montañas

Las Riquezas de la Tierra Para La Alimentación

RIQUEZAS NATURALES PARA LA ALIMENTACIÓN HUMANA

alimentos naturales: maiz, soja, trigo, mani, cacao

UN POCO DE HISTORIA: Cuando los hombres comenzaron a ser agricultores, es dudoso que realizaran muchos cultivos diferentes en una sola región. Seguramente, cada comunidad se especializó en una sola clase de cereal y, a lo sumo, en unas pocas variedades de frutos y vegetales.

En realidad, si hoy visitamos una huerta, encontramos que muchas de las grandes variedades de plantas que allí crecen se originaron en partes muy diferentes de la Tierra. Podemos ver, en un área reducida, con tomates y papas, que tuvieron su origen en América, manzanas y trigo nativos de Europa y, posiblemente, frutos cítricos, que crecieron por primera vez en India y China.

Muchas de las plantas que sirven de alimento al hombre, han sido cultivadas durante tantos siglos, trasplantadas tan frecuentemente de una región a otra, modificadas en tal manera por cuidadosos trabajos de injerta, que resulta difícil saber dónde se han originado. Pero, sabemos algo de cómo han viajado por el mundo. Por ejemplo, a través de las antiguas pinturas egipcias, podemos saber que la uva fue cultivada y usada para fabricar vino en el Mediterráneo oriental, hace algunos miles de años.

Pero probablemente no fue hasta hace unos 2.000 años, al crear los romanos su gran Imperio, cuando la vid fue cultivada en gran escala fuera de las costas del Mediterráneo, al norte de Francia, sur de Gran Bretaña y aun en tierras del Lejano Oriente; y no fue sino después de la época de Colón, cuando los europeos la introdujeron en América; y mucho más tarde se plantaron los grandes viñedos de Australia.

Sabemos, también, que la papa, el tomate y el maíz nacieron en América y fueron llevados a Europa durante la época de los descubrimientos, y que las naranjas y los limones llegaron a Europa desde el Lejano Oriente, hace unos 2.000 años. De allí se trajeron a América, hace aproximadamente 400  años,  y llegaron  a la Unión Sudafricana y Australia hace sólo unos 200 ó 300 años.

Podemos marcar en un mapa dónde se producen más abundantemente las principales semillas para la alimentación, por ejemplo , la soja , el trigo y la cebada crecen principalmente en las planicies de América del Norte, América del Sur, Europa y Asia, con pequeñas áreas de cultivo en el sur de África y sur de Australia. El trigo es, probablemente, el cereal más ampliamente empleado para la fabricación del pan, mientras que la cebada, especialmente cuando crece cerca del mar, es más buscada para la elaboración de cerveza.

El arroz, que aún constituye el alimento principal de una gran parte de la población del mundo, es cultivado más extensamente en las tierras cálidas y húmedas del este y sudeste de Asia.

El maíz crece aún más en América, su continente de origen, pero que la papa y el centeno son cultivados en mayor escala en el centro de Europa y N.O. de Asia. La avena, que crece casi únicamente en tierras de clima frío, es usada muy especialmente, aunque no por entero, como alimento para los animales.

Producciones como las arvejas, remolacha azucarera y otras verduras y frutas comunes de mesa se obtienen cerca de los grandes centros de población de las regiones templadas.

Los  frutos cítricos están alrededor del Mediterráneo, a lo largo de las costas sudoccidental y sudoriental de Estados Unidos de América y en partes de América del Sur y Unión Sudafricana.

Las datileras  crecen principalmente en regiones más cálidas, a menudo en los límites de los desiertos, mientras que los bananos  y palmeras  dan su fruto en tierras tropicales húmedas.

Pero, en realidad, no interesa mayormente hoy dónde se cultivan las plantas, pues hay barcos que las trasportan con toda rapidez y en buenas condiciones, a cualquier lugar del mundo; y los sistemas de conservación permiten su disponibilidad en cualquier momento. También gracias a los aportes cientificos de la genética se ha logrado crear semillas que se adaptan muy bien a otros climas distintos a los de su origen.

LOS ALIMENTOS: No todo lo que el hombre cosecha lo usa para la alimentación. Algunos productos, como el algodón y el lino, le sirven para la fabricación de telas; es decir algunos le sirven como alimento y también le proveen de otras materias primas. De la nuez del coco se saca aceite, que se usa para la manufactura de jabón, velas y también de margarina, y de la corteza se fabrica una fibra tosca usada para hacer esteras, sogas y cepillos. El maní no es sólo rico en proteínas, sino que también es una fuente valiosa de producción de aceite.

Además, el hombre cosecha especias, no por su valor nutritivo, sino por la rica variedad de gustos que tientan al paladar. En épocas pasadas, cuando no había medios para conservar la carne fresca más de unos pocos días, se usaban esencialmente las especias para disimular los sabores desagradables. Cuando comprobamos que crecen diseminadas en extensas zonas tropicales y que pocos gramos alcanzan un precio elevado, llegamos a comprender fácilmente qué parte importante jugaron en la decisión de los grandes viajes de descubrimiento.

Otras variedades de cultivos: aquéllos que, a pesar de tener un valor nutritivo considerable, se usan principalmente para bebidas; son el cacao , el café , el té  y la caña de azúcar . Todos estos cultivos crecen en zonas tropicales y subtropicales, las que, hasta hace unos 500 años, tenían poco contacto con Europa.

Anteriormente, el azúcar era un exótico lujo para los europeos; los alimentos y las bebidas se endulzaban casi siempre con miel, pues la extracción de azúcar de remolacha es un hallazgo del siglo pasado. El cacao y el chocolate eran desconocidos hasta bien entrado el siglo XVI; el té y el café eran la bebida de los ricos solamente, hasta hace unos 200 años.

Entre los peligros mayores que afronta la agricultura moderna están los que provienen de dedicar gran extensión de tierra a la misma plantación, año tras año. La monocultura, como se denomina, ha conducido en más de una oportunidad al desastre, en épocas pasadas. A mediados de 1840, los campesinos del oeste de Irlanda destinaron casi todas sus tierras y todas sus energías a la plantación de papas, probablemente porque producían cosechas mucho más grandes, por cada hectárea de tierra, que la avena, trigo, cebada o centeno. Luego, repentinamente, la papa fue atacada por plagas; la enfermedad se extendió rápidamente de campo en campo, todos cultivados con el mismo producto. La producción se perdió casi totalmente y la carestía llegó a esas tierras.

Hay algunas plagas de insectos y algunas bacterias dañinas que atacan sólo a una clase de plantas. Si esa plantación cubre una gran extensión de tierra, prospera la peste y se multiplica, haciendo un perjuicio incalculable. Éste es uno de los peligros principales para la monocultura; pero hay otro: cada planta demanda un peculiar elemento del suelo, y si la misma siembra se realiza, año tras año, en un mismo terreno, éste se empobrecerá poco a poco.

En la Edad Media, y posiblemente mucho tiempo antes, los agricultores de Europa a menudo evitaban este peligro sembrando dos plantas diferentes en años sucesivos y dejando a la tierra descansar el tercer año. Durante este último, los animales pastaban en tales campos y sus excrementos enriquecían el suelo. En los siglos XVIII Y XIX, fueron ensayados sistemas más científicos de siembras rotativas, que permitían al agricultor realizar seis siembras diferentes y dejar que la tierra descansase al séptimo año.

Desde los albores de la humanidad, se ha dedicado a la caza tanto como a la recolección de alimentos, y cuando se hizo agricultor, comenzó a cuidar y criar animales, con lo que modificó, en gran parte, el régimen de su vida.

Durante milenios el hombre ha comido no solamente carne sino también muchos otros productos animales, incluyendo huevos, leche, queso, manteca y miel. También ha hecho uso de la piel, cuero y plumas como materia prima para la fabricación de ropas, alfombras, flechas, cepillos y cientos de productos más.

Hoy se crían  en grandes cantidades algunos de los más importantes animales domésticos: ganado vacuno, ovejas , cerdos . El camello  está incluido, no porque constituya un importante artículo para la alimentación —a pesar de que en épocas remotas fue sin duda alimento en las zonas desérticas— sino porque en una gran parte del mundo es el único medio de transporte, al mismo tiempo que gran productor de materias primas.

Actualmente, excepto en áreas muy reducidas, la caza no es más que un deporte, que agrega muy poco a la totalidad de la producción alimenticia. El hombre ha incrementado el abastecimiento de carne por la domesticación, cuidadosa atención y cría de animales. Pero aún sigue siendo pescador. Hoy más que nunca, el pescado constituye un importante artículo alimenticio en todo el mundo. Aun en el interior de grandes continentes, donde no se oía hablar de pescado hasta hace un siglo, la gente se alimenta con pescado envasado, congelado, ahumado y en salmuera.

También destacamos que algunos de los principales productos alimenticios que brindan el mar y las aguas en donde se encuentran: arenque , salmón , sardina y caballa ,cangrejos y otros crustáceos. Ahora el hombre está comenzando a ser un piscicultor. Ha sembrado bancos de ostras y mejillones y hace cada vez mayor uso de ciertas algas marinas, que reportan beneficios para la alimentación y la medicina.

Ver: Importancia de los Cereales

Fuente Consultadas:
Mundorama Geografía General – La Vida del Hombre–  Edit. Quevedo S.R.L.
El Mundo y El Tiempo  Las Riquezas de la Tierra Globerama Edit. CODEX

Fauna en la Profundidades Marinas Primeras Exploraciones

EXPLORACIÓN DE LAS PROFUNDIDADES MARINAS

La exploración de las profundidades marinas tiene por propósito fines científicos y comerciales y estudina las condiciones físicas, químicas y biológicas del fondo del océano. Las profundidades marinas se han investigado con precisión sólo desde tiempos relativamente recientes; sigue siendo un dominio bastante inexplorado en comparación con otras áreas de la investigación geológica.

 El moderno estudio científico de las profundidades marinas dio comienzo cuando el científico francés Pierre Simon de Laplace calculó la profundidad media del océano Atlántico basándose en los registros del movimiento de la marea en las costas brasileñas y africanas.

Determinó que esta profundidad era de unos 4.000 metros; sondeos posteriores probaron que era un valor bastante preciso.

A mediados del siglo XVIII, los científicos inventaron redes para rastrear el fondo de los litorales marinos, y lograron así, por primera vez, traer a la superficie seres vivientes desde una profundidad de varias decenas de metros.

Alrededor de 120 años después, naturalistas, reparadores de barcos y hombres que realizaban sondeos, extrajeron especies vivas de una profundidad que excedía los 600 metros.

La curiosidad científica fue satisfecha cuando, en 1872, el Almirantazgo británico comisionó al buque Challenger para explorar los abismos marinos. Se realizaron infinidad de sondeos y miles de especímenes marinos fueron cuidadosamente estudiados y detalladamente dibujados.

expedicion oceánica del barco Challenger

La primera expedición que realizó descubrimientos importantes fue la del buque Challenger, que zarpó en 1872, patrocinada por el gobierno británico.

Desde entonces se han organizado muchas expediciones oceanógraficas, y muchos adelantos científicos, como la fotografía submarina, han contribuido a agregar cada vez más conocimientos.

Ninguno de los extraños peces que se muestra en la lámina es producto de la imaginación. Cada uno es una representación sencilla de un ser que habita en las aguas profundas, son solo unos pocos de las miles de especies distintas que habitan el las profundidades del océno.

fauna del fondo marino

Se podría pensar que allí donde la luz no puede penetrar hay total carencia de colores y los seres que moran son ciegos, pues no necesitan emplear los ojos, dado que hay absoluta obscuridad. Sin embargo, ya a unos 300 metros, donde los componentes rojo, anaranjado, amarillo y verde de la luz solar no pueden llegar, y donde sólo la luz azul penetra, hay peces con escamas rojizas, castañas, negras y plateadas.

A mayor profundidad aún, donde ya no alcanza a llegar ningún rayo de luz, hay peces coloreados de violeta y castaño y, entre los crustáceos, los hay con caparazones rojos y morados; y lejos de no poseer visión, muchos de
estos seres de las profundidades tienen ojos sorprendentemente grandes.

Pareciera ser que, en un mundo de penumbra, el color y la visión no tuvieran razón de ser; pero la realidad de los abismos marinos presenta otro cuadro. Muchos de sus moradores portan su propia luz, en forma de órganos luminosos. Algunos de los más pequeños tienen la posibilidad de expeler un líquido que, según se cree, forma una nube luminosa que encandila a sus hambrientos perseguidores.

¿Cómo puede sobrevivir esta abundante fauna marina lejos de toda vida vegetal? No se puede dar una respuesta completa en pocas palabras, pero se puede decir, en términos generales, que un vastísimo número de peces pequeños, que viven donde aún penetran algunos rayos solares, se alimentan con plantas. También, a un nivel de agua cercano a la superficie, se produce una sustancia comestible llamada plancton —formada por plantas y animales increíblemente pequeños—, que los peces devoran en grandes cantidades.

A mayores profundidades se encuentran aquellos peces que se alimentan primordialmente de los herbívoros que habitan a más altos niveles; y luego, más abajo aún, está la zona donde todos son carnívoros y donde se comen los unos a los otros.

Las profundidades marinas semejan campos de batalla en los que se lucha perpetuamente por la existencia, y muchos de los que toman parte en esa batalla están bien armados, con dientes agudos y cola en forma de látigo, y aun tienen la posibilidad de electrizar a sus presas. Algunos, como el pez caña, llevan una estructura semejante a un bastón sobre la cabeza, que sirve para atrapar a los peces más pequeños, de los que se alimentan.

Los peces adaptados para vivir en estas grandes profundidades pueden haber existido desde hace muchos millones de años.

El hombre ha ido aprendiendo cada vez más sobre el mundo, pero sólo en este último siglo ha llegado a conocer algo de los abismos del mar.

Ver: Exploraciones del Fondo del Mar

Ver: Importancia del Plantas Para La Vida

Fuente Consultadas:
Mundorama Geografía General – El Sistema Solar –  Edit. Quevedo S.R.L.
El Mundo y El Tiempo La Vida en las Profundiades del Océano Globerama Edit. CODEX

Importancia de las Plantas Para La Vida en la Tierra Distribución

FUNCIÓN DE LAS PLANTAS Y SU DISTRIBUCIÓN EN EL PLANETA

IMPRESCIDIBLES PARA LA VIDA: No se puede pensar en el mundo de los animales sin tener presente, al mismo tiempo, el mundo de las plantas, pues, sin éstas, la vida animal no puede existir. Muchos animales se alimentan sólo de vegetales y respecto a aquellos que comen únicamente carne, hay que tener en cuenta que ésta procede, en último término, de vegetales. Podemos decir, entonces, que las plantas son las productoras de los alimentos.

Para ello requieren ciertas condiciones mínimas. Necesitan el anhídrido carbónico del aire y el agua del suelo. Con la ayuda de los rayos solares, transforman estos dos ingredientes en hidratos de carbono, mediante la clorofila verde que tienen en las hojas. Pueden fabricar también proteínas, si extraen los compuestos nitrogenados del suelo. Pero, por otra parte, casi todas las plantas se benefician de alguna manera de los animales; por ejemplo, los insectos contribuyen a la polinización en los vegetales con flores, los que deben a este hecho su supervivencia.

Además, los animales necesitan, para respirar, el oxígeno del aire. En el torrente sanguíneo, el oxígeno se combina con el carbono para formar el anhídrido carbónico que exhalan y que es, justamente, lo que los vegetales necesitan. Por otra parte, los residuos de animales enriquecen el suelo y vigorizan el crecimiento vegetal.

Las necesidades mínimas de las plantas —anhídrido carbónico, agua y luz solar— están presentes en casi toda la superficie de la tie rra; pero otras condiciones que influyen en la vida vegetal, como temperatura, calidad del suelo, régimen de lluvias y fuerza de los vientos, varían mucho de un lugar a otro de la Tierra, y así, las plantas, como los animales, prosperan allí donde pueden adaptarse bien a las particularidades del medio.

Vemos abajo una región alpina: aquí, en una distancia relativamente corta entre los valles más bajos y los picos más altos, encontramos una variedad de plantas que en regiones llanas hallaríamos quizás sólo si viajáramos, por ejemplo, desde la costa del Mediterráneo hasta bien dentro del círculo polar ártico.

flora en la region alpina

En los valles bajos hay ricas praderas; un poco más arriba hay árboles de hojas anchas, que caen en otoño e invierno; a mayor altura, encontramos coniferas, cuyo follaje duro y espinoso puede resistir la evaporación; más arriba aún, donde los vientos son más violentos, sólo hallamos unas pocas y pequeñas flores alpinas, junto con liqúenes y musgos y, finalmente, en los picos más elevados, perpetuamente cubiertos de nieve, no crece nada.

Esta lámina muestra una típica zona forestal con una gran cantidad de árboles de hojas caducas y una maleza de heléchos, pastos y pequeñas plantas trepadoras.

flora region forestal con selva

Vemos ahora un área semidesértica y, a la derecha, algunas plantas del desierto. Se puede definir a un desierto como una región subtropical con constante sequía y a un semidesierto como una zona subtropical donde el término medio de las precipitaciones anuales no pasa de 250 mm.Las plantas necesitan tomar la mayor cantidad de humedad posible del suelo cuando pueden hallarla y prevenirse de su pérdida por rápida evaporación.

region desierta con sus plantas

Muchas de ellas tienen para esto una gran red de raíces superficiales, que sirven al primer propósito, y para el segundo, la parte exterior de consistencia dura. En estas zonas, las grandes oscilaciones de temperatura, la intensidad del calor del Sol y los largos períodos de sequia hacen que la vegetación sea sumamente pobre, falten los árboles y los arbustos o matas sean espinosos.

LA DISTRIBUCIÓN DE LAS PLANTAS EN EL PLANETA: La ciencia que se ocupa de la distribución de las especies vegetales en la tierra es la geografía botánica o fitogeografía.

El elemento determinante de las necesidades fundamentales que tendrá un ser sobre el planeta es, evidentemente, su cuerpo. Este se ha formado luego de una profunda evolución de sus antepasados. Cada cambio climático, cada modificación del suelo y de los seres con quienes sus abuelos convivieron, determinó una mejora, un cambio paulatino que permitió la adaptación a un ambiente determinado.

También es importante la naturaleza de las condiciones actuales, físicas, químicas y bióticas, en las que se desenvuelve la vida. Cuando se encara un estudio ecológico serio sobre distribución de comunidades biológicas, también se tiene en cuenta siempre el lugar de origen desde el que sé extendió una especie o una familia y los medios de emigración disponibles, así como los factores históricos, muchas veces develados por la geología.

Un elemento de especial importancia es la barrera física, que impide la movilidad de la flora o la fauna más allá de un hito determinado. Una cadena de montañas, por ejemplo, es una barrera geográfica insuperable para un animal de llanura. Una corriente de agua fría será suficiente para detener a una especie aclimatada en aguas cálidas.

No existe un solo vegetal o animal que esté presente en todas las regiones habitadas del mundo. Algunos sectores son demasiado cálidos o demasiado fríos, demasiado secos o húmedos, o existe algún otro elemento cuya manifestación en exceso impide la supervivencia. En muchos casos, las condiciones del medio no afectan directamente al ejemplar adulto, pero en cambio impiden que prosperen las crías, que se concrete el acto de la reproducción o que se desarrollen los embriones.

La distribución de cada especie está determinada por su “ámbito de tolerancia” a las variaciones de cada uno de los factores externos.

Los ecólogos trabajan incansablemente con el objeto de conocer cuáles son los límites de tolerancia de determinadas especies. Los resultados obtenidos han sido de gran utilidad para comprender las pautas que rigen la distribución de los seres vivos.

La lámina de abajo, muestra una típica selva tropical: las ramas de los árboles están festoneadas por lianas trepadoras; las bases de los troncos están escondidas por la maleza; las orquídeas de brillantes colores aparecen por todos lados. Comparando este paisaje con el austero bosque de coniferas de las tierras sub-árticas que se muestra abajo, nos damos cuenta de la enorme influencia que la temperatura y las lluvias tienen sobre la vida vegetal.

selva tropical

selva de coniferas

Es posible dividir la flora del mundo en siete grandes grupos, que dependen principalmente de las condiciones climáticas:

1) selvas tropicales;

2) regiones tropicales donde alternan bosques con tierras cultivables;

3) regiones templadas con bosques y tierras cultivables;

4) estepas y pampas;

5) flora de alta montaña;

6) flora de la región circumpolar;

7) flora de los desiertos y semidesiertos.

Las grandes extensiones cubiertas de pastos, como las sabanas de Venezuela y Brasil, las estepas de Siberia y las praderas de América, todas están en regiones donde la precipitación anual es de 300 a 900 mm. En cambio, los bosques tropicales se hallan allí donde las lluvias exceden los 1.800 mm. anuales.

La lámina muestra una sabana americana, que se suele sembrar con cereales.

sabana en america

El hombre, en muchos casos, ha cambiado por completo la vegetación de grandes extensiones, tan drásticamente, que también ha modificado su fauna. En extensas regiones donde sólo crecían pastizales, ha hecho plantaciones de maíz, avena, cebada y trigo. En partes de la península de Malaca e Indonesia, donde la típica vegetación es la jungla tropical, ha abierto claros en la selva para convertirlos en plantaciones de gomeros.

Años atrás, especialmente en el siglo XIX y comienzos del XX, el hombre destruía bosques con objeto de proveerse de madera y celulosa para la fabricación de papel, pero quizás sin pensar suficientemente en los resultados posibles.

En las zonas llanas, los bosques actúan como gigantescos rompevientos; en las laderas de las montañas, las raíces de los árboles sirven para fijar el suelo que de otro modo podría ser arrastrado por las copiosas lluvias.

Así, en muchos casos, la falta de previsión ha acarreado inundaciones, o ha provocado erosión con el consiguiente empobrecimiento del suelo. Pero hoy el hombre ha aprendido a plantar tantos árboles como los que derriba, y los nuevos bosques que se van formando están compuestos de árboles no sólo adaptados a las condiciones climáticas sino también adecuados para desarrollarse junto con otros. El hombre sabe ahora que las plantas, como los animales y también los humanos, deben poder convivir bien si quieren prosperar.

Hay otra flora importante, que aún no hemos considerado: la flora marítima. Sabemos que las plantas necesitan de la luz tanto como del anhídrido carbónico y del agua. El mar puede proveer de luz solamente en su superficie y cerca de ella; pero no hay luz. solar en las profundidades, que suelen ser, término medio, de 4.500 m. Así pues, la vida vegetal no existe más allá de unos pocos cientos de metros de profundidad.

El hecho de que la vida animal depende de las plantas nutricias es conocido desde hace mucho tiempo; de manera que no es sorprendente que, hasta más o menos mediados del siglo XVIII, aun los hombres más versados, creyeran firmemente que las profundidades marinas estaban totalmente despobladas de seres vivientes.

Fuente Consultadas:
Mundorama Geografía General – El Sistema Solar –  Edit. Quevedo S.R.L.
El Mundo y El Tiempo Los Vegetales en la Vida del Hombre Globerama Edit. CODEX

Daños Causados por el Hombre al Medio Ambiente

DAÑOS PROVOCADOS POR  EL HOMBRE A LA NATURALEZA

Por su intelecto, el hombre se ha elevado por encima de los animales; pero, lamentablemente, sus conocimientos a menudo han sobrepasado su prudencia y algunos de sus hechos no han redundado en beneficio de los descendientes. Al principio, el hombre vivía de la caza; lo hacía para conseguir alimento y vestido. Pero, por muchos que fuesen los cazadores, no eran los suficientes como para amenazar la existencia de los animales elegidos; en realidad, éstos tenían más que temer de los ataques de otros animales que del hombre.

En épocas tan cercanas como el siglo XIX , las armas eran muy limitadas en su poder destructor, y las dificultades del transporte significaron para las selvas o los amplios desiertos el estar a salvo de la intervención humana. De esta manera, hasta hace una centuria, los animales de África y América estaban fuera del alcance del hombre. Una vez que fue inventado el rifle automático, con su largo alcance y precisión, y una vez que fueron accesibles nuevos medios de transporte, el hombre tuvo la posibilidad de unir fuerzas que usó, lamentablemente, con el máximo sentido destructor.

En América del Norte, el bisonte, que había pastado por las praderas en inmensos rebaños desde tiempos inmemoriales, fue despiadadamente diezmado. En pocos años se vio amenazado de una total extinción, en notorio contraste con su historia previa, cuando los indios lo cazaron durante siglos, sin que esto tuviera una influencia notable en el número de cabezas.

caza de bisontes en ee.uu.

Cacería indiscriminda de bisontes en EE.UU.

En África, los animales salvajes fueron cazados con la misma intensidad, no para alimento, sino por sus pieles o como trofeo demostrativo de la pericia y vanidad del cazador. Es tan injustificable la carnicería que se llevó a cabo en África, como la del bisonte norteamericano. Por otra parte, la historia es siempre análoga; aun cuando el hombre no haya cazado activamente a los animales, su sola llegada los reduce en número, por la creación de ciudades, villas, sembrados, etc., que los alejan de los sitios donde se criaban y alimentaban.

cacaeria de animales en africa

El hombre ha sido igualmente dañino en su trato con la tierra. Ha talado bosques, para leña y materiales de construcción, privando al suelo de su protección natural, reduciendo las lluvias, en algunos casos, o produciendo inundaciones, en otros.

deforestacion

Es evidente muchas veces que cuando los bosques, que protegen el suelo del sol, el viento y el agua, han sido talados, para crear zonas de pastoreo, el viento, combinado con otros factores, ha eliminado la capa fértil del suelo y dejado un desierto en su lugar. Esto explica el avance del desierto de Sahara en el período de la historia escrita, y la creación de una verdadera hoya de polvo en el medio oeste estadounidense, al igual que las características desérticas del valle del Tennessee.

caza de ballenas

Ni la fauna oceánica está a salvo, y así vemos que la incesante persecución de la ballena ha provocado su casi extinción.

Ahora el hombre está en una encrucijada; debe tomar una crucial decisión: ¿va a continuar siendo agente destructor o se decidirá a conservar y construir? Su decisión no debiera ser difícil de tomar, dados los descubrimientos científicos de los últimos cincuenta años, el crecimiento de la cooperación internacional y la creación de un fuerte sentido de responsabilidad social; todo ha tendido a aminorar la excesiva explotación de la naturaleza. Como veremos después, las medidas tomadas para la protección de la vida salvaje, la reforestación y la irrigación, muestran que el hombre está ansioso por devolver a la tierra lo que ha tomado de ella.

La mayor prueba de la madurez moral e intelectual humana la darán los problemas que crea el estudio y control de la fuerza atómica. Hasta es posible que la espantosa fuerza destructora de la bomba atómica y la de hidrógeno sea, en último término, una bendición, al darse cuenta el hombre de la inutilidad de desatar una guerra que nadie podrá ganar. Las posibilidades pacíficas de la energía atómica crean la promesa de una nueva y pujante era industrial.

bomba atomica

El hombre ha cometido muchos errores en su lucha por elevar las condiciones en que vive; pero no podemos dejar de sentirnos impresionados por el ingenio que ha demostrado y la tenacidad con la cual, cuando las ocasiones lo han requerido, ha luchado contra la hostilidad de la naturaleza y superado satisfactoriamente los desastres a través de las épocas.

La naturaleza puede mostrarse no menos cruel que bondadosa; catástrofes espectaculares, como la completa destrucción de la isla de Krakatoa, en 1883, con enormes pérdidas de vida, la de Pompeya y la de Herculano, en el año 79, y la del huracán Katrina en 2005, son testimonios del terror que la naturaleza puede desatar repentinamente y del relativo desamparo del hombre ante ella.

Pero, a pesar de que tales desastres son afortunadamente poco comunes y no constituyen en el presente una gran amenaza para la existencia del hombre, es bueno recordar que las condiciones en el globo pueden algún día manifestar un cambio fundamental.

La atmósfera que rodea la Tierra semeja un invernadero. El vidrio del invernadero permite dejar pasar el calor del Sol e impide la disipación del almacenado en su interior. Pero si un panel del vidrio se rompe, el calor escapará, el aire más frío de afuera entrará y las plantas que protegía se marchitarán y morirán rápidamente.

Si la Tierra no poseyera una atmósfera capaz de retener y almacenar el calor solar, la temperatura del suelo bajaría tan pronto el Sol se pusiese. Si la atmósfera se perdiera, sería sumamente lento el proceso. El aire se eleva a causa del calor del Sol sobre la superficie de la Tierra.

Los gases más volátiles han desaparecido hace mucho de la atmósfera, pero grandes cantidades de oxígeno están contenidas en las rocas, especialmente en las volcánicas. Pueden ocurrir grandes cambios en la composición de la atmósfera durante el transcurso de siglos. La posibilidad de la pérdida total de la atmósfera ha sido discutida por los científicos, pero es extremadamente remota.

diagrama efecto invernadero

Planetas tales como Venus y Marte poseen una atmósfera, a pesar de que ambos son mucho más pequeños que la Tierra y tienen una fuerza de atracción más débil. Pero antes de que la Tierra perdiera su atmósfera, los cambios en la composición del aire la harían inadecuada para mantener la vida. Posteriormente, y semejante a la Luna, quedaría un mundo sin sonido, pues éste se transmite sólo a través del aire.

La proporción del bióxido de carbono en la atmósfera no excede del tres por diez mil, pero la presencia de esta mínima cantidad contribuye materialmente a la capacidad terrestre para retener el calor que recibe; su importancia es, por lo tanto, fundamental. La falta de este gas traería aparejada una caída de, por lo menos, 21° en la temperatura media terrestre. El vapor de agua también impide la pérdida de calor de la atmósfera, aunque en menor proporción que el bióxido de carbono.

Pero mientras la Tierra mantenga la vida humana, el hombre continuará ejercitando su ingenio para afrontar condiciones variables. Está haciéndolo constantemente en toda la gama de sus actividades. En el siglo XVI, el hombre era considerado viejo a los 50 años; ahora, la duración media de la vida se ha extendido mucho y los científicos hablan con todo optimismo de que este promedio llegue a los 85 años para fines de esta centuria.

Vemos que métodos perfeccionados de cultivo han terminado con el avance de los desiertos, se previene la formación de otros nuevos y el uso de los fertilizantes químicos aumenta la producción.

Especialmente en África, el control sobre las pestes se ha difundido enormemente en los últimos años y el helicóptero se ha usado con todo éxito para la dispersión de insecticidas. La langosta y la mosca tsetse ya no son el azote que fueron; las enfermedades tropicales, que habían desafiado a todo tratamiento durante siglos, cedieron ante los avances de la ciencia médica; salud y nuevas esperanzas han llegado a millones de personas.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. 30 Las Corrientes Marinas Edit. Cuántica
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

Las Corrientes Marinas Concepto, Origen y Nombres

ORIGEN Y NOMBRES DE LAS CORRIENTES MARINAS

En muchas partes de los océanos el agua fluye siempre en la misma dirección, mientras en otras no muestra ningún movimiento. Este fluir origina las corrientes marinas, que se asemejan a las atmosféricas, pero se indican de diferente manera: los vientos según su origen y las corrientes marinas según la dirección que llevan.

Las corrientes marinas no fluyen de una manera estable; pueden cambiar de dirección, velocidad o dimensión. No hay nada de sorprendente en esto, puesto que son sumamente afectadas por los vientos. Existen, sin embargo, en los mares y océanos corrientes poderosas que, fuera de variaciones mínimas, siguen siempre el mismo curso, y se las suele indicar en mapas para su estudio, como el que se indica  aquí debajo.

MAPA DE LAS CORRIENTES MARINAS

mapa de corrientes marinas

Las corrientes marinas son el resultado del movimiento del agua de mar, igual que las olas y las mareas, con la diferencia de que estas dos últimas constituyen sólo movimientos ondulatorios. Eso sí: el oleaje engendra corrientes en las costas, y las mareas también pueden producirlas, especialmente en los estrechos y estuarios.

En realidad, las causas fundamentales que determinan la existencia de las corrientes son el viento y la diferencia de densidad de las aguas (determinada a su vez por diferencias de salinidad o de temperatura). Otros factores importantes son el movimiento de la Tierra, la morfología del fondo marino y las características del litoral.

Las corrientes pueden ser cálidas o tropicales y frías o polares según provengan de zonas ecuatoriales o polares, respectivamente, pero esto es relativo, ya que un mismo flujo puede resultar cálido o frío según el área que recorra. Las masas de agua cálidas, y por ende las corrientes por ellas originadas, circulan siempre más superficialmente que las frías. No sólo hay corrientes horizontales. También existen de ascenso o descenso en un mismo sector, que determinan ciclos de convección. Tanto las horizontales como las verticales tienen una importancia fundamental para la pesca.

Los vientos alisios, que son constantes, originan en el océano Atlántico, a ambos lados del Ecuador, las corrientes ecuatoria les del sur y del norte. La primera se bifurca, al llegar a América, en un ramal sur, la cálida del Brasil, y otro norte, que se une a la ecuatorial del norte.

La corriente de Brasil, recibe nueva vitalidad de la corriente fría que proviene de las Islas Malvinas y se vuelca hacia el este, sobre África. Se forma así la corriente fría de Benguela, que se calienta paulatinamente para reingresar en el ciclo ecuatorial.

En el Atlántico norte, la ecuatorial, reforzada con caudales provenientes del sur, ingresa en el Golfo de México para salir de allí transformada en la ya mencionada como “Gulf Stream”. Esta luego de cruzar el Atlántico con rumbo nordeste alcanza las costas europeas, ejerciendo una influencia benigna en latitudes altas, donde impide los fríos excesivos. En su trayecto hacia Europa entra en contacto con las corrientes frías del Labrador y de Groenlandia que proceden de la región glacial del norte. Al continuar su recorrido se divide en tres ramas principales.

Una se encamina hacia el norte en dirección a las costas de Noruega; otra, hacia el sur, en dirección al Mar de los Sargazos y una tercera continúa hacia el este y luego de alcanzar el continente, torciendo hacia el sur se vuelca en la corriente más fría de las Canarias. En esta forma quedan cerrados todos los circuitos. En cuanto a las corrientes del Pacífico debemos decir que se producen corrientes ecuatoriales análogas a las mencionadas.

La del sur avanza hacia el oeste en dirección a Australia. Los contraalisios la tuercen hacia el sur y luego hacia el este. Al retornar a América ya se ha enfriado, y forma la corriente de Humboldt, que cierra el círculo. La ecuatorial del norte, frente a Asia, tuerce su masa más importante hacia el norte, originando la cálida de Kuro Shivo, impelida a su vez hacia el nordeste por interponerse entre ella y la costa la corriente fría de Oya Shivo.

Frente a América la de Kuro Shivo se bifurca: al sur se encamina la fría de California, y al norte un ramal que engrosará las nacientes de Oya Shivo. Al sur del Océano Indico corre la corriente ecuatorial en dirección a Madagascar. Luego de describir un arco y volver sobre sus pasos, recibe el nombre de australiana occidental y es fría. Este caudal vuelve a integrarse con el precitado Océano.

En el Indico septentrional las corrientes obedecen a la trayectoria de los vientos monzones, que circulan hacia el continente en verano y en dirección opuesta en invierno. En el Ártico son pocas las corrientes que no hayan sido mencionadas para el Pacífico y el Atlántico. Toda la parte central está cubierta por el casquete polar que, sin embargo, registra un movimiento -lento pero constante- de oeste a este. Como los vientos, las masas de agua antartica circulan de oeste a este y originan así la llamada “corriente fría del Antartico”.

En Europa la más importante es la corriente del Golfo (subrayada con rojo en el mapa). Nace en el golfo de México, sigue la costa sudeste de los Estados Unidos y luego, alejándose de Terranova, cruza el Atlántico hacia Europa. A medida que se va ensanchando se divide gradualmente en dos ramas: una bordea la costa noroccidental de África mientras que la otra fluye hacia el noreste, y baña las costas de Irlanda, Escocia, Noruega e Islandia antes de perderse en el Ártico.

Las corrientes marinas, sean cálidas o frías, influyen notablemente en el clima. Europa, y especialmente Noruega, deben mucho a la corriente cálida del Golfo, pues ésta hace que los puertos más nórdicos estén todo el año abiertos a la navegación.

Los puertos americanos que están a la misma latitud que Narvik, por ejemplo, están bloqueados por los hielos en invierno, a causa de la corriente fría del Labrador. A la latitud de 35° N. una rama de la corriente del Golfo tuerce hacia el este y luego al sudoeste, dirigiéndose hacia Centroamérica, para unirse a la corriente principal.

Así, las corrientes en el Atlántico norte giran en la dirección de las agujas del reloj; lo mismo ocurre en el Pacífico norte; en la parte sur de los océanos Atlántico, Pacífico e Indico, las corrientes giran en dirección contraria a la de las agujas del reloj.

Con contadas excepciones, las zonas donde abundan las erupciones volcánicas están próximas a los grandes océanos o en medio de ellos, como lo muestra el mapa inferior, en el que las regiones volcánicas están indicadas en negro.

Algunas de las Corrientes Mas Importantes:

Corriente del Labrador: En Europa la más importante es la corriente del Golfo (subrayada con azul en el mapa). Nace en el golfo de México, sigue la costa sudeste de los Estados Unidos y luego, alejándose de Terranova, cruza el Atlántico hacia Europa. A medida que se va ensanchando se divide gradualmente en dos ramas: una bordea la costa noroccidental de África mientras que la otra fluye hacia el noreste, y baña las costas de Irlanda, Escocia, Noruega e Islandia antes de perderse en el Ártico.

Corriente del Este de Groenlandia: Se origina en el océano Ártico, es fría y de baja salinidad.

Corriente del Atlántico Norte: A medida que se va ensanchando se divide gradualmente en dos ramas: una bordea la costa

Corriente del Golfo: Es una corriente cálida que fluye en dirección noreste desde el estrecho de Florida a la región de Terranova. Tiene una gran importancia climática debido a sus efectos moderadores en el clima de la Europa occidental. Su origen son dos corrientes ecuatoriales que se mezclan con una cierta cantidad de agua del golfo de México para formar la corriente.

Corriente Ecuatorial del Norte: Es una corriente cálida que se forma en latitudes tropicales del océano Atlántico.

Corriente Ecuatorial del Sur: Corriente cálida del hemisferio sur en el océano Atlántico.

Corriente de Brasil: Corriente Es una corriente cálida del océano Atlántico que se forma en la zona de la plataforma continental brasileña y con dirección norte-sur.

Corriente de Humboldt: Es una corriente fría que fluye en dirección norte a lo largo de la costa occidental de Sudamérica. Fue descubierta en 1800 por el naturalista y explorador alemán Alexander von Humboldt. La temperatura de sus aguas es entre 5 y 10 ºC más fría de lo que debería ser y es muy rica en nitratos y fosfatos, lo que favorece la pesca y la abundancia de aves marinas (y de guano). Cuando esta corriente no llega a emerger, una corriente cálida conocida con el nombre de El Niño, la reemplaza, lo que supone una disminución del plancton y, por consiguiente, una catástrofe para la industria pesquera y la supervivencia de las aves marinas de la zona.

Corriente Circumpolar Antártica: La corriente de los vientos del oeste o Circumpolar antártica fluye de oeste a este alrededor de la Antártida, alejando las aguas cálidas de este continente, razón por la que mantiene de forma perenne las grandes masas heladas.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. 30 Las Corrientes Marinas Edit. Cuántica
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

Los Agentes de Erosión de la Tierra Formación del Relieve

LOS AGENTE GEOLÓGICOS DE EROSION EN EL PLANETA TIERRA

Se llama erosiónal desgaste de la superficie terrestre por agentes externos, como el agua, el hielo o el viento. La erosión se manifiesta como la prinicipal actividad geológica de la Tierra y es un proceso natural de origen físico y química que desgastan y destruyen continuamente los suelos y rocas de la corteza terrestre; incluyen el transporte de material pero no la meteorización estática. La mayoría de los procesos erosivos son resultado de la acción combinada de varios factores, como el calor, el frío, los gases, el agua, el viento, la gravedad y la vida vegetal y animal.

Todas las formas del relieve están sometidas a la acción de unos agentes externos, denominados agentes de erosión, que las van destruyendo o construyendo. El agua de lluvia, el hielo o los cambios de temperatura provocan la fragmentación de las rocas, que primero descienden por las laderas como consecuencia de la fuerza de la gravedad, después son arrastradas por los glaciares y por los ríos y al fin son depositadas en el fondo de los mares o en otras cuencas, donde se acumulan en forma de sedimentos.

Este es, en resumen, el ciclo erosivo que tiene lugar de forma constante en nuestro mundo y por medio del cual unos relieves son destruidos (las montañas se van redondeando y van perdiendo altura hasta llegar a desaparecer), mientras que otros se van construyendo (surgen llanuras, valles fluviales, etc.)

El agua en sus diversos estados es uno de los principales protagonistas del ciclo de la evolución del relieve, pero en él intervienen muchos otros agentes, como el viento, las plantas, las sustancias químicas presentes en las rocas, etc.

Como ya hemos visto en otro post, el planeta Tierra en sus orígenes era una masa en fusión. Lentamente, su superficie se enfrió, formando una costra sólida; pero, al principio, ésta era demasiado delgada para resistir la presión de los gases y los líquidos que se arremolinaban en su interior. Con frecuencia se fracturaba, modificaba y quedaba inmersa entre efusiones de lava. Al final, se enfrió lo suficientemente para permanecer sólida y formar la corteza terrestre.

El estudio de las rocas demuestra que el agua y el aire aparecieron en épocas muy tempranas de la historia terrestre. Los mares y océanos, en especial, ayudaron a enfriar la superficie, permitiéndole engrosar y consolidarse. Las rocas formadas por el enfriamiento de este material en fusión se denominan ígneas.

Los mares erosionaron las playas, y los ríos, corriendo sobre la Tierra, desgastaron parte de su superficie, arrastrándola y depositándola en forma de extensiones pantanosas o bancos de arena y lechos de guijarros. Posteriormente, sobre ellos, se apilaron otros materiales y, bajo la presión de éstos, se formaron sólidas rocas. Tales lechos rocosos, productos de la acción del agua, se llaman sedimentarios.

Podemos decir que las fuerzas del interior del globo que aún están activas;  no son tan poderosas como lo son en cierto período de la historia de la Tierra las fuerzas exteriores, aquellas que actúan en su superficie, produciendo un efecto más modificador de su apariencia. Una de las más importantes es el clima, la destructiva acción del calor y del frío sobre las rocas, que se rajan en fragmentos, y de la lluvia y del viento, que las erosionan, mientras las masas rocosas se acumulan al pie de las montañas.

Como dijimos antes la erosión geológica es la responsable de los diversos relieves existentes en el planeta, a veces dando lugar a espectaculares modificaciones del paisaje geográfico.Veremos mas abajo que existen distintos tipos de erosiones.

erosion de montañas

En Italia (Trentino-Alto Adigio) , puede observarse  la acción erosiva del agua sobre unas rocas blandas y poco compactas cubiertas por grandes bloques masivos y coherentes; con el paso del tiempo, el agua de arroyada y de la lluvia ha creado surcos cada vez más profundos sobre la roca y se han eliminado los minerales más blandos.

Las manifestaciones de la erosión sobre la superficie terrestre son debidas, principalmente, a las acciones individuales o combinadas del aire y del agua (en sus tres estados), además de las de otros agentes geológicos externos como los gases atmosféricos, los seres vivos y los cambios de temperatura.

Se puede decir que ambos fluidos, aire y agua, reaccionan por desagregación mecánica a escala macroscópica y por alteración química a escala microscópica. El estudio macroscópico que se presenta en este documento permite presentar los principales tipos de erosión visible: la eólica, la glaciar, la fluvial y la marina.

Se debe tener en cuenta que las fuentes de energía que impulsan a actuar a los agentes externos sobre las rocas son la radiación solar, la gravedad terrestre y la atracción gravitatoria Luna-Sol.

Las lluvias, especialmente, realizan una acción muy destructiva sobre las rocas. Gran parte de aquellas penetra en el suelo y disuelve los terrenos calcáreos, horadándolos; otra parte fluye por las montañas cuesta abajo, en forma de ríos, riachuelos y arroyos.

En su camino hacia la desembocadura, las aguas erosionan los terrenos, arrastran los materiales y los depositan en su curso inferior y en el mar. En su fluir, los ríos cavan profundos valles en las montañas y sierras. De esta manera modifican el aspecto de una región, como se puede apreciar en la lámina superior.

erosion del mar en la costa

La costa es la franja de tierra que está en contacto con el mar. Algunas costas son bajas y están formadas por amplias playas arenosas o zonas pantanosas. Otras costas son altas y presentan acantilados rocosos. La forma de la línea de costa depende de factores como los tipos de rocas presentes, la fuerza de la erosión y los cambios del nivel del mar.

El Gran Cañón del Colorado es un ejemplo de la acción erosiva de las aguas. Esta enorme garganta, de 347 km. de extensión, un ancho de 6 a 28 km. y una profundidad de 1.600 m., fue cavada por el río Colorado. El río cruza por una región muy seca, donde hay poca vegetación, y por esto la lluvia desgasta las rocas muy fácilmente. Si Arizona tuviera clima húmedo, las laderas de las montañas se cubrirían de vegetación y la acción del río sería mucho menos destructiva.

erosion del cañon del colorado

Imagen aérea del Cañon del Colorado

El mar, implacablemente, socava las costas y arrastra los materiales, formando playas. Muchas islas, aunque no todas, han sido profundamente desgastadas por las olas y, en algunos casos, con extraños resultados; así, la isla de Heligoland, que se ve en la lámina inferior, situada a 44,5 km. de las costas de Alemania entre los estuarios del Elba y del Wéser, y que consiste en un bloque triangular de piedra arenisca de unos 56 m. de alto, presenta en su lado occidental huellas de un depósito de conchillas calcáreas y rocas que datan del período glacial.

La isla es todo lo que queda de la época en que las rocas que la rodeaban fueron destruidas por el mar, y hoy sus costas están amenazadas tan seriamente por la destrucción, que han tenido que ser protegidas con una muralla de granito.

La Tierra misma no está libre de perturbaciones; a menudo es conmovida por sismos. Muchos terremotos tienen lugar anualmente (alrededor de 8.000, en la proporción de casi uno por hora). Los maremotos son también muy peligrosos; levantan poderosas olas que embisten destructivamente contra las costas.

Ciertos terremotos son causados por la acción volcánica. En muchas regiones hay volcanes, algunos de ellos muy peligrosos; otros, a pesar de estar siempre en actividad, no lo son; y los hay también que están extinguidos desde hace mucho tiempo, pero ello no significa que no puedan entrar en erupción nuevamente. Algunos cráteres volcánicos están situados en la cima de altas montañas, de manera que están cubiertos de nieve.

Otro efecto de la acción volcánica son las fuentes de aguas calientes y aun hirvientes. Hay muchas de ellas en Islandia y se denominan geiseres; hay otras en Nueva Zelandia y, también, en el Parque Nacional de Yellowstone, una de las reservas naturales más hermosas de los Estados Unidos.

tabla agentes de erosion

Fuente Consultada:
Enciclopedia Temática MARRET Color El Universo y la Tierra
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

Conceptos Básicos de Geografía Vocabulario Utilizado

VOCABULARIO ELEMENTAL DE GEOGRAFÍA

La Superficie Terrestre y sus Particularidades: Las tierras y las aguas que constituyen la superficie terrestre tienen diferentes formas y particularidades, que la geografía designa con nombres bien definidos.

rio amazonas

Con sus cientos de afluentes, el Amazonas recoge las aguas de una cuenca que supera los 6.100.000 km2, la mitad perteneciente a Brasil y el resto repartida entre Perú, Ecuador, Bolivia y Venezuela.

He aquí una descripción sucinta:

1.  Cordillera:  serie  continuada de montañas.
2.  Cima o pico: el punto más alto de una montaña o cadena de montañas.
3.  Desfiladero o paso: brecha entre dos montañas, que permite el tránsito.
4.  Colina: elevación del terreno menor que un monte.
5.  Glaciar: un río de hielo, que baja lentamente desde lo alto de una montaña.
6.  Alta meseta: una extensión de tierra plana, alta con respecto al nivel del mar.
7.  Cerro: elevación de menor altura que una montaña.
8.  Cráter: boca o abertura en la cumbre de un volcán por donde fluye la lava.
8..Volcán: una montaña que, a través de una abertura, permite, de tiempo en tiempo, el paso de humo, llamas y materias encendidas, provenientes de capas interiores de la tierra.
9. Cresta: línea de cumbres y valles de una cadena de montañas o colinas.
10. Meseta: tierra elevada que constituye una variedad de relieve entre la montaña, por su altitud, y la llanura, por su extensión; las hay de 4.000 m., 2.800 m., 1.200 m., 800 m., etc. sobre el nivel del mar.
11.  Llanura: zona menos elevada del continente, cuya altura no excede los 300 m.
12.  Gruta o caverna: abertura en la ladera de una elevación o roca, que conduce a veces a galerías subterráneas.
13.  Valle: una depresión rodeada de elevaciones, que separa mesetas, cerros y montañas.
14. Barranca, garganta o cañón: hendidura profunda de paredes escarpadas en terreno llano o montañoso.
15.  Dunas: montículos de arena acumulados por los vientos a lo largo de las costas.
16.  Isla: espacio de terreno de cierta extensión, enteramente rodeado de agua.
17.  Cabo: punta de terreno, de naturaleza más o menos montañosa, que entra en el mar.
18.  Península: espacio de terreno casi enteramente rodeado de agua, pero unido al continente por un lado.
19.  Istmo: faja angosta de terreno que une dos continentes o continente y península.
20.  Lengua de tierra: faja estrecha y larga de terreno que avanza en el mar.
21.  Archipiélago: grupo de islas o islotes.
22.  Arrecifes: rocas bajas y escarpadas que emergen a lo largo de una costa o en pleno mar, y que dificultan la navegación.
23.  Estuario: la desembocadura amplia de un río grande cuando llega al mar.
24.   Tributario: una corriente de agua que desemboca en un río.
25.  Subafluente: corriente de agua que desemboca en un río tributario.
26.  Lago: porción de agua de extensión considerable, cerrada al mar.
27.  Curso inferior: parte de un río próxima a su desembocadura, donde fluye a través de una planicie formada por sedimentos.
28.  Fuente: el lugar donde nace un río o cualquier corriente de agua.
29; Catarata: cambio de nivel en el lecho de un río que provoca una caída de las aguas.
30.  Delta: desembocadura de un río formada por varios brazos.
31.   Golfo: una gran entrada del mar, generalmente rodeada de peñascos, excepto en su boca, más bien estrecha.
32.  Bahía: extensión de mar que llena una ancha entrada del terreno costero.
33.  Mar interior: una extensión de agua de mar rodeada de tierra, pero unida por un canal estrecho al mar exterior.
34.  Laguna: depósito natural de agua, generalmente dulce, de tamaño menor que el lago.
35.  Costa: extensión de tierra que bordea el mar.
36.  Estrecho: una extensión muy angosta de agua que une dos mares.
37.  Horizonte: línea donde el mar o la tierra semejan unirse con el cielo.

Fuente Consultada:
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

Las Estaciones del Año ¿Por que se Producen?

¿Porque Se Producen Las Estaciones del Año?

Introducción: La Tierra no está inmóvil en el espacio, sino que realiza dos movimientos distintos: el de rotación, sobre su propio eje, lo que motiva el día y la noche, y el de traslación que realiza alrededor del Sol. Además, no tiene luz propia, sino que la recibe del Sol, al igual que el calor. Sólo está iluminada la mitad de la superficie que mira hacia el Sol; la otra mitad permanece en la sombra; pero, a causa de la rotación, cada punto de la superficie va pasando alternativamente por luz y oscuridad, o sea que el día y la noche se suceden regularmente en cada punto de la superficie del globo.

La Tierra da una vuelta completa alrededor de su eje en 24 horas; de manera que un punto situado sobre el ecuador va a una velocidad de 465 km. por segundo, mientras que otro situado, por ejemplo, a 50° de latitud norte, lleva una velocidad de 300 km. por segundo.

Los días y las noches no tienen la misma duración a través del año, sino que cambian de acuerdo con las diferentes estaciones. Este cambio en su duración no es debido, sin embargo, a ninguna variación de velocidad de la rotación terrestre, sino a la distancia con respecto al Sol, como se explicará en la página siguiente.

Mientras rota sobre su eje en casi 24 horas (23 horas, 56 minutos), la Tierra no mantiene la misma posición en el espacio. No sólo realiza al mismo tiempo su movimiento alrededor del Sol, sino que también se mueve junto con la Galaxia Vía Láctea.

Es una de las muchas tareas de la astronomía estudiar y medir todos estos movimientos; se ha logrado hallar el peso y la dimensión de la Tierra. El peso de la misma es de unos 6.000 trillones de toneladas; su volumen, aproximadamente, de 1.083.260.000.000 de km³. El diámetro en el ecuador es de 12.757 km.; pero como la esfera está ligeramente achatada en los polos, el eje terrestre es algo inferior a 12.714 kilómetros.

Las Estaciones: Mientras rota sobre su eje imaginario, la Tierra sigue una trayectoria elíptica alrededor del Sol. Para cumplir esta trayectoria de 939.120.000 km., necesita 365 días y 6 horas, es decir, un año. La distancia media entre la Tierra y el Sol es de 149.504.201 km., pero como la órbita que describe la primera es una elipse, en lugar de un círculo, la distancia varía a través del año.

Los rayos del Sol no inciden de la misma forma en todas las regiones de la Tierra y tampoco lo hacen siempre de manera idéntica en una misma región. De hecho, los dos hemisferios quedan expuestos alternativamente a una mayor cantidad de luz solar y ésta es la causa de que distingamos en el año cuatro estaciones, siendo el verano la de máxima incidencia de los rayos solares sobre una zona y el invierno la de mínima incidencia.

Es importante destacar que existe un concepto muy común es pensar que las estaciones se produce por el cambio de distancia entre el Sol y la Tierra, es decir, que en el verano la Tierra está mas cerca del astro rey y en invierno mas lejos. Este concepto es erróneo y es bueno recordarlo para no caer en esa falta.

Entonces las  estaciones del año no están causadas por cambios en la distancia y son debidas al hecho de que el eje terrestre no forma exactamente un ángulo recto con su órbita, sino que tiene una inclinación de 23°27′, inclinación que se mantiene paralela en cualquier lugar de la órbita terrestre.

inclinación del planeta tierra

Puesto que el eje apunta siempre en la misma dirección en cualquier lugar de la órbita en que la Tierra se encuentre, su parte norte unas veces se inclina hacia el Sol y otras está alejado del mismo, y eso es la causa de las estaciones.

La ilustración de abajo  muestra las cuatro posiciones de la Tierra en su viaje alrededor del Sol, su eje apuntando siempre en la misma dirección.

la estaciones del año

Las cuatro estaciones del año (Verano, Otoño, Invierno y Primavera) se generan al girar nuestro planeta alrededor del Sol en una órbita elíptica y como el eje de rotación de la Tierra está inclinado (23°) con respecto al plano de esta órbita, los rayos del Sol inciden con diferente ángulo de inclinación sobre las distintas zonas de la Tierra, según la posición que esta ocupe a lo largo de la órbita. Esto afecta a la cantidad de luz y calor que a lo largo del año reciben las distintas zonas de la Tierra.

vista del sol y la tierra - la estaciones del año

Para el caso de la figura, los rayos solares en el hemisferio norte son más débiles porque forman un ángulo mayor con la superficie terrestre, al ángulo en que llegan en el hemisferio sur en donde son mas perpendiculares.

Si el eje de la Tierra fuera perpendicular al plano de la eclíptica, es decir al plano de la órbita terrestre alrededor del Sol, los polos no recibirían en ninguna época del año la luz del Sol, mientras que en el ecuador la insolación sería siempre máxima. Pero como el eje es inclinado, la zona donde el Sol incide perpendicularmente varía a lo largo del año, pues asciende desde el ecuador hacia el hemisferio norte en una época y desciende desde el ecuador hacia el hemisferio sur en otra época. De este modo, los polos quedan alternativamente expuestos a la luz del Sol durante seis meses consecutivos.

En la Posición I, la línea que separa el día y la noche pasa exactamente por los polos. Esto ocurre el 21 de marzo, cuando el día y la noche tienen la misma duración en todo el mundo; es el comienzo de la primavera en el hemisferio norte y del otoño en el hemisferio sur.

En la posición II, la línea entre el día y la noche está desplazada 23° 27′ hacia el sur en el polo norte: es el 21 de junio, comienzo del verano en el hemisferio norte y del invierno en el sur. El polo norte está inclinado hacia el Sol, por ello tiene luz de día durante 6 meses, a través de los cuales el Sol circunda el horizonte sin ponerse.

En la posición III, la línea divisoria nuevamente pasa por los polos, por lo cual el día y la noche son de igual duración en todas partes; es el 23 de septiembre, otoño en el hemisferio norte y primavera en el sur.

En la posición IV, es el 21 de diciembre, invierno en el hemisferio norte y verano en el sur. La línea divisoria del día y de la noche está una vez más, 23° 27′ hacia el sur en el polo norte, pero ahora del lado contrario; el polo está alejado del Sol y no recibe su luz en todo el día. El Sol circula por debajo de la línea del horizonte, pero nunca se eleva sobre éste.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Temática MARRET Color El Universo y la Tierra
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

Historia de la Exploración del Fondo del Mar Breve Descripción

DESCRIPCIÓN DE LOS AVANCES EN LA EXPLORACIÓN MARÍTIMA

Los hombres realizaron las primeras exploraciones del fondo del mar mucho antes de hacer ensayos en el aire. En los tiempos clásicos de Grecia, y aún antes, se usaban esponjas y perlas, y éstas se sacaban del fondo del mar. Los pescadores de perlas de aquellas épocas probablemente actuaban de manera muy semejante a como lo hacen aún hoy los de Ceilán.

Pero es muy posible que algunos de los primitivos buzos tuvieran ayudas de tipo mecánico que les permitiesen permanecer por más tiempo bajo el agua. Aristóteles describe una especie de campana de inmersión y una gran vasija de metal, la cual, cuando era introducida en el agua, retenía aire dentro.

Algunos inventores de los siglos XVI y XVII fabricaron trajes de buzos, pero no se logró ningún éxito en esto hasta poco después de la batalla de Waterloo. Fue entonces, en 1819, cuando Augustus Siebe (imagen abajo) construyó un traje con una especie de yelmo dentro del cual podía bombearse aire para permitir al buzo respirar. El aire espirado burbujeaba hacia afuera bajo una plancha metálica colocada en la parte posterior del yelmo. Ésta fue la base real sobre la que se edificó mucho del progreso posterior en materia de exploraciones submarinas.

seibe auguste

Augustus Siebe, durante su juventud  estudió la calderería en Berlín, allí  se dedicó a  la fabricación y reparación de instrumentos y mecanismos de todo tipo. Participó activamente ingeniero de artillería durante las guerras napoleónicas, particularmente durante la batalla de Waterloo.

sistema de buzo para explorar el fondo del mar

Mientras tanto, los hombres habían hecho ya los primeros barcos submarinos; en 1620, un holandés llamado Cornelius Drebbel,  que vivía en Inglaterra construyó un pequeño submarino, propulsado por medio de doce remos, que según se dice, navegó durante varias horas a casi cuatro metros bajo la superficie del Támesis.

Cornelius Drebbel

1621: Demostración de Cornelius Drebbel en el Támessis

Muchos barcos de ese tipo fueron construidos durante los dos siglos subsiguientes, pero durante la guerra civil  estadounidense, en que un pequeño submarino hundió un barco llamado Housetonic, se comenzó a tomarlos en serio.

submarino usado en la guerra civil americana

En 1880, la marina francesa inauguró su primer navio submarino. Así, en 1870, cuando Julio Verne publicó su famoso libro Veinte mil leguas de viaje submarino, no estaba simplemente en el puro terreno de la fantasía. Al igual que los mejores escritores actuales de ciencia-ficción, extraía muchos de los acontecimientos de su historia de una interpretación inteligente de los experimentos y experiencias que se realizaban en su época. El capitán Nemo, amo del ficticio submarino Nautilus, revelaba algunos de los misterios de las profundidades marinas que aún no eran conocidos por los oceanógrafos.

La lámina de la izquierda muestra a Julio Verne. Desde la época de Verne, y especialmente en los últimos treinta años, las exploraciones del fondo del mar han progresado de modo notable.

En 1934, un estadounidense, el Dr. William Beebe, batió un record de inmersión en una bola de acero herméticamente cerrada, la batisfera, que pesaba 180 kg. y tenía un diámetro de 1,50 m. Llevaba unas ventanillas de cuarzo en forma de cilindros de 20 cm. de diámetro y 75 mm. de espesor.

Fue atada a un barco por medio de un cable e introducida en el niar y llevó al Dr. Beebe a una profundidad de 900 m. La duración de la inmersión fue de 3 horas; durante ella se mantuvo en contacto con el barco por teléfono, y, para la investigación submarina, disponía de proyectores potentes alimentados por generadores eléctricos ubicados sobre la cubierta de la nave.

Dr. William Beebe

El físico suizo, profesor Auguste Piccard pensó que era una pena que la batisfera no fuera libre para trasladarse bajo el agua y así, en 1939, planeó una especie de balón submarino, el batiscafo, capaz de hacerlo. No fue completado hasta 1953, y, en septiembre de ese año, Piccard y su hijo descendieron más de 3.000 m. en él.

batiscafo de Piccard

Es un barco submarino diseñado para operar a grandes profundidades. El primero de ellos fue diseñado en 1947 por el físico suizo Auguste Piccard para explorar el fondo del mar. En 1954 este barco alcanzó una profundidad de 4.000 m soportando una presión de hasta 400 veces la presión atmosférica. El batiscafo Trieste, construido en 1953, alcanzó un récord mundial el 23 de enero de 1960 al descender hasta 10.916 m en la fosa de las Marianas, la de mayor profundidad oceánica conocida (402 km) al suroeste de la isla de Guam. A dicha profundidad tuvo que soportar una presión de unas 1.000 veces la presión atmosférica.

batiscafo Trieste

Menos de un año después, dos franceses, Georges Houot y Pierre Willm (abajo foto de ambos) , se sumergieron en otro batiscafo, el FNRS 3, hasta una profundidad de más de 4.000 m.

franceses que exploraron el oceano

 

jacques costeau investigador frances

Jacques Cousteau:Conocido por sus magníficas películas y estudios del mundo submarino, el oceanógrafo francés Jacques Cousteau dedicó gran parte de su vida a explorar y defender la vida marina. Cousteau desarrolló la primera estación de buceo subacuática y participó en la invención de la escafandra autónoma, que permite a los buceadores moverse libremente bajo el agua durante periodos prolongados. Cousteau es considerado uno de los exploradores del mar más influyentes del siglo XX y un gran defensor del medio ambiente, produjo más de 70 programas para televisión, que han ganado numerosos premios.

Algo Mas En Este Sitio: Primeras Exploraciones Marinas

Fuente Consultada:
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

El Medio Geografico y la Vida del Hombre Influencia y Condicionamiento

INFLUENCIA DEL MEDIO GEOGRÁFICO EN LA VIDA DEL HOMBRE

Varios sociólogos contemporáneos han destacado la influencia del medio geográfico sobre la comunidad. El eminente historiador británico Arnold Toynbee, cuyas ideas sobre Filosofía y Sociología iluminaron el campo del quehacer histórico, sostuvo al respecto una valiosa teoría. Según él, los grupos humanos que lograron imponerse, a lo largo de los siglos, en el mundo, fueron aquellos que aceptaron, como un desafío, las condiciones que la Naturaleza les brindaba.

El medio geográfico ha sido en todas las épocas un factor importantísimo en la vida de las sociedades humanas. Para que una comunidad prospere, las condiciones ambientales no deberán ser ni demasiado duras ni tampoco demasiado favorables, pues unas y otras son negativas para el desarrollo de las capacidades del hombre.

Las grandes civilizaciones precristianas, por ejemplo, nacieron casi siempre en los valles de grandes ríos como el Nilo, el Eufrates y el Tigris, el Ganges y el Amarillo. La influencia del clima es otro factor determinante. En la parte derecha de la ilustración puede compararse la división en zonas climáticas con la distribución de la población. Los colores representan las zonas climáticas.

Las franjas en el extremo del dibujo indican la población (1 milímetro = 100.000.000 de personas) y se refieren cada una a una porción de 20°. Es evidente la correspondencia entre las áreas de clima benigno y las poblaciones más numerosas.

mapa del medio geografico

No es difícil imaginar la importancia que tiene el clima con respecto a la vida y a las actividades del hombre. Su influjo tiene repercusiones directas sobre la salud, favorece u obstaculiza un gran número de actividades humanas (cultivos agrícolas, empresas industriales e incluso investigaciones científicas, por ejemplo astronómicas, que resultan prácticamente imposibles en los lugares de clima húmedo donde el predominio de las nieblas y de vapores hace muy difícil la observación del cielo); condiciona en forma decisiva el ambiente determinando la cantidad y la calidad de la flora y de la fauna, asimismo muy importantes para la prosperidad humana; por último, constituye un elemento de no escasa importancia para el desarrollo social y civil de las poblaciones, influyendo en su modo de ser y en sus costumbres (baste pensar en el carácter generalmente duro y obstinado de los pueblos que habitan en regiones casi incomunicadas por las rudas condiciones climáticas, y en el temperamento pacífico y tranquilo de los habitantes de las zonas templadas donde el clima demasiado suave y dulce hace más fácil y despreocupada la vida).

El clima es, pues, de suma importancia para el hombre; resulta del todo natural que el hombre, deseoso de conocimientos y de saber, venga, desde tiempo inmemorial, estudiando con escrupulosa atención las condiciones climáticas y sus variaciones, tratando de comprender y de describir su génesis y consecuencias, del modo más exacto posible. Por lo demás, no se trata sólo de satisfacer una simple curiosidad.

Hace ya muchos siglos que el austero Catón, censor inflexible de las costumbres romanas, afirmaba que las dotes principales de una casa consisten en estar construida en un lugar donde las condiciones de un clima templado y apacible puedan proporcionar a quien la habite el marco más favorable para su mente y para su cuerpo.

Las condiciones naturales no deberían ser ni demasiado duras (como, por ejemplo, las que podrían presentarse en el polo a causa del frío excesivo o en las regiones tropicales que aplastan, con su calor agobiante y sin tregua, cualquier iniciativa), ni tampoco demasiado favorables. El fracaso de algunas comunidades allí donde todo se les brinda, pródigamente y sin esfuerzo, es una consecuencia de aquella aparente ventaja según la cual se puede vivir sin trabajar.

El hombre debe aceptar, pues, ese desafío que el medio le propone: luchará para sobrevivir e imponerse, o -como pronosticaba Spengler, en “La decadencia de Occidente”– sucumbirá. Las limitaciones y los estímulos propios del sitio donde un individuo actúa (y que, por supuesto, ejercen una influencia notable, en contra o a favor de él), pesan, sin embargo, menos que la voluntad de acometerlos.

Hay pueblos que viven en zonas donde abundan los combustibles -cada vez más necesarios para dar impulso a la tecnología moderna– y que poco o nada hacen por explotarlos. Países donde no faltan el carbón, el petróleo, el gas natural y el uranio,   cuyos   yacimientos, inexplicablemente, en vez de producir más, rinden cada vez menos.

Y otros que disponen de filones metalíferos que albergan plata y oro, cobre y plomo, hierro y manganeso (por citar sólo dos ejemplos de cada especie: preciosos, no ferrosos y ferrosos) o bien canteras de minerales arcillosos y calcáreos, pigmentos, piedras de tallado, materias silicadas y riquísimos mármoles, y que siguen teniéndolos bajo tierra, en medio de una total inoperancia, cuando podrían ser fuentes de inagotable bienestar.

Es cierto que, con el tiempo, habrá cambios fundamentales que demostrarán la importancia del medio geográfico en la sociedad humana. También los hubo antes. Sabemos que las grandes culturas (precristianas) se iniciaron, casi siempre, en los valles de grandes ríos, como el Nilo, el Eufrates y el Tigris, el Ganges y el Amarillo.

En cambio, la ubicación frente a la inmensidad del mar o a los picos escarpados de una cordillera, no serviría para justificar ciertos aislamientos frustrantes. Podrían servir, como ejemplos positivos, la actitud de los pueblos de navegantes (fenicios, griegos, normandos, españoles, portugueses, ingleses, etc.) y la presencia   de   civilizaciones
asentadas en medio de los Alpes, a lo largo del macizo andino, en la Sierra Madre mejicana, o al pie del Himalaya.

Existen determinantes geográficas importantísimas, como la influencia del clima o la existencia o ausencia de riquezas naturales en un lugar. La posibilidad de adaptación a las distintas condiciones ambientales y la capacidad de inmunizarse con respecto a ciertas enfermedades infecciosas, son problemas derivados, que conciernen al área social.

LA VIDA EN LA ZONA MONTAÑOSA: Alejada del bullicio de las grandes ciudades, que son como hormigueros humanos, la gente de las zonas montañosas vive en pequeñísimos pueblos o en solitarias granjas que anidan en las laderas de las montañas. Sus casas  están hechas de troncos cortados de los bosques cercanos y techadas con maderas.

A menudo el techo está cubierto con pizarras y reforzado con barro o césped, para que pueda soportar el enorme peso de la nieve que descansará allí en invierno. Piedras chatas o pequeñas piezas de roca protegen estas casas de la violencia de los vientos. Pero hay un peligro que no puede contrarrestar la más cuidadosa protección y es el de los aludes.

vida en la montaña con nieve

Cuando las nieves de invierno comienzan a fundirse, las que se encuentran en las zonas bajas son las primeras en derretirse y así, aumentando en peso y en fuerza, se lanzan con gran violencia por las laderas de la montaña, en forma de un poderoso alud. Muchas casas están protegidas por un ancho cinturón de pinos que crecen en la falda de las montañas, más arriba de ellas. Pero, algunas veces, lluvias torrenciales acompañan a estos deshielos de primavera y entonces los arroyos que serpentean por las montañas, no pudiendo contener más aguas se desbordan, y grandes torrentes barren todo lo que encuentran en su camino, incluyendo los árboles, que no consiguen detenerlos.

En las montañas, la lucha por la existencia toma un aspecto más espectacular y quizás más heroico que en las planicies. La gente que vive en pueblos aislados, donde los peligros pueden amenazar a cada instante, trata de desarrollar fuertes lazos de unión entre sí, lo cual, a veces, se convierte en un verdadero nacionalismo.

vida en la montaña

También, en las altas y escabrosas montañas al norte de Albania, la pequeña tierra de Montenegro ha sido un reino independiente durante gran parte de su historia, manteniendo su propio espíritu nacional, aun cuando formó nominal-mente parte del imperio turco.

Durante estos últimos tiempos, especialmente, ha habido un enorme incremento en el número de gente que desde las zonas industriales, cada año, busca en las montañas un cambio de ambiente, yendo allí en invierno para esquiar o en verano para gozar del paisaje, de los baños de sol y para practicar alpinismo. Los Alpes, por ejemplo, constituyen uno de los lugares principales de esparcimiento de Europa.

Pero mientras el turismo es una importante ayuda suplementaria del trabajo forestal y de granja en las regiones alpinas de Europa, allí, como en cualquier otra población en crecimiento, se requieren nuevas industrias. La manufactura está limitada a la producción de artículos livianos por las dificultades del transporte. Así, por ejemplo, Suiza ha sido y es un centro importante de la manufactura de relojes.

La gente de las regiones montañosas está haciendo cada vez mayor uso de la energía hidroeléctrica para atraer nuevas industrias, y los valles suizos están convirtiéndose en importantes centros manufactureros de artículos eléctricos.

VIDA EN EL ÁRTICO: En las grandes planicies fértiles del mundo, el hombre cambia rápidamente el aspecto de la tierra cuando planta en grandes extensiones trigo, cebada, avena o arroz, cuando construye grandes ciudades o atraviesa las tierras con canales, caminos y vías férreas.

El continente antártico no tiene población humana permanente, salvo en las bases, cuyo personal es relevado, por lo general, cada año. En las tierras que limitan el mar Glacial Ártico, los lapones y esquimales constituyen la única población y hasta hace poco eran los únicos habitantes.

Los hombres blancos han cazado ballenas en el Ártico durante más de tres siglos, pero sólo en los últimos cien años se han establecido allí en número considerable. Aún hoy, los 15.000 esquimales que viven en Groenlandia tienen muy poco contacto con el mundo exterior. Los 30.000 o más que habitan las tierras septentrionales de Canadá, Alaska y las Islas Aleutianas, han estado durante mucho tiempo en contacto con varias tribus de indios pieles rojas; pero actualmente se ven cada vez más influidos por la civilización del hombre blanco.

Fueron los pieles rojas los que les dieron el nombre de esquimales, que significa “comedores de animales marinos”, y resulta una denominación muy apropiada, pues en el Ártico, donde la vegetación es muy escasa, hay pocos alimentos salvo productos de la caza y de la pesca.

En Groenlandia hay aún muchos esquimales que viven de la misma manera en que lo hicieron sus antecesores durante innumerables generaciones. Todavía se refugian en pequeños iglúes en forma de cúpula, construidos con nieve; sus únicos medios de trasporte terrestre son trineos arrastrados por fuertes perros; sus botes son los kayakes o umiakes, hechos de piel de foca y propulsados por remos.

La alimentación sólo consiste en lo que pueden obtener del mar y del aire: pescado, aves marinas, carne de focas y morsas. De vez en cuando, en verano, encuentran algunos débiles arbustos que dan bayas comestibles, pero éstas sólo les sirven para una única comida. De la piel de la foca fabrican la mayoría de sus vestimentas y de su grasa obtienen luz y calor.

En la lámina se aprecia el corte transversal de un iglú. La leña y unos pocos utensilios de cocina provienen del puesto de venta más cercano. El hombre pesca los peces con el arpón a través de un orificio cortado en el hielo, y coloca sus presas alrededor. Al igual que sus antecesores, cree que procediendo así habrá más peces al alcance de su arpón.

iglu de los esquimales en el polo

A pesar de sus ideas y equipos primitivos y de la vida difícil que llevan, y a pesar de que el sol no pasa del horizonte durante más de seis meses en el año, los esquimales figuran como uno de los pueblos más felices de la tierra.
Peter Frenchen, un danés que vivió durante dieciocho años entre los esquimales de Groenlandia y se casó con una mujer esquimal, considera que fueron esos años los más felices de su vida.

Pero sería un gran error considerar que hay sólo unos pocos miles de esquimales que habitan en el Ártico. Cercanas a la costa norte de Noruega, están las islas Lofoten, uno de los centros más importantes para la pesca del bacalao y él arenque en Europa; además, bien dentro del círculo polar ártico hay dos ciudades noruegas de más de 12.000 habitantes, Tromso y Narvik.

Esta última, un puerto libre de los hielos la mayor parte del año, se comunica por ferrocarril con las minas de hierro del N.E. de Suecia y embarca gran parte de este metal para exportarlo a otros países. Murmansk, en la zona ártica de la Unión Soviética, es una próspera ciudad de 230.000 habitantes, que tiene aproximadamente la misma extensión que Narvik. Y en Thule, en el N.O. de Groenlandia, a sólo unos cientos de km. del polo norte, los Estados Unidos han establecido una gran base aérea.

LA VIDA EN EL DESIERTO CÁLIDO: Los más grandes desiertos cálidos del mundo, al igual que las regiones de nieve y hielo, ofrecían al hombre, en el pasado, muy pocas posibilidades de vida. Son, como su nombre lo indica, regiones desérticas.

La mayoría de ellos —el Sahara, el Kalahari, en el S.O. de África, el de Atacama, en Chile, y el gran desierto de Australia— quedan entre los 20° y los 30° al norte o al sur del ecuador. Comparten un clima similar: durante el día el calor es ardiente y durante la noche, a causa de los cielos claros que permiten al calor perderse rápidamente en la atmósfera, hace fresco y aun frío. Ni una gota de agua cae sobre ellos durante meses, y, cuando llegan las lluvias, la humedad se pierde rápidamente por el alto grado de evaporación.

A pesar de que ninguno de los suelos de estos desiertos se compone enteramente de arena, las grandes cantidades de ella constituyen el rasgo característico de los mismos. En la época de los vientos, los torbellinos de arena que se levantan hacen la atmósfera prácticamente irrespirable.

Fuera de los oasis hay pocas manifestaciones de vida, excepto después de las escasas lluvias, cuando, como por arte de magia, grandes extensiones del desierto se cubren repentinamente, pero por poco tiempo, de flores brillantes.

Aun en los oasis, la mayoría formados alrededor de algunos pocos manantiales naturales, la vida está severamente limitada. Hay algunos animales oriundos de la región; las cabras, ovejas y camellos han sido traídos por el hombre y criados allí. Las plantas que existen están provistas de raíces extremadamente largas, algunas de una longitud 10 veces mayor que el tallo o tronco; otras plantas están recubiertas por un tejido duro como cuero que les ayuda aevitar la pérdida de humedad por evaporación. El árbol más característico y más útil, en los oasis, es la palmera datilera. En las tierras desérticas, su sombra fresca es tan valorada como sus frutos.

Hasta hace alrededor de un siglo, casi los únicos habitantes de los desiertos de África y de Asia occidental eran las tribus nómades árabes. Se refugiaban en tiendas livianas que los protegían del calor durante el día y del frío durante la noche. Sus ropas, a menudo de telas blancas, servían para el mismo propósito.

vida en el desierto cálido

La forma de usarlas les permitía también proteger el rostro de la arena y del polvo durante las tormentas. El agua, elemento del que dependían sus vidas, era almacenada en recipientes cerrados de cuero, cuidadosamente hechos para prevenir la pérdida por derrame o evaporación.

El camello, que puede almacenar grasa en sus jorobas, que vive de cualquier pasto y soporta viajes largos sin abastecerse de agua, es el único medio positivo para el transporte. El caballo es usado, algunas veces, sólo en el límite del desierto.

Los desiertos son aún hogar de numerosas tribus que conservan sus modos de vida tradicionales; las del Medio Oriente y del Sahara tienen hoy una población humana diferente: geólogos, exploradores e ingenieros que han hecho del desierto una de las grandes fuentes petroleras del mundo.

Alrededor de los campos petrolíferos del desierto, se han establecido muchos poblados donde el hombre occidental vive del mismo modo que en sus propios hogares: carreteras, recientemente construidas para vehículos motorizados, y aeropuertos ponen a estos establecimientos al alcance del mundo exterior.

Sería absurdo subestimar la tarea que aún tiene por delante el hombre hasta lograr toda la utilidad posible de los desiertos del mundo. Pero, por lo menos, ya ha comenzado. Los relativamente pequeños desiertos del S.O. de los Estados Unidos fueron, alguna vez, obstáculos para los más temerarios pioneros. Hoy, cualquier viajante casual puede cruzarlos con comodidad por las rutas y, en el camino, hallará huerta? bien irrigadas que en algún momento fueron pobres oasis.

Ver: Vida de los Esquimales   Los Tuareg: La Vida en el Desierto

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. N°35 Diques y Embalses Edit. Cuántica
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

Ganar Tierra al Mar Polders y Diques Obras en Holanda

POLDERS EN HOLANDA: OBRAS DE INGENIERIA PARA LA EXISTENCIA

A menudo, oímos hablar de la “lucha por la existencia” y algunas veces estamos tentados de pensar que esto sucede sólo en las densas junglas, en los desiertos resecos o en las zonas polares. Pero, las vastas planicies donde los hombres viven en gran número son también escenario de una constante lucha por la vida.

Muchos de los mamíferos de las planicies africanas son muy veloces; necesitan ser así, para tener oportunidad de escapar de leones y otros carnívoros. En las fértiles tierras tropicales, aun las plantas deben luchar para sobrevivir; en las estaciones secas, cuando el cielo está despejado día y noche, tienen que soportar temperaturas superiores a los 30° después del mediodía, y sólo unos pocos grados por encima del punto de congelación en las horas que anteceden al amanecer.

Basta leer los relatos de las luchas que sostuvieron los primeros pobladores que vinieron a América para darnos cuenta de lo que significó el trabajo del hombre para hacerse dueño de las praderas.

DIQUES Y EMBALSES: Millones y millones de litros de agua están permanentemente en movimiento en nuestro planeta cumpliendo constantemente un cido que comienza con su evaporación en mares, ríos y lagunas, prosigue con la formación de nubes, las que se resuelven cayendo en forma de lluvia sobre la superficie terrestre, o de nieve y granizo. El agua es aprovechada por el hombre, especialmente si no está mezclada con sales, como ocurre en el océano.

Para retener el agua dulce, con el propósito de regular su uso, se construyen diques, embalses, represas y malecones. Los usos pueden ser diversos: sanitarios, aprovechamiento hidroeléctrico, regadío, regulación de inundaciones, etc. En las costas de los mares, los diques portuarios cumplen la función de proteger a las embarcaciones de posibles oleajes ocasionados por tormentas.

represa de agua

Estas obras no constituyen trabajos precarios. Por el contrario, deben durar mucho tiempo para ser útiles. Por esta causa se emplean en su construcción refinadas técnicas elaboradas por ingenieros hidráulicos. Las represas de mayor envergadura se construyen sobre una base de tierra o piedras, compactadas.

Esta base tiene forma de semicírculo, el que mira por su cara cóncava hacia las nacientes del río, contribuyendo así a formar el lago artificial. La base del terraplén puede llegar a medir 45 metros de espesor, lo que se justifica por la inmensa presión que allí ejerce el agua. Por encima de esta mole de tierra y  rocas se construye la estructura de hormigón que dará mayor solidez al conjunto.

Si se trata de una represa hidroeléctrica, se instalan aquí las tomas de agua y los generadores. Muchos diques suelen tener, a ambos lados, canales derivadores,  encargados  de verter el agua excedente del lago artificial en caso de grandes lluvias o deshielos. Esto evita la rotura de los contrafuertes de la presa. Holanda, que es el país de este tipo de construcciones, se hizo famosa por las tierras que le ganó al lago interno Zuider Zee mediante un sistema de diques conocidos con el nombre de polders.

Igual que los holandeses, también los dinamarqueses, alemanes e italianos someten a sus costas a un sistema de diques con el objeto de aumentar sus territorios útiles. Entre los diques reguladores de crecientes, merecen especial mención los que los chinos construyeron sobre el cauce del río Amarillo. Este curso de agua recorre una llanura baja dedicada a la agricultura intensiva.

por lo que una inundación no prevista sería desastrosa. Noruega, Suecia, Estados Unidos y Canadá, se destacan por sus embalses destinados al aprovechamiento hidroeléctrico. En la región del oeste de América del Norte se han instalado -preferentemente- las industrias del aluminio y del vidrio, ya (pie éstas requieren mayor consumo de energía eléctrica. En consecuencia, se las coloca cerca de las fuentes generadoras para abaratar el consumo energético.

En la República Argentina existen importantes complejos de diques y embalses, muchos de ellos con más de un propósito.El de Chocón-Cerros Colorados, ubicado en la región del Comahue, se emplea para obtener energía eléctrica, como regulador de crecientes y para regar el Alto Valle del Río Negro. Otro complejo argentino de múltiples objetivos es el de Nihuil. Otra gran obra fue la represa de Salto Grande, una obra emprendida en común por Argentina y Uruguay.

LOS POLDERS EN HOLANDA: Holanda, cuya extensión es de unos 40.000 Km² y alberga  18.000.000 de habitantes. Sin embargo, el holandés también se ingenia para exportar productos de granja y aun dedica algunas de sus pequeñas áreas de tierra a plantaciones de flores, que son famosas en todo el mundo.

El holandés no sólo debe luchar contra el escaso terreno para producir las mayores cosechas posibles, sino que también mantiene incesante lucha contra el mar, que quiere avasallar sus tierras. La mayor parte de sus mejores terrenos está actualmente bajó el nivel del mar y las aguas pueden ser detenidas sólo mediante la construcción de formidables diques, los cuales deben ser constantemente reparados.

Las costas sufren ataques de vientos borrascosos y fuertes oleajes elevan las aguas, barriendo desastrosamente los diques y anegando kilómetros de tierras. Pero, invariablemente, el pueblo holandés se pone a trabajar y rehacer todo con afán; construye nuevos diques, purifica la tierra, extrayendo las sales depositadas, y vuelve a sembrar. Y a través de los años, de este modo, va quitando terreno al mar. En los últimos 30 años, ha agregado unos 130 km.2 a su territorio.

Los pólders permiten el aprovechamiento agrícola, que se combina con la producción de lácteos, como los afamados quesos de Gouda. Rotterdam es el núcleo industrial de Holanda Meridional; su actividad se prolonga a lo largo del eje fluvial del Mosa hasta Europoort. La industria se centra en los subsectores petroquímico, metalúrgico y en la construcción naval.

No hace mucho tiempo, el Zuiderzee se veía en el mapa como una profunda entrada circular en el medio de Holanda. Hoy, el lago Yssel ha reducido su extensión a la mitad y dentro de pocos años no será más que una red de canales corriendo entre ricas tierras cultivadas, recientemente conquistadas.

polders

La lámina de arriba muestra un típico paisaje holandés: un canal corre paralelamente a un camino y a una vía férrea; una amplia extensión de tierras llanas cultivadas; una moderna fábrica y a la distancia, una ciudad que se levanta como un barco que se eleva sobre el horizonte.

corte grafico de un polders

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. N°35 Diques y Embalses Edit. Cuántica
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEXEnciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

Climas del Continente Americano Mapa Climas de America

DISTRIBUCIÓN DEL CLIMA EN AMÉRICA

Se entiende por clima al conjunto de los elementos meteorológicos-temperatura, presión, vientos, precipitaciones, etc. a que está sometido un punte determinado de la superficie terrestre. También se lo ha calificado como al conjunto de factores que caracterizan el estado medio de la atmósfera en una región determinada. Para comprender las características del clima del continente americano hay que tener en cuenta los rasgos principales que le componen. Por eso se han expuesto en esta nota.

Temperatura. El continente americano tiene un amplísimo desarrollo en el sentido señalado por los meridianos, razón por la cual puede inferirse que en él es dable encontrar desde los más agobiantes calores ecuatoriales basta el frío gélido de los círculos polares.

El análisis de las isotermas -líneas imaginarias que unen puntos de igual temperatura medianos permite, sin embargo, establecer una serie de diferencias de acuerdo con las distintas regiones latitudinales. En principio podemos advertir que las isotermas del sur de América son mucho más rectas que las del norte.

Esto se debe a que la primera masa de tierra es más angosta y está rodeada de mayores superficies oceánicas, en tanto que la segunda es más continental. Este fenómeno atemperador de las aguas se nota también si comparamos la gran amplitud térmica anual del hemisferio norte con la escasa diferencia entre verano e invierno en el sur.

Finalmente adviértese que mientras en América Septentrional durante el invierno las temperaturas medias llegan a 35 grados bajo cero, en América del Sur no existen -ni aun en la estación fría- promedios mensuales que registren valores negativos.

Presión y vientos. Manifiestamente incide la temperatura en el cuadro de distribución de presiones, ya que -por regla general- a altas temperaturas corresponden bajas presiones y viceversa. Los centros de alta presión, o anticiclones, son los que se sitúan al norte y al sur de los océanos Atlántico y Pacífico.

En ellos se produce la emisión de los vientos. Fuera de estos núcleos, considerados permanentes, hay anticiclones estacionales de invierno en Manitoba (entre EE.UU. y Canadá) y Chaco (entre Argentina y Paraguay). Entre los ciclones -ocupados en atraer vientos- hay dos estacionales de verano, precisamente los de Manitoba y Chaco, que se invierten según la época del año, y tres permanentes: los de las islas Aleutianas y de Islandia en el norte y la taja planetaria de baja presión que toca al continente americano a la altura del sur patagónico y Tierra del Fuego.

Entre los vientos más importantes pueden citarse los del oeste, provocados por los centros ciclónicos permanentes, los alisios, de procedencia oriental -muy húmedos- y los de tipo monzónico. Estos últimos -que soplan de las tierras a los mares en invierno y de los mares a las tierras en verano- son característicos en el centro de Norteamérica. Su vía de circulación es el golfo de México. Precipitaciones. Las precipitaciones, fundamentalmente pluviales, se distribuyen en forma muy heterogénea por el mapa americano.

En el área ecuatorial las lluvias resultan abundantes y, muchas veces, excesivas. Otras zonas con gran caudal de precipitaciones están constituidas por la región de las Antillas, el reborde occidental de la cadena de las Rocallosas, así como el de los Andes Patagónico-Fueguinos y algunos sectores del gran istmo centroamericano.

En las zonas de influencia atlántica, las precipitaciones son suficientes. Por último, resultan insuficientes en un área ubicada en los Estados de Arizona, California y Texas (EE.UU.), en la región de la Puna, desde donde parte la denominada “diagonal árida de la Argentina”, con orientación NO-SE y en la costa de Perú.

El único punto del mundo cuya precipitación es de 0 milímetros anuales está en Atacama, una altiplanicie situada al norte de Chile.

Climas fríos: 1)nival: temperaturas bajo cero casi todo el año, escasas precipitaciones; 2) continental: con grandes amplitudes térmicas, inviernos muy fríos y veranos frescos; 3) oceánico: poca amplitud térmica y mayor humedad.

Climas templados: 4) oceánico: igual que su correspondiente frío con temperatura media mayor; 5) continental igual a 4; 6) de transición (es el tipo de clima de Buenos Aires) constituye un intermedio entre el continental y el oceánico.

Climas subtropicales: 7) con estación seca: tiene inviernos frescos y veranos tibios a calurosos. Las lluvias son invernales; 8) sin estación seca: en esta variedad existen lluvias abundantes todo el año.

Climas cálidos: 9) tropical: tiene una temperatura media anual de 20°. Es el clima de las tierras bajas templadas; hay diferenciación entre invierno y verano; 10) subecuatorial: se caracteriza por su elevada temperatura y sus precipitaciones abundantes durante ocho meses del año; 11) ecuatorial: la temperatura y las precipitaciones son altas durante todo el año, se producen picos en el otoño y la primavera que constituyen las épocas en las que el Sol pasa por el cénit.

Climas desérticos: 12) frío: con precipitaciones menores a los 250 milímetros anuales. Su temperatura media anual es de menos de 20°. 13) cálido: igual a 12, pero con temperatura media anual de más de 20°.

Mapa de Climas de América:

mapa de climas de america

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Edit. Cuántica Fasc. n°35 Climas de América

Regiones Zoogeograficas del Mundo Distribucion de los Animales

DISTRIBUCIÓN DE LOS ANIMALES EN EL MUNDO

Las tierras emergidas se clasifican en seis regiones zoogeográficas, cada una de las cuales tiene una fauna característica. Dentro de estas regiones, los animales se agrupan por los hábitats que ocupan. La preferencia de un animal por cierto hábitat depende de muchos factores, como alimento y protección natural frente a los depredadores.

Zoogeografía es la disciplina que estudia la distribución de los animales sobre la superficie terrestre Si bien está relacionada directamente con una ciencia mayor, la geografía el objeto de su estudio -los animales- es de estricta competencia de otra ciencia: la biología.

Finalmente, podría decirse que, por su enfoque y por el campo que abarca, la zoogeografía estáa ún más emparentada con la ecología, que se ocupa de las relaciones entre los seres vivientes y el medio en que habitan.Junto con la fitogeografía o geobotá nica integra la biogeografía. ciencia que ha despertado interés desde tiempos remotos.

ANTECEDENTES: La etapa más perfeccionada en la historia de la evolución de la Tierra es cuando se distribuyen los animales sobre su corteza. Desde luego, se requirieron muchos millones de años para que este paso se pudiera concretar. En un principio nuestro planeta era una masa ígnea recubierta por una capa ininterrumpida y compacta de vapor, que actuaba como repelente de los rayos solares.

Cuando las rocas comenzaron a estabilizarse, los suelos se enfriaron y el agua precipitó formando océanos. Allí nacieron los primeros vegetales que rápidamente se difundieron por el globo. Ante la posibilidad de alimentarse de esas primitivas plantas, surgieron los animales herbívoros.

Luego, por extensión, lo hicieron los carnívoros. Naturalmente, no todos los animales fueron al mismo sitio. Por sabias y misteriosas leyes, cada especie, adaptada a determinadas condiciones impuestas por la temperatura, presión, suelos, etc., se situó en el escenario más conveniente para su desarrollo.

Lo que sobrevino podría calificarse como una acción doble. Por un lado, los animales fueron sufriendo modificaciones para desempeñarse con éxito en el ambiente que las condiciones generales les imponían; por otro, algunos de ellos se rebelaron ante las imposiciones del medio y emigraron. En muchos casos, lugares inmejorables para determinadas especies fueron abandonadas ante la competencia de otros animales más fuertes y resistentes. Así se poblaron territorios en los que las condiciones de clima y suelo no eran tan favorables. . .

Es difícil establecer regiones zoogeográficas con fronteras definidas, ya que los animales, dotados en su gran mayoría de patas u otro medio de movilidad, pueden recorrer largos tramos en busca de abrigo o alimento.

Un felino carnicero, por ejemplo, puede morir en parajes distantes de su lugar de nacimiento. Las golondrinas emigran miles de kilómetros en invierno, en busca de zonas cálidas.

Sin embargo, ciertos factores frenan el paso de los animales. Aquellos que no saben nadar ni volar, se ven detenidos por los ríos.

Una cordillera resultará insalvable para casi todos los animales de los valles próximos. Sólo algunas aves podrán realizar esta travesía.

En general, los animales permanecen en su “tierra natal”, acostumbrándose no sólo al suelo y las condiciones topográficas sino -y especialmente-, a la vegetación. Los habitantes de selvas y bosques, generalmente son trepadores (monos, ardillas, felinos y reptiles) mientras que los de las regiones desérticas o esteparias tienen órganos motores desarrollados para las grandes marchas. Casos típicos, el camello y el avestruz.

Con esto se demuestra que si bien los animales pueden movilizarse mucho más fácilmente que las plantas, también están sujetos a las condiciones del medio externo, que le fija fronteras.

Muchas clasificaciones se han ensayado para dar al mundo una división zoogeográfica coherente. De todas ellas, la más generalizada es la que W.L. y P.L. Sclater enunciaron al finalizar el siglo pasado. Su ventaja consiste en que las regiones que establece son amplias, lo que evita superposiciones de zonas. Debido a la facilidad con que se trasladan los animales, sería muy difícil la fijación de fronteras muy numerosas.

Las regiones establecidas son las siguientes:

a) NEARTICA: América del Norte y Groenlandia.

b) PALEARTICÁ: Europa, norte y centro de Asia y la franja norte de África que mira al Mediterráneo.

c) ORIENTAL: Sur de Asia (China, Indochina, India y archipiélagos anexos)

d) ETIÓPICA: África exceptuando la franja mediterránea, la península arábiga en Asia y la isla de Madagascar.

e) AUSTRALIANA: Australia,    Nueva    Zelandia, Nueva Guinea e islas del Pacífico Sur.

f) NEOTROPICAL: Sudamérica y América Central.

mapa zoogeografico

A continuación se enumeran en un cuadro sinóptico, las distintas especies que, de norte a sur, pueblan las regiones antes mencionadas.

a) REGIÓN NEARTICA: Pingüino, zorro polar, liebre, reno, morsa, oso blanco, foca, narval, pato del norte, ballena, reno, marta, lobo, tejón, oso gris, ciervo wapití, caribú, zorro azul, marsopa, alce, otaria, castor, bisonte, delfín, zorrino, oso negro, víbora de cascabel, serpientes, colibrí, cotorras, caimán, jaguar, vampiro, coatí, mono aullador, tortugas y coyotes.

b) REGIÓN PALEARTICA: Foca, pingüino, oso blanco, morsa, reno, marta cebellina, alce, oso pardo, lobo, ballena, zorro blanco, lince, perdiz blanca, ciervo, marta, otaria, ciervo almizclero, perdiz de las arenas, tigre, pantera, marmota, onza, castor, bisonte, cachalote, corzo, delfín, jabalí, ciervo, gamo, águila, víboras, puerco espín, camaleón, cabra salvaje, dromedario, onagro, mangosta, hiena rayada, camello, guepardo, hiena, chacal, cocodrilo, zorro, dugong, topo, orea y marsopa.

c) REGIÓN ORIENTAL: Yack, oso gris, hiena rayada, lobo, zorro, gavial, tigre, cebú, macaco, elefante, erizo, rinoceronte, gibón, hiena, tapir, búfalo, serpientes, mangosta, monos, puerco espín, mariposas, orangután, babirusa, pitón, pangolín, pantera, marsupiales, murciélagos y galeopitecos.

d) REGIÓN ETIÓPICA: Camello, hiena rayada, antílopes, pantera, león, chacal, avestruz, leopardo, hipopótamo, elefante, chimpancé, serpientes, cebra, león, búfalo, gorila, boa, rinoceronte, gnu, okapí, cocodrilo, jirafa, mosca tse-tsé, cachalote, dugong y orea (en la isla de Madagascar son característicos los lemúridos.

e) REGIÓN AUSTRALIANA: Ave del paraíso, marsupiales, equidna, trepadores, cachalote, murciélago, paloma, oso koala, canguro, ornitorrinco, dugong, cacatúas, wombat, apterix, foca,delfín y ave lira.

f) REGIÓN NEOTROPICAL: Mono aullador, vampiro, lagarto, tortuga, ratón, coatí, cachalote, tapir, jaguar, cuis, la-mantino, colibrí, guanaco, llama, alpaca, vicuña, orea, coendú, serpientes, monos, oso hormiguero, agutí, chinchilla, tatú, carpincho, mulita, perezoso, tucán, caimán, cóndor, nutrias, ñandú, vizcacha, puma, huemul, liebre de la Patagonia, foca, pingüino y ballena. En este cuadro general se consideran únicamente las especies más significativas, y dejándose de lado, por otra parte, aquellas que, por sus capacidades para trasladarse, como las gaviotas, aparecen ampliamente difundidas en todas las regiones.

Las especies que habitan los océanos fueron consideradas en la clasificación sólo en los casos de animales de sangre caliente. Los de sangre fría -moluscos y peces- son tantos y tan variada su distribución que debieron omitirse. Al respecto, la fauna marina puede dividirse en tres dominios: el litoral, que comprende la zona costera, el pelá-ico, animales de superficie asta los 400 metros, y el abisal.

Biografía de Cardano Gerolamo Matemático Renacentista

CARDANO MATEMATICO Y ASTRÓLOGO RENACENTISTA

Gerolamo (Jerónimo) Cardano , nació en Pavía (Italia) un 24 de septiembre de 1501, destacado médico, matemático y astrólogo. Célebre matemático italiano del Renacimiento, autor de la obra Ars Magna (1545) que marcó el inicio del periodo moderno del álgebra. Como matemático realizó multiples estudio sobre al azar, tema que lo apasionaba, pues era un gran jugador de cartas.  Filósofo y  enciclopedista, fue autor de una de las primeras autobiografías modernas. También es conocido por ser el primero en dar una solución general completa de la ecuación de tercer grado y de la ecuación de cuarto grado. (ver las disputas matemáticas)

En 1501 nacía en Pavía Jerónimo Cardano, hombre de una extraordinaria personalidad. Su aparición en el mundo de la ciencia y la filosofía de su época, coincidiría con la decadencia de los predicamentos de la Cabala (sistema de adivinación por medio de la interpretación de la Biblia) y de las diversas ciencias secretas incluida la magia negra, que por entonces llamaban la atención del pueblo.

cardano matematico renacentistaEn Italia el interés de los nobles y los intelectuales comenzaba a ser suscitado por la astrología, sobre todo por lo que ellos creían advertir de racional en aquella tesis de que la conformación del cosmos influye sobre la vida de los individuos.

Las mareas, la influencia de la Luna en otros ciclos naturales, las estaciones y los ciclos agronómicos, a los ojos un tanto ¡nocentes de aquellos observadores revelaban muy claramente la decidida influencia de los astros en la mentalidad y el comportamiento de los individuos.

El primer hombre notable en Italia que salió a la palestra con las nuevas teorías fue nada menos que un doctor en teología y además capellán de Francisco de Valois: Junctino de Florencia. Junctino estudió, como es de imaginar, casi exhaustivamente a Tolomeo, y luego los legados de los griegos y caldeos. Con esos elementos se lanzó a la aventura de hacer sus cartas astrales a todos los personajes de su época.

Sostuvo a pie firme que el mundo sideral encierra el misterio de la vida humana y que en él puede descubrirse el futuro de los hombres y los imperios.

Junctino de Florencia dejó el camino expedito a otros entusiastas de la astrología. Y es aquí donde Jerónimo Cardano hace su aparición. Ferozmente auspiciado y resistido, este talento original, excéntrico, polémico y agresivo, tuvo mejor suerte que su contemporáneo Vanini, quien sostuvo idénticas ideas.

Jerónimo Cardano, que no decía cosas distintas, por el contrario tuvo a su beneficio la sorprendente excentricidad de su carácter. Pero en realidad, lo que sus contemporáneos veían con simpatía y en el fondo consideraban un rasgo de humor, era la verdadera personalidad de este hijo nacido de una unión ilegítima, y al que sus padres habían tratado de rechazar por todos los medios. Ése estigma parece haber signado el perfil de este hombre que nunca se consideró lo suficientemente brillante, valioso e importante como para compensar aquella falencia.

Sus contemporáneos lo consideraron un “paladín de la pedantería” porque Jerónimo explicaba a quien quería oírlo, con absoluta naturalidad, que su genio se debía al haber nacido bajo la misma conjunción astral que Augusto. Cardano se aplicó con verdadero frenesí al estudio de la astrología. Afectado de egolatría y megalomanía, declara haber nacido por propia voluntad (ya que sus padres no lo habían querido) y atesora anécdotas valiosas.

La primera sucede en 1537, cuando su extraño prestigio llega a oídos del consejero íntimo del emperador. El senador Siondrato ve morir a su hijo sin que los sabios puedan hacer nada y como último recurso manda a llamar a este charlatán. Son tales el poder de convicción y la fuerza magnética de Cardano, que las convulsiones se detienen y el enfermo cura. Inmediatamente un obispo escocés lo reclama por ver si puede curar así sus ataques de asma que amenazan con asfixiarlo. Cardano (ante una evidente afección psi-cosomática) lo convence de que es él mismo quien cierra sus propias vías respiratorias y el obispo, absolutamente perplejo, siente abrirse sus pulmones.

El poder de la sugestión y luego la imaginación de los biógrafos hacen que la lista de prodigios operados por Cardano sea interminable. Pero en cambio son muy verosímiles -por comprobables-sus premoniciones. Dijo Cardano: “Me desperté cuando el sol brillaba bastante alto, pero veía y no distinguía nada. Oí quince golpes en el pavimento, poco después como si un carro cargado de tablas hubiese caído en el techo. La habitación tembló. Luego supe que en aquel preciso momento, mi madre había muerto.”

Igualmente impresionante son sus relatos de sueños premonitorios referentes a la desgracia de su hijo cuando, en un momento de extravío, mató a su esposa. La súbita enfermedad de su otro hijo también le fue anunciada en sueños y muchos otros acontecimientos de este carácter transformaron a Cardano en un nervioso incurable, maníaco de persecución.

Pero estos desvarios y excesos no le impidieron ser el inventor de la fórmula de resolución de las ecuaciones matemáticas de tercer grado, y de la suspensión cardánica.

 Su vida personal fue trágica: uno de sus hijos fue ejecutado en 1560 por el asesinato de su esposa, y otro hijo pasó por la cárcel en numerosas ocasiones por diferentes delitos. Una historia afirma que Cardano se suicidó al no cumplirse su predicción astrológica de su propia muerte, aunque lo más probable es que se trate de una mera invención.

Ampliar Este Tema

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. N°32 Edit. Cuántica

Regiones de Norteamérica Por Relieve, Población y Vegetación

GOEGRAFIA DEL MUNDO: LAS REGIONES DE NORTEAMÉRICA

Orientadas de este a oeste, se distinguen en América Septentrional tres franjas netamente diferenciadas. La primera es la subártica que se emplaza en latitudes boreales desde Labrador hasta Alaska. Entre Terranova y Colombia Británica se extiende la central, donde se agrupan la mayor cantidad de pobladores canadienses y la última corresponde a los Estados Unidos.

Podríamos agregar una anexa hacia el Sur, integrada por los territorios mexicanos hasta el istmo de Tehuantepec. Estas franjas horizontales se subdividen de acuerdo con elementos  biográficos dominantes y con el proceso de colonización, que se fue concretando por medio de fronteras sucesivas de acercamiento al océano Pacífico.

Alaska constituye una unidad regional en sí misma, caracterizada por su estructura de grandes cadenas montañosas y mesetas dominadas por el hielo. Canadá posee una región marítima hacia el este dedicada a los bosques: la caza, el pequeño cultivo y la pesca. En la cuenca del río San Lorenzo se localiza lo que podríamos denominar “el corazón canadiense”. Allí se agrupan la mayoría de la población, la actividad agropecuaria y sus principales industrias.

Como una continuación de la anterior se extiende la región de los Grandes Lagos, que tiene muchos puntos de contacto con la región homologa de los Estados Unidos. Siguiendo hacia el oeste se nos presenta el dominio de la pradera, que también tiene continuidad con los Grandes Llanos de la Unión.

La región montañosa está representada por las Rocallosas, encadenamiento moderno que se desarrolla de Norte a Sur y que se prolonga en los Andes sudamericanos. Por último se presenta la región del litoral pacífico, donde la instalación humana aún no se ha concretado en amplitud. Los cauces torrentosos de los ríos de la pendiente occidental hacen posible aquí la instalación de usinas hidroeléctricas, de gran valor para ciertas industrias, como la del papel y el aluminio.

En Estados Unidos, las regiones presentan un panorama aún más diversificado. Hacia el nordeste se emplaza la región de mayor densidad de población, cuyo núcleo puede ubicarse en Nueva York. El límite lo constituye la cadena hercínica de los Apalaches.

La región de los Grandes Lagos agrupa a la industria pesada, en ciudades de gran desarrollo como Chicago, Detroit, Duluth, Milwaukee y Cleveland. Hacia el sur aparece el Medio Oeste, donde el rasgo físico característico es la presencia de la cuenca del Misisipi. Predominan la industria y las granjas, y en éstas el cultivo de maíz y la crianza de cerdos.

La región de Florida, en el sudeste, está constituida por una península baja, pantanosa, con bosques y lagos. La exuberancia del trópico es notoria. Si a esto le sumamos su riqueza en playas, comprenderemos por qué se ha llamado a Florida el “jardín de invierno neoyorquino”. Sus industrias de precisión y la base de lanzamiento de proyectiles de cabo Kennedy dan nuevas perspectivas a la zona.

Los Grandes Llanos norteamericanos tienen mucho que ver con la idiosincrasia del norteamericano. El “legendario Far West” se extiende más allá del Misisipi, en un amplio sector dominado por la aridez. La ganadería extensiva constituyó su primer factor de desarrollo.

Las instalaciones humanas dispersas se afianzaron, sin embargo, con la aparición de industrias y con el impulso de las explotaciones petroleras, cuyos yacimientos constituyeron un puntal de las finanzas norteamericanas. Hacia el oeste, el “país de las montañas”, prolongación de las Rocallosas, se impone como cruda barrera geográfica.

Traspuestas las cordilleras y las mesetas y depresiones áridas que ellas encierran, se pasa, en poco espacio, a un nuevo vergel de fertilidad. El litoral Pacífico es un ambiente de tipo mediterráneo con importantes núcleos urbanos entre los que se destacan Los Ángeles y San Francisco.

LATINOS Y ANGLOSAJONES
La región geográfica tiene como fundamentos la individualización de amplios sectores de un continente o país en donde se repiten determinados elementos humanos y naturales. Esta interpretación integral de la realidad geográfica resuIta compleja cuando uno de sus factores -sea el humano o el natural- está en un proceso de afianzamiento y sufre cambios excesivamente rápidos. Un ejemplo lo constituye la división entre América Latina y América Anglosajona. El ámbito de influencia de pue blos de origen anglosajón aumentó en detrimento del ámbito latino, en America del Norte. Esto se produjo funda mentalmente por la anexión de territo-rios, por parte de Estados Unidos, que son de primitiva colonización hispánica (Florida, Texas, Nuevo México Arizona y California).

mapa regiones de norteamerica

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Tomo II Fasc. N°30 Regiones de América Edit. Cuántica

Plataforma Submarina Argentina Geología y Riqueza

Plataforma Submarina Argentina

CONCEPTO Y RECURSOS NATURALES DE LA PLATAFORMA CONTINENTAL

Si consideramos aun muy esquemáticamente a la Tierra, llegaremos a la conclusión de que su superficie no es homogénea, Posee convexidades y concavidades. Las primeras constituyen las tierras emergentes, o sea, los continentes; las segundas, están cubiertas por grandes masas de agua: los océanos. Existe, estructuralmente, una faja de contacto que se localiza en la zona donde las curvaturas cambian de sentido, es decir, en la transición entre convexidades y concavidades. Esta faja se denomina plataforma submarina.

Geológicamente la plataforma continental, también llamada submarina, es la superficie del territorio  costero que se va extendiendo debajo del océano, como consecuencia de la prolongación natural de esas costas. En una superficie submarina que va avanzando hacia adentro del mar, con una suave pendiente que casi no supera a 1° de inclinación.

El ancho de esa superficie sumergida es medida en kilómetros a partir de la costa del continente hasta  el comienzo de un gran escalón submarino, denominado talud continental, donde la pendiente del lecho del océano es mas vertical y la profundidad cambia notablemente, llegando hasta el fondo marino profundo, zona que geológicamente tiene otra composición. Este talud separa a la plataforma continental del fondo marino profundo denominado: llanura abisal

De acuerdo con la Ley del Mar de Naciones Unidas, plataforma, talud y hasta una porción de la emersión continental puede ser reivindicado por los Estados ribereños y a tal fin la República Argentina ha presentado los planos correspondientes, y en marzo de 2016, la Comisión del Límite Exterior de la Plataforma Continental (CLPC), dependiente de las Naciones Unidas, dictaminó sobre cuáles son los límites marítimos de la Argentina y estableció que la plataforma continental, Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, y Antártida Argentina son parte de nuestro territorio. Con esto, el país aumentó su plataforma marítima en un 35%, es decir, exactamente 1.782.000 kilómetros cuadrados. 

 La plataforma continental argentina  se extiende en dirección N-S desde la desembocadura del Río de la Plata hasta el sur del archipiélago de Tierra del Fuego. La plataforma continental argentina   tiene una superficie aproximada de 1.000.000km², una longitud máxima de 2.300 km en el sentido NNE-SSO, y un ancho promedio de 440km en sentido E-O, con un mínimo cercano a los 180km frente a las costas de la península Mitre (este de la Isla Grande de Tierra del Fuego), y un máximo de 880km, en el sector norte de las islas Malvinas. Presenta una profundidad máximacercana a los -250m inmediatamente al oeste de las islas Malvinas.

plataforma submarina argentina

Más allá de la costa, el relieve continental se prolonga debajo del mar en la plataforma continental. Esta se caracteriza por su gran extensión, que se estima en más de milllón de kilómetros cuadrados, y por su pendiente suave, con una profundidad de aproximadamente 200 metros. Su ancho varía entre los 210 km, frente a Mar fe Plata, y los 850 km, a la latitud de ias islas Malvinas.

esquema de la plataforma submarina argentina

Sobre la plataforma continental el estado ribereño ejerce derechos exclusivos de soberanía para la exploración y explotación de los recursos naturales allí existentes (artículo 77 de la Convemar). Los fondos oceánicos que queden más allá de los límites que fijen los estados están bajo la jurisdicción de la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos y son considerados para beneficio de toda la humanidad. El fondo oceánico profundo con sus crestas oceánicas y su subsuelo, queda fuera de la jurisdicción de los estados.

CARACTERÍSTICAS: La plataforma submarina es simplemente continente inundado por el mar. En la plataforma submarina argentina el mar apenas alcanza los 200 m. de profundidad, sus aguas albergan importantes recursos pesquero y es una zona de nuestra soberanía naciona.

A lo largo de la historia geológica del planeta el nivel del mar vario con frecuencia, y las plataformas submarinas emergieron de la superficie o quedaron hundidas en otros momentos. La constitucion geológica de la plataforma submarina es igual a la de los continentes y por eso mismo es muy diferente a la de los fondos marinos profundos.

Mientras estos fondos están constituídos por rocas volcánicas, la constitución de las plataforma está formada por rocas plutónicas , metamórficas y grandes pilas de rocas sedimentarias profundamente enterradas. Gran parte de los sedimentos continentales terminan en la plataforma por la accion de los ríos y de los vientos.

Los sedimentos mas gruesos como arena y canto rodado son generalmente acumulados cerca de la costa y en la plataforma, en cambio los sedimentos mas finos quedan  suspendidos en el mar por mucho tiempo y son desplazados por las corrientes hacia zonas alejadas, donde terminan formando parte del fondo oceánico.

La plataforma ha ocultado durante muchísimo tiempo un material mas importante que los sedimentos, que tiene desde hace mas de un siglo un importante uso como energía no renovable, y que lo conocemos como petróleo.

Durante la Segunda Guerra Mundial cuando el mundo necesitaba mas anergía y el precio del crudo de petróleo comenzó a aumentar, el hombre comenzó a mirar el fondo del mar, porque los geólogos ya sabían que el las profundidades del océano había grandes posibilidades para la explotación del ese oro negro.

A partir de 1942 se diseñaron las primeras plataformas petroleras modernas y la Argentina no fue ajena a este proceso, pues nuestra plataforma era un importante reservorio de petroleo y gas. El lugar para iniciar la actividad fue la boca del Estrecho de Magallanes y el Golfo de San Jorge en sur de la Patagonia.

Hacia el océano la plataforma está limitada por el Talud y la Elevación Continental, y a su vez la zona entre ambos límites forman lo que llamamos el Margen Continental, este se extiende desde los 35° de latitud sur, donde tiene un ancho de 500 Km., hasta la punta sur del Golfo de San Jorge donde alcanza los 850 Km de ancho. A partir de alli se extiende hacia el este formando un arco que se une con la península antártica, arco que se conoce como el Arco de Scotia.

El margeN continental argentino, puede dividirse en dos partes, una al sur y otra al norte del paralelo 49 de latitud sur. Al sur, en el arco de Scotia,  se encuentran los archipiélagos de las Islas Sandwich del Sur, Georgias del Sur, Islas Orcadas y el archipélago de las Islas Malvinas.

La parte norte se extiende por mas de 1.500.000 km² y tiene un talud pronunciado, alli bajo el agua hay un enorme y variado paisaje verde que nada tiene que envidiarle lo que vemos en la superficie. La historia de la nuestra plataforma submarina, se remonta a unos 250 millones de años atrás, donde existía un solo continente que se llamaba Gondwana, que reunía a los actuales continente de América del Sur, Africa, la Antártida, la India y Australia.  Unos 100 millones de años despúes el desmembramiento de esas masas territoriales , vino a formar los acéanos Atlántico e Indico, mas la separación de las masas continentales. Esa separación creo importantes movimentos y la formación del Arco de Scotia.

La parte norte es la que sufrido menos desplazamientos, pero en la zona sur del paralelo 49 las masas continentales se deslizaban lateralmente unas con otras, dando lugar al Pasaje de Drake, que separa la Antártida de América del Sur, al arco volcánico de las Islas Sandwich del Sur, y a la plataforma submarina mas austral.

movimiento de masas territoriales

Con el tiempo, hasta nuestros días el océano fue moldeando su lecho, y las costas de Argentina, creando una gran plataforma submarina, cuna de una gran fuente de energía y de un importante medio de subsistencia.  La plataforma submarina argentina es la mas rica del mundo en Fitoplacnton y Zooplancton, es decir plantas y animales microscópicos muy buscados por el hombre.

A principio del siglo XX comenzó la pesca en el Mar Argentino que está contenido en la plataforma argentina, extrayendo con redes merluzas y lenguados, desde entonces Argentina se incorporó en el mercado mundial como un importante exportador, abriendo nuevos puertos, como el de San Antonio y Puerto Deseado y construyendo barcos mas grandes y modernos.

La plataforma submarina argentina, a pesar que no está a la vista, es parte fundamental de la economía nacional, su petroleo, sus peces, sus aguas, su relieve y sus islas, son parte de la riqueza, no solo de Argentina, sino también del Planeta, que vive transformaciones cada vez mas rdicales y que exige dia tras dia, que mieremos, conoscamos y cuidemos los recursos naturales.

Esta enorme región escondida en la profundidad del mar, esconde paisajes que aun tiene mucho para ofrecer y sorprender.

EL MAR ARGENTINO:
El Mar Argentino o mar epicontinental se extiende sobre la plataforma continental. Sus aguas presentan importantes variaciones en cuanto a temperatura y composición química, lo cual permite el desarrollo de una fauna y una flora abundante y diversa.

Por ejemplo, las variaciones de temperatura se deben, en gran medida, a la presencia de diferentes corrientes marinas. En el Mar Argentino se presentan, con dirección opuesta, la corriente cálida del Brasil, que avanza hacia el sur, y la corriente fría de Malvinas, que se desplaza hacia el norte; la corriente Patagónica, de alcance local, lleva aguas frías, en sentido casi paralelo a la costa. Además, cerca de la costa, la salinidad del agua (es decir, la proporción de sales) es menor que mar adentro, entre otras causas por el aporte de las aguas dulces continentales.

Estas variaciones en la temperatura y en el tipo y la cantidad de minerales permiten, junto a otros factores, la formación de una variedad de zonas o ambientes acuáticos donde viven distintas especies de peces de valor comercial. Por ejemplo, en las aguas del sector bonaerense, más próximas a la superficie, viven anchoítas, bonitos, caballas, anchoa lisas, pejerreyes y comalltos.

En las aguas más profundas se encuentran especies de origen subtropical, favorecidas por la corriente de Brasil, como la corvina negra, el besugo, la pescadilla y el mero; también, algunas especies de origen subantártico, debido a la presencia de la corriente de Malvinas, como la merluza bonaerense, la merluza de cola, la castañeta y el abadejo.

ALGO MAS SOBRE EL TEMA…

Los rayos del sol penetran en el océano brindándole la posibilidad de albergar vegetales cuyo metabolismo se basa en el proceso de fotosíntesis. Este grado de penetración varía según la turbiedad de las aguas, pero se estima que con aguas muy claras llégamenos del 1 % de la energía luminosa de la superficie hasta el límite de los 200 metros de profundidad. Más allá, prácticamente no hay luz. Por ello, la importancia de la plataforma submarina, ya que en ella se albergan los vegetales que integran el plancton junto con pequeños animales que no tienen movilidad propia y que se alimentan de los primeros. Toda unacadena se estructura a partir de ellos, que da, directa o indirectamente, posibilidades de alimentación a especies de mayor tamaño y gran movilidad, como son los peces.

La fauna y flora bentónica, es decir la que se arrastra por el fondo marino, tiene en la plataforma condiciones de luminosidad que le permiten desarrollarse. Como conclusión, puede afirmarse que las áreas de mayor riqueza ictícola del océano se localizan en las plataformas submarinas. La pesca es una actividad económica de gran importancia, que adquiere cada vez mayor auge debido al aumento de la población en el mundo, que requiere más y más proteínas para nutrirse. Además, la presencia de petróleo en vastos sectores de la plataforma, así como otros minerales de gran valor, ha abierto nuevas perspectivas de explotación a estas fajas de terreno sumergido.

Según lo establecido en convenios internacionales, como el de Ginebra, de 1958, los países ribereños poseen soberanía sobre las plataformas que corresponden a sus líneas costeras. Incluso se permite ampliar la zona de explotación hasta profundidades mayores, donde la pesca resulte posible.

Muchos países, particularmente aquellos que poseen altos cordones montañosos próximos a la costa, como Chile, cuentan con estrechas plataformas, ya que por lo general, a grandes alturas en el continente corresponden grandes profundidades en el océano. En Estados con costas de llanura, como la Argentina, la plataforma es amplia y la cubren mares epicontinentales de jurisdicción local.

Fuente Consultadas:
Video del Canal Encuentro Sobre Geografía Argentina
La Enciclopedia del Estudiante Tomo 21 Geografía Argentina
Enciclopedia Joven Editorial Cuántica Fasc. N°36 La Plataforma Submarina
Sitio Web: http://www.plataformaargentina.gov.ar/es/plataforma

 

Que estudia la Geología Resumen Objetivos del Geologo

La geología intenta reconstruir la historia de la Tierra y de sus habitantes. El tema es tan amplio, que conviene dividirlo en un cierto número de ramas. La “geología física” estudia los mecanismos de la Tierra; ¡as causas que originaron los levantamientos y los hundimientos, los procesos de erosión y de sedimentación. La “paleontología” estudia los fósiles: restos de plantas y animales del pasado.

La “petrología” considera el origen y la composición de fas rocas, y la “mineralogía” se ocupa del estudio de los distintos minerales que componen las rocas. Todas las ramas de la ciencia contribuyen a la geología. La física es particularmente útil para la geología física; por ejemplo, para entender mejor los movimientos de la Tierra. La química aporta su contribución a la mineralogía y a la petrología; la paleontología es, realmente, la “biología” del pasado. Aunque un geólogo puede tener amplios conocimientos de la materia, en general, suele especializarse en una rama particular de ella.

Pico de un Geológo

Se pueden deducir muchas cosas de un simple trozo de roca. Es posible que proceda de una masa fundida (roca ígnea) que se enfrió. En este caso, los cristales revelarán algo sobre la temperatura de la masa fundida, y su tamaño y forma pueden indicar la celeridad con que se enfrió.

Por otra parte, la roca puede ser sedimentaria, es decir, constituida con materiales de diversa procedencia: de otras rocas antiguas (sedimentos clásticos), precipitados originados por soluciones (sedimentos químicos) y los que proceden de restos de plantas y animales (sedimentos orgánicos).

Se logrará determinar la procedencia de los fragmentos comparándolos con muestras de la roca madre, situada en otro lugar. La forma de los elementos del conglomerado es un dato que permite establecer una hipótesis respecto al agente que los arrastró: viento, agua o hielo. Para el geólogo, cuya principal finalidad es configurar una imagen de la historia de la Tierra, todos estos indicios tienen un gran valor. Pero no hay que descartar otros detalles.

Los restos de vida orgánica (fósiles), conservados durante siglos en los sedimentos,  no  sólo  permiten fechar la  roca,  sino también una comparación con formas de vida actuales, de la cual se desprende una idea del clima y de las condiciones ambientales de la época en que se formó la roca.

Las estructuras en la roca —grietas en el barro, ondas o bien capas plegadas y rotas—, indican algo de los acontecimientos que sucedieron hace mucho tiempo. Pero ojeadas sobre los antiguos paisajes, mares y formas de vida conservadas tan fielmente sobre la corteza terrestre son de poco valor, a menos que se coloquen en el orden cronológico correcto. Para conseguir que los capítulos geográficos ocupen un orden lógico, el geólogo diseña su mapa.

Uno de Instrumento simple que usa un geólogo

EL MAPA GEOLÓGICO
No es extraño ni misterioso que el mapa geológico registre, en unos pocos metros cuadrados, millones de años de tiempo geológico. El geólogo, con un martillo, una brújula y un sencillo instrumento, llamado cimómetro, sale al campo y marca sobre un mapa ordinario (topográfico) aquellas rocas que afloran a la superficie del terreno que está estudiando. Con distintos colores, va sombreando las diversas piedras calizas, areniscas, pizarras o lavas volcánicas, en el sitio exacto en que se encuentran. Como frecuentemente están recubiertas con tierra vegetal, este trabajo es, a veces, difícil. Pero el geólogo aprende pronto los secretos del oficio.

En las canteras, hendiduras en los lechos de los ríos y a lo largo de los bancos fluviales se ven,  a menudo,  las rocas inferiores que afloran a la superficie. En otros lugares, una variación de pendiente poco marcada indica un cambio en la naturaleza de la roca subterránea. La inspección de los fragmentos expulsados por los conejos, topos o tejones, al excavar sus madrigueras, reporta datos útiles.

Una serie de manantiales, variaciones en la cuenca de un río, incluso un cambio en la vegetación, ofrecen suficientes oportunidades al geólogo cuando quiere clasificar los distintos tipos de roca.

Un crestón de la roca, que aflora en la superficie de la tierra, es sólo la parte de una capa que se encuentra enterrada, en su mayoría. Un estrato descansa sobre otro y, de acuerdo con un principio fundamental de la estratigrafía —establecido- por el geólogo inglés William Smith—, la roca que se encuentra en la base de la serie es la más antigua y sobre ella se acumulan estratos más modernos. Esta teoría se formula por sentido común, puesto que la capa superior sólo habrá podido depositarse posteriormente.

Las circunstancias del pasado se reconstruyen comparando estructuras y fósiles, preservados en las rocas, con los casos similares de la actualidad.La existencia de capas de roca en la superficie y su pendiente revelan la estructura geológica de un área. La ilustración muestra un anticlinal, tal como se encuentra representado en el plano y como se ha  reconstruido en sección.

Basándose en la Ley de Smith, llamada ley de la superposición, el geólogo puede calcular las edades relativas de las rocas en la región que estudia. Entonces, compara su mapa con los de otros lugares y, lentamente, va estableciendo una relación completa de la secuencia de las rocas. Se comprueba que las rocas del cretácico descansan sobre las del jurásico, más antiguas, que a su vez reposan sobre las del triásico, más antiguas todavía. En algunos lugares, la serie de rocas depositadas suele estar incompleta.

Grandes espesores de roca pueden haber sufrido los efectos de la erosión, o bien, en otros casos, no se ha depositado sedimento. Sin embargo, en algún otro sitio se encuentran rocas que llenan esta laguna. Luego, cuando ya se conoce la secuencia correcta de las rocas, se ordenan los indicios individuales de los fósiles, de los minerales y sus estructuras. Se van estableciendo así panoramas de la historia de la Tierra y se observa cómo se pasa de un episodio  a  otro.

Las fallas son importantes para comprender la estructura de una región. También pueden tener importancia en lo que se refiere a la presencia de petróleo y de vetas de metal. A veces, las fallas se revelan en el paisaje como se observa en las dos figuras de arriba. En otros sitios, su presencia puede detectarse por la “repetición” o el “corte” de capas de roca conocidas.

ESTRUCTURA Y MAPA GEOLÓGICO
Al formarse, los estratos quedaron (como están ahora) en una posición más o menos horizontal. Si no se produjeran movimientos terrestres, se mantendrían en esa posición horizontal. Pero, a lo largo del tiempo geológico se han producido grandes levantamientos y las capas de roca han sido plegadas, fracturadas e inclinadas. Al inspeccionar las capas rocosas, el geólogo descubre no sólo la edad relativa de cada estrato, sino que averigua algo respecto a fuerzas que actúan en el interior de la corteza terrestre.

Con este propósito, utiliza el cimómetro,   que  es una  escala  dividida  en grados, con una plomada, y sirve para medir la inclinación de las capas rocosas. La mayor o menor inclinación de los estratos revela la intensidad de los movimientos que se produjeron en el pasado. Capas de sedimentos que fueron horizontales pueden encontrarse, actualmente, colocadas de forma casi vertical, lo que hace pensar en la acción de fuerzas de compresión muy intensas. Otras veces, se observa una capa rocosa que se hunde en la tierra en un punto y aparece a corta distancia rompiendo la superficie, inclinada en sentido contrario. Aquí, el geólogo ha descubierto un plegamiento rocoso. El estrato no se prolonga, hundiéndose, porque grandes fuerzas lo han plegado hacia arriba.

Otro problema que se plantea al geólogo es el de las fallas de los estratos:   hendiduras a lo largo de las cuales se han deslizado capas de rocas. Las fallas son también una consecuencia de los movimientos terrestres, y el geólogo las observa como declives de falla en la superficie, como crestones de roca terraplenados o, sencillamente, como afloramientos repetidos de las rocas.

Teniendo en cuenta la inclinación de los estratos y los plegamientos y fallas, el geólogo elabora la historia de la geología estructural del área comprendida en su mapa, incluyendo una estimación de la magnitud y dirección de las diversas fuerzas que han  actuado.

Técnicas más moderna proporcionan datos complementarios al geólogo. La fotografia aérea puede dar una visión de conjunto de la geología de un terreno de centenares de kilómetros cuadrados. Las exploraciones sísmicas y magnéticas pueden revelar las rocas y estructuras que se encuentran bajo la superficie.    Núcleos  de  sondeos  proporcionan  información directa sobre las rocas subterráneas.

APLICACIONES DE LA GEOLOGÍA
La  historia  de  la  Tierra  revelada por  las rocas es fascinante. Pero la información que se va recogiendo a lo largo de los años no tiene sólo un interés histórico. La tierra proporciona al hombre carbón, petróleo, minerales metálicos, incluso el agua, mientras que las rocas y su estructura pueden tener gran importancia a la hora de hacer proyectos de desarrollo y de construir nuevos edificios y embalses. Por esto, los mapas, además de aportar luz a un pasado remoto, benefician directamente al hombre por sus aplicaciones prácticas.

Del conocimiento de la estructura de las rocas se deduce la profundidad de capas de sedimentos que presentan un particular interés, como filones de carbón o vetas de mineral. Igualmente, el geólogo puede indicar el lugar donde conviene perforar un pozo, para alumbrar el agua de las bolsas que se hallen contenidas en los estratos.

Cuando se busca petróleo, se comprueba que los mejores terrenos están asociados a cierto tipo de roca, que lo retiene. Por ejemplo, estratos en forma de arco (anticlinales), montañas de sal y falla. Trazando cuidadosamente los mapas, el geólogo puede encontrar aquellos lugares en los que será más probable la existencia de petróleo.

Se trata de una información muy valiosa, pues el costo de las perforaciones es elevado. De esta forma, sólo se harán los pozos en las áreas donde haya posibilidad de éxito. De otro modo, se gastaría una excesiva cantidad de dinero.

El paleontólogo (geólogo que se interesa particularmente por los fósiles) no sólo fecha las rocas según los restos que contienen sino que, con frecuencia, relaciona un lecho con otro del que sabe que está asociado con un mineral valioso. Así, son probables posteriores descubrimientos de minerales.

Actualmente, se conocen nuevas técnicas que pueden ayudar al geólogo. Muestras tomadas en perforaciones de sondeo dan información adicional sobre la estructura subterránea. También tienen utilidad los métodos de exploración geofísicos, que miden el efecto de las ondas de choque sobre la Tierra (exploración sísmica); los que se basan en la diferencia de atracción de la gravedad (exploración gravimétrica), y los que utilizan la intensidad y dirección de los campos magnéticos (exploración magnética).

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA N°112 Enciclopedia de la Ciencia y La Tecnología -La Geología-

Concepto de Meteorizacion Mecánica o Química Proceso

LA METEORIZACIÓN FÍSICA Y QUÍMICA DEL SUELO

Es la erosión causada por la acción del agua, el viento, las temperaturas y los seres vivos. Da lugar a la disgregación de las rocas, pero no cambia su composición química.

Los vientos rugientes, la lluvia que azota, la rompiente oceánica, los ríos salpicantes y el deslizamiento de los glaciares, son portentosos ejemplos de las fuerzas que desgastan la tierra. Las aguas en movimiento, el hielo y el viento son todos mecanismos de erosión; carcomen la tierra y transportan lejos sus restos. Pero existen otros p’ocesos más insidiosos que “ablandan” las rocas crustáceas, atacándolas y desintegrándolas. Se los denomina colectivamente con el nombre de meteorización.

Su acción consiste en romper y ablandar las rocas firmes de la corteza terrestre y prepara, un manto con sus residuos, los cuales desaparecen fácilmente por los mecanismos de la erosión. El suelo es, en sí, el mejor ejemplo de meteorización. Básicamente, se compone de rocas destruidas que están esperando ser transportadas lejos. Hay dos tipos de meteorización: mecánico y químico.

meteorizacion de una roca

El agua y el hielo desempeñan un papel importante en el primero y aun cuando es difícil establecer una diferencia clara, se los clasifica solamente como mecanismos de la erosión cuando están en movimiento. El desmenuzamiento por congelación es el procedimiento más típico en las laderas descubiertas de las montañas, en regiones de clima templado o frío, donde determina la formación de peñascos compuestos de fragmentos angulosos de roca de diferentes tamaños.

Cuando el agua se convierte en hielo, su volumen aumenta casi un 9 % y su fuerza de expansión es enorme, pues llega a casi 1.000 kilogramos por centímetro cuadrado. En consecuencia, el agua, que se cuela por las rajaduras de las rocas y se congela, tiende a partirlas.

Meteorización Mecánica de las Rocas

El principal agente de la meteorización mecánica es el hielo, que actúa principalmente en la alta montaña y en las latitudes polares. La disgregación de las rocas por parte del hielo, que recibe el nombre de gelivación, se produce cuando el agua de lluvia se introduce en los poros y las grietas de las rocas y se hiela al disminuir la temperatura. Al congelarse, el agua aumenta su volumen en un 9 %, aproximadamente, lo que origina una presión en el interior de las rocas que revienta los poros y agranda las grietas, hasta llegar a dividir un bloque compacto en diversos fragmentos de mayor o menor tamaño. Es el mismo procedimiento por el que se rompen a veces las cañerías en invierno, si el agua se hiela en su interior.

La meteorización en latitudes áridas se debe en gran parte a la elevada diferencia entre las temperaturas nocturnas y diurnas. Las capas exteriores de la roca, intensamente caldeadas durante el día, tienden a separarse de la masa’central, en tanto que, durante la noche, las rocas pierden su calor y se contraen, causando la formación de más rajaduras. En esta forma se desprenden gradualmente lajas de la roca principal.

En determinadas condiciones, pueden desprenderse capas concéntricas, proceso que se denomina exfoliación, o, más descriptivamente, meteorización en cebolla. Las rocas de granos gruesos, como el granito, pueden desintegrarse simplemente en sus componentes minerales (pues cada uno posee diferentes índices de dilatación) mientras que los guijarros suelen partirse limpiamente en dos.

La vida también contribuye a! proceso de destrucción. Las raíces de los árboles, por ejemplo., se introducen profundamente en las rajaduras de las rocas y poco a poco las ensanchan. La resistencia que se opone al paso de una planta en crecimiento es muy grande; ha habido árboles que han partido poco a poco, en dos, grandes peñas. Hay anímales excavadores, como las lombrices, que también desempeñan un papel importante al llevar a la supo ficie finas partículas que luego son arrastradas tá cilmente por la lluvia.

Y, en muchas partes del mundo, la erosión es testigo de que e! hombre ha tomado parte en la destrucción de la tierra por ignorar o descuidar los métodos agrícolas. La meteorización mecánica es más evidente en regiones frías o áridas, si bien se produce en todas partes del mundo.

meteorizacion de las ramas de un arbol

La acción erosiva de los seres vivos, sobre todo la de las raíces de las plantas, que, al introducirse en las rocas, dilatan las grietas de forma parecida a como lo hace el hielo, y la de algunos animales que destruyen las rocas al construir galerías y madrigueras subterráneas.

meteorizacion de una raiz de una planta

Similarmente, la meteorización química es el proceso más activo en climas húmedos. La meteorización química se debe principalmente a la acción del agua de lluvia que disuelve el anhídrido carbónico de la atmósfera, para formar una solución débil de ácido carbónico.

