Desafios y objetivos de Unicef Misión en el mundo de UNICEF Niños





Haz Clic y Arrastra: Dos Veces "El"


El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) es el único organismo de las Naciones Unidas dedicado exclusivamente a contemplar las necesidades de los niños. Su misión es trabajar en favor de los niños del mundo según las necesidades que éstos tengan, salvaguardando sus derechos, sin discriminación de raza, credo, nacionalidad, situación o creencia política.

UNICEF fue creado en 1946 por la Asamblea General de las Naciones Unidas y hoy en día sigue respondiendo a situaciones de emergencia y extendiendo, además, su labor a un terreno más amplio que apunta a lograr que los niños gocen de todas las oportunidades posibles para crecer y disfrutar de manera productiva y satisfactoria de sus vidas.

La Junta Ejecutiva de UNICEF confirmó este mandato en enero de 1996, fecha en la que se adoptó una declaración como la misión de UNICEF enunciando que: “Se guía por la Convención sobre los Derechos del Niño y brega por establecer los derechos del niño como principios éticos y parámetros internacionales de comportamiento hacia los niños”.

Este organismo trabaja con otros similares de las Naciones Unidas, instituciones gubernamentales, organizaciones no gubernamentales y las comunidades para proporcionar servicios de atención primaria de salud, educación básica y provisión de agua potable y saneamiento en más de 140 países en desarrollo.

En octubre de 1953, la organización, que entonces se conocía como Fondo Internacional de las Naciones Unidas de Ayuda a la Infancia, se convirtió en una entidad permanente del sistema de las Naciones Unidas para la Infancia, aunque se mantuvo la sigla original que se conoce hasta hoy. Durante los años ‘50, UNICEF se unió a la OMS, los gobiernos y las ONGs (Organismos No Gubernamentales) en grandes campañas contra las ancestrales enfermedades que afectaban a los niños, como la frambesia, el tracoma, la sífilis, la lepra, la tuberculosis y la malaria. Así se salvó la vida de millones de niños.

Hacia el decenio de 1960, era claro que se había logrado una extraordinaria solidaridad mundial, y UNICEF era el vínculo entre las necesidades de los niños, las víctimas de la pobreza y de otras circunstancias difíciles y una comunidad mundial dispuesta a brindar ayuda. En 1965, UNICEF recibió el Premio Nobel de la Paz por fomentar la hermandad entre las naciones y se subrayaba su compromiso: “en la liberación de cientos de millones de niños de la ignorancia, la enfermedad, la desnutrición y el hambre’.

La “revolución para la supervivencia y el desarrollo de la infancia”, presentada por UNICEF en 1982, combinaba programas comunales con la movilización nacional e internacional. Esta campaña reunió técnicas eficaces en función de sus costos: la inmuniza ción de la infancia, la lactancia materna, la terapia de re-hidratación oral para combatir la deshidratación producida por las enfermedades diarreicas.

El objetivo de esta cruzada era hacer frente a la “emergencia silenciosa” mundial: muertes de millones de niños a causa de enfermedades fáciles de evitar. A fines de los ‘80 y principios de los ‘90, se produjeron dos acontecimientos significativos que han servido para guiar las prioridades de UNICEF durante este decenio: la Convención sobre los Derechos del Niño y la Cumbre Mundial en favor de la Infancia. Los años ‘90 bien pueden recibir el nombre de “el decenio de los derechos del niño”.

La Convención sigue siendo una de las bases más firmes de los esfuerzos de esta organización y cuenta con el mérito de ser la convención sobre los derechos humanos aceptada con mayor rapidez en la historia.




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *