El Valor Matemático de Nuestra Vida






VIDEO PARA REFLEXIONAR
¿PORQUE NUESTRA VIDA VALE: v=(h+c).a

Sentimientos como la melancolía, el pesimismo, la nostalgia o la tristeza  afectan a la economía, la salud y las relaciones, nuestros dones más preciados. He llegado a esta certeza por mi experiencia de vida, las enseñanzas de éxitos y fracasos, y encuentros con filósofos, expertos y líderes empresariales que promueven el optimismo como valor esencial. El optimismo hará su vida más agradable, y también la de otros, porque es contagioso. A continuación, las claves para empezar.

 

ALGUNOS TIPS PARA TENER PRESENTE
1-Cultive el pensamiento positivo

Es más saludable propiciar las emociones positivas: cariño, alegría, satisfacción. Hay vínculos arraigados entre el corazón y el cerebro. Un solo pensamiento positivo puede estimular la producción de neurotransmisores y hormonas beneficiosas. La oxitocina es la hormona del amor, el placer y el orgasmo. La serotonina regula favorablemente el estado de ánimo. La dopamina nos estimula y nos anima. Basta un pensamiento, una mirada o una sonrisa para bajar la presión arterial e infundirnos bienestar.

2-No cuente con la suerte

La suerte no existe, uno siempre ayuda a que las cosas salgan bien!!!, no crea que la suerte siempre lo acompaña. Las cosas nunca marchan tan bien ni tan mal como creemos. Los optimistas saben que nada se puede dar por sentado y que todo hay que ganárselo.

3-Mantenga el deseo de aprender
A los pesimistas les falta curiosidad. ¡ Pierden las oportunidades de descubrir cosas nuevas y conocer personas.
Al optimista todo le inspira curiosidad. La curiosidad es el pilar del conocimiento. El deseo de aprender es un modo de controlar el ego: esa tentación de creer que ya lo sabemos todo. Adquirir aptitudes, incluidas las técnicas, amplía nuestros horizontes y nos hace más felices.

4-Asuma sus responsabilidades
Según los sondeos de opinión de los últimos 20 años, siempre creemos que el desempleo va en aumento aunque haya disminuido y que el poder adquisitivo cae aunque esté creciendo. La exageración de los riesgos y el sufrimiento es un fenómeno colectivo que puede afectarnos en lo individual. ¿El dinero no le alcanza?. Nos encerramos en un mundo virtual, construímos una fantasía mental y terminamos por exagerar el sufrimiento. No es así,….tenga en cuenta lo que va bien y todo lo que ha conseguido con su esfuerzo. En vez de quejarse, busque a su alrededor personas que han tenido problemas parecidos y que quizá puedan ayudarlo. Si tiene problemas en casa o en el trabajo, son su responsabilidad. Usted es la principal solución.

5-Mire las cosas con distancia
¿Por qué aguantar todo el impacto de lo que nos sucede? Dé un paso hacia atrás para mirar la situación de lejos y poder compararla con otras que haya experimentado. Esto no es huir de la realidad: es darle su justa dimensión. A quienes lo dudan les aconsejo que escuchen los relatos de mujeres que han sufrido cáncer por enésima vez, siguen luchando y hasta han hallado nuevos motivos para vivir y esperar.

6-No crea que el pasado fue mejor
Ser optimista significa vivir el presente sin agobiarnos constantemente con la idea de que antes nos iba mejor o de que seremos felices más adelante.
Como dijo el filósofo francés André Comte-Sponville: “Es inútil esperar lo que no se tiene y dejar de disfrutar lo que se tiene“. Si no vivimos plenamente el ahora, podemos perdernos experiencias satisfactorias. Es una filosofía de la felicidad. Es viviendo el aquí y el ahora, cultivando el carpe diem de los antiguos, como podrá aprender de sus éxitos y fracasos, superarse, no dejar pasar las oportunidades y, desde luego, nunca dejar para mañana lo que puede hacer hoy.

Fuente: Revista Selecciones Reader Digest  – Septiembre de 2016-

 

 

 


Anuncio Publicitario






OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *