Personalidad Según el Nombre

Personalidad Segun Tu Fecha de Nacimiento Numerologia Numeros Caracter

TU PERSONALIDAD SEGÚN TU FECHA DE NACIMIENTO
NUMEROLOGIA: EL SIGNIFICADO DE LOS NÚMEROS

LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA: QUIÉN SOY YO? No resulta fácil cumplir el mandato de Sócrates que recomendaba, como principio de toda sabiduría, el conocimiento de uno mismo.

Del mismo modo que no se encontrarían dos artistas capaces de pintar el mismo paisaje de una manera idéntica, no hay dos personas que interpreten exactamente igual el mundo que les rodea porque no ven, no sienten y no piensan del mismo modo. Las diferencias orgánicas, de educación, ambiente, temperamento y carácter, hacen que cada hombre sea un microcosmos capaz de comprender el mundo en que vive, pero de manera muy distinta a como lo hace su hermano gemelo, su vecino, su conciudadano y, ya más alejado de él, un hombre de otra raza o de otra época.

Si esta visión exterior se manifiesta tan distinta en cada hombre, imagínese cuál será la diferencia entre la interpretación que dará cada uno de sí mismo y la que pueden dar los demás. De cuántos modos se contestará la gran pregunta: ¿Quién y cómo soy yo?

Partiendo de un deseo de sinceridad, y admitiendo un máximo de buena fe, se pueden dar las siguientes interpretaciones de la personalidad de cada hombre:

Cómo cree ser. Cada uno tiene un concepto de sí mismo y sería capaz de anotar una serie de cualidades y defectos propios. «Siento debilidad por las rosas, me enfado si me contradicen, soy propenso al sueño, no me gustan las canciones ligeras, etc.». Éste sería el yo visto por uno mismo.

Cómo desea ser. El Yo actual, presente, el hombre real, advierte que no coincide con el hombre ideal. A menudo se tiende a un ideal imposible y raramente se alcanza la meta propuesta porque el ideal suele cifrarse demasiado elevado. Hay quien es un excelente médico, pero ha soñado con triunfar en la vida como pintor, y este hombre frustrado, fracasado, que todos’ llevamos dentro, es otro Yo que unas veces nos impulsa y otras veces nos amarga.

Cómo cree que le ven. La opinión de los demás nos interesa siempre, y por las conversaciones, por la conducta, por el gesto, intentamos adivinar qué piensan de nosotros los demás. A veces imaginamos que nuestra presencia en una reunión es muy bien acogida, y en otros momentos creemos descubrir una sombra de indiferencia, quizás de fastidio. ¿Cómo creemos que nos ven los otros? El que es victima de manía persecutoria cree que los demás le juzgan pésimamente. Esta interpretación del Yo es peor que la realidad. Lo contrario ocurre con el vanidoso, el infatuado que se cree valorado en más de lo que realmente vale y es.

Cómo nos ven ‘en realidad, los demás. Esto no lo podremos saber nunca de verdad, pero cada uno de nuestros amigos y conocidos tiene su concepto de nosotros. Muchas veces será injusto o inexacto, en ocasiones demasiado halagüeño, en otras demasiado peyorativo, pero «ellos» nos han juzgado y este juicio raramente coincide con el que nosotros hemos formado de nosotros mismos.

En este último juicio, el prójimo nos atribuye intenciones que quizás no abriguemos, supone que vamos a tener ciertos éxitos y ciertos fracasos, nos considera fuertes y capaces para tal cosa, pero débiles e ineficaces para otras. Con frecuencia se equivoca, pero en otros casos acierta.

Sería ideal poder sintetizar estos juicios en uno solo. De su coincidencia, llegaríamos al conocimiento exacto de nosotros mismos. Cómo somos nosotros, humanamente, no lo podemos saber sino por aproximación. El conocimiento perfecto y verdadero de cada uno sólo puede tenerlo Dios.

Todos los esfuerzos de la Psicología tienden al mejor conocimiento del Yo, de la persona, del individuo. Psicología deriva de la palabra griega psiché, que significa «alma». Pero el alma sólo puede ser conocida por sus manifestaciones: los pensamientos, la conducta, los sentimientos, la acción.

¿Hasta qué punto es posible conocer el Yo y sus actos?
Si el jefe de personal de una empresa pretende determinar la capacidad, la honradez, la eficiencia de sus empleados por la sola contemplación de su aspecto externo, de sus fotografías, por ejemplo, se equivocará con toda seguridad. Es inútil pretender conocer a una persona por una impresión personal intuitiva.

El psicólogo utiliza hoy día multitud de tests o pruebas científicamente contrastadas que le permiten determinar con certeza algún aspecto de la personalidad: medida de la atención, de la memoria visual, de la inteligencia abstracta, etc.

Las pruebas preconizadas por la Psicotecnia han sido elaboradas después de innumerables ensayos, estudios, rectificaciones y análisis. Ante la posición escéptica de los que desconfían de las pruebas psicológicas para la determinación de una cualidad en un individuo, cabría oponer una copiosa literatura y la realidad de que estos exámenes psicotécnicos dan excelentes resultados en el campo del trabajo y de la vida corriente.

Pero, ¿es posible medir nuestro modo de ser? ¿Se pueden valorar con cifras los fenómenos anímicos? Con un dinamómetro se precisa la fuerza de la mano derecha, pero ¿se puede determinar con cifras el dolor que siente una madre por la pérdida de su hijo?

Las facultades del alma no se pueden medir; sólo es posible apreciar sus manifestaciones y esta apreciación, caso de valorarse en cifras, no tiene las características de precisión e infalibilidad de un cálculo matemático. Claparede decía que las valoraciones sólo pueden significar «probabilidades». Nunca podrá decirse, por ejemplo, que un muchacho no sirve para tal menester, sino que en él sus probabilidades de éxito son escasas.

El primer encuentro con las manifestaciones del alma humana lo tenemos por experiencia propia cuando lanzamos la luz de la conciencia hacia nuestro interior para examinar nuestra conducta, nuestros sentimientos y nuestros propios deseos. Este autoanálisis que llevamos a cabo mil veces cada día se llama introspección. Es una mirada interior, en busca de nuestro propio Yo.

Cuando los antiguos recomendaban el nosce te ipsum, el conocimiento de uno mismo, consideraban que ésta era la forma más perfecta de conocerse. En la actualidad la introspección es sólo una forma de conocimiento y no suele ser siempre sincera. Los tests o pruebas imparciales realizadas por una segunda persona son más objetivos que el propio análisis. Los cuestionarios, las encuestas y otras formas generales, ideadas por los psicólogos para conocer al hombre, completan el método fundamental que es la introspección. Sin embargo, ésta es importante, pues a poco que nos acostumbremos a esta visión interior, advertiremos que nuestra intimidad ofrece una riqueza y variedad de notas impresionante.

El mundo físico se caracteriza por la objetividad.
El mundo interior, por la subjetividad.

El primero existe fuera de nosotros, pero el interior es nuestro y resulta imposible imaginarlo fuera de nuestra propia existencia, de nuestra vida.

¿QUÉ ES EL ALMA? Primero cabría preguntarse si realmente existe. Algunas escuelas filosóficas explican la vida psíquica por un constante fluir de hechos, pero sin admitir la existencia de un principio único, espiritual, inmortal, independiente del cuerpo, al que se ha llamado alma.

Para los materialistas el ser humano es un cuerpo vivo constituido por células y moléculas, en el que se dan fenómenos físicos y quimicobiológícos parecidos a los que pueden afectar a un protozoo, pero más complicados. Vogt llegó a decir que «el espíritu es a los nervios como la orina es a los riñones», frase brutal que demuestra un concepto totalmente materialista del hombre y de la vida.

Ciertos espiritualistas extremados, adoptando una posición contraria llegaron a decir que el cuerpo no existe, sino que es sólo una figuración del alma. El obispo Berkeley afirmaba que nada existe fuera de nuestro propio pensamiento y de nuestro Yo.

La conciencia de que nosotros somos algo permanente es clara e indiscutible. A mis 50 años siento que soy íntimamente el mismo que fui en mis tiempos de escolar a pesar de que este cuerpo mío haya cambiado tanto. Y seguiré identificándome con él hasta el día de mi muerte, en que mi cuerpo llegue a su plena decadencia.

El principio espiritual que informa mi Yo, esta sustancia invisible, espiritual, inaprensible, que me da permanencia y me hace esperar una vida eterna, es el alma.

El alma humana es inmortal, porque ha de sobrevivir al cuerpo a fin de recibir un premio o un castigo en el más allá.
Es una y simple, porque no consta de partes y en mis actos soy siempre idéntico a mí mismo.

Es espiritual, porque no se siente ligada íntimamente a la materia. El hombre quiere, razona y siente de un modo independiente de sus funciones orgánicas, como puede ser la digestión.
Es racional, porque se rige por motivos superiores y, aunque necesita del cuerpo para expresarse y subsistir, sabe que la mano al escribir no es sino un instrumento que actúa de enlace entre la pluma y la mente.

Los pensadores materialistas argumentan diciendo que si se perturba el cuerpo a causa de una enfermedad, de una intoxicación, de condiciones externas adversas, también se perturban las actividades espirituales v de ello deducen que aquéllas son la causa de éstas. Para los espiritualistas una intoxicación alcohólica viene a ser como la avería en el automóvil que le impide moverse, pero en ningún caso esta avería afecta a la integridad del chófer. El sistema nervioso, para los materialistas, es la causa del pensamiento. Para los espiritualistas es instrumento y medio de expresión que, naturalmente, puede llegar a impedir ésta, si se halla profundamente lesionado.

La existencia en el hombre de ideas universales, de orden superior, es uno de los argumentos utilizados para probar la verdad del alma. En efecto, el concepto que podamos tener de Belleza, Justicia, Orden, Bondad, etc., nada tiene que ver con las sensaciones o sentimientos que los objetos bellos, ordenados, buenos, etc., nos producen. Las ideas universales son elaboraciones de índole espiritual, distintas de las cosas bellas, justas o buenas. Y el principio capaz de dar vida a estas ideas de orden superior, ha de ser, también, superior, espiritual, simple, etc., es decir, el alma inmortal.

Personalidad Segun tu NOMBRE Descubrir a una persona segun su nombre

TU PERSONALIDAD SEGÚN TU NOMBRE – DESCUBRE EL SECRETO DE TU NOMBRE

LA PERSONALIDAD SEGÚN LA PSICOLOGÍA

¿Por qué somos diferentes? ¿por qué somos parecidos? Estas preguntas pueden referirse tanto a rasgos físicos como psíquicos. En cualquier caso tendremos que considerar tanto aquello que heredamos como lo que fuimos adquiriendo desde nuestro nacimiento. Heredamos determinados rasgos físicos y, aparentemente, aunque sea mucho más difícil de determinar, heredamos también rasgos psíquicos, que englobamos dentro del concepto de temperamento.

A partir del nacimiento el temperamento se ve influido por el medio en el cual el bebé se desarrolla y sus características iniciales pueden agravarse o moderarse de ese modo. Si la madre se pone muy nerviosa por el modo de llorar de su bebé, esto influye aumentando la ansiedad en el mismo; si, en cambio, no la altera demasiado y puede cumplir su rol tranquila, esto va modificando el temperamento inicial de su hijo.

A partir de esta interacción en la cual el recién nacido aprende a moderar sus impulsos, el temperamento va convirtiéndose en lo que denominamos carácter. De manera que si nacemos con determinado temperamento, adquirimos cierto carácter a medida que vivimos e interactuamos con los demás. Para J. C. Filloux el carácter designa “exclusivamente el aspecto expresivo de la personalidad, sin considerarlo una naturaleza o un centro (de la misma)”.

Nuestro carácter quedará como una porción, la más visible para un observador, de una estructura muy compleja, que sólo se completa al superar la adolescencia, y sufre modificaciones permanentemente a lo largo de la vida: la personalidad. Ambos, carácter y personalidad, se manifestarán externamente a través de nuestra conducta, pero mientras que para alguien puede ser relativamente rápido y fácil pensar qué carácter tenemos, por lo menos si es fuerte o débil, no será tarea sencilla conocer nuestra personalidad ya que la misma es una estructura compleja.

Una definición, entre muchas posibles, de personalidad es la que sigue:
La personalidad es la organización profunda, definida y dinámicamente estable de aspectos intelectuales, afectivos, volitivos, fisiológicos y morfológicos.

¿Qué quiere decir esto? Por organización entendemos los elementos que la componen y las relaciones entre los mismos (aquel todo organizado del que ya hablamos). Esa organización no aparece fácilmente al conocimiento ya que, en parte es superficial y consciente, en parte es profunda e inconsciente. Que la personalidad esté definida es un rasgo de normalidad, puede 110 estarlo en ciertas personas que por ese motivo padecen trastornos de la misma.

La definición de la personalidad es un proceso que lleva mucho tiempo a lo largo de la vida, que se completa apenas al finalizar la adolescencia y que se manifiesta a través de ciertas características propias. Dinámicamente estable significa que los componentes de la personalidad sufren variaciones pero éstas son pequeñas alrededor de ciertas líneas o tendencias que le dan las características de estabilidad; significa también que ésta no es una estructura rígida, inmutable.

Respecto a los aspectos que la componen, los intelectuales incluyen la inteligencia, la capacidad de pensar; los afectivos, la capacidad de sentir emociones y sentimientos; los volitivos, la voluntad de que disponemos; los fisiológicos, los mecanismos de funcionamiento de nuestro organismo y los morfológicos, nuestra constitución y apariencia física.

Todos ellos interactúan a lo largo de la vida con el medio externo produciendo combinaciones particulares en cada persona. Para definir un tipo de personalidad necesitamos utilizar una gran parte de las características enunciadas más arriba al mismo tiempo. La teoría psicoanalítica también considera a los mecanismos de defensa que una persona usa predominantemente como aspectos esenciales de la personalidad necesarios para identificar distintos tipos.

Tratar de clasificar las características que puede adoptar la personalidad en algunos tipos principales ha sido un viejo objetivo de la psicología. Distintos autores crearon teorías de la personalidad y a partir de los conceptos postulados en ellas generaron clasificaciones también llamadas tipologías ya que se refieren a tipos cíe personalidad. Un intento importante fue desarrollado por uno de los primeros discípulos de Freud que luego siguió su propio camino, Cari Jung.

Este médico suizo consideró que las personas podían ser divididas por ciertos rasgos fundamentales en introvertidos y extrovertidos. Estos términos que hoy forman parte del lenguaje común, fueron usados por Jung para designar características precisas: introvertida es una persona que se vuelca sobre sí misma, se manifiesta tímida, rehuye a los demás y habla sólo lo indispensable; extrovertida es aquella que se vuelca sobre todo al mundo que la rodea, muy sociable y de palabra fácil. Otro aporte al tema lo dio Alfred Adler quien también se contó entre los primeros discípulos de Freud, creando con el tiempo su propia escuela de pensamiento.

Si para Freud el desarrollo de la personalidad humana era el resultado del conflicto entre las exigencias pulsionales y las prohibiciones sociales, para Adler los seres humanos presentaban de manera innata motivaciones positivas y tendían a buscar la perfección personal y social a lo largo de la vida. Según Adler, un niño pequeño que ante sus padres se siente en inferioridad de condiciones o que se siente inferior a sus hermanos, se ve motivado a intentar superarse con lo cual se desarrolla y fortalece en su personalidad.

Estas situaciones desfavorables permitirían estimular un desarrollo positivo. Adler describió otras situaciones en las cuales estos sentimientos de inferioridad no fortalecen la personalidad sino que se vuelven obsesivos y la paralizan. A esta situación patológica la llamó complejo de inferioridad.

Algunos autores intentaron encontrar relación entre le tipo físico de una persona y su personalidad pero, a pesar de los esfuerzos, no hay elementos suficientes para sustentar estas tipologías. Otros creen que se pueden definir grupos de características psicológicas comunes, lo que permite realizar descripciones de tipos de personalidad.

En lo que sigue tomaremos una tipología que sobre trabajos originales del alemán Hans Ruesch desarrolló en nuestro país David Liberman, psiquiatra y psicoanalista argentino que dedicó sus estudios a identificar el estilo verbal, también llamado “discurso” y el no verbal, referido a los gestos, encontrando correlaciones entre dichos es de los trabajos de estos autores surgen tipos de personalidades que han sido llamados:

1. Persona demostrativa
2. Persona atemorizada y huidiza
3- Persona lógica
4. Persona de ánimo variable
5. Persona observadora no participante
6. Persona de acción

Es importante subrayar que si bien ésta es una tipología de la personalidad, se habla de “personas” como totalidades, parte de cuyas características hacen a la personalidad.

Para visualizar mejor a cada una de ellas imaginemos una situación en la cual un grupo de compañeros decide organizar una obra de teatro en la escuela y veamos cómo reacciona y actúa cada uno de acuerdo con su personalidad. En lo que sigue habrá que tomar en cuenta que:

1. toda descripción es esquemática y el psiquismo de las personas con toda su riqueza tiende, cuando observamos la realidad, a escaparse de ella;

2. las descripciones físicas se ponen para completar el cuadro del personaje pero no deben tomarse rígidamente como el único aspecto posible;

3. las personalidades descriptas corresponden indistintamente a hombres o mujeres, variando la frecuencia con que se presentan en cada sexo.

Fuente Consultada: Psicología Los Unos y Los Otros Silvia Di Segni Obiols

Que es un reloj biologico o interno? Funcion en el organismo

 Cuando sentimos hambre o dolor, cuando hacemos ejercicios físicos o cuando un hecho poco común nos excita, el ritmo de nuestro corazón se acelera. Si sentimos pesar o tristeza , disminuyye. Es estado de schock nuestra frecuencxia cardíaca tiende a aumentar , pero el volumen de sangre bombeada, en cada latido del corazón disminuye y pone en peligro áreas vitales de nuestro cerebro.

Esas súbitas alteraciones que experimenta nuestro cuerpo no se prolongan debido a la acción de mecanismos internos de control —los relojes biológicos o relojes interiores—, que restablecen el nivel normal de las junciones con gran precisión.

Ciertas funciones desempeñadas por órganos de animales y plantas se repiten con intervalos de tiempo regulares.

Esa puntualidad es asegurada por un mecanismo interno —una especie de reloj biológico— que controla las actividades de todos los organismos vivos. La existencia de ese mecanismo puede ser observada, por ejemplo, en las migraciones estacionales de aves y peces.

reloj biologico o interno

Algunos procesos vitales son simultáneos con un fenómeno de naturaleza astronómica, y ocurren aun cuando el organismo en el que se producen no pueda observar el fenómeno externo. Por ejemplo, el Eunice viridis (verme que puede ser encontrado en arrecifes coralinos del Pacífico) alcanza la madurez sexual y se reproduce una vez por año, siempre en la misma época (octubre-noviembre), al iniciarse la fase del cuarto creciente de la Luna. Este comportamiento se repite aun cuando el cielo esté cubierto, así como también si los animales son criados fuera de su habitat natural, en laboratorios.

Los ritmos o relojes biológicos
Los seres vivos reciben regularmente radiaciones electromagnéticas, la más abundante de las cuales es la luz. La influencia de esas radiaciones es tan grande que puede condicionar hasta la propia existencia de la materia viva. Las radiaciones rojas y anaranjadas de la luz solar, por ejemplo, estimulan las glándulas endocrinas y aceleran el desarrollo de las glándulas sexuales en los patos. El animal capta con los ojos este estímulo, que también puede trasmitirse directamente al hipotálamo.

Las glándulas suprarrenales del hombre reducen sustancialmente la secreción de ciertas hormonas durante la noche. El ritmo biológico de las personas sometidas a continuas variaciones de las condiciones de trabajo, como los pilotos de avión y las azafatas, se desajusta totalmente. Las funciones fisiológicas de los organismos de esas personas sólo se normalizan 48 horas después de finalizado el viaje.

Los ritmos biológicos más frecuentes en la naturaleza tienen un período de aproximadamente 24 horas. Por esa razón, se los denomina circadianos (del latín circa diem, “de casi un día”).

En un principio, se pensó que todos los ritmos circadianos correspondían a las reacciones de los animales y las plantas frente a las variaciones de las condiciones de luminosidad que se producen durante el día. Pero en 1792, el astrónomo De Mairan describió ciclos diarios de movimiento en las hojas, y demostró que ellos persistían aun cuando se mantuviera a las hojas en oscuridad total.

Algunas plantas sometidas desde el momento de la siembra a la luz artificial constante no presentaban ritmos diarios, pero luego de ser sometidas a la oscuridad, adquirieron el ciclo de movimiento de las hojas (que dura 24 horas) al ser expuestas nuevamente a la luz. Este experimento demostró que los ritmos circadianos no son simples respuestas a estímulos externos —como la luz y la oscuridad—, sino que son programados por un mecanismo interior.

Más tarde se descubrió que algunos animales poseen un reloj casi anual o circanual, que sigue funcionando aun cuando se eliminen algunas de las señales emitidas por el ambiente. Ese reloj anual “avisa” a los animales acerca del comienzo, del fin y del cambio de las estaciones, y los prepara para acontecimientos anuales, como la reproducción, la migración, la hibernación y también para enfrentar períodos de sequía o de escasez de alimentos.

Las ardillas terrestres, de piel dorada, que habitan en las Montañas Rocosas de los Estados Unidos, cuentan con un mecanismo interno de funcionamiento anual que las estimula a engordar en determinada época del año. De esta manera, cuando se inicia el período de hibernación, las ardillas ya han acumulado la cantidad de grasa suficiente para soportarlo.

Homeostasia
Los seres vivos son capaces de mantener su temperatura interna en niveles adecuados, cualquiera que sea la temperatura del ambiente donde se encuentren. Aun cuando la temperatura externa varíe mucho, la interna permanece constante. Este fenómeno se llama homeotermia.

Las condiciones del medio interno son mantenidas constantes gracias a intercambios incesantes que corrigen inmediatamente cualquier alteración en los valores físicos o químicos del ambiente. Este fenómeno se llama homeostasia.

Cuando el organismo vivo recibe informaciones del ambiente externo, el control homeostático analiza los datos suministrados y prepara al organismo para reaccionar frente a cualquier cambio ambiental. Aun en los casos en los que las condiciones del medio permanecen constantes, como por ejemplo en los tests de laboratorio, el control homeostático continúa en funcionamiento. Dicho control está íntimamente relacionado con un reloj biológico, el cual mide el tiempo y hace la evaluación de las condiciones ambientales.

De acuerdo con la luz que reciben (continua o no), ciertos animales aumentan
o reducen el ritmo biológico: se dice que son bioluminiscentes.

El mecanismo del reloj interno
Todavía no se sabe con exactitud cuál es la verdadera naturaleza y dónde está localizado el reloj biológico que poseen los diferentes organismos vivos. En opinión de algunos científicos, éste funciona a través del desplazamiento, hacia una y otra parte, del equilibrio químico: las diversas reacciones que se procesan constantemente en el interior del organismo, tanto de las plantas como de los animales, parecen actuar como mecanismos de control de las actividades orgánicas.

En contra de esa hipótesis se puede objetar que los ritmos circadianos resultan poco afectados por la temperatura, mientras que los equilibrios químicos se desplazan en diferentes sentidos según se produzca la variación de la temperatura.

Actualmente, algunos científicos tratan de localizar el reloj biológico de los insectos y de otros animales inferiores, como punto de partida de sus investigaciones.

El experimento más conocido relacionado con la localización del reloj biológico fue el realizado con las mosquitas de la fruta (se supone que el reloj biológico de las drosófilas se encuentra en el cerebro) .

En 1958, el biólogo Haeker llegó a la conclusión, después de interesantes pruebas y observaciones, de que en los animales pluricelulares el mecanismo de control biológico no se limita a una determinada región del cuerpo. Según dicho investigador, debe de haber un ritmo metabólico básico de 24 horas (circadiano) en todas las células de plantas y animales. Entre tanto, diferentes grupos de células pueden ser afectados por distintos factores ambientales, y cada grupo puede constituir un reloj fisiológico particular.

Como todos los organismos vivos cuentan con ese mecanismo de control, es probable, también, que su naturaleza se encuentre directamente relacionada con algunas propiedades de las células vivas que les permiten adaptarse “automáticamente” al medio.

EL VUELO  DE LOS MURCIÉLAGOS

murcielago, reloj biologico
Las condiciones eléctricas de la atmósfera durante la noche influyen en los murciélagos. En su gran mayoría, éstos pasan el día en cavernas situadas a muchos metros debajo de  la superficie, donde no entra la luz del sol. En el curso de un experimento reciente, el reloj biológico de esos animales se descontroló: durante un eclipse, ellos abandonaron su caverna mientras aún era de día, atraídos por la “noche” inesperada que había provocado dicho fenómeno.

Fuente Consultada: Revista CONOCER NUESTRO  TIEMPO N°17

Curiosidades del Cuerpo Humano Curiosidades del Planeta Tierra

Curiosidades del Cuerpo Humano

EL CUERPO EN QUE VIVIMOS

Curiosidades del Cuerpo HumanoJim Brady, un próspero comerciante de equipos para ferrocarril que vivió en Estados Unidos durante el siglo XIX, tenía un apetito tan descomunal como su fortuna: su desayuno consistía en un bife, huevos, chuletas, papas, bizcochos, maíz, pan de maíz y panecitos. Para almorzar le servían una bandeja de almejas, otra de ostras, otro bife, una langosta, ensalada, pastel de fruta y casi una caja entera de bombones.

En 1912, con 56 años, ingresó en el hospital para ser operado de cálculos biliares, Hubo que hacerle una cama y una mesa de operaciones adecuadas a su gordura, los cirujanos no pudieron operarle: las capas de grasa de su cuerpo impedían llegar a su estómago, que era seis veces más grande de lo normal. Brady murió cinco años más tarde.

Según los etólogos, el sabor dulce del azúcar es tan agradable para los humanos debido a una reminiscencia evolutiva: nuestros antepasados se pasaron milenios en los árboles, recolectando y alimentándose de frutas maduras, muy ricas en azúcares.

Las uñas de las manos crecen cuatro veces más rápidamente que las de los pies. Las primeras aumentan alrededor de 0’06 centímetros a la semana.

Cada día mueren en nuestro cerebro más de 100.000 neuronas, que jamás se reponen. En una borrachera de alcohol se llegan a perder varios millones.

Avi Yellin, psicólogo de la Universidad de Minnesota y especialista en biofeedback, puede ajustar a voluntad los latidos de su corazón con la música que esté escuchando en cada momento: jazz, country o rock and roll. El ritmo varía de 60 a 140 latidos por minuto.

Las lágrimas de felicidad no existen. Según algunos psicólogos, cuando lloramos de satisfacción, lo que hacemos realmente es descargar la tensión que hemos acumulado y contenido en los malos momentos. Cuando algo nos alegra, ese tensión se suelta de golpe en forma de llanto.

El ojo humano puede distinguir 10 millones de colores diferentes.

Casi la mitad de la población mundial tiene grupo sanguíneo 0.

Un feto humano femenino puede llegar a tener 6.000.000 de óvulos. Nace con sólo 400.000 oocitos -células que pueden llegar a ser óvulos- en los ovarios; a los 25 años, a la mujer le quedan menos de la mitad, y a los 50 han desaparecido todos.

Un mensaje enviado por el cerebro a cualquier parte de nuestro organismo puede alcanzar 290 kilómetros por hora.

La mujer es el único mamífero que siente dolor en el parto.

Un grupo de investigadores del Positive Healt Center de Harley Street, en Londres, han descubierto que las mujeres con dotes de mando y superactivas poseen en la sangre una mayor cantidad de norepinefrina que las demás mujeres. Se trata de una hormona que convierte las situaciones de máximo tensión y estrés en momentos placenteros.

Nuestros 2.000.000 de glándulas sudoríparas, que aportan humedad a la superficie de la piel y regulan la temperatura del cuerpo, son capaces de eliminar dos litros de agua por hora.

La mexicana lucía Zárate pesaba a los 18 años alrededor de 2 kilos.

Experimentos realizados en los años sesenta por las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos, permitieron comprobar que un hombre desnudo es capaz de soportar temperaturas que sobrepasan los 200 grados centígrados.

El sensual movimiento de caderas que efectúan las mujeres al andar se debe más a razones fisiológicas que estéticas. Las mujeres tienen la pelvis más ancha que los hombres, debido al canal del parto; es esta mayor anchura de su cadera lo que hace que tengan que girar más en cada paso.

La sensibilidad de los dedos es tal que puede captar vibraciones de un movimiento de 0’02 micrones.

EL Rey Sol, Luis XIV de Francia, nació con dos dientes.

El máximo de palabras que puede articular una persona de forma que se lo entienda es de 300 por minuto.

Algunos cálculos de riñón son tan grandes como el huevo de un pavo y tan duros como el pedernal.

Numero de Misión en la Vida Numerologia Felicidad y Exito Personal

Número de Misión en la Vida – Numerología –

Los números pueden señalar tu destino. Descubre cuáles son los aspectos en los que debes trabajar con más empeño de acuerdo con la numerología asignada a tu fecha de nacimiento.¿Cómo determinan los números tu misión en la vida?.

Según la numerología, la fecha de nuestro nacimiento determina cuáles son las posibilidades que tenemos para desarrollarnos en la vida. Según esta práctica, el número que rige nuestro destino es el encargado de determinar la misión que cada uno tiene en la vida.

Ahora usando esta aplicación podrás conocer cuáles son las posibilidades de cada uno de los números, encuentra el tuyo y descubre algunas de tus posibilidades.Todos nacemos con una finalidad en la vida. El número de misión (también se lo conoce como sendero) son las aptitudes que poseemos y hacia donde van encaminadas. Tu misión es el aprendizaje principal, la razón mas importante para la cual se ha venido al mundo, y debes intentar seguirla para conseguir la plena felicidad y el éxito.

Tú número de sendero puede revelar cuál es tu misión. Es el plan para evolucionar a una vida mejor. Estamos realmente cumpliendo nuestra misión de vida?…., estamos sobre el camino hacia la felicidad?. Cuando el humano trabaja en su misión, cuando asume realizar el plan divino comienza a integrarse como un Ser Humano exitoso, transmite paz y armonía, comienza a disfrutar plenamente la felicidad.

“El mundo está construido sobre el poder de los números”
Pitágoras