Presentaciones PPS

Historia de los Naipes o Juego de Barajas Resumen

Historia de los Naipes ó Juego de Barajas

Los naipes aparecieron en Europa hacia el siglo XIII, traídos probablemente por los nobles que volvían de las cruzadas. La ilustración muestra un juego de naipes diseñados en Francia por el rey Carlos VII. Libro desencuadernado que leen las personas de cualquier condición y estado, y que podría ser registrado en el índice de los Prohibidos. Con esta curiosa definición, un gramático español, en una enciclopedia castellana del año 1674, se refería al inofensivo mazo de naipes.

Distintas hipótesis atribuyen a la China y a la India el origen de los naipes. Idénticos problemas surgieron sobre la difusión de las barajas en Europa; pero es probable que los árabes las difundieron hacia 1350 en España, de donde pasaron a Francia, Italia, Bélgica y Alemania. También hay diversas opiniones sobre los juegos inventados por los árabes. En el siglo XV ya se conocían distintos juegos,  y los naipes representaban figuras artísticas y delicadas. He aquí un grupo de jugadores de esa época.

El estilo de esta apreciación (como libro prohibido) refleja el espíritu del siglo XVII, y la desconfianza que entonces inspiraban todos los juegos en los que intervenía la casualidad. Sin embargo, prescindiendo de toda consideración moral sobre los diversos juegos, debemos indicar que los naipes no merecen semejante desaprobación. De hecho, su iconografía, sus figuras, especialmente en las barajas antiguas, representan una concepción filosófica de la vida, si bien simplista y popular, que puede interesar tanto desde el punto de vista psicológico como artístico. Y esto lo veremos repasando brevemente la historia de la baraja.

Su origen es incierto, aun cuando existan muchas hipótesis atractivas. La opinión más difundida es la de que las barajas nacieron en la India, como simplificación del ajedrez —también de Oriente, y acaso de la India.

La semejanza entre el juego de naipes y el de ajedrez es evidente: en el primero, cuenta más la suerte; y en el segundo, la habilidad del jugador. Pero tanto en el uno como en el otro los adversarios se enfrentan como si se tratase de ejércitos en orden de batalla.

El rey, la reina, los alfiles —que son las principales figuras del ajedrez—, corresponden a las figuras más importantes de los naipes. Los peones, que representan a los soldados, tienen la misma función que las cartas menores en las barajas. En lugar del caballo (simbolizado por el caballero) y de la torre (de la fortaleza, del castillo), en las barajas existe el as que, según los entendidos, representa la bandera o estandarte del regimiento.

Además de esta hipótesis sobre el origen de los naipes existe otra, igualmente sostenida, y no menos probable: la que afirma que las cartas derivan de ciertos juegos infantiles llamados en árabe naib o nahib, ya conocidos en Italia a principios del siglo XIV. En rigor, es posible que haya sucedido lo contrario, es decir, que dichos juegos llamados naib se inspirasen de los naipes usados por los adultos.

cartas tarot

También de los muchos tipos de barajas de naipes, uno de los más antiguos es la baraja de tarot, en la actualidad utilizado como un medio para predecir la fortuna. Una baraja de tarot consiste en 78 naipes, 22 de los cuales retratan objetos o personajes simbólicos o alegóricos.

Es casi un hecho que las primeras barajas aparecieron en España e Italia, probablemente introducidas en esos países por los árabes a mediados del siglo XIV; allí, siguiendo un natural proceso de asimilación, se cambiaron las figuras primitivas, acomodándolas a las costumbres de la sociedad europea. Que junto a los naipes europeos existiese aún la baraja árabe, se prueba por el hecho de que, en un inventario de los objetos pertenecientes al duque de Orleáns, realizado en 1408, se mencionan dos tipos de barajas diferentes, uno de los cuales defínese como “sarraceno”.

Las cartas se difundieron inmediatamente en todos los países, especialmente en Alemania, Bélgica y Francia, ganando la aprobación y la entusiasta adhesión de todas las clases sociales: así lo establece una leyenda según la cual los naipes fueron inventados por un cortesano francés para distracción de Carlos VI (el rey loco), que fue un apasionado jugador.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/barajas1.jpg

Cada país ha diferenciado perfectamente sus naipes. En Alemania, las figuras representaban animales, flores, figuras humanas, etc., y las barajas eran de gran tamaño. Famosos artistas se dedicaron al diseño de naipes, especialmente en los siglos XV y XVI. Además de la fantasía —prodigiosa por cierto—, los miniaturistas se inspiraron en motivos de la historia antigua y de la mitología.

Desde su primera aparición, las barajas se diferenciaron netamente según los países. Alemania tuvo, en los siglos XIV y XV, cartas de grandes dimensiones, cuyas figuras representaban, sobre todo, objetos animados. En 1400 aparecieron una serie de naipes redondos, originales y de exquisita factura.

La baraja numerada —empleada en la actualidad— fue la primera que los franceses usaron en sus juegos; pero una infinidad de figuras —personajes célebres de la historia, seres mitológicos, fantásticos y alegóricos— hicieron variar al infinito los naipes de Francia. Series enteras se conservan en los museos, y todas sumamente apreciables: las pintadas en Lyón en el siglo XV, ilustradas con figuras mitológicas, y las de Dijón y de Ruán, hechas en Italia y grabadas en madera en el siglo XVI, son las más hermosas de la época.

De invención italiana fueron los tarocchi: mazo de 78 naipes subdivididos en 22 triunfos, representados por distintas figuras, entre las cuales había oro, copa, basto y espada. Estas figuras han llegado a las barajas actuales, y con ellas se juega al “truco”, a la “escoba”, al “mus”, al “tute”, al “siete y medio”, etc.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/barajas3.jpg

Además de los tarocchi, muy difundidos por aquel entonces en casi todos los países, existían otros juegos que, si bien se miran, eran simples variantes —más o menos interesantes— de aquéllos. Las series de estos juegos tomaron los nombres de las ciudades o lugares donde más se practicaban.

Se ha dicho que tales juegos introdujeron modificaciones en los naipes, sobre todo en los mazos, en los que el número de cartas había llegado a 48 ó 52.

En Alemania existían, además, barajas que hoy diríamos “de lujo”, para las clases más elevadas, y otras “comunes”, para las gentes del pueblo. Tanto las cartas de lujo como las simples, quizás por coincidencia, estaban signadas con símbolos iguales o semejantes a los naipes italianos: cimitarras, copas, granadas y bastos.

Esta igualdad de símbolos en las barajas comunes de todos los países, ha despertado la curiosidad de los estudiosos, que han querido reconocer en ellos los emblemas de las cuatro clases sociales más importantes de la Edad Media: oros o granadas representarían en tal caso a los mercaderes, copas al clero, bastos a los campesinos, espadas o cimitarras a los guerreros.

Pero es en Francia donde, desde el siglo, XV, se utiliza un tipo de naipes muy similares a los que hoy se conocen. En dicha baraja se distinguen cuatro figuras: corazón, carro (llamada también diamante), flor (o trébol) y pique. Dadas también otras figuras (rey, caballo, sota), se estima que tales símbolos eran guerreros.

Éste es el tipo de mazo, de 52 cartas, que ha tenido más fortuna en el curso de los siglos, puesto que ha llegado hasta nosotros, según la iconografía del siglo XVIII.

Recordemos que, como todos los juegos, el de los naipes se creó de acuerdo con las características del tiempo y de las personas. Así existieron, especialmente en Alemania y Francia, naipes humorísticos: barajas con figuras de animales, de flores, de trajes y tocados de moda; naipes satíricos, que revelaban las reacciones del pueblo respecto de sus gobernantes (se conservan, verbigracia, algunos ejemplares de cartas alemanas del siglo XV, donde el rey rige el abanico y la reina el cetro); barajas instructivas para uso de los niños —y también de los grandes—, con figuras tomadas de la historia, de la geografía, de la botánica, etc.

Interesantísimas, tanto desde el punto de vista histórico como artístico fueron las  cartas francesas  contemporáneas de la Revolución y del imperio napoleónico. El rey fue reemplazado entonces por un hombre con el gorro frigio, llamado genio de la guerra, del comercio, de la paz, de las artes, según la serie a la cual pertenecía; las cuatro reinas representaron respectivamente la libertad de profesión, de matrimonio, de prensa y de culto; las sotas se transformaron en igualdad de clases, de derechos y obligaciones.

Semejante mutación se produjo también en época de Napoleón, en que las principales figuras se sustituyeron por los más célebres personajes políticos de entonces: el rey, como es natural, tomó semblanzas de Napoleón.

Son muchos los juegos de naipes que se conocen en diversos países; tres de los que han alcanzado aceptación más general son el poker, la canasta y el bridge. El poker es un juego para un número cualquiera de personas siempre que éstas no sean menos de dos ni más de ocho; cada participante debe jugar por su propia cuenta. La canasta suele jugarse entre dos parejas; se requieren dos barajas francesas y el objeto principal es completar series de siete cartas de una misma categoría, llamadas canastas. El bridge es un juego para cuatro personas; los jugadores procuran obtener los triunfos y las cartas inactivas; la partida completa de bridge concluye cuando se acumulan varios millares de puntos, fijados de antemano.

Antiguamente, los naipes eran de mayor dimensión que los de ahora. Para uso de los príncipes se hicieron preciosos mazos diseñados por los mejores artistas, de los cuales nos han llegado sólo algunos —muy pocos— ejemplares. Son célebres los naipes de Mantegna que, si en verdad no fueron realizados por el pintor del mismo nombre, por lo menos se atribuyen a la escuela de Padua.

Las cartas comunes, en cambio, fueron estampadas con matrices de madera; pero es justamente en los naipes donde por primera vez se aplica la xilografía.

Lo mismo que ahora, en casi todos los países la fabricación y el comercio de barajas ha estado sometido al control y a los impuestos del Estado. La fabricación de cartas se hace hoy con mucho cuidado: además de la perfecta ejecución de los grabados y figuras, se procura que no tengan ningún defecto. Por eso todo naipe está formado de tres cartulinas superpuestas, siendo la del medio de color oscuro para evitar la transparencia. Un barniz especial preserva a cada carta del desgaste por el uso.

Fuente Consultada:
LO SE TODO Tomo IV Editorial CODEX – Los Naipes-

 

Vida de Kaspar Hauser Misterioso Caso del Joven Alemán

Vida Enigmática de Kaspar Hauser

Se lo conoció como el “muchacho venido de ninguna parte”, y unos cuantos años antes de su enigmática muerte en 1833, su extraordinaria historia fue comentario obligado en toda Europa.

Un muchacho de unos 16 o 17 años, abandonado, llegó a la ciudad de Nüremberg, Alemania el 26 de mayo de 1828. Tenía los pies ensangrentados y aseguraba que estuvo encerrado en una pequeña celda oscura la mayor parte de su vida.

Su ropa con restos de seda, que había sido buena en alguna ocasión, se encontraba ahora tan andrajosa como la de un espantapájaros. Sus piernas estaban casi paralizadas por unas botas mucho más pequeñas que las de su tamaño, reforzadas con herraduras y clavos. De ellas asomaban unos dedos ensangrentados.

Kaspar Hause

Retrato de Kaspar Hauser en los últimos años de su vida, cuando su extraña historia se
transformó en el gran comentario de Europa. Esta historia se ha transformado en una leyenda, y con distintas versiones, por ejemplo se dice que siendo adolescente Hauser se presentó en comisaría con un papel en el que estaba escrito su nombre. No sabía hablar ni escribir y se descubrió que había vivido toda su vida en una cueva, en completo aislamiento.

Le entregó al primer transeúnte que lo vio unas cartas dirigidas “al capitán del 4to Escuadrón, Regimiento 6to de Caballería”. Allí fue llevado.

Mientras esperaba la llegada del capitán exhibió la primera de las extrañas reacciones que habrían de convencer a muchísimas personas de que el forastero había permanecido la mayor parte de su vida aislado del mundo: interesado en la llama de una vela, trató de agarrarla, profiriendo un agudo grito al quemarse.

El olor de lo que se cocinaba le causó náuseas, y casi se desmaya frente al jamón y la cerveza que le ofrecieron.

Comió vorazmente pan y agua, y experimentó terror frente a un reloj de péndulo, quizá considerándolo un ser vivo.

Frente al capitán balbuceó: “quiero ser soldado como mi padre…”.

En las cartas se repetía casi como una súplica la necesidad de transformar a su portador en un soldado de caballería. Y ambas concluían con el siguiente texto: “si no quiere conservarlo, debe matarlo con la espada o colgarlo”. El capitán se desentendió del asunto y entregó al muchacho a la policía local.

Al proporcionarle un lápiz y pedirle que escriba su nombre, escribió decididamente “KASPAR HAUSER”. Fuera de eso, replicó “no sé” a todas las preguntas que se le formularon.

Después de un tiempo el muchacho se transformó en una atracción pública y la gente concurría a verlo comer su pan en la celda. Más tarde sobrevino un aprendizaje sorprendentemente rápido.

A las seis semanas hablaba con fluidez y podía leer y escribir, y al cabo de un tiempo pudo realizar una completa declaración acerca de sus primeros años de vida. Según su relato, siempre estuvo prisionero en un calabozo, durmiendo sobre un colchón de paja, sin sonidos y con alimentó que alguien le llevaba mientras dormía.

De vez en cuando, su agua tenía gusto amargo. Esto lo hacía dormirse, y cuando despertaba se encontraba aseado y cambiado. Tiempo antes de su partida, un hombre se introducía en la celda y le enseñaba a escribir su nombre y las frases que le diría al capitán.

Luego de este relato, Kaspar Hauser se transformó en una celebridad. Las dudas sobre su origen apuntaban a la nobleza que, por algún motivo, quiso mantenerlo oculto durante todo ese tiempo. Hauser siguió educándose y adquirió conocimientos de filosofía, latín y ciencias.

Y el fin llegó de una manera tan enigmática como el resto de esta historia: el 14 de diciembre de 1833 apareció con numerosas heridas de arma blanca, en los pulmones y el hígado. Según dijo, fue atacado por un extraño que le entregó, antes de herirlo, una nota en la que escribió: “soy de la orilla del río… mi nombre es MLO”. Para aumentar el misterio, la frase estaba escrita de manera especular, es decir, sólo podía ser leída con ayuda de un espejo.

¿De dónde salió Kaspar Hauser?, ¿quién o quiénes se tomaron el trabajo de mantenerlo oculto tantos años, para luego liberarlo sin ningún motivo aparente?, ¿por qué murió?… Todos estos interrogantes forman parte de uno de los grandes misterios de la historia, un misterio que para los hombres de hoy no podrá escapar a la siguiente calificación: “Sin Respuesta…”.

El gran director Werner Herzog creó en 1974 una película narrando la historia de este muchacho, mostrando la crueldad humana, capaz de imposibilitar la evolución de otras personas, adueñándose de su libertad, privándolas de la oportunidad de ser educadas, de estar en contacto con seres racionales y de poder desarrollarse espiritualmente. En este sentido, ha servido para evaluar el desarrollo humano cuando se sufren carencias afectivas y educacionales severas.

Fuente Consultada: Magazine Enciclopedia Popular N°27 Año 3 Casos Sin Respuestas

Historia y Composicion del Chicle o Goma de Mascar

LA   GOMA   DE  MASCAR   Y  SU   MERCADO
La goma de mascar (chicle) era, en sus comienzos, un producto natural que se obtenía en México —principalmente por los indígenas de la península del Yucatán—, a partir del látex del árbol chicozapote; este árbol americano es del tipo sapotáceo y produce, además del látex, un fruto en drupa, semejante a la manzana, de pulpa exquisita.

Los antiguos aztecas utilizaban el latex natural o chicle como base para  conseguir una sustancia gomosa. Las mujeres, en particular, utilizaban esta goma para mejorar su aliento.

A pesar de que en México se utilizaba el chicle desde tiempos muy antiguos, no cabe duda que la goma de mascar tuvo su máxima difusión cuando los estadounidenses la adoptaron como artículo de consumo ordinario.

La introducción del chicle en Estados Unidos data, según parece, de los tiempos del célebre general mexicano Antonio López de Santa Ana (1837-1872), que, astutamente, sorprendió a los estadounidenses vendiéndoles una partida de látex de la Hevea (caucho), unas veinte veces más caro que el primero, asegurándoles que de él podían obtener caucho.

En el asunto intervinieron un tal Thomas Adams y un farmacéutico de Hoboken (Nueva Jersey), que cayeron en la cuenta de su verdadera aplicación como goma de mascar, ya que superaba netamente a la entonces popular cera   de   mascar.

publicidad de chicles

Publicidad Antigua de Chicles

A principios del siglo, aparece una goma de mascar hinchable —aunque líquida y pegajosa— y, en 1928, la primera goma de mascar hinchable en pastilla sólida, convenientemente aromatizada con menta. Este último producto se hacía ya con una base sintética.

El chicle actual se compone, en términos generales, de un 20% de base gomosa, un 20 % de jarabe de maíz, y un 60 % de azúcar de remolacha o de caña (sacarosa). Para fabricarlo, primero se muele la base de goma, y se extiende sobre unas bandejas, que se exponen en un recinto por el que circula una corriente de aire muy caliente, para extraer la humedad; a continuación, el material se funde, se purifica, se esteriliza y se filtra.

La composición de la goma base puede diferir de un fabricante a otro y, aun dentro de un mismo fabricante, de una calidad o tipo a otro. En general, se puede decir que la goma básica se compone de un 40 % de látex natural (principalmente, de chicozapote, junto con otras resinas y gomas sudamericanas y orientales), un 50 % de gomas (SBR, etc.) y resinas (acetato de polivinilo) sintéticas, un 8 % de carbonato calcico, y un 2 % de otros productos, como ceras, grasas, etc.

La goma base, en estado de consistencia siruposa, se vierte en grandes mezcladoras, y se le agrega el azúcar en polvo, el jarabe de maíz y los aromatizantes. Una vez bien mezclado todo, se trabaja el producto en amasadoras, para que adquiera una fina textura.

A continuación, la masa se “lamina” a través de unos rodillos, para conseguir una cinta de 45 cm. de ancho por 5 cm. de espesor. Nuevos rodillos reducen este espesor al deseado para la pastilla de que se trate. Después, se corta la cinta en planchas cuadradas de 45 cm. de lado, y se moldea a presión (se estampa) la forma y dimensiones definitivas de la pastilla. Luego, se recubren con azúcar en polvo, para evitar que se aglomeren, y, por último, se introducen en cámaras acondicionadas, y se dejan reposar durante algún  tiempo.

Todas las operaciones de empaquetado también se llevan a cabo en salas con aire acondicionado, y dé una forma enteramente mecanizada. Este empaquetado suele realizarse con papel de estaño, papel encerado y papel de celofán, y, encima de ellos, un papel con el nombre comercial, dibujos,   etcétera.

Ya en la década del 70 en Estados Unidos, según la revista “Industrial and Engineering Chemistry”, se vendia chicle a razón de 30O millones de dólares al año; más del 40 % de esta cifra se debe a una sola empresa.

El 85 % de las ventas anuales se lo reparten tres empresas. Si se pusieran una detrás de otra todas las pastillas de goma que consumen los estadounidenses en un año, podría completarse con ellas la órbita que describe la Luna alrededor de la Tierra. Ello supone que cada estadounidense consume más de 2,00 pastillas al año; durante la última guerra, el consumo por habitante se elevó a 620: pastillas anuales.

ARGENTINA: El mercado de las gomas de mascar factura en Argentina alrededor de 1.500 millones de pesos por año y en la variantes de los chicles para adultos las ventas llegan a 473 millones de packs anuales en todas las marcas, según un informe de la consultora de consumo masivo Nielsen.

Los recuerdos de la infancia incluyen los inolvidables Bazooka con gusto a frutilla, historieta incluída y la posibilidad de estirarlos y hacer globos. En la adolescencia, las variantes de los Bubaloo son las preferidas.

MÉXICO: Según datos de la empresa Kraft Foods, México es el segundo país a nivel mundial en consumo de gomas de mascar.  En el país asteca se consumen más de 92 mil toneladas de chicles con un valor de mercado de US$ 420 millones anuales, por lo que el consumo promedio del mexicano es de los más altos en el mundo sólo superado por EEUU.

ESPAÑA: Cada español masca un centenar de chicles al año. Una proporción elevada respecto a China —donde solo se consumen entre 20 y 30—, pero que todavía puede estirarse, sobre todo si se toma como referencia Estados Unidos, donde ese gasto llega hasta los 180 anuales.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología – TECNIRAMA N°99 El Mercado de la Goma de Mascar

Quien es Harry Potter? Vida de Rowling Libros de Harry Potter

SU VIDA ES TAN MÁGICA COMO LA DE SU PERSONAJE.
ES MÁS RICA E IMPORTANTE QUE LA REINA DE INGLATERRA

La Pottermanía le cambió la vida: en sólo seis años pasó de madre soltera desocupada a acumular más de 440 millones de dólares. Reconoce que el éxito le da culpa y espera que pase el furor por sus libros para sumergirse  “en la oscuridad y el anonimato”.

Su fortuna personal ronda los 445 millones de dólares, 50 más que la reina Isabel de Inglaterra. J.K. Rowling, la escritora más rica del mundo, puede presumir de que su dinero no es heredado ni resultado de un matrimonio de conveniencia. Y jactarse también de que entre contrato y contrato tuvo tiempo de escribir dos libros para fines benéficos.

A seis años de la aparición del primer volumen de Harry Potter, su autora se convirtió, muy a su pesar, en una persona inaccesible y rodeada de secretos, al punto de que su casamiento con el doctor Nefl Murray y el nacimiento de su hijo David fueron tratados con el cuidado y paranoia reservados a razones de Estado en tiempos de guerra.

El lanzamiento mundial de Harry Potter y la Orden del Fénix, la quinta entrega de este fenómeno editorial, costó nada menos que diez millones de dólares. Llegó a las librerías el sábado 21 y se convirtió en el libro más vendido de la historia en el día de su aparición. Se editaron trece millones de copias en inglés y va en camino de superar a la Biblia en la cantidad de ejemplares impresos.

Rowling, responsable de semejante suceso, cosecha críticas y elogios en forma pareja. No sólo por la calidad de sus textos sino por el circo publicitario que la rodea.

“Quedó prisionera de un aparato de marketing y copyrights, perdió su libertad y su creatividad, escribe en serie para masas informes de niños retardados”, dicen sus detractores. “Vive rodeada de secretos para poder seguir escribiendo y brindarles alegría a su seguidores; lo hace porque es la única manera de resistir al acoso”, dicen sus fanáticos. “Me siento culpable por lo que pasa. El éxito afecta mi intimidad y la de mi hija”, reconoce ella. “Pero lo hago por fidelidad a mis lectores, cuando se acabe todo esto quisiera sumergirme en la más completa oscuridad y anonimato”.

 HARRY   EN   NUMEROS    

El primer día, Harry Potter y la Orden del Fémix vendió casi 1.800.000 copias sólo en el Reino Unido. Le sacó el récord al anterior, Harry Potter y el Caliz de Fuego.

El libro tiene 896 páginas y pesa 1,270 Kilos. Se editaron 13 millones de copias: 8,5 para Estados Unidos y 4,5 para el resto del mundo. Cuesta 29,95 dólares.

Entre los cuatro anteriores lleva vendidos más de 13 millones de ejemplares en Inglaterra.
Están traducidos a 55 idiomas y fueron editados en 200 países.

La primera película, Harry Pôtter y la camara secreta, recaudó 88 millones de dólares sólo en el fin de semana de estreno en los Estados Unidos.

Rowling ganó 240 millones de dólares por los libros y más de 200 millones por los derechos de las películas y el merchandising: auspicios de Coca Cola, Lego, juegos de mesa, cartas artículos de librería, anteojos de plástico, ropa, golosinas y varita mágicas.

Joanne Kathleen Rowling nació en uno de los años que van desde la muerte de J. F. Kennedy en el ’63 al Mayo francés del ’68. Hija de padre ingeniero y madre escocesa‑francesa, fue dada a luz en el ’65, cuando recién se había perdido la inocencia y la imaginación todavía no pensaba en llegar al poder.

Hoy, a los 38 años, aquella niña tímida de Chepsow (Gales) es material de mitología. Graduada universitaria en francés y clásicos, inventó un personaje que bien podría haber bautizado Frankenstein debido al latente riesgo de que la invención termine con el creador.

Fue en 1997 cuando un secreto de los llamados a voces comenzó a recorrer Inglaterra: “Hay un libro que conjura la magia con la historia, las tradiciones con la aventura y que puede ser leído tanto por niños como por adultos, sin que el niño se sienta viejo o el adulto avergonzado”, decían las voces, y el secreto tomó forma de nombres y apellidos que desde entonces parecen inseparables: J. K. Rowling y Harry Potter.

Comenzaba así, con las aventuras del niño aprendiz de mago-brujo y la piedra filosofal, el primer capítulo de lo que hoy se ha transformado en la saga más redituable de la industria editorial y en un ejercicio de marketing publicitario casi insoportable. La saga Potter-Rowling.

Nacida en los suburbios de Bristol y criada en los campos de Gales, formada en la Universidad de Exeter, Rowling escribió su primer libro a los seis años. Se titulabaConejo y son pocos quienes  pueden acreditar haberlo leído.

Afectada profundamente por la muerte de su madre, a quien la unía una estrecha relación, Rowling se traslado a Portugal, donde convivió con un periodista, ejerció como profesora de inglés y tuvo una   hija, Jessica, que ahora tiene nueve años.

Es a ella a quien debió explicarle cantidad de veces el porqué de su decisión de cambiar el calor y el sol de Portugal por el frío y la nieve de Escocia, donde se trasladó después de tres años y el fracaso de su relación amorosa. Si es por redituable económicamente, poco habría que explicar sobre lo acertado de esta decisión.

Cargango con uno de los estigmas más implacables que la Inglaterra de la obsesión por las clases sociales puede ejercer sobre una persona, el de ser madre soltera y desocupada, Rowling, con la ayuda de una beca del Consejo de las Artes escocés, escribió en los cafés de la ciudad la obra que transformaría su vida y la de tanto millones de niños en todo el mundo.

No tenía dinero para pagar el gas que calentaba su hogar.  Pero como los mejores cuentos de hadas o brujas, del estigma al paradigma hay un solo paso, un solo libro.

La cultura anglosajona adora y reverencia a las personas que se hacen a ellas mismas.

Producto típico de la emergencia a que ciertos sectores de la sociedad tuvieron que enfrentar en los duros años de las políticas sociales de Margaret Thatcher, Rowling es sin embargo el modelo ideal para las ideas neoconservadoras que bajo el dizfraz de un supuesto progresismo estableció el Nuevo Laborismo de Tony Blair.

Reverenciada por los viejos conservadores que añoran los tiempos del Imperio, a cuyos años algunas de las aventuras de Harry los retrotraen, Rowling hace guiños aquí y allá pero es absolutamente neutral a la hora de emitir opiniones que puedan herir a unos o a otros.

Miembro honoraria de la Sociedad Británica de Pesos y Medidas, que considera al sistema métrico decimal como una peligrosa filosofía política y defiende las medidas inglesas, Rowling glorifica la institución de la escuela privada de niños pupilos.

Y por otra parte no duda en dejar que las entrelíneas de sus novelas puedan ser decodificadas como alegorías favorables a la sociedad multirracial, multicultural y multilingüe que pretende ser la Inglaterra del siglo XXI.  Y en lo personal calla y calla.

En las raras ocaciones en que no calla, concede reportajes exclusivos.  Como el del jueves aanterior a la publicación de su libro, en la BBC y nada menos que con el temible Jeremy Paxman, terror de las derechas e izquierdas por igual.  Ante él, Rowling ejerció una modestia propia de orfanato, una negación de su supuesto estrellato.

Y lo que resultó más curioso aún, una explicación de cómo todo el circo publicitario al módico costo de 10 millones de dólares que resultó la aparición de Harry Potter y la Orden del Fénix estaba fuera de su poder de decisión y que hubiese querido que fuera de otra manera. Y ante ella, Paxman cambió el rol de inquisidor por el de comprensible padre de familia que trata de entender el fenómeno Potter.

El único reportaje concedido a los medios escritos fue para el bastión del conservadurismo, The Times, y allí Rowling no dudó en mostrar su costado más tierno y maternal.  La perfecta madre de familia cuya única preocupación espiritual es el bienestar de sus hijos y de todos los demás niños del mundo. Y para ellos trabaja.

Y quienes también trabajan, para ellos y para Rowling, son los incontables equipos de abogados, guardianes privados, copyrighters, comunicadores, agentes de prensa y demás fauna del mundillo de la edición y el cine que velaron, velan y velarán para hacer respetar los derechos de las casas editoriales y las productoras en cuyas manos Rowling dejó la tarea del lanzamiento de la quinta parte de las aventuras de su criatura.

Victimas del impresionante aparato resultaron, entre otros nombres de una larga lista, el New York Daily News, que fue demandado judicialmente por 100 millones de dólares por haberse atrevido a publicar unos párrafos del libro antes de su lanzamiento. O la editorial Verso, que tuvo que destruir todas las copias de un texto que analizaba a Potter   desde el punto de vista de la teoría crítica del marxismo bajo la acusación de que la tapa de su libro llevaba los mismos colores que algunas de las portadas de los Potters de mercado.

Por no mencionar los sucesivos robos de ediciones en sus lugares de impresión o el hombre que en Liverpool aposto 30.000 dólares en una casa de juegos a favor del que para él sería el personaje que muere en el libro y que resultó, obviamente, implicado en el mencionado robo.

El enigma que rodeaba a quien sería el personaje que muere en la quinta entrega ya está develado para el mercado anglosajón.  Si el secreto tan bien guardado durante meses no se trasmite de forma generalizada, los que quieran leer el íltimo Potter en español deberán esperar hasta diciembre para sacarse la duda.

Harry está cinco años más viejo, ya es un adolescente hecho y derecho, lleno de dudas y de furia, de acné y de hormonas, de un nuevo y oculto pasado.  Su escuela está donde solía y el Misterio de Magia sigue sin creerle, sus enemigos acechan en las sombras de algunas escobas y terribles mansiones y sus amigos mantienen su fidelidad.

Queda por saber si J. K. Rowling ha llegado al límite de su posibilidades creativas y lo que sigue serán obligaciones contractuales (tiene contrato para escribir dos libros más) o más de lo tan interesante que hubo hasta ahora.  Queda por saber cuáles son los limites de la mercadotecnia y de las presiones corporativas.  Queda por saber cómo será el mundo en que seguirá creciendo el primer personaje literario globalizado al extremo del absurdo. Queda por saber cómo será el mundo en que seguirá viviendo su autora, la misteriosa dama J. K. Rowling.

EL LANZAMIENTO MAS ESPERADO
Plataforma 9 y ¾ no existe pero sí.  Allí es donde Harry toma su tren camino a su escuela. En una ciudad y un país y un mundo que se convirtió en Potterloco, todo es posible. Adictos merodean buscando su bolsa de heroína.  Prostitutas olfatean algún que otro negocio. Otra noche más en la vieja estación de King´s Cross, norte de Londres (foto). Hay filas. De niños embelesados y sumergidos en capas, portando varas y sombreros.

De padres soñolientos y disimuladores de emociones. De fotógrafos que se pelean por los planos de frente.  De periodistas. Grabador e ironíaq en mano. Suenan las campanadas de las 12 y estalla el pandemónium: caen las capas, vuelan los sombreros, corren los adictos, gritan los padres, aúllan los periodistas, flashean los fotógrafos, ríen las prostitutas.  Viven los niños. Es el primer minuto del nuevo día del Quinto Potter, el libro más esperado del año.

Grandes Escritores de la Historia Cronologia Grandes Obras Literatura

Autor Fecha Origen Obra Clave

Homero s.VIII a.C. Grecia Poesía Odisea (s.VIII a.C.)

Esquilo c. 525-456 a.C. Grecia Teatro Los siete contra Tebas (c. 467 a.C.)

Sófocles c. 496-406 a.C. Grecia Teatro Antígona (0.442 a.C.)

Eurípides c.484-406 a.C. Grecia Teatro Medea (c. 431 a.C.)

Aristófanes 0.448-388 a.C. Grecia Teatro Las ranas (0.405 a.C.)

Valmiki c. 400-200 a.C. India Poesía Ramayana (c 400-200 a.C.)

Virgilio 70-19 a.C. Roma Poesía Eneida (c. 29-19 a.C.)

Ovidio 43a.C.-c.17d.C. Roma Poesía Las metamorfosis (8 d.C.)

Murasaki Shlkibu c. 978-1014 Japón Narrativa La historia de Genji (C.1001-1010)

Dante Alighierl 1265-1321 Italia Poesía Divina comedia (C. 1321)

Petrarca 1304-1374 Italia Poesía Cancionero (1327-1368)

Geoffrey Chaucer 1343-1400 Inglaterra Poesía Cuentos de Canterbury (1387-1400)

Miguel de Cervantes 1547-1616 España Narrativa/ poesía/ teatro Don Quijote (1605)

Wllllam Shakespeare 1564-1616 Inglaterra Teatro/ poesía Romeo y Julieta (1591-1595)

John Milton 1608-1674  Inglaterra Poesía El paraíso perdido (1667)

Moliere 1622-1673 Francia Teatro El misántropo (1666)

Jean Racine 1639-1699 Francia Teatro Fedra (1677)

Jonathan Swift 1667-1745 Irlanda Narrativa/ ensayo Los viajes de Gulliver (1/26)

Cao Xueqin Johann c. 1715-1763 China Narrativa Sueño en el pabellón rojo (1791)

Johann Wolfgang von Goethe 1749-1832 Alemania Narrativa/ teatro Fausto (1808)

William Wordsworth 1770-1850 Gran Bretaña Poesía El preludio (1799)

Jane Austen 1775-1817 Gran Bretaña Narrativa Orgullo y prejuicio (1813)

John Keats 1795-1821 Gran Bretaña Poesía Endymion (1818)

Aleksandr Pushkin 1799-1837 Rusia Poesía/ narrativa Eugenio Onegin (1828)

Honoré de Balzac 1799-1850 Francia Narrativa La comedia humana (1827-1847)

Alexandre Dumas 1802-1870 Francia Narrativa Los tres mosqueteros (1802-1870)

Víctor Hugo 1802-1885 Francia Narrativa Los miserables (1862)

Ralph Waldo Emerson 1803-1882 EE.UU. Ensayo/ poesía La conducta de la vida (1860)

Hans Christian Andersen 1805-1882 Dinamarca Narrativa Cuentos de hadas (1835-1837)

Henry Longfeltow 1807-1875 EE.UU. Poesía Hiawatha (1855)

Charles Dickens 1812-1870 Gran Bretaña Narrativa Grandes esperanzas (1860-1861)

Iván Turgénev 1818-1883 Rusia Narrativa/ teatro Padres e hijos (1862)

George Eliot 1819-1880 Gran Bretaña Narrativa El molino del Floss (1860)

Walt Whitman 1819-1892 EE.UU. Poesía Hojas de hierba (1855-1889)

Gustave Flaubert 1821-1880 Francia Narrativa Madame Bovary (1857)

Fiódor Dostoyevski 1821-1881 Rusia Narrativa Crimen y castigo (1866)

Henriklbsen 1828-1906 Noruega Teatro Peer Gynt (1867)

León Tolstói 1828-1910 Rusia Narrativa Guerra y paz (1865-1869)

Mark Twain 1835-1910 EE.UU. Narrativa Huckleberry Finn (1885)

Thomas Hardy 1840-1928 Gran Bretaña Narrativa Tess, la de los d’Urberville (1891)

Henry James 1843-1916 EE. UU. Narrativa Las bostonianas (1886)

August Strindberg 1849-1912 Suecia Teatro La danza de la muerte (1901)

George Bernard Shaw 1856-1950 Irlanda Teatro Hombre y superhombre (1903)

Joseph Conrad 1857-1924 Polonia Narrativa El corazón de las tinieblas (1902)

Antón Chéjov 1860-1904 Rusia Teatro El jardín de los cerezos (1904)

Rabindranath Tagore 1861-1941 India Poesía/ teatro Gítanjali (1912)

Edith Wharton 1862-1937 EE.UU. Narrativa La edad de la inocencia (1920)

William Butler Yeats 1865-1939 Irlanda Poesía Los cisnes salvajes de Coole (1917)

Marcel Proust 1871-1922 Francia Narrativa En busca del tiempo perdido (1912-1927)

Robert Frost 1874-1963 EE.UU. Poesía Intervalos en la montaña (1916)

Thomas Mann 1875-1955 Alemania Narrativa La muerte en Venecia (1913)

Hermann Hesse 1877-1962 Alemania Narrativa El juego de tos abalorios (1945)

James Joyce 1882-1941 Irlanda Narrativa Ulises (1922)

Virginia Woolf 1882-1941 Gran Bretaña Narrativa La señora Dalloway (1925)

Franz Kafka 1883-1924 Checoslovaquia Narrativa La metamorfosis (1916)

D. H. Lawrence 1885-1930 Gran Bretaña Narrativa Hijos y amantes (1913)

Ezra Round 1885-1972 EE.UU. Poesía Cantos (1915-1962)

T. S. Eliot 1888-1965 EE.UU. Poesía/ teatro La tierra baldía (1922)

Karel Capek 1890-1938 Checoslovaquia Teatro R.U.R. (1920)

Boris Pasternak 1890-1960 Rusia Narrativa Doctor Zhivago (1957)

Mijaíl Bulgákov 1891-1940 Rusia Narrativa El maestro y Margarita (1928)

William Faulkner 1897-1962 EE.UU. Narrativa El ruido y la furia (1929)

Bertolt Brecht 1898-1956 Alemania Teatro Madre Coraje y sus hijos (1938)

Federico García Lo rea 1898-1936 España Poesía/ teatro La casa de Bernarda Alba (1936)

Ernest Hemingway 1899-1961 EE.UU. Narrativa El viejo y el mar (1952)

Vladimir Nabokov 1899-1977 Rusia Narrativa Lolita (1958)

Jorge Luis Borges 1899-1986 Argentina Narrativa El Aleph (1949)

John Steinbeck 1902-1968 EE.UU. Narrativa Las uvas de la ira (1939)

George Orwell 1903-1950 Gran Bretaña Narrativa 1984 (1949)

Samuel Beckett 1906-1989 Irlanda Teatro/ narrativa Esperando a Godot (1954)

W. H. Auden 1907-1973 Gran Bretaña Poesía El mar y el espejo (1944)

Naguib Mahfouz 1911-2006 Egipto Narrativa Trilogía de El Cairo (1956-1957)

Albert Camus 1913-1960 Francia Narrativa La peste (1947)

Saúl Bellow 1905-2005 Canada Narrativa El legado de Humboldt (1975)

Arthur Miller 1915-2005 EE.UU. Teatro Muerte de un viajante (1946)

Camilo José Cela 1916-2002 España Narrativa La colmena (1951)

Aleksandr Solzhenitsyn 1918-2008 Rusia Narrativa Un día en la vida de Iván Denísovich (1962)

Iris Murdoch 1919.1999 Gran Bretaña Narrativa El mar, el mar (1978)

Yukio Mishima 1925-1970 lapón Narrativa El mar de la fertilidad (1965-1970)

Dario Fo 1926- Italia Teatro Muerte accidental de un anarquista (1970)

Gabriel García Márquez 1928- Colombia Narrativa Cien años de soledad (1967)

Milán Kundera 1929- Checoslovaquia Narrativa La insoportable levedad del ser (1984)

Harold Pinter 1930-2008 Gran Bretaña Teatro La fiesta de cumpleaños (1958)

Toni Morrison 1931- EE.UU. Narrativa Beloved (1987)

V.S. Naipaul 1932- Trinidad Narrativa Una casa para Mr. Biswas (1971)

Philip Roth 1933- EE. UU. Narrativa El lamento de Portnoy (1972)

Wole Soyinka 1934- Nigeria Teatro/poesía La danza del bosque (1960)

Mario Vargas Llosa 1936- Perú Narrativa La ciudad y los perros (1962)

Seamus Heaney 1939- Irlanda Poesía Puerta a las tinieblas (1969)

 

Cronologia Compositores de Musica Clasica Mejores Obras de Opera

Compositor Fecha Origen Obra Clave
Guillaumede Machaut c. 1300-1377 Francia Ars Nova; De toutes flours.
ThomasTallis c. 1505-1585 Inglaterra Medieval; Spem in alium nunquam habui.
Gíovanní Piertuigi da Palestrina c. 1525-1594 Italia Renacimiento; Missa brevis.
William Byrd c. 1540-1623 Inglaterra Renacimiento; Great service.
Claudio Monteverdi c. 1567-1643 Italia Barroco; L’Orfeo.
Henry Purcell c. 1659-1695 Inglaterra Barroco; Dido y Eneas.
Antonio Vivaldi 1678-1741 Italia Barroco; Las cuatro estaciones.                                                    Escuchar  
George Friedrich Handel 1685-1759 Alemania Barroco; El Mesías.                                                   Escuchar
Johann Sebastian Bach 1685-1750 Alemania Barroco; El clave bien temperado.                                 Escuchar
Franzjoseph Haydn 1732-1809 Austria Clásica; Cuarteto de cuerda op. 63, Amanecer.                      Escuchar
Wolfgang Amadeus Mozart 1756-1791 Austria Clásica; La flauta mágica, Réquiem                            Escuchar
Ludwigvan Beethoven 1770-1827 Alemania Clásica; Sinfonía N° 5; Sinfonía N° 9 (Himno de la alegría).   Escuchar
Gioachino Rossini 1792-1868 Italia Ópera romántica; El barbero de Sevilla.
Franz Schubert 1797-1828 Austria Romántica; Quinteto de piano, La trucha.
Héctor Berlioz 1803-1869 Francia Romántica; Los troyanos.
Félix Mendelssohn 1809-1847 Alemania Romántica; Concierto para violín.
Frédéric Chopin 1810-1849 Polonia Romántica; Marcha fúnebre.
Robert Schumann 1810-1856 Alemania Romántica; Carnaval.
Franz Liszt 1811-1886 Hungría Romántica; Sonata en si menor.
Giuseppe Verdi 1813-1901 Italia Ópera romántica; La traviata; Réquiem.
Richard Wagner 1813-1883 Alemania Ópera Romántica; El Anillo de los Nibelungos; Tristán e Isolda
Antón Bruckner 1824-1896 Austria Romántica; Te Deum.
Johann Strauss 1825-1899 Austria Ópera romántica; El murciélago.
Johannes Brahms 1833-1897 Alemania Romántica; Un réquiem alemán.
Camilte Saint-Saens 1835-1921 Francia Romántica; Danza macabra.
Piotr Tchaikovsky 1840-1893 Rusia Romántica; Cascanueces; El lago de los cisnes.
Antonín Dvorak 1841-1904 Checoslovaquia Romántica; Sinfonía N° 9 en mi menor, Sinfonía del nuevo mundo.
Edvard Grieg 1843-1907 Noruega Romántica; Suite Holberg.
Edward Elgar 1857-1934 Gran Bretaña Romántica; Pompa y circunstancia.
Giacomo Puccini 1858-1924 Italia Ópera romántica; La bohéme.
Gustav Mahler 1860-1911 Austria Romántica; La canción de la tierra.
Claude Debussy 1862-1918 Francia Romántica/Moderna; La mar.
Richard Strauss 1864-1949 Alemania Romántica; Una vida de héroe.
Jean Sibelius 1865-1957 Finlandia Romántica/Moderna; Sinfonía N° 5.
Ralph Vaughan Williams 1872-1958 Gran Bretaña Romántica/Moderna; Sinfonía antártica.
Sergéi Rachmaninov 1873-1943 Rusia Romántica; Concierto para piano N° 2.
Arnold Schonberg 1874-1951 Austria Moderna; Pierrot Lunaire.
Charles Ivés 1874-1954 EE.UU. Moderna; Tres lugares de Nueva Inglaterra.
Maurice Ravel 1875-1937 Francia Romántica/Moderna; Concierto para piano en sol mayor.
Manuel de Falla 1876-1946 España Romántica/Moderna; El amor brujo; El sombrero de tres picos.
Béla Bartók 1881-1945 Hungría Moderna; Concierto para orquesta.
Igor Stravinski 1882-1971 Rusia Moderna; La carrera del libertino; Consagración de la primavera.
Sergéi Prokófiev 1891-1953 Rusia Moderna; Romeo y Julieta.
George Gershwin 1898-1937 EE.UU. Moderna; Un americano en París.
Kurt Weill 1900-1950 Alemania Moderna; La ópera de tres peniques.
Aaron Copland 1900-1990 EE.UU. Moderna; Primavera en los Apalaches.
Dmitri Shostakóvich 1906-1975 Rusia Moderna; Sinfonía N° 5.
Benjamín Britten 1913-1976 Gran Bretaña Moderna; Muerte en Venecia.
Leonard Bernstein 1918-1990 EE.UU. Moderna; West Side Story, Cándido.
Toru Takemitsu 1930-1996 Japón; Moderna; Pasos de Noviembre

 

Datos curiosos o Datos para el asombro Lista de Curiosidades

datos curiosos

Sabias que las ratas se multiplican tan rápidamente que en 18 meses, dos rata pueden llegar a tener 1 millón de hijos.

Sabias que los cocodrilos pueden comer una sola vez al año.

Sabias que los koalas pueden vivir toda su vida sin tomar agua.

Sabias que Las Vegas es el punto mas luminoso desde el universo.

El graznido de un pato (cuac, cuac) no hace eco y nadie sabe por qué.

Los mosquitos tienen dientes.

Sabias que el encendedor fue inventado antes que los cerillos.

Los diestros viven en promedio nueve años más que los zurdos.

American Airlines ahorró U$S 40.000 en 1987 eliminando una aceituna de cada ensalada que sirvió en primera clase.

El porcentaje del territorio de África que es salvaje: 28%. El porcentaje del territorio de Norteamérica que es salvaje: 38%.

Sabias que mas del 50% de la gente del mundo nunca ha hecho o recibido una llamada telefonica.

Cada rey de las cartas representa a un gran rey de la historia: Espadas: El rey David. Tréboles: Alejandro Magno. Corazones: Carlomagno. Diamantes: Julio César.

Si en una estatua ecuestre (persona a caballo) el caballo tiene dos patas en el aire, la persona murió en combate. Si el caballo tiene una de las patas frontales en el aire, la persona murió de heridas recibidas en combate. Si el caballo tiene las cuatro patas en el suelo, la persona murió de causas naturales.

Según la ley, las carreteras interestatales en los Estados Unidos requieren que una milla de cada cinco sea recta. Estas secciones son útiles como pistas de aterrizaje en casos de emergencia y de guerra.

El nombre Jeep viene de la abreviación del ejército americano de Vehículo para Propósito General (“General Purpose” vehicle), o sea “G.P.” (pronunciado en inglés).

Es imposible estornudar con los ojos abiertos.

Sabias que las ratas y los caballos no pueden vomitar.

La cucaracha puede vivir nueve días sin su cabeza, antes de morir de hambre.

Los elefantes son los únicos animales de la creación que (afortunadamente) no pueden saltar.

Una persona común ríe aproximadamente quince veces por día (deberíamos mejorar eso).

Es posible hacer que una vaca suba escaleras pero no que las baje.

La Coca Cola originalmente era verde [¿no es que el traje de Santa Klaus (o Papá Nöel) era verde y lo transformaron a rojo por una publicidad de Coca Cola?]

Miguel de Cervantes Saavedra y William Shakespeare, que son considerados los más grandes exponentes de la literatura hispana e inglesa respectivamente, murieron ambos el 23 de abril de 1616.

Se tardaron veintidós siglos en calcular la distancia entre la Tierra y el Sol (149.400.000 Km). Lo hubiésemos sabido muchísimo antes si a alguien se le hubiese ocurrido multiplicar por 1.000.000.000 la altura de la pirámide de Keops en Giza, construida treinta siglos antes de Cristo.

Si el gobierno de EU no tuviera conocimiento de la existencia de extraterrestres, entonces por que tienen una zona llamada seccion 14? Y en su codigo de Regulaciones Federales indica que es ilegal para los ciudadanos americanos tener contacto con extraterrestres y sus naves.

La palabra “cementerio” proviene del griego koimetirion que significa: dormitorio.

Durante la guerra de secesión, cuando regresaban las tropas a sus cuarteles sin tener ninguna baja, ponían en una gran pizarra “0 Killed” (cero muertos). De ahí proviene la expresión “O.K.” para decir que todo está bien.

En los conventos, durante la lectura de las Sagradas Escrituras, al referirse a San José, decían siempre Pater Putatibus y por simplificar “P.P.”. Así nació el llamar “Pepe” a los José [otra interpretación es que viene del italiano Giuseppe.

En el Nuevo Testamento en el libro de San Mateo dice que “Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja a que un rico entre al Reino de los Cielos”. El problemita es que San Jerónimo, el traductor del texto, interpretó la palabra “Kamelos” como camello, cuando en realidad en griego “Kamelos” es una soga gruesa con la que se amarran los barcos a los muelles. En definitiva el sentido de la frase es el mismo pero ¿cuál parece más coherente?

Cuando los conquistadores ingleses llegaron a Australia se asombraron al ver unos extraños animales que daban saltos increíbles. Inmediatamente llamaron a un nativo (los indígenas australianos eran extremadamente pacíficos) e intentaron preguntarles mediante señas qué era eso. Al notar que el indio siempre decía “Kan Ghu Ru” adoptaron el vocablo ingles “kangaroo” (canguro). Los lingüistas determinaron tiempo después el significado, que era muy claro: los indígenas querían decir “No le entiendo”.

Thomas Alva Edison temía a la oscuridad.

El nombre de la zona de México conocida como Yucatán viene de la conquista, cuando un español le preguntó a un indígena cómo llamaban ellos a ese lugar. El indio le dijo: “yucatán”. Lo que el español no sabía era que le estaba contestando: “No soy de aquí”.

El 80% de las personas que leen este texto intentarán chuparse el codo.

Sabias que es imposible chuparse el codo

Sabias que el cada vez que estorunudas tu corazon se detiene por una milesima de segudo.

Sabias que no es cierto que la muralla china se puede ver desde el espacio.

Sabias que una cucaracha puede vivir siete dias despues de que le arranquen la cabeza.

Sabias que el 70% de la gente que lea esto va tratar de chuparse el codo.

Sabias que no se puede estornudar con los ojos abiertos y que si te esfuerzas por hacerlo se pueden salir.

Sabias que aun no se ha descubierto por que se estornuda.

Sabias que una de cada mil personas puede doblar la lengua para atrás.

Sabias que las estrellas de mar no tienen cerebro.

Sabias que en proporción una pulga puede saltar a largo lo que un hombre saltara un campo de fútbol.

Sabias que hay registros de mujeres obesas que han vivido mas de 100 días si probar un solo bocado y que han subsistido a base de agua.

Sabias que el orgasmo de un cerdo dura 30 minutos.(guau)

Sabias que al estornudar te puedes quebrar una costilla.

Sabias que si te puedes chupar el codo te puedes chupar el pito.

Sabias que el cocodrilo no puede sacar la lengua.

Sabias que es físicamente que los cerdos volteen hacia el cielo.

El edificio del Pentágono tiene el doble de baños de los necesarios. Cuando se construyó la ley requería un baño para negros y otro para blancos.

Multiplicando 111111111 x 111111111 se obtiene 12345678987654321.

Sabias que utilizar audífonos por solo una hora, incrementa el numero de bacteria en tu oido unas 700 veces.

Sabias que el 35% de la gente que atiende los anuncios de citas amorosas es gente casada.

Sabias que el sonido que emiten los patos (cuac), no emite eco y nade sabe por que.

Sabias que el 23% de las fallas de fotocopiadoras del mundo entero son causadas por la gente que se sienta sobre ellas a fotocopiarse el trasero.

En la antigua Inglaterra la gente no podía tener sexo sin contar con el consentimiento del Rey (a menos que se tratara de un miembro de la familia real). Cuando la gente quería tener un hijo debían solicitar un permiso al monarca, quien les entregaba una placa que debían colgar afuera de su puerta mientras tenían relaciones. La placa decía “Fornication Under Consent of the King” (F.U.C.K.). Ese es el origen de tan famosa palabrita.

Origen de la Biblia

El Origen de la Biblia

¿Qué periodos históricos cubre la Biblia?

Excluyendo el relato de la Creación y los pasajes del Génesis anteriores a los patriarcas, el Antiguo y el Nuevo Testamentos cubren un vasto periodo de tiempo, desde aproximadamente el año 2000 a.C. hasta la mitad del siglo I d.C. Debido a que la Biblia no cita fechas que puedan equipararse a los sistemas modernos, es difícil determinar los años en que ocurrieron sus relatos. Por lo tanto, gran parte de la cronología bíblica se ha determinado por comparación con fuentes contemporáneas y la arqueología. Abraham, el primer patriarca, vivió alrededor del año 2000 a.C.

El periodo de la esclavitud de los israelitas y el Éxodo ocurrieron poco antes del año 1500 a.C.; el establecimiento de la monarquía israelita, alrededor del 1020 a.C. La monarquía se dividió en dos en la segunda mitad del siglo x a.C., el reino del norte, Israel, cayó ante los asirios hacia

El Nuevo y el Antiguo Testamentos están basados en la tradición oral y, por ejemplo, los relatos sobre Jesucristo se recitaron mucho antes de escribirse. Arriba, en cuadro de Rafael, Pablo predice en Atenas.

fines del siglo VIII a.C., y los babilonios destruyeron el reino del sur, Judá, a principios del siglo VI a.C. Crónicas, Esdras y Nehemías registran hechos de alrededor del año 400 a.C. En el Nuevo Testamento, los Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan relatan acontecimientos de la vida de Jesús que cubren las tres primeras décadas de nuestra era. El Libro de los Hechos y las Epístolas de Pablo tratan de los inicios del cristianismo, hasta cerca del año 60 d.C.

¿Cuándo fue escrita la Biblia?

Se cree que muchas secciones del Antiguo Testamento, durante mucho tiempo antes de ser escritas, fueron transmitidas de generación en generación por padres y madres, ancianos y narradores profesionales. El arte de la escritura probablemente se inició en el Medio Oriente durante el cuarto milenio a.C. entre los sumerios que habían invadido Mesopotamia; pero los hebreos no hicieron registros escritos hasta la época del reino unificado, que empezó bajo Saúl en el siglo XI y continué bajo David y Salomón. A medida que el reino unificado aumentaba su poder e influencia, prosperaron el comercio y la industria, y aumentó la demanda de información y documentos escritos.

Al extenderse la escritura y la lectura, se inició la literatura entre los narradores. Durante el reinado de Salomón, en el siglo X a.C., algunas de las antiguas tradiciones, hasta entonces predominantemente orales, empezaron a ser escritas y durante siglos continué ese proceso de convertir la palabra hablada en textos escritos. Después de los textos iniciales como parte de una Escritura —en rollos que se deterioraban con el uso—, los escribas trabajaban cuidadosamente para hacer copias precisas. Después, otros escribas hacían copias de las copias, y así por siglos y siglos. La larga cadena de copias hace difícil determinar cuándo se escribieron los originales, porque las copias más antiguas que se conservan de los pasajes bíblicos se hicieron siglos después de que se escribieran los originales.

Gran parte de las colecciones y ediciones de los escritos del Antiguo Testamento fueron realizadas por judíos cautivos en Babilonia en el siglo VI a.C. Entre esos cautivos estaba Esdras. El Nuevo Testamento fue escrito principalmente en la segunda mitad del siglo I d.C. Al igual que el Antiguo Testamento, está basado en relatos e informes que circulaban oralmente. La diferencia fue que no pasó más de medio siglo entre los acontecimientos y su registro escrito, mientras que ese proceso tardó muchos siglos en gran parte del Antiguo Testamento.

¿En qué idioma fue escrita la Biblia?

La mayor parte del Antiguo Testamento se escribió en hebreo. Algunas secciones no fueron originalmente escritas en hebreo, como Esdras 4:8 a 6:18 y 7:12-26, y Daniel 2:4 a 7:28. Estas fueron escritas en arameo, idioma común en Persia y Babilonia que se difundió ampliamente entre el pueblo judío después de su retorno del exilio babilonio. Además, el Génesis usa el nombre arameo Jegar Saaduta y el hebreo Galaad para designar el majano de piedra que fue testimonio del pacto entre Labán y Jacob. Jeremías contiene un versículo en arameo sobre el destino de los falsos dioses: “Los dio- JA. 1011 ses que no han hecho ni el cielo ni la tierra desaparecerán de la tierra y de debajo del cielo.”

Papiro hebreo del siglo vn a.C., que muestra señales de haber sido borrado yreutilizado, práctica común en tiempos en que escaseaba el material para escribir.

La totalidad del Nuevo Testamento fue escrita en griego, aunque algunas de las frases de Jesús (incluyendo sus últimas palabras en la cruz, según los Evangelios de Mateo y Marcos) son citadas en arameo, idioma que Él hablaba, al igual que el hebreo. Las Epístolas de Pablo también contienen algunas expresiones en arameo. – ¿Qué materiales se utilizaban para la escritura?

La escritura de los tiempos bíblicos se ha encontrado en una gran variedad de superficies: roca, tablillas de barro, cerámica, cobre y plata. La Biblia dice que los Diez Mandamientos fueron inscritos en “tablas de piedra” y, Josué, EX.

JOS.8:32 el sucesor de Moisés, “sobre las piedras […] escribió una copia de la Ley de Moisés”. Un amuleto de plata hallado en una tumba de Jerusalén data de antes del año 500 a.C. y tiene inscrita la bendición de Aarón en Números,

NUM. 6:24 que empieza: “Que Yavé te bendiga y te guarde.” La Biblia también menciona rollos, pero no especifica si son de papiro o de piel (se encontraron rollos de ambos materiales en Qumran). Los rollos de Jeremías, que el rey Joaquim, furioso,

JER. 36:23 “tiraba al fuego del brasero” probablemente eran de papiro, porque la piel de animal quemada habría producido muy mal olor. Para el siglo u a.C., la técnica para convertir la piel de animal en pergamino (palabra derivada de la ciudad de Pérgamo, en Asia Menor) ya se conocía en gran parte del mundo grecorromano. La tradición judía requiere que los rollos de la Torá se hagan de piel de animal especialmente preparada.

Las copias más antiguas que se conocen del Nuevo Testamento están escritas en papiro, y esto es a lo que Juan se refiere cuando habla 1:12 de “papel y tinta” para escribir cartas. Pablo habla de pergaminos, que después del siglo IV reemplazaron al papiro. La piedra era grabada con un cincel, y el papiro con una punta de carrizo. La escritura sobre piel de animal requería de una pluma de punto fino afilada con un cuchillo. El uso de la tinta, que empezó en Egipto antes del año 3000 a.C., era una técnica bien conocida por los autores de los Rollos del Mar Muerto, ya que se encontraron tinteros en Qumran.

¿Cuáles son los más antiguos manuscritos de la Biblia descubiertos hasta ahora?

Al presente, el manuscrito más antiguo que se conoce es un fragmento de uno de los libros de Samuel, que data de alrededor del año 225 a.C., el cual se halló entre los Rollos del Mar Muerto. Casi de la misma antigüedad son los manuscritos de partes del Éxodo y de Jeremías, de la misma colección.

El fragmento más antiguo del Nuevo Testamento es una diminuta tira de papiro, de unos 8 cm. de largo por 2 cm. de ancho, que se encontró en las arenas de Egipto a principios de este siglo. Contiene tres versículos del Evangelio de Juan, incluyendo la pregunta de Pilato a Jesús “Eres tú el rey de los JN. 18h33 judíos?”

Data del 125 al 150 d.C. y es una copia hecha una generación después de que se escribió el evangelio original. También se han descubierto manuscritos en papiro con textos más amplios del Nuevo Testamento, que datan del 200 d.C., preservados por el clima seco de Egipto. Entre ellos hay un manuscrito que contiene todas menos tres de las epístolas de Pablo, y otro fragmento con gran parte del texto del Evangelio de Juan. Antes del descubrimiento de los Rollos del Mar Muerto, en 1947, el manuscrito más antiguo de cualquier parte de la Biblia era el Papiro de Nash, escrito en Egipto alrededor del 150 a.C., que es una sola hoja en la que se copiaron los Diez Mandamientos y unos pocos versículos de Deuteronomio, incluyendo el semá, la oración judía por antonomasia: “Escucha, Israel. Yavé es nuestro Dios, sólo 0116:4 Yavé. Ama a Yavé, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas.”

¿Existen diferentes versiones de la Biblia?

A fines de la década de los años cuarenta, los estudiosos de los rollos de Qumran y de otros sitios cercanos al mar Muerto revolucionaron la opinión de los eruditos sobre cuándo se escribió la Biblia. En las once cuevas en Qumran se hallaron cerca de 170 manuscritos bíblicos, algunos casi completos y, otros, meros fragmentos. Los escritos datan de alrededor del año 225 a.C. al 70 d.C. En cuevas al sur de Qumran se hallaron manuscritos que se remontan a fechas posteriores: desde después de la destrucción del Templo de Jerusalén, en 70 d.C., hasta cerca de 135. Considerados en conjunto, éstos y otros descubrimientos arqueológicos indican que existían diferentes versiones de algunos libros del Antiguo Testamento antes que se formara un texto unificado en el siglo I.

¿Quién es el “Pueblo del Libro”?

La expresión el “pueblo del libro” se refiere a la importancia de la Biblia en la fe de aquellos que la consideran sagrada, pero la frase no fue acuñada por devotos lectores de ella. En realidad la utilizaron primero los musulmanes. A principios de la historia del islamismo, la religión fundada por Mahoma (5 70-632 d.C.), sus creyentes se referían con gran admiración a los judíos (y a veces a los cristianos) como el “pueblo del libro”.

Tanto el islamismo como el cristianismo tienen sus raíces en el judaísmo, y deben a éste el énfasis que ponen en un texto religioso revelado. El Antiguo Testamento ofrece pruebas del ancestral convencimiento de los israelitas de que sus leyes son la palabra de Dios. El Señor dice: “No pondréis ni quitaréis nada de las prescripciones que os doy, sino que guardaréis los mandamientos de Yavé, vuestro Dios, como yo os prescribo hoy.” Más aún, los simples actos de estudiar la ley y enseñarla a la siguiente generación eran muy estimados y se consideraban una obligación: “Guarda en tu corazón las palabras que yo te dicto hoy.

Incúlcaselas a tus hijos y háblales de ellas, ya estés en casa o de viaje, acostado o levantado.” Los libros de la Biblia concentran la religión judía de tal forma que explica por qué han podido ser superadas las catástrofes históricas, incluida la destrucción del Templo de Jerusalén. Cualquier catástrofe podrá ocurrirle al pueblo, pero la Biblia sobrevive intacta; y puede ser adaptada para ajustarse a nuevas circunstancias sociales, económicas y políticas mediante un proceso de interpretación. Los judíos justifican tal interpretación por la suposición de que Moisés, al recibir la Torá escrita, aprendió también una Torá oral, o sea, los métodos mediante los cuales puede comprenderse la Escritura en formas nuevas para responder a problemas nuevos.

¿Cómo se leía la Biblia al principio?

Los primeros libros tenían forma de rollo, hechos con hojas de papiro, pergamino o piel, unidas para formar una larga tira. La escritura, de derecha a izquierda en hebreo, se hacía sobre una sola cara de la hoja, aunque algunos rollos están escritos por ambos lados. Para leer un rollo, se sostenía con la mano izquierda y se desenrollaba lentamente con la mano derecha. Los rollos importantes se sujetaban en cada extremo a sendos rodillos de madera. Los rollos se leían en voz alta frente a un grupo de personas. Nehemías describe a Esdras leyendo la Ley de Moisés: “desde la mañana hasta el mediodía ante los hombres, mujeres y los que tenían uso de razón, y todo el pueblo escuchaba con atención la lectura del libro de la ley”.

¿En qué se diferencian la Biblia ludía y las Biblias cristianas?

Aparte de que las Biblias cristianas incluyen el Nuevo Testamento y las judías no, hay otras diferencias. La Biblia judía tiene tres divisiones: la Torá, los Profetas y los Escritos. La Torá, o los primeros cinco libros de la Biblia, fue la primera parte en considerarse como Escritura, y es la única parte cuyo orden es casi el mismo en las tradiciones cristianas. La segunda división, los Profetas, cubre los llamados profetas antiguos, desde Josué hasta 1 y 2 de Reyes (excluyendo a Rut), y los libros llamados profetas posteriores, que incluyen a los profetas mayores (Isaías, Jeremías, Ezequiel) ylos doce profetas menores (de Oseas a Malaquías).

La tercera división es la de Escritos, o Hagiografías, la cual tiene tres subsecciones; Salmos, Proverbios y Job; cinco libros diversos (Cantar de los Cantares, Rut, Lamentaciones, Eclesiastés, Ester) y las narraciones históricas de Daniel, Esdras, Nehemías, y Crónicas. El Antiguo Testamento cristiano, basado en la traducción griega conocida como la Septuaginta, coloca, después de la Torá, los libros en un orden diferente al de la Biblia judía. Los profetas son situados al final, de modo que el versículo final de Malaquías, que profetiza el retorno de Elías como precursor del Mesías, precede inmediatamente al Nuevo Testamento: “Yo os envío al profeta Elías […J para que él haga volver el corazón de los padres a los hijos y el de los hijos a los padres.”

¿Cuál es la diferencia básica entre las Biblias católica y protestante?

Siguiendo la tradición establecida en la Septuaginta (la primera traducción griega del Antiguo Testamento), la Biblia católica y la ortodoxa incorporan libros que no se encuentran en el canon hebreo, tales como Tobías, Judith, Sabiduría, Eclesiástico y el Primero y Segundo Libros de los Macabeos. Hay también adiciones al Libro de Daniel (el Cántico de Azarías y el Cántico de los Tres Jóvenes, 276 Un talmudista judío reflexiona sobre un comentario de la Mishná, según esta espectacular ilustración de un manuscrito bíblico alemán que dato del siglo XIV.

Susana y Bel y el Dragón y otras a los libros de Ester y Jeremías. En el siglo XVI, Martín Lutero y otros reformistas, desafiando la tradición católica, decidieron que la Biblia cristiana debía incluir sólo los libros que figuran en el canon hebreo. Aunque mantuvieron el orden básico de los libros según la Septuaginta, es decir, con los Profetas al final del Antiguo Testamento, pusieron en otra categoría a los libros que no se encuentran en la Biblia hebrea, lo que los protestantes llaman libros “apócrifos” (“ocultos”). Los católicos se refieren a estos libros como deuterocanónicos y los consideran inspirados por Dios, como los canónicos.

¿Por qué los judíos se niegan a usar el término Antiguo Testamento?

Los términos Antiguo Testamento y Biblia hebrea se refieren al mismo libro, pero decir Antiguo Testamento implicaría que hay otro volumen, un Nuevo Testamento, complemento del Antiguo. El término Antiguo Testamento lo emplean sólo los cristianos. Los judíos usan otros términos, como Tanak, que * es un acrónimo para las tres partes de la Biblia judía: Torá, Nebiim (Profetas) y Ketubim (Escritos). Los judíos usan los términos Biblia y Sagradas Escrituras para referirse a lo que los cristianos llaman Antiguo Testamento. El término Biblia hebrea lo emplean los expertos para indicar el idioma en que fue escrito el Antiguo Testamento (a excepción de algunos pasajes en arameo de los Libros de Daniel, Esdras y Jeremías).

¿Qué es el Talmud?

La palabra Talmud viene del hebreo que significa aprender o estudiar y se refiere específicamente el estudio de la ley judía tradicional. La tradición talmúdica del judaísmo tiene dos textos subalternos: el primero es la Mishná y el segundo, que son los comentarios sobre la Mishná, es la Guemara. Hay dos versiones del Talmud: el pequeño Talmud de Jerusalén, compilado en Galilea cerca del 450 d.C., y el Talmud Babilonio, recopilado en la comunidad judía de Babilonia alrededor del 500 d.C. Ambos contienen discusiones legales, reflexiones éticas, relatos acerca de rabinos y héroes bíblicos y comen-tarjas sobre muchos otros temas. Los judíos conservadores y reformistas actuales ven al Talmud como una fuente de sabiduría, pero no consideran que sus leyes constituyan autoridad. Los judíos ortodoxos todavía estudian el Talmud como una infalible guía religiosa.

¿Qué partes de la Biblia fueron escritas primero?

Las partes de la Biblia que fueron compiladas primero son las secuencias de libros del Antiguo Testamento, desde el Génesis hasta Reyes. Para mediados afines del siglo VI a.C., los amanuenses los estuvieron escribiendo en una forma cuyo contenido y perspectiva son reconocibles actualmente. En estos libros hay pasajes cuyo lenguaje y forma poética dan idea de que son más antiguos aún, como el Cántico de Moisés, en Éxodo 15; el Cántico de Débora. en Jueces 5: las Bendiciones de Jacob a sus hijos, en Génesis 49, y las Bendiciones de Moisés al pueblo de Israel, en el capítulo 33 del Libro de Deuteronomio. Entre los consejos prácticos de los libros sapienciales está evitar las rhi as, que suelen desatar mayor violencia.

El primer libro escrito del Nuevo Testamento fue  Tesalonicenses, alrededor del año 50 d.C., por Pablo a la comunidad cristiana de la ciudad macedonia de Tesalónica.

¿Cuáles son los escritos más recientes incluidos en la Biblia?

Según los eruditos bíblicos, el libro más reciente del Antiguo Testamento es el de Daniel, que debe de haber sido compuesto a fines del año 160 a.C. Sin embargo las historias de Daniel ocurrieron en el siglo VI a.C., casi cinco centurias antes. Es difícil identificar el libro más reciente del Nuevo Testamento. Algunos expertos creen que la Segunda Carta de Pedro fue escrita en honor al apóstol Pedro, y no por él, y quizás fuese escrita a fines del año 130 d.C. Esto haría que  Pedro fuera la obra del Nuevo Testamento más reciente. ¿Qué son los Evangelios sinópticos?

Los tres primeros Evangelios —Mateo, Marcas y Lucas— presentan la vida y la muerte de Jesús en una forma similar y utilizan palabras idénticas en muchos pasajes. Por esta razón se les llama sinópticos, de la palabra griega que significa desde el mismo punto de vista. La narrativa y los puntos de vista del cuarto Evangelio, el de Juan, lo colocan aparte de los sinópticos. Juan sólo describe pocos de los hechos del ministerio de Jesús que figuran en los otros Evangelios; y muy rara vez emplea palabras similares a las de los otros tres.

La mayoría de los eruditos está de acuerdo en que el primer Evangelio fue el de Marcos, escrito alrededor del año 70 d.C., quizás por la comunidad cristiana de Roma o la de Siria. El de Mateo fue probablemente escrito en el 85 d.C., posiblemente en Antioquía, Siria, y la fuente principal del autor probablemente fue Marcos. El de Lucas fue escrito más o menos por la misma época y se piensa que el autor también tuvo a Marcos como una de sus principales fuentes.

Muchos expertos piensan que los autores de Mateo y Lucas consultaron uno o más escritos adicionales, de los que tomaron material que no se encuentra en Marcos. Se cree que una de las fuentes tradicionales —aunque nunca se ha encontrado un manuscrito verdadero— sea una colección de las frases de Jesús llamada “Q”, del alemán Quelle, que significa fuente. No todos los eruditos apoyan este orden tradicional. Algunos ven a Mateo como el más antiguo Evangelio sinóptico y a Lucas y Marcos como los más recientes.

¿Fue Moisés quien escribió el Pentateuco?

El conjunto de leyes que Dios entregó a Moisés —y los principios religiosos que les han dado a los judíos su identidad— aparece en los primeros cinco libros del Antiguo Testamento. Con el transcurso del tiempo se ha establecido en la tradición judía la creencia de que Moisés no sólo recibió la ley, sino que también escribió los libros en los que fue registrada. Desde el siglo XVII, sin embargo, los expertos bíblicos han notado que en ninguno de los libros del Pentateuco hay reclamo alguno de que Moisés haya sido el autor; en cada uno hay indicios de que fue compuesto mucho tiempo después de la época de Moisés. A menudo contienen frases que se refieren a Moisés en tercera persona —algunas veces en términos lisonjeros que él difícilmente hubiera empleado para calificarse a sí mismo—.

Muchos lugares son identificados con nombres que se les dieron siglos después de Moisés; además, las diferencias en el vocabulario y en la escritura reflejan cambios en el hebreo que seguramente ocurrieron durante muchas generaciones. Al estudiar el texto de los cinco libros, los eruditos encuentran características literarias tan distantes de la era de Moisés como los que hay entre hoy y los tiempos de Cervantes. Aunque estos hechos contradicen que Moisés haya sido el autor, los expertos no llegan a la conclusión de que alguien más deba recibir ese crédito. Suponen que los escritos del Pentateuco son una compilación de, cuando menos, cuatro antiguas fuentes literarias israelitas, las que, a su vez, tal vez fueron conservadas durante generaciones, por tradición oral, antes de que fueran escritas en papiro o pergamino.

En una fuente a Dios le llaman Yavé, mientras que en otra lo nombran Elohim; una tercera le da especial énfasis al papel de los sacerdotes y los rituales, y una cuarta, el Deuteronomio, marca la transición de un antiguo a un nuevo orden religioso y político. Muchos eruditos están de acuerdo en que es el contenido lo que importa, no quién lo escribió. Pero también piensan que investigar lo posible sobre los autores es una forma de acercarse al marco en que se escribieron las Escrituras y de seguir las formas en que se expresaba la fe en Dios.

¿Qué se sabe acerca de los autores de las narraciones del Antiguo Testamento?

Al igual que con el Pentateuco y los Salmos, los eruditos bíblicos han escudriñado cada versículo del Antiguo Testamento en busca de indicios para identificar a los autores. Algunos creen haber detectado el estilo de un solo hombre en 1 y 2 Crónicas, Esdras y Nehemías. Se desconoce su nombre —una tradición lo identifica como Esdras, pero con pocas pruebas que la apoye—, así que se refieren a él como “el cronista”. Otros han aislado la obra de alguien al que llaman el “escritor sacerdotal”, debido a su interés en los rituales y el culto formal.

Y hay otro autor, conocido como “el deuteronomista”, cuyo concepto de los pecados de Israel contra Dios está expresado desde Deuteronomio hasta 2 Reyes. En cada uno de estos casos, sin embargo, la situación es tan compleja que los expertos no están seguros de si ven la obra de un solo escritor o la de varios miembros de una sola escuela de pensamiento. Para realizar este estudio de las Escrituras se aplican varios métodos: uno es el análisis lingüístico, que estudia las normas de lenguaje y se aplica a palabras y frases; otro se concentra en las similitudes en las opiniones políticas o religiosas expresadas en el texto; el tercero es la comparación histórica, que consiste en establecer una fecha para un escrito determinado y ver si concuerda con las fechas del autor al que se ha atribuido ese escrito.

Sólo en raros casos, tales como el de Jeremías, un escritor puede ser identificado como un personaje bien conocido. BARUC Y JEREMÍAS Baruc era escriba y amigo inseparable de Jeremías durante el turbulento último cuarto de siglo del reino de Judá. Como a Jeremías se le impidió leer sus profecías en el Templo de Jerusalén, pidió á Baruc que las leyera. Este consintió, aunque sabía que el contenido de los textos no sería bien recibido porqúe el profeta predecía que el rey de Babilonia vendrá de seguro, devastará esta tierra” (Jer. 36:29). Cuando Joaquim, rey de Judá, se eúteró de las profecías de Jeremías, ordenó a sus servidores que le leyeran los rollos. A cada tres ó cuatro columnas que le leían, el rey, furioso, “las cortaba con el cortaplumas del secretario, y las tiraba al fuego del brasero, hasta que el volumen entero fue quemado en el fuego” (Jer. 36:23). Después, Joaquim ordenó que Baruc y Jeremías fueran arrestados.

Estos escaparon y pronto escribieron una nueva y ampliada versión de los rollos quemados.: Durante el sitio de Jerusalén, el profeta compró un campo y entregó a Baruc los títulos de propiedad con estas palabras: “ACm. se comprarán. casas, campos y villas en esta tierra” (Jer. 32:15). La transacción simbolizó la mutua confianza de ambos hombres y  su fe en el triunfo final de su nación. Después de la caída de Jerusalén, Baruc y Jeremías evitaron de algún modo su exilio a Babilonia. Pero, atrapados en una lucha sangrienta por el poder entre facciones en pro y en contra de Babilonia, fueron llevados a Egipto, donde probablemente murieron. Otra tradición sostiene que maestro y discípulo terminaron sus días en Babilonia, donde Baruc fue el tutor de Esdras, caudillo, que encabezó la repatriación de los judíos.

Se le llama evangelista al que anuncia buenas noticias. Evangelista era el que predicaba el Evangelio a quienes nunca lo habían oído. Tales predicadores eran precursores, distintos de los “pastores y doctores” (Ef. 4:11) que instruyeron y guiaron a los nuevos cristianos. La “obra de un predicador del Evangelio” (2 Tim. 4:5) requiere de resistencia y fuerza de carácter especiales. En su tiempo, los autores de los Evangelios fueron conocidos como los cuatro evangelistas, y han sido representados con los símbolos de un hombre, un león, un toro y un águila: “los cuatro seres vivientes” (Ap. 4:6) que rodean el tronó de Dios.

Las imágenes se vinculan alegóricamente a cada evangelista: el hombre ó Mateo porque él ofrece una genealogía de Cristo; el león a Marcos, porque empieza con una “voz que grita en el desierto” (Mc. 1:3); el toro a Lucas, porque describe un sacrificio; y el águila él Juan, por lo elevado’ de ‘su prólogo. * ¿A qué problemas se enfrentaban los autores del Nuevo Testamento?

Considerando las difíciles condiciones en que fueron escritos los 27 libros del Nuevo Testamento, es notable que se hayan conservado. Muchos de ellos son cartas escritas bajo la presión de los viajes, en una época en que los materiales para la escritura eran costosos y escasos. Las más de las veces esas cartas eran llevadas por mensajeros que recorrían grandes distancias por mar y tierra. Los escritos sólo los reproducían laboriosos amanuenses que escribían una copia a la vez.

Además, los autores escribían con la convicción de que el mundo se acabaría pronto. No sospechaban que en el futuro cada palabra y cada frase sería sometida a escrutinio, sino que pensaban en las necesidades inmediatas de las iglesias que enfrentaban el riesgo de los falsos profetas, la persecución y la hostilidad de sus vecinos. En condiciones tan turbulentas, es sorprendente que sepamos tanto acerca de los autores del Nuevo Testamento. Por ejemplo, hay muy pocas dudas de que el evangelista Lucas fue también redactor dolos Hechos, o que el autor del cuarto Evangelio sea la misma persona que escribió las tres cartas que también llevan el nombre de Juan.

Sin embargo, en algunos casos los expertos continúan debatiendo la atribución de la autoría. Entre lo que se discute está la idea de que la Segunda Carta de Pedro se haya escrito 75 años después del martirio de Pedro en Roma; y que la Carta de Santiago no haya sido escrita por el pariente de Jesús, sino por otro de los primeros cristianos también llamado Santiago. Los eruditos expresan incertidumbre acerca de los autores de tres Cartas (1 y 2 Timoteo, y Tito) atribuidas a Pablo. La atribución de obras a personas respetadas tal vez ocurrió porque los autores deseaban mostrar un vínculo entre los escritos y la autoridad de un personaje venerado.

Esta era una práctica común en los tiempos antiguos. Las personas que realmente escribieron el Nuevo Testamento buscaban preservar y transmitir el mensaje de Jesús, y cada uno de los documentos existen como fuente de instrucción e inspiración para los creyentes, sin importar el nombre del autor. 284 Famoso por sus dotes musicales, David toca la lira, en esta miniatura holandesa del siglo XV.

¿Por qué es Importante la Piedra de Rosetta en la historia de la Biblia?

En agosto de 1799, uno de los oficiales de Napoleón descubrió una losa de basalto negro semienterrada en el lodo, cerca de la aldea egipcia de Rosetta. La Tosa, de 1.13 m de largo, 73 cm. de ancho y 27 cm. de espesor, tenía inscritos caracteres de tres tipos de escritura: griego antiguo, jeroglíficos del antiguo Egipto, y demótico egipcio (la escritura cursiva que reemplazó a los jeroglíficos en los documentos ordinarios). En ese tiempo, los expertos no pudieron descifrarlos jeroglíficos, pero supusieron que las tres inscripciones se referían al mismo acontecimiento: una celebración en el año 196 a.C. del rey Tolomeo V.

El erudito inglés Thomas Young mostró que el nombre de este monarca aparecía seis veces en cada texto. Además, el egiptólogo francés Jean-François Champollion encontró equivalentes griegos para todos los signos jeroglíficos conocidos. Notó Champollion que las imágenes individuales de la misteriosa escritura representaban una idea completa, unas veces con una sílaba y otras con una sola letra. Las traducciones de este hallazgo proporcionaron mucha información como respaldo histórico para ciertos acontecimientos narrados en la Biblia. 286 Hallado hace poco en Israel, este becerro de bronce, de 3,500 años de antigüedad, date de la época de los cananeos y tal vez fue prototipo del becerro de oro del Exodo. Canon

¿Cuándo se estableció el canon de los libros de la Biblia hebrea?

¿Cómo consideraban los primeros cristianos las Escrituras hebreas?

La mayoría de los primeros cristianos eran judíos que consideraban que su deber religioso era reconocer —en las palabras de Jesús— en “la Ley de Moisés, en los profetas y en los Salmos” una forma común y única de referirse a las Escrituras. Para ellos, el Antiguo Testamento era la ley única y verdadera. El aceptar a Jesús como el Mesías hacía que los primeros creyentes buscaran en sus libros la confirmación de que El era el anunciado en las profecías.

Los cuatro Evangelios citan pasajes del Antiguo Testamento para apoyar el mesianismo de Jesús, y Pablo se refiere también a las Escrituras hebreas para apoyar sus enseñanzas. Mateo menciona más de 60 pasajes del Antiguo Testamento para demostrar que con Jesús se cumplían las profecías mesiánicas de las Escrituras. Los primeros cristianos recurrieron alAntiguo Testamento para explicar la crucifixión y la resurrección de Jesús. La crucifixión se interpreta según el salmo 22 (Vg. 21), y la resurrección, en pasajes como el salmo 16 (Vg. 15), que habla de la liberación de la suerte del Seol. LO 24:44 Antiguas Versiones

¿Cuáles fueron las primeras copias completas de la Biblia?

La Biblia hebrea completa más antigua es el Códice de Leningrado (1008 d.C.). El Códice de Aleppo (900-950 d.C.) es más antiguo, pero algunas partes fueron destruidas en 1947, durante la guerra árabe-israelí. Antes de los Rollos del Mar Muerto, estos dos códices y otros manuscritos anteriores, pero incompletos, eran las fuentes disponibles más antiguas para el estudio de textos del Antiguo Testamento. Los dos códices son obra de los masoretas, escribas judíos medievales, que examinaron cuidadosamente los manuscritos bíblicos y produjeron un texto estandarizado. La Biblia tradicional judía de nuestros días es llamada “texto masorético”.

Cuando los expertos comparan el texto masorético con los Rollos del Mar Muerto (algunos de los cuales datan del año 200 a.C.), les resulta evidente que tres versiones diferentes del Antiguo Testamento circulaban en los tiempos de Jesús. De éstas, una fue la fuente principal de los Rollos del Mar Muerto, o de traducciones como la Septuaginta, o Versión de los Setenta. La copia completa más antigua del Nuevo Testamento es un extenso manuscrito del siglo IV, en pergamino, descubierto en 1844 en el monasterio de Santa Catarina, en el monte Sinaí, conocido por ello como Códice Sinaítico.

Una copia casi completa, de la misma antigüedad, del Nuevo y del Antiguo Testa Dos páginas del Códice Sinaitico, la versión completa más antigua del Nuevo Testamento que se conoce. Erudito de rara brillantez San Jerónimo (en una pintura renacentista) tradujo personalmente los textos originales hebreo y griego de la Biblia a una versión en latín, la Vulgata, que dominó la historia de la Iglesia durante un milenio.

mento en griego, es el Godex Vaticcznus, que ha estado en la biblioteca del Vaticano desde antes que ésta fuera catalogada por vez primera en 1475. Es posible que estos dos manuscritos hayan sido encargados por el emperador Constantino.

¿Por qué los cristianos rechazaron los rollos?

Las bibliotecas grecorromanas no tenían nada que pareciera un libro. En sus muros había nichos que contenían pilas de rollos de pergamino o papiro. Una copia completa del Antiguo Testamento requería de una gran cantidad de rollos, y comparar un pasaje del Génesis con uno de Isaías, por ejemplo, era un fastidioso enrollar y desenrollar. Además, los rollos eran de difícil manejo y el constante uso los dañaba. Los escritos del Nuevo Testamento fueron compuestos también sobre rollos.

Pero ya para el siglo u d.C. los escribas cristianos empezaron a copiar sus textos en el nuevo formato llamado códice, hecho de varias hojas de papiro o pergamino, dobladas por la mitad y unidas unas con otras con una costura a lo largo del doblez, formando así páginas que se leían como un libro moderno. No había necesidad de enrollar y los pasajes se localizaban rápidamente. El códice era más económico porque se utilizaban ambos lados del papiro o del pergamino.

También podían agregarse más escritos en una sola unidad. Por ejemplo, aun los pequeños códices de papiro iniciales contenían los cuatro Evangelios o todas las cartas de Pablo. Posteriores códices de pergamino, como el Códice Sinaítíco, llegaban a contener el Antiguo y el Nuevo Testamentos. Los códices facilitaron el estudio de la escrituras y la transmisión de conocimientos e ideas de toda clase. Todos los manuscritos del Nuevo Testamento hasta hoy conocidos proceden de códices y no de rollos. Los primeros cristianos tal vez inventaron el formato de códices para sus escrituras; en contraste, durante siglos las obras no cristianas siguieron copiándose en rollos tradicionales.

¿Qué Biblia leía Jesús?

Jesús y sus discípulos conocían la Biblia—esto es, el Antiguo Testamento— en dos formas. Primero, seguramente escucharon en las sinagogas la lectura de los rollos en hebreo. Es muy probable que en uno de esos rollos Jesús leyó, en la sinagoga de Nazaret, las primeras líneas de Isaías 61, según informa Lucas: “El espíritu del LC.4:18 Señor está sobre mí.” Entre los oficios de las sinagogas se incluía la lectura de la Torá. Esos rollos eran sagrados y muy costosos, y se guardaban en un cofre llamado arca. Pocos individuos tenía copias de la escrituras. Según relata Lucas, Jesús recibió el texto para leerlo y, cuando termin6, “se lo dio al mriien- LC. te”, quien seguramente lo guardó. Al parecer, Jesús y sus discípulos conocieron también

Mateo escribe en un códice, en esta miniatura de una Biblia armenia. Los eruditos estudian algunos de los miles de rollos que guardaba la biblioteca de Alejandría, la más importante del mundo antiguo.

 las Escrituras traducidas al arameo. La pro-

¿Cuáles fueron otras antiguas longada dominación persa había hecho del traducciones de la Biblia? arameo el idioma de todos los días para muchos pueblos del Medio Oriente. Los judíos A medida que el cristianismo se extendía, las que no eran intelectuales hablaban poco he- Escrituras fueron traducidas a otros idiomas. breo, y era tradicional, desde los tiempos de Aunque el Nuevo Testamento fue escrito ori- Esdras, acompañar la lectura de la Biblia con ginalmente en griego, los misioneros no se una traducción en arameo.

Las traducciones esforzaban por enseñar ese idioma a sus con- al arameo, llamadas Targum, se transmitieron versos; en vez de eso traducían la Biblia al sólo en forma oral durante siglos. Probable- lenguaje vernáculo. mente Jesús citaba la Biblia en arameo, más Se hicieron traducciones al copto, un idio- comprensible para el pueblo, ma procedente de los jeroglíficos egipcios y hablado por los pueblos de Egipto. Al igual que las versiones en latín antiguo, éstas son ¿Por qué fue importante tan arcaicas como los más antiguos manuscri- la Vulgata? tos del Nuevo Testamento y la Septuaginta, y

En el siglo u d.C., los cristianos del norte de a menudo ayudan a los expertos a reconstruir África y de otras partes empezaron a leer el texto original. Las primeras traducciones se traducciones al latín hechas de versiones grie- hicieron del griego al siríaco, un dialecto aragas del Nuevo Testamento y de la Septuagin- meo hablado en Palestina y el oriente de Siria. ta. La iglesia de Roma usó la versión griega El Nuevo Testamento en siriaco muestra los hasta que, en el año 382, el papa Dámaso cuatro Evangelios en un solo texto. encargó a Jerónimo, el más grande erudito •En el siglo IV, un misionero llamado Ulfilas cristiano de habla latina de su tiempo, que fue a predicar entre los visigodos, a lo largo hiciera una nueva traducción para reempla- del río Danubio. Inventó para ellos un alfabeto zar a todas las variadas versiones en latín y tradujo la Biblia a su idioma gótico, lo cual antiguo. hizo de esa Biblia gótica la obra literaria mas Jerónimo, quien sabía griego pero no mu- antigua que se conoce en cualquier lengua cho hebreo, empezó a trabajar sin problemas teutona.

Cuando el rey visigodo Alarico con-sobre los Evangelios; pero cuando quiso ha- quistó Roma en el año 410, ya era cristiano. cerio con el Libro de los Salmos, sólo pudo hacer una traducción de la Septuaginta, que era igual a la de las antiguas versiones latinas. Decidido a recurrir a la fuente original, ingresó a un monasterio de Belén para estudiar el hebreo bíblico con maestros judíos. En el año 391 comenzó nuevamente la traducción del Antiguo Testamento, trabajando directamente con el texto hebreo, y en 15 años produjo la traducción conocida como “la Vulgata”, es decir, una traducción en latín vulgar, o del vulgo. Al principio, la obra de Jerónimo encontró oposición en los partidarios de las traducciones al latín antiguo, pero al final se convirtió en la Biblia dominante del cristianismo occidental.

El primer libro impreso, la Biblia de Gutenberg (1455), fue una copia de la Vulgata. Cuando los protestantes reformistas desafiaron la autoridad de la Vulgata, el Concilio de Dos santos sostienen una cruz en este relieve en Trento (1545-1563) proclamó la autoridad de barro del siglo VI, de la comunidad copta de Egipto. la misma.

¿Cómo ayudaron los monjes a asegurar la supervivencia de las Escrituras?

Desde cerca del año 500 y hasta los albores del Renacimiento, en el siglo XIV, todas las realizaciones intelectuales y artísticas fueron patrocinadas por la Iglesia. Los monjes que copiaban los manuscritos bíblicos se aseguraban de que esos registros pasaran a manos de la futuras generaciones. Los monasterios eran los centros de esas actividades, y casi todos tenían un scriptorium, salón con ventanas que permitían la iluminación del sol.

En ese salón se copiaban los manuscritos y, por lo general, estaba situado junto a la biblioteca, donde había textos de consulta. Cada scriptorium estaba a cargo de un monje que dirigía el trabajo y distribuía los materiales necesarios. Los manuscritos que sobreviven revelan que algunos eran obra de un solo copista, mientras que otros los hacían varias personas, las cuales trabajaban al mismo tiempo sobre secciones separadas del texto.

¿Cómo se enseñaba la Biblia a la gente que no sabía leer?

A fines del siglo XIII, en iglesias del sur de Alemania se puso en práctica un método de enseñanza de los Evangelios para los analfabetos. Los clérigos se servían de libros con imágenes, conocidos como Bibliaepauperum (Biblias de los pobres), para explicar cómo se pronosticaron en el Antiguo Testamento los sucesos de la vida de Jesús. 297 Los monjes del monasterio de Santa Caterina, en el monte Sinaí copiaron y conservaron con celo las Escrituras, como se deduce de un impresionante hallazgo en 1975, cuando se descubrieron en el lugar más de 3,000 manuscritos.

Una página típica de una de estas Biblias tiene una pintura central grande de algún hecho significativo del Nuevo Testamento, rodeada por figuras más pequeñas de los acontecimientos correspondientes del Antiguo Testamento. Arriba y abajo de esas ilustraciones hay imágenes de los profetas de las que salen unos rollos con sus profecías. Algunos son como los globos en los que se escriben los diálogos de las caricaturas modernas. Un texto adicional, que el maestro lee en voz alta, contiene las explicaciones de los sucesos.

Esos libros eran valiosos auxiliares de enseñanza para los clérigos pobres que no podían adquirir Biblias completas, pues éstas, en aquellos tiempos, eran demasiado caras. Aunque las Biblias de los pobres no tuvieron un uso muy difundido hasta el año 1300 (sobreviven 70 manuscritos de ese periodo), representan un antiguo método cristiano de enseñanza llamado de representación tipológica, una doctrina expresada por el dicho latino Novum Testamentum in Vetere latet, Vetus in Novo patet (El Nuevo Testamento está oculto en el Antiguo, el Antiguo está abierto en el Nuevo). Relacionada con las Biblias de los pobres, y más popular en Francia, fue la Bible mora]isée, cuyo texto e ilustraciones trataban de dar una lección moralizadora, además de narrar los pasajes bíblicos.

¿Cuáles fueron las primeras traducciones a lenguas modernas?

Antes de que proliferaran los textos impresos en el siglo XVI, la Biblia se había traducido a 33 lenguas diferentes. Hubo una traducción al alemán de un texto bíblico hecha en el siglo XI. Los Libros de la Biblia aparecieron en holandés, francés, islandés, italiano y español durante los siglos XII y XIII; en inglés, noruego y polaco en el siglo XIV; en húngaro y sueco en el siglo XV. Todos ellos, por supuesto, fueron copiados a mano. La segunda Biblia impresa (después de la edición de la Vulgata que hizo Gutenberg en 1456) fue una en idioma alemán, publicada por Johann Mentelin, en Estrasburgo, en 1466. Una tercera Biblia impresa, traducción italiana de la Vulgata, se publicó en 1471; una Biblia catalana de 1478 fue el cuarto texto bíblico impreso; la quinta Biblia fue impresa en checo en 1488.

Para 1534, cuando Martín Lutero terminó la traducción de la primera Biblia en alemán moderno de los originales en hebreo y griego, había ya 14 diferentes traducciones de la Vulgata al alto alemán (del cual derivan el alemán moderno y el yidish) y cuatro al bajo alemán (del que derivan el holandés, el inglés y el afrikaans). A consecuencia de la reforma protestante, se publicaron Biblias en francés en 1534 (por Lefévre), y en 1535 (por Olivetan); en español y checo en 1602; y en italiano, en 1607 (por Diodati). Las Biblias traducidas al inglés aparecieron desde 1535.

¿En qué forma renovó Martín Lutero el interés en la Biblia?

En el siglo IV, la traducción de San Jerónimo de la Biblia al latín (la Vulgata) hizo accesible las Escrituras a los pueblos de habla latina del Imperio Romano. Un milenio después, la traducción de Martín Lutero al alemán hizo que la Biblia estuviera disponible para la gente de habla germana, en el siglo XVI. Después de su ordenación como sacerdote en 1507, Lutero estudió teología en Erfurt y más tarde en la nueva universidad de Wittenberg donde empezó a enseñar la Biblia en 1513.

Al romper con la Iglesia, Lutero se recluyó en el castillo Wartburg, donde pasó parte del año 1522 trabajando en su traducción del Nuevo Testamento del griego al alemán. Doce años después completé la traducción del Antiguo y el Nuevo Testamentos. La Iglesia había recalcado la autoridad de la Vulgata y hacía poco uso de los textos originales hebreos y griegos. La traducción de Lutero, basada en las lenguas originales, despertó un nuevo interés en la Biblia, y la disponibilidad de las Escrituras en un idioma común al pueblo alemán fortaleció a la naciente reforma protestante.

¿Qué tan importante es la Biblia en la obra misionera?

Desde que fueron escritos las palabras de Jesús y los hechos de los apóstoles, las Escrituras han sido el centro de la obra de las misiones cristianas. Los misioneros reciben su primera comprensión de la enseñanza cristiana mediante el estudio de la Biblia, y la fe en su mensaje los envía a recorrer el mundo proclamando la palabra, recordando la orden de Jesús de “id pues y haced discípulos a todas MT. 28:19 las gentes”. La Biblia, como registro escrito de la fe cristiana, explica los principios básicos de vida para un converso y es la única fuente de las enseñanzas de Jesús. Se sabe que la fuerza del mensaje bíblico puede convertir a los no creyentes. Antes de los años 1880, a los misioneros occidentales se les prohibía entrar en Corea; pero algunos años antes habían pasado de contrabando.

Las imágenes del gran pez Leviatán y el feroz toro Behemot adornan un texto hebreo del siglo XIV Los escribas trabajan en el jardín de  monasterio benedictino, en esta iluminación del siglo xJIv

través de Manchuria, los Evangelios traducidos al coreano, y cuando por fin los misioneros fueron admitidos, encontraron conversos bautizados que habían leído los Evangelios y aceptado sus enseñanzas. En tiempos recientes, la actividad misionera se ha dedicado a hacer que la Biblia sea accesible y esté disponible para toda la gente, y en todas partes, mediante traducciones a los idiomas de grupos que carecen de Biblias en lengua vernácula.

Para el siglo XVIII, los misioneros cristianos habían aprendido que el éxito de su trabajo dependía en gran medida de la disponibilidad de una Biblia en lengua nativa. Ante esta realidad, los misioneros tuvieron que ser también lingüistas y traductores, y sus esfuerzos dieron por resultado docenas de nuevas versiones en el siglo XIX. Para publicar una nueva traducción no siempre se esperaba a que todo el trabajo se completara. Se publicaban uno o varios libros a la vez, comenzando por los Evangelios, y luego, quizás varios años después, se completaba toda la traducción. Mientras tanto, los libros puestos en circulación servían para difundir el cristianismo.

¿A cuántos idiomas se ha traducido la Biblia?

La Biblia —toda o partes de ella— ha sido traducida a más de 1,900 lenguas, desde el afrikaans hasta el zulú. Según la Sociedad Estadounidense de la Biblia, para 1989 se habían completado traducciones en 314 idiomas (incluyendo las principales del mundo), versiones del Nuevo Testamento en 715, y traducciones de cuando menos uno de los libros bíblicos en 890. El libro que más se ha traducido es el Evangelio de Marcos, disponible en 800 diferentes lenguas y dialectos. Durante el siglo XIX se fundaron varias sociedades bíblicas para supervisar los trabajos de traducción.

Después de la Segunda Guerra Mundial se estableció una agencia coordinadora, las Sociedades Bíblicas Unidas. El mayor de tales grupos es Traductores de la Biblia de Wycliffe, junto con su filial, el Instituto Lingüístico de Verano, que se iniciaron cuando los misioneros reconocieron la necesidad de hacer traducciones a lenguas y dialectos de grupos pequeños. Los riesgos al traducir una obra tan voluminosa y complicada como la Biblia son muy numerosos: muchas veces las estructuras gramaticales no encuentran un equivalente, y en ocasiones las referencias bíblicas resultan totalmente extrañas para otras culturas. En una versión en lenguaje indonesio, lobos “con MT. 7:15 vestidos de oveja” tuvo que traducirse como “cocodrilos con forma humana”, una imagen mucho más gráfica para un pueblo donde no hay lobos pero abundan los cocodrilos. Una traducción demasiado literal del salmo 23 al lenguaje de los indios tlingit de Alaska, creó un malentendido porque nadie entendió la frase “Yavé es mi pastor”, pues en esas regiones, como bien es sabido, no hay pastores ni ovejas.

Cada año se realizan aproximadamente 20 nuevas traducciones de la Biblia, en dialectos y lenguas casi desconocidos, en un gran empeño de llevar el mensaje bíblico a todos los pueblos ya todas las gentes. En Africa todavía hay mucho por hacer, dada la diversidad de lenguas que allí existe. 300 Martín Lutero en retrato pintado por Lucas Cranach. La traducción de la Biblia que hizo Lutero tuvo efectos de gran alcance.

¿Cuándo se publicó la primera versión en español de la Biblia?

A fines del siglo XII, en cuanto el latín dejó de ser la lengua literaria de España y bastante antes de la introducción de la imprenta en la Península Ibérica, comenzaron a aparecer en Cataluña y Aragón versiones diversas escritas en lengua vulgar (español antiguo), algunas de ellas rimadas, como la de Romeu Sa Bruguera. Sin embargo, por tradición, se considera que la Biblia Alfonsina —traducción de la Vulgata, en manuscrito del siglo XIII— fue la primera versión en español de las Escrituras. Esta fue encargada en Castilla por el rey Alfonso X el Sabio, y no se trata de una mera traducción, sino que contiene, además, comentarios, críticas y fechas históricas relacionados con los pasajes bíblicos. La Biblia Alfonsina seguramente se nutrió de una vasta colección de diversas traducciones parciales al español común realizadas en el siglo XII.

Entre los años de 1422 y 1430 se realizó la Biblia de la Casa de Alba, una versión traducida directamente del hebreo, la que, por lo tanto, no contiene los libros deuterocanónicos. Se publicó bajo la dirección del rabino Mosé Arrangel de Guadalajara. Otros judíos españoles (sefarditas) publicaron varias versiones del Antiguo Testamento. La más importante de ellas fue la Biblia de Ferrara —“hecha por los judíos para los judíos”—, que apareció en 1553, 91 años después de la expulsión masiva sufrida por la comunidad judía de España.

Esta versión es considerada como una de las cumbres de la lengua española. Debe su nombre a que se publicó en Ferrara, Italia. En 1569 apareció en Basilea la Biblia del Oso, editada por el monje Casiodoro de Reina, que había huido a esa ciudad por sus convicciones protestantes. La obra debe su nombre al hecho de que en su portada aparecía un oso buscando miel en un tronco. Otro monje protestante, Cipriano de Valera, revisó la Biblia del Oso y produjo en 1602, en Amberes, una versión muy pulida que ha servido de modelo para diversas Biblias protestantes tanto en español como en inglés. En realidad, la obra de Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera ha merecido varias revisiones, sobre todo por las Sociedades Bíblicas Unidas, de 1909 a 1966. Una de las revisiones dio origen a la Biblia Anotada de Scofield, en inglés, que a su vez fue traducida al español por el doctor Emilio Antonio Núñez. En 1987, tres sacerdotes sevillanos revisaron la Biblia del Oso y conjuntaron un texto notable, acorde a nuestros tiempos.

¿Ayudó la imprenta en la proliferación de versiones bíblicas en español?

¿Por qué proliferaron las Biblias en español protestantes y no las católicas?

El protestantismo comenzó a cundir en Europa por medio de versiones bíblicas en lenguas vernáculas. En España la corriente de partidarios de la Reforma protestante caló muy hondo entre los intelectuales y aun entre los clérigos. Uno de esos reformistas fue el profesor de griego Francisco Encinas, quien en 1543 publicó el Nuevo Testamento en español. Su obra, traducida del griego, inspiró a otros protestantes españoles, incluso a monjes católicos, algunos de los cuales probaron suerte escribiendo versiones en lengua común, aun bajo el riesgo de sufrir represión. Mientras tanto, para detener la difusión del protestantismo por medio de interpretaciones particulares de la Biblia, el Concilio de Trento prohibió en 1546 las versiones en lengua vernácula que no fueran aprobadas por la Iglesia.

La Inquisición española fue aún más estricta, al prohibir de plano la lectura de las Escrituras en “romance castellano”. A fines del siglo XVIII, la Inquisición levantó la prohibición y muy pronto, en 1793, apareció la Biblia de Scío, basada en la Vulgata. Esta versión fue considerada erróneamente —aunque con razón— como la “primera Biblia católica en lengua castellana”. En 1825, el clérigo Félix Torres Amatrevisó la Biblia de Scío y publicó una versión nueva, apoyado en los textos inéditos del jesuita José Miguel Petisco.

¿Cuándo se tradujo por vez primera la Biblia al inglés?

El cristianismo llegó a las Islas Británicas cuando éstas formaban parte del Imperio Romano; pero a la caída de Roma, los anglosajones expulsaron a los cristianos. En 597 una misión evangelizadora logró un sorpresivo éxito entre aquellos bárbaros. En 75 años fueron traducidas al idioma anglosajón varias partes de la Biblia. En el siglo va, un pastor llamado Caedmon, inspirado por una visión, empezó a entonar un canto sobre la creación del mundo. Fue llevado a la abadía de Whitby, donde puso en versos anglosajones partes del Pentateuco y algunos pasajes del Nuevo Testamento que le relataron los monjes. En el siglo IX Cynewulf compuso una versión poética de la vida de Jesús; los salmos fueron reproducidos por el obispo Aldhelm; y el venerable Bede, historiador de la primera Iglesia de Inglaterra, trabajaba en una traducción del Evangelio de Juan cuando murió, en 735. ElreyAlfredo, que murió en 901, incorporó a su código legal versiones anglosajonas de los mandamientos, partes del Éxodo y del Libro de los Hechos. Al aproximarse la conquista normanda de 1066, en esa tierra se conocían glosas o comentarios sobre la Escrituras.

Cuando los normandos invadieron y empezaron a imponer el idioma francés en Inglaterra, ya se había dado un importante paso en el proyecto de llevar las Escrituras a la gente común de la ex provincia romana de Bretaña.

¿Qué es la Biblia de Ginebra?

La reina María Tudor, que era católica, trató durante su breve reinado (1553-1558) de poner freno a la Reforma y expulsó de Inglaterra a muchos eruditos y clérigos protestantes. Algunos de ellos viajaron a Ginebra, donde publicaron la Biblia de Ginebra, en 1560. Esta versión ayudó a forjar el curso de la historia inglesa. Oliver Cromwell y el ejército puritano llevaban consigo la Biblia de Ginebra durante la guerra civil inglesa; también la llevaron consigo a la bahía de Massachusetts los austeros 305 María de Escocia, acusada de conspirar contra Isabel 1 para restaurar el catolicismo en Inglaterra, jura inocencia ante su Biblia.

hombres y mujeres que fundaron las primeras colonias inglesas en América; y fue la que extendió las doctrinas puritanas por el reino de Isabel 1, la sucesora de María. Se hicieron 140 ediciones de la Biblia de Ginebra, que ejerció su influencia religiosa en Inglaterra y Estados Unidos durante varias generaciones. La principal fuerza tras la Biblia de Ginebra fue William Whittingham, un colega del líder protestante Juan Calvino. En el ámbito del protestantismo de esa época, Whittingham intentaba que la traducción y las acotaciones alcanzaran no sólo a las personas cultas sino también a la gente común. Pensaba que la Biblia era la fuente de ayuda que todos los hombres y las mujeres necesitaban.

¿Cuales son los problemas más frecuentes de los traductores de la Biblia?

Uno de los grandes problemas de los traducción del Antiguo testamento (escrito principalmente en hebreo y con adiciones en arameo) es la falta de vocales y de puntuación de los pasajes bíblicos. Muchas palabras, además, aparecen juntas y es difícil desligarlas. Asimismo, el idioma y los dialectos derivados de él evolucionaron a través de los siglos. El Nuevo Testamento, por otra parte, fue escrito en griego común, prevaleciente en tiempos de Jesús como un gua franca y con muchas variaciones. LAS ESCRITURAS EN NUESTROS DÍAS

¿Por qué hay tantas versiones de la Biblia?

Las investigaciones amplían continuamente nuestros conocimientos sobre las palabras bíblicas, así como nuestra comprensión de las ideas y costumbres que aparecen en la Biblia. Toda nueva traducción nos ofrece la oportunidad de acercarnos más al significado original. Además, nuestro idioma sufre cambios y las palabras antiguas toman un significado nuevo. En consecuencia, las nuevas traducciones le hablan a cada generación con fuerza y oportunidad. Las preferencias personales y los conceptos teológicos también dan lugar a las nuevas versiones. Algunos lectores prefieren e1 lenguaje coloquial; otros gustan de un estilo más formal, con el uso de os y vos. Finalmente, algunas ediciones se preparan exclusivamente para los eruditos católicos, protestantes o judíos, mientras que otras tienen diferentes perspectivas religiosas.

En la liturgia actual de la Iglesia Católica se ha dado paso, en el idioma español que se habla en México y en algunos países de América Latina, al lenguaje informal en vez del reverencial utilizado hace no mucho tiempo. Así, por ejemplo, ahora en los misales se leen los textos de Lc. 12:32-35 de la siguiente manera: “No temas rebafúto mío, porque tu Padre ha tenido a bien darte el Reino. Vendan sus bienes y den limosnas. Consigan unas bolsas que no se destruyan y acumulen en el cielo un tesoro que no se acaba, allá donde no llega el ladrón, ni carcome la polilla. Porque donde está su tesoro, ahí estará su corazón.”

Antes se leía así: “No temáis, pequeño rebaño mío, porque a vuestro Padre le ha parecido bien daros a vosotros el Reino. Vended vuestros bienes y dad limosna. Haceos bolsas que no se deterioran, un tesoro inagotable en los cielos, donde no llega el ladrón ni la polilla; porque donde esté vuestro tesoro allí estará también vuestro corazón.” Con este cambio de estilo no se trata de ser irreverente, sino de dar fluidez a los textos para que el oído de los feligreses todos —cultos e incultos, niños y adultos— capte de inmediato el mensaje bíblico. En nuevas versiones de la Biblia incluso se recurre a las paráfrasis, es decir a explicaciones ampliadas, adecuadas a nuestros tiempos, para hacer más inteligibles los textos, más acordes con el habla actual.

Reflejos Condicionados Experimento de Pavlov Campanas y Perros

EXPERIMENTO DE PAVLOV – REFLEJOS CONDICIONADOS – RESUMEN BIOGRAFÍA

La capacidad y aparente voluntad de los animales de circo para realizar diversas tareas cuando se lo «ordena» su entrenador han sido utilizadas para fascinar a nuestros padres y abuelos. Hoy en día todavía disfrutamos al ver las focas, los delfines e incluso las oreas realizar toda una serie de acrobacias en los acuarios grandes y públicos. La cuestión que se plantea es la siguiente: ¿cómo es posible entrenar a los animales para que realicen estas interesantes y asombrosas tareas?

En 1904, el biólogo ruso Ivan Pavlov obtuvo el premio Nobel por sus investigaciones sobre la fisiología de la digestión, estudiada principalmente en perros. Estas investigaciones lo llevaron al descubrimiento de los reflejos condicionados, que es en realidad por lo que hoy se lo recuerda. En pocas palabras, Pavlov descubrió que si se toca una campana antes de dar de comer a un perro, el animal adquirirá el reflejo de salivar cuando oye la campana, incluso si no se le ofrece alimento a continuación. Esta observación supuso la importante incorporación de un elemento psicológico en el estudio de los procesos fisiológicos.

IVÁN PETROVICH PAVLOV (1849-1936): Nació en Ryazan, aldea cercana a Moscú, el año 1849. En 1889 Pavlov demostró concluyentemente que el estímulo que excita la secreción estomacal es mediado por el sistema nervioso. Pavlov intervino quirúrgicamente a un perro, aislando un pequeño repliegue de la mucosa estomacal, que comunicó con el exterior mediante una fístula.

A continuación seccionó el esófago, dándole salida al exterior con el propósito de que nada de la comida ingerida por el perro llegase hasta el estómago. Pavlov puso de manifiesto con este experimento que la secreción estomacal comenzaba en el momento que el perro comenzaba a comer y se mantenía mientras comía, aunque nada le llegaba al estómago. Ello probaba que el estímulo secretor estaba mediado por el sistema nervioso.

Paulatinamente fue notorio que ese mecanismo no explicaba las secreciones de diversas partes del tracto digestivo y de órganos asociados, distintos del estómago. El papel de las hormonas fue demostrado en 1902 por W.M. Bayiiss y E.H.Starling.

Entre tanto, Pavlov se había consagrado al estudio de la naturaleza y funcionamiento del cerebro animal. En su clásico experimento de hacer coincidir el sonido de una campana cada vez que se daba de comer a un perro, con el tiempo bastó el sonido de la campana para que el perro secretara abundante saliva, aunque no se le daba comida.

Demostró que un estímulo carente de significación en sí, es eficaz debido a una asociación fisiológica de los dos estímulos en los centros superiores del cerebro del perro. Se había creado el concepto del “reflejo condicionado”.
El estudio de los reflejos condicionados llevó a Pavlov a la psiquiatría.

«Creo no precipitarme cuando digo que los experimentos relativos a las actividades nerviosas superiores de los animales nos van a ofrecer una información abundante respecto a la educación y la autoeducación en el ser humano.»
I. Pavlov, 1928

Pavlov había comenzado a estudiar el control de la digestión en perros, pero una observación casual modificó su interés. Notó que los perros salivaban antes de ver la comida, al escuchar el ruido de platos o al ver los delantales blancos de los investigadores.Entonces tuvo la idea de provocar respuestas reflejas, como la salivación, mediante estímulos no naturales. Luego de presentar repetidamente la comida (estímulo “natural” o incondicionado) con una señal sonora (estímulo condicionado), pudo obtener la respuesta de salivación sólo con el sonido. Vio que los estímulos incondicionados podían ser, además, de naturaleza luminosa, mecánica (contacto), etc.

EL EXPERIMENTO DE PAVLOV: Pavlov no disponía de un sujeto de observación tan apropiado como otros colegas, pero contaba con un laboratorio y ayudantes para realizar la investigación e impulsar ideas.

Se dedicó a averiguar como los alimentos hacían fluir el jugo gástrico ¿Trabajaban por medio de sustancias químicas, de los nervios, o de qué? ¿El fluir de los líquidos era influido por lo que una persona comía, por el aspecto y sabor de los alimentos, por los pensamientos de la persona? Los médicos, advirtió Pávlov, necesitaban conocer las respuestas a estas preguntas, si querían que la gente fuese más sana, o aun salvarle la vida.

Y esto fue lo que hizo: anestesió a un perro, es decir, le dio cierta medicina que le impedía sentir dolor. Le practicó una abertura en la pared exterior del abdomen. Luego tomó una parte del estómago del animal e hizo un saquito con él. El saquito conservaba todos los nervios y vasos sanguíneos que tenía el resto del estómago, pero en el grabado puede verse que los alimentos que entran en el estómago y salen de él no pueden llegar al saquito. Pávlov practicó en éste una abertura que se comunicaba con el agujero de la pared abdominal.

Luego alimentó al perro. En cuanto la comida le llegaba a la boca, el jugo gástrico comenzaba a, caerle en el estómago. Parte de él también cayó en el saquito, y el hombre de ciencia lo recogió en una botellita, a través de la abertura de la pared abdominal.

Este experimento fue una prueba más de que los propios alimentos son los que inician su digestión. Pávlov demostró que la presencia de los alimentos en la boca provoca impulsos nerviosos que llegan al cerebro y luego a las células del estómago, que entonces secreta los jugos. Cuando cortó el nervio vago, que trasmite los impulsos del cerebro al estómago, observó que, aunque las fauces del perro estuviesen repletas de alimentos, el estómago no secretaba sus jugos.

Así como no hace falta pensar para respirar, tampoco hay que pensar para digerir. Se puede beber un vaso de leche caliente antes de acostarse, y habrá sido digerida mucho antes de que llegue la mañana. Es digerida mientras uno duerme. A semejante actividad del cuerpo, que atañe a determinados nervios y se realiza automáticamente, la llamamos refleja. Cuando el alimento entra en la boca, un impulso nervioso se dirige al bulbo. Luego es “reflejado” por los nervios hacia el estómago. Cuando el impulso llega a éste, los músculos se contraen y las células secretan sus jugos. La digestión ha comenzado, física y químicamente.

Pávlov también demostró que la vista y el olor de los alimentos (y hasta el pensar en ellos) pueden iniciar los reflejos y las secreciones estomacales. Cuando se piensa en un jugoso y grueso pedazo de carne asada, se suele decir:”Se  me hace agua la boca”.

Perros y campanas: Todos los animales muestran salivación cuando tienen hambre y cuando se les pone ante la vista o ante el olfato su alimento favorito. Este es un reflejo natural cuyo objetivo es el de facilitar todo el proceso del consumo y la digestión del alimento. Pavlov trabajó inicialmente con perros para determinar la calidad y la cantidad de su salivación en función de la preparación de los alimentos para una digestión efectiva.

Pavlov observó que si tocaba una campana muchas veces inmediatamente antes de que el perro viera la comida, el sonido de la campana de manera aislada (sin la vista de la comida) inducía un incremento de la salivación. La campana ponía en marcha el sistema digestivo fisiológico.

Este proceso también tiene lugar en las personas y en referencia a todo tipo de alimentos y todo tipo de sonidos. El condicionamiento es más adecuado cuando el estímulo no condicionado (la vista o el olor del alimento) aparece casi simultáneamente al estímulo condicionado (el sonido de la campana), y también cuando ambos estímulos son convincentes e intensos (un trozo de carne grande y jugoso, y un sonido intenso de campana

El reflejo condicionado tiene lugar en ciertas situaciones especifica cuando lo que denominamos un estímulo indiferente, aparece combinado con un estímulo concreto que, generalmente, da lugar a una respuesta específica. Tras la repetición de esta acción en varias ocasiones, el estímulo indiferente adquiere la capacidad de inducir por sí mismo la respuesta específica. Es el estímulo condicionado el que causa el reflejo, mientras que el estímulo indiferente provoca la respuesta condicionada. Para la preservación del reflejo es necesario completar la asociación; si la campana suena una y otra vez pero ello no se continúa con la aparición de la carne, es menos probable que se produzca la respuesta.

Por lo tanto:
• El alimento es un estímulo no condicionado.
• La salivación en respuesta al alimento es un reflejo no condicionado.
• El sonido de la campana es el estímulo condicionado.
• La salivación provocada por el estímulo del sonido de la campana es el reflejo condicionado.

La respuesta condicionada puede ser la estimulación y el incremento de la probabilidad de un comportamiento, o bien del comportamiento opuesto para intentar inhibir el comportamiento inicial. Los resultados son claros y de sentido común: la intensidad del condicionamiento aumenta con cada ensayo, pero cada ensayo añade menos refuerzo que el ensayo anterior. Dicho de otra manera, al cabo de un cierto tiempo disminuye el poder de refuerzo.

El repertorio de reflejos incondicionados es de gran valor adaptativo. Estos son innatos, heredados, como el reflejo de prensión, que hace que los bebés primates cierren fuertemente los dedos alrededor de un objeto que está próximo a su mano. Pero también el ser humano cuenta con una gran cantidad de reflejos condicionados, sobre la base de los innatos. La palabra fitología proviene del griego ethos, cuyo significado es costumbre, hábito. Darwin fue uno de los primeros etólogos. En 1872 publicó el libro llamado La expresión de las emociones en el hombre y los animales, y fue el primero en introducir el punto de vista comparado en el estudio del comportamiento. Ya en el siglo XX, Heinroth y Whitman, buscando caracteres útiles para clasificar a ánades y palomas, encontraron que los comportamientos innatos podían considerarse del mismo modo que los caracteres morfológicos.

Supersticiones condicionadas Hay una historia famosa que ilustra lo que los psicólogos han denominado «comportamiento supersticioso». Un psicólogo animal tenía el laboratorio lleno de palomas. Las palomas demostraron que podían reconocer y discriminar diferentes formas y colores, y se habían acostumbrado a la vieja rutina de «comida por respuesta correcta».

a) Un fin de semana el investigador volvió a casa pero olvidó apagar los alimentadores automáticos de una fila de palomas, de manera que al cabo de una hora y media la máquina expulsó una sabrosa relación de alimento. Naturalmente, los pájaros consideraron que estaban siendo recompensados por lo que hacían y, así, cada treinta minutos repetían el mismo comportamiento y recibían la misma recompensa. Casi todos los pájaros se sentían preparados para conseguirlo. Algunos se daban con el pico en la jaula, otros levantaban las alas, otros hacían piruetas en el fondo de la jaula y, por último, otros emitían arrullos de agradecimiento. La comida aparecía de manera automática, pero las palomas habían «visto elementos de conexión» y vínculos de tipo causal con su comportamiento, y suponían que estaban recibiendo la recompensa por ello.

b) En otro famoso estudio realizado sobre niños de tres a seis años, los investigadores colocaron una caja de plástico en cuyo interior introdujeron canicas y un payaso mecánico llamado Bobo que tenía el tamaño de un niño. Al comienzo del experimento a cada niño se le permitió que eligiera un juguete pequeño que deseara ganar. Después, estos juguetes fueron introducidos en la caja de Bobo y a los niños se les dijo que de vez en cuando el payaso ofrecería una canica que el niño debería colocar en la caja de plástico. Cuando consiguieran un número suficiente de canicas, ganarían su juguete favorito. Bobo estaba programado para ofrecer las canicas en momentos concretos, con independencia del comportamiento del niño. Se observó a los niños a través de un espejo transparente durante una sesión de ocho minutos al día, a lo largo de seis días.

Los resultados demostraron que el 75 por 100 de los niños desarrolló una respuesta supersticiosa de carácter distintivo. Algunos niños se ponían enfrente de Bobo y le hacían muecas; otros tocaban su cara o su nariz, y otros meneaban o contorneaban sus caderas. Una niña sonreía a Bobo y otra besaba su nariz.

En todos los casos los niños repitieron estos comportamientos en todas las sesiones. Todos creían que era su comportamiento lo que hacía que Bobo les diera canicas. Habían sido condicionados mediante el método clásico.

También hubo experiencias en bares en donde se escuchaba música alemana o música francesa, y se llegó a concluir que en los días de música francesa la venta de vino francés era mas del 70% y en los días de música alemana el vino vendido en una gran mayoría era alemán.

PARA SABER MAS…
1904: PAVLOV GANA EL PREMIO NOBEL:
Cuando ganó el Premio Nobel en 1904, Iván Pavlov acababa de iniciar los experimentos conductistas que hicieron famoso su apellido. Los perros que habían aprendido a asociar la comida con el sonido de una campana, salivaban cuando la oían. Una respuesta aprendida que el fisiólogo ruso denominó «reflejo condicionado». Pero al otorgarle el premio, el comité del Nobel reconoció sus años de investigación sobre las glándulas digestivas, que había comenzado en 1890.

Otros, investigando en este campo, habían experimentado con perros vivos, fabricando un bozal quirúrgico para observar el estómago, una operación que requería la separación de los nervios. Cuando Pavlov pensó que el sistema nervioso regulaba la digestión, un corte tan cruento (y finalmente mortal) comprometió estos experimentos. Equipó el primer quirófano para animales e inventó el «bozal Pavlov», que permitía la observación pero dejaba los nervios y la salud de los perros intactos. También descubrió métodos para recoger saliva, sacarla a través de la quijada y hacerla caer a través de un agujero en la garganta.

Estos métodos, todavía en uso, permitieron a Pavlov controlar «la fábrica química» desde la boca hasta el estómago. Descubrió que el gusto de la comida excitaba la producción de los jugos gástricos y pancreáticos y que la composición de la saliva variaba de acuerdo con la sustancia ingerida.

Sus descubrimientos demostraron que el sistema nervioso ejercía un amplio control sobre la digestión, contra la creencia de su funcionamiento autónomo mantenida hasta 1902. Entonces, William Bayliss y Ernest Starling se percataron de que las hormonas realizaban algunas funciones digestivas sin la colaboración de los nervios. La adhesión de Pavlov a su doctrina era tan férrea que se enemistó con Bayliss y Starling durante años. Finalmente, acercaron sus posiciones al modificar parcialmente su propia opinión. Mientras tanto, Pavlov descubrió otro uso para su artilugio de medir saliva: el estudio del comportamiento animal y, por extensión, del humano.

Fuente Consultada:
De la Cabeza a los Pies de Alex Novikov
Cincuenta Cosas de Psicología Que Hay que Saber Adrián Furnham.

Los libros mas importantes de la historia Que cambiaron el mundo

LISTA DE LIBROS DESTACADOS DE LA HISTORIA

libros destacados de la historia

San Agustín (335-430), De Civitate Dei; 1467. (La ciudad de Dios, Barcelona, Folio,1999). San Agustín, obispo de Hipona (África), reacciona ante el declive del Imperio romano con la tesis de que debería ser sustituido por un Estado teocrático impuesto por la Iglesia cristiana. Describe el curso de la historia como la lucha entre dos ciudades, la civitas coelestis (ciudad celeste) animada por el amor de Dios y la civitas terrena (ciudad terrena) determinada por el hombre; Estas dos están entrelazadas en la sociedad, pero la historia puede interpretarse como el cumplimiento de la voluntad de Dios de salvar a los hombres mediante la gracia. Así, San Agustín se convierte en el fundador de la Filosofía de la Historia, que confiere al curso histórico un sentido y una meta.

Justiniano (482-565), Institutiones o Codex Iustinianum, 1468. Gran compendio, de este emperador de Oriente, del Derecho romano que influyó en el desarrollo del derecho en toda Europa.

Claudio Ptolomeo (muere hacia el 161 d. C.), Cosmographia, 1477.

Síntesis de la cosmología geocéntrica (la Tierra como centro del universo) que determinó la concepción del mundo entre los siglos II y XVII de nuestra era. Sus datos falsos sobre la extensión de Asia motivaron los viajes de Colón.

Euclides (s. ni a. C.), Elementa Geometrica, 1483. El manual de matemáticas más antiguo del mundo. Hoy, todavía útil.

Santo Tomás de Aquino (1225-1274), Summa Theologiae, 1485. (Suma teológica, Universidad de Valencia, 2000.)Síntesis de la filosofía aristotélica y de la teología cristiana. El tratado filosófico más importante de la Edad Media.

Galeno (129-199), Opera, 1490. Libro fundamental de medicina hasta la Edad Moderna. Trata de la patología humoral o la doctrina de la mezcla de los humores corporales que influyó también en la literatura y en el teatro.

Plinio el Viejo (23-79), Naturalis Historia, Venecia, 1496. (Historia natural, Madrid, Cátedra, 2002.) Enciclopedia de la ciencia de la Antigüedad. Cita más de cuatrocientas fuentes griegas y romanas. Abarca todas las áreas del saber, de la física a la literatura pasando por la agronomía, y de la geografía a la filosofía pasando por la medicina. Fue el libro de consulta más importante de la Edad Media.

Herodoto (485425), Historias, 1502. (Historia, Madrid, Gredos, 2000.) Padre de la historiografía. Describe la invasión de Grecia por los persas entre los años 49Oy479 a. C.

Tomás Moro (1478-1535), Utopia, Leiden, 1516. (Utopía, Madrid, Alianza, 1998.)Relato ficticio acerca de Utopía, el Estado ideal comunista en el que se realizan los ideales de educación humanista de Moro y modelo de todas las demás utopías.

Martín Lutero (1483-1546), El Nuevo Testamento, traducción alemana de 1522, El Antiguo Testamento, 1534.El libro más importante de la literatura alemana. Se convirtió en el punto de partida del desarrollo del alto alemán como lengua común de los alemanes y unificó su espacio cultural. Marcó la retórica de los sermones eclesiásticos, dio unidad al estilo alemán y le dotó de un tesoro común de expresiones, metáforas y giros que calaron profundamente. El alemán de Lutero es tan plástico y expresivo que las traducciones posteriores de la Biblia dejan mucho que desear.

Baldassare Castiglione (1478-1529), II Cortegiano, 1528. (El cortesano, Madrid, Cátedra, 1994.)Guía de comportamiento para el cortesano ideal. Libro clásico que marca el estilo de comportamiento cortesano y las formas de trato aristocráticas de las cortes europeas.

Nicolás Maquiavelo (1496-1527), El Príncipe, 1532. (El Príncipe, Madrid, Espasa, 2002.)Fundamentación de la doctrina de la razón de Estado. La política es considerada desde el punto de vista científico-técnico y ya no desde una perspectiva moral. Glorificación del carisma personal como «virtúd» , como una especie de fuerza energética del príncipe combinada con las cualidades que definen al león y al zorro, esto es, la valentía y la astucia.

Juan Calvino (1509-1564), Christianae Religionis Institutio, Basilea, 1536. (Sumario de la institución de la religión cristiana, Terrassa, Che, 1991.) El libro más importante de la Reforma. En él es fundamental la concepción agustiniana del poder absoluto de Dios y el derecho del hombre a resistirse a los poderes terrenos, que son solamente instrumentos de Dios, cuando atentan contra la voluntad divina. Calvino también explica su doctrina de la predestinación (Dios elige, desde la Creación, a los destinados a salvarse) e introduce un listado de obligaciones en una vida de trabajo. Su influencia se extendió por los Países Bajos, Inglaterra, Escocia y América, y fue un factor determinante en el desarrollo de los movimientos democráticos.

Nicolas Copérnico (1473-1543), De reuolutioni bus orbium coeletium libri VI, 1543. (Sobre las revoluciones de las orbes celestes, Barcelona, Altaya, 1994.) Da la puntilla a la concepción geocéntrica del universo y explica los movimientos celestes Observables afirmando que la Tierra gira alrededor del Sol, y éste alrededor de sí mismo. En 1616 la Iglesia lo incluyó en el índice de libros prohibidos.

The Book of Common Prayer 1549.Primer libro de oraciones escrito en lengua vernácula y utilizado tanto por el clero como por los legos. Este libro fijó la liturgia anglicana, por lo que sus giros calaron en la lengua inglesa. Es el libro más importante después de la Biblia.

Index Librorum Prohibitorum, 1559.Lista de los libros prohibidos que, según el Papa, ponían en peligro la fe o la moral. El índice incluía libros heréticos, Biblias protestantes, todos los escritos sobre la liturgia y los dogmas que no contaban con la autorización del Papa, los llamados libros inmorales y obscenos, así como todas las publicaciones cuya ideología se consideraba inconveniente. El último índice fue publicado entre 1948 y 1962 y contenía seis mil títulos. Conservó su validez hasta 1966.

Giorgio Vasari (1511-1574), Le Vite depiuExcellentiPittoui, Scultori eArchitettori, 1568. (La vida de los más excelentes pintores, escultores y arquitectos, Barcelona, Océano, 2000.) Fuente valiosísima para nuestro conocimiento del Renacimiento —concepto que se utilizó por vez primera precisamente en este libro—; su estilo es vivo y está lleno de anécdotas.

Andrea Palladio (1508-1580), 1quattro Libri della Architettura, 1570. (Los cuatro libros de la arquitectura, Barcelona, Alta Fulla, 1993.) De entre todos los manuales, el de Palladio es el que más se inspiró en la arquitectura clásica romana. Influyó especialmente en la arquitectura inglesa y norteamericana (por ejemplo, en «La Casa Blanca»> e inauguró el «estilo pafladiano».

Michel de Montaigne (1533-1592), Les Essais, 1580. (Ensayos, Barcelona, Altaya, 1994.) Con este libro Montaigne crea el género del ensayo personal, en el que sólo se vierten ideas y experiencias totalmente propias. Obra cumbre del escepticismo, influyó fuertemente en la literatura.

TheHoly Bible o The authorized Version o King James Bible; 1611. Biblia inglesa, resultado de una conferencia eclesiástica convocada por Jacobo 1° de Inglaterra. «La única obra maestra de la literatura escrita por una comisión. De cada inglés que había leído a Sidney o a Spenser o que había asistido una representación de Shakespeare en el Teatro del Globo, había cientos que habían leído o escuchado con mayor atención la. Biblia en tanto que Palabra de Dios. La influencia de la lectura de este libro en el carácter, la imaginación y la inteligencia del país durante casi trescientos años fue mayor que cualquier otro movimiento literario» (Trevelyan).

Francis Bacón (1561-1626), Instauration Magna, 1620. (El avance del saber, Madrid, Alianza, 1988.) Propuesta de dotar de nuevos fundamentos empíricos a la ciencia de la naturaleza, el libro contiene una clasificación de las disciplinas científicas, el programa de un nuevo método científico, una revisión de la lógica aristotélica y un bosquejo de futuras investigaciones. Asimismo, ofrece hipótesis para avanzar en la investigación y reclama una mayor organización científica. Bacón dice adiós al conjunto de la tradición especulativa y exige que la ciencia se base únicamente en la experimentación. La influencia de Bacón en la ciencia es incalculable —la Enciclopedia francesa está dedicada a él—. Durante la Revolución francesa, la Convención Nacional sufraga la edición de su obra.

Galileo Galilei (1564-1642), Dialogo süpra iDueMassimi Sistemi del Mondo, Tolemaico e Copernicano, Florencia, 1632. (Diálogo sobre los dos sistemas del mundo ptolomaico y copernicano, Madrid, Alianza, 1995.) Diálogo entre un radical, un conservador y un agnóstico sobre los nuevos descubrimientos astronómicos. Ensalza el pensamiento copernicano y se burla de la estrechez de miras de los ignorantes que defienden viejas teorías. A raíz de la publicación de este libro, Copérnico fue convocado en Roma por el tribunal de la Inquisición y fue obligado a retractarse de todo cuanto había afirmado en él. El libro permaneció en el Indice de libros prohibidos hasta 1828. Finalmente, en 1992 el papa consideró injustificada la condena de Galileo.

René Descartes (1596-1650), Discours de la méthode, 1637. (Discurso del método, Madrid, Alba, 1999.) Fundamentación de la ciencia en los primeros principios, 1. Autoevidencia de la conciencia (Cogito ergo sum). 2. Desarrollo de la verdad desde la conciencia finita del hombre a la conciencia infinita. 3. Reducción del mundo material a sus dos atributos, extensión y movimiento. Este libro constituye la base de la filosofía moderna.

Thomas Hobbes (1588-1679), Leviathan, 1651. (Leviatán, Madrid, Alianza, 1996.) Texto político que explica y legítima el Estado absolutista a partir del contrato social por el que los individuos, para defenderse mutuamente, ceden al Estado el monopolio del poder. Al mismo tiempo, la conciencia moral es rebajada a la categoría de asunto privado. Esta es la respuesta de Hobbes a la experiencia de la guerra civil, en la que cada individuo cree tener el monopolio de la moral y tacha al enemigo de criminal. El libro ha conservado hasta hoy su actualidad.

Blaise Pascal (1623-1662), Pensées, 1670. (Pensamientos, Madrid, Cátedra, 1998.) Pascal era seguidor de los jansenistas de Port Royal, que afirmaban que la naturaleza humana era perversa y que el hombre necesitaba de la gracia divina. Partiendo de estas ideas, Pascal transformó el escepticismo racional sobre el cristianismo en un escepticismo sobre la razón, logrando penetrar en lo más profundo del alma humana: «El corazón tiene su lógica, que la lógica no conoce».

Baruch Spinoza (1632-1677), Tractatus Theologi co-Politicus, 1670. (Tratado teológi co político, Barcelona, Planeta, 1996.) Defensa de un Estado capaz de garantizar la justicia, la tolerancia y las libertades de pensamiento y de expresión. Fundamentación de los derechos naturales del hombre y defensa de la separación de religión y filosofía. A consecuencia de sus ideas, Spinoza, descendiente de judíos españoles afincados en Holanda, fue excluido de la comunidad judía de Amsterdam.

John Bunyan (1628-1688), Pilgrim’s Progress, 1678. (El progreso del peregrino, México, 1954.) El libro más conocido del puritanismo. Es una visión alegórica de la peregrinación del cristiano por una vida llena de tentaciones y de extravíos. Este libro, galería de caracteres tipo retratados con gran plasticidad y de un radicalismo social subliminal, se hizo muy popular y fue traducido a ciento cuarenta y siete lenguas. Es una obra capital de la mentalidad puritana.

Sir Isaac Newton (1643-1727), Naturalis philosophiae principia mathematica, 1687. (Principios matemáticos de la filosofía natural, Barcelona, Altaya, 1094. Teoría que demuestra que todos los fenómenos del Sistema Solar pueden deducirse y predecirse a partir de las leyes de la dinámica y de la gravitación. Los Principia son considerados como la obra más importante de la historia de la ciencia natural. Constituyen una síntesis racional que integra todos los conocimientos de la época y que ofrece a la humanidad una nueva imagen del mundo en la que el poder divino es sustituido por las leyes de la causalidad y de la mecánica.

John Locke (1632-1704), Two Treatises on Government, 1690. (Dos ensayos sobre el gobierno civil, Madrid, Espasa, 1993.) La «carta magna» del liberalismo, en la que Locke fundamenta la división de poderes en la necesidad de que los gobernados aprueben la acción de su gobierno. De ahí que éste no pueda ejercer el poder de forma absoluta, sino que ha de ser controlado. El libro más influyente en el desarrollo de la democracia y del parlamentarismo.

Giambattista Vico (1668-1744), Principios de una ciencia nueva sobre la naturaleza común de las naciones, 1725. (Madrid, Aguilar, 1960.) Fundamentación de las modernas ciencias históricas en la idea de que la historia es el producto de la acción humana y de que los hombres comprendemos mucho mejor los motivos de nuestra acción que las leyes de una naturaleza que nos es extraña. De ahí la pretensión de cientificidad que reclama la Historia. Vico establece un paralelismo entre los ciclos individuales y los históricos, ambos están dotados de las mismas fases evolutivas que son la juventud, la madurez y la vejez de las culturas. De este modo, Vico descubre la importancia del lenguaje, los mitos y la cultura, inspira a Goethe y a Herder y se perfila como un predecesor de Spengler.

Albrecht von Haller (1708-1777), Los Alpes, 1732. Este libro de poemas descubre la sublimidad del mundo de las montañas, que hasta entonces sólo había suscitado rechazo y aversión. El libro inauguró nuevos ámbitos de experiencia y abrió las puertas de par en par al turismo.

Carlos de Linneo (1707-1778), Systema Naturae, 1735. Fundamentación de la botánica y de la zoología modernas mediante una clasificación sistemática del mundo vegetal y animal en géneros y especies. Linneo establece la nomenclatura latina que sigue utilizándose hasta hoy mismo y en la que cada planta y cada animal tienen dos nombres: el primero de ellos designa el género, que incluye todas las especies emparentadas entre sí, y el segundo nombre designa la especie. Así, por ejemplo, los leones y los tigres son félidos, por eso sus nombres son Felis leo yFelis tigris.

Enciclopedia de Dideroty D’Alembert, 17 volúmenes, 1751-1765. Obra cumbre de la Ilustración europea que contribuyó al descrédito del Antiguo Régimen.

François Marie Arouet de Voltaire (1694-1778), Ensayo sobre las costumbres, 1756. (Buenos Aires, Hachette, 1995.) En esta obra Voltaire inventa al mismo tiempo la Historia de la cultura y la Filosofía de la historia (después de San Agustín), y describe la historia universal como un progreso dirigido hacia la Ilustración al que puede contribuir toda nación.

Jean-Jacques Rousseau (1712-1778), Del contrato social, 1762. (Madrid, Alianza, 1980.) Apasionada defensa de un retorno a la naturaleza y a la igualdad natural entre los hombres y protesta contra las barreras artificiales que la sociedad levanta entre los seres humanos, a quienes les une una simpatía natural. En virtud de su retórica igualitarista, el libro se convirtió en la Biblia de los radicales durante la Revolución francesa.

Johann Joachim Winckelmann (1717-1772), Historia del arte en la Antigüedad, 1764. (Barcelona, Folio, 1999.) Con este libro, el autor determinó la visión europea de la «noble sencillez y la serena grandeza» del arte griego, que perduró hasta que fue tambaleada por el descubrimiento del elemento »dionisiaco» del arte griego por parte de Nietzsche.

Johann Gottfried Herder (1744-1803), Tratado sobre el origen del lenguaje, 1772. Herder aplicó la idea de evolución al lenguaje e impulsó el desarrollo de la lingüística como comparación entre lenguas y culturas, con la esperanza de esclarecer el funcionamiento del entendimiento humano. Sus ideas impulsaron a los pueblos de Europa central y de Europa del Este a la búsqueda de su identidad nacional, condujo tanto al desarrollo dela filología como al «chauvinismo» lingüístico.

Adam Smith (1723-1790), The Wealth of Nations, 1776. (La riqueza de las naciones, Madrid, Alianza, 1999.) La primera obra sobre economía política clásica y la más significativa. Smith considera que la competencia, en tanto que fuente de la división del trabajo, es el motor del aumento de la productividad y del progreso económico. Según el autor, este progreso resulta obstaculizado cuando el Estado protege con sus intervenciones a determinados grupos sociales. Por el contrario, en una situación de libre desarrollo de las fuerzas económicas, una mano invisible hace que la persecución del interés particular redunde en el bienestar de todos.. Biblia del liberalismo, fue considerado por los socialistas como un engaño y como el ejemplo más claro de mistificación ideológica.

Immanuel Kant (1724-1804), Crítica de la razón pura, 1781. (Madrid, Alfaguara, 1998.) Kant explica el conocimiento como el producto de la cooperación entre el mundo externo, objeto de la experiencia, y la facultad de síntesis del entendimiento a priori (independiente de la experiencia), de tal modo que el mundo empírico-sensible posibilita el ejercicio de la función sintética del entendimiento, pero es éste el que prescribe a la experiencia su modo de manifestación. Con el denominado «giro copernicano», Kant inauguró una nueva época en la Historia de la Filosofía, y desde entonces en ella se habla de una etapa «precrítica» y de una etapa «poscrítica».

Edmund Burke (1729-1797), Reflections on the Revolution in France, 1790. (Reflexiones de la Revolución Francesa, Madrid, Rialp, 1989.) En forma de carta dirigida a un gentleman residente en París, Burke presenta la sociedad como un ecosistema al que las revoluciones han llevado al caos y a la tiranía. El autor advierte contra la idea de que los fines puedan justificar los medios. Burke ya no concibe las constituciones como contratos sociales de base iusnaturalista, sino como un contrato generacional entre los muertos, los vivos y los todavía no nacidos. Este contrato funda una tradición que no debe ser rota por constituciones abstractas y artificiales.

Thomas Paine (1737-1809), The Ptights of Man, 1971. (Los derechos del hombre Universidad de León, 1999.) Concebido como respuesta a Burke, es una defensa de la Revolución francesa. Sirviéndose de un lenguaje de fácil comprensión constituye una defensa de los derechos humanos. Exige la supresión de la monarquía y de la aristocracia, la construcción de un sistema educativo estatal y una redistribución de la riqueza mediante la introducción de impuestos progresivos. El libro tuvo un fuerte eco que condujo a la fundación de asociaciones radicales en toda Gran Bretaña.

Mary Wollstonecraft (1759-1797), A Vindication of the Faights of Woman, 1792. (Vindicación de los derechos de la mujer Madrid, Cátedra, 1994.) Compañera del filósofo Godwin y madre de la escritora Mary Shelley

—autora de Frankenstein—, la autora reivindicaba una educación común para los dos sexos como condición de la igualdad en la pareja y denunciaba la reducción de la mujer al papel de objeto sexual, de ama de casa y de madre. Wollstonecraft se convertía con este libro en una de las fundadoras del movimiento de las mujeres.

Thomas Malthus (1766-1834), An Essay on the Principie of Population, 1798. (Ensayo sobre el principio de la población, Madrid, Akal, 1990.) Este libro fue concebido como respuesta al optimismo de Godwin. Malthus argumentaba que toda mejora de las condiciones de vida conducía al aumento de la población, pero que este aumento reducía sus posibilidades de mejora. Según Malthus, la población aumentaba siempre más rápidamente que los medios de subsistencia. De este modo, aunque la pobreza pudiese remediarse, jamás podría erradicarse definitivamente. El libro sembró el desconcierto entre los reformistas, las capas más desfavorecidas de la población fueron acusadas de reproducirse desenfrenadamente y se fundaron asociaciones para el control de la natalidad. Además, inspiró en Darwin la idea de que la selección natural era el. resultado de la constante presión demográfica en el límite de. las posibilidades de subsistencia.

Georg Friedrich Wilhelm Hegel (1770-1831), Phünomenologie des Grisles, 1807. (Fenomenología del espíritu, Madrid, FCE, 1981.) Interpretación de la historia universal como un proceso dialéctico de progresiva autoconciencia del «espíritu» (geist). Los estadios de este proceso están determinados por las relaciones de la conciencia con la realidad, espíritu subjetivo (psicología), espíritu objetivo (moral, política), espíritu absoluto (arte, religión, filosofía, lógica). Situado al final de este proceso, el «Sistema hegeliano» consiste precisamente en el despliegue de estos estadios. Esta concepción, que presenta la historia como el producto de la dialéctica entre tesis, antítesis y síntesis, fue el punto de partida de los enfrentamientos ideológicos entre la izquierda y la derecha durante los siglos XIX y XX (se habla de la derecha y de la izquierda hegelianas).

Walter Scott (1771-1832), Waverley, 1814. (Las aventuras del joven Waverley, Barcelona, Ballesteros, 1958.) Waverley es la primera de una larga serie de novelas que se convirtieron en el modelo de la novela histórica. En ellas, Scott hacía que un héroe ficticio se encontrase con personajes históricos en un escenario histórico —en este caso se trata de la sublevación de los jacobitas de Bonnie Prince Charlie en Tierras Altas de Escocia alrededor de 1740—. Este esquema fue imitado por novelas como El último mohicano de James Fenimore Cooper, Notre-Dame de París de Víctor Hugo, Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas y Guerra y paz de León Tolstoi.

Franz Bopp (1791-1867), De la morfología del sánscrito comparada con la del griego, el latín, el persa y el alemán, 1816. El autor descubre las relaciones de parentesco entre las distintas lenguas de la familia «indoeuropea» y funda así la morfología comparada.

Jacob Grimm (1785-1863), Gramática alemana, 1819-1837.Basándose en Bopp, Grimm explica las diferencias entre las lenguas germanscas y el resto de lenguas indoeuropeas, descubre las leyes de apofonía en la conjugación de los verbos fuertes y formula la «ley de Grimm» de la alteración fonética, que es la diferencia principal entre el alto alemán y el resto de lenguas germánicas (por ejemplo, Water-Wasser).

Leopold von Ranke (1795-1886), Crítica de la historiografía moderna, 1824. Leipzig, Berlin, G. Reimer (la edición original de la obra incluía también Historias de los pueblos latinos y germánicos). Fundamentación y explicación de las normas por las que ha de regirse la historiografía crítica, es decir, una historiografía que no se base en los modelos establecidos sino que se remonte a las fuentes y las verifique con exactitud. Ranke se mega a presentarse como maestro o como educador; su único interés es mostrar «el pasado tal como fue». De este modo se convierte en el fundador de la ciencia histórica.

Auguste Comte (1798-1857), Cours dePhilosop hiepositi ve, 6 volúmenes, 1835-1842. (Curso de filosofia positiva, Madrid, Magisterio Español, 1987.) Teoría evolucionista de la ciencia de corte hegeliano, según la cual el espíritu humano recorre tres fases: la fase teológica, que ve la presencia de la divinidad tras todo cuanto existe; la fase metafísica, que reduce la realidad a las ideas; la fase de la ciencia «positiva», que ya no pregunta por los fines y los orígenes de la realidad, sino por sus causas, sus leyes y sus relaciones. La ciencia está ordenada jerárquicamente, y en la cúspide de esta jerarquía se halla la sociología, de la que Comte es fundador. Por otra parte, Comte establece una correspondencia entre estas tres fases y los distintos tipos de sociedad, de forma que a la fase «positiva» le corresponde la sociedad industrial. Esta concepción puso en circulación el concepto de «positivismo> (limitación del conocimiento a los hechos demostrables científicamente) y estableció las bases de la fe en la ciencia de los siglos XIX y XX. En la década de 1960 tuvo lugar la «Disputa del positivismo» sobre la metodología correcta de la sociología, disputa que enfrentaba a los neomarxistas de la Escuela de Francfort y a los representantes «positivistas» del Racionalismo crítico (Albert, Popper).

Karlvon Clausewitz (1780-1831), Delaguerra, 1832-1834. (Madrid, Ministerio de Defensa, 1998.) El autor subordina la guerra a la política («La guerra es la continuación de la política por otros medios», afirma Clausewitz), subraya el papel fundamental de la moral y de la disciplina en la guerra, define la estrategia como la alternancia incesante de ataque y defensa y rechaza cualquier plan de batalla inamovible. Clausewitz participó en casi todas las guerras contra Napoleón, colaboró en la reforma del Ejército prusiano y creó la Academia Militar de Berlín.

Rowland Hill (1795-1879), Post Office Reform; Its Imp ortance and Practicahility, 1837. Propuesta de racionalización del correo inglés basada en cinco principios, introducción de sellos postales, introducción de sobres, pago por anticipado de los portes, tarifa según peso y portes idénticos para las mismas distancias. Tras ser sometidas a prueba por una comisión real, las propuestas de Hill fueron aceptadas. Se diseñaron los primeros sellos postales (“Penny Black”) con el retrato de la reina Victoria y el correo inglés fue reformado conforme a la propuesta de Hill. Esto tuvo consecuencias inesperadas, pues las capas más desfavorecidas de la población también tuvieron acceso al correo, y quienes habían emigrado a América comenzaron a escribir a sus casas, lo que desencadenó gigantescas oleadas de nuevos emigrantes.

Friedrich List (1789-1846>, Sistema nacional de economía política, 1841. (Madrid, Aguilar, 1995.) A diferencia de Adam Smith, List consideraba que la verdadera fuente de riqueza de un país no era el comercio internacional y la división internacional del trabajo, sino el desarrollo de la producción nacional. Con la creación de la Unión Aduanera se convirtió en el promotor de la unificación de Alemania, y su libro fue la Biblia de los llamados «proteccionistas» o defensores del proteccionismo arancelario.

Harriet Beecher-Stowe (181 1-1896), Uncle Toms Cabin, 1852. (La cabaña del tío Tom, Madrid, Cátedra, 1998.) El protagonista del libro es un viejo esclavo afro-americano leal a su amo blanco y a su hija Eva, pero que después de soportar con resignación numerosas pruebas es golpeado hasta la muerte por un capataz blanco. Los pasajes más memorables y emotivos del libro son aquellos en los que se narra la muerte de la pequeña Eva y la huida de una esclava con su hijito a través de los témpanos de hielo de Ohio. La novela fue escrita como respuesta a la ley que ordenaba la persecución de los esclavos huidos, y en virtud de su calidad melodramática influyó en los norteamericanos como ningún otro libro lo ha hecho en este país. Lincoln elogió a la autora, a la que llamó la «Little Lady a la que hemos de agradecer esta guerra civil».

Arthur Gobineau, conde de (1816-1882), El problema racial. Ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas, 1853-1855. (Barcelona, Araluce, 1966.) El autor ataca la Revolución francesa y fundamenta las pretensiones hegemónicas de la aristocracia francesa en la superioridad de la nobleza franca sobre los galos conquistados. Para explicar cómo esta nobleza pudo ser derrotada durante la Revolución, el autor no tiene más remedio que apelar a la «mezcla de razas» con la que los francos contaminaron su sangre. Inventa el concepto de «arios» para nombrar a la raza nórdica e introduce los lemas del racismo alemán y de la obsesión germanista de los nazis. Sin embargo, Gobineau no considera a los alemanes como germanos, sino como una mezcla de celtas y eslavos con una inyección de impura sangre germana.

Charles Darwin (1809-1882), El origen de las especies, 1859 (Madrid, Alba, 1997.) Teoría que explica la evolución de las especies animales, incluida la humana, a partir de la supervivencia de las mejor adaptadas al medio natural. Esto supone el derrumbe de ideas en las que el hombre había creído durante siglos: la historia bíblica de la Creación, según la cual todas las especies, incluido el hombre, habían sido creadas directamente por Dios y el mundo tenía una antigüedad de unos seis mil años; la idea de que detrás de todo proceso teleológico debía estar la Providencia divina, y la convicción de que el hombre no era un descendiente del chimpancé sino que había sido creado a imagen y semejanza de Dios. El libro de Darwin tambaleó como ningún otro la concepción del mundo vigente hasta entonces y dañó profundamente el orgullo del hombre. Marcó los debates intelectuales de los años siguientes e influyó en casi todos los ámbitos del pensamiento. El concepto de evolución, entendido como un proceso autodirigido que pese a no responder a ningún plan predeterminado no es un proceso ciego, sigue gozando de enorme actualidad.

John Stuart Mill (18064873); On Liberty , 1859. (Sobre la libertad, Madrid, Alianza, 1997.) La obra más conocida del representante del «utilitarismo», movimiento fundado por Jeremy Bentham. El utilitarismo convirtió <da mayor felicidad del mayor número» en un principio ético y político, convicción responsable de las importantes reformas sociales del siglo XIX. Mill argumenta que <da mayor felicidad del mayor número» está en perfecta armonía con la libertad individual. Transmite a toda una generación una actitud positiva hacia la libre expresión de las opiniones, hacia las ideas nuevas y hacia el progreso científico.

Johann Jacob Bachofen (1815-1887), Mitología arcaica y el derecho materno, 1861. (Antrhopos, 1988.) Partiendo del estudio de la primitiva sociedad griega, el autor trazaba una evolución del orden social en la que la sociedad matriarcal habría sido disuelta por la actual sociedad patriarcal (autoridad de los hombres). La argumentación de Bachofen se basaba en la adoración de divinidades maternales y en la existencia de sistemas de filiación matrilineal. Aunque sus conclusiones ya no se consideran válidas, este libro amplió decisivamente la perspectiva etnológica.

Walter Bagehot (1826-1877), The English Constitution, 1867. (La constitución inglesa, Madrid, Anal, s. a.) Como no existe una constitución inglesa escrita, éste es el texto al que se puede acudir cuando para discutir temas constitucionales complejos.

Karl Marx (1818-1883),El Capital, 1867. (Barcelona, Folio, 1999.) Marx comienza con una crítica de la teoría económica burguesa, describe el proceso de formación del capital y lo explica a partir de las relaciones entre la clase dominante y la clase dominada en el seno de la sociedad; analiza la dialéctica de la mercancía entre valor de cambio y valor de uso y describe el encubrimiento de las relaciones sociales a través del dinero y las formas resultantes de este encubrimiento, la alienación, la cosificación y el cegamiento ideológico, que hace que los hombres conciban su propia explotación como el resultado de procesos objetivos dotados de una necesidad casi natural Cuando describe la explotación de los trabajadores, Marx sitúa en el centro de su exposición el concepto de «plusvalía», volviendo a determinar las «leyes objetivas» del mercado como enmascaramiento de relaciones de dominación. La obra se convirtió en las Sagradas Escrituras del socialismo, que se presentó a sí mismo como «una doctrina de base científica» en la que las convicciones subjetivas del pasado eran sustituidas por la objetividad científica. El Capital no ejerció una influencia directa, sino más bien a través de las exégesis (interpretaciones) realizadas por quienes fueron los Santos Padres de esta doctrina, Lenin, Kautsky, Plejánov, Lukács, etcétera.

Reinrich Schliemann (1822-1890), Antigüedades troyanas, 1874. Informe sobre las excavaciones arqueológicas de Troya. En realidad, Schliemann había descubierto una ciudad anterior; fue su colaborador y seguidor Dórpfeld quien descubrió la Troya de Homero. Pero Schliemann había hallado el lugar correcto.

Cesare Lombroso (1836-1909), L’Uomo delinquente (El hombre criminal), 1876. Atribuyendo la criminalidad a «fenómenos degenerativos» corporales, Lombroso abrió el campo de investigación de las relaciones entre patología y delincuencia, influyó en la concepción de la responsabilidad, la condena y el tratamiento de los delincuentes, e introdujo la distinción entre delincuentes ocasionales y delincuentes habituales.

Friedrich Nietzsche (1844-1900), Alio sprach Zarathustra, 1883-1885. (Así habló Zaratustra, Madrid, Alianza, 2002.) Relato filosófico y «poema en prosa» en el que el filósofo persa Zaratustra predica la doctrina del «Superhombre», que se pone en el lugar de Dios, santifica el aquí y ahora frente al más allá, ensalza el heroísmo y el poder y desenmascara las virtudes cristianas como ilusiones de los débiles. La influencia del libro en los nazis es una cuestión muy discutida.

Frederik Jackson Turner (1861-1932), The Significanee of the Frontier in American History, 1894. El autor se niega a explicar el carácter de los norteamericanos a partir de la guerra de Independencia contra Inglaterra y lo atribuye a la frontera abierta en el Oeste. En su opinión, este hecho habría obligado a la sociedad americana a fundarse una y otra vez. Así, el pionero, el ranchero, el misionero y el comerciante se convirtieron en los héroes de un renacimiento incesante, en el que el derecho y las instituciones de la civilización debían crearse una y otra vez. Este libro ha marcado como ningún otro la retórica norteamericana (The New Frontier), la autoconcepción de sus ciudadanos, los mitos de Hollywood y el esquema de las películas del Oeste, en las que el sheriffs el héroe que personifica la ley.

Theodor Herzl (1860-1904), DerJudenstaat (ElEstado judío), 1896. El caso Dreyfus en Francia durante el que el antisemitismo racista se reveló por primera vez como el vínculo ideológico entre la clase superior reaccionaria y las masas pequeño-burguesas, convenció a Herzl de que losjudíos debían fundar en Palestina su propio Estado. La publicación del libro condujo al 1 Congreso Sionista, celebrado en Basilea en 1897, en el que se fundó la organización sionista. Chaim Weizmann y Nahum Sokoloff lograron que Arthur James Balfour, primer ministro inglés, aprobase en 1917 la fundación de un Estado judío que no se haría realidad hasta 1948.

Sigmund Freud (1856-1939), Die Traumdeutung, 1900. (La interpretación de los sueños, Madrid, Biblioteca Nueva, 2000.) Presenta los elementos fundamentales de la teoría y la práctica psicoanalíticas, el carácter erótico de los sueños, el complejo de Edipo, la libido, la teoría del cumplimiento del deseo, el simbolismo de los sueños, la teoría de la represión, la división de la psique humana en yo y subconsciente, la teoría de las neurosis, el método para hacer que lo reprimido aflore a la conciencia, etcétera. El psicoanálisis transformaría radicalmente nuestra concepción del psiquismo.

Vlladimir Ilich Lenin(1870-1924), ¿Qué hacer?, 1902. (Barcelona, Debarris, 2000.) Lenin completa el marxismo con la exigencia de un partido fuertemente jerarquizado y. compuesto de revolucionarios profesionales, que debía sustituir la violencia» de los sindicatos por una estrategia orientada a la torna del poder a través de la revolución. Raras veces una idea ha tenido tantas consecuencias.

Frederick Winslow Taylor (1856-1955), The Principle of Scientfic Management, 1911. (Management científico, Vilassar de Mar, Oikos-Tau, 1970.) Propuesta de racionalización de los procesos productivos a través de la organización científica del trabajo y de su remuneración de acuerdo con el rendimiento del trabajador. Este sistema, violentamente combatido por Los socialistas, fue implantado en la Unión Soviética inmediatamente después de la Revolución de Octubre.

Albert Einstein (1879-1955), Sobre la teoría de la relatividad especial y general, 1914-1915. (Madrid, Alianza, 2002.) Einstein demuestra que toda observación depende de la posición del observador y que, por lo tanto, no existen un espacio y un tiempo objetivos. Si una nave espacial se dirige hacia un planeta situado a cien años luz a una velocidad próxima a la de la luz, para la tripulación sólo transcurren diez años, que se convierten en veinte cuando, pasados doscientos años, la nave espacial vuelve a la Tierra. El sueño de La máquina del tiempo, de H. G. Wells, se ha cumplido. Para los terrestres los viajeros del espacio vendrían del pasado, pero éstos tendrían la impresión de llegar a su propio futuro.

Oswald Spengler (1880-1936), La decadencia de Occidente, 1918-1922. (Madrid, Espasa, 1989.) Concepción filosófica de la historia según la cual todas las culturas, de forma análoga a los organismos vivos, atraviesan unas etapas de juventud, madurez y decrepitud que se repiten de forma cíclica. Spengler distingue entre cultura egipcia, babilónica, hindú, grecorromana, árabe, mexicana y occidental, prediciendo la transición de la democracia a los regímenes totalitarios. En virtud del malestar reinante tras la 1° Guerra Mundial, el libro tuvo un éxito enorme.

Adolf Hitler (1889-1945), Maim Kampf 1925-1926. (Mi lucha, Barcelona, Wotan, 1995.) Ilegible mezcolanza de antisemitismo, racismo, militarismo, fanatismo nacionalista, teoría del espacio vital, interpretación histórica y programa político que, dada su estupidez, nadie tomó en serio. Mi lucha ha sido el único libro cuya repercusión se debió precisamente al hecho de haber pasado inadvertido.

Fuente Consultada: La Cultura de Dietrich Schwanitz.

Los Amotinados del Bounty Marineros Sublevados en su Barco Historia

Los Marineros Amotinados del Bounty

Durante casi dos siglos los amotinados del famoso Bounty han estado trabajando por su existencia en una pequeña isla volcánica en el sur del océano Pacífico, la isla de Pitcairn. Fletcher Christian seleccionó este momento , inaccesible sitio, como un lugar seguro y oculto a los grupos de búsqueda británico que, estaba seguro, serían enviados cuando la noticia del motín llegara a Inglaterra.

motin en un barco

El 28 de abril de 1789, el día del motín, el Bounty estaba retornando a casa después de haber permanecido durante casi 6 meses en Tahití. Su misión había sido obtener la difusión del árbol del pan entre los dueños de las plantaciones de las Indias Orientales, para procurar el aprovisionamiento de comida barata para los trabajadores nativos.

Alguien dijo que la tripulación se había puesto nostálgica por la buena vida que había gozado en Tahití y encontró la disciplina del capitán Bligh (imagen)  cada vez más intolerable. Cualquiera que haya sido su causa, Christian y sus compañeros amotinados echaron en un pequeño bote a la deriva al capitán y a 18 tripulantes que le eran leales. El viaje en ese bote repleto y su regreso final a Inglaterra es una historia bien conocida de supervivencia.

En cuanto a los rebeldes, Christian navegó hacia Tahití, donde 16 de los hombres decidieron quedarse. Pero él y otros 8, junto con 6 tahitianos y 12 mujeres, se dirigieron a Pitcairn. Arrojaron el barco entre las rocas, sacaron todos los elementos que podían servir y, finalmente, el 23 de enero de 1790 lo quemaron.

El pequeño grupo comenzó lo que Christian imaginó como una idílica, pacífica existencia en una isla utópica. Sin embargo, los problemas los acuciaron casi inmediatamente debido, en parte, a la proporción desigual de hombres y mujeres.

En 4 años murieron 5 amotinados, incluyendo a Fletcher, como también todos los hombres tahitianos. El primero en morir por causa natural fue Edward Young, de asma, en 1800. Sólo 10 años después del motín, John Adams (alias Alexander Smith) era el único sobreviviente masculino, con 11 mujeres y 23 niños.

«Tuve un sueño», relató Adams, «que cambió toda mi vida. Un ángel que parecía estar parado a mi lado me habló, amonestándome por mi vida pasada, y después me llamó a arrepentirme e ir y enseñar a los niños el camino de la Biblia de Christian.

Luego de esto, Adams, con el mayor de los hijos de Fletcher, buscó en el arcón de marinero de Christian y encontró su Biblia y el libro de rezos, que su madre le había dado años antes. Éstos fueron los libros de texto usados en la escuela que se organizó.

Desde este momento, bajo la benevolente guía de un amotinado penitente, el poblado comenzó a desarrollarse como una sociedad pacífica. El mundo exterior conoció por primera vez su existencia en 1808, cuando el capitán Mayhew Folger, a bordo del barco americano Topaig, avistó la isla y se detuvo para buscar focas. Para su asombro, un pequeño bote remó suavemente desde la costa y 3 jóvenes lo saludaron en «un perfecto inglés», solicitándole que atracara allí porque , tenían un hombre blanco en tierra.

El capitán informó su hallazgo, pero el descubrimiento de este escondite no causó impresión en Inglaterra porque estaban preocupados con las guerras napoleónicas. Fue 7 años más tarde que dos barcos ingleses volvieron a encontrar la isla, casi por accidente, y nueva; mente los capitanes pasmados encontraron jóvenes de habla inglesa.

El amotinado John Adams asumió las responsabilidades para ser llevado a Inglaterra bajo arresto y, de esta manera, demostró su anhelo por retornar a la tierra natal a despecho de los cargos pendientes sobre él. Su mujer, su hija y otros miembros de la comunidad le rogaron que no partiera.

«Obligarlo a marcharse», escribió el capitán del Tangas, «en oposición a ellos y a sus ruegos, hubiera sido un ultraje a la humanidad». Adams entonces se quedó en Pitcairn, muriendo allí en 1829 a la edad de 62 años.
Ya más en contacto con el mundo, los habitantes hicieron dos tentativas en la década de 1800 para asegurar su futuro, en contra de las amenazas de sequía y el terror a la sobrepoblación. Algunos emigraron una vez a Tahití, más tarde a la isla Norfolk. Un grupo retornó, organizó un sistema de gobierno y la colonia entera abrazó la fe Adventista del Séptimo Día. Hoy esta iglesia es la única de Pitcairn.

Algunas personas que visitaron la isla informaron que la comunidad era devota, hospitalaria, alegre y vivía en economía cerrada. Las casas y los muebles eran simples, aunque adecuados, a la manera de la antigua Polinesia. Para cubrirse, las mujeres hacían tapas, una especie de vestido de papel. Era un trabajo lento y laborioso, pero las prendas producidas eran confortables y a la vez modestas.

Las mujeres también sabían cómo preparar abundantes comidas a partir de los alimentos existentes en la isla. La dieta era predominantemente vegetal y frutal e incluía carne y pescado, una o dos veces a la semana. La comunidad vivía como una gran familia y aumentaba su población por medio del casamiento entre primos. Debemos notar que desde varias generaciones atrás, no hubo en apariencia degeneración de las condiciones genéticas ni enfermos endémicos. Por el contrario, los últimos visitantes los describen como individuos básicamente sanos, fuertes y listos.

Su población declinó de más de 200 en 1937 a menos de 70 en 1974. Sólo 6 familias están ahora representadas, 3 de las cuales perpetúan los apellidos de los amotinados: Christian, Young y McCoy.

En contra de muchas conveniencias modernas, la gente vive a la manera como lo hacían sus antepasados. Sus vestidos tapa han sido reemplazados por el vestuario estilo western, en su gran mayoría abandonado por los barcos que han pasado.

Tienen unas cuantas motocicletas, unos pequeños autos para moverse y hay también motores para lanchas. Pero todavía se requiere gran habilidad de parte de los marineros para evitar los peligros de las botaduras y de los atraques.

Las lanchas han sido siempre y son todavía el único medio por el cual cualquier persona o cosa llega o sale de allí. Aún hay días en los que no saben cuándo llegará el próximo barco. No es fácil organizar una visita a Pitcairn. Los turistas que optan por permanecer más de 24 horas son los que tienen la aprobación del consejo de la isla y del gobierno inglés de Auckland, en Nueva Zelandia. Aun cuando el permiso es generalmente concedido, el procedimiento lleva meses.

lan M. Ball, un corresponsal austríaco, tuvo éxito en este trámite. En su libro Pitcairn: hijos del motín, hace algunas observaciones sobre el estilo de vida de la que «es probablemente la más remota isla habitada de nuestro planeta».

Escribe: «La vida social gira alrededor de una cosa: comida». Contó 42 platos diferentes en la mesa de una fiesta de nacimiento, a la que asistió inmediatamente después de su arribo. Fue la primera de cerca de una docena de fiestas a la que los Ball y sus tres chicos fueron invitados, a lo largo de una estadía de un mes.

Había carne de cabra y pollo; carne de vaca en conserva y lengua importada de Nueva Zelandia. Espaguettisconservados en frío se mostraban en la mesa del buffet, con etiqueta y todo. Los pescados de la isla aparecían al lado de latas de sardinas de Portugal. Otros platos tenían papas irlandesas, remolachas, judías, guisantes, coles, cebollas encurtidas, puré de tomates, zanahorias hervidas, bananas, calabaza cocida al horno y habas. Variedad de ensaladas con la misma presentación, estaban acompañadas por pan y bizcocho caseros cocidos en hornos de piedra.

Y luego los postres: pasteles de calabaza en forma de panes cuadrados, hechos dentro de las latas que los hombres enderezaban; gelatinas de fruta y tortas surtidas; bollos y pastelitos. La fruta fresca estaba olvidada, probablemente porque era un alimento muy común en la vida diaria como para ser usado en ocasiones festivas. Y también los productos lecheros; ellos no teman paladar para el queso y la leche. El agua era su bebida favorita.

Los invitados, bien limpios y pulcramente vestidos, se alineaban por edad de 11 meses a 80 años. Charlaban excitadamente con sus parientes, con los que habían estado la mayor parte del día. El tema central era la comida.

El anfitrión imponía silencio y luego entonaba una bendición solemne. Después de un «Amén» espontáneo de cada uno de los presentes, gritaba: «¡Ahora tomen! ¡Hagan saber si es suficiente con un grito!».

El correo, la iglesia, el palacio de justicia y el pequeño dispensario estaban agrupados en la plaza. También allí, dos piezas del recordado Bounty en exhibición pública: la Biblia y el ancla de 12 pies. Actualmente no está la Biblia del barco, sólo existe la que la madre de Christian le dio y que John Adams sacó de su arcón. Es la reliquia más reverenciada.

La campana del barco, ubicada también en ese lugar, ha sido siempre usada como el único medio de comunicación. A través de los años su código ha permanecido igual:
5 campanadas: «¡Barco a la vista!».
4 campanadas: reparto público de las mercancías que traen los barcos.
3 campanadas: reunión de la aldea.
1 campanada: servicios religiosos.

A los chicos se les ha enseñado que nunca deben hacerla sonar jugando. Ian notó que «la campana tiene hoy una abolladura profunda en la parte de abajo, la solución que los isleños adoptaron cuando un hombre no pudo ser salvado de la horca: hicieron sonar la campana un número confuso de veces y pusieron a la comunidad en falsa alarma.

Cuando la campana suena 5 veces, se produce una gran excitación en la aldea. Los hombres echan a correr hacia las lanchas, cogiendo su provisión de curiosidades talladas a mano, cestas tejidas por las mujeres, frutas frescas y sellos que son populares entre los comerciantes y coleccionistas de todo el mundo. Quieren vender sus productos en los barcos que pasan.

Cinco campanadas también significan que habrá atención médica, siempre que el barco lleve un doctor. Nunca hubo uno en la isla. En el pasado, si los remedios caseros fallaban, el paciente moría. Ahora tienen un radioaficionado, Tom Fletcher, descendiente de la sexta generación de Fletcher, que puede solicitar una ayuda de emergencia si un barco está lo suficientemente cerca como para responder al llamado. En años recientes, la Iglesia Adventista del Séptimo Día ha exigido al pastor tener una esposa que sea enfermera registrada.

Según Ball, el pastor actual siente que la mayor parte de los miembros de la congregación ve sus orígenes como una «historia deshonrosa». No hay cultura folklórica y se le da poca importancia al pasado. Cuando se les pregunta la opinión de por qué sus antepasados se amotinaron, los hombres de alguna relevancia en la comunidad responden: «Está todo en el film de Charles Laughton. Fue la crueldad de Bligh… No hubiera podido hacer nunca lo mismo que hizo Fletcher… Pero esto no quiere decir que tengamos algún rencor contra él. Nadie lo odia realmente.».

Los deseos de Fletcher de la isla utópica nunca se materializaron. Los isleños continúan enfrentando penalidades y un futuro incierto provocado por los recientes ensayos atómicos franceses, a 500 millas de distancia.

A pesar de las muchas y constantes amenazas contra la continuidad de su existencia, los viejos prefieren permanecer allí. Sin embargo, los jóvenes parecen sucumbir cada día más a los encantos del mundo exterior y hablan con ardor de una tercera y quizás última evacuación.

Fuente Consultada: Diccionario Insólito Tomo 3 Wallace – Wallechinsky

Historias de Presos Amotinados Presidio 27 Injustias Carcelarias

Historias de Presos Amotinados

Motín en el presidio 27: El 1968, la guerra no declarada legalmente en Vietnam se había convertido en la más impopular de la historia americana. Los jóvenes escapaban hacia Canadá y a otros países para eludir el servicio militar. El uso de marihuana y drogas fuertes estaba en la cúspide. Los estudiantes universitarios quemaban sus tarjetas de incorporación y participaban en manifestaciones que se realizaban en el recinto de la universidad.

Historias de Presos Amotinados

Vista viejo presidio de San Francisco

Aumentaron las marchas por la paz y demostraciones públicas. Solos y en grupo, los jóvenes de 18 y 19 años llenos de miedo, confundidos y sin saber qué hacer, se convirtieron en fugitivos de una sociedad que no entendían ni aceptaban.

La capacidad del viejo presidio de San Francisco, que podía cobijar a 56 hombres durante la Primera Guerra Mundial, sufrió una repentina invasión: alcanzó a tener 115 prisioneros. Se publicaron testimonios de los reclusos que revelaron que las alguna vez confortables celdas estaban ahora divididas en pequeños compartimentos sin ventanas, muchos con dimensiones menores a. las mínimas del ejército, de 6 pies por 8.

Había 5 salas de aseo, llenas de agujeros, y, además de los desperdicios, el piso de las duchas estaba cubierto por agua contaminada. Las celdas, pintadas de negro, carecían de luz, lo que hacía imposible la lectura. La comida era tan pobre como escasa Había menos de 50 tazas para todos los prisioneros.

Los guardiamarinas de la cercana isla del Tesoro, según cuentan, se divertían obligando a los reclusos a hacer uso abusivo de los dispositivos de descarga de los orinales, sacudiéndolos sin sentido, presionándolos a torcerlos con los dedos, bajo amenaza de muerte. En los detalles de este trabajo, los prisioneros eran supervisados por carceleros pendencieros y armados de escopetas, que a menudo los apuntaban con sus armas para atemorizarles: «Te volaré la cabeza». Ese tipo de tratamiento inspiró 60 intentos de suicidio, todos negado’, por el ejército.

Mientras realizaban un trabajo en equipo, Richard Bunch contradijo a un guardia y se separó de él. Fue baleado en la espalda por tratar de escapar. Era el 11 de octubre de 1968. En la mañana del 14, 27 prisioneros rompieron filas para sentarse en el césped y pudieron hablar con el comandante de la prisión, capitán Roben S. Lamont, al que querían expresar las injusticias que se cometían con ellos. Pero fueron arrestados y se les acusó de amotinamiento

Corte Marcial:
Después de tres investigaciones, que costaron al ejército medio millón de dólares, los amotinados fueron procesados en el Presidio en el Fuerte Lewis, en Fuerte Ord en California, y en el Fuerte Lewis en Washington, entre enero y junio de 1968.

Las primeras sentencias pedían 16 años de prisión, pero debido a las protestas públicas, fueron rebajadas más tarde a 3 meses. El capitán Dean Flippo, el fiscal militar, afirmó en el tribunal: «Es el ataque al sistema, no al método de ataque, el que es importante para determinar si existió amotinamiento».

Significación: Más de 100.000 militares enfrentan cortes marciales cada año. Son confinados sin tener opción a una fianza; no tienen garantía de tener jueces imparciales, y en el 95 % de los casos, el veredicto es «culpable». Estos convictos pierden todos sus derechos: pueden sufrir un tratamiento cruel e inhumano durante su confinamiento, a tal punto que algunos enloquecen y otros recurren al suicidio; todo en nombre del orden a toda costa, ya que es ésta la disciplina militar.

Biografia de Charles Dickens Obras y Libros Vida David Copperfield

En Inglaterra el desarrollo industrial favorece la consolidación de una sociedad burguesa. La narrativa realista es testigo de ello especialmente con la figura de Charles Dickens, Inglaterra es en el siglo XIX un país de arraigada tradición lectora gracias a la prensa periódica, firmemente arraigada, y a las bibliotecas. La consolidación de la novela por entregas o folletín provoca una auténtica pasión que hace a los escritores ídolos de su público. Condicionadas por este sistema, las novelas de la época suelen ser extensas, de estructura itinerante y llena de suspense, y con final feliz.

Charles Dickens fue el mayor escritor de la época victoriana, aquel tiempo en que para referirse a los pantalones se decía «los inmencionables» y que se cubría con una púdica faldita las patas de los pianos de cola. En esos honrados hogares ingleses el padre solía leer en voz alta a toda la familia y a los criados historias sentimentales, esperanzadas, humorísticas y edificantes que Dickens escribía a tanto la página por encargo del editor.

Con excepción de Tiempos difíciles, de periodicidad semanal, por lo común entregaba veinticuatro o treinta y dos páginas al mes que se iban publicando, acompañadas de un par de ilustraciones, durante aproximadamente dos años. Este procedimiento generaba un suspense tan extraordinario que se cuenta que cuando un barco inglés atracaba en Nueva York ya se interrogaba a gritos a los pasajeros desde el muelle qué ocurría con el pobre David Copperfield. Esta famosa novela, como tantas otras del autor, contiene numerosos pasajes autobiográficos, y es que Dickens jamás olvidó nada.

Charles Dickens: El pequeño David Copperfield

dickensSin lugar a dudas, al repasar la extensa y prolífera bibliografía producida por Charles Dickens, entre las que podemos hallar novelas, obras de teatro, cuentos y otras publicaciones, entendemos el motivo por el cual siempre ha sido considerado uno de los más grandes autores del siglo XIX, sobre todo por la composición de sus personajes, la representación de la sociedad de la época a través de las letras, y el gran talento que le permitió tener un absoluto dominio de la prosa.

Nacido bajo el nombre de Charles John Huffam Dickens el 7 de febrero de 1812 en la ciudad inglesa de Portsmouth, fue el segundo de ocho hijos y si bien debió trabajar desde pequeño para colaborar con la economía familiar debido a que su padre se encontraba preso, lo cierto es que también tuvo la posibilidad de estar cerca de una gran cantidad de obras artísticas y literarias, gracias a los libros de su padre, y al mismo tiempo recibió la influencia de su niñera, que solía contarle largas y atrapantes historias. Aquello le permitió que su imaginación pudiera crecer y desarrollarse rápidamente. Además le encantaba leer.

Seguramente su permanente contacto con la pobreza como así también los tiempos difíciles que le tocó vivir a su familia, lo afectaron profundamente. Incluso, Dickens llegó a relatar parte de aquellas tempranas experiencias en la novela “David Copperfield”, que es considerada casi autobiográfica. Asimismo, su trabajo de juventud en una fábrica de betún perteneciente a un familiar, despertaron en él la preocupación por la justicia social y la reforma, aspectos que también fueron expuestos en sus escritos.

Cuando finalmente su padre salió de la cárcel, Charles pudo llevar a cabo una educación formal en la Academia de Wellington House. Poco tiempo después comenzó a dedicarse al periodismo. Sólo tenía 16 años cuando accedió a la posibilidad de convertirse en reportero de la Corte, y poco después ingresó a trabajar en un periódico que publicaba el Parlamento.

Lo cierto es que en aquel período Dickens desarrolló un fuerte interés en la reforma social, por lo que comenzó a escribir para el periódico “True Sun”, conocido por su orientación radical. Mientras tanto, comenzó a desarrollar su verdadera vocación, basada en la producción literaria.

No obstante, a pesar de su constate labor en el campo de la literatura, Dickens jamás abandonó su trabajo como periodista político, y durante su vida escribió para publicaciones como “The Daily News”, “Household Words” y “All the Year Round”. En realidad fue su reputación como periodista lo que le permitió comenzar a publicar su propia ficción al principio de su carrera.

Pocos años debieron pasar para que Dickens comenzara a ser considerado como uno de los autores más exitosos de su tiempo. Mientras tanto, halló el amor y se casó conCatherine Hogarth, hija de un compañero de trabajo, formando una pareja que llegó a tener diez hijos antes de su separación en 1858.

Su producción literaria se inició en 1836, y al año siguiente publicó una de sus más famosas obras, “Oliver Twist”, seguida de “Nicholas Nickleby”, “La tienda de antigüedades” y “Barnaby Rudge”.

Fue en 1843 que Dickens publicó una de sus obras más famosas, titulada “A Christmas Carol” (Un cuento de Navidad), en el que se refleja su desencanto por el mundo de la época, y donde el autor culpa a la sociedad obsesionada con el dinero de la mayoría de los males del mundo.

En la década de 1840 se inició una nueva etapa en la vida de Dickens, durante la cual sus escritos se volvieron más extensos y profundos, coincidiendo con sus frecuentes viajes a los Estados Unidos y a distintas zonas de Europa, época en la que surgieron obras como “Martin Chuzzlewit” y “Dombey e hijo”.

Luego en 1850 el autor publico su novela casi autobiográfica titulada “David Copperfield”, donde los lectores pueden hallar el mundo imperfecto que Dickens descubrió cuando era un niño. Le siguieron a esta, obras como “Casa desolada”, “Tiempos difíciles” y “La pequeña Dorrit”.

De pequeño padeció la miseria y nadie después de él la ha descrito con tanta viveza melodramática ni ha logrado arrancar tal caudal de lágrimas a un número tan grande de fieles lectores. A los veinticuatro años, dio el empujón definitivo al género folletinesco el día en que decidió reunir a un ridículo personaje, el erudito aficionado Pickwick, con un sanchopancesco truhán que derrochaba gracejo, el limpiabotas Sam Waller: de la tirada inicial de cuatrocientos ejemplares de Los papeles póstumos del club Pickwick, el editor pasó a vender la astronómica cifra de cuarenta mil. A su muerte, Dickens había alcanzado con sus fábulas tan asombrosa popularidad que Inglaterra y América se pusieron de luto. A los niños se les dio la noticia como si se tratara del fallecimiento de un familiar, y un chiquillo, al enterarse, preguntó: «¿El señor Dickens ha muerto? ¿También morirá Papá Noel?»

Luego de separarse de su esposa, Dickens revivió aquel sueño de editar una revista literaria semanal, a la que llamó “All the Year Round”, y en la cual publicó algunas de sus más conocidas novelas, entre ellas una “Historia de dos ciudades”, “Grandes esperanzas” y “El Guardavías”.

Con el comienzo de la década de 1860, la salud de Dickens comenzó a deteriorarse, hasta que luego de transcurridos diez duros años, precisamente el 9 de junio de 1870, Charles Dickens murió.

Con su desaparición física se coartó la posibilidad de que el autor pudiera culminar su última obra titulada “El misterio de Edwin Drood”, que quedó inconclusa, pero lo cierto es que su legado es evidente aún en la actualidad. Es por ello que entre los escritores ingleses, en lo que respecta al reconocimiento del público, sus obras sólo han sido superadas por William Shakespeare.

AMPLIACIÓN DEL TEMA:
PARA SABER MAS…

En Inglaterra e desarrollo industrial favorece la consolidación de una sociedad burguesa. La narrativa realista es testigo de ello, especialmente con la figura de Charles Dickens.

Charles Dickens y la novela realista
Inglaterra es en el siglo XIX un país de arraigada tradición lectora gracias a la prensa periódica, firmemente arraigada, y a las bibliotecas. La consolidación de la novela por entregas o folletín provoca una auténtica pasión que hace a los escritores ídolos de su público. Condicionadas por este sistema, las novelas de la época suelen ser extensas, de estructura itinerante y llena de suspense, y con final feliz.

Charles Dickens (1812-1870) es un perfecto ejemplo de este nuevo tipo de escritor de éxito, cuyas entregas mensuales esperaban ávidamente los lectores. Las novelas de Dickens, que sintetizan las tradiciones narrativas cultivadas desde el siglo XVIII, se caracterizan por su estilo realista y por la vigorosa descripción de personajes y ambientes a menudo oscuros, junto a la intención satírica y cierto sentimentalismo, está también presente un agudo sentido del humor.

De sus primeras obras, la que le dio fama fue Los papeles póstumos del Club Pickwick, novela de tono caricaturesco y humorístico. Oliver Twist, otra de sus novelas más famosas es la sombría historia de un pobre huérfano; el tema de la infancia enmarcada en una situación social difícil es frecuente en la narrativa de Dickens. Oliver Twist inaugura en su narrativa un filón melodramático y sentimental que se prolonga en La pequeña Dorrít o en el famoso cuento Canción de Navidad, fábula moral con elementos de fantasía.

Más adelante escribió sus mejores novelas, en las que retrata a la sociedad inglesa de la época victoriana, como la autobiográfica David Copperfield (ver Obras clave) o Tiempos difíciles, que describe la dura vida del proletariado, otro tema frecuente en Dickens. Otras novelas suyas son Grandes esperanzas e Historia de dos ciudades.

SU VIDA Y FORMACIÓN: En la realidad, Charles había sido el segundo de los hijos del matrimonio formado por un empleado de la Oficina de Pagos de la Armada de Portsmouth, John Dickens, y la joven Elizabeth Barrow. La prodigalidad y el atolondramiento del bondadoso John, muy querido a pesar de todo por cuantos lo conocían, lo llevaron a la cárcel de deudores de Marshalsea junto con toda su familia, a excepción de Charles, que pasó a trabajar durante tres meses en una fábrica de betunes para calzado. Ello ocurría en 1824, y esta vida de pobreza, acarreando unos pocos enseres de un tugurio a otro, la describió Dickens conmovedoramente en La pequeña Dorrit, novela que comenzó a escribir en 1855.

Pese a todo, Dickens disfrutó de una notable formación intelectual como autodidacta, pues su padre poseía un centenar de obras clásicas y su madre le enseñó a leer y rudimentos de latín. Aunque pasó por la escuela pública y por la Wellington House Academy de Londres, fueron sus lecturas en las bibliotecas del Museo Británico londinense las que más ayudaron a completar su instrucción.

Todo ello, junto a su prodigiosa capacidad de observación, le permitiría en el futuro convertirse en un fiel cronista de su época, pero antes debía desempeñarse como ayudante en el despacho de un procurador deGrav’s Inn, como taquígrafo en un colegio de abogados londinense y como periodista parlamentario, empleo este en el que se ocupaba igualmente su padre por entonces, después de que una inesperada herencia hubiera sacado a flote la economía familiar.

Por fin, a los veintiún años, en 1833, publicaría su primera narración, por la misma época en que sufría su primera decepción amorosa al romper con Mary Beadnell, de la que se había enamorado locamente tres años antes y cuyo retrato trazó en la joven esposa de David Copperfield, Dora.

SUS AMORES: Charles había conocido a Mary a través de su hermana Fanny y había albergado esperanzas de casarse con ella pese a que, siendo ésta la hija de un hombre que ocupaba un puesto eminente en el banco Smith, Payne and Smith, sabía que su situación financiera, poco floreciente, iba a ser examinada y sometida a inspección por su improbable suegro con la misma escrupulosidad y rigidez que si de un cliente cualquiera se tratara.

Durante las veladas musicales que constituían la principal diversión de los jóvenes de aquel entonces, Mary tocaba el arpa y Charles invariablemente entonaba canciones cómicas con desenfado, pero ella, sólo un año mayor aunque mucho más experimentada y astuta, tan sólo coqueteaba por juego con el modesto periodista, reservándose secretamente para un hombre rico. Sus relaciones estuvieron jalonadas de episodios en los que Mary hacía gala de frialdad y displicencia, mientras que Charles perseveraba en estériles demostraciones de cariño, hasta que por último se determinó el joven a abandonarla y le devolvió las cartas que había conservado durante años como preciadas joyas.

Este doloroso amor permaneció cruelmente en su memoria durante mucho tiempo, pero en 1855 volvió a encontrar a Mary convertida en la señora de Henry Winters, «gorda, con cuarenta y cuatro años», y la angelical e inconsciente muchacha que le había inspirado el personaje de Dora de David Copperfield se encamó después en la ridícula y madura Flora Finching de La pequeña Dorrit.

La siguiente elección sentimental de Dickens no fue tan desafortunada, porque reparó en la hija de un compañero de redacción del Morning Chronicle, George Hogarth, quien no puso ningún impedimento para que contrajera matrimonio enseguida con Catherine, la mujer que compartiría con él veintidós años de su vida y que le daría diez sucesores. Pero si bien al principio la unión fue feliz, con el paso del tiempo se convirtió en insoportable y, después de dos décadas de aparente fidelidad conyugal, sobrevino la ruptura en circunstancias que exacerbaron el nerviosismo y la irritabilidad de un hombre que, en la cumbre de su fama, estaba sometido a demasiadas tensiones y a exigencias editoriales que acabarían por quebrantar su salud.

El detonante de esta separación debió de ser el tercer gran amor de Dickens, la joven actriz de dieciocho años Ellen Teman, a la que conoció durante la preparación de una de las obras de teatro escritas por él, La helada profundidad, y en la que participaban también cuatro de sus hijos.

Corría el año 1857, su matrimonio estaba en crisis y su corazón había reverdecido a causa de una inocente muchacha que tenía la misma edad que su hija Katy. Tratando de escapar de su propio desasosiego, inició un viaje por el norte con su gran amigo Wilkie Collins, extravagante personaje, opiómano, amancebado con dos mujeres y genial narrador de novelas de misterio como La piedra lunar y La dama de blanco, con quien por ese tiempo borrascoso llegó a escribir Dickens al alimón un curiosísimo relato titulado La descansada gira de dos aprendices ociosos.

En el célebre capítulo IV de dicho libro, en un cuento intercalado que se conoce como «La cámara nupcial», se describe a la joven amante del escritor, con la que mantuvo contradictorias relaciones, a veces ocultándola con nombres supuestos, otras exhibiéndose con ella públicamente. «Era una Novia —escribe—. Una muchacha hermosa, de cabellos rubios, grandes ojos, que no tenía carácter ni voluntad. Débil, crédula, incapaz, una nulidad desvalida». Asesinada sañudamente la Novia por otro personaje ruin y siniestro, ésta reaparecerá después en la trama convertida en un fantasma de pesadilla empecinado en una venganza eterna.

Sea como fuere, esta catarsis literaria no hizo que los agobios y resentimientos de Dickens se aliviaran, ni tampoco sirvió de nada que, inconvenientemente, el escritor publicara una vergonzosa palinodia donde explicaba las razones de su divorcio de la ahora gordísima Catherine, morboso texto publicado el 12 de junio de 1858 en Household Words (Palabras del hogar), revista aparecida en 1850 y que durante nueve años de vida contó con los mas prestigiosos colaboradores. La sociedad  puritana de su tiempo jamás se lo perdonó.

PASAJE DE UNA NOVELA DONDE HABLA SOBRE
LA CIUDAD DE COKETOWN DURANTE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL:

Coketown (o Aldea de Carbón) según Dickens
“Coketown (…) era una ciudad de  máquinas y de altas chimeneas, por las que salían interminables  serpientes de humo que no acababan nunca de desenroscarse, a pesar de salir y salir sin interrupción. Pasaban por la ciudad un negro canal y un río de aguas color púrpura maloliente; tenía también grandes bloques de edificios llenos de ventanas, y en cuyo interior resonaba todo el día un continuo traqueteo y temblor y en el que el émbolo de la máquina de vapor subía y bajaba con monotonía. lo mismo que la cabeza cíe un elefante enloquecido cíe melancolía. Contenía la ciudad varías calles anchas, todas muy parecidas, además de muchas calles estrechas que se parecían entre sí.

(…) La multitud de habitantes de Coketown, conocidos con el nombre genérico de brazos -raza de hombres que habría gozado de un favor mayor entre ciertas gentes si la Providencia hubiese tenido a bien hacer de ellos o puros brazos, o puros brazos y estómagos, a la manera de ciertos animales rudimentarios cíe las costas del mar— (…) entraban y salían cíe sus casas a idénticas horas, levantando en el suelo idénticos ruidos de pasos, que se encaminaban hacia idéntica ocupación y para las que cada día era idéntico al de ayer y al de mañana y cada año era una repetición del anterior y del siguiente”.

Graciela Marker Para Planeta Sedna
Fuente: Grandes Biografías Tomo 3

Yoguis Otros Hechos Reales y Curiosos del Mundo Extrañas Tradiciones

 Hechos Reales, Raros y Curiosos del Mundo

YOGUIS:
En sánscrito, yogui significa «el que se pone en tensión», el que medita y practica el yoga. Para un yogui, la inmortalidad, como experiencia mística de la eternidad, es ya en este mundo un estado de conciencia. ¿Qué energías son capaces de liberar estos hombres santos para lograr semejante control del cuerpo? ¿Qué les confiere esa extraordinaria fuerza interior?

INDUMENTARIA ROJA PARA VENERAR A LA DIOSA AMBA MATA
En una cueva no lejos de un templo, en el estado indio occidental de Gujaiat, vive un eremita, un hombre santo, el yogui Prahlad Jani. Se viste siempre de rojo en honor de la diosa Amba Mata porque, según cuenta, fue ella quién lo dotó de una facultad especial. Gracias a un agujero que tiene en el paladar, del que según parece fluye un líquido que lo alimenta, puede renunciar a comer o beber. Desde 1965 no ha ingerido nada, dice Prahlad Jani, y tampoco excreta orina o heces. Los creyentes que visitan el templo de Gujarat y conocen al yogui desde hace años ratifican sus declaraciones.

TODA UNA VIDA SIN COMER NI BEBER
Fue el neurólogo Sudhir Shah, que conocía desde hacía tiempo al septuagenario Prahlad Jani, quien después de mucho insistir pudo convencerlo para que se dejase internar en el hospital de la ciudad india Ahmadabad y permitiese poner bajo observación su especial facultad. Un equipo médico llevó a cabo todo un seguimiento del fenómeno. Los médicos confirmaron la existencia de un agujero en el paladar del hombre y la salida de líquido, pero hasta la fecha no han podido determinar de qué se trata.

«El yogui era todo un reto para la ciencia», dijo uno de los médicos. En los diez días que estuvo hospitalizado, el enjuto hombre de barba blanca ni comió ni bebió, y tampoco excretó orina o heces. Se vigilaba al yogui durante todo el día a través de una videocámara, pero no se pudo hallar explicación alguna que desvelara el secreto. Prahlad Jani estaba físicamente sano, y todas las pruebas médicas dieron un resultado totalmente normal. Con todas las pruebas que le hicieron, lo único que se descubrió fue que la vejiga de Jani producía orina, pero que la pared del órgano la volvía a absorber, de ahí que no orinara. Entre tanto, el yogui tiene asegurado el estatus de hombre santo. Sus adeptos aseguran que jamás ha caído enfermo.

REALIZADOR DEL CAMINO DEL DIAMANTE
Un yogui es un adepto practicante del yoga. Esta disciplina ayuda a entender las incontables y misteriosas facultades propias de los yoguis, como las de Prahlad Jani. Algunos tienen la facultad de ralentizar de tal forma su pulso que prácticamente no se nota y parece que estén muertos. Otros, a través de la meditación, levitan o andan sobre brasas ardientes. ¿Puede el clásico yoga de Patanjali del siglo II a.C., el llamado «camino de purificación con los ocho eslabones» (véase el recuadro de la página siguiente), provocar estos milagros? El yogui se esfuerza por conseguir una transformación de su cuerpo, en particular a través de los ejercicios de respiración y de unas posturas corporales casi acrobáticas. La ciencia se pregunta cómo los yoguis, que en el budismo tibetano se conocen como «realizadores del camino del diamante», consiguen todo eso gracias a la pura meditación.

YOGUI MAHARISHL MAHESH

El yogui Maharishl Mahesh junto a un cuadro de su maestro del Shankara-charya.
Maharishi Mahesh fue el gurú espiritual de los Beatles.

Fuente Consultada:
Enigmas de la Humanidad Misterios Sin Resolver Hombres Yoguis
Basado en Blog Historias del Regatecha

Ver: La Vida Despúes de la Muerte

La Enmienda Miranda Los Derechos Constitucionales Defensa de la Inocencia

LA ENMIENDA MIRANDA:

Ernesto Miranda (a la izquierda) era en 1966 un joven indigente de 23 años en el Estado de Arizona, Estados Unidos. La policía lo detuvo como sospechoso del rapto y violación de una joven de 18 años. Fue identificado por ella y luego sometido a interrogatorio por la policía.

Miranda confesó y firmó un texto escrito reconociendo haber cometido el crimen del que se lo acusaba.

El caso adquirió notoriedad pública y fue llevado hasta la Corte Suprema, que en un fallo que haría historia anuló la sentencia original declarando inadmisible que se condenara a una persona sobre la base de sus dichos durante el arresto y sin que previamente se le hubiere informado de sus derechos constitucionales: guardar silencio, que cualquier cosa que manifestara podría ser utilizada en su contra y que tenía derecho a solicitar la asistencia de un abogado.

Esta acordada del máximo tribunal establecería desde entonces un ritual inexcusable que es el recitado que un policía debe hacerle conocer al detenido, delante de testigos y que se conoce como “la enmienda Miranda’ o ‘las advertencias Miranda’.

Fuente Consultada: Diccionario Insólito de Luis Melnik

Libro Incunable Historia y Significado Imprenta de Gutemberg La Biblia

CUANDO UN LIBRO ES INCUNABLE

INCUNABLES:   Del latín, inucunabula, persona en sus primeros años o la banda con que se sujetaba a los niños a sus cunas. Se hizo un uso figurado del concepto libros de los tiempos de cuna de la imprenta.

La expresión se usó luego para todo libro impreso antes de 1501. Se calcula que fueron unas 40.000 ediciones en unas 1.000 imprentas, entre las que aparecían las de Caxton, Jenson, Manutius y Johann Gutenberg (1397-1468), el primer europeo que usó tipos movibles y a quien se adjudica la invención de la imprenta en 1463 en Estrasburgo, aunque el trabajo lo desarrolló en Mainz. Los incunables muestran el desarrollo de la tipografía en su período de gestación.

Gutenberg había pedido dinero prestado a Johann Fust , quien luego embargó todas sus posesiones por falta de pago, continuando así su trabajo original. Fust conservó las máquinas, pero Gutenberg ingresó en la historia. La primera impresión color la realizó Peter Schoffer en 1457.

PIONERO DE LA IMPRENTA
Antes del siglo XV, los libros de Europa eran impresos con el laborioso proceso de tallar cada página en un bloque de madera. La ventaja del tipo movible desarrollado por Gutenberg era que permitía unir cualquier combinación de caracteres, y luego separarlos y volverlos a unir para la siguiente impresión.

La técnica respondió a la demanda de un medio para diseminar con rapidez el conocimiento y las ideas. Los tipos eran colocados y el proceso era operado manualmente, por lo que se trataba de una labor lenta: pasaron otros 350 años hasta la primera imprenta mecánica.

Los primeros caracteres impresos se basaron en la letra manuscrita de la época, pero, en 1470, se diseñó, especialmente para la impresión, el carácter de tipo románico.

Aprender a escribir Caligrafía con letras enlazadas, que se popularizó a fines del siglo XV; se enseñaba en textos como el Operina de Ludovíco Arrighi, de 1539. El impresor Aldo Moñudo se basó en ella para desarrollar el carácter itálico.

Aprender a leer los libros impresos difundieron la cultura, pero sobrevivieron los métodos antiguos. Este maestro del siglo XVI practica el refrán de “la letra con sangre entra”; mientras, su esposa enseña a una niña a leer. Otros dos alumnos repasan en los libros.

Comprar libro Diccionario Insólito

Quien Fue Sherlock Holmes? Detective de Ficcion Novelas de Doyle

QUIEN FUE HOLMES, SHERLOCK?:

Personaje de ficción creado por el autor inglés Arthur Conan Doyle (1859-1930).  Prototipo del detective deductivo, analista y elaborador de teorías habitualmente acertadas.

El autor modeló el personaje basado en su profesor de Medicina, doctor Joseph Bell de Edimburgo, de quien tomó sus amaneramientos y métodos.  Delgado, nervioso, empecinado, Sherlock Holmes sólo usaba razonamientos científicos para resolver misterios y realizaba las más sorprendentes deducciones a partir de detalles triviales y evidencias que, por supuesto, todos pasaban por alto.

Fumaba pipa, usaba capote, tocaba el violín y solía drogarse como el modelo elegido.  Vivía en el 221 de Baker Street.  El doctor John H. Watson fue su compañero.  Aunque obtuso y distraído es quien habitualmente narra las historias.

El profesor Moriarty fue el archienemigo de Sherlock Holmes.  Su nombre completo era profesor james Moriarty, un brillante matemático que puso su genio al servicio del crimen.  El autor de la ficción lo presenta como un personaje que podía matar a su héroe detective.  Finalmente, los dos hombres se encuentran en un duelo de titanes en las cataratas de Reinchenbach, Suiza.

Tras la lucha a brazo partido, ambos caen al peligroso torrente y mueren simultáneamente.  Conan Doyle, sin embargo luego resucitó a Holmes y dejó muerto a Moriarty.

La moderna novela de detectives, con todas sus convenciones, se considera que nació en 1841 con Los crímenes de la calle Morgue, de Edgar Allan Poc (1 809-1849) y La piedra lunar, de Wilkie Collins en 1868.  Pero Sherlock Hol mes ha pasado a la historia como el más famoso de todos los detectives.

Personaje dilecto del cine su actor más representativo fue Basil Rathbone.  Luego fue animado por Christopher Lee, Roger Moore, Peter Cushing, Nicholas Rowe, Michael Pennington y Anthony Higgins.  En toda la historia del cine, es el personaje sobre el que se han producido más películas: 120

Fuente Consultada: Diccionario Insólito de Luis Melnik

Hamlet de Shakespeare Resumen de la Obra Expliacion del Libro

OBRA DE SHAKESPEARE: HAMLET:

Nombre del príncipe de Dinamarca, personaje central de la tragedia escrita por William SHAKESPEARE (1514-1616).

Según algunos eruditos, la figura de Hamlet se corresponde con la de Amleth, cuya historia se narra en Sax Grammaticus, la historia de Dinamarca escrita en el siglo XII.  Es posible que esta leyenda haya sido traída de Islandia: la saga de los Amlooi del siglo X Otros estudiosos han creído que podría haberse originado en un cuento del siglo X de origen persa: Khuatay-namak, libro de los reyes.

La historia de Hamlet fue contada también por Franools de Belleforest en Histoz’res Tragzques. También se cita como antecedente la pieza de Thomas Kyd Ur-Hamlet, de la que sólo se conoce el nombre pues se la considera perdida.

Ninguna sin embargo describe la incomparable y angustiosa duda de Hamlet y su dramática indecisión como Shakespeare, quien instala la obra en Elsinor, de Kronborg, fortaleza de la corona, en Dinamarca, construida en 1574.  Domina el estrecho entre Dinamarca y Suecia.

Hamlet es la profunda pintura del alma de un soñador y filósofo que sucumbe agobiado por el protagonismo a que lo obligan las circunstancias y la con movedora figura de su prometida, Ofelia.

La historia relata que el Rey de Dinamarca ha sido asesinado por su hermano, Claudius, quien entonces se convierte en rey y se casa con la viuda del monarca muerto, Gertrude, madre de Hamlet.

El fantasma del Rey visita a su hijo, el príncipe Hamlet, y reclama venganza.  La obra concluye con el duelo entre Hamlet y el cortesano Lacrtes y la muerte por veneno de los principales personajes.  La personalidad de Hamlet se convirtió en un símbolo que describe a las personas que por deliberar intensamente sus actos, tienen muchos obstáculos para tomar acciones rápidas y decisivas.  Hamlet se envuelve en una angustiante melancolía.

Es la más larga de las obras de Shakespeare y contiene varios soliloquios, monólogos dramáticos de Hamlet, muchos de los cuales han pasado a los tiempos modernos como frases hechas o repetidas en diferentes circunstancias:

– “Hay una Divinidad que da forma a nuestros fines”.

– “Fragilidad, tu nombre es mujer”.

-“Algo está podrido en Dinamarca o algo huele mal en Dinamarca”.

-“Ser o no ser: ése es el dilema”.

– “La Providencia está presente incluso en la caída de un gorrión”.

Shakespeare tomó la frase de Jesús cuando dice:

– “Ni un gorrión caerá al suelo sin la presencia de tu Padre”.

Fuente Consultada: Diccionario Insólito de Luis Melnik