Renovación Científica

La Biblia de Mazarino y Mangucia Libro Más Antiguo

La Biblia de Mazarino y Mangucia
Libro Mas Antiguo

Invención de la imprenta. Gutenberg y Schoffer. — Son inciertos los verdaderos orígenes de la imprenta, como sucede con todas las grandes invenciones que, antes de aparecer en fase manejable, han pasado por un largo pe-ríodo de tanteos y experiencias.

antigua imprenta la bibliaDesde tiempos antiquísimos y en composición por bloques a modo de láminas, había sido usada por los chinos. Aunque son varias las personas a quienes se atribuye la iniciativa del empleo de tipos sueltos, parece ser que esta gloria corresponde a un impresor de Maguncia llamado Juan Genffleisch o Gutenberg.

Los primeros tipos se obtenían por talla de madera o metal, pero después se ideó hacerlos de fundición en moldes apropiados; se reputa autor de esta mejora a Pedro Schoffer, también de Maguncia.

Las primeras máquinas de imprimir eran artefactos toscos e imperfectos, pero, así y todo, este procedimiento era más rápido y barato que el de las copias manuscritas.

Los operarios de las imprentas estaban obligados a guardar el más absoluto silencio sobre el empleo de los tipos y particularidades de su arte, pero los trastornos políticos que ocurrieron en Alemania consiguieron develar algo este secreto, y como, por otra parte, muchos impresores hubieron de emigrar buscando asilo en otros países, donde se establecieron, se llegó a generalizar el conocimiento de la imprenta.

Es curioso consignar que las primeras aplicaciones del arte de imprimir en los países donde aún no había llegado este adelanto (Francia entre ellos) consistieron en su empleo para falsificar manuscritos. Así, el impresor maguntino Juan Fust vendió en París por el año 1536, gran número de ejemplares de la famosa Biblia de Maguncia, haciéndolos pasar por manuscritos y cobrándolos a muy buen precio por la perfección con que estaban presentados.

Las Biblias de Mazarino y Maguncia. — El más antiguo libro impreso conocido es el llamado Biblia de Mazarino, porque el primer ejemplar se descubrió en la biblioteca fundada por el cardenal Mazarino en París. La fecha de su edición se sitúa entre 1450 y 1455, y después han aparecido en distintos lugares muchas copias.

En la «Biblioteca del Rey», del Museo Británico, existen varios interesantes ejemplares producidos por la antigua imprenta, entre los que figura una copia de la famosa Biblia de Mazarino, que fue impresa con tipos tallados a mano. En 1462 apareció la segunda Biblia de Maguncia, que se presume impresa como la de Mazarino, probablemente lo estaba en la imprenta de Gutenberg y Fust, que al principio trabajaban asociados. Esta segunda Biblia fue el primer libro impreso con caracteres de metal fundido. En 1465 la misma imprenta editó el primer libro clásico impreso, una edición de los Oficios de Cicerón, tratado acerca de los deberes morales.

Desde Alemania el arte de imprimir pasó a Italia y después se fue extendiendo a toda Europa. En España, ya en 1475, existía una imprenta en Barcelona, y en 1485, otra en Burgos; después fueron estableciéndose en otras localidades. Antes de terminar el siglo XV, habían sido reproducidas por la imprenta muchas obras de autores clásicos cuyo conocimiento se perpetuaba por los nuevos procedimientos.

Resultados de la invención de la imprenta. — Los resultados de la invención del arte de imprimir implicaron una transformación intelectual del mundo, tan evidente que casi parece redundante su reseñamiento. Se aumentó considerablemente la producción librera, con baja notable (en relación con los manuscritos) de su precio de adquisición; no sólo se satisficieron las demandas de las personas ansiosas de ilustrarse, sino que el aumento de las publicaciones fomentó la afición a las lecturas, y como la imprenta podía aportar libros en abundancia, hubo cada vez mayor número de personas para las que los libros Hegaron a ser una necesidad primordial en su vida. El modo de comunicación del conocimiento sufrió un radical cambio y los medios, hasta entonces usuales de prédicas, fueron, en gran parte, reemplazados por la letra impresa.

Fuente Consultada:
Historia Universal de la Civilización  Editorial Ramón Sopena Tomo II del Renacimiento a la Era Atómica

Brillantes Científicos, Políticos y Músicos del Siglo XX

Brillantes Científicos, Políticos y Músicos del Siglo XX

Sigmund Freud

Sigmund Freud
1856-1939
Médico neurólogo austríaco, fundador del psicoanálisis. Tres años después de su nacimiento su familia se instala en Viena. Estudio fisiología en el Hospital General de Viena, donde alcanzó el título de médico. Se traslada a París y por un año estudia al lado de Charcot. Junto a este investigador francés especializado en las enfermedades del sistema nervioso, aprende la técnica de la hipnosis en el tratamiento de pacientes histéricos.

A partir de esa experiencia y del tratamiento de un caso de histeria mediante la hipnosis, Freud busca la forma de curar la histeria y los trastornos de la personalidad. Sin embargo, sustituye la hipnosis por la asociación libre de ideas por parte del paciente. Es éste el cimiento terapéutico del psicoanálisis.

Dicha terapia se sustenta en la idea de que los desórdenes de la personalidad, las neurosis y las psicosis tienen su origen en represiones localizables mediante la reconstrucción de la biografía psíquica del paciente. Para Freud, las represiones que marcan las perturbaciones mentales se ubican en la infancia y tienen carácter sexual.

Para su curación es necesario que el paciente las descubra por sí mismo, mediante la asociación libre conducida por el psicoanalista. La ruta del análisis la establecen dos formas distintas de estructurar la teoría de la personalidad. La primera distingue entre inconsciente, preconsciente y consciente.

La segunda estructura un modelo de la personalidad integrado por el ello, el yo y el superyo. Quizás, entre las numerosas obras de Freud, la fundamental es La interpretación de los sueños, donde establece de manera práctica el funcionamiento del método. También se destaca Tótem y tabú, donde el psicoanalista incursiona en la interpretación etnológica de origen de la cultura. Algunos observadores ubican la insuficiencia del psicoanálisis original de Freud en el hecho de que su teoría fue hecha en el marco sociohistóri-co de la Viena puritana del siglo XIX.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Max Planck Creador Teoría de los Cuantos

Max Karl Planck
1858-1947
Físico alemán, criado en Munich. Su familia se destaca por un acendrado interés por la cultura. En principio se sintió atraído por la música y estuvo a punto de seguir ese camino. Sin embargo, la intervención de sus profesores, quienes habían advertido sus capacidades matemáticas, fue suficiente para persuadirlo hacia los estudios en física teórica. Pronto alcanza la fama por sus importantes trabajos de investigación.

Pero su contribución fundamental parte de la incapacidad del modelo teórico tradicional de la física para explicar la irregular distribución de la energía entre las longitudes de onda de la radiación. Planck sustituye el presupuesto de la explicación tradicional, que requiere de complejas fórmulas y propone que la radiación se compone de pequeñas partículas que denomina cuantos.

Planck afirma que la energía emitida es proporcional a la longitud de onda de la radiación, relación en la cual actúa una cifra conocida como constante de Planck. El descubrimiento que hace Planck, mediante desarrollos como su constante, permite hallar relaciones científicas entre el comportamiento de los átomos y otros fenómenos de la naturaleza,.aparentemente lejanos. Planck es conocido como un hombre muy sensible.

Se opone firmemente al régimen de Hitler, protege a sus colegas de origen judío y debe soportar la ejecución de uno de sus hijos por participar en un atentado para asesinar al dictador. Trabaja como profesor de física en la Universidad de Munich, Kiel y Berlín. Recibe el Premio Nobel de física en el año 1918.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Gandhi lider espiritual de la india

Gandhi
1869-1948
Político y pensador hindú. Su nombre completo es Mohandas Karamchand Gandhi, conocido como Mahatma. Graduado en derecho en la Universidad de Oxford en 1891, ejerce en Bombay durante dos años. En Sudáfrica se relaciona con grupos de defensa de los hindúes emigrados que luchan contra los boers. Es influido por la doctrina jainista de la “no-violencia” y por el pacifismo de León Tolstoi.

Funda el semanario Indian Opinión (1904), que resume su ideología de la fidelidad absoluta a los ideales de la propia conciencia hasta llegar al punto de la desobediencia civil dentro de los límites de la no-violencia. Recibe la influencia del movimiento nacionalista hindú, Iniciado a comienzos del siglo. Detenido varias veces en Sudáfrica, regresa a la India en 1915. Tras la Primera Guerra Mundial y cuando el gobierno inglés decide continuar su dominio sobre la India, comienza su primera campaña de desobediencia civil en 1919, bajo la ideología del Satyagraha (resistencia pasiva) como un medio de conseguir la aspiración nacionalista del autogobierno. Su boicoteo a los productos importados de Inglaterra fomenta la industria hindú.

Después de la matanza de Amritsar en abril de 1919, incrementa su campaña de resistencia pasiva. Encarcelado en 1921 y liberado tres años más tarde. En 1924 dirige el Partido del Congreso, que lucha contra los Ingleses; es encarcelado de nuevo en 1930 en una protesta antibritánica, y en 1934 fracasa su segunda campaña. El Parlamento Inglés reconoce la representatividad institucional de la India, pero niega su independencia.

Es detenido otra vez e inicia sus ayunos de seis días, encaminados a mejorar el trato que le dan las autoridades a la casta de los parias. Apresado en 1935, continúa con su movimiento y se radica en Yardhá en 1936. Durante la Segunda Guerra Mundial rechaza el ofrecimiento del imperio británico de crear un gobierno hindú “semi autónomo”. Cuando lidera el movimiento India Libre en 1942, lo confinan con su esposa, que muere en la prisión. Negocia con los dos últimos virreyes Percival Wavell y Louis Mountabatten un acuerdo que sella la independencia de la India en agosto de 1947.

Su programa fracasa en el Congreso porque no logra el apoyo de los musulmanes.

Gandhi es asesinado por un fanático mientras pasea por los jardines de Birla House en Nueva Delhi. Esto produce la división del territorio en el subcontinente hindú y la zona noroccidental, de mayoría musulmana, que recibe el nombre de Pakistán.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Lenin Lider politico ruso

Lenin
1870-1924
Vladimir llich Uliánov, conocido como Lenin. Revolucionario, teórico marxista y jefe de Estado comunista. Hijo de un inspector de escuelas del distrito, se educa en un ambiente de ideas liberales. Su hermano Alejandro fue ejecutado por conspirar contra el zar Alejandro III. Lenin estudia derecho en la Universidad de Kazan, de donde es expulsado por sus ideas revolucionarias; viaja a San Petersburgo (hoy Leningrado), reanuda sus estudios y se gradúa.

No ejerce su profesión y se dedica al movimiento revolucionario. Varias veces fue encarcelado, finalmente es recluido en Siberia entre 1897 y 1900, de donde escapa al extranjero. Forma parte del movimiento socialdemocrático, inspirado en el marxismo, que reconoce el capitalismo como el antecedente obligatorio de la revolución proletaria. Lenin disiente de los socialdemócratas y de su alianza con los intelectuales liberales para derrocar al zarismo, su doctrina se aleja del programa liberal y propone la radicalización de la lucha de clases.

Lenin propone la violencia y el terrorismo como método de acción política y arma de los ideales revolucionarios y llama al pueblo a derribar y a ajusticiar a la monarquía en su obra Dos tácticas (1905).En 1917 el zarismo cae con la revolución y Rusia tiene un gobierno socialista. Lenin insiste en su doctrina política y busca apoyo en Alemania, regresa a Rusia y funda el diario Pravda. Intenta derrocarlo y el 7 de noviembre se toman los organismos del Estado, consigue ser nombrado presidente del consejo de los comisarios del pueblo. A principios de 1918 los bolcheviques se han afirmado áh el poder, tras la disolución de la Asamblea constituyente.

El Soviet aprueba el golpe de Estado y en marzo firma el Tratado de paz de Brest-Litovsk. Lenin nacionalizó las tierras, las industrias y restableció la antigua policía de los zares. Retoma ideas básicas del marxismo para su modelo de gobierno, tales como la prevalencia del Estado, la dictadura del proletariado. Más que establecer el comunismo, entrega la dirección de la economía al Estado y plantea el marxismo-leninismo. Una parálisis progresiva causada por una vieja herida de bala y el excesivo trabajo, lo obliga a dejar el poder, que delega en Stalin, secretario general del Partido.

Entre sus obras están Desarrollo del capitalismo en Rusia (1899), ¿Qué hacer? (1902), El imperialismo, estado supremo del capitalismo (1916), El Estado y la revolución (1917) y La enfermedad infantil del comunismo, el izquierdismo (1920).

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Churchill Politico Británico

Winston Churchill
1874-1965
Político, estadista, escritor y militar inglés. Corresponsal de guerra en Cuba en 1896, India en 1897, Sudán en 1898.

Elegido diputado por Oldham por el Partido Conservador en 1900. En 1904 ingresa al Partido Liberal, que ocupaba el poder, por diferencias con los conservadores. Planea la campaña de Gallípoli en 1915, que pretende apartar a Turquía del conflicto, pero por la oposición de los militares y políticos ingleses es destituido de su cargo en el almirantazgo y enviado a Francia como comandante de un regimiento.

En 1924 se reintegra al Partido Conservador y es nombrado lord canciller del Tesoro entre 1924 y 1929, desde donde adopta el patrón oro para Inglaterra. Reprime por la fuerza la huelga de los sindicatos en 1926. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, Arthur Neville Chamberlain lo nombra primer lord del almirantazgo. Es nombrado primer ministro, en reemplazo de Chamberlaln, el 10 de mayo de 1940, día de la invasión alemana a los Países Bajos. Forma un gobierno de concentración nacional con la participación del Partido Laborista y Conservador, y expone su programa de “sangre, trabajo, sudor y lágrimas”.

Después del ataque japonés a Pearl Harbour y la invasión alemana a la Unión Soviética, se entrevista con Stalin en junio de 1941 y se compromete a ayudarlo; firma con Theodor Roosevelt la Carta del Atlántico, que consolida el triunvirato que derrota al Eje conformado por Alemania, Japón e Italia. Representa a su país en las conferencias de Teherán en 1943, Yalta y Postdam en 1945.

Al finalizar la guerra y pese a su inmensa popularidad, pierde las elecciones de 1946 frente al candidato Clement Richard Attlee, del Partido Laborista, pero continúa al frente del partido de oposición. Reelegido en 1951 para la primera magistratura, se retira el 5 de abril de 1955 alegando razones de salud. Miembro de la Cámara de los Comunes entre 1959 y 1964. Recibe el Premio Nobel de Literatura en 1953.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Albert Einstein Fisico Aleman

Albert Einstein
1879-1955
Durante su juventud nadie sospechaba que ese escolar común y corriente, con algún buen rendimiento en matemáticas, fuera capaz de transmutar los conceptos de espacio y tiempo que rigen la física desde Isaac Newton.

Lleva a cabo sus estudios en Munich, y marcha con su familia a Italia y Suiza. En Berna, es empleado de la Oficina de Patentes, donde realiza un trabajo rutinario y ligero. Su tiempo libre lo dedica a resolver problemas de física sobre el papel. Sin embargo este trabajo teórico va tan lejos que hace tambalear los postulados básicos de la ciencia.

En 1905 Einstein publica su Teoría Especial de la Relatividad, donde plantea que el valor del tiempo, la masa y el espacio dependen del movimiento relativo entre observador y el objeto de estudio. Diez años después publica la Teoría General de la Relatividad. Sus descubrimientos permiten conocer la gran cantidad de energía que puede liberar una cantidad pequeña de masa, fundamento de la bomba atómica.

Dicho saber, en poder de los Estados Unidos, permite los genocidios de Hiroshima y Nagasaki, durante la Segunda Guerra Mundial, a pesar del esfuerzo de última hora hecho por el sabio alemán. Con el acceso de Hitler al poder, Einstein se ve forzado a abandonar su patria, y se va hacia Bélgica y, finalmente, a los Estados Unidos. Fue el ganador del Premio Nobel de física en 1921. Enseñó en Zurich, Praga y Leiden. Fue catedrático en la Universidad de Berlín, durante 20 años.

Finalmente, trabajó como investigador del Instituto para Estudios Avanzados de Princeton, hasta el momento de su fallecimiento.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Juan XIII Papa Vaticano II

Juan XXIII
1881-1963
Pontífice romano, nace en el seno de una familia de labriegos pobres. Angelo Guiseppe Roncalli, su verdadero nombre, se dedica desde temprana edad a las labores del campo, y estudia en la escuela de Cervico. Luego va al seminario de Bérgamo pero no puede ordenarse sacerdote al concluir sus estudios debido a su juventud. Entre tanto, estudia en el Ateneo Sant’Apollinare y presta el servicio militar.

En 1904 se ordena sacerdote y al año siguiente el obispo de Bérgamo, Va al frente durante la Primera Guerra Mundial como teniente-capellán.

Al término del enfrenta-miento retoma a Bérgamo y se encarga de la dirección espiritual del seminario. En 1920 se traslada a Roma y allí trabaja para la Congregación de Propaganda Fide. En 1944 lo trasladan a la nunciatura de París y en 1953 lo nombran cardenal y patriarca de Venecia. En 1958 lo eligen Papa e inicia la organización del Concilio Vaticano II que lleva a cabo en 1962. Publica dos encíclicas Mater et Magistra y Pacem en Terris.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Fleming Penicilina

Alexander Fleming
1881-1955
Bacteriólogo británico. Estudia medicina en Londres. Durante la Primera Guerra Mundial sirvió en Francia como capitán de sanidad. Bacteriólogo de la Saint Mary’s Medical School, se interesa en el estudio de las bacterias y en 1922 descubre la lisozima, substancia con efectos antibacterianos, presente en las lágrimas, la saliva y la albúmina de huevo. Sigue investigando la lisozima y descubre la penicilina por accidente en 1928.

En 1939 descubre que el moho penicillium notatum actúa sobre los gérmenes. Sin embargo, no alcaza a entregar el proceso de purificación de la pe-nicillan pues carece de las técnicas, que tienen en Oxford Howard Walter Florey y Ernest Boris Chain. La utilización de la penicilina en un ser humano se realiza por primera vez en 1941.

Fleming expone el proceso en su libro La penicilina y sus aplicaciones prácticas (1946). Es galardonado con el Premio Nobel de Medicina en 1945, compartido con Florey y Chain.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Delano Roosevelt Politico de EE.UU. Presidente

Franklin Delano Roosevett
1882-1945
Político y estadista estadounidense. Estudia derecho en las universidades de Harvard y Columbia. Elegido senador por Nueva York entre 1910 y 1911, trabaja como subsecretario adjunto de marina de 1913 a 1920. Propone su nombre para la vicepresidencia en 1920, pero es derrotado. Regresa a la política y es elegido gobernador de Nueva York en 1928. En 1932 es elegido presidente de su país por el Partido Demócrata.

Realiza reformas en obras públicas para recuperar la industria y apoyar a los agricultores, conocidas como New Deal (Nuevo Pacto), con las que el país supera la gran depresión de 1929. Reelegido en 1936, centra su política en la ayuda a Francia y Gran Bretaña, países a los que vende armas en prevención de la Segunda Guerra Mundial y aprueba empréstitos a naciones estratégicas. Elegido de nuevo en 1940, firma con Wlnston Churchill la Carta del Atlántico en 1941.

Tras el ataque a Pearl Harbour el 7 de diciembre de 1941, declara la guerra a Japón y Alemania, coordina el esfuerzo bélico y la unidad de los aliados en las conferencias de Casablanca, Quebec, El Cairo, Teherán y Yalta e interviene en la conferencia de Dumbarton Oaks en 1944, que acuerda la creación de la ONU, Organización de las Naciones Unidas. Gana las elecciones otra vez en 1944 y se convierte en el único presidente en la historia de los Estados Unidos que ocupa el cargo en cuatro ocasiones consecutivas.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Hitler Adolf Lider aleman de la segunda guerra mundial

Adolf Hitler
1889-1945
Hitler, fue jefe del movimiento nacional-socialista alemán y canciller del Reich. Hijo ilegítimo. En su juventud cree que tiene aptitudes para la pintura, pero sólo logra dibujar postales baratas. Se hace ciudadano alemán en 1932. Participa en la Primera Guerra Mundial como estafeta y gana la Cruz de Hierro en dos ocasiones y es ascendido a cabo.

Ingresa en el partido de los Trabajadores Alemanes en 1919, del cual en 1921 es presidente. Le cambia el nombre por el Partido Nacional Socialista de Trabajadores Alemanes con una Ideología ultranacionalista, antiparlamentaria y de regeneración social, fuera de los lineamientos comunistas. Tras el fracasado, intento de golpe de Estado, en Bürgerbráu de Munich en 1923, es encarcelado en Landsberg.

Durante su permanencia en prisión, escribe la autobiografía Mi lucha. La crisis económica de 1929 hace cambiar de forma radical la dirección ideológica alemana y favorece la tesis del partido nazi en contra de los judíos, a quienes acusaban del descalabro económico, del desempleo y de haberse apoderado del Alemania.

Con la muerte de Híndenburg en 1934 se nombra Führer. Asume el mando de los ejércitos alemanes, anexa Austria en 1938, invade Checoslovaquia en 1939 y desencadena la Segunda Guerra Mundial. En 1940 se apodera de Dinamarca, Bélgica y Holanda, que capitulan poco tiempo después. Ese año, tras la declaración de guerra de Italia contra Francia e Inglaterra, se firma en junio el armisticio franco-alemán y franco-italiano.

Después del ataque japonés a Pearl Harbour el 7 de diciembre de 1941, con Japón e Italia, países con los cuales conforma el Eje, declara la guerra a Estados Unidos, que se había mantenido al margen del conflicto bélico. Aunque en un comienzo invade Polonia, los Países Bajos y Francia, su avance es detenido tras el fracaso de Stalingrado en 1943 y la resistencia de Inglaterra.

Se niega a aceptar la derrota de sus ejércitos y se recluye en un refugio subterráneo de la cancillería. Se suicida con su esposa Eva Braun el 30 de abril y sus cadáveres son quemados por agentes de su guardia de SS, Schutzstaffeln, la policía secreta.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

charles de gaulle presidente de francia

Charles de Gaulle
1890-1970
Estadista y militar francés, primer presidente de la V República francesa. Participa en la Primera Guerra Mundial, en la que es herido varias veces y hecho prisionero por lo alemanes en la batalla de Verdún en 1916. En 1940, como general, recibe el mando de la IV división acorazada. Ante la invasión alemana se niega a firmar el armisticio, sale de Francia el 18 de junio de 1940 y se refugia en Inglaterra. En una dramática alocución desde la BBC de Londres, insta al pueblo francés a combatir a los invasores alemanes por medio de la resistencia civil y se convierte en el jefe del movimiento, que resulta decisivo en la guerra.

Con la liberación de Francia, De Gaulle se consolida como presidente del gobierno provisional. Se retira en 1946 contrariado por no poder realizar algunos planes suyos respecto de la política de su país. Con el apoyo de su partido es elegido presidente el 21 de diciembre de 1958.

En 1960 prueba la bomba atómica sobre el desierto del Sahara. Promulga una nueva Constitución e inaugura la V República, concede la independencia argelina en 1962, promueve el desarrollo económico como puerta única de solución a los problemas de Francia. Reelegido en 1965, enfrenta la crisis de Mayo de 1968, cuando los estudiantes y obreros protagonizan una huelga que paraliza el país. Para el siguiente período es derrotado por un escaso margen y poco antes de morir se retira de la vida política.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Ho Chi Minh lider vietnamita

Ho Chi Minh
1890-1969
Estadista y revolucionario vietnamita. Su verdadero nombre es Nguyen Tat-Thanh y su apodo Ho Chi Minh significa “El que ilumina”. Recorre el mundo como ayudante de cocina en un buque francés. Fotógrafo en Londres dessde 1914 y en París desde 1917, cuando se afilia al Partido Socialista. Se incorpora el Partido Comunista francés en 1921, colabora con los periódicos L’Humanité y Le Populare, bajo el seudónimo de Nguyen Al Quoc.

Hecho prisionero en China en 1942, se establece en Tonkín para organizar las guerrillas en 1943. Después de la capitulación japonesa, se apodera de’Hanoi, derroca al emperador Bao Dal y proclama la República Independiente y Democrática de Vietnam el 2 de septiembre de 1945.

Firma el acuerdo Ho Chi Ming-Sainteny, por el cual Francia reconoce viaja a París para ratificar el acuerdo en la Conferencia de Fontainebleau, los franceses intentan restablecer su dominio colonial y declaran la guerra. Mao Tse-tung le envía desde China armamento y le da apoyo táctico y estratégico.

La Conferencia de Ginebra divide al país en 1954. Establece la República Socialista de Vietnam al norte del paralelo 17. Es secretario general del Partido, jefe del gobierno y presidente hasta 1955. Reelegido secretario general del Partido entre 1957 y 1960, mientras apoya las guerrilla comunistas que luchan contra el dictador Ngo Dinh Diem en Vietnam del Sur.

En 1962 crea el FNL, Frente Nacional para la Liberación del Sur que acrecienta la violencia en el territorio vietnamita. Estados Unidos interviene en la guerra el 5 de 1965, aunque desde finales de febrero de 1962, aunque desde finales de 1962 había 8.000 soldados estadounidenses en el Sur y el Gobierno de John F. Kennedy suministraba armas y dinero a la dictadura Diem.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Mao tse Tung Lider chino Larga Marcha

Mao Tse-tung
1893-1976
Político, revolucionario, escritor y poeta chino. Hijo de terratenientes, participa en la revolución de 1911 junto al ejército republicano. Estudia derecho y filosofía. Entra en la Academia de Policía y en la Escuela de Peritaje Industrial. En 1927 organiza la lucha campesina. A pesar de que los nacionalistas intentan reprimir el movimiento, con la primera división del ejército rojo proclama la República Soviética de Kiangsi, siendo elegido presidente en 1931.

Rodeado por las tropas nacionalistas, inicia la “Larga Marcha” con cerca de cíen mil hombres. En 1935 el Politburó lo nombra secretario del Comité Central del Partido y establece la República Soviética de Yenan, tras haber recorrido más de 10.000 kilómetros para expulsar a los japoneses de China. Estalla la guerra civil en 1946, que dura tres años, al final de la cual y tras las campañas de Manchuria y Pekín-Tientsin, proclama el 1 de octubre de 1949 la República Popular de China.

En 1950 firma con Stalin un tratado de ayuda, amistad, alianza y asistencia mutua. Elegido presidente en 1954. Cuando el XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, condena la memoria de Stalin, Mao declara rota la alianza con Moscú en 1956. Lleva a cabo la “Campaña de las Cien Flores” en 1957 e inicia el período de “El gran salto adelante” en 1958. Cede la presidencia a Luí Chaochi.

En 1965 se traslada a Shangai, donde inicia la revolución cultural, contra lo que señala como tendencias y elementos burgueses del sistema político de su país. En 1973 es reelegido en su cargo. Escribe el Libro Rojo, Acerca de la práctica, Nueva democracia, otros ensayos y poemas.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Von Braun Cientifico aleman creador del saturno 5

Wernher von Broun
1912-1974
Ingeniero alemán. Miembro de una familia aristocrática, su padre poseía un título nobiliario. Es enviado a Zurich para iniciar sus estudios. Regresa a Alemania con el fin de seguir su carrera. Estudia ingeniería y ciencias físicas en la Universidad de Berlín. Siendo un estudiante conforma la Sociedad Alemana para los Vuelos Espaciales, al lado de un grupo de entusiastas. Con ellos, lleva acabo una serie de lanzamientos de cohetes experimentales, alcanzando altitudes de 1.500 m.

Durante los años treinta participa en los experimentos sobre aplicaciones militares de los cohetes. Con ocasión de la Segunda Guerra Mundial diseña en el laboratorio de Peenemünde los cohetes V-2, con los que se efectúan mortíferos bombardeos. Al finalizar la guerra se radica en los Estados Unidos, donde su atención por los cohetes vuelve a encaminarse al viejo anhelo de viajes espaciales.

Es vinculado, pues, al programa espacial. A partir del V-2 llega al cohete de cuatro fases. Todos los adelantos de los años cincuenta y sesenta se deben al ingeniero alemán, quien culmina sus aportes con el programa Apolo, del que forma parte el cohete Saturno V, que lleva al hombre a la Luna.

También a él se debe el diseño de las condiciones del alunizaje, mediante el módulo Águila que se desprende de la última fase del cohete y desciende a la superficie. El Saturno V mide 110 m. y sus motores alcanzan un empuje de tres y media toneladas en el momento del lanzamiento. Su siguiente paso es un proyecto para efectuar un viaje tripulado a Marte, suspendido por recortes al presupuesto de la NASA. Sus últimos años los dedica a trabajar para la empresa privada.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Cientificos descubridores de la estructura del adn

Francis Crick
1916-
Jomes Wotson
1928-
Francis Crick se especializa en biofísica, mientras que James Watson, natural de los Estados Unidos, trabaja como biólogo. Emprenden el estudio del ácido desoxirribonu-cleico (ADN). De éste ya se sabía que su molécula era de gran tamaño y que intervenía en los procesos hereditarios. Sin embargo, desconocía su estructura y el proceso exacto mediante el cual incidía en la herencia.

Watson se establece en Inglaterra, para trabajar en el laboratorio Cavendish de Cambridge. Inicia investigaciones sobre la estructura de las proteínas y en compañía de Crick, del ADN. Desde el instituto de California de Tecnología, Linus Pauling afirma que el ADN tiene una estructura helicoidal simple. Crick y Watson intuyen que la estructura es doble e intentan demostrarlo sin éxito, mediante pruebas cristalográficas aportadas por Maurice Wilkins.

Finalmente, descubren que la molécula está formada efectivamente por un doble helicoide de citosina emparejada con guanina y de adenina con timina.

Cada componente se encuentra en proporciones iguales. El descubrimiento implica que los dos cordones son complementarios y cada uno es modelo para la síntesis del otro. El descubrimiento explica cómo se divide una célula en dos copias idénticas de la misma y cómo se almacena la información genética, mediante los genes. Crick y Watson reciben en 1962 el Premio Nobel de Medicina.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Kennedy John Presidente de los EE.UU.

John F. Kennedy
1917-1963
Político estadounidense. Estudia ciencias políticas en Londres y en la Universidad de Harvard. Sirve en la marina y obtiene el grado de teniente. Es herido durante la Segunda Guerra Mundial al sur del Pacífico. En 1945 es corresponsal de la revista News Service en la Conferencia de Postdam. Inicia su carrera política en 1946. En 1952 es elegido senador por Massachusetts. En 1960 gana las elecciones presidenciales sobre el republicano Nixon. Apoya iniciativas como la Alianza para el Progreso y la conquista del espacio exterior.

En 1961 intenta invadir la isla de Cuba y derrocar el gobierno de Fidel Castro, pero es rechazado en Bahía de los Cochinos. Ese mismo año apoya la acción militar de las Naciones Unidas en el Congo y se reúne en Viena con Nikita Kruschov, con quien firma un tratado para el control de la producción y uso de armas nucleares. En los asuntos internos lucha contra el racismo y por la igualdad de los derechos civiles. Muere asesinado por Lee Harvey Oswald.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Fidel Castro lider de la revolucion cubana

Fidel Castro
1926-2016
Político cubano. Estudia derecho en La Habana y se doctora en 1950. En 1947 intenta dar un golpe de Estado al dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo. Después de ser candidato en las elecciones anuladas por el golpe de Estado de Fulgencio Batista en 1952 y convencido de que los medios democráticos no funcionan en un régimen dictatorial, el 26 de julio de 1953 organiza el fracasado asalto al cuartel Moneada. Es hecho prisionero con su hermano Raúl y es absuelto en el juicio, pues asume su propia defensa. Indultado por el dictador, se refugia en México en 1955.

El 2 de diciembre de 1956 desembarca en Cuba con un grupo de guerrilleros. El 8 de enero de 1959 entra en La Habana, en medio de la deserción del Ejército de Batista. En un principio recibe ayuda de Estados Unidos, pero rompen relaciones cuando Castro promulga una ley de reforma agraria que lesiona intereses económicos estadounidenses.

En 1961 se produce la frustrada invaclón de Playa Girón, dirigida por la CIA. Tras declarar a Cuba República Democrática Socialista, sufre el bloqueo económico y diplomático de Estados Unidos y la OEA (Organización de Estados Americanos). Se apoya en la Unión Soviética para su comercio e implanta en la isla un régimen comunista. En octubre de 1965 conforma el Partido Comunista Cubano, que asume el poder, al estilo de os países de Europa del Este.

A partir de 1973 realiza en Cuba la Conferencia de Países No Alineados y en 1975 envía tropas cubanas a Angola, África. Desaprueba la política de Mijail Gorbachov, por lo cual sus relaciones con la Unión Soviética se deterioran. A partir de diciembre de 1976 es presidente del Consejo de Estado y jefe de las fuerzas armadas.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Luhter King Pastor defensor de los derechos de los negros en EE.UU.

Martin LutherKing
1929-1968
Líder de la raza negra contra la discriminación racial en Estados Unidos. Estudia teología en la Universidad de Boston. Se ordena pastor de la Iglesia Bautista. Funda la Conferencia de Dirigentes Cristianos del Sur, y la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color. Desde 1954 es diputado de la ciudad de Montgomery.

Contra las afirmaciones de algunos grupos partidarios de la violencia, opta por asumir la protesta pacífica y encabeza varias marchas multitudianarias, que le granjean la animadversión de los grupos de blancos del sur de Estados Unidos.

En 1963 se produce la “Marcha sobre Washington”, que congrega protestantes negros y blancos en la capital de la Unión. Ese año recibe el Premio Nobel de la Paz. Muere asesinado por el blanco James E. Ray, cerca de Memphis, donde preparaba una concentración masiva.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Mijael Gorbachov Ruso

Mijail Gorbachov
1931-
Político y estadista soviético. Estudia derecho y agronomía. Ingresa en el Partido Comunista en 1955. En 1967 contrae matrimonio con Raisa Gorbachov. Miembro del Comité Central del Partido Comunista en 1971 y en 1980 forma parte del Polltburó, máximo órgano colegiado del partido. A la muerte de Leonid Brezhnev en 1983, el Kremlin es dirigido por Yuri Andropov, quien muere en 1984 y es sucedido por Konstantin Chemenko.

Chemenko fallece y Gorbachov llega al poder en 1985. Nombrado secretario general del PCUS. Su política de glasnost y perestroika, “reestructuración” y “transparencia”, amplía los horizontes políticos de su país. Promulga la necesidad de abrir la economía centralista a la iniciativa privada.

Se reúne en varias ocasiones con el presidente estadounidense Ronald Reagan y los dirigentes de Occidente, y firma importantes acuerdos sobre reducción de armas convencionales y nucleares. Desaparecen la Cortina de Hierro y el muro de Berlín y se reunifican las dos Alemanlas. Afronta la crisis separatista de las repúblicas bálticas de Estonia, Lituania y Letonia, que declaran la soberanía y desafían la retaliación de las fuerzas armadas soviéticas. Reforma la estructura de poder en la Unión Soviética, crea la presidencia del país y un Parlamento elegido con la participación de fuerzas diferentes del Partido Comunista.

Termina la guerra fría y el orden internacional basado en la confrontación Este-Oeste. Tras un fracasado golpe de Estado el 18 de agosto de 1991, se desintegra la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.
Ante la disolución de lo que fuera la URSS, Gorbachov renuncia a su cargo pocos días después.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

los beatles grupo musical años 60

The Beatles
1962- 1970
Agrupación inglesa de música rock, una de las más famosas de todos los tiempos. Como conjunto nace en Liverpool con John Lennon (1940-1980), Paul McCartney (1942), George Harrison (1943) y Ringo Starr (Richard Star Key, 1940). Se inician con el nombre The Quarrymen (1956) con Pete Best y Stu Stucliffe y luego como The Silver Beatles (1960). Con el ingreso de Ringo Starr reemplazando a Best, comienzan tocando en pequeños clubes al estilo de moda.

Gracias a la presencia de Brian Epstein {manager comercial) y a George Martín (asesor musical), en agosto de 1962 hacen su primera grabación, Love me do. Con el segundo disco, en el mismo año, Please, please me, se colocan en el primer lugar en las listas de éxito. De ahí en adelante alcanzan los máximos records en ventas de discos, viajan a lo largo de Europa y América y se convierten en ídolos de multitudes.

Las melodías que crean intuitivamente constituyen una música sin sobresaltos ni armonizaciones confusas. El grupo se disuelve en 1970 por la diversidad de intereses de sus integrantes. Muchas de sus canciones han sido reproducidas en más de cuatro mil versiones y ellos, como personas y músicos, han sido copiados, imitados y estudiados. Tema como Let it be, Now-hereman, Norwegian Wood, A Day in the Ufe, Yesterday, She’s living home, Micele, etc., son verdaderas creaciones en el género de la música pop.

Fuente Consultada: Magazine Enciclopedia Popular Año 3 N°36 Resumen del Libro: “Los Hombres Que Cambiaron El Mundo”

Ejércitos y Armas del Rey Sol de Francia Absolutista Luis XIV

EL DINERO Y LA GUERRA
Para el Estado absolutista, es importante tener un ejército y una marina potentes, por lo que necesita un tesoro bien repleto. El metal precioso (oro o plata) es el único medio de intercambio, la «sangre» de la economía. Su cantidad es relativamente reducida, y los países intentan atraerlo al interior de sus fronteras por medio de un comercio exterior favorable.

De ahí toda una política proteccionista para reducir las importaciones y estimular las exportaciones, realizada frecuentemente a costa del salario de los obreros. De aquí se deriva el Pacto Colonial. Las colonias tienen que proporcionar las materias primas a un precio reducido y absorber exclusivamente los productos fabricados en la metrópoli. El mercantilismo es un estatismo económico, sobre todo en su forma francesa. La política belicosa de Luis XIV impuso una verdadera economía de guerra, con intervención directa del Estado.

luis xiv rey sol en francia

En Inglaterra, esta intervención resultó más discreta a causa de la mayor potencia y la mayor autonomía de los grandes comerciantes o fabricantes. Pero los privilegios otorgados a las Compañías, las Actas de Navegación de 1660 y 1663, los Tratados de Comercio, la exclusiva colonial, son otros tantos elementos de una política mercantilista, que también se manifiesta en España. Junto a la corte, el ejército absorbe la parte más importante de los presupuestos.

Durante la primera mitad del siglo, los ejércitos de la Guerra de los Treinta Años (a excepción del de Gustavo Adolfo, de reclutamiento nacional, unido por la ley religiosa) no se diferencian mucho todavía de las tropas privadas del siglo XVI, dirigidas por los condotieros, dispuestos a venderse al mejor postor, a desmandarse o a pasarse al campo enemigo si la soldada tarda demasiado.

Posteriormente, los soberanos tratan de tener un ejército disciplinado y fiel, intervenido directamente por sus servicios. Pero la noción del servicio militar obligatorio no existe; el reclutamiento sigue basándose en el alistamiento voluntario y serán los soldados de oficio los que continuarán dominando. Los mercenarios extranjeros disminuyen, aunque en Francia los suizos, los irlandeses y los alemanes continúan formando regimientos.

Durante el invierno, los reclutadores recorren los campos y las ciudades, frecuentan las tabernas, invitan a beber, exaltan los encantos de la vida militar: buena paga, vino abundante, los amos en el baile, hermosos uniformes. Se colocan carteles de este género: Regimiento de Mosqueteros del Duque de Borgoña.

Se hace saber a todos los gentileshombres o a otros jóvenes de buena familia que vivan noblemente, burgueses con conocimientos que puedan demostrarlos, desde la edad de diez y ocho años hasta los treinta, que midan más de cinco pies de altura y que quieran servir al Rey, que no tienen más que dirigirse al palacio de Carignan, calle de las Vieilles-Estuves, próxima a la Croix du Tiroir; allí encontrarán al comandante, el cual les dará toda clase de satisfacciones. Es un nuevo regimiento de mosqueteros de la guardia del duque de Borgoña: durante la campaña, tendrán doble paga y veinte sueldos al día, hasta su partida, y se les proporcionarán sus equipos.

Necesita también un maestro de matemáticas, un maestro escribano, un maestro de armas y un ayudante, un maestro de baile, dos maestros cirujanos, dos barberos y tres músicos». Atraídos por tal proclama, los jóvenes se dan cuenta, después de haber firmado su contrato, que formarán parte de un simple regimiento de infantería, en lugar del de gloriorosos mosqueteros.

El capitán responde a los descontentos que, efectivamente, tendrán mosquetes, ¡por lo tanto serán «mosqueteros» como se les ha prometido! Al final del reinado de Luis XIV, el ejército cuenta con más de 400.000 hombres, cifra enorme para su tiempo. Felipe V de España pudo reclutar 132 batallones de infantería y 130 escuadrones de caballería. El Elector de Prusia, Federico Guillermo, mantienen un ejército permanente de 30.000 hombres.

Pedro el Grande gasta sin cuenta para sostener su ejército de soldados de oficio. La mayoi parte de los oficiales se recluían entre le nobleza. Los jóvenes de la nobleza francesa hacían su aprendizaje en las compañías de cadetes o en los regimientos de la Casa Real. Los «Maestres de Campo» y los coroneles continúan comprando sus cargos, pero el resto de los oficiales son por nombramiento.

Los oficiales sin fortuna o los plebeyos pueden escalar los puestos jerárquicos gracias al cuadro de ascensos instituido por Louvois. Muchos oficiales, a pesar de los inspectores generales, prefiriendo divertirse en París a ocuparse de sus hombres, declaran fraudulentamente un efectivo superior al que mandan con el fin de disponer de sueldos y de víveres suplementarios.

Cuando se celebraban las «pruebas», las revistas de inspección, contrataban «falsos soldados», simples comparsas que desaparecían en cuanto la inspección se terminaba. Madame de Sévigné transcribe un diálogo entre el severo Louvois, Secretario de Estado para la Guerra de 1661 a 1691, enemigo de Colbert, pero inteligente y gran trabajador, y un joven oficial negligente, el señor de Nogaret. El estilo es muy a lo «gran siglo».

—Señor, su compañía se encuentra en muy mal estado.
—Señor, no lo sabía. —Hay que saberlo. ¿La ha visto usted? —No.
—Debería haberla visto, señor. —Señor, daré la orden. —Debería haberla dado.  Es preciso  tomar una decisión, señor: o se es cortesano o se cumple con su deber cuando se es oficial».

La disciplina es enérgica y los castigos corporales siguen estando en uso en todos los ejércitos: latigazos, potro (a caballo en un banco de madera con pesas en los pies), multas, etc. Los cuarteles no aparecen hasta finales de siglo y las tropas se alojan en las casas de los vecinos.

Heridos y mutilados dependen de la caridad de la iglesia. Sin embargo, para ellos hizo construir Luis XIV, a partir del año 1670, el admirable palacio de los Inválidos. La eficacia del fuego crece a partir del año 1660 con el empleo del fusil con piedra, en el que la pólvora se encendía por medio del choque del pedernal con una varilla de acero, y no por medio de una mecha como los mosquetes. Francia no lo adoptó.

El arma era mucho más manejable y el tiro más rápido (un disparo por minuto). Las bayonetas, sujetas por medio de una abrazadera al extremo del fusil, reemplazaban a las picas. También se extendió el empleo de las granadas demano. Gracias a estas armas, la infantería se convirtió en la «reina de las batallas», dispuesta en líneas paralelas (cinco hombres en fondo), alternando en las descargas.

La caballería pesada de los coraceros y la caballería ligera de los húsares, se completaron con los dragones, infantería montada que se desplazaba a caballo y combatía a pie, con el fusil y la bayoneta. En Francia, Louvois mejoró la artillería, que antes era trasladada al campo de batalla por empresas privadas. En adelante, los cañones de bronce eran manejados por artilleros. Su alcance sobrepasa los 500 metros.

Los progresos de la artillería condujeron a Vauban, discípulo del holandés Coéhorn, a enterrar las fortificaciones y a protegerlas con macizos cubiertos de musgo.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo VII La Gran Aventura del Hombre

Persecuciones Religiosas con Luis XIV de Francia Consecuencias

RESUMEN LA REVOCACIÓN DEL EDICTO DE NANTES EN FRANCIA

LAS PERSECUCIONES DE LOS PROTESTANTES
Mucho más dramáticas fueron las persecuciones dirigidas contra los protestantes. La unidad religiosa era el corolario del absolutismo: «Una fe, una ley, un rey». Por otra parte, el éxito de la Contrarreforma, el renacimiento católico, iban a la par de un cierto debilitamiento del protestantismo.

Entre los reformados había un grupo, del que formaban parte algunos de sus pastores, en el que se esbozaba una corriente favorable a la reunión con el catolicismo, al precio de concesiones recíprocas. La proliferación de iglesias y de sociedades protestantes, la dureza de los calvinistas, habían descorazonado a los fieles.

Luis XIV de Francia

A partir del reinado de Luis XIII, los nobles protestantes se habían ido convirtiendo. En 1668, el retorno al catolicismo de un gran guerrero, Turena, fue resonante. La burguesía protestante, muy activa en los negocios, enriquecida, era menos religiosa y sus miembros practicaban la idolatría regia con tanto fervor como la mayoría de los subditos. Luis XIV pudo, pues, pensar que le sería relativamente fácil reducir el protestantismo, y añadir a todos sus triunfos el del restablecimiento de la unidad cristiana en su reino. No fue el único en decirlo: eclesiásticos y cortesanos actuaron por su parte.

En 1661 el Edicto de Nantes de Enrique IV, que aseguraba la libertad religiosa y la igualdad política de los protestantes, comenzó a ser interpretado de manera restrictiva. En 1663, se prohibió a los católicos convertirse y se suprimieron los templos recientemente edificados. Una caja especial, dirigida por el escritor Pellison, distribuía fondos a los hugonotes que querían abjurar (1676). Se excluyó a los protestantes de las funciones públicas; sus hijos podían abjurar desde la edad de siete años y ser educados, a partir de entonces, por católicos.

Marillac, intendente de Poitou, dio pruebas de su celo: discurrió acantonar regimientos de dragones en las localidades protestantes, con licencia para los soldados de hacer lo que quisieran, violaciones, saqueos, destrucciones. Espantadas por la idea de sufrir las «dragonadas», las aldeas abjuraban en bloque, y Marillac pudo felicitarse de 30.000 «conversiones» en 1681. La indignación fue tal, que el Rey destituyó a Marillac.

LA REVOCACIÓN DEL EDICTO DE NANTES
La muerte de Colbert, que frenaba las persecuciones por razones económicas (importantes sectores manufactureros estaban en manos de los reformados), agravó la intolerancia. Louvois, secretario de Estado para la Guerra, persuadió al Rey de los grandes resultados obtenidos. A esto vinieron a mezclarse razones de «alta política». Luis XIV soñaba con ser candidato al Imperio y comenzaba a asegurarse los votos de algunos electores alemanes.

Pero la derrota de los turcos ante Viena, con el concurso del rey de Polonia Juan Sobieski, hacía del emperador Leopoldo I su salvador, el cual, ayudado por el franciscano Spinola, soñaba con reducir a los protestantes del Imperio a la Iglesia.

Luis XIV quiso, mediante una maniobra por sorpresa, aparecer como el verdadero gran restaurador de la religión (esperaba igualmente que su aliado Jacobo II, rey de Inglaterra desde 1685, restablecería el catolicismo en Inglaterra). Las «dragonadas» fueron renovadas sistemáticamente, y, el 2 de octubre de 1685, se dio el golpe decisivo mediante el Edicto de Fontainebleau: la Iglesia reformada no tendría en adelante existencia legal. Todos los templos serian, destrídos y los pastores exiliados.

La Iglesia  ostentaría el registro civil, los protestantes obstinados quedarían «fuera de la ley», sin identidad. La revocación fue celebrada con entusiasmo por los poetas, los grabadores, los pintores oficiales. Vauban fue uno de los pocos en protestar discretamente.

Las consecuencias fueron desastrosas para Francia: unos 300.000 reformados se marcharon, con peligro de sus vidas, llevando a Holanda, a Inglaterra, a Alemania, su experiencia, sus capitales, su trabajo. Los extranjeros se beneficiaron de su cultura intelectual, de su energía, de sus tradiciones y de su odio hacia Luis XIV. Así se perdió un grupo escogido que daba trabajo a gran número de franceses. El resultado de esta medida fue una crisis económica y social.

En cuanto a los protestantes que se quedaron, ni las persecuciones ni las burlas pudieron con ellos. Difícilmente contenidos hasta 1702, acabaron por rebelarse en masa, resucitando, para el viejo Rey, la pesadilla de la guerra civil.

La región de las Cévennes sublevada, exaltada por los pastores del «desierto», sufrió un régimen de terror: hizo falta movilizar contra ios «camisards» y su jefe un verdadero ejército, bajo las órdenes del ilustre mariscal de Villars.

De un lado y de otro, se golpeaba, se quemaba, se aplastaba. Por último, las tropas reales acabaron con la resistencia de los «camisards». En 1710, se apagó el fuego de la revuelta. Este fue el epílogo de las luchas fratricidas que la nueva religión había encendido en Francia ciento cuarenta años atrás.

LA PARTE DE ATRÁS DE LA FACHADA
A las pérdidas considerables causadas por la emigración protestante, se unieron los gastos de las incesantes guerras: guerras de la Liga de Augsburgo (1689-1697) y de Sucesión de España (1702-1713). El edificio de Colbert se había derrumbado; sólo quedaba un proteccionismo minucioso e ineficaz. Todo el peso de la deuda recaía sobre los campesinos, que representaban las nueve décimas partes de la población.

En 1688, La Bruyére escribió su célebre descripción de la población campesina: «Se ven algunos animales feroces, machos y hembras, negros, lívidos, completamente quemados por el sol, ligados a la tierra, que cavan y remueven con una obstinación invencible.»

Grandes catástrofes habían agravado esta miseria:   malas   cosechas,   carestías,   epidemias, transformaban rápidamente a los campesinos prósperos en mendigos. Además, la intransigente política aduanera había degradado los precios agrícolas y la renta de Sos bienes raíces había disminuido en la mitad. El numerario servía para pagar los gastos de los ejércitos; era sustraído así de su función económica. La baja de los precios era continua.

Luis XIV procuró hacer participar a cada francés en el esfuerzo común, proporcionalmente a su renta. Creó, en 1695, la capitación o impuesto por cabeza, y en 1710, el diezmo sobre las rentas. Falto de funcionarios para verificar las declaraciones, y a causa de la resistencia de los privilegiados, el peso recayó finalmente sobre el bajo pueblo. El rey, entonces, apeló a los impuestos indirectos: aduanas, derechos de timbre. Pero todo era insuficiente. Hubo que recurrir a los préstamos, al papel moneda, a la venta de cartas de nobleza, a la organización de loterías…

El invierno de 1709 fue «de hielo, de hambre y de peste». El ganado perecía, y ocurría lo mismo, en el fondo de sus madrigueras, con los conejos. La población francesa sufrió una reducción de dos millones de habitantes. Mientras que la burguesía de los negociantes y de los banqueros continuaba relativamente próspera, el pueblo y la pequeña aristocracia campesina eran duramente afectados.

Así, se exasperó el odio de clases: en 1709, numerosos parisienses marcharon hacia Versalles; el bandidaje se desarrolló de una manera aterradora; conventos y castillos fueron atacados. El Rey hizo llevar a la Casa de la Moneda su vajilla de oro y sus muebles de plata, lo que no impidió que sus estatuas fueran ultrajadas, y que carteles injuriosos contra su persona, su conducta y su gobierno fueran fijados en las puertas de París, en las iglesias, en las plazas públicas. Se recitaba la famosa letanía: «Padre nuestro impío que estás en Versalles…»

El Rey procuraba seguir apareciendo con el mismo rostro de sol inmutable, esforzándose por guardar una serenidad constante, no soportando ni la sombra de una contradicción, de una coacción. Su insensibilidad parecía crecer, como se puso de manifiesto durante la discusión del «proyecto del diezmo real» de Vauban (1707).

Este gran hombre había meditado sobre los defectos del sistema, y sobre los medios de restablecer la economía. Tras evocar patéticamente en su proyecto la miseria de los humildes, Vauban proponía un remedio revolucionario:   la  supresión de  todas las  tasas  y  su reemplazo por un «diezmo» calculado en función de las rentas de cada uno. Nadie, ni aun el Rey, quedaría exento.

En 1706 apareció la obra, con gran escándalo de los privilegiados. Los ministros convencieron a Luis de que se atentaba contra su autoridad, y cuando Vauban acudió candidamente a ofrecer su libro al soberano, éste lo recibió con desagrado. El «Diezmo Real» fue prohibido. Se habló de encarcelamiento. Vauban murió descorazonado, el 30 de marzo de 1707. Esta muerte fue reprochada al viejo rey, y acabó de sembrar la turbación en los espíritus.

Luis se enclaustró en Versalles, que no cesaba de embellecer, y que permanecería como un arca preservadora del pasado; ante el esplendor de los árboles alineados como en un desfile, en medio de las estatuas, de los estanques, de las fuentes, de los bosquecillos, de los macizos de flores, de las ninfas y de las góndolas doradas, ¿cómo creer en las desgracias?

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo VI La Gran Aventura del Hombre

Biografía de Jacobo I Estuardo Rey de Inglaterra Resumen Gobierno

VIDA Y GOBIERNO DE JACOBO I ESTUARDO REY DE INGLATERRA

ANTECEDENTES: A su muerte, en 1603, Isabel dejaba a Inglaterra próspera y en paz. El país había escapado milagrosamente a la guerra civil, a la guerra religiosa que devastaba tantos países del continente, y, en particular, Francia. Entre los católicos romanos y los protestantes puritanos, la reina había sabido imponer una solución intermedia: el anglicanismo. Este se parecía al protestantismo en la doctrina, y se mantenía católico conservando la jerarquía y el fasto de sus ceremonias.

Y sobre todo, el soberano, como jefe de la Iglesia, había podido colocar el ideal patriótico por encima del religioso. Ciertamente, todo esto no se había producido sin desgarrones, sin conspiraciones procedentes de diversas facciones. Pero esto afectaba solamente a pequeñas minorías; la gran masa del pueblo encohtraba en la religión anglicana lo suficiente para su sed religiosa y estimaba que el «statu quo» le traería la paz.

Una paz feliz, por lo demás; después de las incursiones de Drake y de Raleigh, después de la victoria de 1588 contra la Armada Invencible, los navios ingleses podían surcar los mares: el poderío comercial inglés se halla en lo sucesivo bien establecido, proporcionando a Inglaterra la prosperidad comercial e industrial.

Jacobo I Estuardo Rey de Inglaterra joven

Jacobo I Estuardo Rey de Inglaterra (1566-1625) Reinó desde 1603-1625

La dinastía de los Estuardo, restablecida a la muerte de Isabel en el trono de Inglaterra, no va a durar más que
de 1603 a 1688. Su voluntad absolutista y la limitación del poder ejercida sobre el Parlamento suscitarán en este  período  dos  acontecimientos dramáticos.

Inglaterra y el surgimiento de la monarquía constitucional
Uno de los más prominentes ejemplos de resistencia a la monarquía absoluta se dio en la Inglaterra del siglo xvn, donde el rey y el Parlamento pelearon para determinar el papel que cada uno debería desempeñar en la conducción de Inglaterra. Pero la lucha en torno a este asunto político se complicó por una profunda y sustancial controversia religiosa. A finales del siglo XVII, con la victoria del Parlamento, sobrevino la fundación de la monarquía constitucional.

JACOBO I ESTUARDO, REY DE INGLATERRA

Jacobo I Estuardo (1566-1625), rey de Inglaterra (1603-1625) y, con el nombre de Jacobo VI, rey de Escocia (1567-1625). Nacido el 19 de junio de 1566 en el castillo de Edimburgo (Escocia), Jacobo fue el único hijo de María I Estuardo y de su segundo esposo, lord Darnley. Cuando María fue obligada a abdicar en 1567, él fue proclamado rey de Escocia.

La muerte de la Reina Virgen sumió, sin embargo, a su pueblo en la aflicción y el temor. Isabel había sabido hacerse amar por su pueblo: se había establecido una especie de acuerdo tácito, sobre la base del respeto de los derechos mutuos.

Su heredero, Jacobo I, era ya rey de Escocia. Cuando se anunció la llegada del nuevo rey, toda Inglaterra se aprestó a recibirlo. Era el hijo de María Estuardo y de Darnley. Pero, si bien su madre era católica, él era calvinista, y, lo que es más, tenía ya la reputación  de un príncipe enamorado de la teología.

Esto tranquilizó a Inglaterra, porque pensó que no tendría que volver a cambiar de religión oficial. Pero el entusiasmo inicial de los ingleses se enfrió bastante rápidamente: el nuevo rey les decepcionó. Admitiendo, incluso, que fuera feo, el hecho de que babease, chocó a los que recordaban el espléndido porte de Enrique VIII o la magnífica prestancia de Isabel. Además, era aficionado a hacer discursos teológicos sin fin, perdiéndose en los meandros de sus propios razonamientos y aburriendo a los que le escuchaban.

En el fondo lo único que pretendía era ocultar una coquetería exagerada: el rey iba cubierto de joyas; Isabel era, efectivamente, un poco viril, pero Jacobo I era un monarca afeminado. Empezando a desconfiar ya sobre la persona del rey, los ingleses no vieron con buenos ojos su primer acto de autoridad.

En el curso del viaje que lo llevaba desde Escocia a Londres, la escolta real descubrió a un ladrón: Jacobo I le hizo ahorcar al instante, sin juicio. Creía poder prevalerse en el derecho de justicia supremo: pero Inglaterra, en el curso de los últimos siglos de su historia, había aprendido a temer la arbitrariedad; un hombre no podía ser condenado sin juicio.

Este acto, aislado, no hubiera sido grave, pero se vio en seguida que Jacobo I no tenía del papel de monarca las mismas ideas que los Tudor, sus predecesores. Omitiendo las lecciones de la historia inglesa, queriendo ignorar la gran carta de 1215, pretendió ser un monarca absoluto. «El rey es la ley», afirmaba.

Estimando que, bendecido por Dios, él era su representate sobre la tierra, y que los ingleses, en consecuencia, no podían considerarse más que como subditos sometidos a su buena voluntad. El conflicto político era, a la larga, inevitable entre el rey y el Parlamento. Al principio, sin embargo, era la situación religiosa la que parecía levantar el mayor número de dificultades.

Sintesís: Con la muerte de la reina Isabel, en 1603, la dinastía Tudor se extinguió y se inauguró la línea gobernante de los Estuardo con la ascensión al trono del primo de Isabel: el rey Jacobo VI de Escocia (hijo de María, reina de los escoceses), quien se convirtió en Jacobo I de Inglaterra (1603-1625). Aunque acostumbrado al poder real como rey de Escocia, Jacobo no entendía nada de las leyes, instituciones y costumbres de los ingleses. Abrazó la doctrina del derecho divino de los reyes, la creencia de que los reyes recibían su potestad directamente de Dios y que, por tanto, eran responsables sólo ante Él. Este punto de vista enajenó al Parlamento, el cual se había desarrollado acostumbrándose, bajo los Tudor, a actuar bajo la premisa de que el Parlamento y la monarquía gobernaban en conjunto a Inglaterra como una “forma de gobierno equilibrada”.  El Parlamento expresó su desacuerdo con los reclamos de Jacobo rechazando sus demandas de dinero extra que el rey necesitaba para satisfacer los crecientes cortos gubernamentales. El poder del Parlamento sobre el tesoro resulté ser su carta de triunfo en sus relaciones con el rey.

EL COMPLOT DE LA PÓLVORA:

«Antes de que hubiera un Estado, había reyes de donde se deduce que son los reyes los que han hecho las leyes y no las leyes las que han hecho a los reyes… El rey obtiene su derecho de Dios y a nadie más que a Dios tiene que rendir cuentas…» Esta teoría absolutista provoca descontentos. En 1605 es descubierta la «Conjuración de la Pólvora».

Sin duda alguna, Inglaterra era anglicana en su inmensa mayoría, pero los católicos representaban todavía una fuerte minoría; las guerras que, en el continente, enfrentaban a reyes católicos y príncipes protestantes, permitían mantener esperanzas. Desde el comienzo del reinado de Jacobo, un cierto número de conjurados, dirigidos por Guido Fawkes, se propuso eliminar de un solo golpe al rey y a todas las personalidades protestantes del país.

En 1605, los conjurados lograron alquilar una cueva situada exactamente bajo el palacio donde debía celebrarse la sesión inaugural del Parlamento, y la llenaron de explosivos. Pero fue preciso poner al corriente a todos los que debían intervenir en el atentado para dar un golpe de Estado, aprovechando el vacío político y la perturbación que no dejaría de producirse. Las denuncias permitieron detener, «in extremis», a Guido Fawkes.

El fracaso de la «conjuración de la pólvora», arruinó la causa católica: en lo sucesivo no se consideró a los «papistas» más que como peligrosos terroristas que serían vivamente perseguidos. Jacobo I estaba, pues, salvado de la amenaza católica. Pero, entre los protestantes, eran numerosos los que no se hallaban conformes con la autoridad del rey sobre la Iglesia. También reprochaban a la iglesia anglicana su fasto y el carácter ostentoso de su culto.

Para ellos, la pobreza, la sencillez de costumbres y de vida constituían la piedra angular de la religión cristiana. Estos «puritanos» tenían horror a la sensualidad, a la alegría, a todo lo que pudiera haber de cálido en la religión. Tristes y austeros, estos hombres reivindicaban para sus fieles el derecho de ser liberados de toda tutela que no fuera la de su Dios, su Fe y su Biblia. Pero Jacobo I conocía a esos «demócratas» de la religión; su madre había tenido que sufrir durante mucho tiempo los sermones y después las amenazas de Juan Knox; él mismo había soportado muy mal, en Escocia, la presión de los grupos presbiterianos.

No admitía despojarse de la extraordinaria fuerza que le daba la dirección de la Iglesia oficial. La lucha, pues, era inevitable entre Jacobo, representante de la autoridad, y los puritanos, apóstoles de las libertades. Numerosos puritanos prefirieron buscar un país que conviniera mejor a su fe. En 1620, un centenar de ellos se embarcaron a bordo del navio llamado «Mayflower», y desembarcaron en América del Norte, donde esperaban fundar un país de hombres libres, decididos a seguir el camino de Dios. Este puñado de hombres, junto con los colonos de Virginia, fueron la primera semilla de lo que sería el pueblo de los Estados Unidos.

JACOBO I Y EL PARLAMENTO
Las dificultades de Jacobo I serían provocadas por un debate político. Bajo Enrique VIII e Isabel, el Parlamento de Londres había recibido las mayores muestras de respeto de parte de los soberanos, que se esforzaban en gobernar con el apoyo de los representantes del pueblo inglés. En Londres el Parlamento, en su gran mayoría, estaba compuesto de burgueses comerciantes y pequeños propietarios rurales. Celosos de sus prerrogativas, estimaban que el rey no podía manifestar ninguna pretensión al absolutismo.

Le reconocían el derecho de criticar abiertamente todos los actos de la administración real, y desaprobaban cada vez mi, al rey Jacobo I había querido rodearse de una corte suntuosa. «Todos los reyes tiran el dinero por la ventana el día de su coro nación; éste es el primero que lo tira todos los días», escribió un contemporáneo.

En efecto, sus. gastos particulares costaban dos veces más que los de Isabel. Para comprar joyas empleaba tanto como para su marina de guerra. Gastaba en total 600.000 libras por año, mientras que sus rentas no sobrepasaban las 400.000 libras. Ante la falta de dinero, los monarcas pueden siempre utilizar el medio supremo: el impuesto. Pero sus relaciones con el Parlamento eran lo bastante malas como para que éste no aceptara votar esos impuestos. Entonces, ¿había que obligarlo?

El ejército del rey era débil para enfrentarse con las milicias burguesas y un levantamiento de la pequeña nobleza. No le quedaba más solución que dar bienes del Estado, praderas o bosques y atribuirse monopolios. El Parlamento reclamó, pero no fue convocado. El rey era cada vez más sensible a los consejos de los ministros aduladores. Uno de ellos hizo una carrera sorprendente: Jorge Villiers.

EL DUQUE DE BUCKINGHAM
Jorge Villiers se convirtió, a los veintidós años, en primer ministro. Era pobre, pero de buena figura. El rey le hizo duque de Buckingham y su íntimo favorito. Sin ser inteligente, el duque de Buckingham era de una vanidad tal que cometió muchas imprudencias y colocó a Jacobo en las peores situaciones.

