Test de Geografia del Mundo – Origen de los Ríos





Aguas continentales. Los ríos. Su origen
La acción y el origen de los ríos son múltiples y complejos. Son la resultante de las precipitaciones atmosféricas y asimismo pueden obtener sus aguas de la fusión de glaciares y también de manantiales. Los continentes constan, desde el punto de vista hídrico, de depresiones y crestas.

Las crestas son las altas cumbres de las montañas donde se originan las divisiones que separan las distintas cuencas, y las depresiones son las que generan y encauzan las grandes áreas de alimentación de los sistemas fluviales. En los Andes, por ejemplo, las aguas pueden correr a un lado o al otro y afluir en el océano Atlántico o en el Pacífico.

Las aguas que bajan por las laderas de las montañas fluyen al principio en distintas direcciones, sin cauces determinados. Cuando adquieren fuerza suficiente se unen y forman entonces corrientes de ríos o también torrentes. Los torrentes son cursos de aguas rápidas y no constantes, comúnmente originados por copiosas precipitaciones que generan gran caudal, pero que cuando cesan la fuerza y dimensión de éste son escasa o nulas.

En los ríos encontramos que el curso tiene una longitud mayor y que sus corrientes son periódicas y regulares. El agua corre superficialmente por los terrenos, aprovechando sus pendientes naturales; los cursos, pues, no son rectos, debido a que están estrictamente relacionados con las irregularidades de la superficie terrestre.

Las aguas que se deslizan por las distintas pend ¡entes arrastran cantos rodados, tierra, pedruscos, y las montañas configuran grandes embudos o cuencas de recepción por donde la velocidad de aquéllas se torna pronunciada. Parte de esta velocidad se pierde cuando llegan al canal de desagüe que orienta a dichas aguas, depositando las piedras de mayor tamaño en el fondo del lecho, y arrastrando materiales más pequeños, los cuales se van asentando en otro embudo natural llamado cono de eyección. Este procedimiento de depósito de materiales se denomina sedimentación.
Los orígenes de los ríos son diversos: glaciares (agua que procede de la fusión de glaciares); nivales (aguas que proceden de la fusión de las nieves); mediterráneos (bruscas salidas de nivel que
producen las lluvias torrenciales) y pluviales (aguas de lluvias regulares). El régimen de lluvias está íntimamente relacionado con el fluvial y los aumentos o disminuciones del caudal. Cuando esta relación se distorsiona y hay exceso de precipitaciones, los ríos se desbordan de sus lechos normales y se producen las inundaciones. Éstas pueden ser extraordinariamente extensas y constituir verdaderos desastres, con daños incalculables.

Una de las principales causas de estas catástrofes es la falta de periodicidad de las lluvias. La tala abusiva de los bosques, por ejemplo, produce desequilibrios debido a que éstos actúan como reguladores de la humedad atmosférica y por lo tanto, indirectamente, del caudal de los ríos.

El hombre ha solucionado este problema construyendo diques de contención o reguladores que no sólo frenan el exceso de las precipitaciones sino que aprovecha éste para riego en toda su zona de influencia, proporcionando además energía eléctrica, imprescindible para el desarrollo industrial y económico de la región.

Fuente Consultada: MUNDORAMA Geografía General La Hidrósfera




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *