Lugares Fantástico

Maharajaes de la India Vida e Historia Maharajá o Principes

Maharajaes de la  India

Maharajá, es un título que significa gran rey y se aplica a casi todos los príncipes de la India. Ya en la época de la colonización francesa e inglesa, la India estaba dividida en una multitud de pequeños reinos feudales, dirigidos por maharajaes tan poderosos como ricos. Cuando la India alcanzó la independencia, se modificó la posición política de estos príncipes, pero su lujo subsistió. Los maharajaes todavía llevan hoy una existencia de cuento de hadas.

Cuando en el siglo XVIII los franceses penetraron en el interior de la India no encontraron la menor resistencia. En efecto, la India estaba dividida en una multitud de pequeños reinos de carácter feudal. El poder estaba en manos de los maharajaes, que también eran dueños de las tierras.

Los franceses no tardaron en ser expulsados por los ingleses, pero el régimen feudal subsistió. Por otra parte, los ingleses tuvieron en cuenta este elemento: los maharajaes ejercían gran influencia sobre sus súbditos y, además, disponían de colosales fortunas. Gran Bretaña consideró que era mejor tenerlos como amigos que como enemigos.

De modo que la Administración inglesa les permitió ejercer amplios poderes, y así los maharajaes conservaron el control de todos los asuntos interiores (enseñanza, justicia, etc.).

Por otra parte, pudieron seguir acumulando riquezas, pues también eran los que recaudaban las tasas y los impuestos.

Los ingleses se reservaron únicamente los asuntos que podían ser de interés general para la India, como, por ejemplo, la defensa nacional, las comunicaciones y el comercio exterior. Sólo intervenían en los asuntos interiores cuando la situación amenazaba volverse anárquica. Además, administraban los territorios que no pertenecían propiamente a un maharajá determinado.

Los colonizadores ingleses cuidaron de asegurar la educación de los hijos de esos príncipes. Estos niños fueron enviados a importantes escuelas inglesas, a fin de que cuando sucedieran a sus padres en las funciones que les correspondían por derecho, estuvieran totalmente impregnados del espíritu y sistema de vida ingleses.

Los maharajaes podían ser miembros de los clubes integrados por los oficiales superiores y altos funcionarios de servicio en las Indias. Algunos incluso fueron invitados a la corte británica.

La influencia de estos poderosos príncipes causó muchas dificultades a los dirigentes nacionalistas indios que, después de la segunda guerra mundial, proclamaron la independencia del país. En efecto, no se podía prescindir de ciertos maharajaes que figuraban al frente de importantes comunidades: el de Haiderabad (unos dieciséis millones de subditos), el de Maisur (unos siete millones), el de Travancor (seis millones) y el de Yaipur (tres millones).

Sin embargo, tanto por la persuasión como por la fuerza se logró arrebatarles sus prerrogativas. Tuvieron que aceptar la presencia de un consejo y conceder a la población una participación en la administración de los asuntos corrientes.

Desde la proclamación de la independencia en la India, la posición política de los maharajaes ha experimentado cambios radicales. Sin embargo, su situación material no ha cambiado en absoluto: muchos conservan sus palacios, sus riquezas e incluso ciertas funciones.

A veces, el Estado les concede una indemnización para compensar la pérdida de sus ingresos. Los palacios y la corte que mantienen todavía reflejan con frecuencia el fantástico ambiente en el que antaño vivían. Su vida, por tanto, no ha cambiado prácticamente, salvo que el esplendor de Oriente se ha matizado con las comodidades occidentales.

Las cacerías de tigres, que los maharajaes organizan para sus invitados, siguen siendo un espectáculo típico que requiere la participación Je numeroso personal, elefantes, caballos, etc.

Cuando los maharajaes comparecen en público, lo hacen rodeados de un lujo inusitado: caballos o elefantes desaparecen bajo los adornos más costosos.

Sus palacios son pequeñas ciudades: comprenden varios edificios separados por jardines y parques. El palacio del maharajá de Yaipur comprende un edificio que antaño albergaba a centenares de elefantes. Actualmente, este número es mucho más reducido.

Numerosos maharajaes poseen una verdadera casa de fieras: el de Rewa, a orillas del Ganges, tiene una manada de tigres, y ha hecho disecar y rmaharaja de Patialaellenar de paja otros muchos, que adornan el salón del trono. Los demás viven en su residencia de Givindgarh.

Muchos de estos animales tienen el pelo blanco con rayas negras. Pertenecen a una variedad especial, pues hacia 1950 el maharajá capturó un tigre que presentaba estos caracteres albinos.

Con frecuencia los maharajaes demuestran interés por las artes y las ciencias. El palacio de Yaipur posee un observatorio que data del siglo XVIII. El maharajá de Patiala (imagen), en el Penyab, es el afortunado propietario de una biblioteca excepcionalmente importante.

Los maharajaes poseen las fortunas más impresionantes del mundo. Durante la segunda guerra mundial, el soberano de Haiderabad pagó de su bolsillo varios aviones, como contribución personal a la defensa de Inglaterra.

Estos príncipes han debido de ser considerados como divinidades por las poblaciones que llevaban una existencia precaria a la sombra de los palacios. Los desheredados podían medir la gran diferencia que había entre su miserable vida y la fastuosa existencia de sus amos.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

 

 

Historia del Rio Tennesse Obras de la Autoridad del Valle (TVA)

EE.UU.:Historia del Río Tennesse
Objetivos de las Obras de la Autoridad del Valle

Para proteger de la erosión el suelo del valle del Tennessee y para mejorarlo, así como para hacer de este río y de sus afluentes una red de vías navegables, el Gobierno federal de Estados Unidos creó, en 1933, la Tennessee Valley Authority. Este organismo se ocupa en la construcción de presas y esclusas, y de pantanos para irrigación y producción de electricidad. Por otra parte, se emprendió también la repoblación forestal y se experimentaron nuevos abonos químicos. Los trabajos del valle del Tennessee han convertido aquella región en   una   curiosidad  turística.

Tennessee, trigésimo cuarto estado de Estados Unidos, limita al norte con Virginia y Kentucky, al oeste con Missouri y Arkansas (donde el Mississipí hace de frontera), al sur con los. estados de Mississipi, Alabama y Georgia, y al este con Carolina del Norte. Un río que lleva el mismo nombre y que nace en los montes Alleghanys riega las tierras de este estado. El río fluye en principio hacia el sur, hasta Alabama, y luego sube hacia el norte atravesando el estado de Tennessee en dirección al de Kentucky, donde desemboca en el Ohio.

El valle del Tennessee fue explorado por primera vez por franceses e ingleses cuando poseían todavía colonias en América del Norte. Los primeros inmigrantes norteamericanos llegaron a la región para establecerse en ella en la segunda mitad del siglo XVIII; procedían de Virginia, y toparon con muchas dificultades, pues aquellas tierras sufren intensamente la acción erosiva del Tennessee y de sus afluentes y, por otra parte, las rocas y numerosos bancos de arena hacen impracticable la navegación por ese río, excepto en su curso inferior.

Tampoco tiene un caudal regular, pues sus afluentes son ríos de montaña, circunstancia que ha ocasionado no pocas inundaciones al subir bruscamente el nivel de las aguas. Se construyeron algunas presas, pero en número insuficiente para dominar el río, verdadero azote de Dios para los habitantes de Tennessee.

Para tratar de resolver tan graves dificultades el Gobierno de Estados Unidos tomó medidas excepcionales. Era la primera vez que el Gobierno federal intervenía en los asuntos internos de un estado de la Unión. En 1933, el presidente Franklin Roosevelt ordenó la creación de un organismo oficial: la Tennessee Valley Authority, o TVA.

Roosevelt  presidente de ee.uu.

El Presidente Franklin D. Roosevelt firma el Acta fundacional de la TVA.

Este organismo tenía la misión de edificar presas de contención y de velar por la protección e irrigación de las tierras. Las presas construidas con anterioridad por otros estados ribereños, como la de Wilson, en Alabama, pasaron al control de la TVA.

El valle del Tennessee tiene una extensión equivalente a la de la mitad de Gran Bretaña, y comprende el estado de Tennessee y algunos de los estados vecinos. La intervención de la TVA no se limitó al río; también se edificaron presas en el curso de sus afluentes. Desde 1933, la TVA lleva edificadas unas veinte presas que, juntamente con las construidas con anterioridad, aseguran un control efectivo de toda la red fluvial.

Estas presas dieron lugar a igual número de enormes embalses que regulan el curso del río. En invierno, cuando las precipitaciones son abundantes, esos enormes depósitos se encargarba de almacenar el excedente de agua, permitiendo mantener uniforme el caudal delirio cuando el nivel del agua tiende a descender por causa de la evaporación y la falta de precipitaciones.

Como resultado de ello, la red del Tennessee forma un conjunto navegable durante todo el año; el río ha sufrido una transformación radical: el torrente se ha convertido en una sucesión de lagos.

Las enormes reservas de agua se utilizan también en la irrigación de vastas extensiones de tierra y en la producción de energía eléctrica. La TVA surte de electricidad a más de doscientas cincuenta mil granjas. La Tennessee Valley Authority ha tomado también sus medidas para proteger el suelo de la erosión.

Debido a esas medidas, los agricultores se vieron obligados a labrar sus tierras siguiendo unos niveles previamente establecidos para evitar los desprendimientos de tierra. Estas precauciones han dado sus frutos y la situación de la población rural ha mejorado notablemente.

La TVA se ocupa también en otros problemas relacionados con la agricultura, como la construcción de fábricas de abonos químicos, con los que se han efectuado infinidad de experiencias para tratar de estimular ciertos cultivos. También ha cuidado de la repoblación forestal de las regiones amenazadas por la erosión y de proteger los bosques ya existentes.

La silvicultura se ha convertido en una rama importante de la economía y ha originado otras industrias, como las de la fabricación de muebles y de pasta de papel. La TVA posee también laboratorios en los que los ingenieros agrónomos se ocupan en la selección y mejora de las semillas.

El valle del Tennessee se ha convertido en una atracción turística. Es preciso decir que las presas y los gigantescos pantanos constituyen un espectáculo grandioso. La región es a modo de reserva natural en la que se pueden contemplar ciertas especies de animales, y en ella se han instalado viveros. Los turistas pueden hacer excursiones en barco por el Tennessee.

Durante la segunda guerra mundial se construyó en Oak Ridge, a orillas del Clinch, la primera ciudad atómica. ¿Por qué escogieron esta región de Estados Unidos? Pues, simplemente, porque abundaban tanto el agua como la electricidad, y el lugar era lo bastante aislado.

La firma Carbón and Carbide Society fabrica en Oak Ridge el uranio 235, y allí nació la bomba que destruyó a Hiroshima. Inexistente antes de la segunda guerra mundial, Oak Ridge está en camino de convertirse en una de las grandes ciudades estadounidenses. La entrada en las fábricas de energía nuclear está prohibida al público; pero la ciudad posee un museo de la energía atómica accesible a todo el mundo.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

Primeras Vías de Comunicación en Estados Unidos Carreteras

Primeras Vías de Comunicación en Estados Unidos
Carreteras, Autopistas y Ferrocarriles

Cuando los colonos llegaron al continente americano, las únicas vías de comunicación eran los ríos y las pistas indias. La invención del ferrocarril inauguró una nueva era para el tráfico. Hoy día, el inmenso territorio estadounidense está recorrido por una extensísima red de vías férreas y carreteras. Además, servicios aéreos regulares unen las ciudades de cierta importancia

La inmensidad del país, la especialización regional y el alto nivel de vida de la población estadounidense justifican la densidad de la circulación en esta nación. El mantenimiento de las vías de comunicación y de los medios de transporte exige hoy día abundante mano de obra: hay ocupados en ese sector más de tres millones de hombres.

Los primeros colonos que llegaron a Estados Unidos se establecieron en la costa este y cerca de los estuarios. Avanzando entonces a lo largo de las corrientes fluviales llegaron más lejos, y fundaron nuevos núcleos que más tarde se transformaron en ciudades. Cuando los ríos dejaban de ser navegables, los pioneros proseguían su camino a caballo o a pie. Emprendían generalmente el camino por las sendas de los indios, o iridian trails.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/clavo%20oro.jpg

Ceremonia del «Golden Spike» (Clavo de Oro) en Promontory (Utah), el 10 de mayo de 1869, símbolo de la finalización de las obras de construcción de las vías.

Estas pistas fueron jalonadas de pequeños hitos que guiaban a los viajeros en el desierto o la pradera. Después de 1800, cuando acudieron a establecerse en Estados Unidos numerosos colonos, estas pistas indias fueron ensanchadas y mejoradas, y los lugares pantanosos, cubiertos de leños redondos, con lo que las pistas se
hicieron practicables para carruajes con doble y triple tiro.

Para atravesar los ríos era preciso encontrar un vado; a veces, cuando el agua era profunda se utilizaban pontones o andariveles. Aquellas pistas pronto fueron empedradas, y los que se ocupaban en el mantenimiento estaban autorizados a percibir derecho de peaje. Aún hoy existen vestigios de esos primeros caminos.

Dos pistas cobraron especial fama: la Santa Fe trail y la Oregon trail; la primera partía de la ciudad de Independence, junto al Missouri, atravesaba oblicuamente la llanura central y se dirigía más allá de las montañas Rocosas hacia la ciudad de Santa Fe, en el estado de Nuevo México. La pista de Oregón partía también de Independence, pero serpenteaba a través de las praderas, de los desiertos y de los macizos montañosos en dirección a la costa norte del océano Pacífico.

Estas dos pistas se cuentan entre las más largas; la primera cubría una distancia de 1.200 km, y la segunda se extendía a lo largo de 3.000. Un viaje a lo largo de cualquiera de estas pistas era una verdadera aventura. Por lo general, los pioneros  viajaban  en  convoyes  de diez a treinta galeras, escoltadas por jinetes.

Las pistas perdieron mucha de su importancia al empezar a construirse las líneas de ferrocarril. En el Far-West, sin embargo, las pistas fueron muy frecuentadas hasta 1870.

A partir de 1830 el tren adquirió derecho de ciudadanía en Estados Unidos. Dos años antes, la Delaware y la Hudson Bay Company habían construido una línea de ferrocarriles con locomotoras importadas de Inglaterra. Pero esta empresa no tuvo éxito. En cambio, las líneas establecidas a partir de 1830 por la compañía Baltimore, Ohio and South Carolina Railroads fueron el origen de la nutrida red ferroviaria que cubre hoy día Estados Unidos.

El trazado de líneas de ferrocarril obtuvo como primer resultado positivo el establecer contactos más estrechos entre los diversos estados y entre las diferentes ciudades de Norteamérica, y estimuló también la emigración hacia el oeste.

En efecto, las sociedades de ferrocarriles recibían, como retribución por sus servicios, una ancha franja de tierra a lo largo de la línea que habían establecido,  y estas tierras eran revendidas después a los colonos.

El primer ferrocarril trascontinental que unía el Atlántico con el Pacífico quedó terminado en 1869. La colocación del último tramo de vía de aquella línea, que tenía una longitud de 4.000 kilómetros, fue un acontecimiento que conmemoraron fijándolo con un último y simbólico roblón de oro.(imagen arriba)

Hoy existen varias vías férreas trascontinentales, y trenes confortables y rápidos transportan a los viajeros de un océano al otro en tres o cuatro días. Es un viaje agradable, en el que el pasajero dispone de vagones panorámicos y de salones de lectura.

Sin embargo, en Estados Unidos, como en cualquier otra parte, los ferrocarriles sufren la competencia del automóvil y del avión. Una red muy extensa de excelentes carreteras cubre el territorio estadounidense. No se escatimaron esfuerzos para conseguir la máxima seguridad en carretera.

Hay en Estados Unidos un automóvil por cada dos habitantes. De modo que el auto supera a todos los demás medios de transporte. Autobuses que disponen de aparcamientos especiales con restaurantes y moteles, aseguran la unión entre las grandes ciudades. Estos autobuses constituyen un medio de transporte muy económico.

Pero el medio de transporte más moderno, el avión, desempeña evidentemente un papel importante en este gigantesco país. Todas las ciudades de alguna importancia tienen aeródromo. Numerosas compañías aseguran comunicaciones regulares entre las ciudades estadounidenses.

Es preciso no olvidar que Estados Unidos dispone también de importantes vías fluviales que desempeñan su papel en la organización de los transportes. Los puertos, tanto si son marítimos, como el de Nueva York, o fluviales, como el de Chicago, están dotados de equipo moderno.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

Historia de la Ciudad de Washington DC Monumentos y Capitolio

Historia de la Ciudad de Washington D.C.
Capital de Estados Unidos

El lugar de emplazamiento de la ciudad de Washington fue escogido por el propio Jorge Washington en persona. La ciudad, capital de Estados Unidos, es una de las más hermosas del mundo. Posee muchos monumentos notables, así como numerosos parques. El río Potomac contribuye a embellecer la ciudad. Washington es el ejemplo típico de un centro exclusivamente administrativo, desprovisto de toda actividad industrial. Lo que no impide que la ciudad haya crecido hasta desbordar el distrito de Columbia.

Fue el propio Jorge Washington quien escogió, en 1790, el lugar en donde debía ser edificada la capital de Estados Unidos. Como este país tiene una organización de tipo federal (una federación es una asociación de estados cada uno de los cuales conserva su independencia), había que construir esta capital en un territorio que fuera a la vez neutral y común a todos ellos: el distrito de Columbia.

En 1800, el Gobierno norteamericano fijó su residencia en Washington, y allí ha seguido hasta nuestros días, con una corta interrupción en 1814. En esta época, en efecto, los ingleses se apoderaron de la ciudad. Washington se vio seriamente amenazada durante la guerra de Secesión, pero el Gobierno no se movió de allí.

Washington es una de las ciudades más notables de la tierra; su núcleo urbano cuenta con 2 millones de habitantes.

Su población aumenta cada año en 70.000 almas, lo que no debe sorprendernos, pues Washington no es sólo la sede de la Administración central de Estados Unidos, sino también la de numerosos organismos internacionales.

Desde el punto de vista territorial, las nociones de núcleo urbano de Washington y de distrito de Columbia no concuerdan. El distrito federal de Columbia, situado en la orilla oriental del Potomac, entre los estados de Maryland y Virginia, es mucho más pequeño que la aglomeración urbana de Washington, que se extiende mucho más allá, sobre el territorio de los dos estados vecinos.

La administración de la ciudad corre a cargo de tres administradores designados por el Gobierno. Los ciudadanos de esta urbe no tienen derecho al voto en los asuntos de interés local, pero participan en la elección presidencial.

Si Washington es el corazón de Estados Unidos, la avenida de Pensilvania es el corazón de Washington. Es una gran vía completamente recta que une el Capitolio con la Casa Blanca. El Capitolio es la sede de la Cámara de Diputados y del Senado. Este impresionante edificio, construido en estilo neoclásico, está coronado por una cúpula de 77 m de altura.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/washin5.jpg

Capitolio con la Casa Blanca en Washington

El plano del Capitolio lo trazó en 1792 el arquitecto William Thornton, y ha sido el modelo de muchos Parlamentos de otras naciones americanas. A su alrededor se alzan otros edificios de importancia, como el Tribunal Supremo y la Biblioteca del Congreso, donde se conservan millones de libros. Esta última es una de las mayores bibliotecas del mundo; en ella se encuentran, además de libros, películas, fotografías, periódicos reproducidos en microfilm y muchos otros documentos importantes.

En cuanto a la Casa Blanca, es la residencia oficial del presidente de Estados Unidos y está situada en el extremo opuesto de la avenida de Pensilvania. Fue también Thornton el que en 1792 construyó este palacio, que es enteramente blanco. Al lado de las habitaciones destinadas al uso personal del presidente y de su familia hay muchísimas otras y salas de reunión. El parque que la circunda es en gran parte accesible al público.

En la vecindad de la Casa Blanca se alzan el Memorial de Lincoln, el monumento a Washington y el Memorial de Jefferson; el de Lincoln atrae a muchos turistas americanos, y cada año unos dos millones de personas visitan este edificio, que alberga una gran estatua de Lincoln sentado en un sillón de alto respaldo.

El Memorial de Jefferson, cuyos silueta y estilo recuerdan los del Panteón de Roma, se alza junto al lago Tidal, a cuyas orillas florecen unos cerezos ofrecidos por Japón. El monumento a Washington es un obelisco de mármol de 196 m de alto, enclavado a mitad de camino entre la Casa Blanca y el Memorial de Jefferson.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/washin6.jpg

monumento a Washington

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/washin4.jpg

Casa Blanca en Washington

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/washin3.jpg

Memorial a Jefferson en Washington

Otro lugar célebre es el Cementerio Nacional de Arlington, necrópolis situada junto a la orilla occidental del río Potomac, aunque tiene acceso desde el Memorial de Lincoln. Allí reposan los muchos miles de soldados norteamericanos muertos en el curso de las dos guerras mundiales y en la de Corea. Allí están la tumba del soldado desconocido y la de Kennedy.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/washin2.jpg

Memorial de Lincoln Washington

No lejos del cementerio se alza el Pentágono, que es, desde 1942, el cerebro estratégico de Estados Unidos.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/washin1.jpg

Washington, Pentagono

Citemos finalmente los museos, como el nacional de Bellas Artes, edificio de estilo neoclásico construido en mármol rosa, que alberga una de las colecciones más ricas del mundo.

En Washington reina una atmósfera especial. A diferencia de otras grandes ciudades de Estados Unidos, posee numerosos parques y estanques. Además, el Potomac y su afluente, el Anacostia, atraviesan la ciudad y contribuyen a aumentar su encanto. Es preciso mencionar que Washington no posee muchas industrias. Los únicos establecimientos industriales son algunas imprentas y casas editoriales. Washington es un ejemplo único de ciudad dedicada exclusivamente a funciones administrativas.

PLANO ZONA CENTRO DE WASHINGTON

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/plano_washington.jpg

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

Etnias de Rusia Pueblos de la Ex Union Soviética

Etnias de Rusia Pueblos de la Ex Unión Soviética

La Unión Soviética fue un Estado multinacional que engloba no solamente a los rusos, sino a gente muy varia (se editan periódicos en 119 lenguas diferentes). Sin embargo, la mayor parte de la población, más de ochenta por ciento, es de origen eslavo. Antes de la revolución de 1917 los zares habían intentado convertir en rusas a las poblaciones sometidas a la autoridad de Moscú.

Después de la constitución de la URSS en 1922 y de la promulgación de la Constitución de 1924, los dirigentes comunistas iniciaron una política totalmente opuesta. El propio Stalin, que no era ruso sino georgiano, tuvo mucho que ver en ello. Se intentó, en la medida de lo posible, que las diferentes nacionalidades participaran en la administración de los territorios que ocupaban.

Los ucranianos, rusos blancos o bielorrusos, usbecos, tártaros, kazakos, judíos, lituanos, letones, adserbeyanos, georgianos y armenios, figuran entre las minorías más importantes.

Todos estos pueblos juntos formaban la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas, que se compone de 15 Repúblicas federadas, la mayor de las cuales es la República Socialista Federativa Soviética de Rusia, con 118.000.000 de habitantes, así como de numerosas Repúblicas autónomas, regiones nacionales autónomas y distritos autónomos.

Los pueblos de la parte asiática de la Unión Soviética difieren notablemente de los eslavos desde el punto de vista de sus características étnicas. La mayoría de ellos corresponde al tipo mongol. Citemos, por ejemplo, a los yacutas, que constituyen 80 % de la La Unión Soviética agrupa a gran número   de   gente   distinta   entre   sí.

mapa de etnias de rusia

Los eslavos componen más de ochenta por ciento de la población.  La  mayoría de los pueblos asiáticos integrados en la Unión  Soviética son nómadas que no entraron en contacto con el mundo moderno  hasta  estos  últimos decenios poación de la República Autónoma de los Yacutas, en Siberia oriental.  ya  en los  confines  de China. El clima de aquella región es muy duro. Los yacutas fueron colonizados por los rusos en elsiglo XVI.

La gran mayoría son nómadas que se trasladan según el capricho de sus rebaños. Los  kirguises son más numerosos que los yacutas y se hallan extendidos por toda Siberia. Habitan  la República de Kazakstán y la Kirguicia, situada más al sur.

Los  kirguises pertenecen a la raza turania, emparentada con los pueblos del Cáucaso, y durante siglos experimentaron la influencia de los mongoles y de los turcos. Son un pueblo de pastores nómadas muy apegados a sus tradiciones, que se adaptan lentamente a la vida moderna.

pueblos de rusia

En aquellas zonas de su terrirorio que no atraviesa aún el ferrocarril continúan utilizando camellos.

Los turcomanos fueron nómadas hasta hace algunos años. Habitan la Turkmenia (o Turkmenistán), República situada al sureste del mar Caspio. La agricultura, principal actividad económica de esta República, ha permitido a los turcomanos integrarse en la vida moderna. Los turcomanos, los usbecos, los tártaros y los kirguises están integrados en el grupo lingüístico turco-tártaro.

Entre 1939 y 1945 la Unión Soviética se anexionó numerosos territorios. Así fue como el oeste de Ucrania, que pertenecía a Polonia, y la Carelia finlandesa se incorporaron a la URSS. Estonia y Lituania se convirtieron igualmente en sendas Repúblicas soviéticas. Más adelante incorporó a su federación Besarabia (Rumania), Rutenia (ex Checoslovaquia) y parte de Prusia oriental.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria2.jpg

CONCEPTOS IMPORTANTES:

Raza, término que se utiliza para clasificar a la humanidad de acuerdo a características físicas y genéticas. El concepto de raza no resulta particularmente útil desde el punto de vista biológico o sociológico, ya que todas las razas pertenecen a una única especie biológica, Homo sapiens, y sólo muestran pequeñas variaciones genéticas. La cultura constituye un factor mucho más importante a la hora de determinar la conducta y estilo de vida de los diferentes grupos humanos.

Etnia: Es una comunidad humana definida por afinidades raciales, lingüísticas, culturales, etc. Es una unidad tradicional de conciencia de grupo que se diferencia de otros por compartir lazos comunes de nacionalidad, territorio, cultura, valores, raza o tradición histórica. La etnia no constituye una unidad estática, por lo que sus características pueden variar a lo largo del tiempo. El incremento de la población puede generar su desplazamiento, separación o transformación, al sufrir el contacto con otros grupos étnicos.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria2.jpg

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

Historia del Hollywood Primera Ciudad del Cine del Mundo

Historia del Hollywood
Origen de la Industria Cinematográfica

Antes de la primera contienda mundial, Hollywood fue un caserío desconocido situado al noroeste de Los Ángeles. Cuando se establecieron allí los estudios cinematográficos se convirtió en el más famoso centro mundial del cine. Gracias a Hollywood y a actores como Chaplin, el cine ha logrado imponerse a millones de espectadores e influir en su visión del  mundo.

Entre 1915 y 1920, la industria del cine se desplazó gradualmente desde la costa este hasta Hollywood, donde surgieron nuevos estudios. La producción cinematográfica se convirtió en un importante sector económico e impuso su dominio más allá de las fronteras del país.

En esa época surgieron los grandes géneros: el western, el cine policiaco, de aventuras, de ciencia ficción y de terror, que vivieron una época de esplendor con directores como Cecil B. De Mille, John Ford, Frank Capra, William Wyler o King Vidor, al igual que las obras más serias de Ernst Lubitsch y Erich von Stroheim –los dos directores mejor considerados del momento— o los documentales de Robert Flaherty.

Hollywood es, sin duda, uno de los lugares más conocidos de todo el mundo. Pero muchos ignoran que sólo es un simple suburbio de Los Ángeles, admirablemente situado cerca de Beverly Hills, a unos veinte kilómetros de la costa. Hollywood es la ciudad cinematográfica más antigua. En pocos decenios se ha convertido en el centro cinematográfico mundial.

En 1911 se estableció allí la primera firma cinematográfica, una empresa de Chicago que quería liberarse de la presión económica que en aquella época era muy grande al este de Estados Unidos. La industria cinematográfica había cobrado impulso años antes, sobre todo a iniciativa del inventor Thomas Edison. Edison era un inteligente hombre de negocios.

En 1885 patentó su invento. Pero sus rivales, que preveían el revolucionario futuro de la cinematografía, le hicieron la vida imposible. Edison se vio envuelto en una serie de procesos, hasta que, por último, estableció un convenio con Kennedy, su principal competidor, y pronto dominaron ambos la industria cinematográfica del estado de Nueva York, que experimentaba un rápido desarrollo.

Este progreso haría nacer en otros industriales del cine el deseo de instalarse en otros lugares para librarse de la influencia del trust, y entonces algunos sugirieron establecerse en California, región alejada y poco conocida, pero dotada de clima soleado y magníficos paisajes.

En 1911 Hollywood empezó a ser conocida: la sociedad cinematográfica rodó allí su primera película del oeste: The Law of the Range, de All Christie.

Pronto aparecieron otras sociedades, y en 1914 casi toda la industria cinematográfica se había establecido en Hollywood, a pesar de que Nueva York seguía siendo el centro comercial del cine. De esa época datan las grandes sociedades cinematográficas norteamericanas: Paramount, Fox y Columbia (1914), United Artists (1919), Metro Goldwyn Mayer (1924) y RKO (1929).

En 1920 Hollywood tenía ya 25.000 habitantes, de los que unos veinte mil estaban directamente vinculados a la industria del cine. En 1960 el número de habitantes era de 180.000, la mayoría de los cuales trabajaban en esta nueva industria. En la misma ciudad y en sus alrededores inmediatos se dispusieron más de veinte estudios pertenecientes a más de ochenta sociedades. Hollywood no tardó en producir más de cuatrocientas películas al año.

filmacion de una pelicula en hollywood

Esta actividad excepcionalmente intensa modificó en seguida el aspecto de la ciudad: Hollywood se convirtió en uno de los más modernos centros de Estados Unidos, sobre todo en cuanto las estrellas de la pantalla fijaron allí su residencia. No sólo mandaron edificar lujosas casas, sino que, además, atrajeron a multitud de turistas que querían ver de cerca a los ídolos del cine.

Al lado de las salas cinematográficas y de los teatros, surgieron como setas los centros de atracciones, entre ellos el famoso Hollywood Bowl.

Charles Chaplin, llamado Charlot, y nacido en Londres en 1889, ha contribuido de modo activo a la prosperidad de la industria norteamericana del cine.  Su talento excepcional fue. desde antes de la primera contienda mundial la base del gran éxito  del  cine mudo. Chaplin no introduje inno vación alguna en la forma exterior, pues todas sus películas  se desarrollaban en torno a un proyecto simple, incluso rudimentario.

Pero aportó la profundidad del tema: elevó la farsa al nivel de la sátira humana. De este modo entró en el terreno dramático y artístico, sin que por ello perdiera contacto   con  la  gran  masa   de espectadores. Este es el motivo de que Chaplin sea uno de los más grandes artistas de la pantalla.

Después de la primera conflagración mundial aparecieron las películas sonoras, y más tarde. las películas en color. Pero Hollywood no tardó en tener que enfrentarse con la competencia europea. Además, cuando el cine pa recía alcanzar una nueva era de prosperidad, apareció su más serio rival: la televisión. La industria cinematográfica nunca ha conocido una crisis como la que actualmente está atravesando.

El número de espectadores de las salas cinematográficas disminuye sin cesar. Para resolver esta dificultad, los productores buscan nuevas posibilidades. Una de ellas es el cine televisado, pero la edad de oro de Hollywood parece haber finalizado definitivamente… Durante la segunda contienda mundial, Hollywood se convirtió en centro de la industria aeronáutica.

Historia de Varsovia Desarrollo, Población y Arquitectura Polonia

Historia de Varsovia

Varsovia no alcanzó la categoría de ciudad hasta el siglo XIII, a partir del cual fue adquiriendo importancia. En 1596 se convirtió en la capital de Polonia. La ciudad fue saqueada en numerosas ocasiones, aunque siempre volvían a reconstruirla. En la actualidad se extiende sobre las dos orillas del Vístula, y cuenta con más de un millón de habitantes. Al lado de numerosos monumentos históricos se alzan infinidad de edificios de estilo soviético. Varsovia es la segunda ciudad industrial de Polonia.

Varsovia, capital de Polonia, no llegó a la categoría de ciudad hasta fines del siglo XIII. En aquellos tiempos estaba rodeada de una muralla provista de dos puertas y de numerosas torres. A mediados del siglo XIV Varsovia era ya una ciudad importante, que se convirtió en la capital del ducado de Mazovia, incorporado a Polonia en 1526. Pocos años más tarde se construía el primer puente permanente sobre el Vístula.

A partir de este momento, Varsovia se convirtió en un importante centro de relaciones comerciales entre Polonia y Lituania. Por decisión del rey Segismundo III, Varsovia fue proclamada capital de Polonia en marzo de 1596. Contaba en aquel entonces con 15.000 habitantes.

Stare Miasto, su casco antiguo, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Esta parte de la ciudad, de estilo medieval, quedó destruida tras el levantamiento de Varsovia durante la Segunda Guerra Mundial

En 1655, el rey de Suecia declaró la guerra a Polonia y los ejércitos suecos destruyeron e incendiaron la ciudad; pero poco después era reconstruida por entero. Conoció su mayor extensión en el siglo XVIII, durante el reinado de Estanislao II Poniatowski, que reinó de 1764 a 1795. En 1794, los habitantes de Varsovia, capitaneados por Jan Kilinski, se sublevaron contra la ocupación rusa y defendieron heroicamente la ciudad, asediada a la vez por rusos y prusianos. De 1796 a 1806 Varsovia soportó el yugo de la ocupación prusiana.

Durante este período, la población, que había llegado a alcanzar la cifra de 116.000 habitantes, bajó a 65.000. En 1807, liberada por Napoleón de la dominación prusiana, la ciudad fue elevada al rango de capital del ducado de Varsovia. Menos de diez años más tarde fue también la capital del «reino del Congreso» bajo el control del zar de Rusia, que era también rey de Polonia.

De 1815 a 1830 la ciudad conoció un período de auge industrial. Pero en noviembre de 1830, la clausura de la universidad de Varsovia y de la Sociedad de Ciencias fue la señal para que estallara una revuelta contra los rusos, que éstos consiguieron reprimir al cabo de un año.

En 1863 estalló una nueva revuelta, también sin resultado, puesto que la ocupación rusa se mantuvo. A pesar de estos disturbios, Varsovia siguió creciendo; en 1872 tenía 276.000 habitantes y se había convertido en un importante nudo de comunicaciones ferroviarias y centro de intercambio comercial entre Rusia y Occidente.

Durante el año 1905 se sucedieron de nuevo las algaradas; pero los rusos no abandonaron la ciudad hasta 1915. Durante la primera guerra mundial los alemanes ocuparon el país, que pasó por un período en verdad desastroso. El 11 de noviembre de 1918, Varsovia se convirtió de nuevo en la capital de una Polonia resucitada.

La ciudad fue tomada de nuevo por los alemanes el 27 de setiembre de 1939, luego de aplastar la heroica resistencia organizada por el burgomaestre Stefan Starzinski. El «ghetto» o barrio judío fue arrasado en abril de 1943. En agosto del año siguiente, al acercarse los rusos a la ciudad, estalló un nuevo alzamiento general dirigido por el jefe de la resistencia Tadeusz Bor Komorowski.

Para vengarse, los batallones de las SS, apodados por los polacos «arquitectos de la devastación», destruyeron lo poco que permanecía en pie de Varsovia, de la que apenas quedó un montón de ruinas. Cayeron más de cien mil hombres, y únicamente el barrio de Praga, en la orilla derecha del Vístula, fue respetado en mayor o menor grado. A principios de 1945 entraba en Varsovia el ejército rojo al mando de Rokossovsky.

Después de la guerra la ciudad fue reconstruida rápidamente, tomando como modelo los cuadros del pintor veneciano del siglo XVIII Canaletto el Joven. La reconstrucción se hizo con la máxima fidelidad, de modo que Varsovia es, probablemente, la única ciudad del mundo que posee monumentos históricos nuevos.

palacio de cultura de varsovia

También posee edificios de tipo moderno, como el Palacio de la Cultura (arriba), que es el más alto de toda Polonia (226 m). Fue un regalo de la Unión Soviética.

En octubre de 1956 Varsovia fue de nuevo teatro de un levantamiento, esta vez sin efusión de sangre, cuyo principal protagonista fue Ladislao Gomulka, adalid del partido comunista.

En la actualidad, Varsovia es una ciudad de casi dos millones de habitantes (2.000.000) y centro económico del valle del Vístula.

Está situada en la encrucijada de importantes vías de comunicación y unida al mar Báltico por el Vístula. Después de la segunda guerra mundial, Varsovia tardó mucho tiempo en tomar parte en el levantamiento económico del país, pues antes hubo de consagrarse a su propia reconstrucción. Sólo después las pocas fábricas que quedaban en pie pudieron ser dotadas de equipo moderno.

También se construyeron algunas nuevas en virtud de la política de descentralización preconizada en el sector industrial. En efecto, la descentralización tiende a repartir por todo el país, dentro de lo posible, los centros industriales. Después de Lodz, Varsovia es la mayor ciudad industrial de Polonia, especializada principalmente en la fabricación de automóviles y tractores.

Varsovia está situada en el lugar exacto en que la gran línea de comunicación Berlín-Moscú atraviesa el Vístula. La ciudad se divide en dos partes: en la orilla izquierda, la genuina Varsovia, que representa los dos tercios de la superficie total de este núcleo urbano, y a la derecha, el distrito de Praga. Tres puentes unen ambos sectores.

Stare Miasto, la ciudad antigua, se halla en la orilla izquierda, y a su alrededor creció Nowe Miasto, que engloba el antiguo barrio judío, y numerosos palacios y edificios públicos entre los que cabe destacar el teatro, el Ayuntamiento y los edificios universitarios.

La población de Varsovia, con 1.300.000 habitantes en 1939, ¡descendió en 1945 a 12.000 habitantes! Pero hoy en día ha vuelto a pasar del millón, lo que ha enfrentado a la ciudad con un grave problema de alojamiento. Para resolverlo se han construido grandes bloques residenciales inspirados en la arquitectura soviética. Varsovia hasta ña caída del muro, deseaba ser una ciudad socialista organizada de modo racional.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

Historia del Danubio Extensión, Recorrido e Importancia

Historia del Río Danubio

Las fuentes del Danubio, el segundo río de Europa, se encuentran en una población situada en las estribaciones de la Selva Negra. El Danubio atraviesa numerosos países antes de desembocar, por medio de un inmenso delta pantanoso, en el mar Negro. En sus riberas se alzan ciudades magníficas entre las que podemos mencionar tres capitales: Viena, Budapest y Belgrado. Actualmente se han emprendido grandes trabajos para unir el Danubio al mar del Norte. Accesible a los grandes barcos, el Danubio tiene, sin embargo, menos  circulación  que  el   Rin.

Es el segundo río más largo de Europa fluye a lo largo de unos 2.850 km desde su nacimiento en la región de la Selva Negra, en Alemania, hasta su desembocadura en la costa rumana. Navegable en buena parte de su curso, el Danubio tiene un importante papel en el comercio de Europa. Las presas hidroeléctricas suministran energía a numerosos países a lo largo del recorrido del río. Este mapa muestra la ruta del Danubio y la de sus afluentes más importantes.

De la Selva Negra al mar Negro, salvo en escasos lugares, el Danubio constituye una excelente vía de navegación. En la actualidad se efectúan grandes trabajos para unirlo con el mar del Norte. De este modo se podría llegar desde Rotterdam al mar Negro por el Rin, el Meno y el Danubio. Las fuentes del Danubio se encuentran en Donaueschingen, ciudad provinciana del país de Bade, en la linde de la Selva Negra. Allí se juntan dos arroyuelos, el Breg y el Brigach; su unión forma el Danubio.

Por su longitud y caudal, el Danubio es el segundo río de Europa, después del Volga, y comunica entre sí los países que forman Europa central. En efecto: nace en Alemania y riega las tierras de Austria, República Checa, Hungría, ex Yugoslavia, Bulgaria y Rumania.

En su largo recorrido atraviesa regiones de constitución ñsica muy diversa: macizos alpinos y grandes llanuras interiores. Las primeras grandes ciudades que bañan sus aguas son Ulm y Regensburgo, desde donde empieza a ser navegable para embarcaciones de 1.000 a 1.500 tm.

En Baviera atraviesa una pintoresca meseta subalpina; las ciudades de Munich (a orillas de un afluente, el Isar) y de Augsburgo (junto al Lech, otro afluente) deben en parte su prosperidad económica a ese río cuyo cauce se ha vuelto ya muy ancho. La primera gran llanura que atraviesa es la de Viena, donde afluyen a sus aguas las del Morava, afluente venido de la República Checa.

recorrido rio danubio mapa

En la propia Viena el «bello Danubio azul» es una atracción turística. Después de dejar atrás esta ciudad se desliza hacia Bratislava, que parece estar encargada de vigilar la salida de la llanura vienesa, allí donde termina el curso superior del río.

El curso medio del Danubio, desde su salida de la llanura de Viena hasta las Puertas de Hierro en los Alpes de Transilvania, está situado prácticamente en territorio húngaro. Después de Bratislava el río se divide en tres brazos que forman dos grandes islas: la del norte está en territorio checo y la otra en territorio húngaro. Más adelante las aguas del Danubio vuelven a reunirse para bañar Budapest, la capital de Hungría, una de las más hermosas ciudades situadas a lo largo de su recorrido.

El Danubio penetra en la ex Yugoslavia, cuya capital, Belgrado, está situada en la confluencia del Danubio y del Sava. Dejando atrás Belgrado, a un centenar de kilómetros río abajo, el río abandona la llanura para abrirse, a través de los Alpes de Transilvania que unen los macizos de los Cárpatos y de los Balcanes, un paso hasta las Puertas de Hierro, donde empieza su curso inferior.

Desde aquí hasta su desembocadura el río tiene carácter oriental. Más allá de las Puertas de Hierro sirve de frontera natural entre Rumania y Bulgaria. Entretanto, el río ha salido ya de la montaña y se desliza perezosamente por las tierras bajas. Se da a menudo el caso, en estos llanos, de que el Danubio salga de su cauce y origine una región pantanosa salpicada de infinidad de lagos de poca extensión. Finalmente tuerce hacia el norte, por la meseta baja de Dobrucha, y formando un gigantesco delta va a morir al mar Negro.

Este delta, de una extensión de 3.750 km2, es una zona pantanosa a través de la cual los meandros del río se desplazan lentamente.

Tres son los brazos principales: el Kilia, el Sulina y el canal de San Jorge, que se subdividen aún antes de llegar al mar. Los navios de alta mar suben desde el mar Negro hasta Galatzi y Braila por el Sulina. Este brazo del delta ha de ser dragado continuamente, pues el río acarrea en cantidad tierras de aluvión.

Constantza, el principal puerto de mar de esta región, fue construida fuera del delta del Danubio, aunque en la actualidad un canal la une con el río. En este lugar abunda la pesca, principalmente el salmón, el esturión y la carpa.

Si bien el Danubio es navegable en la mayor parte de su curso, el tráfico es en él mucho menos denso que en el Rin.

Esto se debe a que el Danubio atraviesa varios Estados, lo que trae consigo una infinidad de trámites aduaneros, tanto más cuanto que varios de estos países están bajo el control de la Unión Soviética.

El clima semicontinental pone un nuevo freno a la navegación: en verano el nivel del agua es a veces muy bajo, mientras que en invierno el hielo dificulta el tránsito fluvial. Además, el Danubio desemboca en el mar Negro, mucho más cerrado que el mar del Norte.

Y, para terminar, el Danubio atraviesa regiones mucho menos industrializadas que los países renanos, a causa de la penuria de fuentes de energía y de materia prima que padecen los países danubianos. No por ello ha ejercido el Danubio una influencia menos profunda en la historia de Europa. En efecto, este río formaba, al igual que el Rin, en un trecho de su recorrido, el «limes» o frontera que debía proteger al imperio romano contra las invasiones del norte y del este.

El Danubio llenaba aún este cometido en la Edad Media: los ejércitos occidentales intentaron detener allí, en Nicópoli, a los invasores turcos.

Sin embargo, fracasaron en su empresa y éstos atravesaron el río y ocuparon gran parte de Europa.

Por el Tratado de París de 1856, que ponía fin a la guerra de Crimea, el Danubio fue puesto bajo el control de una comisión europea con sede en Galatzi. Este organismo tenía la misión de velar por la libre navegación en todo el curso del río. Pero sus desvelos fueron poco eficaces y dos guerras mundiales dieron al traste con los planes proyectados. Una conferencia celebrada en 1948 denegó a las potencias occidentales cualquier injerencia en la Comisión del Danubio.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

Historia de Praga Capital de la Republica Checa

Historia de Praga

Praga empezó a formarse a partir del siglo IX alrededor de dos castillos que se alzan en las orillas del Moldau. La ciudad se convirtió progresivamente en un importante centro comercial y cultural. Hoy día Praga es una ciudad moderna, y sus industrias emplean abundante mano de obra. Es también centro de transición entre el Este y el Oeste. Cuenta con numerosos monumentos históricos, como la catedral de San Vito.

Praga (en checo, Praha), fue la capital de la antigua Checoslovaquia, hoy separada entre Eslovaquia y República Checa, siendo capital de esta última. Empezó a formarse en el siglo IX alrededor de dos viejos castillos levantados sobre dos cerros pequeños situados a derecha e izquierda del Moldau, el Hradcany y el Vysehrad. Esos dos castillos eran la residencia de los príncipes y, más tarde, de los reyes de Bohemia. En la orilla derecha se formó un mercadillo para el abastecimiento de las casas particulares de los alrededores.

De este mercado salió, a la larga, Stare Mesto (ciudad vieja), mientras que Nove Mesto, o ciudad nueva, fue construida durante el reinado de Carlos IV, rey de Bohemia y emperador del Sacro Romano Imperio (1346-1378). Ya en esta época vivían en la ciudad gran número de judíos que organizaron en ella un gueto y construyeron una de las más antiguas sinagogas de Europa y un gran cementerio judío.

En el siglo XIV, Praga era uno de los núcleos importantes de Europa central, de gran actividad comercial y también foco de propagación de la cultura, gracias a la universidad que creara Carlos IV. Juan Huss, que criticó a la Iglesia y el modo en que vivían los eclesiásticos, estudió en esta universidad. Sus acusaciones hechas públicamente y las medidas que contra él tomó la Iglesia, provocaron la guerra de los husitas, durante la cual Praga luchó en las filas de los insurrectos.

Durante el reinado de Jorge de Podebrady, y con la dinastía de los Jagellon, la importancia de la ciudad no dejó de aumentar y sus reyes la dotaron de numerosas iglesias y otros edificios cuyo estilo correspondía al último período del gótico.

Al correr del tiempo fue creciendo la oposición a los Habsburgo, que se convirtieron en reyes de Bohemia a la muerte de Luis II de Hungría y querían imponer en Bohemia la religión católica. A la postre, esta oposición provocó la «Defenestración de Praga» (23 de mayo de 1618), en el transcurso de la cual dos funcionarios imperiales fueron lanzados a través de una ventana del Palacio Real. Este incidente originó la guerra de los Treinta Años, durante la cual los checos fueron batidos en la Montaña Blanca (1620), y determinado número de nobles checos, así como algunos burgueses, ejecutados públicamente (1621).

Acto seguido empezó a tomar forma la supremacía germánica, y Praga declinó: 2.000 familias influyentes emigraron. En 1648, al término de la guerra de los Treinta Años, las tropas suecas ocuparon gran parte de la ciudad.

Durante la guerra de los Siete Años (a mediados del siglo XVIII), Praga se encontró de nuevo en el centro de la actualidad. Federico el Grande, rey de Prusia, obtuvo en Praga su primera victoria sobre los austríacos. Mercaderes y nobles extranjeros, principalmente alemanes, españoles e italianos, vinieron a establecerse en Praga, donde mandaron edificar suntuosos palacios y espléndidas iglesias en estilo barroco, que era el que estaba de moda en aquel tiempo.

La revolución industrial del siglo XIX fue sumamente provechosa para la ciudad, que creció rápidamente y se convirtió en el centro de un movimiento cultural nacionalista que ambicionaba resucitar el patrimonio nacional checo.

La ola de revoluciones que se extendió sobre Europa en 1848 no perdonó a la ciudad de Praga, aunque  los  generales  austríacos reprimieron la sedición. Pero el sentimiento nacional se hacía, día a día, más preciso, y en 1861 los checos ganaron por mayoría la administración de la ciudad.

Finalmente, en 1918, Praga se convirtió en la capital de la República de Checoslovaquia y a finales del siglo XX Capital de la República Checa. En marzo de 1939, los soldados de Hitler ocupaban la ciudad. Un levantamiento general de los habitantes de Praga terminó con la ocupación el 5 de mayo de 1945, pero cuatro días más tarde entraba en la ciudad el ejército soviético.

Praga pasa en la actualidad del millón de habitantes. Este aumento de la población se explica en parte por el abandono del campo, que fue muy intenso, especialmente después de 1945, cuando empezaron a montarse nuevas industrias en la periferia de las ciudades.

Desde el punto de vista económico, Praga ocupa una situación muy favorable, en el lugar en que coinciden diferentes regiones naturales.

La mayoría de las industrias son altamente especializadas; los checoslovacos cuentan con fábricas de turbinas, de camiones, de aviones y de aparatos de medida. Praga es asimismo el centro de la industria química, dedicándose especial atención a la fabricación de productos farmacéuticos y cosméticos.

Las industrias alimentaria y textil han experimentado gran incremento, al igual que la industria gráfica, los talleres para el trabajo del cuero y la fotografía.

Praga es un centro importante de la red ferroviaria, situada en el empalme entre Occidente y la Unión Soviética. Por otro lado, líneas aéreas regulares la unen con el mundo entero.

El hecho de que, desde el fin de la segunda guerra mundial, Berlín haya dejado de existir como centro de vías internacionales de comunicación, ha favorecido el desarrollo de Praga.

La capital checa es centro importante de enseñanza artística, y posee numerosos museos en los que pueden admirarse las obras de grandes maestros de la pintura (Durero, Rubens, Rembrandt, Ingres, Delacroix, entre otros). También se halla en Praga la más antigua universidad de Europa central y una biblioteca que contiene preciosos manuscritos y magníficos incunables.

Como en la mayoría de las ciudades de Checoslovaquia, las casas de Praga son generalmente de un solo piso. Al reconstruir la ciudad se intentó conservar su aspecto histórico, y por ello se respetó el aspecto exterior de las fachadas; pero la instalación interior es moderna.

Desde lo alto de las colinas del Petrin se obtiene una vista maravillosa de la ciudad y de su castillo, que es en la actualidad la residencia del presidente de Checoslovaquia. Muchos extranjeros y personajes célebres describieron el encanto de Praga, entre ellos el geógrafo Humboldt, los compositores Bach y Mozart y el poeta Goethe. El compositor checo Sme-tana describió el Moldau en un célebre poema sinfónico.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

Historia y Desarrollo de Moscú Arquitectura El Kremlin

Historia de Moscú

Moscú, capital de la Unión Soviética, tiene una industria gloriosa y muy movida. Ciudad santa en la que los zares se hacían coronar, estuvo en innumerables ocasiones a merced de la sedición, el incendio o el pillaje. Se desarrolló continuamente, y en la actualidad es una capital moderna con rascacielos, teatros, museos y metro. El centro administrativo de la inmensa Unión Soviética es al mismo tiempo sede de una industria  pujante.

El nombre de Moscú, capital de la Unión Soviética, aparece por primera vez en las crónicas a mediados del siglo XII. En 1156 el príncipe Suzdal edificó una ciudadela de madera que recibió el nombre de Kreml (Kremlin). Alrededor de este núcleo creció la ciudad de Moscú.

En los siglos XII y XIII era ya una ciudad importante que hubo de soportar las invasiones de los tártaros. En el siglo XIII incendiaron éstos la ciudad en dos ocasiones, y un siglo después fue de nuevo, varias veces, víctima de los ataques de los tártaros y del pillaje. En 1326, además, el metropolitano (arzobispo) de Rusia trasladó su residencia de Vladimir a Moscú, con lo que el prestigio de la ciudad aumentó considerablemente.

El Kremlin de Moscu Fortaleza de los Zares Rusos Historia Construccion

La catedral de San Basilio y sus cúpulas

A partir del siglo XVI Moscú fue un importante centro comercial que mantenía relaciones tanto con Oriente como con Occidente; en esas transacciones el comercio de pieles ocupaba el primer lugar.

Moscú era asimismo el centro cultural y administrativo de Rusia. A principios del siglo XVII fue conquistada por los polacos, que la abandonaron en 1612. La ciudad conservó sus prerrogativas de capital administrativa y cultural de Rusia hasta 1712, año en que Pedro el Grande trasladó su residencia a San Petersburgo, ciudad que había mandado construir.

Moscú, privada del poder, fue todavía presa de las llamas en algunas ocasiones (en especial en 1737, 1748 y 1752). Conoció épocas muy duras que le valieron ser reconstruida según una concepción más moderna, dotada de anchas avenidas y grandes plazas públicas.

En cuanto a la población, aumentaba continuamente. Al final del reinado de Catalina II la Grande, hacia 1790, contaba con 175.000 habitantes. Aunque no era ya la capital de Rusia, siguió teniendo gran importancia cultural, pues la primera universidad rusa había sido fundada en Moscú, en 1755. Además, era la ciudad santa de los cristianos ortodoxos, y en ella celebraban los zares la ceremonia de su coronación.

Moscú representó un papel importante en la guerra de 1812. Las tropas de Napoleón la ocuparon el 14 de setiembre, pero el incendio provocado por los rusos obligó a retirarse al ejército francés. Al año siguiente iniciaban su reconstrucción. El célebre Teatro Bolchoi se edificó en 1821, y la Bolsa, en 1837.

historia teatro Bolshoi

Después de la abolición del vasallaje en 1861, Moscú se convirtió en el segundo centro industrial de Rusia (el primero era San Petersburgo) y en el núcleo central de una extensa red ferroviaria, y construyeron en ella grandes bancos y otros inmuebles comerciales.

En 1871 la población alcanzaba la cifra de 600.000 habitantes. Después de la Revolución rusa, el Gobierno abandonó Petrogrado (antes San Petersburgo, hoy Leningrado), y Moscú se convirtió en la capital del primer Estado comunista del mundo; esto sucedía en 1918. Durante la segunda guerra mundial los alemanes sitiaron la ciudad de octubre a diciembre de 1941.

Moscú está situada en las márgenes del Moscova, un afluente del Oka y subafluente del Volga, al que está unido por un canal. El pasado de la ciudad está representado por las viejas casas de madera, las callejuelas estrechas y algunas iglesias que datan de la Edad Media; esta parte contrasta fuertemente con la ciudad moderna, de imponentes edificios, flamantes establecimientos industriales y rascacielos. Moscú es el mayor centro político y administrativo de la URSS. El Presidium del Soviet Supremo tiene allí su sede, lo mismo que el Comité central del partido comunista.

Moscú es también una gran ciudad industrial. Antes de la revolución la principal actividad era la confección de tejidos, aunque contaba también, ya en aquella época, con algunas industrias químicas. Después de la revolución la ciudad marchó a grandes pasos hacia una industrialización a ultranza. La industria pesada, metalúrgica y química, fue objeto de una atención especial. Las actividades dentro del ramo textil, de la construcción de automóviles y de máquinas herramientas, son también muy importantes.

A causa del crecimiento masivo de su población después de la revolución de 1917, la ciudad se vio enfrentada a un problema de alojamiento muy difícil de solucionar. Los arquitectos construyeron numerosos rascacielos y edificios destinados a vivienda y trazaron anchas avenidas al tiempo que reservaban una zona verde con parques y jardines.

Así nació el Moscú del siglo XX. Después de la segunda guerra mundial se construyeron hospitales, escuelas y más edificios para viviendas, así como un nuevo centro universitario.

Moscú posee más de cien museos; entre ellos, el museo Lenin, el de la Revolución y el del Ejército rojo.

En todo el mundo se conoce el nombre de Bolchoi, uno de los treinta y cuatro teatros de Moscú; también hay seis estudios cinematográficos. En Moscú se editan 156 periódicos (entre ellos Pravda e Izvestia) y cerca de setecientas revistas. En 1935 se construyó un metro con estaciones subterráneas lujosas y profusamente decoradas.

De la ciudad salen numerosos trenes a todas las regiones de la Unión Soviética y hacia el extranjero. Líneas aéreas regulares unen Moscú con las ciudades rusas más importantes y con las capitales de los países del Este. La población de la ciudad aumenta sin cesar, y todos los años hay que habilitar viviendas para 100.000 personas más.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

Arquitectura Árabe o Islamica Arco Herradura, Arabescos, Alminares Resumen

Arquitectura Árabe o Islámica
Arco Herradura, Arabescos, Alminares

El arte musulmán nació del contacto con otras culturas. Sin embargo, la religión restringió la exteriorización de la forma artística en la construcción de mezquitas y palacios. En cambio, fue mayor la riqueza de la decoración y de los motivos ornamentales. La cerámica, el estuco, los frisos y los arabescos abundan en las paredes y en los arcos de herradura con motivos en madera, cobre o bronce.

En el momento en que los árabes, espoleados por su reciente fe en Mahoma, se lanzaron a la conquista del mundo, sólo eran nómadas sin el menor pasado cultural. Todo lo referente al arte les era extraño y el primer contacto lo tuvieron en los países conquistados, de tradiciones artísticas y culturales bien establecidas; a saber, Siria, Egipto y Mesopotamia.

Los musulmanes tuvieron el enorme mérito de no ignorar este capital y mucho menos de destruirlo. Por el contrario, lo aceptaron y adaptaron a sus necesidades personales y estéticas. Esta mezcla, esta fusión de valores artísticos extranjeros y conceptos propios, es una de las más importantes características del arte musulmán cuyo florecimiento duró tres siglos. La influencia de la religión en la estética es una segunda característica de este arte.

Por tal motivo, dado que el Islam veía con malos ojos la representación de seres vivos, la escultura y la pintura no existen prácticamente, pero como los califas y altos dignatarios eran protectores naturales de las artes, sus palacios y casas estuvieron ricamente decorados. Esto explica que en todos los países musulmanes se encuentren, a pesar de todo, frescos murales y frisos con numerosos personajes.

Sin embargo, todo esto repercute en el arte decorativo. Pero fue un arte decorativo que no conquistó las mezquitas, en las que, no obstante, la creación artística se manifestaba con mayor fuerza. Puede decirse, pues, que la escultura, así como la pintura, tuvieron sólo un papel secundario en todas las manifestaciones y creaciones artísticas del Islam.

Por el contrario, los motivos decorativos son mucho más importantes y ricos, hasta el punto que constituyen la característica esencial de la arquitectura. Con frecuencia las formas estructurales se ven sofocadas por exuberantes motivos decorativos, tanto en el interior como en el exterior de las construcciones. Asimismo, el artista usa como temas, puertas, hornacinas y arcos. Así, los arcos de herradura se han extendido a través de todo el Islam.

arcos herradura de la arquitectura arabe

Santa María la Blanca, en Toledo, que fue primero una sinagoga y después una iglesia católica, es un testimonio de la influencia e importancia del   estilo   árabe   en   España

El carácter ornamental llevado al máximo en la arquitectura musulmana impidió que fuera monumental. Este abuso de técnicas decorativas se debe al hecho de que los artistas musulmanes copiaron de otros pueblos los medios de exprésión artística.

Los asirios y los persas les transmitieron el arte de la loza y la cerámica, pero hay que reconocer el valor de sus trabajos en yeso, que les permitía dar a una pared desnuda la finura ; riqueza de un tapiz.

El estuco, mezcla de cal muerta, polvo de mármol y agua, les permitió realizar magníficos frisos que rodeaban arcos o dividían las paredes en varios paneles.

El arabesco es una de estas magníficas decoraciones murales. Se compone de figuras geométricas y líneas íntimamente mezcladas (ajaracas y almocárabes, atauriques), hojas estilizadas o motivos de escritura en árabe arcaico, particularmente destinado a este efecto.

En Córdoba, Granada y Sevilla, donde abundan las obras maestras de la arquitectura musulmana, encontramos otra forma de decoración de complicada poligonía, en «estalactita», es decir, que cae del techo. Asimismo se hizo empleo intensivo de mosaicos esmaltados.

Las mezquitas de España y Sicilia están adornadas con notables cinceladuras en madera y marfil. En otros países musulmanes predominó, sobre todo, la cerámica, tanto para el revestimiento del suelo como para la decoración de objetos de uso. El trabajo del cobre y el bronce, así como la perfección alcanzada en el arte del vidrio, completan la muy variada gama del arte ornamental musulmán.

Esta profusión y riqueza de motivos decorativos, ¿pueden considerarse una compensación o reacción contra la sobriedad del moblaje y la ausencia de cualquier otra ornamentación en las mezquitas? Cualquiera que sea el tipo al que pertenezca la mezquita, el único mobiliario está constituido por el mimbar, pulpito desde el cual el játib pronuncia la plática del viernes.

Este pulpito está situado en una especie de hornacina llamada mihrab, practicada en medio de la pared posterior de la mezquita y que señala la dirección de La Meca. La entrada al santuario está delimitada por un pequeño patio rectangular en medio del cual se alza la fuente que sirve para las abluciones rituales. Por el contrario, no hay bancos, sillas ni cuadros. Cada mezquita está coronada por un alminar. Los entendidos pueden reconocer el estilo arquitectónico de la mezquita observando su alminar…

Desde esas torres, siempre distintas, pero siempre esbeltas, donde mayormente se evidencia la diversidad y evolución del estilo árabe, e incluso sus influencias, el almuédano convocaba o convoca a los fieles a la oración.

alminar en la arquitectura árabe

Alminar árabe:El Corán es el libro sagrado de los musulmanes. Contiene los preceptos y dogmas que muchos musulmanes saben de memoria. «Los cinco pilares del islam» tiene especial importancia; junto con la fe en Alá, la oración, la caridad, el ayuno y la peregrinación a La Meca, forma el centro de las preocupaciones espirituales de los discípulos de Mahoma

Fuente Consultada:Enciclopedia Juvenil – Tomo I Credsa AZETA – Historia del Arte Árabe

Historia de los Mormones Origen, Costumbres y Creencias

Origen, Costumbres y Creencias de los Mormones
Su Fundador Joseph Smith

En regiones extensas y poco habitadas en las que la naturaleza hostil reduce los contactos, no es raro ver cómo nacen corrientes de ideas y conceptos transmitidos de generación en generación y que siguen practicándose en circuito cerrado.

En los Estados Unidos, esta forma de «sectarismo» ha hecho nacer creencias religiosas entre las cuales la más notable es la de los mormones. Esta secta se da a sí misma el nombre de «Church of Jesús Christ of Latter Day Saints» (Iglesia de Jesucristo de los santos del Último Día).

Los mormones son, aproximadamente, un millón, de los que la mitad  viven  al  oeste  de  Utah. El profeta y fundador de la secta fue Joseph Smith, nacido en 1805 en Sharon, Vermont, Estados Unidos. Según sus declaraciones, en 1820 se le apareció el ángel Moroni en el Mont Cumora, al oeste de Nueva York.

profeta mormon smith

El profeta y fundador de la secta fue Joseph Smith

Este ángel lo visitó desde entonces regularmente y, en 1827, le confió un secreto: en un bosque, bajo una roca, había un cofre que contenía unas tablas de oro. En estas tablas de oro figuraba una escritura desconocida que, no obstante, podía ser descifrada y traducida si se leía con unas gafas especiales. Era la verdadera religión proclamada en América por Cristo después de su resurrección, pero se había perdido y, después de la muerte de Mormon, el último profeta, tenía que ser divulgada por Joseph Smith.

Ayudado por el campesino Ha-rris y el profesor Gowstery, Joseph Smith editó The Book of Mormon. La obra está escrita en el estilo del Antiguo Testamento y con una escritura egipcia modificada.

El movimiento así creado tuvo gran éxito. Smith se instaló con sus discípulos en Fayette (Nueva York), y el 6 de abril de 1830 fundó una iglesia. Él mismo se atribuyó los títulos de sacerdote, profeta y rey. Al principio admitió la poligamia, pero esto le creó muchos problemas que, unidos a otras dificultades, obligaron a los mormones a dejar Nueva York en 1831.

Los discípulos de Joseph Smith se instalaron primero en Ohio. luego en Missouri y finalmente en Illinois, donde Joseph Smith fundó la ciudad de Nauvoo. También quiso fundar una universidad y construir un gran templo. Como había instaurado también la poligamia, las reacciones fueron violentas y todavía las enconaron más las consideraciones económicas y políticas.

En 1844, Joseph Smith presentó su candidatura a la presidencia de Estados Unidos, erigiéndose campeón de las reformas radicales. Cuando se hallaba en camino hacia Cartago, donde había de encontrarse con el gobernador de Illinois, él y su hermano fueron detenidos y linchados por sus adversarios.

De este modo, con la muerte de su fundador, la religión de los mormones recibió el 27 de junio de 1844 la aureola del martirio. En aquel momento Smith dejaba ya 12.000 adeptos. Sin duda esta «religión» habría caído en el olvido si el sucesor de Joseph Smith no se hubiera revelado un extraordinario conductor de masas.

BrighamYoung (1801-1877), organizador ejemplar, fue expulsado de Illinois junto con todos sus correligionarios. No sólo se apropió del manto del profeta sino que fue, sobre todo, un notable organizador y un jefe. Junto con sus discípulos emprendió la ruta del Oeste.

De 1844 a 1847, recorrieron los Estados Unidos, y al final de esta emigración, el 24 de julio de 1847. llegaron a un valle desolado e impresionante cerca del Gran Lagc Salado, en uno de los extremos occidentales de las Montañas Rocosas.   «Este  es  el  lugar»,   dijo Young, y con estas palabras fue fundado el gran reino mormón.

El 24 de julio es todavía hoy una fecha memorable para los mormones. Lo que Young y sus adeptos hicieron en este territorio, que entonces pertenecía todavía a México, es casi increíble. En pocos años una región desértica se transformó en tierra fértil. Young lo reglamentaba todo. Elegía las tierras que debían dedicarse al cultivo y mandaba excavar canales de riego. También encontró procedimientos para liberar al suelo de su gran contenido de sal. Podría decirse que obligó al desierto a alimentar a una población cuyo número aumentaba rápidamente.

Brigham Young fundó también Salt Lake City, que se convirtió en la capital de Utah, con una población de unos 200.000 habitantes. A pesar de que fue creada en 1847, Salt Lake City es una ciudad modelo. Sus calles son anchas y rectas y en ellas se han creado numerosos y grandes parques.

En 1950, la universidad de Salt Lake City contaba con unos 10.000 estudiantes. El punto central de la ciudad es el Temple Square, donde se hallan los edificios religiosos.

Young y sus ayudantes ejercieron un poder despótico suavizado por la inteligencia y la buena voluntad. Siguió reinando la poligamia, pero se limitó a los principales dignatarios de la secta. Esta poligamia no puede considerarse una concesión a las pasiones humanas, sino más bien una recompensa para los más fuertes y valerosos que habían demostrado estar capacitados para mantener a más de una familia. Como el divorcio no está permitido, la poligamia de los mormones posee cierto carácter, aunque muy singular, de moralidad.

En 1890, Woodruff, uno de los sucesores de Young, publicó un manifiesto en virtud del cual los «santos» estaban eximidos de «la obligación de poligamia», debido a «las leyes del país».

Sólo los que no pertenecen a la secta llaman Salt Lake City a la capital de Utah. Los mormones la llaman Sión. Aunque constituyen una minoría, tienen, en la ciudad, fuerza y riqueza. El gobernador de Utah, la mayoría de los senadores, los miembros del Congreso, las personalidades y los que ocupan puestos importantes, son mormones.

Todas las grandes instituciones, como bancos, hoteles, imprentas, diarios e incluso la estación de radiodifusión, pertenecen a la Iglesia mormona. Ésta es muy rica, pues cada mormón debe entregarle la décima parte de sus ingresos. En cuanto a reglas de vida, son muy estrictas: nada de alcohol, nada de café, nada de coca-cola y nada de tabaco.

Los mormones mantienen la esperanza de que un día el mundo entero adoptará su credo.

CREENCIAS Y COSTUMBRES

A fin de conservar el cuerpo y la mente sanos y fuertes,porque es un don preciado de Dios, existe una ley de salud entregada en 1833 a su fundador Smith. Fundamente hace incapié en los beneficios de una buena alimentación y de la salud física y espiritual, Dios nos pide que se evite el consumo de:

  • Tabaco.
  • Alcohol.
  • Café y té.
  • Drogas ilegales.

Dios promete grandes bendiciones físicas y espirituales a quienes cumplan la Palabra de Sabiduría.

La Ley de Castidad:El sublime poder de procrear y engendrar hijos dado por Dios, debe tratarse con cuidado, pues es un poder sagrado. La ley de castidad renuncia la actividad sexual fuera de los lazos del matrimonio. La castidad significa abstener de relaciones o actividad sexual que va en contra de las leyes y estatutos del Señor.

Los mormones practican el ayuno, como una forma de puruficarse y acercarse a Dios. Aceptan el diezmo porque ellos suponen que todo pertenece a Dios, y entregar una parte es solo devolver algo que no es de ellos. Ven el bautismo como una regla escencial o sagrada, puesto que el Salvador mismo lo realizó mientras estuvo en la tierra.

También practican la imposición de manos par ala bendición de los enefermos, la confirmación y ordenación.Respecto a la Naturaleza de Dios suponen que es un ser perfecto y glorificado, todopoderoso, justo, misericordioso, y amoroso.

La oración es observada y aceptada como una comunicación reverente con Dios, durante la cual una persona agradece y pide bendiciones.

Para saber más:

Solicitar Un Libro Mormón Gratuito

Organización de la Iglesia y la Invasión de los Bárbaros Edad Media

LAS INVASIONES BÁRBARAS Y LA IGLESIA EN LA EDAD MEDIA

La Iglesia en la Edad Media, teniendo en cuenta las experiencias del pasado, llegó a asegurarse el monopolio de las actividades intelectuales, artísticas y educativas. La Reforma de Cluny purificó la vida monástica, pero la Iglesia secular estaba afectada por grandes vicios y los clérigos se hallaban demasiado íntimamente mezclados con el mundo y amenazados por su corrupción. El Papa Gregorio VII, en su deseo de reforma, chocó con el imperialismo dominador de Enrique IV de Alemania.

Después de la invasión de los bárbaros, la civilización occidental parecía haber retrocedido varios siglos; las estructuras de la sociedad fueron desmanteladas, las reglas elementales de la justicia romana desaparecieron, arrastradas por las hordas bárbaras, que se esforzaron en imponer sus propias concepciones por medio del Wehrgeld o precio de sangre.

En ese ambiente de degradación, de saqueo y de matanzas, la Iglesia apareció como el último baluarte de la civilización. Desde el siglo VII, el cristianismo, implantado ya en numerosas ciudades, penetró en los medios rurales, llevado por las antiguas clases dominantes, que buscaban lugares tranquilos y apacibles. Poco a poco, surgieron y se multiplicaron en el campo los lugares dedicados al culto, dirigidos por los nuevos terratenientes; los oratorios, y las capillas   bautismales   se   convirtieron   rápidamente en los centros de las comunidades cristianas: las parroquias.

La Iglesia, sin embargo, en ese contexto de violencias y de rudeza, no se limitó a una simple reorganización, sino que pasó a la ofensiva contra el paganismo renaciente y contra todas las supersticiones que se habían desarrollado entre los pueblos incultos y aterrorizados. Los reyes cristianos no escatimaron su ayuda a esta obra, que muy pronto se identificó con una tarea de reconstrucción del Estado.

Fue ésta la época de las grandes giras pastorales de los obispos contemporáneos del rey Dagoberto: San Eloy, San Omer, San Sulpicio. Prelados y misioneros partieron a evangelizar el norte de la Galia, y la cruz fue plantada de nuevo a lo largo del Mosa y del Escalda. En el siglo IX, la iglesia medieval francesa alcanzó su madurez. Tres concilios nacionales se celebraron entre los años 742 y 744, en el curso de los cuales San Bonifacio dio a la Iglesia franca su verdadera fisonomía.

La Iglesia se vio obligada a asumir, poco a poco, las tareas que los príncipes no estaban en condiciones de llevar a cabo; así, se hizo cargo de la instrucción pública, del cuidado de los enfermos, de la justicia y, en algunas ocasiones, incluso, de la paz.

Estas nuevas funciones hicieron de la Iglesia una fuerza real y confirmaron su creciente autoridad; pero, desde ese momento, un inmenso peligro surgió para el clero: el de su integración pura y simple en la sociedad   feudal.

La Iglesia, para realizar su misión, tenía necesidad de un mínimo de riquezas. Ciertamente, las donaciones y las limosnas se multiplicaban; numerosos eran los señores que, a la hora de la muerte, intentaban redimir las fechorías de una vida guerrera y apasionada, ofrendando a los monasterios vastas extensiones de su propiedad. Sin embargo, la Iglesia no podía vivir de estos recursos solamente.

El comercio y la moneda estaban poco desarrollados en la época feudal, la tierra era aún la única fuente de riquezas, la sola garantía de seguridad, el único medio de cambio. En estas condiciones, el clero no dudó en adquirir múltiples propiedades. Para estar más cerca de sus fieles, el clero secular se instaló entre ellos. Las comunidades religiosas se alejaron de los hombres, y, a menudo, ocuparon tierras abandonadas, dedicándose con entusiasmo a roturarlas, en una época en la que roturar se había convertido en una imperiosa necesidad de supervivencia para una población en pleno crecimiento.

Desde el siglo IX, todas las propiedades de los obispados y de las abadías fueron sustraídas a la ingerencia de los príncipes y de los condes. El dignatario eclesiástico se convirtió, para los hombres libres establecidos en su tierra, en el único representante del rey. En general, la propiedad se benefició de la inmunidad de las cargas fiscales.

Los señores del castillo no tuvieron ya ningún derecho sobre las tierras y los hombres de la Iglesia. De esta forma, las propiedades eclesiásticas se convirtieron en verdaderos enclaves independientes. Pero, en la práctica, esta independencia fue puesta en tela de juicio, debido a las nuevas funciones del clero. Según las estructuras feudales, el prelado propietario de fincas rústicas llegó a ser, en sus relaciones con la población que vivía en sus tierras y las trabajaba, un verdadero señor, animado frecuentemente por la sola preocupación de la ganancia y del beneficio.

Estas tentaciones fueron tanto mayores cuanto que se dieron en gente cuya selección y reclutamiento no obedecieron siempre a piadosas referencias. Y éste es el segundo aspecto de tal integración de la Iglesia en la economía feudal. A menudo, los señores laicos, fundadores de iglesias o donadores de bienes, se otorgaron una gran cantidad de privilegios sobre sus obras. Valiéndose del «patronato», pronto llegaron a designar ellos mismos, entre su propia clientela, a los titulares de los cargos eclesiásticos de la diócesis.

EL MONACATO: LAS TAREAS DE LOS MONJES
Para escapar a las tentaciones inherentes a la vida social, numerosos cristianos abandonaron el siglo, dejaron aquella sociedad en pleno derrumbamiento, para ir a refugiarse en solitarios lugares de retiro, propicios a la meditación y a la plegaria. El monacato no fue un fenómeno particular de la Europa’Occidental; fue, sobre todo, su desarrollo el que ofreció condiciones específicas. Llegadas de Egipto en el siglo V, las primeras comunidades se instalaron, hacia el año 418, en el sur de Francia.

Desde entonces, después de la fundación de los monasterios de Lérins y de San Víctor de Marsella, apareció toda una serie de comunidades que practicaban el ascetismo  más riguroso, unido a una nueva concepción de la penitencia y de la salvación. Así en el año 615, se fundaron los monasterio de Luxeuil, de Saint Gall, de Bobbio. Entre tanto, en el año 525, un italiano , Benito de  Nursia, decidió pro-movervun estilo de vida menos riguroso en sus monasterios,   para   transformarlos   en refugios más accesibles a los cristianos.

Fue entonces cuando se desarrolló un verdadero y vasto movimiento monacal, que aplicó por todas partes la regla de San Benito. Los centros benedictinos, al seguir esa regla, se convirtieron en remansos de paz, pero también en auténticos instrumentos de evangelización.

Fueron monjes benedictinos,   dirigidos   por   Agustín,   losque marcharon a convertir a los anglosajones. En Canterbury se instaló el primer monasterio benedictino situado fuera de Italia. En esos monasterios, la vida era bastante ruda y, esencialmente, estaba consagrada a la oración colectiva; los monjes organizados en verdaderas milicias, se habían comprometido solemnemente por escrito a llevar una vida parecida a la del soldado-campesino, bajo la férula absoluta del abad, jefe de la comunidad.

Además de dedicarse a la oración, los monjes se ocupaban en trabajos manuales, destinados a asegurarles la existencia. No queriendo depender en absoluto de la sociedad, por miedo a contaminarse, San Benito había impuesto el laboreo de los campos. Esta vida, tranquila y austera, atrajo a un gran número de señores y de campesinos, deseosos de asegurar la salvación de su alma. (seguir leyendo sobre Los Monasterios de San Benito de Nursia)

Fuente Consultada:
HISTORAMA Tomo III La Sociedad Feudal La Gran Aventura del Hombre Edit. CODEX
Más Allá de los Pilares de la Tierra  Ken Follett Edit. Hermética Robinbook

Concepto del Maniqueísmo Origen y Vida del Profeta Mani

VIDA DEL PROFETA MANI – ORIGEN Y CONCEPTO DEL MANIQUEÍSMO

Fundado por Maní hacia el final del siglo III , el maniqueísmo aparece como un sincretismo en el que se han mezclado los más diversos elementos. Puede ser considerado como una especie de herejía cristiana a la que se han añadido muchos elementos extraños, o como una religión distinta a la que, de manera bastante artificial, se han unido aportaciones cristianas.

Mani se presenta como discípulo de Cristo y utiliza abundantemente los libros del Antiguo y del Nuevo Testamento. La influencia religiosa de Mani se ha prolongado durante unos mil años en una extensa zona, a partir de los confines del mundo persa y semítico, que la civilización grecorromana había alcanzado, pero sin llegar a influir profundamente.

Mani nació hacia los años 215-216. Desde su infancia fue incorporado a la secta de los mogh-tasilas o baptistas, a la que pertenecía su padre, que profesaba una doctrina dualista: dos personajes están subordinados a Dios—Cristo y el diablo—, los dos salidos de Dios y puestos por éste ante los tiempos futuros y el siglo presente. En toda la creación se encuentra la oposición del bien y del mal, de los dos sexos, de la derecha y de la izquierda, del agua y del fuego. El agua es el medio de salvación y el fuego, de condenación.

profeta Mani

Profeta Maní

El agua del bautismo libra del fuego del infierno. Los bautizados han de llevar una vida santa, renunciar al matrimonio y abstenerse de alimentos de origen animal. La verdad religiosa está contenida en la Ley y el Evangelio, cuyo sentido, que se ha perdido, puede encontrarse a través de los libros de Elkasai.

Durante cuarenta años Mani llevó una vida errante de predicador y escribió cartas, sermones y tratados. Parece que predicó en las regiones cercanas al Eufrates y que envió a dos de sus discípulos a Egipto y a la Escitia. En pocos años la secta hizo grandes progresos. Diocleciano publicó un rescripto severísimo contra los mani-queos en el que se establecía, entre otras, la pena capital. El movimiento se expansionó por Mesopotamia, Siria, Palestina y Egipto.

En África surgieron numerosas comunidades. También en Italia hubo importantes núcleos. Una gran expansión se realizó por Oriente: Irán. De Samarkanda a la India. Mogolia fue el centro de otra notable irradiación. La época de retroceso empieza al final del siglo X. La desaparición definitiva llegó muy pronto.

El sistema maniqueo se apoya en un dualismo. Hay desde toda la eternidad dos principios opuestos, el bien y el mal, la luz y las tinieblas. Las tinieblas primitivas tocan la luz y la limitan. El príncipe de las tinieblas es la antítesis viviente del rey de la luz. No es un segundo dios, sino su rival. Su verdadero nombre es la materia, pero el pueblo le llama diablo. La lucha entre los dos mundos es inevitable.

Nuestro mundo, mezcla de tinieblas y de luz, está continuamente en guerra hasta la separación definitiva de esos dos elementos. El hombre que es como un microcosmos que reúne las propiedades de todo lo que existe, posee dos almas, de las que una es buena y la otra mala. Hecho de espíritu y materia, participando a la vez de Dios y del diablo, el primer hombre debía lograr esta separación de los elementos de luz que llevaba en sí. Sin embargo, después de su caída se hizo incapaz de realizar ese trabajo.

La misión de Jesús en su Encarnación estaba encaminada a liberar la luz que se encontraba cautiva en el hombre pecador. Jesús no es propiamente el hijo de Dios. Es como el arquetipo de la humanidad. En él sólo hay luz. Es el que en diversas ocasiones ha comunicado luz a los hombres: Adán, Abraham, Buda, Zoroastro, el Mesías, San Pablo, Mani.

La moral se resume en la doctrina de los tres sellos. El sello sobre la boca lleva a evitar todo lo que puede mancharla: los pecados de la lengua y los alimentos impuros (los que no sean vegetales). El sello de la mano niega el derecho a matar, sean hombres, animales o plantas. El sello del pecho se refiere a la prohibición del matrimonio y de todas las relaciones sexuales.

El maniqueo ha de hacer lo posible por evitar la propagación de la vida. Como la práctica rigurosa de los tres sellos era imposible en la vida corriente, los maniqueos distinguían dos grupos: los auditores, que podían vivir como los demás hombres, aunque con ciertas limitaciones, y los elegidos, que estaban obligados a una práctica estricta de las prescripciones de la doctrina.

En la vida de ultratumba, mientras los elegidos entrarán inmediatamente en el paraíso, los auditores deberán quedarse en este mundo, pasar de un cuerpo a otro hasta llegar al de un elegido. Los pecadores van a un fuego eterno. La separación definitiva, no obstante, de buenos y malos, exige el transcurso de mucho tiempo para que los elementos de luz que han caído en este mundo puedan separarse otra vez de la materia. Un inmenso incendio se producirá en el último día.

Tomando como modelo la organización que Jesucristo dio a su Iglesia, el maniqueísmo tiene doce maestros que obedecen a un jefe único. Por debajo de éstos hay setenta y dos jefes u obispos, que son los que ordenan a los presbíteros y diáconos. Admiten dos sacramentos: el bautismo y la eucaristía. La fiesta más importante, la Berna, conmemoración de la muerte de Mani, se celebra alrededor de la fecha de la Pascua cristiana.

Fuente Consultada:
FACTA Enciclopedia Sistemática Tomo IV Entrada: Maniqueísmo

Fundación de New York Fue Una Colonia Holandesa Historia

HISTORIA DE LA FUNDACIÓN DE NEW YORK

INICIALMENTE SE LLAMABA NEW ÁMSTERDAM: Por una curiosa negligencia, los ingleses habían pasado por alto el admirable paraje que forma el estuario del Hudson. Efectivamente, fue Enrique Hudson, capitán inglés al servicio de Holanda, quien exploró en el año 1609 la bahía que Verrazano había cruzado ya a comienzos del siglo precedente.

Grandes navegantes y comerciantes como eran los holandeses no podían dejar de reconocer al punto el interés excepcional de esta rada, y en el año 1624 la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales instalaba los primeros colonos en la isla rocosa de Manhattan, comprada a los indios por una suma despreciable.

El pueblo de Nueva Amsterdam se convirtió en el centro de una colonia que no tardaría en extenderse hacia Hoboken, Staten Isláns y a lo largo del Hudson, donde se establecieron grandes dominios agrícolas. En el año 1643, la Compañía nombró a Peter Stuyvesant gobernador.

Vanidoso, soberbio y hostil a la idea de una asamblea democrática («Nuestra autoridad nos viene de Dios, y de la Compañía y no de un puñado de individuos ignorantes»), no favoreció los intereses de los Países Bajos y fue tan detestado por los colonos de su propio país como por los ingleses establecidos en Long Island.

Mapa de New Amsterdan

Nueva York salió de un pequeño puesto establecido por colonos valones y holandeses en la desembocadura del Hudson. Los ingleses se apoderaron de la ciudad en 1664. Hoy día se compone de los barrios siguientes: Manhattan (emplazamiento de la antigua ciudad), Queens, Brooklyn, Richmond y el Bronx. Los rascacielos de Manhattan son el corazón de la ciudad, ocupados por toda clase de oficinas. La población habita en la pe.riferia. Nueva York es el puerto más frecuentado del mundo.

En el curso de los conflictos surgidos de las célebres Actas de Navegación, que enfrentaron a Inglaterra con las Provincias Unidas, iba a jugarse la suerte de la Nueva Amsterdam.

El muro construido para defender a Manhattan es el que dio su nombre a Wall Street. En 1664, una flota inglesa bloqueó Nueva Holanda y Stuyvesant tuvo que capitular sin combate. Nueva Amsterdam pasó a ser Nueva York y, más al norte, Fuerte Orange se convirtió en Albany, nombres tomados de los títulos del duque de York, el futuro Jacobo II.

Este adquirió igualmente, el Delaware que los colonos suecos habían roturado (el puerto de Christina se llamó Wilmington). En lo sucesivo, Nueva York iba a constituir un lazo sólido entre las colonias del Norte y las del Sur.

Vista actual de New York

Una Vista actual de New York

AMPLIACIÓN DEL TEMA:

HISTORIA: Giovanni da Verrazano, explorador florentino al servicio de Francia, descubrió en 1524 el lugar de emplazamiento de la futura Nueva York. Pero su expedición fue únicamente una superficial toma de contacto. En 1609, el inglés Hudson efectuó un reconocimiento a fondo de la bahía por cuenta de la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales. Le siguieron, unos meses más tarde, los capitanes holandeses Adriaan Block, Hendrik Christiaan y Cornelis Ja-cobson May, que se interesaban principalmente por el comercio de pieles.

En 1623 llegó un grupo de hugonotes valones, cuyo jefe se llamaba Josse de Forest, y fundaron una ciudad que llamaron Nueva Avesnes.

En 1624, los Estados Generales de los Países Bajos enviaron a Manhattan una treintena de familias protestantes; ocho de los hombres de este grupo fijaron su residencia en el pequeño establecimiento que existía ya en esta época. El año siguiente llegó un grupo de colonos más numeroso.

En 1626, Pieter Minuit compró a los indios algonquinos la isla de Manhattan por el equivalente de 60 florines y la llamó Nieuw Amsterdam; construyó el fuerte Amsterdam y fue el primer gobernador general de la colonia; varios gobernadores holandeses le sucedieron.

El último, Peter Stuyvesant, ejerció sus funciones de gobernador hasta la anexión de esta comarca por los ingleses en 1664. Fuerte Amsterdam se llamó a partir de entonces fuerte James, y Nieuw Amsterdam fue rebautizada con el nombre de Nueva York, en honor de su conquistador, James, duque de York.

Los ingleses tomaron en sus manos la administración de la colonia e introdujeron en ella varias reformas. El siglo XVII presenció la rivalidad entre los gobernadores de tendencia tory (conservadores) y el pueblo, que prefería a los whig (liberales). La impericia de ciertos gobernadores acrecentó el descontento contra la dominación inglesa. Así fue como, a mediados del siglo xvm, Nueva York se convirtió en el centro de la resistencia contra Inglaterra, y en el escenario de importantes episodios de la guerra de la Independencia norteamericana.

De 1784 a 1797, Nueva York fue la capital del estado de ese nombre; después, estas funciones fueron atribuidas a Albany. Durante este mismo período (1785-1790), el Congreso federal se reunía en Nueva York, de modo que era también la capital federal de la Unión. Más tarde, Filadelfia, y luego Washington, fueron designadas como capital federal. Desde el principio, la población de Nueva York fue creciendo de modo regular.

En 1784 se fundaron el Banco de Nueva York y la universidad de Columbia, se trazaron nuevas calles y aparecieron los primeros periódicos. En 1835, un incendio destruyó gran parte de la ciudad, que fue rápidamente reconstruida, ocupando aún más extensión. Hoy día Nueva York es la ciudad más poblada de Estados Unidos.

Esta expansión la debe a su  privilegiada situación; el valle del Hudson es una de las raras vías que establecen comunicación con el interior del país. Nueva York está situada a la entrada de este valle, en las orillas del estuario del Hudson.

La isla de Mahattan es el centro universalmente conocido de este gigantesco centro urbano. Al sector sur de Manhattan lo llaman Downtown, o ciudad baja. Allí se encuentran las principales empresas comerciales, los depósitos de mercancías, los almacenes, los bancos y, en la estrecha Wall Street, la famosa Bolsa.

El centro (Midtown) és el reino de los rascacielos, los más famosos de los cuales son el Empire State Building y el Rockefeller Center; aquí se encuentran Broadway (inmensa avenida que sigue el trazado de una antigua pista india) y la Quinta Avenida (la vía más bonita de Nueva York, conocidísima a causa de sus lujosas tiendas). Finalmente, el norte, Uptown, es mucho menos animado; especialmente después de haber dejado atrás Central Park; aquí la actividad comercial disminuye y entramos en los barrios residenciales. Además de Manhattan, Nueva York cuenta con otros cuatro distritos: Queens y Brooklyn (en Long Island), Richmond (en Staten Island) y el Bronx, la única parte de la ciudad situada en el continente.

Nueva York es una gigantesca aglomeración de unos catorce millones de habitantes, de los que ocho componen la población de la ciudad propiamente dicha (city). Por falta de espacio en el que extenderse, la ciudad ha tenido que crecer hacia arriba, lo que explica el gran número de rascacielos edificados en Manhattan. Pero no son únicamente los rascacielos los que dan a la ciudad su fisonomía particular; también contribuyen a ello los puentes que atraviesan el Hudson y el East River para unir los varios distritos.

Manhattan es el centro de los negocios. La gran mayoría de personas que trabajan en Nueva York no residen en ella, sino a 50 ó 60 kilómetros, en Jersey City, Newark, Paterson, aglomeraciones de aspecto mitad urbano mitad rural. Poco a poco, esas ciudades forman con Nueva York un todo sin solución de continuidad.

Nueva York es el puerto más activo del mundo, tanto por lo que se refiere al tráfico marítimo como al fluvial, ya se trate de pasajeros o mercancías. Los mayores navios pueden atracar en él sin dificultad.

Tres cuartas partes, aproximadamente, de los cuarenta millones de inmigrantes que llegaron a Estados Unidos desde 1840 entraron en el país por el puerto de Nueva York. En esta ciudad se puede oír hablar todas las lenguas de la tierra. Hay allí cerca de dos millones de habitantes de linaje israelita, casi un millón de origen italiano o ruso y varios cientos de miles de irlandeses, alemanes y polacos.

Un millón de negros se hacinan literalmente en Harlem, donde vivían antaño los blancos indigentes. Estos negros proceden generalmente de los estados del sur. En este barrio habitan también unos quinientos mil portorriqueños, mientras una infinidad de chinos tiene su residencia en Chinatown.

Nueva York es un importante centro administrativo. Más de un millón de personas trabajan en toda clase de despachos: organizaciones sociales, compañías de seguros, bancos, etc. La ciudad es la sede de incontables empresas de armadores de buques, de compañías petroleras, de almacenes con múltiples sucursales, de líneas aéreas, de periódicos y de agencias publicitarias entre otras muchas empresas. También es un gran centro industrial con fábricas de tejidos, acerías y talleres de montaje de automóviles.

Las oficinas, construidas en altura, son a veces verdaderas ciudades en miniatura donde trabajan 10.000 y hasta 15.000 empleados. En el Empire State Building se calcula que hay unos ochenta mil.

Pero si Nueva York es la ciudad de la riqueza, de los negocios y de la prosperidad, es también la ciudad de los down and outs (los derrotados, aquellos a quienes la vida ha dejado fuera de combate) que se refugian en el Bowery, el barrio de los miserables. La Administración de la ciudad ha tenido que emprender grandes trabajos para suprimir las barracas.

Historia de Japón en el Siglo XIX Transformación Industrial Militar

SIGLO XIX: JAPÓN SE OCCIDENTALIZA Y DESARROLLA SU INDUSTRIA

Luego de la victoriosa guerra contra China,  Japón acordó dar prioridad a las transformaciones, a la occidentalización del país. El  emperador trató, ante todo, de congraciarse con las potencias occidentales. Para ello, se esforzó en poner fin a los atentados contra los extranjeros y se preocupó de que los culpables fuesen ejecutados. Después comenzaron las reformas.

La tarea primordial era la de hacer desaparecer el feudalismo, principal obstáculo para la indispensable transformación económica. Los grandes señores feudales, los daimios, se dejaron convencer de la necesidad de abandonar sus privilegios feudales y de fundirse con la nobleza cortesana.

En 1868 sube al trono imperial Mutsuhito (1868-1912), que llamó a su reinado Meiji. Desde el poder se impone la occidentalización del todo el país, aboliendo el régimen feudal de los samurais y shogunes anterior

En compensación, pasaban a ser gobernadores de sus provincias y funcionarios imperiales. De igual modo, los caballeros, los samurais, y los templos fueron despojados, a cambio de pensiones. El abandono del feudalismo implicaba, desde luego, pesadas cargas para el Estado.

Por eso, gracias al empréstito conseguido en Londres, el gobierno propuso a los samurais la recuperación de sus pensiones, mediante la inversión inmediata de un capital. Los intereses pagados a Londres ofrecían el peligro de ser elevados también, pero se esperaba, con razón, que la masa de capitales puesta en manos de los daimios sería invertida en la economía, y que, de ese modo, en forma de impuestos, el Estado aumentaría sus recursos.

Envite audaz, pero operación grandiosa. No se puede menos de admirar aquella revolución pacífica, única, sin duda, en la historia del mundo. La economía agraria fue la primera en beneficiarse de la nueva organización. Los campesinos se convirtieron en propietarios de la tierra.

Al trabajar por su cuenta, aumentaron su rendimiento. Es verdad que los más débiles no pudieron resistir: muchos tuvieron que vender, y los últimos hijos de las familias ya no encontraron tierras. Estos desheredados tuvieron que refugiarse en las ciudades, ofreciendo así la mano de obra necesaria al desarrollo industrial: de este modo, se realizó, no sin miserias ni dificultades, el traslado de mano de obra, condición indispensable para toda revolución industrial.

Al principio, fue el Estado el que se encargó de la creación de la infraestructura. Por otra parte, sólo el Estado podía disponer de las enormes sumas de dinero necesarias para la realización de unas empresas cuya rentabilidad inmediata era más que dudosa.

Minas para la explortación de metales, grandes industrias, ferrocarriles, formación de obreros calificados, creación de una marina mercante: el Estado se ocupó de todo. Al mismo tiempo, la justicia, la administración, la enseñanza e incluso las costumbres se iban occidentalizando.

En 1871, se reorganizó el ejército nacional, llamado a sustituir a las tropas de clanes. A pesar de la oposición de los samurais, ofendidos al ver que el pueblo, al que ellos habían despreciado, podría combatir también, se estableció el servicio militar obligatorio para todos, si bien inculcando a los reclutas los principios morales que habían constituido el valor de los guerreros feudales y que ahora iban a mostrar su extraordinaria eficacia, pues los soldados japoneses pronto se convirtieron en el símbolo de la obediencia total y de la entrega hasta la muerte.

Estas características fueron puestas de manifiesto en la segunda guerra mundial, por los kamikazes, los voluntarios de la muerte. Un gran esfuerzo, indispensable para aquel pueblo insular, fue el dedicado a la marina, bajo la dirección de oficiales ingleses y de ingenieros franceses. Mientras tanto, para unificar al pueblo, desgarrado, sin duda, por la disolución de los lazos feudales tradicionales, se dio nuevo vigor a la religión nacional, el shintoísmo, con lo que el culto al emperador divinizado y el culto a los antepasados se convertían en el profundo elemento uni-ficador de la nación.

En 1889, en fin, seguro de la solidez de su obra, el emperador promulgó una Constitución, evidentemente inspirada en la Constitución prusiana, que otorgaba al emperador amplios poderes.

Continua: El Imperialismo Japonés

PARA SABER MAS…

En enero de 1860 zarpó de Yedo el Kanrin-Maru, un velero con motor a vapor, de cien caballos de potencia, que sólo había sido utilizado para maniobrar en puerto. Su tripulación fue la primera en cruzar a vela el Pacífico (ya que al cabo de cinco semanas atracó en San Francisco), y en pilotar un barco a través de semejante distancia. Ese logro extraordinario tuvo lugar apenas siete años después de que los japoneses vieran por primera vez un barco de vapor.

Posteriormente, un joven miembro de la tripulación escribió: «Creo que, sin excesivo orgullo, podemos jactarnos ante el mundo de tanto valor y pericia… A pesar de sus conquistas, Pedro el Grande de Rusia, que estudió náutica en Holanda, no pudo igualar la hazaña de los japoneses.»

El orgullo patriótico de aquel joven era fiel reflejo del de la mayoría de sus compatriotas. Entre los japoneses cultos existía el apasionado deseo de que su país no sufriera el mismo destino que chinos e indios, cuya inferioridad ante los «demonios extranjeros del mar» los obligó a soportar las injerencias de europeos y norteamericanos en sus asuntos internos. La travesía de la que tanto se enorgullecía aquel joven no sólo demostraba la disposición de los japoneses a tomar prestados conocimientos y tecnología, sino la rapidez con que sus compatriotas supieron aprovecharlos.

Japón cambió deprisa a lo largo de las décadas siguientes. Sus líderes comprendieron que no podían tomar prestada tecnología occidental y adaptarla a la sociedad japonesa sin introducir cambios en sus propias costumbres. El primer paso hacia la creación del estado nacional fue la abolición del viejo sistema semifeudal por el cual los clanes gobernaban grandes zonas del país en nombre del emperador. Luego adoptaron muchas instituciones de gobierno europeas. (Fuente Consultada:Historia Universal Ilustrada Tomo II John M. Roberts)

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo IX La Gran Aventura del Hombre

La Ciudad de Dios en Ginebra de Calvino Reformador

LOS COMIENZOS DE CAL VINO
Nació en Noyon, Picardía, el 10 de julio de 1509, y era hijo de un hombre de negocios, que lo destinó siendo un niño a la Iglesia. ¡A los doce años disfrutaba ya de un beneficio eclesiástico! El clero de la ciudad lo miraba con benevolencia por lo bien dotado. Así, marcho a París a preparar una carrera que se le anunciaba muy brillante. Durante algunas semanas fue compañero de Ignacio de Loyola en el colegio de Montaigu.

Calvino, reformador religioso

En 1531, hallándose en la Universidad de Bourges, favorable a la Reforma, estableció conocimiento y recibió la influencia de un humanista luterano, el alemán Melchor Wolmar. Pero éste no consiguió apartar a Calvino de la Iglesia romana. Poco después murió su padre, Gerardo Chauvin, al cual, por hallarse enemistado con el capítulo de la catedral por una cuestión de sucesión, le fue negada la sepultura cristiana. Pero esta lamentable intransigencia tampoco precipitó la conversión del joven teólogo. De regreso a París, estudió letras y publicó su primera obra, un comentario sobre el De Clementia, de Séneca.

Simpatizaba con las ideas erasmistas y frecuentaba los medios favorables a la Reforma, que se habían desarrollado bajo la influencia del gran humanista Lefévre d’Etaples. Poco a poco, se acercó a las doctrinas de Lutero y de Zwinglio y, en 1534, rompió con la Iglesia romana y renunció a sus beneficios. El mismo año, las persecuciones lo alejaron del país y se refugió en Basilea.

LA INSTITUCIÓN CRISTIANA
En 1536, en Basilea, publicó la Institución cristiana, dedicada a Francisco I. En ella demostraba que los reformados se atenían al Evangelio puro, y hacían de las Escrituras la única fuente de la teología. Como Lutero o Zwinglio, afirmaba que sólo la fe del creyente y no las obras lo podían salvar. Pero, a diferencia de Lutero, apenas se interesó por la liturgia y las formas del culto, y, a diferencia de Zwinglio y otros reformados que conservaban cierto misticismo, su formación de humanista y de jurista lo alejaba del cristianismo medieval. La religión era, ante todo, la regla moral de los creyentes, que les imponía devolver a Dios lo que le pertenecía.

El hombre es débil, privado de libre albedrío y arrastrado al pecado, «todo suciedad y pestilencia». Sólo el sacrificio de Cristo lo puede salvar. La fe es un don de la Gracia Divina; no todos la reciben y no hay predestinación más que para un pequeño número de elegidos. Dios destina a unos a la vida eterna y a los demás a la condenación, «por su juicio oculto e incomprensible».

Como no sabemos quiénes son los elegidos, debemos trabajar por la salvación de todos. Cal vino no admitía más que dos sacramentos: el Bautismo y la Comunión simbólica; el culto se reducía a la oración, el sermón y el canto de los salmos. No debía haber ornamentos ni altar, ni crucifijo en los templos, servidos por pastores o ministros recluíados entre ellos, pero sometidos a las asambleas de fieles y a las autoridades.

PRIMERA ESTANCIA EN GINEBRA
Tanto como a su obra teológica, Calvino se entregó a la organización de su iglesia reformada. A pesar del inconveniente de su mala salud, no vacilaba en emprender peligrosos viajes, buscando lugares de asilo para los proscritos, y predicando. En julio de 1536, se dirige a Ginebra, donde su amigo Guillermo Farel lo retiene.

Este se había entregado con toda su alma a las nuevas ideas, pero faltaba en Ginebra un jefe capaz de organizar el nuevo protestantismo. De simple «lector» de las Escrituras, Calvino no tardó en imponerse; en 1537 sometió a la votación de los distintos consejos de la ciudad los artículos sobre el régimen de la Iglesia evangélica, la cual no debía ser una simple asamblea de eclesiásticos, sino una comunidad viviente y consciente, imagen perfecta del reino de Dios. El derecho de excomunión se convirtió en uno de los atributos asenciales de toda iglesia.

Una requisitoria tan firme no podía dejar de excitar los celos del poder civil, y Calvino y Farel entraron en conflicto con los magistrados, que los desterraron. Calvino se trasladó a Basilea y, después, a Estrasburgo, donde se casó con la viuda de un anabaptista belga, Idelette de Bure. En la ciudad se encontraban 1.500 refugiados franceses; Calvino los organizó y creó para ellos una liturgia francesa, perfeccionando su teología y participando en las asambleas de Francfort, Worms y Ratisbona. Pero en 1541 los ginebrinos volvieron a llamar a los que habían proscrito. Calvino se estableció en la ciudad donde residiría durante veintitrés años, hasta su muerte, intentando transformar Ginebra en un vasto convento laico.

LA CIUDAD DE DIOS
En efecto, desde 1541, hizo adoptar a la ciudad una serie de ordenanzas que servirían como modelo de experiencias políticas y sociales para las futuras comunidades calvinistas. Los ginebrinos deberían vestirse sin lujo, evitarían los bailes, moderarían su lenguaje, expurgando los estantes de su biblioteca de toda obra frivola, asistirían a numerosos oficios, aplicándose a mantener sus espíritus libres de todo lazo carnal, y vivirían en estado de oración silenciosa. En su deseo de modelar la vida de todos, Calvino chocó con la vieja burguesía.

Una verdadera «Fronda», dirigida por la familia del capitán general de la ciudad, Aimé Perrin, provocó disturbios y una dura represión. El arresto del español Miguel Servet, médico notable (había descubierto la circulación pulmonar de la sangre), fue el punto culminante de esta agitación. Servet había atacado a la Trinidad. Fue capturado durante un sermón del reformador, y quemado vivo en 1553. La facción de Perrin, comprometida en su favor, perdió definitivamente el poder.

Calvino había llegado al fin que se había propuesto. El Consistorio era el Consejo director de la Iglesia, formado por los simples fieles agrupados en torno a los pastores. En 1559, la creación de la Academia, última gran realización de Calvino, reunió a los mejores profesores de la época, encargados de la enseñanza de más de 1.200 estudiantes, futuros misioneros de la nueva religión.

Cuando, en 1564, murió Calvino, su Iglesia influía en Francia, Escocia y los Países Bajos. Mientras Lutero había sometido su Iglesia a los príncipes (el luteranismo contribuyó a forjar el carácter alemán de sumisión al Estado), el calvinismo formaba comunidades libres de tendencias independientes y democráticas, rebeldes a la autoridad, provocando una viva hostilidad de los soberanos, principalmente en Francia, donde la Reforma iba a provocar sangrientas guerras civiles.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo V La Gran Aventura del Hombre

Juan El Baustista Bautiza a Cristo Historia de su Muerte

HISTORIA DEL BAUTISMO DE CRISTO LA TRÁGICA MUERTE DE JUAN EL BAUTISTA

“Yo enviaré a quien preparará el camino delante de mí”. He aquí la promesa que Dios había hecho antiguamente al pueblo hebreo, por boca del profeta Malaquías. Y cuando los tiempos hubieron madurado, Dios quiso que la profecía se cumpliera y rué finalmente alguien anunciase en la Tierra la llegada de Cristo. Ese hombre fue Juan el Bautista, hijo de un anciano sacerdote de nombre Zacarías. Después de años de penitencia, predicó z las gentes la llegada del Redentor, preparándolas para el acontecimiento.

Juan El Bautista

En tiempos de Juan gobernaba Palestina Heredes Antipas, hijo del Herodes que, para suprimir al pequeño Jesús, había ordenado la matanza de los inocentes. Herodes Antipas y su mujer, Herodías, llevaban una vida licenciosa.

Juan se propuso volverlos al camino recto, pero Antipas y Herodías lo tomaron de mal modo, y quisieron desentenderse de él. Juan, tan bueno con quienes se arrepentían de sus propias culpas era severo con los que persistían en el pecado. Hablando a las multitudes, durante sus predicaciones, seguía insistiendo: “No está permitido a los gobernantes comportarse indignamente porque son un mal ejemplo para su pueblo”.

Entonces, Herodías pensó en la forma de deshacerse para siempre de su implacable acusador. Y la ocasión se presentó durante un suntuoso banquete. Herodías tenía una hija de nombre Salomé que era una habilísima bailarina. Por el final del banquete, Antipas, ya medio ebrio, dijo a Salomé “Si alegras la fiesta con tus hermosas danzas, te daré todo lo que quieras: te lo juro”.

Apenas Salomé hubo finalizado la danza, Herodías se le acercó y le dijo: “Ahora puedes pedir todo lo que quieras. . . Pídele que haga decapitar a Juan y te traigan su cabeza en esta bandeja”.

Antipas, ya completamente borracho, accedió al monstruoso pedido de Salomé. Y he ahí el horrendo espectáculo: mientras en el gran salón todavía se come, se bebe y se baila alegremente, un guardia lleva sobre una bandeja la cabeza de Juan el Bautista.

EL BAUTISMO DE CRISTO: Juan, el hijo de Zacarías, no era un niño como todos los otros; sentía que había sido elegido por Dios para cumplir una gran misión. Pero, para predicar al pueblo la penitencia, antes había que hacer penitencia. Y Juan fue a vivir al desierto para habituarse a la soledad, al ayuno y al silencio. Lejos del mundo se está más cerca de Dios, y Dios da la fuerza para luchar contra el mal y las pasiones.

Con una única ropa de piel de camello y alimentándose sólo de langostas y miel silvestre, Juan vivió en la soledad durante casi veinte años.

El Bautismo de Jesucristo Por Juan El Bautista

Finalmente supo que era’ hora de preparar el camino al Mesías. A lo largo de las orillas del Jordán, donde Juan había comenzado su predicación, la gente se aglomeraba y escuchaba en gran silencio. Sin embargo, él no prometía honores y riquezas. “Haced penitencia —decía— porque el reino de los cielos está cercano”.

Y los que creían en él y se arrepentían de sus pecados, se hacían bautizar: se introducían en las aguas del Jordán y Juan, con aquella agua, los preparaba para recibir el don de la justificación. “Tú, que nos bautizas, ¿quién eres?” —le preguntaron algunos, pensando que era el Cristo.— Y Juan respondía: “No soy yo el Mesías. Yo os bautizo con agua, pero en medio de vosotros se halla Uno, a quien no conocéis, del que no soy digno de desatar la correa del calzado. Él os bautizará con el Espíritu Santo”.

Y un día llegó el verdadero Mesías a la orilla del Jordán; venía de la lejana Galilea, donde había vivido en meditación y en plegaria. Antes de iniciar su predicación, Jesús quiso ir al encuentro del que le había preparado el camino, y se colocó entre los que esperaban el bautismo de Juan. Él, el Hijo de Dios, quiso bautizarse como si fuera pecador, porque habió cargado con todos los pecados del género humano.

“Bautízame” —pidió Jesús. Y Juan obedeció; con mano temblorosa tomó agua y la vertió sobre la cabeza de Jesús. Y se produjo el prodigio: los cielos se abrieron y Juan vio al Espíritu Santo descender como paloma y ubicarse sobre la cabeza de Aquél a quien estaba bautizando.

La misión de Juan estaba cumplida; el “precursor” del Cristo podía finalmente anunciar a las gentes que el Mesías se encontraba en medio de ellos.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ilustrada del Estudiante Tomo IV  – Vida de Juan El Bautista –

Lugares naturales mas Bellos del Mundo

LOS PAISAJES NATURALES DEL MUNDO

glaciar en alaska bellos lugares del mundo

Glaciar (en Alaska)
El círculo polar ártico atraviesa Alaska, el estado de mayor extensión de Estados Unidos. Por eso su clima es, a menudo, muy riguroso. De sus altas cordilleras han salido largos glaciares de tipo alpino que bajan hacia el mar, donde concluyen abruptamente. De cuando en cuando se desprenden amplios bloques de hielo, algunos de los cuales forman icebergs.

glaciar en alaska bellos lugares del mundo

Gran Cañón (EE.UU.)
El Gran Cañón del Colorado es uno de los paisajes naturales más grandiosos de los Estados Unidos. Situado en el norte de Arizona, el lugar es objeto de protección desde finales del siglo pasado y forma parte de un parque nacional que abarca una extensión de 4.860 km2, incluido en la lista del Patrimonio cultural y natural de la humanidad. Es una de las más famosas atracciones turísticas estadounidenses. A lo largo de casi 450 km, el río Colorado fue ahondando una altiplanicie sedimentaria, hasta alcanzar casi los 1.600 m de profundidad y los 20 km de anchura. El clima pasa de subtropical a templado, en función de la altura en las paredes del cañón, donde, por otra parte, son visibles todos los pisos geológicos, desde el pre-cámbrico al terciario.

glaciar en alaska bellos lugares del mundo

Parque Nacional de Banff (Canadá)
Creado a finales del siglo XIX, el parque nacional de Banff, en Alberta, es el más antiguo de los parques nacionales de Canadá. Se extiende, con el de Jasper, por una parte de la vertiente oriental de las Rocosas canadienses. Son impresionantes sus paisajes de bosques y montañas, con numerosos lagos.

glaciar en alaska bellos lugares del mundo

Atacama
Región desértica del norte de Chile, Atacama ofrece la extraña conjunción de rocas ruiniformes y grandes extensiones pobladas de cactus, junto con numerosos restos arqueológicos.

glaciar en alaska bellos lugares del mundo

 Iguazú
En el sur de Brasil, lindando con Argentina y Paraguay, un afluente del Paraná, el Iguazú,
se desploma, desde sesenta metros, en numerosas cataratas.

glaciar en alaska bellos lugares del mundo

Amazonas
El Amazonas es el río más largo del mundo: alrededor de 7 000 km. Su cuenca se extiende sobre casi 7 millones de km2, en territorio de Brasil, Bolivia,  Perú,  Ecuador,  Colombia, Venezuela, Guyana y Guayana francesa. Algunas carreteras atraviesan actualmente la selva que cubre la mayor parte de la Amazonia brasileña.

glaciar en alaska bellos lugares del mundo

Everglades (EE.UU)
En el sur de Florida, el parque nacional de los Everglades (5 440 km2), creado en 1947, es
el último resto de una inmensa zona pantanosa, cuya flora y fauna son, aún, riquísimas
.

glaciar en alaska bellos lugares del mundo

Cataratas de Niágara (África)
Las cataratas del Niágara, en la frontera entre Canadá y Estados Unidos, constituyen una espectacular curiosidad de la naturaleza. Se encuentran entre los lagos Erie y Ontario, y forman dos conjuntos —uno canadiense y otro estadounidense—, separados por una isleta, con una caída de unos 50 m. Con anterioridad a la llegada del hombre blanco, eran un lugar sagrado para los iraqueses, quienes les dieron ese nombre que significa «Trueno del agua». Es uno de los centros turísticos más visitados del globo.

glaciar en alaska bellos lugares del mundo

Hawai
Situado en el Pacífico norte, el archipiélago de las Hawai (50 estado de los Estados Unidos) es de origen volcánico y algunos de sus volcanes son todavía activos. Un clima agradable (entre 22 y 27 °C) ha favorecido el turismo, aunque la presencia de la base de Pearl Harbor sigue recordando su valor estratégico.

glaciar en alaska bellos lugares del mundo

La Gran Barrera (Australia)
A lo largo de casi 2.500 kilómetros, frente a Queensland, la Gran Barrera sigue el perfil de la costa australiana, de la que la separa un canal con anchura variable, entre 25 y 600 km. El conjunto tiene una extensión aproximada de 210.000 km2 y figura en la lista del Patrimonio cultural y natural de la humanidad. Sobre una cordillera sumergida a finales del terciario se han desarrollado arrecifes coralinos. Son submarinos en gran parte, pero emergen aquí y allá formando centenares de islas e islotes. Su clima tropical y su belleza les confieren enorme atractivo turístico, al tiempo que reclaman medidas de protección para su flora y su fauna (isla de Hinchinbrook).

glaciar en alaska bellos lugares del mundo

 Bahamas
Las calizas coralinas de los centenares de islas, islotes y rocas que componen el archipiélago de las Bahamas, emergen de una plataforma submarina poco profunda (menos de 100 m). El clima cálido y la proximidad de Estados Unidos explican la enorme afluencia de turistas (casi 3 millones de visitantes al año), principal recurso económico del archipiélago.

glaciar en alaska bellos lugares del mundo

Fiordos Geirangerfjord en Noruega
Es uno de los brazos del Storfjord, y figura entre los fiordos más bellos de Noruega. Sus paredes escarpadas son los bordes de la artesa excavada por la erosión glaciar en el zócalo, que el mar invadió posteriormente. Son las formas típicas de los litorales de zócalos antiguos. El lecho glaciar muestra un perfil en el que se suceden zonas sobreexcavadas (ombligos) y zonas de   menor   profundidad (cerrojos), y que presenta en su terminación un umbral, de manera que sus aguas suelen estar estratificadas.

Obras Viales Tecnicas Constructivas e Historia Hormigón

DESCRIPCIÓN SOBRE LAS TÉCNICAS CONSTRUCTIVAS BÁSICAS
construccion de puentes construccion de puentes construccion de puentes
Ver El Tema Ver El Tema  Ver El Tema

 Antes de hablar sobre las técnicas y la historia de las obras viales que han permitido la comunicación y las relaciones humanas entre las primeras poblaciones del planeta, vamos a dar una introducción a un noble material que está presente en toda construcción civil y es el elemento mas importante por su características en lo que refiere a maleabilidad, poder aglomerante, dureza y longevidad.  Estamos hablando del cemento, y de una técnica que se utiliza muy a menudo llamada: hormigon-pretensado que permite aprovechar mucho mejor las buenas propiedades del hormigon armado.

Como deciamos el hormigón empleado como material  de construcción tiene una gran resistencia mecánica, siempre que las cargas que se le apliquen ejerzan sobre él fuerzas de compresión. Pero cuando las fuerzas aplicadas al hormigón tiran de él en la dirección opuesta — cuando está sometido a tensión— es menor su” resistencia.

Debido a ello, el hormigón ordinario no se emplea nunca si se supone que todas las fuerzas que van a actuar sobre él son fuerzas de tensión. Pero las diversas partes de la estructura de un edificio están casi siempre, como mínimo, en tensión parcial. La causa estriba en que las fuerzas que tienden a flexionar una viga producen, al mismo tiempo, compresiones y tensiones. Al flexionar una viga, su parte exterior tiende a estirarse, y aparecen fuerzas de tensión. De la misma forma, la cara situada en el interior de la curva se acorta y se desarrollan fuerzas de compresión.

El hormigón ordinario tiene poca resistencia a la tensión, y si una viga, formada únicamente por hormigón, se somete a una carga de flexión constante, el hormigón que ocupa la parte que se comprime realiza su cometido a la perfección. Sin embargo, en la parte de la viga sometida a tensiones aparecen grietas y, finalmente, la viga falla.

Estas fuerzas de flexión se manifiestan en casi todas las partes de una estructura, excepto en las columnas y cimientos. En un puente, por ejemplo, el propio peso de la estructura desarrolla fuerzas de flexión. A esta carga muerta, que es constante, hay que agregar otra carga, que varía con el peso y la posición del tráfico sobre el puente.

Las mismas fuerzas actúan siempre que una viga o un panel de hormigón —por ejemplo, en el suelo de un, edificio— están apoyados sólo en algunos puntos. Incluso en las columnas verticales, como los puntales de los edificios altos, en que la mayoría de las fuerzas son de compresión, se encuentran presentes fuerzas de flexión.

El viento, soplando contra la pared de un alto edificio, puede también crear considerables fuerzas de flexión. Debido a que el hormigón ordinario no es en sí apropiado, se refuerza con barras de acero, que quedan embutidas en sü estructura. Dichas barras soportan las fuerzas de tensión, mientras que el hormigón resiste las fuerzas de compresión.

Se emplean diversos métodos para conseguir que las fuerzas de tensión se trasmitan del hormigón al acero, y que los dos materiales actúen conjuntamente. Con frecuencia, la superficie ligeramente rugosa, producida por oxidación, es suficiente para asegurarla unión, pero las barras mayores se dotan de una superficie especial o se deforman, para conseguir mayor interacción entre -ambos materiales. También es muy importante que el hormigón quede formando una masa compacta alrededor de las barras de refuerzo —no se deben formar bolsas de aire en el hormigón—.

Para conseguir que el hormigón rellene completamente el armazón de refuerzo, suele vibrarse inmediatamente el molde cargado con hormigón húmedo, para que adquiera mayor compacidad.

EXPLICACIÓN GRÁFICA DE LA TÉCNICA DE PRETENSADO:

viga de hormigon armado

1. Viga de hormigón ordinario, sujeta a una carga de flexión, abajo se estira y el material se raja. 2. Embutiendo una barra de refuerzo en la viga, su borde inferior presenta más resistencia a la tracción inferior. 3. Viga de hormigón, premoldeada antes de colocar los cables en sus alojamientos. 4. Colocando los cables muy tensados, la longitud de la viga se reduce y se desarrollan en ella fuerzas de compresión. 5. Cuando se aplica una carga de flexión (como en el caso 1), se reducen las fuerzas de compresión del borde inferior de la viga pretensada.

El hormigón armado se introdujo en Francia hace aproximadamente un siglo, y en la actualidad disponemos de muchos miles de obras interesantes de arquitectura e ingeniería, fabricadas con esta técnica. Sin embargo, muchos de los mejores edificios han tenido que esperar para su realización a que se desarrollara el hormigón pretensado. Las mayores desventajas del hormigón armado ordinario son su peso excesivo y su gran volumen.

El hormigón situado en la parte de una viga sujeta a tensiones, por ejemplo, sirve fundamentalmente para contener las barras de la armadura y realiza poco trabajo propio. Esto es particularmente perjudicial cuando es grande la envergadura de las vigas. El peso de la viga llega a ser tan excesivo que casi toda la resistencia de la estructura debe intervenir para poder soportarlo.

El hormigón pretensado incluye fuertes barras de acero o cables, además de las barras ordinarias de refuerzo. Estos nervios pretensados se colocan en condiciones de alta tensión y, cuando la liberan, toda la masa de hormigón queda sometida a fuerzas de compresión y de flexión, que actúan en dirección opuesta a la carga muerta.

Las fuerzas liberadas por los nervios de pretensión tienden a desplazar el centro de la viga en dirección opuesta a su propio peso. Las fuerzas de flexión en servicio son fundamentalmente las debidas a la carga viva y, cuando se aplica dicha carga viva, lo que sucede es que se anula parte de las fuerzas de compresión. La compresión primitiva que se comunica a las vigas es siempre superior a la tensión que puede producir la mayor carga   probable   que   han   de   soportar.

Dé esta forma, el elemento no trabaja nunca en tensión.

El pretensado es de dos tipos.   El hormigón se moldea alrededor de los nervios en tensión. Cuando el hormigón se ha endurecido, los extremos de los nervios se sueltan, con lo que tratan de volver a su longitud primitiva, originando las fuerzas de pretensión en el hormigón. También se puede tensar el hormigón por otro procedimiento. Para ello, al moldear las vigas se dejan orificios o canales para alojar los nervios.

Fraguado el hormigón, los nervios se alojan en sus orificios, se fijan por uno de sus extremos y se estiran, hasta que alcanzan la tensión deseada, por medio de un gato hidráulico, desde el otro extremo. Cuando se ha conseguido la tensión final, los nervios se fijan y se suelta el gato. Así, los nervios desarrollan las fuerzas de pretensión que son necesarias.

Mediante la aplicación del hormigón pretensado se ha hecho posible la fabricación de vigas ligeras y de perfiles atrevidos, que pueden soportar cargas mucho más pesadas. El aspecto airoso de los puentes de hormigón sólo puede conseguirse con dichos elementos. Como las vigas pretensadas se fabrican con menos hormigón se reducen los costos; por otra parte, las estructuras son mucho más ligeras, lo que permite hacer cimientos menos macizos.

HORMIGÓN  PREMOLDEADO
En la construcción de muchas de las grandes estructuras de hormigón, éste se agrega sobre los refuerzos y se moldea en el lugar que ha de ocupar. Éste es el procedimiento de construcción “in situ”. Sin embargo, cada día es más frecuente prefabricar ciertos elementoscomo vigas, columnas, suelos, etc.

Al fabricar las piezas con independencia de la obra, para trasportarlas después a los sitios donde se han de utilizar, se puede ejercer un control más riguroso en la calidad. Cuando son necesarias muchas piezas idénticas, el número de unidades permite al fabricante emplear moldes y formas de gran calidad, para conseguir mejores productos con acabados perfectos, y más económicos. Otra ventaja, por supuesto, es que las condiciones climáticas no influyen en el trabajo; ios distintos elementos se fabrican y se almacenan, listos para usarlos cuando  sean   necesarios.

Los cuerpos prefabricados de hormigón, de pequeño tamaño y formas normalizadas, se han empleado durante muchos años; pero, en la actualidad,   se   moldean   componentes  de   muchas toneladas lejos del sitio que han de ocupar, donde se puede comprobar la calidad. Se han construido secciones enteras de túneles, con un peso de miles de toneladas, en “diques secos”, siendo trasportadas después por el agua a su emplazamiento, para construir túneles para carreteras y vías férreas, bajo ríos y puertos.

En Francia se está construyendo un puente de hormigón para una autopista, con piezas prefabricadas de veinte toneladas, que después se pretensan conjuntamente en el lugar de emplazamiento. Sin embargo, lo normal es que el peso de estas piezas esté comprendido entre tres y cinco toneladas, de forma que se trasporten con facilidad y se manejen en la obra con grúas corrientes.

El procedimiento de las piezas prefabricadas ha sido el factor principal del desarrollo de los diversos sistemas de construcción industrializada, para los que se fabrican unidades tan grandes como secciones de paredes (o incluso habitaciones completas), en factorías, y se arman en el lugar de emplazamiento, de modo análogo a las construcciones infantiles.

El Canal de Panamá
Historia del Cemento
Megaestructuras

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA N°126 Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología