Test sobre Desastres Naturales Clima en el Planeta Tierra





Haz Clic y Arrastra: Dos Veces "El"


TEST SENCILLO SOBRE DESASTRES NATURALES

Ecología y EcosistemasModos de Vida Biomas del Mundo Biodiversidad
Mentiras Ecológicas –  Extinción de Animales Recursos Energéticos
Desastres Naturales –  Ecología Matemática – Ecología Social


Dar energía al planeta tiene un precio
El uso creciente de los combustibles fósiles está causando el calentamiento global, por lo que ahora la prioridad es hallar fuentes energéticas aiternativas.

El mundo tiene hambre de energía. El consumo total de carbón, petróleo y gas se ha duplicado desde comienzos de los años setenta, y la producción de electricidad en sus diversas modalidades casi se ha triplicado. Aun así, todavía no es suficiente: más de 1500 millones de personas viven sin electricidad, e incluso sin satisfacer esa necesidad, la demanda de energía puede crecer un 50 % antes de 2030.

Los beneficios del uso de la energía son evidentes: de ella dependen todas nuestras actividades. Pero el precio para producirla, desde la explotación de los trabajadores hasta el hollín y el humo, no se mide con un contador eléctrico. Por encima de todo se cierne el fantasma del cambio climático: el dióxido de carbono (C02) y otros gases de invernadero resultantes de la combustión hacen que la atmósfera sea como una manta demasiado gruesa en un día de verano.

¿Qué hacer? Está previsto que las emisiones de C02 por uso de energía aumenten en un 55 % entre 2004 y 2030. Es esencial conservar la energía e incrementar la eficiencia energética, así como detener la deforestación y plantar más árboles, ya que las plantas absorben C02 del aire. La captura de C02 y su almacenamiento en depósitos subterráneos o bajo el mar también podría ser una opción, pero todavía faltan muchos años para poder llevarlo a cabo a gran escala.

Las fuentes alternativas de energía son la clave para detener el cambio climático. La energía nuclear no emite C02, pero conlleva el problema de la inseguridad y la generación de residuos radiactivos. La energía eólica y la solar son relativamente benignas, pero no sirven para los automóviles. Los biocombustibles, como el etanol y el biodiesel, sí que d sirven, pero aún se debate si verdaderamente son «verdes».

No hay una solución única para el calentamiento global. Conseguir que todo el mundo se beneficie del uso de la
energía, alejándonos al mismo tiempo del desastre climático, s. es probablemente el mayor reto que debemos afrontar.

Fuente Consultada: El Pulso de la Tierra National Geographic Edición Especial




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *