persona que realiza el experimento, se deducirá que, después de las respiraciones necesarias para que pase un volumen determinado de aire por los pulmones, el precipitado recogido en el primer frasco corresponde a una concentración, en anhídrido carbónico, del 0,03 % y en el segundo, de un 4 %.

Por consiguiente, el aire expulsado por los pulmones tiene unas 130 veces más anhídrido carbónico que el aire atmosférico normal.

De hecho, el aire que se respira tiene 21 % de oxigene y 0,03 % de anhídrido carbónico; el aire que se expele tiene   16′ %   de  oxígeno y 4 %   de anhídrido carbónico.

Fuente Consultada:
TECNIRAMA Enciclopedia de la Ciencia y La Tecnología Fasc. N°96

Concepto de Biotecnología Aplicaciones en la Salud Insulina Humana

Biotecnología: Historia, Aplicaciones en Medicina y Concepto
La técnica de lafermentación, en la cual microorganismos, como por ejemplo la levadura, convierten materias primas en productos útiles, se conoce desde los tiempos más remotos. A mediados del siglo XIX ya se producía alcohol industrial por fermentación, casi de la misma forma que la cerveza o el vino.

Y en la década de los 70, cuando el precio del petróleo crudo subió, el alcohol producido de esta forma pudo competir en algunas circunstancias con el “oro negro”. En Estados Unidos y Brasil se han construido grandes fábricas de fermentación para convertir en combustible materias vegetales, como el maíz.

La biotecnología moderna tiene sus orígenes desde hace al menos de cuarenta años, aunque tal vez haya comenzado a gestarse en el momento en que Watson y Crick describieron la estructura del ADN y, más audaces aún, arriesgaron hipótesis sobre cómo se duplicarían nuestras células o las de todo organismo vivo. Muchos años después, en 2005, Watson declaró: “En 1953, con F. Crick, creíamos que estábamos contribuyendo a una mejor comprensión de la realidad. No sabíamos que estábamos contribuyendo a su transformación”.

cadena de adn biotecnologia

Esta joven tecnología se basa en “manejar” la información genética (IG), es decir, se puede tomar un fragmento de ADN (gen) de los cromosomas de un organismo, eligiendo el que tiene los datos para fabricar una determinada proteína (por ejemplo, insulina humana), y colocarlo en otra especie (bacterias, levaduras, células vegetales, etc.) para reproducirlo y obtener dicha proteína y, fundamentalmente, producirla de manera industrial. “Manejar” la IG, además, significa controlar que un gen no funcione o que funcione, se “exprese” o no se “exprese”.

Explicación breve: La información genética que poseen los seres vivos está contenida en las moléculas del ácido desoxirribonucleico (ADN) (material de los cromosomas que están en el núcleo de cada célula). Las moléculas de ADN están formadas por una doble cadena de subunidades llamadas nucleótidos. Cada nucleótido consta de un grupo fosfato, un azúcar (deso-xirribosa) y ademas uno de los cuatro grupos químicos denominados bases nitrogenadas: Adenina (A), Guanina (G), Timina (T) y Citosina (C), la secuencia de los cuales siendo la que determina la información. Esta información está organizada en unidades discretas denominadas genes, consistentes en un segmento de ADN que contiene una información concreta, transcrita en una molécula de ácido ribonucleico (ARN) -en la mayoría de los casos de ARN mensajero-, que, posteriormente, se traducirá en una proteína. Cada especie contiene en todas sus células un conjunto de genes, característicos de especie, que se encuentran distribuidos en una, pocas o en algunos casos muchas moléculas de ADN denominadas cromosomas. Desde el año 1953 en que J. Watson y F. Crick describieron la estructura molecular del ADN, los biólogos moleculares han ido, paulatinamente, poniendo a punto técnicas que posibilitan la manipulación de los genes. El objeto de estas manipulaciones era, por un lado, obtener genes purificados por aislamiento bien a partir de los cromosomas, bien por síntesis “in vitro”, y, por otro, introducir estos genes en células receptoras, con lo que se consigue que se expresen, o sea, que funcionen de modo que se transcriban dando lugar al ARN correspondiente, y se sintetice así la proteína codificada por el gen introducido. En definitiva, lo que se pretende es que las células receptoras adquieran propiedades genéticas que antes no poseían. El conjunto de los trabajos destinados a lograr dichos objetivos constituye el campo de la ingeniería genética.

PRIMERAS APLICACIONES: Desde la época de Pasteur y, más cercanamente, a partir de la producción industrial de antibióticos y vacunas, se habla de “producciones biológicas” o “microbiología industrial” (fermentaciones para producir alimentos y bebidas, por ejemplo).

Sus productos y sus tecnologías no son para nada despreciables: pensemos en las vacunas contra el sarampión, la poliomielitis o la meningitis; en todos los antibióticos que usamos; las gamma globulinas en general y las específicas (antiRh, antihepatitis, etc.); los diagnósticos para detectar portadores del virus del sida o de la enfermedad de Chagas u otras enfermedades infecciosas, o los test de embarazo. No sólo son de gran utilidad médica, sino que permitieron crear una muy fuerte industria biológico-farmacéutica.

Mediante la fermentación se puede producir también cierto número de ácidos. El vinagre (ácido acético diluido) es uno de los ejemplos más importantes. El ácido cítrico, muy usado en comidas y bebidas, se producía originariamente a partir de frutas cítricas, hasta que dominó el mercado un proceso de fermentación desarrollado por la compañía estadounidense Pfizer en la década de los 20. Pfizer todavía produce la mitad de las 250.000 toneladas de ácido cítrico que se utilizan anualmente. Otros productos químicos que se pueden fabricar mediante la fermentación son la glicerina, la acetona y el glicol de propileno.

La fermentación ha demostrado también su utilidad en la industria farmacológica. Tras el descubrimiento del antibiótico de la penicilina en 1928 ), durante la década de los 40 se desarrollaron métodos de fermentación a gran escala para producir el fármaco comercialmente. En la actualidad, se fabrica de esta forma un gran número de medicamentos, así como otros productos bioquímicos; por ejemplo, enzimas (catalizadores bioquímicos), alcaloides, péptidos y proteínas.

La técnica de la ingeniería genética ha aumentado de forma considerable la gama de productos posibles. Alterando la estructura genética de un microorganismo se le puede obligar a producir una proteína muy distinta de la que produciría naturalmente. Por ejemplo, si la parte corta del ADN responsable de la producción de la hormona del crecimiento en los humanos, se inserta en células de cierta bacteria, la bacteria producirá la hormona humana mientras crece.

Y entonces estará en condiciones de ser extraída y utilizada para tratar a niños que de otro modo no crecerían correctamente. Los mismos métodos se pueden emplear con objeto de producir insulina para diabéticos. También las ovejas han sido tratadas genéticamente para que produzcan en su leche un agente coagulante para la sangre humana.

El Lic. Alberto Diaz dice en su libro “Biotecnología por todos lados”

“La genética es el estudio de la herencia y sus mecanismos; fue utilizada de manera empírica a lo largo de la historia para obtener mejores “razas” de animales y variedades vegetales para la alimentación humana. Pero desde la década de 1950 las investigaciones en ciencias de la vida fueron muy intensas y llegaron a desentrañar los mecanismos moleculares de replicación o duplicación de macromoléculas, y a determinar estructuras de proteíñas, sus biosíntesis y el código genético, lo que llevó a entender y poder dominar la información genética.

Con estos antecedentes, el nacimiento de la ingeniería genética, a principios de la década de 1970, permitió transferir “genes” (información genética contenida en una secuencia de moléculas químicas perfectamente conocidas) de una especie a otra, sobre lodo a bacterias, pero también a células animales y plantas, para ser usados en la fabricación de nuevos productos para la salud 0 la alimentación, o en nuevos materiales, lo que sentó las bases de una nueva industria.”

La importancia de esta tecnología es que permite modificar : nanismos, células o tejidos insertando o sacando los genes que se desea usar. Como los genes tienen la información para las diversas proteínas que se encuentran en las células, es posible hacer que un organismo seleccionado produzca una determinaba proteína o metabolito (molécula) y que adquiera una característica deseada.

Si se compara la manipulación genética que los criadores de animales y de plantas vienen realizando desde hace miles de años, la diferencia más importante que esa modificación tiene con la ingeniería genética es que esta última permite el pasaje de genes específicos (los que se han seleccionado) en menor tiempo y, también, posibilita la transmisión de información de una especie a otra (inserción de genes de microorganismos en plantas, de humanos en animales, de humanos en bacterias, etc.). Básicamente, esta última característica es la que hace que sea tan apreciada por algunos y muy rechazada por otros.”

El primer biofármaco (es decir un fármaco biológico fabricado por la biotecnología) que llegó a venderse en los mercados internacionales fue la insulina humana.. Las novedades que trajo la tecnología del ADNr para su uso en la industria farmacéutica se pueden ver en el cuadro de abajo que con adaptaciones, se aplica al resto de los sectores productivos.

Logros e importancia industrial y científica de la biotecnología

  • Fabricar proteínas humanas para usar como medicamentos.
  • Fabricar proteínas humanas a escala industrial; para ello, sólo se requiere contar con las estructuras industriales indispensables y con la bacteria (o célula u organismo) que contenga el gen necesario.
  • Fabricar proteínas humanas con medianos o bajos costos de producción.
  • Seguridad y/o bioseguridad en la elaboración, es decir, que esté libre de contaminantes (virus, priones).
  • Recursos humanos: gente educada (no sólo que no Insulte) y formada en estas nuevas tecnología.
  • Facilita la Investigación blomédica con las nuevas moléculas (interleuqulnas, células madre, eritropoyetina, AcMc, receptores celulares, etc.).

“La insulina es utilizada para el tratamiento de la diabetes desde hace unos ochenta años, pero hasta 1982 se la fabricaba a partir del páncreas de los cerdos y de los bovinos (cosa que se sigue haciendo y no está nada mal). Sería maravilloso poder producir insulina humana en cantidades que no dependieran de la existencia de cabezas de ganado con que cuente un país, con la ventaja de que, al ser humana (la misma especie), la resistencia a los tratamientos será muy baja o inexistente, a lo que se agrega que se trata de un producto más seguro, ya que no se introduce el riesgo de un posible virus o partícula infecciosa animal.

Hoy en día cualquier biólogo puede poner un gen heterólogo (de otra especie) en una bacteria o en células animales o vegetales y fabricar un “transgénico” que podrá producir insulina u otra proteína para tratamientos terapéuticos o para estudios e investigaciones.También, obtener proteínas que sirvan para vacunar o para generar enzimas destinadas a fabricar mejores jabones para la limpieza de la ropa o de la vajilla. Pero, en verdad, ¿cualquier biólogo puede hacerlo?

Una cosa es hacer un experimento en el laboratorio de enseñanza o de investigación y otra es hacer un medicamento a escala industrial y venderlo en todo el país. Para que esto fuera exitoso se necesitó una colaboración muy estrecha entre universidades y nuevas empresas de biotecnoloría, las cuales luego tuvieron que negociar con las grandes productoras y comercializadoras de medicamentos, la gran industria irmacéutica internacional. Hoy ese modelo sigue funcionando riendo exitoso también en la Argentina.”

PRINCIPALES BIOFÁRMACOS EN EL MERCADO ACTUAL

Producto Empresa (Laboratorio) Indicación Año Salida a Venta

HEMODERIVADOS Kogenate (rFactorVIll) Genentech-Miles Hemofilia A 1992


TROMBOLÍTICOS Activase (rTPA) Genentech Infarto agudo 1987


HORMONAS EH Lilly Diabetes mellitus 1982
Humulin (rh Insulina)


ERITROPOYETINA (EPO)
Epogen (rh EPO) Amgen-J&J Anemia 1989


INTERFERONES
Roferón A (rh IFN alfa2a) Roche Oncología 1986
(tricoleucemla)
Intrón A (rh IFN alfa2b) Schering Plough Oncología 1986
(tricoleucemia)


VACUNAS
Recombivax HB Merck &Co. Hepatitis B 1986
Gardasil y Cervarix Glaxo SK y Merck Cáncer cervical 2007
por Papilloma virus


FACTORES
Neupogén (rh G-CSF) Amgen Inmunodeficiencia 1991


AcMc OKT3 Ortho Biotech Trasplantes (evita rechazo) 1986
Herceptín Genentech Cáncer de mama 1999
metastásico

CD30 Seattle Genetics inc. Linfoma de Hodgkin 2011


Inmunoglobulina Rare Disease Therap. Picadura de escorpión 2011
Antiveneno


ETICA DE LA MANIPULACIÓN GENÉTICA
Problemas Actuales

En la actualidad, el sector comercial (dedicado a la producciónde aliemntos) se ha convertido en el motor del desarrollo de las ciencias aplicadas. Muchas empresas han aportado grandes sumas de capital para financiar proyectos de investigación cuyos resultados pueden proporcionarles beneficios nada desdeñables.

Nos guste o no, éste es el sistema actual y la agricultura no es ajena a la situación. Algunas compañías especializadas en la comercialización de semillas, abonos y demás productos agrícolas han debido enfrentarse a agresivas campañas contra la introducción de variedades modificadas genéticamente. Una de las más importantes, Monsanto, ha sufrido los ataques de numerosos grupos de activistas que han llegado a destruir campos de cultivo experimentales.

El problema, pese a lo que pueda parecer a simple vista, no es nuevo: hace casi dos siglos, en 1815, un grupo de trabajadores textiles ingleses, capitaneados por un tal Ned Ludd, entraron por la fuerza en una fábrica para destruir los telares mecánicos que acababan de instalarse. El triste suceso dio lugar a una corriente de pensamiento contraria al desarrollo tecnológico que, en homenaje a su primer héroe, se llamó ludismo, por lo que aquellos que se oponen a la aplicaión de la biotecnología, le llama: bioludista. Como puede verse, las nuevas tecnologías no siempre son aceptadas de buen grado.

Manipulación genética
En rigor, ¿qué debe tenerse en cuenta a la hora de hablar de alimentos modificados genéticamente? Para empezar, se debe partir del hecho que, desde el origen de la agricultura, el ser humano a intentado obtener mejores variedades mediante procedimientos de selección y cruce que, sin saberlo, entrañaban importantes cambios en la estructura genética de las especies.

En la actualidad, las técnicas empleadas, por muy artificiales que puedan parecer, son tan naturales como las antiguas -aunque un poco más sofisticadas-, si bien permiten obtener resultados con mayor rapidez y seguridad. Las nuevas técnicas de manipulación genética pueden acelerar el proceso y eliminar en buena parte el azar, lo cual redunda en una selección mucho más cuidadosa de los rasgos que se desean potenciar. Aun así, el producto final -sea fruta, verdura, legumbre o grano- no guardará demasiadas diferencias en comparación con otras variedades obtenidas por procedimientos tradicionales.

A lo largo de varios siglos, granjeros y agricultores han recurrido a la selección y el cruce para mejorar las características de las plan-las. La naturaleza evoluciona con una enorme lentitud: los cambios se desarrollan a lo largo de millones de años y el ser humano no po-día permitirse aguardar tanto tiempo.

La configuración de un fenotipo determinado altera el genoma de una planta, a la que se obliga a evolucionar en una dirección concreta. Una tarea de estas características depende en buena parte de la capacidad del granjero o el agricultor, quien debe escoger los mejores ejemplares y mantenerlos en un entorno favorable para que se reproduzcan de manera satisfactoria. Por desgracia, no siempre se obtienen li is resultados deseados y a menudo, la introducción de nuevas carac-lerísticas en una variedad se convierte en una tarea casi imposible.

I,a ingeniería genética permite llegar a extremos insospechados. Gracias a las modernas técnicas de manipulación, por ejemplo, es posible insertar genes nuevos en un genoma antiguo o completamente ajeno.

En la actualidad, el método principal para introducir genes nuevos en el genoma de plantas se basa en el empleo de bacterias como transmisores.

El Agrobacterium tumefaciens es una bacteria patógena que causa tumefacciones cancerosas en algunas especies vegetales al transferir parte de su ADN al de su anfitrión. Una vez dentro de la célula huésped, el nuevo segmento de ADN se desplaza al núcleo, donde se integra en el genoma.

La expresión de los genes nuevos (en condiciones naturales, los oncogenes que producen cáncer) da lugar a un crecimiento celular descontrolado y el consiguiente tumor. La ingeniería genética se ha valido de este mecanismo natural sustituyendo los genes cancerosos por otros que se consideran más interesantes. De ese modo, la bacteria, al transferir parte de su ADN, los inoculará en el núcleo de la célula.

Una vez insertados, los transgenes pueden dotar a las plantas de nuevas características, como la resistencia a herbicidas o patógenos, o bien la capacidad de producir determinadas sustancias que actúen como fármacos o incrementen las características nutritivas de la planta. Hasta hace relativamente poco, se pensaba que sólo los Agrobacterium eran capaces de desarrollar el proceso que se conoce como transferencia horizontal de genes. En la actualidad, se ha descubierto que existen otras bacterias capaces de hacerlo.

Y eso, más o menos, viene a ser todo: una bacteria que causa tumoraciones en las plantas inyecta sus propios oncogenes en el genoma de la planta receptora. En lugar de ello, los seres humanos hemos encontrado la manera de sustituir esos genes cancerígenos por otros que no sólo mantienen viva a la planta, sino que pueden resultar beneficiosos en un futuro inmediato. ¿Hasta qué punto puede considerarse este método como antinatural? ¿Cabe pues considerar los alimentos modificados genéticamente como un producto artificial?

La ciencia nos ha permitido alejarnos de nuestros antepasados homínidos así como del resto de los primates. Con todo, no cabe duda de que, si alguien quiere comportarse como un mono, nadie se lo prohibe. Algunos de los sectores más radicales del ecologismo predican precisamente la vuelta a la naturaleza. Sin embargo, no estaría de más explicar a algunos de sus representantes que un déficit grave de betacaroteno puede causar una ceguera irreversible a un niño de diez años pero que, gracias a la biotecnología, se ha desarrollado una variedad de arroz que evita el problema.

Fuente Consultada:
Guinness Publish Limited Fascículo N°21 – La Nación
Biotecnología Por Todos Lados Alberto Díaz – Editorial Siglo XXI
Las Mentiras de la Ciencia Dan Agin

Historia de la higiene personal y de las ciudades en la historia

Historia de la higiene personal y de las ciudades

El escritor Sandor Marai, nacido en 1900 en una familia rica del Imperio Austrohúngaro, cuenta en su libro de memorias Confesiones de un burgués que durante su infancia existía la creencia de que “lavarse o bañarse mucho resultaba dañino, puesto que los niños se volvían blandos”.

Por entonces, la bañera era un objeto más o menos decorativo que se usaba “para guardar trastos y que recobraba su función original un día al año, el de San Silvestre. Los miembros de la burguesía de fines del siglo XIX sólo se bañaban cuando estaban enfermos o iban a contraer matrimonio”.

Esta mentalidad, que hoy resulta impensable, era habitual hasta hace poco. Es más, si viviéramos en el siglo XVIII, nos bañaríamos una sola vez en la vida, nos empolvaríamos los cabellos en lugar de lavarlos con agua y champú, y tendríamos que dar saltos para no pisar los excrementos esparcidos por las calles. 

la higiene humana

  • Del esplendor del Imperio al dominio de los “marranos”

Curiosamente, en la Antigüedad los seres humanos no eran tan “sucios”. Conscientes de la necesidad de cuidar el cuerpo, los romanos pasaban mucho tiempo en las termas colectivas bajo los auspicios de la diosa Higiea, protectora de la salud, de cuyo nombre deriva la palabra higiene.

Esta costumbre se extendió a Oriente, donde los baños turcos se convirtieron en centros de la vida social, y pervivió durante la Edad Media. En las ciudades medievales, los hombres se bañaban con asiduidad y hacían sus necesidades en las letrinas públicas, vestigios de la época romana, o en el orinal, otro invento romano de uso privado; y las mujeres se bañaban y perfumaban, se arreglaban el cabello y frecuentaban las lavanderías. Lo que no estaba tan limpio era la calle, dado que los residuos y las aguas servidas se tiraban por la ventana a la voz de “agua va!”, lo cual obligaba a caminar mirando hacia arriba.

  • Vacas, caballos, bueyes dejaban su “firma” en la calle

Pero para lugares inmundos, pocos como las ciudades europeas de la Edad Moderna antes de que llegara la revolución hidráulica del siglo XIX. Carentes de alcantarillado y canalizaciones, las calles y plazas eran auténticos vertederos por los que con frecuencia corrían riachuelos de aguas servidas. En aumentar la suciedad se  encargaban también los numerosos animales existentes: ovejas, cabras, cerdos y, sobre todo, caballos y bueyes que tiraban de los carros. Como si eso no fuera suficiente, los carniceros y matarifes sacrificaban a los animales en plena vía pública, mientras los barrios de los curtidores y tintoreros eran foco de infecciones y malos olores.

La Roma antigua, o Córdoba y Sevilla en tiempos de los romanos y de los árabes estaban más limpias que Paris o Londres en el siglo XVII, en cuyas casas no había desagües ni baños. ¿Qué hacían entonces las personas? Habitualmente, frente a una necesidad imperiosa el individuo se apartaba discretamente a una esquina. El escritor alemán Goethe contaba que una vez que estuvo alojado en un hostal en Garda, Italia, al preguntar dónde podía hacer sus necesidades, le indicaron tranquilamente que en el patio. La gente utilizaba los callejones traseros de las casas o cualquier cauce cercano. Nombres de los como el del francés Merderon revelan su antiguo uso. Los pocos baños que había vertían sus desechos en fosas o pozos negros, con frecuencia situados junto a los de agua potable, lo que aumentaba el riesgo de enfermedades.

  • Los excrementos humanos se vendían como abono

Todo se reciclaba. Había gente dedicada a recoger los excrementos de los pozos negros para venderlos como estiércol. Los tintoreros guardaban en grandes tinajas la orina, que después usaban para lavar pieles y blanquear telas. Los huesos se trituraban para hacer abono. Lo que no se reciclaba quedaba en la calle, porque los servicios públicos de higiene no existían o eran insuficientes. En las ciudades, las tareas de limpieza se limitaban a las vías principales, como las que recorrían los peregrinos y las carrozas de grandes personajes que iban a ver al Papa en la Roma del siglo XVII, habitualmente muy sucia. Las autoridades contrataban a criadores de cerdos para que sus animales, como buenos omnívoros, hicieran desaparecer los restos de los mercados y plazas públicas, o bien se encomendaban a la lluvia, que de tanto en tanto se encargaba arrastrar los desperdicios.

Tampoco las ciudades españolas destacaban por su limpieza. Cuenta Beatriz Esquivias Blasco su libro ¡Agua va! La higiene urbana en Madrid (1561-1761), que “era costumbre de los vecinos arrojara la calle por puertas y ventanas las aguas inmundas y fecales, así como los desperdicios y basuras”. El continuo aumento de población en la villa después del esblecimiento de la corte de Fernando V a inicios del siglo XVIII gravó los problemas sanitarios, que la suciedad se acumulaba, pidiendo el tránsito de los caos que recogían la basura con dificultad por las calles principales

  • En verano, los residuos se secaban y mezclaban con la arena del pavimento; en invierno, las lluvias levantaban los empedrados, diluían los desperdicios convirtiendo las calles en lodazales y arrastraban los residuos blandos los sumideros que desembocaban en el Manzanares, destino final de todos los desechos humanos y animales. Y si las ciudades estaban sucias, las personas no estaban mucho mejor. La higiene corporal también retrocedió a partir del Renacimiento debido a una percepción más puritana del cuerpo, que se consideraba tabú, y a la aparición de enfermedades como la sífilis o la peste, que se propagaban sin que ningún científico pudiera explicar la causa.

Los médicos del siglo XVI creían que el agua, sobre todo caliente, debilitaba los órganos y dejaba el cuerpo expuesto a los aires malsanos, y que si penetraba a través de los poros podía transmitir todo tipo de males. Incluso empezó a difundirse la idea de que una capa de suciedad protegía contra las enfermedades y que, por lo tanto, el aseo personal debía realizarse “en seco”, sólo con una toalla limpia para frotar las partes visibles del organismo. Un texto difundido en Basilea en el siglo XVII recomendaba que “los niños se limpiaran el rostro y los ojos con un trapo blanco, lo que quita la mugre y deja a la tez y al color toda su naturalidad. Lavarse con agua es perjudicial a la vista, provoca males de dientes y catarros, empalidece el rostro y lo hace más sensible al frío en invierno y a la resecación en verano

  • Un artefacto de alto riesgo llamado bañera

Según el francés Georges Vigarello, autor de Lo limpio y lo sucio, un interesante estudio sobre la higiene del cuerno en Europa, el rechazo al agua llegaba a los más altos estratos sociales. En tiempos de Luis XIV, las damas más entusiastas del aseo se bañaban como mucho dos veces al año, y el propio rey sólo lo hacía por prescripción médica y con las debidas precauciones, como demuestra este relato de uno de sus médicos privados: “Hice preparar el baño, el rey entró en él a las 10 y durante el resto de la jornada se sintió pesado, con un dolor sordo de cabeza, lo que nunca le había ocurrido… No quise insistir en el baño, habiendo observado suficientes circunstancias desfavorables para hacer que el rey lo abandonase”. Con el cuerno prisionero de sus miserias, la higiene se trasladó a la ropa, cuanto más blanca mejor. Los ricos se “lavaban” cambiándose con frecuencia de camisa, que supuestamente absorbía la suciedad corporal.

El dramaturgo francés del siglo XVII Paul Scarron describía en su Roman comique una escena de aseo personal en la cual el protagonista sólo usa el agua para enjuagarse la boca. Eso sí, su criado le trae “la más bella ropa blanca del mundo, perfectamente lavada y perfumada”. Claro que la procesión iba por dentro, porque incluso quienes se cambiaban mucho de camisa sólo se mudaban de ropa interior —si es que la llevaban— una vez al mes.

• Aires ilustrados para terminar con los malos olores

Tanta suciedad no podía durar mucho tiempo más y cuando los desagradables olores amenazaban con arruinar la civilización occidental, llegaron los avances científicos y las ideas ilustradas del siglo XVIII para ventilar la vida de los europeos. Poco a poco volvieron a instalarse letrinas colectivas en las casas y se prohibió desechar los excrementos por la ventana, al tiempo que se aconsejaba a los habitantes de las ciudades que aflojasen la basura en los espacios asignados para eso. En 1774, el sueco Karl Wilhehm Scheele descubrió el cloro, sustancia que combinada con agua blanqueaba los objetos y mezclada con una solución de sodio era un eficaz desinfectante. Así nació la lavandina, en aquel momento un gran paso para la humanidad.

• Tuberías y retretes: la revolución higiénica

En el siglo XIX, el desarrollo del urbanismo permitió la creación de mecanismos para eliminar las aguas residuales en todas las nuevas construcciones. Al tiempo que las tuberías y los retretes ingleses (WC) se extendían por toda Europa, se organizaban las primeras exposiciones y conferencias sobre higiene. A medida que se descubrían nuevas bacterias y su papel clave en las infecciones —peste, cólera, tifus, fiebre amarilla—, se asumía que era posible protegerse de ellas con medidas tan simples como lavarse las manos y practicar el aseo diario con agua y jabón. En 1847, el médico húngaro Ignacio Semmelweis determinó el origen infeccioso de la fiebre puerperal después del parto y comprobó que las medidas de higiene reducían la mortalidad. En 1869, el escocés Joseph Lister, basándose en los trabajos de Pasteur, usó por primera vez la antisepsia en cirugía. Con tantas pruebas en la mano ya ningún médico se atrevió a decir que bañarse era malo para la salud.

Revista Muy Interesante Nro.226- Que Sucio Éramos Luis Otero-
PARA SABER MÁS: Lo limpio y lo sucio. La higiene del cuerpo desde la Edad Media. Georgs Vtgatello. Ed. Altaya. 997.

LA PLACENTA-CORDÓN UMBILICAL-LIQUIDO AMNIOTICO

LOS ANEXOS EMBRIONARIOS: Ya se ha visto que en la formación del embrión interviene sólo una pequeña parte del huevo. El resto constituye los anexos embrionarios, es decir, los órganos destinados a proteger, alimentar y oxigenar al embrión, más tarde feto, durante toda su vida intrauterina. Estos anexos son la placenta, el cordón umbilical, las membranas y el líquido amniótico.

LA PLACENTA: La placenta es el órgano de intercambio entre la madre y el embrión, más tarde feto. Durante la anidación, el huevo se recubre de vellosidades, las vellosidades coriales, parecidas a las pequeñas raicillas de las plantitas. Pronto, el huevo, hundido en la mucosa, comienza a engrosar, a formar una protuberancia en el útero, y las vellosidades desaparecen, salvo en la zona de contacto del huevo con la mucosa.

placenta

Esta zona de contacto, de forma circular, constituirá la placenta. Las vellosidades se hunden en los lagos sanguíneos, los vasos sanguíneos de la madre, que se comunican entre sí y son alimentados por las arterias maternas. Las mismas vellosidades se hallan recorridas por arterias y venas. La sangre de la madre circula por los lagos sanguíneos, la del feto por las vellosidades que lo alimentan.

Entre ambas sangres hay una membrana que hace las veces de filtro. Así, a pesar de la interdependencia íntima entre los elementos maternos y los fetales, las dos circulaciones no se comunican directamente. Ambos sistemas son cerrados. Por esta razón, el hijo podrá tener un grupo sanguíneo diferente de la madre, e incluso antagónico, cuando, por ejemplo, tienen sangres con factores Ah contrarios.

El embrión, que tras ocho semanas de vida intrauterina toma el nombre de feto, recibe sus recursos a través del cordón umbilical que le une a la placenta, que a su vez se halla adherida al útero por las vellosidades. Al principio del embarazo, la placenta desempeña a la vez los papeles de pulmones, riñones, estómago, hígado, intestinos y glándulas hormonales, asegurando así todas las funciones vitales. Pero, a medida que va creciendo, las vísceras del feto van adquiriendo una cierta autonomía, con lo que la función de la placenta disminuye.

Cordón Umbilical, Membranas y Líquido Amniótico El cordón umbilical, que va alargándose progresivamente hasta alcanzar los 50 cm. en el momento del nacimiento, une al feto con la placenta. Es un conducto de alrededor de 1,5 cm. de diámetro, retorcido en espiral, recorrido por dos arterias y una vena que aseguran la circulación del oxígeno, de los alimentos y la evacuación de los desechos.

El feto se encuentra en una bolsa hermética formada por dos membranas de protección transparentes y muy resistentes: por el exterior el cordón, por el interior el amnio, que cubre la cara interna de la placenta, envuelve el cordón y continua en el ombligo. En esta bolsa hay un líquido claro, transparente, rico en sales minerales, el líquido amniótico, cuyo origen es aún mal conocido, que asegura la hidratación del feto, al tiempo que le permite agitarse y le protege contra las infecciones y los traumatismos.

EL FETO Y LAS EMOCIONES MATERNAS : A partir del sexto mes el feto es sensible a los estímulos externos. En este período se han constatado en el feto reflejos condicionados al ruido. Un prematuro de seis a siete meses es capaz de reaccionar de forma diferente ante alimentos salados o dulces y ante ciertos olores. El feto distingue la luz a los siete meses. Percibe también las sensaciones de calor o de frío y es sensible a la presión. Así pues, antes de nacer, el niño ya ha experimentado determinadas sensaciones con la ayuda de sus cinco sentidos. Entre las primeras de estas sensaciones que experimenta se hallan sin duda aquellas de lo que es agradable y desagradable.

Estas primeras actividades psíquicas del feto son, según el profesor Minkowski, “la base indeleble sobre la que se insertan todas las impresiones ulteriores”. La creencia popular dice que las envidias, las esperanzas o los temores de la madre influyen sobre el niño que pronto nacerá. Es cierto que, al alimentar la circulación sanguínea de la madre la del hijo, las modificaciones químicas ocasionadas por el estado psicológico de la madre repercuten de una manera sensible en el feto.

Así, cuando la madre se encuentra en un estado nervioso deficiente, cuando está agotada o cuando experimenta sensaciones demasiado fuertes, su equilibrio hormonal se modifica y, a través de ella, el del feto. Es por esto por lo que es deseable que una mujer encinta lleve, en la medida de lo posible, una vida tranquila y regular, tanto física como psíquicamente. Es difícil medir con exactitud los efectos que pueden producir los estados psicológicos y las emociones de una futura madre sobre el hijo que lleva. Sin embargo, se ha constatado un nexo de unión entre el psiquismo de la madre y las reacciones del feto. Esta vida intrauterina y las impresiones que deja sobre un ser aun virgen apasionan actualmente a los investigadores.

¿SE PUEDE DETECTAR LA PRESENCIA DE GEMELOS? : Teóricamente se puede saber a finales del cuarto mes si es previsible un nacimiento de gemelos, es decir desde que se pueden oír los latidos del corazón. Al final del quinto mes, el ginecólogo puede notar al tacto dos cabezas. Pero este examen es difícil ya que en el caso de gemelos el líquido amniótico es más abundante; el útero es más grueso, está más tenso, y su contenido es difícilmente controlable. Un embarazo de gemelos, desde el momento que se supone o se diagnostica, requiere una vigilancia extremadamente atenta y unos cuidados físicos en la madre para evitar un parto prematuro.

¿GEMELOS VERDADEROS O FALSOS?: En ocasiones, el ovario libera dos óvulos a la vez o. que los dos ovarios actúen simultáneamente. En estos casos, pueden quedar fecundados los dos óvulos, dando lugar a gemelosbivitelinos o falsos gemelos. Estos gemelos son en realidad niños concebidos al mismo tiempo, pero que tienen cada uno un patrimonio hereditario propio; pueden ser, por consiguiente, de sexos diferentes. Los verdaderos gemelos, por el contrario, se originan a partir de un único óvulo fecundado por un solo espermatozoide. siendo la escisión del huevo en dos partes idénticas la que da lugar a dos embriones que tienen el mismo patrimonio hereditario. Los verdaderos gemelos son pues siempre del mismo sexo y se parecen hasta en los más mínimos detalles.

LA DETECCIÓN DE LAS ANOMALÍAS CROMOSÓMICAS Los trabajos realizados por un pediatra de Chicago,Henry Nadler, hechos públicos en el congreso médico de la Haya de 1969, han puesto a punto un método que permite detectar ciertas anomalías hereditarias desde el comienzo del embarazo. Hacia el tercero o cuarto mes del embarazo, se toma una pequeña cantidad de líquido amniótico por simple aspiración a través de la pared abdominal. En este líquido flotan células provenientes del feto, que se ponen en cultivo en un medio adecuado y se multiplican.

Un estudio profundo permite identificar, si las hubiese, ciertas taras cromosómicas o ciertas enfermedades del metabolismo, es decir deficiencias en las transformaciones que se operan en el organismo. En efecto, en el momento de la fecundación puede ocurrir un accidente cromosómico. Un cromosoma de menos o, por el contrario, un cromosoma suplementario, será causa de un desequilibrio que impida el normal desarrollo del embrión. La primera célula estará al principio desvirtuada y todas las otras, nacidas de ella, llevarán la misma anomalía, con lo que el niño nacerá “diferente”. Uno de los ejemplos más típicos de estos accidentes cromosómicos es el del mongolismo o trisomia 21.

En 1959, los profesores Turpin. Lejeune y Gautier descubrieron que los pequeños retrasados mentales, a los que corrientemente se les llama mongólicos, poseían 47 cromosomas en lugar de 46. La medicina se encuentra todavía impotente ante los casos de aberración cromosómica y ciertos médicos son partidarios del aborto terapéutico. En los casos de enfermedades del metabolismo, es a menudo posible prescribir un tratamiento precoz de la madre.

 

La Terapia Genética Manipulación de Genes Biología Celular

La terapia genética es la técnica que permite la localización exacta los posibles genes defectuosos de los cromosomas y su sustitución por otros correctos, con el fin de curar las llamadas «enfermedades genéticas», entre las que se encuentran muchos tipos de cáncer.

El desarrollo de la terapia genética se ha apoyado en los avances científicos experimentados por determinadas ramas de la biología, como la genética, la biología molecular, la virología o la bioquímica. El resultado es una técnica que permite la curación de casi cualquier patología de carácter genético.

En el desarrollo de dicha terapia hay que tener en cuenta diversos factores. Por un lado, es necesario saber cuál es “tejido diana”, es decir, el que va a recibir la terapia. En segundo lugar, conocer si es posible tratar in situ el tejido afectado. Igualmente importante resulta determinar el que facilita el traspaso de un gen exógeno a la célula, es decir, qué vector se ha elegir para el desarrollo del nuevo material genético que posteriormente se introduce el tejido. Finalmente, es preciso estudiar al máximo la eficacia del gen nuevo y saber que respuesta tendrá el órgano o tejido «hospedador», con la entrada del gen modificado.

La finalidad principal de los estudios sobre terapia génica en el ámbito de la medicina es conseguir los mejores resultados tanto en prevención como en investigación, diagnóstico y terapia de las enfermedades hereditarias; sin embargo, esta manipulación del material genético puede ser utilizada en ingeniería genética, con el fin de mejorar determinadas características de los seres vivos.

Los inicios de la terapia génica

Los primeros trabajos en terapia génica se realizaron con ratones, mediante tecnica del ADN recombinante, que consiste en introducir el ADN extraño en los embriones, de forma que dicho ADN se expresa luego completamente, a medida que desarrolla el organismo. El material genético introducido se denomina transgén; los individuos a los que se les aplica esta técnica reciben el nombre de transgénicos. Con la introducción de estos transgenes se puede lograr la identificación de zonas concretas del material genético para llevar a cabo su cloonación, con el fin de que solo se vean afectadas un tipo específico de células.

Vectores

Los vectores virales agrupan cuatro tipos de virus: retrovírus, adenovirus, virus adnoasociados y herpesvirus; existen también vectores no virales, como el bombardeo con partículas, la inyección directa de ADN, los liposomas catiónicos y la transferencia de genes mediante receptores.

Vectores virales

Los retrovirus comprenden una clase de virus cuyo material genético es una cadena sencilla de ARN; durante su ciclo vital, el virus se transcribe en una molécula bicatenaria de ADN, gracias a la acción de la enzima reverso transcriptasa, que se integra en el genoma de la célula huésped sin aparente daño para ella. La mayor parte de los retrovírus a excepción del HIV, sólo se pueden integrar en células con capacidad para replicarse, lo cual restringe su uso. Sin embargo, se pueden desarrollar en grandes cantidades y su expresión en la célula hospedadora se realiza durante largos periodos de tiempo. Los adenovirus son un conjunto de virus con ADN lineal de cadena doble. Los vectores de adenovirus son más grandes y complejos que los retrovirus, pues en su construcción solamente se elimina una pequeña región del material genético vírico. Su ciclo de infección, que comprende de 32 a 36 horas en un cultivo celular conlleva en primer lugar la síntesis de ADN de la célula y, posteriormente la sintesis y ensamblaje del ADN y las proteínas víricas. Las infecciones de estos virus en seres humanos están asociadas a enfermedades benignas, como la conjuntivitis.

La principal ventaja de su utilización en la terapia génica es que se pueden producir en grandes cantidades y transfieren de forma muy eficaz el material genético a un número elevado de células y tejidos, aunque el hospedador parece limitar la duración de la expresión del nuevo material genético.

Los virus adeno-asociados son muy pequeño no autónomos y con ADN lineal de cadena sencilla. Para la replicación de estos virus es necesaria la confección con adenovirus. La inserción del material genetico de los adenovírus asociados se suele producir en regiones del cromosoma 19. Los vectores que se forman con este tipo de virus son muy simples, no pueden exceder en mucho la longitud del ADN viral, aproximadamente 4.680 nucleótidos, y son capaces de expresarse a largo plazo en las células que no se dividen; sin embargo, la respuesta que producen en la célula hospedadora es menor que la que se ocasiona con el tratamiento con adenovirus y es difícil la producción de este vector en grandes cantidades. Los herpesvirus poseen un material genético compuesto por ADN de doble cadena lineal, con un tamaño aproximado de 100 a 250 Kb.

Presentan variaciones en cuanto al tamaño y organización del genoma, contenido genético o células sobre las que actúan. Pero por regla general, este tipo de  de virus son muy útiles, pues es posible insertar en su genoma grandes cantidades de ADN extraño y llevar a cabo durante largos periodos de tiempo infecciones latentes en la célula hospedadora, sin ningún efecto aparente sobre ésta. En la clase de los gamma-herpesvirus como el virus de Epstein-Barr, se pueden producir infecciones latentes en células en  división, de modo que el material genético que lleva insertado el virus se replica conjuntamente a la división celular y se hereda en toda la nueva progenie de células. El inconveniente que presentan estos virus es que están asociados a daños linfoproliferativos, con lo cual, para su uso como vectores es necesario identificar estos genes y eliminarlos, manteniendo únicamente aquellos que permitan la replicación del virus y el mantenimiento del plásmido viral. Hasta la fecha, el uso fundamental de los herpesvirus en la terapia génica se limita al empleo in vivo del herpes simples (HSV).

Vectores no virales

El bombardeo de partículas constituye una técnica efectiva de transferir genes tanto in vitro como in vivo. En este método físico el plásmido o porción de ADN es recubierto en su superficie por gotas de oro o tungsteno, de 1 a 3 micras de diámetro. Estas partículas, aceleradas por una descarga eléctrica de un aparato o por un pulso de gas son «disparadas» hacia el tejido. El éxito de esta técnica puede estar asegurado en los procesos de vacunación. Otra alternativa es la inyección directa del ADN o ARN puro circular y cerrado covalentemente, dentro del tejido deseado. Este método económico, y un procedimiento no tóxico, si se compara con la entrega mediante virus. Como desventaja fundamental hay que señalar que los niveles y persistencia de la expresión de genes dura un corto periodo de tiempo.

Esta tecnologia puede tener potencial como un procedimiento de vacunación y como e genes a un nivel bajo. Los liposomas catiónicos consisten en la mezcla de un  lipido catiónico de carga positiva y varias moléculas de ADN con carga negativa debido a los fosfatos de la doble hélice.

Este tipo de  vectores se han usado en el tratamiento de la fibrosis sistica y en las enfermedades  vasculares. Se pueden realizar transferencias de estos vía catéter, aunque su uso es limitado, dedido a la baja eficacia de transfección del material genético contenido en este complejo a la célula hospedadora ya su relativa toxicidad.

Un problema que se plantea con las técnicas anteriores es que el vector alcance realmente su objetivo y no quede diseminado por el organismo. Por ello existe un procedimiento que consiste en introducir, junto al material genético que queremos transferir, moléculas que puedan ser reconocidas por los receptores de la célula diana. Estas moléculas pueden ser azucares, péptidos, hormonas, etc. y su ventaja respecto a otros modelos es que se establece una interacción muy específica, como la interacción transportador/célula, y no muy inespecífica como la que se verifica entre las cargas iónicas.

Experimentos en animales

Los experimentos con animales conforman una parte fundamental en el estudio de cualquiera de las aplicaciones de terapia génica; sus dos objetivos principales son el análisis de la seguridad del sistema de vectores y el estudio de la eficacia de la transferencia de genes.

El efecto de la dosis y su duración es comprobado en varias especies, incluyendo primates y otros animales que sean hospedadores para el virus salvaje (por ejemplo, las ratas del algodón se usan para el estudio de adenovirus). Se analiza la difusión de secuencias vitales, especialmente a las gónadas, y cualquier efecto adverso, como la inflamación tras la administración del vector.

El propósito de estos ensayos no es mostrar que el vector no produce efectos adversos —cualquier clase de droga tiene esa capacidad en determinada dosis—, sino precisar el tipo de suceso adverso que podría esperarse si los humanos estuvieran expuestos al vector, y fijar las posibles dosis que pueden acarrear estos sucesos. Para una enfermedad genética, un ratón con un gen eliminado o un animal con el fenotipo apropiado sería válido en este tipo de estudio.

Terapia génica en seres humanos

Esta terapia está destinada al tratamiento de enfermedades infecciosas y auto inmunes, Las estrategias se basan en la eliminación de poblaciones de células infectadas con virus, como el HIV, mediante administración directa de moléculas de ácidos nucleicos o a través del desarrollo de vacunas. En la terapia contra el cáncer, se puede actuar con diferentes objetivos. Si se opera sobre las células del sistema inmunitario, se manipulan ex vivo las células efectoras antitumorales del sistema inmune. Estas células son modificadas genéticamente y reimplantadas con el fin de liberar dentro del tumor el producto de los genes exógenos, como las cítoquinas.

Sobre las células hematopeyéticas o formadoras de sangre se actúa incorporando los llamados genes MDR, que confieren mayor resistencia a las altas aplicaciones de quimioterapia en el paciente. Si se actúa directamente sobre las células tumorales, se introducen factores genéticos que provoquen la muerte o apoptosis de las células tumorales o aumenten la respuesta del sistema inmunitario antitumoral del paciente.

Otro de los campos más promisorios de las terapias génicas es el de las inmunoterapias y la fabricación de vacunas biotecnológicas.

Recordemos que nuestro organismo está sometido a múltiples agresiones de parásitos, bacterias y virus. El sistema inmunitario debe clasificar a esos agresores y armar una respuesta efectora capaz de eliminarlos.

■ En el caso de las bacterias extracelulares y de sus productos tóxicos, la respuesta eficaz consiste en la producción de anticuerpos opsonizantes o neutralizantes.

■ Si se trata de bacterias intracelulares (como los micoplasmas) que se replican en el interior de los fagosomas, la respuesta más contundente corre a cargo de las células T que activan los fagocitos en los procesos de hipersensibilidad retardada.

■ Por último, ante una infección vírica, si bien los anticuerpos específicos podrían limitar la difusión del virus a otras células, sólo una respuesta citotóxica (por los linfocitos T citotóxicos) acabará con las células infectadas y erradicará el virus.

Con la vacuna quedamos expuestos a “un material biológico” que imita al agente infeccioso. Por eso, el sistema inmunitario desencadena la resistencia ante el patógeno y lo memoriza, sin experimentar la infección ni la enfermedad. El proceso se asemejaría a introducir en el organismo un “chip” de memoria con determinadas instrucciones. Para vacunar contra un patógeno, se inocula en el organismo un microorganismo muerto (vacuna muerta), un microorganismo vivo pero incapacitado para desencadenar la enfermedad (vacuna viva atenuada) o una porción purificada del patógeno (vacuna subunitaria).

A partir de la Ingeniería genética y la Biotecnología, se perciben tres áreas prometedoras en el campo de la vacunación: la administración de vacunas a través de las mucosas, las vacunas de ADN y las vacunas terapéuticas.

Éstas nuevas técnicas permitirán curar enfermedades como la hepatitis B, el papilomavirus, el herpes genital e incluso el sida. La Biotecnología está proporcionando, entonces, un potencial ilimitado para el desarrollo de nuevas vacunas y, con ello, se está ampliando el campo de acción de la vacunación, además de presentar vehículos efectivos para el tratamiento de determinados tumores y enfermedades virales, lo que puede cambiar la relación del ser humano con las enfermedades del próximo siglo.

Fuente Consultada: Gran Enciclopedia Universal (Espasa Calpe) – Wikipedia – Enciclopedia de la Vida Tomo I.

Claves Para Cuidar el Cuerpo Mantenerse Sano Cuerpo Joven y Bello

Claves Para Cuidar el Cuerpo y Mantenerse Sano y  Joven


CONSEJOS NATURALES PARA MANTENERSE SANO Y JOVEN

No se trata de jugar a detener el tiempo. Sabemos que eso es imposible. Se trata de cumplir con ciertas rutinas sencillas, que definen un estilo de vida que nos ayudará a vivir mucho mejor y por más tiempo.
naturalmente.

1-Que su dieta sea variada, abunde en vegetales y frutas, no tenga demasiadas calorías ni alimentos producidos industrialmente. Satisfaga a su paladar y al mismo tiempo cuide su figura.

2-Dígale no a los azúcares refinado , a los ritos y al exceso de carne. Mejor aún; vaya a un nutricionista y que le arme una dieta a su medida.

3-Coma en familia, sin mirar la tele, sin discutir, sin apurarse. Piense que cada comida es irrepetible y que es parte esencial de su bienestar.

4-Recuerde, alimentos son el envejecimiento, Los que contienen antioxidantes, como las nueces, el ajo, los cítricos y las uvas.

5-Mantenga su cuerpo en forma, Tanto en su aspecto aeróbico (salga a correr o caminar 3 veces por semana), como en su flexibilidad (pruebe el yoga) y en su tono muscular. Se sentirá más fuerte, se cansará menos. Y lo mirarán más.

6-Elija una actividad o deporte. Seguro hallará alguna que parezca hecha a su medida, No se rinda si la primera que probó le resultó aburrida. Hay que darles tiempo a las endorfinas para que actúen.

7-Cuide su postura: En el trabajo, en casa al mirar la tele, en todo momento. Mírese en el espejo y fíjese cómo se sienta, cómo se para, cómo se acuesta. Con los años, una mala postura pasa facturas carísimas.

8- El y debe ser ejercitado. Aprenda otro idioma, haga meditación, tome un posgrado. Haga crucigramas.

9-Respire El cuerpo lo hace automáticamente, pero cuanta más conciencia tome sobre su propia respiración, más ganará en salud física y mental.

10- Proteja su Piel, Comiendo sano, dejando de fumar, tomando sol en su medida justa, usando productos buenos de belleza. Verse bien también ayuda a sentirse bien. Parece superficial, pero no lo es.

11- Realice los exámenes periódicos de acuerdo  su edad. Vaya al clínico, al cardiólogo, al dentista, al dermatólogo. No sólo para prevenir, sino porque todo lo que sea detectado tempranamente será más fácil de curar.

12- Baje el estrés el Duerma las horas que necesita y merece, hágase problemas sólo por aquello que vale la pena, y concédase gustos. Una vida estresada no es una buena vida.

13-Cuidado con los malos hábitos Ninguno de ellos ayuda a vivir mejor. Ni el  exceso de alcohol, ni el tabaco ni cualquier clase de droga, es la salida a ningún problema. Busque ayuda.

14-Cultive sus Un abrazo y un beso pueden hacer más por su salud que una tonelada de remedios. Sentirse querido es, probablemente, la mejor receta para una vida sana.

15- El sexo es salud. Practicado con los cuidados físicos y emocionales que corresponde, ayuda a la persona a sentirse plena, realizada y acompañada, SI tiene problemas, háblelo con su pareja o con un profesional, pero no tenga vergüenza.


NO AL SEDENTARISMO: Existe una estrecha relación entre el sedentarismo y un sinnúmero de perjuicios para la salud. O dicho de otro modo, un estilo de vida físicamente activo es equivalente y aditivo a otros estilos saludables: no fumar, tener la presión arterial controlada, llevar una dieta equilibrada y controlar el peso. Las actividades aeróbicas poseen efectos beneficiosos sobre diferentes componentes grasos de la sangre: reducen los triglicéridos y aumentan la cantidad de colesterol bueno (HDL), protector de la salud de las arterias. Además, la práctica regular de ejercicio recreativo mejora las relaciones interpersonales, la autoestima y la calidad del sueño y preserva las actividades cognitivas.

Si consideramos a la actividad física como un fármaco, veremos que sus beneficios son proporcionales a la cantidad que se realiza, pero la diferencia con una droga es que todos los sistemas del organismo reciben el beneficio. Usted acaba de hacer un ejercicio para mantener su cerebro activo a través de la lectura: ahora agréguele más salud a todo su cuerpo e inicie, retome o continúe con un plan de ejercicio regular.

Fuente Consultada: Vida Sana #12 Clarín
Nota a cargo de Hernán Delmonte Cardiólogo universitario. Especialista en Medicina del Deporte y profesor nacional de educación física. Miembro titular de la Sociedad Argentina de Cardiología.

Ver: Sugerencias y Tips Para Una Vida Sana y Longeva

Fuente Consultada: Basado un artículo de Selecciones Reader Digest

Vida y Obra de Russell Wallace Teoria de la Seleccion Natural

Alfred Russel Wallace (8 de enero de 1823 – 7 de noviembre de 1913) fue un geógrafo y naturalista inglés. Wallace es conocido sobre todo por haber alcanzado el concepto de selección natural, central en la teoría biológica de la evolución, independientemente de Charles Darwin.

wallace russelEl nombre de Darwin y la evolución están inseparablemente ligados, a pesar de que el primer anuncio público de la teoría de lal selección natural no lo realizó Darwin solo, sino conjuntamente con Alfred Russell Wallace. Aunque hacía muchos años que Darwin había concebido la idea de la evolución por la selección natural, estando ya por hacerla pública recibió una carta de Wallace, en la que le exponía una teoría casi análoga a la suya.

Eran tan semejantes, que Darwin, en una carta dirigida a Lyell, escribió: … “si Wallace hubiera poseído el esbozo del manuscrito que redacté en 1842, no habría podido hacer él un resumen mejor y más corto”. Así que, en julio de 1858, Darwin y Wallace presentaron una comunicación conjunta a la Linnean Society.

A lo largo de su vida, Wallace continuó defendiendo la teoría de la evolución, aunque sus puntos de vista presentaban ligeras diferencias con los de Darwin. Él opinaba que la supervivencia del mejor adaptado era el factor fundamental en la lucha por la vida, con lo que no estaba de acuerdo Darwin. Wallace también afirmaba que la selección natural no podía explicar ciertas características de los seres humanos: su inteligencia, la pérdida del pelo del cuerpo y el desarrollo especializado de las manos.

Wallace nació en Usk, Monmouthshire (Gran Bretaña), en 1823. Aunque estudió arquitectura y topografía, ya a los veinte años se sintió interesado por la historia natural, vocación que mantuvo hasta el fin de su vida. Fue un naturalista autodidacto que viajó mucho por América del Sur y sudeste de Asia, recogiendo ejemplares para su colección. Durante su estancia en Sudamérica, acompañado del naturalista inglés H. W. Bates, se mostró muy interesado por la extraña semejanza en la disposición de los colores,

observada en insectos entre los que no existía ninguna relación, y dedicó muchos de sus escritos a estos casos de semejanza.

Sobra maestra es, sin lugar a dudas, The Geographical Distribution of Animals (La distribución geográfica de los animales), publicada en 1876, que aún está considerad como un trabajo importante en materia d zoogeografía, y, en este campo biológico su nombre se ha perpetuado en la llamad línea Wallace.

Esta línea separa el archipielago Malayo en dos regiones, cada una con sus plantas y animales característicos. Por ejemplo, al este de la línea, los únicos mamíferos nativos encontrados son los marsupiales (mamíferos provistos de bolsa) y los monotremas (mamíferos ovíparos); al oeste sólo se encuentran mamíferos placentario Esto sugirió a Wallace la idea de que h islas del oeste habían estado, en otros tiempos, unidas a Asia, y las del este, a Australia La línea Wallace pasa entre Borneo y las Célebes al norte, y entre las islas de Bali y Lomboc al sur.

Su mente privilegiada le condujo a investigar muchos problemas relacionados con evolución, como la construcción de nidos por los pájaros —es decir, hasta qué punto trata de una cosa instintiva o producto la inteligencia—, el significado de las miradas diferenciaciones de color que se encuentran entre pájaros de ambos sexos de misma especie, y el hombre y su evolución

Al final de su vida, fue un detractor enérgico de la práctica de la vacunación, recien introducida, y se hizo espiritista. Estuvo siempre dispuesto a señalar el papel principal que Darwin había desempeñado en formulación de la teoría de la evolución deducida por ambos, independientemente Wallace falleció en 1913.

La vejez o tercera edad: problemas que sufrimos al envejecer Vivir

La vejez o tercera edad: los problemas que sufrimos al envejecer

A pesar de tratarse de una disciplina relativamente joven y de que todavía lucha porencontrar un lugar definitivo en las políticas sanitarias de muchos países, la gerontología ha conseguido reunir una gran cantidad de logros en favor de las personas de mayor edad. De hecho, puede decirse que, aunque la vejez es un territorio muy diverso que afecta de modo distinto a cada individuo, la ciencia pudo definir 10 grandes líneas de actuación en las que ya se puede, y se debe, trabajar.

la vejez

La prestigiosa revista Journal of Gerontology publicó hace unos meses una monografía sobre la medicina y la edad que se convirtió en referencia mundial de esta disciplina. De su lectura se desprenden esos 10 caminos a seguir en geriatría y gerontología que, más recientemente, fueron resumidos por el doctor John Morley de la Universidad de Saint Louis. La definición de estos objetivos cumple un papel fundamental en el desarrollo futuro de la ciencia gerontológica.

Objetivos claros
A medida que la geriatría y la gerontología van cobrando prestigio en la comunidad médica y ganando puestos en la infraestructura clínica, se hace necesario establecer protocolos y objetivos claros sobre el objeto de investigación y de actuación de estas especialidades. Detectar los problema básicos de la población mayo puede ayudar en la tarea.

Este es el top 10 contra la vejez:

1. Deterioro cognitivo. “No ha’ duda —dice Morley— de que combatir el deterioro de las funciones cognitivas del anciano y los problemas de comportamiento que de él se derivan es una prioridad en geriatría.’ En la actualidad, el conocimiento sobre el desarrollo del Alzheimer está creciendo exponencialmente Fundamentalmente se ha avanzado en el diagnóstico de la enferme dad. La posibilidad de estudiar h presencia de beta-amioide en el tejido epitelial de un paciente abre grandes esperanzas para la detección precoz del mal. Es sabido que este péptido, que cumple funciones neurotransmisoras, es también responsable de la formación de depósitos (placas amiloides) que producen deterioro neuronal grave.

Por otro lado, también mejoraron las técnicas de detección de síntomas prematuros. Por ejemplo, se sabe que algunas funciones motoras empiezan a deteriorarse mucho antes de la aparición de la enfermedad. Estar atento a estas señales mejora considerablemente la capacidad de diagnóstico.

En cuanto al tratamiento, se tI baja intensamente en el uso de inhibidores de la colinesterasa y moduladores del sistema glutamato/NMDA. Además, se descubre que el gingkobiloba, una plan con varias propiedades curativa ofrece potenciales beneficios para los que sufren el mal.

2. Depresión. Uno de los grandes caballos de batalla de la gerontología es que se reconozca la d presión entre los males que debe seguirse de manera sistemática e la población anciana. Este trastorno suele obviarse en los reconomientos iniciales, sobre todo en atención primaria, y es causante no solo de gran sufrimiento, sino de enfermedades subsidiarias como infarto.

3. Movilidad. La geriatría empieza a observar la movilidad cono una herramienta de diagnóstico que debe tenerse en cuenta. E deterioro en la velocidad de desplazamientos y reacciones del paciente es una señal de alarma de que si está produciendo un declive general. Por otro lado, si se logra mantener más tiempo la capacidad de caminar habitualmente, se experimenta una mejora considerable en otras funciones.

4. Nutrición. Entre los adultos mayores se producen cambios en los patrones nutricionales que, en algunas ocasiones, producen graves deterioros del estado físico. El descenso en la cantidad de comida ingerida y, sobre todo, la pérdida del hábito de “picar entre horas” generan una merma considerable en la cantidad de nutrientes. Algunas personas mayores terminan experimentando episodios de anorexia. En este sentido, se ha propuesto la llamada “hormona del apetito”, ghrelín, como una candidata a ser herramienta terapéutica habitual en los protocolos geriátricos occidentales.

5. Hormonas. Una de las consecuencias mejor conocidas del paso del tiempo, sobre todo en las mujeres, es el cambio en el patrón hormonal. En teoría, el aporte extra de determinadas hormonas podría ser una buena estrategia para combatir la vejez. Pero se sabe que algunas terapias sustitutivas producen severos efectos secundarios Los efectos de la inyección de moléculas como la progesterona o la testosterona siguen debatiéndose y su función en gerontología es una de las líneas de investigación más prometedoras.

6. Fragilidad. En los últimos años, la geriatría ha comenzado a fijarse en la fragilidad como un síndrome que se debe tener en cuenta, ya que es un importante precursor de la incapacidad funcional. E1 problema es que las causas de la fragilidad son demasiado numerosas incluyen desde deterioros cognitivos hasta diabetes o problemas vasculares. La intervención ante este mal s centra en dos frentes: prevenir mediante el ejercicio físico y detectar síntomas precoces, como el aumento de los episodios de caídas.

7. Corazón. Es el rey de la geriatría. Casi el 50 por ciento de las personas de avanzada edad muestran algún tipo de deterioro en sus funciones cardíacas por lo que la vigilancia del corazón y de la presion arterial es una rutina asimila en esta disciplina. La hipertensión geriátrica poco tiene que ver Don la de los adultos o jóvenes. El cuidado de los valores de presión arterial en personas mayores requiere de cálculos más sutiles y seguimientos más complejos. En esos pacientes es muy habitual la presencia de irregularidades en la presión (hiper o hipotensiones) características de este grupo.

8. Sistema inmune. El deterioro del sistema inmune con la edad e bien conocido. Una de las causa de este mal es la disminución de aporte proteínico de la dieta. Por eso, la actuación en este sentido mediante complementos nutricionales es eficaz. Pero, además, las personas mayores son más vulnera bies a la aparición de nuevas enfermedades infecciosas como el SARS o la fiebre del Nilo. Por eso, es necesario que existan unidades especializadas en geriatría en los programas de tratamiento de estos males

9. Vida a los años. Afortunada mente la frase “no se trata d agregar años a la vida, sino vida a los años” se ha convertido en un lema. Eso quiere decir que ha calado en la opinión pública una de las máximas de la geriatría: la medicina no busca la longevidad banal, sino la mejora de la calidad de vida de los adultos mayores.

10. Sistema sanitario. El último gran desafío de la geriatría consiste en dotarse de una infraestructura que permita alcanzar en todos los casos el sueño de los médicos que decidieron formarse en la especialidad: convertirse en parte fundamental del sistema sanitario y lograr generar programas de seguimiento de pacientes a largo plazo; igual que el pediatra y médico de familia acompañan al paciente durante muchos años de su vida.

LA NUEVA TERCERA EDAD EUROPEA

LA NUEVA TERCERA EDAD EUROPEA

Las personas mayores ya son un grupo demográfico suficientemente importante para que sociólogos, políticos y empresarios lo tengan muy en cuenta.

Nadie lo duda: el aumento de la longevidad ha sido una de las mejores noticias del siglo XX. Pero, en los países desarrollados, esta agradable nueva lleva consigo un efecto indeseado: junto con el aumento de la esperanza de vida se experimenta un creciente descenso de la natalidad. Como consecuencia de eso, la sociedad envejece. En el año 1950 en el mundo había 200 millones de personas mayores de 60 años. En 1970 se alcanzó la cifra de 307 millones yen 2000 se superaron los 580 millones. El número de miembros de la llamada “tercera edad” aumenta veinte puntos porcentuales más que el crecimiento de la población. Nos encontramos, así, en la generación de la historia con mayor proporción de personas mayores. ¿Es también la que más respeto les concede?

Un enredo burocrático

Lamentablemente, todo parece indicar que no. Según el especialista en bioética español José García Férez, “la pérdida de importancia y relevancia social de los mayores ha propiciado lo que en la actualidad se denomina técnicamente etaísmo”. Se trata de un conjunto de valores o actitudes que vienen a marginar en todos los órdenes de la vida al anciano y a producir un deterioro de la estima social. El culto a la juventud, a la velocidad, la actualidad, el descrédito de la

madurez, la pérdida de valores tradicionales, los cambios de hábitos culturales, la desintegración de la familia, la obsesión por la salud y la forma física… son fenómenos que, directa o indirectamente, vienen a relegar la función de los ancianos a un segundo término. Es por eso por lo que García Pérez reclama que se constituya una “ética gerontológica adaptada al momento presente”.

Cuando vivimos en la flor de nuestra juventud o disfrutamos de las mieles de una adultez serena y madura no reparamos en la cantidad de problemas técnicos, administrativos y sociales a los que se enfrenta una persona mayor. El ingreso voluntario o involuntario en una residencia geriátrica, la realización de un testamento vital, la organización de las directrices anticipadas sobre el patrimonio o la familia, la designación de un tutor legal en caso de incapacidad, la subrogación de decisiones, la pérdida de la intimidad, la exclusión laboral, el uso del sistema sanitario, la pensión…, envejecer puede convertirse en una pesada carga burocrática y casi ninguna sociedad está preparada para facilitar la tarea a los millones de ciudadanos que deben realizarla.

Pero, por otro lado, el triunfo de la vejez sobre la enfermedad gracias a los últimos avances médicos ha favorecido el florecimiento de una nueva masa social compuesta por personas mayores sanas, vigorosas, deseosas de participar en la actividad social, conscientes de su peso político, consumidoras y reivindicativas.

Nuevo grupo de presión

Según la mayoría de los expertos, los agentes sociales no terminaron de reaccionar correctamente ante el surgimiento de este nuevo grupo de población. Los políticos intuyen que en él existe un interesante depósito de votos, pero no saben cómo explotarlo. La nueva tercera edad ha empezado a organizarse de manera espontánea a la espera de que alguien repare en su importancia.

Como consumidores, los ciudadanos maduros han encontrado un lugar, por lo menos en los países más desarrollados. Revistas, productos cosméticos, viajes, ocio, inmobiliarias.., no pocos sectores han decidido dedicarse a cautivar a los mayores de 65 años. Con eso, según los expertos en marketing, se ha producido una curiosa competencia entre el culto a la figura joven y el deseo de no incomodar a la madura. ¿Será esta competencia el motor de un nuevo cambio social que estimule un mayor respeto hacia el papel de los abuelos en la sociedad?

No es posible saberlo. Lo que se pueden hacer los especialistas en detectar si se han producido cambios en la percepción de la vejez a lo largo de los últimos años. En este sentido resulta revelador el informe elaborado por el profesor de la Universidad de Sheffield Alan Walker bajo el título Actitudes hacia el envejecimiento de la población en Europa. Se trataba de una comparación de los euro-barómetros sucesivos entre 1992 y 2000, sobre todo en las preguntas que se refieren al futuro y presente de las personas mayores.

En dicho informe se detectan importantes diferencias de criterio entre los europeos de hoy y los de hace 12 años respecto a la ancianidad. Por ejemplo, se ha experimentado un creciente pesimismo ante la posibilidad de que no se mantenga el sistema actual de pensiones. Si en 1992 sólo los griegos y los portugueses consideraban que las pensiones futuras serían más bajas que las actuales, en 1999 ya no quedaba ningún país optimista al respecto. Por otro lado, en casi todos los países aumentó el número de personas que consideran que sería bueno retrasar la edad mínima de jubilación. De estos datos se desprende que ha habido un aumento de la incertidumbre sobre el futuro del sistema social de apoyo al jubilado, aunque muchos consideran más que nunca que una persona de 70 años está perfectamente capacitada para seguir manteniéndose con su propio trabajo sin necesidad de jubilarse.

Contra la discriminación

En este mismo período, los europeos también tomaron conciencia sobre otro tema que afecta a los adultos mayores: la discriminación por cuestión de edad, un asunto que no es exclusivo de Europa. En 1992 dos de cada tres europeos pensaban que era necesaria una legislación específica para luchar contra esta forma de discriminación, sobre todo en el ambiente laboral. En 1999 la proporción subió a tres de cada cuatro.

A pesar de eso, los datos demuestran que los problemas sociales derivados de la edad no están demasiado presentes en la mente de los ciudadanos de Europa. Un porcentaje muy elevado de encuestados tanto en 1992 como en los años posteriores reconoció <‘no haberse planteado todavía” qué iba a sentir cuando se jubilara. La jubilación no es un tema prioritario para los jóvenes y adultos maduros. Aún así, la mayoría de los europeos es partidaria de una jubilación flexible y de que se impulsen medidas de envejecimiento activo, como empleos de asesoría para personas mayores o trabajos de voluntariado para jubilados.

En cuanto a la atención de los mayores, los datos demuestran que el ingreso en una residencia geriátrica es considerada la “peor” opción en la mayoría de los países. En los países nórdicos, la atención residencial cuenta con más apoyo que en los países del sur. En toda Europa, sin embargo, parece existir consenso a la hora de declarar quién debe hacerse solidario de la atención de los mayores: sin duda, la familia. Aunque, como es sabido, una cosa es la intención y otra que realmente se predique con el ejemplo.

EJERCICIOS PARA ESTIMULAR EL CEREBRO:

De la misma manera que la actividad física nos ayuda a mantener un cuerpo joven y atlético, la actividad cerebral se puede mejorar haciendo diariamente determinados ejercicios, obteniéndose muy buenos resultados. Hay muchos software online en internet para practicar y agilizar nuestra concentración y memoria.

Se hizo un estudio con personas de 65 años y mas, donde luego de 10 sesiones un 26% de los experimentados mejoraron su rendimiento cerebral, según una serie de exámenes realizados, un 87% pudo procesar más rápidamente la información, y un 74% mostró mayor habilidad para resolver determinados problemas.

Algunos programas promueven los rompecabezas y los juegos que ponen a prueba las capacidades verbales, matemáticas, visuales o espaciales. Otros, como los ejercicios “neuróbicos” creados por Lawrence Katz, escritor y científico que enseña en Duke University, ofrecen nuevas formas de hacer actividades rutinarias, como escribir con la mano que no domina a fin de estimular el cerebro.

Respecto al riesgo de contraer el Mal de Alzheimer, un estudio con 800 personas (religiosos) de más de 65 años demostró que realizando actividades estimulantes como leer, jugar, pasear, visitar muestras y museos, reducía tal riesgo. En mayores de 75 años toda actividad de las antes mencionadas, mas algunas como la música, el baile, juegos de mesa, disminuyen el riegos de caer en la demencia.

En resumen podemos decir hoy que cualquier actividad intelectual adicional es sumamente beneficiosa para el cerebro, todo cambio en su rutina es buena, trate por ejemplo de hacer los paseos y mandados diarios por distintos caminos, relacionece con gente que no conoce , comparta actividades, lea a diario, propóngase metas u objetivos a corto plazo y por supuesto no deje de la lado la actividad física.

Fuente Consultada: La Ciencia de la Longevidad – Serie Documentos – Revista Muy Interesante

La Enfermedad de Vaca Loca en el ganado bovino Proteinas Hidratos Carbono

La Enfermedad de Vaca Loca

ANIMAL VACA ENFERMALa ganadería comprende las diversas actividades (alimentación, selección, reproducción e higiene) que se desarrollan en la cría de animales, con el fin de obtener determinados productos principalmente destinados a su consumo por el ser humano.

La ganadería constituye para la mayoría de los países una actividad fundamental. Con la cría de ganado, el ser humano obtiene productos esenciales en la cadena alimentaria, como carnes, huevos, leche y todos sus derivados. El ganado puede ser usado como medio de transporte, ya sea de carga o de tracción; incluso en algunos países, como la India, para trabajos forestales.

Se crían animales para extraerles sus lanas y pieles que luego serán utilizadas por las industrias textiles, peleteras y de calzado. Muchos bienes fabricados por el hombre usan como materia prima productos animales: los cosméticos, los sueros, algunas medicinas, abonos, bisutería, etc. La equitación y la lidia de toros son actividades con muchísima demanda en ciertos grupos sociales de determinados países. Algunas especies domésticas se criar como animales de compañía o para distintos servicios, como en el caso de los perros, los cuales se utilizan para pastoreo, caza y como apoyo en determinadas acciones de la policía, el ejército y los bomberos.

En los países desarrollados, la producción de animales, generalmente, forma parte de las explotaciones agrícolas, en estrecha unión con los restantes componentes de la explotación (producción forrajera, instalaciones, mano de obra, etc.). En la mayoría de los casos, la ganadería tiene como objeto la transformación de productos vegetales, o subproductos industriales, en productos animales: los animales se dividen en los que pueden consumir vegetales celulósicos espontáneos o cultivados gracias a los microorganismos que se encuentran en su conducto digestivo (caballos, rumiantes, conejos) y los que sólo consumen alimentos con un porcentaje más reducido de materias celulósicas, como el grano (cerdo y aves de corral).

En algunos países, la ganadería evoluciona cada vez más hacia formas industriales. Aunque esta última tendencia se manifiesta en casi todas las especies, se ha llegado a comprender que las estructuras artesanales de producción, del tipo de la explotación familiar, pueden resultar tan eficaces como las estructuras industriales, a condición de que estén bien dirigidas y que se sitúen en un entorno muy estructurado en lo que concierne especialmente a aprovisionamiento y desarrollo (cooperativas, grupos de productores, etc.).

El mal de las «vacas locas»

Desde mediados de la década de los ochenta del siglo XX, el territorio europeo es escenario de una catástrofe de dimensiones aún por definir, que afecta sobre todo al ganado vacuno. La encefalopatía espongiforme bovina (EEB) se ha propagado vertiginosamente. En Inglaterra, país más afectado, se han tenido que sacrificar decenas de miles de cabezas. España, Francia y Alemania han dado ya la voz de alarma al detectar nuevos casos en sus territorios. La mayor gravedad radica en que es una enfermedad transmisible al hombre a través de la ingestión de tejidos infectados (óseos o carnicos). En la Unión Europea se está manifestando una situación de creciente preocupación al confirmarse la aparición de casos de la variante humana de la encefalopatía espongiforme bovina, la enfermedad de Creutzfeld-Jacob.

El fenómeno neurodegenerativo denominado, en una acepción general, como encefalopatías espongiformes transmisibles es conocido desde hace tiempo. El nombre proviene de las observaciones al microscopio que permiten ver el cerebro infectado lleno de poros, como si fuera una esponja. Estas enfermedades provocan un fallo en el control motor, seguido, en general, por demencia, a veces por parálisis y, finalmente, la muerte. La referencia más temprana se tiene en 1732, cuando se describieron los síntomas en ovejas.

En esta especie animal y en la cabra, la encefalopatía se denomina scrapie o tembladera, pero no fue hasta dos siglos más tarde, en 1938, cuando se demostró que era una enfermedad transmisible. Existen enfermedades neurodegenerativas similares en diversas especies animales, tales como ciervo, alce, visón, felinos y bovinos. En este último caso recibe el nombre de encefalopatía esoongiforme bovina (EEB). En humanos, la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob fue ‘dentificada en 1920, aunque no se asoció al scrapie hasta 1950.

¿ Cómo se transmite la encefalopatía espogiforme bovina?

El periodo de incubación es variable, en general, entre tres y cinco años, aunque Puede ser superior. La vaca cuando enferma, parece nerviosa, pierde peso, tiene dificultades para andar y la producción de leche desciende. La procedencia de la enfermedad en las reses es todavía objeto de debate. Parece ser que la forma bovina tiene su origen en el scrapie de las ovejas. Estudios epidemiológicos indican que son fuente de contaminación ha sido la utilización de carcasas de animales contaminaos (vacas y ovejas) para fabricar piensos para el ganado vacuno. Se cree que la enfermedad ha derivado de la inclusión de material bovino contaminado en la fabricación de los piensos, que se produjo entre 1978 y 1980.

El rápido incremento de los enfermedad a mediados de los noventa (850 casos por semana en 1994) se debe probablemente a la inclusión de animales enfermos, no diagnosticados como tales, la fabricación de piensos para consumo bovino. Esta práctica se prohibió en julio 1988 en el Reino Unido pero la materia prima siguió exportándose. La mayor parte de los casos descritos en países europeos tiene su origen en animales exportados Reino Unido o alimentados con harina de dicha procedencia.

En estos momentos, la incidencia de la EE. UU. en el conjunto de la Unión Europea está disminuyendo. En el Reino Unido se ha producido un descenso del 40 en el número de casos descritos en el 2000 respecto a 1999 (1.136 casos), val• que debe compararse con los 36.000 casos descritos en 1992, el año de mayor incidencia. La medida comunitaria que obliga desde el 1 de enero del 2001 a la realización de un test post mortem para descartar el mal en todos los bovinos de m de 30 meses que vayan a entrar en la cadena alimentaria, producirá, sin duda, u aumento del número de animales enfermos detectados. Con todo, los casos positivos corresponden, cada vez más, a animales de mayor edad, lo cual es un buen síntoma, ya que puede presuponerse que la mayoría han nacido, y probablemente si han sido infectados, antes de la crisis de marzo de 1996 (cuando se detectó nueva variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob en la especie humana, as ciada al consumo de carne de reses afectadas>. Debido a que el periodo de incubación en las vacas es de 3-5 años, con cierta variación, la eficacia de las medida adoptadas sólo podrá ser valorada totalmente en los años 2004-2005.

Medidas para controlar el mal de las «vacas locas» en la Unión Europea

Los expertos afirman que la enfermedad puede erradicarse con la normativa en vigencia pero que para ello resulta imprescindible que los países extremen el celo para garantizar los controles del ganado y la exclusión de las harinas de origen animal en su alimentación. La medidas adoptadas por la Unión Europea para frenar la expansión d la epidemia son:

— En julio de 1994 se prohibió el uso de harinas de carnes y huesos de mamíferos para la fabricación de alimentos para rumiantes. La prohibición se convirtió en total (para todo el ganado) a partir del 1 de enero del 2001.

— Se introdujeron medidas más eficaces para tratar los despojos de animal contaminados, con el fin de reducir la capacidad infecciosa al mínimo (a partir de abril de 1997).

— Se adoptaron medidas de vigilancia activa para la detección, control y erradicación de la EEB a partir de mayo de 1998, que se complementaron a partir del. de enero del 2001 con la obligatoriedad de analizar todas las reses de más de meses de edad antes de su introducción en el mercado para consumo human

— Se obligó a la eliminación de los restos animales considerados de riesgo dula espinal, cerebro, ojos y amígdalas) de ternera, oveja y cabra en toda la a partir de octubre del 2000, a los que se añadió el intestino a partir de diciembre del mismo año. Dichos restos no pueden ser usados para el consumo de humanos ni para el de animales. Precisamente, se ha comprobado que las partes señaladas, las cuales habían sido ya descartadas en varios países miembros con anterioridad, son responsables de la infección en un 95% de los casos. Sin embargo, el desbloqueo a las propuestas de la Comisión Europea en algunos países no se ha producido hasta muy recientemente, tras la aparición de casos de EEB en países como Alemania y España.

— Se prohibió el uso de animales no aptos para el consumo humano en la fabricación de piensos a partir de marzo de 2001.

Aparte de éstas, algunos países, especialmente aquellos que tienen una mayor incidencia de la enfermedad, han adoptado otras medidas específicas. Es de destacar que todas las decisiones comunitarias sobre este tema están basadas en la evaluación y asesoramiento científico y se revisan de forma continua para actualizarlas en función de la nueva información científica. Por su parte, la Comisión Europea realiza inspecciones en los países miembros para verificar la correcta aplicación de las normas.

En definitiva, las medidas adoptadas han consistido en eliminar de la cadena alimentaria (humana y animal> todas las partes del ganado susceptibles de ser vehículos de alto riesgo de contaminación, es decir, médula espinal, cerebro, ojos, amígdalas e intestinos. Se consideran tejidos con un cierto riesgo de infección las vísceras (riñones, hígado, pulmón, páncreas, nódulos linfáticos y placenta).

El comité de científicos de la Comisión Europea ha valorado la inclusión de los chuletones, ya que en principio pueden ser considerados alimentos de riesgo, si no han sido bien cortados, por su cercanía a la espina dorsal. Los bistés se consideran seguros, aunque se puede incrementar la seguridad si se eliminan los nervios y el tejido linfático de la carne. La leche y sus derivados, el sebo y la gelatina son considerados seguros. Entre los materiales no alimentarios susceptibles de suponer algún limitado riesgo de transmisión, están las vacunas (humanas y veterinarias) y los cosméticos preparados con material bovino.

Fuente Consultada: Gran Enciclopedia Universal (Espasa Calpe)

La Sangre Humana y Los grupos sanguineos Historia del Descubrimiento

el inmunólogo austríaco Karl Landsteiner

El descubrimiento de los grupos sanguíneos  

Cerca de tres siglos después di que William Harvey explicara k circulación de la sangre, el inmunólogo austríaco Karl Landsteiner (foto)  se dio cuenta de que no toda la sangre era igual.

Landsteiner, que aprendió patología realizando más de cuatro mil autopsias durante los diez años que estuvo en el Instituto Patológico de Viena, descubrió en 1900 que la sangre extraída de una persona a menudo se aglutinaba o coagulaba cuando se mezclaba con las células sanguíneas de otra.

Al año siguiente, demostró que la coagulación era causada por los distintos anticuerpos contenidos en la sangre.

Estos eran característicos de los diferentes grupos sanguíneos, que Landsteiner denominó A, B y O (más tarde añadió el AB). Su hallazgo rescató a la cirugía de la barbarie de las extracciones de sangre al azar, seguida a veces de letales transfusiones. Los cirujanos utilizaban sangre de todo tipo (de animales, e incluso leche) para las transfusiones, sin saber si las intervenciones salvarían o matarían al paciente.

Unos cuarenta años después, Landsteiner identificó el factor Rhesus en la sangre humana (antes hallado en el mono Rhesus), un avance que permitió a la medicina moderna buscar nuevos caminos para evitar la muerte de los embriones afectados por la falta del factor RH de sus madres.

El descubrimiento de Landsteiner tuvo poco eco hasta la Primera Guerra Mundial, cuando la carnicería general que se cernía sobre Europa creó una desesperada necesidad de sangre. Los masivos manejos de sangre de los años de la guerra se realizaron siguiendo el esquema de grupos sanguineos que él confeccionó , abriendo así el camino a los modernos bancos de sangre.

Ver aqui: La Sangre

Fuente Consultada: El Gran Libro del Siglo 20 (Clarín)

Gripe Aviar o Gripe del Pollo Todo lo que hay que saber Contagio

1 ¿En qué consiste exactamente la gripe aviar?

gripe aviar (ave)Identificada por primera vez en Italia hace un siglo, la gripe aviar, también conocida como gripe del pollo, es una enfermedad contagiosa animal provocada por ciertos virus que normalmente infectan a aves y, con menos frecuencia, a cerdos.

El agente viral se disemina a partir de las secreciones —mocos y saliva— y las deposiciones. Todas las especies aviarias pueden contraer la gripe, aunque algunas son más resistentes al contagio.

En las aves de corral, la enfermedad puede evolucionar de dos formas: leve y severa. En el primer caso, las aves sufren algunos síntomas pasajeros, como pérdida de plumas e interrupción de la puesta, que pueden pasar inadvertidos para los criadores. Sin embargo, la versión altamente patógena del virus se disemina rápidamente y provoca múltiples daños en los órganos internos. El ciento por ciento de los animales afectados llega a morir en menos de 48 horas.

2 ¿Qué virus ha provocado la actual crisis aviar?

 Un virus gripal conocido como H5N1. La H del nombre se refiere a la hemaglutinina, una proteína que utiliza para colarse literalmente en las células que infecta; y la N, a la neuraminidasa, una enzima que permite que las nuevas partículas virales escapen de la célula huésped para propagar la infección.

3 ¿El H5N1 tiene relación con los virus de la gripe humana?

Todos los virus gripales sin excepción pertenecen a la familia Orthonivxoviridae, que se divide en tres géneros básicos: el A y el B, que son los que más interesan desde el punto de vista epidemiológico, y el C, que no parece que cause enfermedad grave. Los virus del grupo B son bastante estables e infectan sólo al ser humano. Suelen provocar epidemias regionales, pero no pandemias. Sin embargo, los del grupo A resultan ser más volubles y afectan no sólo al hombre, sino a cerdos, caballos, ballenas y aves. No obstante, no todas las variantes del virus A de la gripe infectan indiscriminadamente a todas las especies animales.

Por ejemplo, nuestro organismo es el reservorio, esto es, la guarida, donde se gestan las distintas variantes virales que nos atacan al llegar la época invernal y que son seleccionadas por la OMS para fabricar la vacuna anual. Algo parecido sucede con las aves, sobre todo las acuáticas —patos, gansos, gaviotas—, cuyo organismo es el objetivo de múltiples virus gripales.

4 ¿Son todas las gripes aviares igual de peligrosas?

El virus A de la gripe tiene 16 subtipos H y 9 subtipos N, pero que se sepa sólo los subtipos H5 y H7 han causado brotes de gripe aviar preocupantes por su virulencia. No obstante, existen cepas de esta pareja viral de efecto más leve y pasajero. Los científicos sospechan que son precisamente estos virus inofensivos los que se cuelan en las granjas, generalmente transportados por las aves migratorias, y los que, después de circular un tiempo en el gallinero, se transforman en asesinos de aves. Hay ejemplos palpables de esta metamorfosis: en la epidemia estadounidense de 1983-1984, un discreto virus H5N2 se transfiguró en sólo seis meses en un agente violento que maté al 90 por ciento de las aves enfermas.

5 ¿Cómo se vuelven tan virulentos estos virus?

Como ya se ha mencionado, los virus A de la gripe son muy inestables y sufren constantes mutaciones, debido a que carecen de los mecanismos genéticos para reparar los errores que ocurren durante la división de su material genético. Poco a poco, algunas de estas mutaciones llegan a atenuarlos e incluso a eliminarlos, pero otras los hacen más agresivos. A veces, sin embargo, los cambios suceden de forma drástica por un mecanismo que los biólogos denominan desplazamiento antigénico.

Cuando esto ocurre, la cepa del virus A de la gripe resultante desarrolla un camuflaje para sus antígenos —elementos de su estructura contra los que el sistema inmune del huésped neutraliza con anticuerpos específicos— que les permite burlar las defensas del organismo. Recientemente, los científicos han descubierto que el desplazamiento genético puede surgir cuando dos cepas diferentes de virus de la gripe coinciden en un mismo organismo. Gracias a un cambalache de genes, surge un agente viral nuevo e intratable. Por ejemplo, los cerdos, que son receptivos tanto a los virus aviares como a los humanos, podrían sen’ir de laboratorios clandestinos para estos ensayos de hibridación.

6 ¿Es cierto que las pandemias de la gripe del siglo XX se debieron a virus aviares?

El siglo pasado fue azotado por tres pandemias gripales que estuvieron causadas por virus emergentes que consiguieron transmitirse entre humanos. La gripe española, que provocó la muerte de 40 millones de personas en 1918, fue debida a un virus del subtipo H1N1 que surgió de un desplazamiento antigénico aún sin determinar.

En 1957, un mutante del H2N2 desató la gripe asiática y se cobró dos millones de vidas; y en 1968, un díscolo H3N2 provocó la gripe de Hong Kong, que tuvo un saldo de un millón de bajas. Algunos estudios sugieren que en estas dos pandemias, las aves acuáticas pudieron aportar genes griposos infrecuentes y que los cerdos sirvieron de bancos de prueba para pergeñar los virus letales.

7 ¿Hay motivos para preocuparse por la actual crisis?

El H5N1 ha disparado todas las alarmas sanitarias por múltiples motivos. Estos son los más preocupantes. Primero: el actual brote de gripe aviar, que surgió en el sudeste asiático a mediados de 2003, es el más largo, severo y persistente jamás registrado. A pesar de los casi 150 millones de aves sacrificadas, el virus ya ha afectado a 10 países asiáticos, Rusia, Grecia, Turquía y Rumanía. Segundo: los patos domésticos pueden expulsar gran cantidad de virus sin mostrar signos de la infección, lo que los convierte en un reservorio silencioso del virus y una implacable fuente de contaminación a otras aves. Tercero: comparado con el H5N1 de 1997 y el de principios de 2004, el que circula actualmente es más virulento. Cuarto: el comportamiento del virus en su reservorio natural, las aves acuáticas, puede estar cambiando, como prueba el hecho de que en la primavera de 2005 murieran más de 6.000 aves migratorias en una reserva natural de China central a causa de una cepa viral muy patógena. Quinto: el virus ha infectado a más de un centenar de personas y causado la muerte de al menos 78 de ellas.

8 ¿El H5N1 es muy contagioso para las personas?

No está confirmado, pero parecería ser que no, ya que la centena de casos confirmados es una cifra baja, si se compara con el elevado número de aves infectadas y las múltiples oportunidades que tiene el virus de transmitirse a las personas que están en contacto con aves vivas, sobre todo en las zonas rurales asiáticas, donde la actividad avícola y la cría porcina se llevan adelante en pésimas condiciones higiénicas.

Hay que decir que el mayor riesgo d contaminación ocurre durante la manipulación para el sacrificio, la extracción de las vísceras y la preparación para la cocción. No hay evidencia de que el virus se transmita por el consumo de huevos, aunque se recomienda no ingerirlos crudos; ni por el de carne cocida: el H5N1 muere al calentarlo a 70°C.

9 ¿Cuáles son los síntomas de  la infección?

Son similares a los de la gripe normal: fiebre, tos, dolor de garganta y muscular, e incluso conjuntivitis. Pero el cuadro clínico puede evolucionar a síntomas más severos, como neumonía. Siete de cada diez enfermos no sobreviven.

10 ¿Puede transmitirse entre humanos?

Existen condiciones en las que el virus puede hacerlo, pero esto, por ahora, no es motivo de alarma, según la OMS. Hay casos aislados en Tailandia, Vietnam y Hong Kong en los que parece ser que el virus se transmitió entre miembros de una misma familia. El estudio de estos incidentes indica que el contagio requiere un contacto muy cercano con la persona enferma que la propagación del virus por esta vía es muy limitada.

Ahora bien, el riesgo de que el virus aprenda a transmitirse eficazmente entre humanos es real. Que lo consiga o no depende de cuál sea su evolución de aquí en adelante. Existen dos escenarios posibles: uno, que con el tiempo el H5N1 sufra un cúmulo de mutaciones que se lo faciliten; y dos, que sea víctima de un desplazamiento antigénico entre, por ejemplo, un virus aviar y humano durante una coinfección en una persona o un cerdo.

11 ¿Estamos preparados para una pandemia?

Si la conversión del H5NJ ocurre en el primero de los escenarios descritos, la capacidad de reacción será mayor que si aparece por desplazamiento genético, que tomaría por sorpresa a la comunidad científica. Aunque no hay una vacuna definitiva, los laboratorios están produciendo prototipos que ofrecen protección contra el HSN1 actual. Aun en el raso de que la vacuna estuviera lista a tiempo para afrontar una pandemia, la industria farmacéutica no podría fabricar más de 100 millones de dosis al mes, debido a limitaciones técnicas. Esto significa que más del 98 por ciento de la población mundial quedaría desprotegida. Además, existe la posibilidad de que la pandemia esté protagonizada por otros virus de la gripe aviar, como sus primos H7 y H9.

12 Son eficaces los medicamentos antivirales?

El único antiviral capaz hoy de controlar el virus de la gripe aviar es el oseltamivir. Pero ya han aparecido en Vietnam las primeras cepas de H5N1 resistentes al fármaco.

Gripe Asiatica

Introducción: Epidemias muy similares a la gripe han ido apareciendo a lo largo de la historia de la humanidad. Así, en el año 412 a.C. Hipócrates describió una enfermedad respiratoria que persistía por varias semanas y después desaparecía. Tucídides describió asimismo una importante peste en Atenas, entre los años 430-427 a.C., que probablemente pudo ser debida a infección por virus influenza. Más recientemente aparecen tres grandes pandemias durante el siglo XX, aunque hubo otras a las que en principio se les asignó como tales, en 1947 y 1977.

La de 1918- 1920, denominada gripe española, provocó más muertos en unos meses (20 millones) que la propia 1ª Guerra Mundial durante los años que duró, y con la que coincidió en parte; la de 1957, llamada también gripe asiática y la que se le bautizó como gripe Hong- Kong, y que apareció en 1968. Desde entonces ninguna otra pandemia se ha descrito asta el momento, aunque si numerosos brotes y epidemias, provocadas fundamentalmente por virus influenza A y en menor medida por virus influenza B.

Pandemia de 1957: Se originó en China en febrero de 1957 y en pocos meses se expandió por el continente asiático, de ahí su denominación de gripe asiática con la que se conoció esta pandemia. Rápidamente la epidemia se extendió a otros continentes, presumiblemente vehiculada por el tráfico marítimo, siendo las ciudades portuarias las primeras en sufrir los efectos de la infección, afectando de forma muy especial a niños, escolares, adolescentes y adultos jóvenes, coincidentes por el efecto agravatorio de reunir al comienzo de la etapa escolar, en los meses de septiembre y octubre, principalmente a la población mencionada. También en este caso pudo observarse una segunda ola epidémica. A finales de 1957 y principio de 1958, observándose en algunos países una mayor actividad de esta segunda ola de actividad gripal.

El curso de la enfermedad puede considerarse el habitual para la gripe, siendo las neumonías bacterianas secundarias, las responsables del mayor número de muertes asociadas a la gripe, observadas principalmente entre los muy jóvenes y los muy mayores. En su conjunto las muertes estimadas se situarían alrededor del millón de personas siendo la diferencia en este sentido sustancial con la anterior pandemia, a pesar de haberse observado la misma morbilidad, es decir, afectación del 50% de la población y presentación de manifestaciones clínicas en el 25%.

El virus responsable de esta pandemia presenta las características atribuibles en principio a este tipo de difusión, es decir, la aparición de un subtipo diferente en su composición antigénica, tanto en la hemaglutinina como en la neuraminidasa, no proviniendo de ningún subtipo anteriormente identificado, sino de un reagrupamiento de genes entre virus gripales humanos y procedentes de distintas especies de aves, proceso que probablemente tuvo como soporte biológico a los cerdos, población animal altamente susceptible a la infección por virus gripales.

En definitiva, la aparición de un nuevo subtipo con estructura antigénica distinta a los anteriores (H2N2) se encontró con una gran facilidad para su difusión, habida cuenta que la mayoría de la población no presentaba inmunidad frente a esta nueva variante, aunque la baja afectación de las poblaciones ancianas sugiere la posibilidad de que estos se infectaran años atrás con un subtipo relacionado con el de 1957, confirmándose por la presencia de anticuerpos específicos frente a H2 (sería el responsable de la pandemia 1898-1901) por lo que la gente anteriormente infectada había adquirido protección suficiente como para resistir el proceso infeccioso de la gripe asiática.

Este fenómeno plantea otra cuestión referida a la gripe: ¿Son los subtipos virales capaces de reaparecer cuando la inmunidad global de la población desciende hasta un cierto límite? Y si es así ¿Dónde permanece el virus en los periodos interpandémicos?

Fuente Consultada: http://www.infogripe.com (Trabajo Enviado Por Hernán P. Justiviano)

Que es la gripe? Virus Infeccion de Vias Respiratorias Por Un Virus

influenza

La gripe es una enfermedad producida por un virus (llamado influenza en el mundo científico). Este virus es capaz cambiar año a año, lo cual hace que al organismo le resulte muy difícil establecer una defensa eficaz contra el mismo. Cuando se padece gripe, la sintomatología es muy evidente: se verifica una súbita aparición de fiebre de breve duración (entre tres y cinco días), acompañada por secreción nasal abundante, inflamaciones de garganta y tráquea, dolor de cabeza y un típico dolorimiento articular y muscular.

La gripe es una infección, contagiosa, de las vías respiratorias causada por un virus, que daña la mucosa de las vías respiratorias y que permite a agentes patógenos penetrar en nuestros cuerpos, provocando fiebre, dolores de cabeza y de las articulaciones y una fuerte tos que dura varias semanas. Como el sistema inmunológico se debilita con ella, a la gripe le pueden seguir otras infecciones.

Al ser contagiosa, la gripe puede convertirse en un gran peligro., dando lugar a epidemias que se extienden a numerosos países o que atacan a muchos de los individuos de una localidad o región. Viva está aún en el recuerdo de la humanidad la epidemia de marzo de 1918 a febrero de 1919, denominada, injustificadamente, «gripe española», en la que murieron más de veinte millones de personas.

Si bien esta enfermedad constituye cada año una molesta invasión, hubo tiempos en que la misma se erigió como una verdadera pesadilla para médicos y pacientes. Fue en 1918 cuando una verdadera epidemia produjo los índices de mortalidad más elevados de la historia de este mal, provocando la muerte de quince millones de personas, en su mayoría niños y adolescentes. (ver Gripe Española)

Al igual que otras enfermedades que afectan a los humanos, la gripe es un producto del contacto que mantenemos, a través de la ganadería, con animales domésticos: la gripe nos llegó de los cerdos, el sarampión y la tuberculosis de las vacas y la viruela probablemente de los camellos. De hecho, como el virus que provoca la gripe se mezcla a menudo con los virus de la gripe animal, surgen nuevas variaciones para las que no disponemos de vacunas, siendo, por consiguiente, preciso desarrollar constantemente nuevas vacunas. En algunas granjas de Asia, por ejemplo, donde las personas conviven con patos y cerdos, y donde los distintos virus de la gripe pueden intercambiarse mutando sus genes, surgen nuevas cepas.

Tal es el origen de una variedad de gripe en el 2006 que preocupó mucho, la denominada «gripe aviar», que se teme atacará con mortal dureza a los humanos. Los expertos nos dicen que la presente situación no representa ninguna sorpresa y que si la epidemia no tiene lugar ahora, será en los próximos pocos años; que las semillas ya están sembradas y en camino de fructificar, y que nada puede parar su aparición.

Y lo peor es que, efectivamente, tienen razón: no hay nada nuevo, o difícil de imaginar, en lo que se nos avecina, aunque, claro, ahora estamos mejor preparados para enfrentarnos a ello porque sabemos más. No olvidemos, de todas maneras, que para producir vacunas o antivirales, primero tiene que haber surgido el virus mutante. Otro problema, acaso el gran problema, es el de ¿qué fronteras se pueden establecer ante virus, como el de la gripe, que viajan con el aire que respiramos (no estamos hablando ahora, recordemos, del sida, del ébola o de la hepatitis C, que se propagan a través del contacto personal)?.

 Muchos de estos males surgen sobre todo en países pobres, con lo que se hace más evidente que nunca la necesidad de luchar contra la pobreza. Y no sólo contra la pobreza, también contra la ignorancia. No es suficiente, en efecto, con que los países ricos destinen una parte de sus presupuestos a los países más pobres; también tienen que ayudar a educarlos, a que sus sistemas educativos, sanitarios e industriales sean mejores.

¿Solo resfrío o gripe?
Primero, algunos conceptos básicos sobre el resfrío y la gripe. Ambos son infecciones respiratorias virales que afectan nariz, garganta y pulmones. Los resfríos son causados por más de 200 virus distintos (entre tipos y subtipos), mientras que la gripe estacional (influenza subtipos A, B y e) es provocada por unas cuantas cepas de virus que resultan en brotes locales cada año.

En la Argentina, las estaciones de máxima incidencia de los resfríos son otoño e invierno, y de gripe, el invierno. Muchas veces, los cambios de estación hacen confundir un cuadro gripal con una alergia, aunque también resulta fácil confundir el resfrío con la gripe, ya que a menudo presentan síntomas semejantes.

Una comparación (ver el recuadro de la página siguiente): el resfrío puede empezar paulatinamente, y por lo general, dura siete días, aunque en ocasiones tarda hasta diez días en desaparecer. La gripe puede iniciarse repentinamente, y abatirlo de manera fulminante. Otros síntomas, además de los enumerados, pueden incluir pérdida de apetito, náuseas, vómito, diarrea, otitis media y dolor abdominal. La fiebre puede durar hasta tres días, pero se sentirá débil y cansado durante una o dos semanas.

RESFRÍO UN GRIPE?
SÍNTOMA GRIPE RESFRÍO
Fiebre Generalmente alta (38° a 40°) durante 3 o 4 días Poco Común
Dolo de Cabeza Muy Común Poco Común
Dolores Musculares Comunes y con frecuencia, intensos Leves
Fatiga/Debilidad Puede durar de 14 a 21 días Leve a moderada
Agotamiento Extremo Muy común al principio Leve
Nariz Congestionada A veces Común
Estornudos A veces Comunes
Garganta Irritada A veces Común
Molestias en el Pecho Comunes, tos seca Tos áspera, de leve a moderada
Apetito (sobretodo rn niños) Menor Normal
Aparición de la Enfermedad Repentina Paulatina

Si bien la mayoría de las personas se recupera de la gripe, esta enfermedad causa en la Argentina alrededor de 20.000 hospitalizaciones y 3.500p muertes anuales y afecta al 15 por ciento de la población adulta, al 40 por ciento de los niños y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 5 y el 20 por ciento de la población mundial. Para prevenir la gripe, sobre todo en personas que se encuentran en grupos de alto riesgo, hay que aplicarse la vacuna, recomendada a partir de los seis meses de edad e incorporada a partir de 2011 al Calendario Nacional

Fuente Consultada: Diccionario de la Ciencia de José M. Sánchez Ron

Tipos de Grasas en el Cuerpo Humano y Alimentos Riegos y Función

TIPOS Y FUNCIÓN DE LAS GRASAS EN EL CUERPO – RIEGOS PARA LA SALUD

INTRODUCCIÓN: CUANDO Julio César exclamó: “Deseo a mi alrededor hombres gordos”, expresó una opinión generalizada. La gente suele creer que una persona gruesa es siempre alegre y extrovertida, simpática, buena e incapaz de pensamientos retorcidos. Sin embargo, como escribió Chesterton, que también era gordo, en el interior de cada hombre gordo hay otro delgado deseando salir a la superficie. La simpatía de la persona gruesa es a veces una protección contra el complejo causado por su figura irregular. El gran número de cursos de adelgazamiento, dietas, pastas sin azúcar y otros medios para reducir la grasa demuestran que la gente no desea estar excesivamente gruesa.

La distribución de la grasa difiere enormemente en los seres humanos. Al igual que determinadas características físicas de éstos, esas diferencias parecen ser hereditarias y, del mismo modo que la apariencia facial, se hallan relacionadas con la personalidad. Esta teoría la sostuvo en el siglo XIX el psiquiatra Ernst Kretschmer, quien estaba particularmente interesado en las personas de disposición ciclotímica, es decir, aquellas que cambian frecuentemente de humor, desde la exaltación a la depresión. Generalmente, son gruesas y bajas de estatura y tienen mucha grasa subcutánea.

Hoy en día, los psiquiatras suelen sostener estas observaciones de Kretschmer sobre la constitución corporal de las personas deprimidas, mas no que la grasa influya en la personalidad ni viceversa. Es más probable que estas características se relacionen genéticamente, es decir, que exista una tendencia prenatal a la depresión y a dicha constitución corporal. Ciertas formas de grasa se hallan presentes en todas las células del cuerpo —del 15 al 17 por ciento del peso de un adolescente está formado por grasa — , pero la distribución de las diferentes clases es irregular.

Los depósitos más patentes se hallan situados bajo la piel y son responsables de las principales diferencias físicas entre los distintos individuos, razas y sexos; así, su distribución en torno a los pechos, la pelvis y las nalgas presta al sexo femenino su estructura formal característica. Cantidades menores de grasa se hallan presentes en las palmas de las manos y en las plantas de los pies, donde ejerce una función protectora contra los golpes.

En el interior del cuerpo, la grasa proporciona protección a diversos órganos. Se halla en torno a los riñones, en las cuencas de los ojos, en el vértice del corazón, y en un gran pliegue de tejido, el epiplón, que está situado delante del intestino. Normalmente, existe en pequeñas cantidades en torno a los vasos sanguíneos y a medida que transcurren los años aparece en la capa interior de las arterias, en las que forma el ateroma. Esta puede ser la causa de ciertos ataques cardíacos y de alteraciones en la normalidad de la circulación sanguínea.

Las membranas celulares y las estructuras, llamadas mitocondrias, que se hallan dentro de las células están formadas por grasa combinada con proteínas. Ambas son asiento de gran actividad: la grasa se ocupa del traslado de las sustancias dentro y fuera de la célula y las proteínas de la integración de los procesos productores de energía en el interior de las células.

En sentido general y siguiendo procesos específicos, las hormonas dirigen la forma en que se distribuye la grasa. Las hormonas sexuales ejercen gran influencia en el aspecto físico: las masculinas favorecen el desarrollo de los músculos a expensas de la grasa subcutánea, en tanto que las hormonas femeninas contribuyen a que la figura femenina adquiera su peculiar distribución de grasa; así, en los seres humanos, la grasa es responsable en cierto modo de la diferencia entre los individuos de distinto sexo que entre los demás miembros del mundo animal realiza el color del plumaje. Además de las sexuales, hay otras hormonas importantes en relación con la grasa. Por ejemplo, las hormonas tiroideas aumentan el desdoblamiento de la grasa, mientras que la insulina que segrega el páncreas hace que la grasa sea almacenada en el tejido adiposo.

AUNQUE la disposición de la grasa en el cuerpo y la forma que, en consecuencia, adopta éste es una cuestión fisiológica que las hormonas deben resolver, la presencia física corporal está sometida a la moda, especialmente entre el sexo femenino. En este sentido, las jóvenes intentan desesperadamente adaptarse a cada cambio, aunque éstos se hallen en abierto conflicto con su composición genética y hormonal.

Naturalmente, la delgadez es relativa, ya que una mujer jamás logrará eliminar por completo sus característicos depósitos de grasa. Adelgazar hasta extremos patológicos puede ser síntoma de anorexia nerviosa, una afección misteriosa que sólo se presenta en las jóvenes en su pubertad.

Consiste en que una muchacha se niega a ingerir alimentos, tarda largos períodos de tiempo en digerirlos cuando se le obliga a comer y a veces llega a morir de hambre. Probablemente, se trata de una forma extrema de neurosis, quizá provocada por un intento subconsciente de rechazar su papel femenino. Esta situación es muy distinta del adelgazamiento intencionado, en el que el principal objetivo es atraer al sexo contrario y adquirir con ello una cierta confianza personal en la propia femineidad.

Tres Gracias Pintura de Rubens

Las Tres Gracias, obra de Rubens, muestran unas formas exhuberantes, modeladas por la grasa, que respondían al ideal estético de su tiempo.

CONCEPTO DE GRASA: Las grasas son compuestos cuyas moléculas están formadas por átomos de carbono, hidrógeno y oxígeno, pero la proporción de oxígeno es menor que en los carbohidratos. De este modo, en comparación con los hidratos de carbono, puede quemarse una mayor proporción de cada molécula grasa (la parte del carbono e hidrógeno). A partir de un mismo peso de grasa e hidrato de carbono, se obtendrá más energía cuando se queme la grasa. Por lo tanto, la grasa es mayor fuente de energía que los hidratos de carbono, y constituye —tanto en los animales como en las plantas— un importante material de reserva.

Para sobrevivir durante el invierno, cuando las condiciones son pobres, las semillas de los vegetales son especialmente ricas en grasa (aceite) y muchos animales forman un depósito de grasa durante los meses de verano. Las aves almacenan grasa durante la época de crianza (empolle). En sus largos vuelos migratorios, la grasa se quema para proveer la cantidad de energía necesaria para el vuelo. La distancia que recorren está supeditada a la cantidad de grasa que pueden acumular previamente a la migración, porque la mayoría de las aves come muy poco durante sus vuelos migratorios.

Cuando se quema la grasa no sólo se forma más energía (en comparación con el mismo peso de carbohidratos o proteínas) sino que se forma también más agua. Esto es de gran importancia para los animales terrestres, muchos de los cuales viven en ambientes donde el agua no abunda. El agua resultante de la combustión de las grasas en los animales, acrecienta el aprovisionamiento del líquido que ellos obtienen, principalmente de los alimentos y bebidas.

camello , tiene grasa en la jorobaLa giba del camello no es un tanque de agua, como pretenden hacernos creer las historias populares. Es, en realidad, un depósito de grasa, y la gran capacidad del camello de andar durante largos períodos sin tomar agua se debe a que quema esa grasa para obtenerla.

Por lo tanto, las grasas son importantes como depósito de sustancias de reserva, y su combustión abastece a los tejidos animales o vegetales con una cierta cantidad de agua.

Son importantes también, en la estructura de los tejidos vivientes, ya que —aun cuando los animales permanezcan largo tiempo hambrientos— quedan cantidades apreciables de grasa en sus tejidos. En los vertebrados, las fibras nerviosas están rodeadas por una vaina grasa que las aísla (mielina), de la misma manera que una vaina de goma o plástico tiene un cable eléctrico.

Las grasas químicas son esteres (sales orgánicas) del glicerol (glicerina), un alcohol que tiene tres grupos —OH (oxhidrilo), y un ácido graso. Los ácidos grasos se forman en los vegetales por oxidación de los azúcares, y es probable también que la glicerina es forme a partir de los azúcares. Un animal obtiene alguna grasa en su cernida.

Esta grasa es descompuesta, por la acción de enzimas, en ácidos grasos y glicerol, cuyas moléculas pueden pasar a través de la pared intestinal, reconstruyéndose luego la molécula grasa. Pero, los tejidos animales, también pueden convertir azúcares en grasa. (Todos sabemos que los alimentos “feculentos”, como el pan y la papa, pueden hacernos engordar.) Aún así, por lo menos dos ácidos grasos, el ácido linoleico y el linolénico, pueden considerarse partes esenciales de una dieta sana.

Acerca de las grasas
En términos dietéticos, la grasa ha sido el ogro de la última parte del siglo XX. Cada vez que tomamos algo graso, nos sentimos culpables. Sin embargo, seguimos comiendo demasiada cantidad de los tipos perjudiciales de grasa, y probablemente muy poca de la sana.

La grasa se compone principalmente de ácidos grasos y glicerol, junto con otros compuestos. Los ácidos grasos constituyen el componente más abundante, y el glicerol comprende aproximadamente un 3 % de la energía total ingerida en forma de grasa (el glicerol se encuentra presente de forma natural como parte constituyente de las grasas, por lo que no es necesario preocuparse por su consumo). Los ácidos grasos pueden dividirse en tres grupos principales: saturados, poliinsaturados y monoinsaturados.

Todos los alimentos que contienen grasas incluyen los tres tipos de ácidos grasos, pero en proporciones variables. Por ejemplo, la afirmación de que «la mantequilla es una grasa saturada» no es del todo cierta. Si bien es verdad que la mayor parte de la grasa de la manteca es saturada (67 %), también contiene un 25 % de grasa monoinsaturada, e incluso una pequeña cantidad de poliinsaturada. La ternera, otro alimento del que se cree que contiene grasa saturada, tiene tanta grasa monoinsaturada como saturada (43 %).

Actualmente, alrededor del 39 % de la ingesta total de calorías diarias es en forma de grasas. El cuerpo utiliza la grasa principalmente como energía (proporciona más del doble de calorías por gramo que los hidratos de carbono o las proteínas). Si se consumen más grasas de las necesarias, sin embargo, se almacenan en el cuerpo en forma de tejido adiposo. Más tarde, éste puede convertirse en energía en caso necesario (por ejemplo, si el consumo de alimentos no cubre el gasto energético, la base de las dietas de adelgazamiento). Una pequeña cantidad de grasa también es necesaria, ya que transporta las vitaminas A, D y E, liposolubles. Las grasas poliinsaturadas, por su parte, son necesarias como fuente de ácidos grasos esenciales.

Dado que una dieta rica en grasas está estrechamente relacionada con las enfermedades cardíacas y con algunas formas de cáncer, con la obesidad y otras dolencias, las autoridades sanitarias aconsejan reducir el consumo de grasas hasta un 33 % o incluso una reducción todavía mayor (por ejemplo, Estados Unidos y la OMS recomiendan un 30 %). Pero no basta con decir únicamente «reduzca el consumo de grasas», ya que en términos de salud no todas las grasas son iguales.

Las Grasas: Placeres peligrosos: A pesar de su mala fama, las grasas tienen una enorme virtud: están deliciosas. Una ensalada insípida puede convertirse en un primer plato excelente con un chorro de aceite de oliva y un puñado de frutos secos. Un muslo de pollo suele ser más tierno y más gustoso que una pechuga, que lleva menos grasa. Una media luna de manteca es para muchos paladares más sabroso que una rebanada de pan…

Los humanos estamos diseñados para que nos gusten las grasas. La afición por las grasas es uno de los regalos que nos ha hecho la naturaleza para protegernos de la desnutrición. Pero hoy día tenemos a nuestro alcance más alimentos de los que necesitamos.

Está muy bien poder comer lo que a uno le gusta y que ya nadie muera de hambre en los países occidentales. Pero el péndulo ha pasado de un extremo al otro. Ahora ya no morimos porque nos falte comida, morimos porque nos sobra. El problema es que el cuerpo humano necesita su justa cantidad de cada alimento para funcionar en ese estado de equilibrio. Y cuando uno da rienda suelta a sus instintos y coge todo lo que encuentra a su alcance, se pierde el equilibrio y se origina la enfermedad.

Las grasas se dividen en cinco grandes grupos, y cada uno actúa de un modo distinto en el cuerpo humano. Las definiremos por cinco alimentos típicos en los que predominan: aceite de oliva (grasas monoinsaturadas); aceite de girasol (poliinsaturadas omega-6); pescado (poliinsaturadas omega-3); carne de ternera (saturadas); y bollería industrial (grasas trans). Aunque todas ellas caben en una dieta equilibrada, las tres primeras (las insaturadas) se consideran grasas saludables, mientras que las dos últimas (las saturadas y las trans) son poco saludables y deben tomarse con moderación.

En realidad, las grasas son imprescindibles para que la máquina humana funcione correctamente. Son tan importantes que hasta un 30 % de las calorías que ingerimos con la dieta deberían proceder de las grasas. De este 30 % se aconseja que aproximadamente la mitad sean grasas monoinsaturadas, las que predominan en el aceite de oliva. Su principal virtud es que reducen el colesterol LDL (el malo) y elevan ligeramente el HDL (el bueno). El aceite de oliva aporta además vitamina E y otros antioxidantes.

Entre los alimentos que aportan cantidades importantes de grasas monoinsaturadas destacan también algunos frutos secos, como las avellanas, las almendras o las nueces de Macadamia; algunos pescados, como el bacalao, la caballa o el arenque; algunas aves, como el pollo y el pato; y los aguacates.

En otros aceites vegetales como el de girasol predominan unas grasas llamadas poliinsaturadas omega-6. Abunda también en el aceite de maíz o el de soja y en algunos frutos secos como nueces, piñones o pipas de girasol.

Las grasas características del pescado azul, las omega-3, son un auténtico regalo para la salud, y especialmente para la salud cardiovascular. Estas grasas han resultado ser una especie de alimento milagroso. Nos dimos cuenta cuando se descubrió que los consumidores habituales de pescado tienen un riesgo de morir por una enfermedad cardíaca un 60 % más bajo que las personas que casi nunca toman pescado. Desde entonces, más de quince grandes estudios han confirmado los beneficios de las grasas omega-3.

También se ha observado que, además de proteger frente a enfermedades cardiovasculares, las omega-3 son beneficiosas frente a algunas enfermedades inflamatorias y autoinmunes. Sabemos que reducen la tendencia de la sangre a formar coágulos y, por lo tanto, el riesgo de infarto, ya que no hay infarto sin coágulo. Y, por algún mecanismo que no comprendemos, reducen el riesgo de arritmia, lo que explica que eviten muertes súbitas en enfermos cardíacos. Los beneficios son tan grandes que hoy día la Asociación Americana del Corazón recomienda comer pescado un mínimo de dos veces por semana a toda la población.

Los pescados más ricos en omega-3, y por lo tanto los que tienen más grasas saludables, son los pescados grasos como el salmón, el atún, la anchoa, la sardina o cualquier otra especie de pescado azul. También contienen cantidades apreciables de omega-3 algunos productos de origen vegetal como las nueces, el aceite de soja o el de colza. Todos éstos se pueden considerar alimentos cardiosaludables.

Respecto a las grasas saturadas, las que predominan en las carnes rojas, la recomendación básica es consumir menos. Y hay buenas razones: el exceso de grasas saturadas es la causa número uno de los altos niveles de colesterol LDL (el malo) que se registran en los países occidentales; cuanto mayor es el consumo de grasas saturadas, mayor es el riesgo de infarto; el abuso de carnes rojas y grasas saturadas aumenta el riesgo de cáncer colorrectal; y también es probable que aumente el riesgo de cánceres gástricos y de esófago.

Colesterol LDL Es el colesterol que circula por la sangre unido a las lipoproteínas de baja densidad, LDL en abreviatura (Low Density Lipoprotein, en inglés). Representa aproximadamente el 75% del colesterol sanguíneo total. El colesterol LDL favorece la formación de la arteriosclerosis. Es el llamado colesterol malo” o nocivo.

Colesterol HDL Circula unido a las lipoproteínas de alta densidad, HDL en abreviatura (High Density Lipoprotein en inglés) Recientemente se ha puesto de manifiesto que este tipo de colesterol, al que se le llama coloquial-mente “colesterol bueno”, tiene una acción preventiva de la arteriosclerosis. Cuanto más alto sea su nivel en sangre, tanto mejor.

El aceite de oliva, aunque disminuye poco el colesterol total, ejerce un efecto protector sobre la formación de la arteriosclerosis al aumentar el “colesterol bueno” transportado por las lipoproteínas de alta densidad (colesterol MDL). Los aceites de semillas, ricos en ácidos grasos poliinsaturados, disminuyen el colesterol total, pero también el colesterol MDL de efecto protector, por lo que su efecto global sobre la disminución del riesgo

PARA SABER MAS….

Cuando usted va al supermercado y lee las etiquetas de los alimentos seguramente no sabe qué implican las leyendas de “contiene omega 3” o “fuente natural de omega 3” que aparecen en los empaques. ¿Por qué desde la industria alimentaria destacan esta característica? A continuación tratamos de descubrirlo.

En la década de los ochenta, los científicos depositaron su atención en la comunidad esquimal del Polo Norte llamada Inuit, atraídos por un dato revelador: la baja incidencia de enfermedades cardiovasculares que presentaba entre sus habitantes. Luego de estudiar el caso, se dieron cuenta de que una de las razones era el alto consumo de Omega 3, presente en el pescado azul, principal plato de su dieta.

Las Omega 3 son grasas poliinsaturadas que se hallan en ciertos pescados, aceites vegetales y frutas secas. Varios estudios determinaron que, debido a su condición de insaturados, este tipo de ácidos grasos es beneficioso para prevenir enfermedades del corazón, ya que disminuye los triglicéridos y el colesterol LDL (conocido como colesterol malo) y aumenta notablemente el colesterol HDL (o bueno).

Además tiene la condición de ser anticoagulante, lo que previene la formación de coágulos sanguíneos y, en consecuencia, los accidentes cerebrovasculares, y posee la capacidad de devolverle la elasticidad a las paredes arteriales, ideal para aquellas personas que sufren de hipertensión arterial. Otro de los beneficios comprobados es su alto poder antiinflamatorio, sobre todo para quienes padecen artritis, artrosis o reuma. (Fuente: Revista Selecciones Abril 2011)

Fuente Consultada:
Las Claves de la Ciencias de la Salud
Nuevo Estilo de Vida-Disfrútalo Tomo I
Los Alimentos Que Consumimos Judtih Wills
Enciclopedia de la Vida Tomo 4 Las Grasas del Cuerpo Editorial Bruguera

La eugenesia las especies y la reproduccion de los mejores Darwinismo

ESPECIE: Conjunto de individuos capaces de dar origen a hijos que puedan tener descendencia fértil. Definiciones algo más concretas, hablan de «especie evolutiva», entendida como —siguiendo la definición del naturalista George G. Simpson (1902-1984)— una estirpe (o secuencia de poblaciones de ancestros-descendientes) que evoluciona separadamente de otras y que tiene un papel y unas tendencias de evolución propias y de carácter unitario.

Éste es el concepto más ampliamente aceptado y de mayor consenso, al menos entre los zoólogos. El asumir una especie como biológica, implica evolutivamente asumir que es una población reproductivamente aislada, por lo que constituye un linaje evolutivo separado y que es reforzado por una serie de barreras que pueden ser de carácter geográfico o biológico

En realidad, el concepto de especie tiene mucho de ambiguo. Generalmente, las poblaciones vecinas de un determinado animal pueden cruzarse, pero entre poblaciones de áreas geográficas más alejadas puede producirse una disminución de la fertilidad si intentan el cruzamiento, hasta llegar a la imposibilidad entre poblaciones muy distantes. Se puede entender esta reducción progresiva de la fertilidad como debida a la posesión de dotaciones cromosómicas que se van diversificando a medida que aumenta la distancia.

Eugenasia

Ahora bien, los miembros de esas poblaciones distantes e infértiles por cruzamiento, ¿pertenecen a la misma especie o a especies diferentes? Como no pueden cruzarse, habría que asignarlos a especies diferentes. Pero como están conectados por una serie continua de poblaciones cruzables, se podría considerar que, a fin de cuentas, pertenecen a la misma especie. Desde este punto de vista, el concepto de especie tiene algo de relativo, aunque, por otra parte, no deja de ser consecuente con el gradualismo histórico darwiniano.

Además, el concepto moderno de especie, basado en el aislamiento reproductivo, no es fácil de aplicar a aquellos organismos eucariotas (dotados, recuerden, de núcleos) que se reproducen sin apareamiento, de modo que cada miembro de la especie está aislado reproductivamente. Problemas parecidos los plantean aquellas especies que se reproducen de forma vegetativa (por fisión del progenitor), por partenogénesis (desarrollo a partir de óvulos no fertilizados) o por auto fertilización de un hermafrodita. En esos casos hay que recurrir a otros criterios de clasificación.

La verdad, no encuentro ningún placer en estos tipos de diferenciación que con más frecuencia de la deseada han conducido —aunque sea indirectamente— a la discriminación, a contemplar a «los otros» como enemigos, o como esclavos (esto es patente con los «otros animales», los no humanos, que nuestra especie maltrata a menudo innecesariamente). Encuentro un mayor consuelo en los análisis de parentesco  entre especies diferentes que se realizan analizando las cadenas de aminoácidos de algunas de sus proteínas, y que nos hablan de la cercanía que nos une a, por ejemplo, los caballos.

Me doy cuenta de que estos argumentos míos son, en este punto, poco científicos, pero, lo repito una vez mas: no doy la espalda a encontrar en los resultados de la investigación científica algún que otro apoyo para causas morales.

EUGENESIA: Movimiento iniciado en las últimas décadas del siglo XIX, que sostenía que la mayoría de las características humanas eran estrictamente hereditarias y que había que mejorar la especie humana, favoreciendo la reproducción de los mejores especimenes y dificultando la de aquellos con deficiencias.

Los eugenesistas mantenían que no sólo los rasgos físicos, como el color de los ojos y la altura, sino también los atributos de la personalidad estaban determinados genéticamente (en un sentido mendeliano) y que para elevar el nivel de la población había que proceder poco más o menos como los ganaderos: favorecer la reproducción de los «buenos» sujetos y aminorar, o incluso detener, la reproducción de los «malos». A finales del siglo XIX y comienzos del XX, ayudado por la credibilidad que le otorgaba una presunta base científica, el programa eugenésico se extendió ampliamente, en especial en Estados Unidos y en algunos países de Europa.

Fue en Estados Unidos donde la fe en la genética mendeliana aplicada a los seres humanos se llevó a la práctica por vez primera: en 1907 el estado de Indiana aprobó las primeras leyes. que permitían la esterilización de los enfermos mentales y criminales patológicos; a finales de la década de 1929 veintiocho estados y una provincia canadiense habían introducido legislaciones parecidas.

Detrás de las ideas eugenésicas, se encuentra la convicción de que la vida humana puede reducirse a la biología y que las instituciones humanas se conducirán mejor teniendo en cuenta las «realidades» del determinismo biológico.

Ahora bien, semejante idea es cuestionable, y ello independientemente de que el punto de partida científico sea correcto o no (ya señalaba esto a propósito del determinismo biológico), de que, por ejemplo, las ideas eugenésicas hubieran resultado ser correctas desde el punto de vista científico. El problema es que el universo en el que se mueven los seres humanos no coincide exacta, ni siquiera necesariamente, con el universo del conocimiento científico. Aldous Huxley (1894-1963) expresó de manera magnífica tal diferencia cuando escribió:

El mundo al que se refiere la literatura es el mundo en el que los hombres son engendrados, en el que viven y en el que, al fin, mueren. El mundo en el que aman y odian, en el que triunfan o se los humilla, en el que se desesperan o dan vuelos a sus esperanzas. El mundo de las penas y las alegrías, de la locura y del sentido común, de la estupidez, la hipocresía y la sabiduría. El mundo de toda suerte de presión social y de pulsión individual, de la discordia entre la pasión y la razón, del instinto y de las convenciones, del lenguaje común y de los sentimientos y sensaciones para los que no tenemos palabras… [Por el contrario], el químico, el físico, el fisiólogo son habitantes de un mundo radicalmente diverso —no del mundo de los fenómenos dados, sino de un mundo de estructuras averiguadas y extremadamente sutiles; no del mundo experiencial y de los fenómenos únicos y de las propiedades múltiples, sino del mundo de las regularidades cuantificadas

Fuente Consultada: Diccionario de la Ciencia Jose M. Sanchez Ron

Etapas del Desarrollo del Bebe Evolucion del Feto en el Embarazo

Etapas de la Evolución de un Bebe Mes a Mes

EMBARAZO, las etapas de desarrollo:

Primer mes: organización del embrión Ya hemos visto que, tras la fecundación, las células comienzan a multiplicarse y que el huevo, a su llegada al útero, es un pequeño amasijo de células. Algunas de ellas constituirán el núcleo embrionario, que al principio es un fino disco de células, el cual va alargándose y adoptando una forma ovoide. Al cabo de dieciocho días, se imbrican las diferentes hojas para formar un disco embrionario en el que se hallan representadas todas las futuras regiones del cuerpo, pero situadas en un mismo plano horizontal.

Este disco embrionario mide 1,17 Mm. de longitud. Las tres primeras semanas son inciertas para el embrión: uno de cada dos huevos muere antes de la anidación; un tercio de los supervivientes es evacuado antes del final de la tercera semana. La naturaleza efectúa así una especie de selección que pasa desapercibida. Hacia el treintavo día, el embrión mide de 2 a 6 Mm.

Tiene el aspecto de una larva sin patas, enrollada sobre ella misma, con un extremo hinchado, la futura cabeza, dotada de una aberturas branquiales, como las de un pez. Por el mismo tiempo se forma un pequeño riñón primitivo, destinado a desaparecer algunos días más tarde, y que se parece a una porción de riñón de pescado (del tipo del de la lamprea). Más tarde aparece un nuevo riñón, también efímero, comparable al de una rana: son circunstancias pasajeras.

En la cara ventral del embrión se distingue también el saliente del corazón. Las primeras contracciones cardíacas aparecen hacia el veinteavo día y suponen el comienzo de la circulación sanguínea embrionaria. Al final del primer mes, se esboza el sistema nervioso. Ya se adivinan los futuros miembros a los lados. El embrión tiene, en el lugar en el que estará el coxis, un apéndice caudal, que más tarde desaparecerá.

Segundo mes: el embrión toma forma. Las transformaciones en el curso de este periodo son importantes tanto en lo concerniente al aspecto exterior como en la organización interna. Hacia el cincuentavo día, el embrión crece, mide 3 cm. La cabeza ha aumentado considerablemente de tamaño; se encuentra todavía en continuación directa con el cuerpo, pero ya se levanta un poco.

Se distingue un esbozo de los ojos, de las orejas y de la boca: el labio superior está ya formado, pero la cavidad nasal no se halla separada todavía de la cavidad bucal; las ventanas de la nariz están obturadas por un tapón de piel.

Los brotes de los miembros se han alargado: se dividen en dos y después en tres segmentos; en la primera parte aparecen cuatro surcos que, al hacerse más profundos, separarán los cinco dedos de cada extremidad. El esbozo de cola ya casi ha desaparecido. Se dibujan los órganos genitales, pero es todavía necesario un profundo estudio de los tejidos glandulares para distinguir los dos sexos.

Comienzan a formarse la mayor parte de los órganos. El corazón se estructura de una forma más completa. Se coloca en su sitio el segundo sistema circulatorio, el sistema pulmonar, que comenzará a funcionar en el momento del nacimiento. El hígado se halla muy desarrollado en comparación con los restantes órganos. Aparecen las primeras trazas de osificación. Los músculos del tronco, de los miembros y de la cabeza comienzan a entrar en acción, pero sus movimientos son todavía muy débiles para poder percibirse a través de las membranas y del útero.

Tercer mes: el embrión se convierte en feto Al comienzo del tercer mes, el embrión toma el nombre de feto. En el curso del periodo fetal, los órganos, ya esbozados, se afirmarán y sufrirán un aumento de tamaño: sólo el sistema nervioso y el aparato genital seguirán estando sometidos a importantes modificaciones y continuaran sin completar incluso después del nacimiento.

A los tres meses, el feto alcanza una longitud total de 10 cm. Tiene todavía una cabeza muy gruesa en relación con el resto del cuerpo.

Pero se dibuja el cuello, b nariz toma forma, aparecen los párpados que se suelen entre sí y el sexo es fácilmente identificable. Se distinguen las uñas. Se precisan las articulaciones del feto, permitiéndole ejecutar ya débiles movimientos. El desarrollo de los órganos es cada vez más complejo y algunos comienzan a funcionar: el hígado segrega bilis y la médula espinal forma ya algunos glóbulos. El feto puede beber: traga líquido amniótico, provocando así el funcionamiento de su aparato digestivo. Algunos huesos, están ya bien esbozados y aparecen otros puntos de osificación. El cerebro y los pulmones tienen ya su estructura general definitiva.

Cuarto mes: movimientos perceptibles Las relaciones de proporción entre la cabeza y el cuerpo se modifican, ya que el cuerpo se desarrolla más rápidamente.

Cada día se modelan con más nitidez los rasgos del rostro y aparecen los cabellos. Es también el momento en que la madre siente moverse a su hijo por vez primera, ya que es capaz de hacer funcionar sus músculos con la fuerza suficiente para que sus movimientos puedan notarse a través de las paredes del útero. El feto puede abrir y cerrar las manos, estornuda y traga.

Sin embargo, no mide más que de 18 a 20 cm. de longitud total, aunque en realidad son sólo 13 cm. ya que tiene las piernas replegadas sobre el vientre, y no pesa más que 150 g. La piel se cubre con una capa blanquecina, el vermix caseoso, y con un fino vello, el lanugo, especialmente abundante sobre los hombros, las ingles y las axilas.

Quinto mes: crece más aprisa En este momento, el feto mide alrededor de 27 cm. y pesa unos 400 g. Su crecimiento se hace cada vez más rápido. El cuerpo sigue siendo delgado, pero alcanza las proporciones del de un recién nacido. Los dientes de leche se recubren de esmalte y de marfil, mientras se forman los esbozos de los dientes definitivos: es pues en este momento cuando se determina la calidad de los dientes del futuro adulto.

Por ello es por lo que se recomienda a las mujeres encinta que vigilen que su régimen alimenticio contenga el calcio y el flúor necesario para la formación de la dentición del feto.

La nariz comienza a osificarse y las aletas están ya abiertas. A partir del quinto mes, el crecimiento del feto y el incremento de sus necesidades obligan a la placenta a aumentar de tamaño y de peso: el disco placentario alcanzará a los nueve meses un diámetro de 20 cm., con un espesor de 3 cm. y un peso de 500 g.

A los cinco meses, el feto goza aún de mucho espacio y no se priva de moverse. Puede que comience en esta época a chuparse el pulgar.

Sexto mes: ve la luz A los seis meses, el feto mide 34 cm. y pesa 1 kg. Los órganos genitales sufren todavía una evolución importante: aparecen las glándulas uterinas y bajan los sacos vaginales y los testículos. Se fisura el cerebro y se dibujan las circunvoluciones. Las capas de la retina están ya todas y en el fondo del ojo.

Es probable que el feto sea capaz de percibir la luz en esta época. Sus párpados, herméticamente soldados al principio, se hallan ahora completamente abiertos.

El feto percibe sonidos, oye el ruido regular del corazón materno y puede sentirse molestado por los borborigmos intempestivos de los intestinos o por los ruidos procedentes del exterior. Ciertos médicos afirman incluso que es sensible a la música.

Séptimo mes: ya está dispuesto el aparato respiratorio El tercer trimestre del embarazo es esencialmente un período de crecimiento, de aumento muy rápido de peso y de tamaño, y de maduración. Las últimas transformaciones que preparan al feto para la vida extra-uterina se producen hacia los comienzos del séptimo mes. A partir de este momento, el niño nacido antes de tiempo, es un prematuro con posibilidades de supervivencia. Mide 39 cm. y pesa 1.600 gramos. Hacia el sexto mes, el árbol respiratorio, con sus ramificaciones de bronquios, se coloca en su sitio. En e séptimo mes comienza el estadio alveolario, con los alvéolos, que constituyen la zona de intercambios respiratorios.

El conjunto muscular y esquelético del tórax alcanza el grado de desarrollo necesario para la función respiratoria, al mismo tiempo que los centros nerviosos que lo dirigen. Desde este momento, el nacido prematuramente es capaz de utilizar el oxígeno atmosférico y puede vivir. Sin embargo, en el séptimo mes, el feto se parece a un conejo despellejado: delgado, con una piel lisa y roja, está preparado para vivir, pero aún no ha alcanzado la madurez.

Octavo mes: engorda En el transcurso de los dos últimos meses, doblará su peso, engordando tanto como durante los siete meses precedentes. Proporcionalmente, crece menos. Sus formas pues se redondean, su piel se hace mas tensa sobre una delgada capa de grasa. Sus uñas y sus cabellos siguen creciendo. En contrapartida, le caerá un poco de lanugo, esa fina pelusilla que cubría casi todo su cuerpo hacia el sexto mes.

Por ello, el niño nacido a término tiene una pilosidad menos desarrollada que el prematuro. Los huesos se solidifican, aunque el esqueleto no estará aún terminado en el momento del nacimiento. Los huesos de los pies, de las manos y el esternón son todavía cartilaginosos.

Finalmente, habrá que esperar todavía de quince a dieciocho meses para que se suelden las fontanelas, que son los puntos de unión de los diferentes huesos del cráneo. Ello explica a la vez la fragilidad de la cabeza del recién nacido, cuyo cerebro no está todavía bien protegido, pero también su flexibilidad, lo que puede facilitar el parto. Al final del octavo mes, el feto mide 45 cm. y pesa 2.200 gramos.

Noveno mes: preparado para nacer En el noveno mes, el feto mide 50 cm., y pesa alrededor de 3 kilos. Ha adquirido fuerza y comienza a sentirse muy estrecho en su receptáculo, hecho que manifiesta dando patadas, pudiendo alcanzar en ocasiones las costillas de la madre, cuando consigue estirar las piernas. Algunas de sus reacciones son muy evidentes y ya individualizadas: algunos se agitan cuando la madre toma un baño demasiado caliente; otros cuando se acuesta sobre la espalda, puesto que entonces se apoya sobre la columna vertebral, en una postura bastante incómoda.

En contrapartida, el ritmo de un paseo realizado con paso regular les acuna y les calma. Cuarenta semanas después de su concepción, ya casi preparado para nacer, el bebé es 2.500 veces mayor que el huevo del que proviene y 800 millones de veces más pesado. Está compuesto por alrededor de 26 billones de células… y todo ello no es más que un comienzo, un nacimiento.

Estas fotos fueron tomadas del libro: “A Child Is Born“, por Lennart Nilsson (Autor).

El Embarazo Fecundacion del Ovulo Etapas y Evolucion del Huevo

El Embarazo – Fecundación del Ovulo

En el ciclo vital de un hombre, el nacimiento no es más que una etapa, capital es cierto, de la vida de un ser que tiene detrás de él nueve meses de gestación, es decir de elaboración, en el curso de los cuales desarrolla las características esenciales del futuro individuo. La primera fase de la vida transcurre pues en el útero materno. El minúsculo huevo, formado por dos células germinales del padre y de la madre, sufre prodigiosas transformaciones para convertirse, al cabo de nueve meses, en un recién nacido.

El Embarazo Fecundacion del Ovulo LA FECUNDACIÓN: El huevo es el resultado de la unión de dos elementos sexuales (los gametos): el espermatozoide paterno y el óvulo materno.

Espermatozoide y óvulo nacen en las glándulas genitales: testículos en el hombre y ovarios en la mujer. En los testículos se forman permanentemente, desde la pubertad hasta la vejez, un gran número de espermatozoides: alrededor de 100 millones por cm3 de líquido espermático.

En el ovario, por el contrario, el almacenamiento de óvulos se produce antes del nacimiento, entre 200.000 y 400.000. Pero en el curso de la vida de una mujer, desde la pubertad a la menopausia, sólo se producirán unas 400 ovulaciones. la ovulación Cada óvulo se halla rodeado de una capa protectora que forma lo que se llama el folículo primordial, o folículo de Graaf.

Al comienzo de cada ciclo menstrual (primer día de la regla), la hipófisis segrega una hormona, la F.S.H. (del inglés: Fo/lic/e Stímulating Hormone), que provoca alternativamente en cada ovario (aunque este orden no es absoluto) el crecimiento de un folículo primordial. Este aumenta poco a poco de volumen.

Cuando llega a su desarrollo máximo, entre el onceavo y el catorceavo día del ciclo, se perfora y se llena de foliculina, substancia segregada por las células de la pared del folículo. Cuando la secreción de foliculina ha alcanzado un nivel suficiente, el folículo, hinchado por el líquido folicular y por el óvulo —que también se ha desarrollado— sale a la superficie del ovario y se rompe, liberando el óvulo: es la ovulación o puesta del óvulo por el ovario.

Ver: Etapas Evolutivas de un Bebé Mes a Mes

El significado de las reglas o menstruación: Al romperse el folículo se transforma bajo la influencia de una segunda hormona hipofisaria, la L.H. (del inglés: Luteinizing Hormone), en cuerpo amarillo, que se desarrolla durante doce o trece días y segrega a su vez una hormona, la progesterona, que frena las secreciones hipofisiarias y modifica la pared del útero. Esta pared se espesa, se hincha, se distienden sus vasos sanguíneos.

La mucosa, repleta de un líquido nutritivo, está preparada para recibir y alimentar al huevo. Si el óvulo no ha sido fecundado, el cuerpo amarillo interrumpe su actividad y la mucosa del útero, que ya no es estimulada ni por la foliculina ni por la progesterona, se atrofia y se elimina. Se deshincha, se rompen sus pequeños vasos sanguíneos, arrastrando las secreciones glandulares y el óvulo: son las reglas, que marcan el comienzo de un nuevo ciclo. Si, por el contrario, el óvulo ha sido fecundado, el cuerpo amarillo continua creciendo, hecho que durará hasta el cuarto mes del embarazo.

El encuentro del espermatozoide y del óvulo El óvulo es una célula grande (150 micras), incapaz de moverse por ella misma. Cuando se produce la ovulación, es captado por las vellosidades que bordean el pabellón, es decir el extremo de las trompas uterinas, o trompas de Fallopio, y penetra en una de ellas. Las trompas de Fallopio son dos conductos muy finos de 10 a 15 cm. de longitud,, que unen el útero con cada uno de los ovarios.

El espermatozoide es una célula muy pequeña (50 micras), la más pequeña de las células humanas. Se parece a un minúsculo renacuajo, con una cabeza, una pieza intermedia y una larga y fina cola que mide 40 micras, lo que le confiere una gran movilidad: puede alcanzar una velocidad de 2 mm. por minuto, lo que le permite, una vez colocado en las vías genitales de la mujer, remontar el útero y las trompas hasta encontrarse con el óvulo, es decir, recorrer una distancia de 20 cm. en dos horas. En el momento de la relación sexual, el esperma (que contiene los espermatozoides) es proyectado por el pene hacia el fondo de la vagina y sobre el cuello del útero.

Inmediatamente, los espermatozoides remontan las vías genitales de la mujer, ayudados en su avance por una sustancia o flema fluente, que se encuentra en el cuello del útero en el momento de la ovulación. La travesía de las trompas se realiza gracias a los movimientos producidos por pequeños cilios vibrátiles de la pared de la trompa. El encuentro con el óvulo tiene lugar generalmente en el primer tercio de la trompa, cerca del pabellón. El espermatozoide debe ahora penetrar en el óvulo, que se halla rodeado por una cubierta de células granulosas. Las células germinales macho rodean entonces esta cubierta, segregando un producto que puede perforarla.

Cada espermatozoide produce tan sólo una pequeña cantidad de este producto, pero todos juntos consiguen romper la cubierta. Sólo el primer espermatozoide que alcanza la membrana exterior del óvulo puede penetrar. Inmediatamente intervienen fenómenos físico-químicos que impiden a los otros espermatozoides el acceso al óvulo. En el interior del óvulo, los núcleos de las células germinales macho y hembra se unen para formar un minúsculo huevo (de alrededor de 150 micras) y los cromosomas paternos y maternos se combinan, formando la primera base del nuevo ser que acaba de ser concebido.

LA ANIDACIÓN DEL HUEVO: Una vez fecundado el óvulo, el huevo debe dirigirse hacia el útero para fijarse allí. Ello constituye la anidación. La traslación está asegurada por la acción de los cilios vibrátiles de la trompa y por los movimientos de la pared tubárica. El desplazamiento tarda de cuatro a seis días: durante este tiempo, el huevo ha iniciado ya su desarrollo. Al llegar a la cavidad uterina, se fijará hacia el séptimo o décimo día después de la fecundación: durante el tiempo del recorrido, las paredes del útero se espesan, presentando una estructura favorable para su fijación.

Los dos o tres días en los cuales el huevo permanece en libertad son el período de pre-fijación, período crítico ya que el huevo continúa su desarrollo, muy rápido y vive de sus reservas. En este momento se presenta como una pequeña mora, la mórula, rodeada de una capa de células, el trofoblasto, que segrega una sustancia capaz de perforar la mucosa del útero a fin de que pueda hundirse allí, cosa que se completa en el doceavo día. El trofoblasto, cuyas células siguen multiplicándose, se ha convertido en corión y envía delgados filamentos, las vellosidades coriales, hacia la mucosa uterina, rompiendo los pequeños vasos sanguíneos y destruyendo las células para alimentar al huevo, agotadas sus reservas.

La anidación debe efectuarse hacia el fondo ael útero. Como caso excepcional puede ocurrir que el huevo se fije fuera del útero: en un ovario, en el peritoneo y, más frecuentemente, en una trompa. Se trata entonces de un embarazo extra-uterino. En la mayoría de los casos, este embarazo se interrumpe espontáneamente; en caso contrario, lo que es raro, es necesaria una intervención quirúrgica. También puede ocurrir que el huevo se coloque mal en el útero: al lado del cuello, lo que constituye un peligro a la hora del parto. Se tratará de una placenta previa, es decir, que la placenta aparecerá antes que el niño. El ginecólogo reconoce muy pronto una placenta mal situada por lo que, si es necesario, provocará un parto prematuro para evitar una hemorragia y sufrimientos al niño.

EL HUEVO SE CONVIERTE EN EMBRIÓN: Inmediatamente después de la fecundación, cuando inicia su recorrido hacia el útero, el huevo comienza a segmentarse. Se divide primero en dos células iguales, después en cuatro, luego en ocho, dieciséis, etc. Estas células se llaman blastómeros y, a medida que se van formando, van disponiéndose como los granos de una mora, de ahí el nombre de mórula. Las células de la mórula no se reproducen siempre de la misma manera. Se observan pequeñas células claras, los micrómeros, y grandes células oscuras, los macrómeros. Los micrómeros se multiplican rápidamente y envuelven a los macrómeros con una capa que originará los anexos embrionarios, mientras que los macrómeros constituyen el núcleo embrionario.

En el curso de la segunda semana, se forma una cavidad entre la capa externa y el núcleo embrionario. Poco a poco en este último aparecen a su vez dos cavidades: la superior será el saco amniótico y la inferior el saco vitelino. Entre estas dos cavidades se situan dos delgadas hojas: el ectodermo, que nace de la pared superior, y el endodermo, que se origina de la pared inferior. Este conjunto constituye el alma embrionaria. Durante la tercera semana se intercala, entre las dos primeras una tercera hoja, el mesodermo. El embrión se desarrollará a partir de estas tres hojas, que forman el disco embrionario, empleando una pequeña parte del huevo humano en la formación del embrión propiamente dicho. Cada una de estas tres hojas dará origen a órganos determinados.

El ectodermo originará la epidermis y el sistema nervioso. El endodermo el tubo digestivo, las glándulas anexas y los pulmones. El mesodermo el esqueleto, los músculos, el corazón, los vasos sanguíneos, los riñones y las glándulas sexuales. Mientras que las células iniciales se van diferenciando poco a poco para dar lugar a los diferentes órganos, ciertas células permanecen idénticas a las primeras células del huevo. Constituyen la descendencia germinal que producirá los óvulos o los espermatozoides del futuro hombre o de la futura mujer. Son ellas las que llevan el patrimonio hereditario, los 23 cromosomas procedentes del padre y los 23 cromosomas procedentes de la madre, portadores de los genes encargados de transmitir los caracteres hereditarios. Sobreviven, pues, unidas, una célula del padre y una célula de la madre. No es, por tanto, metafórico decir que sobrevivimos en nuestra descendencia.

Ver: Etapas Evolutivas de un Bebé Mes a Mes