La Hacienda real era muy pobre para que el rey pudiera pensar en una guerra. Pero el pueblo inglés se apasionaba por la valerosa lucha que mantenían los protestantes alemanes contra los católicos. Uno de ellos, el Elector Palatino, que era yerno del rey de Inglaterra, solicitó la ayuda inglesa. Pero la flota británica, descuidada, no era la de los tiempos de Isabel y Drake. No se podía concebir una intervención en favor de los alemanes si el Parlamento no concedía créditos. En 1621, Jacobo se vio, pues, obligado a convocarlo de nuevo. Sabiéndose indispensables, los parlamentarios exigieron, a cambio de su ayuda, que el rey aceptara reformas y consejos.

El rey rehusó toda idea de reforma y se encontró sin dinero. Pero parecía ofrecérsele otra solución más brillante: su hijo, el príncipe Carlos, era joven y bien parecido. ¿Por qué no casarlo con una hija del muy rico rey de España? Así se podrían matar dos pájaros de un tiro: enriquecerse y obtener una paz ventajosa para el Elector Palatino y los príncipes alemanes. Carlos y Buckingham partieron paea España en 1623. Pero en seguida, los ingleses consiguieron hacerse detestables, ultrajando a los españoles con sus malos modos.

Un noble del séquito llegó a abofetear a un sacerdote español. La infanta se negó a casarse con Carlos si éste no se convertía al catolicismo. Por su parte, Jacobo I se sentía «como una viuda» lejos de Buckingham. Se creyó entonces que era Buckingham quien había provocado la ruptura. Con gran asombro del propio duque, los ingleses, que habían temido una alianza española favorable al partido católico, lo acogieron como a un héroe. Esto bastó para hacer de este vanidoso un antiespañol ardiente.

Resumiendo podemos deicr que Jacobo trató en vano de lograr la paz religiosa en Europa, acordando el matrimonio de su hija Isabel con el elector del Palatinado, Federico V, líder de los protestantes alemanes. También trató de poner fin al conflicto con España, principal potencia católica, concertando el matrimonio de su hijo Carlos con la hija del rey Felipe IV de España. Tras ser rechazado, firmó una alianza con Francia y declaró la guerra a España, atizando así el fuego que había tratado de apagar.

Jacobo I murió el 27 de marzo de 1625 y heredó el trono su hijo, Carlos I.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo VII  La Gran Aventura del Hombre

La Corrupción de Fouquet en el Gobierno de Luis XIV de Francia

Cuando fallece el cardenal Mazarino, tutor y jefe de ministros en el gobierno de Francia, Luis XIV acaba de cumplir 22 años, y debe tomar las riendas de su gobierno.

Entre sus decenas de frentes para gobernar, hay uno que lo preocupa mucho, y es por el excesivo poder de su ministro de Finanzas, Nicolás Fouquet. Además, éste —que había llegarlo al ministerio con los bolsillos vacíos—, se ha hecho muy rico; es dueño, entre otras posesiones, de un suntuoso castillo (Vaux-le-Vicomte), construído especialmente por los mejores artistas y arquitectos del reino, y en él da una fiesta en que el rey ve claramente que el lujo que despliega su ministro supera enojosamente el tren de vida que se lleva en el Palacio del Louvre, morada oficial del rey y su familia.

Nicolas Fouquet

Nicolas Fouquet, Ministro de Hacienda

Al invitar al rey a su magnífico castillo de  Vaux,  el superintendente de las finanzas Fouquet firmó su perdición: «¿Es que no vamos a ser capaces de obligar a esta gente a restituir lo mal adquirido?» Fouquet iba a morir en prisión, pero a pesar de ello el lujo iba a volver con su magnífico esplendor en el Palacio de Versalles.

—El no puede haber adquirido tantas propiedades honestamente —comenta el monarca—. No tenía un solo centavo al ser nombrado para ese cargo…

Luis  XIV  promulga,   entonces,  su primer decreto: destituye a Nicolás Fouquet y decide que el señor dArtagnan, comandante de los mosqueteros, se encargue de prenderlo y conducirlo a la fortaleza de Pignerol, donde   pasará   el   resto   de   su   vida.

El soberano experimenta por primera vez su propia fuerza. Comprende que necesita asesores, pero que no debe permitir que acumulen poderes excesivos, pues correría el riesgo   de  que   escaparan   a  su   control.

Se previene también contra la “nobleza de toga”, que había adquirido durante los reinados anteriores cargos administrativos con carácter hereditario. Nombra funcionarios para cargos transitorios, de duración sólo determinada por los deseos del propio monarca. Tales hombres, como lo había recomendado Mazarino, son escogidos entre los representantes más hábiles de la burguesía.

El más conocido de los ministros de Luis XIV es Colbert, hijo de un comerciante de tejidos, nombrado secretario de Estado, superintendente de las Manufacturas e inspector general de Finanzas, Colbert se convierte, en el brazo derecho del monarca, digno sucesor de Richelieu y de Mazarino. Tiene ideas bien definidas sobre la economía en general y sobre la política económica necesaria al reino. Para él, la sociedad se apoya sobre el trabajo, “fuente de todos los bienes espirituales y materiales”, inclinación natural, pero que el Estado tiene el derecho de imponer.

Colbert quiere limitar el número de los que no trabajan: los “oficiales” de la corte, las personas nobles o burguesas que viven de rentas, los clérigos, etc. Mientras muchos de sus contemporáneos creen tan sólo en la riqueza agrícola, él considera los productos del suelo como inseguros y poco susceptibles de mejora. La industria es para Colbert el gran factor de la prosperidad, ya que no se sujeta a las inconstancias del clima, sino que depende, sobre todo, de la capacidad de los hombres.

Otras ideas de Colbert corresponden a la doctrina económica dominante en su tiempo: el mercantilismo. Lo que hace la riqueza de un Estado son sus recursos en metales preciosos. Como la cantidad de oro y plata existente en el mundo es limitada, Colbert cree que sólo puede aumentar las reservas y riquezas de Francia a costa de sus vecinos. Francia debe bastarse a sí misma, exportar el máximo posible e impedir la entrada al país de productos manufacturados por competidores,   principalmente   europeos.

La industria del reino era incipiente. En su mayor parte, estaba representada por pequeños talleres artesa-nales, incapaces de fabricar productos de calidad a bajo precio y en cantidades suficientes para permitir la exportación. Por eso, Colbert inaugura una política de intervención directa del Estado en la producción. Se crean las manufacturas estatales, reuniendo en un solo local a artesanos de varios talleres. El nuevo sistema es mucho más rentable para el gobierno.

La reunión de los artesanos en grandes grupos aumenta la productividad del trabajo. Además, los trabajadores reciben apenas un magro salario y están sujetos a un régimen opresivo: cualquier divergencia en cuanto a la  paga es  castigada severamente.

EL CORRUPTO FOUQUET: El 10 de marzo de 1661, el canciller Séguier, los secretarios de Estado y los miembros del Consejo fueron reunidos por Luis XIV, que se dirigió a ellos en estos términos: «Os he reunido para deciros que hasta este momento he dejado que mis asuntos fueran gobernados por el señor Cardenal. Ya es tiempo de que los gobierne yo mismo. Vosotros me ayudaréis con vuestros consejos, cuando yo os los pida».

Estas palabras fueron acogidas con un estupor incrédulo. Significaban el establecimiento de una dictadura como Francia no la había conocido nunca. Pero el reino pedía ardientemente un monarca absoluto.

La Fronda dejaba un recuerdo de horror, y de ninguna manera habían sido curadas todas sus heridas. Las victorias sobre el extranjero excitaban el apetito de gloria y hacían desear un gran reinado. Además, los años 1660 y 1661 habían conocido malas cosechas; el pueblo tenía hambre, la mortalidad aumentaba. En las ciudades volvía el paro y el antagonismo de clases. Todos se volvieron hacia el rey como hacia un salvador, y se encontraron con que el rey respondía perfectamente a estas aspiraciones.

Desde el primer día de su gobierno demostró a la escéptica corte una pasión por el trabajo que no cesaría nunca, experimentando una profunda alegría al dirigir, y dominando, sin esforzarse, a sus ministros. Entre estos, el más brillante era cierto Nicolás Fouquet, superintendente de Hacienda, quien se burlaba de la energía del joven monarca, persuadido de que la atracción de la vida amable no tardaría en separar a Luis de sus deberes. Y para la corrupción y los placeres, Fouquet era maestro consumado. Inmediatamente después de la guerra civil, traficantes y tratantes dominaban el gobierno y la sociedad. El Gran Maestre de la Hacienda los protegía y participaba en sus negocios, confundiendo alegremente el dinero del Estado con el suyo.

Su castillo de Vaux le Vicomte, decorado por Le Notre, Le Brun, Poussin, era de una belleza y de un fasto inauditos, y sus colecciones procedían de todos los rincones del mundo; encantador, elegante, perverso, todas las mujeres le estaban sometidas, y los salones de su esposa y de su amante eran los más solicitados de Francia. Hombre atrevido, además, había concebido las principales ideas del programa aplicado más tarde por Colbert.

Colbert había sido recomendado al rey por Mazarino en su lecho de muerte. Hijo de un pañero de Reims, moreno, hosco, siempre malhumorado, el fiel servidor del Cardenal se había enriquecido junto a este último. Sin embargo, si bien entonces se había prestado a turbios manejos, el ministro de Luis XIV sacará más tarde provecho de su integridad, de su amor a la cosa pública.

Colbert no era un desconocido para Luis: cuando los amores del rey con María Mancini, había llevado en propia mano las cartas que la italiana dirigía al soberano desde su exilio de Brouage, donde estaba relegada. Después de la muerte de Mazarino, el sagaz empleado fue nombrado Interventor de la Hacienda, viéndosele trabajar cada noche frente a frente con el rey. Allí, desenredó las cuentas de Fouquet, aclarando sus malversaciones.

Luis necesitó dos meses para decidirse. En mayo, estaba resuelto a hundir al superintendente. Este se condujo con seguridad y orgullo, trabajando en su propia perdición: vendió su cargo de Procurador General en el Parlamento, que le hacía casi inviolable, y ofreció a Su Majestad una fiesta incomparable en su castillo. Deseaba impresionar así al joven rey, por su gloria y su fasto. Pero el espectáculo de los jardines, de los bailes, de los fuegos, de los juegos de agua, irritó al rey, que comparaba sus vetustas estancias con este palacio de sátrapa.

El odio de Luis XIV persiguió entonces al superintendente hasta su fortaleza de Belle Isle, donde el 5 de septiembre fue detenido por los mosqueteros. Tres años después se abrió el proceso de Fouquet. Queriendo Luis ofrecer un terrible ejemplo a los malos servidores de la corona, dejó a Colbert escarnecer injuriosamente a la justicia: el ministro desapareció en el fondo de la fortaleza de Pignerol y jamás salió de ella.

Juzgado demasiado importante el cargo de superintendente, fue suprimido y reemplazado por el de «interventor de hacienda». Una época se había acabado. Después del último sobresalto del feudalismo, Luis XIV iba a gobernar con la «plebe y la baja burguesía», como escribió el duque de Saint Simón.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo IV La Gran Aventura del Hombre

Cardenal Mazarino Ministro y Tutor de Luis XIV de Francia Obra

RESUMEN DE LA VIDA Y OBRA DEL CARDENAL MAZARINO, MINISTRO DE LUIS XIV

ANTECEDENTES: La segunda parte del siglo XVII francés, período que sería llamado el «Gran Siglo» por los historiadores, se caracteriza durante sus diez primeros años por una crisis que conmovió a la monarquía como raramente lo había sido antes ni lo volvería a ser después, hasta la Revolución de 1789.

Es una de las pocas veces, durante toda la historia de Francia, en que la monarquía encuentra levantados frente a ella, tanto al Parlamento burgués como a los Príncipes, sostenidos por el pueblo. Todos se sentían cansados de la mano de hierro que Luis XIII había mantenido sobre ellos por medio de su ministro Richelieu. Para defender la corona real se encontró un prelado extranjero, el italiano Mazarino, cuya inteligencia y energía redujeron las intrigas y violencias.

Cuando el pequeño Luis XIV llegó a la edad de ocupar el poder, conservaba de su infancia el horror al desorden y a toda veleidad de independencia. Con una voluntad sistemática establecerá los fundamentos de un absolutismo como Francia no le había sufrido jamás.

cardenal frances mazarino

Giulio Mazarino
Giulio Mazarino o Jules Mazarin (1602-1661), político y cardenal francés que controló el gobierno francés durante la minoría de edad deLuis XIV y ayudó a transformar a Francia en la potencia predominante de Europa.El poderoso cardenal francés de origen italiano Giulio Mazarino gobernó el reino
durante la minoría de edad de Luis XIV.

DOS ESPECIALISTAS  PARA UNIFICAR   UN   REINO
Mientras en Alemania los señores feudales aún tenían fuerza suficiente para impedir la unificación del Imperio, en Francia las cosas marchaban en sentido inverso: la nobleza se debilitaba gradualmente, consolidándose el poder de la monarquía sobre todo el reino.

Desde tiempos de Felipe IV el Hermoso, quien afianzó la obra de Felipe II Augusto, la idea de país iba cobrando cuerpo. Hasta entonces en la Edad Media, cada señor o noble tenía control absoluto sobre sus dominios —los feudos—. Pero, durante los tres últimos siglos, el poder de la nobleza iba siendo limitado. Aunque conservaban todavía algunos privilegios, barones y condes eran obligados a respetar una única autoridad “nacional”, el rey. Aun así, periódicamente la nobleza se rebelaba, reclamando o restableciendo sus antiguos privilegios y creando dificultades a las iniciativas del monarca.

Richelieu procuró subordinar enteramente la nobleza al poder central. Pero el tiempo era corto. El rey envejecía y el propio Richelieu sentía disminuir sus fuerzas, sin que la monarquía francesa hubiese alcanzado el poder absoluto que consideraba indispensable para el fortalecimiento del Estado.

Se hacía imprescindible crear condiciones para que el futuro monarca pudiese continuar la obra. Uno de los obstáculos ya habla sido sorteado: la falta de un heredero directo del trono. Si Luis XIII hubiera muerto sin dejar hijos, la situación se habría complicado, pues la corona habría pasado al hermano del rey, en quien Richelieu no confiaba.

Había ahora una criatura de algunos días de vida. Pero eso solo no bastaba para asegurar la continuidad de la política incitada por el cardenal. Richelieu pensaba que sin un buen consejero ningún soberano se podría conducir con eficacia. Por eso necesitaba preparar con urgencia un sucesor para su propio cargo.

Había un solo hombre que estaba en condiciones de sucederlo: Giulio Mazarino, experto diplomático italiano que había sido soldado en los ejércitos del papa y que por entonces representaba al pontífice en París. En la larga convivencia con el italiano, Richelieu comprobó la perfecta identificación que Mazarino iba adquiriendo con él. La probada habilidad de Mazarino haría de él un continuador ideal de sus proyectos.

Era necesario “afrancesarlo” y aumentar su prestigio, para tornarlo en un consejero viable para el futuro rey de Francia. En 1640, Richelieu manda cambiar su nombre por el de Jules Mazarin y consigue su elevación al rango de cardenal. Esto se produce en el momento preciso: Richelieu fallece dos años más tarde y, al año siguiente, deja de existir también Luis XIII.

Ana de Austria

EL ULTIMO DESAFIO DE LA NOBLEZA
“¡Luis XIII ha muerto, viva Luis XIV!”. Resuenan nuevamente los tambores en las plazas públicas, mientras los heraldos proclaman el nombre del nuevo rey. El monarca tiene sólo cinco años. Corresponde a su madre gobernar provisionalmente, hasta que el rey alcance la mayoría de edad. No muy interesada en los asuntos políticos, la Reina Ana entrega el poder efectivo a ese personaje todavía relativamente oscuro, el cardenal Mazarino. Consta que las relaciones de la reina con su primer ministro eran más que amistosas. El hecho es que Mazarino no pierde tiempo y aplica paso a paso la política de Richelieu.

Luis XIII de Francia

Crea nuevos impuestos y tasas para los nobles, a fin de obtener fondos y reducir  aún   más  sus   privilegios.   Y concentra en sus manos una gran cantidad de poderes que, según explica, serán transferidos a Luis XIV en cuanto éste suba al trono. Mazarino se destaca pronto. Concluye con Alemania los tratados de Westfalia, poniendo fin a la llamada Guerra de los Treinta Años, que a partir de un conflicto entre los príncipes alemanes y los Habsburgo se había transformado en un conflicto continental, pues comprometía prácticamente a todos  los  países  europeos.

