Otras Maravillas del Mundo

Cordillera del Atlas en Africa Geografía e Historia de Marrueco y Túnez

Ubicación de las Montañas Atlas de África

En el noroeste de África se encuentran las montañas del Atlas, que se componen de hecho de varias cadenas más pequeñas. Estas montañas han desempeñado un papel histórico muy importante si se piensa en la lucha de Abd-el-Kader contra los franceses y de Abd-el-Krim contra  España y  Francia.

Las montañas del Atlas son el hábitat tradicional de los bereberes. Ciertas áreas del sistema montañoso, principalmente las costeras, eran conocidas por los europeos de la antigüedad, pero la exploración sistemática de las distintas sierras no comenzó hasta la segunda mitad del siglo XIX.

En el noroeste del continente africano se alzan las montañas que forman la cadena del Atlas. Ésta se dirige de este a oeste a partir de la costa tunecina y a través de Argelia hasta Marruecos; tiene aproximadamente una longitud de 2.300 kilómetros.

El macizo del Atlas se compone de varias cadenas más pequeñas que son fácilmente identificables. La parte más alta, que pertenece al plegamiento alpino y por lo tanto data de la época terciaria, se encuentra en Marruecos. En el norte de este país esta cadena montañosa, que del otro lado del estrecho de Gibraltar se prolonga por la Sierra Nevada, recibe el nombre de montañas del Rif. Éstas alcanzan una altura de 2.500 m y están separadas del Atlas Medio por la depresión de Taza.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/atlas_ubicacion.jpg

El Atlas Medio tiene cimas que alcanzan elevaciones como el Yebel Tubal, de 4.165 m. Las montañas del Rif, el Atlas Medio y el Gran Atlas forman un auténtico semicírculo cuya abertura está dirigida hacia el océano Atlántico.

La zona situada en el interior de este semicírculo está en gran parte ocupada por una meseta que recibe este mismo nombre: La Meseta. Aquí se encuentran ciudades importantes como Marraquech, Mequínez y Fez.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/atlas_montana.jpg

Este sistema montañoso africano, cruza Túnez en dirección suroeste-noreste con alturas entre los 610 y los 1.520 metros. Los fértiles valles y mesetas se entremezclan con las montañas en esta región tunecina.

Más hacia el interior, y por fuera de las tres cadenas citadas, se encuentra otra: el Anti-Atlas, cuyos picos más altos sobrepasan también los 2.000 m. Geológicamente, el Anti-Atlas pertenece a un período más antiguo que las otras cadenas que componen el macizo del Atlas.

Las montañas del Atlas siempre han desempeñado un importante papel en el plano histórico. Para los romanos constituían las fronteras del mundo conocido en África occidental.

En el curso de los siglos XIX y XX se revelaron como excelentes posiciones defensivas naturales. Ayudaron a los argelinos y marroquíes a oponerse al imperialismo colonial.

En el siglo pasado, Abd-el-Kader (1807-1883) fue en Argelia uno de los grandes héroes de esta feroz oposición a la implantación de un régimen colonial. Sostenido por varias tribus de la región de Oran, fue el jefe de la guerra santa empeñada contra los invasores franceses. Abd-el-Kader fue también  ayudado  por  el  sultán  de Marruecos. Aunque había ganado varias batallas como la de Tremecén, fue primordialmente un maestro en el arte de la guerrilla.

Después del Tratado de Tafna firmado con los franceses en 1837, Abd-el-Kader tuvo que declararse vencido; las fuerzas francesas eran netamente superiores, y de otra parte, los marroquíes habían tenido que renunciar a ayudarle. Abd-el-Kader depuso las armas en diciembre de 1847. Murió en 1883 lejos de Argelia, en Damasco. Tuvo, no obstante, oportunidad de mostrar la grandeza de su alma al tomar en 1860, en ocasión de las persecuciones religiosas, la defensa de los cristianos.

El ejemplo de Abd-el-Kader no fue olvidado en modo alguno por los argelinos. Después de la segunda guerra mundial utilizaron de nuevo sus métodos de combate. Los miembros del Frente de Liberación Nacional (F.L.N.) se atrincheraron en las montañas y emprendieron otra vez el hostigamiento de los franceses. En esta ocasión lograron llevar el combate a buen fin.

Las montañas del Atlas también han desempeñado un importante cometido en la historia de Marruecos, sobre todo en lo que respecta a las montañas del Rif. Esta cadena montañosa que parece emerger del mar se extiende en una longitud de aproximadamente trescientos cincuenta kilómetros, con una anchura de cincuenta. Es una de las posiciones defensivas más importantes de África.

Los romanos jamás consiguieron someter completamente a esta región. Desde la Antigüedad los rífenos han conservado su sello de individualismo. Son bereberes, pero, al contrario que sus compatriotas, jamás fueron arabizados salvo en el plano religioso, pues son también discípulos del Islam.

Frente a los españoles, que aparentemente sometieron la región del Rif, los bereberes conservaron su independencia; siempre han dado pruebas de un profundo particularismo. Se entienden en su dialecto, el tarrifít, y la radio marroquí difundía emisiones en esta lengua.

Desde el punto de vista militar, se pusieron en el año 1921 como un solo hombre al mando de Abd-el-Krim en la bahía de Agadir. Los combates se desencadenaron con toda su violencia en 1925 y duraron alrededor de dos años. Abd-el-Krim fue forzado a someterse a Francia y exiliado a la isla de Reunión. Sin embargo, su espíritu de resistencia iba a terminar por triunfar.

El 8 de abril de 1956, el sultán de Marruecos, Mohamed ben Yusef, firmó con España un tratado en el que se reconocía la independencia del Rif. Un acuerdo semejante había sido signado con Francia un mes antes. Esto, a pesar de que el régimen francés había con anterioridad enviado a importantes personajes marroquíes como El Glaui, el influyente bajá de Marraquech.

Está claro, pues, que las montañas del Atlas han tenido un importante papel en la historia de los países del Magreb, no tanto como frontera natural cuanto como foco de resistencia contra las ocupaciones y dominaciones extranjeras.

Estas regiones montañosas, totalmente aisladas hasta hace algunos años, están habitadas por gente cuya forma de vida viene influido precisamente por este aislamiento.

Tanto es así que destaca en ellos un bajo nivel de espíritu colectivo, en contraste con otras regiones que se integran mejor en el engranaje estatal. Estos pueblos montañeses guardan celosamente sus libertades y siempre están dispuestos a coger las armas cuando piensan que su honor o sus intereses han sido traicionados. Por esta razón, estos pueblos continúan siendo candidatos revolucionarios con los cuales es necesario contar.

Por otra parte, estas regiones tienen un indudable encanto, lo que explica la atracción turística que ejercen. Su folklore es de insospechada riqueza; por ejemplo, en la localidad de Imilchil, situada en el Gran Atlas, se celebra todos los años, en setiembre, el llamado mercado de los novios. Todos los candidatos al matrimonio se dan cita allí y se disponen a la búsqueda de un o una consorte.

El turismo se ha incrementado en el curso de los últimos años, debido a que se ha construido una excelente red de carreteras. Actualmente el Rif cuenta con una magnífica vía que la cruza de este a oeste y que posee abundantes ramificaciones.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa3.jpg

 

Geografía de México: Clima Recursos Naturales Cultivos Montañas

Breve Geografía de México
Clima, Recursos Naturales ,Cultivos y Montañas

México, situado al sur de Estados Unidos, es un país montañoso con una estrecha faja costera en la que el clima es muy cálido y húmedo. Pero, en las mesetas del interior, el clima es más fresco y hasta frío. El norte del país es más bien un desierto, una tierra extremadamente seca.

El sur es húmedo y el suelo está compuesto de tierras volcánicas muy fértiles. México es rico en minerales metálicos y en petróleo y gas natural. Es también el país más industrializado  de América  latina.

La jurisdicción federal mexicana se extiende, además del territorio continental de la república, sobre numerosas islas cercanas a sus costas. La superficie total del país es de 1.964.382 km², suma de la superficie continental e insular. La capital y ciudad más grande es la ciudad de México.

Cuenta con una población (2008) de 109.955.400 habitantes. La densidad de población en ese mismo año fue de 57 hab/km² a nivel nacional, aunque las diferencias son muy notables según los estados y las regiones. Cerca del 76% de los mexicanos vivían en áreas urbanas durante el año 2005.

Ver Un Mapa Con Los Estados de México

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/ciudad_mexico.jpg

Vista Aerea de UnaParte de la Ciudad de México

Al sur del río Grande el continente americano se transforma rápidamente en una delgada lengua de tierra: allí se encuentra México.

Las montañas Rocosas, que prosiguen a través del territorio mexicano, dejan muy poco espacio a la llanura. Tanto a lo largo de la costa atlántica como de la del Pacífico sólo hallamos una delgada faja costera cubierta en gran parte por los residuos amontonados en el transcurso de los siglos por los numerosos torrentes.

El ambiente es sofocante en esas regiones costeras que los mexicanos llaman «tierra caliente». Estas tierras bajas y cálidas son de carácter pantanoso y albergan a miríadas de insectos propagadores de la malaria y la fiebre amarilla.

La parte central de México la ocupan unas cordilleras: la Sierra Madre occidental y la Sierra Madre oriental, que se unen al sur del país y forman un macizo volcánico.

Las dos cordilleras, que alcanzan alturas superiores a los 3.000 m, encierran una vasta meseta interior de una altura aproximada de unos dos mil metros, cubierta generalmente de residuos volcánicos erosionados. Hace bastante más frío por aquí: es la «tierra fría».

El trópico de Cáncer corta en dos el territorio mexicano e influye notablemente en el clima y en el paisaje. El norte de México es seco y desértico; es una región muy pobre con una vegetación típica, puesto que está adaptada a la sequedad. Allí encontramos, entre otros, cactos gigantes capaces de llegar a los 8 m de altura.

A esta parte del país la llaman «bolsom». Al sur del trópico las lluvias son más abundantes y mejor adaptadas a la presencia del hombre. Es, por otra parte, en esta región más meridional en donde se desarrollaron las grandes civilizaciones indias.

No es difícil comprender que la economía de México depende esencialmente del medio natural. Las regiones costeras, cálidas y húmedas, no se prestan al cultivo; el clima da nacimiento a una vegetación espontánea lujuriante e invasora y, además, es muy malsano.

Ver Un Mapa del Clima de México

Durante los últimos decenios las técnicas modernas permitieron desmontar considerablemente y desecar la mayoría de los pantanos. La zona costera proporciona desde entonces caña de azúcar, plátanos, café y cacao.

Las mesetas meridionales del interior fueron siempre el corazón de la economía de México. Las tierras necesitan, sin embargo, una buena irrigación. Cumplida esta condición proporcionan hermosas cosechas, principalmente de maíz. El suelo, muy fértil, es de origen volcánico. Las grandes ciudades diseminadas por estas mesetas permiten dar salida a una gran parte de la producción.

No hace mucho tiempo, la mayor parte del suelo mexicano servía a la cría de ganado vacuno; pero la utilización de métodos modernos trajo consigo numerosos cambios. La irrigación hizo verdaderos milagros y México produce y vende en la actualidad gran cantidad de algodón de buena calidad.

El cultivo del algodón no se desarrolló, sin embargo, como monocultivo, pues los agricultores cultivan asimismo trigo y arroz. Dado que la superficie dedicada al cultivo ha aumentado notablemente, la cría de ganado se hace cada vez más intensiva y numerosas cabezas pacen en superficies de pasto relativamente restringídas.

Esto ha sido posible gracias a la producción de alimentos para el ganado. La supresión de los grandes latifundios ha favorecido también el desarrollo de la agricultura, mientras se espera mejorar la situación en el plano social por medio de profundas reformas.

La agricultura sigue siendo la ocupación principal, y la mitad de la población se ocupa en este sector de la economía. La población rural se compone principalmente, en la actualidad, de pequeños propietarios agrupados en cooperativas que se hallan bajo el control del Estado, quien les concede ayuda financiera y técnica.

Si consultamos un mapa demográfico de México comprobaremos que los mexicanos se aglomeran en ciertas regiones. Así, en la parte central del país, o sea, 15 % de su superficie total se registra más de cincuenta por ciento de la población total. También es ahí donde se halla concentrada la mayor parte de las industrias.

Es curioso comprobar que esta parte de México no parecía apropiada para representar ese papel, pues se trata de una región montañosa en la que las mesetas están circundadas de altas cimas y de volcanes como el Popocatépetl, que llega casi a alcanzar los 6.000 metros.

La población mexicana aumenta rápidamente y el porcentaje de nacimientos es muy elevado. Cada año hay de 1.o00.000 mexicanos más. Como ocurre en numerosos países del mundo, los jóvenes que buscan trabajo emigran hacia las ciudades, que en los últimos lustros les han ofrecido numerosas posibilidades de ser contratados.

En todo tiempo, incluso en la época de los conquistadores, la industria minera ha representado en México un gran papel. Hay que decir que su subsuelo es muy rico. Además de los yacimientos de plomo, de cinc, de hierro y de cobre, México es también muy rico en plata. Proporciona casi veinte por ciento de la producción mundial y ocupa el primer lugar en el mercado mundial. Las firmas que explotan y exportan esos minerales son generalmente norteamericanas.

También se encuentra petróleo y gas natural, fuentes de energía que representan un gran papel en la economía. No sólo proporcionan materias primas a la industria química, sino que además producen electricidad.

La segunda guerra mundial fue el catalizador de la expansión industrial de México, que se ha convertido en uno de los países mejor equipados de América latina. Monterrey, en el nordeste del país, es un gran centro siderúrgico, mientras que México es el centro de una industria textil notablemente equipada. La actividad artesana es aún muy grande dentro del ramo textil, y los motivos de decoración de inspiración india o española abundan.

El desarrollo de la industria y del comercio prosigue favorablemente en México. La presencia, al norte, de un poderoso vecino es sin lugar a dudas un factor favorable, pues el país encuentra en Estados Unidos una salida a sus productos.

En muy poco tiempo México se ha convertido en un país cuyo porvenir está asegurado.

Ver Un Mapa Político de México

Ver: Breve Historia de México

Ver: La Ciudad de México

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa3.jpg

Período Preincaico Civilizaciones Chavin, Paraca y Mochica

PERÍODO PREINCAICO
Civilizaciones Chavin, Paraca y Mochina

La civilización de los incas de Perú fue precedida por la sucesión de otras culturas menos conocidas. Ya, hacia el año 1200 antes de Jesucristo, la civilización de Chavin de Huántar florecía en el norte del país. Ésta fue seguida por la de los paracas y por los mochicas y los nazcas. Después los indios tiahuanaco fundaron su imperio; le siguió la civilización chimu. Hacia el 1300 Perú entró en decadencia; el camino quedaba libre para la llegada de un pueblo dinámico: los incas.

Varias civilizaciones habían ya florecido y desaparecido en el macizo andino de Perú antes de que los incas hubiesen fundado su poderoso imperio en el siglo XIV. Estos incas, adoradores del Sol, fueron poderosos dominadores, si bien menos crueles que otros pueblos indios. En cuestiones de organización fueron verdaderos maestros. En el campo de las artes dejaron pocas cosas originales; eran más técnicos que artistas creadores

Así como la civilización de los aztecas, en México, había sido la heredera de otras culturas que la precedieran, también la civilización incaica fue en Perú el resultado de importantes culturas que por desgracia han permanecido poco conocidas hasta nuestros días. El estudio de estas civilizaciones es, en efecto, muy difícil e incluso en algún caso imposible, por el hecho de que estos pueblos desconocían la escritura. Como consecuencia de ello no se ha podido establecer para esta época de la historia de Perú una cronología unánimemente admitida.

Los historiadores mantienen sobre este punto opiniones muy diversas. La primera cultura importante que se desarrolló en Perú ha sido denominada de Chavin de Huántar, por las ruinas descubiertas en el norte, cerca del curso superior del Marañón (Amazonas).

La civilización Chavin se supone que existió en Perú entre 1200 y 400 antes de Jesucristo, aunque ciertos historiadores la sitúan en época más tardía. Sin embargo, difícilmente puede afirmarse que esta civilización se extendiese por todo Perú de modo uniforme. Sin duda la accidentada configuración del país influiría decisivamente en la localización de los centros adonde aquélla podía llegar.

No obstante, ciertas analogías se encuentran en esta época en gran parte del país, especialmente en el aspecto religioso. El cóndor y el jaguar eran adorados en varias zonas como las más importantes divinidades.

El centro principal de este período cultural es, como hemos dicho, Chavin de Huántar. Aquí, los arqueólogos han descubierto las ruinas de un templo que desde el punto de vista arquitectónico sobrepasa con creces en belleza a los monumentos pertenecientes a períodos más recientes. Sus muros y columnas están decorados con notables bajorrelieves, y se encontraron también esculturas. Se supone que Chavin fue un importante centro de peregrinación, y allí afluían numerosos fieles procedentes incluso de lejanas comarcas.

Otro centro de esta misma época es Cupinisque. Los habitantes de esta zona tenían gran habilidad para la fabricación de cántaros con forma humana. Más tarde su técnica fue recogida y mejorada por otras tribus indias de Perú.

Cuando hacia el año 400 antes de Jesucristo cayó en decadencia la cultura de Chavin, se extendió de modo progresivo otra civilización denominada cultura paraca, del nombre de una desértica península situada en la costa sur de Perú. Aquí se encuentran importantes vestigios de este período, que se prolonga aproximadamente hasta el año 400 después de Jesucristo. Por los numerosos objetos que se han hallado, se puede deducir que los hombres de la cultura paraca se preocupaban bastante del destino de los muertos. Se han encontrado más de trescientas momias colocadas en cuclillas.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/arte_preinca.jpg

Arte Preincaico

Debido al clima extremadamente seco de la península, las momias y los objetos colocados junto a ellas en las tumbas han quedado bien conservados. Algunas de las momias estaban cubiertas con mantos cuyos brillantes colores se conservan en la actualidad. Estas telas están con frecuencia ornamentadas con representaciones de animales: felinos, cóndores, peces, etc.

Los arqueólogos han descubierto tumbas ricas conteniendo mucho oro al lado de otras más pobres. Se ha conjeturado que las diferencias de clase entre los indios paracas no eran muy pronunciadas. Ciertos especialistas estiman además que las poblaciones indias de los períodos ulteriores no han conseguido alcanzar técnicas de fabricación de tejidos tan perfeccionadas. Después que la civilización paraca fuera igualmente desapareciendo, surgieron en primer plano otros dos centros: Nazca, al sur, y Moche, en la costa norte.

Los incas deben mucho a los indios mochicas (de Moche). Éstos habían llevado el cultivo de la tierra a un alto grado de perfección, lo que permitió adquirir, al principio de nuestra era, grandes riquezas y considerable influencia. Dominaban los estuarios de los ríos a lo largo de la costa norte, fertilizaban las comarcas desérticas irrigándolas y trazaron caminos. En el norte de Perú edificaron pirámides en honor del Sol y de la Luna.

Ver La Cultura Mochica

Los mochicas eran, sin embargo, especialmente expertos en trabajos de alfarería: sus cántaros están ricamente adornados de retratos, de animales estilizados, de motivos decorativos. Se han encontrado centenares de estas vasijas en varias necrópolis. Éstas, aparte de mostrar una clara habilidad técnica, expresan también el alto desarrollo del sentido artístico de los hombres que los fabricaron. Pintaban en ellas escenas de la vida cotidiana: caza, labores agrícolas, batallas, de gran utilidad para los estudios históricos.

La civilización nazca ha dejado igualmente importantes objetos de alfarería que muestran gran diversidad de técnicas y de formas. No debe sorprender que los expertos en historia precolombina de Perú comparen en ocasiones la civilización de los nazcas y mochicas a la cultura clásica.

Alrededor del año 1000 de nuestra era aparece un nuevo centro de cultura denominado Tiahuanaco, situado en una árida meseta al sur del lago Titicaca, donde actualmente está situado el Estado de Bolivia. En este lugar escasamente poblado en la actualidad se desarrolló una civilización que se extendió a la mayor parte de Perú.

Los indios de Tiahuanaco asimilaron parcialmente las aportaciones de las culturas precedentes. En ocasiones, el paso de la antigua a la nueva civilización se hizo de manera progresiva, sin violencias. Éste fue el caso de la cultura nazca. En otros casos, sin embargo, tuvieron que recurrir a la fuerza para someter a otros pueblos, como sucedió con los mochicas.

Características de esta civilización son las copas alargadas que se han hallado en diversos lugares. Esta cultura alcanzó su apogeo en la fabricación de tejidos. Los indios de Tiahuanaco tejían las telas maravillosamente y fabricaban tapices de plumas multicolores de gran belleza.

Se supone que Tiahuanaco fue más bien un centro religioso que residencial. Se han encontrado los vestigios de edificios monumentales de los que algunos no habían sido terminados. El más conocido de ellos es la Puerta del Sol, edificado por medio de inmensos y pesados bloques de piedra. En esta época la escultura estaba exclusivamente subordinada a la arquitectura. En este periodo nació un importante arte: la joyería.

Cuando desapareció la civilización de Tiahuanaco, alrededor de 1300, Perú entró en decadencia. Solamente existía un centro, el de Chimu en el norte, donde se ha encontrado cerámica y tejidos en gran abundancia. También en esta cultura la joyería tuvo importante desarrollo. No obstante, en esta época la originalidad y la ingeniosidad apenas son frecuentes. Lo que hizo, como máximo, la cultura de Chimu fue perfeccionar el legado que los indios de Tiahuanaco y de Moche le habían dejado.

El camino quedaba libre para la llegada de un pueblo dinámico que aprovecharía las circunstancias para imponer su dominación sobre un vasto territorio. Este pueblo, el último en edificar una importante civilización en Perú, fue el de los incas.

HISTORIA DE LOS INCAS:

Cuando, en los alrededores del año 1300, la floreciente cultura de Tiahuanaco tocaba a su fin, comienza una era de decadencia. Sin embargo, esta última fue de corta duración, porque los incas desarrollaron entonces una brillante civilización que se extendió por todo el país y que ejerció su influencia incluso en vastos territorios situados más allá de los límites peruanos.

Nada se sabe con certeza de los orígenes del potente imperio incaico. Probablemente los primeros incas fueron montañeses que vivían en las altas tierras peruanas en algún lugar al sur de donde más tarde establecerían su capital, Cuzco.

La fundación de este imperio se atribuye a Manco-Capac que habría vivido entre los años 1000 y 1200. La leyenda cuenta que Manco andaba errante con su pueblo por la cadena andina. En un momento determinado su cetro desapareció en un lugar concreto, en las fértiles tierras aluviales; Manco-Capac interpretó que esto era una indicación para que él y su gente se instalasen en ese lugar, en el valle de Cuzco.

Aun ahora, después de tantos siglos, sigue siendo particularmente venerado por varias tribus indias. Cuzco fue la cuna del más poderoso imperio que haya conocido, en esa época, el continente americano.

El territorio sometido por los incas se extendía longitudinalmente desde el Ecuador, al norte, hasta Chile y la Argentina, al sur. La superficie de este Estado era de aproximadamente 611.450 km² lo que significa que era tan grande como Bélgica, Francia, Suiza e Italia juntas. Es tanto más destacable y desconcertante el que los incas hayan podido constituir un Estado tan extenso si se tiene en cuenta que fue establecido en la región más montañosa del mundo.

Este gran Estado indio fue regido por soberanos que se designaban con el apelativo de Inca. Sin embargo, muy pronto este calificativo fue dado también a los principales dirigentes, a los sacerdotes y, finalmente, al mismo pueblo.

La política de conquista de los incas, que les llevaría a crear un Estado tan poderoso, fue una mezcla de diplomacia y de fuerza. Se admite que su táctica era la de intentar en un principio persuadir y no recurrir a la violencia más que en casos desesperados. Además, los incas parecían convencidos también de que era preferible adoptar una política de convivencia con los vencidos antes que exterminarlos despiadadamente.

Por una parte, hacían todos los esfuerzos para que los pueblos sometidos conservasen en la medida de lo posible sus propias costumbres. Por ejemplo, existían unas ordenanzas que obligaban a los habitantes de ciertas regiones a llevar su propio peinado y sus vestidos originales.

De otra parte, las migraciones obligatorias fueron organizadas en el imperio incaico cuando las autoridades estimaban que era de utilidad el cambio de residencia de determinadas poblaciones. Además, estas migraciones forzadas se adaptaban estrechamente a la concepción de gobernar que los incas profesaban.

Este sistema de gobierno podría ser calificado de socialismo aristocrático: el poder estaba en manos de una minoría de dirigentes, que ejercían un riguroso control sobre los asuntos de Estado y velaban sobre todo para que existiese la mayor igualdad posible entre los elementos de la población.

Los incas parece que no conocieron la esclavitud. El Estado inca era un Estado institucionalizado, edificado sobre una legislación muy desarrollada. La propiedad privada era probablemente desconocida para este pueblo. Cada familia recibía una cantidad determinada de tierra de labor, proporcional a las necesidades que tenía para asegurar su subsistencia.

El Estado organizaba también la enseñanza, así como una especie de asistencia pública: señalaba los grupos dentro de la comunidad que debían ayudar a los ancianos y enfermos que no estaban en condiciones de asegurar el rendimiento de las tierras que se les habían otorgado. Este fuerte estatismo   comportaba   inevitable mente la existencia de gran número de inspectores encargados de asegurar el cumplimiento de las leyes.

A veces, al imperio de los incas se le denomina también Imperio del Sol. En efecto, el sol era la suprema divinidad de los incas, y el disco solar, su símbolo. El emperador era la personificación de esta divinidad y, como tal, venerado por su pueblo.

El común de los mortales no era admitido en los templos, los cuales estaban reservados a los verdaderos incas, es decir, a las clases dirigentes. Esto hace pensar en el antiguo Egipto, con el cual hay todavía más puntos de comparación, como el hecho de que los incas difuntos eran momificados.

La principal actividad en el imperio incaico era la agricultura. Esto puede parecer extraño debido a que el lugar donde estaban establecidos es muy montañoso; sin embargo, los incas eran maestros en el arte de hacer terrazas, con lo que compensaban los inconvenientes que representa el relieve para los trabajos de la tierra; también poseían muchos conocimientos sobre irrigación y abonado de sus campos, en los que cultivaban preferentemente maíz y patatas.

A pesar del relieve accidentado, la red de caminos estaba relativamente desarrollada; sin duda, éstos eran más bien primitivos, pero como los incas desconocían la rueda no utilizaban vehículos.

Tampoco empleaban animales de montura; no tenían caballos; únicamente las llamas, las acémilas de los Andes, transportaban pequeñas cargas. Por consiguiente, los caminos estaban destinados a los peatones; eran, naturalmente, más estrechos que los europeos, y estaban concebidos para asegurar el paso, como máximo, a las sillas de mano.

En la montaña los puentes permitían salvar los desniveles. Evidentemente, los incas eran más bien unos organizadores que innovadores.

En el dominio cultural siguieron sobre todo la línea de sus antecesores. En su arquitectura, por ejemplo, se impone más su técnica que su sentido artístico; usaban, para la construcción, enormes y pesados bloques de piedra tan perfectamente unidos que no era posible meter el filo de un cuchillo entre ellos. Para los edificios de Machu-Picchu, situado a gran altura, fueron utilizados bloques de 4 x 1,5 x 0,8. Uno se pregunta cómo este pueblo, sin’ conocer la rueda, conseguía transportar tales cargas en un país tan montañoso.

Los incas desconocían la escritura; para retener las cosas importantes recurrían a un manojo de cordones en los que hacían nudos; éstos tenían significados determinados. Un conjunto de estos cordones recibía el nombre de

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa3.jpg

Edmund Hillary y Tensing LLegaron a la Cumbre del Everest

Historia de la Expedición de Edmund Hillary y Tesing Para Escalar El Everest

Desde 1921, hombres valerosos intentaron la conquista del Everest, la cumbre más alta del mundo. En 1953, una expedición inglesa conducida por John Hunt recogió el guante de ese desafío. Hillary y Tensing formaban parte de la expedición, y. el 29 de mayo de 1953, después de una escalada agotadora, podían considerarse vencedores de la naturaleza. El Everest ya no era una cumbre inviolable.

El 29 de mayo de 1953, por primera vez en la historia, dos hombres llegaban a la cumbre del monte Everest. Eran sir Edmund Hillary y el sherpa Tensing. Nunca con anterioridad había despertado tal entusiasmo la conquista de una montaña, pero es preciso explicar que el Everest, situado en la frontera entre Nepal y Tíbet, es la montaña más alta del mundo. Los tibetanos la llaman «Chomolungma» o diosa-madre del mundo.

Desde el año 1921 las expediciones que intentaban vencer el Everest se multiplicaban; pero la montaña seguía sin ser conquistada. Hay que aclarar que ésta es difícilmente accesible y que no es posible intentar su asalto más que durante algunas semanas al año. En invierno el frío es allí insoportable, mientras que en verano el monzón trae consigo el riesgo de frecuentes avalanchas de nieve. Las tentativas, pues, deben emprenderse en la primavera o durante el otoño.

Ello hace que la hazaña realizada por Hillary y Tensing, que formaban parte de la expedición inglesa dirigida por sir John Hunt, sea aún más impresionante. Ninguno de los dos vencedores del Everest era, sin embargo, inglés. Sir Edmund Hillary es neocelandés, nacido en Auckland, y en aquella época tenía treinta y tres años.

Resultado de imagen para historiaybiografias.com hillary

En anteriores expediciones al Himalaya había probado ser un valeroso alpinista y dotado de una resistencia a toda prueba. Su compañero, Tensing Norkey, era sherpa. Los sherpas son originarios del distrito de Jumbu, en Nepal. Su reputación de alpinistas no puede ponerse en duda, y se les encuentra regularmente en las expediciones al Himalaya como porteadores o guías. Son muy resistentes y soportan muy bien los esfuerzos a gran altura.

Tensing tenía treinta y nueve años cuando acompañó a Hillary; pero éste no era su «bautizo de nieve». Desde 1935 había participado en expediciones al Everest, y antes de 1953 había realizado cinco sin que su constitución se hubiera resentido lo más mínimo. No es extraño, pues, que fuera tomado en gran estima por los otros miembros de la expedición, sobre todo por los sherpas.

Por otra parte, el año anterior había conseguido llegar a pocos metros de la cima en compañía del suizo Raymond Lambert. Varias semanas más tarde llevaba aún retratadas en el rostro las señales de los esfuerzos sobrehumanos que hubo de realizar.

La conquista del Everest es, en efecto, una empresa extraordinariamente azarosa, no sólo debido al frío, sino también al terreno rocoso recubierto de nieve y de hielo. También hay que contar con la falta de oxígeno (menos de un tercio del que contiene el aire al nivel del mar).

Una persona que no esté preparada para vivir en tales condiciones cae víctima de un síncope diez minutos después. Los alpinistas como Hillary y Tensing están habituados a tan duras condiciones de vida y las soportan mucho mejor. Ello no impide que su organismo se resienta y están sujetos también al «mal de montaña».

El itinerario seguido en 1953 por la expedición Hunt venía del sur. Quince toneladas de material y de víveres habían sido transportadas desde Katmandú, capital de Nepal, hasta Thyangboche, unas docenas de kilómetros más allá: Participaron en la operación 450 porteadores.

La base o campo principal se había levantado en las proximidades de un monasterio budista. A partir de allí la ruta que habían de seguir transcurría a lo largo de glaciares. A medida que avanzaban fueron levantando nuevos campamentos.

El 24 de mayo de 1953 los más resistentes de la expedición establecieron el octavo campamento entre las cumbres del Everest y del Lhotse; este campamento se hallaba aproximadamente a una altura de 8.600 m. Desde este campamento, John Hunt, ayudado por el sherpa Da Namgyal, llevó víveres más arriba, a fin de ayudar a los hombres que iban a emprender contra la montaña el asalto final.

Cinco días más tarde, el 29 de mayo a las 11.30 de la mañana, Hillary y Tensing llegaban finalmente a la cumbre. Los dos hombres no se dieron cuenta inmediatamente de que habían triunfado; pero, después de asegurarse de que no había ningún punto más elevado que aquél, cayeron uno en brazos del otro.

Hillary se arriesgó incluso a quitarse la mascarilla de oxígeno para sacar algunas fotografías que atestiguaran la autenticidad de su hazaña y que constituirían el mejor de los recuerdos.

Sacó también una fotografía de Tensing, que tenía en las manos las banderas de las Naciones Unidas, de Gran Bretaña, de Nepal y de la India, y estaba presto a clavarlas en la cumbre conquistada. Tensing enterró unas ofrendas para los dioses budistas y Hillary plantó un crucifijo. Ambos estaban extremadamente fatigados, pero se sentían muy felices. Entonces hubieron de pensar en volver a descender al campamento número 8.

En el camino de regreso se encontraron con Lowe, un miembro del grupo que había ido a su encuentro llevándoles un potaje y nueva reserva de oxígeno. Una vez que hubieron llegado al campamento 8 pudieron recuperarse.

El descenso no fue fácil, pero les ayudó a regresar al valle el sentimiento moral que representaba el que la expedición hubiera sido un éxito. En el campamento número 4 el pequeño grupo se encontró con John Hunt, el jefe de la expedición, y le comunicó la conquista de aquel pico.

Los monjes del monasterio budista de Thyangloche no querían creer al principio en la realidad de aquella hazaña, pues ni Hillary ni Tensing pudieron hablarles de los dioses que, según ellos, debían de ocupar el techo del mundo.

Después de su regreso al mundo civilizado los miembros de la expedición fueron los héroes de las recepciones.

El rey de Nepal les invitó a su corte. Algunos de los miembros de la expedición Hunt no se durmieron sobre los laureles y participaron en la exploración de la Antártida. Otros regresaron de nuevo al Himalaya.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa3.jpg

El Monte McKinley o Denali en Alaska Ubicación e Historia

El Monte McKinley o Denali en Alaska

Alaska es una vasta región montañosa que posee, en el macizo del monte McKinley, el pico más elevado de toda la América del Norte. En el Parque Nacional del Monte McKinley (llamado actualmente Denali)  viven, entre otros animales, el oso gris, el poderoso oso pardo de Alaska y el alce. Anchorage, al sur de ese Parque Nacional, es la mayor ciudad de Alaska. La segunda es Fairbanks, cuyos alrededores proporcionan la mitad de la producción de oro de ese inmenso territorio.

El sector occidental de la América del Norte está salpicado de cordilleras orientadas de norte a sur y que convergen, en Alaska, en un poderoso macizo que se disgrega, en dirección oeste, en el océano, en el que se prolonga en las islas Aleutianas. Es un país de montañas jóvenes, caracterizado por volcanes y frecuentes terremotos. Algunas de las cumbres, especialmente las situadas al sur de Alaska, alcanzan una altura impresionante.

El monte Wrangel, por ejemplo, se eleva a 5.338 m, y el monte McKinley, con sus 6.141 m, es la cima más alta de toda la América del Norte. Situado en el centro del Parque Nacional del Monte McKinley que, después del de Yellowstone, es la mayor reserva de América, ese gigante constituye una atracción para numerosos turistas.

Monte McKinley

El punto más alto de América del Norte es el monte McKinley, que alcanza los 6.194 m de altitud. Los indígenas lo llaman Denali ‘el alto’. El Parque nacional Denali, en Alaska central, ocupa 19.088 km2 de superficie.

Antaño sólo podía llegarse a esta región en tren o en avión; pero en estos últimos arios han construido allí una excelente autopista que se une a la famosa Alaska Highway. Esto, evidentemente, ha contribuido a acelerar la marea de los turistas hacia ese país montañoso. Allí, en efecto, es posible observar las flores, las plantas y a menudo también los animales en su medio ambiente como rara vez es posible hacerlo en otras partes, ya sea en Estados Unidos, ya en cualquier otra parte de América.

En los parajes del monte McKinley vive el grizzly u oso gris. La estatura de este poderoso animal es parecida a la del oso pardo; pero es más grande y más pesado. Su pelaje es también más largo y denso. Debido a que los osos grises se hacen cada vez más raros —se cree que habrá únicamente de 500 a 1.000 entre Alaska y Estados Unidos—, los amigos de los animales y los naturalistas conceden mucha importancia a regiones como la del Parque Nacional del Monte McKinley, en donde todavía se les puede observar.

El Denali, anteriormente denominado monte McKinley, es la montaña más alta de Estados Unidos y América del Norte, con 6168 msnm.

El oso gris es uno de los animales más antiguos de la América del Norte. Debe de haber sido contemporáneo, hace un millón de años, de los mastodontes y de los grandes felinos de la era prehistórica. El joven oso gris es un animal más bien contemporizador e incluso, una vez adulto, no ataca al hombre más que cuando se siente acorralado. Pero herido es tan peligroso como resistente. Ha llegado a darse el caso de que sobreviva a heridas que parecían mortales. El oso gris es también buen nadador y atraviesa fácilmente anchos ríos.

oso gris en parque de alaska

Aunque el oso gris sea un animal poderoso, más grande, más pesado y más fuerte es su congénere, el oso pardo de Alaska; es el mayor de los carniceros terrestres. Erguido sobre sus patas traseras llega a medir los 2,70 m de altura.

Pero también este animal huye generalmente ante el hombre, al que únicamente ataca si se halla en un callejón sin salida. Su vista es bastante débil, pero su oído y su olfato son verdaderamente agudos.

En el Parque Nacional del Monte McKinley viven no solamente osos, sino también alces, los mayores representantes de la familia de los cérvidos, que se hallan allí como en su casa. Los alces habitan preferentemente las partes menos elevadas de la reserva, en donde se nutren de renuevos y hojas de sauces y de abedules.

A pesar de su estatura voluminosa y de su peso, que puede llegar a los 500 kg (sus astas pesan 20 kg), el alce se abre camino fácilmente por los pantanos y a través de los ríos. Se desplaza como si se dejara resbalar. Es, sin embargo, un animal poco astuto. Hace cien años le dieron caza despiadadamente, de modo que la especie estuvo a punto de extinguirse.

Actualmente está protegido por la ley. En Alaska su número aumenta de nuevo. Los principales enemigos con los que el alce ha de contar son el lobo, el oso y el glotón. Este último se cuenta entre los más voraces carniceros de Alaska; se desplaza rápidamente y con facilidad por el suelo, pero trepa con igual facilidad a los árboles, desde lo alto de cuyas ramas se deja caer sobre los lomos del alce, al que corta las arterias de una dentellada. Entonces espera pacientemente a que su víctima acabe de morir para devorarla.

Al sur del Parque Nacional del Monte McKinley y unida a él por un ferrocarril se halla Anchorage, una de estas ciudades que en Alaska crecen como las setas. Esta ciudad se formó al extremo de una bahía, la Cook Inlet, denominada así en memoria del capitán James Cook, que en 1778 trató de descubrir en este lugar el paso del Noroeste.

Anchorage es la ciudad más importante de Alaska, y en muchos aspectos recuerda las ciudades del oeste de Estados Unidos, con sus calles tiradas a cordel, en donde reina una gran afluencia y que están bordeadas de casas de madera entre las que se alzan algunos inmuebles de varios pisos. Anchorage cuenta con 50.000 habitantes. Al noroeste, no lejos de este centro urbano, se halla la mayor base militar de Alaska.

Ya dijimos que los terremotos asuelan a menudo esta región. En 1964, Anchorage y algunas otras localidades resultaron seriamente dañadas por las sacudidas sísmicas. La 44 Avenida, principalmente, centro de las atracciones de la ciudad, fue duramente castigada.

Los daños materiales se evaluaron en ¡285.000.000 de dólares !Pero el número de víctimas que hubo que deplorar fue afortunadamente escaso. Como el tiempo era excelente en la época del seísmo (que se produjo en el mes de marzo), los trabajos de reparación pudieron emprenderse prontamente. Sin embargo, duraron varios meses.

Al norte del Parque del Monte McKinley se halla Fairbanks, terminal del Alaska Highway que viene de Canadá. Allí viven también, al lado de una mayoría de blancos, esquimales e indios. Entre las numerosas casas de madera de los adelantados empiezan a construirse también desde hace aigunos anos grandes edificios modernos.

Fairbanks debe su existencia al oro que allí se descubrió en 1902. Los alrededores de la ciudad producen todavía en la actualidad la mitad, aproximadamente, de la producción total de oro de Alaska. El ejército está representado también en estos confines septentrionales.

En efecto, la Ladd Air Forcé está instalada en las inmediatas proximidades de la ciudad. Fairbanks posee además una universidad; fue creada en 1922 y cuenta con algunos cientos de estudiantes. Es también la universidad más septentrional del mundo.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa3.jpg

Nepal:Ubicación Población Agricultura Ganadería e Historia

REINO DE NEPAL: INFORMACIÓN GENERAL

Como su vecino septentrional, Tíbet, Nepal o Reino de Nepal es un país de montañas. El norte lo ocupa el Himalaya y el pico más alto del mundo, el Everest. La parte central está compuesta de fértiles valles. Luego viene una cadena de montañas más bajas y, finalmente, el Terai; una región pantanosa y malsana.

La población, de origen mongol, vive principalmente en los valles centrales. Actualmente en una monarquía constitucional de Asia meridional; limita al norte con la región autónoma del Tíbet, en China, y al este, sur y oeste con la India. Nepal tiene 147.181 km² de superficie, con 26.000.000 de habitantes. Su Capital es Katmandú con 800.000 habitantes.

Al igual que Tíbet, Nepal es un país de montañas situado en medio del macizo himalayo. Es un reino independiente en el que viven algo más de siete millones de habitantes. Nepal limita al sur con la India y al norte con Tíbet. Antaño, Nepal, que debe su nombre a la palabra Nijampal o «Tierra Santa», era un Estado vasallo de Inglaterra.

Nepal es un país que se extiende de oeste a este. Según el relieve podemos dividirlo en cuatro zonas: al norte la cordillera del Himalaya, con el Everest; luego una serie de valles longitudinales; luego un macizo menos alto; a continuación un macizo menos alto, los montes Sivalik y, finalmente, una región pantanosa, el «Terai», que tiene todas las características de una jungla y en la que el clima es muy malsano.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/nepal.jpg

Debido a los innumerables torrentes que descienden de las montañas se encuentran, un poco en todas partes, una sucesión de cascadas y de saltos de agua en la parte septentrional. Las comunicaciones son, como es natural, bastante difíciles; algunos pasos y desfiladeros permiten llegar a Tíbet y al interior del continente asiático. La mitad, aproximadamente, del territorio nepalés está ocupada por esos gigantescos macizos, y se comprende que la región esté poco habitada.

La gran mayoría de la población se concentra en los valles que siguen, como los de Bheri, Kali Gandak, Sun Kosi y otros, así como en los de los montes Sivalik. Podría decirse que el pueblo nepalés se halla comprimido entre las montañas himalayas del norte y la zona malsana del sur. Esta es la razón de que dicha gente viva aislada del resto del mundo.

El valle más poblado es aquel en el que se halla situada la capital, Katmandú.

El clima de estos valles es muy saludable y podría compararse al de Ñapóles. Por contra, ya en los montes Sivalik y más aún en la jungla de Terai, la atmósfera es opresiva y muy húmeda debido a lo abundante de las lluvias. La población es en su gran mayoría de origen mongol, aunque en el transcurso de los siglos se ha producido una infiltración de elementos indios.

Desde el siglo XVIII, los gurkas constituyen el grupo étnico más importante. Desde el punto de vista religioso la población se reparte en dos grupos: los hindúes y los budistas, aunque algunos nepaleses toman prestados elementos de ambas religiones.

La religión hindú dominante impregna la cultura nepalesa con algunas influencias budistas; en todo Nepal se pueden encontrar pagodas y edificios con adornos de madera tallada. El Museo Nacional de Nepal (1928), en Katmandu, posee una gran variedad de colecciones sobre la cultura y la historia del país. Las bibliotecas principales se encuentran también en la capital.

La historia de Nepal se remonta a la Antigüedad. Numerosas leyendas ilustran los tiempos más lejanos y Visnú, la divinidad india, tiene en ellas un papel importante. Nepal fue habitado muy pronto: en el siglo V antes de Jesucristo, y todos los centros importantes se hallaban en el valle de Katmandú.

Es por otra parte en esta región donde se han encontrado las ruinas y los vestigios arqueológicos más importantes. Según la leyenda, Buda nació el año 568 antes de Jesucristo en el Jardín de Lumbini, verosímilmente situado en la localidad de Rumindei. De ahí el nombre del país: Nijampal o Tierra Santa.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/danza_nepal.jpg

Danza Propia de Nepal

Se desarrollaron progresivamente cuatro Estados: Patán, Bhatgaon, Kantipur y Banepas, que fueron conquistados en 1768 por los gurkas. Después de muchas vicisitudes y combates Nepal cayó bajo la custodia inglesa en 1816 y un gobernador británico se estableció en Katmandú.

Las relaciones entre Nepal y Gran Bretaña fueron en general bastante buenas, y esto se demostró principalmente en ocasión de las dificultades que experimentó Inglaterra con uno u otro de los países vecinos, ya fuera Tíbet o la India.

El Gobierno nepalés se mostró siempre dispuesto a ayudar a los ingleses, ya fuera proponiendo su mediación ya proporcionándoles soldados. Durante la primera guerra mundial el maharajá de Nepal puso sus gurkas a disposición de los aliados, y aunque era independiente desde 1923 repitió el ofrecimiento durante la segunda guerra mundial.

Nepal no es un país fértil, pues no ofrece posibilidades a la agricultura más que en los valles, en los que la vegetación es de tipo mediterráneo e incluso subtropical: arroz, caña y agrios. Nepal es conocido por sus naranjas y por sus pinas tropicales. También produce trigo, yute y opio.

Aproximadamente el 17,4% de la tierra de Nepal está cultivada, sobre todo en la región del Tarai (Terai). Se cultiva arroz, maíz, trigo, patatas (papas), caña de azúcar, mijo, algodón, yute y tabaco, y se crían aves de corral, vacas, cabras, ovejas y búfalos.

El gran valle de Nepal es también rico en minerales metálicos: hierro, cobre, plomo y cinc. Además de la explotación de estos minerales hay refinerías de azúcar y de yute. Nepal es conocido también por sus cerámicas y su trabajo del vidrio.

Durante los últimos años se ha empezado a explotar igualmente la energía hidráulica, extremadamente abundante en el país. Nepal mantiene relaciones comerciales con Tíbet y la Unión India, y se han mejorado en lo posible las vías de comunicación para facilitar este intercambio.

Nepal fue el centro de la atención mundial debido a las expediciones organizadas para vencer el Everest y otros picos del Hima-laya. Desde la intromisión china en Tíbet, Nepal ha adquirido una importancia estratégica capital y se ha visto obligado a salir de su aislamiento.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa3.jpg

El Tibet Agricultura y Ganadería e Historia Política

LA VIDA EN EL TIBET
Revolución Tibetana

Tíbet, situado a una altura media de 5.000 m, es verdaderamente «el techo del mundo» y la región mas aislada del planeta. El clima es continental, y el país, muy poco hospitalario. Sólo los valles del sur pueden ser cultivados. Tíbet, que está actualmente en manos comunistas, era hasta hace poco una teocracia dirigida  por religiosos.

Era una antigua nación asiática independiente y actual región administrativa de China, situada en la región suroeste del país. Oficialmente se denomina Región Autónoma del Tíbet, y está limitada al norte por la región autónoma uigur del Xinjiang y la provincia de Qinghai, al este por las provincias de Sichuan y Yunnan, al sur por Myanmar, India, Bután y Nepal, y al oeste por la India.

La elevada meseta tibetana se pierde en el corazón del continente asiático. La llaman «el techo del mundo». Ciertos geógrafos la consideran una meseta cuya superficie es aproximadamente la mitad de la de la Rusia europea. Otros la consideran una región montañosa formada por docenas de cordilleras que corren de oeste a este.

Tíbet está circundado por un cinturón de altas montañas: al norte, los montes Kuen-Lun y Altyn-tag; al sur, la cordillera del Himalaya, y al suroeste, los montes Karakorum. El propio país tiene una altura media superior a los 5.000 m, o sea que está a mayor altura que el Mont-Blanc, la cumbre más alta de los Alpes.

El clima de Tíbet es continental: en invierno el frío es muy vivo, y los veranos, muy secos. La vegetación es tan pobre que podríamos decir que Tíbet es un desierto frío. A despecho de lo poco hospitalario de la naturaleza, Tíbet está más poblado de lo que uno podría pensar: la meseta tibetana alberga de seis millones a siete millones de habitantes.

imagen del tibet

La mayoría de ellos son tibetanos, aunque hay también mongoles en el norte. La verdad es que resulta difícil diferenciar a los dos grupos, pues ambos pertenecen al tipo mongol.

Es evidente que el medio geográfico ha ejercido gran influencia sobre la población, que durante siglos ha vivido separada del resto del mundo.  Por otra parte,  la mayoría de los tibetanos viven todavía en condiciones relativamente primitivas.

Las casas tienen generalmente un piso de altura, en donde vive la familia, mientras que la planta baja se destina a los animales domésticos, cerdos y perros, que viven de los desperdicios que les tiran desde el piso de arriba por una abertura en el techo.

La mayoría de los tibetanos viven en áreas rurales, como los pastores de la imagen, que cabalgan a lomos de yaks en la meseta Tibetana (o Septentrional). Los habitantes del Tíbet crían yaks para abastecerse de leche, carne y pieles.

Los tibetanos son muy religiosos y puede decirse que la religión ha representado un papel primordial en la historia del país. La religión tibetana es el lamaísmo, que tiene gran similitud con el budismo, pero al que se mezclan antiguas creencias. Los sacerdotes son los lamas, que se atienen a la regla del celibato.

Los miembros de las altas jerarquías eclesiásticas están considerados la personificación de los dioses. Creen que no mueren, sino que su espíritu divino se infiltra en la persona de otro ser humano. De modo que, a la muerte de un lama de alto rango, se designa a un muchacho joven en cuyo cuerpo está presente la divinidad. Este muchacho continuará las tareas del muerto.

Desde los tiempos más antiguos los chinos han pretendido posesionarse del territorio tibetano. Después que la China cayó bajo el control de los comunistas, los chinos han ido imponiendo progresivamente su voluntad a Tíbet, especialmente desde 1951.

La injerencia china trajo infinidad de cambios a Tíbet, que hasta entonces era una verdadera teocracia dirigida por altos dignatarios eclesiásticos que ejercían su autoridad sobre sus subditos laicos y sobre los 6.000 monasterios diseminados por el país.

A pesar de la intromisión china, el dalai-lama conservó inicialmente sus prerrogativas religiosas y temporales sobre Tíbet. El dalai-lama residía en el palacio de Pótala en Lasa, capital de Tíbet. Este palacio, que es inmenso, data del siglo XVII. Toda una comunidad de hombres, mujeres y niños ha trabajado en él. Lasa es uno de los mayores centros de esta parte de Asia. La ciudad tiene aproximadamente unos cincuenta mil habitantes.

Resultado de imagen para historiaybiografias.com tibet

Palacio Pótala

Como sea que la injerencia china se hacía cada vez más fuerte, el dalai-lama y sus discípulos emigraron en masa. El dalai-lama se refugió en la Unión India, en espera de poder regresar a su país. Los chinos hubieron de contar, por parte de los tibetanos, con una resistencia que no era de despreciar.

La Revolución Tibetana: En 1956 fuentes indias y nepalíes informaron acerca de levantamientos tibetanos y actividad guerrillera contra el régimen chino. Mao Zedong declaró pocos meses más tarde que el Tíbet no estaba aún preparado para el establecimiento del régimen comunista. Durante los últimos meses de 1958 surgieron informaciones acerca de una extendida actividad guerrillera anticomunista en Tíbet occidental. Se consideraba que la rebelión había sido provocada por los intentos de instituir comunas populares, similares a las establecidas en otras partes de China. Aunque los chinos anunciaron que se había pospuesto el establecimiento de las comunas en el Tíbet, no se contuvo la rebelión, y en marzo de 1959 estalló un motín a gran escala en Lhasa. El Dalái-lama huyó a la India a finales de mes y posteriormente estableció una comunidad tibetana en el país.

A tal punto, que se vieron obligados a conceder a Tíbet, que ocupa una importante posición estratégica entre China y la India, una autonomía interna. La política exterior y los asuntos militares, sin embargo, están bajo el control directo del Gobierno chino.

La agricultura y la ganadería siguen siendo las principales actividades económicas de Tíbet. El yak, que se encuentra todavía en estado salvaje, es particularmente útil. Se trata de un bóvido cuyo pelaje es largo y sedoso. Este pelaje es generalmente negro aunque puede ser blanco, pardo o gris. El yak está perfectamente adaptado a las condiciones de vida de la meseta de Tíbet. Sirve de bestia de carga, aunque se le cría también por la carne, que es excelente, y por los productos lácteos que proporciona.

La agricultura es posible en determinadas regiones, principalmente en el sur. Allí, por otra parte, en donde la población es más densa. El clima es ligeramente más suave en los valles; las lluvias son raras y se producen únicamente cuando sopla desde el sur el monzón de verano, aunque éste pocas veces consigue franquear el Himalaya.

Se cultivan las tierras de aluvión a lo largo de pequeños ríos. Producen principalmente cebada y también guisantes y arvejas, así como algunas frutas. Resulta sorprendente que sea posible el cultivo, pues no hay que olvidar que incluso los valles meridionales están situados a alturas de 3.000 a 4.000 metros.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa3.jpg

 

Montañas del Caucaso Características e Historia Política

Montañas del Cáucaso
Características e Historia Política

Al sur de Rusia, entre los mares Negro y Caspio, se extiende la cordillera del Cáucaso con los picos más altos de Europa. Allí se ubican las repúblicas soviéticas de Georgia, Armenia y el Adserbaiján. Allí encontramos también grandes ciudades como los centros petrolíferos de Bakú y de Grozny, en donde se construyó una de las mayores   refinerías  del   mundo.

El Cáucaso es una imponente cordillera, en la que destacan varios picos que superan los 4.500 m. El Elbrús, situado en Rusia, con una altitud de 5.642 m, es el punto más alto de Europa. La principal divisoria de aguas del Cáucaso delimita lo que tradicionalmente se ha considerado como frontera entre Europa y Asia.

Entre los mares Negro y Caspio, al sureste de Europa, se extiende, en una longitud de 1.300 km, la cordillera del Cáucaso. Allí se hallan los picos más altos de Europa, en especial en el macizo de Elbrús (5.630 m). Las montañas del Cáucaso resguardan a Georgia del frío aire del norte y recogen el aire cálido del mar Negro. El monte Kazbek, mostrado aquí, empequeñece la iglesia de Tsminda Sameda. El pico, de 5.047 m forma parte del Cáucaso.

Esta cordillera de montañas jóvenes, especie de barrera natural entre Europa y Asia, ha sido una barrera mucho menos eficaz de lo que uno podría pensar al verla. Ya en la Edad Media, los amos de la Rusia meridional, los tártaros, habían sometido a su influencia los pueblos del Cáucaso, principalmente a los que habitaban en la vertiente norte del macizo.

A partir de Pedro el Grande los rusos penetraron progresivamente más al sur y a principios del siglo XIX iniciaron la conquista de la Transcaucasia, o sea, de las regiones situadas al sur del Cáucaso, las más importantes de las cuales son la Georgia, la Armenia y el Adserbaiján.

Después de la guerra de Crimea (1852-1856) estas regiones quedaron definitivamente sometidas a Rusia.

Después de la revolución rusa de 1917 estos territorios transcaucásicos se convirtieron en las tres repúblicas soviéticas de Georgia, Armenia y Adserbaiján.

La población de esas regiones montañosas es de origen muy diverso y a veces resulta difícil distinguirlos de la gente establecida al norte del Cáucaso.

vista montañas del Caucaso

Vista montañas del Cáucaso

Esto prueba también que este macizo no ha sido el muro de separación que constituyen a veces semejantes montañas. Grupos étnicos netamente determinados se encuentran a la vez al norte y al sur del Cáucaso.

Sin embargo, los habitantes de esas comarcas hablan lenguas diferentes y en eso parece que sí ha ejercido la montaña su influencia. Los principales grupos étnicos de esta región son los rusos, los georgianos, los osetes, los circasianos y los tártaros.

El Cáucaso es un país curioso por muchos motivos. Su población presenta diferencias no sólo en lo que hace referencia a las características físicas, sino también en sus hábitos y en sus costumbres. El paisaje es muy accidentado: picos nevados circundan fértiles valles.

También en lo que se refiere al clima podemos distinguir dos zonas bien diferenciadas: el norte, frío, contrasta con el clima particularmente suave del sur, al que la montaña protege contra los vientos norteños.

La evolución histórica de la cultura de esta comarca es también interesante. La ciudad de Tiflis (hoy: Tbilisi) tiene un pasado muy accidentado. Fue saqueada por Tamerlán, sometida por los persas y amenazada por los turcos, para caer finalmente en manos de los rusos. Tiflis existía ya en el siglo IV y era en aquella época la capital de un reino georgiano.

Durante siglos, Tiflis fue una de las etapas recorridas por los comerciantes o los ejércitos que venían de Asia a Europa, o viceversa. Situada al sur del Cáucaso, tiene un carácter a la vez europeo y oriental, aunque este último se haya atenuado mucho durante los últimos lustros.

Ya no hay bazares orientales ni zocos en los que hormigueen los comerciantes, los artesanos y los traficantes de toda especie. La ciudad ha sufrido importantes transformaciones, especialmente durante el régimen de Stalin. Estos cambios han redundado en perjuicio del pintoresquismo, deshancado por poderosas industrias, empresas de construcción, fábricas de calzado o de máquinas agrícolas, etc.

Stalin era georgiano; nació en 1879 en la ciudad de Gori, núcleo urbano desagradable situado a orillas del Kura, apodado «río de las perlas». Aún se puede ver en ella la casa natal de Stalin. Éste, que se llamaba en realidad José Visarionóvich Jugachivili, era hijo de un zapatero.

Stalin en Rusia Caucasos

Alrededor de la sencilla casa que le vió nacer edificaron más tarde una protección de mármol que descansando sobre numerosos pilares forma como un techo por encima de la casa, que está abierta al público.

La madre de Stalin, que le daba el apelativo cariñoso de Sosso, le mandó, a los catorce años, al seminario de Tiflis.

Allí entró en contacto, mediante toda clase de publicaciones, con las doctrinas marxistas y consiguió que le expulsaran. Antes de esto, sin embargo, como tenía una bonita voz, fue obligado a cantar un solo en la catedral de Tiflis el día del cumpleaños del zar.

En la actualidad, el seminario de Tiflis ha quedado convertido en un hotel: el Palace. En el momento de su expulsión Stalin tenía dieciocho años, y aquello fue para él el punto de partida de una carrera revolucionaria que había de conducirle a la cumbre de la jerarquía soviética.

Stalin no es, sin embargo, el único personaje importante de la ex-Unión Soviética oriundo de Transcaucasia, y esto resulta tanto más extraño cuanto que esta región está situada en los confines del inmenso Estado soviético. Anasjas Ivanovich Mikoyan procede también de estos parajes. Nació en Armenia en 1895 y también él frecuentó el seminario de Tiflis.

Mikoyan es un especialista en materia económica y fue durante mucho tiempo uno de los más íntimos colaboradores de Stalin. Consiguió mantenerse a flote durante la crisis gubernamental que siguió a la muerte de Stalin, y durante el régimen de Kuschov siguió desempeñando importantes funciones en la ex-Unión Soviética. Cuando Jruschov fue despachado a su vez, Mikoyan seguía en primera fila, esta vez como presidente.

El solo hecho de que consiguiera mantenerse siempre en el lugar que ocupaba prueba lo sutil que es, cualidad que comparte con muchos armenios, que son, de hecho, los comerciantes más hábiles del mundo.

No debe sorprendernos, pues, que Tiflis haya experimentado cierta expansión durante el régimen de Stalin. Tiflis cuenta hoy día con 1.100.000 mil habitantes y es la sede de una floreciente universidad.

Otro gran centro de Caucasia es Erivan, capital de la Armenia rusa, que se alza al pie del legendario monte Ararat. Pero es más importante, desde el punto de vista económico, la región de Bakú, ciudad que cuenta con cerca de un millón de habitantes. Capital del Adserbaiján, Bakú es el centro de los más vastos campos petrolíferos de la Unión Soviética. Ésta es la razón de que llamen a Bakú «la ciudad del petróleo».

A pesar de su carácter montañoso y de lo heterogéneo de sus habitantes, la Caucasia es una región importante de la URSS. Pues Bakú no es el único centro petrolífero del Cáucaso. Más hacia el oeste encontramos Grozny,-en donde se alzan, además, tres grandes refinerías de petróleo.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/mijkoyan.jpg

Anastas Ivánovich Mikoián (1895-1978), político soviético, nacido en Sanaín (en la actual Armenia). Estudió en el Seminario Eclesiástico de Armenia. En 1915 ingresó en el Partido Comunista. Durante la Revolución Rusa, fue el máximo dirigente de las fuerzas bolcheviques en la zona de Bakú. En 1923 resultó elegido miembro del Comité Central del Partido Comunista Ruso (bolchevique). Mikoyán estuvo a cargo del comercio interior soviético durante las décadas de 1920 y 1930, encabezando una serie de comisariados del Pueblo (ministerios).

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa3.jpg

 

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa3.jpg

Ecuador Geografía Clima Cultivos Montañas e Historia

Geografía de Ecuador
Clima, Cultivos, Montañas e Historia

El Ecuador llámase así por su especial situación geográfica: la línea ecuatorial atraviesa la capital, que es Quito, situada a unos tres mil metros de altitud. Por otra parte, la cordillera de los Andes la cruza en sentido longitudinal. Estas circunstancias geográficas, que establecen grandes diferencias entre la zona costera, la sierra y la región oriental, han constituido una remora para el desarrollo económico del país. Sin embargo, actualmente se está llevando a cabo un plan muy amplio de explotación racional de los recursos del suelo y una intensa industrialización.

En una especie de circo de montañas, a 2.819 m. de altitud, se halla una hermosa ciudad andina de tejados rojos. El viajero no la ve hasta que prácticamente se encuentra en ella, pues el Pichincha, la Colina del Panecillo y una larga serie de cerros la protegen celosamente, como si quisiera sorprender de pronto con toda su radiante belleza al que llega a ella.

La ciudad está atravesada por la línea invisible del ecuador, línea que puede verse dibujada en el suelo de una de sus calles, señalando la exacta trayectoria de su recorrido.

Esta ciudad se llama Quito y es la capital de la República del Ecuador, uno de los más pequeños Estados de Hispanoamérica, y desde luego el más pequeño de América del Sur. Su extensión, según la Dirección Técnica de Agricultura, es de 300.180 km², en los que se hallan incluidos los 7.430 de las islas Galápagos, de las cuales hablaremos en el capítulo siguiente. No obstante, parece que la verdadera cifra es algo menor.

El origen de Quito es muy antiguo. Los primeros pobladores de que se tiene noticia eran los indios caras, pero no fueron ellos sus fundadores, pues se instalaron en la ciudad por derecho de conquista. Más tarde, a raíz de la batalla de Atuntaqui, Huayna Capac (¿14507-1525) se apoderó de ella y la integró en el imperio inca.

Este gran rey, bajo cuyo mandato alcanzó el imperio el máximo esplendor, quedó prendado no sólo de la ciudad, sino de la hija del rey vencido, que era el jefe de la Confederación de Quito. Se casó con la joven e hizo de la ciudad el centro del imperio. Allí vivió y allí viviría también su hijo Atahualpa.

Con el matrimonio del rey y la princesa quedó constituido el Tahuantinsuyo, es decir, el imperio incaico, formado por Ecuador y Perú. Cuando murió Huayna Capac, el imperio se dividió entre los hijos del rey difunto. Atahualpa heredó el Chinchasuyo, es decir, el Ecuador, y Huáscar el Perú. Pero como quiera que cada uno de ellos deseaba el predominio, se enzarzaron en una lucha fratricida que parecía liquidada (Atahualpa había vencido y hecho prisionero a Huáscar) a la arribada de Pizarro.

Cuando llegaron los españoles, Rumiñahui, un gran general indio, al ver que la ciudad, a pesar de la heroica resistencia que tanto él como sus soldados oponían a los conquistadores, estaba perdida, la incendió. Pero la ciudad no podía desaparecer y el 6 de diciembre de 1535 Sebastián de Belalcázar fundó sobre sus ruinas San Francisco de Quito.

Creció la ciudad y cincuenta y un años después de su conquista se fundó la Universidad por disposición del papa Sixto VI y del rey de España Felipe II. Hoy la ciudad vieja, con sus estrechas calles hacia las montañas, conserva todavía el sabor de los pasados tiempos.

Sin embargo, a pesar de su condición de capital, Quito no es la ciudad más importante del Ecuador. Guayaquil, situada en el golfo de su nombre en el Pacífico, con sus 652.000 habitantes supera en 250.000 a la capital del Estado. La supremacía sobre Quito la debe a la circunstancia de ser el único puerto importante del país.

Ésta es, además, la causa de su constante y rápido crecimiento, pues se halla unido a Europa y toda América por las más poderosas líneas de navegación del mundo. Por si fuera poco, Guayaquil domina la región más rica del país, formada por la cuenca del Guayas, cuya red fluvial le ha convertido en el principal centro agrícola, ganadero y forestal de la República del Ecuador.

En realidad el Ecuador es un país de montaña totalmente protegido por los Andes. Apenas existe a orillas del Pacífico una estrecha llanura costera, que se extiende a lo largo de unos mil kilómetros, menos habitada por cierto que la sierra andina.

Los Andes invaden prácticamente casi todo el territorio. Divididos en dos cadenas paralelas —la Cordillera Oriental o Real y y la Occidental— cruzan el Ecuador en sentido longitudinal y parecen haber reunido en él una buena parte de sus picos más altos: Chimborazo (6.287 m), Cotopaxi (5.896), Cayambe (5.790), Aníisana (5.705), Sangay (5.323), Altar (5.320), Illinaza (5.305), Tungu-ranua (5.087), y numerosas otras cumbres que sobrepasan los cuatro mil metros, como el Cotocachi, Pichincha, Carihuairazo, Matanga, Quilindaña, Cerro Hermoso, etcétera.

Quizá por tal razón debiéramos haber incluido este país entre los de carácter específicamente montañoso, que estudiaremos en el próximo volumen. Sin embargo, las características especiales de su situación geográfica, el hecho de que su capital se halle situada justamente en el ecuador, nos permite hacer una excepción e incluirlo en este volumen dedicado al ecuador y los trópicos.

mapa geografia de ecuador

La cordillera de los Andes, al atravesar el país en sentido longitudinal, determina tres zonas naturales muy diferenciadas y, por tanto, de climas distintos. La franja constituida por la costa viene a ser una zona de transición entre las características climáticas de Colombia y el Perú en sus provincias limítrofes, es decir, entre un régimen de lluvias constantes y otro propio de las zonas desérticas.

Por otra parte, en esta región hay que tener en cuenta la influencia de la corriente fría de Humboldt. Puede decirse que la costa del Ecuador carece de primavera y otoño, y por tanto, se pasa sin transición del verano al invierno. El mes de junio divide el año en dos estaciones: verano hasta avanzado el mes de noviembre, e invierno los meses siguientes.

El clima de la zona andina de-rende, como es natural, de la altitud: tropical (de 500 a 1.500 m); subtropical (de 1.500 a 2.550 m); templado (hasta 3.500) y frío, que al superar los 4.600 m alcanza el límite de las nieves perpetuas.

La zona oriental es de clima ecuatorial, cálido y húmedo. Todas estas diferencias climáticas implican un régimen muy diverso de temperaturas y precipitaciones.

El Ecuador fue el centro de búsqueda del fabuloso El Dorado, obsesión de Belalcázar, Pizarro y Orellana. Pero El Dorado no se encontró jamás. Sin embargo, esta empresa no fue totalmente un fracaso. El día 12 de febrero de 1542 Francisco Orellana descubrió el Amazonas. Su hazaña de recorrer el río hasta su desembocadura fue realmente una aventura fabulosa.

Las grandes diferencias geográficas de las distintas regiones han hecho del Ecuador un país económicamente poco desarrollado.

La base fundamental de la economía ecuatoriana es la agricultura, en la que trabaja más de cincuenta por ciento de la población activa. Ecuador es país productor del mejor cacao del mundo (cacao de Arriba), que se cultiva sobre todo en la cuenca del Guayas. Produce además excelente café, plátanos, arroz, cebada, maíz, trigo, algodón, tabaco y patatas.

En la zona cálida costera se cultivan, además, plantas oleaginosas. Uno de los cultivos más característicos del Ecuador es el del piretro. Se trata de un insecticida natural que se cultiva en la sierra entre los 3.000 y los 4.000 m y uno de los más importantes artículos de exportación, puesto que la totalidad de la producción se envía a Estados Unidos.

Una de las industrias más originales e interesantes del país es la fabricación artesana de sombreros de jipijapa, cuya materia prima procede de la palma toquilla.

Ciudades Imperiales de Europa Origen e Historia

Antiguas Ciudades Imperiales de Europa

A fines de la Edad Media nació el Sacro Imperio Germánico, en cuyo seno las ciudades imperiales representaron un importante papel. No sólo fueron ciudades residenciales, sino también activos centros comerciales y artísticos. La mayor parte de las ciudades imperiales se encontraban en Renania, excepto Augsburgo y Nuremberg, situadas en  Baviera.

Entre los numerosos pequeños principados y pequeñas ciudades que a fines de la Edad Media constituían el Sacro Romano Imperio de la nación germánica, las ciudades imperiales gozaban de un estatuto particular.

En efecto, gracias al favor de uno u otro emperador, estas ciudades poseían libertades y privilegios excepcionales. Así sucedió, especialmente, en varias ciudades de Renania, como Maguncia, Worms, Espira, Aquisgrán, Francfort y Estrasburgo, o de Baviera, como Augsburgo o Nuremberg.

Torre de Ausburgo Ciudad Imperial

Torre Fortificada de Nuremberg

Maguncia la dorada, reina del Rin Medio, fue fundada a principios de nuestra era por el general romano Druso. Entonces se llamaba Maguntiacum y en su origen fue una fortaleza romana. Allí se estableció una factoría comercial rodeada de murallas, que fue destruida durante las grandes emigraciones.

San Bonifacio elevó la antigua diócesis de Maguncia a la categoría de archidiócesis, y en el siglo X, los arzobispos de Maguncia se convirtieron en verdaderos príncipes temporales y se apropiaron el título de archicanciller o canciller de Estado.

Catedral de Worms Ciudad Imperial en Europa

Catedral de Worms

En 978, Wiligis, arzobispo y primer archicanciller del Sacro Romano Imperio, inició la construcción de su majestuosa catedral. En 1244, la ciudad privó a su obispo de la autonomía comunal, y desde este momento figuró al frente de la federación de las ciudades del Rin.

Sin embargo, los arzobispos fortalecieron sus poderes: en el siglo XIV se convirtieron en príncipes-electores. Su territorio también se extendió fuera de la ciudad, tanto en la orilla izquierda del Rin como en la derecha. Pero cuando fue depuesto el obispo Diether de Isenburg empezaron los desórdenes.

En 1462, Maguncia perdió la autonomía, y desde el punto de vista económico fue aventajada por Francfurt.

Lógicamente, la miseria provocada por las guerras de religión no mejoró la situación en absoluto. Mucho después, en el siglo XVIII, bajo la influencia del despotismo de los arzobispos, la cultura francesa influyó notablemente en la ciudad.

Francfurt Romer

Francfurt:Romer

Espira (Speyer en alemán) también fue una de las ciudades predilectas de los emperadores sálicos. Era una antigua cívitas romana con un palts (palacio) real, en el que con frecuencia residieron los emperadores alemanes. La ciudad gozaba de gran independencia con respecto al obispo, y en el siglo XIV se convirtió en ciudad imperial. A partir del siglo XII se reunieron en ella diversas dietas del Sacro Imperio, y de 1527 a 1689 Espira fue sede de la Cámara Imperial.

En 1156, el emperador Federico I Barbarroja dictó unas patentes por las que concedía la autonomía a Worms. Desde alrededor de 800 hasta alrededor de 1600, se convocaron más de cien dietas o asambleas en esta ciudad. También se firmó allí el Concordato de Worms (1122), que puso fin a la Querella de las Investiduras.

Ausburgo: Fuggerhaus

Ausburgo: Fuggerhaus

La ciudad sufrió grandes daños durante la guerra de los Treinta Años, y en 1689, los franceses la redujeron a cenizas. Como Espira y Maguncia, Worms cuenta con una catedral imperial.

Aquisgrán (Aix-la-Chapelle en francés; Aachen en alemán) fue al principio un establecimiento romano: Aquisgranum. Seguidamente, esta ciudad fue residencia de los merovingios, pero no cobró importancia hasta que Carlomagno construyó en ella un palacio en el año 778. Aquisgrán fue su residencia preferida y la capital del imperio carolingio. Allí fue coronado su hijo Luis el Piadoso y después casi todos los emperadores (treinta y tres hasta Fernando I). En 1531, debido a la proximidad de la frontera francesa, Aquisgrán tuvo que ceder este honor a Francfort.

De castellum (fortaleza) romano, Francfort se convirtió en el año 822 en residencia imperial de Luis el Piadoso. Con la dinastía de los Hohenstaufen, la ciudad alcanzó gran desarrollo: en 1220 se le concedió la autonomía, y a partir de 1257, salvo algunas excepciones, los emperadores de Alemania fueron elegidos en ella. En 1356, la Bula de Oro regularizó esta costumbre. A partir de Fer^ nando I, también se celebró en esta ciudad la coronación.

Las «Messen» o ferias anuales, que gozaban de privilegios imperiales, constituyeron la base de la prosperidad de la ciudad, sobre todo durante los siglos XVI y XVII. A fines del xvni, Rothschild fundó en Francfort un poderoso establecimiento bancario que hizo de esta ciudad el centro de las altas finanzas europeas.

Fundada por los romanos con el nombre de Argentoratum, Estrasburgo fue totalmente devastada durante las invasiones. A partir del siglo VII, Estrasburgo se convirtió en el centro de un importante obispado que gozó del favor de los emperadores alemanes y que fue elevado a la categoría de ciudad imperial.

Durante siglos el pueblo y los obispos se disputaron el poder, y en 1262 se confirmaron los privilegios comunales. Después, en el siglo XVI, entraron en pugna dos obispos, y el emperador dividió la diócesis. A partir del siglo XVII, Estrasburgo fue varias veces escenario de la lucha entre Francia y el imperio alemán.

Todas estas ciudades imperiales se encontraban en Renania. Pero en Baviera también estaban Nu-remberg y Augsburgo. Las dos ciudades hallábanse situadas en la vía comercial que unía las ciudades imperiales del norte de Alemania y los puertos del norte de Italia: Genova y Venecia.

Ciudad muy antigua, Augsburgo logró un desarrollo regular, y a fines del siglo xm aparece ya citada entre las ciudades imperiales. Durante los siglos XV y XVI, Augsburgo fue centro de comerciantes y grandes negociantes, entre los cuales gozaron de fama mundial las familias de los Fugger y los Welser.

Augsburgo fue también ciudad artística: allí vivió Hans Holbein antes de trasladarse a Inglaterra. La ciudad también se convirtió en centro de atracción política, pues en ella se convocaron diversas dietas, sobre todo durante la época de la Reforma. A partir del siglo XVII la ciudad perdió importancia, y en 1806 fue anexionada a Baviera.

No se conoce con certeza el origen de Nuremberg, pero su nombre figura ya en una carta fechada en 1050. En 1219, el emperador Federico II le concedió el derecho de «Reichsunmittelbarkeit», es decir, que dependía exclusivamente del jefe del Estado.

Los Hohenzollern, que a partir de 1191 entraron en posesión del burgraviato, cuando se convirtieron en margraves de Brandeburgo, en 1427, vendieron su título a la ciudad. Del siglo XVIII al XIX, Nuremberg llevó a cabo una política inteligente, que hizo que la ciudad extendiera continuamente su territorio.

Gracias a la eficacia de su comercio, Nuremberg alcanzó alto grado de prosperidad que en el siglo xv y a principios del xvi estimuló las artes y las ciencias. Después decayó esta prosperidad; y la ciudad compartió las desventuras del imperio alemán durante las sucesivas guerras.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios4/fuente_tomo2.jpg – Ciudades Imperiales –

La Cuenca del Rurh Zona Industrial del Acero y Carbón Aleman

Cuenca del Ruh en Alemania
Producción de Hierro y Carbón

Entre el Lippe y el Ruhr, donde se unen el macizo esquistoso renano y la llanura de Westfalia, la cuenca del Ruhr se despliega de este a oeste en una extensión de unos cien kilómetros de largo por cuarenta de ancho. Desde el punto de vista geológico, estos 4.000 km2 corresponden a la mayor cuenca hullera  de Alemania e incluso de toda Europa. Entre Moers y Dortmund, bordeando este macizo herciniano, las ricas vetas de carbón se encuentran cerca de la superficie.

Es una de las regiones industriales más desarrolladas del mundo. El valle contiene grandes yacimientos de carbón graso y el distrito está atravesado por líneas ferroviarias y vías fluviales interiores, que comunican directamente, a través del Rin, con el océano Atlántico.

Gran parte del hierro y el acero que se produce en Alemania, así como de la maquinaria y otros productos derivados del metal y de la industria textil y química, se producen en esta región del Ruhr. Las ciudades industriales más importantes de la región son las de Essen, Düsseldorf y Dortmund. Otras menos importantes, también en la región de Ruhr, son las de Duisburgo, Oberhausen, Gelsenkirchen, Bochum y Wuppertal.

La historia de esta región, en la que el campo cede continuamente el sitio a gigantescas industrias y en la que los verdes ribazos han sido reemplazados por negruzcos escoriales, apenas tiene cien años. Sin embargo, sabemos que Carlomagno la consideraba ya como el centro de Occidente, y que el Ruhr se hizo muy pronto navegable. También sabemos que Westfalia fue la cuna de la Liga Anseática y que entonces entre el Rin y el Dortmund reinó una intensa actividad comercial.

La adhesión de Duisburgo y Wesel a la Liga Anseática en 1430, abrió el camino hacia los Países Bajos y el mar del Norte; de este modo se creó una de las principales arterias de la Europa comerciante.

Duisburgo ya era un importante puerto interior. Pero su revolución industrial no se manifestó hasta mediados del siglo XIX. Entonces se perforó por primera vez el revestimiento calizo margoso y se explotaron las vetas de carbón.

El ambiente medieval en que vivía la región se rompió bruscamente y los pozos de extracción no tardaron en modificar la apacible zona del Ruhr.

En pocos decenios, las pequeñas explotaciones artesanas fueron sustituidas por gigantescas industrias básicas. La región fue desfondada, se trazaron carreteras y vías férreas, y por todas partes surgieron diversas empresas, fábricas y altos hornos.

Finalmente, todos los eslabones se soldaron en una sola cadena, en un todo, hasta formar una inmensa aglomeración de 4.000 km2. En esta extensión apenas menor que Las Palmas de Gran Canaria, viven más de cinco millones de habitantes.

cuenca del ruhr alemania industrial

Vista aérea de un complejo industrial de transformación del carbón localizado en la cuenca del Ruhr, región que se extiende por el noroeste de Alemania. Con una superficie de unos 4.000 km2 y una población de más de seis millones de habitantes, esta región —cuyas señas de identidad histórico-geográfica hay que buscarlas en el enorme desarrollo industrial debido principalmente a la explotación de las grandes reservas de carbón fósil—, que es considerada una auténtica megalópolis, tiene una elevadísima densidad de población, en torno a los 1.200 habitantes por kilómetro cuadrado.

Para comprender mejor el significado mágico de la palabra Ruhrort, basta leer las siguientes cifras. De 370.000 toneladas de acero producidas por Alemania en 1875, 68 % procedían del Ruhr. Entonces Inglaterra ocupaba el primer lugar con 720.000 toneladas. Hacia 1900, Alemania fue en cabeza con una producción de 6.600.000 toneladas. Después de 1925 cedió el sitio a Estados Unidos.

En 1938 Alemania logró producir más de veintidós millones de toneladas y clasificarse otra vez en segundo lugar. Pero el fin de la segunda contienda mundial aportó un nuevo golpe a la industria siderúrgica alemana. La producción fue nula.

Totalmente arruinada por la guerra, Alemania logró, sin. embargo, volver a ser, en menos de veinte años, el tercer productor mundial de acero (después de Estados Unidos y la Unión Soviética). Este restablecimiento, que puede calificarse de milagro económico, se debe principalmente a la cuenca del Ruhr (totalmente reconstruida).

El gran desarrollo de las minas de carbón y de la industria pesada en la región data de la segunda mitad del siglo XIX. La industria del hierro y del acero se desarrolló a gran velocidad bajo la dirección de famosas empresas internacionales como Krupp, Thyssen y Stinnes. La enorme capacidad productiva de la región hizo que durante la I Guerra Mundial y nuevamente durante la II Guerra Mundial se convirtiera en el centro de la fabricación de productos bélicos de Alemania.

La presencia de carbón industrial, cuya producción anual es, actualmente, de Í40.000.000 de toneladas, fue de vital importancia para la industrialización de la cuenca del Ruhr. Al principio se pudo explotar a cielo abierto, pero progresivamente hubo que recurrir a las vetas más profundas.

En 1960, la profundidad media de los pozos de extracción era de 760 m, lo que provocó un considerable aumento del precio de eoste por tonelada. Como el carbón se había encarecido, era más difícil hacer frente a la competencia de las demás fuentes de energía como el petróleo, la fuerza hidráulica y la energía nuclear.

Por este motivo, la CECA (Comunidad Europea del Carbón y del Acero) decidió no sólo reducir el precio de coste, sino también cerrar las minas marginales o que trabajaban con pérdida. Al principio, este plan tropezó con problemas sociales.

Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), organismo supranacional europeo que regulaba los sectores del carbón y del acero de los países miembros. Su constitución se estableció oficialmente por el Tratado de París, firmado el 18 de abril de 1951, y se hizo efectiva el 10 de agosto de 1952. Los países signatarios eran Bélgica, Francia, República Federal de Alemania (RFA), Luxemburgo, Italia y los Países Bajos.

Una vez solucionados éstos, la cuenca del Ruhr obtuvo los primeros resultados favorables : gracias a los sistemas de extracción más perfeccionados, el rendimiento diario y por cabeza pasó de 1,6 a 2,2 toneladas. La creciente importancia de los subproductos (benzol, aceite lubricante, alquitrán y colorantes) salvó definitivamente a la industria del carbón.

Al principio, los pequeños yacimientos de hierro de la cuenca pudieron alimentar la naciente industria. Después fue preciso recurrir a Escandinavia, España, América del Norte o también a la región de Saltzgitter, en Alemania. Esto explica que a lo largo del Rin se hayan instalado numerosos altos hornos y que también allí se intente extraer carbón.

Para alimentar los altos hornos de la cuenca del Ruhr fue necesario establecer una red más densa de vías fluviales: se construyeron los canales   Rin-Herne, Rin-Weser, Dortmund-Ems y el del Mittelland.

Podríamos preguntarnos a qué debe Alemania haber alcanzado semejantes resultados apenas en cien años. La cuenca del Ruhr ha conseguido ganar la batalla siderúrgica y química mejor que Inglaterra (que, sin embargo, es la patria de los hornos Bessemer y Thomas, de la máquina de vapor y de la locomotora). Aparece una doble respuesta: el éxito se debe al suelo y al hombre. Alemania contaba con el más rico yacimiento de hulla y con importantes vías fluviales como el Rin.

Y también con ciudadanos capaces de desplegar una enorme energía. Por todas partes del mundo, allí donde hay industrias básicas por crear y explotar, encontramos con frecuencia a estos hombres originarios de la cuenca del Ruhr. Nombres como Thyssen y Krupp se han convertido en símbolos de la industria pesada. En efecto, la cuenca del Ruhr es algo más que una explotación industrial y de carbón; es, indudablemente, la región industrial más completa del mundo.

Al lado de las industrias de equipo, se ha empezado a trabajar el acero en todas sus aplicaciones, desde las más gigantescas máquinas hasta los objetos más pequeños. Algunos se preguntan qué ocurrirá el día de mañana. Hoy, las espléndidas ciudades modernas de esta comarca demuestran que está más viva que nunca.

ACTUALIDAD: Desde inicios del siglo XXI la minería está en declive desde hace décadas. El probable cierre total de las minas del Ruhr que representará el final de un sector clave en el capitalismo alemán, desde la la industrialización en el siglo XIX hasta el milagro económico de mediados del siglo XX.  Desde hace pocos años el  lugar quedó sin funcionar, pero mantenido como un simple testimonio de la era industrial y la época dorada del valle, se ha adaptado a las nuevas circunstancias y funciona como un espacio multiuso. Los visitantes no solo vienen a admirar el monumental complejo de estilo Bauhaus, sino que también pasean por el museo del Diseño que se ha instalado en el antiguo cuarto de calderas, o practican patinaje en hielo en los canales de la antigua planta de carbón coque. El plato fuerte del complejo Zollverein es el Museo del Valle del Ruhr.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios4/fuente_tomo2.jpg – El Hierro Alemán –

Paisajes Turísticos Mas Visitados del Mundo

10 PAISAJES MARAVILLOSOS Y MAS VISITADOS DEL MUNDO
bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
Por lo espectacular de la vista que ofrece, el glaciar Perito Moreno es considerado la octava maravilla del mundo. La imponente masa de hielo interminable rodeada de bosques y montañas es un espectáculo que pocos se quieren perder.El Perito Moreno es uno de los tantos glaciares que forman el Parque Nacional Los Glaciares.
Todos forman el Hielo Continental Patagónico (17.000 kilómetros de extensión), una de las reservas de agua potable más importante del mundo. Es que el 90 % del agua dulce del planeta se encuentra en las zonas glaciarias: después de la Antártida y Groenlandia, sigue nuestra región.

bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
El Gran Cañón del Colorado es un impresionante accidente geográfico, forjado por de la erosión causada por el paso del Río Colorado a través de millones de años. El cañón se asemeja a un laberinto de roca que transcurre por el norte del estado de Arizona  en los Estados Unidos con una extensión de 446 kilómetros de largo y algo más de 1,600 metros de profundidad. Gran parte del Gran Cañón ha sido declarado Parque Nacional, hecho que tuvo lugar en el año 1919.
bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
Desde el punto de vista geográfico el Yunnan cuenta con las zonas montañosas del noroeste (es una de las rutas hacia el Tíbet), con selvas tropicales al sur, zonas volcánicas y tres de los ríos más importantes de Asia pasan por aquí: el Yangse, el Mekong y el Perla.
Esta provincia china es de las que cuenta con mayor diversidad tanto étnica como geográfica.
En el Yunnan habitan 25 minorías étnicas como los Naxi o los Bai, de un total de 56 minorías reconocidas. La provincia contiene montañas cubiertas de nieve y verdaderos ambientes tropicales, apoyando de esta manera un espectro extraordinariamente completo de las especies y tipos de vegetación.
Durante el verano, la gran meseta de los actos del Tíbet como una barrera a los vientos del monzón, atrapando la humedad en la provincia. Esto da a la flora alpina, en particular, lo que una fuente ha llamado una “exuberancia encuentran en ninguna otra”.

bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
El accidente geográfico más famoso y representativo de Irlana son sin dudas sus imponentes acantilados.Estos acantilados son realmente asombrosos, son una de las señas de identidad más importantes de Irlanda.
  Los acantilados se elevan 120 m sobre el océano Atlántico en el punto llamado Hag’s Head y se extienden a lo largo de 8 kilómetros hasta alcanzar una altura de 214 m; mientras que la torre de O’Brien es una torre circular de piedra que se encuenta aproximadamente en la mitad de estos. Tienen 8 kilómetros de largo.
Los acantilados son lo más impresionante que se puede ver en Irlanda.Los acantilados de Moher son un paraíso para los avistadores de aves, especialmente durante la primavera.
bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
El río Iguazú, que nace en la zona brasileña de la Serra do Mar y fluye hacia el oeste en un curso sinuoso de 500 kilómetros para desembocar en el Paraná, arroja su caudal de agua desde una altura de 70 metros a través de 275 saltos diseminados en forma de media luna. Prácticamente todos se encuentran en territorio argentino, porque el límite pasa por la descomunal Garganta del Diablo, un desfiladero con paredes de agua de 150 metros de ancho por 700 de largo.
Para acercarse a este salto, lo mejor es hacerlo en un bote neumático desde Puerto Canoas, sin ningún riesgo ya que, lamentablemente, la pasarela de Puerto Canoas a la Garganta del Diablo se perdió por causas naturales.  Dentro del Parque Nacional Iguazú, el río se ensancha 1.500 metros y tuerce hacia el sur, para luego retomar hacia el norte, formando una enorme U que contiene la gran falla que da lugar a un abrupto desnivel en el terreno. En esta curva abundan islas e islotes que fragmentan el río en numerosos brazos; cada uno de ellos dará lugar a un salto al llegar al barranco.
bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
En 1873, mientras exploraba el árido territorio del norte de Australia, el  comisionado William Gosse descubrió una hilera de montículos rocosos al sur de Alice Springs. El más impresionante de todos fue un enorme monolito rojo, al que bautizó como Ayers Rock en honor del primer ministro australiano, sir Henry Ayers. Pero Gosse ignoraba que la roca de vivos colores ya llevaba el nombre que le había sido dado por los nativos: Uluru.
Es el segundo mayor monolito del mundo. Surge desde el corazón de la tierra seca del centro de Australia  como un enorme centinela de las más antiguas tradiciones.Su mayor esplendor se descubre en las salidas y puestas de sol, adquiriendo gran espectacularidad por los cambios de color e iluminación.
Este gran bloque de piedra representa el eje del Tiempo del Sueño aborigen, la era en que todo comenzó, el principio de la historia de la cultura local.  La mole de arenisca, que se eleva a 335 m sobre la superficie del desierto y tiene un perímetro de 9 km. representa el cruce de caminos de los senderos del Tiempo del Sueño aborigen. A 32 kms. de Uluru, se encuentra también el monte Olga (imagen de abajo a la izquierda); otra formación rocosa sagrada para los nativos.
bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
Capadocia se encuentra en la meseta del centro de Anatolia. La zona del paisaje lunar de Capadocia esta formada por la erupcion de los volcanes Mt. Erciyes (3917 m.) y  el Mt. Hasan (3284m.). Estas montañas formaron un enorme paisaje lunar  que es visitado permanentemente por el turismo mundial. Los grandes volcanes Erciyes y Hasan hace millones años cubrieron la zona con la lavas.
La toba, o bien la piedra caliza de 150 metros de espesor, desde hace millones de años se talla por medio del viento, la lluvia, el calor y el frío. Así que la naturaleza nos regala unas obras de roca con la forma cónica que los campesinos las llaman como chimeneas de hadas. El valle de Pasabagi es donde es encuentran las formaciónes rocosas mas interesantes, de forma cónico y con unas capuhas de roca.
Unas capillas rupestres excavadas dentro de estas rocas y aún se puede visitar. Como estas capillas tuvieron importancias espirituales, fueron llamadas “Las Chimeneas de Hadas”.
bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
Una vista de la montaña más importante de Nueva Zelanda,en la que la nevada cumbre contrasta con el verde de otra montaña, como si el verano y el invierno se hubieran dado cita en este hermoso país. ste parque es parte del Te Waipounamu South Westland (Patrimonio de la Humanidad), su extensión es de 700 Km cuadrados, el 40% de la misma está cubierta por glaciares, se encuentra el monte mas alto de Nueva Zelanda y de las 27 montañas que superan los 3.000 m de altitud de país en el parque hay 19.También es el lugar donde vive el Kea, el único loro alpino del mundo.
bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
Ubicada en el extremo sur de la Patagonia de Chile, la región de Magallanes Alberga al fantástico Parque Nacional Torres del Paine, el cual limita al norte con el parque Nacional Los Glaciares (Argentina) que junto a Punta Arenas, Puerto Natales y Ushuaia conforman el corredor turístico austral.
El parque presenta una gran variedad de entornos naturales: montañas (entre las que destacan el complejo del Cerro Paine, cuya cumbre principal alcanza los 3.050 mnm.

bellos paisajes del mundo - Los Geisers del Parque Yellowstone
En las montañas rocosas de Canadá se encuentra el Parque Nacional Banff, una de las joyas del país, no solo por su valiosa naturaleza sino también por ser un importante centro turístico que atrae a numerosos viajeros.Las cifras del Parque Nacional de Banff son dignas del guinness: se trata del parque más antiguo del país, atesora más de 1.600 kilómetros de senderos marcados que, con distintos niveles de dificultad, permiten a los excursionistas caminar entre su naturaleza en estado puro; posee igualmente el mayor sistema de cuevas de Canadá horadando su esquina noroeste… y recibe cada año a más de cuatro millones de visitantes que acuden, sobre todo en julio y agosto, a presentarle puntuales sus respetos.
**** Ver Una Versión Flash Para PC ****
paisaje del mundo

Catedral de La Sagrada Familia Catedral de Gaudi Barcelona España

Catedral de La Sagrada Familia en Barcelona
Gaudi- España

Cuando el librero José María Bocabella compró el amplio solar con el propósito de construir en él un templo expiatorio que estuviera dedicado a la Sagrada Familia, sus intenciones reales no eran ciertamente la que luego se hicieron realidad.

Para él hombre de profunda religiosidad, el fin primordial era crear un baluarte de la fe, un claro punto de referencia espiritual dentro del recinto de Barcelona, una ciudad que si iba desarrollando rápidamente según lo planos de los arquitectos Cerdá (1859) Rovira (1868).

Planos que habían dado preferencia al sistema que proponía como esquema urbanístico básico una monótona repetición de bloques cuadrados, pero que parecía demasiado “modernista” a todos los que consideraban que Cataluña era una especie de isla que debían defender de los asaltos del exterior.

Para contrastar con una geometría urbana tan pobre, el nuevo templo debería tener una estructura que recordara la de las antiguas catedrales,  para conseguir que así fuera se eligió a arquitecto Francisco de Paula del Villar, quien realizó el proyecto “gótico”.

Según  los planos de Villar, la iglesia debería medir 97 metros por 44, tener una planta en cruz latina, tres naves y un amplio ábside semicircular que albergaría nueve capillas; en e] centro estaba prevista una cripta, cuyas obras fueron las primeras, que se iniciaron, el día 1 de marzo de 1882. Pero ocurrió que, al cabo de pocos meses, empezaron las discrepancias entre Villar y el arquitecto Martorell, figura de primera categoría en el ambiente artístico catalán y amigo y consejero del librero Bocabella.

Villar dimitió, y Martorell, invitado a ocupar su puesto, lo rechazó, pero aconsejando confiar la prosecución del trabajo al joven Gaudí, ayudante suyo en algunas obras y compañero del librero en los peregrinajes a Montserrat. Así fue como el 3 de noviembre de 1883 el artista empezaba la obra a la, que había de dedicar gran parte de su vida, hasta el punto de hacer de ella, ya en los años de su vejez, el objeto en el que convergirían todos sus pensamientos y todas sus actividades. Gaudí no elaboró en seguida el proyecto definitivo, sino al contrario, tardó mucho en llegar a este resultado, pues como se pone de manifiesto en los numerosos esbozos que dejó, la visión completa del conjunto no estuvo clara para él hasta los últimos años de su vida.

Este proceder, que obedecía a intuiciones sucesivas, era típico del maestro catalán; llegaba a la definitiva expresión creadora a través de una gradual aproximación, dejando sedimentar poco a poco sus ideas hasta que se traducían en una forma concreta. Por otro lado, su fantasía, puramente plástica e inclinada al empleo de todos los materiales disponibles (hormigón, piedra, ladrillo, hierro, pasta vidriada, cerámica), no podía reducirse al limitado campo de una hoja de papel, al esquematismo bidimensional de un dibujo, sino que sentía la imperiosa exigencia de modelar en el espacio, de trabajar directamente, aunque fuera a escala reducida, sobre la misma materia.

En un principio Gaudí se sintió en cierta manera influido y mediatizado por el esquema impuesto por su predecesor, pero su indecisión duró muy poco, no tardando en transformar la cripta, que era el único elemento parcialmente definido. Elevó diez metros la altura de la bóveda y pronto dejó intuir lo que después sería el fin supremo de su trabajo: dar la máxima verticalidad a las estructuras para recrear no los resultados formales del gótico, sino el espíritu que animó a los artífices de este estilo. Con este fin, Gaudí, que con frecuencia fue considerado como un arquitecto gótico que había llegado al mundo con enorme retraso, abolió dos elementos esenciales del gótico “verdadero”: los arcos apuntados y el contrapunto de arbotantes y contrafuertes, que él mismo calificaba como las “muletas” de los edificios. (imagen: Antoni Gaudí)

En su lugar introdujo el arco parabólico y la inclinación de las columnas según la resultante de la composición de los pesos que sobre ellas gravitaban, lo mismo que “un tronco de árbol se inclina según la masa de las hojas sostenidas, por las ramas”. Siguiendo con el proyecto, Gaudí fue modificando por completo los planos de Villar, extendiendo el primitivo programa de una “representación sagrada” a una amplitud, complejidad y audacia tales que fue mucho más allá de las intenciones y fantasías del más ambicioso y previsor proto maestro gótico.

Las dimensiones fueron entonces de 120 metros por 40, a fin de que hubiera espacio para una planta en cruz latina con cinco naves, completada con doce campanarios (los doce apóstoles) y con un cimborio que representaba la gloria de Jesucristo. Dicho cimborio debía alcanzar una altura de 160 metros, es decir, superior a la de San Pedro, detalle que, demuestra que la simbología cristiana iba acompañada también del orgullo del catalán, aunque católico entre los católicos; es el mismo orgullo que, extendido a toda la hispanidad, le hará representar también las ciudades de Valencia, Granada, Toledo, Burgos, Valladolid, Santiago y Sevilla en las ocho columnas anteriores de la nave central.

Las cuatro columnas mayores, destinadas a sostener el cimborio, debían reproducir a los cuatro evangelistas, Mateo, Marcos Lucas y Juan. Los apóstoles, distribuidos en grupos de cuatro y dispuestos en forma de campanario, vigilarían las tres entradas, cada una de ellas con tres puertas que simbolizaban la Fe, la Esperanza y la Caridad. La entrada de levante se dedicaba al Nacimiento y a la Epifanía de Jesús; la de poniente a su Pasión y Muerte, y la de mediodía, la principal, a su Gloria y al Juicio Final. Pero lo que asombra de un proyecto semejante no es la correspondencia biunívoca entre los elementos arquitectónicos y la historia sagrada llevada hasta las últimas consecuencias, sino la previsión de que toda esa estructura se iba a completar con centenares y centenares de estatuas en bulto redondo o en alto relieve y además con paredes pintadas, esmaltes, mayólicas, pastas de vidrio y hierros forjados.

Frente a tal profusión, frente a una orgía tal de medios expresivos, algunos investigadores han opinado que debían considerar a Gaudí como barroco. Sin embargo, su personalidad, vinculada a sus orígenes —y Gaudí lo estuvo visceralmente—, traspasa de tal manera los límites de cualquier tradición que el arquitecto no puede integrarse en ninguna clasificación conocida. Quizá por esto el artista catalán fue ignorado durante mucho tiempo por la crítica contemporánea. Con la excepción de un juicio positivo de Le Corbusier en 1928, o una interpretación de “barroco” por parte de Cassau en 1933 y otra desde el punto de vista surrealista de Dalí, su nombre fue prácticamente ignorado por las vanguardias artísticas europeas, que sólo se dieron cuenta de su valía y de la trascendencia de su obra después de la segunda Guerra Mundial, cuando hacía ya veinticinco años que había desaparecido, dejando, como recuerdo de su extraordinaria fantasía, esbozos. maquetas, anotaciones y apuntes del templo, pero por desgracia menos testimonios concretos.

En efecto, la Sagrada Familia, en el momento en que murió su creador, se reducía prácticamente, o sea en cuanto a elementos construidos, a la cripta, a parte del ábside y a la fachada del’ Nacimiento, estando en construcción las torres que habían de dar la inconfundible característica gaudiniana a todo el templo. Y llegando aquí conviene hacer un breve recorrido de las etapas cronológicas de los trabajos: el 19 de marzo de 1885 se celebró la misa en la cripta, que aún no se había cubierto; entre 1887 y 1893 se construyen las paredes del ábside; mientras tanto se cubre la bóveda de la cripta, ultimada en 1891. Después se iniciaron los trabajos de la fachada del Nacimiento: en 1903 se completan las estructuras básicas y los portales; el primer campanario se concluyó en 1918 y el segundo en enero de 1926.

Después de la muerte de Gaudí, el arquitecto Sugranyes acabó la construcción de las torres que faltaban, y tras un largo período en que las obras estuvieron suspendidas, los arquitectos Quintana, Bonet Garí y Puig Boada levantaron la fachada de la Pasión, cuyas torres quedaron completadas en 1976. Es poco, ciertamente, en relación con la suma de energías gastadas y de los esfuerzos realizados; pero aun así, lo que hasta su muerte pudo llevar a término testimonia su capacidad y su genio para crear nuevas formas y para dominar la materia “inventa- da” para componerlas. Y para demostrarlo basta ver las agujas con las que terminan los cuatro campanarios, que “parecen hechas por el mismo hombre que las concibió”. Las catedrales nunca, o casi nunca, han podido ser la obra de un solo hombre.

Tampoco podía serlo la Sagrada Familia de Barcelona, por sus colosales dimensiones. por lo ambicioso de su concepción, por la fabulosa cantidad de elementos secundarios y marginales que han, de figurar en su decoración y por la misma inquietud artística del propio Gaudí, que le impulsaba constantemente a cambiar, a renovarse, a superarse siempre en una tarea sin fin. La Sagrada Familia nació como un deseo colectivo; por ello, en Cataluña, muchos están convencidos de que debe acabarse. En este sentido se han realizado algunos intentos y otros se están llevando a cabo. Para ello existen los diseños de Gaudí y sus maquetas, algunas reconstruidas después de la guerra civil basándose en sus apuntes.

En el interior mismo del templo hay un museo en el que se conservan muchos de esos inapreciables testimonio. Otros han sido reunidos por la fundación “Amigos de Gaudí” y por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona. Pero quizás el propio Gaudí, si aún viviera y se entregara como siempre a su desbordada fantasía, prescindiría de todo ello y crearía nuevas formas y forjaría nuevos proyectos, sin llegar a acabar tampoco “su” iglesia.

Fuente Consultada: Enciclopedia de las Maravillas del Mundo Tomo III 

Puente Colgante Mas Largo del Mundo Japon Historia de Construccion

EL GRAN PUENTE COLGANTE EN JAPÓN: AKASHI KAIKYO

Las mega-estructuras son enormes obras de ingeniería y construcción a una escala que supera todo los conocido hasta ese momento. A menudo requieren la necesidad de superar obstáculos extremos, se necesitan ejércitos de obreros dirigidos por los profesionales mas destacados en su rubro y puede tomar años en completarse.

Aquí solo se han reunido algunas estructuras modernas que sin duda pueden incluirse en esta categoría de mega-estructuras. En la antigüedad también se construyeron mega estructuras para su tiempo, solo en pensar en obras tales como la muralla china o las pirámides de Egipto, puede uno apreciar la magnitud de dichas obras y el esfuerzo técnico y humano  necesario para la época.

DATOS MAS IMPORTANTES DEL PUENTE AKASHI KAIKYO:

Nombre Oficial: Akashi Kaikyo
Lugar Estrecho de Akashi (Japón)
Colocación Primera Piedra Abril de 1986
Comienzo de la Obra Mayo de 1988
Conclusión de la Obra Abril de 1998
Longitud Total 3911 m
Abertura Entre Torres 1991 m.
Altura Total 283 m.
Anchura Entre Cables 35.5 m.
Anchura en la Base 46.5 m.
Altura de la Carretera s.n.m. 71 m.
Longitud de los Cables 4.000 m. c/u
Diámetro Cables 1.0 m.
Peso Carretera 120.000 t.

Historia de la construcción del Canal de Panamá Y Canal de Suez

CURIOSIDADES DE LA CONSTRUCCIÓN DEL CANAL DE PANAMÁ  

Los navegantes europeos que pisaron por primera vez las tierras del istmo que une las dos América, debieron experi­mentar una sensación de pavor y de confusión.  Quizás ningún lugar les había parecido más inhóspito corno aquellas playas, en las cuales el mar se convertía en un pantano, infestadas de caimanes, interrumpidas por cursos de agua, ora desbor­dantes y destructores, ora secos y transformados en turbios ambos poblados por toda clase de animales repelentes y peligrosos.  Además, el clima húmedo y caluroso destrozaba los nervios y anulaba toda voluntad.

Vasco Núñez de Balboa llegó a aquellos parajes veinte años después que Cristóbal Colón, y desembarcó en las costas del golfo de Darién.  Una vez atravesadas las zonas pantanosas, trepó con un grupo de compañeros por los escarpados contrafuertes de la sierra, y el 25 de setiembre de 1513, desde la cumbre de un cerro, pudo contemplar a sus pies otro inmenso océano.

Balboa fue el primer europeo que vio el océano Pacífico, al cual llamó Mar del Sur.  Salvó la distancia que lo separaba de aquellas aguas, tomó posesión de las mis­mas en nombre del rey de España, y retornó a sus naves; con éstas comenzó a explorar cada golfo y cada ensenada, buscando un pasaje que le permitiera navegar hacia el océano desconocido.  Recorrió aquellas tierras de este a oeste durante muchos meses, pero la búsqueda fue infructuosa.

El Atlántico estaba cerrado por aquella estrecha familia de tierra, que impedía el paso de las naves hacia el Pacífico.  Probablemente, Vasco Núñez de Balboa fue el primero en concebir la idea de dividir el istmo, construyendo una vía de agua que permi­tiera a las embarcaciones provenientes de Europa proseguir la navegación hacia el oeste. Y quizás no habría tardado en dar a conocer sus proyectos, si el gobernador, celoso del pres­tigio que adquiría entre sus hombres, no lo hiciera hecho decapitar.

A Álvaro de Saavedra le cupo el mérito de haber expuesto la gran idea, que sólo sería realizada cuatro siglos más tarde.  Y quien por primera vez habló de ella al omnipotente Carlos V, rey de España, fue Hernán Cortés, el conquistador de México, que propuso e hizo estudiar un proyecto para cortar el istmo en la región de Tehuantepec, 2.000 km. al norte de Panamá.  Pero el rey, preocupado solamente en sacar provecho del oro de las colonias de ultramar, y fastidiado por la larga y costosa guerra contra Francisco I de Francia, no brindó el apoyo necesario a esta iniciativa.

Los expedientes relativos a los proyectos y otros estudios” que yacían olvidados en los archivos, fueron extraídos por voluntad de algunos estudiosos y por generales de Felipe II, hijo de Carlos V, quienes insistían para que se llevara a cabo una obra de tanta utilidad y prestigio para España.  Pero el rey, devotísimo, fue siempre contrario a ese plan, pues profesaba la idea de que la voluntad del hombre no debía” modificar aquello que existía por voluntad de Dios.

Los galeones que llevaban a España los inmensas riquezas que traídas al Perú, estaban obligados a seguir la larga y peligrosa ruta del estrecho de Magallanes y el cabo de Hornos, bordeando las costas del continente sudamericano.  Finalmente, para abreviar el recorrido, los colonizadores encontraron oportuno abrir un camino a través del istmo; fueron necesarios ‘ muchos años de ardua labor y el sacrificio de males de vidas humanas, sobre todo de indígenas, para construir esa larga ruta que seguía, poco más o menos, el trazado del actual canal.

En tanto, se  desarrollaba la piratería; corsarios y bucaneros se habían apoderado de algunas islas del Mar de las Antillas, y abandonaban – periódicamente estas bases para organizar vastas correrías a través del continente, en particular por aquella zona. No había, al parecer, presa más fácil y provechosa como las caravanas cargadas de oro y piedras preciosas, que cruzaban el istmo lenta y fatigosamente, a lo largo del nuevo camino, eran escoltadas por reducidos grupos de soldados, prontos a huir a la primera señal de peligro.  Y llegó un momento en que los asaltantes fueron tan numerosos y audaces que ninguna caravana se atrevió ya a pasar por esos lugares.  Poco tiempo después aquel camino fue totalmente abandonado, entre tanto se continuó hablando durante siglos de la división del istmo, sin llegar a una solución efectiva.

En los últimos decenios del siglo XVIII y en la centuria siguiente, fueron enviados a Panamá exploradores, científicos y técnicos para examinar las posibilidades de tal empresa.  Después de dos años de intensos estudios, se llegó  las siguientes conclusiones el canal debía ser construido ,”a nivel” es decir, estar enteramente a la altura de ambos océanos, o bien, en su porción mediana, ser elevado mediante un sistema de esclusas.  Pero surgía no gravísimo problema, debido a que entre los niveles de los dos océanos hay una diferencia de alrededor de 10 metros.

Transcurrió otro período, durante el cual se sucedieron nuevos proyectos, estudios y tentativas, siempre coronados por el más completo fracaso.  En el año 1843, el italiano Napoleón Carella ejecutó las triangulaciones necesarias para la construcción de un ferrocarril, pero esta empresa tampoco dio resultado debido al estallido de la revolución de 1848.  La “fiebre del oro” del año 1849 convenció a todos de que era absolutamente imprescindible una vía férrea, y entre 1850 y 1855 el ferrocarril fue construido.  El clima, las enfermedades y las penurias hicieron estragos: se decía que cada traviesa se apoyaba sobre el cadáver de un hombre.

En el año 1869 fue terminada la obra grandiosa del genio y del trabajo   humanos: el canal de Lesseps.  El italiano Luis Negrelli habla preparado el proyecto y el francés Fernando de Lesseps lo realizó.  Todos pensaron que finalmente se había encontrado en este último al  hombre dotado  de la capacidad técnica y energía  necesarias para llevar a cabo esta empresa.

En 1876 fue constituido, bajo la presidencia de Fer­nando de Lesseps, el Comité que  de organizar los trabajos.  Dos años-más tarde, concluidas las tareas prepara­torias, el gobierno colombiano concedió la autorización para realizar las obras, y, en el Interna, el ingeniero francés obtuvo capitales para financiar la empresa.  El canal sería del tipo ,”a nivel”, y entre los muchos proyectos fue elegido el que proponía unir por esa nueva vía de agua las ciudades de Panamá y Colón.

A comienzos de 1881 se iniciaron las obras, las que debían estar terminadas, según las previsiones de Fernando de Lesseps, al cabo de seis años.  Pero en 1890 el Tribunal del Sena declaraba la quiebra de la sociedad que había asumido la responsabilidad de la empresa.  Es imposible enumerar aquí todas las causas de la catástrofe.  Fueron esencialmente motivos políticos, administrativos y financieros.

La empresa francesa se había enfrentado desde un principio con la hostilidad de los Estados Unidos y de Inglaterra, pues ambas naciones veían en el canal una amenaza para su potencia y el desarrollo de su comercio.  Estalló un escándalo de grandes proporciones: se acusó a de Lesseps de mala administración y de procurarse ganancias ilícitas; el mismo Parlamento francés, confundido, y vencido por la campaña periodística instigada por los Estados Unidos, se declaró en contra de de Lesseps, quien llevado ante el tribunal y condenado.  Los trabajos fue interrumpidos.

La maniobra intentada por los Estados Unidos había tenido éxito.  Los norteamericanos iniciaron en seguida negociación con el gobierno colombiano para adjudicarse la realización la empresa y llevarla a cabo con sus capitales y sus técnicos.  Pero Colombia, de la cual Panamá era una provincia, propuso nuevas exigencias que los Estados Unidos no estaban tos a aceptar.

Los pequeños estados de la América eran ya famosos por las revoluciones que frecuentemente tallaban en sus territorios, los Estados Unidos fomentar una rebelión en la región de Panamá, la cual, en nombre un hipotético derecho a la libertad, proclamó su independencia de los lazos que la unían a Colombia, y en el año 1903 la República Independiente de Panamá concedía a los Estados Unidos el permiso para proseguir las obras interrumpidas

Adquiridos los derechos de  la fallida empresa francesa varios millones de dólares, trataron de asegurarse tales derechos comprando la zona del Canal, es decir, la parte territorio panameño que se extendía a unas 5 millas a lado del canal a ser construido; de tal modo, la República de Panamá quedó dividida en dos partes por dicha la cual pasaba a ser de exclusiva propiedad estadounidense. Concertado en estos términos el contrato, los Estados Unidos emprendieron la difícil labor con la energía y la contribución técnica y financiera que acostumbraban poner en empresas.

El proyecto “a nivel”, que habría garantizado un funcionamiento más regular, pero que hubiera resultado más, y más difícil y largo para ejecutar, fue abandonado, y se volvió a considerar el proyecto “a esclusas”, que los norteamericanos estudiaban desde hacía mucho tiempo.

Tal plan preveía un sistema de gigantescas esclusas que elevarían el nivel del canal en 30 metros.  Afrontado y resuelto el pavoroso problema sanitario mediante la instalación de numerosos hospitales, el empleo de centenares de médicos y millares de enfermeras, y la desinfección de las zonas plagadas de mosquitos productores del paludismo, lograron llevar a cabo la empresa.

Mas pese a las medidas de sanidad, las víctimas de la construcción del canal se pueden contar por millares.  Finalmente, el día 15 de agosto de 1914 la primera nave surcaba las aguas de la nueva vía de comunicación y pasaba del océano Atlántico al Pacífico.  El costo total del canal ascendió a varios millones de dólares.

Una vez dentro del continente, la nave atraviesa, a los 4 Km., la zona de las esclusas de Catún, que la elevan a una altura de 26 metros y le permiten navegar por el lago del mismo nombre, a lo largo de un recorrido señalado por boyas, iluminado durante la noche por faros potentísimos.  Después de ésta, y durante unos 12 Km. , navega en una profunda “garganta”, excavada en las rocas (el trabajo más arduo de toda la empresa); luego, mediante las esclusas de Pedro Miguel, desciende casi al nivel del océano Pacífico entrando en el pequeño lago de Miraflores; finalmente, a través de las esclusas de Miraflores, alcanza el océano y navega algunos kilómetros por una zona indicada por boyas, como en el océano Atlántico.El  Canal de Panamá tiene una longitud de 68 Km., a los que se deben agregar alrededor de 11 Km., limitados por boyas, en la zona del Atlántico, y otros 3 Km., en la parte del Pacífico, que inician el canal antes de que éste penetre en tierra firme.  Su profundidad media oscila entre 12 y 14 metros, asegurando así el pasaje de las naves de mayor calado.  Su anchura varía entre 90 y 350 metros.  El canal comienza en la bahía de Limón, a 11 Km. de tierra firme.

La nave es transportada, dentro del dique que forman las esclusas, por medio de locomotoras a cremallera.  Poderosos y delicados mecanismos eléctricos cierran las gigantescas compuertas, mientras en el dique se vierten rápidamente millones de metros cúbicos de agua que, llenándolo, elevan la nave al nivel necesario.  Cuando ésta ha recorrido todo el dique tiene lugar la operación inversa: las puertas se abren y el agua se precipita hacia afuera, hasta llegar al nivel del dique siguiente.  Un gigantesco murallón permite el tránsito (le las naves en ambos sentidos, formando dos diques adyacentes.

A lo largo del canal existen potentes instalaciones que producen la energía eléctrica necesaria para el funcionamiento de los motores y mecanismos; la gran reserva del lago de Gatún asegura siempre un constante volumen de agua. Puesto que el canal es de propiedad de los EE.UU. y se halla en el territorio estaudinense, está fortificado, contrariamente al Canal de Suez y otras vías de agua similares que, al menos en teoría permiten el libre transito, aun en tiempos de guerra.

La utilidad económica y militar del canal es enorme. Sin esta impotente ruta, las flotas norteamericanas del Atlántico y del Pacífico, estarían a actuar separadamente, mientras que utilizando esta vía, pueden concentrarse con facilidad sobre una u otra costa.

Todas las naciones del mundo han obtenido grandes ventajas de este canal que abrevia notablemente los viajes hacia el extremo oriente. La zona del canal como ya hemos dicho ha sido cedida por Panamá a los EE.UU. por la cantidad de 10.000.000 U$s, además de una suma anual de 250.000 U$s. Los límites de la ciudad de Panamá están cerca de la frontera, pero pertenecen a Panamá, al igual de la ciudad de Colón, que se encuentra en la zona del canal, pero pertenece a Panamá.

ALGUNOS DATOS MAS:

El primer tema que atendieron fue el sanitario, mientras hicieron todos los planos nuevos. El paso más difícil fue el corte Culebra, de 15 Km. de largo, donde el río Chargres aporta el agua para el funcionamiento y la usina eléctrica.

EL canal fue inaugurado exitosamente en 1914 y el primer barco en cruzarlo, fue el Ancon, de 10.000 toneladas; desde entonces, más de 900.000 barcos lo cruzaron.

EE.UU. operó la Zona del Canal hasta 1979 en que pasó a Panamá; y el 31 de diciembre de 1999 también pasó el canal.

El tiempo promedio de cruce es de unas 10 horas, y con todas las esperas, de unas 27 horas.

La tarifas por cruzar el canal, son del orden de 2.20 dol/ton para barcos cargados y de 1.80 para barcos en lastre; el peaje promedio es de unos 40.000 dol. por barco y lo cruzan unos 12.000 barcos cada año. Cada cruce consume unos 200 millones de litros de agua dulce del río Chargres. En el canal trabajan unas 14.000 personas.

Los barcos que lo pueden cruzar, son los Panamax con hasta 300 m de eslora y 28 m de manga; desde 1994 se construyen barcos mayores (postpanamax) pero no pasan, por lo que se usan para otros recorridos.

La modificación de las instalaciones para permitir el cruce de barcos de mayor tamaño, se viene estudiando desde que se construyen barcos mayores, pero se trata de muy costosas modificaciones y llevará tiempo decidirlas.

UN POCO DE HISTORIA:
ROOSEVELT CONSIGUE EL CANAL DE PANAMA

En un discurso de 1903, el presidente Theodore Roosevelt describió el canal que quena construir en el istmo de Panamá como «la mayor proeza de ingeniería que se haya conseguido en la historia de la humanidad». Junto a la grandilocuencia de Roosevelt, el canal iba a ser algo más que un monumento a la genialidad norteamericana: prometía enormes beneficios comerciales y, sobre todo, militares. El gobierno estaba convencido de la necesidad de un canal desde la guerra contra España (1898), cuando un barco norteamericano salió de Cuba hacia Filipinas y tardó 69 días en doblar por el cabo de Hornos para alcanzar su destino.

El canal de Panamá era la pieza central de la política exterior de Roosevelt. De acuerdo con esto, en 1904 propuso una ampliación de la Doctrina Monroe sobre el destino de Estados Unidos. El Corolario de Roosevelt no sólo reiteraba la Doctrina Monroe en cuanto a la prohibición de la intervención europea en Latinoamérica, sino que también proclamó que Estados Unidos tenía «poder policial» sobre sus vecinos latinoamericanos y, por esta razón, garantizaba el cumplimiento de sus obligaciones internacionales. La estrategia de Roosevelt —simbolizada por la frase «Habla suavemente y lleva un gran garrote», que mencionó en un discurso sobre política exterior en 1901 en el estado de Minnesota— convirtió a Estados Unidos en la mayor potencia naval.

En 1903, el istmo de Panamá era una provincia de Colombia descontenta con su suerte. Los intentos secesionistas se habían desarrollado durante 70 años. Pero los partidarios panameños de la independencia habían fracasado reiteradamente. Estados Unidos había apoyado siempre a Colombia hasta 1903. Ese año fracasaron los intentos norteamericanos de obtener la autorización de Colombia para construir un canal a través de Panamá. «Sería más fácil que la gelatina de grosella se aguantara en una pared que llegar a un acuerdo con los políticos de Colombia», afirmó Roosevelt. En lugar de renegociar, envió barcos de guerra a Panamá, donde fomentó una rebelión de los secesionistas. El alzamiento tuvo lugar el 2 de noviembre; al día siguiente, los marinos norteamericanos desembarcaron e impidieron que el ejército colombiano sofocara la revuelta. Panamá había conseguido la autonomía y Estados Unidos había ganado una república para construir su canal.

Roosevelt apeló a una «obligación moral y por tanto legal» para justificar esta acción militar sin precedentes. Era una empresa no sólo para Estados Unidos o los panameños, dijo, sino «para el bien de todo el mundo civilizado». El procurador general del Estado, Philander C. Knox, replicó ásperamente: «Oh, señor presidente, no deje que una sospecha de ilegalidad impida tan gran logro».

La independencia de Panamá se proclamó con el apoyo norteamericano: los panameños pensaban que si Estados Unidos se retiraba, Colombia recuperaría su dominio. Como resultado, el tratado del canal de Panamá (llamado Tratado de Hay Bunau-Varílla), firmado el 18 de noviembre de 1903, concedía a Estados Unidos los poderes en la zona del canal.

LA INAUGURACIÓN DEL CANAL: Aunque Roosevelt fue el promotor del canal, Woodrow Wilson era el presidente en el momento de la apertura, un capricho del destino que molestó en exceso al ex presidente rebelde. Cuando Wilson propuso que Estados Unidos compensara a Colombia con una indemnización de 25 millones de dólares por haber ocupado la zona del canal, Roosevelt consideró que la propuesta era como «un crimen contra Estados Unidos». Intimidado por sus vociferaciones, el Senado rechazó la propuesta de Wilson. (En 1921, tras la muerte de Roosevelt, Estados Unidos concedió a Colombia los 25 millones de dólares.) Wilson y Roosevelt representaron las dos actitudes emocionales que definirían la relación entre Estados Unidos y el valioso canal durante el siglo: uno, propietario y soberbio hasta el final; el otro, un poco incómodo y culpable.

LOS CREADORES DEL CANAL:
John Frank Stevens Stevens
era un ingeniero con un extraordinario historial de éxitos en el tendido de vías férreas cuando Roosevelt le encargó la construcción del canal en 1905. En 1886 había construido una línea ferroviaria de 645 kilómetros a través de pantanos y bosques de pino en el alto Michigan, sobreviviendo a las enfermedades, los ataques de indios y lobos, y el frío intenso de los inviernos norteamericanos.

Cuando recibió el encargo de construir el canal, Stevens heredó un verdadero problema. Había transcurrido ya un año, se habían gastado 128 millones de dólares, y apenas se había hecho nada. No existían planos ni organización. Los materiales que llegaban a Panamá permanecían amontonados, y los ingenieros desertaban en cuanto podían conseguir pasaje en un barco. Escaseaban los alimentos, proliferaban las enfermedades y la moral andaba por los suelos. Stevens interrumpió las obras y comenzó a planificar: fomentó las medidas sanitarias y reorganizó los ferrocarriles, imprescindibles para retirar los residuos.

Hizo construir un almacén frigorífico para conservar los alimentos; proporcionó viviendas a los ingenieros y los invitó a llevar con ellos a sus esposas y familias; incluso construyó campos de béisbol y centros de reunión, organizó conciertos y creó una comunidad saludable. Stevens era ferviente partidario de un canal con esclusas, y por fin se salió con la suya. En 1906 recibió a Roosevelt, cuya visita al canal hizo dar un vuelco a la opinión pública norteamericana. Pero en febrero de 1907, escribió una larga carta a Roosevelt, declarándose agotado, quejándose de las constantes críticas que recibía, y describiendo el canal como «nada más que una gran zanja» cuya utilidad jamás había comprendido. Solicitaba un descanso, pero el presidente interpretó la carta como una renuncia y la aceptó de inmediato.

George Washington Goethals: El sucesor de Stevens fue George Goethals, teniente coronel del Cuerpo de Ingenieros. Roosevelt lo designó para presidir la comisión de siete personas que el Congreso había insistido en nombrar, pero dejó claro que Goethals era el jefe.

Cuando Goethals hubo inspeccionado las obras en compañía de Stevens, manifestó su admiración por el trabajo de éste: «No nos queda nada por hacer… excepto continuar tan excelente trabajo.» Goethals era un hombre rígido y trabajador, que se permitía pocos placeres. Era duro, enérgico y no gozaba de muchas simpatías, pero sabía elegir a sus colaboradores y delegar funciones. Todos los domingos por la mañana, entre las 7,30 y las 12, cualquier empleado que tuviera una queja podía acudir a hablar con él. Las sesiones dominicales de Goethals, en las que actuaba como una mezcla de confesor y juez, eran una innovación nunca vista en las relaciones laborales.

Con ellas se ganó el apoyo de los trabajadores, sin lo cual jamás se habría podido construir el canal. Goethals era inmune al desaliento. Cuando las paredes de la cortada de Culebra se derrumbaron por enésima vez, echando a perder meses de trabajo, Goethals se personó en el lugar y sus asistentes le preguntaron: «¿Qué hacemos ahora?» «Demonios, pues cavar otra vez», fue su respuesta. Así lo hicieron, y así se siguió haciendo hasta completar el canal.

Dr. William C. Gorgas
Todo el trabajo de los ingenieros habría sido en vano sin los servicios del doctor Gorgas, el hombre que consiguió controlar las enfermedades endémicas de Panamá. Con el apoyo entusiasta de Stevens y Roosevelt, Gorgas eliminó los mosquitos, a los que creía portadores de enfermedades.

Podría no haber dado resultado, ya que se sabía muy poco al respecto, y sus detractores clamaban que se estaba malgastando dinero, pero tenía razón, y a los 18 meses de su llegada la fiebre amarilla había quedado erradicada y la malaria empezaba a poderse controlar. Además, Gorgas hizo construir pavimentos adecuados, hospitales e instalaciones sanitarias. El país que había sido la tumba de las esperanzas de De Lesseps se convirtió en aceptablemente saludable, en “una de las mayores proezas realizadas en el campo de la salud pública.

AMPLIACIÓN DEL CANAL DE PANAMÁ

Además de convenirse en una de las maravillas de la ingeniería moderna, el Canal es uno de los principales recursos económicos no solo para los panameños sino para otras naciones del mundo. En octubre de 2006 se aprobó ampliarlo con nuevas esclusas.

El Canal de Panamá ha estado en funcionamiento por noventa y tres años. En esos años el mundo ha cambiado mucho. Una cantidad de naciones-Estado, que están en la escena mundial, no existían cuando el Canal fue abierto a la navegación en 1914.

l comercio mundial se ha expandido de unos cuantos de cientos de millones por año a mas de 6.500 millones de toneladas métricas al año 2006.

Gran parte de sector, se ha movido entre naciones y continentes por medio de transporte oceánico. Una revolución tecnológica ha estado  impactando en la flota marítima internacional.

Los tamaños de los buques han crecido progresivamente, una generación denominada post-Panamax tiene un diseño que no permite su paso por las exclusas del Canal de Panamá. Los sistemas  de propulsión han sido mejorados y los buques pueden cumplir con su compromiso de entrega mucho más rápido.

Antes del 1970, prácticamente los únicos tipos de buques especializados eran los tanqueros y los graneleros, Hoy, Lloyds Register of Shipping posee más de 21 diferentes tipos de buques de alto calado.

El uso de contenedores modulares sellados, para mover carga que antes se llevaba a granel, ha tenido un crecimiento extraordinario. A través de estos tiempos cambiantes, el Canal de Panamá ha adherido a su propósito original de servir al comercio marítimo mundial. Se preocupa por mover los buques de un océano al otro con el mínimo de demore, eficientemente, a tarifas de peajes competitivas y sin discriminar entre sus usuarios.

 Sus esclusas, sin embargo, con sus dimensiones fijas, imponen limitaciones a la capacidad del Canal. Une alternativa al Canal ha sido los sistemas de puente terrestre en Estados Unidos, impulsados por los ferrocarriles para mover contenedores a través del continente en trenes rápidos. sincronizados con el arribo y la partida de los buques para complementar el transporte por mar. El uso del mini-puente o puente terrestre tiene un atractivo para las cargas, donde el tiempo de entrega reduce los costos de inventarios.

Cuando el Canal de Panamá abrió sus puertas a la navegación en 1914, introdujo un atajo que reducía las distancias, Distancias da 6,000 millas o más, se ahorraban en algunas de sus rutas de comercio principales, reduciendo el tiempo en el mar y permitiendo economías al transporte marítimo mundial entre los dos más grandes océanos del mundo: el Atlántico y el Pacífico. En los años desde que el Canal fue construido, un flujo creciente de carga ha estado pasando a través de sus esclusas.

En el año 2006, 211.7 millones de toneladas de carga fueron transportadas en 12,764 tránsitos, dirigidas a los principales puertos del mundo. Los Estados Unidos ha sido, desde sus inicios, el principal beneficiario de ese comercio marítimo, que representa aproximadamente un 14 por ciento de su comercio. Aun cuando el país norteamericano es el cliente más importante para el Canal, no lo son menos las naciones latinoamericanos que encuentran gran beneficio en este paso marítimo. Entre un 40 por ciento y un 60 por ciento del comercio marítimo de Ecuador, Perú y Chile pasa por el Canal. Las costas de Colombia por lo escabroso de su terreno continental, están conectadas por agua a través del Canal. Este aporte latinoamericano representa aproximadamente un 40 por ciento del negocio del Canal.

El otro 60 por ciento, aproximadamente, está constituido por cargas de otras naciones. Hasta hace unos pocos años, les clientes del Canal no se preocuparon por su capacidad para atenderlas demandas del tránsito y si lo hacia  era únicamente por el tamaño de las esclusas. A medida que la demanda, crecía el Canal realizaba las inversiones necesarias, pero se llegó a un punto que no se podía hacer más, porque la restricción la imponía las esclusas.

Ya se advierte que el Canal está llegando a su punto de saturación, las naves requieren de una espera mayor para transitar. El problema está en que para poder prestar servicios a los buques de mayor tamaño y para atender la demanda creciente se requiere de una inversión que se ha estimado en U$s 5250,000,000- Panamá ha hecho los cálculos financieros para amortizar la inversión. Para eso se va a requerir de aumentos en las tarifas de peajes. La explicación es que el ajuste lo que busca es capturar una porción importante del valor que la vía obtiene para los usuarios en razón de los ahorros que éstos logran de su utilización.

Los clientes del Canal y los gobiernos de algunos países han reaccionado negativamente aduciendo que repercutirá adversamente en la capacidad competitiva de los buques y en la capacidad competitiva de algunos productos importante para la economía de sus países Pero todos reconocen que la inversión es necesaria, Panana dice que su aporte está en infraestructura, sus recursos naturales y su posición geográfica. El saldo lo tienen que aportar las navieras y los dueños de carga. Panamá está segura que la reacción de los países es eminentemente emocional y que no se van a materializar los riesgos que señalan y por lo tanto, sigue adelante con el proyecto.

Costoso rejuvenecimiento El 22 de octubre de 2006. se llevó a cabo un referéndum para ampliar el Canal de Panamá. Aunque la participación de a ciudadanía apenas llegó al 45 por ciento, cerca de un 80 por ciento aprobó la ampliación de la obra. La idea es construir nuevas esclusas de 427 metros de largo por 55 metros de ancho. De esa forma, Panamá incrementará su participación en el comercio, mundial del 5 l 10 por ciento. De concretarse el proyecto. este estaría terminado un 2014. Los críticos no se guardaron sus opiniones y aseguraron que el plan requiere de alto costo qua podría agudizar la crisis social y económica del país.

En cambio el presidente Martín Torrijos sallé al paso de los detractores y afirmó que la obra le permitirá hacer de Panamá en mejor país, con menos pobreza y menos desigualdad social. Durante la construcción del Canal, cuya inauguración su produjo en 1914, por lo menos 25,000 trabajadores murieron victimas de las enfermedades tropicales y de las severas condiciones del terreno.

  Volver Arriba 

Belleza Natural de Turquia Pamukkale Paraiso de Algodon Turismo Turquia

“El Castillo de Algodón” (Pamukkale) es una de las zonas naturales más increíbles del mundo. Se encuentra, junto al yacimiento de Hierápolis a una media hora de Denizli.  Pamukkale es conocido internacionalmente por sus fuentes termales. Desde época antigua, millares de personas han peregrinado hasta estas fuentes, de una belleza increíble, en busca de remedios para sus enfermedades. Las capas de cal tomaron formas indefinibles que en conjunto, forman un increíble espectáculo visual.

Yacimientos arqueológicos:
El yacimiento arqueológico de Hierápolis guarda los Baños Romanos, convertidos en iglesia durante el periodo bizantino, las Termas, restauradas y convertidas en museo y el Teatro, la construcción mejor conservada de todas. Cada una de ellas cuenta una historia, son pequeñas obras de arte que han quedado como testimonio del paso del tiempo y de las diferentes culturas que llegaron hasta las cálidas aguas de Pamukkale.

Los movimientos tectónicos que tuvieron lugar en la depresión de la falla de la cuenca del río Menderes no sólo causaron frecuentes terremotos sino que también ocasionaron la aparición de numerosas fuentes de aguas termales. Fueron esas aguas, con su alto contenido en minerales — creta en particular — las que crearon Pamukkale.

Belleza Natural de Turquia Pamukkale Paraiso de Algodon Turismo Turquia

Además de algún material radioactivo, el agua contiene grandes cantidades de bicarbonatos y calcio que producen la precipitación de bicarbonato de calcio. Cada segundo brotan de estas fuentes 250 L de agua, dando lugar a la precipitación de 2,2 g de creta por cada litro de agua o 0,55 Kg. de creta por segundo.

Estas formaciones también adquieren el aspecto de terrazas de travertino en forma de medialuna que contienen una capa de agua poco profunda dispuestas en el tercio superior de la ladera formando escalones, que oscilan de 1 a 6 metros de altura, o estalactitas que sostienen y unen estas terrazas.

Junto con Hierápolis, Pamukkale, está declarado Patrimonio de la Humanidad desde 1988. Sólo unos pocos lugares en el mundo se le parecen, como las fuentes termales de Mammoth, en el Parque Nacional de Yellowstone, en los Estados Unidos, y Huanglong en la provincia china de Sichuan, (otro lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco ).

Otra cascada similar es la de Hierve el Agua en San Isidro Roaguía en el estado de Oaxaca, México, en el continente americano, según los expertos Hierve el agua y utilizaron para llenar las piscinas de los hoteles y se vertieron aguas residuales justo sobre el monumento, de ahí que adquiriera un tono parduzco Pamukkale son las únicas dos joyas de este tipo en todo el mundo.

Antes de ser declarado Patrimonio de la Humanidad, Pamukkale estuvo muy descuidado durante las últimas décadas del siglo XX, época en la que se construyeron hoteles en lo alto del lugar que destruyeron parte de los restos de Hierápolis.

Las aguas termales de las fuentes se utilizaron para llenar las piscinas de los hoteles y se vertieron aguas residuales justo sobre el monumento, de ahí que adquiriera un tono parduzco; además, se construyó una rampa de asfalto para acceder a la parte principal.

Siete Nuevas Maravillas del Mundo Moderno 7 Maravillas Actuales Siglo XX

Siete Nuevas Maravillas del Mundo Moderno

Luego de meses de espera, y en una ceremonia similar a los festejos de los juegos olímpicos, se anunciaron las Siete Maravillas del Mundo Moderno. La votación que determinó las construcciones elegidas contó con casi 100 mil votos de habitantes de todo el planeta y aquí hacemos un repaso de estos siete lugares del mundo que hoy más que nunca son un excelente destino turístico.

El aventurero, aviador y productor de documentales que lanzó la idea de las nuevas 7 maravillas en 1999, quería reemplazar la lista que dieron a conocer los historiadores y poetas griegos unos 200 años antes de Cristo, cuyos monumentos, a excepción de las pirámides de Giza fueron destruidos en su mayoría por cataclismos.

El aventurero suizo Bernard Weber, principal impulsor de las Siete Nuevas Maravillas

Eran el faro de Alejandría, el templo de Artemisa, la estatua de Zeus, el Coloso de Rodas, los jardines colgantes de Babilonia y el Mausoleo de Halicarnaso.  En el espectáculo organizado para revelar los resultados de la votación se proyectaron vídeos de las maravillas antiguas y modernas en pantallas gigantes rodeadas de haces de láser y efectos holográficos que presenciaron cerca de 40.000 espectadores.

UN POCO DE HISTORIA…

Qué es una maravilla del mundo? No hay explicación suficiente para definir con exactitud este concepto. Todas las definiciones se basan en la famosa lista de las siete maravillas del mundo de la antigüedad y afirman: hace más de dos mil años, esos monumentos, a causa de su grandeza y suntuosidad fueron considerados las obras más asombrosas, sensacionales, hermosas, admirables y grandiosas creadas por el hombre.

Los griegos, autores de esta primera lista con las pirámides de Gizeh, los jardines colgantes de Babilonia, el templo de Artemisa en Efeso, el mausoleo de Halicarnaso, el coloso de Rodas, el faro de Alejandría y la estatua de Zeus en Olimpia, no eran tan ambiciosos como para hablar de “maravillas del mundo”. Ellos los consideraban los máximos logros de su época, simplemente “Ta hepta theamata“, que no significa más que “las siete cosas dignas de verse”.

Sólo la mentalidad de la edad media las convirtió en “maravillas del mundo”. Siguiendo el ejemplo griego, se ha intentado muchas veces situar logros actuales en sustitución de las ruinosas maravillas de la antigüedad. Así surgió en el año 448 una lista de las maravillas de la ciudad de Roma. Contenía las cloacas, los acueductos, el Coliseo, el Odeón, el foro de Trajano, las termas y la colina del Janículo.

Por las mismas fechas apareció una lista de las siete iglesias más importantes de Roma, cuya visita era obligada para cuantos peregrinaban a Roma. En la época de los viajeros, descubridores y conquistadores comenzó a ampliarse la panorámica de Europa. Infatigables descubridores hablaban de palacios dorados, murallas ciclópeas y templos gigantescos en países lejanos. Así se reunió en el siglo XVII la primera lista (nueva) de las “maravillas del mundo”.

Abarcaba la Torre de Porcelana en Nanking, la Muralla China, la Iglesia de Santa Sofía en Estambul, la torre inclinada de Pisa, las catacumbas de Alejandría, el Coliseo de Roma y los monolitos de Stonehenge. Desde aquí puedes conocer las últimas siete maravillas del mundo moderno.

Aún tuvieron que pasar bastantes años para que los hombres se dieran cuenta de que, en el ancho mundo, había más de siete obras admirables de ver. Dos fenómenos colaboraron a ampliar el campo: las comunicaciones y el periodismo. Al irse haciendo más fácil el viajar por países lejanos, con mayor rapidez, se divulgaba cuanto era digno de visitarse. El creador de la agencia de viajes, el inglés Thomas Cook, tuvo gran acierto al llevar sus primeros .grupos de turistas a admirar las maravillas del mundo.

Desde los más fascinantes prodigios de la Naturaleza, hasta las más espectaculares realizaciones del hombre.
Propagó sistemáticamente estos viajes colectivos a lugares destacados. Y, como consideró excesivamente peligroso para sus clientes la ascensión al Vesubio a pie, mandó construir un funicular cremallera que resultó un gran negocio. No habiendo ningún medio regular de transporte por el Nilo hasta los templos de Abu Simbel, Cook organizó una línea de vapores.

Los dibujos, los relatos de viaje, la fotografía y más tarde el cine y la televisión, hicieron populares las maravillas de la arquitectura y de la Naturaleza. El barco y el avión pusieron estas maravillas del mundo al alcance de la mano. ¿Fueron por ello menos maravillosas? No. Al contrario: su número aumentaba día a día. Ernst von Hesse-Wartegg, que pasó treinta años de su vida visitando las incontables maravillas del mundo, describió, a principios de siglo, en una obra de dos volúmenes, setecientas maravillas, en lugar de las siete clásicas. Y aún se dejó más de una, que no se descubrió hasta después de su muerte.

El concepto de maravilla del mundo ha cambiado. Naturalmente se podría limitar su número a las siete tradicionales, como se hizo hace poco en una encuesta. Resultó entonces una lista con las siguientes maravillas actuales: Santa Sofía de Estambul, el puente de Golden Gate en San Francisco, la acrópolis de Atenas, la torre Eiffel de París, la Gran Muralla de China, Brasilia, el Taj Mahal en Agrá. Pero esta limitación, en la que no se descubre motivo alguno, ¿no da una imagen falsa?

Estos fascículos amplían el ámbito de observación. El mundo se ha hecho más pequeño, el número de las maravillas, sobre todo en el terreno de las grandiosas obras de la técnica, crece de año en año. De entre ellas se han elegido las 60 más asombrosas, bellas y grandiosas. Han colaborado en la selección especialistas conocedores de los respectivos temas y países y fotógrafos de todo el mundo. Se ha estudiado, elegido y eliminado con sistema y conocimiento de causa.

De este modo ha surgido una panorámica actual de las maravillas del mundo, que abarca desde las pirámides de Egipto hasta la metrópolis planificada de Brasilia, desde el Machu Picchu a las cataratas del Niágara y desde el Taj Mahal a Cabo Kennedy. Esta selección no pretende ser calificada de infalible. La opinión de otros especialistas acaso hubiera sido diferente, pues, al fin y al cabo, una regla definitiva de “maravillas del mundo” no ha existido ni existirá jamás; para ello el mundo es demasiado variado y fugaz, demasiado bello y maravilloso.

Hoy presentamos aquí las últimas maravillas, elegidas según indicamos al comienzo de la lectura de esta pagina.

Ciudad de Mohenjo Daro Historia Primera Ciudad Planificada del Mundo

Ciudad de Mohenjo Daro
Historia Primera Ciudad Planificada

Hacia mediados del siglo XIX se descubrieron en el valle del Indo los vestigios de dos ciudades muy antiguas: Mohenjo-Daro y Harappa. De ello se deduce que mucho antes de la llegada de los arios, la India poseía un alto grado de civilización. En las dos ciudades las calles eran anchas y rectilíneas. Las casas de ladrillo rojo eran confortables. Además de esculturas trabajadas con gran sentido artístico, se han encontrado objetos de uso, sellos y juguetes.

En los mitos y leyendas de la India hay inquietantes alusiones a una civilización olvidada que desapareció con el paso del tiempo. Según el Rigveda sánscrito, escrito en el segundo milenio a.C, los invasores arios que ocuparon la India hacia 1500 a. C habían sido enviados por el dios hindú Indra, llamado El Destructor de Fuertes porque había arrasado «noventa fuertes y cien castillos antiguos». Hasta el siglo XX se creyó que dichas fortalezas eran puramente míticas, pero la arqueología ha demostrado lo contrario.

mapa de mohenjo daroLas excavaciones realizadas durante las décadas de 1920 y 1930 sacaron a la luz una civilización contemporánea de la egipcia y la mesopotámica.

De igual forma que la mayoría de las civilizaciones antiguas, floreció en el valle de un río —el del Indo, en el moderno Pakistán— pero se extendió por una zona más amplia.

Actualmente se cree que la civilización del valle del Indo constituyó el imperio preclásico más importante del mundo. Se han encontrado casi cien pueblos y ciudades en un triángulo cuyo vértice está a 800 Km. río arriba y cuya base se extiende 960 Km. a lo largo de la costa.

Los primeros planificadores urbanos del mundo
Con el nombramiento del director general de arqueología de la India en 1944, en la persona de sir Mortimer Wheeler, fueron reemprendidas las excavaciones en los grandes montículos que cubrían las dos mayores ciudades de la civilización del valle del indo: Harappa, en el norte, y Mohenjo-Daro, «el montículo de los muertos», 560 kilómetros al suroeste de aquélla.

Las dos ciudades que Wheeler desenterró fueron construidas entre el 2500 y el 2100 a.C, con ladrillos cocidos en horno, y debieron ser las capitales gemelas de lo que hoy llamamos el Imperio de Harappa. Asombrosamente bien organizadas y con enormes similitudes, ambas ciudades fueron en su tiempo las emplazamientos urbanos más extensos del mundo. Cada una tenía un perímetro de más de 5 Km., y sólo Uruk, en Mesopotamia, podía competir con ellas.

Mohenjo-Daro presentaba un contorno cuadrado y estaba trazada según una planta rectangular. Doce calles principales de tierra batida, de 9 a 14 m. de anchura, dividían la ciudad en doce bloques. Once eran residenciales, y estaban formados por numerosas casas de ladrillo, apretadas y similares, que incluían viviendas de artesanos, tiendas y talleres. El duodécimo bloque, separado del resto de la ciudad, dominaba las viviendas urbanas; en él,, un montículo artificial de forma rectangular y unos 6 m de altura, constituía la ciudadela, a cuyos principales edificios se les llama el Gran Baño, el Granero Urbano y la Sala de Reuniones.

En la actualidad, la ciudadela está coronada por el imponente stupa de un monasterio budista del siglo II d.C. Múltiples casas se ajustan a un modelo básico y espacioso, con un patio central rodeado de varias habitaciones, y un pozo y unas escaleras que llevaban al piso superior; muy pocas tenían puertas o ventanas que dieran a las calles principales, quizá por razones de intimidad y seguridad, o simplemente para evitar el ruido y el polvo del tráfico urbano. Lo cierto es que tan sólo se podía tener acceso a las casas a través de numerosas callejuelas que conformaban una malla entre las calles principales.

Se han encontrado numerosas poblaciones de la civilización del Indo, desde Harappa, en el norte, hasta Mohenjo-Daro, unos 560 Km. al suroeste de aquélla. Había otras más al sudeste, zona donde Lothal era el principal puerto comercial.

mohejo daro ruinas

El Gran Baño es un tanque de ladrillo de 12 x 7 m de lado y 2,5 de profundidad, hundido en la plataforma de ladrillo que sostenía la ciudadela e impermeabilizado con yeso. A cada extremo tenía escaleras con peldaños de madera, y a su alrededor había vestuarios del mismo material. Algunos arqueólogos lo consideran una especie de «piscina municipal», y otros, un centro de baños rituales.

¿Quién gobernaba en Mohenjo-Daro?
Uno de los abundantes misterios sin descifrar de la civilización indostánica es el correspondiente a la ausencia de templos reconocibles como tales. Otras civilizaciones antiguas eran gobernadas por reyes sacerdotes o dioses vivientes, habitantes de lujosos templos o palacios, pero se carece de alguna noticia veraz de los gobernantes de Mohenjo-Daro. Es factible que la religión de esta civilización del Indo fuese precursora del hinduismo, y probablemente contara con diversos dioses, entre ellos una diosa madre, representada en numerosas figurillas, y un dios tricéfalo y con cornamenta, que debió ser el precursor del dios hindú Siva.

El Gran Baño de la ciudadela de Mohenjo-Daro parece denotar que estos pobladores del Indo poseían una religión organizada, con una pléyade de sacerdotes ministrados. Los baños rituales continúan jugando papel importante en el hinduismo actual, y muchos arqueólogos creen que el Gran Baño era el escenario de un ceremonial colectivo de limpieza espiritual, dirigido por un conjunto de sacerdotes.

Mohenjo-Daro es reflejo de una actitud vital disciplinada y eficiente, quizá con diferencias de clase entre pueblo llano y mercaderes detentadores de riquezas, muy semejante al sistema de castas de la India actual. Otro notorio edificio de la ciudadela es el Granero Urbano: numerosas plataformas para la molienda, almacenes para el arroz y el trigo, y un entramado de conductos subterráneos para el secado del grano componen lo queWheeler citó como «el foco económico de la ciudad». Las diversas huellas que indican el perfecto control de la ciudad han sido interpretadas como reveladoras de un primitivo estado totalitario. La falta de evidencias de una clase gobernante de índole mesopotámica, que actuase como mecenas, podría explicar la escasa calidad en las manifestaciones artísticas del pueblo de Harappá.

Unas cuantas estatuillas, entre ellas una danzarina erotizante, algunos sellos de piedra con imágenes de animales y dioses, varias figuras de arcilla con representaciones taurinas y unas cuantas vasijas decoradas constituyen el pobre reflejo de lo que en otro tiempo fue una sociedad organizada y ciertamente opulenta. En su mayor parte, los utensilios de Mohenjo-Daro son tan comunes y útiles como el diseño mismo de la ciudad. Quizá se encuentren respuestas a las interrogantes que plantean las ciudades del Indo cuando se haya logrado descifrar las inscripciones de los sellos de piedra, la única escritura descubierta en la zona.


En Mohenjo-Daro se han encontrado numerosos sellos de piedra muy bien tallados, que demuestran el elevado nivel de su artesanía y economía. Se los empleaba en el comercio de cerámica, marfil, madera y telas de algodón con Mesopotamia y el golfo Pérsico, pasando por el emporio mercantil de Dilmun, la actual Bahrain.

El ocaso de una civilización
La llanura aluvial del valle del Indo ha sufrido inundaciones en numerosas ocasiones. Gran parte de Mohenjo-Daro está bajo el nivel de las riadas, y muchos de sus secretos pueden estar enterrados en la arena. Hacia el 1900 a.C, estas ciudades iniciaban su decadencia, quizá por las constantes inundaciones, o tal vez porque se habían agotado las reservas de madera del bosque, imprescindibles para cocer las enormes cantidades de ladrillos necesarias para la reparación y reconstrucción del entorno.

La llegada de los arios al Indo debió enfrentarlos con un pueblo en plena decadencia, de raza mestiza, que malvivía en las grandes ciudades de sus antepasados. «Arrasa las fortalezas como el tiempo consume las ropas», dice de Indra el Rigveda; y si verdaderamente fue él quien dirigía a los invasores arios, demostró poca compasión, pues en el último nivel de ocupación de Mohenjo-Daro se han encontrado numerosos esqueletos con marcas de cortes de espada en el cráneo.

Se pasó a cuchillo a hombres, mujeres y niños, a algunos en sus casas, a otros en las calles; junto a un pozo público yacen cuatro hombres y mujeres, a modo de siniestro epitafio de los últimos descendientes de una próspera nación con muchos rasgos únicos.

VIDEO DE YOUTUBE


UBICACIÓN GEOGRÁFICA:


Ver mohenjo en un mapa más grande

AMPLIACIÓN DEL TEMA:

En 1856, unos ingenieros ingleses que estaban instalando en el este de la India la vía férrea que enlaza Karachi con Lahore, descubrieron las ruinas de dos ciudades antiguas: Mohenjo-Daro y Harappa.

Este descubrimiento probaba que el valle del Indo ya había estado habitado mucho antes de la llegada de los arios. Durante la época preindia, hacia el año 2500 antes de Jesucristo, en este lugar se desarrolló una civilización que muy bien podría compararse con la de Mesopotamia y Egipto. Esta cultura fue destruida por los arios, pueblo de pastores que al principio sólo conocían la población como organización social.

La ciudad de Mohenjo-Daro fue construida hacia 2500 antes de Jesucristo, según un trazado en forma de damero, con calles principales rectilíneas y vías laterales que desembocaban en ellas en ángulo recto. Estas calles tenían de tres a diez metros de ancho. La calle principal era una línea recta de 800 m de longitud. No había esos callejones sin salida, callejuelas y calles sinuosas tan típicas de las ciudades de Oriente.

Las viviendas de Mohenjo-Daro estaban sólidamente construidas: ladrillos rojos y, como cemento, barro seco. La base de los muros casi tenía un metro de grueso. Las fachadas estaban poco decoradas y había escasas ventanas, a fin de conservar fresco el interior de las casas, continuamente expuestas a los ardores de un sol de justicia. Además, estaban ideadas de modo práctico y algunos interiores no carecían de elegancia.

La parte más importante y al mismo tiempo más característica de la casa era el patio interior, adornado con plantas lujuriantes. La vivienda tenía incluso cuarto de baño, dormitorios muy amplios, un salón de recepción, una habitación para el portero y un comedor. El suelo estaba cubierto de losas rojas y lisas en ligera pendiente hacia un ángulo, del que salía un conducto que vertía las aguas residuales a un colector que corría bajo las aceras.

El edificio más importante de Mohenjo-Daro era el establecimiento de baños, que, probablemente, tenía significado religioso. Esta imponente construcción, de 56 m de largo por 31 de ancho, produce una impresión inolvidable. En la parte central había una piscina rectangular de 13 por 7,5 m. El agua era renovada regularmente por medio de un depósito que siempre contenía agua fresca.

Los habitantes de Mohenjo-Daro eran de pequeña estatura. Tenían la frente estrecha, nariz recta y corta, barbilla ligeramente huidiza y labios gruesos. La mayoría de hombres llevaba una barba en forma de collar y cabellos muy cortos. Cuando los llevaban largos, los peinaban en tirabuzones.

Las mujeres vestían trajes que les llegaban hasta la rodilla y se ajustaban el talle con un cinturón.

Es probable que llevaran mantos. El vestido de los hombres consistía en una a modo de túnica enrollada a la cintura, que cubría el hombro izquierdo, y quedaba sujeta bajo el hombro derecho.

A la hora de las comidas, en,-las que, sin duda, figuraba la carne, se sentaban sobre esteras colocadas alrededor de la mesa.

La población de las ciudades estaba dividida en clases. Los sacerdotes y los comerciantes eran los ciudadanos más importantes. La población laboral llevaba una vida muy sencilla y se dedicaba especialmente a la agricultura.

Estas ciudades preindias fueron destruidas por los arios. En cambio, su religión fue respetada. Por otra parte, resulta notable el hecho de que esta religión, prácticamente, no haya sufrido modificaciones después de cuatro mil años, mientras que los dioses de Egipto, Babilonia y Grecia fueron reemplazados por el cristianismo o la fe musulmana y sólo sobreviven en la literatura y el arte. En la civilización preindia se adoraba a una diosa-madre y a una divinidad que en el actual hinduismo lleva el nombre de Siva.

Las ruinas de Mohenjo-Daro, que por primera vez fueron estudiadas científicamente por el arqueólogo Banerji en 1922, han puesto en nuestras manos un caudal de valiosos documentos artísticos. Lo que más sorprendió a los arqueólogos durante las excavaciones de Mohenjo-Daro fueron unas esculturas, pequeñas pero admirablemente trabajadas. La más famosa, que representa una bailarina, es de bronce. Lo más notable en ella es la naturalidad de la actitud. Esta estatua viene a ser como el símbolo de la avanzada civilización del Indo.

Dos estilos se distinguen en estas esculturas: uno de carácter popular y otro que parece haber sido creado para minorías muy selectas.

La aportación artística de esta civilización parece haberse limitado casi exclusivamente a los objetos de uso: alfarería, armas, joyas y objetos de culto. Merecen mención especial los numerosos sellos grabados en los que, por lo general, aparece representado un buey, un toro, un elefante o un tigre. La mayoría de estos sellos son cuadrados, salvo alguno redondo o cilindrico, y llevan una inscripción en una lengua que hasta ahora no ha podido ser descifrada.

Algunas veces, los animales fueron reemplazados por dioses o héroes míticos. La representación de los animales es naturalista y llena de movimiento; en cambio, la de los humanos es tosca y hierática.

Mohenjo-Daro también nos ha dejado numerosos juguetes: bueyezuelos que tiran de carretas, caballos de silla ricamente decorados con piedras, animales y pájaros. Aunque no se han encontrado muñecas, sí se han descubierto sus neceseres con huellas de niños. Su juguete preferido era un buey que meneaba la cabeza. También se desenterraron magníficos dados.

Harappa, la otra antigua ciudad del valle del Indo, fue construida según el modelo de Mohenjo-Daro. Tenía una ciudadela edificada sobre una colina artificial, probablemente para resguardarla de las inundaciones. Estaba protegida por importantes construcciones de defensa. Desde sus terrazas se presenciaban las procesiones, cortejos y festividades.

Con una aproximación relativa se cree que el desarrollo de esta ciudad, levantada en el Punyab, a orillas del Indo, tuvo efecto entre los años 2500 a 1500 antes de Jesucristo. Por los restos encontrados en sus ruinas y sobre todo en los dos cementerios cercanos a ella, sabemos que sus habitantes poseyeron una cultura muy avanzada en relación con la época. La cerámica, por ejemplo, nos revela que los artesanos de Harappa conocían el torno de alfarero, y que en el arte de la escultura esta civilización tuvo artistas excepcionales.

En Harappa se han hallado numerosas estatuillas que representan personajes femeninos. Esto nos hace suponer que se adoraba a una diosa-madre. Pero hasta que no se haya logrado descifrar los textos antiguos nada definitivo se podrá concluir sobre la religión de la civilización del Indo.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

Cueva de Altamira Arte Rupestre Arte del Paleoltico Arte del Neolitico

Cueva de Altamira: El Arte Rupestre del Paleoltíco

También conocida como la “Capilla Sixtina del Arte Cuaternario” fue pintada hacia el 15.000 a. C. y se halla en Santillana del Mar, en el norte de España. Joya del arte pictórico rupestre y fuente histórica directa, forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde 1985. Para evitar el deterioro de las pinturas se ha restringido el acceso de turistas y se ha creado un “duplicado” de la cueva en un museo contiguo.

Cierto día del verano de 1879, un español de Santander llamado Marcelino de Sautuola, intrigado por una extraña gruta de los alrededores de Altanara, cuya entrada había descubierto, decidió explorar su interior. Después de desbrozar y trasponer la estrecha abertura de acceso, Sautuola levantó su lámpara encendida en medio de la caverna, y quedó atónito: sobre la roca se veía, pintada de rojo, la vibrante figura de un bisonte en actitud de embestir.

Siguió examinando la bóveda del recinto y halló otras muchas figuras policromas que lo dejaron absorto.. ¡Marcelino de Sautuola acababa de descubrir el arte rupestre prehistórico, revelando un secreto que durante más de 150 siglos había permanecido oculto a la investigación!

En los yacimientos del Paleolítico superior surgen las primeras manifestaciones artísticas, en forma de figurillas de piedra tallada (las famosas «venus» de Willendorf, de Lespugue, etc.), posibles ídolos de la fecundidad y exponentes de la belleza femenina en aquellos tiempos, mujeres francamente obesas, de nalgas prominentes y formas tan exuberantes, que a veces cuesta reconocer en ellas la figura humana.

Cueva de Altamira Arte Rupestre Arte del Paleoltico Arte del NeoliticoPero lo más notable de este largo periodo es la pintura rupestre. El ingeniero español Marcelino de Sautoula paseaba cierto día de 1879 en compañía de su hija por los alrededores de Altamira (Santander), cuando el perro que les acompañaba se introdujo por la grieta de unas rocas en persecución de un lagarto.

Para hacerle salir, la niña entró en la cueva y al volver con su padre le contó que había visto un toro pintado en la pared. El señor Sautoula exploró lo que había de ser la famosísima cueva de Altamira y quedó maravillado porque intuyó que había realizado un descubrimiento sensacional.

Sin embargo, hasta los últimos años del siglo pasado no se creía que haya sido arte de remotas épocas del hombre, recién cuando comenzaron a descubrirse pinturas similares en algunas cuevas francesas y no era ya posible negar la realidad del arte rupestre, no se hizo honor a Sautoula, que murió sin haberse podido borrar la acusación de superchería.

Cueva de Altamira Arte Rupestre Arte del Paleoltico Arte del Neolitico Cueva de Altamira Arte Rupestre Arte del Paleoltico Arte del Neolitico
La cueva fue descubierta por un cazador en 1868, nadie le prestó atención hasta su exploración por parte del estudioso local Don Marcelino Sanz de Sautuola. El Congreso de Antropología de Lisboa sentencia que las pinturas de Altamira son un fraude. Se considera Imposible que obras de tal belleza sean prehistóricas.
Cueva de Altamira Arte Rupestre Arte del Paleoltico Arte del Neolitico Cueva de Altamira Arte Rupestre Arte del Paleoltico Arte del Neolitico
Tras el descubrimiento de nuevas pinturas rupestres en la Dordoña francesa, los Investigadores rectifican. Se reconoce finalmente la existencia de un arte paleolítico. Casi un siglo después de la muerte de su descubridor, la cueva de Altamira es catalogada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

La llamada «capilla sixtina del arte cuaternario» se sitúa en el Magdaleniense, en el paleolítico superior. Al contemplar una pintura rupestre, tan hermosa de líneas como de color, de certeza en el trazo, maravilla considerar que fuese obra de un hombre primitivo, carente de medios y al que sólo le guiaban la intuición y el sentimiento. En ella no se reproducen seres humanos.

mapa de la cueva de altamira

Mapa de la Cueva de Altamira:

Durante muchos años estas pinturas fueron consideradas burdas falsificaciones y provocaron ásperas polémicas de las que no salió airoso el prestigio del arqueólogo español. Pero en 1895 se descubrieron las pinturas de la cueva de Mouthe en Dordoña (Francia de la misma escuela, digámosle así, y la evidencia puso las cosas en su sitio. Posteriormente (1940) se descubrió en Lascaux una cueva con pinturas más importantes aún que las de Mouthe, pero no tanto como las de Altamira, cueva esta última que Delechette ha sido llamada «Capilla Sixtina del arte cuaternario».

Las pinturas de la cueva de Lascaux, llamada «Paraíso del hombre primitivo», no son tan policromas como las de Altamira. pero el naturalismo de las representaciones no es menos importante.

La mayoría de las 200 cuevas o grutas en las que se han descubierto pinturas rupestres  se encuentran en el mediodía de Francia y en el norte y levante de España, pero las más notables. por sus auténticas obras maestras, son las de Altamira y Lascaux. Este arte paleolítico conmueve por su sencillez y expresividad.

Cazadores en la cueva de altamira

El hogar de un grupo de cazadores
Aunque en su entorno se encontraron útiles del Paleolítico Inferior, esta cueva de Cantabria (España) fue frecuentada, sobre todo, entre el 18.000 y el 15.000 a. C. La alimentación de los grupos que allí vivieron, de unas 20 a 40 personas, se basaba en la caza de mamíferos como el ciervo y, en menor medida, el caballo y el bisonte

Las figuras de animales abundan mucho. Bisontes en Altamira, toros y caballos en Lascaux, una cueva descubierta por unos muchachos franceses en 1940, mamuts en Ruoffignac, etc. En el Norte de España predominan los animales, mientras en el Levante español (Alpera, Cogull, etc.) abundan las escenas de caza, danzas y otras representaciones humanas.

En Ariége (Francia) se distingue claramente un brujo que preside una danza ritual. En Cogull, se representan unas mujeres asediadas por un sátiro; en Val del Charco del Agua Amarga (Teruel), una estupenda escena de caza de jabalíes. Recientemente, en 1956, se dieron a conocer un grupo de pinturas rupestres muy interesantes: las halladas en la meseta del Tassili en el Sahara francés.

¿QUÉ ES EL ARTE RUPESTRE?
Las primeras manifestaciones artísticas de] hombre prehistórico crearon, en el Paleolítico Superior (25.000 años a. de J. C), una serie de estatuillas, relieves y grabados en piedra, hueso y marfil, que constituyeron el llamado “arte mobiliario”. Y por otra parte se empezaron a pintar figuras en las paredes de las grutas: frescos a los que se denomina “arte rupestre” (del latín “rapes”, roca).

Al principio fueron toscos grabados y dibujos trazados con contornos negros. Después decayó el arte mobiliario y en vez de grabados rupestres surgieron frescos pintados en rojo, amarillo y negro, que llegaron a su más alta expresión a fines del Paleolítico. Estas pinturas pertenecieron a un arte realista especialmente dedicado a representar animales, que se fue estilizando posteriormente hasta caer en los esquemas geométricos e ininteligibles del período Neolítico.

EL ARTE RUPESTRE “FRANCO-CANTÁBRICO”

El descubrimiento de la cueva de Altamira fue recibido en el mundo de la ciencia con escepticismo. Se dudaba mucho —quizás por sus características excepcionales— de aquel centenar de figuras que decoraban su lúgubre recinto de dieciocho metros por nueve. Pero tal incredulidad se disipó a partir de 1901, desde que se descubrió en la Dordoña (Francia) la cueva de Font-de-Gaume, con sus mamutes, rinocerontes, renos, bisontes y caballos pintados de rojo y negro. La existencia de los frescos de la cueva de Altamira, a la que se llamó la “Capilla Sixtina” del arte rupestre, se vio corroborada por la de otras pinturas similares halladas en unas cavernas al sur de Francia., y treinta y cinco del norte de España.

Sus caracteres comunes han permitido inferir que se trata de un tipo especial de arte rupestre, al que suele llamarse “franco – cantábrico”, y que so caracteriza por sus grandes figuras de animales (caballos, bisontes, ciervos y renos), en actitudes generalmente estáticas, y sin relación unas con las otras; es decir, sin integrar escenas. La figura humana es poco común y apenas aparece esbozada.

En la caverna de Lascaux, descubierta en la Dordoña en 1940, se encuentra por excepción una escena de caza en la que se ve a un bisonte, al parecer herido, embistiendo a un hombre, que cae con la lanza desprendida. Llama la atención que estas pinturas rupestres hayan sido realizadas en los lugares más inaccesibles y recónditos de profundas cavernas, lo que hace suponer que no fueron creadas con un propósito simplemente decorativo.

FINALIDAD MÁGICA
Algunos autores admiten que los frescos rupestres constituyen evocaciones de cacerías estivales pintadas en las largas esperas del invierno. Otros les atribuyen una significación totémica, y los más se inclinan a pensar que tienen carácter mágico. Quien entra en las profundas cavernas del tipo “franco-cantábrico” siente el espíritu sobrecogido por cierto misterio emocional que infunden sus estalactitas y la reconditez de sus socavones.

Es probable que, precisamente allí, fueran pintadas las figuras de animales para propiciar abundantes cacerías y librarse de infortunios, mediante ritos mágicos que los hombres prehistóricos celebraban arrojando sus lanzas contra las imágenes, en medio de danzas míticas y con enmascaramientos zoomorfos. En la caverna de “Trois Fréres” (Ariége, Francia) ha sido pintado un brujo enmascarado en actitud de danza mágica. Esta presunta finalidad de las pinturas rupestres no disminuye su valor puramente estético como creaciones artísticas de sorprendente fuerza expresiva.

OTRAS JOYAS DEL ARTE RUPESTRE

OTRAS JOYAS DEL ARTE RUPESTRE OTRAS JOYAS DEL ARTE RUPESTRE OTRAS JOYAS DEL ARTE RUPESTRE
Lascaux (Francia) Descubierta en 1940. Rivaliza con Altamira por la calidad y cantidad de pinturas que contiene. Datan de! inicio del Magdaleniense -hace unos 15.000 años-. Chauvet (Francia) Descubierta en 1994. Sus pinturas son muy anteriores a las de Altamira o Lascaux: están fechadas en hace unos 31.000 años -es decir, del periodo Auriñacense-. Grotta di Fumane (Italia) Descubierta en 2000. Las pinturas de esta cueva en el Monte Lessini, cerca de Verana, tienen unos 32.000 años de antigüedad. Son las más antiguas de Europa.

Sorprende en ellas la belleza de las figuras humanas cuyos rasgos no son en absoluto negroides, y el hecho de que en algunos dibujos se puedan ver figuras nadando prueba la existencia de agua en abundancia. El clima debió ser, en Tassili, muy distinto del actual por cuanto se han encontrado bellísimos grupos de gacelas y antílopes que demuestran la abundancia de caza y la existencia de hierba fresca en aquellos tiempos. Es notable comprobar que las pinturas más figurativas son las más antiguas.

El arte rupestre evolucionó lentamente hacia una esquematización que puede emparentarse con un auténtico «arte abstracto prehistórico». Los colores que predominan en estas pinturas son el negro, el rojo, el amarillo y raramente el blanco. Suelen encontrarse en lugares muy profundos y resguardados, de difícil acceso. ¿Qué pretendieron los artistas del Cuaternario al adornar sus viviendas con estas representaciones?.

El hecho de encontrarse en los lugares más recónditos de aquéllas, hace suponer que se trataba de pinturas rituales, emplazadas en el santuario de las cavernas, y ante las cuales los cazadores impetraban la buena suerte y la protección de sus dioses, o bien en las danzas de mujeres los dones de la fecundidad.

Es muy posible que el hombre prehistórico no pretendiera rodearse de lujo, es decir, agradar y crear arte, sino invocar una protección divina. El hecho de que hoy nos impresionen por su belleza se debe, posiblemente, a la sinceridad, a la fe del artista que las realizó, aunque éste más pretendiera rogar que embellecer los muros de su vivienda.

Extensión de 17 cuevas de arte rupestre paleolítico del norte de España: En el año 2008 este sitio del Patrimonio de la Humanidad fue ampliado para incluir otras 17 cuevas situadas también en el ámbito de la Cornisa Cantábrica, en el Norte de España y que presentan también muestras destacadas de arte rupestre del Paleolítico. Las cuevas están distribuidas en tres comunidades autónomas diferentes Asturias, Cantabria y País Vasco.

Estas 17 cuevas son parte de un conjunto mayor denominado habitualmente como «Arte rupestre paleolítico del norte de España» si bien son la únicas hasta ahora incluidas por la UNESCO.

CantabriaEn Cantabria se encuentra nueve de las cuevas, además de la mencionada de Altamira:

Cueva de Chufín en Rionansa. Cueva de Hornos de la Peña en San Felices de Buelna. Complejo de las Cuevas del Monte Castillo en Puente Viesgo, que incluye las siguientes cavidades: Cueva de Las Monedas. Cueva de El Castillo. Cueva de Las Chimeneas. Cueva de La Pasiega. Cueva de El Pendo en Camargo. Cueva de La Garma en Luena. Cueva de Covalanas en Ramales de la Victoria.

PARA SABER MAS…
La cueva de Altamira

La cueva de Altamira, en Cantabria, España, contiene uno de los mejores conjuntos de pinturas realizadas durante el Paleolítico, la etapa más antigua de la Prehistoria. En ellas aparece una serie de animales, como ciervos, bisontes y caballos, representados en las situaciones habituales de su vida en la naturaleza. Las pinturas fueron hechas por las personas que ocuparon este lugar a lo largo de miles de años. No se conoce con seguridad el motivo por el que pintaban estas figuras, ya que no conocían la escritura y no nos lo han podido transmitir. Sin embargo, en la actualidad, todavía existen pueblos que viven de un modo parecido a ellos y realizan dibujos similares. Según los aborígenes australianos, las pinturas sirven para transmitir a los demás sus creencias, para ponerse en contacto con los espíritus y los seres sobrenaturales y para intentar que haya una buena caza.

Esto nos puede permitir pensar que, para los que vivían en la cueva de Altamira, la religión tenía un sentido parecido al que tiene entre los aborígenes australianos actuales: puede tratarse de lo que se conoce como magia simpática, que consiste en representar en la pared la acción que se desea realizar más tarde. Las pinturas habitualmente están relacionadas con la caza y por eso aparecen animales representados en distintas actitudes o con lanzas clavadas, de la misma forma que se deseaba que ocurriese en las cacerías.

En la actualidad, el acceso a la cueva de Altamira está cerrado al público debido al deterioro que estaban sufriendo las pinturas, pero existe junto a ella una espectacular reproducción en la que aparecen con toda exactitud las pinturas de la cueva original. Las imágenes de mayor realismo pertenecen a la representación de los animales que formaban parte de la comida habitual del Paleolítico. Pero en las cuevas no solo pintaban animales, sino también manos, puntos y figuras humanas. Dentro de las cuevas se pueden observar varias partes.

En la entrada se realizaban las actividades de la vida cotidiana: preparar los alimentos y fabricar los instrumentos de piedra o la vestimenta. Algo más resguardado se encontraba el lugar destinado a dormir. Las pinturas rupestres las realizaban en el fondo de las cuevas, un lugar reservado y protegido del exterior al que algunos investigadores dan el nombre de «santuario».

OTRAS CUEVAS: Maravillas del arte rupestre recientemente descubiertas
Las pinturas y los grabados del arte rupestre o parietal paleolítico, constituyen un testimonio único de la historia y la cultura de sociedades de miles de años de antigüedad.

Entre las más extraordinarias que se descubrieron recientemente, cabe mencionar las de las cuevas de Namibia, de entre hace 19.000 y 26.000 años (algunas datan de unos 10.000 años). En ellas están representados antílopes, ciervos, cerdos hormigueros, jirafas, elefantes, cebras y avestruces, además de algunos cazadores con sus flechas y lanzas y ceremonias de danzas rituales alrededor del fuego.

Los autores de estas pinturas eran también los primeros habitantes de África meridional, antepasados de los pueblos san y khoi contemporáneos (conocidos colectivamente como hotentotes). El contacto entre estos pueblos quedó registrado en escenas con ganados, así como lanzas y escudos que formaban parte de la cultura agropecuaria de la Edad del Hierro.

Las pinturas de las cuevas de Tassili-n-Ajjer, en el Sahara africano, datan de hace unos 7.000 años, y en ellas se representan escenas de caza que muestran una región en la que existían bosques y sabanas y muchos animales, como elefantes, jirafas y hasta cocodrilos e hipopótamos.

En particular, los descubrimientos recientes en la cueva de Chauvet (Francia) muestran una gran originalidad en la variedad y la naturaleza de los animales allí representados, muchos de ellos carnívoros, como los leones, y hasta rinocerontes, comadrejas, leopardos, hienas y buhos. En esto contrastan con las de Lascaux y Altamira, en las que eran más frecuentes los herbívoros, como antílopes, bisontes, búfalos y ciervos.

Otras cuevas, como las de Cosquer, también en Francia, que datan de hace unos 20.000 años, muestran animales
marinos: ocho focas grabadas y tres pingüinos pintados de negro (algo extraordinario para esta latitud; piénsese a^e fueron pintadas durante las épocas glaciales).

Hay representaciones del arte rupestre en todo e globo, incluso en nuestro país. Durante aproximadamente 12.500 años, la Patagonia fue escenario de un modo de vida de pueblos cazadores y recolectores. En 1957, el arqueólogo austríaco Oswald Menghin descubrió distintos estilos, entre elio5 el de los “negativos” (se apoyaba la mano sobre la superficie rocosa y luego se sopleteaba sobre ella una sustancia pigmentada). En otros trabajos también figurar animales y cazadores. Las representaciones en negativo de manos aparecen también en la cueva de Gargas, en los Pirineos, así como en la de Cosquer.

Pero a pesar de toda esta diversidad, las manifestaciones del arte paleolítico tienen elementos comunes. Los trabajos figurativos sólo son de animales, predominantemente mamíferos (nunca faltan caballos, bisontes, cebras, ciervos, renos y mamuts). No hay adornos, como lo serían líneas que representan el suelo, o elementos astronómicos como el Sol, la Luna o las estrellas. Tampoco se refleja en ellos la vegetación, ni e mar, los ríos o las montañas. Y, salvo en las cuevas de Tassili-n-Ajjer, son muy escasas las representaciones humanas.

Historia del Cura Brochero, el Cura Gaucho Anecdota del Bandido

Historia del Cura Brochero – El Cura Gaucho 

JOSÉ GABRIEL BROCHERO. El “Cura Gaucho”

JOSÉ GABRIEL BROCHERO. El "Cura Gaucho"El cura “gaucho” José Gabriel Brochero fue oficialmente beatificado el 15 de septiembre de 2013, en una ceremonia que presidió el enviado del Vaticano, el cardenal Angelo Amato, y que se desarrolla en la localidad cordobesa que lleva su nombre.

Muchos lo llamaban “el Cura Gaucho” y él siempre se comportó como tal, sin abandonar su condición de sacerdote pero hablándole a la gente como uno más, recorriendo los 120 kilometros cuadrados de su parroquia a lomo de burro, tomando mate con ellos y demostrando un carácter lleno de fe pero tan bien encarador y corajudo.

El padre José Gabriel Brochero evangelizó a poncho toda la zona, creó escuelas, organizó casas de ejercicios espirituales que aún hoy existen y —a la semana de haber sido nombrado canónigo de la Catedral de la ciudad de Córdoba— volvió a su parroquia diciendo:

—Este apero no es para mi lomo ni mi mula para este corral.

Se le adjudican muchísimas conversiones y también curaciones milagrosas que realizaba sin hacer ostentación. Toda Córdoba lo amaba y lo ama como un hijo dilecto. Murió en 1914, después de haberse contagiado lepra al haber visitado a dos personas que sufrían ese mal y con quienes tomó mate toda una tarde para que no se sintieran tan solas.

Debido al mal estaba ciego, además no tenía un centavo y apenas podía hablar en sus últimos momentos, pero no estaba solo. Dicen que quien lo acompañó hasta el final, cuando el ángel vino a buscarlo, fue otro ángel, aquel bandido temible que lo tomó de la mano y lloró al despedirlo.

“La gracia de Dios es como la lluvia que a todos moja.”

En 1974 fue admitida en Roma la causa para su beatificación, para lo que se requiere un milagro realizado por él o en su nombre y eso existe: un bebé nació prematuramente a sus cinco meses de gestación y no tenía probabilidades de vivir desde la ciencia, sin embargo la invocación y el pedido al Cura Gaucho obraron la maravilla.

El chico tiene hoy veintitrés años y vive en Córdoba, en Traslasierra, en un pueblo que merecidamente se llama Villa Cura Brochero. Aún sin ser nombrado oficialmente como santo, el pueblo lo considera aún hoy como tal y le piden cosas en sus oraciones. Cosas que, según cuentan, suelen cumplirse.

“Dios es como los piojos, está en todas partes, pero prefiere a los pobres”

UNA ANÉCDOTA QUE MUESTRA SU CARÁCTER Y SUS AMOR A CRISTO

En una ocasión había un temible bandido que se escondía en los montes cordobeses y al cual ni los más aguerridos policías se atrevían a ir a buscar a su guarida. Brochero fue. Cabalgó largo rato internándose en la espesura y, al fin, halló al bandido en un pequeño claro.

El hombre estaba en cuclillas frente a un fogón por él mismo construido y se cebaba mate con toda tranquilidad. Ni siquiera levantó la vista cuando Brochero detuvo su muía a pocos pasos de él. Con seguridad lo estaba observando desde hacía largo rato y dejó llegar sin inmutarse a ese fulano de sotana que debía estar loco. No podía imaginar que ese cura llevaba un arma mucho más poderosa que las que él estaba acostumbrado a enfrentar. Brochero saludó, desmontó y se sentó a su lado. El hombre, nada. El cura le dijo que había ido a buscarlo y —sin vueltas— agregó:

—¿Por qué no se deja de joder con esta estúpida vida de bandido que está llevando”?

Recién entonces el otro levantó la vista y le clavó con fijeza esos ojos que tantas veces habían reflejado odio, fulminándolo con la mirada, sin pronunciar palabra. El Cura Gaucho no se asustó. Con la mayor naturalidad tomó la pava, se cebó un mate y le dijo mientras lo hacía:

—Mire, don; vengo a convidarlo pá que se venga conmigo a los ejercicios espirituales…

El hombre, que ni siquiera sabía qué cosa eran los ejercicios espirituales, le manoteó el mate sacándoselo de la mano y arrojándolo a unos metros. Se paró de golpe, como un animal en alerta, y comenzó a insultar al cura con las peores palabras que le llegaban a la boca. Parecía que iba a sacar su cuchillo para terminar con el sacerdote allí mismo, pero Brochero, sin abandonar su posición en cuclillas y sin que se le moviera un pelo, sacó de entre sus ropas el crucifijo que siempre lo acompañaba y mostrándoselo al bandido le dijo:

—Oiga, no soy yo el que quiere que usté venga… El que lo convida es éste… ¿A ver si se anima a insultarlo a El”?

El bandolero buscado en toda la provincia quedó como petrificado. Lo miró largamente sin decir palabra, después se volvió a sentar y hablaron. Hablaron todo ese día y parte de la noche. Con las primeras luces del amanecer los dos partieron para el pueblo.

El hombre asistió a los ejercicios espirituales y, poco después, se transformó en uno de los vecinos más honrados y trabajadores de la zona. Y cuidadito con que alguien llegara a decir algo malo del Cura Gaucho.

De todos los que han repetido esta conocida anécdota real, nadie se atrevió nunca a arriesgar qué hubiera pasado si el bandido se le hubiese ocurrido insultar, también, al crucifijo. Pero en voz baja aventuraban hipótesis que —de cumplirse— no dejarían en buenas condiciones a la anatomía del hombre.

Peor que la lepra…
En cierta ocasión un hombre le dijo al cura Brochero, luego de que este visitara a un enfermo de lepra.

–    Señor Cura, no se exponga tanto a enfermarse… mire que vale más su vida que la de ese hombre. Ya lo ha confesado, déjelo que muera en paz.

    –    ¡Caray, que habías sido bárbaro! Si la lepra no vale nada… Si Dios quiere, ni el diablo me ha de contagiar. La lepra hedionda es la de adentro, y esa no se pega, esa se lava con la caridad.

    –    Pero exponerse, sin necesidad… refregándose con el leproso…

    –    ¡Déjate de zonzeras! ¿No mandas tú a tus hijas al baile a que se refrieguen con esos calaveritas que vienen de la ciudad? ¡Eso es peor que la lepra!

El papa Francisco confirmó en marzo de 2016 que el cura argentino José Gabriel Brochero será canonizado en el Vaticano el próximo 16 de octubre, en el marco del Jubileo Extraordinario de la Misericordia. De esa manera, se convertirá en el primer santo nacido y muerto en el país.

Vida del Sanador Riojano Pancho Ormeño

Fuente Consultada: Crónica Loca Maravillas, rarezas, curiosidades y misterios de los argentinos de Víctor Sueiro

Pancho Sierra Madre María Las Comadronas La Medicina Colonial