Éste tiene el enorme poder de disolver o alterar las rocas. En efecto, casi los únicos minerales comunes que pueden soportar la descomposición por el agua carbonatada son el cuarzo y la mica blanca, llamada también moscovita.

El carbonato de calcio de la piedra caliza, por ejemplo, se disuelve fácilmente en el agua de lluvia, como puede verse claramente en la superficie llena de agujeritos y grietas de muchas plataformas calcicas. Los minerales arcillosos se forman por Ja descomposición de los feldespatos (un grupo abundante de minerales que son constituyentes importantes de rocas ígneas).

La acción del agua de lluvia sobre las rocas ricas en feldespatos trae consigo la formación de arcilla, arenas y carbonatos. Otro aspecto de la meteorización química es la oxidación. Ésta se debe a la circunstancia de que el agua de lluvia también contiene disuelto oxígeno atmosférico. La oxidación es más pronunciada en las rocas que contienen compuestos de hierro, que las tiñe de rojo, pardo o amarillo.

En regiones húmedas la meteorización química avanza rápidamente y las rocas pueden descomponerse a más de treinta metros por debajo de la superficie. El producto final más común es la laterita, una sustancia roja semejante a la arcilla, mezcla de óxidos de aluminio hidratados. En las ciudades industriales existe evidencia de meteorización química determinada por el hombre.

El desgaste sobre las lápidas y figuras talladas de los edificios, se debe en gran parte a la presencia de anhídrido sulfuroso, como resultado del proceso de combustión. Disuelto este producto en agua de lluvia, se forma una solución débil de ácido sulfuroso.

La meteorización química de las rocas, que conduce a la alteración de los minerales que entran en su
composición, tiene lugar sobre todo en regiones cálidas y de clima húmedo y su agente principal es el agua.
El agua puede alterar las rocas por oxidación, cuando el oxígeno disuelto se combina con alguno de los elementos que forman los minerales, por hidrólisis, haciendo, por ejemplo, que las micas y los feldespatos se conviertan en minerales arcillosos, y por carbonatación, es decir por la acción del carbonato calcico sobre las calizas.
De estos procesos, el más importante es la hidrólisis de los silicatos y feldespatos, que además de dar origen a las arcillas, posibilita la formación de los suelos.

CUADRO sinoptico de la meteorizacion de suelo

FENÓMENOS GEOLÓGICOS: Hay dos fenómenos geológicos que generalmente se confunden. Uno de ellos son las incrustaciones, consistentes en un depósito mineral sobre la superficie de los cuerpos, como ocurre con un trozo de madera que ha sido recubierto por adherencias minerales al estar en contacto con las aguas de un río. • El fenómeno de la petrificación consiste en la sustitución de una partícula orgánica por otra mineral, de modo que al cabo de cierto tiempo todo el objeto ha sido reemplazado en esta forma. La presencia de residuos vegetales y de animales enteros en el interior de los cristales, comprueba que, en la Tierra, la cristalización se ha cumplido por vía húmeda, es decir, disolviendo el mineral mediante las aguas subterráneas. El agua de lluvia que cae a la tierra, viene cargada de ácido carbónico. Ei agua que penetra en la corteza terrestre, al pasar por piedras y rocas calcáreas, las ataca y forma bicarbonato de calcio, que queda disuelto en el agua.

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA N°34 Enciclopedia de la Ciencia y La Tecnología – La Meteorización –
Enciclopedia Temática Color MARRED – El Universo y la Tierra

La Erosión del Hielo Accion Erosiva de los Glaciares

Durante la larga historia de la Tierra los climas del mundo han sufrido muchos cambios. Pero pocos pueden compararse con el que tuvo lugar hace menos de un millón de años, cuando las temperaturas descendieron, principalmente en el norte, y la Tierra entró en la Edad Glacial.

hielo en la montaña - erosion

Como caía cada vez más nieve en invierno y se fundía menos en verano, se formaron grandes masas de hielo que se trasladaban lentamente hacia el sur. Cuando alcanzaron su mayor extensión, vastas zonas de Asia, Europa y América del Norte (más de veinte millones de kilómetros cuadrados, en total) quedaron sepultadas por el hielo.

Las exuberantes regiones subtropicales se trasformaron en desiertos helados a medida que las temperaturas árticas dominaban la Tierra y los climas templados retrocedían hacia el Ecuador.

Como gigantescas excavadoras las masas de hielo arrancaban la tierra al avanzar y la arrastraban hacia el sur. Arrasaban bosques, aplanaban las cimas de las colinas, ahondaban los valles, trasportaban enormes piedras a lo largo de centenares de kilómetros, desde su lugar de origen hasta lejanos paraderos. La Edad Glacial acabó hace unos diez mil años, pero muchos parajes, en el hemisferio norte, atestiguan todavía que el hielo en movimiento puede esculpir la tierra.

Puede sorprender el hecho de qué el hielo erosione una roca mucho más dura que él. El fenómeno se explica  observando la gravilla y los cantos que se unen firmemente al hielo, y trasforman un glaciar en movimiento en una lima gigante y flexible, con un poder considerable para desgastar la roca. Pero el hielo también corroe por sí mismo. Un glaciar arranca bloques de roca al deslizarse por las orillas de un valle.

rotura de roca por el hielo

La velocidad de un glaciar depende, en gran parte, de la velocidad de su deslizamiento. Por esto, los glaciares de Groenlandia (algunos de los cuales avanzan a la velocidad de veinte metros al día) son varias veces más demoledores que los glaciares de los Alpes, que sólo recorren un metro al día.

Una masa de hielo continental que avanza lentamente suaviza el relieve. Uno de los resultados más característicos de la erosión glaciar es el valle en forma de U, con su fondo plano salpicado de cantos y limitado por márgenes escarpadas. Pero estos valles eran lechos de ríos antes de que la erosión de los glaciares los modificara.

Probablemente, los valles más espectacularmente moldeados por el hielo son los fiordos, con sus paredes escarpadas, de rocas desnudas que dominan el agua profunda. Los glaciares erosionaron los fiordos por debajo del nivel del mar porque el hielo, en el seno del agua, mantiene las 9/10 partes de su volumen bajo la línea de flotación. Pero muchos fiordos son inmediatamente profundos cerca de su desembocadura, donde una barrera de rocas o escollos, frecuentemente cubierta de materiales arrastrados, ha elevado el valle casi hasta el nivel del mar.

Este umbral es debido a una disminución en el espesor del hielo cerca de la desembocadura del glaciar. Muchos valles glaciales tienen cascadas, que caen por sus márgenes desde valles tributarios situados a un nivel superior. Estos valles colgados, que originan algunas de las cascadas más importantes del mundo, son debidos probablemente al hecho de que el tamaño es un factor significativo en la posibilidad de un glaciar de erosionar el suelo.

los glaciares

El glaciar que ocupó el valle principal fue mucho mayor que sus afluentes y tuvo, por tanto, mayor fuerza destructora. Por esto, al fundir el hielo, el fondo de los valles tributarios quedó a un nivel más elevado que el del valle principal. La diferencia de alturas entre ambos valles depende de la diferencia de tamaño de los glaciares que discurrieron a través de ellos. Pero la explicación completa de los valles colgados no puede ser tan sencilla.

Se ha sugerido que la diferencia de niveles podía ser debida, en parte, al hecho de que los valles tributarios contenían glaciares cuando el del valle principal había fundido ya. Como la corriente de agua es un agente de erosión más potente que el hielo, el valle principal por el que corriese un río habría sufrido una erosión más profunda que los valles tributarios en los que se encontraban glaciares. Esto, probablemente,  es  parcialmente   cierto, ya que los valles tributarios que están orientados de espaldas al Sol (es decir, aquellos que pueden conservar los glaciares durante más tiempo) se encuentran a veces a una altura mayor que los que se hallan en el lado opuesto del valle principal.

Acción Erosiva del Hielo

Otra señal que deja la erosión glaciar es el circo. Éste es una profunda cavidad en una región montañosa y se encuentra, frecuentemente, en las alturas heladas. Muchos sirven de lecho a pequeños lagos, excepto cuando se encuentran en el origen del valle de un glaciar.

Los circos tienen tendencia a seguir desgastando la ladera de la montaña, a medida que sus paredes “estallan” por la acción del hielo y son “desplumadas” por la nieve en movimiento. A veces ocurre que dos circos llegan a aproximarse tanto que sólo quedan separados por una estrecha pared rocosa, que se conoce con el nombre de cresta. Si hay circos alrededor de la montaña, ésta tiene una cima piramidal.

Mesa Glacial

La glaciación no es sólo un proceso destructivo, sino que el material arrastrado desde un lugar puede ser depositado en otro, cuando funde el hielo. Las llanuras inglesas y las del Norte de Europa están revestidas por una arcilla pedregosa arrancada de lugares como Escandinavia (que aún hoy día carece de tierra fértil). Ocurre  un hecho  similar en América del Norte, donde el material arrancado en el Canadá proporciona ahora una tierra fértil en la parte central de Estados Unidos.

La arcilla pedregosa, o tillita, es una mezcla de aluviones de todas clases, que van desde el fino polvillo de roca hasta grandes rocas que pueden pesar muchas toneladas. Pero los dos tipos principales son: tillita básica (que es rica en arcilla) y la tillita superglaciar (que es más pedregosa).

La mayoría de la arcilla fue arrastrada por el agua producida al fundirse el hielo. A veces, esta arcilla pedregosa está moldeada por las corrientes de agua en forma de montículos que semejan dorsos de ballena y que, generalmente, tienen menos de dos kilómetros de longitud y, raramente, más de 60 metros de altura. Cuando se encuentran agrupados, forman lo que se denomina, adecuadamente, topografía en “cesta de huevos”.

La acumulación de restos de rocas trasportados y depositados por los glaciares recibe el nombre de morrenas o morenas. La arcilla pedregosa depositada en el fondo de un glaciar forma la morrena de fondo. Las morrenas laterales resultan de los fragmentos de roca que caen a los lados del glaciar y, cuando dos glaciares se encuentran, las morrenas laterales se unen para formar la morrena central.

Luego, en la desembocadura del glaciar los detritos se acumulan para formar una morrena terminal. si el frente helado permanece estacionario durante un tiempo suficiente. Muchos de los lagos que existen en el mundo se han formado por la acción de las morrenas, que han actuado como presas naturales.

El agua de deshielo de un glaciar, o de una masa de hielo, juega su propio papel en la erosión y en el depósito de materiales. Los eskers son largas y tortuosas lomas de arena y grava, que corren más o menos en la misma dirección del hielo. El material está depositado por el agua que se encuentra encerrada en un estrecho canal debajo del hielo.

A veces los eskers tienen la forma de burbujas; estas burbujas marcan la desembocadura de la corriente sub-glaciar durante los períodos de inmovilidad, cuando la velocidad a la que avanza el glaciar, o la masa de hielo, está compensada exactamente por la velocidad a la que funde el hielo. Los conos de todos muestran que la corriente subglaciar abandona su estrecho canal bajo el hielo.

Una brusca disminución de la velocidad, al surgir el agua sobre la tierra, motiva el abandono del material trasportado. La acción erosiva del agua de fusión puede ser considerable cuando el desagüe normal queda obturado por el hielo y debe formarse un nuevo canal de evacuación.

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA N°54 Enciclopedia del Ciencia y La Tecnología – La Labor Erosiva del Hielo

Erosión del Viento en el Desierto Formacion de Dunas

Todas las formas del relieve están sometidas a la acción de unos agentes externos, denominados agentes de erosión, que las van destruyendo o construyendo. El agua de lluvia, el hielo o los cambios de temperatura provocan la fragmentación de las rocas, que primero descienden por las laderas como consecuencia de la fuerza de la gravedad, después son arrastradas por los glaciares y por los ríos y al fin son depositadas en el fondo de los mares o en otras cuencas, donde se acumulan en forma de sedimentos.

Este es, en resumen, el ciclo erosivo que tiene lugar de forma constante en nuestro mundo y por medio del cual unos relieves son destruidos (las montañas se van redondeando y van perdiendo altura hasta llegar a desaparecer), mientras que otros se van construyendo (surgen llanuras, valles fluviales, etc.)

El agua en sus diversos estados es uno de los principales protagonistas del ciclo de la evolución del relieve, pero en él intervienen muchos otros agentes, como el viento, las plantas, las sustancias químicas presentes en las rocas, etc.

tabla agentes de erosion

ACCIÓN DEL VIENTO:

En las regiones de lluvia moderada, la erosión del viento es de poca importancia. La superficie de la Tierra está cubierta de vegetación, y el viento, aparte de controlar la distribución de las lluvias y de contribuir un tanto a la potencia de sus ráfagas, tiene poco efecto en la erosión del terreno.

Sin embargo, en las regiones secas del mundo, donde llueve poco, o el agua se evapora rápidamente, el viento juega un papel importante en la conformación del suelo. Alrededor de 1/5 de la superficie de la Tierra está cubierto de zonas desérticas con poca o ninguna vegetación. La escasez de lluvia es consecuencia de las características climáticas y geográficas.

Generalmente, las regiones desérticas están sujetas a cambios extremos de temperatura y, por esta causa, las rocas desnudas tienden a resquebrajarse. Puesto que el material disgregado se halla completamente descubierto es fácilmente arrastrado por el viento.

Este último tiende a soplar en una dirección fija en cada región del desierto. Las partículas más finas son transportadas a grandes distancias por el viento y, eventualmente, son depositadas fuera del desierto, en lugares donde las plantas pueden fijarlas en el suelo, de modo que el viento no las arrastre. La mayor parte del territorio de China está cubierto de este material, que ha llegado “volando” desde los desiertos de Asia.

El aspecto del desierto depende, principalmente, del tipo de roca que predomine en él. La pizarra y piedra caliza, que no contienen sílice (o contienen muy poca), no se transforman en granos de arena, y el desierto, en este caso, está constituido por una masa de rocas quebradas. Cuando en el desierto abundan la arenisca o las rocas ígneas, el material se disgrega en granos de arena (cuarzo).

Con el tiempo, depósitos aluvionales o de cantos rodados también producen gran cantidad de arena. Estos granos de arena desempeñan un importante papel en la consiguiente erosión del terreno. El viento los puede llevar a cortas distancias y los granos chocan contra la roca con fuerza considerable. Las rocas duras llegan a depositarse sobre otras más blandas, como ciertas formaciones rocosas y montículos aislados.

arco de roca erosionado

La arena transportada por el viento erosiona las partes más débiles de las rocas, y es causante
de formas fantásticas, como este arco de Utah, EE.UU.

Los nodulos duros y fósiles, en blandas bandas de roca, se separan y, eventualmente, se descomponen. La acción erosiva de los granos de arena es mayor junto a la misma base, y la socavación de las rocas es muy pronunciada.

La continua eliminación de los granos de arena concentra los fragmentos mayores en áreas de grava, en la región de las rocas expuestas al viento. Según esto, hay tres tipos de superficies: la roca pelada, clara y pálida por la acción continua del viento y la arena; los depósitos de grava, y la arena que se acumula allí donde la lleva el viento.

grava erosion

Los lechos de grava, en el desierto, no tienen características permanentes.La acción de la arena transportada (en deflación) por el viento va quitando fragmentos de la superficie, por lo que toma forma de un mosaico plano. Finalmente, la grava se transforma en arena y otras partículas pequeñas, que pueden ser arrastradas por el viento. Las piedras sueltas en la superficie de la arena tienen formas características, debido a la acción erosiva de los granos de arena. En la parte de barlovento están biseladas y, si cambiaran de sitio, tendrían dos o más lados afectados. Los lados a bisel tienen bordes agudos. Estas piedras moldeadas son producto de la acción eólica.

Por una acción abrasiva, los mismos granos de arena se van gastando y, finalmente, se hacen completamente redondos. Son muy diferentes estos granos de aquellos otros angulares que hay en el agua. La mayor velocidad, y la falta de la acción amortiguadora del agua, ayuda a pulir las arenas sopladas por el viento (eólicas) más que las arrastradas por el agua.

Las arenas transportadas por el viento también carecen de mica, el mineral escamoso tan común en los depósitos aluvionales. Estos dos hechos ayudan a identificar formaciones areníferas antiguas, distinguiendo las marinas de las eólicas.

La arena no es arrastrada indefinidamente por el viento. Cuando la velocidad de éste disminuye, la arena se deposita. El más pequeño montículo de arena se opone al viento, y en él se deposita más arena. Se forma una duna, con una gran pendiente a barlovento, y otra, más inclinada, a sotavento. Las dunas aparecen, frecuentemente, a lo largo de las costas sin protección, como en Holanda y el norte de Francia.

Formación de una Duna

La pendiente de las dunas, en la parte de barlovento, es alargada. Cuando el viento no está muy cargado de arena, va moviendo la arena de la parte de barlovento, y la deposita en ia otra cara. De esta manera se desplaza toda la duna.

En las regiones húmedas son estabilizadas por la vegetación; pero, en el desierto, se desplazan bajo la influencia del viento. La arena, en la pendiente de barlovento, es empujada hacia la cresta y, así, la duna se mueve hacia adelante. Las partes laterales de la duna son, normalmente, más bajas que la parte central, y se desplazan más rápidamente. Las dunas en forma creciente aumentan hasta que las “alas” tienen la misma resistencia al viento que la parte central. Estas dunas emigran en conjunto.En el Sahara hay cientos de kilómetros cuadrados de dunas móviles. Se han formado durante un gran período de erosión y acumulación de arena.

duna en el desierto

En las regiones desérticas y semidesérticas, el agente de erosión más poderoso es el viento, que lleva a cabo una acción conocida con el nombre de eólica. En dichas regiones, al encontrarse el suelo desprovisto de vegetación, el viento levanta el polvo, las arenas y pequeños fragmentos de roca de los suelos y los proyecta contra bloques rocosos, que se van desgastando y desmoronando de forma progresiva. Con el arrastre y depósito de materiales, el viento crea también paisajes peculiares como el denominado pavimento desértico, el loess y las dunas.

LAS DUNAS: Las dunas son grandes acumulaciones de arena formadas por el viento. Pueden variar entre algunos decímetros y varios metros de altura y entre un metro y docenas de kilómetros de longitud. Siempre surgen en lugares de escasa vegetación, ya que las plantas, al retener la arena, impiden que el viento la acumule; por ello sus principales zonas de formación son las áreas desérticas y subdesérticas y las regiones litorales.

Las dunas litorales son extraordinariamente activas, ya que el viento aporta de forma constante arena procedente de las playas. Los granos de arena ascienden a saltos por la vertiente de la duna expuesta al viento, que normalmente es de pendiente suave, y resbalan bruscamente por la otra vertiente, la situada a sotavento, que suele ser muy empinada. Estas dunas litorales avanzan hacia el interior y pueden llegar a sepultar incluso bosques enteros si no quedan fijadas en su lugar de formación por medio de las raíces de las plantas.

Las dunas de los desiertos, de tamaño mucho mayor que las litorales, aparecen por lo general formando inmensos campos, denominados ergs, que pueden extenderse a lo largo de más de 1.000 kilómetros. Suelen ser dunas estables en las que la arena se renueva constantemente, pero sin variar los límites ni la posición de la formación.

Fuente Consultada:
TECNIRAMA – Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología
Enciclopedia Temática MARRED El Universo y la Tierra