Los obispados de Metz, Toul y Ver. dún eran reconocidos como parte del reino de Francia y lo mismo ocurría con Alsacia, que se convertía en un enclave francés en medio de territorios germánicos. El poderío español también se reducía, ya que perdía gran parte de su influencia en los Países Bajos.

La guerra fue financiada por medio de pesados tributos, que afectaban tanto a los varios sectores de la nobleza como a los comerciantes, campesinos y artesanos. A partir de 1646, por ejemplo, todas las mercaderías que entraron en París fueron tasadas. Apoyándose en la burguesía, con la cual entablaron un pacto momentáneo (ambas clases tenían intereses opuestos), los nobles se rebelaban contra Mazarino con el concurso de la población de París.

Sintiéndose poco segura en palacio, la regente manda aprontar un carruaje y, llevando consigo a su hijo, logra atravesar la ciudad y refugiarse en la pequeña villa natal de Luis XIV, Saint-Germain-en-Laye (el pequeño rey no olvidará jamás el miedo que le produjo el levantamiento de París y de la nobleza: toda la vida tratará de domesticar a esta última y nunca se encontrará a gusto en la capital).

Se trataba de la llamada Fronda, rebelión capitaneada por la nobleza contra el poder creciente de la monarquía. Expulsado de París por los nobles, el joven rey Luis XIV fue, no obstante, traído de regreso por un príncipe, Conde. En desacuerdo con la revuelta, Conde afirmaba no tener nada contra el futuro soberano, y sí contra Mazarino. Exigió que fuese echado de Francia. En condiciones de inferioridad, Mazarino se exilió voluntariamente y comenzó a preparar  cuidadosamente   su  retorno.

Mantenía intensa correspondencia con la reina y su hijo, y daba instrucciones precisas en cuanto a la manera de enfrentar a la Fronda. En setiembre de 1651, probablemente debido a su consejo, Luis XIV declara oficialmente terminado el período de la regencia materna y asume todos los poderes de monarca. Tiene apenas trece años.

No tardará en llamar a París al fiel consejero de la corona (fiel, aunque se enriquezca a su nombre). Desde entonces, Mazarino se convierte en la “eminencia gris” del reino, el verdadero gobernante y preceptor del rey. Sólo otra personalidad se hace tan conocida —y odiada— como la suya en los años siguientes: la de Nicolás Fouquet, superintendente de Finanzas, a quien Mazarino encarga la importante tarea de recaudar los impuestos.

Mazarino enseña a Luis XIV a mantener siempre equilibrado el tesoro real, a rodearse de hombres competentes, interesados en desarrollar el comercio y las manufacturas, y a escoger a sus asesores sobre todo entre los burgueses, que, según él. merecen más confianza que la gente de  la   nobleza.

Luis XIV de Francia

No podía haber mejor alumno que Luis XIV. El monarca participaba de las reuniones del consejo a título de “enseñanza práctica” y daba su parecer sobre los asuntos en discusión.

A partir de cierto punto, su opinión divergía frecuentemente de la de los consejeros, lo que provocaba algún malestar en la sala del conseje en definitiva, Luis no era más que un muchachito. Empero, se hacía difícil distinguir dónde terminaba el entrenamiento y dónde comenzaba a expresarse   la   soberana   voluntad   real.

CUANDO  EL  DISCÍPULO APLICA LAS DOCTRINAS DEL MAESTRO
Antes de “diplomarlo”, Mazarino juzgó necesario escoger para él una esposa. Luis ya tenía su elección hecha: María Mancini, joven y bella sobrina del cardenal. Pero éste era contrario a las complicaciones que estos amores podían aportar. “¡Señor, os he recomendado apoyaros sobre los burgueses —dice— pero no sobre las burguesas! …” Mazarino insiste en que el monarca encuentre esposa en las familias reales de Europa. El casamiento es un asunto de Estado, un asunto por demás complicado para confiarlo exclusivamente a los sentimientos.

Mazarino ha iniciado gestiones ante Felipe IV de España: Luis XIV se casará con la princesa María Teresa, recibiendo a cambio territorios españoles de los Países Bajos, además de una pequeña dote de… ¡medio millón de escudos de oro! Al menos teóricamente, la transacción deberá asegurar la paz entre los dos reinos. La ceremonia se realiza en 1660.

Boda de Luix XIV y María Teresa

Boda de Luix XIV y María Teresa

Luis, que había jurado a María una fidelidad eterna, la dejó marchar, entre lágrimas. El corrió a ocultar sus lágrimas a Chantilly, enviando a su bienamada patéticas cartas de amor. Hizo falta, durante meses, toda la ternura de Ana de Austria, toda la sutileza, todas las reprensiones del Cardenal para que el rey consintiese, por fin, en renunciar a María, aceptando ofrecer su mano a la insípida María Teresa. El 9 de junio de 1660, unos esponsales dignos de un cuento de hadas unían a la Infanta de España y al Rey de Francia. María Teresa, desde el día siguiente de su boda, manifestó por su esposo una adoración ingenua y enojosa, que se prolongaría hasta sus últimos días.

EL FIN DE MAZARINO
El rey fue siempre un dócil alumno de Mazarino. Este se comportaba como verdadero monarca. Nadie tenía acceso libre a él, quien solicitaba una gracia debía dirigirse al Cardenal y no a Luis; su salud declinaba de día en día, pero su fasto jamás había aparecido tan esplendoroso. Victorioso frente a Austria y España, todavía encontró tiempo para pacificar el norte de Europa, restableciendo el equilibrio entre Suecía, Polonia y Dinamarca.

Sintiendo entonces próximo su fin, contempló la muerte con grandeza, suspirando solamente a la vista de las maravillas de su colección de cuadros: «Es necesario, pues, dejar todo esto». «Nunca, dijo más tarde Voltaire, hubo en una corte más intrigas y esperanzas que durante la agonía del cardenal Mazarino».

El superintendente Fouquet, protegido por la reina madre, creyó que sucedería al italiano, pero Colbert estaba firmemente resuelto a obstaculizarle el camino y a aprovechar la oportunidad. El día 7 de marzo, Mazarino se despidió noblemente del rey y de la reina madre.

Luis XIV lloró mucho, pero cada uno de sus ministros, acechando en su rostro una señal sobre la que fundar sus esperanzas, quedó decepcionado. El Cardenal se extinguió el 9 de marzo, habiendo llevado a fin la obra de Luis XIII y de Richelieu. Entre las manos del rey de Francia ponía la corona más poderosa de Europa.

PARA SABER MAS…
LAS DIFICULTADES FINANCIERAS EN LA ÉPOCA DE MAZARINO
Mazarino se encontraba frente al enojo de la nobleza y, además, frente a las dificultades económicas que había heredado de su predecesor. Este había concedido a estas cuestiones un mediano interés. El «estado de previsión» establecido cada año no comprendía todos los gastos ni todos los ingresos. Había cajas distintas, cuentas especiales a las cuales estaba afectado un ingreso determinado.

El paso de gente de guerra o una mala cosecha comprometían su percepción, por lo que se imponía encontrar nuevos recursos. Los gastos impagados, los ingresos no cobrados eran diferidos de año en año. Hubieron de aumentarse los impuestos de 17 a 69 millones, acrecentar el número de gravámenes. Pero todo fue insuficiente. La productividad del país era mediocre: el reino estaba siempre en el límite de la subsistencia y al borde del hambre endémica; la población permanecía subalimentada.

Para mantener sus ejércitos, Mazarino hubo de recurrir a métodos detestables, pidiendo prestado dinero a los banqueros, autorizando a éstos a percibir determinados impuestos. El rey ponía entonces a su disposición agentes del fisco y, a veces, hombres armados oprimían con impuestos a los campesinos hambrientos. En 1643 y 1644 hubo revueltas y motines en Rouer-gue, Poitou, Saintonge y el Angoumois. Pero la crisis financiera, lejos de disminuir, se agravaba. Particelli d’Emery, financiero de origen italiano, nombrado superintendente, se las ingenió para encontrar recursos nuevos mediante la venta de oficios inútiles y reducciones de emolumentos.

Exhumó una vieja ordenanza de Enrique II prohibiendo la construcción de casas junto a las murallas de París por razones militares; los propietarios de los suburbios hubieron de pagar una multa en virtud de este Edicto (Edit du Toisé), lo que provocó motines (1644). Una nueva tasa, la de los «Acomodados», afectó a los financieros, pero fue necesario renunciar a ella rápidamente ante las protestas generales.

El Parlamento de París se puso a la cabeza de los descontentos. En 1647, cuando habían comenzado las negociaciones de Westfalia, se promulgó otro Edicto que gravaba los derechos de consumo sobre todas las mercancías que entraran en París.

En fin, en 1648, con ocasión de la renovación de la Paulette (tasa anual pagada por los magistrados, que garantizaba la herencia de sus cargos), se decidió que, en lugar de pagar este derecho anual, los oficiales de los Tribunales (Tribunal de Cuentas, Tribunal de Impuestos Indirectos, Gran Consejo) abonarían cuatro años de sueldo. Aunque el Parlamento de París había sido exceptuado de esta medida, un poco excesiva, no impidió que se solidarizara con sus colegas.

Principales Filosofos de la Historia Destacados Pensadores del Mundo

Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia
Siddhartha Gautama (Buda) c. 563-483 a. C. India Fundador del budismo como vía para lograr el nirvana (iluminación espiritual) y liberarse así del ciclo terrenal de la reencarnación. Laozi VI a.C.
China Fundador del taoísmo, interesado por la actitud vital del individuo.
Dao De Jíng.
Confucio
551-479 a. C. China Fundador del confucianismo, que promueve la armonía social mediante las costumbres.
Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia
Sócrates 17.469-399 a.C. Grecia
Uno de los fundadores de la filosofía occidental, a quien se atribuye la frase:
«Una vida sin examen no merece ser vivida». No dejó escritos.
Platón c. 427-347 a.C.
Grecia Discípulo de Sócrates; afirmó que todo lo que percibimos es una sombra de su forma ideal, abstracta. La república (c. 360 a.C.).
Aristóteles 384-322 a.C.
Grecia Filósofo de obra muy amplia con gran interés por la clasificación lógica. Metafísica (350 a.C.).
Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia
Plotino 205-270 d.C. Grecia
Imperio romano Fundador del neoplatonismo, desarrollo de las ideas originales de Platón. Enéadas (c. 253-270).
San Agustín 354-430 d.C. N. de África.
Transmisor del platonismo a través de la teología cristiana. La ciudad de Dios (413-426).
Tomás de Aquino 1225-1274 Italia
El mayor teólogo medieval. Suma teológica (1259-1269).
Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia
Nicolás Maquiavelo (1469-1527) Italia
Afirmó que el estado debe promover el bien común sin tener en cuenta la evaluación moral de sus actos. El príncipe (1513).
Francis Bacon (1561-1626) Inglaterra
Sostuvo que mediante el conocimiento científico se puede controlar la naturaleza. Novum organum (1620).
John Locke (1632-1704) Inglaterra
Defensor del empirismo, según el cual el conocimiento de lo existente debe proceder de la experiencia. Ensayo sobre el entendimiento humano (1690).
Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia
Thomas Hobbes (1588-1679)
Inglaterra Padre de la filosofía política inglesa, que estudia la organización de la sociedad. Leviatán (1651).
Rene Descartes (1596-1650 )
Francia Subvirtió el escolasticismo
medieval y renacentista.
Meditaciones metafísicas (1641).
Baruch Spinoza (1632-1677) Holanda
Uno de los racionalistas más importantes del s. XVII; afirmó que el conocimiento del mundo puede obtenerse a partir de la razón.
Tratado teológico- político (1670).
Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia
Gottfried Wilhelm Leibniz
1646-1716 Alemania Matemático
y filósofo racionalista.
Monadología (1714).
George Berkeley 1685-1753 Inglaterra Empirista que desarrolló un sistema metafísico idealista: en última instancia, la realidad consiste en algo no material. Tratado sobre los principios del conocimiento humano (1710). David Hume 1711-1776
Gran Principal exponente del escepticismo metafísico. Bretaña Tratado sobre la naturaleza humana
(1734-1737).
Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia
Jean-Jacques Rousseau 1712-1778
Suiza Defensor de la soberanía del cuerpo social (el pueblo).
El contrato social (1762)
Immanuel Kant (1724-1804)
Alemania Buscó establecer la autoridad de la razón a través del examen crítico.
Crítica de la razón pura (1781).
Thomas Paine Bretaña (1737-1809 )
Gran Afirmó que los gobiernos deben respetar los derechosnaturales de sus ciudadanos.
Los derechos del hombre (1791-1792).
Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia
G. W. F. Hegel
(1770-1831)
Alemania El más influyente de los idealistas alemanes. La fenomenología del espíritu (1807).
Arthur Schopenhauer
(1788-1860)
Alemania Postuló el idealismo trascendental: la creencia de que la experiencia humana de las cosas consiste en cómo se nos aparecen. El mundo como voluntad y representación (1818).
Soren Kierkegaard
(1813-1855)
Dinamarca Precursor del existencialismo, subrayó la posición única del individuo como agente de la autodeterminación. Apostilla conclusiva no científica a las «Migajas filosóficas» (1846).
Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia
Karl Marx
(1818-1883)
Alemania Teórico social radical y
filósofo del comunismo.
El Capital (1867).
Friedrich Nietzsche
(1844-1900)
Alemania Rechazó las interpretaciones religiosas y metafísicas de la condición humana a través del concepto de «superhombre».
Así habló Zaratustra (1883-1885).
Bertrand Russell
(1872-1970)
Gran Fundador de la filosofía analítica, que enfatiza la Bretaña claridad
y la argumentación.
Principia mathematica (1921).
Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia Grandes pensadores, filosofos y cientificos de las historia
Ludwig Wittgenstein
(1889-1951)
Austria El más prominente de los filósofos analíticos. Tractatus logico-philosophicus (1921).
Jean-Paul Sartre
(
1905-1980)
Francia Líder del existencialismo, centrado en la totalidad de la libertad humana. El servia nada (1943).
Epicteto
Filósofo estoico.
En Roma fue esclavo de Epafrodito, liberto de Nerón, y siguió las lecciones del estoico Musonio Rufo

Científicos Argentinos

Médicos Argentinos

Nobeles Argentinos

El Renacimiento en Italia Artistas del Renacimento Italiano

El Renacimiento italiano: Los especialistas están de acuerdo en reconocer que el Renacimiento es básicamente una revolución intelectual que comenzó en Italia durante el siglo XIV, y que se caracterizó por la formulación de una nueva pedagogía —las humanidades— capaz de preparar a los jóvenes para una existencia activa al servicio de la comunidad. El medio para lograrlo era el latín, purificado de los barbarismos medievales a través del estudio de los escritores clásicos.

El estudio de los antiguos manuscritos se convirtió en algo esencial. Con el nombre de «humanidades» se designaba la gramática, la retórica y el estilo, la literatura, la filosofía y la historia. Y los que impartían tales conocimientos —los humanistas— no eran simples educadores, sino que escribían para plantear problemas morales que fueron de dominio público.

Italia era en este momento un país dividido: los Estados papales situados en el centro del país lo fragmentaban en dos partes. Otras ricas ciudades disputaban con Roma su supremacía en los asuntos italianos: Venecia, Milán, Florencia y Nápoles. Aunque Milán en el norte y Nápoles en el sur parecían gozar de las mejores condiciones para ejercer un dominio efectivo, Florencia llegaría a ser el corazón del movimiento del Renacimiento, constituyendo una ciudad de belleza sin parangón y gran riqueza.

No era ésta una época pacífica aunque tampoco había grandes conflictos. Sin embargo, los condottieri, soldados profesionales, luchaban entre sí por los estados rivales. También el papado en aquel tiempo, bajo los papas Borgia, intentaba ensanchar su territorio con guerras. Junto con el peligro y la crueldad había un gran amor a la belleza y una sensibilidad extrema.

El Renacimiento romano: Era natural que Italia fuera la iniciadora del Renacimiento, ya que los restos de la grandeza de Roma podían verse por todas partes. Pero el renovado interés por Grecia era debido al nuevo espíritu de búsqueda libre. La presión de los turcos en la Europa oriental debía llevar a la destrucción final de Constantinopla, último bastión del imperio romano del este. Los maestros griegos vieron que tenían un futuro brillante en Italia.

De repente la perspectiva de la vida se hizo abierta y expansiva. El mismo hombre ganó en importancia, no como la pobre criatura pecadora de la Edad Media, sino como un ser con posibilidad de poder y dignidad. Los hombres del Renacimiento, llenos de confianza en sí mismos, se sentían atraídos por la gloria personal y esperaban recibir un premio por su labor en este mundo. Este espíritu, fuerte y agresivo, era muy diferente al de las innumerables generaciones de artesanos anónimos que habían levantado las catedrales góticas.

Los príncipes mercaderes de esta época crearon una figura nueva: el patrón. El noble ya no desdeñaba el arte y la ciencia, y se mostraba por el contrario deseoso de ayudar con una parte de sus riquezas a que un genio llevara adelante su trabajo y demostrara su talento. La Iglesia continuó siendo el patrocinador más importante y, a pesar del aspecto mundano de los hombres del Renacimiento, la mayoría de las obras de arte tienen por tema el religioso. La curiosidad universal por todo produjo un tipo nuevo de genio: el hombre que podía hacerlo casi todo. Buenos ejemplos de reunión de capacidades diversas en una sola figura son las de Alberti, Leonardo y Miguel Ángel.

Alberti era un gran atleta y jinete; escribió extensamente sobre arquitectura y construyó iglesias; se distinguió también como escritor, músico y pintor, dedicándose a la ingeniería y a la ciencia. Leonardo constituyó una especie de Aristóteles de su tiempo: uno de los grandes artistas del mundo, fue pintor, escultor y arquitecto. Su interés por todo quedó registrado en sus cuadernos, que aún perduran; están escritos de una forma curiosa, de derecha a izquierda, en taquigrafía y sin ninguna puntuación. En estas notas secretas queda patente su interés por la anatomía, el movimiento de los planetas, los fósiles en las rocas, la mecánica, la perspectiva y los principios de vuelo. Era un ingeniero famoso, tanto en asuntos militares como civiles, tales como canales y sistemas de riego.

Esta breve lista da una idea de las grandes posibilidades de esta figura del Renacimiento. Trabajó bajo el patrocinio de Lorenzo el-Magnífico de Florencia, así como de Ludovico Sforza de Milán.

Miguel Ángel realizó casi todo su trabajo en Florencia y Roma. Pintó la Capilla Sixtina y proyectó la cúpula de la nueva basílica de San Pedro. Sus esculturas reflejan magníficamente el poder y el esplendor humanos. Durante los últimos años de su larga vida escribió madrigales y sonetos de gran sensibilidad.

Se puede considerar que el Renacimiento italiano se manifiesta como tal en el momento en que surgen figuras de la talla del pintor Giotto y los escritores Dante, Petrarca y Boccaccio (siglos XIII y XIV). Aunque Giotto pintó cuadros religiosos, los personajes de sus obras eran netamente humanos y con ello se inició el camino hacia un arte más naturalista. Dante escribió el poema religioso más importante de la era cristiana, La Divina Comedia, y participó en la creación de un lenguaje italiano melodioso.

Biografía de Miguel Servet Condenado a la Hoguera Por la Inquisicion

Biografía de Miguel Servet
Condenado a la Hoguera Por la Inquisición

Miguel Servet (Villanueva de Sijena, Huesca, 29 de septiembre de 1511 – Ginebra, 27 de octubre de 1553)

Teólogo y médico español. Su padre ejercía la profesión de notario. Pertenecía a una familia muy devota en la que había abades, doctores, y en general, gentes de toga. En su pueblo natal, sus padres le procuraron una educación esmerada.

Desde su niñez dio muestras de gran comprensión, avanzando en el estudio de las Matemáticas, de la Historia y Geografía, y distinguiéndose en el de las lenguas sabias. Antes de que se le enviara a Toulouse a perfeccionar sus estudios, estuvo instruyéndose en Barcelona, donde conoció al sabio Juan de Quintana, que después fue consejero y confesor de Carlos V.

En 1528 se inscribe en la Universidad de Toulouse como estudiante de Derecho, despertándose entonces su vocación por la Teología. Su protector, Juan de Quintana, le llevó a Italia primero y a Alemania después, con el séquito de Carlos V. Fue en Alemania donde entró en relaciones con los jefes de la Reforma, tomando conciencia de la importancia del problema religioso que estaba agitando a toda Europa.

En Basilea conoció a Ecolampadio, teórico reformador que le acogió con gran entusiasmo, pero que pronto se escandalizó de las doctrinas antitrinitarias de Servet, echándolo de su casa. Los reformadores de Estrasburgo se alejaron de él por el mismo motivo y Zwinglio, como estos, le repudio.

Con el séquito de Carlos V pasó a Italia y a Alemania. En este último país entró en relación con los promotores de la Reforma, y en Basilea conoció a Ecolampadio, que le acogió calurosamente, pero pronto riñó violentamente con él al percatarse del concepto que de la Trinidad profesaba Servet, quien no sólo negaba el dogma católico sobre tal misterio, sino que también discordaba de la definición de los reformadores sobre el mismo. No era Servet hombre propicio a amilanarse por las contrariedades, y además, poseía un alto grado de valor de sus convicciones; así, pues, ante la repulsa general, escribió dos tratados en que defendía sus especulaciones teológicas, titulados De Trinitatis erroribus, publicado en 1531, y Vialogorum de Trinitate, que lo fue en 1532. Tales publicaciones promovieron un movimiento de indignación a los protestantes germánicos, tan amenazador para Servet, que para evitar persecuciones hubo de refugiarse en Francia, donde cambió su nombre por el de Michel de Villenueve (afrancesando el nombre del lugar de su nacimiento). La muerte de su protector, el franciscano Quintana, al dejarle sin apoyo en la corte del emperador, le movió a adoptar aquella resolución. Para mayor precaución, se fingió navarro, natural de Tudela, con lo que hurtaba a la publicidad su apellido y el verdadero lugar de su nacimiento.

Servet reclamó el juicio de la opinión pública editando en 1531, en Alsacia, su célebre tratado «De trinitatis erroribus». Apenas publicada su obra, fue perseguida y suprimida en Ratisbona, y levantó una enorme polémica en Suiza y Alemania, donde fue anatematizada por los reformadores. Meses después, Servet desarrolló sus ideas teológicas en una nueva obra, «Dialogarum Trinitate».

Estos tratados, en los que exponía un sistema filosófico y teológico personal, fundado en un panteísmo místico, indignaron a los teólogos reformadores, hasta el punto que, amenazado de muerte, Servet abandonó Alemania. Llegado a Lyon, adoptó el nombre de Villeneuve y se fingió natural de Tudela, abandonó la Teología y trabajó en el taller de unos impresores que le confiaron la corrección y la anotación de la «Geografía» de Tolomeo. Un año más tarde conoció a Sinforio Camper o  Champier, médico fundador del Colegio de Medicina lionés, quien le alentó en sus estudios médicos que había comenzado en Italia. Se decidió a ir a París para completar sus estudios y adquirió gran celebridad como médico.

Descubrió la circulación de la sangre, dando una descripción precisa de la circulación pulmonar y de la transformación de la sangre venosa en arterial. En este género de estudios, como en los teológicos, Servet demostró ser un espíritu osado y poco respetuoso de la tradición. Publicó varios opúsculos en los que proponía cambiar los viejos errores medicales por un nuevo método de su invención. Se ganó la enemistad de todos los médicos, y volvió a Lyon, donde escribió los comentarios de la «Summa» de Santo Tomás.

Por su inteligencia y conocimientos entró en amistad con el célebre médico lionés Sinforiano Champier, quien le aconsejó marchara a París para perfeccionarse en Medicina. Allí adquirió, como médico, gran celebridad. Escribió en 1537 un tratado acerca del empleo y efectos de los jarabes, que tituló Syruporum universa ratio ad Galeni censurara diligenter expósita, en el que atacaba resueltamente a la Facultad, achacándole la comisión de errores medicales que podían remediarse con un método de su invención. Esta publicación produjo tales polémicas, que las autoridades hubieron de intervenir para calmarlas. No bastando aquello a su actividad científica abrió un curso de Matemáticas en la Escuela de Medicina de París y otro de Anatomía general.

Por esta época conoció personalmente a Juan Calvino, con quien discutió violentamente cuestiones religiosas. Realizó varios viajes a Italia y vivió más de un año en Vienne bajo la protección del obispo Paulmier, hombre liberal que nombró a Servet médico de cámara. Pero su inquietud le hizo continuar de nuevo, tomando parte en los debates religiosos; en 1540, Servet y Calvino escribieron cada uno un libro en el que resumían sus teorías; el de Calvino fue la «Institución Cristiana»; el de Servet, «La Restitución Cristiana». Calvino indujo a algunas personas con las que Servet mantenía correspondencia a que denunciaran su obra al inquisidor de Lyon.

Detenido, se disculpó de la acusación y la instrucción fue sobreseída por falta de pruebas, pero, más tarde, al ser presentadas por un adepto de Calvino varias cartas en las que se hallaban las mismas proposiciones heréticas que se denunciaban, Servet fue detenido y condenado a muerte.

Escapó de la condena abandonando el territorio francés en dirección a Italia pasando por Ginebra, donde vivía Calvino y donde fue reconocido y preso. Calvino se ensañó predicando contra Servet, presionando en el consejo la votación para que aquel fuese quemado. Nada pudieron hacer los amigos de Servet en las 11 sesiones que duró la causa.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

conflicto servet y calvino

EL CONFLICTO CON CALVINO: Durante su estancia en París había conocido Servet a Calvino (probablemente en 1538) y bien pronto chocaron espíritus tan opuestos. Calvino no perdonó jamás a Servet su discrepancia en puntos de Teología, en cuya interpretación se creía infalible el sectario francés, y le guardaba un odio irreconciliable.

Servet en su Restitución del Cristianismo propugnaba una reforma, a su juicio, más completa y lógica que las de Lutero y Calvino, y nuevamente se enzarzó en polémicas con este último. La ruptura fue inevitable, y ya entonces Calvino amenazó con quemar vivo a Servet si se atrevía a ir a Ginebra. Llegó, en un rasgo que no se sabe si calificar de atrevió miento o de ingenuidad, a remitirle un ejemplar de la obra de Calvino recientemente publicada, Institución Cristiana, en la que, de su mano, había anotado los errores  históricos, exegéticos y filosóficos de que la obra adolecía.

Con este motivo se exacerbó tanto el rencor de Calvino quo intrigó, valiéndose de persona que le era afecta, para que se procediera contra Servet. Éste fue detenido, pero no se encontraron pruebas contra él. Calvino no cejó y, valiéndose de la propia correspondencia del filósofo español, formuló nueva acusación por tercera persona.

Fue preso nuevamente Servet el 4 de abril de 1553, pero a los tres días logró fugarse de la cárcel y sólo se le condenó a la quema de su efigie y de sus obras (17 de abril). Quiso pasar a Italia, pero siendo Ginebra lugar de tránsito obligado, allí se detuvo en agosto del mismo año, teniendo la debilidad de ir a la catedral a escuchar las predicaciones del propio Calvino.

Descubierta su presencia por un espía del tiránico reformador, llamado Lafontaine, fue detenido el 13 de dicho mes. Cuando sólo llevaba siete días recluido, Calvino propaló que iba a ser quemado vivo. Durante su prisión se le negaron alimentos y vestidos y hasta la asistencia por un defensor.

La vista de su proceso (se le acusaba de heresiarca, fundando la acusación en su traducción de la Geografía de Ptolomeo) duró once días, y fueron vanos cuantos intentos se hicieron por amigos de Servet y enemigos de Calvino para salvar al reo. Incluso llegaron a invocarse las antiguas leyes ginebrinas para que entendiese de la causa el Consejo de los Doscientos. Nada se consiguió. La suerte de Miguel Servet estaba prejuzgada.

Los miembros del Tribunal, adictos a Calvino, votaron por la muerte en la hoguera. La sentencia se cumplió en Champel, cerca de Ginebra, el 27 de octubre de 1553. El acto de la ejecución fue espeluznante; el reo, atado a una columna de piedra y grotescamente coronado de pámpanos untados de azufre, junto con un ejemplar de su libro Christianismi Restitutio fue abrasado vivo lentamente por estar húmeda la leña con que se le quemaba. Al cabo de dos horas, algunos circunstantes, compadecidos, echaron leña seca para abreviar el suplicio. Era tanta la prisa de Calvino por ejecutarlo, que no se tuvo en cuenta la festividad del día, que era domingo.

http://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

PARA SABER MAS…
CALVINO Y SERVET

El “caso Servet” ha sido la cuestión que ha valido más reproches al reformador de Ginebra, y en la historia de Calvino es un episodio tan polémico y controvertido como el de la actitud de Lutero ante las revueltas campesinas de 1525.

¿Se trató de un acto justo según la escala de valores de la época, de un verdadero crimen legal o simplemente de una consecuencia de las luchas interiores que agitaban a la Ginebra de estos tiempos?

El español Miguel Servet, de origen aragonés, nacido hacia 1511, tuvo una personalidad tan original y curiosa que el mismísimo Menéndez y Pelayo, implacable debelador de herejes, apenas puede disimular la admiración que le inspira “tan singular personaje”, como él dice. “Teólogo reformista, precedesor de la moderna exégesis racionalista, filósofo panteísta, médico, descubridor de la circulación de la sangre, geógrafo, editor de Tolomeo, astrólogo, perseguido por la universidad de París, hebraizante y helenista, estudiante vagabundo, controversista incansable, a la vez que soñador místico, la historia de su vida y opiniones excede a la más complicada novela” (Historia de los heterodoxos españoles).

Después de un período de formación en España y el sur de Francia, viajó por Italia y Alemania en calidad de secretario del confesor de Carlos V, fray Juan de Quintana, y asistió a la dieta de Augsburgo, donde conoció a Melanchthon. Al parecer, por esta época sus ideas religiosas distaban tanto de los católicos como de los protestantes (nec cum istis, nec cum illis; “ni con éstos, ni con aquéllos”), y en 1530 se instaló en la protestante Basilea y se dispuso a poner por escrito sus opiniones.

Inmediatamente chocó con el jefe de la iglesia de esta ciudad, Ecolampadio, quien en una carta a Zuinglio dice del español que es “altanero, orgulloso y disputador”; pero desoyendo todos los consejos de los calvinistas, Servet siguió adelante con su propósito y en 1531 publicaba en la ciudad de Haguenau, en Alsacia, el libro De Trinitatis Erroribus, en el que negaba el dogma trinitario. La gran indignación que produjo entre católicos y reformados semejante libro no fue obstáculo para que al año siguiente Servet insistiera en sus tesis con dos diálogos sobre la Trinidad, después de lo cual se vio obligado a abandonar aquellas tierras.

En 1534 se encontraba en París y conocía a Calvino, de allí pasó a Lyon, donde al año siguiente publicaba una erudita edición de Tolomeo, y en 1536 volvía de nuevo a París para seguir estudios de medicina; posteriormente ejerció esta profesión, se ocupó de astrología (por lo cual fue denunciado al Parlamento de París), escribió un tratado de terapéutica, trabajó en las materias más diversas, hasta que en 1540 pasó a ser médico del arzobispado de Vienne, en el Delfinado, donde gozaba de gran prestigio.

Cediendo nuevamente a sus preocupaciones teológicas, Servet inició en 1546 una dura polémica epistolar con Calvino, y en enero de 1553 se atrevía a publicar clandestinamente en la misma Vienne el Christianismi Restitutio, firmado tan sólo con sus iniciales. La obra (uno de cuyos borradores había enviado Servet a Calvino años atrás) atacaba por igual a católicos y reformados y en ella se decía que tanto unos como otros habían falseado la doctrina del cristianismo primitivo.

En Ginebra se identificó inmediatamente al autor del libro y Calvino le denunció al arzobispo de Vienne, quien hizo encarcelar al español. Poco después Servet lograba huir de la prisión y cuando se dirigía a Italia para embarcar allí rumbo a España, cometió la imprudencia de pasar por Ginebra, donde fue reconocido y detenido el 13 de agosto de 1553.

En el proceso que se le formó por hereje y blasfemo influyó la pugna interna que oponía los partidarios de Calvino a los del grupo capitaneado por Ami Perrin, síndico de la ciudad, quien representaba la oposición a las pretensiones de poder absoluto y a la intransigente rigidez de los calvinistas. Posiblemente Perrin y los suyos tenían interés en demostrar que Calvino no era el único defensor de la ortodoxia y ello les movió a rivalizar en celo acusando a Servet, pero en todo caso la situación del aragonés no podía ser peor dada la mentalidad de la época, que consideraba al hereje como al más nefando y peligroso de los criminales.

Servet se negó repetidamente a retractarse y en sus discusiones con Calvino puso a éste fuera de sí, sin dejar por ello de despertar cierta simpatía en la ciudad por la entereza de su actitud y el brío de su argumentación. Las restantes iglesias suizas fueron consultadas acerca de la cuestión y el 19 de octubre llegó su respuesta, plenamente favorable a las decisiones de Calvino; no obstante, la discusión acerca de la sentencia duró aún tres días más, constituyendo una nueva batalla entre el partido de los “libertinos” -el de Perrin, que ahora defendía a Servet- y el de los “clericales”.

Finalmente estos últimos impusieron su parecer el día 26 de octubre, y el español fue condenado a morir en la hoguera. La sentencia se ejecutó al día siguiente y Miguel Servet fue quemado junto con un ejemplar del Christianismi Restitutio. Un año más tarde, en 1554, Calvino creyó necesario justificarse escribiendo un tratado que publicó simultáneamente en francés y en latín, Declaración para el mantenimiento de la verdadera fe, donde refuta el antitrinitarismo de Servet y se declara decidido partidario de la tesis de que los herejes merecen la pena capital.

Parece indudable que el reformador ginebrino había obrado de acuerdo con su conciencia, pero las consecuencias políticas de tan resonante proceso fueron muy favorables para él: cuando su posición en la ciudad se veía seriamente amenazada por los “libertinos”, el caso Servet le dio prestigio y le permitió ganar las elecciones de 1554; un año después fracasaba un golpe de fuerza de los “libertinos”, que tenían que huir de la ciudad, y Calvino de este modo se veía libre de sus principales adversarios.

Fuente Consultada:Historia Universal de la Civilización  Editorial Ramón Sopena Tomo II del Renacimiento a la Era Atómica

Crisis del Feudalismo en la Edad Media:nace el mundo moderno

LA CRISIS DE LA SOCIEDAD FEUDAL

La sociedad feudal, durante el siglo XIV sufrió una grave crisis debido a un descenso demográfico generado por el retroceso de la producción agraria (malas cosechas, guerras, mal clima), lo cual produjo una escasez y carestía de alimentos, y las consecuentes hambrunas y epidemias por una mal alimentación e higiene de la población, donde cabe destacar la PESTE NEGRA, una peligrosa infección bacteriana que provocaba dolorosas lesiones de aspecto negruzco que exudaba sangre y pus, y que afectó a Europa a partir de 1348.

Decrecimiento de la Población Por
Enfermedades y Falta de Alimentos
Disminución
Producción
Agrícola
Retroceso
Comercial
Renovación Ideológica,
Cuestionamientos a la Iglesia

Esta crisis influyó en la relación entre los señores feudales y los siervos, donde a los primeros les disminuyó la población campesina y les fue más difícil obtener los tributos de sus siervos o retenerlos en sus tierras. También, a consecuencia de las prolongadas guerras por el continente, la población se redujo mucho aún más.

Otro factor que influyó en la crisis del feudalismo fue el cisma religioso: la división de la Iglesia Católica, llegando a haber dos Papas al mismo tiempo; lo cual hizo que la gente perdiera la fe en el cristianismo y buscara en otros lados soluciones más eficaces a sus problemas.

Estas situaciones ocurridas durante el siglo XIV y XV originaron las reformas ocurridas en la sociedad europea. Se generó un conflicto entre dos fuerzas opuestas (la búsqueda de lo nuevo y reforma de lo viejo) donde la expansión del comercio y del poder económico de los burgueses, junto con las disconformidades de los campesinos con su nivel de vida, eran dos fuerzas sociales que potenciaban la crisis del feudalismo. La aristocracia de los señores, principales beneficiarios del orden feudal, reaccionó para conservar sus privilegios.

Este conflicto fue el origen del mundo moderno.Los cambios a partir del siglo XV no siguieron una sola dirección. No resultó fácil modificar la rígida sociedad feudal. Muchos europeos actuaron en favor de ese cambio, pero otros tenían fuertes intereses para que el antiguo orden se mantuviera.

Las nuevas formas de organizar el trabajo rural y urbano

A lo largo del siglo XV la agricultura europea se reconstituyó. Muchas de las tierras abandonadas durante la crisis del siglo XIV fueron puestas otra vez en producción y se incorporaron otras nuevas. Una gran novedad fue que los productos rurales se convirtieron en una atracción para los hombres de negocios, quienes comenzaron a invertir su dinero en la compra de tierras. La comercialización de esos productos tuvo un gran impulso debido al aumento de sus precios. La producción rural comenzó a ser vista como un negocio, como una fuente de enriquecimiento, por parte de algunos comerciantes urbanos y propietarios de tierras.

El país europeo en el que más se notaron estos cambios fue Inglaterra. Muchos propietarios se interesaron por comercializar lo que se producía en sus tierras. Esto los llevó a introducir innovaciones técnicas para aumentar la productividad. En muchos casos los adelantos técnicos provocaban desocupación, ya que reducían la necesidad de mano de obra. Por lo tanto, gran cantidad de campesinos se vieron obligados a abandonar sus tierras, condenados a refugiarse en los bosques o a emigrar a las ciudades para hallar un modo de subsistencia.

Estas transformaciones en la producción agrícola hicieron más profunda la desorganización de la sociedad feudal.

Un cambio fundamental comenzó a gestarse en la Europa de los siglos XV y XVI. El trabajo rural, orientado hasta entonces exclusivamente hacia la autosubsistencia, comenzó a organizarse en una forma diferente, orientada hacia el comercio. Los señores se propusieron obtener un excedente de producción cada vez mayor para venderlo en el mercado. Pero la economía continuó siendo básicamente agrícola: permanecieron los señoríos y [os campesinos sobrevivieron tan pobremente como antes. Estas transformaciones comenzaron en los campos ingleses.

En las ciudades la mayor parte de la producción artesanal siguió controlada por los gremios. Con su rígida estructura de maestros oficiales y aprendices, los gremios fijaban los precios, la cantidad y la calidad de los productos. Pero a partir del siglo XVI en algunas ciudades europeas hubo cambios en la producción artesanal. Algunos gremios —entre ellos el textil— comenzaron a producir mayor cantidad de artículos de menor calidad y menor valor que los que producían anteriormente.

Los artesanos de Inglaterra y Flandes se especializaron en la producción de paños de lana, mientras que las ciudades italianas mantuvieron su producción de telas de seda de alta calidad. La lana para la producción de paños provenía de las zonas rurales de Inglaterra y España, en donde cada vez fue mayor la extensión de tierras dedicadas a la cría de ovejas.

Otro cambio que permitió aumentar el volumen de la producción artesanal para el mercado fue que algunos comerciantes urbanos emplearon como mano de obra artesanos que vivían en las zonas rurales. Producían distintos tipos de manufacturas y luego esta producción era vendida por esos comerciantes en los mercados urbanos. Así el trabajo urbano se relacionaba con el rural: el crecimiento del comercio en las ciudades provocó modificaciones en la economía rural.

Juan Calvino La Obra de su Reforma Religiosa Resumen

Juan Calvino: Resumen De Su Reforma Religiosa

EL ESTADO TEOCRÁTICO CALVINISTA DE GINEBRA Y EL ESPÍRITU DEL CAPITALISMO

En Ginebra se produjo un encuentro entre la ciudad y un hombre que tendría importantes consecuencias en la historia universal. La ciudad, situada en el cruce de las rutas comerciales, estaba en guerra con sus señores, el obispo y el Duque de Saboya: ambos obstaculizaban el desarrollo de su comercio y le apretaban el cinturón.

Dada la situación, los ciudadanos pidieron ayuda a los suizos, quienes acudieron de buen grado e hicieron huir al obispo y al duque. Como el clero calvino reformador religiosocatólico era considerado un enemigo, la ciudad adoptó la Reforma.

Dos meses después, el destino se presentó en la ciudad en la persona de Juan Calvino (1536).

Calvino era de Noyon, Francia, y había estudiado derecho; pero a través de sus escritos se había hecho un nombre como teólogo reformista.

Creía en la predestinación (en el destino), es decir, en que desde el principio de la Creación Dios había predeterminado ya quién se salvaría y quién se condenaría.

A primera vista, esta absurda doctrina parece decir que la moral no puede influir sobre el comportamiento humano, pues todo está escrito. Y así es desde el punto de vista tecnico; pero, desde el punto de vista práctico, dice más bien lo contrario:

puesto que obrar y vivir en el temor de Dios se interpreta como síntoma de que se es uno de los pocos elegidos, todos desean descubrir en sí mismos los signos de la gracia divina y obran convenientemente. La doctrina de Calvino era una especie de profecía que se cumplía a sí misma.

También tenía su propio sistema inmunológico: en caso de persecución, la constante preocupación por salvarse convertía la ascesis y la perseverancia en un signo evidente de que se estaba entre los elegidos. Hacía que el individuo desarrollara una conciencia moral elitista y que se sintiera parte de la comunidad de los santos. Quien perseguía a los calvinistas, los fortalecía. Ocurría lo mismo que en la paradójica amistad entre sádicos y masoquistas.

Cuando Calvino llegó a Ginebra, colaboró con el reformador Guillermo Farel, en trance de implantar un riguroso régimen moral. Contra él se rebeló el partido libertino (término que tomó el significado de desenfrenado o vicioso en la contrapropaganda de Calvino) y echó a los reformadores de la ciudad. El obispo católico regresó, y con él la arbitrariedad y la corrupción que tanto perjudicaban al comercio. Arrepentidos, los grandes comerciantes hicieron volver a Calvino y le transfirieron todo el poder.

Calvino se convirtió en una suerte de ayatolá protestante y fundó un Estado teocrático. Si la utopía se ha realizado en algún lugar, ha sido en Ginebra entre 1541 y 1564 bajo la dirección de Calvino, cuyo sistema se convirtió en el modelo de la mayoría de las comunidades fundamentalistas y puritanas de Holanda, Inglaterra y Estados Unidos. (ver puritanismo)

El principio supremo del Estado teocrático radicaba en la afirmación de que el derecho y la ley de la comunidad están escritos en la Biblia. La interpretación de esta ley es tarea de los pastores y de los mayores (presbíteros). La autoridad terrenal también está subordinada a su órgano supremo (en Ginebra, el Consistorio). Esto suponía implantar una teocracia (poder de Dios) como en el antiguo Israel.

La asistencia a la misa se hizo obligatoria y la virtud se convirtió en ley. El placer o, según se mire, el vicio quedó prohibido. Concretamente, se prohibieron las canciones indecorosas, el baile, el juego, el alcohol, los bares, los excesos gastronómicos, el lujo, el teatro, los cortes de pelo llamativos y la ropa indecente.

Se determinó el número de platos que podía tener una comida. Los adornos y las joyas resultaban tan molestos como los nombres de santos, ante los que se prefería nombres bíblicos como Habacuc o Samuel. Sobre la prostitución, el adulterio, la blasfemia y la idolatría pesaba la pena de muerte. Sin embargo, Calvino permitió el préstamo de dinero a cambio de intereses, siempre que éstos no fueran abusivos.

La idea de la elección por la gracia, la importancia de las Sagradas Escrituras, la relevancia concedida no a la conciencia sino a la ley, y la autorización de prestar dinero a cambio de intereses, aproximaban a los calvinistas al pueblo de Israel, al tiempo que los distanciaban de los luteranos.

Pero, sobre todo, hicieron perder terreno al antisemitismo, consiguiendo que en los países en los que caló el calvinismo, como Holanda, Inglaterra y Estados Unidos, el antisemitismo fuera insignificante a diferencia de lo que ocurrió en España, Francia, Memania, Polonia y Rusia.

El régimen de Calvino en Ginebra era totalitario. Los mayores y los pastores, verdaderos policías de la moral, controlaban cada movimiento, tomando declaración y expulsando de la ciudad a los que incurrían en alguna falta.

Sin embargo, la fama de Ginebra se extendió por toda Europa. Los viajeros quedaban encantados al comprobar que en la ciudad no había ni robos, ni vicio, ni prostitutas, ni asesinatos, ni enfrentamientos entre partidos. Escribían a sus casas diciendo que allí la delincuencia y la pobreza eran desconocidas. Lo que reinaba era el cumplimiento del deber, la pureza de costumbres, la caridad y la ascesis mediante el trabajo.

Pues, según Calvino, uno de los mandamientos del Señor era éste: el hombre no ha de desaprovechar inútilmente el tiempo que Dios le ha dado, y silo hace, esto es un signo de que se condenará. Si, por el contrario, lo aprovecha debidamente en el trabajo, esto significa que está entre los elegidos. Si ve aumentar su dinero como resultado de su trabajo, esto también indica que es uno de los elegidos, lo que convence siempre a los afortunados.

Consecuencia: el calvinismo armonizaba perfectamente con los intereses comerciales de Ginebra, con el capitalismo en general y con la búsqueda del éxito propia del norteamericano. Así nos lo enseña Max Weber, el padre de la sociología alemana, en su libro sobre La ética protestante y el espíritu del capitalismo. Por lo tanto, si el luteranismo había  posibilitado el matrimonio entre la religión y el Estado, el calvinismo hizo posible el matrimonio entre la religión y el dinero.

La Reforma ayudó al nacimiento de la modernidad.

Ver: La Ciudad de Dios en Ginebra

Cronología de Calvino
1509 Nace en Noyon (Picardía), el 10 de julio. Es hijo de Charles de Huguest, procurador del Capítulo de la catedral.

1523 Destinado a la carrera eclesiástica, estudia teología en el colegio La Marche de París. Formación escolástica.

1529 Estudia derecho en Orleans y Bourges. Aprende griego con Melchor Wolmar, luterano convencido.

1531 Su padre, acusado de malversación de fondos por el obispo de Noyon, muere excomulgado.

1532 Primera obra: un comentario del “De clementia”, de Séneca, tratado humanista.1533Primeras actividades como convertido: prefacio a la traducción francesa de la Biblia, hecha por su primo Robert Olivier, protestante.

1534 Huye de París a causa de sus ideas. Viaja por Francia.

1535-1536 Se exilia de su patria y se instala en Basilea. Primera versión de la “Institución de la Religión Cristiana” o sistema de dogmática de Calvino.

1536-1537 instalado en Ginebra, organiza con Farel la Iglesia local. Su poder es indiscutible.

1538-1541 Desterrado de Ginebra por un cambio político, vive en Estrasburgo dedicado a la predicación y la enseñanza.

1539-1541 Asiste, con Martín Bucero y Melanchthon, a los coloquios organizados por Carlos V en Ratisbona para acabar con el cisma. Postura escéptica.

1541 Comienza en Ginebra la organización de la Iglesia. Ordenanzas eclesiásticas, código legal y moral que hace aceptar por el Consejo ginebrino.

1549 Unión entre Calvino y los partidarios de Zuinglio sobre la doctrina de la comunión: “Consensus Tigurinus”.

1559 Sínodo general de los calvinistas franceses en París. Constitución del calvinismo francés. “Confessio gallicana”, según el modelo ginebrino.

1561 El Catecismo de Heidelberg extiende la confesión calvinista al Paiatinado.

1564 Muere en Ginebra (27 de mayo).

Algo mas…

Zuinglio, Ulrico
(1484-1531)

Ulrico Zuinglio

Reformador protestante suizo, nacido en Wildhaus (en el cantón* de Saint-Gall); estudió en Basilea, Berna y Viena, y ya ordenado sacerdote, tuvo a su cargo una parroquia en Glaris y posteriormente en Zurich.

Cuando en 1518 se predicaron las indulgencias para la construcción de la Basílica de San Pedro, Zuinglio se opuso a ellas un año antes de que lo hiciera Lutero; a partir de allí comenzó sus ataques contra algunos dogmas fundamentales de la fe cristiana, como por ejemplo, negaba la presencia real de Cristo en la Eucaristía y el valor de los sacramentos, y afirmaba que para la salvación era suficiente la fe, el libre examen y otros errores que luego retomaría Lutero.

Los cantones católicos de Suiza se aliaron contra Zuinglio, que había formado una liga en Constanza (1527); ambos partidos se enfrentaron en Cappel y entablaron una dura batalla, durante la cual murió el reformador. Los protestantes fueron derrotados y pidieron la paz; el tratado que firmaron católicos y protestantes, aseguraba a unos y a otros la libertad de culto, y desde entonces hay en Suiza cantones católicos, protestantes y mixtos.
*  Cantón: Estado que forma parte de la Federación Suiza.